Está en la página 1de 15
<a href=Atrás LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA EN MÉXICO 5.1. Concepto de Tecnología 2 5.1.1. Concepto de Transferencia 3 5.1.2. Características de la Tecnología 4 5.2. La Apropiación Tecnológica 5 5.3. La Transferencia de Tecnología en México 6 5.3.1. Antecedentes de la Transferencia de Tecnología en México 7 5.4. La Ley sobre el Registro de la Transferencia de Tecnología y el Uso y Explotación de Patentes y Marcas (LRTT). Actualmente abrogada 8 5.5. El Registro Nacional de Transferencia de Tecnología 9 5.5.1. Organigrama 10 5.5.2. Funciones y Facultades del RNTT 10 5.5.3. Actos Jurídicos inscribibles en el RNTT 11 5.6. El Contrato de Transferencia de Tecnología 12 5.6.1. Naturaleza jurídica 12 5.6.2. Elementos del Contrato de Transferencia de Tecnología 13 5.6.3. La Cláusula de Confidencialidad 13 1 " id="pdf-obj-0-3" src="pdf-obj-0-3.jpg">
<a href=Atrás LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA EN MÉXICO 5.1. Concepto de Tecnología 2 5.1.1. Concepto de Transferencia 3 5.1.2. Características de la Tecnología 4 5.2. La Apropiación Tecnológica 5 5.3. La Transferencia de Tecnología en México 6 5.3.1. Antecedentes de la Transferencia de Tecnología en México 7 5.4. La Ley sobre el Registro de la Transferencia de Tecnología y el Uso y Explotación de Patentes y Marcas (LRTT). Actualmente abrogada 8 5.5. El Registro Nacional de Transferencia de Tecnología 9 5.5.1. Organigrama 10 5.5.2. Funciones y Facultades del RNTT 10 5.5.3. Actos Jurídicos inscribibles en el RNTT 11 5.6. El Contrato de Transferencia de Tecnología 12 5.6.1. Naturaleza jurídica 12 5.6.2. Elementos del Contrato de Transferencia de Tecnología 13 5.6.3. La Cláusula de Confidencialidad 13 1 " id="pdf-obj-0-5" src="pdf-obj-0-5.jpg">
<a href=Atrás LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA EN MÉXICO 5.1. Concepto de Tecnología 2 5.1.1. Concepto de Transferencia 3 5.1.2. Características de la Tecnología 4 5.2. La Apropiación Tecnológica 5 5.3. La Transferencia de Tecnología en México 6 5.3.1. Antecedentes de la Transferencia de Tecnología en México 7 5.4. La Ley sobre el Registro de la Transferencia de Tecnología y el Uso y Explotación de Patentes y Marcas (LRTT). Actualmente abrogada 8 5.5. El Registro Nacional de Transferencia de Tecnología 9 5.5.1. Organigrama 10 5.5.2. Funciones y Facultades del RNTT 10 5.5.3. Actos Jurídicos inscribibles en el RNTT 11 5.6. El Contrato de Transferencia de Tecnología 12 5.6.1. Naturaleza jurídica 12 5.6.2. Elementos del Contrato de Transferencia de Tecnología 13 5.6.3. La Cláusula de Confidencialidad 13 1 " id="pdf-obj-0-7" src="pdf-obj-0-7.jpg">

LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA EN MÉXICO

5.1.

Concepto de Tecnología

2

  • 5.1.1. Concepto de Transferencia

3

  • 5.1.2. Características de la Tecnología

4

  • 5.2. La Apropiación Tecnológica

5

  • 5.3. La Transferencia de Tecnología en México

6

5.3.1.

Antecedentes de la Transferencia de Tecnología en México

7

  • 5.4. La Ley sobre el Registro de la Transferencia de Tecnología y el Uso y

Explotación de Patentes y Marcas (LRTT). Actualmente abrogada

8

  • 5.5. El Registro Nacional de Transferencia de Tecnología

9

  • 5.5.1. Organigrama

10

  • 5.5.2. Funciones y Facultades del RNTT

10

  • 5.5.3. Actos Jurídicos inscribibles en el RNTT

11

5.6.

El Contrato de Transferencia de Tecnología

12

  • 5.6.1. Naturaleza jurídica

12

  • 5.6.2. Elementos del Contrato de Transferencia de Tecnología

13

  • 5.6.3. La Cláusula de Confidencialidad

13

LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA EN MÉXICO

5.1. CONCEPTO DE TECNOLOGÍA

Atrás

Etimológicamente, la palabra tecnología proviene de los vocablos tekhné (técnica) y logos (palabra, proposición o discurso).

Estas palabras tuvieron un sin fin de aplicaciones y significados para los griegos, ambos vocablos fueron utilizados como conceptos fundamentales por los filósofos; así, Aristóteles al estudiar los grados del saber en el ser humano, colocó en primer término a la empeira (experiencia), la cuál definió como un conocimiento inmediato y directo de las cosas en su individualidad; en segundo lugar colocó al arte o técnica, que para él, era un saber hacer. Por lo tanto, el tekhnites, perito o técnico, es el hombre que sabe hacer las cosas y conoce los medios que se han de emplear para alcanzar los fines deseados, y finalmente, éste filósofo coloca en la cúspide de su escala jerárquica del conocimiento, al saber demostrativo, la episteme, es decir, la ciencia. En cuanto al vocablo logos, para Sócrates significaba simplemente palabra, pero a partir de él, es la razón que se da a algo, esto es el concepto.

Así, en este orden de ideas, se puede concluir que la tecnología desde el punto de vista semántico:

“Es el estudio del saber hacer las cosas, el conocimiento de los medios para alcanzar ciertos fines”.

A lo largo de la historia, se han creado múltiples conceptos en torno a la tecnología, y para lograr un concepto que sirva a este trabajo de investigación, se presentan las siguientes definiciones:

El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la define como:

Conjunto de los conocimientos propios de un oficio mecánico o arte

industrial. Tratado de los términos técnicos. Lenguaje propio de una ciencia o arte. Es el medio para aplicar los descubrimientos científicos para producir bienes y servicios. Es el conocimiento organizado para fines de producción. Comprende el

concepto de sistemas de información y se mezclan con el destrezas y el equipo.

de las

Como se aprecia, existe una amplia gama de definiciones, que muchas veces entorpecen el conocimiento en lugar de aclararlo, además con la palabra que se estudia, se identifican muchos factores, que hacen aún más difícil encontrar una explicación que identifique con exactitud que es la tecnología. Es por ello que se considera inútil transcribir más definiciones que sobre la materia se han dado, considerando que lo más adecuado es apegarse a un concepto que propone Héctor Masnatta, el cuál, a continuación se analizará, ya que se estima que contiene todos los elementos que constituyen la tecnología.

El autor mencionado, señala que tecnología: es la sistematización de los conocimientos obtenidos por un método científico y ordenados consecuentemente, aplicando dicha sistematización en orden de su utilización.

En el análisis de este concepto podemos encontrar los siguientes elementos:

La sistematización, es decir, la acción y efecto de sistematizar o reducir a un sistema, considerando el sistema como el conjunto de cosas ordenadamente relacionadas entre sí, contribuyen a determinado objeto. Y el conjunto de cosas que se encuentran relacionadas entre sí, serían los conocimientos. Y por conocimiento entendemos a la acción de averiguar algo ejercitando las facultades intelectuales.

Otro más, es que está constituido por aquellos elementos obtenidos a través de un método científico. Y por éste debe entenderse aquel conocimiento que se sigue para encontrar la verdad analítica de las cosas, la cuál quedará reducida a la distinción y separación de las partes de un todo, hasta llegar a conocer sus principios y elementos.

El último elemento es la aplicación sistemática en orden a su utilización, consistente en llevar a la práctica los conocimientos previamente obtenidos y ya sistematizados, para que como consecuencia de la misma se alcance el fin buscado.

La tecnología comprende, una agrupación ordenada de conocimientos técnicos, los que, se plasman en fórmulas, especificaciones, modelos, dibujos, diagramas y procesos; puede estar en las mentes de las personas, en documentos o bien, incorporada en máquinas y otras entidades físicas. Asimismo, comprende lo que se conoce como experiencias de fabricación, conocidas internacionalmente como know how técnico o industrial.

5.1.1. CONCEPTO DE TRANSFERENCIA Atrás

Siendo la tecnología, en sentido amplio, un conjunto de conocimientos (saber qué) y de prácticas (saber cómo), de objetos, instrumentos y procedimientos, elaborados o transformados por los hombres, usados para operar sobre la naturaleza, sociedad y seres humanos, para la satisfacción de necesidades humanas, tales conocimientos y prácticas conforman bienes y servicios, que son objeto de transacciones nacionales e internacionales. Éstas transacciones y los procesos de transmisión que los acompañan, acontecen en sistemas y mercados monopolistas u oligopólicas, aunado a la existencia de una brecha tecnológica entre países desarrollados y subdesarrollados.

Una característica esencial de la tecnología es su transmisibilidad, lo que significa, la circunstancia de que, quien la posee, puede transferirla a otra persona, y no se agota con la transmisión, y tal circunstancia hace que la tecnología se convierta en un objeto de comercio, en una mercancía que se vende y se compra.

La transferencia, en este estudio, debe considerarse como sinónimo de la acción de trasladar de un lugar a otro, un conocimiento que pasa a formar parte del acervo tecnológico del receptor de la tecnología para que éste pueda utilizarlo libremente, sin quedar sujeto al pago de una contraprestación o al cumplimiento de una obligación, a la terminación de la relación contractual.

La tecnología es capaz de crear valores económicos y generar beneficios para investigadores e innovadores, y sus resultados son manejados como elemento patrimonial de aquellos, y por tanto, susceptibles de protección jurídica bajo la forma de exclusividad en la explotación.

Las transferencias de tecnología se realizan en el mercado, de acuerdo a la oferta y la demanda, bajo forma de relaciones jurídicas de tipo mercantil, utilizando las figuras de contratos de cesión y concesión.

De acuerdo con la Secretaría de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), la tecnología asume cualquiera de las siguientes formas:

Bienes de capital o bienes intermedios (en este caso incorporada a

ellos) Trabajo humano (mano de obra a veces muy calificada y especializada)

Información, generalmente de carácter técnico.

5.1.2. CARACTERISTICAS DE LA TECNOLOGÍA Atrás

Al progreso tecnológico del momento actual, se le pueden atribuir las siguientes características:

Acumulatividad, esta cualidad implica que cada invención o hallazgo, presupone la serie completa de las invenciones anteriores en el ámbito de que se trate; Dinamismo, lo que trae aparejado por un lado, una creciente obsolescencia de las tecnologías en uso y por el otro, la introducción de nuevas tecnologías; Naturaleza social, porque los conocimientos que la integran pueden haber sido proporcionados por distintas personas, en diferentes épocas y lugares y su propagación y empleo exigen la participación de numerosas personas,

Carácter internacional, ya que el conocimiento no se ha restringido a una

sola raza o aun determinado territorio, e Ilimitación, el hombre, al haber descubierto cada vez mayor número de

medios y métodos que lo auxilian en sus investigaciones, se ha abierto posibilidades que resultan, ilimitadas.

Asimismo, tiene notas accidentales, es decir, aquellas que pueden presentarse:

o no

Irreversibilidad, en el sentido de que las nuevas invenciones desplazan a

las anteriores, las substituyen sin que sea posible volver hacia atrás; La circunstancia de que acelere los cambios;

Transmisibilidad, pues la tecnología puede que no se dé a conocer y permanezca oculta en poder de los productores;

Su origen que puede ser científico o empírico;

La forma como se produce en la actualidad;

El que sea un objeto de comercio, ya que algunas tecnologías están

fuera del comercio, sólo las emplea su dueño; El hecho de que actualmente algunas tecnologías, se encuentren en

poder de

unas

cuantas grandes empresas situadas en los países

industrializados, y

 

La

circunstancia

de

que

sea una consecuencia del proceso de

desarrollo.

5.2. LA APROPIACIÓN TECNOLÓGICA

Atrás

Apropiar significa hacer propia la cosa ajena; si se hace referencia a la materia intelectual, se llama apropiación, en sentido amplio, a los hechos o actos jurídicos en virtud de los cuales una persona puede excluir a las otras de la utilización de una obra o invención y de esta manera, lograr una situación que le permita obtener una retribución pecuniaria.

En sentido estricto, la apropiación culmina con la obtención o reconocimiento jurídico de un derecho subjetivo, por el cual, la invención u obra sólo puede ser explotada por quien la creó o por la persona a quien su creador autorice expresamente.

El derecho interviene regulando por un lado el proceso de apropiación y por otro los derechos y deberes del titular del invento o de la obra.

La transformación constante de la sociedad por los progresos científicos y tecnológicos es una característica de la esfera industrial; diversas investigaciones están orientadas a estudiar la influencia que producen las innovaciones tecnológicas sobre la estructura y desarrollo social así como sus repercusiones futuras. Así, desde el momento en que la complejidad de conocimientos hizo necesaria una dedicación profesional para su obtención, sistematización y aplicación, los estímulos se hicieron presentes.

Sin embargo, con la transformación de las actividades artesanales en industria, se incorporó un problema en el área tecnológica, siendo en principio tan importante el estímulo a la innovación como al plagio. Se hace presente en gobiernos, empresarios y consumidores, la necesidad de buscar los mecanismos más apropiados para estimular el desarrollo científico técnico, tratando de conciliar tanto el interés individual de los inventores y de los productores, como el interés social.

La apropiación tecnológica, es entonces, la manera en que la sociedad estimula la actividad innovadora de los inventores, para que puedan disfrutar de un derecho sobre la obra o invento, sin temor a ser despojados del mismo.

5.3. LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA EN MÉXICO

s

Atrá

Como se mencionó en el apartado referente al concepto de transferencia, la tecnología es transmisible, y existen diversas formas de llevarla a cabo, de acuerdo a la UNCTAD , las principales formas a través de las cuales los países en desarrollo pueden acopiar tecnología son:

Circulación de libros, publicaciones periódicas así como otra información

publicada; Desplazamiento de personas de un país a otro;

La enseñanza y la información profesional;

Intercambio de información y personal dentro de un marco de programas

de cooperación técnica; Empleo de expertos extranjeros y acuerdos sobre asesoramiento;

Importación de maquinaria, equipo y la documentación conexa;

Acuerdos de

concesión

de

licencias

sobre

procedimientos

de

fabricación, uso de marcas comerciales y patentes; e Inversiones extranjeras directas.

 

El proceso de transferencia de tecnología tiene cuatro etapas que son:

La selección,

La negociación,

La absorción, y

La adaptación o innovación.

La selección consiste en elegir al proveedor de la tecnología y a esta misma; esta selección pueda estar fundada en diversas consideraciones, como la novedad de la tecnología, el tamaño y magnitud de recursos tanto del que adquiere como del posible proveedor y el grado de información que se posea acerca de las fuentes de abastecimiento de tecnología.

Entre los múltiples factores que debe evaluar el adquirente para lograr una selección adecuada, se encuentran: determinar si el proceso que planea adquirir ya comprobó comercialmente su eficacia, si la empresa tiene la capacidad técnica de absorción y adaptación adecuada para utilizar eficazmente la tecnología y si le resultará rentable para recuperar su inversión, así como considerar si en su país existen las materias primas que se requieran para la fabricación del producto y determinar el poder del mercado en el sector de que se trata.

Realizada la selección, el siguiente paso es la negociación de las condiciones del acuerdo a través del cual se comprará la tecnología. Aquí nuevamente intervienen factores relevantes como el tamaño de la empresa, su capacidad

técnica y económica, así como la disponibilidad de recursos humanos y de instalaciones. En la redacción del contrato que contenga las condiciones de transmisión, deben cubrirse aspectos legales y económicos, este tipo de contratos en México reciben el nombre de contratos de transferencia de tecnología.

La absorción implica que una vez adquirida la tecnología ésta debe asimilarse por la empresa adquirente.

La adaptación o innovación de la tecnología, implica la necesidad de ajustarla a la proporción de factores de producción existentes, ya que la tecnología que proviene del exterior se produce en mercados con condiciones muy diferentes a las de los mercados de los países en vías de desarrollo.

México es un país que no satisface internamente su demanda de tecnología. Esto significa que al menos un importante sector de la industria nacional, para poder producir los artículos, productos y servicios que el consumidor demanda, tiene que adquirir de fuentes extranjeras la tecnología necesaria para la producción de los artículos o bien para la prestación de los servicios que satisfagan las necesidades del consumidor.

Revisando la historia de México, se encuentra que, la actividad científica e intelectual se producía en élites, resultando de la formación de pequeños grupos distantes de los problemas y requerimientos de la población, provocando con esto un desarrollo industrial incipiente y que producía únicamente bienes de consumo que eran requeridos por los grupos privilegiados urbanos y por la aristocracia rural. Sin embargo, dado el atraso

político

y

social

del país,

estos

apreciados socialmente.

grupos de

científicos

e intelectuales eran

Hasta los inicios de la década de los setenta, la adquisición de tecnología se llevaba a cabo sin ninguna intervención del Estado Mexicano y ésta era una de las razones más importantes para que los propietarios de tecnología pudieran cometer tantos abusos en perjuicio de la industria y de la economía del país. Los únicos controles existentes consistían en el ejercicio esporádico de las facultades concedidas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al investigar, sólo para efectos fiscales, si se justificaban las deducciones de los pagos de regalías o de asistencia técnica realizadas para las empresas establecidas en el país.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, faculta al Congreso para expedir leyes tendientes a la regulación de la transferencia de tecnología y la generación, difusión y aplicación de los conocimientos científicos y tecnológicos que requiere el desarrollo nacional.

5.3.1. ANTECEDENTES DE LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA EN MÉXICO

s

Atrá

En las últimas décadas del siglo XVIII, e inicios del XIX, el nivel de actividad científica y tecnológica en México, se puede comparar con el realizado en algunos países europeos y los Estados Unidos de América. Con el estallido de la Revolución Mexicana en 1910, se pierde el aprecio que se tenía a los científicos e intelectuales, llegando al grado de responsabilizarlos de la miseria y atraso en que se hallaba la mayoría de la población.

Esto ocasionó que durante las primeras tres o cuatro décadas posteriores a la consolidación de los gobiernos revolucionarios, se diera poca importancia a la educación de personal científico y técnico, al igual que a las tareas de investigación de alto nivel, quizás porque la proximidad con los Estados Unidos de América, hacia casi automática la disponibilidad de tecnología extranjera. Esto hizo que el país se volviera día con día más dependiente con respecto a países industrializados, principalmente con Estados Unidos de América, dependencia que se observa no sólo en el campo económico, sino también en el sociocultural. Dadas las condiciones, a finales de los años sesenta, por razones de la balanza de pagos, del desempleo y del agotamiento de la estrategia de desarrollo basado en la sustitución de importaciones, México se vio obligado a afrontar la realidad de su subdesarrollo científico y tecnológico y de su dependencia del exterior en esta materia. Lo cual, obligó al país a sentar las bases para el establecimiento de una política científica y tecnológica que promoviera la investigación local y ayudara a romper con el vínculo que lo ataba a otros países industrializados. Dentro de esta política tuvo importancia la preparación de un instrumento jurídico que regulara las compras de tecnología en el exterior: la Ley sobre el Registro de la Transferencia de Tecnología y el uso y explotación de patentes y marcas.

5.4. LA LEY SOBRE EL REGISTRO DE LA TRASNFERENCIA DE TECNOLOGÍA Y EL USO Y EXPLOTACIÓN DE PATENTES Y MARCAS (LRTT). ACTUALMENTE ABROGADA

s

Atrá

La finalidad de la LRTT es regular el flujo tecnológico estableciendo las bases para que la adquisición de tecnología se realice en las condiciones más equitativas y razonables que sea posible obtener y, en términos que vengan a promover nuestro desarrollo evitando al mismo tiempo que la tecnología se convierta en vehículo de subordinación de México hacia el exterior.

La LRTT tenía como objetivos:

Regular la transferencia de tecnología de manera que las condiciones

establecidas en los contratos permitieran lograr los objetivos de desarrollo económico y social y de independencia nacional; Fortalecer la posición negociadora de las empresas nacionales;

Crear conciencia en el empresario sobre la importancia que tiene la

tecnología y su transferencia internacional para el desarrollo del país; Establecer un registro oficial que permitiera conocer las condiciones de los contratos y la problemática inherente al proceso de transferencia de

tecnología, para hacer posible una mejor planeación del desarrollo industrial y tecnológico del país; Racionalizar la importación de tecnología, para que no se suministrare tecnología obsoleta, inadecuada o ya disponible en el país; Evitar que mediante la transferencia de tecnología se contraviniere la política de desarrollo industrial trazada por el Gobierno Federal;

Evitar una carga excesiva sobre la balanza de pagos; y

Evitar una subordinación de la industria nacional a los proveedores de tecnología.

De acuerdo con el Artículo 73, fracción X de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Congreso de la Unión tiene facultades para legislar en toda la República en materia de comercio. Igualmente el Congreso esta autorizado para legislar en lo que toca a la concesión de privilegios a los inventores ya que en los Artículos 28 y 29 fracción XV del mismo ordenamiento, se concede al Presidente de la República la potestad de otorgarlo y para que pueda ejercerla, se requiere que el Poder Legislativo expida las normas correspondientes. Estos preceptos constituyen el fundamento constitucional de la LRTT.

5.5. EL REGISTRO NACIONAL DE TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA

s

Atrá

Como consecuencia de la expedición en diciembre de 1972 de la LRTT, el Gobierno Mexicano estableció en febrero de 1973, el Registro Nacional de Transferencia de Tecnología (RNTT), órgano al que conforme al Artículo 1º de la citada ley, le correspondía la aplicación e implementación de las disposiciones legales sobre la materia.

Hasta 1976 el RNTT, era un órgano administrativo dependiente de la entonces Secretaría de Industria y Comercio, que a su vez era una Dependencia del Poder Ejecutivo Federal, según el Artículo 8 de la Ley de Secretarías y Departamentos de Estado, hoy abrogada.

Con el cambio de Gobierno, se lleva a cabo una reestructuración del aparato administrativo, misma que se consigna en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal de 29 de diciembre de 1976. En esta legislación se prevé la desaparición de la Secretaría de Industria Y Comercio como Ministerio encargado de diseñar y aplicar la política en estas dos ramas de la economía mexicana, y se crea la Secretaría de Comercio, avocada única y exclusivamente a implementar la política comercial interna y externa.

El RNTT es uno de los mecanismos institucionales que se han implantado en algunos países en desarrollo con el fin de aplicar una política de control de las adquisiciones tecnológicas de las empresas nacionales, asegurando el que ellas cumplan y se ajusten a las disposiciones jurídicas establecidas en la materia, tanto de carácter específico como general que el Estado tiene interés en hacer respetar, pues de ello depende en gran medida el progreso, desarrollo y autonomía nacional.

Las

resoluciones

que

expedía

el

Registro eran actos de autoridad. Su

competencia se surtía a través de las facultades que otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al Presidente de la República en su Artículo 89 y que éste a su vez delega en los Secretarios de Estado en los términos de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal. El RNTT era

autoridad en el sentido formal, puesto que tenía facultades de

decisión y

ejecución y en ejercicio de las atribuciones que le otorgó la LRTT, podía afectar

la situación jurídica de los particulares. 5.5.1. ORGANIGRAMA

Atrás

El Registro se encontraba a cargo de un Director General y contaba con dos Subdirectores: el de Evaluación y el de Registro. A su vez, cada una de estas Subdirecciones tenía a su cuidado tres Departamentos.

La Subdirección de Evaluación se encargaba del análisis económico y técnico de los contratos de traspaso tecnológico y sus Departamentos eran: el de Estudios y Concentración Estadística, el de Análisis Económico y el de Análisis Técnico; la Subdirección de Registro tenía por función la evaluación legal de los acuerdos de voluntad, contaba con los siguientes Departamentos: de Recepción, Inscripción y Control, el de Análisis Legal y el de Dictámenes.

También

formaban

parte

del

Delegación Administrativa.

RNTT,

el

Departamento

de Archivo y la

El RNTT estaba asesorado por un Comité Técnico, que si bien no era un órgano de autoridad, pues no estaba formalmente incorporado a su estructura administrativa en virtud de algún mandato legal, de hecho actuaba y realizaba funciones de innegable importancia práctica. La función de este Comité era señalar al Registro, políticas generales de acción y criterios para implementarlas.

El Comité Técnico estaba presidido por el Subsecretario de Fomento Industrial, e integrado por el Director General de CONACYT, el Director de INFOTEC- CONACYT, organismo independiente encargado de recopilar, procesar y difundir información tecnológica tanto al gobierno u organismos estatales, como al sector privado que lo requiera, los Directores Generales de Fomento Industrial, Invenciones y Marcas y del Registro Nacional de Inversiones Extranjeras, así como al Director, Asesores y Subdirectores del propio RNTT.

5.5.2. FUNCIONES Y FACULTADES DEL RNTT

Funciones del RNTT:

Atrás

Registrar los acuerdos de licencia y de transferencia de tecnología,

Elaborar estadísticas sobre los montos de regalías y las sumas remitidas al exterior por este concepto,

Llevar a cabo estudios comprensivos sobre las características del

comercio de tecnología y las actividades de investigación y desarrollo en la industria, Asesorar a las partes interesadas en la negociación de acuerdos en esta

materia, Evaluar los contratos de traspaso tecnológico, desde los puntos de vista

legal, técnico y económico, para determinar si podían ser inscritos en el propio Registro, Asegurarse de que la tecnología que se adquiría resultará adecuada a las condiciones prevalecientes en el país, y

Buscar que la tecnología se adquiriera en óptimas condiciones de calidad, precio y oportunidad.

Facultades del RNTT:

Ante el Registro debían inscribirse los contratos de traspaso tecnológico;

El Registro podía negar la inscripción de los contratos, si concurría en ellos, alguna de las circunstancias señaladas en el Artículo7 de la LRTT; El Registro podía inscribir los actos aun cuando contuvieran alguno de los supuestos prohibidos por el Artículo antes mencionado, si la tecnología que se transfería era de particular interés para el país; Resolver acerca de la procedencia o improcedencia de la inscripción en un término de 90 días hábiles; Cancelar las inscripciones cuando se alteraran las condiciones de los contratos;

Tenía facultades de inspección y vigilancia;

 

Imponer

al

personal

del

Registro,

la

obligación

de

tratar

confidencialmente la información técnica que recibiera;

Conocer

los

recursos

de

reconsideración

interpuestos

por

los

particulares contra las resoluciones que dictase y que afectara sus intereses jurídicos.

5.5.3. ACTOS JURÍDICOS INSCRIBIBLES EN EL RNTT

Atrás

Era obligatoria la inscripción en el Registro, de los documentos en que se contuvieran los actos, convenios o contratos de cualquier naturaleza que debieran surtir efectos en el territorio nacional y que se realizaran o celebraran con motivo de:

La concesión del uso o autorización de explotación de marcas;

La concesión del uso o autorización de explotación de patentes de invención, de modelos y dibujos industriales;

El suministro de conocimientos técnicos mediante planos, diagramas,

modelos, instructivos, instrucciones, formulaciones, especificaciones, formación y capacitación de personal y otras modalidades; La provisión de ingeniería básica o de detalle para la ejecución de

instalaciones o la fabricación de productos;

La asistencia técnica, cualquiera

que fuese

la

forma en que

ésta se

prestase; Servicios de administración y operación de empresas.

5.6. EL CONTRATO DE TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA

s

Atrá

Cuando una persona pretende poner en funcionamiento una planta o resolver un problema de carácter técnico que surge en la producción o capacitar su personal o modernizar sus instalaciones, y no puede hacerlo por sí mismo, porque no cuenta con los elementos que requieren para ello, se dice que está interesado en adquirir tecnología.

A un industrial lo que le interesa es comprar un paquete de conocimientos técnicos patentados o no, el cuál, puede incluir asistencia técnica, instrucciones sobre mercadeo de los productos, autorización para usar una marca, entre otros, y esto es lo que se refiere la tecnología. Existen diversas formas para obtener tecnología, aunque la más usual es adquirirla de quien la posee, a través de la celebración de un contrato.

El contrato de transferencia de tecnología puede definirse de la siguiente manera:

Es el acuerdo de voluntades por medio del cual una de las partes, llamada proveedor transmite a otra que se denomina receptora un conjunto de conocimientos organizados para la producción industrial.

Las características del contrato de transferencia de tecnología son:

Suele celebrarse entre sujetos de diferente nacionalidad,

Las partes que lo celebran no guardan entre sí una relación de igualdad,

sino de desigualdad, ya que el proveedor suele contar con más y mejores recursos técnicos, financieros y humanos que el adquirente, Este contrato está sometido a una regulación jurídica específica, y

Los contratos deben constar por escrito.

5.6.1. NATURALEZA JURÍDICA

Atrás

El contrato de transferencia de tecnología es un contrato mercantil, en atención a los siguientes puntos:

Se realiza entre empresas, ya que la tecnología es un conjunto de

conocimientos organizados para la producción industrial, que es precisamente, la finalidad primordial de la empresa. El acto jurídico a través del que se transmite la tecnología es mercantil, atendiendo a lo dispuesto en el Artículo 75 del Código de Comercio, donde se establecen los actos que la ley considera como de comercio.

El Congreso de la Unión, al expedir la LRTT, lo hizo con fundamento en lo dispuesto por el Artículo 73 Fracción X de la Constitución que le otorgó facultades para legislar en materia de comercio, por lo que debe considerarse a este contrato como de naturaleza mercantil.

5.6.2.

ELEMENTOS

DEL

CONTRATO

DE

TRANSFERENCIA

DE

TECNOLOGÍA

 

Atrás

En el contrato de transferencia de tecnología existen dos sujetos:

El proveedor, que es quien transmite los conocimientos o realiza

cualquiera de las actividades que implica el traspaso tecnológico, y El receptor, que es quien recibe el suministro de tecnología y que tiene

como obligación principal el pago de una remuneración. Existen también elementos materiales:

La remuneración, que cubre el licenciatario, y

Los conocimientos, diseños, planos, instrucciones, asistencia, derechos, etc., que constituyen el objeto mismo de la transferencia y la obligación del licenciante.

Los elementos esenciales del contrato son:

Consentimiento

Objeto

Los elementos de validez:

Capacidad

Ausencia de vicios del consentimiento

objeto o motivo lícito

Formalidad

Este contrato tiene una finalidad específica: transmitir o traspasar tecnología. Trata en esencia de comunicar conocimientos organizados destinados a la producción industrial, a través de diversos mecanismos o medios. Recordando que la tecnología suele darse en paquete, como antes se mencionó, por lo que generalmente comprende varias figuras jurídicas.

I.6.3. LA CLAÚSULA DE CONFIDENCIALIDAD

Atrás

Es aquella disposición por la cual, el dueño de los conocimientos técnicos, trata de evitar que los mismos sean divulgados por la parte receptora, salvando con ello, que dichos conocimientos caigan bajo dominio público o bien para eludir que el receptor pueda comercializarlos a terceros. El propietario de los conocimientos técnicos trata fundamentalmente de salvaguardar el monopolio de hecho que ejerce sobre estos insumos.

Un concepto de la cláusula de confidencialidad desde el punto de vista de la empresa proveedora de tecnología, puede ser el que proporciona Fernando Estavillo Castro:

“Las cláusulas de confidencialidad en los contratos de transferencia de tecnología, constituyen el medio jurídico idóneo de que dispone el propietario de los conocimientos técnicos, para mantenerlos fuera del dominio público y explotarlos comercial e industrialmente en condiciones monopólicas cuando se trata de conocimientos técnicos no protegidos legalmente, es decir, cuando se trata de conocimientos técnicos no patentados”.

La tecnología es un factor importante en el desarrollo y éxito de las empresas, y también se utiliza como un elemento de comercialización, lo que implica que, la persona física o moral que tiene en su poder un tipo de tecnología, la aprovecha en dos formas: la primera es utilizándola para sus procesos de manufactura o fabricación y la segunda, como un conjunto de bienes de alto valor y demanda en el mercado, lo que lo hace ser un objeto de fácil comercialización, siendo redituable económicamente.

Existen además dos grupos de tecnología: la llamada tecnología patentada, sobre la cual se ha otorgado una patente; y la tecnología no patentada, constituida fundamentalmente por el know how, el cual puede ser secreto o de dominio público.

Por lo tanto, la tecnología no patentada, para poder ser explotada monopólicamente por parte de su propietario, necesita exclusivamente de su capacidad de mantener en secreto tales conocimientos no patentados, e impida su uso o divulgación a través de estipulaciones contractuales.

Como consecuencia de la inclusión de la cláusula de confidencialidad en el contrato de transferencia tecnológica, se logra que los conocimientos técnicos no patentados, no caigan en el dominio público, asegurándole con ello al proveedor, una ventaja en un determinado sector industrial, comercial o de servicios; pero además le asegura otro beneficio económico, al poder comercializar en forma exclusiva la tecnología deseada por otras personas o corporaciones.

Introducción

La utilización de la tecnología en actividades empresariales, es cada vez más constante, debido a los avances científicos y tecnológicos que se han tenido en estos últimos sesenta años, que se iniciaron después de la terminación de la Segunda Guerra Mundial.

Como es sabido, los especialistas en la materia hacen referencia a dos importantes revoluciones industriales, que han tenido lugar en el mundo, en dos etapas históricas diferentes. Ahora estamos plenamente inmersos en una nueva revolución, siendo ésta, más destacada e importante que las otras dos.

Este tercer gran movimiento histórico llamado “Revolución del Conocimiento”, es una etapa en la que la humanidad se halla inmersa y en la cual, la utilización o aprovechamiento de los productos de la ciencia, mediante la generación cada vez más constante de procesos y procedimientos tecnológicos, ha llegado a puntos que hace sesenta años eran inimaginables. La electrónica, la informática, la robótica o la biogenética, por mencionar sólo a algunas de las áreas científicas más sorprendentes, han contribuido al establecimiento de nuevas formas de relaciones en el mundo, entre los seres humanos, así como en el manejo jurídico de sus productos intelectuales y de sus actividades. La utilización de la tecnología, mediante operaciones de transferencia entre sus creadores y quienes la explotan, han obligado al poder público de los países altamente desarrollados, a expedir disposiciones legales, con el propósito fundamental de introducir normas que tengan por objeto regular los derechos y las obligaciones entre las partes, para que se les dote de certidumbre, orden, congruencia, confidencialidad y equidad; además de que, quienes celebran contratos en esta materia, puedan encontrar una clara y evidente viabilidad legal en el ejercicio de sus derechos y en el cumplimiento de las obligaciones contraídas.

En consecuencia, el objetivo de este estudio es el de apuntar la necesidad que tienen los países menos desarrollados en materia de ciencia y tecnología, como México, para establecer o, en su caso, incrementar, las disposiciones legales reguladoras de contratos sobre transferencia de tecnología. Se debe fortalecer el Derecho de la Ciencia y la Tecnología, como una rama autónoma Contratos de transferencia de tecnología de la ciencia jurídica y trabajar a favor de la expedición de una Ley Federal de Prácticas Comerciales, tan exigida por numerosos sectores.