Está en la página 1de 16

DERECHOS HUMANOS

Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH)
La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento declarativo adoptado por la Asamblea
General de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948 en París, que recoge en sus 30 artículos los
Derechos Humanos considerados básicos.
La DUDH (Declaración Universal de los Derechos Humanos) se compone de un preámbulo y treinta artículos,
que recogen derechos de carácter civil, político, social, económico y cultural.
Aunque no es un documento obligatorio o vinculante para los Estados, sirvió como base para la creación de
las dos convenciones internacionales de la ONU, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el
Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, pactos que fueron adoptados por la
Asamblea General de Naciones Unidas de 16 de diciembre de 1976. Así mismo el texto adquiere rango
constitucional en algunos países, como es el caso de Argentina:
Aprobar o desechar tratados concluidos con las demás naciones y con las organizaciones internacionales y
los concordatos con la Santa Sede. Los tratados y concordatos tienen jerarquía superior a las leyes. La
Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; la Declaración Universal de Derechos
Humanos; (...); en las condiciones de su vigencia, tienen jerarquía constitucional, no derogan artículo alguno
de la primera parte de esta Constitución y deben entenderse complementarios de los derechos y garantías
por ella reconocidos. Sólo podrán ser denunciados, en su caso, por el Poder Ejecutivo Nacional, previa
aprobación de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de cada Cámara. Los demás tratados y
convenciones sobre derechos humanos, luego de ser aprobados por el Congreso, requerirán el voto de las
dos terceras partes de la totalidad de los miembros de cada Cámara para gozar de la jerarquía
constitucional.
La Declaración Universal abarca toda la gama de derechos humanos en 30 artículos claros y concisos. Los
dos primeros artículos sientan la base universal de los derechos humanos: los seres humanos son iguales
porque comparten la misma dignidad humana esencial; los derechos humanos son universales, no a causa
de un estado u organización internacional, sino porque les pertenecen a la humanidad entera. Los dos
artículos garantizan que los derechos humanos sean patrimonio de todos y no privilegio de un grupo selecto
o privilegio que pueda concederse o denegarse. El Artículo 1 declara que "todos los seres humanos nacen
libres e iguales en dignidad y derechos y dotados, como están de razón y conciencia, deben comportarse
fraternalmente los unos con los otros". El Artículo 2 reconoce la dignidad universal de una vida libre de
discriminación: "Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin
distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen
nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".
El primer grupo de artículos (3 a 21), establece los derechos civiles y políticos a los que tiene derecho toda
persona. El derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona, reconocido en el Artículo 3, es la base
de todos los derechos políticos y libertad civiles que se establecen a continuación, incluidos el de no ser
sometido a la esclavitud, la tortura y la detención arbitraria.
El segundo grupo de artículos (22 a 27), establece los derechos económicos, sociales y culturales a los que
tienen derecho todos los seres humanos. La piedra angular de esos derechos es el Artículo 22, donde se
reconoce que, como miembro de la sociedad, toda persona tiene derecho a la seguridad social y a la
satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales "indispensables" a su dignidad y al libre
desarrollo de su personalidad. Los artículos detallan los derechos necesarios para el disfrute del derecho
fundamental a la seguridad social, incluidos los derechos económicos relacionados con el trabajo, la
remuneración equitativa y el disfrute del tiempo libre, los derechos sociales relacionados con un nivel de
vida adecuado que asegure la salud, el bienestar y la educación, y el derecho a participar en la vida cultural
de la comunidad.
El tercer y último grupo de artículos (28 a 30), amplía el marco de protecciones necesarias para el disfrute
universal de los derechos humanos. El Artículo 28 reconoce el derecho a un orden social e internacional en
el que los derechos humanos y las libertades fundamentales se hagan plenamente efectivos. El Artículo 29
reconoce que, además de derechos, toda persona tiene también deberes respecto a la comunidad, puesto
que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad. Por último, el Artículo 30 protege la
interpretación de todos los artículos de la Declaración de toda injerencia externa contraria a los propósitos y
principios de las Naciones Unidas. Este Artículo afirma explícitamente que ningún Estado, grupo o persona
tiene derecho alguno a emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de
cualquiera de los derechos y libertades proclamados en la Declaración.

Pacto de San José de Costa Rica
La Convención Americana sobre Derechos (también llamada Pacto de San José de Costa Rica o CADH) fue
suscrita, tras la Conferencia Especializada Interamericana de Derechos Humanos, el 22 de noviembre de
1969 en la ciudad de San José en Costa Rica y entró en vigencia el 18 de julio de 1978. Es una de las bases
del Sistema interamericano.
Los Estados partes en esta Convención se "comprometen a respetar los derechos y libertades reconocidos
en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda las personas que estén sujetas a su jurisdicción, sin
discriminación alguna".
Si el ejercicio de tales derechos y libertades no estuviese ya garantizado por disposiciones legislativas o de
otro carácter, los Estados partes están obligados a adoptar medidas legislativas o de otro carácter que
fueren necesarias para hacerlos efectivos.
Además, establece la obligación, para los Estados partes, del desarrollo progresivo de los derechos
económicos, sociales y culturales contenidos en la Carta de la Organización de los Estados Americanos, en la
medida de los recursos disponibles, por vía legislativa u otros medios apropiados.
Como medios de protección de los derechos y libertades, establece dos órganos para conocer de los asuntos
relacionados con el cumplimiento de la Convención: la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la
Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Organizaciones argentinas
Centro de Estudios Legales
El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) es una organización no gubernamental argentina con sede en
Buenos Aires, fundada en 1979, orientada a la promoción y defensa de los derechos humanos y el
fortalecimiento del sistema democrático. Está presidido por Horacio Verbitsky.
Fue fundado durante la última dictadura, la cual se autodenominó Proceso de Reorganización Nacional
(1976-1983) con el fin de crear un instrumento para luchar contra la violación masiva de derechos humanos
en el marco de una política deliberada de terrorismo de Estado. En su fundación destacaron importantes
activistas de derechos humanos como Emilio Mignone, Augusto Conte, Alfredo Galletti y Boris Pasik.
El CELS es miembro de
La Comisión Internacional de Juristas de Ginebra
La Liga Internacional por los Derechos Humanos de Nueva York.
La Organización Mundial Contra la Tortura de Ginebra (OMCT).
La Federación Internacional de Derechos Humanos de París (FIDH)
Su primer presidente fue Emilio Mignone, un abogado padre de una hija desaparecida.
Desde 2000 su sucesor es Horacio Verbitsky, periodista y escritor de larga trayectoria política e intelectual
en el país. El actual presidente del CELS es, a la vez, integrante de la Junta Directiva de Human Rights
Watch/Américas.
Servicios de Paz y Justicia (SERPAJ)
El Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) es una organización no gubernamental latinoamericana de inspiración
cristiano-ecuménica, fundada en 1974, orientada a promover los derechos humanos, la solidaridad y la no-
violencia. Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz en 1980, fue uno de sus fundadores y se desempeña
actualmente como presidente de SERPAJ-Argentina.
El SERPAJ-América Latina está compuesto por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador,
El Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.
El SERPAJ está reconocido como entidad consultiva ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas
(ECOSOC) y ante la Unesco. En 1987 se le concedió el Premio UNESCO de Educación para la Paz.
Pertenece a la Liga Internacional por los Derechos y la Liberación de los Pueblos.
La base del trabajo del SERPAJ-AL, está en las actividades que desarrollan, los diez Secretariados Nacionales
y tres Grupos en Formación, con autonomía para responder a las diversas coyunturas que se dan en cada
país, de acuerdo a nuestros principios generales y los Acuerdos de Asamblea Continental.
La Asamblea Continental se reúne cada cuatro años para intercambiar experiencias, evaluar, establecer
estrategias, políticas generales y nombrar la Coordinación Latinoamericana (CLA).
Cada año y entre la realización de una Asamblea General y la siguiente, se reúne el Consejo Colegiado,
constituido por un representante de cada Secretariado Nacional, los Grupo en Formación, la CLA y el
Presidente Internacional.
La Coordinación Latinoamericana (CLA) es la instancia ejecutiva continental, facilitadora y además, único
órgano permanente en el SERPAJ-AL. Actualmente el SERPAJ-AL tiene su Oficina Internacional (Sede de la
CLA) en San José, Costa Rica, son dos Coordinadores Latinoamericanos: Gustavo Cabrera Vega del Serpaj-
Costa Rica y Ana Juanche Molina del Serpaj-Uruguay.
El Presidente Internacional del SERPAJ -AL, es el Premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, uno de sus
fundadores. Presidido por Adolfo Pérez Esquivel, existe el Consejo Honorario Internacional, de carácter
consultivo y de consejería para todo el SERPAJ, integrado por importantes personalidades que se han
destacado por sus aportes al avance de la paz, la justicia y los derechos humanos.
Frente a estos fenómenos globales, los Secretariados Nacionales y Grupos en Formación en los países
desarrollan programas de acción adaptados a las necesidades de sus propias realidades. Utilizando creativas
formas de intervención y Acciones Directas No-Violentas, acompañando siempre distintos sectores sociales,
los Secretariados impulsan sus trabajos a partir de estos Ejes de Trabajo:
• La Educación para la Paz y de los Derechos Humanos,
• El Ecumenismo y diálogo interreligioso,
• La Desmilitarización y la construcción de poder alternativo (incluida la Objeción de Conciencia y el desarme
bélico y de las conciencias),
• La prevención, manejo y resolución de conflictos
• La Lucha contra la Impunidad y los vestigios autoritarios,
• La Inclusión y el Reconocimiento de la Diversidad pluriétnica y Cultural, ~ la Difusión y de la voz de los
excluidos las y violentados,
• La Defensa y Promoción de los Derechos Humanos
• La Promoción de procesos comunitarios que propicien valores de solidaridad, y cooperación que generen
alternativas hacia una Cultura de Paz, de participación social, política y económica.
Madres de Plaza de Mayo
Las Madres de Plaza de Mayo es una asociación formada durante el último gobierno militar de la República
Argentina con el fin de recuperar con vida a los detenidos desaparecidos, inicialmente, y luego establecer
quiénes fueron los responsables de los crímenes de lesa humanidad y promover su enjuiciamiento.
Posteriormente tratan de continuar lo que ellas entienden como la lucha que intentaron llevar a cabo sus
hijos, mediante la misma asociación, con su propia radio, universidad (UPMPM), café literario, plan de
vivienda social, guardería infantil y programa de televisión.
Las Madres de Plaza de Mayo se encuentran actualmente divididas en dos grupos: el grupo mayoritario,
denominado «Madres de Plaza de Mayo» (presidido por Hebe de Bonafini), y las «Madres de Plaza de Mayo
Línea Fundadora» (presidido por Marta Ocampo de Vásquez).
El comienzo del reclamo nació como una iniciativa de madres de detenidos y desaparecidos el 30 de
abril de 1977 en Buenos Aires. Su objetivo inicial era poder tener una audiencia con el presidente de
facto argentino Jorge Rafael Videla. Para ello se reunieron en la Plaza de Mayo y efectuaron una
manifestación pública pacífica pidiendo saber el paradero de sus hijos. La elección de la Plaza de Mayo se
debe a que está situada frente a la Casa Rosada, sede de la Presidencia y lugar donde tradicionalmente se
han efectuado manifestaciones políticas.
La idea surgió mientras el grupo inicial de madres estaba esperando que las atendiera el secretario del
Vicario Castrense. Una de ellas, Azucena Villaflor de Vicenti, propuso entonces: «Individualmente no vamos
a conseguir nada. ¿Por qué no vamos todas a la Plaza de Mayo? Cuando vea que somos muchas, Videla
tendrá que recibirnos». Ese mismo día, 14 madres iniciaron una jornada a la cual, con el paso del tiempo, se
acercarían otras madres afectadas.
Permanecían en grupo y de sin caminar, hasta que los policías que custodiaban la plaza les indicaron que
marcharan de a dos por que como el país estaba en estado de sitio estaba prohibido los grupos de tres o
más personas. Comenzaron las marchas alrededor de la pirámide de Mayo, símbolo de libertad. Para
reconocerse, comenzaron a usar un pañuelo blanco en la cabeza hecho con la tela de los pañales de bebes,
que representaba a sus hijos. Este se convirtió en un símbolo. Las madres intentaron dar a conocer sus
dramas y así participaron de marchas religiosas numerosas y populares en las cuales pudieron darse a
conocer.
Las Madres de Plaza de Mayo combinan su ideario la lucha por los derechos humanos, y el respeto y
valorización de los ideales por los que lucharon sus hijos. El pensamiento de las Madres se expresa en varias
consignas que definen la dictadura y la posibilidad de lucha posterior a la misma asi como el sentido de
memoria. “La única lucha que se pierde es la que se abandona” y “Ni un paso atrás” son algunas de las
consignas famosas de las Madres de Plaza de Mayo.
La organización está históricamente relacionada con las Abuelas de Plaza de Mayo, cuyo objetivo es
recuperar la identidad de los cientos de niños que fueron secuestrados por las autoridades militares durante
la dictadura, y con la asociación HIJOS, formada por los hijos de los detenidos desaparecidos que desean
continuar la lucha de sus padres y sus abuelas.
Abuelas de Plaza de Mayo
La Asociación Civil Abuelas de Plaza de Mayo es una organización de derechos humanos argentina que tiene
como finalidad localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños secuestrados-desaparecidos por
la última dictadura militar (1976-1983), crear las condiciones para prevenir la comisión de ese crimen de lesa
humanidad y obtener el castigo correspondiente para todos los responsables. Está presidida por Estela
Barnes de Carlotto y tiene su sede central en Buenos Aires. Hasta octubre de 2012 las Abuelas han
recuperado la identidad original de 107 nietos. Han sido nominadas en cinco ocasiones al Premio Nobel de la
Paz: entre el 2008 y el 2012. El 14 de septiembre de 2011 recibieron el premio Félix Houphouët-Boigny,
otorgado por la Unesco, por su trabajo en materia de Derechos Humanos
La Asociación Civil Abuelas de Plaza de Mayo es una organización no-gubernamental que tiene como
finalidad localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños secuestrados desaparecidos por la
represión política, y crear las condiciones para que nunca más se repita tan terrible violación de los derechos
de los niños, exigiendo castigo a todos los responsables.
Con el fin de localizar los niños desaparecidos, Abuelas de Plaza de Mayo trabaja en cuatro niveles:
denuncias y reclamos ante las autoridades gubernamentales, nacionales e internacionales, presentaciones
ante la Justicia, solicitudes de colaboración dirigida al pueblo en general y pesquisas o investigaciones
personales.
Para su trabajo la Asociación cuenta con equipos técnicos integrados por profesionales en los aspectos
jurídico, médico, psicológico y genético.
Cada uno de los niños tiene una causa abierta en la Justicia a la que se agregan las denuncias que se van
recibiendo con el correr del tiempo y que conforman elementos probatorios que determinan su verdadera
identidad y la de los responsables de su secuestro o tenencia ilícita.
Para asegurar en lo sucesivo la validez de los análisis de sangre hemos implementado un Banco de Datos
Genéticos, creado por la Ley Nacional Nº 23.511, donde figuran los mapas genéticos de todas las familias
que tienen niños desaparecidos.


VIOLACIONES
Discriminación
La Discriminación es todo acto de separar a una persona de una sociedad o bien denigrarla de una forma o
bien formar grupos de personas a partir de criterios determinados. Se puede discriminar por criterios como,
la edad, el color de piel, el nivel de estudios, el nivel social, los conocimientos, la riqueza, el color de ojos,
etc.
Discriminación Racial
En la Argentina han existido y existen conductas de discriminación relacionadas con las características
étnicas o el origen nacional de las personas. A su vez, la discriminación de tipo racista suele estar
íntimamente relacionada con conductas de discriminación por causas socio-económicas y políticas.
Se han difundido términos y conductas para discriminar a ciertos grupos de población, en especial a aquellos
denominados «negros», un grupo que en la Argentina no se encuentra claramente definido, pero se asocia,
aunque no exclusivamente, con personas pertenecientes a la clase baja, pobres y, más recientemente con
la delincuencia.
También se han desarrollado términos y actitudes de tipo racista, xenófobo y despectivo para dirigirse a
los inmigrantes. Antiguamente, «gallego», «tano» y «ruso» poseían connotaciones peyorativas, que aún
continúan en los «chistes de gallegos» en el primer caso y en los insultos antisemitas, en el
último. Actualmente «bolita» para un nativo de Bolivia, «chilote» de Chile, «paragua» de Paraguay,
«peruca» del Perú, «yorugua» de Uruguay, «brazuca» del Brasil y «boliguayo» para referirse en general a
inmigrantes de países que limitan al norte con Argentina, constituyen términos despectivos para referirse a
ciertos inmigrantes de origen latinoamericano. Sin embargo, estos términos no siempre son despectivos y
pueden ser usados afectivamente entre amigos o familiares.
El antisemitismo existe también en la Argentina, en un marco influido por la gran inmigración de judíos y la
presencia de una extensa comunidad y de un relativamente amplio mestizaje de los judíos con otros grupos
de la población.
En 1995, la ley 24515 creó el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI),
que puso al país a la vanguardia de la lucha contra el racismo y la discriminación, aunque sin que aún se
hayan obtenido grandes avances.
Se utilizan una serie de términos con una cierta intencionalidad discriminatoria, que conforma un modo
especial de racismo que describen alguna actitud o acción, con un significado que depende del contexto y de
los interlocutores. Estos son
“Negro, negra”: Está ampliamente difundida en la Argentina, en casi todos los grupos sociales, incluso en
aquellos que reciben el mote despectivo de «negro» o «negra» por parte de otros grupos. la misma
ideología racista argentina que sostiene que «en Argentina no hay negros» utiliza la palabra “negros” para
denominar a una masa mayoritaria de la población integrada por trabajadores, pobres, migrantes internos,
inmigrantes latinoamericanos, indígenas, sin demasiada distinción. El significado racista del término “negro”
muchas veces es utilizado en forma genérica por sectores de clase media o alta para referirse de manera
despectiva a las clases bajas y marginales, independientemente de sus rasgos raciales. El prejuicio
discriminatorio de estos sectores no reconoce barreras generacionales, ya que pasa de padres a hijos sin que
la formación humanística que reciben los más jóvenes desde las instituciones educativas haga algo efectivo
para revertirlo. Es necesario decir que también existe un amplio uso del término “negro” y “negra” con un
significado absolutamente fraterno y carente de toda intención discriminadora. Algunas derivaciones son
“grone”, “groncho”, derivado del último “gronchada”, “negrada”.
“Cabecitas negras”: es un término racista de amplia utilización en la Argentina derivado del nombre popular
del Carduelis magellanica, pájaro muy común en el norte y centro del país. Se emplea para denominar
despectivamente a un sector de la población difícil de definir con precisión, asociado a personas de pelo
oscuro y piel de tonalidad intermedia, perteneciente a las clases bajas. Surgió en Buenos Aires en la década
de 1940, cuando se inició una gran migración interna, principalmente desde zonas rurales de las provincias
del norte, hacia la ciudad de Buenos Aires y otros grandes centros urbanos, con el fin de trabajar
como obreros en las nuevas fábricas que se creaban como resultado de un amplio proceso
de industrialización.
“Cabeza”: Derivado del “cabecita negra”, es utilizado principalmente por algunos sectores juveniles para
referirse a un tipo de persona al que se considera con poco gusto, mal vestido, desagradable, que no está
dentro de la estética considerada correcta. También es usada de forma despreciativa para referirse a alguien
de baja capacidad intelectual, cognitiva o de observación.
“Indio”: derivado de indigente, posee connotaciones de desprolijidad o suciedad, se las utiliza más con una
visión picaresca y hasta de jactancia.
“Boliguayo”: resultado de la unión de “boliviano” y “paraguayo”, es un término sumamente despectivo
aparecido en la década de 1990-2000 y en plena expansión en la primera década del siglo XXI. Su carácter
despectivo proviene precisamente de la indiferencia del hablante por la identidad del migrante, como
sucede también con el término “indio” o “sudaca”.
11/10/2012 | Los originarios salteños siguen con problemas de pobreza estructural, discriminación y
utilización política. Calificativos como "indio", "coya". "mataco" o "negro" aún son usados como insulto,
según el Inadi. El 12 de octubre se conmemora el Día de la Diversidad Cultural Americana y por Radio Salta
se recogieron testimonios sobre la realidad de los pueblos originarios.
Salta, ¿una provincia racista?

En Salta, un 6,5 por ciento de la población total son indígenas o descendientes de indígenas, según el Censo
2010. El 55 por ciento de los hogares indígenas o aborígenes cocina con carbón o leña y el 20 por ciento de
esos hogares no tiene ni cloaca, ni letrina, ni pozo ciego.

"Duele la marginación y el olvido, el paternalismo, la desnutrición, la adicción y trata de personas en los
pueblos originarios", dijo Katia Gibaja, investigadora, representante de la Mujer Indígena y docente de
quechua.

A su turno el subsecretario de Pueblos Originarios, Agustín Fernández, reconoció los problemas aún sin
resolver y aseguró que "todo esto no se solucionará en una generación".

Los estereotipos de discriminación y superioridad racial siguen firmes en nuestro país y sobre todo en Salta.
"Aquí la discriminación por color de piel, raza y rasgos étnicos es la segunda causa de denuncia tras la
discriminación por discapacidad" dijo Verónica Spaventa, responsable del Inadi (Instituto Nacional contra la
discriminación) en Salta.

"La discriminación por raza, color de piel u origen no es visible. El 4% de la gente que discrimina y la
discriminada creen que esto es natural", dijo Spaventa. La funcionaria agregó: "la situación se puede
cambiar con mucha educación desde la escuela y el colegio".
Discriminación social
Dentro de la discriminación social, se encuentra:
La discriminación por género
La discriminación por grupos de edades
La discriminación por discapacidad
La discriminación por género:
Discriminar desde el punto social, significa dar trato de inferioridad a una persona por motivos racionales,
religiosos, políticos y de género.
La discriminación de la mujer también llamada “discriminación de género”, se encuentra en todos los
ámbitos de la vida, tanto laboral, académico, social, profesional, económico hasta en el mismo hogar. Las
mujeres suelen ser víctimas de crímenes sexistas. Argentina registró que en el año 2008, hubieron 105
crímenes de mujeres jóvenes asesinadas por sus parejas. Dicha discriminación se registra en todo el mundo
siendo más pública y notoria en algunos países que en otros.
En ámbito laboral, en igualdad de condiciones y responsabilidades el salario de la mujer es inferior al salario
obtenido por el hombre; en otros casos en la competencia por la jerarquización dentro del trabajo, resulta
discriminada la mujer. Al momento de la búsqueda de empleo a una mujer suele preguntarse cosas como la
edad y el estado civil, que suelen tomarse como más “importantes” que su currículum.
A su vez la mujer ha obtenido aquel lugar en la sociedad que merecía, demostrando su eficacia y obteniendo
resultado, pero lo ha hecho con un mayor esfuerzo.
El 18 de diciembre de 1979, la Asamblea General aprobó la Convención sobre la Eliminación de todas las
formas de Discriminación contra la Mujer, que fue ratificada por nuestro país en 1985. En su artículo 1, la
Convención define “la discriminación como toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que
tenga por objeto o por resultado menoscabaro anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer,
independientemente de su estado civil; y sobre la base de la igualdad del hombre y de la mujer; de los
derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas políticas, económica, cultural y civil, o en
cualquier otra esfera”.
Un informe elaborado por las Naciones Unidas en 1980, con motivo de la Conferencia sobre la Mujer,
celebrada en Copenhagued, decía que “las mujeres, aunque representan el 50% de la población adulta del
mundo, y un tercio de la fuerza de trabajo oficial, realizan casi las dos terceras partes del total de horas de
trabajo, reciben sólo una décima parte del ingreso mundial y poseen menos del 1 % de la propiedad
mundial”. Agregaba luego que “los conceptos y tradiciones sociales que se oponen a la igualdad de
oportunidades provienen principalmente de preceptos culturales, definiciones de las funciones de los sexos,
estereotipos y expectativas relativas a la conducta que limitan a la mujer a la familia y a las tareas
domésticas del hogar”.
Una encuesta realizada por la Organización Internacional del Trabajo en 1983 indicaba que las amas de casa
dedican 73 horas semanales al trabajo del hogar, mientras que las mujeres que realizan actividad
remunerada en el mercado, dedican 55 horas semanales a las tareas domésticas, que sumadas a las 35 ó 45
trabajadas afuera, hacen un total de 90 horas, es decir más de 12 horas por día. Por su parte, los demás
miembros de la familia que ayudan en el hogar, dedican a éste un promedio de 5 horas semanales.
En Argentina, las mujeres adquirieron el derecho al voto recién en 1947, mediante la sanción de la Ley 13.01
0, aprobada por unanimidad el 9 de setiembre bajo el influjo y la personal presión de Eva Duarte de Perón.
Mientras en otros temas, como hemos visto -esclavitud, luchas obreras- las fechas del calendario nacional
aparecieron pegadas a los países más avanzados, en éste, el reconocimiento llegó demasiado distanciado.
En nuestro propio territorio, en la provincia de San Juan, el voto femenino regía desde 1927, y siete años
antes, en las elecciones nacionales de 1920 se organizó un simulacro colocando mesas femeninas en
los lugares de votación, por iniciativa de la Unión Feminista, presidida por la Dra. Alicia Moreau. Entre 1926
y 1946 entran al Congreso 22 proyectos para otorgar el derecho de voto a la mujer, todos vetados “en su
defensa”, para proteger sus ciclos fisiológicos, sus embarazos, su derecho a estar junto a sus hijos, etc.
Diecinueve años más tarde, con la reforma introducida al Código Civil por la Ley 17.71 1, fue reconocida la
plena capacidad jurídica de la mujer casada. Mucho más recientemente, en 1985, fue dictada la ley que
dispone la patria potestad compartida, que hasta ese momento era detentada exclusivamente por el padre,
aun cuando la tenencia de los hijos menores estuviera a cargo de la madre. Un proyecto similar había sido
vetado por el Poder Ejecutivo (presidido por una mujer) en 1975.
Ejemplo:
23/10/2012
La mujer sufre mayor discriminación en el trabajo
Según un informe de la ONU y estudios realizados en Argentina, las damas sólo ocupan el 34,2% de los
puestos jerárquicos y son quienes sufren más la desocupación. Vos, ¿qué pensás?
Los datos que corroboran lo mencionado anteriormente los publicó el Ministerio del trabajo y son los
siguientes: el 30,7% de los hombres está en negro y entre las mujeres son el 37,7%, diferencia que se debe
en gran parte al servicio doméstico. No sólo esto, sino que, hasta mayo de 2012, el sueldo promedio bruto
en blanco de los varones era de $ 6.766 y el de las mujeres, $ 5.514.
Además, según informa Aporte para el Desarrollo Humano en Argentina, elaborado por el Programa de
Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Conicet, y publicado el año pasado, apenas el 34,2% de los
puestos directivos son ocupados por las mujeres , contra el 65,8% de los hombres.
En el ámbito educativo hoy es mayor la matriculación femenina en la secundaria y hay una alta participación
–aunque inferior a la del hombre– en la universidad. Pero la falta de correspondencia entre la educación
adquirida y la calificación de la tarea que se desarrolla es más pronunciada para las mujeres que para los
varones. Esto se suma a que el cuidado de los hijos sigue en manos femeninas y eso, para muchas empresas,
todavía es considerado como un problema.
Las especialistas consultadas por Clarín coinciden en que es necesario reformular las responsabilidades en el
cuidado de los hogares, es decir, conciliar el trabajo y la vida privada. "Todavía no se produjeron rupturas
significativas en las concepciones culturales predominantes que consideran que la reproducción social es
una responsabilidad familiar, sobre todo de las mujeres. Es necesario un nuevo paradigma en contraposición
al actual trabajador ideal, masculino y sin obligaciones familiares", apunta Carina Lupica, del Observatorio de
la Maternidad.
Laura Masson, docente e investigadora del Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad de San
Martín, observa que el mercado laboral no siempre es un lugar amigable para las mujeres.
"Sobre todo si tenemos en cuenta que a ellas se les exige un buen desempeño en el ámbito doméstico y en
el trabajo. Esto es una carga difícil de sostener. Las mujeres quieren salir de su espacio doméstico para ser
reconocidas y los varones no quieren desempeñarse allí porque perderían valor. Una estrategia para lograr
la igualdad sería reconocer el valor que el espacio doméstico tiene. Porque sin ese espacio el universo
público, que contempla tantas cosas como el trabajo, no podría existir", suma.
La discriminación por la edad:
La discriminación por edad es la estereotipificación y discriminación contra personas o colectivos por motivo
de edad. Engloba una serie de creencias, normas y valores que justifican la discriminación de las personas en
base a su edad.
La mayoría de la población de diferentes culturas se conduce en forma negativa con respecto a las personas
viejas.
Las personas en desarrollo, consideran que los cambios que trae aparejado la vejez son indeseables, e
inconscientemente rechazan al proceso de envejecimiento como a las personas que son portadoras de él.
Donde se observa perfectamente la discriminación por edad es en el ámbito laboral, y lo sufren tanto los
jóvenes y las personas mayores. Las personas mayores a 30/35 son tildadas como “viejas” y suelen no entrar
en la lista de personas que buscan distintos empleadores, para que estén a su disposición, suelen buscar a
personas jóvenes, buscando experiencia. Pero los jóvenes, que hace poco entraron a la vida laboral, y recién
terminaron el secundario, y los estudios terciarios, no tienen experiencia, entonces tampoco son aceptados.
La discriminación por discapacidad:
A pesar de que la legislación de diferentes países contempla la no discriminación y se declara como un
fenómeno poco común en nuestras sociedades, sin embargo, la discriminación no se elimina por decretos, ni
por leyes.
Las personas con discapacidad en ocasiones sienten un cierto trato injusto, diferente y arbitrario que resulta
difícil de demostrar, pero que los hace pensar en la discriminación. Ello está ligado a que sienten poca
atención por parte de las personas “comunes”; cierto trato que según ellos es diferente al que se le brinda a
la personas que no presenta discapacidad, el cual puede ser tanto negativo, como positivo; los obstáculos
que se les presentan de forma subjetiva; la poca solidaridad que sienten, entre otros fenómenos.
La poca atención que se les brinda a las personas que presentan discapacidad, está motivado por la poca
información que se tiene sobre los mismos, sus potencialidades, posibilidades, dificultades, y sobre todo su
igualdad a los demás. El trato diferente brindado a estas personas puede ser negativo como tildarlos como
“diferentes, por no “estar completos”, por “lucir otra imagen” que no es la establecida o esperada por la
sociedad, lo cual suele resultar objeto de burla, de asombro, segregación, aislamiento y exclusión; a su vez
ese trato diferente puede ser positivo, pero dañina a su vez, como la sobreprotección a los mismos, lo que
entraña lastima, poca confianza en sus posibilidades y los segrega y aparta del mundo y la vida cotidiana.
Además se le presentan obstáculos que en ciertos casos los demás desconocen, o que no lo toman en
cuenta, como la accesibilidad a determinados espacios y dificultades en la comunicación; las mismas son
tildadas como discriminación, porque los deja totalmente de lado a las mismas. A su vez, el diseño de
algunos productos y servicios a disposición del público no tiene en cuenta a todo su público, ya que las
necesidades de las personas con discapacidad son mas especificas.
Aparente hecho de discriminación contra discapacitados en
Cooperativa luqueña
Según un documento publicado por la web de Radio Ñandutí, una persona discapacitada habría sido
despedida de la Cooperativa Luque Ltda. En parte del escrito incluso "recomiendan" al Departamento de
Recursos Humanos a "no contratar personas con limitaciones físicas ya que esta responsabilidad
corresponde al estado, y ayudaría a mantener la imagen de la Cooperativa".
Martes, 16 OCT 2012 - 11:48 |
En una nota "confidencial" enviada a Silverio Mosqueira, titular del Consejo de Administración de parte de
la Lic.Victoria Galeano de Martínez, quien sería gerente de operaciones de la Cooperativa Luque Ltda.
hablan de la descontratación de un empleado discapacitado por ser mala influencia para sus compañeros,
en otra parte de la nota, recomiendan a RRHH de dicha institución no contratar personas discapacitadas
para resguardar la imagen de la institución.
El funcionario sería Oscar Arturo Castellano, quien según la misiva debe ser descontratado por "ejercer
sobre los funcionarios amparado en su discapacidad de forma negativa propiciando la formación de otro
sindicato".
Destaca la nota que Mirian Espínola del "Sindicato reconocido" por la Cooperativa no se opondrá a la
descontratación del discapacitado porque un familiar suyo fue nombrado como miembro del Comitée
recientemente.
En otro pasaje de la nota, advierten a los directivos a no preocuparse por los medios de comunicación, ya
que se han extendido los contratos con los mismos por un año más, entonces, debido a esa presión
comercial no darán mucha difusión al caso.
Finalmente, "recomiendan" aconsejar al Departamento de Recursos Humanos de la institución a no
contratar personas con limitaciones físicas ya que esta responsabilidad corresponde al estado, y ayudaría a
mantener la imagen de la Cooperativa.

Pobreza
Se denomina pobre a la persona que no puede procurarse recursos suficientes para llevar a cabo una vida
mínimamente decorosa de acuerdo con los niveles predominantes en la sociedad a la que pertenece. Los
pobres quedan al margen del proceso de modernización, por ejemplo. En nuestro país crece el PBI pero
aumenta la pobreza. Es posible diferenciar entre pobres estructurales (históricos) que no logran satisfacer
las necesidades básicas y los pobres pauporizados, que pueden satisfacer las necesidades básicas cada vez
más dificultad. En la Argentina los pobres estructurales continúan viviendo en asentamientos marginales,
villas miseria, conventillos, debajo de los puentes, casas tomadas, etc. Por su parte un gran números de
pobres pauporizados han pertenecidos a la clase media. En estos casos, es menos agresiva la pobreza
porque muchos mantienen, por un tiempo la prácticas de vida que tenían antes.
El concepto pobreza es un concepto multidimensional; no atiende solo aspectos económicos, sino que
también incluye aspectos no materiales y ambientales. Implican no tener la oportunidad de vivir una vida
larga, sana, creativa y disfrutar de libertad, dignidad, respeto por sí mismo y de los demás. A la pobreza
también se la puede definir como la situación que afecta a las personas que carecen de lo necesario para el
sustento de sus vidas, es decir, que no pueden satisfacer sus necesidades básicas primordiales.
Es importante tener en cuenta que la pobreza está referida a las pautas vigentes en una determinada
sociedad; por ello la condición de pobre cambia de un país al otro, por lo cual la pobreza puede ser
clasificada bajo diferentes aspectos:
Tipos de Pobreza:
Pobreza humana: carencia de las capacidades humanas esenciales, como la alfabetización y una nutrición
suficiente.
Pobreza de ingreso: falta de ingresos o de capacidad para realizar gastos mínimamente suficientes.
Pobreza extrema: indigencia, entendida como incapacidad de atender las necesidades alimentarias mínimas.
Pobreza general: nivel menos grave de pobreza, entendido como incapacidad de atender las necesidades
alimentarias y no alimentarias esenciales.
Pobreza relativa: Pobreza definida de acuerdo con criterios que pueden variar según los países y a lo largo
del tiempo. Un ejemplo sería el umbral de pobreza fijado a la mitad del ingreso medio por habitante. El
umbral puede subir si se aumentan los ingresos.
Pobreza absoluta: pobreza definida de acuerdo con un criterio fijo. Un ejemplo sería el umbral internacional
de pobreza fijado en 1 dólar diario.
En la Argentina hay 2 métodos para medir la pobreza. Uno de estos es la Línea de Pobreza (LP) que brinda
datos acerca de las tendencias del fenómeno. El otro es Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) que es útil
para diferenciar situaciones opuestas en un corte temporal como es la medición de un censo de población.
Las causas de la pobreza son múltiples. Entre ellas se pueden mencionar:
Problemas políticos;
Crisis de los mercados financieros;
Desastres naturales;
Gestión inadecuada del medio ambiente (utilización incorrecta de los recursos naturales por parte del
hombre)
Consecuencias de la pobreza en la Argentina son:
El Desempleo: Las personas en edad activa que carecen de empleo, es decir, no tienen un empleo asalariado
o un empleo independiente; poseen una determinada capacidad laboral; y se encuentran en busca de
empleo, o sea, que expresan su voluntad de conseguirlo.
La Desnutrición: es un fenómeno de alcance mundial directamente relacionado con más de la mitad de los
casos de mortalidad infantil.
La Educación: Existe una clara correlación entre el analfabetismo y los indicadores del desarrollo. Por lo
tanto, el problema de la educación constituye una manifestación más del círculo vicioso de la pobreza.
Garantizar el derecho a la educación supondría un paso decisivo para limitar la pobreza. Entre las causas de
analfabetismo de estos millones de niños se pueden mencionar: están sometidos a formas explotadoras de
trabajo; no existan escuelas a donde ir y no se respeta el derecho a la educación; no tienen recursos para
cubrir los gastos de escolaridad; faltan medios: profesores calificados, libros y materiales.

Lunes, 08 de octubre de 201201:00 | Economía
Pobreza: una guerra de índices que esconde a millones de
personas
La pobreza es para muchos argentinos un flagelo que se torna aún imposible de superar y más allá
del crecimiento económico y de la expansión del gasto social público, las estadísticas del Estado
siguen escondiendo a millones de personas que no satisfacen sus necesidades básicas.
La pobreza es para muchos argentinos un flagelo que se torna aún imposible de superar y más allá
del crecimiento económico y de la expansión del gasto social público, las estadísticas del Estado
siguen escondiendo a millones de personas que no satisfacen sus necesidades básicas.
Una guerra fría de indicadores sobre la pobreza y la inflación entre el gobierno central, las
provincias, los sindicatos, las consultoras privadas y la Iglesia no pierde vigencia, y restan cambios
clave en las metodologías de medición para que estos entes puedan ponerse de acuerdo.

Oficial. La administración de Cristina Fernández de Kirchner asegura que la pobreza bajó de 8,3 al
6,5% de la población en el primer semestre de 2012, por lo que afectaría a 1.650.000 personas,
mientras que la indigencia descendió al 1,7%, unos 443 mil ciudadanos.
Así lo revela el Indec, que después de 9 años del kirchnerismo en el poder trabaja en un nuevo
mecanismo de medición dado que el actual no sirve porque es, según su titular Ana María Edwin,
un “resabio neoliberal” que data de 1993.
Por ahora, la pobreza es medida según los datos de la Canasta Básica Total (CBT), que tiene en
cuenta los alimentos y bebidas, y los bienes y servicios no alimentarios como vestimenta,
transporte, educación y salud.
Utilizará el organismo oficial desde 2013 ó 2014 otros datos provistos por el gobierno como el
consumo de útiles escolares o de alimentos en los comedores de las empresas, por lo que no
faltan especialistas advierten que el cambio permitirá al Indec registrar incluso menos pobres que
hoy.

ATE-Indec. Un reciente informe de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que nuclea a gran
parte de los empleados del Indec, sostiene que la pobreza afecta al 37,4% de la población,
equivalente a 13.800.000 personas.
La diferencia insalvable entre los datos del organismo estatal y los del gremio da cuenta de unos
12.150.000 argentinos que no son tenidos en cuenta por el gobierno como pobres.
Esa discrepancia radica en que el gobierno toma un promedio entre 31 aglomerados urbanos de
todo el país con una canasta básica mensual para una familia tipo de 1.555 pesos, mientras que
ATE contempla la canasta de consumo oficial porteña de 5.502 pesos sobre toda la población
nacional.
Mejor que en Suiza. El economista de la Fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, para quien la
pobreza es del 30%, si fuera real el costo de la canasta básica que elabora el Indec, en la Argentina
habría “menos pobres que en Suiza”.
El diputado nacional, Claudio Lozano, expresó que “para que una familia no sea pobre, siempre y
cuando sea propietaria de su vivienda, se necesitan 4.170 pesos”.
Además, considera que “la situación social está atada con alambre, ya que 8 de cada diez
trabajadores ganan menos de 5.000 pesos. Y el ingreso promedio de todos los trabajadores es de
3.200 pesos”.
Para las provincias que miden la inflación en forma independiente, como Córdoba, Mendoza,
Chaco, Misiones y Santa Fe, las familias necesitan entre 3.226 y 3.900 pesos para no caer por
debajo de la línea de la pobreza.

La cifra de la CTA oficialista. Desde el Centro de Investigación y Formación (Cifra), que pertenece a
la CTA oficialista que lidera Hugo Yasky, explicaron que “si bien se verificó una notoria disminución
de la pobreza desde 2003”, ese flagelo estaría afectando al 21% de la población.

Cálculos privados. El 18,1% de la población urbana de la Argentina es pobre, un porcentaje que
triplica las estadísticas oficiales, de acuerdo con un relevamiento efectuado por la consultora
Management & Fit, que también alerta sobre la suba de precios.
En la Fundación Mediterránea evalúan que el nivel de pobreza y desigualdad sigue siendo una
preocupación en la Argentina, dado que pesar del fuerte incremento del nivel de actividad en los
últimos años hay un 25% que no accede a la Canásta Básica Total (CBT).

El barómetro de la UCA. Según los últimos datos del Barómetro de la Deuda Social, de la
Universidad Católica Argentina, la pobreza y la indigencia bajaron del 26,6 al 21,9% y del 9,2 al
5,4%, respectivamente, entre 2010 y 2011.
El último dato revelado por Cáritas, el brazo social de la Iglesia, el 34,9% de la población, unos 4,4
millones de personas en esa área metropolitana, vivía bajo la línea de pobreza a fines de 2011.

Mirada regional. Para la Cepal, Argentina es uno de los tres países latinoamericanos que
evidenciaron mayor disminución en sus niveles de pobreza entre 2002 y 2012, junto a Venezuela y
Brasil.
La Argentina logró reducir la cantidad de personas que afectadas por el flagelo de no cubrir sus
necesidades básicas de 45,5% en 2002 a 11% este año.

Ignorancia:
La Ignorancia es un resultado de las políticas implementadas por los sistemas de gobiernos.
Cuando tales situaciones de extrema ignorancia se dan en países democráticos, no deben confundirse como
fallas propias del sistema, sino que la democracia no es correctamente aplicada.
Esta injusticia de pobreza inadmisible y extrema es la miseria que aflige a sectores enteros de la población
desprovistos de todo recurso y esperanza.
La participación del estado en la ignorancia es muy estrecha ya que es el mismo estado quien debe cubrir
estas falacias procurando el bienestar indispensable para llevar una existencia digna, en cuanto a educación,
cuidado de la salud, vivienda y trabajo.
AGREGAAAARRR Derechos humanos violados en la
dictadura militar
Durante de la dictadura militar fueron violados una gran cantidad de derechos humanos. Se
suprimieron los artículos de las constituciones que abalaban los mismos, y por lo tanto, no
tenían ninguna protección. Los derechos violados en ese momento fueron civiles,
constitucionales, y muchos más. Las personas estuvieron obligadas a no hacer ciertas cosas,
como que no podían transitar libremente por el país; no podían juntarse más de tres personas
en las calles; no podían opinar distinto, no necesariamente como oposición al gobierno; habían
cierta lectura, música, artistas que estaban prohibidos; existían carreras, principalmente las
orientadas a lo social, que se encontraban también prohibidas. Existían ciudadanos que no se
quedaron con los brazos cruzados, y decidieron luchar por sus derechos. Pero muchos estos no
cumplieron sus objetivos por que el gobierno los eliminaba, como posible amenaza a traves de
secuestros violentos, en los cuales, podían entrar en la casa de los ciudadanos sin ningún aviso y
permiso, y se llevaban a las personas que buscaban. No solo se llevaban a aquellos que luchaban
por sus derechos, sino que a todo aquel que podría atentar contra aquel gobierno de facto, era
secuestrado y luego desaparecido. Había lugares que fueron destinados para cárceles
clandestinas, para llevar los que habían secuestrado. En estos lugares, habían torturas,
violaciones, robos de bebes a aquellas mujeres embarazadas que habían sido secuestradas.
Algunos eran asesinados allí, a otros los llevaban a “vuelos de la muerte”, donde arrojaban a la
gente con vida desde los aviones en vuelos al mar, y sus pies cubiertos de cemento, para que
haga peso al caer. El gobierno del momento negaba el sistema de secuestros, implementado la
figura de los desaparecidos.