Está en la página 1de 9

Los planes integrales de empleo como mecanismo de ajuste e inserción social para adolescentes en riesgo y conflicto con la Ley (ACL).

José Javier Navarro Pérez. 1 Eliseu V. Martínez Muñoz. 2

Abstract:

Los PIE (Planes Integrales de Empleo) representan la mejor fórmula para integrar en el mercado laboral a jóvenes en riesgo que previamente han pasado por una formación laboral no reglada en la fórmula de talleres de inserción Prelaboral. La Colonia San Vicente Ferrer, dispone de tres Talleres de Inserción Laboral no reglada, atendiendo a las diferentes especialidades (mecánica del automóvil, electricidad de baja tensión y carpintería de madera; a su vez, también dispone de un TFIL de Jardinería que complementa el abanico de posibilidades).

Palabras Clave: Adolescentes, protección de menores, justicia juvenil, inserción laboral, políticas de bienestar, empleo, paro juvenil, procesos educativos.

1. Introducción. Hemos de destacar que los Planes Integrales de Empleo 3 son programas subvencionados por la entidad autonómica de empleo, el Fondo Social Europeo y el Ministerio de Trabajo para la creación de puestos de trabajo en aquellos colectivos de difícil inserción. ¿Qué podemos decir de los jóvenes, como sector de población con mayor índice de paro?, y si además de jóvenes le añadimos la etiqueta nunca deseada de jóvenes en situación de riesgo

1 Universitat de València. Investigador del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local. J.Javier.Navarro@uv.es 2 Consellería d Educació, Formació i Ocupació. Generalitat Valenciana. Eliseumartinez@yahoo.es 3 En adelante PIE.

sujetos a medidas judiciales de internamiento, todavía precariza más si cabe el acceso al mercado de trabajo en condiciones de igualdad.

Los PIE tratan de adecuar el itinerario deseado al colectivo de población para el que diseña el objeto de su acción (Martínez et al, 2010); en este sentido, nos hemos centrado en ofrecer itinerarios adaptados a las necesidades de cada chico/a, incluyendo en acciones de orientación, formación y asesoramiento, junto con técnicas que fortalezcan las habilidades y competencias adquiridas, con el fin último del acceso al empleo. El presente documento tiene el objetivo de argumentar las posibilidades que estos mecanismos presentan para jóvenes en situación de exclusión social, atendiendo a la experiencia implementada por la Colonia San Vicente Ferrer y Fundación Amigó a través de su red de centros de protección, en calidad de recursos catalizadores de actuaciones que favorecen la integración socio laboral de menores sujetos a medidas judiciales de internamiento o menores sujetos a medidas de protección en su mayoría menores no acompañados, los cuales previamente han recibido formación laboral ajustada a su proceso educativo.

Los PIE recogen el legado de la formación para adecuarse a las exigencias que demanda el mercado de trabajo. Conseguir un contrato laboral es también un elemento determinante en la recuperación de la propia autoestima y sentido productivo, en tanto que supone la restitución de la utilidad social por la vía de los hechos (Frago, Jover, López, Márquez y Mora, 1999).

2. Motivos que determinan la necesidad.

La Colonia San Vicente Ferrer y la red de centros de la Fundación Amigó que atienden a menores extranjeros no acompañados, dan prioridad al área educativo-pedagógica basada en la proyección social a modo de naturalización

de espacios como mecanismo clave que debe condicionar la promoción social de los adolescentes. Las características de los internos que pasan por estos centros conjugan tanto los clásicos parámetros de marginación y exclusión

social, como la representación de nuevos perfiles en justicia juvenil; es decir procedentes de familias de clase mayoritariamente obrera –media- con dificultades de relación y socialización familiar, que a su vez perturban otras esferas de su desarrollo y que se encuentran próximos a la “versatilidad delictiva” pero sin llegar a estar insertados plenamente en ella.

3. Diagnóstico y Objetivos

Es importante rescatar para el diseño del programa la dificultad de la inserción

de los colectivos en riesgo de exclusión social. Así pues, qué mejor idea que tratar de intergrar en el mercado de trabajo a este perfil de menores-mayores, acompañados de un itinerario individualizado que sea capaz de adecuar las características de riesgo de los jovenes a las necesidades de inserción que obviamente rodean sus circunstancias personales, sociales y educativas . En este sentido es prioritario el diseño de objetivos acordes a la necesidad específica que requieren estos chicos y chicas; para ello, elaboramos una matriz DAFO, capaz de identificar las carencias y debilidades simultaneándolas con las fortalezas y potencialidades. Veamos pues:

 

MATRIZ DAFO

POSITIVOS

NEGATIVOS

(Factores de Éxito)

 

(Factores de Riesgo)

FORTALEZAS

 

DEBILIDADES

Programa de intervención consolidado.

Mantener los aspectos motivacionales.

Apoyo institucional

Continuidad de programa sin las subvenciones.

Posibilidad de seguimiento.

 

Accesibilidad.

elegidos

Usuarios

tras

periodo

formativo

Escasa formación previa.

previo.

Condicionamiento de medida judicial.

programa

Ajuste

del

a

las

trayectorias

Ausencia de hábitos.

individuales.

Documentación No reglada (extranjeros).

Atención individualizada.

Hábitos de los adolescentes.

Contacto con su entorno inmediato: familia y

Reducida formación formal.

comunidad.

trabajo

Permite

flexible

y

por

procesos

educativos.

Apoyo educativo por parte de los grupos de

origen de los jóvenes.

Predisposición positiva por parte de los

menores a integrarse en el mercado de trabajo.

Experiencia de los profesionales que

desarrollan los contenidos del programa.

cercano y afectivo con los

Trato

diario,

chavales.

Coordinación con los recursos del ámbito

comunitario de los chicos y Equipos de Medio Abierto.

 

Conexión con los Servicios Sociales de zona.

 

Financiación.

Recursos materiales.

 

Disponibilidad de recursos y empresas.

 

OPORTUNIDADES

   

AMENAZAS

 

Eliminar etiquetas sociales en torno a este perfil de

Desmotivación y falta de interés.

 

jóvenes.

Mitificación del concepto trabajo.

territorial

Desarrollo

a

partir

de

colectivos

de

Condicionamiento de la medida judicial.

 

exclusión.

Etiquetaje

previo

y

Complejas

posibilidades

de

Apoyo de las familias de origen de los chicos.

 

normalización.

 

Nuevos entornos de socialización ajustados

Condicionamiento de la medida judicial.

 

socialmente (empresas, horarios, hábitos, compañeros…)

Fragilidad actual del mercado laboral.

 

Puestos de trabajo con cualificación profesional y

Formación para el empleo con apoyo de jóvenes

perfil profesional

 

procedentes de entornos de riesgo.

 

Garantías de continuidad.

 

Inclusión en el ámbito de la normalización laboral.

   

Interés de los adolescentes por trabajar.

De este cuadro, podemos distinguir gráficamente que las fortalezas y oportunidades, superan cuantitativamente las amenazas y debilidades; ello indica que podíamos planificar los objetivos, que a continuación describimos y que a su vez, configuraron el eje transversal de nuestra acción:

1. Facilitar la inserción laboral de los adolescentes participantes en el PIE,

a través del esfuerzo y la constancia como principales valores.

2. Diseñar

características de cada chico/a.

itinerarios

individualizados

y

graduales

atendiendo

las

3. Sensibilizar y seducir a las empresas mediante la RSC 4 para que de este

modo, brinden oportunidades de inserción.

4. Alcanzar las competencias profesionales que les permitan mantener su

puesto de trabajo.

5. Integrar a través del empleo la madurez personal que permita futuros

aprendizajes y adaptaciones a los cambios estructurales.

4 La Responsabilidad Social Corporativa la configuran un conjunto de compromisos, legales y éticos, que se derivan de los impactos que la actividad de las organizaciones empresariales producen en el ámbito social, laboral, medioambiental y de los derechos humanos. En este sentido han de integrar valores, acciones y propuestas en clave de desarrollo sostenible.

4.

Características de la muestra.

Los perfiles de adolescentes que participan en el PIE respondió a jóvenes de ambos sexos de entre 16 y 19 años internados en la Colonia San Vicente Ferrer con una medida judicial de privación de libertad y/o centros de protección de la Fundación Amigó, rechazados del sistema educativo formal, buscadores de un primer empleo, con dificultades de socialización y lagunas en la gestión de documentación regularizada para residir en España, y amplia trayectoria marcada por el fracaso transversal, procedentes de entornos residenciales conflictivos sobre los que ejercen liderazgo negativo, y ambientes familiares mayoritariamente inestables con escasas capacidades para asumir retos de tipo normalizado.

5. Metodologia.

Uno de los ejes vertebradores del proyecto, es el Itinerario de Transición o de Inserción. Esta ruta supone un instrumento muy eficaz de inserción sociolaboral porque nos permite mantener un control y seguimiento, en todo momento de manera progresiva de la situación del joven y su evolución. Esquemáticamente se divide en tres fases: pre-laboral, prácticas y de inserción o contratación. Estas fases son sucesivas, donde el joven ha de ir superando de forma progresiva en la mediada en que el rendimiento y la madurez laboral se ajusten a las exigencias de la empresa. Es importante no entenderlas no como una realidad mecánica sino como un procesos vivo y dinámico que se va remodelando continuamente y que permite que el usuario pueda reformar y reorientar su itinerario ajustando los objetivos a las nuevas situaciones y etapas en que se encuentra (Dávila y Ghirardo, 2011). Por ello, el PIE nos ofrece una alternativa para actuar integralmente en los diferentes ámbitos carenciales de los y las adolescentes y simultáneamente como complemento profesional, implicar a sus familias en el proceso de inserción. A continuación pasamos a describir el proceso pre-formativo que los y las internos/as en La Colonia San Vicente Ferrer y los centros vinculados a la

Fundación Amigó realizan, como requisito sine qua non para poder acceder al programa PIE:

En la 1ª Fase pre-laboral de preparación para el empleo, los jóvenes pasan un tiempo de preparación en un Taller Pre-laboral, en el que estarán a prueba, sujetos unos horarios laborales, objetivos y funciones de producción, normas básicas de convivencia emulando al máximo posible la dinámica del entorno laboral. En esta fase en función de la experiencia laboral y nivel formativo se diseñará un itinerario de inserción del joven, en e que se valorará tanto sus déficits de formación y madurez como sus potencialidades, los cursos que haya realizado, la actitud y conducta en el Taller Prelaboral…. Etc. Estos serán itinerarios individualizados, comprendiendo acciones de información, orientación, formación y asesoramiento, además de técnicas para la búsqueda de empleo y fortalecimiento de las habilidades sociales, cuya finalidad última es la inserción laboral.

En la 2ª Fase prácticas, el joven mediante un contrato de prácticas no laboral (PNL) en base a un Convenio de prácticas firmado entre la Fundación Amigó / Colonia San Vicente Ferrer y la Empresa, se iniciará en el mundo laboral a través de una empresa formando parte del equipo y trabajando las horas establecidas en la firma del convenio. Esto exige un trabajo de búsqueda y concertación con empresas y asociaciones empresariales. Estas dos fases permiten, por una parte, al joven familiarizarse con las competencias, normas y cultura de la empresa, carácter de los compañeros, en definitiva afianzarse o integrarse en el contexto laboral. Por otra parte facilitan al empresario observar y evaluar al trabajador en directo antes de proceder a su contratación. Conocer cuales son sus habilidades, sus deficiencias pudiendo plantear un plan de formación específico para que el trabajador aprendiz se actualice con la mayor rapidez. La capacidad de profesionalización y de formación ocupacional en un entorno real de productividad, aporta una serie de elementos enriquecedores

de motivación y de competencia que difícilmente se dan en otro marco (San Andrés, 2011).

En la Fase 3ª contratación, el objetivo es conseguir que el empresario acepte finalmente la contratación del joven desempleado y la adaptación plena de este último al lugar de trabajo. Para ello mantendremos diferentes entrevistas y encuentros con el gerente con el fin de evaluar el rendimiento del joven y realizar un asesoramiento técnico en la tramitación de las ayudas y subvenciones. No solo explicándole las subvenciones del PIE sino otras orientadas a la optimización de costes laborales. Durante todas las fases de esta intermediación laboral se planificaran una serie de entrevistas semiestructuradas.

Figura 1: Proceso de Inserción laboral ajustada al PIE

Preparación para el empleo. Taller pre-laboral para la formación en competancias para la empleabiliad Entrevista
Preparación para el empleo.
Taller pre-laboral para la formación en competancias para la empleabiliad
Entrevista evaluativa de habilidades técnicas como sociolaborales.
Fase 1:
pre-laboral
Fase 2:
Inmersión del joven en el ambito laboral, a través de un convenio Fundación-Empresa.
Aquisición de competencias para la empleabilidad, como son comunicación efectiva,
trabajo en equipo, dinámica organizacional, como es el cumplimiento de horarios,
vestimenta y normas.
Evaluación insitu del empresario antes de contratar.
prácticas no
laboral
Fase 3:
Inserción laboral del joven en la empresa sujeta a cumplimientos de objetivos.
Seguimiento y acompañamiento del joven.
Asesoría técnica al empresario para la obtención de ayudas o subvenciones para la
contratación juvenil.
Contratación

Fuente: Elaboración propia.

El proceso trata de posibilitar a los jóvenes el protagonismo en su propio desarrollo y la canalización de sus dificultades y riesgos, transformándolos con apoyo especializado a través del acceso al empleo con supervisión externa.

6. Resultados Así pues, el programa entre los años 2004 a 2008 ha facilitado por un lado la integración laboral de más de 75 jóvenes en situación de riesgo, por otro protocolizar un canal de comunicación entre el territorio local – institucional (entidad local) y finalmente la visibilización espontánea de esta necesidad a las administraciones autonómicas (en este caso la Consellería de Bienestar Social y Justicia) que es quien tiene la competencia en materia de Justicia Juvenil, para de este modo evitar caer en el olvido de este colectivo que presenta circunstancias especiales. La incidencia de la crisis y la reducción de las políticas activas de empleo, ha generado una disminución de estos planes atendiendo a la escasa liquidez de los entes gubernamentales. Ello afecta irremediablemente en un estancamiento de estos colectivos y como no incentivar sus posibilidades de exclusión.

Los PIE representaron la mejor fórmula para integrar en el mercado laboral a jóvenes que previamente habían pasado por un taller de inserción prelaboral en el propio centro. La Colonia y los centros de la Fundación Amigo, disponen de talleres pre laborales con diferentes especialidades (mecánica del automóvil, electricidad de baja tensión, mantenimiento de edificios y carpintería de madera; a su vez, también dispone de un TFIL de Jardinería) y ello ayuda más si cabe en esta tarea. Como vemos, este proceso individualizado, trata de adecuar el itinerario deseado al colectivo de población para el que diseña el objeto de su acción; en este sentido, nos hemos centrado en ofrecer itinerarios adaptados a las necesidades de cada chico/a, incluyendo en acciones de orientación, formación y asesoramiento, junto con técnicas que han permitido

fortalecer las habilidades y competencias adquiridas, con el fin último del

acceso al empleo y a la inclusión social.

7. Bibliografía:

y GHIARDO, F. (2011). Trayectorias sociales juveniles: cursos y discursos

sobre la integración laboral. Papers: revista de sociología, Nº 96, Vol. 4. Págs. 1205-

1233

DÁVILA; O.

FRAGO, E.; JOVER, D.; LÓPEZ, V.M.; MÁRQUEZ, F. y MORA. G. (1999). Trabajar para vivir: una propuesta innovadora de inserción sociolaboral. Madrid: Miraguano Ediciones

MARTINEZ, P. et al (2010). Pacto para el Empleo de Mérida. Buenas prácticas para la

reinserción Sociolaboral de población en situación de vulnerabilidad social en Mérida.

En

http://www.drogasextremadura.com/archivos/Buenas-pr%C3%A1cticas-para-la-

Fundación Atenea. Ayuntamiento de Mérida.

inserci%C3%B3n-laboral-poblaci%C3%B3n-vulnerable-MERIDA.pdf

SAN ANDRÉS, C. (2011). Eines per a la inserció laboral dels i les joves. Papers de Joventut: informatiu. Nº 115. Págs. 8-9.