Está en la página 1de 372

PARA ENTEDER EL

TREINTA CLAVES

PODER
LÉXICO PARA LA NUEVA COMUNICACIÓN POLÍTICA VOL. II

Javier Sánchez Galicia
Coordinador

César Cansino
Editor

PARA ENTEDER EL

TREINTA CLAVES

PODER
LÉXICO PARA LA NUEVA COMUNICACIÓN POLÍTICA VOL. II

Primera edición, 2013 ISBN: 968-7825-46-4 © Javier Sánchez Galicia Piso 15 Editores 14 oriente 2817 Col. Humboldt C.P. 72370 Tel. (01222) 602.76.96 Formación: Piso 15 Editores Diseño de portada: Piso 15 Editores Impreso y hecho en México Printed and made in Mexico

ÍNDICE
Prólogo por Fernando Checa Montúfar Introducción general por Javier Sánchez Galicia Introducción al volumen por César Cansino 1. Aprobación Gubernamental ix xiii xix 3

2. Caciquismo 11 3. Calidad Democrática 4. Campaña Negativa 5. Clientelismo Político 6. Comunicación Gubernamental 7. Comunicación Parlamentaria 8. Concertación Política 9. Crisis Política 10. Debate Electoral 11. Estado Moderno 12. Estrategia Política 13. Homo Twitter 14. Liderazgo Político 19 35 47 61 77 87 97 107 115 125 139 147

15. Mito de Gobierno 157 16. Neuropolítica 165
VII

Sociedad de la Información 27. Social Media 26. Partidos Políticos 18. Prospectiva. Transfuguismo Político 29. Redes Sociales. Análisis de 22. Reputación Online 25.17. Violencia Política Lista de autores Índice temático 235 243 249 263 275 289 301 311 321 335 343 349 VIII . Periodismo Político 19. Redes. Política Simbólica 173 189 203 20. Análisis de 24. Análisis de 23. Timing Político 28. Populismo 217 21. Transición Democrática 30.

Grijelmo afirma que las palabras son una forma de poder y reafirma su polisemia o polivalencia. aquel donde las palabras no sólo tienen la carga de la historia sino también un espesor teórico. desarrollo y situación actual. Grijelmo se refiere al vocabulario del habla cotidiana. sin que esto signifique que a este campo lo reduzcamos a ellas). Y esto es aún más válido cuando se trata de un campo en estrecha relación con el poder simbólico y el político. decíamos. su historia. Nos complace habernos aliado al Instituto de Comunicación Política IX . conceptual. es digno de resaltarse. sino solamente su pórtico. pero su contenido excede la definición oficial y simple de los diccionarios. milimétricas. Desde esta perspectiva. aún más. autores y debates contemporáneos. pero sin duda son afirmaciones válidas para el vocabulario especializado. las palabras que usamos y cómo las usamos develan el cómo pensamos. todo ese esfuerzo. en ciespal nos complace apoyar este libro de autoría colectiva. es decir. sus líneas de investigación. visto como imprescindible y con alta facturación (solo piénsese en las cifras millonarias que se gastan en épocas electorales. Nada podrá medir el espacio que ocupa una palabra en nuestra historia”. En ellos se nos presentan exactas. que ofrece un valioso estado del arte de 30 importantes conceptos de uso frecuente en el cruce complejo y fértil de la comunicación con la política. Léxico para la nueva comunicación política. científicas… Y en esas relaciones frías y alfabéticas no está el interior de cada palabra. Por ello. como es el de la Comunicación Política. todo esfuerzo que permita sistematizar y establecer el estado del arte. la base teórica actualizada de los conceptos más significativos o representativos del campo. el germen del pensamiento. Desde luego. Álex Grijelmo enfatiza que estas tienen una relación directa con el pensamiento. la estructura de las razones. Treinta claves para entender el poder.PRÓLOGO En La seducción de las palabras. dice textualmente: “son las palabras los embriones de las ideas.

por tanto. y bajo estos principios fundamentales. que se publica desde 1972 y. es la más antigua y que todavía se publica en el continente. documentación. como se señala en su introducción. audiovisuales y digitales. la obscuridad. En cuanto al Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (ciespal). no gubernamental y autónomo. También ha editado 140 números de Chasqui. la actualización y el mejoramiento del pensamiento comunicacional latinoamericano. la subjetividad derivadas de la polivalencia (preferirán unos) o la polisemia (preferirán otros) existente no sólo en los términos analizados sino sobre todo en la percepción y lectura que de ellos se hace. el profesional que se desenvuelve en este campo y para el que tiene algún tipo de relación con él. actualización y democratización del periodismo y la comunicación en América Latina.(icp) para ser parte de esta muy necesaria iniciativa editorial que es el resultado. de carácter regional. En cuanto a su línea editorial cabe destacar que en los 53 años de vida ha publicado alrededor de 400 títulos sobre periodismo y comunicación de reconocidos autores de dentro y fuera de nuestra región. Es un esfuerzo de precisión para evitar la ambigüedad. Revista Latinoamericana de Comunicación. asesoría. cabe recordar que es un organismo internacional. el estudiante. producción y difusión de materiales impresos. el ciespal viene ejecutando acciones de capacitación profesional. Esta importante y prolífica actividad editorial ha sido un aporte para la difusión. la Universidad Central del Ecuador y el gobierno ecuatoriano. de un “esfuerzo de sistematización y de reflexión sobre las herramientas conceptuales de uso común en el ámbito de la Comunicación Política”. investigación. el desarrollo. Un esfuerzo sobre todo pedagógico muy útil para el docente. todo esto como un aporte al desarrollo. sin fines de lucro y que goza de personería jurídica propia. entendido como un ejercicio fundamental en los procesos de democratización de la sociedad. X . creado en Quito el 9 de octubre de 1959 por la unesco. El propósito principal de la institución es la promoción del derecho a la comunicación. Desde sus orígenes.

desde una perspectiva similar a la nuestra. universidades.  Fernando Checa Montúfar. observatorios. es un valioso aporte para el especialista en este ámbito de la comunicación y. Creemos que es importante compartir esfuerzos y experiencias con otros centros de investigación. para el amante de la palabra y su riqueza histórica y conceptual que. Nos congratula ser parte de esta producción editorial que. investigación y publicaciones en el campo de la comunicación política. sin duda. en particular. Director General del ciespal XI . Estos criterios han sustentado nuestra decisión de suscribir un convenio marco de cooperación con el icp con el propósito primordial de conjugar voluntades y potencialidades para concretar actividades de capacitación. en la perspectiva de construir y consolidar una “comunidad del conocimiento” y aunar esfuerzos en procura de los cambios positivos que buscamos en los medios y en los diferentes procesos comunicacionales. la obra que ahora se presenta es una de las primeras actividades compartidas en el marco de este convenio y que augura una relación fructífera. busca su comprensión y uso riguroso. trabajan en el campo de la comunicación y la cultura para fortalecernos en el desarrollo de actividades conjuntas y de mutuo beneficio. Precisamente. instituciones y asociaciones académicas. más allá de la seducción.Pero todas estas actividades siempre se han potenciado con la gestión y consolidación de alianzas con todas aquellas instituciones nacionales e internacionales que.

XII .

porque la multiplicidad de significados del lenguaje en materia de Comunicación Política se está convirtiendo en un obstáculo tanto para la comprensión del ciudadano común como porque ha dado pie para que sus conclusiones no se acepten ya no se diga en dictámenes legales. las “campañas sucias” pero por el otro no se quieren aceptar pruebas de ese comportamiento porque “no hay forma de acreditarlo”. las encuestas y las determinaciones de la influencia que sobre el votante puede tener una campaña mediática abrumadora. Para nadie es desconocido que ciertos Tribunales Electorales esquivan la responsabilidad del conocimiento pericial de la Comunicación Política negando simplemente el carácter de prueba plena a todo lo consignado en este campo. por ejemplo. sino que incluso acentúan su necesidad imperativa e impostergable. Se cae en ocasiones en el absurdo de penalizar. por citar unos ejemplos. Pero. ¿en qué lugar quedan las prestigiosas universidades y los especialistas que han consagrado sus vidas al estudio de la Comunicación Política? ¿Cuál es el verdadero alcance de una actividad que ya extiende facturas por cantidades importantes de dinero como contraprestación de servicios que XIII . sino incluso en foros en donde termina por imponerse la consigna de que en materia de Comunicación Política todo es relativo y cargado de subjetividad.INTRODUCCIÓN GENERAL ¿Para qué un Léxico de la Comunicación Política? ¿Se trata de una nueva e inútil pretensión de “fijar. Primero. Si eso fuera cierto. en lugar de ceder a ese impulso. Esa suerte la corren. corregir y dar esplendor” a los conceptos en uso en el ámbito de la Comunicación Política?  ¿Se trata de llevar a cabo un propósito tan colosal como superfluo en un medio que se mueve aceleradamente y que no admite más frenos que la eficacia de los propósitos?  En la respuesta a esos cuestionamientos abundan las razones para no llevar a cabo el esfuerzo de sistematización y de reflexión sobre las herramientas conceptuales de uso común en el ámbito de la Comunicación Política. aquí se buscará ofrecer algunas de las razones que no sólo aconsejan la necesidad de una obra como la que se presenta.

lejos de potenciar la utilidad del análisis. Robert Michels. Treinta claves para entender el poder: Léxico para la nueva comunicación política aspira a convertirse en una referencia en cuanto al Estado del Arte. impone transitar por rodeos y caminos circulares. James Madison. porque hay una paradoja. al no contar con un concepto que supere lo que ya se conoce. Otro tanto ocurre con una noción que supere a la de Desarrollo. entre el avance impresionante en el conocimiento de la Comunicación Política y. Las anteriores razones justifican plenamente esta apuesta intelectual. Harold Lasswell y Paul Lazarsfeld. se recurre a una proliferación de adjetivos como Democracia de Calidad o Democracia de Baja Intensidad. Así. por ejemplo.sus contratantes no sólo estiman necesarios sino incluso imprescindibles para el éxito de sus actividades? Segundo. porque la noción de Estado del Arte se ha asentado como el paso básico para las tareas de investigación. sino de todos los conceptos en este vasto campo —para lo que se requeriría un equipo de trabajo de grandes dimensiones—. Por irónico que parezca. Barón de Montesquieu. por un lado. Alexis de Tocqueville. paradójicamente. por otro lado. como no pasaba desde la época formadora de Charles Secondat. Max Weber. Carlos Marx. Jean Jacques Rousseau. por ello se acude a su recategorización como Desarrollo Humano… y así sucesivamente. Tercero. cada día es más nuevo y antiguo. David Easton. John Locke. la novedad de los conceptos está en la medida en la que se revalúan los conceptos anteriores. sobre la Democracia. a la vez. Dentro de un escrito académico técnico se denomina Estado del Arte a la base teórica en la que está asentado el escri- XIV . sí al menos de los más significativos. A través de esta vía. Gaetano Mosca. que. por señalar algunos de los autores canónicos. En efecto. la etapa que va desde la caída de la Unión Soviética hasta la digitalización ha sido fructífera en la creación y recreación de conceptos y categorías útiles para comprender y trasformar un mundo que. no sorprende que se impongan la ambigüedad y la oscuridad. Alexander Hamilton. la escasa creación de nuevas palabras que contengan las nociones para dar cuenta de ese conocimiento.

to. cómo se encuentra en el momento de realizar la propuesta de investigación y cuáles son las tendencias. Que sea esta una contribución al conocimiento y apreciación de esas propuestas intelectuales. Porque de lo que se trata no es de agotar los conceptos de la a a la z en un esfuerzo academicista sino más bien de reconocer las voces más representativas. Ese quizá es el mérito más modesto pero también el más ambicioso de la obra que el lector tiene en sus manos. indispensables para las actividades de investigación y divulgación en el campo de la Comunicación Política. se ha buscado delimitar y precisar los grandes hitos. de subjetividad. Y existe una cuarta razón: la de la convicción. puesto que su elaboración. Los que suscribimos esta obra deseamos patentar con ella nuestro agradecimiento a los autores que han hecho avanzar la Comunicación Política con sus trabajos seminales y con sus propuestas de “conocimiento de frontera”. los desarrollos y los avances del extenso campo de conocimiento de la Comunicación Política. la cual se rebate en el desarrollo posterior en el escrito y forma parte introductoria del mismo. No podía faltar en una actividad acusada de “subjetiva” una carga. Pero no de la que falsea la realidad sino de la que refleja y testimonia el compromiso y el afecto por un campo disciplinario. las escuelas de pensamiento. Desde luego que una tarea de esa envergadura no podría aspirar a ser exhaustiva por las siguientes razones:  Porque cada día hay innovaciones en una materia tan viva como lo es la comunicación y en la actividad política. Para su elaboración. los autores. Con modestia y con todas las proporciones guardadas. Es una de las primeras etapas que debe desarrollarse dentro de una investigación. precisamente. permite determinar cómo ha sido tratado el tema. Porque se ha buscado sacrificar la práctica tautológica de la tradición del “diccionario escolar” que tiende a “definir lo defi- XV . es recomendable establecer un periodo de acuerdo con los objetivos de la investigación. que consiste en “ir tras las huellas” del tema que se pretende investigar.

Robert Dahl o Norberto Bobbio: definir un tema y desarrollarlo en lo que ahora se conoce como un “Estado del Arte”. Asimismo. En ese caso lo que se impuso fue tratar de llegar a una comprensión sistemática en áreas en donde la sobreabundancia de información redunda. Pero también hubo la necesidad de entrar a algunos temas que podrían parecer trillados como las voces “Posicionamiento” o “Lobbying”. Sobre el particular siempre vale la pena mencionar que en ello influyó la experiencia profesional que indicó la necesidad de abordar más unos temas que otros. También hay algo de aventura al incluir campos de conocimiento que se han desarrollado en forma más espontánea como son las “Redes Sociales” y que por su importancia era indispensable incluir en un Léxico como el que el lector tiene en sus manos. Quizá. por irónico que parezca. en desconcierto y confusión. una vez avanzado el texto. En lo referente al método de exposición en todos los casos se buscó proceder de la siguiente forma: -Palabras Clave -Definición -Historia. lo sería de los que con su uso se apropian de este léxico y de los que lo empleen en el tra- XVI . Teoría y Crítica -Líneas de Investigación y Debate Contemporáneo -Autores y Escuelas de Pensamiento (cuando así fue posible por la consolidación del campo de conocimiento) -Bibliografía   Desde luego que una obra como Treinta claves para entender el poder: Léxico para la nueva comunicación política no puede ser “de la autoría de alguien”.nido con la definición”. En todo caso. la escasa o dispersa información que había sobre algunas temáticas y que hacían indispensable su abordaje desde una perspectiva más académica y rigurosa. los lectores inquieran saber el por qué de algunas voces y otras no. por mencionar algunas. para emprender el camino más arduo que perfilaron figuras señeras como Jean D’Alambert.

Si algún mérito cabe es el del orgullo legítimo de quien aspira a que su esfuerzo coadyuve al estudio y al aprecio de una disciplina: nuestra disciplina. Presidente del icp XVII .  Javier Sánchez Galicia. No es la aspiración de los que aquí firman como responsables de la obra pretender ni créditos ni recompensas que no sean las de la divulgación y la pasión por el campo del conocimiento de la Comunicación Política.bajo intelectual.

XVIII .

“Reputación online”.Introducción al volumen Este segundo volumen de Treinta claves para entender el poder prosigue el proyecto de reunir en 10 volúmenes los conocimientos más significativos y representativos. “Comunicación parlamentaria”. como “Homo Twitter”. “Neuropolítica”. “Timing Político”. se XIX . de la nueva comunicación política. En particular. “Populismo” y “Transfuguismo político”. pues provee un conjunto de definiciones y reflexiones indispensables para disponer de un mapa orientador de las muchas problemáticas e intereses de la comunicación política. tales como “Caciquismo”. que generosamente han aportado sus conocimientos y experiencias de investigación para materializar este esfuerzo colosal. el lector encontrará 30 nuevos conceptos de gran actualidad para entender y analizar el fenómeno del poder. tales como “Comunicación gubernamental”. “Concertación política”. se incluyen una serie de conceptos más técnicos propios de la comunicación política. al cabo de un tiempo. “Mito de gobierno”. De llevar a feliz puerto este proyecto. El impresionante crecimiento de este sector de estudios en unos cuantos años. “Análisis de redes sociales”. “Crisis política”. justifica plenamente un proyecto enciclopédico como éste. para los científicos sociales en general y para toda aquella persona interesada en profundizar en estos temas. Por lo que respecta a este segundo volumen. Finalmente. a manera de léxico. habremos reunido 300 conceptos y categorías indispensables para quien se mueve de manera profesional en el área de la comunicación política. destacan los conceptos vinculados con el rápido crecimiento de las nuevas tecnologías de la información y las redes sociales. “Clientelismo político”. elaborados todos ellos por los especialistas más connotados del campo. Por otra parte. Por otra parte. “Política simbólica”. en este volumen se recogen varios conceptos relativos a formas de ejercicio del poder claramente premodernas. pero que siguen vigentes en muchas naciones. y de los que nadie puede sustraerse en la actualidad. “Social Media” y “Sociedad de la información”. “Estrategia política”. “Análisis de redes”. “Liderazgo político”. “Análisis de prospectiva”.

“Transición democrática” y “Violencia política”. “Partidos políticos”. tales como “Aprobación gubernamental”. “Campaña negativa”. Cabe recordar que el propósito es ofrecer a los interesados tanto las definiciones sobre cada uno de los conceptos abordados como sugerencias metodológicas y bibliográficas para el análisis concreto. no dudamos que este segundo volumen de Treinta claves para entender el poder se convertirá al igual que el primero en un referente indispensable para los estudios del poder. “Debate electoral”. Director General del cepcom XX . “Periodismo político”. “Calidad democrática”.  César Cansino. Con este objetivo. “Estado moderno”.incluyen conceptos indispensables para entender y analizar las democracias modernas.

.

Léxico para la nueva Comunicación Política 2 .

siempre ha ido acompañado. en mayor o menor medida. Definición El ejercicio de gobierno. Además. a través de metodologías cuantitativas y cualitativas. dado que atañe a una comunidad o nación. si este ejercicio de medición se realiza de manera periódica o continua se puede llevar a cabo una comparación “histórica” de los índices porcentuales resultantes a lo largo del tiempo de gestión. Pero en las democracias modernas la Aprobación Gubernamental suele asociarse con el lenguaje demoscópico y su ejercicio periódico. Más específicamente. El ejercicio de gobierno. a través de mediciones de opinión pública periódicas. en el ámbito político. La investigación de mercados a través del análisis de la opinión pública es parte de la realidad socioeconómica mundial. Métodos cuantitativos. la evaluación se determina mediante la medición o toma del pulso de la opinión pública sobre su gobierno (ya sea nacional. de juicios aprobatorios o reprobatorios por parte de la sociedad. de juicios aprobatorios o reprobatorios por parte de la sociedad. 1997). para con ello obtener información imprescindible para los mismos y así llevar a cabo una toma de decisiones fundamentada en datos provenientes de la propia sociedad y no sólo en intuiciones no siempre cercanas a la realidad (véase Cea D’Ancona. estatal o municipal) con respecto a sus acciones. Pero en las democracias modernas la Aprobación Gubernamental (en adelante ag) suele asociarse con el lenguaje demoscópico y su ejercicio periódico. 2001. 1). . Y la investigación y análisis de la opinión pública y las percepciones sociales. Encuestas electorales. así como analizar la evolución de la percepción social con respecto a ese gobierno evaluado. siempre ha ido acompañado. políticas públicas. dado que atañe a una comunidad o nación. Evaluación gubernamental. es también un elemento imprescindible de las democracias contemporáneas (véase Ai Camp. Opinión pública. En ese sentido. cap. la ag (o eventual desaprobación gubernamental) es la forma en que los ciudadanos perciben las acciones y el ejercicio personal de un dignatario y su equipo de trabajo de cualquier nivel. en mayor o menor medida. Sondeos de opinión.Léxico para la nueva Comunicación Política 3 1 Aprobación Gubernamental Palabras clave Gobierno. programas específicos o eventos coyunturales en un período determinado.

El debate sobre la certeza de tales estudios o la utilización de mejores o peores metodologías para la práctica de las mediciones demoscópicas está todavía abierto. La utilidad de estas encuestas radica no sólo en el conocimiento sobre qué partido o candidato es el que lidera las preferencias de los posibles votantes en un momento específico. cuáles son los principales medios que influyen en la región. mejor conocidos como encuestas de opinión pública. sino en observar si esa tendencia se mantiene o cambia. por ejemplo. b) Encuestas de preferencia pre-electoral en seguimiento (tracking). cuáles son sus principales problemas y preocupaciones. sobre el nivel de desarrollo democrático alcanzado en un sistema político. por ejemplo. profundización de su imagen. Traugott y Lavrakas. con una anticipación real en el tiempo. sus partidarios sostienen que la investigación de la opinión pública es parte de una disciplina científica (la estadística social) y que con muestras correctamente diseñadas sí se pueden obtener resultados confiables sobre las preferencias de una sociedad (véase. Son aquellas que se realizan para conocer el posicionamiento o nivel de conocimiento real que existe de personajes que aspiran a un cargo de elección popular. cuál es la preferencia partidista en ese momento. entre otros tópicos. 1997). Los estudios cuantitativos. no existe participación ciudadana plena y efectiva (véase. Ritchey. Encuestas electorales La medición de preferencias electorales es una metodología demoscópica muy empleada desde hace mucho. percepciones sobre los partidos o sus ideologías y propuestas. al grado de que muchos creen que si no hay mediciones demoscópicas de índole electoral o de evaluación gubernamental. Obviamente. en el área política son un referente indispensable para medios. Las más conocidas son: a) Encuesta base.Léxico para la nueva Comunicación Política 4 APROBaCIÓN GUBERNaMENTaL La medición de preferencias electorales es una metodología demoscópica muy empleada desde hace mucho. 2008). A continuación se refieren algunas de estas mediciones. cuáles son las principales cualidades o defectos de los aspirantes a una candidatura. analistas y ciudadanos en general. antes y durante un proceso electoral. Sirven para saber qué quiere una sociedad de sus políticos. sino la “película” de cómo van evolucionando o manteniéndose las preferencias del electorado. sí muestra el grado de aceptación o rechazo de un gobierno. Son aquellas que miden la preferencia partidista de los ciudadanos en un momento determinado. Existen diversas formas de medir dichas preferencias a través de encuestas de opinión. Ese es el fundamento del tracking o seguimiento: observar no solo la “fotografía” del instante en que se levantó la encuesta. sobre todo cuando los electores anticipan que no volverían a votar por el partido del gobierno por considerar que tuvo un mal desempeño. sobre todo cuando los electores anticipan que no volverían a votar por el partido del gobierno por considerar que tuvo un mal desempeño. Y si bien no mide propiamente la ag.Y si bien no mide propiamente la Aprobación Gubernamental. sí muestra el grado de aceptación o rechazo de un gobierno. .

municipal o hasta de comunidades más pequeñas). Encuestas de evaluación gubernamental Además de las encuestas electorales están las mediciones de opinión pública para evaluar gobiernos en funciones. a la salida de las casillas electorales. se puede profundizar en las respuestas si se pregunta al ciudadano a qué se refiere específicamente con ese problema o si puede explicar mejor a qué se refiere en particular: por ejemplo. razón de su rechazo al otro candidato. por ejemplo: problemas importantes-urgentes. que van desde las calificaciones numéricas que pueden otorgar los ciudadanos a la persona que ejerce el poder ejecutivo (nacional. problemas de gobierno…. confianza en la autoridad electoral. en qué se basó para esa decisión. no importantes-urgentes. Se les cuestiona específicamente por el partido o el candidato por el que acaban de sufragar. cuando alguien responde “inseguridad”. estatal.Léxico para la nueva Comunicación Política 5 APROBaCIÓN GUBERNaMENTaL c) Encuestas de salida (exit polls o encuestas a pie de urna). la ubicación de los principales problemas percibidos por la comunidad. Hay al respecto muchas metodologías. Son las que se llevan a cabo el día mismo de la elección. Se cuestiona al ciudadano sobre qué calificación (por Además de las encuestas electorales están las mediciones de opinión pública para evaluar gobiernos en funciones. Una vez agrupados porcentualmente dichos problemas. etcétera. desde servicios públicos hasta preocupaciones personales o familiares. la aprobación o desaprobación del ejercicio de la autoridad. en una matriz de cuadrantes. los encuestados responden mencionando la carencia de algún servicio público. cuándo tomó su decisión. no urgentes-importantes y no urgentes-no importantes. o sea las que buscan conocer la opinión de los ciudadanos con respecto a la forma en que los están gobernando. b) Calificación numérica o conceptual del gobernante. Desde luego. servicios públicos. puede estarse refiriendo a los asaltos en la vía pública o bien a la ineficiencia de los cuerpos policiales. Las maneras más comunes de medir la percepción de los ciudadanos sobre su gobierno son: a) Top of mind. la capacidad de resolver los principales problemas de la población y. es decir. son encuestas que preguntan sobre algo que acaban de hacer los votantes y no sobre lo que posiblemente harán: razón de su voto. y se aplican a los ciudadanos que ya ejercieron su derecho al voto. y también clasificarlos de acuerdo a su importancia y urgencia. Generalmente. La pregunta se debe dejar abierta para que el encuestado tenga la posibilidad de responder en forma natural y espontánea el primer tema que se le venga a la mente. o sea las que buscan conocer la opinión de los ciudadanos con respecto a la forma en que los están gobernando. . se pueden agrupar en alguna nomenclatura genérica: inseguridad. Se cuestiona al ciudadano sobre cuál es el principal problema que percibe en su comunidad. por la propia forma de preguntar (problema de su ciudad). desde luego.

la cual puede ser subjetiva o confusa. cuando en realidad. en realidad está dándole una calificación negativa. aprueba o desaprueba la forma como está gobernando su actual autoridad nacional. estatal o municipal. una expectativa. Pero si responde “8” o incluso “7” y señala que “sí está trabajando”.Léxico para la nueva Comunicación Política 6 APROBaCIÓN GUBERNaMENTaL Aprobación/ desaprobación gubernamental. Es la pregunta que mejor define si una sociedad está de acuerdo o no en la forma cómo la está gobernando su actual autoridad. de cualquier nivel. cosa que no sucede cuando se le pregunta una calificación numérica. Es una pregunta a futuro. en general. “mala” o “muy mala”. Se . si dice “8” y señala que el gobernante “no está realizando un buen trabajo” en alguna área específica. en la mayoría de países de América. al ciudadano no se le plantea una alternativa intermedia (no se le dice la opción “regular” o “más o menos”). se puede profundizar la respuesta numérica con las razones que tiene el ciudadano para otorgar ese nivel de confianza y así saber los fundamentos de la confianza o desconfianza ciudadana en su gobernante. Gobernador o Presidente de la República). d) Aprobación/desaprobación gubernamental. pues la mayoría suele responder “regular” y quedamos sin saber si fue buena o mala nota. Es un cuestionamiento que obliga al encuestado a responder y decidir sobre dos opciones. Por supuesto. c) Nivel de confianza. En otras palabras. Es la pregunta que mejor define si una sociedad está de acuerdo o no en la forma cómo la está gobernando su actual autoridad. “buena”. pues no pocas personas están acostumbradas a dar calificaciones numéricas de acuerdo a su muy personal visión. ejemplo. en la que 0 es pésimo y 10 es excelente) le otorga a su gobernante (Presidente Municipal o Alcalde. Así se denomina la pregunta que tiene por objeto saber cuánta confianza inspira el gobernante en el ciudadano para resolver los problemas de su comunidad. Por las mismas razones que en la calificación numérica. para mucha gente el “7” u “8” es una nota “no buena”. Y lo mismo sucede si en lugar de calificación numérica se pregunta al encuestado si su gobernante está ejerciendo su función en forma “excelente”. del 0 al 10. Por ejemplo. que es la calificación en general del gobernante. a diferencia de la anterior. de cualquier nivel. esa calificación es en realidad positiva. Por ejemplo. un promedio de 7 o más es excelente calificación para un gobernante en funciones. Se suele preguntar también en la escala del 0 al 10. Se cuestiona al ciudadano si. hay ciudadanos que le ponen “7” y hasta “8” a un gobernante. pues muchos optarían por ese tipo de respuesta. Esta calificación puede ser subjetiva (como quizás cualquier calificación). “regular”. Esto último se resuelve si se pregunta también la razón de la calificación (numérica o conceptual). aunque aclarando al encuestado lo que significa: 0 es nada y 10 es mucha. queriendo decir con esa calificación que está fallando en algo. y así el encuestado responde los motivos de su nota.

dejando la respuesta abierta (libre. Finalmente. todo gobierno proviene de un proceso electoral en el que una propuesta partidista logró convencer a la mayoría de la ciudadanía a votar por ella. Y se pregunta sobre el gobierno en general. Por razones naturales hay una gran cantidad de respuestas (siempre dependiendo del tamaño de la muestra y qué nivel de confianza y margen de error muestral se quiera alcanzar con el ejercicio). pues eso ya se ha cuestionado antes con las calificaciones personales y el nivel de confianza. la aprobación o desaprobación del gobierno en funciones o la ubicación de los principales problemas ciudadanos o demandas sociales es evidente: pocos gobiernos y sus integrantes se arriesgarían hoy a no conocer de primera mano la opinión de sus gobernados y gestionar soluciones a partir de ese valioso instrumento.Léxico para la nueva Comunicación Política 7 APROBaCIÓN GUBERNaMENTaL deja que el encuestado discierna entre dos opciones: aprobación o desaprobación. no sólo por la persona específica del dignatario. las motivaciones ciudadanas de esas notas. con esta pregunta sí se llega a saber el índice porcentual de aprobación o desaprobación de un gobierno en funciones. la democracia electoral contemporánea consiste en que ese gobierno busque permanecer en el poder a través de una buena gestión. Y naturalmente. para que los resultados de cada área ya expuesta puedan ser comparados periódicamente y observar si se han logrado su- Pocos gobiernos y sus integrantes se arriesgarían hoy a no conocer de primera mano la opinión de sus gobernados y gestionar soluciones a partir de ese valioso instrumento. espontánea) a los encuestados de la muestra. También en este caso se debe profundizar en los motivos de la respuesta. Por eso se recomienda que la evaluación gubernamental se realice en un seguimiento (tracking) permanente. Y ahí es donde se encuentra lo más interesante de esta metodología de evaluación gubernamental: se deja que el encuestado emita libremente sus opiniones para explicar su aprobación o desaprobación. Por lo anterior. aunque se permite la respuesta intermedia pero que sea emitida espontáneamente (al igual que las respuestas “no sabe” o “no contestó”). . Pero no servirían de mucho si no pueden compararse a lo largo de la misma gestión. La decisión final la tienen los ciudadanos a través del ejercicio libre del sufragio. preguntando la razón de la aprobación o desaprobación del gobierno en funciones. La utilidad de la medición de las calificaciones de un gobernante. e) El seguimiento de la evaluación gubernamental (tracking). pero las personas capacitadas para el análisis deben saber llevar a cabo las agrupaciones conceptuales pertinentes para que los resultados sean realmente un instrumento que permita observar aciertos y fallas del ejercicio gubernamental. Los datos recabados en una medición pueden resultar interesantes como punto de partida para la toma de decisiones del grupo que ejerce la autoridad en un área determinada.

Eso significa gobernar conforme a lo que las demandas ciudadanas indican. si el gobernante no sabe cómo lo evalúa la ciudadanía y tiene notas negativas o una desaprobación evidente. seguramente no repetirá en el cargo (donde se permita la reelección) o bien provocará que los electores castiguen a su partido en el próximo proceso comicial. seguramente no repetirá en el cargo (donde se permita la reelección) o bien provocará que los electores castiguen a su partido en el próximo proceso comicial. y también constatar si los problemas o demandas ciudadanas van cambiando a lo largo del año o de toda la gestión. si se han resuelto problemas o demandas sociales y si la aprobación o desaprobación han crecido o se han mantenido. Obviamente. siempre habrá gobernantes o colaboradores que se nieguen a conocer la realidad y lo que opina verdaderamente la gente sobre ellos. para que así puedan incluso prever soluciones. Para lograr lo contrario —que crezcan los niveles de aprobación y que él o su partido sigan ganando elecciones— . perar malas calificaciones. Ciertamente. o para su partido en un siguiente proceso comicial. La aprobación social de un gobierno en funciones proporciona al dignatario información clave para que pueda resolver las necesidades más sentidas de la población y con ello también provocar que la buena imagen o percepción de su ejercicio redunde en una buena votación para sí mismo si busca una reelección.Léxico para la nueva Comunicación Política 8 APROBaCIÓN GUBERNaMENTaL Obviamente. La búsqueda de una aprobación social efectiva es parte de los objetivos de cualquier gobierno: ningún gobernante desearía como objetivo que la gente lo rechace o que llegue a pedir su dimisión. pero que la visión del gobernante asume que su aplicación traerá más beneficios en el largo plazo. La importancia de la medición de la opinión pública La medición de la opinión pública en los sistemas democráticos actuales es una realidad que fomenta la efectiva participación ciudadana en la toma de decisiones de los políticos. pues existen temas en los que quizás la mayoría no esté de acuerdo. No se podría concebir una sociedad verdaderamente democrática si no existieran empresas o instituciones que investiguen profesionalmente la opinión pública. si el gobernante no sabe cómo lo evalúa la ciudadanía y tiene notas negativas o una desaprobación evidente. Las encuestas de evaluación gubernamental dotan a la autoridad en funciones de un instrumento invaluable para que pueda atender demandas ciudadanas y ubicar problemas en cuanto a dotación de servicios públicos. con la consabida satisfacción social resultante si esas demandas fueron atendidas. manejo de programas gubernamentales y toma de decisiones en temas que exijan las coyunturas a las que está expuesto cualquier gobernante. También es cierto que no todas las acciones o decisiones de gobierno se deben tomar con base en lo que dicten los resultados de las mediciones demoscópicas. Es muy aleccionador para el gobernante y sus colaboradores observar cómo se modifica su calificación y el por qué de ello.

se debe realizar un seguimiento periódico para detectar si las tendencias han cambiado. L os habitantes de cualquier entorno urbano del mundo democrático están cada día mejor informados sobre lo que hacen o dejan de hacer sus gobernantes. quejarse de la mala atención de sus demandas. ágoras modernas o asambleas virtuales de participación natural aún más amplia y de una difusión e influencia verdaderamente insospechada. que se han convertido en el ambiente de expresión más libre que pueda haber (véase Paz Pellat. en los que la competencia electoral es cada día mayor. manejo estadístico y análisis de resultados puede variar. pueden criticar a los malos gobiernos. hoy existen otras plazas. Más aún. y ningún político o gobernante desea eso. Desde luego que los datos de la ag también son un instrumento indispensable para la tarea del consultor político o asesor en el área de comunicación política de un gobierno en funciones. pero cumplen con esa función— para detectar fallas de la autoridad. a su vez. Es por ello que el gobernante debe conocer cotidianamente y de primera mano lo que opina la sociedad de su gestión y de su forma personal de ejercer el poder. 2009). si las calificaciones o la Aprobación Gubernamental ha aumentado o disminuido o si la problemática social y las necesidades ciudadanas han variado en el tiempo. si las calificaciones o la ag ha aumentado o disminuido o si la problemática social y las necesidades ciudadanas han variado en el tiempo. Lo importante es que se cuente con una base de datos a lo largo del tiempo. o sea en foros de expresión de la inconformidad ciudadana. La metodología de cuestionarios. solucionar problemas en cuanto a carencias de servicios públicos o dotar a zonas o colonias de programas de apoyo social de acuerdo a un mapeo estratégico resultante del ejercicio demoscópico. se debe realizar un seguimiento periódico para detectar si las tendencias han cambiado. pues le permite analizar el comportamiento de la sociedad ante las decisiones o acciones de la propia autoridad y con ello prever crisis o en su momento. puede ser comparada para establecer “ciclos” de menciones de problemas y éstos sean atendidos con antelación. Las metodologías demoscópicas para evaluar a políticos y gobiernos son indispensables en los estados democráticos contemporáneos. solucionarlas. . En las redes sociales los ciudadanos anónimos pero reales y sin ninguna limitante. denunciar a gobiernos o políticos corruptos y mentirosos. para que el gobernante y sus colaboradores puedan atender demandas.Léxico para la nueva Comunicación Política 9 APROBaCIÓN GUBERNaMENTaL existen precisamente las mediciones de opinión pública para evaluar gestiones gubernamentales. Y esta información. está condenado a perder —él o su partido— la siguiente elección. muestras. Los me- dios de comunicación se han convertido en auténticos inspectores —justos o injustos. Una vez que se conozcan datos como punto de partida. como las redes sociales. Un gobernante que hoy no quiera saber qué opina la sociedad de su función y cómo podría mejorar la misma. Al menos no en un sistema democrático. Los instrumentos ya existen. así como la eficiencia de sus acciones y de sus colaboradores o áreas de trabajo. Una vez que se conozcan datos como punto de partida.

Buenos Aires. Barcelona. Lavrakas (1997). Muñoz-Alonso. (2005). Cea D’Ancona. R. Instituciones. V. International Thompson. Barcelona. (1997). Ariel.  Juan Rodolfo Rivera Pacheco . Limusa. Estadística para las ciencias sociales.J. Política 2. R. México. Manheim. P. J.A. Munch (1999). Pirámide/esic.I. México.. Métodos de investigación en ciencia política. G. Norma.. Claves para una buena información política. Gedisa. Síntesis. Prospectiva. Encuestas: guía para electores. Homo zapping. Política. (2009). Siglo xxi. Jiménez y M. Marketing para el liderazgo político y social. Un análisis del intercambio político. Ritchey. Alianza. M. (comp. Gasca Sicco.J. y J. gobernabilidad y riesgo político. Slavinsky (2007). (ed.A. y R. (2005). Churchill.). Hernández Sampieri.S. Marketing político y comunicación. J. García Beaudoux. R. México. (2004). mentiras y video. Random House Mondadori. (2004). Comunicación política y campañas electorales. Barcelona. (1988). C. G. The Psychology of Political Communication. Las fórmulas de la política. México. México. McGraw Hill Interamericana. y M. (1999). Mc Graw Hill Interamericana. A. Instrumentos para la acción. (1996). O. México.A. Marketing político.A. Fernández-Collado. México. Siglo xxi. Lerma Kirchner. Hernández Sampieri y E.Léxico para la nueva Comunicación Política 10 APROBaCIÓN GUBERNaMENTaL Bibliografía Ai Camp. Metodología de la investigación. R.0 la reinvención ciudadana de la política. México. Rich (1999). Fernández-Collado y P. Crigler. Paidós. (2003). Ocampo Jaramillo (2003). Ugerman. México. Encuestas y democracia. Martínez Pandiani. Madrid. Rospir (eds.J. Homs. T. Marketing político e imagen de gobierno en funciones. D’Adamo y G. (2007). Mercadotecnia política. Marketing político. K. Arroyo (2008).). C. Madrid. Democracia mediática y campañas electorales. Michigan. E. (1997). México. y P. R.. Investigación de mercados. Estrategias de marketing político. México. Noriega.. Estrategias y técnicas de investigación social.B. M. Reyes Arce. Taurus/cide. Shepsle. Luque. Comunicación y mercadotecnia política. Maarek. (2001). A.W. T. Análisis político empírico. Metodología cuantitativa. Homs. Bonchek (2005). Ariel. Baptista Lucio (2006). racionalidad y comportamiento. Mc Graw Hill interamericana. Traugott.). y L. (2008). Miklos. Infotec. F. Barranco Saiz. Paz Pellat. México. R. Madrid. The University of Michigan Press. M. A. Barcelona. México.

Esta categoría. Democracia. El cacique permanece. donde el fenómeno no sólo ha sido permanente desde hace siglos sino que en buena medida ha inspirado la propia teoría moderna del c.Léxico para la nueva Comunicación Política 11 2 Caciquismo Palabras clave Caciquismo. de norte a sur y de este a oeste. hay que tener un padrino (Mario Puzo). México. Es muy difícil definir en abstracto el Caciquismo. No define el autoritarismo en una forma unicausal sino que contribuye a explicarlo en las relaciones sociales de nuestro país. nos referimos al caso mexicano. . la Independencia. Por ello. Patrimonialismo. El c es un enigma de la cultura política mexicana. Sentencia extranjera que tiene completa aplicación a un país huérfano (Octavio Paz). Aún cuando existe competencia y pluralidad política al vivirse la alternancia. en el campo y la ciudad. Definición Es muy difícil definir en abstracto el Caciquismo (en adelante c). en el tratamiento de esta voz se examinarán sus particularidades en referencia a un caso específico. En virtud de ello. Autoritarismo. pues en cada país donde se manifiesta adopta características particulares. el priato y la transición política es el cacique. la Revolución Mexicana. alimentada por la antropología. Cacique. Obviamente. En virtud de ello. probablemente. estatales y federales. que sobrevivió a la Colonia. Una característica repetitiva en todos los gobiernos mexicanos locales. se ajusta y extiende a espacios que se presentan como modernos y democráticos. el mexicano ha logrado construir una filosofía práctica al respecto: la vida es tan difícil que no basta con tener un padre. Estado. permite comprender la actitud del mexicano frente al poder: de forma más pragmática que moral. Clientelismo. la democracia y la modernización no se han podido alcanzar por la supervivencia de esta rémora. el equilibrio de poderes y una tenue transparencia. Es el ejemplo más claro de la microfísica del poder político. Paternalismo. pues en cada país donde se manifiesta adopta características particulares. los estudios regionales y la sociología. el siglo xix. en el tratamiento de esta voz se examinarán sus particularidades en referencia a un caso específico. donde el fenómeno no sólo ha sido permanente desde hace siglos sino que en buena medida ha inspirado la propia teoría del Caciquismo. se reproduce y adapta.

1998). económica. El régimen caciquil se desarrolla en el contexto de . clientelares y corporativistas. vocablo arahuaco con que se denominaba a los jefes indígenas (Paré.Léxico para la nueva Comunicación Política 12 CaCIQUISMO En América Latina ha habido caciques desde que el término fue introducido por los conquistadores españoles en el siglo XVI. paternalismo y corrupción. La comunidad obtiene quietud y los caciques la oportunidad de gobernar. complicidades. los caciques pueden desprender un cierto apoyo popular usando un conjunto complejo de medios: amistades. El c se refiere al dominio político de un individuo o de una camarilla pequeña sobre una comunidad y al control de recursos a los cuales no se tiene libre acceso (Hernández Rodríguez. En efecto. o bien. etcétera. donde hay escasez de recursos y un nivel determinante de sobrevivencia. religión. pero también liderazgo. informalidad. bosques. de la resignación. violencia. La palabra cacique es una descomposición de kassequea. establece relaciones patrimonialistas. El cacique es un híbrido de la tríada weberiana de dominación (Pansters. jerarquía. consenso. territorio y autoritarismo. La palabra cacique es una descomposición de kassequea. aunque es crecidamente visible en países con extensas zonas pobres y rurales. ¿Qué es un cacique: un individuo o una cultura? ¿Por qué ha sobrevivido a lo largo de toda la historia del país? ¿Son necesarios los caciques en un contexto pleno de faccionalismo y debilidad institucional de la autoridad? ¿Puede compararse el despotismo con el c? ¿Desaparece el cacique en una democracia? Desarrollo En América Latina ha habido caciques desde que el término fue introducido por los conquistadores españoles en el siglo xvi. El cacique es un intermediario entre la estructura informal de la sociedad y las instituciones de un Estado débil o en formación. Los caciques son personajes que ejercen un dominio informal sobre la economía y la política de determinadas regiones. intermediación. sustituyendo así a cualquier otra institución laboral. El concepto de c incorpora nociones como patronazgo. industria. El c puede llegar a facilitar o crear las condiciones para que el Estado penetre en los dominios locales y regionales. carisma y violencia física. canalizar y suavizar las demandas populares. política y social. La fuente de su poder es el dominio indiscutible sobre los recursos y su zona de influencia: tierras. además de mostrar los conflictos de la consolidación política mexicana. compadrazgos. constituyen un fenómeno recurrente en muchas partes. El sistema político mexicano necesitó de la intervención de los caciques porque estos podían absorber. social. vocablo arahuaco con que se denominaba a los jefes indígenas. El triunfo del pri (Partido Revolucionario Institucional) en las elecciones del 2012 constituye una involución democrática que. cultural y económico. El apoyo popular que puedan tener los cacicazgos se desarrolla a partir de crisis que alteran el orden político. El cacique. señala también los elementos supervivientes de la cultura autoritaria que es importante atender para justificar la necesidad del cambio político. 1985). como mediador económico e intermediario político. deudas económicas. 2008). legitimidad. matrimonios. El caos es un ambiente fructífero para los líderes ambiciosos cuyos anhelos coinciden con las peticiones de la sociedad para que se restablezca el equilibrio o construir un nuevo orden.

dominados por una élite heterogénea en donde el poder local del cacique es empleado para cumplir con los objetivos de quienes controlan el poder a nivel nacional. El Caciquismo puede llegar a facilitar o crear las condiciones para que el Estado penetre en los dominios locales y regionales.Léxico para la nueva Comunicación Política 13 CaCIQUISMO un Estado débil. El cacique es Aquiles y Ulises. algunas mujeres también se empoderan mediante este tipo de tiranía. 1995). Sociedades con una elevada fragmentación social. Diputado. el c se circunscribe a los municipios y familias locales. en el camino. El c es parte central de sistemas políticos oligárquicos. Los caciques (de mentalidad rural) fueron los señores de la política local. El Estado y su gobierno deben negociar con este tipo de particularismos cuando no pueden dominarlos o se hacen indispensables en la relación con la sociedad. son campo exclusivo de estas formas de dominación. populismo. económicos y políticos de una región. 1973). se cae en la generalización del pluralismo —más bien del faccionalismo—. utilizando cualquier medio para definir su prebostazgo (González. Los caudillos seguían el camino que. caciques y caudillos se confunden generándose la supremacía del cacique quien también demuestra adaptación en el campo y en la ciudad. caudillismo y subdesarrollo (Badie y Hermet. En cambio. Según Krauze (1994) y Martínez Assad (1990) los caudillos y caciques en México partían del ejercicio de una dominación carismática. conduciría a la dominación legal y moderna. culturales. piramidales. Los cacicazgos surgen como una correa de comunicación capaz de bloquear la acción gubernamental o permitirla. Las características para que el c perdure en el Estado son: la fragmentación política. tal alianza es temporal y volátil. en el autoritarismo y la democracia. Este despotismo se constituye como un liderazgo carismático —formal e informal— que capta y estructura a los principales actores sociales. ya que se encuentra en función de los incentivos económicos y políticos de los caciques. . Como tal. genera estabilidad. creando un territorio propicio para que los cacicazgos se acomoden a las nuevas circunstancias. en teoría. Senador. El cacique es un intermediario entre la estructura informal de la sociedad y las instituciones de un Estado débil o en formación. Al no darse el consenso a nivel democrático. Sin embargo. El c representa una dependencia del Estado hacia el faccionalismo colaborador (Langston. Aunque la tradición beneficia a los hombres. No obstante. El control es la base de la capacidad de los caciques para imponerse. aunque se conecta con los jefes de facciones o políticos regionales que tienen la posibilidad de alcanzar un cargo público de consideración (Gobernador. Los “Pedro Páramo” y las “Doña Bárbara” personifican el progreso y la destrucción que han marcado la microhistoria iberoamericana. Puede ser un caudillo que cohesiona su comunidad o un tirano que domi- na en forma arbitraria. 1993). impone su voluntad y poder en ocasiones con sabiduría y en otras por la fuerza bruta. Los sistemas electorales y partidistas carecen de fuerza suficiente para reemplazar a los mecanismos representativos del cacicazgo. los caciques respaldaban volver a una dominación tradicional. la polarización y las confrontaciones. llenas de clivajes o multiculturalismos. funcionando con el apoyo de los caudillos (de mentalidad urbana). Presidente de la República).

instaurándose así un sistema disciplinario que legitimaba el autoritarismo del régimen. para los caciques. local. y b) moderno. b) Estatal. se han sometido al poder central para controlar su entidad. Son los caciques clásicos. personalista. regional. Estas relaciones de poder y articulación social generan una serie de caciques dentro de las distintas regiones con gran poder. de origen rural. cuya autoridad deriva del sistema de cargos). Se distinguen por no tener ningún compromiso ideológico o político y son propensos a mantener su hegemonía territorial bajo cualquier circunstancia. se estructuraron a la usanza del régimen postrevolucionario. más aproximado al Estado. tratando de obtener militantes. impersonal. e inclusive. capacidad de interlocución con el aparato estatal. estatal. de origen rural. según Knight (2000). municipal y local. Son los “jefes políticos” que. Municipal y Local. más aproximado al Estado. sus corporaciones y caciques se extendieron en diversos lugares. que se transformaban en cuotas de poder. Debido a que tienen que resolver conflictos subregionales para conservar su cargo. y b) moderno. cinco niveles de cacicazgo en México: nacional. permanecen mucho tiempo en el mismo cargo. De acuerdo con el sistema disciplinario que poseía el régimen priista.Léxico para la nueva Comunicación Política 14 CaCIQUISMO Puede hablarse de dos formas de regímenes caciquiles: a) tradicional. El interés de tal relación es. informal (redes de parentesco) y fuertemente dependiente de la fuerza militar. policías. c) Regional. impersonal. Esto les ha permitido ejercer todo tipo de delitos y no ser juzgados. en las comunidades indígenas puede ser el anciano. informal (redes de parentesco) y fuertemente dependiente de la fuerza militar. después de dominar una base territorial amplia. concatenados de tal manera que le permitían al sistema político mexicano —que va de 1929 al 2000— la orientación de casi todas las decisiones importantes: a) Nacional. del cual obtienen prebendas y favores políticos mientras se mantengan fieles al pri. personalista. la protección y la posibilidad de generar temor e incrementar el poder económico . Asimismo. maestros. han tenido un papel importante en la edificación y la subsistencia del sistema político posrevolucionario. senadurías y presidencias municipales (Schmidt y Mendieta. Dicha simbiosis encerraba a los caciques en el sistema premio-castigo. Acorde con su extensión y grado de control se distribuían las recompensas políticas. es muy difícil que un cacique tenga la capacidad para expandir su dominio. Los caciques locales pueden ocupar diferentes cargos (funcionarios públicos. local. al gobierno en turno y logren que sus comunidades voten por los candidatos oficiales. De este nivel proviene la información biográfica de los “ismos” y personajes más representativos del cacicazgo mexicano. entendidas éstas como gubernaturas. jueces. Este nivel era ocupado por el Presidente de la República. Puede hablarse de dos formas de regímenes caciquiles: a) tradicional. etcétera. diputaciones locales y federales. 1995).

etcétera) que son negociadas con los caciques y las corporaciones en proporción a su poder. Los gobernadores autoritarios son ejemplo de ese cacicazgo moderno y superviviente. De esta manera. la élite en el poder implementa políticas (administrativas.Léxico para la nueva Comunicación Política 15 CaCIQUISMO por su capacidad de influencia. debilitando el poder central y consolidando los poderes regionales. El cacique y su grupo manipulan el poder político practicando el fraude y la violencia. Es una realidad viviente de la mayor parte de los pueblos ibéricos. En la actualidad. El historiador alemán Hermann Baumgarten (Carreras. inclusive entre grupos antagónicos. la mayor parte de los actores sociales reconocen la preponderancia del c y pocos pretenden una confrontación con este tipo de poder fáctico. sociales. Es una realidad viviente de la mayor parte de los pueblos ibéricos. El cacique. El ciclo de vida del c se constituye a través de las siguientes etapas: 1) la construcción del liderazgo y su transformación en cacicazgo. a distancia. que hacen del cacique un sujeto patrimonialista que no considera un sistema de contrapesos y rendición de cuentas. reproducción y profundización del c. La visión más general de este fenómeno se da en la convivencia estatal. . el escenario de un presidencialismo acotado. barones y condes. En el proceso de transición a la democracia se crean alianzas temporales. y 3) La aparición de fuerzas opositoras. La interposición del cacique activa fenómenos como el clientelismo y el corporativismo. 2000) atribuye al catolicismo el surgimiento de los particularismos y liderazgos informales que inhibieron en el impe- El Caciquismo es un fenómeno de poder. facilitando el control. de ciertas áreas. que se encuentra en la conformación del Estado y que ha perdurado pese a la alternancia política y la transición democrática. 2) la transformación. La alternancia en la Presidencia de la República desnacionalizó el poder pero empoderó los autoritarismos subnacionales. A pesar del anacronismo político que el concepto representa en un contexto democrático. antes controlado por el régimen priista. El proceso de transición generó una diferencia en la distribución de las prácticas e instituciones políticas. permite que los gobernadores sean los actores con veto en el sistema político. que se encuentra en la conformación del Estado y que ha perdurado aún cuando se dio la alternancia política y se culminó la transición democrática. herencia de la Colonia. donde el Gobernador procede como un señor feudal que interactúa con sus duques. Dicha transacción supera las estructuras administrativas y partidistas del Estado. el aumento de disputas y el desequilibrio entre facciones y caída del cacicazgo Como partido hegemónico el pri usó a los grupos de poder caciquil como un instrumento de control que la democratización de México no pudo desactivar. que encontraron en los estados el escenario propicio para prevalecer. lo único que puede vencer al cacique es otro cacique. ¿Quién es el Santo más “milagriento”? Cacicazgo y catolicismo El c es un fenómeno de poder. se auxilian de la coacción como medio para aplastar a la oposición. económicas. herencia de la Colonia. se volvió un agente libre en la transición a la democracia.

y para los enemigos nada aún si están en el acierto”. xiv. Bibliografía Aguilar Rivera.Léxico para la nueva Comunicación Política 16 CaCIQUISMO El estudio del Caciquismo es de gran utilidad para entender las redes locales y regionales de poder así como su conexión con los poderes centrales. Estado y ciudadanía. […] el hecho de que cualquier falta podría redimirse acudiendo al intermediario con humildad y contrición facilita también el divorcio entre los fines y los medios. La investigación del fenómeno contribuye a observar las posibilidades de la modernidad en nuestras sociedades. Colección: “Los Grandes Problemas de México”. Las nuevas tendencias acerca del c radican en descubrir las formas urbanas del mismo. y la pública.A. El c evidencia los límites del gobierno nacional y su dependencia de las regiones. El catolicismo produce un conformismo social distintivo de sociedades peticionarias incapaces de sobredimensionar la parroquia. “Las transfiguraciones de la identidad nacional”. carentes. vírgenes. de justificativo moral […]. Prud’homme (coords. Instituciones y procesos políticos. 1986. y por consiguiente a Dios. y J. 33-54. rio español la idea de nación. pp. el dualismo entre el comportamiento formal y el comportamiento real (“Obedezco pero no cumplo”) etc. etcétera. La búsqueda incesante por posiciones de poder. en Loaeza S. Los santos. Condición que prevalece en todos los países de cultura hispanoamericana. . las representaciones en que. aún si están en el error. J. El estudio del c es de gran utilidad para entender las redes locales y regionales de poder así como su conexión con los poderes centrales. ¿No serían derivaciones de la ética católica. persisten los caciques como formas de actuación política. vol. p. Es muestra del multiculturalismo autoritario así como de la debilidad institucional del Estado. la intolerancia para los disidentes. México. coadyuva a insistir en el desarrollo del Estado y la cultura democrática. santas. 124).). Desde esta perspectiva no podríamos juzgar “irracional” el estilo de acceso y/o mantenimiento del poder caciquil […]. desde las democracias defectuosas o procesos de consolidación. coadyuva a insistir en el desarrollo del Estado y la cultura democrática. la familia y el líder de cuerpo. La resultante es la existencia de una dicotomía entre la moral privada. El Colegio de México. accesible sólo al confesor.F. (2010). acompañada de una permisividad excesiva para los errores y defectos de amigos y parientes plasmada en el dicho “para los amigos todo. la limitación de la gobernabilidad y la falta de ciudadanía. primariamente orientada a privilegiar lo político —y sólo subsidiariamente lo económico— […]? (Allub. estos últimos. son los intermediarios a quienes se solicita un “favor” para llevar el prodigio a las más altas cumbres del poder y el sacerdote es el que dispone de las llaves del poder y del indulto seguro.

Martínez Assad.  Xóchitl Patricia Campos López. “Sobrevivir y prosperar: una búsqueda de las causas de las facciones políticas intrarrégimen en México”. S. P. fce. Política comparada. 62. Caciquismo y poder político en el México rural”. 24. Zaragoza. La ética católica y el espíritu del caciquismo. México. Tusquets. Costa. núm. Hermet (1993). El Colegio de Michoacán. México. Tejera Gaona. (1973).Léxico para la nueva Comunicación Política 17 CaCIQUISMO Allub. 2. A. vol. Siglo xxi. L. Herederos de promesas. Meyer. (1995). El Colegio de México. cide. Paré. julio-diciembre. L. Gil Mendieta (1995). (1993). (1994).J. “Cultura política y caciquismo”. en Villa Aguilera. Las redes del poder político en México. Prensas Universitarias de Zaragoza/Marcial Pons. Caciquismo: poder local y regional en la Ciénaga de Chapala.). compromisos y lealtades. Krauze. núm. en Bartra. pp. Microhistoria de San José de Gracia. México. México. E. Knight. México. México. vol. (1990). Cultura política y educación cívica. Vargas González. hoy y ¿mañana?”. (1994). núm. H. México. De la Peña. (1973). Plaza y Valdés. México. (coord. Líderes y grupos políticos en el Estado de México 1942-1993. (2000). (coord. Hernández Rodríguez. Langston. Diego Martín Velázquez Caballero y César Cansino . L. México. (2000). Letras Libres. “Los caciques ayer. Alianza. 12. México. México. (coord. “El caciquismo en México.). El Colegio de México. Lealtades de la sumisión. Pansters W. Algunas propuestas conceptuales”. (2000). Badie B. Razón de historia: Estudios de historiografía. Perspectivas antropológicas. México. Colectivismo agrario y otros escritos. Agricultura. Política y Gobierno. González. Siglo de caudillos. Ediciones de la Casa Chata. Alonso. 2. M. núm. y J. J. J. Amistades. (1996). Miguel Ángel Porrúa. “Caciquismo y estructura de poder en la Sierra Norte de Puebla”. (ed.). G. diciembre. R.). 24. Los rebeldes vencidos. México. Schmidt. (1986). Carreras Ares. Pueblo en Vilo. Antropología política. (1985). Madrid. 17-22. (1998). México. El Colegio de México/Universidad Regional de Ciencias Humanas y Sociales para América Latina y el Caribe. México. Metapolítica. C. diciembre. política y ritual en los Altos de Morelos. J. (2008). Letras Libres. y G. fce. J. unam. R. Poder y dominación. L. (1980). México. Oligarquía y caciquismo.

.

Léxico para la nueva Comunicación Política 19 3 Calidad democrática Palabras clave Democracia. Posteriormente. Definición Desde su constitución como una disciplina con pretensiones científicas. por un economista austriaco. que la ciencia política dispuso de una definición aparentemente confiable y rigurosa de democracia. de Robert Dahl. que la ciencia política dispuso de una definición aparentemente confiable y rigurosa de democracia. quien en un libro de 1942 (Capitalism. Responsabilidad. o sea una definición no contaminada por ningún tipo de prejuicio valorativo o prescriptivo. Transición democrática. Rendición de cuentas. Sin embargo. . sigue considerándose como la definición No fue sino hasta la aparición en 1971 del famoso libro Poliarchy. el politólogo italiano Giovanni Sartori insistió puntualmente en la necesidad de avanzar hacia una definición empírica de la democracia que permitiera conducir investigaciones comparadas y sistemáticas sobre las democracias modernas. Libertad. demostrativa y rigurosa en el plano metodológico y conceptual. no fue sino hasta la aparición en 1971 del famoso libro Poliarchy. ya en el seno de la ciencia política. Régimen político. misma que adquirió gran difusión y aceptación en la creciente comunidad politológica al grado de que aún hoy. la ciencia política ha estado empeñada en ofrecer una definición empírica de la democracia. Democrazia e definizioni. Igualdad. Calidad de la democracia. Socialism and Democracy) propuso una definición “realista” de la democracia distinta a las definiciones idealistas que habían prevalecido hasta entonces. Joseph Schumpeter. Participation and Opposition. cuatro décadas después de formulada. de Robert Dahl. una definición objetiva y lo suficientemente precisa como para estudiar científicamente cualquier régimen que se presuma como democrático y establecer comparaciones bien conducidas de diferentes democracias. en un libro cuya primera edición data de 1957. es decir empírica. La pauta fue establecida desde antes de la constitución formal de la ciencia política en la segunda posguerra en Estados Unidos. Participation and Opposition. Estado de derecho.

Entre los principales animadores del debate sobre la cd destacan O’Donnell (2004a y 2004b). la mayoría de ellas (sobre todo las de América Latina. En efecto. Beetham (2004) y Morlino (2003). El tema de la cd surge entonces. de la necesidad de introducir criterios más pertinentes y realistas para examinar a las democracias contemporáneas. para decirlo en palabras de Huntington (1991). de deber ser. y otro real. Por el contrario. África y Asia) muy por debajo de los estándares mínimos de calidad deseables.Léxico para la nueva Comunicación Política 20 CaLIDaD DEMOCRÁTICa A juzgar por el debate que desde hace una década se ha venido ventilando en el seno de la ciencia política en torno a la así llamada Calidad Democrática o calidad de la democracia. a juzgar por el debate que desde hace una década se ha venido ventilando en el seno de la ciencia política en torno a la así llamada Calidad Democrática (en adelante cd) o calidad de la democracia. con el que se pretendían establecer parámetros precisos para que una democracia recién instaurada pudiera considerarse firmemente institucionalizada y legitimada. se ha puesto en cuestión la pertinencia de la definición empírica de democracia largamente dominan- te si de lo que se trata es de evaluar qué tan “buenas” son las democracias realmente existentes o si tienen o no calidad. Europa del Este. Como se sabe. Dahl acuña el concepto de “poliarquía” para referirse exclusivamente a las democracias realmente existentes. las crisis de las democracias. la definición empírica de democracia avanzada por la ciencia política parece haberse topado finalmente con una piedra que le impide ir más lejos. se volvía necesario introducir una serie de criterios más pertinentes para dar cuenta de manera rigurosa de las insuficiencias y los innumerables . el concepto precedente de “consolidación democrática”. lo han hecho en condiciones francamente delicadas y han sido institucionalmente muy frágiles. empírica más autorizada. la representación política. pudieron efectivamente consolidarse. la agregación de intereses. objetivamente perceptible en términos de procedimientos. el cálculo del consenso. Según esta definición una poliarquía es una forma de gobierno caracterizada por la existencia de condiciones reales para la competencia (pluralismo) y la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos (inclusión). el interés científico sobre la democracia se ha movido entre distintos tópicos: estudios comparados para medir cuáles democracias son en los hechos más democráticas según indicadores preestablecidos. la mayoría de las democracias recién instauradas. se ha puesto en cuestión la pertinencia de la definición empírica de democracia largamente dominante. etcétera. si bien han podido perdurar. terminó siendo insustancial. Por la vía de los hechos. Sin embargo. Powell (2004). De ahí que. Dahl parte de señalar que toda definición de democracia ha contenido siempre un elemento ideal. Schmitter (2004). pues fueron muy pocas las transiciones que durante la “tercera ola” de democratizaciones. instituciones y reglas del juego. De ahí que si la constante empírica ha sido más la mera persistencia que la consolidación de las democracias instauradas durante los últimos treinta años. con el objetivo de distinguir entre ambos niveles. Desde esos primeros desarrollos. las transiciones a las democracias o democratizaciones.

Así lo entendió hace tiempo Philippe C. la mayoría de ellas (sobre todo las de América Latina. Europa del Este. como Morlino. distinta a la que ha prevalecido durante décadas en el seno de la disciplina. es decir elementos abiertamente normativos y prescriptivos. los introductores de este concepto a la jerga de la politología —académicos muy reconocidos. con lo que se trastoca el imperativo de prescindir de conceptos cuya carga valorativa pudiera entorpecer el estudio objetivo de la realidad. más preocupada en los procedimientos electorales que aseguran la circulación de las elites políticas que en aspectos relativos a la afirmación de los ciudadanos en todos sus derechos y obligaciones. Sin embargo. Pero más allá de ponderar lo que esta contradicción supone para la ciencia política. entre muchos otros—. África y Asia) muy por debajo de los estándares mínimos de calidad deseables. Baste señalar que el concepto de cd adopta criterios indiscutiblemente normativos e ideales para evaluar a las democracias existentes. la ciencia política empírica fue entrando casi imperceptiblemente en un terreno movedizo que hacía tambalear muchos de los presupuestos que trabajosamente había construido desde su constitución en los años cuarenta del siglo pasado en Estados Unidos y que le daban identidad y sentido. de la necesidad de introducir criterios más pertinentes y realistas para examinar a las democracias contemporáneas. plantean como criterio para evaluar qué tan buena es una democracia establecer si en los hechos dicha democracia se aproxima a (o se aleja de) los ideales de libertad e igualdad inherentes a la propia democracia. al proceder así la ciencia política ha dejado entrar por la ventana aquello que celosamente intentó expulsar desde su constitución. la noción de cd vino a colmar este vacío y hasta ahora sus promotores intelectuales han aportado criterios muy útiles y sugerentes para la investigación empírica.Léxico para la nueva Comunicación Política 21 CaLIDaD DEMOCRÁTICa problemas que en la realidad experimentan la mayoría de las democracias en el mundo. pertinencia e incluso vigencia (muy en la línea de lo que Sartori planteó en 2004 sobre la crisis actual de la ciencia política). quien explícitamente se propuso en un ensayo muy citado ofrecer una definición alternativa: “la democracia es un régimen o sistema de gobierno en el que las acciones de los gobernantes son vigiladas por los ciudadanos que actúan indirectamente a través de la competencia y la cooperación El tema de la Calidad Democrática surge entonces. Schmitter. . por ejemplo. Así. Schmitter. El asunto muestra con toda claridad la imposibilidad de evaluar a las democracias realmente existentes si no es adoptando criterios de deber ser que la politología siempre miró con desdén. y no sólo en lo tocante al sufragio. en términos de su congruencia. conforme este enfoque ganaba adeptos entre los politólogos. Dicho de otra manera. Tiene mucho sentido para las politólogos que han incursionado en el tema de la cd partir de una nueva definición de democracia. En principio. lo que el debate sobre la cd revela es que hoy no se puede decir nada interesante y sugerente sobre la realidad de las democracias si no es recurriendo a una definición ideal o normativa de la democracia que oriente nuestras búsquedas e interrogantes sobre el fenómeno democrático. Como se puede observar. O’Donnell.

todos ellos se preguntan qué tanto una democracia respeta. Según esta concepción. cuestiones como el gobierno de la ley o la rendición de cuentas han sido intermitentes o francamente inexistentes. Más allá de reglas e instituciones electorales. no tienen la oportunidad de verificar y evaluar la labor de sus gobernantes una vez electos. de sus representantes” (Schmitter y Karl. puedan sancionarlos. En esa dirección contribuyó sobremanera el concepto de “democracia delegativa” acuñado por el politólogo argentino Guillermo O’Donnell en 1994. . 1993).Léxico para la nueva Comunicación Política 22 CaLIDaD DEMOCRÁTICa Una democracia de calidad o buena es aquella que presenta una estructura institucional estable que hace posible la libertad e igualdad de los ciudadanos mediante el funcionamiento legítimo y correcto de sus instituciones y mecanismos. dicha democracia será de mayor calidad. y e) qué tanto la democracia en cuestión se aproxima al ideal de igualdad inherente a la democracia (implementación progresiva de mayor igualdad política. durante el cual no podrán incidir de ninguna manera por carecer de las vías institucionales o jurídicas para hacerlo. De ahí que se trate de democracias delegativas. existen varias democracias en el mundo. Llegados a este punto. Por muchas razones. c) reciprocidad (responsiveness). en las que los ciudadanos carecen de toda posibilidad normativamente establecida para influir en los asuntos públicos más allá de poder elegir a sus representantes periódicamente. les delegan la función de gobernar por un tiempo determinado. La premisa fuerte de todos estos autores es considerar a la democracia desde el punto de vista del ciudadano. prosigue el autor. b) rendición de cuentas (accountability). como las de América Latina. además de elegir a sus representantes. es decir. d) qué tanto la democracia en cuestión se aproxima al ideal de libertad inherente a la democracia (respeto pleno de los derechos que se extienden al logro de un espectro cada vez mayor de libertades). entre más una democracia posibilita que los ciudadanos. Así. “una democracia de calidad o buena es aquella que presenta una estructura institucional estable que hace posible la libertad e igualdad de los ciudadanos mediante el funcionamiento legítimo y correcto de sus instituciones y mecanismos”. social y económica). y viceversa. pues una vez que los ciudadanos eligen a sus representantes. controlarlos y exigirles que tomen decisiones acordes a sus necesidades y demandas. Así. Con esta definición se abría la puerta a la idea de democracia que hoy comparten muchos politólogos que se han propuesto medir qué tan buenas (o malas) son las democracias realmente existentes. promueve y asegura los derechos del ciudadano en relación con sus gobernantes. vigilarlos. es decir. en estas democracias no maduraron una serie de preceptos jurídicos que aseguraran que los ciudadanos sean siempre el origen y el fin de todas las decisiones políticas que les competen. sólo había que juntar los elementos dispersos para dar lugar a una noción de democracia pertinente para los efectos de medir su mayor o menor calidad en casos concretos. quien con gran atingencia resume en cinco puntos los criterios para medir una democracia de calidad: a) gobierno de la ley (rule of law). La síntesis y la propuesta más acabada elaborada hasta ahora se debe al politólogo italiano Leonardo Morlino (2003).

como modelo normativo. Contrariamente a este proceder. con una noción jurídica que se alimenta de las filosofías liberal y democrática y que se traduce en preceptos para asegurar los derechos individuales y la equidad propia de una sociedad soberana y políticamente responsable. a saber: gobierno de la ley. se trata de un modelo abiertamente normativo y prescriptivo que incluso podría emparentarse sin dificultad con la idea de Estado de derecho democrático. Además. pues se presupone que las democracias pueden contar con alguno o algunos de estos criterios sin dejar de ser democracias. Además. No hay por qué temer a los términos. Quizá estemos en presencia de un régimen democrático en lo electoral. Además. quizá se desdibuje su potencial explicativo. democracias “inconclusas”. si acaso son democracias imperfectas o en vías de consolidación. ya sea porque deberán estar formalizados claramente en las Constituciones nacionales vigentes a manera La noción de Calidad Democrática resulta muy sugerente para el análisis de las democracias modernas. Ganar en claridad en aspectos tales como la rendición de cuentas o el imperio de la ley es una condición para reconocer los déficits que deberán ser colmados tarde o temprano en la perspectiva de mejorar nuestras realidades políticas. la noción de cd resulta muy sugerente para el análisis de las democracias modernas. es decir. rendición de cuentas. se trata de criterios normativos fácilmente reconocibles. libertad e igualdad. pues no debe olvidarse que el deber ser que alienta las acciones adquiere de algún modo materialidad en el momento mismo en que es incorporado en forma de proyectos o metas deseables o alternativas. La principal contribución del modelo de cd es ofrecer una serie de criterios mínimos indispensables de carácter normativo para hablar de una democracia efectiva. democracias “delegativas”. Dicho de otro modo. por las características de los criterios adoptados en la definición de democracia de calidad. nos parece que este modelo puede ser realmente valioso en la medida que no admita gradaciones en el momento de emplearlo para analizar regímenes políticos concretos. pero antidemocrático en todo los demás. por más que a ésta se le añadan distintos adjetivos para establecer sus insuficiencias o limitaciones (democracias “imperfectas”.Léxico para la nueva Comunicación Política 23 CaLIDaD DEMOCRÁTICa Fortalezas y debilidades A primera vista. indispensables para calificar de democracia a un determinado régimen. a condición de considerarlo como un modelo típico-ideal que anteponer a la realidad siempre imperfecta y llena de contradicciones. . a condición de considerarlo como un modelo típico-ideal que anteponer a la realidad siempre imperfecta y llena de contradicciones. reciprocidad. En el seno de la disciplina en la que este modelo surge —la ciencia política—. el de la cd nos permite ganar en claridad acerca de las condiciones mínimas de carácter legal centradas en el ciudadano. en estricto sentido. etcétera). se establecen parámetros de idoneidad cuya consecución puede alentar soluciones y correcciones prácticas. democracias “en transición”. Por esta vía. si en una democracia no operan todos los preceptos definidos por el modelo u operan de manera parcial no merece el nombre de democracia.

la democracia es ante toda una forma de gobierno basada en una serie de insti- . En ese sentido. En suma. Desde este punto de vista. que en este caso se traduce en derechos cada vez más efectivos y plenos para las minorías en un país. Por todo lo anterior. este modelo sigue atrapado en los esquemas de democracia real dominantes en la disciplina. rendición de cuentas. en contextos donde el concepto había sufrido todo tipo de usos y abusos a manos de los políticos e ideólogos de turno. por ejemplo. pues con ella los latinoamericanos pudimos reconocer sin florituras ni ambages las condiciones mínimas que nos permitían hablar de democracia. asegura su fácil incorporación a los esquemas de explicación dominantes entre sus intelectuales y académicos. tiene mucho sentido asumir. resulta pertinente en lo general el modelo de cd. por lo que en presencia de desigualdades oprobiosas hay algo que simplemente no está funcionando. a las que se deben los gobernantes de turno. Recurrir a él desde América Latina. principio y fin de la democracia. pero igualmente indispensable para mejorar las reglas e instituciones políticas existentes. este modelo. de garantías y derechos para todos los ciudadanos sin distinción. por el hecho de provenir de una tradición de pensamiento a estas alturas muy arraigada e influyente en Latinoamérica. para este enfoque. la definición mínima de democracia propuesta en su momento por el filósofo Norberto Bobbio (1984). papel que fue largamente escamoteado y negado por las elites locales y que explica en parte la escasa atención que ha merecido en los arreglos normativos vigentes en prácticamente toda la región. porque la lógica sugiere que una democracia efectiva no puede más que atender las necesidades y las demandas de las mayorías. Con todo. libertad e igualdad.Léxico para la nueva Comunicación Política 24 CaLIDaD DEMOCRÁTICa La principal contribución del modelo de Calidad Democrática es ofrecer una serie de criterios mínimos indispensables de carácter normativo para hablar de una democracia efectiva. Tiene sentido. por ejemplo. constituye una herramienta de primera mano para advertir claramente los muchos déficit que los países de esta región tienen en materia de democracia. reciprocidad. pues existe ya en sus países una conciencia muy desarrollada en torno al papel central del ciudadano en la construcción de sus sociedades. su impacto está asegurado aquí porque de manera clara y concisa ilustra sobre un deber ser de la democracia históricamente ausente en prácticamente toda la región. a saber: gobierno de la ley. En ese sentido. heredera de la vasta literatura politológica sobre transiciones a la democracia. este modelo recuerda otro que en los años ochenta del siglo pasado tuvo gran influencia en América Latina. o porque su efectividad se deduce de las propias condiciones de libertad e igualdad existentes en la sociedad en cuestión. que sólo puede hablarse de democracia en sociedades donde las desigualdades extremas o la concentración inequitativa de la riqueza han disminuido de manera efectiva. por su origen politológico. No es aventurado anticipar un gran éxito al modelo de la cd en América Latina. Además. Lo mismo vale para la noción de libertad. Ahora de lo que se trata es de sumar a la definición mínima de democracia otras condiciones de carácter normativo que finalmente hagan las cuentas con el ciudadano.

Léxico para la nueva Comunicación Política 25 CaLIDaD DEMOCRÁTICa tuciones y procedimientos que regulan la circulación permanente de las elites mediante el sufragio efectivo. que se reclamaba a La ciencia política. es importante hurgar también en otros modelos de democracia. Y aquí justificar no significa otra cosa más que argumentar qué tan justa es una forma de gobierno en relación a las necesidades y la naturaleza de los seres humanos (la condición humana). pero desde siempre ha existido la inquietud de evaluar la pertinencia de las formas de gobierno: ¿por qué una forma de gobiernos es preferible a otras? Es una pregunta central de la filosofía política. y quizá. subversión o afirmación creativa y participativa de la sociedad. esta disciplina pretendidamente científica muestra implícitamente sus propias inconsistencias e insuficiencias. A final de cuentas. entre el ideal y la realidad— hasta John Rawls (1971) —quien también buscó afanosamente las claves universales de una sociedad justa—. pues quizá las democracias realmente existentes pueden incorporar en sus arreglos normativos preceptos cada vez más justos y amplios para perfeccionarse. pero ciertamente insuficiente para quien intuye que la democracia es mucho más que una forma de gobierno. La adenda es en sí misma valiosa para enriquecer nuestro entendimiento de la democracia. es menester considerar otros modelos de democracia para los cuales ésta es también una forma de sociedad. no hace sino colocarse en la tradición de pensamiento que va desde Platón —quien trató de reconocer las virtudes de la verdadera República. pues evaluar su calidad sólo puede hacerse en referencia a un ideal de la misma nunca alcanzado pero siempre deseado. más que una limitante es una condición de resistencia. controlar y sancionar a sus autoridades. en estricto sentido. Por ello. Como tal. el tema de la cd no es nuevo. ha debido ceder finalmente a las tentaciones prescriptivas a la hora de analizar la democracia. una forma de vida. . que se reclamaba a sí misma como el saber más riguroso y sistemático de la política. su propia decadencia. el saber empírico por antonomasia. De ahí que. Es tan viejo como la propia democracia. pero al mismo tiempo es muy probable que seguirán atrapadas en disputas mezquinas por el poder que por la vía de los hechos supediten nuevamente a los ciudadanos y sus eventuales conquistas. para identificar la capacidad instituyente de la sociedad en una democracia y según los cuales el que las elites busquen siempre imponer sus reglas y condiciones. la ciencia política que ahora abraza la noción de cd para calificar a las democracias realmente existentes. Quizá cambien los términos y los métodos empleados para estudiarla. el entendimiento del poder en clave realista lleva a reconocer que el peso de los intereses creados no tiene reparos de ningún tipo. aceptando la utilidad que en un primer momento puede tener el concepto y el análisis de la cd. una democracia puede ser perfectible en la medida que incorpore más derechos y garantías para que los ciudadanos puedan de manera efectiva vigilar. y para responderla se han ofrecido los más diversos argumentos para justificar la superioridad de los valores inherentes a una forma política respecto de los valores de formas políticas alternativas. como sugiere el modelo de la cd. La ciencia política. En este sentido. quizá menos realistas. y al hacerlo. El tránsito a este tipo de posiciones es importante. Además.

en la imperiosa obligación de saber cómo dotarla de nuevos atributos y derechos. desde el momento en que su preocupación central es preguntarse sobre las condiciones necesarias (sociales. insistía. Posibilidades analíticas La cd quiere ser un modelo cuyo empleo correcto permita establecer en qué punto se encuentran los países en términos del desarrollo institucional y societal de la vida democrática. en teoría. su perdurabilidad en el tiempo y/o eventual regreso a una forma autoritaria o de otro tipo anti-democrático. la cd —entendida como la culminación de un proceso de mejoramiento institucional y normativo con el tamiz de la ampliación de derechos civiles y políticos de los ciudadanos en relación con sus au- . en primer lugar. sólo a partir del conocimiento y de la información recabada por medio de distintas técnicas que en ese entonces estaban surgiendo (in primis. La tesis al respecto es: por los rasgos dominantes de su tradición política configurados desde su etapa independiente. el saber empírico por antonomasia. observar. Con estas premisas puede resultar ilustrativo aplicar el modelo de cd al estudio de un caso en particular. por último. en teoría. se puede decir que la noción de “mejoramiento” de la democracia es deudora de la concepción sociológica sobre el Estado y la política. en particular. dado que. Ya Bobbio (1955) advertía al respecto la necesidad de profundizar en el conocimiento real de los regímenes políticos y particularmente de la democracia. sí misma como el saber más riguroso y sistemático de la política. Es decir. identificar y proponer el mejoramiento integral de los regímenes políticos existentes en la actual reorganización de la moderna democracia representativa. observar. la cd nos permite. b) la posibilidad de orientar o no distintas propuestas que los propios estudiosos pudieran tener para la solución adecuada de los problemas institucionales y de “arraigo” social frente al régimen democrático. Incluso.Léxico para la nueva Comunicación Política 26 CaLIDaD DEMOCRÁTICa La Calidad Democrática nos permite. ha debido ceder finalmente a las tentaciones prescriptivas a la hora de analizar la democracia. en particular. en la imperiosa obligación de saber cómo dotarla de nuevos atributos y derechos. pues evaluar su calidad sólo puede hacerse en referencia a un ideal de la misma nunca alcanzado pero siempre deseado. y c) el compromiso cívico necesario —aunque el propio Bobbio era escéptico en este punto— para resguardar institucional y socialmente al régimen democrático. el nacimiento o la recuperación de una democracia posteriores a una experiencia anti-democrática. proponemos un examen breve sobre las democracias en América Latina. identificar y proponer el mejoramiento integral de los regímenes políticos existentes en la actual reorganización de la moderna democracia representativa. para abordar posteriormente el problema de sus distintos desarrollos y. por las características específicas de sus transiciones democráticas en el último cuarto del siglo pasado y por sus procesos inconclusos y truncados de consolidación democrática. económicas y propiamente políticas) que permiten. la estadística y los estudios de opinión y encuestas) es posible saber: a) la perdurabilidad o no perdurabilidad de un régimen político en el horizonte temporal. Para el efecto.

demandante y participativa. Lejos de ello. Es claro que las naciones latinoamericanas tienen más desafíos que resolver en este terreno. mezquinos y obsoletos en lo que a derechos y garantías ciudadanas se refiere. La realidad es que la afirmación y la construcción de ciudadanía en América Latina ha debido navegar históricamente a contracorriente. quizá incluso en mayor grado que la existente en aquellos países en los que se han satisfecho muchos de los déficit sentidos en los nuestros. sustrayéndola a quienes insisten en negarla sistemáticamente por convenir a sus intereses. Además. ello no ha sido impedimento para la afirmación de una ciudadanía cada vez más crítica. con más razón ahora. incluso. aún a costa de arriesgar su propia integridad.Léxico para la nueva Comunicación Política 27 CaLIDaD DEMOCRÁTICa toridades— sigue siendo más una aspiración legítima que una realidad constatable en prácticamente todos los países de la región. Por ello. ya que contemporáneamente se creía que en el momento que cayeran las dictaduras. Más aún. pero al menos tiene en nuestro continente una atenuante nada despreciable: pese a que las condiciones de libertad e igualdad a las que se refiere la noción de cd. se mantienen en nuestros países muy por debajo de las conquistadas en las democracias más avanzadas del mundo. por lo que la inmovilidad y la apatía pueden marcar la diferencia entre una sociedad avasallada y una en movimiento. en negativo. Por lo demás. el estado de la discusión y de las iniciativas sobre qué democracia deseábamos y cuál podríamos edificar en el corto y el largo plazos. si en el pasado autoritario todavía reciente de nuestros países la inexistencia de condiciones mínimas de libertad e igualdad no fue impedimento para la acción y la contestación de muchos ciudadanos. serían un asunto menor. por más que se puedan establecer diferencias de grado o magnitud en cada uno de sus indicadores de un país a otro. La tesis es dramática. ninguna de las jóvenes democracias de la región califica cuando se miden con el rasero de la cd. más anhelos por conquistar. quedaron por desgracia enclaustradas en una concepción tout court de la democracia donde. más reclamos por hacer. observamos cotidianamente una ciudadanía más involucrada en los asuntos públicos y menos predispuesta a la opacidad a la que quieren reducirla sistemáticamente las elites políticas y oligarquías locales. después de dos décadas de vida democrática. . incluyendo aquellas democracias que han mostrado los mejores avances en lo que a gobernabilidad y legitimidad se refiere. se llegó a pensar que ésta sería la llave para resolver todos nuestros males. manteniendo edificios normativos endebles. las imperfecciones de la propia democracia (y que son muchas como ya en reiteradas ocasiones se ha dicho). en el seno de democracias en construcción. La apreciación es importante si a los muchos déficit institucionales y normativos que acusan nuestras democracias queremos anteponer algo más que causas justificadas o lugares comunes. y he ahí el valor de la noción de La realidad es que la afirmación y la construcción de ciudadanía en América Latina ha debido navegar históricamente a contracorriente. nuestras democracias siguen en espera de nuevos atributos muy distintos a los que impulsaron en su momento los actores partidarios de la democratización. en negativo. sustrayéndola a quienes insisten en negarla sistemáticamente por convenir a sus intereses.

o instrumentos legales eficientes para impedir los abusos de autoridad. con el diagnóstico de su estado de salud. ni las transformaciones más visibles y profundas tanto en el largo plazo como en el corto plazo experimentadas por nuestros ordenamientos políticos democráticos desde su propia instauración. porque ello puede ser un indicio para saber cuál es la verdadera situación en el que nos encontramos políticamente hablando: ¿confirmación y/o retroceso de la democracia? Al mismo tiempo. A la vista de los rezagos.Léxico para la nueva Comunicación Política 28 CaLIDaD DEMOCRÁTICa A la vista de los rezagos. Asimismo. tanto la extensión de la ley para dar cobertura y protección a las garantías y derechos de las minorías de todo tipo. la corrupción política. las inercias y las asignaturas pendientes que han signado nuestras realidades postransicionales. siguen siendo promesas de marinero en nuestras democracias. el propio modelo nos ilustra y clarifica un camino por recorrer y una meta que alcanzar en la perspectiva de mejorar nuestras pobres realidades democráticas. alcanzan por sí solas para aproximarnos siquiera mínimamente al modelo de cd o. resulta fundamental en la actualidad refinar la discusión y sobre todo la perspectiva de democracia que se puede construir en el porvenir. sólo desde la ingenuidad más rampante se podría afirmar que la democracia en América Latina se encuentra en vías de una franca y segura consolidación. Algo similar se puede decir con respecto a la cd. lo que es lo mismo. o mecanismos normativos que obliguen y comprometan a las autoridades a actuar en correspondencia con las ofertas de campaña que los llevaron al poder. Por lo demás. preguntarse sobre qué tan buena es la democracia actual en América Latina resulta un ejercicio sensato y oportuno. como los propios sistemas y prácticas electorales que en algunos de nuestros países no han generado la certidumbre y la confiabilidad mínimas necesarias. las inercias y las asignaturas pendientes que han signado nuestras realidades postransicionales. Con todo. como la disminución de la más que evidente inequidad social que lacera a todas nuestras sociedades. es decir como un espacio público político de deliberación en la que los ciudadanos se juegan los valores . sin considerar cuestiones colaterales al modelo de cd pero que siguen mostrando enormes dificultades. son muy pocos los países que han introducido en sus normatividades vigentes mejores y más amplias prerrogativas ciudadanas en materia de rendición de cuentas de las autoridades. Más aún. es momento de señalar que concebir a la democracia como una forma de sociedad tal y como se propuso antes. la impunidad y la aplicación arbitraria de la ley. o como la arquitectura de sus sistemas de gobierno donde el equilibrio efectivo y dinámico entre los poderes es más una aspiración que un dato de hecho. al basamento del Estado de derecho democrático. cuando en los múltiples sondeos latinoamericanos se corrobora que el grueso de nuestras ciudadanías ha dejado de creer en sus autoridades y representantes. En otras palabras. se puede estar en posibilidades de transformar en una categoría más alta y mejor a nuestras democracias realmente existentes. por ejemplo. Por lo tanto. Así. cd. sólo desde la ingenuidad más rampante se podría afirmar que la democracia en América Latina se encuentra en vías de una franca y segura consolidación.

Con todo.Léxico para la nueva Comunicación Política 29 CaLIDaD DEMOCRÁTICa que han de articular a la sociedad. trae como consecuencia una sociedad desigual. que simula tenerlos o que los inhibe en pos de una supuesta protección superior de los derechos sociales. creativas y constructivas. Pero si a alguien compete hacer valer y ampliar sus derechos es precisamente a la propia sociedad. para evitar caer en aspiraciones poco realistas. que traducidas en acción gubernamental refuerzan más el rol de súbdito que el de ciudadano activo y responsable. Además. semilla de una sociedad con interacciones virtuosas. de facto. Por el contrario. un clima de gran desconfianza y descalificación entre los actores partidistas y gubernamentales. sólo tres países de América Latina han podido establecer el imperio de la ley en un nivel cercano al de las democracias más estables de Europa y Norteamérica: Chile. están entre las naciones menos corruptas del mundo y cuentan con jueces altamente independientes. d) prácticas partidistas corporativistas y clientelares. en la persistencia de Estados ineficientes que perpetúan la exclusión social. b) actitudes y conductas patrimonialistas de parte de la clase política y de las burocracias partidistas. muchos de los problemas de la democracia en América Latina se originan más que en elecciones turbulentas y poco confiables (pnud. sólo la existencia de un auténtico régimen de libertades y derechos individuales ofrece a la ciudadanía su autonomía de acción y su consecuente responsabilidad cívica. creativas y constructivas. 2004). fragmentada. semilla de una sociedad con interacciones virtuosas. cabe reconocer que al deterioro y la falta de maduración institucional de nuestras incipientes democracias se suma además la persistencia de ominosos factores. Se trata más bien de una tarea muy importante como para dejarla sólo en manos de los políticos profesionales o ingenieros constitucionales. En la actualidad. que mina de entrada la posibilidad de la construcción de una cultura del consenso y traba las posibilidades de conformación de mayorías y coaliciones democráticas. no está reñida con la necesaria y urgente tarea de completar el andamiaje institucional y normativo de corte democrático y que el modelo de cd desnuda claramente en todas sus inconsistencias. retroalimentación del círculo perverso de la corrupción y la ineficiencia gubernamentales. expropiándoles a los ciudadanos la iniciativa y la capacidad de decisión reales. . alimentada en buena medida desde el poder político y las posiciones de gobierno. como indicadores indiscutibles del imperio de la ley que debe Sólo la existencia de un auténtico régimen de libertades y derechos individuales ofrece a la ciudadanía su autonomía de acción y su consecuente responsabilidad cívica. y e) en general. sin solidaridad e interacción cívica elemental. Costa Rica y Uruguay. una sociedad que no cuenta con auténticos mecanismos de protección de sus derechos. Pero volviendo a los indicadores de cd. por ende. En efecto. que siguen. tales como: a) una cultura política providencialista dominante en buena parte de nuestras sociedades (o sea que muchos ciudadanos siguen esperando y viendo los avances democráticos como dádivas de los “de arriba”). c) poca o nula transparencia y rendición de cuentas de partidos y gobiernos hacia la ciudadanía y.

gr. por ejemplo. según Transparencia Internacional. rendición de cuentas y responsabilidad de las autoridades ante los ciu- . lo que esta situación revela es que la inestabilidad política dominante en la región tiene que ver más que con elecciones poco democráticas con la inexistencia de Estados de derecho confiables que desalienten la impunidad. Así. en ocasiones se toleran movimientos sociales ilegales para que los gobiernos no aparezcan como represores e intolerantes. y ejecutivos que abiertamente se colocan por encima de la ley (sobre este tema véase Cameron. 2007). desde cuestiones históricas y culturales hasta económicas y políticas. prevalecer en todo Estado de derecho. 2008). Por otra parte. En todo caso. cortes que no son imparciales ni independientes. no sólo se compromete la estabilidad política sino que vuelve inefectiva cualquier política de crecimiento. Tan grave es el problema que un estudio muy sugerente sobre el tema habla del retorno de los “Estados depredadores” para referirse a varios países de América Latina (Diamond. El problema de fondo es entonces la ilegalidad reinante. Muchas razones podrían explicar su larga persistencia en América Latina así como las muchas dificultades existentes para revertirla o conjurarla. La ilegalidad es pues un obstáculo para la democracia. Obviamente. Brasil y México y pocos casos más como Panamá y República Dominicana. Muchas razones podrían explicar su larga persistencia en América Latina así como las muchas dificultades existentes para revertirla o conjurarla. con frecuencia los actores llegan a acuerdos por fuera de la ley.Léxico para la nueva Comunicación Política 30 CaLIDaD DEMOCRÁTICa La ilegalidad es pues un obstáculo para la democracia. las leyes pueden ser muy “permisivas” con los intereses de actores poderosos. promuevan la rendición de cuentas y la corresponsabilidad de las autoridades para con los ciudadanos y aseguren un efectivo equilibrio entre los poderes mediante controles recíprocos. político o económico que se sienta protegido o afectado. No es casual que América Latina presente. pero que son tolerados por los beneficios que pueden reportar. desde cuestiones históricas y culturales hasta económicas y políticas. En un nivel intermedio están Argentina. En el extremo opuesto. esto lleva al constante cuestionamiento de las leyes. el peso de la tradición puede ser más fuerte que otros criterios a la hora de aplicar la ley (v. Como resultado. Huelga decir que sin un Estado de derecho democrático. sus democracias están permanentemente en crisis. etcétera). la mayoría de los países andinos y de Centroamérica tienen serios problemas derivados de la ausencia de gobierno de la ley: los jueces están profundamente politizados y son incapaces de controlar efectivamente la corrupción. a su imposición y acatamiento relativos. según sea el grupo social. lo que prevalece son legislaturas que no deliberan. Lejos de ello. los índices de corrupción política más altos a nivel mundial. sin instituciones políticas y legales capaces de controlar la corrupción. Pero si el panorama resulta desalentador en América Latina en materia de Estado de derecho. la mayoría de las leyes vigentes en nuestros países no necesariamente son leyes legítimas en la medida que las legislaturas que las promulgan con frecuencia son poco representativas de la voluntad popular.

no queda más remedio que reconocer que América Latina es la región más inequitativa del mundo. perfeccionar los mecanismos de control legislativo. y más recientemente Chile y México han dejado de ser iliberales para convertirse en democracias liberales En cuanto a la equidad. . o sea la implementación progresiva de mayor igualdad política. los indicadores restantes del modelo de cd —la libertad y la igualdad— salen todavía peor librados. ya se han señalado los muchos déficit que existen tanto en el respeto pleno de los derechos individuales como en su ampliación efectiva para cubrir aspectos todavía ausentes. Frente a este desolador panorama. si los derechos civiles o libertades individuales son el soporte fundamental de la pluralidad y la diversidad. Por el contrario. En materia de procuración de justicia. la pregunta obvia es qué hacer. manipulación y persecución. mientras que los derechos y las libertades fundamentales no se protegen. establecer mecanismos eficaces reguladores de los grandes monopo- El dinero y la política ejercen una influencia corrosiva permanente en las instituciones judiciales de la región y las cortes se vuelven instrumentos de control político. considérense las siguientes tareas: reconstruir los sistemas de justicia. el proceso de juridización social de la región (desde mitad del siglo xix) implementó un Estado que en lugar de consolidar la esfera de autonomía individual promovió una supuesta responsabilidad social. la voluntad de la mayoría es permanentemente frustrada por el poder de las minorías —especialmente poderosos grupos económicos—. Sobre el primero. social y económica. No estamos hablando pues de tramas metafísicas sino de reformas constitucionales ambiciosas pero plausibles. la expansión de los derechos civiles no se desarrolló como una pieza del sistema jurídico antes del establecimiento de derechos asistenciales o políticos. En todos nuestros países. iliberales. como las garantías a grupos minoritarios de todo tipo. entonces el elemento liberal está ausente en las democracias latinoamericanas. Honduras y Panamá como democracias iliberales (donde las elecciones son sistemáticamente impugnadas). por ejemplo.Léxico para la nueva Comunicación Política 31 CaLIDaD DEMOCRÁTICa dadanos. donde las mayorías son pobres y tienen escaso acceso a la justicia. manipulación y persecución. En consecuencia. A guisa de ejemplo. pero a final de cuentas lo que el modelo de cd establece no es otra cosa que un conjunto de vacíos legales y normativos en materia de Estado de derecho democrático que pueden subsanarse por los canales institucionales y legislativos establecidos en cada contexto nacional a condición de que exista la voluntad política de los diversos actores para hacerlo. siguen existiendo privilegios y exclusiones extralegales muy obvios. Smith y Zingler (2006) clasifican a Bolivia. El dinero y la política ejercen una influencia corrosiva permanente en las instituciones judiciales de la región y las cortes se vuelven instrumentos de control político. Ciertamente la magnitud de los desafíos es tal que puede conducir a la parálisis. Esta disfuncionalidad de los sistemas jurídicos deriva del hecho de que en América Latina. a diferencia de lo ocurrido en países industrializados. mientras Costa Rica y Uruguay son liberales. Paraguay y Perú.

participación y oposición. 5. Participation and Opposition. 7. Bobbio. “Citizenship deficits in Latin America democracies”. Sudamericana.). Valadés (2007). Cansino. Poliarchy.: “Calidad de la democracia. (2008).A. México. Diamond. México después de la alternancia. L. es deseable que los cambios a las leyes se den con un consenso social amplio. Bobbio. Journal of Democracy.: Democracias y democratizaciones. 15. (2007). pp. para que tengan proyección y sean incluyentes (Benítez Manaus. 219-239. (1994). Foreing Affairs. Oklahoma. enero-febrero de 2005. Covarrubias (eds. Buenos Aires. (2007). (2008). que cobijan fueros. vol. octubre. (1991). New Haven. en C. Por una democracia de calidad. Yale University Press [trad. 48-60. M. vol. Madrid. esp. vol. cepcom. 45. Turín. R. G. fce. pp. Foreing Affairs en español. (1971). Límites y perspectivas. esp. (2007). Muñoz Ledo y D. La democratización a finales del siglo XX. Convergencia. 2007). 13-23. J. septiembrediciembre. Il futuro della democrazia. 89-98). concentración en exceso del poder político. 4. vol. esp. Bibliografía Beetham. (2007). C. 39. Buenos Aires.Léxico para la nueva Comunicación Política 32 CaLIDaD DEMOCRÁTICa lios a fin de que los procesos de privatización y reducción del aparato estatal y las inversiones extranjeras sean verdaderamente el nuevo motor de las economías. y del económico en cada vez menos empresarios. (1955). pp. The Third Wave. Boloña. Politica e cultura. Morlino. núm. “Ilegalidad: obstáculo para la democracia”. Tecnos. Journal of Democracy. (1984). redefinir las competencias y los controles horizontales entre los poderes públicos.A. “Democracy in Retreat”. University of Oklahoma Press [trad. Einaudi [trad. “Freedom as the Foundation”. Cameron. Democrazie e democratizzazione.P. 3. Einaudi. Huntington. P. abril-junio. Cansino. R. 1994]. Metapolítica. núm. (2004). El gobierno de la ley”. núm. N. Covarrubias (eds. O’Donnell. e I. México. México. 11-30. Dahl. núm. D. Obviamente. 1.).. suprimir las leyes de excepción del pasado. N. Paidós. esp. México. La muerte de la ciencia política. 1. núm. en la rama ejecutiva. Il Mulino [trad. Cossío. Cansino e I.: Poliarquía. cepcom/Educación y Cultura. 36-48. pp. 2005). Benítez Manaus. Democratization in the Late Twentieth Century. esp. C. 1984]. pp. Una reflexión a varias voces”.R. 1985]. pp. Turín. México. “Calidad de la democracia en México. núm. México. C. “Delegative Democracy”. L. 87. pp.: La Tercera ola. (2003).: El futuro de la democracia. . 61-75 [trad. Cansino. S.

: “Democracia y Estado de derecho”. 19-27). Aguilar. octubre. (2004). Iazzetta (eds. Metapolítica. J. Limusa Wiley. pp. PS.: Teoría de la justicia. esp. Powell Jr. (1971). pp. G. esp. pp. Harper and Row [trad. 4. núm. 39. 47-60 [trad. 11-26. (2004b). Journal of Democracy. pp. (2001). Schmitter.: Aspectos de la democracia. Ziegler (2006). Metapolítica. La democracia en América Latina. núm. pp. 4. (2004). núm. en G. 1. P. J.C. Schmitter. P. University of Notre Dame. “The Chain of Responsiveness”. Vargas Cullell y O. pnud (2004). primavera. “What Democray is. Smith. Political Science & Politics. 9-92. (2004). The Quality of Democracy. Notre Dame. enero-febrero de 2005. pp. G. 37.: “Calidad de la democracia. Buenos Aires. vol. esp.C. 75-88. 15. núm. O’Donnell. 4. fce. 15. Madrid. Puerto Rico.A. G. vol. Il Mulino [trad. G. octubre. Rawls. vol. “Democracy. “Human Development. núm.L. México. México. Nexos. México.. Las virtudes ambiguas de la rendición de cuentas”. G. 1968]. “Why the Rule of Law Matters”. and Democracy”. Journal of Democracy. (2004a). Human Rights. pp.: “Calidad de la democracia. Karl (1991).. 3.: Capitalismo. Democrazia e definizioni. pp. Sartori. (1957). 1971]. “Liberal and Illiberal Democracy in Latin America”. pp. 4. O’Donnell. 2. 7788]. “The Ambiguous Virtues of Accountability”. P. O’Donnell. y T. pnud. Capitalism. 61-76]. Schumpeter. Sartori. 39. núm. San Juan. vol. esp. 1965]. Harvard University Press [trad. socialismo y democracia. Nueva York. vol. J. and is not?”. pp. núm. 91-105 [trad. A Theory of Justice. vol. 785-789. enero de 2005. Boloña. Studies in Comparative International Development. enero-febrero de 2005. 32-46 [trad. 15.B.M. Law and Comparative Politics”. Conferencia presentada en la Asociación de Estudios Latinoamericanos. Journal of Democracy. Hacia una democracia de ciudadanos y ciudadanos. 325. Journal of Democracy. esp. núm.). Cambridge. (1942). y M. Reciprocidad y responsabilidad”. “Where is Political Science Going?”.Léxico para la nueva Comunicación Política 33 CaLIDaD DEMOCRÁTICa O’Donnell.. 36. esp. México. octubre. núm.  César Cansino y Javier Sánchez Galicia . Theory and Applications. México. Socialism and Democracy. G.

.

de ahí surge la importancia de conocer y analizar a fondo la campaña de la oposición: Las campañas no se limitan a ofrecer plataformas y promesas. Definición El término “campaña” proviene del vocabulario militar que originalmente estaba ligado con el arte de la guerra. por el contrario. “la campaña es una batalla entre candidatos y no una mera competición de medios técnicos” (Ortiz Castaño. construirán las bases para el desenvolvimiento posterior de un gobernante y de la sociedad que gobernará (Ibinarriaga y Trad. p. Cálculo político. pero con distintos medios: “ambas pretenden llegar al mismo lugar: constituir la autoridad de un grupo —más o menos homogéneo— de personas. Es así que en muchos procesos electorales en la actualidad se utilizan las campañas de ataque como parte de su estrategia. 1993. 9). Una Campaña Negativa es aquella que más que ocuparse de remarcar las virtudes de un candidato. el tipo de campaña que se haya hecho. los argumentos que se esgrimieron. Pero. Ataque/Defensa. atraer el voto hacia un candidato y anular el voto del contrincante. Luego entonces.Léxico para la nueva Comunicación Política 35 4 Campaña Negativa Palabras clave Elecciones. factores como el tono. las campañas electorales y la guerra persiguen el mismo fin. apunta a resaltar los defectos del adversario. Desde esta óptica. de su personalidad. el tono propositivo y positivo. 21). y de la forma y el modo en que piensa gobernar. 2009. de su historia. además del periodo en que las tropas permanecerían en el frente y el territorio enemigo. Una Campaña Negativa (en adelante cn) es aquella que más que ocuparse de . el papel de las campañas de ataque —de denuncia o de franca guerra sucia— o. y tiene que ver con el tiempo en que un ejército cumplía ciertos objetivos dentro del campo de batalla. p. y están dirigidas a socavar la reputación de un candidato u opción política. la estrategia electoral debe ser capaz de constituir una mayoría. 13). sino que además nos hablan del candidato. p. dentro de un territorio delimitado” (Ibinarriaga y Trad. De hecho. Táctica. sobre todo. Estrategia. 2009.

Del enemigo único a la niña con la margarita Los pilares de las cn se fundamentan en los distintos modos y formas de la propaganda política: a) La propaganda blanca. En el caso del gobierno. D’Adamo y Slavinsky. Cada vez se recurre más en todas partes a las cn. Por otra parte. el posible ataque de algún adversario. Por otra parte. b) La propaganda negra. 29). está correctamente identificada. p. “la defensa puede tener como objetivo estratégico impedir el fortalecimiento de nuestros adversarios reales” (Durán y Nieto. Pero este proceso estratégico también obliga a que los actores políticos se encuentren preparados y tengan la posibilidad de defenderse durante la campaña o su gestión ante . 2005. En este tipo de campaña el emisor no aparece o se oculta. en la figura de uno de los contendientes. sin tomar en cuenta cuándo y quién empezó la serie de agresiones” (Durán y Nieto. p. Atacan la psique del ciudadano y le transmiten. 1993. sin tomar en cuenta cuándo y quién empezó la serie de agresiones. p. y están dirigidas a “socavar la reputación de un candidato u opción política. 2010.Léxico para la nueva Comunicación Política 36 CaMPaÑa NEgaTIVa Una campaña a la defensiva tiene que ver con el acto de responder un ataque en un momento de la elección. pero sobre todo estratégica: Aquellas que tienen dos objetivos específicos: conseguir nuevos votos para nuestro candidato y quitar votos a los adversarios que la estrategia aconseja debilitar. o emisor. 209). p. apunta a resaltar los defectos del adversario. Aquella en la que la fuente emisora está deliberadamente falsificada. 2010. y el contenido de su mensaje tiende a ser preciso (Pizarroso. el ataque debe conseguir nuevos partidarios y quitar respaldo a los opositores que nos conviene que decaigan (Durán y Nieto. 272). p. a evocar imágenes y argumentos que degraden las percepciones que del rival se forman los votantes” (García. 12). los miedos y temores que más rechazan (Ibinarriaga y Trad. las cuales son planteadas desde una perspectiva profesional. independientemente de la falsedad o veracidad del mensaje (Pizarroso. 29). 1993. 262). remarcar las virtudes de un candidato. 2009. p. 2010. Este tipo de campaña debe tratar de evitar que el candidato que se está apoyando pierda votos o impedir el fortalecimiento de adversarios reales. Aquella en la que la fuente. Es así como las campañas y las estrategias de ataque y defensa se han convertido en algo fundamental para las elecciones y gestiones de gobierno modernas. 203). estas campañas están ligadas a la lógica de la mentira y la denuncia: Su propósito fundamental es utilizar el miedo como conducto de inhibición de la preferencia de un segmento del electorado sobre un candidato. Una campaña a la defensiva tiene que ver con el “acto de responder un ataque en un momento de la elección. técnica. p.

la cual iba cortando uno a uno sus pétalos y al llegar al número diez comenzaba una cuenta regresiva que al llegar al cero. El éxito de este spot se debió a que Goldwater había declarado que apoyaría el uso de armas atómicas tácticas. al descalificar y ridiculizar al adversario se anulan los efectos persuasivos de su mensaje. 2005. de autopurificación por el odio” (Rainwald. 36). “asignaba a su propaganda una verdadera función de catarsis. En la forma que los nazis explotaban dentro de su propaganda el sentido y la identificación del enemigo. Desde esta visión. 17. cuyo objetivo principal era la individualización del adversario: “los nazis transformaban cada escrutinio en un combate contra el último opositor. De tal forma que “la preocupación constante de los propagandistas hitlerianos fue siempre lo burdo […]. el comercial fue pautado una sola vez pero generó una gran controversia. Los hombres prefieren enfrentar a personas visibles más bien que a fuerzas obscuras” (Domenach. p. Otras campañas de propaganda nazi estaban basadas en la regla de la exageración y desfiguración. la cual debe “aprovecharse de todo lo que pueda descalificar a la fuente de la propaganda adversa” (Pizarroso. 1993. Es una forma intermedia que se da “cuando la fuente puede ser o no correctamente identificada y la exactitud de la información es incierta” ( Jowett y O’Donnel. Algunas cn dentro de la propaganda nazi estaban basadas en la regla del enemigo único. 2005. 1986. cuyo objeto era exagerar al máximo los elementos negativos de sus adversarios. de ahí la ironía pesada. por lo que conectó de inmediato con el sentimiento profundo de muchos sobre las propensiones bélicas de Goldwater: “este recelo no estaba en el spot de la margarita. p. el comunicador político Tony Schwartz creó para la campaña del presidente Johnson un polémico y efectivo spot de una niña con una margarita. apud. p. 29). 2001. “había una táctica de una extraordinaria eficacia psicológica y política” (Domenach. el senador Goldwater. 57). 2005. 55).Léxico para la nueva Comunicación Política 37 CaMPaÑa NEgaTIVa c) La propaganda gris. Estaba en la gente que veía el comercial: los estímulos del filme y del sonido evocaban esos sentimientos y permitían a la gente expresar lo que ellos creían profundamente” Algunas Campañas Negativas dentro de la propaganda nazi estaban basadas en la regla del enemigo único. los cuales argumentaban que dicho spot atacaba directamente a su candidato. aunque en ninguna parte del spot se le mencionaba (Schwartz. p. 1993. apud. p. Cuando Hitler personalizaba a ultranza a su enemigo. Pizarroso. En este tipo de campaña el emisor se disfraza. 58). Es por eso que a Churchill le eran dirigidos muchos adjetivos calificativos sobre sus defectos físicos y su propia personalidad. la burla cínica. . aparecía una gran explosión nuclear. de ser un amigo de la guerra. Además de la propaganda existe la contra-propaganda. p. p. durante las elecciones presidenciales en Estados Unidos de 1964. 117). 57). 2005. Algunos años después. las injurias” (Domenach. Los hombres prefieren enfrentar a personas visibles más bien que a fuerzas obscuras”. Domenach. principalmente entre los republicanos. cuyo objetivo principal era la individualización del adversario: “los nazis transformaban cada escrutinio en un combate contra el último opositor. p.

pues sepultaron a dicho candidato en su carrera presidencial. (Schwartz. 4). además la estrategia puede ser emergente o planificada. 4). sin pensar en incrementar el interés y la participación por parte de la ciudadanía. ordena y sistematiza. en dicha elección. intereses y percepciones” (Canel. 2001.Léxico para la nueva Comunicación Política 38 CaMPaÑa NEgaTIVa Además. p. La principal pobreza de esta estrategia parte de que no se toman en cuenta todas aquellas variables cualitativas que tienen que ver con la vida cotidiana y los intereses colectivos de los ciudadanos. esta cn fue fundamental en el triunfo del presidente Johnson. terminaron por convertir en realidad la frase. recuerda lo que dicho spot le provocaba y no de lo que trataba. Una de las principales pobrezas conceptuales que presenta este tipo de modelo radica en que “los procesos políticos se han alimentado de la Escuela del poder […]. se formula siempre pensando en un propósito. que aunada a una serie de errores cometidos por la campaña de Goldwater. el equipo de campaña del presidente Johnson creó también una cn a través de la famosa frase “Bury Barry” (entierren a Barry). 2005. etcétera Desde la perspectiva de la Escuela del Poder. por lo general las decisiones que se toman están basadas fundamentalmente en la asignación de recursos. p. convicciones. que aunada a una serie de errores cometidos por la campaña de Goldwater. p. y convierten al poder en el recurso más importante” (Canel. la cual . según la cual “el conflicto juega un papel central en la dinámica de la estrategia política. la estrategia se convierte en un plan. una guía o un patrón de comportamiento. La Escuela del Poder y los efectos de las campañas negativas En la actualidad las campañas políticas son elaboradas a través de estrategias planteadas desde perspectivas funcionalistas y conductivistas. periodistas. principalmente porque sólo se piensa en obtener el poder y conseguir la mayor cantidad de votos. frío y cuadrado. la cual parte de que en política se dan diferencias de valores. Desde esta perspectiva. está pensada desde una perspectiva futura. en dicha elección. A la postre. ya que logró tocar las fibras sensibles del pueblo estadounidense. Este tipo de estrategia se basa en la Escuela del Poder. Además. las decisiones se toman desde una perspectiva de inclusión y exclusión. pues sepultaron a dicho candidato en su carrera presidencial. el conflicto juega un papel fundamental por la forma en la que se plantea la estrategia. funcionarios. Cuando la gente hoy en día comenta sobre esta campaña. en donde la misma se convierte en algo rígido. terminaron por convertir en realidad la frase. define y distribuye responsabilidades. 2005. 117). el equipo de campaña del presidente Johnson creó también una Campaña Negativa a través de la famosa frase “Bury Barry” (entierren a Barry). En este tipo de modelo rígido. las organizaciones políticas sólo se preocupan por obtener la victoria en las urnas. busca avanzar con la finalidad de obtener un beneficio. De hecho las campañas políticas basadas en este modelo teórico están pensadas en la perspectiva de sólo ganar las elecciones. la estrategia surge cuando una organización tiene una necesidad. el cual integra. además de lograr el debate y la discusión de sus propuestas y planes de gobierno. aplastando y descalificando al rival.

pues la guerra nunca admite empates y rara vez se entretiene en componendas. cada una de las partes no encuentra óbice en asegurar que las comunicaciones del enemigo son falsas. 4). dogmática e intolerante. y en la forma más descarada. 2002. campañas políticas se convierten en la guerra misma no es posible pensar siquiera en fomentar la negociación y el establecimiento de consensos. 132). intrigas y todo un sinnúmero de acciones dignas de toda una telenovela mexicana: “las campañas electorales son principalmente batallas verbales” (Arterton. no sólo eso. Una sola crónica hábilmente manejada puede causar tanto daño como un ataque militar”. 10). puesto que sólo pretenden manipular a la opinión pública mundial (Polanco. Este tipo de fenómenos son frecuentes porque “la campaña electoral es. peleas. p. yo gano cuando derroto al oponente. fascista. 5). como la guerra. 1989. Esto hace que muchas veces concentremos toda la atención de las acciones de campaña en los candidatos opositores y perdamos de vista lo más importante de la campaña. El tono de una campaña. p. Una sola crónica hábilmente manejada puede causar tanto daño como un ataque militar” (Polanco. hacen historia. 10). p. 2009. ellos son quienes nos dan el triunfo (Elgarresta. Marcan el desenvolvimiento posterior a la elección de una sociedad. el electorado. Al respecto hay quien afirma que: En un enfrentamiento o guerra. El objetivo de toda campaña es ganar. una confrontación de ideas. sobre todo las que suelen ser competitivas. p. “la penetración del . los electores son los que deciden quién pierde o gana —esta es la esencia del mercadeo electoral—. Más específicamente: Las elecciones. marcará con mucho el tipo de relaciones que la sociedad tendrá después de la contienda (Ibinarriaga y Trad. p. sino que es la guerra misma […]. 1987. 2009. 135). 2006. guerras sucias. estoy yo y mis oponentes. sino que es la guerra misma […]. para lo cual tenemos que captar los electores necesarios. sobre todo a primera vista. “La comunicación política ya no se emplea en la guerra. también dañan la democracia electoral como un sistema de procedimientos para tomar las decisiones de grandes colectivos” (Ibinarriaga y Trad. Asimismo. 2006. p.Léxico para la nueva Comunicación Política 39 CaMPaÑa NEgaTIVa termina por convertir al poder como el recurso más importante de toda campaña política y con la premisa de aplastar siempre al oponente sin ninguna contemplación y sin importar las consecuencias: “la comunicación política ya no se emplea en la guerra. en una campaña electoral no importa cuánto daño le hayamos infringido a nuestro oponente. p. porque cada una de las partes busca la derrota aplastante. Es por eso que cuando las En la actualidad también se ha desmitificado la imagen del político en parte por la mediatización de su vida privada y porque la política se ha convertido en un show protagonizado por distintos escándalos. 8). definitiva y expedita del oponente. pero cada vez aparece con más fuerza el aspecto de la lucha por el poder” (Muñoz. Esto se da porque existen campañas que “por su tono dividen irremediablemente a una sociedad y. embusteras y cínicas.

Toda corriente política tiene. De esa forma se va nutriendo de la realidad. 11). que fungirán como una versión prototípica de los valores. algunas veces de individuos anónimos pero fundamentalmente de aquellos personajes relevantes de la vida pública. 2002. como emanación o radiación divina. deja mayores impresiones y tiene un mayor impacto en los receptores. bodas imperialistas. Es ahí donde los medios juegan su propia parte a través de los “videoescándalos. p. tales como la tendencia a la personalización de la política. prohombres y villanos. sus fechas memorables y. sus heridas históricas. medias verdades. pues la guerra nunca admite empates y rara vez se entretiene en componendas. irónicas o humorísticas contra un adversario concreto o generalizado son de uso corriente en las campañas” (Herreros. 10). 111). mártires. afectan su convivencia y dejan grandes resentimientos que sólo el paso del tiempo logra restaurar” (Ibinarriaga y Trad. 1989. p. 6). 2009. 155).Léxico para la nueva Comunicación Política 40 CaMPaÑa NEgaTIVa Cuando las campañas políticas se convierten en la guerra misma no es posible pensar siquiera en fomentar la negociación y el establecimiento de consensos. motes. ideales. D’Adamo y Slavinsky. desafueros. y una buena dosis de cinismo. Esto se debe a que la información negativa es más fácil de recuperar por la memoria. p. El efecto de negatividad es un efecto cognitivo que indica que la . No hay duda de que “el tono y la virulencia de las cn o de guerra sucia dividen y confrontan a la sociedad. creencias y conducta que habrán de encarnar los líderes o dirigentes políticos actuales. cercos informativos” (Aguilar. dentro de las campañas “hay acciones que polarizan y enfrentan a grandes segmentos de la sociedad y otras que sólo plantean diferenciaciones sin hacer uso de las confrontaciones” (Ibinarriaga y Trad. 2005. por una parte. la lógica que subyace en las decisiones de los medios de comunicación y también la que es característica de la propia psicología humana” (García. p. principalmente los políticos. En ocasiones. Y de ahí. acusaciones (fundadas o infundadas). 2005. p. p. 2). que la visión que se tenga en la actualidad de dichos personajes y eventos estará dirigida a ubicarlos en el imaginario colectivo como la fuente de los desarrollos contemporáneos. Los ataques que predominan en las campañas políticas son los que cuestionan la reputación del adversario. p. 12). 235). 2009. la colectividad (Polanco. al igual que en los mitos. linchamientos. descalificaciones. la cual ha contribuido en la fragmentación de la sociedad. Todo esto se da porque “la inclusión de opiniones lacerantes. Otro de los fenómenos que han incidido en las campañas políticas es la globalización. p. integran el contendido de estos diálogos de sordos (Polanco. de las vidas cotidianas de la gente. El hecho fundamental a comprender aquí es. Por todo ello. sus creadores. “la cual encuentra su posibilidad de ser en una multiplicidad de factores. las campañas políticas se han convertido en: Una forma muy parecida a las míticas reyertas que antaño tenían lugar en los lavaderos de las vecindades. espectáculo ha sido tan englobante que en la actualidad ha alcanzado también la vida privada y la intimidad” (Roiz. por la otra. 2005. necesariamente. 2005. Chismes.

Cuando los votantes perciben una campaña como injusta o deshonesta. García. 209). Cuando las campañas evocan un efecto perjudicial tanto hacia el candidato atacado como hacia el que ataca (Merrit. por lo que pueden generar sentimientos positivos y hasta empatía hacia el candidato atacado (Garramone. Es así como las batallas y la guerra se han trasladado a otros campos a través de otros medios: “en la guerra el arma más potente es la fuerza. D´Adamo y Slavinsky. Robinson. p. 1992. p. 2005. dentro de las campañas “hay acciones que polarizan y enfrentan a grandes segmentos de la sociedad y otras que sólo plantean diferenciaciones sin hacer uso de las confrontaciones”. 235). 2005. Existen tres posibles efectos dañinos que han sido identificados por la recurrente utilización de las campañas negativas o de ataque: a) El efecto bumerán. El botín ya no es botín. apud. 1985. p. D’Adamo y Slavinsky. 2005. D’Adamo y Slavinsky. 1984. las palabras y las imágenes en armas de alto calibre. 2005. en las elecciones el mensaje” (Ibinarriaga y Trad. Cuando las cn pueden producir un efecto de rebote o una mayor formación de evaluaciones y sentimientos negativos hacia el atacante que hacia el atacado (Garramone. 14). 2009. los puntos fuertes que debemos comunicar de nuestro candidato. cuando las personas evalúan estímulos y situaciones sociales (García. 13). 13). los puntos .Léxico para la nueva Comunicación Política 41 CaMPaÑa NEgaTIVa información negativa recibe mayor consideración y peso relativo que la positiva. estás se convierten en importantes dentro del juicio que sobre dicho candidato elaboran los electores. Es por eso que cuando en una campaña un candidato ataca las debilidades del carácter de su adversario. Merrit. apud. Dentro de las elecciones modernas “los espacios a ocupar no siempre son territoriales. 2009. la mayoría de las veces. A ellos hay que hacerles llegar las armas. Los objetivos cualitativos son aquellos que: Identifican la imagen de la campaña. García. más bien. los temas prioritarios de campaña. nuestro mensaje. 1985. García. se trata de espacios en los medios de comunicación desde donde los candidatos tienen que bombardear a los electores con sus mensajes” (Ibinarriaga y Trad. Hill. 209). 2009. D’Adamo y Slavinsky. p. 1981. p. Shapiro y Rieger. c) Doble deterioro. 209). apud. Hemos convertido así. Puede decirse que hoy las batallas se dan en la mente y los corazones de los electores: El terreno a conquistar es la percepción y el ejército son los simpatizantes y activistas que han depositado su confianza en un proyecto político. 1984. hoy es un voto (Ibinarriaga y Trad. En ocasiones. p. Cuándo atacar La estrategia debe plantearse pensando siempre en los objetivos cuantitativos y cualitativos que se quieren alcanzar durante una campaña. p. 1989. b) Síndrome de la víctima.

• La identificación del adversario con símbolos. y sólo se debe atacar: En aquellas campañas donde la única posibilidad de ganar es lograr que los electores rechacen abrumadoramente al candidato opositor y se reduzca una brecha grande de votos. al tiempo que transformar a su rival en antónimo de estos valores. desde la perspectiva de generar un villano o héroe de la historia. sueños y resentimientos de los electores comunes” (Durán y Nieto. 22). Al respecto se puede decir que “una campaña puede planificarse mediante la creación de acontecimientos capaces por sí mismos. sino preci- . 12). es que debemos comenzar negativo y terminar negativo/positivo con una carga mayor en lo negativo (Elgarresta. 2002.187). la decisión de atacar o no. 2010. 1993.Léxico para la nueva Comunicación Política 42 CaMPaÑa NEgaTIVa No hay duda de que “el tono y la virulencia de las Campañas Negativas o de guerra sucia dividen y confrontan a la sociedad. de constituir noticia. samente que no elija una de esas alternativas” (Ibinarriaga y Trad. que invita a la audiencia a realizar una inferencia a pesar de la falta de evidencia que legítimamente una esas imágenes ( Jamie- Si en la estrategia se ha definido utilizar a las cn nunca hay que perder de vista los objetivos de las mismas: “el fin de las cn no es hacer que un elector decida por las opciones en la contienda. “debe mantener una postura coherente durante toda la campaña” (Durán y Nieto. hay quien sostiene que cuando un candidato tiene estrategia. débiles de la oposición. o establecimiento de una gran conexión a gran velocidad entre imágenes previamente inconexas. la decisión de debatir o no. o personas que los electores evalúan como negativos. p. 2009. el objetivo de las cn es “conocer suficientemente la campaña del contrincante como para poder desteñir y contrarrestar su mensaje unitario” (Ortiz Castaño. 2010. p. de modo que su interpretación o su comentario persigan la consecución de los objetivos electorales” (Herreros. • La asociación. 2010. • La comparación. 1989. las alianzas deseadas y la gira del candidato donde debe concentrar sus esfuerzos (Elgarresta. 17). 31). 2002. p. p. Esto se puede dar a través de lo verbal y lo visual. p. Otros. 153). 196). afectan su convivencia y dejan grandes resentimientos que sólo el paso del tiempo logra restaurar”. Para otros. Tácticas de ataque y defensa Las tácticas de las campañas de ataque más utilizadas en las elecciones son: • La apelación a lo emocional y visceral. finalmente. p. Es por eso que antes de atacar es fundamental analizar las consecuencias de dicha acción sobre los votantes blandos y posibles: “en la práctica concreta de las campañas electorales es complejo aplicar esta teoría porque a la mayoría de los líderes les cuesta mucho superar las pasiones y actuar con frialdad” (Durán y Nieto. Al respecto. p. que permite a un candidato presentarse como sinónimo de todo lo bueno. En la mayoría de las campañas lo mejor es comenzar positivo y terminar positivo. políticas. sostienen que el enfrentamiento en una campaña electoral sólo se justifica “cuando está orientado a satisfacer las necesidades. 262). p.

pero nunca porque me da un gran placer el ataque (Elgarresta.Léxico para la nueva Comunicación Política 43 CaMPaÑa NEgaTIVa son. 2005. de amplios segmentos de la sociedad es más alta. su agresividad puede provocar en los electores efectos contrarios a los perseguidos. en ocasiones. como. 155). 2010. y a la vez responda a la respuesta subiendo el tono de la agresión (Elgarresta. de gasto y sin firmas de autor) o btl (Bellow de Line) como se les conoce (Ibinarriaga y Trad. y en relación con el adversario denigrado puede reaccionar con medidas cuyas consecuencias son difíciles de predecir” (Herreros. 18). p. 1989. p. p. p. no sólo de los actores directamente inmiscuidos en la contienda sino. p. • Ataque a través de medios alternativos y guerrilla. • Ataque sintonizado con el interés de la gente. Debemos acometer cuando el conflicto nos comunica con los electores. p. se articula por medio de tácticas por debajo de la línea (pública. 12). Una campaña denigratoria o calumniosa no es muy corriente entre partidos con posibilidades de triunfo. • No ataque si está arriba. hacer de un tema que controlamos “el tema de campaña”. 2002. En aquellas campañas en donde “la polarización”. y hacer un análisis frío de los costos y beneficios del ataque (Durán y Nieto. 2009. concentrar el ataque en un punto débil de nuestro oponente que mueva votos (Elgarresta. 18). nos identifica con sus El efecto de negatividad es un efecto cognitivo que indica que la información negativa recibe mayor consideración y peso relativo que la positiva. 2002. p. 1992. 2010. En cambio. ganar con nuestra base de electores cuando éstos son mayoritarios. Cuando tenemos muchos más recursos que la oposición y la podemos poner en aprietos. Más específicamente. p. cuando las personas evalúan estímulos y situaciones sociales. porque al figurar claramente identificado el emisor. Al respecto Mario Elgarresta señala que: La estrategia deberá resaltar lo positivo e ignorar lo negativo del candidato y a la vez pudiera resaltar directa o indirectamente lo negativo del oponente. 215). También es parte de la estrategia el vacunar a nuestro aspirante sobre los temas negativos en su campaña para así prevenir posibles ataques durante la operación (Elgarresta. 18). las tácticas más comunes de las campañas de ataque son: • Lograr que el oponente responda. Que siempre vea en la respuesta una medida de triunfo relativa al ataque. Se ataca cuando se considera necesario para parar el crecimiento de votos de la oposición o para restarle votos a la oposición. 2002. suscite intencionalmente el ataque” (Durán y Nieto. 27). “si tiene un plan bien hecho para aprovecharse de la agresividad de su adversario. . las pasiones. apud. generalmente. 203). 2002. Existen dos razones válidas para atacar en una campaña política: “ganar votos y que el oponente pierda votos” (Elgarresta. 175). Hay que superar los entusiasmos. D’Adamo y Slavinsky. por ejemplo. p. García. es en el uso de lo que se denomina guerra sucia que. • Ataque con estrategia. 33). 2002. • No ataque por placer. p. • Tácticas de desgaste.

p. y conlleva un riesgo de imagen para nuestro candidato. 196). 2002. Por lo tanto. y permite conseguir objetivos analizados y establecidos por la estrategia (Durán y Nieto. • Campañas negativas. pues casi siempre la gente que más protesta el ataque está entre los propios partidarios del candidato que ataca (Elgarresta. De esa forma se puede debilitar el ataque. p. • La desasociación o reversión de la asociación realizada por el candidato agresor. 33). y reducir la posibilidad de que dicho ataque influya en nuestra intención de voto. • Arma de doble filo: Si el ataque es una forma eficaz de hacer la campaña. p. con el propósito que el embate se anule. también lo es para los adversarios (Ortiz Castaño. p. esto no es fácil. p. 34).Léxico para la nueva Comunicación Política 44 CaMPaÑa NEgaTIVa Es así como las batallas y la guerra se han trasladado a otros campos a través de otros medios: “en la guerra el arma más potente es la fuerza. no puede retirarse. debe percibirse como algo que tiene relación con sus necesidades y pasiones” (Durán y Nieto. . Un buen ataque es: Una vez que ha atacado. problemas. 2002. La exposición indirecta de lo negativo es más delicada pero pudiera no ser identificada y por lo tanto no tendría el efecto deseado por la campaña en el electorado (Elgarresta. 18). 101). Se afirma igualmente que “para que los electores se interesen en un conflicto. 2002. aunque sin contener evidencias. • La inoculación. • Utilizar el humor. muestren ofuscación. • Ofenderse y hacerlo saber públicamente mediante declaraciones dramáticas que. pero halague a todos los electores todo el tiempo (Elgarresta. desviar el contenido del mismo. antes de agredir decida si está dispuesto a ir hasta el final. destacan las siguientes: • El desplazamiento. 199). Entre las tácticas de las campañas de defensa. 2010. o posibilidad de adelantarse al ataque advirtiendo que en cualquier momento los opositores lo realizarán. en las elecciones el mensaje”. La exposición directa de lo negativo del oponente es identificada como campaña negativa. 1993. o la neutralización de una acusación desviándola con una contra acusación respecto de otro tema. • Ataque al oponente. Hacerlo sería admitir que el ataque era injusto y eso deja en una mala posición al candidato que lo hizo. 2010. así como brindándole los argumentos de apoyo a la posición atacada o los contraargumentos para lo que van a ver u oír. para invitar a los votantes a que tomen distancia y realicen mentalmente una prueba de cuán plausible es aquello de lo que nos han acusado. El ataque en las campañas debe ser un proceso estratégico validado con anterioridad en los estudios de opinión. que invita a la audiencia a realizar una prueba de plausibilidad. p. • Capitalizar la credibilidad de la prensa y recordar a los votantes algo negativo que se haya publicado del atacante. • Utilizar a un tercero prestigioso o respetado por la comunidad como fuente creíble.

p. son: • Defenderse del ataque del oponente. 33). Consiste en aceptar la veracidad de la acusación y proponer al mismo tiempo la rectificación de lo que pudiera haber sido un error (Ortiz Castaño. p.Léxico para la nueva Comunicación Política 45 CaMPaÑa NEgaTIVa Para otros analistas. alguien con una imagen impecable y que sea capaz a la vez de expresar indignación por la agresión: “La única vez que el candidato deberá responder es cuando se vea obligado a contestar la pregunta de algún periodista o cuando la campaña lo estime necesario. 33). 1993. • La estrategia de respuesta. 101). se harán cargo otros voceros. • Terceros voceros. 2002. • Matizar y aclarar el hecho de que se acusa al candidato (Ortiz Castaño. para medir el impacto del ataque y decidir si es necesario responder y cómo debemos responder (Elgarresta. dejando fuera de la polémica y la confrontación al candidato (Ibinarriaga y Trad. La teoría antigua era. “si un ataque contra el candidato sólo es noticia durante 24 horas. • Desviar la atención. 2002. 1993. • Yo no lo hice (Elgarresta. 2002. 33). Una regla cardinal es nunca permitir que el candidato responda directamente al inicio del ataque. En este sentido. La nueva teoría supone que uno debe responder cualquier ataque. para responderla y salir del tema” (Elgarresta. hasta se puede llegar a solicitar que periodistas amigos nos hagan la pregunta. 101). Por lo tanto. pero no es como ustedes piensan (Elgarresta. alcaldes— quienes responden a los ataques. Del lado negativo de la contienda. 2002. las tácticas de defensa más comunes. p. 33). En situaciones extremas. • Ignore al ataque cada vez que pueda. cuando los adversarios dirigen críticas contra los candidatos. Existen dos razones para defenderse: evitar perder votos y evitar que el oponente gane votos (Elgarresta. Porque cualquier respuesta es un reconocimiento de que la agresión ha perjudicado y presenta el riesgo que el oponente escale otra embestida en esa misma línea. Si el ataque es bueno para el candidato también lo es para su oponente. el aspirante tiene que entender cómo responder —cuando deba responder—. se puede casi siempre ignorar” (Ortiz Castaño. 33). • Negar tajantemente la acusación (Ortiz Castaño. 27). Siempre es necesario apoyarse en una encuesta de opinión a los electores. el de los ataques y las críticas. p. p. 101). los legisladores. 2002. “ignore el ataque”. • Acepte el hecho. . p. p. “El fin de las Campañas Negativas no es hacer que un elector decida por las opciones en la contienda. p. Mi propuesta es: investigue y decida si debe responder o no y cómo debe hacerlo. 33). son precisamente los terceros —el partido. Más específicamente. 101). Es mucho mejor que alguien responda por él. 1993. Si el ataque está perjudicando realmente la campaña tenemos que responder de alguna forma (Elgarresta. 11). como puede ser el partido o terceros afines. sino precisamente que no elija una de esas alternativas”. p. 2002. La persona que dice que lo hice es un pillo (Elgarresta. a no ser que reciba muchísima cobertura por parte de los medios de comunicación. 2009. p. gobernadores. 2002. es la hipótesis de “el que calla otorga”. p. • Lo hice. p. 1993.

Teoría y técnica de la propaganda electoral (formas publicitarias). A.Léxico para la nueva Comunicación Política 46 CaMPaÑa NEgaTIVa • Ataque personal al emisor (Ortiz Castaño. 33). Gedisa. V. Buenos Aires. T. Eudeba. A. La propaganda política. Madrid. A. Cómo ganar elecciones. Schwartz. p. Sociedad Mexicana de Psicología Social/unam. p. Universidad de las Américas/ciespal. Barcelona. presentada en el v Congreso Nacional de Psicología Social “Psicosociología Contemporánea”. (2009). 1993. (2005). Una propuesta desde el interaccionismo simbólico. Campus Libris. Temas de campaña: carácter.A. Buenos Aires. (1989). Estrategias de comunicación política para jóvenes: creación de un nuevo espacio de opinión y participación juvenil. El arte de ganar. ppu. García. Manual de técnicas electorales. Barcelona. El arte de la guerra electoral. Elgarresta. Sudamericana. J. El impacto de los medios en la vida política. México. Ibinarriaga. A. M. Madrid. (2009). (2006). Historia de la propaganda. Política y nueva comunicación. Domenach. Recuperar al hombre formulando con él la estrategia de la comunicación política. (2005). pero prometo no volver a hacerlo (Elgarresta. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.. V. Muñoz Alonso. O. 2002. Eudema. Quito. Toluca. Slavinsky (2005). (1993). Tesis de Maestría. tópicos e imágenes. Canel Crespo. poderosas armas de comunicación política. Ortiz Castaño. Ediciones Ciencias Sociales. López. Polanco. 101). Quito. La respuesta emocional.  Alfredo Dávalos López . V.A. Centros de Estudios de la Sociedad Civil. Quito. P. Quito. (1993). C.M. Herreros Arconada. Bibliografía Arterton. Buenos Aires. Durán.J. presentado en el Congreso Internacional de Comunicación Política. Madrid. Pizarroso Quintero. Dávalos. • Lo hice. La propaganda política y los marcos temporales de sentido. El internet y el celular. iii Encuentro Iberoamericano sobre Estrategias de Comunicación. (1989). (2001). Polanco. D’Adamo y G. Estrategias en elecciones presidenciales. Las estrategias informativas de las campañas presidenciales. Trad. M. Comunicación política y campañas electorales. y R. Nieto (2010). (2005). Publigrafics. M. (2002). J. (1987). Fundesco. y S. Sente.

a pesar de que comúnmente se conforma con base en entendimientos y mecanismos informales de comunicación. 2002). 2005). De modo que el sistema está caracterizado por una tendencia al Existe una vertiente que define al Clientelismo Político como una práctica burocrática que toma lugar dentro de un sistema político. se habla de una relación clientelar. lealtad y reciprocidad cuando recurren al intercambio de bienes y servicios (Gordin. la solidaridad y el afecto (Roniger. Compra de votos. En dicho caso la relación clientelar es el prerrequisito para ser designado como parte del gobierno en turno (García. 1994). pero en él se enfatizan las características complejas de dicho vínculo. como la asimetría de poder. Este tipo de relación genera grandes niveles de compromiso y obligación. Patrimonialismo. donde quien tiene un nivel socioeconómico más alto hace uso de su influencia y recursos para otorgar beneficios y/o protección a quien cuenta con un nivel socioeconómico menor. Por esto. a la vez. cuyo marco institucional permite este tipo de relación y por ello los puestos administrativos son designados de manera personalizada por un jefe. Dominación. De esta forma. cuyo marco institucional permite este tipo de relación y por ello los puestos administrativos son designados de manera personalizada por un jefe. El Clientelismo Político (en adelante cp) se basa en ese intercambio. se define como una relación personalizada entre dos partes que comparten mutua confianza. Por otro lado. 1997). Reciprocidad. existe una vertiente que define al cp como una práctica burocrática que toma lugar dentro de un sistema político. Interés. Dentro del estudio del concepto de clientelismo. Solidaridad Definición Cuando un intercambio de recursos. la vertiente que elabora una definición desde la perspectiva antropológica y sociológica pone énfasis en el tipo de relación que emerge entre patrón y cliente. ya sean económicos o políticos. toma lugar entre dos partes. . una dimensión importante del clientelismo es la creación de expectativas y esperanza.Léxico para la nueva Comunicación Política 47 5 Clientelismo Político Palabras clave Clientelismo. la coerción y. Scott (1972) contempla una relación clientelar incluso como una amistad instrumental. lo cual conduce a una fuerte dependencia del cliente hacia el patrón (Auyero.

En estos contextos es más probable que surjan formas de clientelismo electoral. Estas características son las que permiten definir al cp como un sistema donde la oferta de empleo público se encuentra limitada a círculos próximos y se otorga a través de una política de concesión. En un inicio. ya que únicamente los intereses de quienes dan su apoyo al líder o patrón se toman en cuenta (Brinkerhoff y Goldsmith. es decir. servicios o promesas entre dos partes con condiciones asimétricas que buscan alcanzar un interés particular. . el mismo que puede corresponder al pago de favores pasados o a un sentimiento de lealtad (Auyero. 2002). Bobbio. donde la relación entre candidato y electorado y el intercambio material y personal que ocurre entre ambos son determinantes para el desarrollo del voto. así como la toma de decisiones que suele llevarse a cabo en secreto o con escasa participación pública. no es una mera estrategia de campaña. El clientelismo de partidos se genera cuando actores de un partido intercambian recursos públicos a cambio de apoyo dentro y fuera de la misma institución. Matteuci y Pasquino (1991) remiten los orígenes del clientelismo a los tiempos de Roma y describen cómo las condiciones sociales. político o económico. la oferta está condicionada exclusivamente a la clientela (García. Historia del estudio sobre clientelismo político Durante la década de los sesenta del siglo xx emergió el estudio sobre patronazgo y clientelismo dentro de las ciencias sociales (Roniger. A partir de las distintas perspectivas que definen al clientelismo se lo puede describir como un intercambio de bienes. Cuando un sistema de partidos se organiza de forma clientelar. servicios o promesas entre dos partes con condiciones asimétricas que buscan alcanzar un interés particular. en muchas ocasiones se involucran sentimientos de afecto desencadenados de la lealtad y el aprecio que surge de la reciprocidad. económicas y culturales jugaban un papel importante para el surgimiento de una relación jerárquica y de dominación entre el patrón y el cliente. la investigación se concentró en analizar el concepto históricamente.Léxico para la nueva Comunicación Política 48 CLIENTELISMO POLÍTICO Al clientelismo se lo puede describir como un intercambio de bienes. testificaba a favor de él y le asignaba tierra para su cultivo. lo defendía en caso de juicios. El primero protegía al segundo. por lo tanto. Usualmente el apoyo toma forma de un voto. político o económico. 1994). éstos se adhieren a prácticas que giran alrededor de líderes personalistas. 1999). En estas situaciones la sociedad civil se encuentra fragmentada. Si bien ese intercambio puede basarse en —y reproducir— prácticas autoritarias y hasta ilegales. Los procedimientos para la rendición de cuentas o para el reemplazo del líder son comúnmente irregulares. pero es necesario comprender que el clientelismo excede el momento electoral y. 2005). donde los líderes ejercen un poder monopólico a favor de sus intereses (y el de los grupos que representa). verificando los hábitos de conducta clientelares en la premodernidad. En estas situaciones los candidatos distribuyen recursos o realizan promesas a aquellos electores que están dispuestos a entregar su apoyo. patrimonialismo y el enriquecimiento personal.

observar qué otro fundamento existía además de la coerción y el poder. con el parentesco ritual (Kenny. La segunda ola. los aspectos sociales y antropológicos de las relaciones clientelares son clave para entender el intercambio. En el estudio actual del Clientelismo Político Stokes (2009). Argumenta que en este tiempo el sentido de subordinación se redujo y que en su lugar surgieron sentimientos sinceros de amistad. por un lado. abrió el camino para definir el clientelismo como un proceso de intercambio que. 1977) y con la era feudal (Kettering. Así. Schaffer (2007) y Kitschelt y Wilkinson (2007). como el nuevo patronazgo y la compra de votos. 1994).Léxico para la nueva Comunicación Política 49 CLIENTELISMO POLÍTICO En retribución. basada en la economía. En la época del feudalismo. Romero-Maura (1985) estudia el clientelismo durante la España de la Restauración que tomó lugar entre 1876 y 1923. la relación clientelar se institucionalizó y formalizó hasta llegar al punto de representar prácticamente un contrato oficial (García. durante los años ochenta. aún en la desigualdad. 2009). define incluso subclases del mismo. La identificación de otros vínculos. el pensamiento marxista identificó al clientelismo como un mecanismo más de explotación y de dominación política (Günes-Ayata. Estos estudios identificaron un debilitamiento de las redes clientelares basadas en interacciones personalistas (Gordin. gratitud y respeto. Notoriamente. con el sufismo. influida por la antropología y la sociología. Este tipo de estudios pretendía. un cambio en la manera de observar las relaciones clientelares se avecinó con el proceso de modernización y el interés teórico y práctico en la relación entre clases que caracterizó las ciencias sociales de los años setenta y ochenta. Gilsenan. políticos y ciudadanos/clientes (Stokes. producía beneficios para todas las partes involucradas. por el otro. De ahí que el clientelismo se fue relacionando con las sociedades tradicionales. 2006. 2002) y enfatizaron la importancia del principio de reciprocidad como el vínculo que efectiviza el clientelismo en la modernidad. Entre las publicaciones de mayor impacto de esta segunda etapa se pueden mencionar Piattoni (2001). 1960). especialmente a la oferta de puestos de trabajo en entidades de gobierno por parte de titulares (office holders) a cambio de apoyo en elecciones. estudió el fenómeno con independencia del régimen político en el que se daba y utilizaba técnicas de investigación cualitativa. Posteriormente. dos olas de estudios sobre el cp se han producido en la literatura. Landé y Gausti (1977). defenderlo en armas y ayudarlo incluso financieramente. una doctrina mística y sistema de creencias procedente del Islam (Helminski. confianza e incluso amistad. el cliente debía obedecerle. Scott. cuestionar la idea de que el clientelismo es una herramienta exclusiva de dominación y. La primera. 2005). Dicho patronazgo se orienta a la oferta de recursos públicos. En un contexto moderno. . Después de la Segunda Guerra Mundial. como la amistad y la gratitud. La obra más relevante de este período fue la compilación realizada por Schmidt. y complementan la dominación y coerción con principios de entendimiento. se interesó por el clientelismo en contextos democráticos y ha tratado de presentar formalizaciones sobre el comportamiento de partidos. y describe las relaciones clientelares como distintas a las que se establecían tradicionalmente. 1988).

en el nuevo la evaluación de costos-beneficios. 1999). así como la segmentación arbitraria de la sociedad. es posible reconstruir las etapas de su estudio. Mientras en el viejo clientelismo la relación es básicamente política (inspirada en la dominación) o social (basada en la solidaridad). Stokes (2009) define incluso subclases del mismo.Léxico para la nueva Comunicación Política 50 CLIENTELISMO POLÍTICO El Clientelismo Político es una forma de monopolio político que atenta contra la competitividad del sistema de partidos. c) actualidad (desde 1990). Como en toda relación económica. protagonizada por antropólogos y sociólogos interesados en el clientelismo como reciprocidad. En este caso la relación es menos estable y no se puede asegurar que se trate de un intercambio continuo o duradero y menos aún que adopte sentidos de afecto como sucedía con las versiones pre-moderna y moderna de clientelismo. aceptando que se trata de un fenómeno altamente dinámico y con significados cambiantes. Esto. Por otro lado. como el nuevo patronazgo y la compra de votos. Aquí surge una clara distinción entre lo que Hopkin (2006) llama el viejo clientelismo y el nuevo clientelismo. autores y debate contemporáneo La falta de acuerdo sobre una definición precisa de cp (Stokes. . Sí. Dicho patronazgo se orienta a la oferta de recursos públicos. no significa que desde estas áreas del conocimiento —además de la ciencia política o la psicología social— no haya aportes sustantivos en la actualidad. b) etapa moderna (19791990). protagonizada por economistas y politólogos para los que el clientelismo tiene que ver con intereses. pueden observarse varias líneas de investigación que tratan de resaltar diferentes perspectivas del clientelismo. que aletarga el desarrollo económico y que fomenta la mala distribución de recursos. Una tercera ola de estudios sobre el concepto nace en los años noventa y se extiende hasta la actualidad. en cambio. 2009) impide concebir el estudio actual de este fenómeno como un debate propiamente dicho. la transformación disciplinaria en la investigación sobre clientelismo se refleja en el reemplazo de la antropología y en menor medida de la sociología por la economía. propio de una visión economicista racional. según el contexto en el que se sitúa: a) etapa premoderna (1960-1979). protagonizada por historiadores interesados en el clientelismo como forma de dominación. Éstos no contemplan ningún tipo de sentimiento de obligación o identificación entre ellos. Líneas de investigación. la compra de voto se refiere a un concepto más delimitado que el clientelismo común. Así. En el estudio actual del cp. este tipo de relación clientelar tiene como protagonistas a individuos cuyo interés es maximizar utilidades. donde el intercambio de bienes se concentra en beneficios directos y protección al cliente que fue selectivamente escogido para emitir un voto a favor de quien le proporcione dichos bienes. se convierte en la regla. para Stokes. Teniendo en cuenta lo anterior. y la idea de que el clientelismo no es un concepto asociado con una sola etapa histórica en particular o con una única corriente normativa (Banck. sin embargo. especialmente a la oferta de puestos de trabajo en entidades de gobierno por parte de titulares (office holders) a cambio de apoyo en elecciones.

énfasis en el original. En el mismo sentido. así como la segmentación arbitraria de la sociedad. Dado que se basa en relaciones mantenidas a diario. Así. el planteo de Máiz. con empleos públicos y favores a costa del estado. el cp lleva al nepotismo. es decir. en contraste con la clase de rendición de cuentas (accountability) que es celebrada en la teoría democrática. 2009) apunta a los cambios que produce el cp en los partidos. Hay al menos tres argumentos en que se destacan. p. los electores intercambian con los políticos votos por recursos materiales en lugar del costoso proceso de agregación de intereses y de decantación de ideología programática” (2003. traducción de los autores). hay una línea politológica que estudia en particular el impacto del cp en la democracia en general y en sus instituciones en particular. esta es una “rendición de cuentas perversa” (perverse accountability). Para O’Donnell (1996). en tanto mecanismo de agregación de intereses —institucionalizados en partidos y. y orientadas a resolver problemas puntuales. a una tendencia a favorecer. 2002) indica que el cp es una forma de monopolio político que atenta contra la competitividad del sistema de partidos. cara-a-cara. Stokes (2004 y 2009) ha sido una de las autoras más críticas en el papel del cp en las democracias. en tanto ésta implica la adherencia a transparencia y a mecanismos legales. El primero (Stokes y Medina. p. 613. en la cual los votantes son responsabilizados por sus acciones por los partidos (Stokes. La consecuencia de estos efectos es de tal importancia que los autores ubican al cp como un régimen híbrido a mitad de camino entre el autoritarismo y la democracia (2002. En otras palabras. Whitehead (1992) asocia el clientelismo a una sociedad civil débil. por lo que su planteo merece cierto detalle. pero sobre todo en la relación entre los partidos y el sistema político en términos de control ciudadano. Así. también con el foco en la democracia. Brinkerhoff y Goldsmith (2002) ubican al cp en las antípodas de la democracia. p.Léxico para la nueva Comunicación Política 51 CLIENTELISMO POLÍTICO Dada la relevancia del tema para la ciencia política. que el cp debilita a los partidos políticos en tanto los lazos —materialmente sostenidos— entre aspirantes a cargos públicos y votantes se personalizan y de ese modo se desechan criterios objetivos y universalistas que deberían informar las políticas públicas de los candidatos electos. más recientemente. 2009. El segundo argumento (Stokes. que aletarga el desarrollo económico y que fomenta la mala distribución de recursos. en organizaciones no gubernamentales— están ausentes o subordinados a prácticas patrimonialistas. a los miembros de la familia de los políticos y/o funcionarios sobre el resto de la ciudadanía. 18). El tercer argumento con el que Stokes (2009) contribuye a la lí- . Máiz (2003) ha resaltado. afirma que: El partido puede usar esta información (acerca de quién votó por quién) para recompensar al votante que ha cooperado y castigar al que no lo ha hecho —puede hacer al votante responsable (accountable) por su voto—. “el intercambio propio del mecanismo clientelar es directo. 9). Los análisis de la reciprocidad exceden la visión simplista de que el Clientelismo Político es solamente un mecanismo electoral para conseguir votos.

obtener protección contra los riesgos de la vida cotidiana. sacrificantes (sacrifi- .Léxico para la nueva Comunicación Política 52 CLIENTELISMO POLÍTICO Los efectos de la credibilidad para el Clientelismo Político no pueden ser desestimados. y la amenaza de su culminación se transforma en un dispositivo disciplinario poderoso” (Kenny. éstos no son los políticos inescrupulosos y corruptos de quienes habla la mayoría de los vecinos. esta línea ha buscado explicar fenómenos asociados al cp pero relativamente ignorados en la visión macro de la economía y la ciencia política. Después de una exhaustiva revisión de la literatura. et al. 77). sino a la dependencia del receptor de la continuidad del vínculo. 2000). cambiando el enfoque (de macro a micro). Más de cuatro décadas después. p. los intercambios específicos que configuran el cp. 1990). lo cual demuestra una continuidad en el interés de los microprocesos. p. ha sido una característica tanto de los primeros estudios en la materia (Scott. 2002). votantes e intermediarios en elecciones en la Argentina. a menudo. varios estudios apuntan a resaltar el papel del miedo y la coerción como fundamentos de la relación clientelar. 1972) como de algunos de los más recientes (Auyero. El resultado ha sido una proliferación de estudios que ahondan en la naturaleza. 1960. no debido a las deudas que crea. dinámica y significación del acto de reciprocidad que es constitutivo de la relación clientelar. la autora clasifica los estudios en el tema en dos grandes grupos. En un análisis clásico se entiende que la entrega de recursos y la hospitalidad “son medios potentes de controlar a los otros. Un flujo continuo de productos (gifts) crea la necesidad y fomenta la dependencia. ha señalado que las. 1977. esa credibilidad es causa de una evaluación positiva que el vínculo clientelar recibe. podría denominarse instrumental (Brinkerhoff y Goldsmith. En primer lugar. hay abundante literatura que hace hincapié en la reciprocidad y la capacidad de ingresar en estas relaciones de forma (más o menos) voluntaria. Son útiles (helpful). Una línea socio-antropológica también ha complementado estos estudios sobre el cp. entre los ciudadanos de los sectores más vulnerables de la población. (2004) también utilizaron un análisis orientado al interés basado en el miedo para explicar el comportamiento de partidos. 1994). esto es. Para los miembros del círculo cercano a los intermediarios (brokers). 849). 2000. Auyero. Aun cuando se reconoce la disparidad entre los actores sociales participantes y no se duda en usar términos como dominación y explotación (Kitschelt. caraa-cara y basadas en una reciprocidad que. por ejemplo. y para hacer amistad con quienes “realmente se preocupan”. nea politológica se basa en su intento de buscar los fundamentos del cp. la solidaridad y esperanzas de futuro (Günes-Ayata. Auyero. […] relaciones de dominación clientelística existen en la práctica como relaciones que son útiles desde el punto de vista de los clientes para resolver problemas. y la reciprocidad (Gouldner. dada la utilidad del intercambio para resolver problemas cotidianos específicos. no obstante. Resaltando la confianza (Roniger. están los autores que buscan las razones detrás del fenómeno en normas compartidas. Por otro lado. 2001). Por un lado. El foco en las relaciones personales. cambiando la valoración implícita (de negativa a problemática y multifacética) y cambiando la metodología de análisis (de análisis institucionales y económicos a etnografías). Brusco.

traducción de los autores). cara-a-cara. ha señalado que “la relación personalizada entre dos partes basada en la confianza. Brinkerhoff y Goldsmith (2002) han resaltado la lealtad que se crea como resultado de un vínculo cotidiano. . traducción de los autores). 2002. etcétera). Máiz ha señalado que: Las redes clientelares constituyen. la lealtad y la reciprocidad en el intercambio de bienes y servicios es una condición necesaria para que exista el clientelismo” (2002. p. Dado que el Clientelismo Político se suele comprender como una distorsión a la competencia interpartidaria debido a la personalización y materialización de vínculos patrón-cliente. 285. p. 2002. dada la utilidad del intercambio para resolver problemas cotidianos específicos (Auyero. 1974. en relación al intercambio de favores y productos (gifts)”. entre los ciudadanos de los sectores más vulnerables de la población. p. cuyo mantenimiento depende del retorno que cada actor espera obtener al otorgar bienes y servicios al otro y que termina una vez que la recompensa esperada no se materializa” (Kaufman.Léxico para la nueva Comunicación Política 53 CLIENTELISMO POLÍTICO cing) y buena gente (good people) con quienes aquellos que tienen un problema establecen una relación personal a veces descrita como “amistad” pero siempre como valiosa de preservar (Auyero. 12). el valor más importante que estructura el cp es la credibilidad. Por ello concluye que “tres características del clientelismo son evidentes: grandes promesas conllevan a grandes obligaciones. siguiendo a Powel (1970). por este motivo. más o menos constante. p. Esos acuerdos creíbles están basados. han de añadirse otros “recursos de segundo orden” (conexiones y relaciones personales. para la línea socio-antropológica. que se convierten en canal obligado para la obtención individualizada de beneficios mutuos (2003. esa credibilidad es causa de una evaluación positiva que el vínculo clientelar recibe. 2000). En primer lugar. mientras que Gordin (2002). entre quien promete y quien recibe la promesa. a menudo. Los análisis de la reciprocidad exceden la visión simplista de que el cp es solamente un mecanismo electoral para conseguir votos. Keefer (2002. recursos políticos en sentido estricto. p.1) ha señalado que “patrones y clientes están vinculados por su habilidad para hacer acuerdos creíbles entre ellos. las promesas son personalizadas y la credibilidad es mantenida por el intercambio repetido” (Keefer. la mercadotecnia política parece ignorar su importancia teórica y práctica a la hora de pensar estrategias de campaña. Los efectos de la credibilidad para el cp no pueden ser desestimados. traducción de los autores). en la historia de intercambios personales y la interacción. de tal modo que a los recursos de primer orden del intercambio (favores. votos. y orientadas a resolver problemas puntuales —en ocasiones de gravedad debido a la situación de vulnerabilidad de amplios sectores de la población— la reciprocidad. s/p. Los análisis socio-antropológicos han mostrado también la importancia de ciertos valores y normas en la dinámica clientelar. Dado que se basa en relaciones mantenidas a diario. 5). 514. Además de lealtad y confianza. etcétera). es una forma “autorregulada de intercambio interpersonal. según el autor. la credibilidad está asociada a los recursos intangibles que circulan por las redes clientelares. En segundo lugar. amistad instrumental.

para parafrasear a Elster (1989). La mirada socio-antropológica también ha arrojado luz sobre un elemento que ha sido subestimado —cuando no abiertamente ignorado— por las perspectivas politológicas y económicas: la dimensión material del intercambio clientelar. p. a la vez. sino como una política pública (ver también Keefer. se sustenta en vínculos informales. Brinkerhoff y Goldsmith. Si bien prácticamente todas las definiciones de cp se refieren a los productos (o servicios) que se intercambian entre patrones y clientes. Este foco en lo material ha llevado a Brinkerhoff y Goldsmith (2002. Scott (1972) había ya señalado que para que el cp funcionara. cotidianos. ya que éstos serán percibidos como bienes para toda la comunidad y no como una contraprestación al voto (apoyo) emitido. la atracción política de las redes de patrones-clientes puede favorecer el bienestar. bienes privados que (re)producen relaciones personales entre patrones y clientes políticos. generalmente. Hopkin afirma que “estas relaciones incluyen a patrones que proveen a clientes con . p. Keefer y Vlaicu (2008) han mostrado que en estados con baja credibilidad. bienes públicos que se articulan a través de políticas públicas generales y. Hallin y Papathanassopoulos. por el otro. En tercer lugar. la credibilidad de la relación clientelar cumple un papel clave en un contexto que se caracteriza por la informalidad y la ilegalidad (Auyero. una que. en lugar de basarse en el respeto a la ley y al Estado de derecho. 1999. por un lado. entregar un refrigerador o muebles para una casa es preferible a colocar postes de luz en una calle. 298. Así. La institucionalización que caracteriza la democracia liberal y republicana no da lugar. En el mismo sentido.Léxico para la nueva Comunicación Política 54 CLIENTELISMO POLÍTICO La mirada socioantropológica también ha arrojado luz sobre un elemento que ha sido subestimado —cuando no abiertamente ignorado— por las perspectivas politológicas y económicas: la dimensión material del intercambio clientelar. creíbles y repetidos. era necesario ofrecer bienes privados. O’Donnell (1996) se ha referido a este fenómeno como “otra institucionalización”. se puede establecer una diferencia entre. Recursos vitales distribuidos diaria o semanalmente (tales como comida o medicamentos) y favores especiales que requieren mayores habilidades o esfuerzos para ser realizados (tales como trabajos públicos) tienden a generar un diferente tipo de relación entre los intermediarios (brokers) y los clientes prospectivos que los bienes generales (1999. 2002). 2002. pero en el largo plazo. retrasa el desarrollo político al desestimular el atractivo directo a los votantes que son esenciales para los partidos de masas creíbles. 2) a caracterizar el cp como lazos fundados en ventajas materiales mutuas. p. el cemento del clientelismo y. La credibilidad es. Auyero también le ha prestado atención a los productos intercambiados en la relación clientelar y ha afirmado que: El tipo de bien que se distribuye importa. 323). a la comprensión de formas alternativas de estabilización de comportamientos sociales y políticos. En este sentido. porque los bienes públicos no serían percibidos por el cliente como un favor personal. 2002). la razón para escoger entre estrategias de vinculación entre partidos y votantes. dichos productos rara vez han sido estudiados con deta- lle. por ejemplo.

Léxico para la nueva Comunicación Política 55 CLIENTELISMO POLÍTICO acceso a los medios básicos de subsistencia y los clientes retornan con una combinación de bienes económicos y servicios y actos sociales de reconocimiento y lealtad” (Mason. (e) invita a los medios a apoyar abiertamente a los políticos y funcionarios. Las razones son que el cp (a) instrumentaliza las noticias en función de los intereses de las autoridades de los medios. 184-185). apud. y e) desarrollo limitado del periodismo como profesión autóno- ma. p. (c) socava la autoridad racional legal que garantiza la libertad periodística y la libertad de empresa de los propietarios de medios. Clientelismo político y comunicación La relación entre cp y comunicación no ha sido tan explorada como su impacto social. político. Máiz considera al cp como un tipo ideal caracterizado por “el intercambio de favores. y de comprender el cp como un desvío de la democracia en el que el acceso a los recursos sociales es controlado por patrones y entregados a los clientes a cambio de reconocimiento y apoyo (2002. Vicente y Wantchekon. aunque el eje parece estar en lo material y sus consecuencias. b) tradición de periodismo apologético (advocacy journalism) que generalmente posiciona a los periodistas y los medios en algún punto del espectro político. su influencia en la mercadotecnia política no ha recibido la misma atención (excepciones son Wang y Kurzman. Así. Roniger y Günes-Ayata. la mercadotecnia política parece ignorar su importancia teórica y práctica a la hora de pensar estrategias de campaña. pp. Italia. 7). España y Portugal) y de América Latina (Brasil. 1994). Aunque el efecto del cp en resultados electorales ha sido estudiado (Szwarcberg. económico y antropológico. de beneficios materiales. (d) considera que la información es un recurso privado. 1986. Los expertos en mercadotecnia política concen- Los expertos en mercadotecnia política concentran sus análisis y recomendaciones prácticas en el manejo de las palabras e imágenes que los candidatos utilizan y proyectan. p. los autores concluyen que este fenómeno altera la dinámica periodística. . por lo menos. los autores analizan los sistemas mediáticos a partir de cinco variables: a) nivel de circulación de periódicos. a tres razones. d) politización de los medios públicos y regulación de la difusión. En esa obra. Colombia y México). La primera es la preponderancia de la comunicación textual y visual. 489. Dado que el cp se suele comprender como una distorsión a la competencia interpartidaria debido a la personalización y materialización de vínculos patróncliente. 2007 y Rigger. 2). c) control privado de los medios. por votos al político o partido que los suministra” (2003. p. 2011. (b) compromete la autonomía de la profesión. es necesaria más investigación todavía sobre la conexión entre el tipo de productos entregados y el tipo de relación que se produce entre patrones y clientes. Esto se debe. 2006. (f ) quiebra la solidaridad entre periodistas y (g) reproduce un periodismo apologético. A partir de allí. Hopkin. Hallin y Papathanassopoulos (2002) han estudiado el impacto del cp en los sistemas mediáticos del sur de Europa (Grecia. 1999). 2009.

tran sus análisis y recomendaciones prácticas en el manejo de las palabras e imágenes que los candidatos utilizan y proyectan. Si esta arena. las que se arman alrededor de los caciques —con la reproducción implícita del cp— o las que se constituyen alrededor de formadores de opinión independientes? Ahondar en esta interrelación entre cp y campañas podría ser el aporte de una mercadotecnia política latinoamericana. una escuela que termine de discutir ambos fenómenos desde las teorías. el cp es consecuencia de muchísimas prácticas —varias de ellas desconectadas entre sí— que tejen un entramado de relaciones sociales que fungen de arena en la cual la campaña tendrá lugar. 35. a contemplar seriamente en contextos como el latinoamericano. . metodologías y presupuestos originados en Estados Unidos y Europa Occidental y haga propuestas originales. Hacer referencia siquiera al uso de objetos materiales para intercambios específicos que se traduzcan en votos está prácticamente prohibido en el juego público de la mercadotecnia política. Latin American Research Review. “The Logic of Clientelism in Argentina: An Ethnographic Account”.). (1999). (ed. pp. 3. en última instancia. Debido a su naturaleza cotidiana y cara-a-cara. “From the Client’s Point(s) of view: How Poor donde las prácticas clientelares son constitutivas de la política y la percepción que la ciudadanía tiene de ésta. ¿puede existir una comunicación material (con reglas quizás diferentes) que complemente la textual/visual que es el eje de las campañas en democracia?. a contemplar seriamente en contextos como el latinoamericano. ¿qué impacto tiene en votantes indecisos la coexistencia de prácticas clientelares y mensajes electorales anti-clientelares?. 297-334. J. “Estudios sobre clientelismo político contemporáneo”. núm. Auyero. Esto se puede deber a la tercera razón: las estrategias de intercambio funcionan en forma paralela a la mercadotecnia y son reguladas por los partidos más que por los candidatos. ¿qué redes son más efectivas para difundir el mensaje de un candidato. J. Buenos Aires. núm. J. J. El estudio de este fenómeno debería responder a preguntas clave como ¿de qué manera las campañas responden a —e influyen en— las prácticas clientelares de los partidos?. Auyero. 2011). La segunda razón es que el tema en sí parece un tabú dentro de la política democrática. . en última instancia. rigurosas y comprometidas con su propio entorno social y político. 28. People Perceive and Evaluate Political Clientelism?”. en Auyero. Losada. (2000). Bibliografía Auyero.Léxico para la nueva Comunicación Política 56 CLIENTELISMO POLÍTICO Esta situación de desarticulación entre la “campaña” y el Clientelismo Político es una situación a estudiar y. (1997). el cp se vuelve particularmente importante (Weitz-Shapiro. se caracteriza por desigualdad y pobreza generalizadas. ¿Favores por votos? Estudios sobre clientelismo político contemporáneo. pp. 55-82. Theory & Society. vol. Esta situación de desarticulación entre la “campaña” y el cp es una situación a estudiar y. además.

W. Patrimonial and Democratic Governance: An Overview and Framework for Assessment and Programming. Keefer. P. Journal of Law. Periferia. García. “The Political and Partisan Determinants of Patronage in Latin America 19601994. American Political Science Association Annual Meeting. 41. núm. (2005). Conceptualizing Political Clientelism: Political Exchange and Democratic Theory. Abt Associates Inc. European Journal of Political Research. (1977). N. “Clientelism: Premodern. K. “Clientelismo en democracia.J. 2. Clientelism. México. Matteuci y G. Günes-Ayata.).W. Bethesda.webislam. Modern.). 371-406. N. Siglo xxi. D. and Clientelism”. Pasquino (eds. en Roniger.M. 16. en Bobbio. Londres. Duckworth. en www.. N. (2002). Boulder. y P. P. 513-549. y A. y A.Léxico para la nueva Comunicación Política 57 CLIENTELISMO POLÍTICO Banck.C. “Democracy. M. (1974). “¿Qué es el sufismo?”. y S. 1-21. The World Bank. y R. en Naas. . Hopkin. Gouldner. (2006). C.). J. Leiden University Press.com/?idt= 4992. Scott. pp. Economics and Organization. vol. vol. Cambridge University Press. 284-308. R.). A. pp. y J. pp. Leadership. Clientelism. (2002). Vlaicu (2008). Nueva York. (1999). Postmodern”. (2006). Una propuesta para el análisis de las relaciones clientelares a nivel local”. Bobbio. “Against Patron-Client Relation”. vol. Development Research Group. núm.). núm. Silva (eds. Credibility. 1. 175-195. Berkeley y Los Ángeles. J. D. J. The Cement of Society: A Survey of Social Order. Credibility and Democracy. en Schmidt. Hallin. A. P. Gilsenan. Diccionario de política. Waterbury (eds. Friends. núm. “Political Clientelism and the Media: Southern Europe and Latin America in Comparative Perspective”. vol. Günes-Ayata (eds. G. University of California Press. “The PatronClient Concept and Macro-Politics: Prospects and Problems”. Goldsmith (2002). and Participation: Theoretical Issues in Development Sociology. Landé y L. “The Norm of Reciprocity: A Preliminary Statement”.A. 4. Philadelphia. (1994). N. Gordin. Elster. 2. Leiden. 24. 2. L. Matteuci y G. 24. E.. pp. A Comparative Perspective”. en Gellner. (1977). and Civil Society. S. Kaufman. Brinkerhoff. Papathanassopoulos (2002). “Clientelism and Brazilian Political Process: Production and Consumption of Problematic Concept”. Lynne Rinner Publishers. and Factions: A Reader in Political Clientelism. P. núm.J. pp. Patrons and Clients in Mediterranean Societies. Guasti (eds. Washington. Helminski. (1989). “Clientelismo”. Pasquino (1991). Democracy. J. Media. Culture & Society. Keefer. Modernization. Clientelism. Comparative Studies in Society and History.. Followers.

Clientelism. G. Friends. S.). Stokes.). “Corruption. 91-113. “Political Clientelism”. and Representation: The European Experience in Comparative Perspective. y L. (1985). Boulder. M. Medina (2002). and Policies: Patterns of Democratic Accountability and Political Competition. Guasti (eds. and Civil Society.). Rigger. Stokes. (1970). “The Comparative Study of Clientelism and the Changing Nature of Civil Society in the Contemporary World”. (1977). en Boix. Szwarcberg. Roniger. “Citizen-Politician Linkages: an Introduction”. en Giliomee. 3. (2001). (1988).C. Clients. pp. “Patterns of Patronage in Spain”.D. apsa 2011 Annual Meeting Paper (disponible en: ssrn. S. Kitschelt. S. Madrid. núm.F. Günes-Ayata (eds. J. Patronos y clientes en las sociedades mediterráneas. Prager. Romero-Maura. vol. Democracy. en Gellner. C. Roniger. S. H. .com/abstract=1903456). Clientelism. Boston. pp. L. 1. Lynne Rienner. Wilkinsons (2007). Patrons. núm. Lynne Rinner Publishers. Wilkinsons (eds. Interests. Amsterdam. Oxford University Press. (ed. F. “Otra institucionalización”. núm. S. 3. Landé y L. L y A. J. (2011). Cambridge. Schmidt. (2009). Powel.).). H. “Patronazgo y Poder”. Followers. Máiz. Simkins (eds. (2007). M. S. en Kitschelt. y S. Scott. Elections for Sale: The Causes and Consequences of Vote Buying. Cambridge. núm. 18. Hierarchy and Trust in Modern Mexico and Brazil. 14-23.). pp. (2003). Journal of Interdisciplinary History. L. “The Microfoundations of Clientelism: Lessons from the Argentine Case”.W. 65. vol. (1990). Cambridge University Press. 3-39. American Political Science Association Meeting.C. H. “Peasant Society and Clientelistic Politics”. 64. O’Donnell. núm. Oxford. C.C. American Political Science Review. 33. vol. Machine Politics and Political Change in Southern Asia”. (1972). Ediciones Jucar. 411-425. México. Harwood Academic Publishers. 2. Nueva York.Léxico para la nueva Comunicación Política 58 CLIENTELISMO POLÍTICO Kenny. (1996). University of California Press. R. Scott. Kettering. Berkeley y Los Ángeles. (1999). American Political Science Review. y C. Stokes (eds. Revista Mexicana de Sociología. 66. Política y Gobierno. pp. (1960). pp. 419-447. 2. J. “Grassroots Electoral Organization and Political Reform in the roc on Taiwan and Mexico”. y S.. pp. Cambridge University Press. The Awkward Embrace: One-Party Domination and Democracy. “Jama. Boulder. y S. núm. vol. “The Historical Development of Political Clientelism”. Piattoni. “Clientelism as Political Monopoly”. Schaffer. E. en Roniger. (1994). J. Anthropological Quaterly. The Oxford Handbook of Comparative Politics. caleta y camello: la corrupción como mecanismo de autorrefuerzo del clientelismo político”. and Factions: A Reader in Political Clientelism. 219-244.

“The Alternatives to Liberal Democracy: A Latin American Perspective”. pp. (2011). y L. y C. Elections for Sale: the Causes and Consequences of Vote Buying. “The Logistics: How to Buy Votes’. Boulder. núm. 292-305.S. núm. Whitehead. 25. 2. “Clientelism and Vote Buying: Lessons from Field Experiments in African Elections”. L. P. F. Weitz-Shapiro. 40. Oxford. “What Wins Votes: Why Some Politicians Opt Out of Clientelism”. C. apsa 2011 Annual Meeting Paper (disponible en: ssrn. (1992). Kurzman (2007).).com/abstract=1903455).C. pp. (ed. Oxford Review of Economic Policy. vol. Political Studies. Wang. Lynne Rienner Publishers.Léxico para la nueva Comunicación Política 59 CLIENTELISMO POLÍTICO Vicente. Wantchekon (2009).  Leandro Rodríguez Medina y Adriana Aliaga Larrazábal . 146-159. R. en Schaffer.

.

es decir. de los ciudadanos. o extrapolando irresponsablemente. Cuando se piensa en un sistema político exitoso. investigar y ejecutar a la cg como un ejercicio particular de comunicación. tópicos. La mayor parte de la producción intelectual sobre comunicación política parte de investigaciones. así como de procedimientos. la gubernamentalidad permite reducir las tensiones irresolubles entre las demandas de la ciudadanía y la posibilidad de respuesta de los gobiernos. Riesgos de gobierno. . por gubernamentalidad se entiende las acciones que derivan en nodos transversales que. informando sobre ellas en un lenguaje claro y persuasivo. a modo de recomendación. reflexiones y cálculos que permiten ejercer en las mejores condiciones posibles el poder gubernamental. Definición La Comunicación Gubernamental (en adelante cg) alude a la capacidad de un gobierno de generar apoyos a sus decisiones. con el objeto de obtener capacidad institucional y condiciones de gobernabilidad que doten de consenso a las gestiones. En virtud de ello. Como tal. Modos de comunicación gubernamental. aún más. ensayos o referencias que tienen a la comunicación y el comportamiento político electoral como sus guías. para lograr estabilidad. se piensa idealmente en uno que resulta de dar cumplimiento a dos funciones de marcada centralidad: La Comunicación Gubernamental alude a la capacidad de un gobierno de generar apoyos a sus decisiones. postulados y/o resultados. Por eso. Comunicación. a la gestión de la cg. la cg necesita un marco teórico de fuerte utilidad aplicativa que dé cuenta de una condición de governmentality (“gubernamentalidad”). Es decir.Léxico para la nueva Comunicación Política 61 6 Comunicación Gubernamental Palabras clave Gobierno. se debe pensar. con sus propias características. entendida como el aporte de técnicas y estrategias para los gobiernos. informando sobre ellas en un lenguaje claro y persuasivo. análisis. permeen todas las dimensiones de un gobierno. asociando sin traslación. al menos desde lo que la comunicación política puede aportar en beneficio de la gestión y. Rutinas de la comunicación gubernamental.

y adaptado a cada circunstancia. acerca de principios.Léxico para la nueva Comunicación Política 62 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL De ahí que la Comunicación Gubernamental tiene como objetivo generar consenso. Ello fundamenta que la racionalización y la justificación que permiten legitimar las acciones de gobierno son un instrumento insustituible. es dificultoso llegar a un análisis empírico de sus características. existe cuando entre los miembros de una unidad social dada hay acuerdo. 1979). debido a la vaguedad. Si la Comunicación Gubernamental no actúa bien no hay consenso y si no hay consenso. de una manera casuística. 27). b) El intento de conseguir que la mayoría acepte esa asignación valorativa durante el mayor tiempo posible (Easton. p. que aun existiendo sólo para principios generales. muchas veces el segundo se convierte en un elemento de acuerdo. Sabiendo que el consenso es una condición determinada del sistema de creencias de una sociedad. tiempo y lugar. Ello cobra mucho más fuerza aún. debe entenderse el consenso como contrafuerza frente a las potencialidades de división de intereses y creencias divergentes. al sostener que el consenso es menos visible en la superficie que el nivel de disensión. 1977. sin el cual el ejercicio del poder podría verse seriamente entorpecido y deslegitimado. Si la cg no actúa bien no hay consenso y si no hay consenso. 315). . debe impulsar la creación de una actitud favorable a la aceptación de medios pacíficos entre los que tienen cierto sentido de afinidad o identidad mutuas (Shils. 1998. Entonces. sea concebido como un elemento que. no hay buena gestión. 2008. Aunque no es imposible definir lo que es consenso. Es decir que el consenso debe contribuir con las funciones de sostén del orden público: con la disminución de las probabilidades del uso de la violencia en la resolución de los desacuerdos. 315-316). ante la inestabilidad (o imposibilidad) del primero. De ahí que la cg tiene como objetivo generar consenso. p. no hay buena gestión (Riorda. a pesar de las tensiones. debe contribuir a limitar la intensidad emocional que se expresa en discrepancias y rigideces de la adhesión a los objetivos acerca de los cuales hay desacuerdo. 48-51). a) La asignación de valores en una sociedad dada. Y a pesar de que pueda sostenerse que el primer tipo de consenso es más importante para la supervivencia del sistema político. Si bien podría diferenciarse el consenso relativo a las reglas fundamentales que dirigen el funcionamiento del sistema (rules of the game) del consenso que tiene por objeto ciertos fines o instrumentos particulares (Sani. dote de adaptabilidad y de una considerable resistencia al sistema político. el que causa mayores niveles de “noticiabilidad”. sólo importa aquí entender el consenso como ausencia de disensos inestabilizadores. pp. con el aumento de la cooperación no impulsada por el miedo al poder coercitivo del más fuerte. nivel de abstracción y ambigüedad de creencias efectivas sobre las que éste se basa. valores. normas y también respecto de la deseabilidad de ciertos objetivos de la comunidad y de los medios aptos para lograrlos (Sani. pp. 1998. Así. no exento de fuertes controversias.

2006. p. La comunicación no ha digerido a la política. o bien fuera de éste. pero la política —o parte considerable de ella— es. Por ello es necesario afirmar que el marco conceptual de abordaje del presente presupone la consustancialidad de la política y la comunicación. por lo que es impensable sostenerlas sin la existencia paralela de políticas de acceso a la información.Léxico para la nueva Comunicación Política 63 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL El consenso es entonces. aunque muchas de ellas no llegarían a buen puerto sin el recurso de la comunicación. y hay cada vez más ignorancia sobre ciertas herramientas de los modernos gobiernos. 1996). imbricada con acciones de comunicación política. p. Muchas recomendaciones son acciones de gestión pública propiamente dicha. se define entonces la tarea. . es decir. si bien puede haber (y de hecho probablemente siempre existan) grupos en los márgenes del consenso. en la comunicación política (Del Rey. 1995. no está muy claro con qué instrumental argumental cuenta un gobernante para estimular estratégicamente la cg. Se pretende enfatizar que todo lo que se proponga como cg tiene un correlato paralelo de información. en especial. Dicha afirmación entiende que política y comunicación están afectadas en buena parte de las actividades políticas. Supuestos básicos de comprensión de la comunicación gubernamental Son cuatro los supuestos básicos e irrenunciables para hacer posible una comprensión de la cg de modo pleno: 1) Consustancialidad de la política y la comunicación. 2006. por lo que la comunicación puede considerarse un aspecto de la política y no una actividad de esta. el poder proyectar. Pero no todas las transacciones políticas son reducibles a términos y categorías de comunicación. Elizalde. 2) Políticas de acceso a la información. 2000. 2003. El estudio de los gobiernos es el estudio de lo que los gobiernos hacen. 146). 2). pues es más bien la política la que en la actualidad se representa en un estilo comunicacional (Wolton. como la comunicación y la importancia que ésta tiene (Rose. las políticas de un gobierno deben ser aceptadas socialmente por la mayor cantidad de personas. de la cg. como garantía irrenunciable de veracidad a través de datos fidedignos de ma- El consenso debe contribuir con las funciones de sostén del orden público: con la disminución de las probabilidades del uso de la violencia en la resolución de los desacuerdos. Fernández Pedemonte. 19). la comunicación que haga posible el acompañar y mejorar la eficacia de la gestión del Estado. 2006). Definido el consenso. esencialmente como acción directa. 35). La política es un proceso de respuestas a problemas públicos que se hace presente en la comunicación (Hahn. con el aumento de la cooperación no impulsada por el miedo al poder coercitivo del más fuerte. o se produce. p. p. Por ello la comunicación política no es la política. desarrollar y hacer de modo eficaz y sistemático cierta cantidad de políticas públicas en las mejores condiciones posibles (Elizalde. pero estando claro que la generación de consenso para un gobierno no es una empresa sencilla (Riorda 2006. la búsqueda de acuerdos políticamente operantes centrados en la idea de que.

1988). responsabilidad del lector. se trata de afirmar la idea resumida en la intención de colaborar con los ciudadanos que votan o evalúan una gestión en particular. sino de verosimilitud. en donde se apoya la comunicación. 31). no exento de fuertes controversias. este primer supuesto será la cláusula de salvaguarda democrática más importante en todo el planteo posterior. no tiene exigencia de verdad. en cuestiones que impactan o generan polémicas. Manin sostiene una doble premisa: por un lado. La dimensión valorativa o ético-normativa es. o bien la ausencia de señalamientos que desde el sentido común o desde concepciones avaladas socialmente se aceptan como mayoritariamente indiscutibles. Estos voluntarismos. que en su ejercicio mayoritario transcurre a través de la publicidad de gobierno o en declaraciones de los propios gobernantes. p. un gobierno puede atender más o menos a las demandas de la ciudadanía pero no obviarlas. 132). p. 4) Atención a las demandas de la ciudadanía.Léxico para la nueva Comunicación Política 64 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL El estudio de los gobiernos es el estudio de lo que los gobiernos hacen. y deja abierta la posibilidad de estable- . Es por ello que aquí se transmite una visión sistémica sobre los efectos del uso de esas prácticas. a su vez. pero ello no implica que la información deba depender de lo que aquellos quieran que se conozca (Manin. y hay cada vez más ignorancia sobre ciertas herramientas de los modernos gobiernos. Es preciso advertir que la racionalización y justificación que permitan legitimar las acciones de gobierno son un instrumento insustituible. 3) Diálogo entre la ética y el pragmatismo. este supuesto cobra más fuerza aún. p. sin el cual el ejercicio del poder en tanto gobierno podría verse seriamente entorpecido (Riorda. como algo que está en el camino o en cercanías de la verdad (López Eire. En esencia. como la comunicación y la importancia que esta tiene. están conformadas por cuatro tipo de acciones comunicacionales (ver más adelante) que los gobiernos utilizan habitualmente. muchas veces sin capacidad informativa que garantice un mínimo de veracidad en el conocimiento de los aspectos del desenvolvimiento de la gestión de un gobierno (Riorda. del político o del ciudadano que juzga. Sólo que la toma de posiciones por parte del autor. se debe a la percepción de que la inexistencia del diálogo en las esferas de la ética y del pragmatismo puede derivar en peligrosos voluntarismos cargados de buenas intenciones. nera paralela a la comunicación del gobierno. 1998. 2006. un ciudadano nunca conocerá todo lo que los gobernantes hacen. obviamente. y tal vez no lo querría. Dado el desarrollo de un sistema omniabarcante de medios de comunicación en las democracias. Rutinas de la comunicación gubernamental Las “Rutinas de la cg” (en adelante rcg). y sin las cuales carecería del más mínimo sentido democrático su aplicación. Como se verá. Pero como el ejercicio de lo retórico. pueden degenerar en dañinas espirales de agravamientos en la rueda de las soluciones esperadas. 18). 2004c.

Las acciones de comunicación del gobierno como entidad se pueden clasificar en cuatro tipos distintos: 1) Comunicación del gobierno como un todo. y tal vez no lo querría. Un gobierno es la suma de políticas públicas y debe apuntar a que un ciudadano pueda juzgar al gobierno en general y no a una política en particular. afectando al consenso del gobierno. Un gobierno debe gobernar con políticas públicas. Puede ser que una política funcione bien y que tenga impacto social. en parte. ni una mera burbuja demagógica. siempre con la pretenciosa ambición de modelar dicha práctica. las que no están aisladas. 2003. fundar la realidad Un ciudadano nunca conocerá todo lo que los gobernantes hacen. quiere decir que se está haciendo una política bien y. y otra de acciones recomendables y deseables siempre: la Cuña de desvíos de la comunicación y la Cuña de acceso a la información. temas. valores. 16-32). pero si la gente tiene una mala predisposición para el gobierno en general. a la vez que comprender los temas clave que están en un horizonte creíble y puedan convertirse en mito de gobierno. las rcg incorporan dos cuñas transversales a las categorías: una con acciones no recomendables ni deseables (aunque éstas constituyan prácticas regulares en el común de los gobiernos) más allá de algunas excepciones que las justifican y se podrían recomendar en determinadas situaciones. Éste necesita dar cuenta del norte estratégico. o mito de gobierno. Se insiste en que la comunicación aquí no es un vacío. compartidas y asumidas como hábitos perdurables en las organizaciones públicas y con una perspectiva dual: 1) enfatizando el abordaje de cuestiones prácticas en la comunicación del sector público. del rumbo de la política general del gobierno que permita a los ciudadanos vislumbrar el futuro deseado.Léxico para la nueva Comunicación Política 65 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL cer recomendaciones para la acción en aras de aportar a la construcción del consenso de un gobierno. pero ello no implica que la información deba depender de lo que aquellos quieran que se conozca. El enfoque es eminentemente institucionalista y no abandona consideraciones académicas profundas. pp. 1999. por lo que pretende que las ideas de gestión sean diseminadas. aportaciones y argumentos que floten en la comunicación política (Habermas. Además. . otra mal. La comunicación política debe apuntar a sostener al gobierno a través de un proyecto general de gobierno. tal vez. así como el aprendizaje necesario recolectado desde la más pura praxis. Las rcg están conformadas por dos categorías de acciones recomendables y deseables: las acciones de comunicación del gobierno como entidad y las acciones de comunicación de las políticas de un gobierno. y 2) tratando de comprender lógicas de organización de la comunicación que puedan contribuir al diseño de mensajes amigables en el ambiente en donde la organización desarrolla su actividad (Graber. sino que comunicar es. Se intenta que dichas recomendaciones puedan contener los abusos sistémicos y contribuyan democráticamente en las comunicaciones públicas de formación de normas. xii). como conjunto de buenas razones para creer. p.

El mito. dichos conceptos se van unificando. que utilizan los Estados en todos sus niveles y que son motivados por los gobiernos. . El trabajo del gobierno consiste entonces en conseguir que su mensaje se perciba como realidad. aunque de manera cualitativa muestren una verdadera mutación que desconoce la cronología y relativiza las situaciones y acontecimientos (Girardet. toma vida y existe “in- dependientemente de sus eventuales usuarios. Pero todo gobierno. en tanto elemento útil como construcción de sentido. p. Todo el desarrollo comunicacional denominado “imágenes de marca” (brand state). tal cual es. El mito permite una propaganda de integración (Rose. La expresión más funcional y que trasciende y supera al proyecto general de gobierno es el mito. es una herramienta de comunicación simbólica que debe ser de uso regular y constante en la construcción de sentido social y político para que se constituya en fuente generadora de consensos. a la larga. sino que se circunscribe a los ámbitos de lo verosímil. se les impone mucho más de lo que ellos contribuyen a su elaboración”. 27) y se forma tanto de la imagen —como una percepción social— como de la identidad: lo que se es en tanto organización. y es dable imaginar también que una vez lanzado a lo público. debe tener un proyecto general de gobierno. o por lo menos. lo plausible y lo probable. modificándola. tal vez pueda ser entendido en la breve definición de Girardet (1999. la elección de las palabras con las que argumenta para su defensa y su causa. Por lo que se deduce que el único requisito para que un mito se constituya como tal. y su estrategia. puesto que no constituye un compendio exacto de todas las políticas públicas y valores que lo sustentan. pp. El mito político es parte constitutiva de la comunicación política de un gobernante. 15-16). sino que guardan relación más o menos directa con el sustrato fáctico. 2000. Pero más allá de lo dicho y del alcance persuasivo. debe encargarse de instalarlo para evitar caer en el cortoplacismo y salir así de la trampa de la inmediatez. a la hora de comunicar. 11) como “un sistema de creencias coherente y completo”. de las demandas impostergables (normalmente de muy difícil y lenta solución). no exento de fuertes controversias. el campo de la argumentación no es ilimitado. Dejan de ser meras amplificaciones distorsionadas de la realidad. haciéndola propia. p. son ejemplos de mitos cristalizados en fórmulas comunicacionales simplificadoras que dan cuenta de la brevedad aludida. Y en el último caso. pp. es la brevedad. Y aunque puedan no coincidir en algún momento. vale decir un modelo de itinerario socialmente aceptado. con su gente. 1994. con sus cosas. 1999. 49-50). sin el cual el ejercicio del poder en tanto gobierno podría verse seriamente entorpecido. ya sea en acuerdos tácitos o en posturas explícitas y escritas. sólo en la medida en que eso se considera probable escapa a la certeza del cálculo.Léxico para la nueva Comunicación Política 66 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL La racionalización y justificación que permitan legitimar las acciones de gobierno son un instrumento insustituible. Por ello. y la imagen tiende a reflejar lo que verdaderamente se es (Wheeler.

pp. El estilo informativo entiende la “información como cosa” en el sentido de que la información Puede ser que una política funcione bien y que tenga impacto social. y es en ese sentido donde la comunicación de gobierno. p. asesoramiento para vacunación infantil. siempre orientada a dar vida al mito de gobierno. el autor por la obra. constituidos por programas y actos administrativos (Majone. adquiere sentido de ser comunicada insistentemente. especialmente cuando los programas son financiados por entidades gubernamentales superiores. etcétera. La dimensión informativa y pedagógica de la cg refiere a la comunicación necesaria para que el goce de los servicios o beneficios que un gobierno realiza pueda llegar efectivamente a concretarse. Esto no quiere decir que no puedan comunicarse hechos o acciones del área. 191-200). los programas o proyectos pueden generar una fuerte dispersión comunicacional. quiere decir que se está haciendo una política bien y. afectando al consenso del gobierno. otra mal. las posibilidades de que al todo le vaya bien no están tan claras. Muchos de los programas o proyectos pueden representar las “periferias concéntricas” o los “núcleos protectores” marcados por su mayor dinamismo y flexibilidad. no es recomendable que la argumentación de la comunicación quede sujeta a una de las áreas en desmedro del todo y presa del fenómeno de feudalización de las organizaciones públicas. Hay que tener en cuenta que si a la parte le va bien. los riesgos que ello conlleva pueden generar una espiral de internismo y competencia comunicacional desmedida. Por ello es necesario evitar el egocentrismo que genera una comunicación anclada en las partes que forman un gobierno y que pueden hacer perder de vista la imagen general de aquél. Salvo en algunas excepciones. La metonimia ofrece una reducción de la idea del todo (Rose. pero siempre con la firma —logo— del gobierno central. 9). son sólo ejemplos de la infinita variedad de acciones comunicativas de esta dimensión.Léxico para la nueva Comunicación Política 67 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL 2) Comunicación por segmentos o áreas. . 2000. De lo contrario. especificaciones para la recolección de residuos. tal vez. 4) Dimensión informativa y pedagógica de la comunicación. La metonimia implica una sucesión y expresa la causa por el efecto (las obras nos definen como gestión en lugar del trabajo realizado en obras públicas). las fechas de vencimiento de los impuestos. 3) Comunicación de programas o proyectos. pero si la gente tiene una mala predisposición para el gobierno en general. Informar sobre condiciones para determinadas políticas públicas. como el programa “Hambre Cero” del gobierno de Luis Inacio “Lula” da Silva en Brasil. es necesario hacer foco comunicacional en ellos porque legalmente así se exige desde la entidad financiadora. 1997. requisitos para retirar un subsidio. aunque más allá de eso se reconoce que en determinadas circunstancias. pero además pueden convertirse en verdaderos símbolos de una gestión. la parte por el todo.

El lenguaje es una llave creadora de mundos sociales en la experiencia de la gente y no una herramienta para describir objetivos de la realidad (Edelman. nunca arbitrarios. Los valores tienen una lógica inclusiva. Lo que permite un sistema político exitoso es aquello que resulta de dar cumplimiento a dos funciones de marcada centralidad: la primera tiene que ver con la tarea de asignación de valores en una sociedad dada. 607-608). los valores son generadores de consenso y actúan preferentemente sobre aspectos emocionales y colaboran de manera notable para la construcción o fundamentación de la visión o mito de gobierno. pp. y con justificaciones que deben realizarse para cada caso en particular. 206-208). 1977. que se asiste a una pasividad de la ciudadanía. 165). puede descargarse en la cabeza de los individuos y que corresponde directamente a la realidad. entiende al Estado como “maestro de ceremonias” y se invierte la responsabilidad: es el Estado el responsable de los ciudadanos en detrimento de la libertad de aquellos (Lavigne.Léxico para la nueva Comunicación Política 68 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL La dimensión informativa y pedagógica de la Comunicación Gubernamental refiere a la comunicación necesaria para que el goce de los servicios o beneficios que un gobierno realiza pueda llegar efectivamente a concretarse. se ve al ciudadano como responsable de su destino. en tanto que una comunicación centrada en lo persuasivo. 1) Comunicación por valores. 258-260). pues a todos les llegan los asuntos que les conciernen (Rose. al valorizar la cg informativa. Por eso los valores constituyen un verdadero mundo social de comportamientos selectivos. Se afirma que. 1989. Se podría sostener entonces que este argumento legitima el uso de la comunicación. Es obvio que desde posiciones críticas se sostiene exactamente lo contrario. con límites amplios o estrictos. son el corazón de los mensajes persuasivos (Pollay. 1998. Son normalmente tan amplios en su aceptación. como una comunicación que se incorpora a una comunicación cívica. Además. con el intento . 193-194). pp. p. Acciones de comunicación de las políticas de un gobierno Las acciones de comunicación de las políticas de un gobierno se pueden clasificar en seis tipos distintos. p. En esta concepción hay un mundo ya dado que también es independiente de nosotros (Rakow. uno de los más razonables argumentos de su uso es que la cg representa una tendencia de democratización. Son necesariamente emotivos y apelan a la generación de identidad. aun presentándose con altos niveles de abstracción. que se describen a continuación. Pero en la publicidad gubernamental. independientemente del observador. Indefectiblemente. es decir. como verdaderas concepciones de lo deseable que sirven de criterio para la selección de la acción (Williams. 2002. que desde ellos se produce la toma de posición sobre un hecho o sobre una persona (Martín Salgado. es decir que la atracción o repulsión hacia ellos en una sociedad es mayoritaria. pp. 1989. 1991). 209). ampliamente compartida en una cultura. pp. 2000. la segunda.

Del mismo modo. es decir no confundir lo que la gente dice que prefiere. Para ello. no pueden imponerse fácilmente por el predominio de una parte por sobre el todo. pp. no refinado. Generan lazos y espacios simbólicos de integración. desde la cg. Es importante afirmar que el nivel de humor debe ser simple y elemental. o al menos sostener el nivel de apoyo obtenido. No obstante ello. Los mensajes centrados en el humor tienen una eficacia limitada e influye mucho la credibilidad de la fuente emisora. 1979). . Las campañas comunicacionales de bien público o las campañas basadas en fuertes símbolos de patriotismo o sentimientos nacionalistas generan mucho menos rechazo. Básicamente buscan identificación o la apelación a los regionalismos. pues el uso de este recurso comunicacional en un gobierno con bajo nivel de apoyo o en situación de escaso nivel de consenso puede verse como una provocación. La configuración de valores más o menos coherentes con lo que se ha llamado mito. Estos caminos de confusión son una advertencia de que los mitos. y este tipo de publicidades suelen verse como no políticas (Rose. Este tipo de comunicaciones son útiles aunque su utilización depende del nivel de aprobación que tiene un gobierno. salvo en función del conjunto de valores que forman un todo pertinente. como un sistema de valores. 203). si el gobierno registra altos niveles de consenso. La otra confusión que debe evitarse es la de caer en la falacia mecanicista. no confundir las imágenes de los valores con los valores mismos. es importante. desde la Comunicación Gubernamental. 2000. es decir no confundir lo que la gente dice que prefiere. Las conmemoraciones pueden asumir la forma del rescate de efemérides y fiestas. indica una preferencia operacional vinculada con otras preferencias y también con importantes memorias y pautas de reacción emocional en los individuos que los sostienen. y las claves del humor deben ser fácilmente interpretables (León. el humor puede aumentar más. 2) Comunicación de apelaciones conmemorativas. 148). con lo que efectivamente prefiere en los hechos. no confundir las imágenes de los valores con los valores mismos. Son motores que dan dinamismo a la idea de comunidad y que ayudan a cimentar un proyecto común. 1993. Es imposible comprender la función de un valor aislado. Su riesgo es que el gag humorístico oculte el verdadero mensaje a transmitir y no produzca recorda- Es importante. p. localismos o particularismos. en la que el comportamiento de un sistema puede pronosticarse con base en el comportamiento o la pauta de valores de algunas de sus partes (Deutsch. 3) Comunicación basada en el humor. 65-67). Parten de una exigencia social que hace posible ritualizar relaciones sociales diversas y posibilitan mayor densidad afectiva. tampoco la idealización de las aspiraciones es la única guía para sostenerlo o desarrollarlo.Léxico para la nueva Comunicación Política 69 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL de conseguir que la mayoría de dicha sociedad acepte esa asignación valorativa la mayor cantidad del tiempo posible (Easton. p. con lo que efectivamente prefiere en los hechos. 1993.

Algunos de los usos del humor negro están registrados en campañas de tipo preventivas para hacer digerible argumentos o efectos que causan molestias o desagrados. afectando negativamente la comprensión del mensaje. ción de la fuente emisora. Puede producir un efecto boomerang fuerte y volverse en contra. 2000. es decir vía spots —preferentemente—. salvo mínimas excepciones. No obstante. 5) Comunicación agradable. pudiendo nublar claramente el raciocinio de los ciudadanos. Es importante tener en cuenta lo que se denomina temperamentos nacionales (León. 4) Comunicación negativa y basada en el temor.. es promovida por el temor que no se conoce. p. pp. 25). muchas veces informal y con buen ritmo —musical y de imágenes—. por lo que estas acciones comunicacionales tienen límites temporales evidentes. lejos de tener un efecto activador. además de que al utilizar la emotividad. Muchas veces. Muchas de estas comunicaciones se ofrecen vía la comunicación de testimonios: apelan a las historias o relatos de vida cotidiana. El mecanismo consiste en transformar las experiencias de vida privada para ser más conciso y directo. puede registrar un efecto inhibidor. Su idea es acercar gobernante y gobernado. o con la amenaza futura (León. p. El uso del humor negro depende del nivel de modernización y liberalización de la sociedad receptora. algunas prácticas exacerbadas pueden romper el límite y no ser recomendables. se torna más persuasiva cuando juega con la pérdida de algo que el ciudadano ya tiene. lejos de tener un efecto activador. Muchas veces la posible sanción de una comunicación centrada en el temor que proclama un gobierno para con el ciudadano. Pero el temor genera acostumbramiento o por lo menos se rutiniza. Los tipos negativos no se recomiendan en la comunicación editada. Muchas veces. y su estilo. ésta pueda confundirse con la falsedad. 65).Léxico para la nueva Comunicación Política 70 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL La comunicación basada en el temor depende exclusivamente de la credibilidad del gobierno. puede registrar un efecto inhibidor. 1993. que se recuerde el chiste pero no quién lo dijo. Es decir. 61-64). Su efectividad es alta cuando el miedo es experiencial o ha sido vivido. Este tipo de comunicación (lifestyle ads) está relacionada íntimamente con la calidad de vida y los valores asociados a ella (Rose. 1993. La comunicación basada en el temor depende exclusivamente de la credibilidad del gobierno. En cambio. Normalmente son las campañas preventivas o las comunicaciones de acciones públicas las que se basan en este tipo comunicacional. toda la negatividad que se desee transmitir desde un gobierno debe ser realizada por la propia discursividad de los funcionarios. Sin perjuicio de que la mayoría de estas acciones caen dentro del Perímetro de Ciudadanía. por un tipo de temor futuro que hoy no existe. lleva el intento de desacralizar la acción comunicativa oficial. mostradas para que se transformen en experiencias públicas o bien en . especialmente cuando dañan la legitimidad del sistema político —en el mediano y largo plazos—. amigable o de estilos de vida.

Muchas veces se crea un puente entre la evidencia y la afirmación proclamada. 2002. este tipo de comunicación se suele denominar de dos maneras: “realismo fáctico concreto”. Muchas de estas comunicaciones están basadas en la acción. En esencia. a manera de historias de modo enciclopédico.Léxico para la nueva Comunicación Política 71 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL experiencias que contribuyan a mostrar una idea de la realidad pública (Rose. en acontecimientos políticos que refuerzan la idea de la acción individual como crucial para entender que los efectos de la política siempre recaen en la gente. pueden justificarse o recomendarse: Egocéntricos. útil sólo para los gestores. Es claro que este tipo corresponde a la evidencia empíricamente verificable. La evidencia puede tomar la forma de hechos. 294-296). apelando a la autoridad de otros. La biografía se convierte. con un exacerbado egocentrismo que los motiva. se ejecuta. si es que se trata de una obra o servicio. 2000. Desde concepciones administrativistas. En el intento de construir consenso. muy común a los gobiernos. gráficos. deformados en la contextualización. que tienen dos tipos no recomendables ni deseables —aunque constituyan prácticas regulares en el común de los gobiernos— y tres prácticas que. La primera denominación hace alusión a una postura ortodoxa que propone el uso del lenguaje de manera literal y con modos argumentativos barrocos. en determinadas circunstancias o excepciones. p. pp. . aunque suele requerir que antes de la significación del hecho éste haya aparecido como noticia para permitir un nivel de conocimiento o goce. los cambios pretendidos. 1997. muchas veces sin capacidad informativa que garantice un mínimo de veracidad en el conocimiento de los aspectos del desenvolvimiento de la gestión de un gobierno. pero denotan en su retórica que se está tomando la opción correcta en tanto la acción no se discute. tablas. Los mensajes egocéntricos son los cargados de abuso de centralidad gubernamental. etcétera (Rose. se trata de afirmar la idea resumida en la intención de colaborar con los ciudadanos que votan o evalúan una gestión en particular. 94-95). 23). que permita una instalación superior en la opinión pública (Noguera. pp. p. son activadoras y de mucha intensidad. no inclusivos para la ciudadanía. tales como números. A su vez las rcg incorporan dos cuñas transversales a las categorías: a) Cuña de desvíos de la comunicación. Existe una idea de rendición de cuentas como motivador de los apoyos. La segunda denominación hace alusión a la idea de asentar o “contabilizar” los logros del gobierno en la mente de los ciudadanos. 2000. aun en relatos mínimos o de desconocidos. lo hacen a costa de generar una ciudadanía explícitamente pasiva. La cuña de desvíos de la comunicación son acciones transversales. por lo que los datos no alcanzan para sostener dicha evidencia. 27). o bien “comunicación de tipo inventarial contable”. 6) Comunicación inventarial contable o centrada en hechos. no inclusivos. repletas de perogrulladas (Hood y Jackson.

Las áreas de turismo.Léxico para la nueva Comunicación Política 72 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL Los gobiernos que comunican temas fundamentales con bajo o alto apoyo. Su exceso puede hacerlos caer en el subjetivo borde que los excluya de las acciones recomendables. que frecuentemente realizan inversiones promocionales. Richard Nixon usaba el pronombre “yo” más de diez veces en cada discurso (Hahn. 77). sino a una persona o grupo de personas que forman parte del gobierno. hasta excesos de afirmación de autoridad. No polisémicos. 2003. más allá de que no son tan dañinos en sus efectos para con la ciudadanía (en todo caso se vuelven poco efectivos para el gobernante). encastrando y delimitando rápidamente la vida simbólica de la cg en mensajes que se agotan rápidamente en un tipo de acciones solamente. de manera similar al grupo anterior. Estos mensajes gubernamentales se dan cuando se cimientan en textos directos que no representan el uso de la polisemia. Los mensajes de tipo nominal son aquellos que confunden. Confusión de mensaje de gobierno como un todo con áreas. superpuestos. sea por la prueba de mensajes simbólicos a la espera de que alguno sea definitivamente aceptado. especialmente pensada para servir en situaciones en las que se formulan cuestionamientos. Llevan implícitas una enorme carga de personalismo. haciéndolo coincidir con su propio mensaje personal y/o nominal. hace que muchos mensajes que han dado resultado en alguna de las áreas que han funcionado bien sean trasladados luego como mensajes de todo el gobierno. Los perfiles de los gestores que sólo tienen discurso centrado en la honestidad —incluyendo su eslogan de gestión— son un ejemplo de lo pequeño que resulta el universo de las acciones que se pueden desarrollar asocia- das a esa sola expresión. padecen un peligro latente de no poder satisfacer expectativas mayores o menores que la ciudadanía considera urgentes en el corto plazo más estricto. También se encuentran fuera del “perímetro de ciudadanía”. estas comunicaciones se utilizan en situaciones de crisis. especialmente cuando no se tiene un proyecto general de gobierno o mito de gobierno muy claro. p. y entonces se producen acoples de diferentes mensajes. sea por la improvisación. la inexistencia de un proyecto general de gobierno o mito de gobierno muy claro. Nominales. asociada a una necesidad de transmitir sensaciones de decisionismo marcado o amplificado. con el consiguiente desacoplamiento de mensajes que fueron pensados para turistas y no para ciudadanos que residen en el lugar. Asimismo. en donde. confusos. . sea por la copia o plagio de eslóganes o discursos de otras experiencias que se van ensamblando a los mensajes que se venían utilizando. se superponen y se apropian del mensaje de gestión. luego suelen invadir comunicacionalmente la imagen del gobierno como un todo. Van desde la muletilla clásica de los gobernantes de ponerle su propio nombre a las gestiones. no sólo al gobierno. Estos mensajes son frecuentes. Suelen darse también notables superposiciones de mensajes.

mas nada tiene ello que ver con la eficacia de la comunicación. según se ubique sesgada o prioritariamente en temas que sean fundamentales o marginales (al menos hipotéticamente. combinados con el nivel de consenso o apoyo con que cuente en la ciudadanía: 1) Aun comunicando con resultados positivos. Modos de comunicación y riesgos del gobierno Podrían tipificarse ciertas categorías que permiten analizar los riesgos de un gobierno. 287). b) Cuña de acceso a la información. b) o bien de ignorancia. de prudencia preventiva. pero a sabiendas de que sólo será durante una primera etapa. Ello equivale a plantear que el riesgo siempre existe en carácter potencial y ello no necesariamente equivale a asumir una postura pesimista. sí es recomendable una lógica retrospectiva inicial cuando el proyecto de gobierno encuentra fuertes limitaciones por la herencia de la gestión anterior. No obstante ello. en el sentido de que deben prever situaciones: a) en donde las posibilidades pueden tener una expectativa asociada a la forma de discontinuidades y saltos. sino más bien realista. especialmente si se sucede a una mala gestión. Son mensajes facilistas y simples que logran consenso inicial rápido. como criterio analítico). que no necesariamente se vería del todo afectada por la ausencia de esta condición. En esencia. 2004. Esta cuña es un supuesto o condición de efectiva democraticidad. por su nivel total de exposición pública. debido a que. en donde existen situaciones de predictibilidad desconocida y no El riesgo siempre existe en carácter potencial y ello no necesariamente equivale a asumir una postura pesimista. según corresponda de acuerdo a los niveles de apoyo o consenso obtenidos. p. sino más bien realista. se trata de afirmar la idea resumida en la intención de colaborar con los ciudadanos que votan o evalúan una gestión en particular.Léxico para la nueva Comunicación Política 73 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL Retrospectivos. . 1997. 132). articuladores finales de todos los conflictos sociales e individuales. o mejor. Las crisis son eventos políticos por excelencia (Rosenthal y Kouzmin. de prudencia preventiva. en última instancia. muchas veces sin capacidad informativa que garantice un mínimo de veracidad en el conocimiento de los aspectos del desenvolvimiento de la gestión de un gobierno (Riorda. en el caso de tener un proyecto general del gobierno claro. o mejor. Los gobiernos tienen una buena dosis de incertidumbre volátil. p. y al hecho de ser. se deriva una complicación muy grande para los gobiernos. según los modos en que éste comunica. La cuña de acceso a la información son acciones recomendables y deseables siempre. son de por sí organizaciones crisispropensas. Los mensajes puramente retrospectivos tienen una función de presente o con vida útil acotada. No se recomiendan porque dan cuenta que el mito de gobierno está ausente en su componente de futuro.

fce. 329). R. D. existen bases para definir situaciones riesgosas. más allá de que la ciudadanía apruebe en el corto o mediano plazo (incluso en el largo plazo también) esta modalidad de gobierno. University of Chicago Press. Por lo tanto. sino la opción de llegar al gobierno y gestionar de manera intrascendente sin llegar a ocuparse de los temas fundamentales. K. M. Buenos Aires. Nueva Visión. (1979). Manantial. La posibilidad de mantener la iniciativa política en una situación en donde el gobierno está centrado en gestionar y comunicar los temas marginales. entra en una proceso cíclico abonado por la comunicación centrada en los temas que no tienen posibilidad de ser resueltos. (1999). 4) Los gobiernos que comunican temas marginales con alto apoyo pueden seguir gestionando indefinidamente bajo esta modalidad. 1993. Dror. Edelman. 3) Los gobiernos que comunican temas marginales con bajo apoyo corren el riesgo de perder rápidamente el consenso. Enfrentando el futuro. inciertas o volátiles (Dror. Y. (1996) “¿De qué hablamos cuando hablamos de comunicación política?”. (1993). lejanos estos a las expectativas que representan los temas fundamentales. Deutsch. Mitos y mitologías políticas. pero lo que aquí está en juego no es el nivel de apoyo o consenso que pueda llegar a lograrse. A System Analysis dades de la gente. debido a que los temas marginales difícilmente coincidan con las grandes prioriBibliografía Del Rey. Revista de Comunicación. mayo (http://www. debido a que los temas marginales difícilmente coincidan con las grandes prioridades de la gente. Girardet. por lo que estas últimas.htm). of Political Life. es bien escasa. Universidad del País Vasco. . Buenos Aires. van quedando fuera de la agenda del propio gobierno. México. Chicago. México. dado básicamente por la imposibilidad de dar respuesta a los temas fundamentales en el corto plazo. La construcción del espectáculo político. (1993). núm. 2) Los gobiernos que comunican temas fundamentales con bajo o alto apoyo. asociadas a los temas fundamentales. ehu. lo que aumenta el nivel de demanda sobre esos mismos temas sobre los que se comunica. Los nervios del gobierno: modelos de comunicación y control políticos. el riesgo de incumplimiento de expectativas.Léxico para la nueva Comunicación Política 74 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL Los gobiernos que comunican temas marginales con bajo apoyo corren el riesgo de perder rápidamente el consenso. 1. ZER. fce. (1991). p.es/zer /zer1/3artrey. M. que seguramente serán los temas clave y prioritarios para la gente. Easton. padecen un peligro latente de no poder satisfacer expectativas mayores o menores que la ciudadanía considera urgentes en el corto plazo más estricto.

Information Campaigns: Balancing Social Values and Social Change. A. Madrid.L. (1998). Estrategias de comunicación para gobiernos. León.. Alianza. Persuasión de masas: psicología y efectos de las comunicaciones sociopolíticas y comerciales. Washington. López Eire. P. La Crujía Ediciones. Habermas. (ed. Change and Culture: on the Polluting Potential of Persuasion”. R. Nueva York. sage. Westport. Inc. Arco Libros. México. Hood. Deusto. Information Campaigns: Balancing Social Values and Social Change. Barcelona. F. Riorda. Fernández Pedemonte y M. J. Government. Limusa.Léxico para la nueva Comunicación Política 75 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL Graber. Riorda (eds. Martín Salgado. C. (1999). C. D. Praeger Publishers. (eds. La retórica en la publicidad. (ed.. B. Political Communication. Rhetoric. and Citizens. Buenos Aires.). “Hacia un modelo de comunicación gubernamental para el consenso”. Rose. (1993). y M. (2002). 40. The Power of Communication: Managing Information in Public Organizations.. Universidad Católica de Córdoba/Gobierno de la Provincia de Córdoba. R. en Elizalde. J. L. Córdoba. J.. en Arnoletto. argumentación y persuasión en la formulación de políticas. E. México. Majone. en Salmon.). M. et al. Gronbeck.). Caracas. Gedisa. Marketing político: arte y ciencia de la persuasión en democracia. Nueva York. México. (2002). Noguera. febrero. Índice de desarrollo local para la gestión. (1992). Revista del CLAD. et al. “Gobierno bien pero comunico mal: análisis de las Rutinas de la Comunicación Gubernamental”. Hahn. núm. Jackson (1997). J. Evidencia. Madrid. Pollay. Barcelona.. “Transparencia”. Gosselin y G. Buenos Aires. “La politización de la información del sector público”. (1988). en Mouchon. C. Riorda. B. Strata Publishing. Making “Pictures in Our Heads”: Government Advertising in Canada. Barcelona. L. Buenos Aires. (2000). Colegio Nacional de Ciencias Políticas y Administración Pública/Universidad Autónoma de Coahuila/fce. Historia y crítica de la opinión pública: la transformación estructural de la vida pública. (2003).). Gustavo Gili. (1998). Persuasión política en las campañas presidenciales. M. en Izurieta. “La campaña permanente”. G. “Funciones de las campañas presidenciales”. Congressional Quarterly Press. . La construcción del consenso: gestión de la comunicación gubernamental. Comunicación y política. Rakow. (ed. fce /El Colegio de México. La argumentación administrativa. “Campaigns. L. D. A. (2003). Lavigne. (2008). Paidós. sage. en Salmon. (1989). (1997). M. “Information and Power: Toward a Critical Theory of Information Campaigns”. Los principios del gobierno representativo. (1989).). State Collage. A. Manin. (2004). Riorda. Gauthier (coords. (2006). Pennsylvania. en Devlin. La Crujía Ediciones.). D.

10.  Mario Riorda . K. D. Enciclopedia internacional de las ciencias sociales. (1995). Effective Communication: a Local Government Guide. (ed.Léxico para la nueva Comunicación Política 76 COMUNICaCIÓN GUBERNaMENTaL Rosenthal. (1994). K. Wheeler. (ed. Washington. El nuevo espacio público. R. 2. (1977). núm. en Wheeler. Madrid. Jr. Gedisa.). vol. Wolton. Aguilar. “The Identity an Image of Local Government”. “Concepto de valores”. International City/ County Management Association. en Sills. U.). Williams. Journal of Public Administration Research and Theory. J-M. 7. “La comunicación política: construcción de un modelo”. y A. “Crises and Crisis Management: Toward Comprehensive Government Decision Making”. D. et al. Kouzmin (1997). vol. Wolton. Barcelona. en Ferry.. D.

De hecho. en regímenes democráticos con independencia de poderes estatales (ejecutivo. La cp tiene su centro vital en la difusión de las actividades legislativas y en el balance de poder que se ejerce entre las fuerzas partidistas que integran la legislatura así como en las correas de transmisión que aceitan los engranajes de esta maquinaria. y por tanto representa. . Desarrollo La evolución del parlamentarismo impone la necesidad de un modelo de comunicación que contenga: a) políticas de comunicación. o entre regiones autónomas y dependencias en contextos de gobiernos centralizados. cada entidad debe afirmar su autonomía mediante una política pública en materia de comunicación que responda a sus propios intereses y objetivos. Por oposición. misma que se define por la mayoría La Comunicación Parlamentaria tiene su centro vital en la difusión de las actividades legislativas y en el balance de poder que se ejerce entre las fuerzas partidistas que integran la Legislatura así como en las correas de transmisión que aceitan los engranajes de esta maquinaria. Concertación mediática. Rendición de cuentas. los grupos de interés que buscan influir en las decisiones y las disputas en el marco de grupos que manejan un entramado institucional. La cp se nutre de. legislativo y judicial). la comunicación acuerpa. acompaña y retroalimenta la agenda legislativa. estados y municipios. como pueden ser federación. Definición La Comunicación Parlamentaria (en adelante cp) se ejercita en un contexto democrático. b) estructura operativa de la dirección y c) plan de trabajo. como son los cabilderos o lobbies.Léxico para la nueva Comunicación Política 77 7 Comunicación Parlamentaria Palabras clave Neutralidad informativa. Esto es así porque en regímenes autoritarios la política de comunicación emana del caudillo o líder y todo se pliega a su voluntad. Ésta puede formarse ya sea por un solo partido político o por una coalición de partidos que formen dicha mayoría. La comunicación de un Parlamento no puede improvisarse ni ser un mero ejercicio de relaciones públicas. la visión de la mayoría legislativa. Transparencia informativa.

sino que se circunscribe a los ámbitos de lo verosímil. la cuenta pública y las tareas de auditoría de los gastos públicos. legislativa y tiene como columna vertebral el trabajo en el seno de la comisiones legislativas. Generar consenso El Modelo de cp se constituye en fuente generadora de consensos. por ende. las audiencias. la aprobación de las iniciativas de ley. a los poderes estatales también les debe ir bien y. pero el campo de la argumentación no es ilimitado. las audiencias. sino que se trata más bien de saber reflexionar para poder decidir adecuadamente sobre situaciones que son siempre tensas. En principio. como la Ley de Presupuesto Público y la Ley de Ingresos. como se puede observar en decisiones que se transforman en leyes que afectan los privilegios de unos y obligan a pagar más a otros. su misión es generar consenso. las discusiones en el pleno de sesiones. arriesgadas y para las que nunca se cuenta con todos los datos y el tiempo que sería deseable. cuando un gobierno gana en las urnas lo hace apoyado en una propuesta gubernamental que beneficiará con . discusión y aprobación de los gastos de los otros poderes de la Unión. Otro hecho que acrecienta las dificultades del consenso es que en contextos democráticos. Desde luego que en esta vasta y compleja red existe un interés público definido sin equívocos en las leyes y la normatividad y las instituciones constituidas. los informes de los otros poderes de la Unión. en el Poder Legislativo debe existir la convicción de que para que a la ciudadanía le vaya bien. Por otra parte. lo plausible y lo probable. la discusión y aprobación de las leyes de carácter económico.Léxico para la nueva Comunicación Política 78 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa La comunicación acuerpa. las discusiones en el pleno de sesiones. pero sobre todo se impone una ágil capacidad de respuesta y manejo de la situación: pensar sobre qué hacer bajo condiciones de enorme presión y con el tiempo en contra. acompaña y retroalimenta la agenda legislativa. porque hay un gran mosaico de intereses y porque muchas veces los intereses no sólo están enfrentados sino que lo que para algunos es un beneficio para otros es un perjuicio. Más allá de la política pública institucionalizada debe tenerse en cuenta que por su propia naturaleza la cp tiene mucho de coyuntural y de respuesta inmediata a una probable situación de crisis desatada por la crudeza y la intensidad de los intereses en juego. en el contexto de la lucha interpartidista en el seno del Parlamento debe señalarse que comunicar bien no es ni una técnica ni un oficio. se deben a ello. como el examen. la aprobación de las iniciativas de ley. la deuda pública así como las tareas de chek and balance o de equilibrio. misma que se define por la mayoría legislativa y tiene como columna vertebral el trabajo en el seno de la comisiones legislativas. principalmente del Poder Ejecutivo. es decir. como es el caso del Legislativo. Al igual que en el Poder Ejecutivo y en el Judicial. Pero lo anterior no deja de ser un ideal en el marco presente de sociedades complejas porque son diversas las preocupaciones de quienes las integran. La contingencia se puede abordar de manera estratégica. el interés general debería aglutinar a todos pero es un hecho que ni siquiera en ese rubro hay acuerdos.

En este contexto. la jerarquía burocrática que puede bloquear. La comunicación permea todas las facetas del Legislativo. al menos desde lo que la comunicación política puede aportar en beneficio de la gestión y. cuando esa propuesta se traduce en leyes no puede hacerlo desde una perspectiva partidista y excluyente porque debe responder ya no a su electorado sino a todos los gobernados y al interés público. Lo ideal es que la propuesta electoral coincida con los intereses de la mayoría de la población y el interés general. por ejemplo. orientados a crear una imagen favorable del emisor. ¿es conveniente mantener una campaña mediática permanente con tono triunfalista?. La otra es cuando centran la crítica en los mensajes de gran amplitud que atraviesan un amplio público. No hay parlamento sin comunicación La comunicación afecta la confianza de los ciudadanos en el Parlamento. reducir y distorsionar la comunicación. entre los problemas prácticos de la comunicación de una institución pública también se destacan: la sobrecarga de información. mucho más aún. De ahí que se sostenga que la cp deba abocarse a reducir las tensiones entre las demandas de la ciudadanía y la posibilidad de respuesta de las fuerzas parlamentarias. la ausencia del margen para el error. audiencias. Siguiendo este razonamiento. la infravaloración de la comunicación por parte de los legisladores. vale decir con minorías en conflicto permanente. con un diverso espectro de significación y valor económico para su implementación y que. visitas protocolarias y difusión de textos. cabe agregar dos respuestas a los planteamientos de aquellos autores críticos de la publicidad parlamentaria. la Más allá de la política pública institucionalizada debe tenerse en cuenta que por su propia naturaleza la Comunicación Parlamentaria tiene mucho de coyuntural y de respuesta inmediata a una probable situación de crisis desatada por la crudeza y la intensidad de los intereses en juego. .Léxico para la nueva Comunicación Política 79 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa toda claridad al electorado que votará en función de esa expectativa. entre el hacer y el discurso? Asimismo. de los ciudadanos. la tecnificación y especialización de las realidades políticas de parlamentos enfrentados y sin mayorías. en tanto la comunicación política no es más que una representación de un proyecto mayor del cual ésta es sólo una parte que ayuda a su legitimación. Sin embargo. pero esto no siempre ocurre. ¿puede haber disociación entre la acción y la dicción. las preguntas que debe responder el proceso de la comunicación son las siguientes: ¿comunican algo las instituciones del Legislativo cuando comunican?. ¿a qué responde la espectacularización de la política en el Parlamento?. deben considerar que muchas acciones de políticas públicas son meros hechos de información. las campañas para difundir el recuen- to de reuniones. Por eso la estrategia de comunicación se ha convertido en una parte importante y permanente de las operaciones diarias de las instituciones legislativas. ¿puede ser viable una disociación entre la realidad y la imagen? Y derivado de lo anterior. Una es que debieran ser críticos con la política misma. es decir.

se sabe que rendir cuentas significa literalmente entregar o dar cuentas ante alguien. b) un asunto sobre el que se rinden cuentas. cuerpo de analistas. La transparencia informativa Para evitar y sortear buena parte de las amenazas y contradicciones enumeradas en el parágrafo anterior. así como los contratos de outsorcing y de consultoría profesional). hay siempre. en tanto que hay al menos dos sujetos que participan en el proceso de rendición de cuentas. una decisión o incluso una omisión previas. sino que se circunscribe a los ámbitos de lo verosímil. . pero el campo de la argumentación no es ilimitado. con roles distintos. aun en la concepción más elemental de la rendición de cuentas. y c) un juicio y/o una sanción emitida por el segundo sujeto. no se someten a los juicios y no acatan los resultados de las sanciones impuestas de aquellos ante quienes se rinden las cuentas. también. En principio. donde los legisladores abren a la audiencia su conocimiento sobre las acciones bajo responsabilidad. lo plausible y lo probable. es preciso tener presente que esa relación perdería todo sentido si aquellos que rinden cuentas no están obligados. un antídoto contra la opacidad informativa. se ha recurrido a un concepto que viene imponiéndose en los parlamentos de países democráticos: la transparencia informativa y la neutralidad informativa a partir de la rendición de cuentas que ofrecen los legisladores y su organización institucional (el entramado de oficinas. asesores. De modo que también la forma en que se rinden las cuentas ha de ser consecuente con el contenido sustantivo de esas acciones o decisiones. la dispersión de las tareas y unidades de comunicación que se enfrentan y descalifican mutuamente. En rigor.Léxico para la nueva Comunicación Política 80 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa El Modelo de Comunicación Parlamentaria se constituye en fuente generadora de consensos. También se trata de una relación transitiva. Este concepto supone que la transparencia informativa es un proceso dinámico y pro-activo. al menos: a) dos sujetos involucrados. De aquí que la rendición de cuentas sea. se ha propuesto entender a la transparencia informativa como un proceso pro-activo por medio del cual los legisladores informan. dispersión de la comunicación por parte de los legisladores con agendas marcadas no por sus partidos sino por los cabilderos. su desempeño y sus logros y se sujetan a las críticas y observaciones conducentes. Así. y aunque parezca obvio. las cuentas se rinden sobre una acción. explican y justifican sus planes de acción. y por ello carece de todo sentido si es un acto único y aislado de cualquier precedente. Así pues. que implica una relación transitiva y que atañe a la manera en que se dio cumplimiento a esa responsabilidad. Se dice que la rendición de cuentas es subsidiaria. De ahí que rendir cuentas sea siempre una acción subsidiaria de una responsabilidad previa. en el sentido de que una acción o responsabilidad robustece a otra principal. relacionado necesariamente con una responsabilidad asumida por el primer sujeto (en el sentido de responder por lo que se ha hecho o dicho).

Léxico para la nueva Comunicación Política 81 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa Los campos de identidad en la comunicación parlamentaria Los periodistas han pasado de ser testigos de la actividad legislativa a actores. declarando que no existiría una coproducción del mensaje entre mediador y el político. sino. se explica la importancia de la mediación. fuera de ese contexto el problema se presenta para el legislador en la legitimidad que pueda tener para el público un mensaje transmitido por una vía propia. a su vez. el nuevo espacio público. en lugar de utilizar como canal a los medios. los legisladores aprenden nuevas técnicas de comunicación y persuasión. La mediatización es el hecho de recurrir a los medios como canal de difusión de la información y es un caso posible de la función más vasta que asegura la mediación. la mediación representa un conjunto de herramientas que utilizan los medios en sus informaciones. Con respecto a la mediación y mediatización. entre mediación y mediatización. o bien tratar de ahorrarse esta mediatización evitando a los medios y consiguiendo medios de transmisión propios (acción militante o compra de publicidad política). pondrán en escena y comentarán dicho mensaje para mantener su eficacia en la opinión pública. puesta en escena y comentario del mensaje. que no es sólo transmisión. de la argumentación política propio de los legisladores. y en el segundo. Si bien es cierto que la segunda opción ha probado su eficacia en el tiempo. En el primer caso. está dominado sin lugar a dudas por la información. puesta en escena y comentario. quebrando el hilo argumentativo propio de lo político para sustituirlo por el “comentario mediático”. Es así como se provoca una doble identificación: por un lado. Frente a esta situación. por el contrario. En tanto. se postula que el excesivo lugar que ocupan hoy los medios de De ahí que se sostenga que la Comunicación Parlamentaria deba abocarse a reducir las tensiones entre las demandas de la ciudadanía y la posibilidad de respuesta de las fuerzas parlamentarias. y por el otro. . es utilizada por los medios para reducir la mediación a la mediatización. En cuanto a los medios y democracia. existe la hipótesis que señala la no-distinción entre la palabra política y su formulación como mensaje. las legislaturas deben dar cuenta de sus actos con mayor rapidez y transparencia y los partidos políticos pierden peso en la escena política para dar paso a la popularidad e imagen de sus líderes. Al respecto debe mencionarse la importancia de la tríada: medios-mediación-democracia. en cuanto a los periodos legislativos. sino que además. se indica que los legisladores tienen dos caminos para asegurar la integridad comunicacional de sus contenidos: el primero es anticipar las condiciones en la que los medios transmitirán. se distinguen dos modalidades de la puesta en forma “mediológica” del transporte del mensaje y la que realizan los propios produc- tores de la palabra política. se trata de la mediatización o canal de difusión que se encuentra en manos de los medios. Además de señalarse una marcada diferencia entre los actores que participan de la comunicación a través de los medios. estas son la transmisión. entre medios y democracia.

Ello incluye habitualmente afirmaciones sobre la identidad colectiva del Legislativo y las fracciones parlamentarias aliadas. ha convertido a estos en héroes del mundo moderno. la contextualización. comprende también una variedad de atribuciones de la identidad individual. priming. Generalmente. y la jerarquización. Los legisladores construyen igualmente marcos de pronóstico y mo- tivación que especifican lo que debe hacerse para resolver ese problema y las razones por las que es necesario actuar al respecto. El valor ideológico-político que se le confiere hoy al trabajo de los medios (mediación). tales como las de “protagonistas” del movimiento. Las atribuciones de identidad de los protagonistas están relacionadas con varios procesos de creación de marcos. y encasillar a otras fracciones dentro de específicas parcelas o territorios. obstaculizan la función (mediática) de la política que podría enriquecer la democracia. puede considerarse un proceso de creación de marcos delimitadores o marcos que definen fronteras (boundary frames) entre un “nosotros” y un “ellos”. Los legisladores proceden a crear marcos de diagnóstico para poner de manifiesto lo que desde su punto de vista es la mejor forma de transmitir sus interpretaciones del problema existente. Eso implica hacer distinciones sobre quienes están dentro o fuera del grupo. de hechos que dichos datos que los medios deciden transformar en noticias y comentarios. Los campos de identidad de los antagonistas consisten en una serie de atribuciones de identidad a individuos y grupos opuestos a la fracción legislativa. el framing. Estos procesos de creación de marcos representan ideologías emergentes que anticipan el contenido de sus pretensiones de identidad. han hecho evidente que más allá de reflejar realidades los medios construyen discursos de la realidad. La comunicación permea todas las facetas del Legislativo. en el transcurso de la creación de determinados marcos de diagnóstico. No obstante. Por eso la estrategia de comunicación se ha convertido en una parte importante y permanente de las operaciones diarias de las instituciones legislativas. pronóstico y motivación. situándolos en el centro de todo. Y lo hacen tanto a partir de criterios profesionales como el discernimiento sobre el valor de las no- . comunicación en detrimento de otros procesos de mediación.Léxico para la nueva Comunicación Política 82 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa La comunicación afecta la confianza de los ciudadanos en el Parlamento. han terminado por generar un verdadero abismo entre el ciudadano común y sus legisladores. incluso en el seno del mundo político. aprovechando el debilitamiento actual del discurso político. Los campos de identidad de los legisladores consisten en una serie de significados atribuidos. los legisladores sitúan sus fracciones y sus opiniones dentro de un campo específico de acción colectiva. La sobre-exposición de la prensa idealizada por una ideología de fuertes resonancias utópicas que. Esos intentos de situar a la propia fracción legislativa en el espacio y el tiempo con relación a otros grupos. Los estudios sobre las funciones de la cp deben considerar el gatekeeping. junto al contexto del progresivo debilitamiento de la producción de las ideas políticas nuevas y su fuerte repercusión en las convicciones del discurso político. sumado a la escasez de mediación.

con base en el análisis de los contenidos o en el de presentaciones de los mismos. y aunque no fuese tal. Se cultiva el rol deseado de los atributos de la ciudadanía y. En Entre los problemas prácticos de la comunicación de una institución pública también se destacan: la sobrecarga de información. Esos valores han sido codificados en diversas épocas y países por los periodistas profesionales que han elaborado listas de atributos que deben tener en cuenta los productos noticiosos como por aca- démicos que han sistematizado los criterios con los que tales productos son elaborados. valores. construcción. Ese propósito es también un objetivo explícito de la cp. Si las noticias producidas en los medios tienen que ser interesantes o atractivas para las audiencias específicas. Así. los valores de las noticias dependen operativamente de los criterios utilizados por los periodistas para medir o evaluar y por lo tanto juzgar lo noticiable de los hechos. y esta operación no es otra cosa que la elaboración del juicio hecha por los profesionales de la información para establecer si un acontecimiento o una declaración o un dato son susceptibles de ser convertidos en noticias. Los valores de las noticias se otorgan a partir de los códigos profesionales empleados en la selección. presentación (contextualización y jerarquización) de los relatos o discursos noticiosos en los medios. se convierte en el eje vertebral del acercamiento del Parlamento con los ciudadanos y con el resto de los poderes estatales. se crean condiciones materiales y no materiales para sostener esa ciudadanía. la cp lejos de ser un adorno que magnifica acciones. reducir y distorsionar la comunicación. la carga de creencias. . la jerarquía burocrática que puede bloquear. La segunda es que también la comunicación juega un papel clave en la construcción de una determinada cultura política. Consideraciones importantes sobre la comunicación parlamentaria La primera es que debe asumirse a la cp como una política pública y como activo del capital social y la confianza. el discernimiento de los valores de las noticias y de su condición de noticiables ha permitido restablecer una serie de reglas o principios para decidir lo que una audiencia determinada se interesa en leer. a través del desarrollo de símbolos y mitos que configuran elementos de identidad. intereses e ideologías (e incluso humores del momento) de los dueños directivos y operadores de las empresas informativas. sin duda alguna es una consecuencia directa de su ejercicio. actitudes. A su vez. en consonancia con la forma en que se suele traducir la voz inglesa newsworthiness. escuchar o ver. especialmente en lo que hace a la utilización de la televisión y la radio en las campañas de difusión. la ausencia del margen para el error. La tercera es revertir la satanización de la comunicación desde el Poder Legislativo. Satanización que se expresa en las prohibiciones de su uso o en la dificultad para que opere con eficiencia y de acuerdo a las necesidades de los legisladores.Léxico para la nueva Comunicación Política 83 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa ticias (news value) como con base en el peso que tienen sus decisiones. complementariamente.

(1997). explican y justifican sus planes de acción. La nueva producción audiovisual en la era de Internet: la . El País/ Aguilar. con el fin de hacerla menos efectiva. Por ese camino se llega a sistemas políticos. M. Anagrama.Léxico para la nueva Comunicación Política 84 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa Se ha propuesto entender a la transparencia informativa como un proceso pro-activo por medio del cual los legisladores informan. Madrid. Metodología de análisis de contenido. en la vida moderna. en particular la democracia centrada en los medios. los medios han asumido el papel tradicional de los partidos en la formación de voluntad política. su desempeño y sus logros y se sujetan a las críticas y observaciones conducentes. Los cínicos no sirven para este oficio. Por otra parte. Estos dos fenómenos han motivado un estilo desdeñoso de la información legislativa. Pérez De Silva. La radio en la era digital. (2000). Paidós. La democracia centrada en los medios influye de varias maneras en la forma de las instituciones de los medios de información. (2002). Uno de los resultados de ese proceso es que la democracia centrada en los medios supone una lucha en continua escalada en la que cada parte busca incesantemente formas nuevas de dominar a la otra. Este proceso deriva en: a) instituciones informativas más poderosas y b) profesionalización de la cp. (1990). Martínez Costa. es la “mediocracia” o democracia centrada en los medios de comunicación lo que está revolucionando el mundo de la información y la política. Krippendorff. genuinas de las necesidades sociales. Los medios han intentado descubrir los esfuerzos de manipulación de la información por parte de los políticos. No siendo lo más apropiado para ello porque sus valores informativos están basados en índices de audiencia y número de lectores. ese ambiente. Aunque el poder de una eficaz utilización de los medios ha resultado muchas veces efímero (los intereses de grupo y de clase son bases más seguras y duraderas de lealtad) la necesidad de mantener la aprobación del público obliga a cultivarla constantemente. Por último. no puede desdeñarse que en el centro de esta dinámica está el potencial de lucha entre los actores políticos y periodistas por el control de la Agenda y por la posibilidad de adaptar o interpretar los acontecimientos y asuntos importantes de actualidad. La cuarta es que aunque los legisladores asumen que la democracia centrada en los medios ha encarecido los costos de las campañas de difusión y ha alterado las prioridades Bibliografía Kapuscinski. los periodistas han asumido un papel más agresivo y han hecho valer su independencia controlando la veracidad de las declaraciones de los actores. Barcelona. Barcelona. gobiernos y actores políticos por capitalizar el poder y el lugar central de los medios. en especial de la televisión. K. J. Ésta consiste en la competencia de todos los partidos. La televisión ha muerto. por lo tanto utilizar los medios es una necesidad permanente. políticas y gubernamentales. R.

Vilches. Sartori. L. tesis doctoral publicada en línea y en cd-Rom. (2002). (ed. (2003). Torregrosa Carmona.). Servicio de Publicaciones de la Universidad Complutense de Madrid.Léxico para la nueva Comunicación Política 85 COMUNICaCIÓN PaRLaMENTaRIa tercera revolución industrial.F. Vidal-Beneyto. J. Paidós. Homo videns. Manipulación de la información televisiva. Vilches. Madrid. Madrid. (1989). L. La sociedad teledirigida. G. Ciberespacio. Taurus. (1988). La ventana global. J. Barcelona. Barcelona. La televisión. Hacia una lectura crítica de la información radiofónica y televisiva en la escuela. esfera pública mundial y universo mediático. Taurus. Los efectos del bien y del mal.  Fernando Díaz Montiel . (1993). Gedisa. Paidós. Barcelona.

.

o sea que se relaciona más con la generosidad de la participación que con la satisfacción de las necesidades de los involucrados. la cp es algo más que una mera negociación política. Definición La Concertación Política (en adelante cp) se refiere a la capacidad de armonizar el trabajo. una sonrisa y una idea: la mejor negociación no es aquella en que uno gana y otro pierde. Como tal. Concierto. Intercambio. Vinculación política. constitutivas. la mejor La Concertación Política se refiere a la capacidad de armonizar el trabajo. las riquezas y los aportes de los diferentes actores políticos en un ambiente de confianza. Años de resistencia con diferentes grados de combinación de fuerza armada. se considera que la negociación es una de las habilidades sustantivas. ver cuestionada su legitimación social. las propuestas. Confianza. Su trascendencia quedó evidenciada en el pasaje histórico que permitió la independencia política de una de las hoy conocidas potencias emergentes: la India. . carente o limitada de sus habilidades negociadoras. para entrar en materia. Por ello. que definen y pertenecen a los actores políticos contemporáneos. Capacidad de negociación. Fue la figura austera. definir en primera instancia la negociación política. Armonía. social y civil resultaron insuficientes para retirar el “Protectorado Inglés”. Esto sería tanto como ver reducida su posibilidad de vinculación con personas y grupos y. Conviene pues. sencilla y firme de Mahatma Gandhi la que pudo vencer al gran Imperio Británico solo con su túnica. las propuestas. en consecuencia. Es difícil imaginar a un líder democrático. La capacidad de negociación se ha convertido en una de las más importantes habilidades demandadas para el desarrollo del trabajo político. a una personalidad o incluso a alguna autoridad. Concertación. Habilidades negociadoras. las riquezas y los aportes de los diferentes actores políticos en un ambiente de confianza.Léxico para la nueva Comunicación Política 87 8 Concertación Política Palabras clave Ámbito público.

la experiencia política y la propuesta metodológica. os ruego lo llevéis a él. por ejemplo. Como se aprecia. todo cuanto había de venir a mí. p. (Aclamaciones del pueblo).. intereses. a pesar de contar con la necesidad social. Así. Se hicieron las escrituras de este convenio y las aprobasteis por aclamación […]. significaba la “negación del ocio”. Heraclio. En suma. ¿Por qué? Es probable que algunos de los elementos centrales que puedan contribuir a la respuesta de este cuestionamiento. no se lo negaré. 249).a. sencilla y firme de Mahatma Gandhi la que pudo vencer al gran Imperio Británico solo con su túnica. el cual no tenía nada que ver con la idea generalizada de la “flojera”. algo de cierto “interés”.Léxico para la nueva Comunicación Política 88 CONCERTaCIÓN POLÍTICa Fue la figura austera. Acta de nombramiento del sucesor” (26ix-426. xi b. el negocio de Dios (citado por Castellani. más bien se empleaba para hacer ver las actividades propias de la reflexión. La negociación era considerada como una serie de actividades y como un fin. Hacer negocios implicaba poner los recursos a trabajar para que generen utilidades.c. 231 y ss. significaba establecer relaciones de intercambio para beneficiarse a través de la renta de los recursos. Y nadie envidie mi ocio. Así pues. se encuentren en el concepto mismo de negociación y en la forma como su planteamiento metodológico fue propuesto para las relaciones políticas y sociales. y a quien he designado en nombre de Cristo como mi sucesor en el Obispado. el concepto de negociación fue un sinónimo de actividad. Antes bien. porque mi ocio lleva un gran negocio.). De hecho. De la negociación a la concertación política En su origen. quien decidía finalmente si la aceptaba o no. en los siglos iv y v de nuestra era. el resultado generalizado al término de una negociación es la sensación de haber sido engañado o. los Obispos eran electos democráticamente mediante la negociación de una propuesta de su- cesor a la ciudadanía. Hacer negocios. Esto es lo que ha inspirado la propuesta metodológica más difundida en términos de negociación: ganar-ganar. la contemplación y la recreación como generadoras de algo profundamente positivo. Si necesita de mi consejo. a quien vosotros conocéis. la negociación era vista como el acuerdo de una actividad que implicaba un beneficio. San Agustín cita un caso concreto de esta situación en el “Sermón ccxiii. el ejemplo histórico. p. hermanos. Sin embargo. ‘negotium Dómini’. b. Esto es lo que ha inspirado la propuesta metodológica más difundida en términos de negociación: ganar-ganar. en su defecto. lograr una buena negociación parece ser algo difícil por no decir imposible. la negociación se puede definir como el proceso mediante el cual dos o más . dedicarse a los negocios. lo que se encuentra de forma sólida en la idea que hoy tenemos de este concepto. Que me permitáis traspasar esa carga a los hombros de este sacerdote joven. eso jamás. lo que la transformaba en algo atractivo. una sonrisa y una idea: la mejor negociación no es aquella en que uno gana y otro pierde. negociación es aquella en que todos ganan. Os ruego pues ahora […]. t. de haber actuado con una astucia tal que se guarda el temor de que en el futuro se podría pagar cara la osadía. la mejor negociación es aquella en que todos ganan. 2000. cuando señala: Convinisteis conmigo […].

En el primero el significado radica en ser un espacio donde se definen los criterios rectores para la toma de decisiones (individuales o colectivas) y. Pero. Ahora bien. De forma “teórica” se diseñará un proceso que pretenda encontrar un resultado positivo para las partes. el resultado es diferente. pero esta sensación no se queda en el vacío. es necesario acordar un valor “correspondiente” y/o “similar”. en la vida real. la de un proveedor. Esto podría ayudar a explicar lo que se suponía al principio: ¡por qué esa sensación de desconfianza que no es otra cosa más que la seguridad de haber sido engañado! Por otro lado. la posibilidad de “revancha” hace cada vez más difíciles las negociaciones siguientes. en cambio. . En uno se definen las ideas y en el otro su aplicación práctica. Es un proceso y busca un resultado. es decir. se presenta un importante problema. no podrá serlo jamás. Ante esto no es difícil concluir que el resultado no será igual para ambas partes y de forma sencilla uno será el que pierda y otro el que gane. donde el primero paga y el segundo cobra. La mejor negociación es aquella en que una parte obtiene oro mientras que la otra se queda con cuentas de vidrio. dificultando su siguiente desarrollo. acorde con la cotidianeidad. Pero. ya que por definición se intercambian las cosas que son diferentes y. si el resultado de la negociación no fue el adecuado. Si todo lo anterior tuviera lugar por una sola ocasión. pero donde los dos están contentos de haber confundido al otro. Por ello. la posición de un cliente y.Léxico para la nueva Comunicación Política 89 CONCERTaCIÓN POLÍTICa personas buscan llegar a un acuerdo respecto a un asunto determinado. Aunado a lo anterior. Es decir. pero a nivel táctico. A nivel estratégico el planteamiento pretende ser equitativo. el planteamiento negociador se desarrolla en dos planos: el estratégico y el táctico. al poner en conjunto una serie de bienes. por otro lado. Ya que tanto los integrantes de la sociedad como sus representantes se encuentran en procesos permanentes de negociación y renegociación. se empieza a desarrollar un intercambio. que generen una renta para ambas partes. si lo anterior sucede en las negociaciones en general. Implica ponerse de acuerdo con otro para que los bienes de ambos participen en actividades conjuntas de beneficio. lo que implica a su vez la percepción de las relaciones sociales y políticas en general como Existe para los actores políticos una habilidad requerida aún más importante que la negociación y es lo que entendemos como concertación. que se pretende o al menos se anuncia como “equitativo”. se puede creer que se le ha “tomado el pelo” a alguien o sentir que se nos ha “visto la cara”. el segundo. es un elemento integral al inicio de las nuevas negociaciones. priva el concepto: “compra barato y vende caro”. Todo esto genera una ruptura. de forma “práctica”. las personas que necesitan o desean negociar no lo hacen por una sola ocasión. lo que produce un proceso de compra-venta. el problema se agudiza cuando lo que se negocia tiene que ver con los asuntos públicos. en realidad. entendido como el lugar donde los criterios se aplican a la realidad cotidiana. para hacerlo. el problema podría no ser tan dramático. al definir por un lado.

existe la armonía”.Léxico para la nueva Comunicación Política 90 CONCERTaCIÓN POLÍTICa Por “concertar” se entiende acordar. Y es aquí precisamente donde consideramos se encuentra el núcleo o corazón del problema: lo que la sociedad requiere son relaciones de compromiso más que de intercambio. hay un tonto y un vivo. donde. La ciudadanía lo sabe. se complementen o armonicen entre sí. las propuestas. El origen de la cp está en el “concierto”. Por ejemplo. decidir conjuntamente. concordar. iniciar por intentar la consecución de acuerdos entre actores con pesos políticos diferentes y con organizaciones heterogéneas. Luis de Góngora (Córdoba 1561-1627) nos decía: “aún. o como una relación entre clienteproveedor es más probable que se deje de depositar paulatinamente la confianza en la persona con la que se negocia para depositarla en el funcionamiento y el resultado del proceso. la parte principal. por “concertar” se entiende acordar. pactar. lo que producía una determinada forma de actuación durante el transcurso de su vida. pactar. Esto nos llevaría a un planteamiento: existe para los actores políticos una habilidad requerida aun más importante que la negociación y es lo que entendemos como: concertación. las riquezas y los aportes de los diferentes actores políticos en un ambiente de confianza que a la búsqueda del equilibrio social de los intereses particulares. relaciones de intercambio. La cp se refiere más a la capaci- dad de armonización del trabajo. Si continuamos viendo a la sociedad como un mercado político. el contenido de este concierto está relacionado con la idea de un convenio o acuerdo sobre algo. Los griegos empleaban este término para representar el “perfecto equilibrio” en el ser humano tanto en lo referente a su estado físico como intelectual. o sea una forma musical usada aproximadamente desde el siglo xvii y se caracteriza por la combinación de diversos instrumentos en la que uno o varios de ellos llevan. así como con el buen orden y disposición de las cosas. Este es el corazón de la concertación: la armonía. Características de la concertación política Una propuesta para la solución del problema sería partir de su análisis en forma diferente. El problema social se percibe como la disyuntiva entre ver cómo se adquiere lo que nos falta a cambio de vender lo que nos sobra. decidir conjuntamente. combinar u ordenar los elementos de un conjunto en forma que se ajusten. Por ello. en algún momento de la interpretación. A partir de lo anterior. y Leibniz (Leipzig 1646-1716) consideraba que . combinar u ordenar los elementos de un conjunto en forma que se ajusten. es decir como un espacio de compra-venta. Las encuestas relacionadas con la confianza de las sociedades con sus autoridades son impresionantes. Es un aspecto más relacionado con la generosidad de la participación que con la satisfacción de la necesidad. La palabra armonía tiene diversas definiciones. se complementen o armonicen entre sí. cuando en realidad el problema es la respuesta al siguiente cuestionamiento: de qué manera participamos en un trabajo común para la solución de problemas compartidos. Más cerca en el tiempo. ante una infame turba de nocturnas aves gimiendo tristes sonidos y volando grave. concordar. Este es el corazón de la concertación: la armonía. al final.

sobretodo. Desde la Grecia Antigua se le entendía como el resultado de los contrarios. como el pilar de la amistad. descubrir y. En general. donde. la unicidad de la multiplicidad y el acuerdo entre los discordantes. y como disciplina estudia la percepción conjunta de los acordes. es necesario plantearlo. describiendo incluso la democracia. Ya no es más la objetividad el punto clave para entender lo que estamos viendo. Y.) explicaba que las buenas leyes regulan armónicamente la vida. Por ejemplo. Sin embargo. en todas las experiencias que se pueden vincular a la concertación social es posible encontrar algo en común: la vinculación política entre los agentes sociales y el Estado. y. antes de que venga el negociador. como un bien universal. como el fundamento de la belleza y la salud… También las cuestiones políticas y sociales fueron susceptibles de ser regidas por la armonía. la generalización de la relatividad que obnubila la observación de la realidad. Por ello se hablaba de los dos niveles de la negociación: el estratégico y el táctico. La falta de credibilidad es el verdadero problema y se encuentra fundada en la idea de que las decisiones están tomadas. Arquitas de Tarento (siglo iv a. y que la armonía es la base de una sociedad justa y próspera. fue entendida como el principio ordenador del cosmos. aunque sean sucesivas (Raso del Molino. Son los paradigmas. puedan existir y coexistir tanto individual como colectivamente con o sin influencias entre ellos”. “armonía” significa equilibrio en las proporciones entre las distintas partes de un todo. la oligarquía y la tiranía en términos de la proporción matemática: “[…] la aristocracia se basa en la proporción subcontraria […] la democracia en la proporción geométrica […] y la oligarquía y la tiranía en la proporción aritmética […]” (Tomasini. anteponer nuestro juicio a la observación de la realidad. El concepto de armonía ha sido una noción fundamental en la concepción política. es decir. 2000). . Son necesarios para ver. ni preconceptos o prejuicios. Hablar de concertación social es hablar de algo que no tiene contornos definidos o institucionalizados. juzgar lo nuevo. El problema es ser prejuicioso o tener parálisis paradigmática. relacionada con la dirección y la intensión de las negociaciones. c. 2006). como una virtud. que puede referirse de manera indistinta a una variedad de situaciones heterogéneas. social y cultural en el mundo occidental. por otro lado. de la combinación de elementos diferentes de la realidad que coinciden de forma simultánea o que son percibidas como simultáneas. la búsqueda de la homogeneización de la diversidad que disminuye la riqueza de la variedad en el género humano. Hoy en día las posibilidades para la coexistencia humana en sociedad presentan una doble dificultad: por un lado. para que todas las especies y elementos que lo forman. Asimismo.Léxico para la nueva Comunicación Política 91 CONCERTaCIÓN POLÍTICa “el universo tiene la suficiente armonía. En el mundo contemporáneo de la globalización y la estandarización parece que nos hemos olvidado de esos conceptos y fundamentos. Esto es precisamente lo que tiende a pasar en los procesos de negociación política. se tiene la certeza del preconcepto y del prejuicio. no es malo tener paradigmas. además de la ruptura entre los niveles. La armonía es un concepto abstracto que adquiere forma numérica en la proporción matemática que es la forma de hacerlo accesible a la razón. es decir. los preconceptos o prejuicios los que rigen nuestro comportamiento.

Sin embargo. analiza lo que ha supuesto la aplicación del Concierto en estos veinticinco años: Es la mayor autonomía fiscal del mundo. Pero el “Concierto” es mucho más que eso: es un sistema mediante el cual el País Vasco recauda todos los tributos. Los resultados de dicho concierto fueron esenciales para afrontar con éxito la crisis económica de los años ochenta. preparado para dejar de negociar intereses y empezar a armonizar liderazgos? Estamos convencidos que éste es uno de nuestros verdaderos retos. que es donde ha habido siempre conflictos. incluyendo su acuerdo con la región de Quebec […].Léxico para la nueva Comunicación Política 92 CONCERTaCIÓN POLÍTICa Lo que se necesita es llegar a acuerdos para concertar la integración de los esfuerzos en causas comunes. a su vez. y constituyó. Este es posiblemente el acuerdo más importante y significativo de la vida política española posterior a la muerte de Francisco Franco. que afectó de manera particular a los sectores industriales tradicionales y. ni en Canadá. El periodista Emilio Alfaro en una entrevista realizada a Ignacio Zuribi. ¿Es posible la concertación social? y ¿en qué consiste? Hablar de concertación social es hablar de algo que no tiene contornos definidos o institucionalizados. por ejemplo. el elemento más singular y decisivo del autogobierno del País Vasco. Catedrático de Hacienda Pública de la Universidad del País Vasco. ni en Suiza. como sucede en el territorio de la comunidad. en torno a los grandes temas de política económica social. fue posible mantener la prestación de servicios públicos de calidad a la ciudadanía. donde priva una cierta definición de Pero. ¿existen ejemplos concretos que muestren la posibilidad de esto? El 13 de mayo del 2006 se cumplieron 25 años de la aprobación por las Cortes Generales de España del llamado “Concierto Económico”. ¿Está nuestro país. que estableció el sistema privativo de relaciones financieras entre Euskadi y el Estado. porque hay unos principios de armonización con el Estado y una normativa europea que le afectan. sin perjuicio que se requiera en ocasiones la traducción legislativa del acuerdo sino directamente sobre el mercado social (Saludas Trigo. en todas las experiencias que se pueden vincular a la concertación social es posible encontrar algo en común: la vinculación política entre los agentes sociales y el Estado: La concertación social puede entenderse como un proceso de interrelación o de intercambio político entre Estado y autonomía colectiva. Como respuesta a las exigencias de gobernabilidad de las sociedades complejas. . a pesar de ello. El único problema que tiene el “Concierto” es delimitar hasta dónde debe llegar la capacidad normativa en aspectos concretos como el del “Impuesto de Sociedades”. es un esquema financiero que garantiza que sus recursos dependen de los impuestos que pagan los residentes en esta comunidad y no. El gobierno a través de este proceso de diálogo y acuerdo con las organizaciones sindicales y empresariales representativas. 2009). Consigue el consenso y la legitimación de la decisión no a través del trámite parlamentario. que puede referirse de manera indistinta a una variedad de situaciones heterogéneas. No hay otro caso de descentralización fiscal equiparable.

Se requiere de la confianza para caminar juntos y la generosidad para armonizar y poner lo mejor de nosotros mismos en juego a fin de obtener resultados positivos que brinden beneficios para todos. Se necesitan dos cosas: en primer lugar. la variedad del planteamiento de las opciones se reduce. para financiar las mismas competencias que comunidades como Cataluña o Madrid. ¿por dónde empezar? Por poner una empresa en común. La búsqueda de la equidad social a veces da la impresión de ser un intento por lograr en los seres humanos resultados idénticos. le ha permitido desarrollar una política industrial. La concertación es posible. Y este no es el único ejemplo (véase Arbesú Verduzco. Gracias a él. ambiciones y finalmente egoísmos para culminar con complicidades. Lo que necesitan las sociedades contemporáneas es compartir los retos que la realidad propone mediante un conjunto de circunstancias. Realmente ha sido muy exitoso y beneficioso. Euskadi ha dispuesto de seis puntos más del pib de gasto público. Lo que se requiere no es negociar puntos de vista. por el papel que ha jugado en el desarrollo del País Vasco. Esta relatividad permite. ¿cómo ayudar a mitigar los efectos del relativismo? Las diferencias en términos sociales son un beneficio antes que un problema. Y al poder diseñar sus impuestos. Pero. al poder incentivar la actividad empresarial cuando estaba deprimida. porque es mucho dinero. la profundización en el conocimiento de nosotros mismos como sociedad a fin de entender. aclarar y compartir el Lo que necesitan las sociedades contemporáneas es compartir los retos que la realidad propone mediante un conjunto de circunstancias. Esto es el relativismo. ha aportado una cantidad enorme de recursos. Este efecto financiero ha sido muy importante. le ha dado al País Vasco peso para determinar su situación financiera y un papel importante en las clasificaciones internacionales de solvencia o. que fue muy importante en aquellos momentos. intereses. viable y deseable. en el caso de México por ejemplo. y el de sociedades en particular. Este podría generar consecuencias fatales. Además. contar con más de 100 millones de respuestas diferentes a un mismo cuestionamiento: ¿Cómo engrandecer nuestro país? En la medida en que la formación se estandariza. partiendo de . esto parece ser el más generalizado de los resultados de las negociaciones. en las propias negociaciones intergubernamentales (2006). la relatividad. 1991). incluso. en general. Estamos hablando de concertación en materia de finanzas públicas. Una de las grandes riquezas sociales es la heterogeneidad. porque le ha permitido al País Vasco afrontar la crisis económica de los ochenta mucho mejor que si hubiera tenido los mismos recursos que el resto de las autonomías.Léxico para la nueva Comunicación Política 93 CONCERTaCIÓN POLÍTICa necesidad […]. Consideraciones importantes Entonces. opiniones. En primer lugar. en materia de “impuestos” y encontramos un ejemplo que ha tenido éxito durante más de un cuarto de siglo entre un Estado y una comunidad autónoma. lo que se ha tenido que traducir en un efecto económico sustantivo.

pero todo tenía una implicación política y estaba relacionado con la política. el primero. No todo era político. con su seguridad. Para los clásicos griegos. Lo que se necesita es llegar a acuerdos para concertar la integración de los esfuerzos en causas comunes. Esto es lo que en México de manera popular se conoce como la “grilla”. pues. en segundo lugar. el problema de tratar de ser el “astuto” al negociar es que después queda el temor de que la astucia pase factura o. significado de nuestra identidad y. con actores enmascarados o con “doble cara” que solamente inspiran desconfianza o. preparado para dejar de negociar intereses y empezar a armonizar liderazgos? Estamos convencidos que este es uno de nuestros verdaderos retos. Los problemas de las sociedades contemporáneas no se reducen solamente a cómo. Pero. Por ejemplo.Léxico para la nueva Comunicación Política 94 CONCERTaCIÓN POLÍTICa Pero. Es así que el cambio en la política mexicana debe comenzar en lo que los griegos llamaban “la . Esto podría ayudar a solucionar nuestros problemas a partir de la propuesta de los cuestionamientos que efectivamente permitan su solución. de ser engañado después. Hoy en día la política se ha reducido a la consecución. o sea en comu- nidad. la educación. El reto era armonizar los esfuerzos. ¿Está nuestro país. conservación y engrandecimiento del poder. ¿Para qué? Para imponer mi interés. la negociación no es la dificultad. Pero sí se reducen. recordemos que las complicidades se acuerdan. y entonces buscamos la solución en la importación de modelos. los liderazgos se conciertan. los intereses se negocian. La política tenía que ver con la defensa de la polis. cuándo y de qué forma negociar. por otro lado. cuando la solución correcta debería iniciar en otro cuestionamiento: ¿cuál es el mejor sistema político para cada nación? ¿Por qué los actores políticos no parten de cuestionamientos como el anterior? Quizá porque para proponer soluciones políticas es necesario tener experiencia política. El último recurso para esto es la violencia. y ¿cómo se va a tener experiencia política si no se hace política? Lo que se hace son juegos de representación con dobles o múltiples significados. seguridad en su falsedad. cuándo y de qué forma negociar. como se mencionaba antes. la salud. la negociación no es la dificultad. tener el valor para enfrentar los retos actuales tomando las decisiones necesarias y armonizando los esfuerzos individuales y colectivos de acuerdo con los criterios que se generen a partir de dicha identidad. siguiendo los comentarios que de ellos hicimos anteriormente. la mayoría de los cuestionamientos se centran en ver cómo ha sido resuelto el problema por otras sociedades. a veces ni siquiera mi voluntad ya que no profundizo en lo que soy. la organización de los recursos para el hogar (eso es la economía). Los problemas de las sociedades contemporáneas no se reducen solamente a cómo. la negociación. en el mejor de los casos. con acuerdos en corto o “en lo oscuro”. ante las dificultades que presenta el funcionamiento de nuestro sistema político. el primer paso es personal. la política era el “arte de vivir en la polis”. por ejemplo. la confianza se armoniza. No hay que perder de vista que al intentar un cambio en la forma como se ve la política. que ha sido el más recurrente resultado de la negociación “política”. Es importante negociar.

J. Marco normativo en España”. J. Mendoza. “El concepto de armonía en el pensamiento pitagórico y su ilustración en la matemática subyacente a la escala musical”. Arbesú Verduzco. Terceras Jornadas sobre el Mundo Clásico. “La armonía”. (2009). intenta las veces que sea necesario hasta poder comprobarlo. “Negociación colectiva. pero ¿cómo hacer que ese cambio permanezca y se mantenga? Y ¿cómo no decaer ante los primeros intentos que parecen ser limitados o. Bilbao. E. J. Internet. Castellani L. 1.). cuenta con un ambiente que lo apoya (como seres cercanos que confían en su investigación y aportaciones económicas a favor de ésta). 9 de septiembre. (2006). en López Buitrón. por otro lado hay que mantener en la mira el objetivo. Para poder confiar necesito primero ser confiable. (2000). (2000). de ser engañado después. de forma indirecta. cada intento fallido le da el conocimiento de una vía por la que no podrá llegar y. por su propia definición. en: mailXmail. El concierto. por otro lado.C. Cuando un científico intuye que está cerca de descubrir algo. Universidad de Palermo.  Luís Ignacio Arbesú Verduzco y María de Lourdes Arbesú Barahona . En la teoría general de los sistemas. el cambio de un sistema se propone a través de la movilización de la energía interna hacia afuera.Léxico para la nueva Comunicación Política 95 CONCERTaCIÓN POLÍTICa polis” (la comunidad). febrero.com. Raso del Molino. L. núm. La concertación en México. Saludas Trigo. este error lo acerca a su objetivo. (coord. Buenos Aires. Asociación Franco-Mexicana de Administradores Públicos. Ante estas propuestas es fácil sentirse motivado al cambio. por lo tanto. Revista en estén unidas en este intento. (2006). “Concertación y comunicación política”. incluso erróneos? Lo que puede sostener estos intentos es no concebirse sólo en la búsqueda del cambio.D. Jauja. de esta manera en el “sistema político” lo que hace falta es que cada subsistema se encargue de movilizar su energía interna hacía afuera de manera que fluya con la armonía descrita anteriormente. San Agustín y nosotros. Si además. Tomasini. ¿Qué debe hacer? No desfallecer en los intentos y mantener la motivación inicial de manera que pueda llegar a la verdad que busca. Filomúsica. septiembre. de manera que cada individuo genere el ambiente de confianza comenzando en lo cotidiano. (1991). él sentirá que tiene recursos para moverse y será más fácil mantenerse en el intento. México. saber y buscar dentro de la sociedad personas que Bibliografía Alfaro. M. El problema de tratar de ser el “astuto” al negociar es que después queda el temor de que la astucia pase factura o.I.L. obliga al acuerdo. de manera que incluso los errores sean la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos que nos acerquen a la meta.

.

La transición política. Sobre la base de algunos problemas abiertos por Linz (1978) y Almond (1973). autoritarismo y democracia) y sus procesos de cambio y adaptación. dependiendo de sus ritmos y modalidades. 1986a y 1986b).Léxico para la nueva Comunicación Política 97 9 Crisis Política Palabras clave Régimen político. procesos decisionales y outputs o respuestas en el nivel de la relación estructuras de autoridadcomunidad política. un cambio de régimen político atraviesa por ciertos estados o fases con distintas combinaciones en sus secuencias lógicas. normas y estructuras de autoridad).instauración consolidación. interna o externa (dependiendo del origen de las acciones que la motivan).transición continua . instituciones. En primer lugar. Básicamente: crisis . En segundo lugar. La Crisis Política del régimen es un estado inestable. por lo general. Sistema político. por cambio político se entiende cualquier transformación que acontezca en el sistema político y/o en sus componentes. Equilibrio político. pacífica o violenta. acelerada o lenta. En el marco de esta interpretación conviene tener presente algunos puntos de consenso. En tercer lugar. apoyos. quien mejor ha teorizado los procesos de cp es Morlino (1980. el proceso a través del cual actores. Definición En las teorías del cambio político hablar de Crisis Política (en adelante cp) parte de considerar a los regímenes políticos (v. gr. puede ser continua o discontinua (en el marco de estructuras formales vigentes o por ruptura violenta). Estabilidad política. puesto en evidencia por la inexistencia de equilibrio entre: demandas políticas. posiciones de poder y reglas del juego dejan de corresponder a la lógica del régimen anterior sin definirse del todo en una lógica distinta se conoce como transición. Cuando el cambio político acontece en el nivel del régimen político se está en presencia de transformaciones sensibles en uno o más de sus componentes (valores. . Ahora bien. Los tipos más comunes de transición son la democrática y la autoritaria. Legitimidad. Eficacia decisional. Gobernabilidad.hundimiento . la transición política tiene como antecedente una cp del régimen.

coercitivos (que tienen fuerzas militares o grupos con capacidad de movilización o protesta en la arena coercitiva). El equilibrio entre estos factores se rompe cuando los múltiples clivajes o divisiones existentes en la sociedad civil y que se transfieren a las estructuras políticas a través de diversos actores. puesto en evidencia por la inexistencia de equilibrio entre: demandas políticas. Ahora bien. cuestión que se determina en función de su flexibilidad (capacidad de adap- . propiciando su fractura (la teoría de las fracturas sociales se debe a Lipset y Rokkan. asambleas legislativas. colocan en juego distintos recursos. Las arenas políticas son naturales cuando los actores buscan establecer acuerdos beneficiosos en función de sus propios recursos. una definición y clasificación adicional sumamente útil es la sugerida por Stoppino (1983 y 1986). La coalición o coaliciones de actores políticos son dominantes cuando están en grado de imponer las soluciones por ellas preferidas en virtud de la posesión o del uso consciente de la mayoría de los recursos. los distintos actores políticos que buscan alcanzar. parlamentos. 1967). sean coercitivos. tribunales. se está en presencia de una cp de régimen político cuando hay una fractura de la coalición dominante que rompe el equilibrio relativo. sea de estatus social. procesos decisionales y outputs o respuestas en el nivel de la relación estructuras de autoridad-comunidad política. extensión o importancia de los objetivos a los que se refiere la legitimidad (la intensidad varía de menos a más cuando tales actitudes se refieren a las directrices políticas. de acuerdo al tipo y características de los actores en juego y de los recursos disponibles y su forma de distribución. incrementar o mantener posiciones de poder en un determinado tiempo o lugar. a las autoridades o a las instituciones del régimen). cuestión que pone en peligro la persistencia del régimen que en ese momento deja de ser estable. Volviendo a nuestro argumento central. De acuerdo con esta interpretación. ésta deriva de los propios recursos disponibles. se pueden definir dos grandes escenarios de confrontación-acuerdo o arenas políticas. no electivos y de influencia (que derivan de ocupar posiciones claves en el régimen. de existir garantía de conformidad entre los actores. El desenlace de la cp puede retrasarse indefinidamente o incluso revertirse dependiendo del grado de institucionalización del régimen. los cuales pueden ser: electivos (los detentados por los actores políticos en la arena electoral). Siguiendo con esta interpretación. apoyos. tenemos que la cp del régimen es un estado inestable. etcétera. Las arenas políticas son monetarias o institucionales cuando en la búsqueda de conformidad garantizada por parte de los actores interviene un tercer actor especializado en desempeñar tal función: las instituciones políticas tales como el ejército. posesión de información o de conocimientos técnicos en la arena de influencia). riqueza.Léxico para la nueva Comunicación Política 98 CRISIS POLÍTICa Las actitudes de legitimidad pueden tener mayor o menor amplitud o intensidad dependiendo de cuestiones como: parte de la población que demuestra tales actitudes. económicos o ideológicos. Por institucionalización asumimos la conocida definición de Huntington (1968): proceso por el cual organizaciones y procedimientos logran valor (legitimidad) y estabilidad. no logran ser conciliados en el nivel de las coaliciones dominantes y fundantes del régimen. Hablando de recursos y arenas políticas.

En otras palabras. . es decir. Por legitimidad se entiende el conjunto de actitudes positivas hacia el sistema político considerado como merecedor de apoyo. extensión o importancia de los objetivos a los que se refiere la legitimidad (la intensidad varía de menos a más cuando tales actitudes se refieren a las directrices políticas. presencia de directrices políticas. Para el caso de un régimen no democrático. El proceso crucial que por su parte explica la inestabilidad es la movilización política. Véase Linz (1978). los indicadores más apropiados para medir la legitimidad son: grado de orden civil o de violencia existente en el régimen. Las actitudes de legitimidad pueden tener mayor o menor amplitud o intensidad dependiendo de cuestiones como: parte de la población que demuestra tales actitudes. recursos extraídos. la difusión de un sistema de valores y creencias que justifican el modo en que se organiza y se utiliza el poder (ideologías legitimantes). La legitimidad puede ser específica o difusa. valores culturales definicionales.Léxico para la nueva Comunicación Política 99 CRISIS POLÍTICa tarse a las circunstancias cambiantes). a las autoridades o a las instituciones del régimen). complejidad (número y variedad de las unidades organizativas). ya sea por ideologías legitimantes o por su larga tradición. habilidad de las élites. la institucionalización es un proceso de formación y reforzamiento de las instituciones dentro de un sistema político. autonomía (independencia respecto a otros reagrupamientos sociales) y coherencia (consenso interno sobre sus confines funcionales). Además del consenso. La legitimidad es difusa cuando el conjunto de actitudes de adhesión al régimen se basa en un sentido de confianza en las instituciones. señales de oposición al régimen y/o a las autoridades (manifesta- En un régimen no democrático las fuentes de la eficacia decisional derivan de: diferenciación estructural. entendiendo por institución una organización política o procedimiento pensado para mantener el orden. otros elementos que contribuyen al nacimiento de actitudes positivas de apoyo al régimen son: la existencia de tradiciones consolidadas que producen adhesión a ciertas instituciones. donde el proceso de legitimidad puede alcanzar igual relevancia que el proceso de rendimiento o de eficacia decisional. presencia de una actividad represiva más o menos relevante por parte de las instancias del régimen. elegir los líderes y promover de este modo una forma de convivencia entre grupos sociales enfrentados. resolver los litigios. a la eficacia decisional y a la efectividad. Elementos para el análisis Los factores fundamentales que deben considerarse para explicar la persistencia y estabilidad o el cambio de un determinado régimen son: a) el proceso de actitudes de apoyo o consenso o legitimidad hacia el régimen por parte de la comunidad política en general y de la clase política en particular y b) el proceso que da pie al rendimiento. con pluralismo limitado. Es específica cuando el conjunto de actitudes de adhesión al régimen y a las autoridades se debe a la satisfacción de determinadas demandas por medio de determinados actores gubernamentales. La legitimidad supone un consenso activo y no pasivo (pues este último puede implicar coerción más que apoyo).

por último. presencia de directrices políticas. Las bases y agentes de la movilización se encuentran en la transferencia a la política de líneas de conflicto o de divisiones existentes en la . movilidad política. Suele distinguirse. Con el objetivo de diferenciar claramente ambas dimensiones. principios o ideologías se pasa a otros valores. grupos o partidos antirrégimen). es decir. que tienen las estructuras del mismo. presencia de procesos deliberativos estandarizados). el segundo se refiere a los resultados alcanzados. Aquellas demandas o inputs que constituyen desafíos políticos son relativamente visibles a partir de ciertos parámetros: número de personas que plantean el desafío. prontitud con la que ha llegado la decisión. ambos procesos complementarios del rendimiento. recursos extraídos. entre eficacia decisional y efectividad decisional. es decir. mayor o menor participación en elecciones semicompetitivas y manipuladas. consecuentemente. Las estrategias más apropiadas para tal análisis son: a) ver si el actor involucrado es de aquellos cuyo apoyo es esencial o importante para el ré- gimen. en la eficacia decisional. pues tal capacidad del régimen radica en buena medida en restablecer los apoyos y en automantenerse. b) la redistribución de los recursos políticos y/o el ingreso o la activación de nuevos recursos que pueden o no estar en condiciones de modificar las correlaciones de fuerza entre los distintos actores del sistema político. etcétera. Mientras que el primero atañe a las decisiones mismas y a su implementación. en responder a los ataques procurándose recursos para hacer valer sus decisiones (Morlino. 1980 y 1981). valores culturales definicionales. intensidad con que se plantea. podemos distinguir dos dimensiones complementarias: a) el desplazamiento de uno o más grupos dentro de la comunidad política: de la adhesión a ciertos valores. mejor. adhesión a movimientos. la indiferencia o la marginación política a la participación activa en favor de ciertas opciones. a la primera suele llamársele movilización política y a la segunda. principios o ideologías o bien a la activación e ingreso de nuevos grupos en la comunidad política y el apoyo de éstos a ciertos valores. Por eficacia decisional se entiende la capacidad que tiene un régimen o. en las coaliciones de apoyo al régimen y. debe haber sobrepasado un umbral de intensidad tal que haya producido cambios fundamentales en las demandas políticas. c) valorar las decisiones adoptadas (adecuación de la respuesta. el mantenimiento del propio régimen. habilidad de las élites. pues éste puede provocar conflictos de intereses. importancia de la demanda para los grupos sociales políticamente relevantes. para tomar y ejecutar las decisiones necesarias para superar los retos o desafíos planteados al régimen o las otras medidas destinadas a alcanzar los diversos fines queridos por los gobernantes. el desplazamiento de estos grupos desde la apatía.Léxico para la nueva Comunicación Política 100 CRISIS POLÍTICa Para que una movilización política contribuya a acelerar una Crisis Política y/o influya un proceso de cambio de régimen se deben presentar ciertas condiciones: debe tratarse de una movilización conflictiva y no generada desde arriba. Por lo que respecta al concepto de movilización política. por lo general. b) distinguir el contenido del propio desafío. huelgas. En un régimen no democrático las fuentes de la eficacia decisional derivan de: diferenciación estructural. ciones no violentas. La eficacia decisional se vuelve más relevante para la persistencia del régimen cuando el grado de legitimidad disminuye. el primero de los cuales es.

debe haber sobrepasado un umbral de intensidad tal que haya producido cambios fundamentales en las demandas políticas. gr. la movilización política puede ser desde abajo (v. . Los indicadores de estas distintas formas de participación pueden ser: frecuencia del voto. la actividad participativa a iniciativa de cada ciudadano.Léxico para la nueva Comunicación Política 101 CRISIS POLÍTICa sociedad. debe ser una movilización política en la que convergen diversos sectores e intereses y que pone en juego una gran diversidad de recursos de influencia. En principio de cuentas. las huelgas y demostraciones de diverso tipo. consecuentemente. burocracias. Sin embargo. aunque existen puntos de contacto entre los procesos a los que se refieren. En este sentido. cuando grupos o partidos ya formados y organizados toman la dirección de un movimiento de masas ya existente o lo crean directamente apoyándose en el descontento. Entre la estabilidad y la crisis Para entender mejor la cp de un régimen político deben identificarse las características de una situación estable. debe considerarse que la movilización implica un crecimiento sensible de la participación política. en las coaliciones de apoyo al régimen y. cuyas formas más reconocidas son: todo lo que concierne a la participación electoral. v. en ¿Cómo puede persistir un sistema político en un ambiente donde todo se transforma y coloca innumerables desafíos y amenazas a la continuidad del propio sistema político? La respuesta está en el equilibrio que el sistema logra mantener entre sus componentes. por ejemplo. el desplazamiento y la redistribución se produzcan en clave antirrégimen o antigubernamental o no. desde arriba (cuando los agentes son también estructuras de autoridad del régimen. las dos nociones restantes se sitúan fundamentalmente en el ámbito del régimen político u ordenamiento institucional. inscripciones en grupos políticos. la actividad cooperativa desarrollada dentro de grupos. Para que una movilización política contribuya a acelerar una cp y/o influya un proceso de cambio de régimen se deben presentar ciertas condiciones: debe tratarse de una movilización conflictiva y no generada desde arriba. gr. participación en reuniones políticas. Por lo que respecta a los indicadores de movilización política en regímenes autoritarios en transición. partidos o sindicatos creados por el régimen). en la eficacia decisional y efectividad del régimen. es pertinente diferenciarlas si han de emplearse con fines de investigación. Si se considera la dirección del proceso. mientras que la ep se refiere al ámbito del sistema político en su conjunto. como señala Dobry (1986). gr. por lo general su contenido es conflictivo). o sea no crítica. la movilización política puede ser conflictiva o no conflictiva según que la actividad. un movimiento de masas espontáneo del que paulatinamente emergen ciertos grupos o élites dirigentes hasta constituirse en estructuras organizativas superiores. en el nivel sindical. Adicionalmente. la insatisfacción de sectores de la comunidad política o en forma de apoyo al régimen. entre otros. Suele asociarse la noción de estabilidad política (en adelante ep) a las de consolidación democrática e institucionalización política. su contenido puede ser o no ser conflictivo). contribuciones financieras de partidos. es decir. fuera de los períodos electorales. intermedia (v.

ideologías. Las unidades o componentes de todo sistema político son: la comunidad política. se refieren al conjunto de instituciones que canalizan la actividad y la autoridad política. demandas y apoyos. y la institucionalización.Léxico para la nueva Comunicación Política 102 CRISIS POLÍTICa En un sistema político compete a las autoridades buscar el equilibrio entre los componentes del sistema. Así. Las estructuras de autoridad. uno de los componentes del sistema más general. Las normas involucran al conjunto de reglas formales que rigen en el ordenamiento institucional vigente y se expresan tanto en las cartas constitucionales como en la reglamentación secundaria. Por lo general se acepta sin problemas la definición aportada por Easton (1965). Así llegamos a la lógica del equilibrio sistémico como condición de ep o de inestabilidad. el régimen político y las autoridades. más . por una parte. El equilibrio de un sistema político se refiere a las interacciones entre los componentes del sistema mediante los procesos de demandas y apoyos. mientras que el proceso contrario a la ep es el de inestabilidad o desequilibrio. la desinstitucionalización. conviene esclarecer la noción de sistema político. normas y estructuras de autoridad o instituciones políticas. alcanzar y mantener el equilibrio es sumamente difícil por cuanto el sistema se encuentra permanentemente a prueba. principios. Así. El tercer componente del sistema político. Siguiendo con esta lógica. Se debe también a Easton la formulación inicial acerca del funcionamiento de los sistemas políticos a partir de las nociones de inputs (demandas y apoyos que entran al sistema político). al sistema político llegan. como inputs. Dado que la ep se refiere al grado de equilibrio entre los componentes del sistema político. con autoridad) de los valores en una sociedad. incluyendo a estructuras intermediarias como los partidos políticos. y a la institucionalización. Sin embargo. al grado de afirmación y rutinización de esas mismas estructuras. por la otra. outputs (decisiones y acciones que salen del sistema político) y feedback (proceso de retroalimentación). Por comunidad política debe entenderse un conjunto de personas vistas como un grupo que se mantiene unido por una división política del trabajo. son concretamente los ocupantes de los roles activos. el proceso contrario a la consolidación es la crisis. la consolidación se refiere al potencial de persistencia de las estructuras políticas. El régimen político o conjunto de condicionamientos a las interacciones políticas se compone a su vez de valo- res. No debe pues confundirse el significado de estas nociones. y decisiones y acciones. Los valores se expresan a través de creencias. las autoridades. mientras que la ep se expresa con nociones como equilibrio sistémico. De acuerdo con ella. comunidad política son todos aquellos individuos que a título personal o de manera organizada elevan demandas hacia las estructuras políticas. Las demandas provenientes del ambiente social están basadas en “necesidades” y. en virtud de las cuales se manifiestan los diversos intereses y conflictos de la comunidad política. En una acepción más amplia. lo cual permite distinguir entre ejecutantes y los propios roles. un sistema político es un conjunto interrelacionado de unidades cuya función es la asignación autoritativa (es decir. finalmente.

donde encuentran los mecanismos de regulación y reducción de las demandas. régimen y autoridad. generándose una espiral creciente de inconformidad así como un incremento de demandas no resueltas con un potencial desestabilizador. como confianza en la legitimidad del régimen y de las autoridades. Cuando este conjunto de elementos se interrelacionan adecuadamente el sistema también funciona y garantiza su propia persistencia. que desafían a las estructuras vigentes. . Ello en virtud de que Debe destacarse que una de las consecuencias principales de la pérdida del equilibrio relativo se expresa a través del debilitamiento o fractura de la coalición dominante o coalición de actores sostenedora del régimen existente. Sin embargo. alcanzar y mantener el equilibrio es sumamente difícil por cuanto el sistema se encuentra permanentemente a prueba. motivaciones. Los objetivos del apoyo son los tres componentes del sistema político: comunidad. y apoyo específico. ideologías. Ambos conceptos expresan el tipo de relación existente entre comunidad política y estructuras de autoridad. Caso contrario. la inclusión operada por Easton de la noción de sistema al ámbito de la política marca su objetivo a partir de la siguiente pregunta: ¿cómo puede persistir un sistema político en un ambiente donde todo se transforma y coloca innumerables desafíos y amenazas a la continuidad del propio sistema político? La respuesta está en el equilibrio que el sistema logra mantener entre sus componentes. Convertidas en demandas expresas. pues de otra manera las estructuras de autoridad encontrarían dificultades para desempeñar sin interrupciones sus funciones. confianza en los intereses comunes y sentido de identificación de los ciudadanos en la comunidad política. El apoyo. pues permiten controlar o regular los disturbios llevados al sistema. En un sistema político compete a las autoridades buscar el equilibrio entre los componentes del sistema. pueden emergen manifestaciones de descontento. las necesidades llegan al sistema político. expectativas. al menos el de los miembros políticamente relevantes del sistema político. éstas actúan como reguladores del apoyo o como transacciones entre un sistema y su ambiente. Pero la distinción principal está entre apoyo difuso. con distinto grado de radicalidad. De hecho. intereses. mediante el perfeccionamiento permanente de las decisiones en respuesta a las reacciones de los ciudadanos. supone un grado consistente de gobernabilidad. como ya se señaló. es indispensable para transformar las demandas en decisiones (outputs) o para proseguir decisiones ya tomadas. pues en ausencia de ésta. Asimismo. El adecuado funcionamiento de la toma de decisiones depende de los procesos de retroalimentación dentro del sistema. La ep supone un grado consistente de legitimidad. preferencias. Por lo que respecta a las decisiones o emisiones de todo tipo tomadas por las autoridades. En el estudio empírico de los sistemas políticos se recurre con frecuencia a las nociones complementarias de legitimidad y gobernabilidad como manifestaciones de la ep de los sistemas. se rompe el equilibrio y puede desatarse una cp.Léxico para la nueva Comunicación Política 103 CRISIS POLÍTICa exactamente. como resultado de decisiones tomadas por las autoridades. opiniones públicas.

por tanto. S. Easton. S. Englewood Cliffs.M.. al establecimiento de demandas de la comunidad política y de respuestas del aparato estatal. Breakdown and Reequilibration”. por medio de las respuestas en cuestión. Prentice Hall. Sociologie des crises politiques.Léxico para la nueva Comunicación Política 104 CRISIS POLÍTICa De hecho. y S. Huntington. todo proceso político puede reducirse. la persistencia del régimen. es en el seno de la coalición dominante donde las cp se manifiestan con particular agudeza. D. Stepan (eds. New Haven. frecuentemente los son— la fuente primordial de cambio político. (1978). Y es que en el seno de éstas. Crisis. en la solidez de la coalición dominante. las estructuras políticas deben poseer la capacidad de conciliar esa multiplicidad de intereses y fracturas sociales expresadas en las demandas. Por ello.). apoyos y outputs o respuestas en el nivel de la relación estructuras de autoridad-comunidad política. precisamente. S. Boston. Flanagan y R. En este sentido. Este hecho adquiere de por sí una importancia de primer orden sobre todo en el caso de cp que se suscitan en el interior de regímenes autoritarios debido a que la fuerza de los mismos se encuentra afirmada. las cp pueden ser —y en realidad. las estructuras políticas deben poseer la capacidad de conciliar esa multiplicidad de intereses y fracturas sociales expresadas en las demandas. Wiley. y A.). De hecho. Linz. pp. sin embargo. en Almond.A. por medio de las respuestas en cuestión. La aparente simplicidad de este esquema. en Linz. A System Analysis of Political Life.A. Cuando la conciliación fracasa y se acentúan las fracturas existentes y/o se abren nuevas se rompe el equilibrio sistémico. Political Order in Changing Societies. J. Lipset. (1968). (1973). 2 vols.C. Yale University Press. Party Systems and Voter Alignments: An .P.J. Johns Hopkins University Press. al igual que en el seno de la sociedad en su conjunto. J. no oculta ni obvia la presencia de múltiples clivajes o líneas de conflicto existentes en la sociedad y que se transfieren a las estructuras políticas a través de los diversos actores incorporados al régimen político. Rokkan (1967). “Cleavages Structures. Debe destacarse que una de las consecuencias principales de la pérdida del equilibrio relativo se expresa a través del debilitamiento o fractura de la coalición dominante o coalición de actores sostenedora del régimen existente. Easton. The Breakdown of Democratic Regimes. Dobry. En efecto. Nueva York. G. G. (1965a). “Crisis. “Approaches to Developmental Causation”. Mundt (eds. (1965b). A Framework for Political Analysis. en definitiva. existen conflictos y tensiones así como también acuerdos y estrategias básicas entre sus diversos actores. Choice and Change. la cp surge a partir de la inexistencia de equilibrio entre demandas políticas. D. M. Presses de la Fondation Nationale de Sciences Politiques. 1-42. París. Little Brown and Co.. (1986). poniéndose en peligro. Baltimore. Bibliografía Almond.

Boloña. L. Franco Angeli. Rokkan (eds. Il Mulino. “Autoritarismo”. (1986). L. Milán. “Che cosa’è la politica?”. N. Dalla democrazia all’autoritarismo. L. Il Mulino. Morlino. “Democrazie”. (1986b). Bobbio y G. Morlino. M. (1980). Boloña.  César Cansino y Javier Sánchez Galicia . utet.).). Boloña. G. (ed. Come cambiano i regimi politici?. Morlino. (1983). M. (1981). (ed.). Pasquino (eds. pp. Milán. ponencia presentada en el Centro di Scienza Politica de la Fundazione Feltrinelli. N. Stoppino. Manuale di Scienza della Politica. L. Manuale di Scienza della Politica. Morlino. en Lipset. The Free Press. Stoppino.. y S. (1986a). Il caso spagnolo in prospettiva comparata. S. Nueva York. en Matteuci.). Party Systems and Voters Alignments: Cross National Perspectives. en Pasquino. 1-64.Léxico para la nueva Comunicación Política 105 CRISIS POLÍTICa Introduction”. Il Mulino. Turín.M. en Pasquino. Dizionario di politica. G. “Autoritarismi”.

.

Y por otro lado. la necesidad de los medios y los políticos es recíproca.Léxico para la nueva Comunicación Política 107 10 Debate Electoral Palabras clave Imagen. Media Training. Así. la búsqueda de información política y espectáculo encuentra en los de un producto de alto interés para el espectador. cuando son anunciados. los de. si se entiende la retórica política como el arte de la elocuencia del político tanto en intervenciones individuales como enfrentadas. Como se puede observar en los procesos electorales. Mass Media. Oratoria. . tanto en Estados Unidos como en Hispanoamérica. Argumentación. los de son un entrenamiento del candidato para intervenir en medios de comunicación y su puesta en escena. Ningún otro momento dentro de la campaña posibilita que los ciudadanos se acerquen más a la personalidad de los candidatos con tantos matices. Más allá de los argumentos y los programas. representando de forma física el enfrentamiento simbólico que se produce en el ámbito de las ideas y la campaña propiamente dicha. Como apuntan Martínez y Salcedo (1999). el de es el punto de encuentro entre el político y la sociedad. Televisión. Si se entiende el Media Training como una disciplina de la comunicación política. El de transmitido por los medios fue el multiplicador que hizo que la política mirara al televisor definitivamente. el Debate Electoral (en delante de) se convierte en uno de los momentos culminantes de la campaña. se convierten en el eje de atención de la ciudadanía. En este sentido. representando de forma física el enfrentamiento simbólico que se produce en el ámbito de las ideas y la campaña propiamente dicha. Contreras (1990) lo expresa como materialización democrática. Por otro lado. Definición En un panorama político en que la televisión es depositaria de la mayor parte de la comunicación e inversión. los ciudadanos pueden ver confrontadas las opciones para elegir o justificar sus elecciones. Debate. los de por televisión permiten que los ciudadanos midan las cualidades personales de los candidatos. los El Debate Electoral es el punto de encuentro entre el político y la sociedad.

y Harold Stassen. Los debates del Senado de Illinois (1885) Son los que marcan el enfoque del de a partir de ese momento. Debate de las primarias presidenciales republicanas de Oregón (1948) Se enfrentaron Thomas Dewey. Dale Carnegie (1926) cuenta que el Senador Douglas repetía el mismo discurso en todos los lugares a donde iba. El primer candidato hablaba una hora. desde una perspectiva técnica. son una referencia que se repite cada año en decenas de universidades de todo el mundo. el dominio de la propia comunicación del candidato y el dominio argumentativo y narrativo de los temas del de. Estos de fueron fundamentales para el futuro político de Lincoln. Alton. Senador. los debates individuales son los que marcan de forma directa el comienzo del de como espectáculo social. y Stephen A. de son el mejor espacio para que los candidatos muestren sus talentos. el segundo una hora y media y el primero replicaba media hora. con una argumentación racional. Esta preparación dio lugar al discurso de Gettysburg. sin embargo. con unos tiempos tan marcados. el de. los de han revolucionado la comunicación política. Fue el primero que se realizó en un estudio de radio. pueda considerarse un debate como indican Bitzer y Rueter (1960). Douglas. Galesburg. No obstante. No obstante. Quincy. exgobernador de Minnesota. a veces sólo uno. No sólo desde la perspectiva política. gobernador de Nueva York. también desde la perspectiva formativa los debates Lincoln-Douglas. reflexionaba diariamente sobre la cuestión y escribía discursos diferentes. antes de él. Los tres elementos son necesarios para acometer con seguridad un de: el dominio del medio. Se calcula que . en las asambleas. Dos años más tarde llegó a ser Presidente de Estados Unidos con unos atributos presidenciales y temas fuertes que habían sido definidos durante las argumentaciones en Illinois. Cada de duró tres horas. antes de él. en las asambleas. Los celebra- ron Abraham Lincoln. los debates individuales son los que marcan de forma directa el comienzo del Debate Electoral como espectáculo social.Léxico para la nueva Comunicación Política 108 DEBaTE ELECTORaL El origen de los Debates Electorales hay que buscarlo en el debate parlamentario y. congresista de los Estados Unidos por Illinois. La suma de la argumentación da los tres pilares sobre los que se sostiene. Nos centraremos en los que más importancia tienen por su influencia en el desarrollo de este acontecimiento político. como explican en la National Center for Policy Analysis. Freeport. Lincoln. Charleston. Los temas que se trataron fueron principalmente La Unión y la esclavitud. Por un lado Douglas. en el que Lincoln marcó las bases del discurso de valores. Antecedentes y desarrollo El origen de los de hay que buscarlo en el debate parlamentario y. En este de se aprecian ya los dos modelos generales de forma de afrontar un debate. y por el otro Lincoln. Tuvieron lugar en los siete distritos de Illinois: Ottowa. Las dudas alrededor de los de presidenciales surgen desde la perspectiva de que un debate con una preselección de temas. Jonesboro. Como quiera que sea. con representaciones emocionales y simbólicas. Se turnaron los comienzos.

Duró una hora y repartieron el tiempo con ambas aperturas de tres minutos. aunque no tuvo la trascendencia del siguiente. como apunta Canel (2008). Debate de las primarias presidenciales demócratas de Florida (1956) Fue el primero que se televisó en la historia. El tema que se trató fue declarar ilegal el Partido Comunista. entre el 26 de septiembre y el 21 de octubre. Sin embargo. Marcan el comienzo del de tal y como se le conoce en la actualidad. Perry (1986) recuerda que las personas que escucharon el de por la radio dieron ganador a Nixon. Éste es. Kennedy-Nixon es el que hace comprender la dimensión de la televisión en el proceso de la comunicación política. más allá de las palabras. En la actualidad el de se ha convertido no sólo en un hecho político Los Debates Electorales. mientras que a Nixon se le vio más tenso en todas las intervenciones. siendo ésta la primera y la última vez que un de presidencial trataba sólo un tema. Los temas tratados fueron amplios. . exgobernador de Illinois. Si el Lincoln-Douglas es el origen del de moderno. Nixon (1960) Fueron cuatro de. Es. Se enfrentaron Adlai Stevenson. Este último es uno de los puntos que llevaron al futuro desarrollo de las técnicas de Media Training y. La estructura cambió de debate a debate manteniendo la línea de intervenciones cortas marcada en 1958. y a Nixon como a alguien artificial e incómodo. Los de trataron de diferentes temas y fueron vistos por una media de sesenta y seis millones de personas. el momento en que el de pasa a ser un elemento con entidad propia dentro de la campaña y al que se dedican numerosos recursos. Gardner (1986) pone la atención en el uso del humor de Kennedy. el primero en ser televisado. centran la atención del público y los medios. el primer de de gran difusión y el que marca la orientación del de como gran evento social. exsenador. el de Dewey-Stassen el primero que llega a millones de personas a través de la radio. La historia ha ido haciendo hincapié en la parte estética del de. generan expectativas y motivan que. como indica Canel (1999). espacio de preguntas y cierres de cinco minutos. a la vez. por lo tanto. llevó a centrar la atención en las características personales del candidato más que en las del programa o propuestas. dado que no fue presidencial. ocho minutos y medio.Léxico para la nueva Comunicación Política 109 DEBaTE ELECTORaL lo escucharon entre 40 y 80 millones de personas. Ailes (1988) la considera el elemento fundamental de su carisma. el público percibió como más amable y directo a Kennedy. y Estes Kefauver. Stevenson-Kefauver. cambian el ritmo de la campaña. Cada apertura duraba 20 minutos y las refutaciones. tanto los candidatos como los equipos los tengan como puntos de referencia. Debates generales presidenciales Kennedy vs. Esa confianza personal que mostraba Kennedy. Enfoques y perspectivas Debatir o no Alan Schroeder (2011) afirma que es más fácil perder un de que ganarlo. Frente al Lincoln-Douglas hay un mayor cruce de planteamientos e ideas. dado que se habló de política nacional y exterior.

el candidato beneficiado por los números no suele debatir para evitar introducir elementos nuevos que modifiquen el devenir de la campaña. si no se está dispuesto a asumir el coste más personal que económico de prepararse para mejorar la proyección. no es recomendable debatir. ¿Deciden el resultado? Los de. Storytelling El de es en sí mismo una historia. Así. cambia el transcurso de la campaña y por lo tanto se puede inferir los resultados. El público. Así. no es sólo una cuestión estratégica. Un primer elemento que debe tener en cuenta el candidato es a cuántos contendientes se enfrenta. debatir o no. McKinney y Carlin (1994) afirman que los de han modificado los resultados sobre los indecisos en más de la mitad de los de. si la posición es claramente preferente en las encuestas en los países en los que no es obligatorio. Sanchis (2009) indica que los de sólo son recomendables cuando hay sólo dos partidos con posibilidades de ocupar el poder. El de para el indeciso se convierte en una herramienta lógica y heurística de comparación de candidatos. establece comparaciones que se encarnan posteriormente en el de. la reivindicación de la realización de un de que de voz a todas las opciones permite ocupar el espacio mediático. desde un punto de vista indirecto. 4 millones. Las posiciones que adoptan. En el caso de una calidad dialéctica baja. Sin embargo. desde que conoce a los candidatos presidenciales. sino también una respuesta a una expectativa popular. tanto los candidatos como los equipos. Los otros dos elementos que definen la idoneidad de un de es la capacidad dialéctica del candidato y con qué probabilidades de éxito acude a la elección. los temas que hacen propios toman la forma de historia en el transcurso de la campaña y de ese modo se trasladan al de. En el caso de ser un partido pequeño. Wayne (1992) afirma que ni Kennedy ni Carter habrían ganado sus elecciones sin de. 1993) la decisión tiene que ver con la posición que se ocupa. El público. Vestimenta Barnés (2007) indica que la indumentaria ha de ser conservadora. sino que es ya una demanda tanto de ciudadanos como de medios. como apunta Canel (2008). Por otro lado. generan expectativas y mo- tivan que. ni . En el caso de estar en la parte alta de la escalera (Ries. En el caso de los de de 2004 entre Bush y Kerry se apreció de forma especialmente clara el despliegue de los marcos que expone George Lakoff como propios de los Demócratas y Republicanos. centran la atención del público y los medios. en la parte baja de la escalera.Léxico para la nueva Comunicación Política 110 DEBaTE ELECTORaL El Debate Electoral es en sí mismo una historia. los tengan como puntos de referencia. Desde la perspectiva de Godin (2005) o Guber (2010) estos marcos se desarrollan en forma de una historia emocional. cambian el ritmo de la campaña. desde que conoce a los candidatos presidenciales. estudios como el de Roper (1960) indican que el de Kennedy-Nixon cambió la opción de un 6 por ciento de los espectadores. establece comparaciones que se encarnan posteriormente en el Debate Electoral. Esto.

Lenguaje El candidato no trata de convencer al oponente. el tono y el volumen deben su especial importancia a que Casi tan importante como la preparación. debe hacer que se sienta cómodo. las manos y la mirada. Gestualidad y mirada Por la configuración de un de se ha de tener especialmente en cuenta la postura. Navarro (2010) propone que las chaquetas sean de dos botones. para los momentos de discusión argumentativa. . determinaron una correlación entre el tono del habla y el ganador de los de. Su labor consiste en convencer o llegar al público que presencia el de. es preferible si se mantienen libres para la adecuada gesticulación. En los momentos en los que el contacto buscado con el público sea mayor las palabras deberán ser especialmente comprensibles. aunque en momentos determinados pueden manipular objetos y juntarse. Ha de estar relacionado con el candidato e incluso. Ritmo. con los hombros atrás. y en todo caso comedida. pues provoca un efecto de mayor honestidad. dice Rábago (2008). de modo que no perjudique al mensaje. En cuanto a la postura. como indica Ailes (1988). Si los gestos son importantes en la comunicación normal (Petland. ni totalmente blancas. El lenguaje culto será adecuado en tanto que transmitirá autoridad. En ese sentido. si se usan siempre. tono y volumen Gregory y Galeasher (2002).Léxico para la nueva Comunicación Política 111 DEBaTE ELECTORaL llamativa ni escandalosa. No es conveniente usar romas con rayas finas o figuras llamativas dado que se deforman en la pantalla. El grado de influencia del ritmo. Las gafas deben usarse. Las manos. también porque la postura es un activador físico y mental. en un de televisado su peso es aún mayor dado que la atención se concentra en el candidato. Los factores que se negocian son los que suelen determinar el desarrollo del Debate Electoral. La capacidad de que el tono de uno de los candidatos se sobreponga al otro determinaba la ecuación. La mirada ha de dirigirse al presentador o moderador y al candidato contrario de modo que se conecte con el público al tiempo que se afronta al oponente. Ésta deberá ser coherente con lo que se esté diciendo y escuchando. Debe estar conjuntado con el fondo como explica White (1965). la negociación se convierte en uno de los elementos fundamentales del proceso del Debate Electoral. hay que vigilarla desde antes de entrar en la sala. Las camisas no han de ser ni negras. sus palabras han de estar orientadas a que las ideas que representa estén lo más claras posible en la mente de sus electores. como señala Cialdini (1984). dado que reflejan la luz de los focos. la vestimenta ha de ser un elemento que no distorsione el mensaje que se quiere transmitir. Como plantea Luntz (2007). las palabras no están desprovistas de carga ideológica. La postura ha de ser recta y relajada. así que se deberá proteger especialmente las palabras propias y evitar las que despierten ideas ajenas no deseadas. 2010). En definitiva. tras analizar los de presidenciales americanos de los que hay documentos de video. y sólo si es necesario. En parte porque las cámaras en varios países suelen grabar a los candidatos desde mucho antes que empiece el de.

Hay que entender el lenguaje visual. Así. la historia muestra que es preferible prepararse en profundidad tanto en contexto y práctica como en temas. si sabemos que los argumentos han de ser comprensibles y relevantes para la audiencia. la historia muestra que es preferible prepararse en profundidad tanto en contexto y práctica como en temas. 6) Conexión con la audiencia. Nixon. que se sienta cómodo con la idea es fundamental para que su desempeño sea bueno. para remarcar los argumentos a lo largo del de. Por otro lado. mesas o focos. La clave está en un punto entre la agresión y la cortesía. 9) Espera lo inesperado. hay que cuidar especialmente la actitud con ellos. Todos ellos definen de qué se habla. sea lo más positivo para su candidato.Léxico para la nueva Comunicación Política 112 DEBaTE ELECTORaL A pesar de que hay grandes oradores entre los políticos. los turnos y los temas tienen especial relevancia. como sillas. Así. Los factores que se negocian son los que suelen determinar el desarrollo del de. Ha sido una herramienta fundamental para Kennedy o Clinton. No obstante. Negociación previa Casi tan importante como la preparación. la negociación se convierte en uno de los elementos fundamentales del proceso del de. 3) Aprovechar las oportunidades. El ritmo no debe ser ni tan pausado que canse a la audiencia. Hay que comprender los tiempos y particularidades de la televisión. Al candidato ha de poder escuchársele con claridad. Elementos más importantes para ganar un debate electoral Schoeder (2011) indica diez principios fundamentales: 1) Que el candidato participe voluntariamente. . que a la vez aporta ritmo. 2) A pesar de que hay grandes oradores entre los políticos. Así. los argumentos no tuvieron la misma importancia en la radio que en la televisión. Su uso le ayuda a humanizarse. con el peligro que conlleva que opten por otra oferta televisiva. Cada frase. 4) La actitud frente al oponente. 7) Sentido del humor. El volumen ha de cambiar para que el índice de variabilidad sea alto (Petland. Ambos son elementos de conexión con la audiencia. La actitud amable. Forman parte de lo que Merhabian (1971) llamaba comunicación no consciente. La repetición es la herramienta adoptada. Hay que ser amable. Argumentos Como se ha expuesto en el apartado sobre el de Kennedy vs. no son valorados de forma racional. El de ha de concebirse como algo vivo. La duración. ni tan fuerte y rápido que no permita seguir con claridad lo que se expone. 2008). 5) Actitud frente al moderador y las preguntas. Es uno de los factores que más le cuesta dominar a los candidatos. la mirada a cámara y la sonrisa son las herramientas fundamentales para ello. cada momento que se da durante el de puede convertirse en titular o puede cambiar el uso del de. el ritmo marca la pauta del de. 8) El de como producción televisiva. cómo y cuánto. dice Rábago (2008). los equipos de asesores buscarán que el espacio físico.

J.J. (1986). Comunicación Política. Bitzer. Paidós. Commision of Presidential Debates (2004). Schoeder. A (2011). 10) Disfrutar la experiencia. (2008). Las 22 leyes inmutables del marketing. Sanchis. Nueva York. Nueva York. Siglo xxi.J. Schoeder. sage. (2008). Contreras. D. M. The Road to the White House 1992. (1992). Rueter (1980). “Diez lecciones para ganar debates políticos televisados” (www. “Presidential Debates” (http://www. Prisma. Elecciones por ordenador. Canel. A. (1926).yagodemarta. Secrets of the Master Communicators. sage. D. Paidós. (1990). S. (1986). México. México. Madrid.com/alanschroeder/). y disfrutar con ella. Cómo hablar en público. “Los efectos de los debates” (http://reggio. Madrid. L y T. Trillas.2012 presidentialelectionnews.L. The Politics of Presidential Elections.televisados/). Técnicas y estrategias para la sociedad de la información. Ganar el poder. M. Washington. “Presidential Debates” (http://debate-central. (1994). Carlin. R. (1999). Carter versus Ford: The Counterfeit Debates of 1976. Wodrow Willson. “Entradas en The Hufftington Post” (http:// www.B. Schroeder. Canel. You Are the Message. A (2009). Nueva York. Elections Central (2003). J.J.org/ index. Nueva York. Pirámide.Léxico para la nueva Comunicación Política 113 DEBaTE ELECTORaL no se pueden controlar todas las variables y hay que prepararse para cualquier coyuntura.com). com/invitados-especiales/diezlecciones-para-ganar-debatespoliticos. The Presidential Debates: fifty years of high-risk TV. Wayne. National Center for Policy Analisys (2005).debates. (1999). php?page=debate-history).huffingtonpost. “Presidential Elections” (http://www. com/2008/03/05/para-interpretar-los-efectos-de-los-debates-demaria-jose-canel-crespo-en-elmundo/). The 1992 Presidential Debate in Focus. Praeger.  Yago de Marta .M. Perry. Ries. Columbia University Press.org). A. Carnegie. (1988).wordpress. La vida política y la televisión. México. México. El candidato ha de ver el de como una oportunidad. Bibliografía Ailes R.

.

Como tal. y c) la instancia que monopoliza el establecimiento de reglas en el inEn su acepción moderna. por Estado se entiende el cuerpo político caracterizado por ser una organización dotada de la capacidad de ejercer y controlar el uso de la fuerza sobre un pueblo determinado y en un territorio dado. b) un conjunto de instituciones localizadas en un territorio geográficamente delimitado. Sociedad civil. Recapitulando. pero también es una realidad social. pues ésta es mucho más que sociedad política. el Estado se distingue de la sociedad. entre las que destaca muy particularmente la que se ocupa de los medios de violencia y coerción. . Este origen histórico particular del Estado le otorga sus rasgos peculiares respecto de otras formas de organización política. Definición En su acepción moderna. por Estado se entiende el cuerpo político caracterizado por ser una organización dotada de la capacidad de ejercer y controlar el uso de la fuerza sobre un pueblo determinado y en un territorio dado. El uso correcto de la palabra Estado debe ver en éste una forma política históricamente determinada y no un concepto universal válido para todo tiempo y lugar. Democracia. el Estado moderno surgió con la impronta de una progresiva centralización del poder por una instancia cada vez más amplia. entendiendo por ello una forma de ordenamiento político surgida originalmente en Europa durante la Edad Media y que de ahí se propagó a todo el mundo civilizado. manejadas por el propio personal estatal. por ejemplo. Libertad. unificada por una suprema unidad de decisión e informada por una idea del Derecho que se realiza en un sistema jurídico. por em podemos entender. atribuido generalmente a su sociedad. Estado social.Léxico para la nueva Comunicación Política 115 11 Estado Moderno Palabras clave Modernidad. o sea. Igualdad. Sociedad política. vida humano-social de hombres asentados en un territorio. que termina por comprender el ámbito entero de las relaciones políticas. Así. suele hablarse de Estado Moderno (en adelante em). En ese sentido. según la definición de Hall y Ikenberry: a) un conjunto de instituciones. con una organización montada sobre un núcleo de poder. Liberalismo.

es decir. del Estado concebido principalmente como órgano de producción jurídica y. que como tal siempre es una aspiración más que una realidad. estructura y organización de esta forma política. Al respecto. Hasta la fecha. suele hablarse de Estado Moderno. gracias a historiadores como Anderson. cediendo su lugar a estudios de sociología política que tienen por objeto el Estado como forma compleja de organización social (de los cuales el derecho sólo es uno de los elementos constitutivos). que permitió dos formas de patrimonio como fundamentos de la autoridad política: al rey le pertenecía el patrimonio de la Corona. como ordenamiento jurídico. En principio de cuentas. El parteaguas radicó en la afirmación gradual de una estructura feudal jerárquica y ascendente. terior de su territorio. debemos a Weber el estudio más consistente sobre el em. Desde un punto de vista histórico. los otros señores se aliaban con un objetivo común. condenadas como formalistas. puso el acento en su condición como monopolio legítimo de la violencia. Weber fue de los primeros en ubicar al Estado en el horizonte de la modernidad capitalista. pero que se había convertido en propiedad hereditaria del feudatario. Por lo que respecta al tratamiento que del em ha hecho la ciencia del derecho. que las estructuras de las comunidades medievales en Europa eran sumamente complicadas y variables. Este monopolio sólo puede ser atributo del em. El estudio del Estado moderno El em ha sido objeto de estudio de diversas disciplinas. en su conjunto. es decir. y existía además la propiedad feudal. terminaron siendo abandonadas por los propios juristas. y no podía hablarse para esa época de soberanía real sobre territorios y gentes y. las teorías meramente jurídicas del Estado. sino hasta bien entrada la Edad Media. en la que el rey conservaba la soberanía. por consiguiente. Asimismo. Se debe a autores como Jellinek y Kelsen las mejores contribuciones en este campo. En ese sentido. En este último campo. Mientras el rey o el príncipe trataba de consolidar su poder. de Estados. Fédou y Schulze. su contribución sigue permeando las discusiones sobre lo político moderno. suele hablarse de una “doctrina general del Estado” para referirse al conjunto de criterios y principios operativos que regulan la actividad. Y así se desarrolló a partir del vínculo feudal el Estado de los estamentos: el príncipe y sus feudatarios se repartían el poder sobre la tierra y el suelo. Cabe señalar que con la transformación histórica del puro Estado de derecho en Estado social. de una realidad histórica individualizada. que comprendía una porción considerable del territorio. Ambos se ocuparon del estudio del Estado de derecho. lo cual tiende a la creación de una cultura política común compartida por todos los ciudadanos. el cual sólo podía cuajar en el marco de la racionalidad capi- . un tema largamente discutido ha sido el del origen de esta forma de organización política. hoy sabemos.Léxico para la nueva Comunicación Política 116 ESTaDO MODERNO El uso correcto de la palabra Estado debe ver en éste una forma política históricamente determinada y no un concepto universal válido para todo tiempo y lugar.

el Estado ya no constituye la unidad natural de la región sino un aparato que se usa para ordenar políticamente problemas regionales. Este enfoque se ha llevado al extremo en las versiones más recientes de la ciencia política. convertida en una verdadera “jaula de hierro” con el despliegue pleno del capitalismo. tiene un base em- pírica. el lugar del Estado era sustituido por una noción según la cual la “asignación autoritativa de los valores en una sociedad” (sistema político) hacía más justicia a la realidad de la política. ni supone una dimensión ético-normativa. Por el contrario. Las teorías del Estado moderno Si existen diversas disciplinas que se han ocupado del estudio del Estado moderno. Sin embargo. para maximizar el consenso. pasando por la concep- El Estado Moderno ha sido objeto de estudio de diversas disciplinas. Desde un punto de vista histórico. En una posición similar por sus consecuencias. Todos ellos conciben al sistema político con las pautas cognitivas de los fenómenos mercantiles. sino a la creencia firme de los sometidos en que el poder está justificado. la vertiente funcionalista norteamericana optó por sustituir el concepto de Estado por el de “sistema político”. minimizar la violencia. Según este autor. De ahí también el carácter instrumental del poder y que en Weber se transfiere a la racionalidad que encarna el Estado: el poder no tiene otro fin que el poder mismo. aunque. pues en las condiciones reales de la sociedad moderna. deudoras de las teorías de la decisión racional. en realidad. y al hacerlo tienden a aminorar la centralidad del Estado. están los trabajos de Luhmann. el pueblo no puede imponer realmente su voluntad. . es natural que también existan diversas interpretaciones sobre sus características y funciones. cuya teoría de los sistemas sociales confiere un lugar marginal al Estado. La ciencia política es la última de las disciplinas sociales que por razones lógicas se ha ocupado del estudio especializado del Estado. dentro del cual el primero no es más que uno de los elementos que se han de tener en cuenta. Por esta vía. Así. la legitimidad de la que habla Weber no se refiere a una calidad intrínseca del poder. para manejar algunos problemas específicos. afirman. Por su parte. “capaz de viajar” y en esa medida “describir” más objetivamente la “vida política”. un tema largamente discutido ha sido el del origen de esta forma de organización política. Tullock y Downs.Léxico para la nueva Comunicación Política 117 ESTaDO MODERNO talista. sólo convenga a los que detentan el poder. Visión descarnada que lleva a Weber a desmitificar la legitimidad consustancial de las formas democráticas. al dar por supuesto que sirve a los intereses de la mayoría. autores como Easton y Almond argumentaron en su momento que el concepto de Estado no podía emplearse por una ciencia de la política con pretensiones de cientificidad. por cuanto impedía aprehender empíricamente la realidad de los ordenamientos políticos. libre de presupuestos éticos o valorativos. desde la concepción liberal del Estado hasta aquellos autores que argumentan en favor de la desestatización de la política. la noción de “sistema político”. en autores como Buchanan.

En virtud de ello. A partir de esta premisa. supone siempre el riesgo de la mercantilización universal. De acuerdo con esta doctrina. por la otra. Para esta posición. pues en la medida que se restringe dicho poder aumenta la esfera de libertad del individuo. se erige la concepción moderna del Estado democrático. el Estado viene a ser una suerte de artificio o constructo humano elaborado racionalmente. incluyendo el del libre mercado. aunque supondría renunciar a su capacidad de autogobierno. de sus garantías individuales naturales. cuando tiene lugar el encuentro entre liberalismo y democracia. el siguiente paso fue la afirmación del Estado democrático. es decir. la concepción realista. Si una idea caracteriza a todo el pensamiento liberal desde Locke hasta Rawls es la necesidad de imponer límites al poder político. Posteriormente. los defensores y los críticos del Estado social. en el siglo xix. el marxismo concibe al Estado capitalista como un instrumento de clase. ción marxista. aunque aquella parte proyectiva de la teoría política de Marx nunca llegó a plasmarse en ningún experimento socialista del siglo xx. suele hablarse de una “doctrina general del Estado” para referirse al conjunto de criterios y principios operativos que regulan la actividad. es decir. Se debe también a la doctrina liberal la concepción moderna de la política radicada en el iusnaturalismo prevaleciente desde el siglo xvii en Europa. con un fin predeterminado. porque por una parte el encuentro entre liberalismo y democracia permitió afirmar el principio de la participación política y de la capacidad de los ciudadanos de decidir sobre los asuntos políticos. el Estado liberal se concibió desde sus orígenes en el siglo xvii como un Estado mínimo. que se han venido construyendo y modificando en la medida que el fenómeno estatal también ha venido transformándose. la forma de gobierno democrática sólo podía prosperar en el liberalismo y como tal es la que mejor se ajusta a sus principios y valores. estructura y organización de esta forma política. etcétera. En principio. una suerte de “vigilante nocturno minimalista”. En una corriente de opinión contraria a la liberal está la concepción marxista del Estado. cuya existencia se calificaba como un “mal necesario”.Léxico para la nueva Comunicación Política 118 ESTaDO MODERNO Por lo que respecta al tratamiento que del Estado moderno ha hecho la ciencia del derecho. Así. En el caso del liberalismo. este fin era la defensa de las libertades del individuo. pero. una vez afirmado el Estado como Estado de derecho. En . un encuentro calificado por Bobbio como un “abrazo vital” y a la vez “mortal”. A continuación veremos las principales posiciones de estas teorías del Estado. misma que llegó a ser muy influyente en varios países. de un Estado donde prevalece el sufragio universal y la representación de los ciudadanos a través de estructuras de intermediación. El argumento de Bobbio al respecto es ambivalente. un aparato de coerción y administración del cual hace uso una clase burguesa para reproducir y garantizar la explotación de la clase proletaria. donde la política y todas las esferas de actividad humana terminan convirtiéndose en mercancía de cambio. la sociedad política es producto de un contrato celebrado por los hombres para preservar sus derechos naturales. es decir.

ga- rantizar la paz interna e imponer el orden y la obediencia. Para conseguirlo se argumenta en favor de una intervención directa del Estado en el proceso productivo y sobre todo en el distributivo. Para Althusser y Poulantzas. Son célebres al respecto las páginas que Hobbes escribió sobre el Leviatán. En el horizonte ideológico del marxismo. autores como Alvater y Holloway propusieron una teoría derivacionista. como una estructura con autonomía relativa donde prevalecen varios intereses y sólo una parte de la clase dominante es capaz de establecer su hegemonía sobre los demás. Se debe a Keynes la concepción del Estado social o de bienestar que como tal prosperó en el horizonte del mundo capitalista desde los años treinta y hasta los años ochenta. contrariamente al liberalismo. su contribución sigue permeando las discusiones sobre lo político moderno. han prosperado desde Marx y Engels las más diversas concepciones sobre el Estado. la cual parte de la crítica de la economía política para hacer la crítica de la política. y considera al Estado como “el capitalista colectivo ideal”. este autor encontró en la figura del Leviatán claves para argumentar en favor de una forma de agregación política capaz de unificar a una nación. Al razonar así. En principio de cuentas. el Estado es un instrumento de dominación pese a la existencia de otros poderes ocupados por individuos particulares. figura bíblica y monstruosa con la que el filósofo inglés asoció al Estado. en tanto existieran profundas desigualdades sociales y económicas. El modelo keynesiano postula dicha intervención del Estado en el ciclo económico con el fin de garantizar tres aspectos necesarios para la prosperidad de las Debemos a Weber el estudio más consistente sobre el Estado Moderno. una sociedad comunista. en la que el Estado tendería a desaparecer para dar lugar a una auténtica autogestión de los individuos. representada sobre todo por Miliband. es decir. Finalmente. . el Estado nunca puede ser una fuerza neutral representativa del interés general. A la par que las transformaciones del Estado. para una visión instrumentalista. De ahí que para los artífices de esta doctrina había que transformar las condiciones económicas estructurales del capitalismo para erigir una sociedad sin clases. Hasta la fecha. neutralizar el conflicto consustancial a todos los individuos y permitir el orden y la prosperidad. por su parte. ni siquiera la efectiva igualdad política del Estado democrático alcanzaría para conseguir órdenes políticos-sociales racionales. Como se sabe. Así. el Estado se interpretó en términos estructuralistas.Léxico para la nueva Comunicación Política 119 ESTaDO MODERNO esa medida. Schmitt dejaba vislumbrar una justificación del Estado totalitario tal y como prosperó en Alemania bajo el nazismo. por ejemplo. pero son igualmente significativas las obras de Schmitt sobre el Estado total. han surgido diversas interpretaciones sobre la naturaleza de estos cambios. Según este esquema. a fin de garantizar una redistribución más equitativa de la renta. En una concepción muy distinta a la marxista debemos colocar a un conjunto de autores que podríamos ubicar en una línea que va de Hobbes a Schmitt y que depositan en el Estado una potencia capaz de unificar a sus naciones. Weber fue de los primeros en ubicar al Estado en el horizonte de la modernidad capitalista.

Por lo general. cuestionan y enfrentan cualquier norma o decisión que no haya tenido su origen o rectificación en ellos mismos. sostiene los siguientes presupuestos: a) considera a la sociedad civil como el espacio público por excelencia. el lugar donde los ciudadanos. Castoriadis. Esta identificación de la democracia con la esfera estatal ha llevado a privilegiar enfoques institucionalistas . Una última línea de argumentación que ha venido cobrando gran importancia en los últimos años es la que postula la desestatización de la política en virtud de las propias transformaciones que ha venido experimentando la cuestión social en las sociedades modernas. en condiciones mínimas de igualdad y libertad. concibe al poder político como un espacio “vacío”. y se opone a cualquier concepción que reduzca la política al estrecho ámbito de las instituciones o el Estado. a quienes se considera los padres intelectuales del neoliberalismo triunfante desde los años ochenta. como consecuencia. De las muchas definiciones del concepto de democracia conocidas suele descuidarse aquella que en lugar de considerarla como un modelo político. b) coloca en consecuencia a la esfera pública política como el factor determinante de retroalimentación del proceso democrático y como la esencia de la política democrática. con lo cual se pierde de vista que la democracia es. por lo que la democracia se inventa permanentemente desde el conflicto y el debate público. por una incapacidad real del Estado de satisfacer un número creciente de demandas alentadas por la propia concepción social de su actividad. volvió a cobrar fuerza la visión liberal del Estado mínimo. finalmente. en autores como Hayek y von Mises. c) en conexión con lo anterior. el pleno empleo y. sociedades capitalistas: el equilibrio económico. Habermas y O’Connors. Más específicamente. el crecimiento sostenido. y que sólo la sociedad civil puede ocupar simbólicamente desde sus propios imaginarios colectivos y a condición de su plena secularización. más recientemente. en la órbita del Estado. que la sociedad civil es por definición autónoma y fuertemente diferenciada. Lefort y. por definición. y en particular por la ciencia política. Entre los principales estudiosos de la crisis del Estado de bienestar destacan los nombres de Offe. Bajo la influencia de estos autores. y d) sostiene. un asunto que compete en primerísima instancia al “demos”. pero ahora en su versión más radical y conservadora. se ha configurado en Occidente una corriente intelectual que concibe a la democracia como un dispositivo simbólico. la describe como el imaginario social que permite a una colectividad tomar conciencia de sí misma. Al no cumplirse en los hechos estos postulados. la cuestión democrática ha sido encajonada por las ciencias sociales. Dubiel y Maestre.Léxico para la nueva Comunicación Política 120 ESTaDO MODERNO La vertiente funcionalista norteamericana optó por sustituir el concepto de Estado por el de “sistema político”. dentro del cual el primero no es más que uno de los elementos que se han de tener en cuenta. una creación histórica de una colectividad consciente de sí misma. materialmente de nadie y potencialmente de todos. En esta tradición confluyen autores como Arendt.

pues en la medida que se restringe dicho poder aumenta la esfera de libertad del individuo. sino sobre todo un dispositivo imaginario que presupone la existencia de un espacio público político donde confluye una sociedad civil que ha ganado el derecho a tener derechos. Frente a estas lecturas de la democracia se ha ido articulando desde distintas tradiciones intelectuales un modelo democrático distinto que tiene como eje la desestatización de la política. En esta perspectiva. la democracia no sólo es un modelo institucional. cuando los neoconservadores proclamaban a los cuatro vientos el triunfo de la “democracia”. pues habían mutilado la iniciativa autónoma de la sociedad civil. y cuando las alternativas de corte “bienestarista” perdían credibilidad. El discurso en boga de la democracia en los círculos académicos e intelectuales ha logrado sellar una operación paradójica y sorprendente: los problemas de la democracia se han vuelto un asunto que compete en primer lugar a los gobernantes y de manera subsidiaria a los gobernados. más no transformar las imperfecciones de las democracias liberales realmente existentes. En el mejor de los casos. la cuestión democrática no es un asunto que competa exclusivamente a las élites. La política se asemeja al mercado y los ciudadanos devienen en consumidores. pero los mecanismos de participación de las mayorías en los asuntos públicos suelen limitarse a procesos acotados como elecciones o consultas. se recupera para el debate intelectual una cosmovisión distinta que proclama. en menor medida.Léxico para la nueva Comunicación Política 121 ESTaDO MODERNO que la sitúan dentro del marco de las forma de gobierno o en el horizonte de los métodos y procedimientos para la elección de los gobernantes. de sus garantías individuales naturales. que en cuestión de democracia todo está por inventarse. para los elitistas. la expropiación de lo político a los profesionales de la política y su recuperación por parte de la sociedad civil. La propuesta final de la argumentación a favor de la democracia es una teoría de la integración política a través del conflicto más que del consenso. En un momento de euforia y francos excesos retóricos. por el contrario. que el poder no es algo que se conquista de una vez y para siempre. a contracorriente. las teorías participativas buscan corregir. Así. Si una idea caracteriza a todo el pensamiento liberal desde Locke hasta Rawls es la necesidad de imponer límites al poder político. la democracia se reduce a un juego de minorías que compiten en un mercado político por las preferencias de las mayorías. por ejemplo. en los enfoques participativos de la misma. vale decir. Para los enfoques participativos. sino un espacio vacío que sólo puede ser ocupado simbólicamente de vez en vez por la sociedad civil. Esta expropiación de la política adquiere carta de naturalización en las teorías elitistas de la democracia y. . entendida como mera transmutación del mercado económico.

El Estado pragmático. Fontamara. J. Tecnos. Il Mulino. M. El vértigo de la democracia. Política comparada. Teoría del Estado. (1997). Madrid. Arendt. Estado y utopía. Madrid. Alianza. unam/fce. Por una teoría general de la política. fce. El Estado. Marcos. M. Lefort. Japón y Estados Unidos. México. y G. H. Ruiz (eds. (1997). A. A. El Estado. Luhmann. P. N. México. Alianza. fce. Anarquía. Las transformaciones del Estado contemporáneo. unam. México. (1982). “Teoría del Estado”. (1989). (1988).L. D. Madrid. (1990). H. Elementi di analisi e di interpretazione. La institución imaginaria de la sociedad. Discutir el Estado. J. Madrid. La dottrina dello Estato. Cotarelo. Nozick. 10). (1991). Madrid. et al. Powell (1970). (1985). Oxford. Nueva Visión. Anagrama. et al. Cómo reformar al Estado. (1987). (1981). (1992). México. E. y A. (1982). Alianza. (1980). México. D. Held. fce. Esquema para el análisis político. Offe.). (1967). E.). C. L. El poder en vilo. Giappichelli. fce. N. México. J. A. Maestre. Huerga y Fierro. (1994). Edicol. Maestre. México. La idea del Estado. Teoría del Estado. tres estrategias: Suecia. H. en Bobbio. Barcelona. México. Schiera. (1977). C.Léxico para la nueva Comunicación Política 122 ESTaDO MODERNO Bibliografía Almond. México. Madrid. El Estado en la Edad Media. G. M. O’Connors. M. Hayek. Boloña. (1994). Tres países. Althusser. Trotta. Aspectos del Estado en América Latina. Bobbio. Madrid. México. Kelsen. en Díaz. Filosofía política II. México. México. México. A. (1988). (eds. El mito del Estado. y G. . García-Pelayo. Fédou. (1998). Paidós.. El Estado y la teoría política. Península. D’Entrèves. cnca/Alianza. C. ¿Qué es la política?. R. Kaplan. Enciclopedia iberoamericana de filosofía (vol. La invención democrática. N. (1996). Easton. (1985). Contradicciones en el Estado del bienestar. Torino. (1984).B. Teoría general del derecho y del Estado. Madrid. Carnoy. Madrid. Heller. gobierno y sociedad. (1977). Teoría política en el Estado de bienestar. Orozco. Trotta. F. Estado. Buenos Aires. (1947). Political Theory and the Modern State. Crozier. Folios. Amorrortu. Siglo xxi. Posiciones frente a una tesis de Louis Althusser. (1992). “Estado moderno”. La crisis fiscal del Estado. Cassirer. P. edaf. Alianza. Más allá del Estado nacional. México. México. Habermas. Camino de servidumbre. R. Buenos Aires. Hall. (1983). R. M. Diccionario de política. De la Cueva. (1996). unam. Castoriadis.. (1994). Ikenberry (1991). J. fce. Patria. Polity Press. (1987). Madrid.

(1997).  César Cansino y Javier Sánchez Galicia . C. México. (1944). Estado y nación en Europa. (1985). El concepto de lo político. Folios. Barcelona. H. Weber. Crítica. México. Economía y sociedad. fce. Schule.Léxico para la nueva Comunicación Política 123 ESTaDO MODERNO Schmitt. M.

.

“estrategias de desarrollo”. . marco de referencia. pero sobre todo para desentrañar el sentido de esta palabra. Position y Perspective. Cuando un término se hace tan abarcador que sirve para todo comienza a no servir para nada. Objetivos. método. Peter Carroll (1982). Paradigmas.Léxico para la nueva Comunicación Política 125 12 Estrategia Política Palabras clave Fenómenos. Pattern. “estrategar” como proceso de su concepción. Metas. plurales aquéllas. acción social/política y comunicación) que si bien viven historias separadas se conectan entre sí en algunos momentos de sus largas vidas (Alberto Pérez. Ploy. posición. para concretar su significado profesional y científico. matemática. Escenarios. 2001 y 2008). Poder. Anticipación. Por si seis fueran pocas. “jugadas de estrategia”. “recursos estratégicos”. como apunta. Para complicar más las cosas. Definición Hoy es fácil encontrar en los medios de comunicación expresiones como “armas estratégicas”. “jugadas de estrategia”. Una tercera dificultad añadida es que la “estrategia” tal y como hoy la conocemos. perspectiva. “estrategias de desarrollo”. yo. Por lo que no sería extraño que pronto se hablase de “estrategias estratégicas”. la “estrateHoy es fácil encontrar en los medios de comunicación expresiones como “armas estratégicas”. Una primera dificultad con la que tropezamos cuando hablamos de estrategia son sus diferentes acepciones. Henry Mintzberg (1992) cita cinco que coinciden en comenzar en inglés por la letra “P”: estrategia como Plan. Por todo ello es aconsejable deslindar concepciones y término. Estrategia. “planificación estratégica” y cientos de otras permutaciones. Una segunda dificultad son las dimensiones a las que el término hace referencia: estrategia como capacidad. es el resultado de la confluencia de cuatro trayectorias del pensamiento (militar. “planificación estratégica” y cientos de otras permutaciones. “recursos estratégicos”. singular éste. Comunicación política. por mi parte. decisión. en 2001 me permití abrir a ocho dichas acepciones: estrategia como anticipación. discurso y relación con el entorno. estrategias (con minúscula) como los diferentes cauces conductuales (alternativas) elegidos para alcanzar nuestras metas. Estrategia (con mayúscula) como disciplina. no sin humor.

para compensarlo y restablecer la estabilidad perdida. Esas respuestas no son ciegas. éste genera una respuesta. comunicativa. Pero también. Para los fines de esta voz. identificar si esas discontinuidades afectan a su supervivencia (umbral). hermenéutica. para las ciencias de la vida (prefijo 24 de la clasificación de la unesco) las estrategias son las respuestas homeostáticas que los seres vivos dan a las variaciones del medio externo para así restablecer el equilibrio perdido por los cambios del entorno. el ser humano utilizó este nuevo sistema estratégico para lograr sus objetivos y sobre-vivir ante una naturaleza muchas veces hostil y plagada de enemigos desconocidos. A tal fin los seres vivos disponen de mecanismos que les permiten: percibir y detectar discontinuidades en su entorno (vigilia). al que llamaremos Estrategia (con mayúscula). En la anterior descripción va implícita la idea de que la estrategia no es una capacidad (en todo caso sería una meta-capacidad) sino un sistema que a su vez integra y acopla diversas capacidades. No se conforma con adaptarse al medio: lo . científico-matemático. Una diferencia que se concreta en tres rasgos privativos: interpretación.Léxico para la nueva Comunicación Política 126 ESTRaTEgIa POLÍTICa La “estrategia” tal y como hoy la conocemos. Y esto es así porque el comportamiento adaptativo. para mejor-vivir. Son conductas por objetivos. al producir cambios morfológicos. responder conductualmente (estrategias). No es una metáfora. matemática. Evolución del concepto/el paradigma biologicista Según Maturana y Varela (1984) vivir es “estrategar”. y esta es una de las novedades de lo humano. Desde su origen. imaginativa. y cada una la ha reconceptualizado. Estos procesos operacionales comienzan siendo muy simples pero a medida que subimos en la escala evolutiva las respuestas innatas iniciales van dejando más espacio a otras más sofisticadas (aprendidas. de cálculo. La vida implica relación con el medio ambiente y cuando un elemento ajeno al organismo provoca un desequilibrio en su estructura que amenaza o favorece su supervivencia. anticipación y elección. nos abocaremos a la Estrategia Política (en adelante ep). etcétera. que se añaden a las anteriores (cada ser vivo lleva en sí toda la evolución que le ha precedido) y se acoplan en un sistema estratégico diferente. Con la llegada de lo humano emergen nuevas capacidades: simbólica. prospectiva. Para entender este juego evolutivo conviene distinguir entre: 1) el sistema de vigilancia y armonización con el entorno orientado a la gestión de la supervivencia. acción social/ política y comunicación) que si bien viven historias separadas se conectan entre sí en algunos momentos de sus largas vidas. es el resultado de la confluencia de cuatro trayectorias del pensamiento (militar. previa reconstrucción de la evolución del concepto. y 4) las respuestas conductuales en que se manifiesta y a las que llamaremos estrategias (con minúscula). El humano es un ser intencional tensionado por su futuro. posibilita la aparición de nuevas capacidades que se añaden a las anteriores. 3) los procesos operacionales (a los que llamaremos estrategar). 2) las capacidades que lo integran. gia” ha tenido tres grandes paradigmas (militar. etcétera). y económico-managerial).

Una idea que expresa con acierto el General Alonso Baquer (2001): La idea de que la estrategia es necesaria para la comunicación no es nueva: desde los primeros actos de propaganda política hasta nuestros días. métodos y principios para mejor concordar medios y fines. todos estaríamos de acuerdo en que. Frontinus lo define como: “Todo aquello llevado a cabo por un caudillo que se caracterice por su visión de futuro.Léxico para la nueva Comunicación Política 127 ESTRaTEgIa POLÍTICa transforma. compromiso o resolución”. Pero si algo no ha cambiado es la nitidez con que esta concepción de la estrategia acota el fenómeno objeto de su estudio: la dirección del conflicto armado y la defensa del Estado. Ambas líneas viven vidas separadas pero coinciden en que la estrategia es un conocimiento reservado exclusivamente al ámbito militar. Mientras para Occidente se trataba del uso inteligente de la fuerza (en una confrontación de ejércitos). los sistemas de información y de desinformación.c. Y esos cambios han generado innovaciones en la estrategia militar. los hombres han intentado mejorar su posición relativa utilizando estrategias y métodos de comunicación. la política o la religión. La estrategia no es una capacidad (en todo caso sería una meta-capacidad) sino un sistema que a su vez integra y acopla diversas capacidades. Pero a medida que las metas se iban haciendo más difíciles y ambiciosas el hombre fue sintiendo la necesidad de desarrollar algunas reglas. Tampoco se conforma con esperar a que los problemas se presenten. . etcétera. Evolución del concepto/el paradigma militar Los primeros textos escritos y con ellos las primeras elucubraciones teóricas aparecen en el ámbito militar en China y Grecia en el siglo v a. pasando por la concepción aristotélica de la retórica. comunicativa. la comunicación estratégica ha sido un fenómeno demasiado importante como para haberse sustraído al interés de los poderosos que intuían su gran potencial aplicado a la guerra. pues no basta transmitir lo que se piensa. las armas. los anticipa. Con la llegada de lo humano emergen nuevas capacidades: simbólica..c. etcétera. ventaja. imaginativa. sin estrategia. las relaciones de los estrategas militares con el poder y la política. Desde esos primeros textos muchas cosas han cambiado: las necesidades. la figura de quienes están en condiciones de formularlas. nuestras palabras y demás actos comunicativos perderían gran parte de su eficacia. prospectiva. hasta la Segunda Guerra Mundial en el siglo xx. de cálculo. la estrategia es un fenómeno militar. hermenéutica. De hecho. y responden a dos concepciones diferentes de la estrategia. para el paradigma militar que corre del siglo v a. Aunque no se puede hablar con propiedad de estrategias de comunicación sino hasta las primeras décadas del siglo xx. sino también pensar lo que se transmite. los sistemas de combate/defensa. en Oriente el énfasis se ponía en el uso de la inteligencia para resolver el conflicto (en una confrontación de estrategias). A diferencia de la explicación biológica que concibe a la estrategia como un fenómeno biológico que evolucionó hasta convertirse en sociopolítico.

Evolución del concepto/el paradigma científico-matemático En 1944 los Jefes del Alto Estado Mayor de medio mundo giraron su mirada hacia la Universidad de Princeton y se preguntaron: ¿qué hacen unos matemáticos hablando de estrategia? Acababa de nacer la teoría de los juegos de estrategia. De esta forma. La teoría de los juegos aportó instrumentos de alto valor: estrategias dominantes y matrices de juego. El texto fundacional de la teoría de los juegos nace como una obra de economía con la pretensión de dotar a las ciencias económicas de la exactitud matemática de la que carecían. al dar formalización abstracta al tratamiento de los conflictos del hombre contemporáneo representa un nuevo paradigma desde el que los actores sociales pueden abordar las situaciones conflictivas que se les presenten. para convertirse en una teoría general para la toma de decisiones que sea su objetivo. es la disciplina que ha hecho de las decisiones ante incertidumbre estructurada. La teoría de los juegos ubica la estrategia en el campo de la decisión e intenta abstraer aquellos elementos que son comunes y esenciales a muchas diferentes situaciones conflictivas/competitivas. Facilita una guía normativa para el comportamiento racional de una sociedad cuyos miembros aspiran a lograr diferentes objetivos. y la diferencia entre juegos . fuerzas o sistemas) que con su intervención pueden modificar el resultado (Habermas. puntos Nash o de equilibrio. hasta la Segunda Guerra Mundial en el siglo XX.Léxico para la nueva Comunicación Política 128 ESTRaTEgIa POLÍTICa Para el paradigma militar que corre del siglo V a. en su concepción matemática. compromiso o resolución”. etcétera. anticipada por él mismo en 1928 con su famoso teorema mínimax. dilema del prisionero. las investigaciones sobre comunicación persuasiva y de una todavía incipiente publicidad. 2001). La teoría de los juegos nos aporta el primer concepto científico de estrategia como “el conjunto de las tácticas”. ventaja. Alberto Pérez. Siendo las tácticas “el conjunto de las decisiones”. 1973. Durante este largo período la comunicación estratégica ha merecido la atención de la retórica. Aunque la descripción que más prosperó es la que señala que las estrategias son “el conjunto de las decisiones preparadas de antemano para el logro de un objetivo asignado. la estrategia es un fenómeno militar. la propaganda. teniendo en cuenta todas las posibles reacciones del adversario y/o la naturaleza”. y estudiarlas con métodos científicos. Frontinus lo define como: “Todo aquello llevado a cabo por un caudillo que se caracterice por su visión de futuro. La estrategia. Aunque se debe a John von Neumann la primera concepción científica de la estrategia. Este último párrafo nos advierte de que no todas las decisiones son estratégicas: una decisión solo es estratégica cuando en el cálculo que hace el decisor —para elegir entre una u otra alternativa de acción— tiene en cuenta la eventual participación de otros agentes (personas. Y cuanto más estudiamos estos usos implícitos más atrás nos remontamos.C. su objeto de estudio. Pero las formulaciones de Neumann desbordan el marco de la economía. hubo que esperar a la publicación en 1944 de Theory of Games and Economic Behavior escrita con la colaboración de Oskar Morgenstern.

. La teoría de los juegos no considera a la comunicación —la ignora—. La Rand Corporation y sus prestigiosos expertos jugaron un papel primordial en La teoría de los juegos nos aporta el primer concepto científico de estrategia como “el conjunto de las tácticas”. etcétera. teniendo en cuenta todas las posibles reacciones del adversario y/o la naturaleza”. La teoría de los juegos ubica la estrategia en la teoría de la decisión y nos aporta el primer concepto científico de estrategia como “el conjunto de las decisiones preparadas de antemano para el logro de un objetivo asignado. Gramsci) y su distinción entre estrategia clásica y estrategia revolucionaria. sobre las estrategias de conquista del poder (Lenin. Eso hace que en principio las estrategias de comunicación adopten un carácter informativo y difusionista. Y nos enseñaría que no necesariamente la ganancia de uno tiene que ser en detrimento del otro. la estrategia se asocia con la comunicación. Una dualidad que Occidente hoy día ha sustituido —salvo algunos países que mantienen todavía el lenguaje revolucionario— por otra más inquietante entre estrategias “democráticas” y “estrategias terroristas”. Una comuni- cación que en 1949. Y la cuestión se desplaza a cómo llegar a las audiencias y a los votantes a través de los medios. En este esquema la estrategia es el conjunto de las tácticas y las tácticas paquetes de decisiones. Pero una vez liberada la estrategia de sus constricciones castrenses. Sería otro matemático. y abierta la puerta por Hopkins en 1923. con The Mathematical Theory of Communications de Shannon y Weaver. Mao. quien demostraría que cualquier juego finito entre dos personas tiene un punto de equilibrio. Sus primeros trabajos se centraron en los juegos de suma cero en los que lo que uno gana el otro lo pierde y en la que los actores sociales no perciben los hipotéticos beneficios de cooperar. Durante la Segunda Guerra Mundial se llevan a cabo aplicaciones a partir de la investigación operativa desde la Rand Corporation en Santa Mónica en paralelo con sus colegas británicos. Pero los grandes logros de la teoría de los juegos no deben ocultar sus limitaciones: su pretensión de exactitud distorsiona la realidad o la limita (las situaciones en las que se presentan estrategias dominantes son escasas en los negocios o la política). también recibe una primera concepción científica como “el proceso de transmisión de información”. Dentro de las estrategias democráticas merecen una mención aparte las referentes a las campañas electorales y a la consecución del poder por las urnas.Léxico para la nueva Comunicación Política 129 ESTRaTEgIa POLÍTICa de suma cero y de suma distinta de cero. 2) Las aplicaciones de la teoría de los juegos a la Guerra Fría. John Nash. Entre las conexiones de estrategia y política merecen destacarse las siguientes: 1) Las elaboraciones llevadas a cabo desde el marxismo. En su origen la teoría de los juegos parte de una visión conflictiva. sino que todos podemos ganar o perder según adoptemos unas u otras decisiones. sólo a la información (dilema del prisionero). Siendo las tácticas “el conjunto de las decisiones”.

Por “estrategia” los hombres del management entienden una regla para adoptar decisiones. inspirada en la película de James Dean. Este período estuvo marcado por el surgimiento y desarrollo de empresas de consultoría especializadas en estrategia. a lo largo de los setenta. la estrategia que manejan los economistas es diferente de la de Von Neumann y de la militar. “Rebelde sin Causa”. Evolución del concepto/el paradigma económico-managerial Vamos a ver en tres fases como el management se apropió de la estrategia al punto de que para muchas personas hablar de estrategia hoy significa hablar de negocios. el desarrollo de los misiles balísticos intercontinentales (icbm). En los años setenta se continúa el desarrollo de los conceptos básicos acuñados en la década anterior y aumenta su uso práctico. Ello no impide que. así como en el análisis de algunas de las cuestiones “candentes” de la Guerra Fría. etcétera. la crisis del petróleo de 1973 marcaría un punto de inflexión y a los momentos iniciales de gloria les sucede un período de decepción en las promesas de los nuevos métodos (la matriz crecimiento/participación —símbolo del management de portafolio— y la planificación estratégica. A finales de los años cincuenta el Centro de Estudios Internacionales de la Universidad de Harvard así como la Universidad de Georgetown toman el relevo. como fue la crisis de los misiles de Cuba. La estrategia entra así en las Business Schools. en menor medida. etcétera) por “strategy”.Léxico para la nueva Comunicación Política 130 ESTRaTEgIa POLÍTICa La teoría de los Juegos aportó instrumentos de alto valor: estrategias dominantes y matrices de juego. En ese contexto. y por la publicación de revistas especializadas. Schelling sobre las estrategias del conflicto. la de Harvard. esta vez juntos. y de regreso al pragmatismo empresarial por parte de los expertos que centran ahora su trabajo en las unidades de negocio. reciben fuertes críticas). Ese es el caldo de cultivo del que saldrían los trabajos de Thomas C. las técnicas de estrategia constituyesen ya una disciplina ascendente en Harvard y otras Business School. y la diferencia entre juegos de suma cero y de suma distinta de cero. El tema central de estudio de este período es la estrategia corporativa y su proceso de diseño y. puntos Nash o de equilibrio. en la que aplicaron una variante del dilema del prisionero desarrollada por Bertrand Russell. En 1955 los generales y los matemáticos miraron. dilema del prisionero. Pero no nos equivoquemos. De este período destacan algunos textos de Rumelt (1974) . Aunque habría que ersperar a los años sesenta para que las disciplinas del management cambiasen su rúbrica de “policy” (Foreing Policy. hacia otra Universidad. Una puerta que ya había entreabierto Peter Drucker en 1954 al hablar de “decisiones es- tratégicas” en The Practice of Management. la planificación y el crecimiento. denominada “juego de la gallina”. y se preguntaron: ¿qué hacen unos economistas hablando de estrategia? La sorpresa estaba justificada: ese año la Harvard Business School dedicó su Twentyfith National Business Conference al tema “Planning the Future Strategy of your Business”.

que llena la escena estratégica de actores racionales y de analistas estratégicos. En este período se pueden distinguir dos líneas de innovación. La novedad de esta fase es que la estrategia no sólo penetra en el management sino que se adueña de él y se convierte en su “corazón conceptual”. Es por eso que estrategia. El inicio de la primera etapa (1952-1964) está marcado por la campaña de Dwight Eisenhower a la presidencia de Estados Unidos. Pero si la estrategia se adueña del management. Llegamos así a los ochenta con una teoría que se aleja de los excesos de la planificación e intenta construir sin conseguirlo unas bases teóricas. Para los ochenta llegaría el management estratégico. ésta recibió un claro sesgo economicista y un segundo baño de racionalidad. la de Harvard. Había nacido el marketing político moderno. y eso les lleva a la información pero no a la comunicación. A los profesores se les llama “gurúes” y a Sun Tzu se le convierta en un icono de Hollywood. Si Hopkins abrió la puerta sería Roser Reeves (el padre de la usp) quien daría el salto en el año 1952 a las estrategias electorales. El management es cosa de economistas y a estos les interesan los datos. hacia otra Universidad. la política y la academia. 1997). esta vez juntos. Luc Boyer y Noël Equilbey harían suya esta idea con una frase definitoria que daría la vuelta a la tortilla: El management es el arte de poner la organización al servicio de la estrategia. Para completar el cuadro. Con respecto a la comunicación las cosas no marcharon mucho mejor. el cual es abierto por derecho propio por Igor Ansoff en 1979 al rebautizar el management de “estratégico” en su libro Strategic Management.Léxico para la nueva Comunicación Política 131 ESTRaTEgIa POLÍTICa y Mintzberg (1994). y se preguntaron: ¿qué hacen unos economistas hablando de estrategia? . Los conceptos de comunicación política y. comunicación y política terminan viviendo su vida y sus relaciones en otros ambientes y alimentándose de otras corrientes. esta vez cartesiana. al mangement tampoco le interesó la política salvo en su versión de administración pública. son las Business School las que se adueñan y secuestran la estrategia al punto de que hoy día hablar de estrategia es sinónimo de hablar de negocios. Hubo que esperar a los años ochenta para que la comunicación entrase con fuerza en el management de la mano de Itami y Roehl (1986) y sus intangibles. Unas elecciones que significan el desembarco de las estrategias y la planificación publicitarias. cuyas variables cualitativas les hacen sentirse incómodos. De la mano del management la estrategia había pasado a ocupar un lugar cada vez más destacado en los negocios. Los expertos suelen contar su evolución en tres etapas (Maarek. el de marketing político que hoy manejamos son claros productos de la segunda mitad del siglo xx. Pero ese momento de gloria no está exento de banalidad. a fortiori. En esta etapa además de los spots políticos nacen los debates En 1955 los generales y los matemáticos miraron. Es sintomático que los libros de estrategia compitan con los de autoayuda en las librerías de los aeropuertos y prometan fórmulas infalibles de éxito. De ese encuentro entre management y estrategia.

etcétera). Reflexiones parecidas estaban presentes en otros expertos latinoamericanos: en Sandra Massoni: “La comunicación es un espacio estratégico en la dinámica sociocultural” (1990). televisivos entre los candidatos (Kennedy vs. Maarek. ésta recibió un claro sesgo economicista y un segundo baño de racionalidad. The Making of the Presidente de White. Swanson y Nimmo. La primera vez que se plantea la necesidad de una nueva teoría estratégica es en 2001 en el libro Estrategias de comunicación (Alberto Pérez. lo que evidencian es falta de consistencia teórica. después de nuevos estudios y textos de interés (Schlesinger. En la segunda etapa (1964-1980) se sigue construyendo un corpus teórico apoyado en estudios (Personal Influence. mientras hmb. menos racional y más relacional”. McCombs y Saw. cambiando cuando estos ya han ocurrido. Actualmente tiene unos 485 miembros de 122 universidades. Lunz. fisec propone una refundación de la estrategia. Golding. que llena la escena estratégica de actores racionales y de analistas estratégicos. el logrolling y el voto (Buchanan y Tullock. Y que todos esos cambios lejos de demostrar flexibilidad y capacidad evolutiva como pre- tenden sus defensores. Un lujo que no se puede permitir una disciplina que aspira a ayudarnos a adoptar elecciones anticipativas de cara al futuro. Y que la estrategia —tal y como hoy se imparte— va a contrapié de los acontecimientos. Respecto a las relaciones públicas basta citar la creación por parte de Nixon de la Oficina de Comunicación de la Casa Blanca en 1968. esta vez cartesiana. 1980). la formación de coaliciones.Léxico para la nueva Comunicación Política 132 ESTRaTEgIa POLÍTICa De ese encuentro entre management y estrategia. Pero si los estudios se apoyan en la sociología y la psicología. Jesús Martín-Barbero (2002) al sugerir la “posibilidad de que la comunicación sea un lugar estratégico desde el que pensar la sociedad”. Katz y Lazarsfeld. La propuesta conectó con expertos de diferentes países y dio lugar en 2003 al nacimiento del Foro Iberoamericano Sobre Estrategias de Comunicación (fisec). lo que propone es la refundación del management estratégico. Llegamos así a la tercera etapa (1980-1992). y de unos 130 medios de comunicación. The Agenda Setting Funtion of the Press. como una asociación sin ánimo de lucro que sirviese de plataforma de intercambio y debate. 1964. En este contexto merece citarse un segundo abordaje desde la economía: los análisis de economía política llevados a cabo por la teoría de la elección pública (Public Choice) sobre el consenso. en Marcelo Manucci (2004): “Diseñar estrategia es diseñar significados”. 1972). instituciones y empresas de 17 países de Iberoamérica más Estados Uni- . Nixon. 2001): “Necesitamos una teoría estratégica menos geométrica y más hermenéutica. Evolución del concepto/ los movimientos refundadores Volvemos al management y lo hacemos para encontrarnos con dos movimientos que denuncian que el problema no se resuelve con parches y cambios puntuales. los profesionales siguen siendo publicistas y relacionistas públicos mientras la comunicación política se llena de metáforas comerciales: The Selling of the President de Ginnis. Luque. Como consecuencia. que cierra Clinton con su campaña. 1960).

La sintetizan en una proclama de 25 puntos (Hamel. Pero sería en 2008 cuando. Italia y Rusia. Pero es con la llegada de los proyectos refundadores cuando la Estrategia cambia no sólo de sentido sino también de dirección. de la guerra al conflicto. Del uso de la fuerza al uso de la inteligencia. el éxito. Alemania. En 2007 Gary Hamel retoma la reflexión iniciada por él mismo y Prahalad en 1994 (ya citada). mientras la Harvard Business Review crea una sección de “Reiventing your Business”. los votantes). Surgió en el siglo xix para lograr que unos recursos humanos semi-cualificados. Y eso es lo que nos piden para la estrategia y para el management estos dos movimientos refundadores. En ellos dan a conocer la gravedad de los fallos y desfases del management. Entre sus miembros hubo coincidencia en el diagnóstico: el modelo de gestión que predomina en las grandes organizaciones está seriamente desfasado. reunido en Half Moon Bay con un grupo de expertos. La segunda lección es que cualquiera que sea la actividad que uno ejerza. . Los juegos de suma distinta de cero abren un espacio para la negociación y la cooperación. partidos políticos). Francia. fisec ha realizado nueve encuentros internacionales. Venimos asistiendo a un fuerte desplazamiento semántico y conceptual de la estrategia. Una teoría general. Desde entonces. Hoy día Hamel parece haber suavizado esas posiciones y dice que es el momento para “reiventar el management”. los clientes. etcétera) a la articulación (con los amigos.Léxico para la nueva Comunicación Política 133 ESTRaTEgIa POLÍTICa dos. del conflicto a la competencia. haciendo la misma cosa una y otra vez. los votos. 2009). De la confrontación (por los mercados. cuyo primer capítulo lleva por título “El final del Management”. Conscientes de las críticas que iban a provocar se autocalificaron de “renegados”: “A global community of management renegades brought together by Gary Hamel’s Harvard Business Review article”. 2009). los stakeholders. provoca una refundación del management estratégico. organizaciones. El siglo xxi traía bajo el brazo problemas y retos de nuevo cuño. llegasen a ser más efectivos. Y el desplome de las Torres Gemelas fue una de esas malas sorpresas. Por primera vez surge un enfoque —la nte— que concibe la estrategia como la disciplina que nos ayuda a articularnos socialmente (personas. Es evidente que ese ya no es el reto para las compañías de hoy. como señala Galindo Cáceres (2011). elaborando y debatiendo su propuesta: La Nueva Teoría Estratégica (nte). es necesario actualizar los paradigmas con base en los cuales hacemos nuestros cálculos y previsiones. Lecciones intemporales La primera lección es que siempre puede ocurrir algo que te sorprenda. Y lo hace en su libro The Future of Management. que se concreta en el libro Hacia una teoría general de la estrategia (Alberto Pérez y Massoni. abierta a todos los dominios de la acción humana y acorde con los nuevos paradigmas de la ciencia. es necesario actualizar los paradigmas con base en los cuales hacemos nuestros cálculos y previsiones. La estrategia así concebida es la disciplina que asiste Cualquiera que sea la actividad que uno ejerza.

Un mundo que se mueve y se reconfigura constantemente. Tal vez en esa aula haya un letrero que afirme: “La educación es el futuro”. organización. Todas estas nuevas visiones de la nte y todos estos acoplamientos encuentran su respaldo en los textos de un puñado de autores que viene trabajando desde el inicio del siglo en estas nuevas orientaciones: Alberto Pérez (2001). de otras fuerzas. etcétera. seres o sistemas que pueden influir en el resultado. Por su parte. en un intento desesperado por alargar sus vidas. Cuando nos asomamos a la ventana de la realidad lo que vemos es una fracción de un mundo al que todos queremos cambiar para que se cumplan nuestras metas. Oliveira y De Paula (2008). Massoni (2006. En ese contexto las “estrategias” son “las rutas elegidas”. eligiendo aquel camino que supuestamente (cálculo ad futurum) mejor le ayude a alcanzar el futurible que desea (metas) teniendo en cuenta la intervención. Todas esas intervenciones tienen en común que están orientadas al futuro. Manucci (2006 y 2008). El Yearbook of International Organizations (1995). cada uno de los actos de transformación que hacemos aquí y ahora . sindicatos.406 programas. instituciones educativas. proyecto. candidato. tribunales. Y no muy lejos. entre muchos otros. el “Informe Bertelsmann” (1999) nos aporta una larga nómina de operadores estratégicos: partidos políticos. a esta misma hora. medios de comunicación. Matilla. en otros lugares. Unos con más poder de transformación que otros. Salas Nestares (2005). asociaciones a los que hay que añadir varios miles de fabricantes y distribuidores que compiten por sus mercados locales e internacionales. Galindo Cáceres (2011). intelectuales. Un mundo que se mueve y se reconfigura constantemente. Alberto Pérez y Massoni (2009). real o potencial. en algún lugar. 2007 y 2008). por la voluntad de todos y cada uno de los que habitamos el planeta. (2008). editado por la Union of International Associations (uia). grupos de emigrantes se afanan por conseguir un puesto de trabajo con el que sobrevivir en sus nuevos entornos. En parte es algo inexorable. a los hombres y mujeres de acción a reconfigurar la trama relacional y el patrón de conectividad (relaciones/ conexiones/percepciones) de su vida. en parte por azar y.Léxico para la nueva Comunicación Política 134 ESTRaTEgIa POLÍTICa Cuando nos asomamos a la ventana de la realidad lo que vemos es una fracción de un mundo al que todos queremos cambiar para que se cumplan nuestras metas.542 estrategias a través de 52. nos habla de 20 mil organizaciones internacionales que implementan anualmente la nada desdeñable cifra de 29. En parte por inercia. hay cirujanos que tratan de “retocar” el corazón dañado de sus pacientes. Esos intentos de transformación forman parte de nuestra cotidianidad. donde los grandes operadores utilizan estrategias fríamente pensadas y planificadas en busca de una mayor eficacia en sus intentos de cambiar sus entornos. en otra parte. en alguna escuela o universidad hay profesores que intentan motivar a sus alumnos y transmitirles su conocimiento. fundaciones. instituciones religiosas. Marchiori (2006). En este momento. pero son más visibles y notorios en la esfera pública. mas las compañías que los trasportan y aseguran. patronales. mientras.

La buena noticia es que hoy se prefiere utilizar estrategias de comunicación que hacer uso de la fuerza. 2001). En 1994 la Encyclopedia of World Problems and Human Potential (uia. La sociedad nunca ha sido tan dialogante como ahora. distribuyó. Descubrimos así que ni la información ni el entretenimiento son inocentes y que la semiosfera de Lotman (1998) se ha ido convirtiendo en una enorme semio/strateg/sfera (Alberto Pérez. antes tenemos que saber en qué mundo estamos y que lo que sabemos de ese mundo cambiante lo sabemos por los telediarios y las noticias de los medios de comunicación. Sabemos que una parte de ese esfuerzo estratégico se canaliza a través de la comunicación. para hacerla más propicia. Vemos así que las comunicaciones estratégicas (incluidas las políticas) forman parte del actual escenario pero se mueven bajo un fuego cruzado: mientras los medios de comunicación nos hablan de problemas que necesitan de una gran capacidad estratégica y de diálogo. Pero en estos 7 años las cosas no han mejorado y el escenario que nos presentan Glenn. 2001). Es la comunicación participativa para el cambio social de Beltrán (2000) y Gumucio Dragón (2001. Alguien las produjo. 1994) identificó los principales problemas del mundo. 1990). Algunos expertos hacen una lectura positiva y consideran que las estrategias de comunicación están llamadas a jugar en el siglo xxi un papel articulador y de pegamento de las fracturas sociales (Alberto Pérez. Pero para transformar el mundo. formateó. La sociedad nunca ha sido tan dialogante como ahora. Tampoco todo son buenas noticias. Pero no todo son lecturas positivas. 2009). seleccionó y decidió difundirlas. Proponen una educación para la comunicación y nos advierten de los peligros de una intermediación mediática que nos “coloca” otros modelos del mundo. hay toda una industria de consultores y agencias dedicada a ello y sus cifras de negocio se publican cada año en las revistas especializadas. La realidad no nos llega en estado puro sino intermediado en función de los intereses de los grupos de comunicación y sus patrocinadores. Cada uno de nosotros intentamos influir en nuestra pequeña esfera doméstica.Léxico para la nueva Comunicación Política 135 ESTRaTEgIa POLÍTICa tendrá efectos después. los expertos nos dicen que 5 de cada 7 estrategias fracasan y las llamadas La buena noticia es que hoy se prefiere utilizar estrategias de comunicación que hacer uso de la fuerza. . Aspiran a que la comunicación sea el motor del cambio social y a que este cambio surja conversacionalmente del propio grupo social. No es una sospecha. Gordon y Florescu en su 2010 State of the Future (2010) es menos deseable si cabe. pero esas noticias no son asépticas. son conductas orientadas a metas y resultados futuros. Lo cierto es que si miramos a nuestro alrededor hay pocos espacios que estén libres de influencia. Pero este hecho ha merecido diferentes opiniones. de acuerdo a parámetros definidos por ese mismo grupo y no impuestos desde fuera (Massoni. Pero también es algo calculado. una idea que saldrá reforzada con las nuevas tecnologías y las redes sociales. Un sector crítico enfatiza los aspectos disfuncionales y denuncia que nunca fuimos tan manipulados.

Alberto Pérez. Gumucio Dagrón. R y S. El cálculo del consenso. trascendencia y proyección. Plural Editores/Universidad Católica Boliviana. propias del xvii que del xxi. A. Razón y Palabra. Alberto Pérez. Ariel. R. Claves que sirvan para ayudar a pensar las estrategias desde enfoques más propicios y conciliadores. Galindo Cáceres. Gordon y E. febrero-abril. 2010 State of the Future.. Nueva York.I. 4. 1. Jalapa. M. Espasa Calpe. vol. Y algunos expertos nos preguntamos si parte de la culpa de tantos fracasos y del enquistamiento de tantos problemas no la tendrá la propia Academia. Glenn. De Salas Nestares. Historias de comunicación participativa para el cambio social. La Paz. “Pienso luego participo. Quisiera pensar que desde estas páginas se han aportado claves que puedan ser de utilidad para la construcción de esos futuros. The Journal of Business Strategy. Crece así la sensación de que se desperdicia una parte importante del dinero y del esfuerzo que se dedica a desarrollo y fines sociales. El juego se mueve. El cambio de paradigma en el comportamiento humano.F. Si no estaremos dándoles a los operadores públicos teorías más Bibliografía Alberto Pérez. la sociedad y las instituciones. 2. M. Investigación sobre comunicación en Latinoamérica. Massoni (2009). Carroll. (2000). (2005). núm. Ministerio de Defensa. (2001). Fundación Rockefeller. núm. (2011). “The Link Between Performance and Strategy”. Reinventando conceptos y estrategias. R. Alonso Baquer. Madrid. Harper & Row. Drucker. y por lo tanto inadecuadas para afrontar los nuevos retos. The Practice of Management. J. ciudadanía y valores. Inicio. . “Comunicación estratégica e ingeniería social en comunicación”. Beltrán Salmón. Buchanan. (1982). Barcelona. Haciendo olas. Es en ese contexto donde surgen los movimientos refundadores.C. (2001).R. núm. Universidad Veracruzana. Quito. Organización Católica Latinoamericana y Caribeña de Comunicación/ Universidad Técnica Particular de Loja. Tullock (1980). Barcelona.Léxico para la nueva Comunicación Política 136 ESTRaTEgIa POLÍTICa conversaciones de paz se eternizan mientras las balas (y las piedras) siguen hablando su propio lenguaje. Estrategias de comunicación. ¿En qué consiste la estrategia?. (1954). L. Ariel. la vida continua y queda mucho por hacer. Hacia una teoría general de la estrategia. 75. Florescu (2010). Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. (2000).J. vol. J. T. 2. Comunicación. Milennium Project. P. clave de las estrategias para la gestión del conocimiento en la red”. P. Madrid. (2008). Fisec-estrategias. Nueva York. J. y G.

Maturana. (1997). (2006). (2007). Matilla. . (2002) Oficio de cartógrafo. (1923). Massoni. “Comunicación estratégica. y T. Habermas. Lotman. M. Boston. Buenos Aires. Madrid. The People Choice: How the Voters Makes up his Mind in a Presidential Campaign”.W. Varela (1984). (1973). (2009). 12-19. (2009). M. Bases biológicas del entendimiento humano. “The Agenda-Setting Function of Mass Media”. S. Cultura e comunicaçâo organizacional. Buenos Aires. y D. La semiósfera. “Five Ps for Strategy”. Norma. Los desafíos de la comunicación en un mundo fluido. (1998). M. (2004). “Moon Shots for Management”. J.Léxico para la nueva Comunicación Política 137 ESTRaTEgIa POLÍTICa Gumucio Dagrón. Englewood Cliffs NJ. La comunicación como herramienta estratégica. 1. Madrid. 2. “Modelo estratégico de comunicación para el cambio social y el desarrollo”. G. Columbia University Press. Bogotá. Quinn (eds. S. Mintzbergt. ciespal. núm. (2008). (2008). agosto. M. (1992). H. oea. Bogotá. uoc. S. en Alberto Pérez. Barcelona. Shaw (1972). Difusâo. núm. M. Los modelos de planificación estratégica en la teoría de las relaciones públicas. vol. 36. The Theory of Comunicative Action. “The Future of Management”. una herramienta para construir el futuro corporativo. Scientific Advertising. Volumen II: Lifeworld and System: A Critique of Functionalist Reasoning. Harvard Business Review. Massoni (2009). L. Hamel. Ganadería y Pesca. De la persuasión a la construcción de realidades compartidas. The Strategy Proceses. P. Quito. H. McCombs. Manucci. Harvard University Press. Semiótica de la cultura y el texto. J. Experiencias. febrero. Manucci.). Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica/Universidad Nacional de Rosario. Homo Sapiens. “Estrategias como mapas para navegar un mundo fluido”. MA. Prentice-Hall International Editions. Lord & Thomas. (2007).B. Comunicación corporativa estratégica. Revista Académica Estrategias. C. La Crujía. Mobilizing Invisible Assets. Massoni. (2008). fce. La comunicación. Buenos Aires. R. (1990). planificación e investigación en marcha. saf Grupo. Hamel. Paidós Ibérica. Itami. Estrategias. Rosario. Travesías latinoamericanas de la comunicación en la cultura. Cambridge. vol. La estrategia de los cuatro círculos. El árbol del conocimiento. Secretaría de Estado de Agricultura. Manucci.L. (1948). y S. (2006). Massoni. Lazarsfeld P-F. Hopkins. (2006). Harvard Business Review. Marketing político y comunicación: claves para una buena información política.. Manucci. I. Atrapados en el presente. Public Opinion Quarterly. y F. Bogotá. Marchiori. A. Cátedra. en Mintzberg H y J. (2005). Maarek. M. 2. Roehl (1986). Nueva York. pp. H.E. Beacon Press. Impacto corporativo. G. S. Sâo Caetano do Sul. Massoni. K. Rosario. Nueva York. Martin-Barbero.

). Saur. I. (1960). et al. Ariel. uia (Union of International Associations). Schelling. Harvard University Press. Tiempos Contemporáneos. R. Encyclopedia of World Problems and Human Potential. Compitiendo por el futuro. Harvard University Press. Teoría de la comunicación humana. Nueva York. Structure. Michelle Fernándes Aranha. P. Reeves R. (1961). Munich. K. y G.P. (1994).G. San Caetano do Sul.G.T. Von Neuman. Prentice Hall International. J. Teoría de la comunicación humana. and Economic Performance. The Strategy of Conflict. (1974). y O.Léxico para la nueva Comunicación Política 138 ESTRaTEgIa POLÍTICa Mintzbergt. K. Boston. Hemel Hemstead. Boston. Barcelona. (1994). Prahalad. The Rise and Fall of Strategic Planning.. International Organization Solution Strategies. C.C. Saur. T. Hamel G. Theory of Games and Economic Behavior. Morgenstern (1944). Barcelona.L. (1994).K. Interfaces e tendencias da comunicaçâo no contexto das organizaçôes. y A. (2008).  Rafael Alberto Pérez . Watzlawick. Watzlawick. Buenos Aires. Nogueira Seoares (eds. Knopf. Oliverira. Pricenton. uia (Union of International Associations). patologías y paradójicas. (1995). Reality in Advertising. Munich. Rumelt. Strategy. Princeton University Press. Alfred A. Interacciones. H. (1997). P. (1997). Herder.

La sociedad teledirigida. Me refiero a las redes sociales. todo lo cual estimula a la democracia representativa. A esto Sartori lo llamó “videopolítica” o “teledemocracia”. Por esa vía. que ha venido Twitter restituye a los ciudadanos su centralidad política largamente escamoteada por los políticos profesionales. . y su tesis central sostiene que la tv llegó muy temprano a la humanidad y se ha vuelto contra ella. sino porque alimenta y reproduce la ignorancia y la apatía de una sociedad. la verdad es que sus tesis han comenzado a ser obsoletas. El libro se llama Homo videns. sobre todo por la irrupción de nuevas tecnologías de la información que cambian radicalmente los referentes de la comunicación humana en las sociedades actuales. la recepción pasiva de imágenes lo involucionan sin remedio.Léxico para la nueva Comunicación Política 139 13 Homo Twitter Palabras clave Redes sociales. el ser humano se ahorra la tarea de la abstracción. La involución de la que habla Sartori es resultado de la exposición permanente de ya varias generaciones de televidentes al bombardeo indiscriminado de imágenes. en especial en la política y la democracia. Medios de comunicación. y en particular a Twitter. el conocido politólogo italiano Giovanni Sartori publicó un libro que cambió para siempre nuestra manera de entender la tv y su impacto en los seres humanos.Y junto con Twitter ha emergido el Homo Twitter. Pero independientemente de las críticas o las adhesiones que concitó. pues las imágenes lo hacen por él. Homo videns. lo cual es aprovechado por los políticos profesionales para manipularla de acuerdo a sus propios intereses. Espacio público. el libro de Sartori generó todo tipo de reacciones. Como era de esperarse. con lo cual ve disminuida su capacidad de raciocinio y pensamiento lógico. Videopolítica. Definición En 1997. operadas gracias a la sinapsis. Comunicación. Teledemocracia. Si la escritura y la lectura permitieron el máximo desarrollo de las facultades del Homo sapiens. no sólo porque marca una involución biológica del Homo sapiens al Homo videns. Comunicación política. Democracia.

Lo que importa es el tweet. Como he sostenido en otra voz de este Léxico (véase “Análisis de Redes Sociales”). Por eso el ht puede ser anónimo o no. generando una involución lenta pero irreversible en la capacidad de abstracción y raciocinio de la especie humana. es imagen con un pié de . Cuando parecía que el Homo sapiens no tenía salvación. tweetcams y links virtuales que obligan a ampliar la mirada. la imagen sucumbió al tweet. todo lo cual estimula a la democracia representativa. un pájaro que se cree ser humano. El HT no es un ser humano chiflando sino. Diez claves para entender el Homo Twitter 1. el resultado siempre es el mismo.Léxico para la nueva Comunicación Política 140 HOMO TWITTER Por eso el Homo Twitter puede ser anónimo o no. Lo que importa es el tweet. apoyados con tweetpics. el ht tuitea para ser escuchado por los demás. El Homo videns mató al Homo sapiens y el HT mató al Homo videns. las siguientes diez tesis sobre esta nueva etapa evolutiva del ser humano. Hacia ahí quieren caminar precisamente. Bienvenida pues. Y junto con Twitter ha emergido el Homo Twitter (en adelante ht). o mejor. sabe que sólo existe por los demás. en la nueva plaza pública virtual. que como tal está a la espera de ser teorizado de manera persuasiva. entre lo implícito y lo explícito. 2. Por lo pronto. Twitter restituye a los ciudadanos su centralidad política largamente escamoteada por los políticos profesionales. pero al mismo tiempo persuasivos. por el sonido de sus chiflidos. Esta metáfora vuelve a la acción de tuitear el centro de Twitter y al tuitero el producto de sus tweets. Al igual que un ave es reconocida inmediatamente por otras aves por sus chiflidos. moribundo por el efecto adormecedor del bombardeo indiscriminado de imágenes. la arquitectura del tweet. el resultado siempre es el mismo. El ht no es la salvación o la reposición del Homo sapiens. que sucumbiría arrollado por el Homo videns. llegó el ht. a constituirse en la moderna ágora de deliberación y confrontación de ideas y opiniones. un estadío diferente a todos los precedentes. la era del ht. en un ir y venir permanente entre lo abstracto y lo concreto. en sentido metafórico. El silencio es la muerte del ht. entiende la comunicación como la emisión de mensajes breves y concisos. la arquitectura del tweet. y no al revés. pues al igual que el Homo videns sartoriano. el ht es síntesis de su tiempo. Sólo el tiempo dirá en que magnitud marcará a la especie humana. su mayor o menor capacidad de conectar con los demás. Por eso. por sus chiflidos. quiere ser reconocido. El ht existe por sus tweets. el tweet es imagen. es indudable que Twitter marca un parteaguas evolutivo de la mayor trascendencia para la humanidad. es simplemente un nuevo estadío en la cadena evolutiva. su mayor o menor capacidad de conectar con los demás. y con él la posibilidad de nuevos desarrollos evolutivos. pero es mucho más que imagen. no renuncia a las imágenes con las que ha crecido pero tampoco a la palabra escrita (talón de Aquiles del Homo videns). quiere pertenecer a una comunidad.

o mejor. cortada. La lectura es altamente valorada por la sociedad. El HT subvierte la cultura del video y restituye la cultura de la escritura. y la escritura ordena las ideas y las opinio- El Homo videns mató al Homo sapiens y el Homo Twitter mató al Homo videns. De ahí que la navegación les viene bien. la masificación de las computadoras y de internet ha permitido que la sociedad disponga de montañas de información como nunca antes en la historia. para hacer trabajos escolares mediante copy paste. intermitente. La industria editorial crea autores fa- mosos para vender obras no para que sean leídas. Muchas veces cuenta más saber de qué se trata un libro someramente para aparentar tener cierta cultura. Y justo cuando todo parecía perdido. los seres humanos navegan. la imagen sucumbió al tweet. rechaza. también la literatura terminó por ser efímera. de la dedicación a la lectura. pero también ha contribuido a la lectura críptica. es un pié de imagen acompañado de imágenes. reposicionaron a la escritura en una generación que la desdeñaba. Si en la evolución humana el Homo sapiens alcanzó sus máximas facultades con la lectura y la escritura. pues con ella siempre se está en movimiento. de la comprensión. en el esfuerzo de la síntesis. Si en la era digital la lectura se volvió navegación. el ht no renuncia a la interacción. Facebook primero. cada vez se lee menos. al fin que nadie lo ha leído. pero breve y críptica. ya no puede abstraerse de sus encantos. saltando de un tema a otro. Opina. viajan por internet. convalida. la escritura se volvió algo accesorio. un componente más de las imágenes que los individuos desean proyectar de sí mismos. Si las redes sociales proveen un sentido de pertenencia a un grupo o una comunidad es gracias a la palabra escrita. . el ht lo logra en su tentativa de ser elocuente en la brevedad. a la palabra escrita para comunicar y conectar con los demás. pero cada vez menos frecuentada. critica. por lo que reacciona a todos los estímulos que recibe. Como la cultura de la imagen. se niega a ser una esponja receptora pasiva de imágenes. Como el Homo videns. la ligereza del tweet. Ahora es la concisión lo que determina al ser humano. o mejor. Hoy más que leer. para chatear. A su modo. pero a diferencia del Homo videns. la economía del lenguaje. acumulando información sin decodificar. y luego Twitter. un vehículo para googlear. La cultura del videoclip (100 imágenes por minuto) atrofió en las últimas generaciones la capacidad de la concentración. el ht también es seducido por el canto de las sirenas de las imágenes. al ritmo del perenne click del mouse. La cultura de la imagen propalada por el cine y la tv imprimió su sello al siglo xx. su contagio es generacional. repudia… 3. que leer el libro. Hoy se escribe más para alimentar egos y aceitar la industria que para formar lectores o generar debates intelectuales.Léxico para la nueva Comunicación Política 141 HOMO TWITTER imagen. la aparición de las redes sociales restituyó cierto valor a la escritura. superficial. Y no obstante que la industria del libro creció como nunca antes.

la era digital nos instaló en la fugacidad de la vida. no hay lugar para rollos ni tiempo para grandes abstracciones. el pensar en corto es lo suyo. y prefiere moverse en la superficie. nes para que tengan sentido para los demás. sólo escucha los chiflidos de los demás ht. dentro de Twitter.Léxico para la nueva Comunicación Política 142 HOMO TWITTER Por lo pronto. inmediato. la expresión humana se ha vuelto la acción de tuitear. 5. el nuestro. en el pensamiento en corto. Las opiniones y las ideas se vuelven expresiones del tweet. De algún modo. ligero. en la simplicidad encuentra su zona de confort. ha dejado las honduras del pensamiento a los iniciados. no escribe. Sólo la brevedad asegura receptores. volátil. Por efecto de Twitter. vertiginoso. el HT es incapaz de abstraer fárragos. la cultura digital inhibió en los seres humanos la capacidad de concentración y comprensión frente a textos demasiado largos y complejos. directo. 4. es un silbido queriendo trascender. En ese sentido. En efecto. Si la cultura de la imagen inhibió en los seres humanos la capacidad de abstracción. La palabra escrita ha sucumbido al tweet. Pero la escritura nunca volverá a ser lo que alguna vez fue. el ht es la expresión más evolucionada del Homo Digital. bajo la premisa de que no hay una sola idea o pensamiento que no pueda ser expresada correctamente dentro de esos límites. tuitea. o sea un sujeto conectado virtualmente con el mundo. Si para el Homo videns la imagen es expresión metafórica. el Homo Twitter es síntesis de su tiempo. no lee. El ht es la materialización de un tiempo. involución. 6. no renuncia a las imágenes con las que ha crecido pero tampoco a la palabra escrita (talón de Aquiles del Homo videns). ambos aspectos han contribuido a transformar las posibilidades y el potencial del pensamiento humano. efímero. sólo vive en la evanescencia. Si la comunicación es posible para el ht es porque no exige grandes elaboraciones. Si la palabra escrita representa evolución y la imagen. heredero de ambas tendencias. Al acercarnos el mundo a una computadora. entiende la comunicación como la emisión de mensajes breves y concisos. En la era del ht todo es breve y acelerado. El ht. piensa en corto. raudo. El ht lo asimiló rápidamente e incluso le puso un límite a la escritura: 140 caracteres por tweet. el ht no habla. Si en el Homo videns el pensamiento permanece adormecido. ahí se siente seguro. el tweet es revolución a 140 caracteres por minuto. metáfora cruel de su propia existencia. Fuera de Twitter lo que se escucha es ruido. sin florituras ni barroquismos. Pero el tweet es intangible. tuitea. a la velocidad de los dedos y del mouse. en la conciencia de que el tiempo vuela y nunca . pues la imagen no exige del espectador ningún esfuerzo mental de deconstrucción. La era digital nos acostumbró a los mensajes breves y concisos. Si el Homo videns es incapaz de abstraer conceptos. en el ht expresarse se ha vuelto una metáfora. pero al mismo tiempo persuasivos. sometido a la tiranía de las imágenes. que se percibe veloz. para el HT el tweet es metáfora de la expresión.

sino también placer. Hoy hay que correr para llegar. según la exitosa fórmula de los Reality shows. el HT es un manipulador en potencia. la expresión más revolucionada del ht. quiere ser observado. presiona. más observado será. persuadir. para atraer a Si el Homo videns es incapaz de abstraer conceptos. borra. apresurado. En la retroalimentación con otros tuiteros. o sea que el tuitero no solo observa a los demás tuiteros. el ht también disfruta de escudriñar en los tweets ajenos. robarle horas al sueño para estar. sino un espacio lúdico. un tweet tiene que seducir. un hedonista incorregible. Por eso. conjugar actividades para que nos alcance el día. si el Homo videns era un receptor pasivo de imágenes y se dejaba manipular por ellas al encender el televisor. la ausencia de tiempo) anula. De ahí que el ht se vea obligado a perfeccionar sus tweets. y entre más fast. por lo que busca afanosamente desafiar su destino. para que los demás repitan su tonada. Si el Homo videns se regodea husmeando en la vida privada de ilustres desconocidos. es más. en Twitter también hay Tuitstars. Precisamente por ello.Léxico para la nueva Comunicación Política 143 HOMO TWITTER será suficiente para nada. Si el Homo videns es manipulable. el ht se vuelve un manipulador en potencia. convencer. aunque sea transitoriamente. en los tl (timelines) y los Avatar de otros tuiteros. por lo que hay que hacerlo bonito. De hecho. 8. Lo suyo es persuadir con sus chiflidos. Con el Homo videns el HT comparte lo lúdico. sumamente adictivo. tendrá más seguidores. el ht no sólo es espectador. Para trascender. motivar… Sólo así destacará de entre millones de tweets que nacen y mueren cada segundo. Es el tiempo de las metrópolis. la reproduzcan. mejor. pues entre más creativos sean. es la catarsis efímera de una generación tan vertiginosa como el videoclip. Twitter libera. el ht no sólo encuentra su lugar. Si el tiempo (o mejor. quiere brillar en el mundo de los rt (retweets) y los Favs (favoritos) y así alargar su existencia lo más posible. a su modo es un exhibicionista. el Homo Twitter es incapaz de abstraer fárragos. el ht aprende pronto que tuitear no es suficiente. . pero de manera creativa no pasiva. no sólo un sentido de pertenencia a algo. y entre más mejor. Un tweet se sabe efímero. somete. El ht se sabe prisionero del tiempo y se rebela tuiteando. que nos arrolla sin remedio. Pero a diferencia del Homo videns. por contradictorio que parezca). la recomienden… Si un tweet nace para ser escuchado. Tuiteo luego existo. Hoy todo es fast. sino también protagonista de un Reality (un Reality virtual. se la aprendan. pues el tweet es persuasión. Un tweet que nadie lee es un tweet que nunca existió. imagen equivalente a los fans de la farándula. sino que se sabe observado. 7. acelerado. el ht necesita muchos escuchadores. que cualquiera puede hacerlo. piensa en corto.

Quizá por eso. visibiliza a la sociedad. que ya no pueden apropiarse arbitrariamente de la política. Si debatir con-los-demás en condiciones de paridad. Si la representatividad fue la fórmula que permitió que la democracia como forma de gobierno se concretara en sociedades complejas como las modernas. con-los-demás. En suma. porque sabe que sus opiniones cuentan. con sus Hashtags (tópicos en Twitter). los tweets ilegibles o incomprensibles. busca marcar tendencias con sus opiniones. sino en contacto permanente con la sociedad. pero sólo en Twitter encuentra el lugar idóneo para proyectarlas. El HT es la síntesis virtuosa del Homo Ludens (lo lúdico) y el zoom Politikon (la acción en libertad). La palabra escrita ha sucumbido al tweet. pero que a final de cuentas refleja mejor que cualquier otro espacio público el sentir de una comunidad. otros tuiteros. El ht nos recuerda que la democracia no puede edificarse en el vacío. 10. el ht es la expresión moderna (virtual y digital) del zoom Politikon. . es la naturaleza de la política. El ht pudo haber definido sus convicciones en múltiples ámbitos sociales. no perdona los tweets salpicados de faltas ortográficas. es la nueva encarnación del zoon Politikon. Las opiniones y las ideas se vuelven expresiones del tweet. y a la larga también es más democrático y efectivo. busca incidir en la opinión pública. sabe que su opinión es parte de un tribunal plural y heterogéneo. exige respeto a las reglas gramaticales y censura los deslices. Twitter es el vehículo moderno que restituye a la sociedad su centralidad y protagonismo frente a los déficits de representatividad que acusaba desde hace tiempo. pues la política está hoy más que nunca en todas partes. a condición de que sea debatible. sus deseos. sus congojas y frustraciones… El ht hace política. el ht reivindica al ciudadano. Para el ht todo es politizable. Si Twitter es la nueva ágora virtual. sus anhelos. Los políticos profesionales se han dado cuenta por la irrupción de la sociedad en Twitter. o sea de manera incluyente y abierta. cualquiera que éste sea.Léxico para la nueva Comunicación Política 144 HOMO TWITTER Por efecto de Twitter. el ht se vuelve exigente. del ciudadano que opina de los asuntos públicos y que en conjunto con los demás ht redefine y llena de contenido los valores que han de regir en la sociedad. el ht ha revalorado el idioma. la expresión humana se ha vuelto la acción de tuitear. Quién lo iba a decir. que Twitter se ha convertido en el mejor espejo de lo social. Con la novedad de que tuitear es mucho más lúdico que vociferar o manotear para hacerse escuchar. para socializarlas de regreso a un universo simbólico donde pueden alcanzar resonancia. incluidos las propias redes sociales. 9 El HT sólo se realiza en el espacio público. el ht es la nueva representación del sujeto político. el espacio público donde se construye cotidianamente la ciudadanía y se definen los valores sociales.

pp. La invención de la democracia. 588-589. (2000). en Mansell. Facticidad y validez. buap. Frankfurt.. J. Cansino. Cansino. D. C. El poder en vilo. Madrid. Debate. “Changing Citizenship in the Digital Age”. pp. C. Tecnos. C. Routledge. R. Cansino. (1994). Posiciones sobre nuestro tiempo veinte años después de la caída del Muro de Berlín. Die demokratische Frage. I. y D. Revista de la Universidad de México..L. pp.). Bennett. Dubiel (1989). 1-24. Trotta. Habermas. et al. (2001). Madrid. Madrid. (1965). Harfoush. Ottawa. Mass. Castoriadis. Baca. Habermas. . Rödel. Buenos Aires. R. P. S. Bokser. voz para el Léxico de la Política (eds. C. Social Media: Political Uses and Implications for Representative Democracy.Léxico para la nueva Comunicación Política 145 HOMO TWITTER Bibliografía Arendt. 2 vols. Rossanvalon. Mercea (eds. Oxford y Nueva York.). espacio público y ciudadanía en América Latina. Suhrkamp Verlag. La revuelta silenciosa. Frankenberg y H. (1988). C. Teoría de la acción comunicativa. Oxford. (2008). Michigan. México. La nueva cuestión social: repensar el Estado providencia.). México.). M. Silverstone (eds. C. uacj. C. (2010). Clarke. Avgerou. Tusquets. México. J. 363-383. (2007). Maestre.L. Wayne State University Press. en Bennett. en Loader. W. (2010). R. Alianza. Coleman.H. (ed. Oxford University Press. (2002). The mit Press. La modernidad exhausta. J.). “Online Youth Civic Attitudes and the Limits of Civic Consumerism: The Emerging Challenge to the Internet’s Democratic Potential’. A. Cansino. 55-78. Buenos Aires. Cambridge. núms. Sartori. Civic Life Online: Learning How Digital Media Can Engage Youth. Gestión. (1990). México. “Estado”. G. Cómo construimos la marca Obama a través de las redes sociales. Taurus. Social Media and Democracy: Innovations in Participatory Politics.. A. “La crisis de la democracia representativa y la moderna cuestión social”. y S. “E-Democracy: The history and future of an idea”. unam. Sobre el derecho y el Estado democrático de derecho en términos de teoría del discurso. Manantial. (2008).. Los orígenes del totalitarismo. Madrid. Democratic Theory. Democracia. Library of Parliament. sociedad y cultura. Cansino. pp. La institución imaginaria de la sociedad. La muerte de la ciencia política. L.. (1980). (2012). Quah y R. U. The Oxford Handbook of Information and Communication Technologies. G. 45-47. México. unam/flacso/ fce. C. Lefort. fce. Yes we did. Madrid. H. W. La era de la información: economía. (2012).. (1998). Gerodimos. Madrid. 222-229. pp. Cisneros. Pineda (coords. (1974). (1987). Taurus. D. Madrid. Castells. enero-febrero.

G. Sunstein. Vattimo. julio. D.Léxico para la nueva Comunicación Política 146 HOMO TWITTER Sartori. México. (2007).R. Grown Up Digital. Tapscott. Princeton. Topodrilo. Princeton University Press. C. “Pero el Apocalipsis no llegará por los mass-media”. Nueva York. McGraw-Hill. uam-Iztapalapa. (1997). 23-25. Madrid.  César Cansino .com 2. núm. Homo videns. (2007). (1998). G.0. La sociedad teledirigida. pp. Taurus. Republic. 3.

Tipos de liderazgo público a) Liderazgo coercitivo. la definición sería: aquella persona que mediante su carisma motiva y convence a uno o varios segmentos de la sociedad para que le den su apoyo con objeto de alcanzar y mantener el poder para realizar actividades o cambios al modelo establecido que beneficien a las personas o grupos que le otorgan la confianza o el voto. En virtud de ello. una primera propuesta para definir el liderazgo público formal sería: proceso que ejerce una persona que ha sido electa o designada para un cargo público con objeto de tomar decisiones para representar la visión y los intereses de los ciudadanos con sus valores. El primero contempla que el líder tiene funciones mínimas determinadas que cumplir y el segundo no. Democracia. Capital humano. En cambio. El mejor ejemplo es Adolf Hitler. principal precursor en Alemania del Führerprinzip (princiEl liderazgo público formal sería: proceso que ejerce una persona que ha sido electa o designada para un cargo público con objeto de tomar decisiones para representar la visión y los intereses de los ciudadanos con sus valores. Es aquel en donde el poder de la persona depende del miedo de sus seguidores. Política. .Léxico para la nueva Comunicación Política 147 14 Liderazgo Político Palabras clave Liderazgo. Cohesión social. Reforzamiento institucional. de aquel liderazgo que tiene que ver con impulsar ideales. Cooperación internacional. Políticas públicas. Gestión pública. proponiendo soluciones a los problemas de sus representados y motivando mediante su influencia a sus seguidores a implementar acciones concretas que provoquen los cambios que se requieran para el logro medible de los objetivos y políticas públicas adecuadas implementadas. proyectos o transformaciones sociales desde un espacio político-social. para liderazgo público político o social. Definición Es importante hacer una distinción entre aquel liderazgo que tiene que ver con la responsabilidad de ejercer un cargo público o de elección popular. Servicio público.

reprimiendo duramente a la oposición política al prescribir los partidos políticos. El mejor ejemplo es Adolf Hitler. Lenin. Nelson Mandela es un buen ejemplo. Stalin. pio del liderazgo). o millones de muertos. campañas de represión política y deportaciones. Es aquel en donde el poder de la persona depende del miedo de sus seguidores. e inició la Segunda Guerra Mundial. habiendo cierto consenso en que fue mayor a 10 millones de muertes.Léxico para la nueva Comunicación Política 148 LIDERaZgO POLÍTICO Liderazgo coercitivo. conservó parte de su poder y privilegios hasta 1998. o sea encarnar el Estado y ser jefe del partido único. Diversos historiadores estiman que las víctimas del régimen de Stalin fueron miles. Este ejemplo es una muestra de cómo un liderazgo fundado en ideales y objetivos de un gran número de seguidores se puede pervertir al grado de utilizar el temor para mantenerlo y afectar negativamente a un mayor número de personas. entre otras cosas. Pinochet gobernó Chile entre 1973 y 1990. que si bien pasó de ser un país rural a una potencia industrial y el nivel de vida de la población se elevó. según el cual el líder es el único responsable de concentrar todos los poderes en su persona. Dirigió la construcción del socialismo en la Unión Soviética. según el cual el líder es el único responsable de concentrar todos los poderes en su persona. disolver el Congreso y restringir los derechos civiles y políticos. lo hizo mediante un régimen represivo. Otro ejemplo es el de Augusto Pinochet. Si bien su liderazgo estaba fundamentado en principios ideológicos propios de su época. se calcula que el número de ciudadanos condenados a trabajos forzados o encerrados en los gulags de Siberia alcanzó la cifra de entre cinco y diez millones. b) Liderazgo de recompensa. logró hacerse del poder absoluto en la hoy extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (urss) y del Partido Comunista de la Unión Soviética. Es aquel donde el poder se basa en la habilidad para prometer o dar algo que sus seguidores desean. Hitler tenía como objetivo principal crear el “Nuevo Orden” que. en el tránsito para alcanzarlos se radicalizó y mezcló sus miedos y fobias. llegando hasta el intento por destruir a toda una comunidad por cuestiones religiosas y económicas. o sea encarnar el Estado y ser jefe del partido único. caracterizado por campos de trabajo forzado. Otro ejemplo es Joseph Vissarionovich. Pese a la violación reiterada de los derechos humanos que tuvo lugar bajo su mandato. Éste es otro caso de cómo una persona puede ejercer un poder mediante el miedo. quien tras la muerte de Vladimir Ilyich Ulyanov. principal precursor en Alemania del Führerprinzip (principio del liderazgo). contempló el intento de exterminar a los judíos. Stalin abusó de la fuerza para obligar a las personas a realizar diversas tareas o para evitar contradecir las acciones de un gobierno sustentado en la fuerza y el desprecio por los derechos humanos. Mandela fue un luchador incansable que mantuvo su lucha durante 27 años dentro de la prisión en contra del Aparthied o segregación racial . el miedo que generó ante sus seguidores fue uno de sus principales sustentos de liderazgo. dictador chileno quien se hizo del poder mediante un golpe de Estado que derrocó al presidente electo Salvador Allende. o cientos de miles. con todo lo que ello significó.

Los seguidores deseaban que terminara la segregación racial en su propio país. consiguiendo para Francia el tratamiento de gran potencia al obtener una zona de ocupación en Alemania. Nelson Mandela es un buen ejemplo. Roosevelt. mediante este programa convirtió al gobierno federal en un instrumento activo de cambio económico y social. Fue Presidente de 1959 a 1969. así como un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la onu. Tras el desembarco de Normandía. impulsando una política de reconciliación nacional que evitara la lucha civil violenta. en contraste con su tradicional papel pasivo. En el momento que Estados Unidos estaba pasando por una terrible crisis económica. quien ha sido el único presidente de Estados Unidos elegido cuatro veces consecutivas. En 1958 logró evitar la guerra civil en Francia y un eminente golpe de Estado. En 1994 se convirtió en el primer presidente electo democráticamente. desde una función personal. Es aquel donde el poder se basa en la capacidad o conocimientos de la persona. que lo llevó a ostentar un nombramiento en una estructura organizacional. recogió los frutos de la victoria aliada. Es aquel donde el poder está con base en el puesto. Mandela fue un luchador incansable que mantuvo su lucha durante 27 años dentro de la prisión en contra del Aparthied o segregación racial en Sudáfrica. Es el caso de Peter F. d) Liderazgo de experto. de Gaulle se instaló al frente de un gobierno provisional de concentración y procedió rápidamente a afirmar el poder central y depurar a los colaboracionistas. Su liderazgo pasó por varios tipos de legitimidad. . Su programa conocido como el New Deal. cuyo liderazgo como autor despega cuando el director de General Motors Liderazgo de recompensa. Durante la Segunda Guerra Mundial llegó a acuerdos con los aliados para derrotar a las potencias del Eje. hasta el ejercicio de un cargo público como presidente de Francia.Léxico para la nueva Comunicación Política 149 LIDERaZgO POLÍTICO en Sudáfrica. apareció un hombre que fundamentó su liderazgo mediante la promesa de continuar rescatando al país de la depresión y le dio a sus seguidores resultados en la economía mediante el ejercicio de la presidencia. quien durante la Segunda Guerra Mundial se refugió en Londres. fue una respuesta a la gran depresión que vivía Estados Unidos. Aunque carecía de los apoyos tradicionales. c) Liderazgo de legitimidad. si bien recibió un país con serios desequilibrios financieros y en descomposición política y social. fue reconocido por Winston Churchill como representante legítimo de la “Francia libre” ante los aliados. Mandela encabezó una lucha en donde sus seguidores comenzaron a ver recompensas al diluirse progresivamente la segregación hasta llegar a alcanzar la mayoría de sus derechos políticos y sociales. lanzando a través de la radio un llamado a los franceses para continuar la resistencia contra Alemania. función personal o nombramiento dentro de una estructura organizacional. Drucker. Es aquel donde el poder se basa en la habilidad para prometer o dar algo que sus seguidores desean. Un buen ejemplo es Charles de Gaulle. Otro ejemplo es Franklin D.

como sistema social y organización económica. “en el cual todos estaremos orgullosos de vivir”. En 1984 la Graduate Management School cambia su nombre por Peter F. en el que ya no existirá mercado para su banco. e) Liderazgo de referencia. Su muerte en el 2011 cerró un capítulo fundacional del acceso y utilización del las tecnologías de la información y la comunicación. función personal o nombramiento dentro de una estructura organizacional. quien durante la Segunda Guerra Mundial se refugió en Londres. lo fundamental. Otro ejemplo es Steve Jobs. el mayor inventor desde Thomas Alva Edison. (en aquel momento la corporación más grande del mundo). lanzando a través de la radio un llamado a los franceses para continuar la resistencia contra Alemania. capacitándolos para convertirlos en empresarios económicamente independientes. Prevé un mundo sin pobreza. Si bien la mayoría de los habitantes del planeta lo seguían por sus productos y servicios tecnológicos. al lograr la producción de películas cien por ciento animadas por computadora y. como poner al alcance de las personas una computadora personal. con todo lo que representa. Se hizo acreedor al Premio Nobel en 2006 por su lucha para alcanzar una economía justa para las clases más pobres mediante los microcréditos. el fundador del Grameen Bank creó su liderazgo . lo invita a estudiar la empresa.Léxico para la nueva Comunicación Política 150 LIDERaZgO POLÍTICO Liderazgo de legitimidad. fundador del Grameen Bank. haciendo préstamos a aldeanos muy pobres. y al publicar su libro The Practice of Management ayuda a transformar la dirección en una disciplina. Es aquel donde el poder está con base en el puesto. lo que cambia la vida de Drucker para siempre. transformar la producción cinematográfica. que hace un retrato de General Motors. Un mundo. Mantiene su postura de no trabajar para un solo patrón y se dedica a estudiar las entrañas de las compañías y organizaciones desde fuera. Drucker Graduate School of Management. por último. Quedarán para la historia las transformaciones que realizó. dice. A partir de ese momento se consolida su reputación como consejero de las grandes corporaciones. Queda para la posteridad como uno de los gurús del estudio de la administración de empresas o management. ya que no se podría concebir el mundo sin sus aportaciones a la tecnología y. Es aquel donde el poder se basa en la identificación de los seguidores con una persona que tiene recursos o características personales deseables. el haber logrado poner el mundo en nuestras manos. Publica el libro Concept of a Corporation. Se dio a la tarea de “romper el ciclo de pobreza” en su nativa Bangladesh. quien prestó más de 4 mil millones de dólares a gente que no son sujetos de crédito. la realidad es que su mayor aportación a la historia de la humanidad es y será haber impulsado la creación de computadoras personales. Este es un caso que ejemplifica el liderazgo sustentado en una expertise que es reconocida por los seguidores y que genera el liderazgo. Un buen ejemplo es Charles de Gaulle. transformar a la industria de la música. Henry Ford ii reorganiza la Ford Motor Company sobre el modelo que Drucker creó para General Motors. Alfred Sloan. Es el caso de Muhammad Yunus. En este caso.

la tecnología y la permanente transformación democrática. La segunda. movimientos sociales que tuvieron una gran influencia democrática y que iniciaron el fortalecimiento de las instituciones públicas en los sistemas políticos y gobiernos actuales. reconocido y analizado formalmente a partir de los estudios y obras del filósofo griego Platón. Líneas de investigación y debate contemporáneo El liderazgo ha sido identificado. . mediante la implementación de un modelo económico con una finalidad social que contribuía a dar oportunidades a los más necesitados. hasta llegar a lo que hoy se identifica como liderazgo en su concepción moderna y los distintos tipos o clasificaciones que hoy existen para tratar de describir el liderazgo en distintas expresiones y ámbitos. El debate contemporáneo sigue dándose. c.. Es un hecho que el concepto de liderazgo ha ido transformándose en su concepción esencial. porque promueve que los seguidores vean en la autoridad el remedio de todos los males. La concepción moderna de liderazgo ha sido determinada por la crisis sufrida. si es un atributo personal o una condición circunstancial. Drucker. desde una visión democrática y de eficiencia. desde sus primeros antecedentes documentales de estudio entre 387-347 a. de dónde proviene. si sigue prevaleciendo. El liderazgo moderno debe estar sustentado en valores y principios en los que coincidan los seguidores formales e informales.Léxico para la nueva Comunicación Política 151 LIDERaZgO POLÍTICO en otros países. Uno de los principales dilemas del liderazgo moderno es definir si en verdad un liderazgo excesivamente carismático es negativo. principalmente. la primera tiene que ver con su origen: el liderazgo se ejerce por la voluntad otorgada por otros o es ejercido por el poder sobre otros. desde donde emergieron las líneas fundamentales del pensamiento Occidental. entre dos líneas fundamentales. Es aquel donde el poder se basa en la capacidad o conocimientos de la persona. en esencia. en su concepción antigua de “héroe”. ya que de otra forma se clasificaría como perversión del ejercicio de un poder formal o de facto que no reúne los requisitos mínimos de liderazgo. después de las revoluciones verificadas en los siglos xix y xx. los medios de comunicación. la concepción antigua de liderazgo o si la modernidad. quien fuera alumno de Sócrates. Definir el liderazgo. A la largo de la historia se han realizado diversos estudios y análisis para determinar qué es el liderazgo. han obligado a que sea transformada su particularidad. con la condición de que el liderazgo sólo puede ser ejercido por una persona con determinados atributos personales o se puede construir un liderazgo independientemente de dichos atributos. Es el caso de Peter F. eludiendo la res- Liderazgo de experto. maestro de Aristóteles y fundador de la Academia de Atenas. como seguidores. lo que también obligó a las instituciones privadas a realizar cambios estructurales en su dinámica interna para ser más competitivas mediante la implementación de procesos institucionales y no netamente personales.

o si es mejor. determinación y práctica. demagogia. la capacidad de obtener seguidores)”. c) seguidores (sería absurdo pensar en un liderazgo sin seguidores. sean capaces de generar alianzas y realizar pactos o llegar a acuerdos. Independientemente de la discusión sobre si el liderazgo es un tema de atributos personalísimos o si se puede crear independientemente de ellos. “Un líder debe tener cualidades concretas. Por otra parte. Como ejemplo. no se puede elabo- . o por la voluntad tácita u obligada de los seguidores). Después de analizarlas se pueden encontrar 4 ejes fundamentales que debe incluir el liderazgo: a) líder (tiene que ver con la existencia real de una persona física o moral). Creación de liderazgos. es falso. Afirmaciones sobre el liderazgo.Léxico para la nueva Comunicación Política 152 LIDERaZgO POLÍTICO Es un hecho que el concepto de liderazgo ha ido transformándose en su concepción esencial. el tema es si dichos seguidores lo son por voluntad propia. Para Münch (2011. pp. por lo que se analizarán algunas de ellas con la finalidad de encontrar los aspectos coincidentes. 145) “El liderazgo es la habilidad de inspirar y guiar a los subordinados hacia el logro de los objetivos y de una visión”. por un mandato legal. etcétera. sean respetados. no renuncien a la negociación y al diálogo. es falso. no se hace”. pues tiene mayores posibilidades de alcanzar los objetivos que buscan en conjunto el líder y los seguidores. 15) sostienen que “Líder es la persona capaz de influir en los individuos integrantes de un grupo y conseguir. desde sus primeros antecedentes documentales de estudio entre 387-347 a. b) poder (el primer aspecto tiene que ver con poder. se preocupen por las valoraciones y percepciones de las personas sobre el grado de solidaridad que la sociedad les brinda y asuman la transparencia y la rendición de cuentas. p. atiendan al interés general. bien definidas”. se puede desarrollar con estudio. Es inevitable recurrir a las definiciones de liderazgo moderno de aquellos estudiosos que han intentado definirlo.. hasta llegar a lo que hoy se identifica como liderazgo en su concepción moderna y los distintos tipos o clasificaciones que hoy existen para tratar de describir el liderazgo en distintas expresiones y ámbitos. Villanueva y Villanueva (2007. C. ponsabilidad de todos de aportar soluciones. “Un líder nace. Lussier y Achua (2011) señalan que “El liderazgo es el proceso de influencia entre líderes y seguidores para lograr los objetivos organizacionales por medio del cambio”. con la capacidad de ejercerlo ya sea otorgado de forma institucional o formal. sean sensibles a las demandas de los ciudadanos. la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (fiiapp) señala que contribuye al desarrollo de nuevos liderazgos políticos que: respeten la pluralidad y la diversidad. existen esfuerzos por generar instrumentos de información que pretenden orientar en el fortalecimiento y la creación de liderazgos. p. o ya sean objetivos creados por el propio líder o el colectivo de seguidores que pueden ser concretos o abstractos). ya sean perfectamente planeados y delimitados por un acuerdo o norma. d) objetivos (deben existir objetivos. por una relación laboral o mediante manipulación. Para Maxwell (2008. gracias a sus cualidades. coerción. 359-360) “El liderazgo es influencia… (es decir. que le ayuden a lograr los objetivos deseados por él y aceptados por el grupo”.

y cuya síntesis es la siguiente: A. Papel de enlace (particularmente con personas e instituciones ajenas a la organización) B. ya que de otra forma se clasificaría como perversión del ejercicio de un poder formal o de facto que no reúne los requisitos mínimos de liderazgo. Papel empresarial 8. en donde el líder diseña la asignación de puestos o responsabilidades de acuerdo a las competencias de sus seguidores y proyecta los sistemas y procedimientos que garanticen el buen resultado de los trabajos a desarrollar. Papeles de decisión 7. Papel de vocero (transmisión de información a personas ajenas a la organización) C. Papel de negociador (en el trato con varias personas y grupos de personas). Las diez funciones administrativas de Mintzberg. Existen tres enfoques de análisis: a) el análisis individual del liderazgo. Papeles interpersonales 1. cómo hacen lo que hacen y por qué lo hacen. aunque algunas de ellas en determinadas situaciones les hayan permitido mayor eficacia. los conocimientos adquiridos y la práctica pasados en la mayoría de las veces ayudan pero mediante una aplicación diferente en cada situación que previamente debe ser analizada. b) el análisis grupal. en donde describe qué realizan realmente los gerentes. Papel de asignador de recursos 10. Papeles de información 4. y c) el análisis organizacional. realizó un estudio a 5 administradores donde los observaba directamente y llevaba un registro de las actividades diarias que hacían los gerentes. Papel de receptor (recepción de información sobre la operación de una empresa) 5. Papel de representación (cumplimiento de deberes ceremoniales y sociales en representación de la organización) 2. que se concentra en las características del grupo de seguidores y la relación que tienen en conjunto con su líder. es verdadero. Henry Mintzberg (1973). “El liderazgo no mejora con la experiencia”. de tal manera que escribió un libro titulado La naturaleza del trabajo directivo. es falso. es decir. por lo que el enfoque en todas será novedoso. “Un líder lo es en cualquier circunstancia”. Papel de encargado del manejo de conflictos 9. que lo considera un proceso de influencia recíproca entre el líder y sus seguidores. . cada situación se presenta en entornos diferentes. invirtió muchos años para observar la realidad del trabajo de un directivo. en vez de ello su comportamiento sí es determinante. Enfoques para la teoría del liderazgo. El liderazgo moderno debe estar sustentado en valores y principios en los que coincidan los seguidores formales e informales. Papel de difusor (transmisión de información a subordinados) 6. uno de los más grandes pensadores de la gestión y la estrategia a nivel mundial.Léxico para la nueva Comunicación Política 153 LIDERaZgO POLÍTICO rar una lista de cualidades analizando a todos los grandes líderes de la historia. un individuo que se convierte en líder en una labor determinada puede que no sea tan bueno en una situación distinta. Papel de líder 3.

Con la institucionalización eficaz de sistemas de seguimiento de políticas los servidores públicos disponen de información fehacien- te para controlar los avances de los objetivos prioritarios de la gestión gubernamental y para corregir las desviaciones desfavorables que se produzcan. la propia ocde presentó un texto de la recomendación para gerenciar la ética en el servicio público con doce puntos: 1) los parámetros éticos par el servicio público deberían ser claros. Gestión por resultados. procedimientos y prácticas de gerencia deberían promover un comportamiento ético. Para lograr el éxito administrativo un líder público debe: a) crear las instituciones que se requieran para una buena administración pública. . los resultados de sus programas y el mejoramiento de los servicios al ciudadano. 8) los gerentes deberían demostrar y promover un comportamiento ético. d) ética e integridad en el manejo de los recursos. 2) los parámetros éticos deberían estar reflejados en el marco legal. 4) los funcionarios públicos deberían conocer sus derechos y obligaciones en caso de que se descubra una actuación incorrecta. 7) debería haber lineamientos claros para la interacción entre los sectores público y privado. evitando la rotación de personal por motivos políticos o por amiguismo. 9) políticas. a fin de optimizarlo asegurando la máxima eficacia. La mayoría de los países latinoamericanos están poniendo mayor atención a la planeación y control de los procesos presupuestarios. y d) participación ciudadana. la consecución de los objetivos de gobierno y la mejora continua de sus instituciones.Léxico para la nueva Comunicación Política 154 LIDERaZgO POLÍTICO Aparte de la discusión sobre si el liderazgo es un tema de atributos personalísimos o si se puede crear sin depender de ellos. 3) la orientación ética debería estar a disposición de los funcionarios públicos. existen esfuerzos por generar instrumentos de información que pretenden orientar en el fortalecimiento y la creación de liderazgos. 28) como: Un marco conceptual cuya función es la de facilitar a las organizaciones públicas la dirección efectiva e integrada de su proceso de creación de valor público. c) transparencia y mecanismos de rendición de cuentas y gestión por resultados. 10) las condiciones del servicio público y la gerencia de recursos humanos deberían promover una conducta ética. 11) mecanismos adecuados de responsabilidad que deberían instalarse en el seno del servicio público. 12) procedimientos y sanciones apropiadas que deberían existir para manejar las desviaciones en las conductas. Aspecto administrativo del liderazgo público. 5) el compromiso político con la ética debería reforzar el comportamiento ético de los funcionarios públicos. 6) el proceso de toma de decisiones debería ser transparente y abierto al escrutinio. eficiencia y efectividad de su desempeño. p. Además. b) un servicio civil de carrera que conserve a los profesionales de la administración pública. el establecimiento y la evaluación de políticas públicas. La gestión por resultados ha sido definida por la ocde (1995.

Liderazgo al máximo: Maximice su potencial y capacite a su equipo. “Governance in Transition”. (2008). Liderazgo y dirección: El liderazgo del siglo XXI. Liderazgo racional y emocional. Nueva York. Mintzberg. L.Léxico para la nueva Comunicación Política 155 LIDERaZgO POLÍTICO Bibliografía Bobbio. Liderazgo en las organizaciones. Siglo xxi.F. Madrid. México. Lussier. Madrid. paper presentado en el iii Congreso Internacional sobre la Reforma del Estado. Trillas. Puebla. México. Pearson Prentice Hall. Teoría. México. Liderazgo. R. y C.. J. Villanueva (2007).C. Grupo Nelson. y A. Harper & Row.N. H. La naturaleza del trabajo directivo. (2011).). Universidad de las Américas. et al. Nashville Tennessee. Diccionario de política. Villanueva. ocde (1995). (2002).  David Villanueva Lomelí . Münch. Achua (2011). (2008). (1973). D. (eds. aplicación y desarrollo de habilidades. G. Maxwell. N. cengage Learning. Yukl.

.

Pedemonte. Tiene principio. una vez que los políticos en los hechos han pasado a “vivir en campaña permanente”. el Mito de Gobierno (en adelante mdeg) es ese intento de constituirse o instalarse como un modelo de camino a seguir socialmente aceptado. p. 61-86). El Mito de Gobierno es ese intento de constituirse o instalarse como un modelo de camino a seguir socialmente aceptado. Visión de gobierno. para aproximarse a un abordaje de ciclos largos. Riorda. pp. coherente y completo. 191-200).Léxico para la nueva Comunicación Política 157 15 Mito de Gobierno Palabras clave Comunicación gubernamental. rumbo gubernamental. el “núcleo”. que da sentido y orientación (Girardet. 1999. mientras que las acciones incrementales. norte estratégico. pp. A decir de Majone (en Riorda. 2006). que es lo que permanece mucho más rígido. Campaña permanente. para evitar caer en el cortoplacismo. Cortoplacismo. y así salir de la trampa de la inmediatez (Riorda. Definición Aunque se puede referir como visión general de gobierno. El mito es un sistema de creencias. Retórica presidencial. . desarrollo. y así salir de la trampa de la inmediatez. este concepto ha sido abordado por varios investigadores para superar el fuerte anclaje de aquellos estudios centrados en ciclos cortos. grandes lineamientos. p. La formulación del mito no es mistificación sino un planteamiento racional que se expresa en un relato capaz de despertar y mantener la esperanza. marcados especialmente por su mayor dinamismo y flexibilidad. con menor variabilidad. 2006. y como tal siempre está abierto y en permanente construcción. 24). el mito es la “metapolítica”. 11). Marca de gestión. constituidos por programas y actos administrativos (Majone. Como aporte desde la comunicación política. 1997. El mito es el todo que ofrece la dirección estratégica y expresa el sentido último de la acción de gobierno. Fernández. 2006. de corto plazo. tienden a representar las “periferias concéntricas” o los “núcleos protectores”. para evitar caer en el cortoplacismo. movilizar las voluntades y conducir los esfuerzos en la consecución de lo que se persigue (Elizalde. pero no fin.

no logran por sí mismas dar cuenta del proyecto. los estudios de propaganda y de diplomacia pública. desarrollo. particularmente de la retórica presidencial. Riorda afirma que el mdeg no es cualquier ocurrencia. 11-54). que da sentido y orientación. tales como la campaña permanente. También reconocen la contribución de las relaciones públicas . con el comienzo del paradigmático trabajo de Neustadt titulado Presidencial Power. por más exitosas que sean. porque la primera tentación de todo líder que alcanza el poder. coherente y completo. se ha venido utilizando el barroco término de “comunicación presidencio-gubernamental”. sobre todo si se trata de un sistema presidencialista. de la relación con los medios y la “operación de las noticias”. 2011). 7-41) reconocen que los estudios sobre la comunicación gubernamental encuentran un sentido de corto plazo. pero no fin. ha tomado diversas formas: algunos trabajos estudian la retórica presidencial como la relación entre los mensajes y sus audiencias. Pero este “poder presidencial”. una vez que el gobierno se constituye como tal. De manera intencionada. La comunicación presidencio-gubernamental Al igual que Riorda. La suma de las partes no constituye el todo y por lo mismo requiere de un envolvente —el mito— que manifiesta de donde se viene y hacia donde se va (Aguilar. marcando una enorme distancia entre sus comparecencias y contacto popular. pp. Al hacer una descripción del estado del arte de la comunicación de gobierno. como una actuación en su totalidad. y la actualización de lo mejorable o renovable de ese contrato. y como tal siempre está abierto y en permanente construcción. ésta se ha centrado en la comunicación presidencial. Las tareas de todos los días. la publicidad política. Es por ello que el área de la retórica presidencial es la que más atención ha recibido en Estados Unidos. las acciones tácticas. Si bien Estados Unidos es el país que más ha realizado investigación sobre la comunicación de un gobierno. explican Canel y Sanders (2010). estriba en cuidar la imagen de su propia figura presidencial y dejar a la inspiración de cada cual la actividad de los ministerios y restantes áreas de la administración. orientada a tópicos relacionados con la comunicación del jefe del ejecutivo. las autoras encuentran una tendencia tanto en Estados Unidos como en Europa y recientemente en América Latina. sino que debe representar el ejercicio coherente de lo propuesto discursivamente como contrato de gestión en la faz electoral. Tiene principio. como relación entre la retórica y el texto. Para clarificar. pp.Léxico para la nueva Comunicación Política 158 MITO DE GOBIERNO El mito es un sistema de creencias. puede fraguarse así un gran culto a la personalidad del jefe del ejecutivo. sobre cuestiones organizacionales. dice Dader (2003. El mito es el todo que ofrece la dirección estratégica y expresa el sentido último de la acción de gobierno. y la difusión y diversificada actuación del resto del gobierno y la administración. Canel y Sanders (2010. o la retórica como definitoria de la realidad. Apoyado en una comunicación “hiper-personalista” donde la figura presidencial es el eje central.

ya sean del ámbito nacional o local. La comunicación política acuña el concepto de “campaña permanente” para referirse a la utilización del cargo por parte de los elegidos. escándalos y desastres. que somete al gobernante bajo un esquema de campaña permanente. En la campaña permanente. para alcanzar el poder. se valen de los nuevos instrumentos de la comunicación política. De acuerdo con Lilleker (2007). a fin de abrirle espacios a sus programas. . Morris (2003) es más claro al señalar a la campaña permanente como una necesidad de mantener la mayoría cotidiana. con un grupo de personas y un presupuesto limitado. campañas de comunicación gubernamental. comunicación interna en la administración pública. miembros del parlamento. una vez que los políticos en los hechos han pasado a “vivir en campaña permanente”. se refiere al uso de los recursos de la oficina. para construir y mantener una amplia y suficiente base de apoyo popular. ni siquiera el aluvión de actividades de campaña desplegadas en el periodo electoral Como aporte desde la comunicación política. por parte de los individuos u organizaciones electas —gobiernos. es decir. la campaña permanente sirve para mantener a la gente de su lado. señala Dader (2003). ¿cómo sumar a aquellos que no votaron por él?. para aproximarse a un abordaje de ciclos largos. perfiles y habilidades profesionales de los comunicadores gubernamentales. Para ello. De la revisión al estado de la cuestión.Léxico para la nueva Comunicación Política 159 MITO DE GOBIERNO en la búsqueda de las relaciones de largo plazo entre un gobierno y los ciudadanos. ¿y si desea postularse para un nuevo cargo de elección popular? Todas estas preguntas encuentran respuesta en una dinámica de trabajo durante la gestión gubernamental. 1980) y convierte al gobierno en un instrumento diseñado para sostener la popularidad de un político electo. para construir y mantener el apoyo o soporte popular. el mensaje debe responder y atender las necesidades y expectativas básicas del electorado. comunicación de crisis de un gobierno ante catástrofes naturales. gobernar se convierte en una campaña perpetua (Blumenthal. congresistas o cualquier otro represen- tante—. En estas nuevas democracias. partidos en el gobierno. este concepto ha sido abordado por varios investigadores para superar el fuerte anclaje de aquellos estudios centrados en ciclos cortos. Canel y Sanders realizan una lista de temas convergentes: relaciones de los gobiernos con los medios de comunicación. La promesa de la campaña electoral debe traducirse en la campaña gubernamental permanente. ¿cuándo se alcanza el objetivo deseado?. La campaña permanente Una campaña electoral supone la suma de esfuerzos en un tiempo determinado. ¿cómo mantener la confianza y cómo incrementarla durante el mandato?. facilitar la victoria de su partido y sus candidatos en la siguiente elección y lograr una permanencia o continuidad del proyecto o grupo político. tanto en el poder legislativo como en el ejecutivo. ¿qué debe hacer el político para mantener la adhesión de su electorado?. En su expresión teórica el esquema es el siguiente: como los ciudadanos son cada vez más independientes políticamente y ya no hay fidelidad partidaria como antes. Y luego.

1999 y Noguera. especialmente las relaciones públicas y el sufragio. al día siguiente de conquistar el poder se ha de comenzar ya la preparación del próximo refrendo electoral. como afirman casi todos los especialistas en el tema. tal vez pueda ser entendido en la breve definición de Girardet: “un sistema de creencias coherente y completo” (1999. En contraparte. quedando así instaurada la campaña permanente (Blumenthal. Son más débiles en su organización. por más exitosas que sean. por lo cual el esquema de campaña permanente se presenta como un instrumento para construir proyectos de largo plazo. al señalar que “Richard Nixon fue empaquetado y vendido como una mercancía” (Rees. en la movilización. Por otro lado. 2002). a los funcionarios públicos como productos comerciales. las acciones tácticas. Es por ello que la nueva democracia ha hecho complejo el avance político de los actores. 5) La siempre creciente necesidad de financiar la política.Léxico para la nueva Comunicación Política 160 MITO DE GOBIERNO Las tareas de todos los días. Mann (2000) fueron los recopiladores de una obra con una serie de estudios titulada The Permanent Campaign and its Future. incoherente y sin integridad. Quizás esta postura fue más notoria en obras posteriores. en el reclutamiento de candidatos. Heclo (2000) sugiere seis tendencias que se han convertido en los patrones de comportamiento del ciclo campaña-gobierno y gobierno-campaña: 1) Los papeles cambiantes de los partidos políticos. los procesos de proselitismo (campaigning) y de gobierno perdieron cada uno lo que los distinguía. Mantener el mito de gobierno En cambio el mito. De igual manera. . Pues. 2) La expansión de un sistema abierto y extenso de grupos de interés políticos. “La campaña permanente es realmente un programa de escenografía”. p. En este trabajo los autores señalan: En esta era de campaña permanente. los críticos de la campaña permanente surgieron desde que se quiso presentar. Kollmann (2002) afirma que hay muchos especialistas que dicen que esa estrategia tiene rebote. agregaría Blumenthal (1980). y son más fuertes en ideología. no logran por sí mismas dar cuenta del proyecto. Norman J. que las promesas y expectativas no cumplidas crean tarde o temprano la sensación de un gobierno improvisado. 1980. Canel. Según Riorda (2006. peculiaridades sociales y en sus ataques políticos. el proceso de proselitismo se convirtió de muchas maneras en el socio dominante de los dos. sobre todo en Estados Unidos. 4) Las nuevas tecnologías políticas. 1992. Jamieson. 11). 3) Las nuevas tecnologías de la comunicación de la política moderna. La suma de las partes no constituye el todo y por lo mismo requiere de un envolvente —el mito— que manifiesta de donde se viene y hacia donde se va. es decir. Ornstein y Thomas E. 1996). En esta misma obra colectiva. en tanto elemento útil como construcción de sentido. será ya suficiente para sostener al ejecutivo entrante. 6) Las cada vez más elevadas expectativas para todos los actores. Para finales del siglo xx ya había suficiente experiencia. en el activismo del gobierno.

de estar siempre en el ánimo ciudadano. 65-86): • La necesaria existencia de un equilibrio entre corto y largo plazo (la comunión entre incrementalismo y mito de gobierno).Léxico para la nueva Comunicación Política 161 MITO DE GOBIERNO pp. estriba en cuidar la imagen de su propia figura presidencial y dejar a la inspiración de cada cual la actividad de los ministerios y restantes áreas de la administración. • Adecuación a la coyuntura y particularidad de cada lugar De manera intencionada se ha venido utilizando el barroco término de “comunicación presidenciogubernamental”. 1991). una vez instalada. cumplir con las expectativas ciudadanas. Riorda. sobre todo si se trata de un sistema presidencialista. Esto ocurre cuando el proyecto general de gobierno ha sido apropiado por la ciudadanía y sentido como tal. es el logro del mito (Edelman. puesto que los acuerdos son más viables y operativos cuando son producto de una visión compartida del futuro. fortalece las decisiones y justifica las realizaciones (Donoso Torres. 2000. puede alimentarse a sí misma. • Visiones holísticas y equilibradas que reconcilien la multiplicidad de intereses y retos de la sociedad. apud. lo consideran voluntad. el mito permite una propaganda de integración (Rose. Aunque desde los medios de comunicación masivos se pueden crear imágenes positivas del trabajo de las autoridades electas. pues la condición de significación. En caso de no tener aspiraciones políticas futuras les ayudará a mantener un gobierno con consensos y realizar un cierre de administración transparente e incuestionable. et al. porque la primera tentación de todo líder que alcanza el poder. Es una verdad incuestionable. Pero si buscaran en el corto o mediano plazo un nuevo cargo de elección popular. y difícilmente saldrá de la cabeza de un individuo aislado. atenúa la ansiedad y posibilita el manejo de las contradicciones de lo cotidiano. pp. pp. Los gobernantes requieren de buena aceptación y calificación. porque el hombre con su imaginación lo formaliza como relato. Para que una visión general de gobierno pueda transformarse en mito. 1999. debe cumplir con ciertas exigencias y consecuencias (Guerrero. pues las proposiciones se van estructurando como una creación social. porque el mito moviliza. 61-74). . 2006. para que los logros de su gestión sean la mejor carta de presentación para su próxima postulación. Ello es vital para la comprensión del mito. lo que garantiza apoyos explícitos y representativos. es interaccional. es imprescindible que ese trabajo se haya realizado adecuadamente en tiempo y forma. 27). vía el lenguaje. calma la desesperación. porque da sentido. otros autores le confieren al mito el mismo sentido de construccionismo social: lo consideran racional. el mdeg es la comunicación de tipo simbólica que tiene la función de generar esperanza y que. les es imprescindible entregar buenos resultados.. como historia o como teoría. estimula la acción. p. 1114). Vincular al ciudadano con el gobierno y sentirse parte de él. • Adecuación entre visiones y programas gubernamentales. lo consideran emoción. con la idea de crear primero un proyecto general de gobierno y a mediano plazo el llamado mdeg. Según Riorda (2006). • Sostener el proceso en facetas múltiples y con base participativa (particularmente la sociedad organizada).

gobernar se convierte en una campaña perpetua y convierte al gobierno en un instrumento diseñado para sostener la popularidad de un político electo. . Pero los abusos no son de la persuasión. acaso uno de los investigadores que más ha profundizado sobre el concepto. El fin del mito es lograr comunidad desde el campo simbólico. pp. Es promesa. y sus actores. Pero esa transición desde el pasado debe abandonar la comunicación de tipo “inventarial contable” (Noguera. a la larga dichos conceptos se van unificando y la imagen tiende a reflejar lo que verdaderamente se es (Wheeler. El mdeg es indispensable como elemento unificador. No resume todas las políticas públicas y los valores de un gobierno. 21-45): La construcción social de la realidad es una herramienta instrumentalmente útil. 2006. pp. como aporte a la estabilidad política y como elemento que dote de consenso y certidumbre a los sistemas políticos inestables. 2002. pp. el mito no es cualquier ocurrencia.Léxico para la nueva Comunicación Política 162 MITO DE GOBIERNO En la campaña permanente. 101-102). pero representa la “imagen de marca” o el “Brand Estate” (Riorda. La marca de gestión suele constituirse en una síntesis creativa y publicitaria del mito. 55-57). con un desarrollo que parte desde el pasado. implicados. no necesita explicaciones. El mito se forma tanto de la imagen —como una percepción social— como de la identidad: lo que se es en tanto organización. descartando los formatos únicos. de la marca. 200. Los ciudadanos. en caso de confundirse con la identidad. 2000. 1994. informados. desde una serie de propuestas discursivas que hagan ver la realidad de una determinada manera a la mayor cantidad de personas. desde esta comunicación sensible. 2-15) que utilizan los Estados en todos sus niveles para representar todo un desarrollo comunicacional. pp. mimados. como herramienta adecuada para instalar argumentos que den cuenta del mdeg. atravesando el presente (Ruiz Ballesteros. Las visiones de largo plazo que plantean estrategias para construir la imagen política de los gobernantes tienen como elemento principal la persuasión. Se sienten parte de la organización. Pero Riorda explica que el mito. 91-95) para pasar a una comunicación de tipo simbólica que tenga la función de generar esperanza. con su gente. es para todos y además implica innovación (Puig. incita confianza. 2008. 15-16). pp. pp. • Definición previa de tópicos para promover diálogos sociales exitosos y visualización de posibles compensaciones a actores que puedan sufrir pérdidas en el corto plazo. Y agrega Riorda. es horizonte de esperanza. se sienten queridos. como modo de ayudar a resolver los conflictos en las negociaciones. • Existencia de políticas de transparencia. La marca de gestión y el sentido de pertenencia Uno de los requisitos para constituir el mito es la brevedad. sino de quienes se valen de ella para realizar desvíos éticos desde el gobierno (Riorda. Y aunque puedan no coincidir en algún momento. con sus cosas. es mucho más que ésta. La marca capta la atención: sorprende.

Léxico para la nueva Comunicación Política

163

MITO DE GOBIERNO

Bibliografía Aguilar, R. (2011), El mito de gobierno, Etcétera, México, núm. 231, noviembre. Blumenthal, S. (1980), The Permanent Campaign: Inside the World of Elite Political Operatives, Boston, Beacon Press. Canel, M.J. (1999), Comunicación política: Una guía para su estudio y práctica, Madrid, Tecnos. Canel, M.J. y K. Sanders (2010), “Para estudiar la comunicación de los gobiernos. Un análisis del estado de la cuestión”, Comunicación y Sociedad, México, vol. 23, núm. 1, enero-marzo. Dader, J.L. (2003), “Comunipodólogos: Los sastres del emperador, sus hilos de oro y las lentes del público”, Revista Iberoamericana de Comunicación, México, núm. 5, otoño-invierno. Donoso Torres, R. (1999), Mito y educación, Buenos Aires, Espacio Editorial. Edelman, M. (1991), La construcción del espectáculo político, México, Manantial. Girardet, R. (1999) Mitos y mitologías políticas, Buenos Aires, Nueva Visión. Heclo, H. (2000), “Campaigning and Governing: A Conspectus”, en Orstein, N.J. y T.E. Man (eds.), The Permanent Campaign and its Future, Washington, dc., American Enterprise Institute for Public Policy Research/The Brookings Institution. Jamieson, K.H. (1996), Packaging the Presidency: A History and Criticism of Presidential Advertising, Nueva York, Oxford University Press. Kollmann, R. (2002), “Campaña permanente”, Página 12 (Suplemento de El País), Madrid, 12 de marzo. Krugmann, P. (1994), Peddling Prosperity. Economic Sense and Nonsense in the Age of Diminished Expectations, Nueva York, Norton and Company Inc. Lilleker, D. (2007), Key Concepts in Political Communication, Boston, Bournmouth University/sage. Majone, G. (1997), Evidencia, argumentación y persuasión en la formulación de políticas, México, fce/El Colegio de México. Martín Salgado, L. (2002), Marketing político. Arte y ciencia de la persuasión en democracia, Madrid, Paidós. McGinniss, J. (1969), The Selling of the President, Nueva York, Penguin Books. Morris, D. (2003), El nuevo príncipe, Buenos Aires, El Ateneo. Noguera, F. (2002), “La campaña permanente”, en Estrategias de comunicación para gobiernos, Washington dc., The Graduate School of Political Management/George Washington University. Orstein, N.J. y T.E. Man (2000), The Permanent Campaign and its Future, Washington, dc., American Enterprise Institute for Public Policy Research/The Brookings Institution. Puig, T. (2003), La comunicación municipal cómplice con los ciudadanos, Buenos Aires, Paidós.

Léxico para la nueva Comunicación Política

164

MITO DE GOBIERNO

Rees, L. (1992), Selling Politics, Londres, bbc Books. Riorda, M. (2006), “Hacia un modelo de comunicación gubernamental para el consenso”, en Fernández, D., L. Elizalde y M. Riorda (coords.), La construcción del consenso. Gestión de la comunicación gubernamental, Washington, dc., American Enterprise Institute for Public Policy Research/The Brookings Institution.

Riorda, M. (2006), “Los mitos de gobierno. Una visión desde la comunicación gubernamental”, Hologramática, Facultad de Ciencias Sociales/unlz, vol. 3, núm. 4, invierno. Riorda, M. (2008), “Gobierno bien pero comunico mal: análisis de las rutinas de la comunicación gubernamental”, Revista del CLAD, Caracas, núm. 40.

 Javier Sánchez Galicia

Léxico para la nueva Comunicación Política

165

16 Neuropolítica
Palabras clave Neurociencia, Neuroética, Neuroinformación, Neurobiología, Neurología, Neurocognitiva, Neuroinformática, Neurosociedad. Definición Las neurociencias, en particular las cognitivas, estudian el funcionamiento del cerebro humano y sus relaciones con la conciencia. La Neuropolítica (en adelante n) se abre paso como una nueva disciplina de las neurociencias (neurobiología, neurología, neurofisiología, psicología cognitiva…) capaz de comprender, por ejemplo, cómo actúa el cerebro de los seres humanos en su condición de ciudadanos, electores o activistas frente a los estímulos de la comunicación política. Nos permite conocerlo mejor, saber cómo funciona, cómo articula sus imágenes, con qué valores, con qué sentimientos y cómo se canalizan sus decisiones. Esa es una cuestión clave que debe ocupar más tiempo y energías a todos aquellos que reflexionan sobre la política democrática, sus procesos de renovación y mejora y, en general, para todas las personas interesadas en la múltiple gama de registros de la comunicación política. El artículo de Marco Iacoboni “This is your Brain on Politics”, publicado en The New York Times, abrió un gran debate académico y politólogo sobre los retos éticos y democráticos de la neurociencia aplicada a la política. Como tal, la neuroética es un concepto relativamente reciente que empezó a discutirse en el Congreso “Neuroethics: Mapping The Field”, celebrado en San Francisco en 2002. Desde entonces quedó definida como: “el estudio de las cuestiones éticas, legales y sociales que surgen cuando los descubrimientos científicos acerca del cerebro se llevan a la práctica médica, a las interpretaciones legales y a las políticas sanitarias y sociales”. Hablar hoy de n es hablar, también, de neuroética. Estamos, de lleno, en la “era neurocéntrica” que inauguraba Thomas Willis (padre de la anatomía comparada) hace más de tres siglos
La Neuropolítica se abre paso como una nueva disciplina de las neurociencias (neurobiología, neurología, neurofisiología, psicología cognitiva…) capaz de comprender, por ejemplo, cómo actúa el cerebro de los seres humanos en su condición de ciudadanos, electores o activistas frente a los estímulos de la comunicación política.

Léxico para la nueva Comunicación Política

166

NEUROPOLÍTICa

Leyendo las aportaciones de, entre otros, Drew Westen, recogidas en su trabajo El cerebro político, sabemos ya que las razones no siempre dominan la razón. Y que la mejor manera de llegar al cerebro de un elector es a través de su corazón.

(1621-1675). Ya hemos aprendido la fuerza cognoscitiva del lenguaje en la política, con los trabajos sobre comunicación política de George Lakoff y la fortaleza de los marcos conceptuales que inhiben y condicionan la razón. Estamos explorando el potencial de la “política de las emociones”, la plasticidad (el cerebro es capaz de cambiar su estructura y su función a través de la actividad y el pensamiento), el rol del inconsciente y la redefinición del concepto de memoria en la toma de decisiones. Y leyendo las aportaciones de, entre otros, Drew Westen, recogidas en su trabajo El cerebro político, sabemos ya que las razones no siempre dominan la razón. Y que la mejor manera de llegar al cerebro de un elector es a través de su corazón. El cerebro humano, el gran desconocido Pero, para ello, debemos conocer más y mejor el cerebro de hombres y mujeres, superando algunas reservas y bloqueos a los avances de la ciencia que todavía atemorizan a la política democrática. La desconfianza a lo desconocido se apodera del debate. Y el muro ético, que se eleva como baluarte defensivo a lo nuevo, no siempre nace de la exigencia democrática, sino de la ignorancia. Estamos, por ejemplo, y gracias a las nuevas técnicas de imagen, retratando y monitorizando el cerebro de tal manera que podemos ver ya cualquier alteración de su corteza o de sus amígdalas. Pronto vamos a discutir si aceptaremos como prueba irrefutable

en los tribunales las imágenes de éste mostrándonos cómo se altera con la verdad o la mentira. En algunos casos judiciales concretos ya se han utilizado estas técnicas de neuroimagen para determinar el grado de responsabilidad, ya que se visualiza la estructura y la actividad cerebral de una manera no invasiva, pero teniendo en cuenta que no existen dos cerebros iguales y que no siempre es fácil llegar a conclusiones contundentes… la polémica está servida. Sabemos, por ejemplo, que las mujeres detectan mejor que los hombres los estados emocionales de sus interlocutores porque sus amígdalas funcionan de manera diferente, lo cual explicaría que ellas sean más empáticas que ellos. ¡Y qué decir de la química! Hemos confirmado la intuición y hemos demostrado que el exceso de testosterona de los varones (mayoritarios en los parqués bursátiles del mundo) puede haber jugado un papel decisivo en el riesgo excesivo e imprudente de los gestores de mercados financieros en la actual crisis, como se demostró recientemente en un artículo de Honk, et al. (2011), publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, que confirma que los niveles de testosterona afectan —disminuyéndola— directamente la capacidad empática de las personas. Asimismo, estamos descubriendo poco a poco la íntima relación entre el olfato, el desarrollo de nuestro cerebro y la evolución de la especie humana. Podemos afirmar que es este sentido el que nos hizo humanos, o al menos fue decisivo en la evolución de procesos cognitivos

Léxico para la nueva Comunicación Política

167

NEUROPOLÍTICa

como la intuición o la percepción, sin las cuales no seríamos hoy quienes somos. Sabemos, además, que los condicionantes genéticos son determinantes para la evolución de la inteligencia de las personas, que un cerebro puede ir al máximo de sus posibilidades pero no más allá de su capacidad genética. Así como que la plasticidad de éste en los primeros años de formación y crecimiento es decisiva, en su configuración y potencialidad intelectual y relacional. De ahí, la enorme responsabilidad de la educación social, familiar y reglada. Tenemos 100 mil millones de neuronas y, cada una de ellas, mil conexiones que forman un circuito determinado. La neurociencia nos indica que lo importante es la configuración de estas conexiones. Su conocimiento es el que nos permite bloquearlas con las sustancias capaces de alterar un circuito. Así, por ejemplo, si se administra a una persona depresiva un bloqueante de la recaptación de la serotonina, al día siguiente está como nueva. ¿Lo que es legítimo en un enfermo (el individuo depresivo) lo va a ser, también, en una persona melancólica y triste? Nuestra capacidad de cambiar lo enfermo está en la misma línea que nuestra capacidad para cambiar el carácter, las emociones, las percepciones…, y las opiniones. La proximidad de lo aceptable y lo inaceptable se pone en jaque por la posibilidad técnica. Renunciar a lo que no es posible no requiere coraje. Renunciar a lo que es posible es el auténtico desafío.

En los últimos cinco años se ha descubierto más sobre el funcionamiento del cerebro que en toda la historia de la humanidad. Entender el cerebro es entender el resultado de millones de años de desarrollo evolutivo que, a través de una intensa carga genética, nos hace sentir emociones que nos impulsan a actuar. Cuanto más comprendemos y conocemos nuestro cerebro, más nos comprendemos como individuos y sociedad, y más desafíos —éticos, por ejemplo— se presentan ineludiblemente. Pero no hay vuelta atrás. La política democrática incluso, saldrá fortalecida (al enriquecer la percepción y el conocimiento de cómo se configuran las opiniones sociales por parte de los individuos) cuanto más conozcamos cómo funciona el cerebro de los electores. Es decir, cómo piensan (o toman decisiones) los ciudadanos y ciudadanas. Pienso lo que siento La política y la comunicación política pueden y deben encontrar en la n mejores oportunidades para conectar y hacer más sólida la relación entre la ciudadanía y nuestros sistemas de representación democrática. Algunas veces nos alertan de que un determinado uso de los conocimientos de la n puede tener naturaleza antidemocrática al sustraer la autonomía y la libertad del elector, alimentando sus instintos más subconscientes. Pero quizás deberíamos repensar, mejor, cuál debe ser el papel de las emociones y los sentimientos en la configuración del pensamiento y la acción políticos. Pérez Munera (2011) afirma que:

Tenemos 100 mil millones de neuronas y, cada una de ellas, mil conexiones que forman un circuito determinado. La neurociencia nos indica que lo importante es la configuración de estas conexiones. Su conocimiento es el que nos permite bloquearlas con las sustancias capaces de alterar un circuito.

Léxico para la nueva Comunicación Política

168

NEUROPOLÍTICa

En los últimos cinco años se ha descubierto más sobre el funcionamiento del cerebro que en toda la historia de la humanidad. Entender el cerebro es entender el resultado de millones de años de desarrollo evolutivo que, a través de una intensa carga genética, nos hace sentir emociones que nos impulsan a actuar.

Los consultores políticos necesitamos entender qué elementos activan la conducta del votante y qué les lleva a la acción, tanto para sentir empatía por un candidato, como para motivarlos para ir a las urnas. Y todo eso está en el cerebro […]. El mecanismo más influyente para la toma de decisiones es la empatía. En las contiendas no estamos solos, competimos contra otros partidos muy organizados o frente a candidatos que personalizan la política cada vez más y tenemos que aprender que hay procesos fisiológicos que explican la empatía. Esta es la repuesta a la pregunta de por qué algunos votantes dicen que les gusta el candidato x o y sin tener una razón aparente. Sin embargo, lo difícil no es sólo generar ese vínculo, sino explotarlo para que se convierta en respaldo efectivo.

Pienso sin saberlo. Decido sin pensar Sabemos también que las decisiones “libres” que tomamos en nuestra vida cotidiana tienen que ver en un 80 por ciento con la información subconsciente, de una actividad cerebral “anterior”. Decidimos en función de una gran cantidad de información que tenemos en nuestro cerebro…, y de la que desconocemos su existencia. De ahí la enorme importancia de la lenta pero determinante construcción de la imagen pública. Hemos encontrado que el resultado de una decisión puede ser codificado en actividad cerebral de la corteza prefrontal y parietal hasta 10 segundos antes de hacerse consciente. Esta demora refleja, previsiblemente, el funcionamiento de una

red de zonas de control de alto nivel que empiezan a preparar el inicio de una decisión mucho antes de que se produzca (véase Siong Soon, Brass, et al. (2008). La zona consciente de nuestro cerebro es muy pequeña y la experiencia vital (nuestra escala de valores acumulada) que determina nuestras decisiones (intelectuales, emotivas y racionales) es muy vulnerable a nuestros prejuicios. “¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”, decía Albert Einstein. Prejuicios en forma de información previa al juicio, y en forma de juicio previamente instalado antes de enjuiciar una situación. De ahí su importancia. Información que ya estaba antes… que genera juicio previo inconsciente al razonamiento consciente. La impresión de que somos capaces de elegir “libremente” entre diferentes modos posibles de actuar es fundamental para nuestra vida mental (y social). Sin embargo, disponemos de abundantes datos que nos llevan a afirmar que esta experiencia subjetiva de libertad no es más que una ilusión y que nuestras acciones son iniciadas por procesos mentales inconscientes mucho antes de que tomemos consciencia de nuestra intención de actuar. La pregunta decisiva es: ¿cuándo, cómo y por qué disponemos de información previa inconsciente que se activa y decide nuestra manera de actuar? Eduard Punset, en su libro Por qué somos como somos, afirma que en la vida (en nuestras decisiones) recurrimos a intuiciones que requieren mucha menos información de la

Léxico para la nueva Comunicación Política

169

NEUROPOLÍTICa

que creemos. Que tomamos decisiones muy serias e importantes con un gran nivel de exposición a la equivocación. Y que incluso “cuando el cerebro percibe una explicación distinta a lo que él cree no sólo la cuestiona, es que corta los circuitos de comunicación para que no penetre. Por eso no cambiamos de voto”. Es lo que se llama disonancias. Es decir, nuestro cerebro bloquea la información racional que podría hacernos cambiar de opinión ya que preferimos las convicciones emocionales o morales a las confirmaciones racionales o epistemológicas. Las personas preferimos escuchar lo que queremos escuchar, leer lo que queremos leer, opinar lo que queremos opinar. Además, nuestros cerebros se resisten a dar crédito a la verdad, asiéndose en el terreno de las convicciones y las emociones como la mejor arquitectura para la toma de decisiones y como bastión irreductible de las opiniones. “Buscar la verdad es complejo, es más sencillo validar una opinión previa”, afirma el consultor político Daniel Eskibel. Nuestro cerebro detesta el conflicto interno, por eso se refugia y valida toda la información anterior que refuerce el apriorismo instalado. A su vez, José Antonio Marina, en su libro La inteligencia fracasada. Teoría y práctica de la estupidez, señala cuatro tipos de fracaso de nuestra inteligencia: cognitivos, afectivos, de lenguaje y de la voluntad:
Los fracasos cognitivos provienen del empeño que tenemos muchas veces las personas de negar la realidad. Los prejuicios, la superstición,

el dogmatismo, el fanatismo son formas de pensamiento que niegan la realidad, que evitan la aceptación de las evidencias que se nos presentan.

Algunas de estas creencias son conscientes, pero la mayoría son inconscientes e influyen poderosamente en nuestras emociones y decisiones. Y todavía más. Ted Brader, autor de la “teoría de la inteligencia afectiva”, afirma que:
Las emociones tienden a anticiparse para definir las decisiones políticas de las personas, y las emociones positivas liberan el camino para el ingreso de mensajes que confirmen las ideas preconcebidas, mientras que las negativas parecen conducir a la reflexión, aunque no modifiquen el sistema de creencias previas.

La política democrática incluso, saldrá fortalecida (al enriquecer la percepción y el conocimiento de cómo se configuran las opiniones sociales por parte de los individuos) cuanto más conozcamos cómo funciona el cerebro de los electores. Es decir, cómo piensan (o toman decisiones) los ciudadanos y ciudadanas.

Pienso lo que imito Frans de Waal, nombrado por la revista Time como una de las cien personas más influyentes del mundo en 2007, es un profesor e investigador holandés especializado en psicología, primatología y etología. En su libro Nuestro mono interno, examina el comportamiento humano a través de los ojos de un primatólogo, usando el comportamiento de chimpancés y de bonobos comunes como metáforas para la psicología humana. Y concluye destacando que la empatía es un proceso social de relación, imitación e integración en comunidad. Y que los primates cuando detectan algún tipo de inequidad en el grupo no la toleran y reaccionan furiosos.

viene imperando la idea de que las zonas motoras de la corteza cerebral estarían destinadas a tareas meramente ejecutivas.Léxico para la nueva Comunicación Política 170 NEUROPOLÍTICa La política y la comunicación política pueden y deben encontrar en la Neuropolítica mejores oportunidades para conectar y hacer más sólida la relación entre la ciudadanía y nuestros sistemas de representación democrática. cognitiva. se está demostrado que las personas acceden al conocimiento por asociaciones. carentes de cualquier valencia perceptiva real y. 2006). Pensar es. . gestión de ficheros. así como la identificación de los sustratos neurales de los procesos cognitivos ligados a la producción de intenciones. recuperación de información. los problemas inherentes al movimiento se resolverían en la mecánica de su ejecución. la sugieran— de la misma forma. Semejante esquema pudo resultar convincente mientras predominó una imagen extremadamente simplificada del sistema motor. auditivas y táctiles. La neuroinformación. Amplía lo que entendemos por racional. e imito lo mayoritario. preconceptual y prelingüística. lo que me integra: El cerebro que actúa es un cerebro que comprende. Se trata de una comprensión pragmática. y se ve necesario diseñar interfaces y entornos digitales que accedan a la información —que la muestren. Consideraciones finales En lugar de presentar las emociones como un conflicto frontal —y un fracaso de la racionalidad—. Las mayores dificultades a la hora de explicar nuestros comportamientos motores tendrían que ver con la elaboración de los distintos input sensoriales. Una vez que el cerebro está en condiciones de seleccionar el flujo de informaciones procedente del exterior y de integrarlo con las representaciones mentales generadas de manera más o menos autónoma en su interior. según el clásico esquema de percepción > cognición > movimiento. lo emocional. Además. pues sobre ella descansan muchas de nuestras ponderadas capacidades cognitivas. No es opuesto. mejora de la calidad y usabilidad de documentos al campo de la neurociencia. Así. Pero hoy esto ya no es así. Y de la política. la tecnología social que nos envuelve nos abre nuevas fronteras para la n. una realidad social. creencias o deseos. la oferta política debería comprender las relaciones de complementariedad entre lo cognitivo. por ejemplo. Hoy sabemos que dicho sistema está formado por un mosaico de zonas frontales y parietales estrechamente relacionadas con las zonas visuales. Pienso lo que imito. y que además és- tas se hallan dotadas de propiedades funcionales mucho más complejas de cuanto pudiéramos sospechar (Rizzolatti y Sinigaglia. por ejemplo. racional. menos aún. E inexcusable para los consultores y asesores de comunicación. Esa es la clave. Conocer el cerebro y su funcionamiento debería ser “asignatura” obligada para nuestros representantes políticos. Desde hace varios decenios. es complementario. pero no por ello menos importante. busca aportar los conocimientos de las ciencias de la información en técnicas de visualización de datos. pues. La n no es una amenaza a la política democrática. lo vivencial y el aprendizaje como un conjunto inseparable de la naturaleza humana y del cerebro humano.

Neuromarketing. Doidge. Gutiérrez-Rubí. Lakoff. Pearson. La evolución de la moral. Ejecutivos. y M. Pero ya podemos afirmar que existe una íntima relación entre lo que pensamos. G. Lo nuevo. et al.Léxico para la nueva Comunicación Política 171 NEUROPOLÍTICa El reto es apasionante. El voto. Neuromarketing. N. Paidós. Fornés Pallicer. Cortina.J. La Roma de ayer en la gestualidad de hoy. Revista de la Fundación Rafael Campalans. Puig Rodríguez Escalona (2008). Rosario. Primates y filósofos. F. Pamplona. Barcelona. “La neuropolítica: conocer el cerebro para liderar las ideas”. Madrid. El metabolismo neuronal de la información. Schutter. Madrid. Madrid. (2009). Álvarez Del Blanco. (1994). o mejor dicho. Madrid. (2007). Y que no siempre lo sabemos a nivel Bibliografía Akerlof. Santillana. sentimos. julio. Cómo influye la psicología humana en la economía. (2009). Honk.J. Barcelona. J. Neuroética y neuropolítica. A. (2011).. N. . es que no hay reflexión sin emoción. Lo que conocemos ya del cerebro es una parte todavía muy pequeña de lo que conoceremos. Shiller (2009). Barcelona. Jiménez Amaya. Fusión perfecta. debe ser siempre reflexivo. Proceedings of the National Academy of Sciences (10. Tecnos. Braidot. A. The Political Mind: A Cognitive Scientist’s Guide to Your Brain and Its Politics. fce. Currás. Nueva York. Seducir al cerebro con inteligencia para ganar en tiempos difíciles.A. G. D. Sugerencias para la educación moral. J. E. lo que sabemos ahora a ciencia cierta. M. Octaedro/Universitat de les Illes Balears. Estructuras de la mente. “Micropolítica: Ideas para cambiar la comunicación política”. Animal Spirits. Planeta. Madrid. Lenguaje y debate político. noviembre. No pienses en un elefante. (2010). Gutiérrez-Rubí. Gardner. Narrativa científica y reflexión filosófica. “Testosterone Administration Impairs Cognitive Empathy in Women Depending on Second-to-Fourth Digit Ratio”. Barcelona. (2000). (2011). El porqué de nuestros gastos. Madrid. Penguin Books. aunque sea decisivo en el momento de pensar y actuar. (2008). Planeta. y R. Lakoff. De Waal.A. consciente. (2007).M.1073/ pnas. como cualquier otra manifestación de la vida política y pública. Madrid. (2011). SánchezMigallón (2010). A. G.. unr Editora. Editorial Complutense. y S. Un tratado sobre ciencia de la información. De la neurociencia a la neuroética. R. (2009). Eunsa. vivimos e imitamos. El cerebro se cambia a sí mismo. La teoría de las inteligencias múltiples. ¿Por qué tus clientes se acuestan con otro si dicen que les gustas tú?.1011891108). H.

(2008). Barcelona. (2007). Pérez Múnera. The Role of Emotion in Deciding the Fate of the Nation. Punset. Pink. Milrazones. Aguilar. “Unconscious Determinants of free Decisions in the Human Brain”. G. J. Pentland. mayo. Siong Soon. Pennsylvania. Planeta. (2010). Brass. caep. Anagrama. et al.H. Barcelona. 5. C. ¿Por qué somos como somos?.A. A. La sorprendente verdad sobre qué nos motiva. vol. Sinigaglia (2006). Pistas para entender el cerebro político. D. Los mecanismos de la empatía emocional.A. Westen. Public Affairs. D. La inteligencia fracasada. Marina. Paidós. Nueva York. 11. Teoría y práctica de la estupidez. The Politican Brain. Madrid. M. (2009). El lenguaje que gobierna el mundo. Emotion in Democratic Politics. Señales honestas. (2002).  Antoni Gutiérrez-Rubí . Cómo y por qué tomamos nuestras decisiones. Barcelona.Léxico para la nueva Comunicación Política 172 NEUROPOLÍTICa Marcus. Nature Neuroscience. Rizzolatti. y C. núm. The Pennsylvania State University. The Sentimental Citizen. G.. (2008). E. (2011). Madrid. C. Madrid. Las neuronas espejo.E. (2004).

Así. Coalición política dominante. existe una imposibilidad real de delimitar estrictamente las fronteras entre los pp y otros tipos de organizaciones políticas. Definición Las aproximaciones al estudio de los partidos políticos (en adelante pp) han sido realizadas desde perspectivas diversas y con objetivos también diversos. Oposición. Parcialidad analítica. desde sus orígenes. . En este sentido. o en su dinámica organizativa interna. entendemos que un partido es una organización política que como resultado de un agregado de roles se conforma como actor político colectivo para incidir en los niveles de decisión del sistema político. la delimitación conceptual de los pp sigue planteando una serie de problemas de difícil solución. cualquier intento de definición que pretenda abarcar el conjunto de organizaciones que generalmente se conocen con el nombre de pp ha de referirse a un conjunto de aspectos con escasos elementos en común. la sistémica y la organizativa) se han ocupado de analizar los elementos y las relaciones partidistas en función de conceptualizaciones parciales que permiten concebir a los pp en su carácter oligárquico. Parcialidad ideológica. en su relación con los restantes elementos del sistema político. el análisis de los pp ha pecado. Pluralismo. Democracia. Poliarquía. tanto a nivel analítico como a nivel ideológico. Elite política. Por otro lado. De un lado. del otro lado. adecuando su aparato teóricoconceptual a la sección elegida. por cuanto cada modelo se ha ocupado únicamente del estudio de una parte del objeto. las diversas perspectivas que han examinado a los pp (señaladamente la elitista. de un alto grado de parcialidad. Sistema de partidos. por cuanto la elección de modelos o sistemas de análisis concretos ha sido realizada casi siempre en función de elementos de carácter ideológico. La crítica al sistema democrático planteada desde los trabajos de Michels (1979) o del papel que juegan los pp comunistas en los planteamientos de Sartori (1976) son un buen ejemplo de este prejuicio. con base en el planteamiento de proyectos políticos generales y la presentación de candidatos a las elecciones. Liderazgo. es decir.Léxico para la nueva Comunicación Política 173 17 Partidos Políticos Palabras clave Partidos políticos.

la ideología originaria del partido. delimitar conceptualmente a los pp resulta de un intento de caracterización de los mismos con base en el análisis de su estructura organizacional y del papel que desempeñan en las sociedades democráticas modernas. Este aspecto se refiere a las formas y relaciones que adopta la élite del pp así como el grado de concentración o dispersión del poder en torno a la coalición dominante. un elemento no señalado por Panebianco (1993) pero igualmente importante. nuestra propuesta responde a tres fases que encierran las siguientes proposiciones: 1) Los pp son organizaciones. LaPalambora y Almond). entendemos que un partido es una organización política que como resultado de un agregado de roles se conforma como actor político colectivo para incidir en los niveles de decisión del sistema político.Léxico para la nueva Comunicación Política 174 PaRTIDOS POLÍTICOS El pluralismo es un resultado de la diversidad de características en el interior de un país. por lo que en todas partes existen diferencias y conflictos. De este modo. proponemos considerar aquí dos dimensiones fundamentales en los pp: aquella que se refiere a su organización interna (sobre la base del modelo propuesto originalmente por Panebianco) y la que se refiere a las funciones que los pp desempeñan dentro del sistema político (de acuerdo con autores como Blondel. 2) Los pp son organizaciones que ejercen ciertos roles. c) Grado de institucionalización. En un intento por evitar estos dos problemas. . aunque no siempre el pluralismo se exprese abiertamente. Con base en este planteamiento. En relación con nuestra propuesta de análisis. b) Modelo originario. Los indicadores fundamentales para su análisis son el modo de desarrollo territorial. con base en el planteamiento de proyectos políticos generales y la presentación de candidatos a las elecciones. Así. Es el elemento fundamental en el análisis de la organización del pp por cuanto hace referencia a la estructura organizativa del núcleo del mismo y a las formas que adoptan las relaciones que se establecen entre éste y el resto del partido. Sus indicadores básicos están constituidos por el grado de diferenciación organizativa y el grado de despersonalización. 3) Los pp son organizaciones que ejercen ciertos roles en las diversas arenas y niveles del sistema político. el estudio de los pp ha de tener en cuenta tres dimensiones o elementos constitutivos: 1) Elementos organizativos a) Fisonomía de la élite. la presencia de institución patrocinadora y. Este aspecto se refiere a las formas en que se ha constituido y desarrollado originariamente la organización del partido. dos aspectos constituyen los indicadores fundamentales de la fisonomía de la élite: la concentración o dispersión del control sobre las zonas de incertidumbre y la unidad de la élite. Este aspecto se refiere al nivel alcanzado en el desarrollo y consolidación organizativa del partido. El análisis de los partidos políticos De acuerdo con la definición anterior. por último.

En referencia a su carácter de “maquinaría electoral”. como de amortiguador y generador del mismo. al estatus concreto de cada pp sino a la existencia genérica de la institución partidista. • Party-opposition. En este sentido.Léxico para la nueva Comunicación Política 175 PaRTIDOS POLÍTICOS 2) Elementos sistémicos a) Roles generales de los PP. • El rol de soporte de la clase política. Tanto en el sentido de la canalización de demandas y expectativas de los gobernados hacia los gobernantes como en el sentido inverso. Existen cuatro tipos de roles generales: • El rol de canalizadores de conflicto. • El rol de mediación entre gobernantes y gobernados. b) Roles específicos de los PP. Es el rol que privilegia el pp en el gobierno y que puede ser desempeñado de diversas formas según hablemos de one-party-government o multy-party-government. Antecedentes teóricos Según la definición más aceptada por la ciencia política. • El rol movimiento-social. c) El nivel local. Roles representativos: • Party-government. No se refieren. • El rol de reclutamiento de la clase política. a su contribución a la socialización política de la población y su intervención en los procesos que dan origen a la participación política de los ciudadanos. Roles movilizadores: • El rol anti-sistema. b-1. Tanto en su carácter de legitimador del conflicto. b-2. Tanto en el reclutamiento genérico de los políticos profesionales como en aquél más específico referido al reclutamiento del liderazgo. pues. el tipo de organizaciones relativamente autónomas más importante en los regímenes democráticos son los Partidos Políticos en tanto articuladores. la democracia es una A nivel político. Referido al rol que desempeñan los pp minoritarios cuyo carácter les impide conformarse como alternativas individuales de gobierno. 3) Niveles a) El nivel estatal. Hablamos de roles generales para referirnos a aquellos roles que los pp desempeñan genéricamente. La distinción entre pp representativos y movilizadores da origen a una subdivisión entre este tipo de roles. agregadores y transportadores al aparato decisional de los intereses y demandas que emergen de la sociedad. b) El nivel regional. • Party-minority. Referido al rol que desempeñan los pp que ocupan posiciones de oposición y se conforman como alternativa de gobierno. . la de Robert Dahl (1971). Hablamos de roles específicos para referirnos a los roles que cada pp privilegia en relación con el particular contexto situacional en el que se encuentra dentro del sistema político. existe una distinción fundamental entre aquellos pp que pueden formar parte de una coalición gobernante o aquéllos que no pueden hacerlo.

imponen sanciones a los opositores y tienden a eliminar todas las formas amenazantes de autonomía organizativa. aunque no siempre el pluralismo se exprese abiertamente. Dahl no descarta. sean actores institucionales o actores sociales políticamente activos. el término “pluralista” se refiere al pluralismo de las organizaciones. el pluralismo político constituye un componente sustancial de las poliarquías o regímenes democráticos. Conviene agregar que en esta definición el pluralismo limitado se refiere a los actores relevantes dentro de un régimen. Se debe a Linz (1975) la mejor caracterización de los regímenes no democráticos a partir de la noción de pluralismo limitado. En todo caso. una parte constitutiva de las democracias modernas es el pluralismo político. 1986b. forma de gobierno caracterizada por la existencia de un pluralismo político efectivo (la existencia de más de un pp en condiciones reales de contender por el poder político) y la participación garantizada de la sociedad en los asuntos públicos (inclusión plena e ilimitada de los ciudadanos). a contracorriente de los regímenes poliárquicos. 138-141). Para Dahl. En estos casos se está en presencia de un pluralismo limitado y no responsable. agregadores y transportadores al aparato decisional de los intereses y demandas que emergen de la sociedad. 423-428) propone para ello una distinción entre pluralismo conflictual y . puede ser empíricamente verificado. Los regímenes no democráticos. sin embargo. definido como el resultado de las interacciones entre las unidades partidistas que lo componen (Sartori. puede ser empíricamente verificado. la existencia de organizaciones autónomas también en algunos regímenes no democráticos. y sólo en este contexto es posible reconocer su contenido. definido como el resultado de las interacciones entre las unidades partidistas que lo componen (Sartori. El pluralismo es un resultado de la diversidad de características en el interior de un país. El grado de pluralismo existente en un país y en particular la autonomía de los pp y del subsistema partidista. en mayor o menor medida y en función de la cantidad de recursos monopolizados. El concepto de pluralismo político ha sido largamente debatido en la literatura especializada. pp. Dahl (1976. siendo la interpretación de Dahl (1971. en tanto articuladores. 1976 y 1988) la más exhaustiva y autorizada. por lo que en todas partes existen diferencias y conflictos.Léxico para la nueva Comunicación Política 176 PaRTIDOS POLÍTICOS El grado de pluralismo existente en un país y en particular la autonomía de los Partidos Políticos y del subsistema partidista. pp. que se refiere a los pp. 1976). el tipo de organizaciones relativamente autónomas más importante en los regímenes democráticos son los pp. La condición limitada del pluralismo se entiende más en referencia a este último aspecto. De acuerdo con esta definición. se considera que tales actores no son políticamente responsables según el mecanismo típico de las democracias liberales de masa. es decir. 1976). A nivel político. que a la existencia o no de más de un actor de élite relevante para el régimen (véase también Morlino. a través de elecciones libres. competitivas y correctas. o sea a la existencia de una pluralidad de organizaciones (o subsistemas) relativamente autónomas (independientes) en el interior de un Estado-nación. En la democracia pluralista.

Léxico para la nueva Comunicación Política 177 PaRTIDOS POLÍTICOS pluralismo organizativo. Retomando las definiciones anteriores. como veremos más adelante. Adicionalmente. confiere características distintivas a las organizaciones así consentidas. b) naturaleza del orden socioeconómico (medida en la que son descentralizadas las decisiones. en La oposición partidista más característica de los regímenes autoritarios. es decir. Por este concepto se entiende un pluralismo organizativo-relativo y medianamente institucionalizado consentido por y en un régimen autoritario o no democrático. en algunas poliarquías la distribución constitucional es mucho más limitada y facilita una mayor concentración de autoridad gubernamental). su tendencia es hacia la deslegitimación del régimen y su acción se dirige a conseguir ciertos niveles de apoyo por parte de la sociedad y de algunos grupos de influencia. No está dicho que el pluralismo liberalizado no pueda superar los límites impuestos y coadyuvar a la transición democrática. aunque también organizaciones sindicales). Como tal. pero también es cierto que el aumento de la autonomía relativa de las organizaciones (principalmente pp. es la antisistema y desleal. tal es el caso de los pp (organizaciones sociales que con mayor frecuencia son objeto de liberalización relativa a través de este mecanismo) y de la oposición en general. El pluralismo liberalizado es por eso una condición ambivalente e incierta. c) naturaleza del régimen político (si un régimen es poliárquico expresará un pluralismo más conflictual y organizativo que si es hegemónico). más concretamente. sea mediante el federalismo que a través de la separación de poderes. La condición de pluralismo liberalizado. Con el primer término se alude al número y al modelo de fracturas relativamente resistentes que deben ser consideradas para caracterizar los conflictos en un cierto agrupamiento de individuos. se puede explicar por: a) cantidad de pluralismo conflictual latente (especificación de las distintas líneas de conflicto o cleavages histórica y culturalmente relevantes). producto de un proceso de ampliación de derechos civiles y políticos restringido e incompleto. el nivel de autonomía relativa de las organizaciones no será plenamente garantizado. Con el segundo término se entiende el número y autonomía de las organizaciones que deben ser consideradas para poder caracterizar los conflictos en el ámbito de un cierto agrupamiento de individuos. en algunas poliarquías las normas constitucionales y las praxis políticas favorecen una vasta distribución de la autoridad gubernamental. por cuanto restrictivos. . el pluralismo liberalizado será siempre limitado. el pluralismo liberalizado debe ser entendido como un pluralismo intermedio entre el pluralismo limitado y no responsable propio de los regímenes autoritarios y el pluralismo competitivo de las poliarquías. cuando alcanza o supera dichos límites. puede ser revertido. en un país. Resulta pues interesante investigar el proceso a través del cual el pluralismo liberalizado puede convertirse. la cantidad de autonomía concedida a determinadas empresas en materia económica). en el extremo opuesto. d) estructura concreta de las instituciones políticas (en un extremo. a veces drásticamente. es decir. además del pluralismo limitado y del pluralismo competitivo o democrático puede hablarse de un pluralismo liberalizado. El nivel de pluralismo organizativo en un sistema político y. en circunstancias de persistencia inestable de un régimen autoritario.

190). o se mueve hacia la ilegalidad por no aceptar el rito oficial manipulador). ya sea formales o de hecho. 74-75). el comportamiento de las oposiciones está estrictamente condicionado por el nivel de competencia consentido en el sistema. p. Ahora bien. observaremos que. y en particular la oposición encabezada por los pp. o por fuertes cambios en el orden socioeconómico. Para el análisis empírico de los pp de oposición en condiciones de pluralismo liberalizado es oportuno considerar algunas tipologías de pp y sistemas de partido. si distinguimos entre un pluralismo social y un pluralismo político con base en el lugar donde nace y/o se expresa el conflicto y la oposición (véase Almond.Léxico para la nueva Comunicación Política 178 PaRTIDOS POLÍTICOS Sólo cuando la oposición alcanza cierta fortaleza estructural. por el contrario. pp. causa o catalizador del agravamiento de la crisis del régimen y/o de un eventual proceso de democratización. propio del pluralismo liberalizado que aquí hemos examinado. 1978. que se establece de acuerdo al mayor o menor . en un escenario semicompetitivo. Como señala Grilli (1983. ya sea por un incremento de la cantidad de pluralismo conflictual (número y tipo de fracturas resistentes que delimitan a las organizaciones). los regímenes autoritarios toleran el primero y obstaculizan la expresión del segundo. debe observarse la estrategia adoptada: o se actúa conforme a las reglas del juego previstas y en los espacios consentidos. mientras que en un escenario competitivo la estructura de oportunidades es tal que las oposiciones están en grado de escoger entre varias alternativas con el fin de modificar la eficacia de sus acciones políticas (sobre todo en materia de programación. para su actuación e institucionalización. 1966. Adicionalmente debe cumplirse una segunda condición: que el incremento de pluralismo organizacional sea paralelo. Es por ello que cuando se está en presencia de un pluralismo liberalizado (político) las oposiciones legales se encuentran con fuertes limitaciones. A propósito de la oposición. o más específicamente antirrégimen. semileal o leal de cada pp según la conocida tipología de Linz (1973 y 1978). situación que produce cambios en las correlaciones de fuerza entre el gobierno y la oposición. cuando menos tendencialmente. debe determinarse: a) el carácter prosistema o antisistema de cada pp (para el caso de los pp antisistema. cuestión que puede ser mayor o menormente relevante dependiendo del grado de tolerancia mostrado por el régimen. o por modificaciones en las estructuras concretas de las instituciones políticas. b) el carácter desleal. con lo que la capacidad de establecer la estructuración de su actividad se reduce notablemente. La explicación puede encontrarse en un aumento considerable del nivel de pluralismo organizativo (número y autonomía de las organizaciones). 40 y Linz. organización e implementación de su actividad). aumenta su posibilidad de incidir en la política efectiva y eventualmente presionar hacia acuerdos y pactos que decreten el inicio de una democratización. a un sensible debilitamiento del régimen hegemónico en términos de fracturas en la coalición fundante. habíamos adelantado que la condición de pluralismo liberalizado determinaba sus rasgos distintivos. p. Más específicamente. si no mutuamente influyente.

pp. c) clasificación según el tipo de prácticas de cada partido: faccional (que se desarrolla en el interior de la élite). desarticulado e intermitente. . evolución e institucionalización de los pp. c) institucionalización (fase sucesiva a la anterior y a través de la cual las organizaciones y procedimientos conquistan valor y estabilidad). sectorial (de grupos de interés). al igual que las instituciones del régimen. En situaciones de pluralismo liberalizado. b) estructuración simple (se refiere al grado de organización alcanzado por grupos de interés persistentes de reciente articulación cuya estructuración da lugar a la conformación de un aparato central políticamente reconocido). el análisis de los proceso de democratización debe considerar las relaciones interpartidistas y aquellas entre pp y grupos de interés. sus propios intereses y activan un fuerte mecanismo de autorreforzamiento y reproducción. sólo cuando la oposición alcanza cierta fortaleza estructural. social. 119-152).Léxico para la nueva Comunicación Política 179 PaRTIDOS POLÍTICOS nivel de contestación al régimen. pp. su tendencia es hacia la deslegitimación del régimen y su acción se dirige a conseguir ciertos niveles de apoyo por parte de la sociedad y de algunos grupos de influencia. pero sólo cuando ha alcanzado el nivel de institucionalización. De acuerdo con ello. 1983. aumenta su posibilidad de incidir en la política efectiva y eventualmente presionar hacia acuerdos y pactos que decreten el inicio de una democratización. 1968). sin un centro coordinador legitimado y suficientemente autorizado debido a fragmentaciones internas). Ello sucede cuando las motivaciones de la oposición superan su inicial carácter genérico y ocasional. Además del seguimiento empírico de la formación. la oposición propia del pluralismo liberalizado atraviesa distintas fases de organización. 85-86 y Panebianco. por último. de motivaciones más concretas y permanentes a nivel de política económica. los pp. por cuanto restrictivos. Por otra parte. de ser el caso. la institucionalización política (que va más allá de la mera legalidad o formalización). pueden influir cambios en el régimen político. Según una conocida clasificación de Almond y Powell (1966. dando lugar a una oposición específica. una organización partidista está en grado de incidir en la toma de decisiones o de tener alguna influencia política. autónoma y coherente (Huntington. es la antisistema y desleal. sólo se alcanza cuando ha sido precedida de una institucionalización social a través de la cual la oposición partidista se legitima. No debe olvidarse. Dadas las limitaciones existentes en el pluralismo liberalizado. que más institucionalizada es una organización cuanto más adaptable. subversiva (antisistema). el sistema de pp puede mostrar transformaciones sensibles en sus niveles de competitividad y El grado de autonomía se refiere a la manera como los Partidos Políticos y los grupos adquieren. Resta decir que la oposición partidista más característica de los regímenes autoritarios. Los niveles de organización de la oposición pueden calificarse de la siguiente manera: a) protoestructural (típico de grupos y pp de oposición en formación. cuando además de desempeñar funciones de articulación y agregación de los intereses. está en grado de convertir estas demandas en políticas públicas. compleja. (Más elementos en Grilli. etcétera. 1993).

b) las percepciones. se les ponen impedimentos. considerando los distintos tipos de cleavages o líneas de conflicto latentes en la sociedad y su impacto en la estructura de competición partidista). etcétera). una situación semicompetitiva estaría indicada por la presencia formal de garantías políticas para la competencia. el nivel de protagonismo de los pp en la toma de decisiones depende en buena medida del grado de autonomía alcanzado por tales organismos. concesiones al pp gubernamental. cálculos. aunque en menor grado o de manera velada. estrategias decisionales y desarrollo de las élites políticas. tipos de movilización que promueven. ¿Hacen los partidos la diferencia? Como vimos en el inciso anterior. tipos de representación parlamentaria obtenida. las orientaciones ideológicas de las clases o grupos organizados. también prevalecerían. no la legal. estructuras de autoridad vigentes. que a su vez descansa en factores institucionales relativos al régimen . aun existiendo algunas garantías reales o formales para la competencia y el pluralismo. autonomía respecto a la situación autoritaria precedente. valores. coincidimos con Sartori (1976. lo cual repercute en su imagen al exterior. 1970a y 1970b) en que un sistema de pp no es competitivo si y sólo si no permite elecciones disputadas. Es interna cuando el origen de la crisis se debe a la presencia de divisiones irreconciliables en el seno de la organización del partido. algunos de los obstáculos referidos previamente. Sin embargo. perfiles ideológicos. En este orden de ideas. la competencia termina y la no competencia comienza cuando a los adversarios y a los oponentes se les priva de la igualdad de derechos. recursos políticos que acumulan. la condición semicompetitiva estaría indicada por la coexistencia de pp de oposición con un pp históricamente hegemónico. así como de oposiciones reconocidas. Cualesquiera que sean las normas legales. cuyas específicas formas de articulación social (corporativas o clientelistas) le garantizan su predominancia sobre los otros pp. p. para lograr atraer el soporte electoral (formas de acercamiento con los grupos de interés. Ahora bien. en particular partidistas. características de las instituciones que explican la configuración de las relaciones interpartidistas.Léxico para la nueva Comunicación Política 180 PaRTIDOS POLÍTICOS El tipo de la crisis de los Partidos Políticos puede ser interna o externa o ambos. hacia el régimen y hacia los pp (y más específicamente. se les aterroriza o incluso se les sanciona por atreverse a decir lo que piensan. El cambio de un sistema no competitivo a un sistema semicompetitivo o competitivo de PP puede examinarse a partir de considerar los siguientes tres factores: a) la orientación política general y predilecciones ideológicas de la población hacia la democracia. formas de financiamiento. concesiones y límites de la reforma política y de la ley electoral. 217. Claro que lo que importa es la norma real. en todo proceso de transición o consolidación democrática. c) los factores institucionales tales como el tipo de reforma política o acuerdo electoral existente. se espera que los pp cumplan un papel activo. Por lo que respecta al carácter competitivo o semicompetitivo o no competitivo de los sistemas de pp. En otros casos. por cuanto constituyen los órganos legítimos a través de los cuales la sociedad en general y los grupos de interés en particular verán representados sus intereses. se les amenaza.

cuentan con la capacidad para influir en la toma de decisiones. jugado por el sistema de pp hacia los grupos. la autonomía definitivamente se ha alcanzado. las estructuras de autoridad y los procedimientos democráticos se estabilizan. es decir. Pero además de estos indicadores debe considerarse un aspecto crucial en todo régimen democrático o en proceso de transición: las relaciones entre los pp y los grupos de interés. La debilidad de los pp que ello supone parece ser un patrón dominante no sólo en regímenes en transición sino también en aquellas democracias más persistentes. Las dificultades que tienen los pp para afirmarse y reforzar su capacidad para hacer prevalecer sus propios intereses en la toma efectiva de las decisiones derivan tanto de factores institucionales relativos a los sistemas políticos en que interactúan como a problemas internos a las propias organizaciones partidistas. la estabilización del liderazgo del partido. la membrecía y la afiliación al partido). sus propios intereses y activan un fuerte mecanismo de autorreforzamiento y reproducción. cuando han alcanzado legitimidad y estabilidad). Para los grupos de interés no existe así otra manera de proteger sus intereses si no a través de la intermediación del partido. Con ello aumenta la identidad básica del nuevo régimen y se incrementan sus posibilidades de no modificarse en lo sustancial. hasta constituir rutinas. las relaciones entre pp y grupos de interés tienen que ser caracterizadas por un rol de protección. la autonomización se mide por: la volatibilidad electoral (identificaciones partidistas según las votaciones. la disciplina de voto de los pp en el parlamento durante el proceso de decisión y elaboración de políticas.Léxico para la nueva Comunicación Política 181 PaRTIDOS POLÍTICOS en su conjunto como a la propia institucionalización de los pp en relación con la comunidad política. El grado de autonomía se refiere a la manera como los pp y los grupos adquieren. al igual que las instituciones del régimen. . De acuerdo con esta definición. Se trata de un proceso de progresiva ampliación de la legitimidad de las estructuras del régimen y de autonomía de las estructuras de intermediación. Si existe tal rol de protección. Este rol es entonces el que desempeñan los pp preocupados en controlar el acceso de los grupos de interés a las arenas decisionales. La institucionalización de la democracia supone un proceso de consolidación a través del cual se afirman en el tiempo un conjunto de estructuras y normas democráticas. crece su potencial de persistencia. De esta forma. A nivel de pp. Para alcanzar autonomía. De acuerdo con lo anterior. crisis de representación. En ese sentido puede hablarse de una crisis de los pp que como tal tiene un enorme costo en la legitimidad y estabilidad de los sistemas políticos. existen diversas maneras para hablar de crisis de los pp: crisis de legitimidad. puede darse el caso que la institucionalización de algunas estructuras y procedimientos democráticos no corresponda a una legitimación sustancial de las estructuras de intermediación. de tal manera que estos últimos no tienen acceso. crisis organizacional. Para fines heurísticos pueden fijarse dos Sólo cuando los Partidos Políticos se han institucionalizado (es decir. etcétera. que les impiden mantener vínculos estables y permanentes con sus clientelas políticas y demás actores relevantes.

el tipo de la crisis de los pp puede ser interna o externa o ambos. El liderazgo de los partidos Desde nuestra perspectiva. mientras que el análisis del liderazgo se refiere exclusivamente al proceso de ejercicio del mismo. es decir. El grado de democratización de un régimen político mantiene una relación directa con el grado de inclusividad de los pp en la toma de decisiones con respecto a otros grupos de interés. Obviamente. cuentan con la capacidad para influir en la toma de decisiones. y es baja si sólo se observa una tendencia decreciente en la membrecía más no en la captación de votos. La crisis es externa cuando la pérdida de presencia del pp en cuestión tiene su origen en un cambio en el formato del sistema de pp. para medir este aspecto debe observarse la actividad de los pp no sólo como maquinarias electorales sino como organismos de intermediación de intereses que buscan influir en la toma de decisiones en la arena institucional parlamentaria. Con frecuencia. las cuales inciden decisivamente en los modos en que se presenta el liderazgo. la existencia de divisiones internas a nivel del liderazgo del pp se traduce en fracturas y escisiones que debilitan al pp frente a la sociedad y los demás pp. Así. directa y decisivamente. Así. socioeconómicos y de cultura política. la élite se diferencia del liderazgo en que presenta un carácter posicional mientras el liderazgo presenta un carácter procesual. si los pp llegan a controlar el acceso de los grupos de interés en las arenas decisionales. En este sentido. Es interna cuando el origen de la crisis se debe a la presencia de divisiones irreconciliables en el seno de la organización del partido. la emergencia de nuevos pp en la arena electoral modifica la correlación de fuerzas y debilita muchas veces la presencia de los pp ya establecidos. lo cual repercute en su imagen al exterior. en los procesos de toma de decisiones políticas. Es por ello que el análisis de estos aspectos debe considerar las posiciones que la élite ocupa en los pp. así como la tendencia de la membrecía de esos mismos pp en un periodo predeterminado. cuando han alcanzado legitimidad y estabilidad). el grado de la crisis de los pp variará dependiendo de la tendencia de esos indicadores. por ejemplo. el liderazgo político se conforma como un fenómeno de poder enmarcado situacionalmente desde posiciones de élite. entendemos que el liderazgo político se conforma como la capacidad de poder para incidir. 1) Elites y posiciones de elite en los PP La elite está formada por aquellas personas que en una sociedad deter- . Pero el grado de inclusividad considera básicamente si los pp desempeñan efectivamente un rol de protección con respecto a los grupos de interés. Por su parte. Sólo cuando los pp se han institucionalizado (es decir. el grado es medio si sólo prevalece la primera tendencia sin perjudicar la membresía. de tal modo que las decisiones del líder son asumidas por los otros actores políticos en función de factores psicológicos. El grado de la crisis es alto si los dos indicadores muestran una tendencia decreciente (descenso en los votos a favor y descenso en la membrecía del partido). Por lo que respecta al primer criterio se considera básicamente la tendencia de votos para cada pp estudiado en los últimos procesos electorales.Léxico para la nueva Comunicación Política 182 PaRTIDOS POLÍTICOS Desde esta perspectiva. criterios de análisis: a) el grado de la crisis y b) el tipo de la crisis.

las características personales del líder están referidas a los factores psicológicos. elite subsidiaria. elite técnica. una relación de carácter interpersonal afectada por los motivos de los actores (fundamentalmente en el sentido de que las formas y los recursos de poder del líder han de ser relevantes para los motivos de aquellos sobre los que se ejerce el liderazgo). un análisis del liderazgo debe hacer referencia a dos componentes fundamentales: su centralidad (potencia. socioeconómicos y de cultura política. elite externa a la coalición dominante. etcétera). fuerza. lealtad sistémica. impacto) y su estilo (autocrático vs. grado de coalicionabilidad. en los procesos de toma de decisiones políticas. • Elite del pp (formal) vs. Los factores psicológicos son expresión de la personalidad de los líderes. • Elite de la coalición dominante vs. de tal modo que las decisiones del líder son asumidas por los otros actores políticos en función de factores psicológicos. En el caso de los pp. y los factores de cultura política al conjunto de intereses y orientaciones que dan origen a determinados modelos de percepción del liderazgo. . Generalmente. como tal. entendemos que el liderazgo político se conforma como la capacidad de poder para incidir. Sin embargo. Desde esta perspectiva. Hay mucho aún que dilucidar a fin de contar con los instrumentos idóneos para estudiar sistemáticamente esta cuestión. estilos de competición. estas posiciones pueden estar determinadas por las siguientes contraposiciones: • Elite del aparato del pp vs. y referida a los tres niveles fundamentales de los que depende toda relación interpersonal: a) las características personales del líder. los factores socio-económicos están referidos a su eficacia. elites del “party in office”. • Elite profesional vs. directa y decisivamente. Con el objeto de delimitar analíticamente este grupo. sería un error desconocer factores como los roles específicos que el liderazgo de pp desempeña en función de sus características tanto personales como situacionales. Por otra parte. y las características del contexto a factores socio-político-económicos. las características de los actores sobre los que se ejerce el liderazgo están referidas a factores de cultura política. 2) Liderazgo político y factores que determinan su conformación El liderazgo es una relación de poder y. Un estudio sistemático del liderazgo de los pp requiere considerar los elementos sistémicos que dan sentido a la intervención de los líderes. competitividad. asumimos que los individuos que conforman la élite ocupan posiciones de poder en las organizaciones e instituciones del sistema político. este campo de estudio ha visto surgir en los Sartori emplea dos criterios fundamentales para elaborar su modelística de los sistemas de partido: a) su formato (número de Partidos Políticos relevantes y sus dimensiones) y b) su mecánica (modalidad de relación entre los Partidos Políticos: distancia ideológica. b) las características del actor sobre las que se ejerce el liderazgo y c) las características del contexto en el que se desarrolla la relación. Asimismo. democrático).Léxico para la nueva Comunicación Política 183 PaRTIDOS POLÍTICOS minada detentan niveles de poder (e influencia) que les permite incidir directa o indirectamente en los procesos de decisión política. Los diversos elementos de los pp (organización y roles) inciden de forma diversa en estos dos componentes del liderazgo.

la persistencia del apoyo partidista. a las organizaciones de intermediación de intereses que concentran históricamente tales alternativas. Pero el paso a un enfoque de este tipo no excluye una contribución del enfoque genético que exige la mayor atención: la idea según la cual los cambios en curso en las relaciones de fuerza entre los pp —los cuales se manifiestan en derrotas electorales. En el marco de este segundo enfoque. no nos dicen gran cosa sobre el problema de la continuidad-discontinuidad del subsistema partidista en el contexto de una transición democrática. Y es precisamente aquí donde cobra significado el primero de los enfoques señalados. Mientras que el primero se concentra en los mecanismos políticos (institucionales) de los pp y de las relaciones interpartidistas en su complejidad. aparición de nuevos pp y crecimiento de otros— tienen un impacto decisivo en la propia funcionalidad de un . sin embargo. el estructuralfuncional. Ambos enfoques son pertinentes para el estudio de la continuidad-discontinuidad del subsistema partidista. en segundo lugar. si admitimos que a distintos tipos de pp corresponden modalidades diversas de funcionamiento de los sistemas políticos en su conjunto.Léxico para la nueva Comunicación Política 184 PaRTIDOS POLÍTICOS Los cambios en las relaciones entre los Partidos Políticos corresponden a los cambios que se refieren a una o más de las dimensiones de la estructura sistémica dentro de la que los Partidos Políticos interactúan. en primer lugar. En la misma línea de Rokkan. la causalidad de los cambios en los resultados en elecciones sucesivas. Cambio y continuidad de los sistemas de partidos El estudio de los sistemas de pp se ha realizado básicamente a partir de dos perspectivas de análisis: el enfoque morfológico y el enfoque genético. ha sido perfilado sobre todo por Rokkan (1970) y se ocupa del estudio de la configuración evolutiva de los sistemas partidistas. El enfoque genético. el segundo se refiere a los elementos históricos que determinan el origen de los pp y la manera en que reflejan las fracturas sociales dominantes. Estos enfoques. Entre mayor sea tal correspondencia. últimos tiempos una gran cantidad de modelos que seguramente nos aproximarán a una mejor comprensión de los pp. el concepto de continuidad se refiere. mayor será la continuidad del sistema partidista. quien se propone analizar las formas estructurales de los sistemas partidistas como premisa indispensable para la comprensión de la funcionalidad de tal subsistema en el interior del régimen democrático. etcétera. En efecto. por su parte. a las “alternativas políticas” correspondientes a los diversos cleavages sociales y. estudios posteriores han individualizado una serie de elementos cuyas variaciones en el tiempo permiten medir la continuidad-discontinuidad de los sistemas partidistas: la elasticidad (o la diferencia entre los máximos y mínimos resultados obtenidos por un pp en un periodo dado). Por ello. lo importante entonces es determinar los distintos estados que pueden caracterizar a un sistema de pp. también puede convenir a este enfoque el término “estructuralismo-funcional”. El principal exponente del primero es Sartori (1976).

Para ello resulta particularmente ilustrativo el análisis efectuado por Sartori. es decir. De estas dimensiones. Los modelos de sistemas de pp son. mientras que las restantes pueden tener una incidencia indirecta y probabilística sobre su mecánica. o bien determina el papel predominante de un partido. En todo caso. un cambio en el número de pp puede ser resultado de una o más de las siguientes posibilidades: a) un pp existente en el régimen autoritario no logra mantenerse durante el proceso democrático. De particular importancia es determinar en qué zona del espectro partidista tienen lugar los cambios dimensionales. . por lo menos hasta que éstas no se tornen relevantes para la calidad de esas relaciones. En segundo lugar. independientes de las identidades específicas de cada unidad partidista. En tercer lugar. sobre los alineamientos políticos y sobre la polarización del sistema. lealtad sistémica. que puede definirse como una tentativa de delimitación y clasificación de los diversos sistemas de pp mediante criterios de valoración de las formas que adoptan las relaciones entre los pp. grado de coalicionabilidad. en consecuencia. En primer lugar. etcétera). por lo menos hasta que éstas no se tornen relevantes para la calidad de esas relaciones. Cabe señalar que de acuerdo con Sartori sólo cuando un cambio en el número de pp alcanza un umbral crítico se traduce en un cambio en el formato del sistema partidista. Si el crecimiento se dirige hacia el centro o hacia los extremos se tendrá también un crecimiento o un descenso de la polarización del sistema partidista. c) uno o más pp han sufrido escisiones durante la transición. b) pp nuevos han podido afirmarse durante el proceso de democratización. Sartori emplea dos criterios fundamentales para elaborar su modelística de los sistemas de partido: a) su formato (número de pp relevantes y sus dimensiones) y b) su mecánica (modalidad de relación entre los pp: distancia ideológica. un cambio en las identidades políticas de los pp se realiza cuando uno o más pp presentes Los modelos de sistemas de Partidos Políticos son. el cambio en las dimensiones de los pp (crecimiento o caída) asume un particular significado para el análisis del formato del sistema partidista en la medida en que influye sobre el número de pp que deben ser considerados relevantes. independientes de las identidades específicas de cada unidad partidista. según las dimensiones previamente referidas. Según lo apuntado hasta aquí. debemos considerar ahora los diversos estados posibles de los sistemas de partido. El enfoque de Sartori ofrece un esquema de referencia sumamente útil para valorar el significado del cambio del sistema partidista. en consecuencia. competitividad. cada una de estas dimensiones puede medirse empíricamente y valorarse cualitativamente con un buen nivel de precisión.Léxico para la nueva Comunicación Política 185 PaRTIDOS POLÍTICOS sistema partidista. las dos primeras se refieren al formato del sistema de pp. estilos de competición. Considerado estas premisas podemos sugerir algunas posibilidades sobre la continuidad y discontinuidad de los sistemas de pp en los procesos de transición democrática continua. d) dos o más pp se han unido durante el proceso.

un pasaje del bipartidismo moderado al pluripartidismo moderado es inferior en importancia que un pasaje del pluripartidismo moderado al pluripartidismo polarizado. los cambios en las relaciones entre los pp corresponden a los cambios que se refieren a una o más de las dimensiones de la estructura sistémica dentro de la que los pp interactúan: aumento o disminución en la distancia ideológica entre los pp. 2. Political Parties. Yale University Press. Presuponemos que una exploración detallada de los componentes del cambio.Léxico para la nueva Comunicación Política 186 PaRTIDOS POLÍTICOS Los cambios en las características de los PP pueden ser muy variados desde aspectos ideológicoestratégicos hasta los modelos organizativos. 29. New Haven. Little Brown & Co. A Genuine Case for Discontent?. Boston. Londres. R.B. Blondel. (ed. Yale University Press. Paidós. vol. por ejemplo. Dahl. pasaje de una situación Bibliografía Almond. (1966). tripolar a una bipolar o viceversa. 1972]. nos permite establecer empíricamente la magnitud del cambio en un determinado sistema de pp. (ed. Madrid. R. Rivista Italiana di Scienza Politica.A. Dahl.). 3. [trad. de un espacio unidimensional a uno pluridimensional o viceversa. New Haven. J. “Decisioni di governo e vincoli partitici”. Blondel. esp. lealtad-deslealtad con respecto al régimen.A. “Il pluralismo rivisitado”. en el régimen autoritario son sustituidos por otros pp durante la transición (v. orientación electoralista-integración social. cambios en el número de las dimensiones espaciales de competición.A. Dahl. Así.). ¿qué peso debemos conferir a estos cambios a fin de valorar su magnitud? De acuerdo con Sartori. etcétera) hasta los modelos organizativos (centralismo-policentrismo. los cambios en las características de los pp pueden ser muy variados desde aspectos ideológico-estratégicos (el grado de radicalismo-moderación. En quinto y último lugar. estructura de masas-estructura de notables. vol. R. Regimes and opposition. (1978). gr. núm. pp. .A. (1976). A Developmental Approach. Poliarchy. núm. pues en el primer caso se permanece en el ámbito de los sistemas de pp bipolares. (1973).A. Pero. Participation and Opposition. Rivista Italiana di Scienza Politica. mientras que en el segundo se pasa de un sistema bipolar a uno multipolar. Political Opposition in Western Democracies. cuando un pp comunista se reconvierte en un pp socialista). (1971).: Política comparada. etcétera). pp. según los criterios referidos. New Haven. los cambios en la mecánica del sistema de pp involucran también una transformación de los confines más amplios (formato). 199222. (1989). G. J. 421-438. R. En cuarto lugar. Florencia. Wildwood House. Dahl. Yale University Press. 6. y G. Powell (1966) Comparative Politics.

Yale University Press. Citizens. Political Parties and Political Development. Rokkan (eds. R. Boloña. primavera. L. Party Systems and Voter Alignments: An Introduction”. Breakdown and Reequilibration”. The Free Press. (1988).M. L. Morlino. Allardt y Y. Cleavages. J. Nueva York. M. (1986). Parties. New Jersey. “Introduzione allo studio della partecipazzione politica”. Linz. A. Milán. pp. Grilli. Massachussetts. Dahl (ed. (1964). “Autoritarismi”. Rokkan (1967). Linz. “An Authoritarian Regime: Spain”. “Crisis of Parties and Change of Party System in Italy”. (1966). Florencia. (1978). Il Mulino. Linz. 1-64. Universitetsfor laget. (1993). Pizzorno. Linz y A. y S. The Breakdown of Democratic Regimes. núm. I dilemi della democrazia pluralista. A. (1970). S. 2 vols. Party Politics. (1957). Florencia. S. Polsby (eds. pp. de Vergottini (ed. 2. L. Los partidos políticos. (1970a). J. Come cambiano i regimi politici?. “Democrazie”. (1964). Sartori. Lapalombara. Rokkan (eds.).A. 1. en F. núm. “An Authoritarian Regime: The Case of Spain”. pp. 13. Mondadori. (1973). Approaches for the Study of Comparative Development. 1. México. (1986a). Morlino. J. Una Costituzione democratica per la Spagna.). pp. Pasquino (ed. pp.).). 315-324. en J. G. vol. Morlino. (ed. Linz. Stepan (eds. Rokkan. en E. 65-102. in R. Democrazia e definizioni. (1986). G. Ideologies and Party Systems. Party Systems and Voters Alignments: Cross National Perspectives. Partiti e sindacati”. Milán. Stepan (eds. 235-287.). Milán. 171-260.). The Westmarck Society.). Sartori (ed. Los partidos políticos. (1975). vol. Linz. 15. G. Pasquino. núm. enero. . “L’opposizione politica nei sistemi non competitivi: una premessa analitica”. Morlino. “Opposition to and Under an Authoritarian Regime: The Case of Spain”. (1986) Panebianco. Il Mulino. en G. Rivista Italiana di Scienza Politica. en G. Littunen (eds. 251-283. Baltimore.M. Johns Hopkins University Press. vol. (1970). Duverger.). Sartori. (1970a). Huntington. (1978). pp.). (1957). Princeton University Press. Quaderni di Sociologia. Modelos de partido. (1966). Linz. S.). Franco Angeli. México. 5-6. y M. (1968). Lipset. fce. “Totalitarian and Authoritarian Regimes”. Greenstein y N. Helsinki. Elections. Michels. J. pp. “Dal pluralismo limitato al pluralismo competitivo. Boloña.). Weiner (ed. J. (1970). Amorrortu Morlino. (1983). 89-120. 3. L. L. P. Reading.). (1986b). Franco Angeli. Pasquino (ed. Nueva York. “Cleavages Structures. en G. (1979). R. en E. pp. Lipset y S.Léxico para la nueva Comunicación Política 187 PaRTIDOS POLÍTICOS Dahl. Buenos Aires. J. en S. (1973). J. (1980).). y A. Alianza. Manuale di Scienza della Politica. (1966). (1978). Allardt y S. Handbook of Political Science. Political Order in Changing Societies. P. “Crisis. “Sistemi partitici”. en G. Oslo. (1978).

Cambridge University Press. (ed. Sartori. (1976). Il Mulino. (1982). Sartori. SugarCo Edizioni. Milán.).Léxico para la nueva Comunicación Política 188 PaRTIDOS POLÍTICOS Sartori. G. G. Parties and Party Systems. Antologia di Scienza Politica. Teoria dei partiti e caso italiano. (1970b). Cambridge. Boloña. G.  César Cansino y Eduardo Zamarrón .

economía. Libertad.Léxico para la nueva Comunicación Política 189 18 Periodismo Político Palabras clave Periodismo. Los medios y reporteros se vieron en la obligación de tener un mayor conocimiento en áreas específicas. Imprenta. ante las exigencias de grupos sociales de una mayor profundidad sobre los problemas cotidianos. Comunicación. Constitución. y c) el principio de que la difusión de hechos afecta la conducta de las personas y de ahí la necesidad de relacionar el periodismo con la formación social de los ciudadanos. El periodismo especializado ha sido una necesidad a partir de los años sesenta del siglo xx. Aquí ensayaríamos una definición propia: El periodismo es el conjunto de ciencias y técnicas relacionadas a la información que se utilizan para la difusión de hechos de interés humano que contribuyan a la formación social del individuo. es decir. entre otros. política. casi siempre en función de una mayor especialización profesional. Opinión pública Definición El Periodismo Político (en adelante pp) es una especialización del periodismo de información general. Red. Democracia. Esta definición contiene los tres elementos fundamentales del periodismo: a) la relación con otras ciencias y técnicas. b) el objetivo de difundir la realidad. En esa coyuntura surgieron las áreas de especialización periodística: deportes. . El periodismo es el conjunto de ciencias y técnicas relacionadas a la información que se utilizan para la difusión de hechos de interés humano que contribuyan a la formación social del individuo. el tránsito del periodismo como medio acrítico al periodismo como contrapeso del poder. Representación política. La especialización nació del ascenso del periodismo como simple caja de resonancia de la realidad a la asunción de una dinámica propia caracterizada como responsabilidad. Ciudadanía. ciencia y tecnología. a partir del criterio periodístico de que el reportero necesita conocer a fondo el tema para poder difundirlo. relaciones internacionales y derecho. Derechos. cultura. División de poderes. Las definiciones de periodismo son variadas.

en una conferencia de prensa en Saigón: “¿quién votó por ustedes?” (véase Wicker. así como en el responsable de efectos en la conducta política de la sociedad. 19). periodistas y medios se vieron en la necesidad de ahondar en el conocimiento teórico de las diferentes expresiones de la información: el periodista político hubo de estudiar primero el funcionamiento de las formas de gobierno. el periodista no podía profundizar en la difusión de las informaciones. luego vino el papel activo de los corresponsales para comenzar a difundir noticias al margen de los canales oficiales y se llegó al caso ejemplar del periodista Seymour Hersh. Los primeros experimentos. El periodismo romántico del caballero andante se ha transformado en el científico y el técnico de la información y las exigencias de conocimiento del lenguaje. a través de los mensajes para inducir consumos de bienes y servicios como reacción del individuo a mensajes directos. ciertamente.Léxico para la nueva Comunicación Política 190 PERIODISMO POLÍTICO El periodismo dejó de ser caja de resonancia cuando comenzó a estudiarse que la difusión de la realidad modificaba la conducta de los lectores. de la realidad que lo rodea y del conocimiento racional. p. Asimismo. después de la Primera Guerra Mundial y sobre todo en la Segunda. p. de los partidos y del origen . 33). Los primeros experimentos. de los sistemas representativos. Este modelo conductista tuvo dos utilidades: la comercial. el pa- pel de los medios tuvo un salto cualitativo en el caso de la prensa norteamericana durante la guerra de Vietnam. fueron realizados por Lasswell a través de encuestas para saber si la prensa escrita y luego la radio y la televisión afectaban los comportamientos de los usuarios de la información. Los corresponsales operaban como reproductores acríticos de los boletines del comando de ocupación. con la retroalimentación): “Quién dice qué a quién por qué vía y con qué reacciones que a su vez construyen una circularidad”. En situaciones límite. la definición de periodismo cumple con los requisitos de la fórmula de Harold Lasswell (mejorada. el secretario estadunidense de Estado estalló. Paulatinamente. Ante ese papel de la prensa como espacio para desmentir al poder. y la social. en noviembre de 1969. en palabras de Chesterton. El periodista era. “el hombre que se quedó sin profesión”. Los medios de comunicación han llegado a asumir un papel preponderante en la vida política en función de su capacidad para establecer la agenda política. fueron realizados por Lasswell a través de encuestas para saber si la prensa escrita y luego la radio y la televisión afectaban los comportamientos de los usuarios de la información. después de la Primera Guerra Mundial y sobre todo en la Segunda. de los sistemas políticos. hasta que algunos comenzaron primero a verificar si las batallas presuntamente ocurridas y presuntamente ganadas habían existido. Sin el conocimiento de la información especializada. para utilizar los medios de comunicación como instrumentos de cohesión en situaciones de conflictos bélicos. al publicar en una agencia de noticias la revelación de la matanza de civiles en el poblado de My Lai (véase Hersh. 1985. 1978. 1971). El periodismo se define por sus funciones pero también por las necesidades del oficiante. lo que “en nuestro lenguaje podría traducirse como aprendiz de todo y oficial de nada” (Buendía. El periodismo dejó de ser caja de resonancia cuando comenzó a estudiarse que la difusión de la realidad modificaba la conducta de los lectores.

El pp como especialidad nació en México al calor de las exigencias de la sociedad de conocer el funcionamiento de la política. En uno de sus primeros ejem- plares del periódico Diario de México. El diario se fijó la tarea de “fijar la opinión pública en estas materias (políticas) con la mayor pureza y exactitud posible” (Delgado. a su vez. entre muchos temas de la especialización que tiene que ver con la economía de una nación y del mundo. Diríase así que el periodismo es político desde su reconocimiento oficial. el periodismo se ha ido decantando en la especialidad de pp. en cambio. Con el fin de ilustrar cómo el pp fue madurando conjuntamente con la ampliación de esos derechos políticos. justo en la crisis de Bayona cuando los reyes de España fueron arrestados para imponer como rey de España a José Napoleón. tuvo que entender primero cómo funcionaba la economía para después explicar los sucesos de la coyuntura económica en sus variantes: operación de los bancos. 2010). aunque siempre ha estado presente en la vida periodística. ante la diversidad de referentes políticos y la obligación de conocer a fondo no sólo las coyunturas sino el origen de la política. . El periodismo se define por sus funciones pero también por las necesidades del oficiante. en 1805. el 10 de noviembre de 1810 se aprobó en España. dirigido por Jacobo de Villaurrutia y Carlos María de Bustamante. Inclusive. propongo en lo que sigue examinar un caso particularmente interesante. El periodista encargado de difundir la información económica. 2) El 10 de noviembre de 1810 en España se emite el Decreto para la Libertad Política de la Imprenta que sería la simiente de los criterios jurídicos para la libertad de prensa.Léxico para la nueva Comunicación Política 191 PERIODISMO POLÍTICO del Estado para poder reportar los comportamientos políticos. Se localizan cuando menos cuatro pasos fundamentales: 1) En 1805 el virrey José de Iturrigaray autorizó la edición del primer periódico formal. Diario de México. su editor Carlos María de Bustamante afirmó que su obligación como periodista era “fijar la opinión pública en estas materias (políticas) con la mayor pureza y exactitud posible” (apud. El periodismo político en un caso particular Cada país tiene una historia que contar sobre la génesis y evolución del pp en su seno. el caso mexicano. El pp político nació en México aun antes del inicio de la revolución de independencia en su fase autonomista en 1808. En el pasado era suficiente con la experiencia de cobertura de sucesos políticos para reconocer la especialidad de pp. en el escenario de las Cortes de Cádiz. El periodismo romántico del caballero andante se ha transformado en el científico y el técnico de la información y las exigencias de conocimiento del lenguaje. marcha de las bolsas de valores. 2010). definida por la existencia mayor o menor de derechos y garantías. como la libertad de expresión. hoy. esa fase de crisis condujo a la Constitución de Cádiz y en ella nació las libertad política de la imprenta. de la realidad que lo rodea y del conocimiento racional. conocimiento de las cuentas públicas. la primera ley sobre la libertad de prensa bajo el nombre de Decreto de la Libertad Política de la Imprenta. Delgado Carranco.

votada con los reyes detenidos en Bayona. 2010.. el mandato: “vigesimocuarta. la segunda por la influencia de los medios en los procesos electorales y la tercera —quizá la más importante— por la prensa como espacio de debate político con los periodistas políticos como representantes informales de la sociedad. 1).Léxico para la nueva Comunicación Política 192 PERIODISMO POLÍTICO Ante la diversidad de referentes políticos y la obligación de conocer a fondo no sólo las coyunturas sino el origen de la política. es decir. lo que Francisco Zarco y los liberales como periodistas llamaron a la prensa como el “parlamento de papel”. en México y América Latina —quizá por la herencia hispana y la ausencia de un sistema jurídico dominante como en los Estados Unidos—. En este contexto. En su volante Juguetillo. que se editó al tiempo de El Pensador Mexicano. el periodismo se ha ido decantando en la especialidad de Periodismo Político. 1987. La primera Constitución española. y el único camino para llevar al conocimiento de la verdadera opinión pública”. no solo un freno de las arbitrariedad de los que gobiernan. La prensa serviría. en el Capítulo VII de las facultades de las Cortes. 1988). 4) En la Constitución de Cádiz de marzo de 1812 se establece.. 1988). el pp cumplió una triple función: como opinión pública. José Joaquín Fernández de Lizardi fue encarcelado por sus opiniones y Bustamante tuvo que escapar de la policía (véase Cruz Barney. La inclusión del apellido “Política” como función de la libertad le dio sentido concreto a las tareas de la prensa. un debate fuera de los espacios del congreso y con mayores libertades. la prensa o el pp ha jugado un papel fundamental en la tesis fijada por François-Xavier Guerra del espacio público (véase Guerra y Lempériére. ¿Estamos seguros?” (Véase Bustamante. p. La primera tuvo que ver como el teatro de la participación política de la sociedad a través de la prensa. El flamante decreto de la Libertad Política de la Imprenta duró apenas sesenta días. 175-180). A diferencia de otros países. por tanto. desde los casos de Lizardi y Bustamante. Bustamante —que había ejercido la libertad y que había sido perseguido por ella— saludó el decreto con escepticismo: “¿con que podemos hablar?. pp. se detectaron treinta y cuatro casos de censura aplicados con autoritarismo en la primera mitad del siglo xix . 3) En 1812 se aplica en la Nueva España. luego de muchas presiones. también asume la función política de la libertad de la imprenta. el Decreto de la Libertad Política de la Imprenta. La libertad política de imprenta se incluyó en cuando menos once documentos con funciones constitucionales de 1812 a 1857 (véase López Salas. sino también un medio de ilustrar á la Nación en general. como espacio electoral y como representación política. como contrapeso al poder del gobierno y como educación política. Proteger la libertad política de la imprenta”. Asimismo. Y en el considerando del decreto se establece el objetivo político de la prensa en función de su representación social: “atendiendo las Córtes (sic por la ortografía de la época) generales y extraordinarias á que la facultad individual de los ciudadanos de publicar sus pensamientos é ideas políticas es.

el café y la imprenta. . su papel de representante de la sociedad —de una parte o de toda— quedó afianzado en la vida política nacional. “la opinión sí puede ser un error (pero) jamás puede ser un delito” y la libertad es un “principio amplio y absoluto” (véase Zarco. La disputa de la prensa por el espacio público y la aplicación de las leyes como censura o como limitación del ejercicio de la libertad política de la imprenta llegó a las leyes: la restrictiva Ley Lares de 1853. 2007. el Segundo Reglamento Lafragua de 1855 y la Ley Zarco de 1861. El ejercicio de la libertad de prensa fue siempre un dolor de cabeza para los diferentes gobiernos. 1976. 2007. dejó claras tres cosas: sustituir rebelión o desobediencia a la ley por orden público . el Reglamento Lafragua de 1846. El pp ha sido estudiado y citado en función de su papel heroico en las fases autoritarias en la construcción de la república. Por ello en el siglo xix funcionaron los tribunales populares y los dobles jurados —de juicio y de condena—. los periódicos en general quedaron sometidos a negocios particulares al servicio del poder institucional. justo en la crisis de Bayona cuando los reyes de España fueron arrestados para imponer como rey de España a José Napoleón. 321). el pp pasó por una fase de definiciones de fondo. Zarco.Léxico para la nueva Comunicación Política 193 PERIODISMO POLÍTICO (Reyna. hasta que el poder de Porfirio Díaz en 1883 —bajo la presidencia de Manuel González— desapareciera los jurados especiales y los periodistas pudieran ser juzgados en tribunales comunes (véase Flores. 3) Prensa y sociedad. el novelista. la Ley Otero de 1848. 2) Prensa y fueros. el congreso. Cuando menos se dieron tres debates decisivos: 1) Prensa y orden público. Al asumir a la prensa como una representación política informal. 1978). De hecho. En sus novelas Cuarto poder y Moneda falsa publicadas en 1888. pp. El debate se mantuvo a lo largo de sesenta años: el acotamiento a la libertad en tanto afectara el “orden público”.320-330). más allá de las fricciones. además de los debates en 1856 para los artículos 6 y 7 de la Constitución de 1857 (véase McGowan. En el 2008 el presidente Felipe Calderón despenalizó los delitos de prensa y los pasó de tribunales penales a civiles el 16 de noviembre de 2008 y con ello consolidó una mayor libertad de prensa. luego de las experiencias de periódicos como El Siglo XIX. pp. p. 15-36). Pero también tuvo sus etapas oscuras. la plaza. 1857). en la discusión de los artículos sobre libertad de imprenta y libertad de ideas en el Constituyente de 1856-1857. El problema fue doble: tipificar el delito y establecer un mecanismo de juicio. la prensa política nació con el considerando El Periodismo Político nació en México aún antes del inicio de la revolución de independencia en su fase autonomista en 1808. abogado y ensayista político Emilio Rabasa coloca a sus personajes de la literatura costumbrista en el escenario de la prensa en los años ochenta del siglo xix: prensa copada ya por el estilo personal de gobernar de Porfirio Díaz (véase Medina peña. En esos años. La relación sociedad civilopinión pública-esfera pública tiene que ver con la diversidad de espacios públicos fuera del control del Estado: la calle. De la Constitución de 1857 a la Constitución de 1917. el paladio.

le dedicó el número al Virrey y le pidió su autorización.Léxico para la nueva Comunicación Política 194 PERIODISMO POLÍTICO En este contexto. la prensa enfrentó por un periodo de distancia crítica de la realidad. • De 1917 a 1929. El periodismo mexicano nació como político en 1810 —y aún antes—. es decir. se encarceló a Lizardi y se creó la Junta Suprema de Censura. el Congreso Federal aprobó la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental y la creación del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública. Lizardi. aunque cada número tenía que ser aprobado por el Virrey antes de imprimirse. general del decreto de 1810 en tres criterios: ser un freno de las arbitrariedades del gobierno. la prensa fue incorporada como parte sustancial y sustantiva de la conformación de la estructura del sistema político priista. como lo exigieron los periodistas. • La reforma política de 1977 que introdujo. el Periodismo Político cumplió una triple función: como opinión pública. tensiones y rupturas políticas. • De la fundación del Partido Nacional Revolucionario al modelo político de “unidad nacional” de Manuel Ávila Camacho. Los primeros textos de Diario de México en 1805 inevitablemente derivaron en los asuntos políticos y de gobierno. . el Decreto de la Libertad Política de la Imprenta se estrenó con el número 9 de El Pensador Mexicano. Sin embargo. el reconocimiento jurídico a la sociedad a abrir los archivos del gobierno en los temas sensibles. la prensa careció de periodistas militantes o de una prensa exigente. • Casi un cuarto de siglo después. represiones. sobre todo por la política existente y por la disputa criminal por el poder político. en el 2002. en este periodo. el pánico hizo presa de la administración virreinal y evidentemente que no sólo la petición de Lizardi fue rechazada sino que se prohibió el periódico. abarca un largo ciclo: • La lucha contra el porfirismo en la prensa crítica. La periodización histórica del pp tuvo sus estaciones muy claras: • Entre 1917 y 2008 pasaron problemas. sin condicionamientos penales. En 1812. • En el 2008 el Congreso aprobó la iniciativa presidencial para la despenalización de los delitos de prensa y cerró el círculo de garantías legales para lo que deseaba Zarco en 1856: “libertad como principio amplio y absoluto” y. La periodización del pp en el Siglo xx. pidiendo al virrey Francisco Xavier Venegas el reconocimiento del fuero eclesiástico a los religiosos que estaban luchando con las armas por la independencia de España. como espacio electoral y como representación política. aún en términos teóricos y sin ley reglamentaria. contribuir a la educación política y construir vía la prensa una opinión pública organizada. el derecho a la información. • La estabilidad autoritaria de la Constitución de 1917. que comenzó con la fundación del periódico Regeneración de los hermanos Flores Magón en agosto de 1900. cumpliendo con los requisitos.

la guerrilla en los setenta. La prensa política. al servicio del poder. entre otros. • Del 2000 a 2011 la prensa comenzó a padecer los efectos negativos de su independencia: la agresión por parte de los poderes oscuros del sistema político. el movimiento estudiantil del 68. amenazas y demandas civiles por daño moral. Los grandes medios tuvieron que buscar cierta legitimidad con aperturas de espacios a la crítica y en la sociedad se dieron espacios de independencia como la revista Política. hubo momentos concretos: asesinato de Rubén Jaramillo. a pesar de los controles severos del Estado. en pequeños espacios pero precisa en sus objetivos. de la crisis de 1976 nacieron la revista Proceso y los periódicos unomásuno. el movimiento magisterial. Hubo espacios generosos de debate político pero también el periodismo domesticado. la prensa política se desembarazó del control del poder político y lo hizo a costa de conflictos graves: el golpe contra la dirección de la cooperativa Excélsior en julio de 1976 truncó un estilo novedoso de periodismo crítico pero permitió la apertura de nuevos medios fuera de la dominación estatal. más aún. la revista Siempre y el suplemento La Cultura en México. En el siglo xx el debate sobre el pp se consolidó al ritmo de la modernización política que impusieron los sectores externos al sistema. • De la crisis electoral del pri de 1988 a la derrota presidencial del pri en la presidencia de la república en el 2000. aunque a veces sin una orientación política concreta. las movilizaciones estudiantiles. En 1988 por primera vez el pp quedó fuera del control autoritario en las elecciones presidenciales y algunos de ellos pudieron ejercer sin problemas serios su disidencia partidista. La Jornada y El Financiero. el crimen organizado y empresarios reacios a aceptar la libertad de prensa: asesinatos. ayudó a minar los pilares del viejo régimen y contribuyó a un espacio de crítica política cuando menos dos de ellos: el pri como el Muro de Berlín del autoritarismo y el presidente de la república como las estatuas de Lenin del régimen piramidal.Léxico para la nueva Comunicación Política 195 PERIODISMO POLÍTICO • De 1940 a 1976. • De 1976 a 1988. entre ellos los cacicazgos del poder. Aunque la mayoría de los medios cerraron sus puertas a los disidentes. secuestros. donde se ampliaron los debates de crítica sin controles estatales. entre otros. En este periodo el pp ejerció la libertad que quiso. el expriista Cuauhtémoc Cárdenas vio cerrados los espacios en la televisión privada y pública —las dos controladas por el Estado— y se refugió en la prensa escrita donde el pri había perdido influencia y páginas. Carlos Fuentes describió el papel de la prensa en el México priista: El vehículo de esta sonriente esquizofrenia es la gran prensa. Pero también tuvo sus etapas oscuras. la prensa política tuvo momentos brillantes como la cobertura crítica de la represión contra el movimiento obrero independiente y revolucionario y disidente. Un régimen El Periodismo Político ha sido estudiado y citado en función de su papel heroico en las fases autoritarias en la construcción de la república. .

entre muchos. La historia del pp mexicano del siglo xx aún no ha sido procesada. que inaugura la versión de las revistas de artículos y entre quienes destacaron figuras señeras del pp: Alejandro Gómez Arias. en cambio. la unam. aunque cada número tenía que ser aprobado por el Virrey antes de imprimirse. lo que en los sesenta se fijaría en los Estados Unidos como “nuevo periodismo”. destacan. p. 1971. además de que algunas otras universidades reformularon el modelo educativo tradicional de la ciencia política —el conocimiento para la capacitación de recursos humanos para el Estado y el sistema— hacia un modelo de conocimiento crítico. Luis Gutiérrez y González. pero también en el agotamiento paulatino del sistema político cerrado. La columna política crítica fue el detonador para la apertura de cada vez mayores espacios a la crítica al poder. la coyuntura y el análisis político: el cide. Vicente Lombardo Toledano. Después de la alternancia partidista en la presidencia de la república. Los primeros textos de Diario de México en 1805 inevitablemente derivaron en los asuntos políticos y de gobierno. historiador y escritor Gastón García Cantú y el historiador Daniel Cosío Villegas y en El Día y luego Excélsior el columnista surgido del sector progresista católico del pan Manuel Buendía. Comenzó en 1896 con la fundación del periódico El Imparcial como el primer periódico moderno y su objetivo fue crear un espacio político para la difusión del porfiriato.Léxico para la nueva Comunicación Política 196 PERIODISMO POLÍTICO El periodismo mexicano nació como político en 1810 —y aún antes—. buena parte de esos programas han sido aprovechados por periodistas en un salto cualitativo al esquema tradicional del periodismo práctico y de experiencia a una fase de periodismo de conocimiento científico. Antonio Rodríguez. En su vertiente formal de pp se localiza la fecha de 1953 con la fundación de la revista Siempre! del periodista José Pagés Llergo. el rey va en su carreta rumbo a la guillotina clamando en contra de los cortesanos que le impidieron ver claro y a tiempo. la Universidad Iberoamericana. Víctor Rico Galán. 74). José Alvarado. los centros de educación superior encontraron una veta en las ofertas de diplomados. aquéllos que no pudieron convertirse en periódicos críticos. entre muchos otros. sus favores. Los cortesanos supremos del régimen mexicano se llaman periodistas (Fuentes. posgrados y seminarios de actualización sobre la política. Francisco Martínez de la Vega. En el periodo 1972-1985 los grandes diarios tuvieron que crear espacios específicos para la crítica política. Fue la primera revista sin censura. El debate se consolidó en las universidades públicas. mucho . Y a la hora del derrumbe. dos como ejemplos: Martín Luis Guzmán con El águila y la serpiente y Mauricio Magdaleno con Palabras perdidas imponen un género de periodismo con utilización de las técnicas narrativas de la literatura. convirtieron las columnas políticas en una especie de “periódicos dentro de los periódicos” en donde no operaban las restrictivas políticas editoriales: en Excélsior destacaron el periodista. clásico precisa cortesanos. La función del cortesano es halagar el oído del monarca y recibir. Asimismo. el pp también tuvo una simiente en los periodistas/políticos que usaron el estilo periodístico para difundir versiones de la historia.

. En 1968 entró en la dirección de Excélsior el periodista Julio Scherer García y le imprimió al diario un perfil crítico en sus notas y reportajes pero también en la apertura de sus páginas editoriales a intelectuales y periodistas críticos al sistema. al servicio del poder. todos ellos imbuidos por los estilos del nuevo periodismo norteamericano de Norman Mailer y Tom Wolfe. Política abrió sus páginas a la información de los primeros grupos guerrilleros y denunció la represión a obreros. y en sus páginas colaboraron los principales escritores del momento.Léxico para la nueva Comunicación Política 197 PERIODISMO POLÍTICO por el estilo de Pagés Llergo pero también por haber nacido de una censura en la revista Mañana. las crónicas políticas con un excelente manejo periodístico de las estructuras literarias refrescó el ambiente en las redacciones y abrió nuevos caminos al estilo de los reporteros. Así. quienes habían editado unos cinco números de la revista El Espectador. Hubo espacios generosos de debate político pero también el periodismo domesticado. de la tendencia crítica dentro del sistema priista y del pri y refugio en los setenta de los periodistas y escritores exiliados por las dictaduras militares latinoamericanas. El Día fue un periódico progresista. más tarde miembro del Partido Popular de Vicente Lombardo Toledano y luego afiliado al pri. incluyendo protestas por la represión obrera. por la formación de izquierda de Ramírez y Ramírez. Como aportación adicional. dirigida por el ingeniero Manuel Marcué Pardiñas. el 68 y el halconazo de 1971. unomásuno circuló el suplemento Sábado. En 1962 nació el periódico El Día con una característica singular: su director fundador fue el político Enrique Ramírez y Ramírez. campesinos y estudiantes. Fernando Benítez y politólogos como Enrique González Pedrero y Víctor Flores Olea. militante del Partido Comunista Mexicano. entre ellos Carlos Fuentes. quien lo dirigió hasta 1987. el pp se movió en dos carriles: el del periodismo con sus géneros tradicionales del reportaje. El periódico unomásuno nació el 14 de noviembre de 1977 con un desprendimiento de periodistas e intelectuales que estaban en Proceso y que habían participado activamente en Excélsior. el artículo y la columna y el de la cultura como forma de crítica política al poder. En La Cultura en México se dio una de las fases más lúcidas y prometedoras del pp con crónicas. El periódico unomásuno le dio un nuevo impulso al pp con la incorporación como cronistas de varios escritores del grupo de Héctor Aguilar Camín. y se convirtió en el espacio por excelencia de la izquierda socialista no militante en el pcm y en la tribuna de defensa de Cuba y del cardenismo revolucionario. En el terreno de la cultura política destacó el suplemento La Cultura en México de la revista Siempre! que había existido como México en la Cultura en el periódico Novedades hasta que una censura del poder presidencial obligó a su director y colaboradores a emigrar a Siempre! en 1962. Fernando Benítez dirigió el suplemento de 1962 a 1972 y luego le entregó la estafeta a Carlos Monsiváis. análisis y debates entre intelectuales progresistas. que se movió entre la En el siglo XX el debate sobre el Periodismo Político se consolidó al ritmo de la modernización política que impusieron los sectores externos al sistema. En 1960 nació la revista Política. la noticia.

Manuel Buendía (1985. José Emilio Pacheco. Comenzó en 1896 con la fundación del periódico El Imparcial como el primer periódico moderno y su objetivo fue crear un espacio político para la difusión del porfiriato. Es siempre el periodismo un acto político. muy en la línea del nuevo periodis- mo norteamericano del uso de un lenguaje abierto y de estructuras narrativas propias de la literatura. Si el periodismo nació político con el Decreto de la Libertad Política de la Imprenta de 1810. Federico Reyes Heroles. Líneas temáticas El pp se ha estudiado en los espacios del periodismo de información general. La columna política es el antecedente del pp como especialidad. algunos profesionales lo asumieron así. Proceso y El Financiero. alentado por su director fundador Fernando Benítez. Es la política en acción. la columna política era un espacio casi propiedad de los políticos. En una conferencia de septiembre de 1979. 119-140). Sergio Aguayo. . el periodismo es parte de la política. Todo el periodismo pertenece a la política. En los setenta. pero en 1984 le entró de lleno a la crítica desde el enfoque de la economía política y en 1990 abrió su sección política que llegó a conjuntar a lo más importante de la crítica: Raymundo Riva Palacio. Tellezgirón. el periodismo es un instrumento de la comunicación social. Jaime Avilés. Adolfo Aguilar Zínser. Por tanto.Léxico para la nueva Comunicación Política 198 PERIODISMO POLÍTICO La historia del Periodismo Político mexicano del siglo XX aún no ha sido procesada. de los gobernantes y de los partidos y se usaba como una especie de periódico mural de la clase política donde los contenidos eran recados de una élite a otra. pp. de investigación. p. Por su contenido a fondo. 17). La Jornada. Manuel Buendía le dio a la columna un contenido de investigación. entre ellas la del columnismo político como un factor de detonación de la reflexión crítica del periodismo y de la necesidad de explorar ya la especialización en temas políticos y del poder. En la época del periodismo informativo moderno. Y La Jornada se abrió a un pp militante de izquierda. no la del chisme o de la crónica del día. M. Pero hay algunas variantes poco estudiadas. Asimismo. El nacimiento de El Financiero —el 15 de octubre de 1981— y La Jornada —29 de febrero de 1984— cerraron el ciclo de los nuevos impulsos al pp. aún no se ha analizado académicamente la renovación del estilo del pp mexicano en los ochenta con los escritores que comenzaron a hacer crónica y reportaje en unomásuno. el entonces innovador de la columna política. 2006. el primero enfatizó el periodismo de información financiera y bursátil. en consecuencia. con su columna Para control de usted publicada en el periódico El Día en la primera mitad de los setenta y su texto semanal Concierto político bajo el seudónimo de J. estableció los criterios de origen: El periodismo es esencialmente información. entre muchos otros (véase González. Pero hablamos de la columna política analítica. hasta mediados de los años setenta del siglo xx. y. Carlos Monsiváis. y se convirtió en la base editorial del prd. Jorge Fernández Menéndez. cultura y la política. sin dobleces.

• Como asunción del espacio público habermasiano por excelencia para los intereses de la sociedad y El Periodismo Político se ha estudiado en los espacios del periodismo de información general. El auge de la columna política como antecedente del pp especializado fue correlativo a la tardanza de los periódicos para entrarle a la crónica. entre ellas la del columnismo político como un factor de detonación de la reflexión crítica del periodismo y de la necesidad de explorar ya la especialización en temas políticos y del poder. Pero en el momento de esplendor de la columna de pp de investigación Buendía desarrolló el estilo crítico contra la derecha. Un caso tipo —que no ha sido estudiado en las escuelas de periodismo y comunicación— fue el del periodista Carlos Denegri. la cia y la iglesia le dio importancia a su espacio. El aumento de espacios para el análisis y la crítica al sistema político priista restó un poco de atención a los columnistas y les exigió más esfuerzo en especialización y capacitación. 19). la columna fue un género periodístico subsidiario del pp. el periodismo comenzó a abrirse en Proceso. llevó a la prensa escrita a abrir los temas de la investigación política especializada. con el cambio de clase política en la élite dirigente —los economistas sustituyeron a los políticos y no aceptaron la herencia de las viejas redes de poder—. creció en importancia cuando los periódicos destinaban casi la totalidad de los espacios a la información plana. En 1975 Buendía renunció al cargo público y se dedicó de tiempo completo a su columna “Red Privada” hasta su asesinato en mayo de 1984. A partir de 1981. cuya columna fue una sucursal de la Secretaría de Información y Propaganda del pri y se usaba justamente para los juegos de poder del pri. p. es decir. los empresarios. El Financiero y La Jornada. Hubo en la historia del columnismo moderno algunos ejemplares que marcaron en su momento la negatividad del género. primero para difundir versiones no confirmadas aunque luego como espacios de mensajería política enviados entre políticos con los columnistas como mensajeros. sin juicios de valor y menos de confrontación. . El pp ha dejado abiertas algunas tareas: • Como representación política informal o parlamento de papel. Denegri publicaba su columna Desayuno Político en Excélsior y murió asesinado por su esposa la madrugada de año nuevo de 1970. Pero sobre todo. el reportaje y sobre todo los artículos y análisis. La apertura política en los medios impresos. Como ese estilo periodístico realmente no generaba interés en los lectores y había ciertos espacios del acontecer político que existían sin fuentes de confirmación. las columnas fueron naciendo como espacios con autonomía relativa. un espacio casi autónomo del periódico donde se trataban temas que no tocaban las páginas informativas del diario. 1981. • Como especialización no sólo en práctica profesional sino en formación académica ligada a la ciencia política.Léxico para la nueva Comunicación Política 199 PERIODISMO POLÍTICO la columna fue “un periódico dentro de otro periódico” (véase Granados Chapa. a partir de 1971. En el periodismo norteamericano las columnas no fueron espacios para la información exclusiva sino para la reflexión política y moral. Pero hay algunas variantes poco estudiadas. unomásuno.

La Constitución de 1857 y sus reformas: a 150 años de su promulgación.M. S.). J. (2009). M. México. Gantús. Cruz Barney. Creación de estados de opinión en el proceso de independencia mexicano (1808-1823). L. Carbonell (coords. señala Habermas. F. México. Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo/Nueva Imagen. El proceso constituyente mexicano. Juicios y causas procesales en la Independencia mexicana. J. México.M. Estudio sobre la libertad de prensa en México. S. México. (2006).B. El Caballito. censura y represión en la ciudad de México 1876-1888. M. Los empresarios. • El pp como el espacio natural de la sociedad civil. Fundación Manuel Buendía. Escenas del periodismo mexicano. Instituto de Investigaciones Jurídicas/unam. (coord. El Colegio de México/ Instituto Mora. F. México.mx/uam/ . Buendía. Ejercicio periodístico. González. Granados Chapa.). • Y como parte de la educación política de la sociedad. a 150 años de la Constitución de 1857 y 90 de la Constitución de 1917. C. Instituto Mora. Prensa y poder político en la novela El cuarto poder de Emilio Rabasa. Juguetillo y El pensador mexicano. México.). (1997).izt. (2001). D. (2010).B.Léxico para la nueva Comunicación Política 200 PERIODISMO POLÍTICO no exclusivos de la clase política. Instituto Mora/unam.M. unam/Corte de Constitucionalidad de Guatemala/Procurador de Derechos Humanos de Guatemala. y M. unam/Instituto de Investigaciones Jurídicas/lxi Legislatura del Senado de la República. Crítica. en Suárez de la Torre. México. I. México. (1983). (coord.B. Bustamante. Gómez de Lara. México. Esteinou Madrid. (2010). Delgado Carranco. en Ibarra Palafox.A (1981). (1985). Historias de tinta y papel. en Suárez de la Torre. (coord. La CIA en México. L. México. Flores. es el que se localiza en el debate de los intereses sociales y fuera del control político e institucional del Bibliografía Buendía. El espacio público. “La causa contra don José Joaquín Fernández de Lizardi”.).uam. Océano/Fundación Manuel Buendía. (2007). en Valadés.). (coord. Delgado Carranco. “Noticias y reflexiones de la representatividad: las elecciones del periodo constitucional en el Diario de México (1808-1812)”. Guerra Ramírez. Centro de Estudios de Historia de México. Océano/Fundación Manuel Buendía. Los medios de comunicación y la construcción de la hegemonía. Caricatura y poder político. (1977). (1987). La ultraderecha en México. Empresa y cultura en tinta y papel (1800-1860). Examen de la comunicación en México. Centro de Estado (Habermas. (2005). F. M. México. tesina para obtener el grado de licenciado en letras hispanas por la uam (http://tesiuami. 1981). México. O. C.

México. Universidad Veracruzana (http://www. Gramsci y el bloque histórico. R. Primer época (1810-1812).blogcindario. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales.-X. Vicios y virtudes de la prensa escrita en México. y A. Porrúa. Forma de gobierno y gobernabilidad en México en el siglo XIX. México. Siglo xxi. Guerra. McGowan. México. Centro Francés de Estudios Mexicanos y Centroamericanos/fce. Ley de Imprenta. R.mx/ dgbuv/bd/tesis_posgrado/ LopezSalas/Parte1. México. julio-septiembre.gob. Plaza Janés. La transformación estructural de la vida pública. (1973). tesis para obtener el grado de doctora en Derecho. Manuel para un nuevo periodismo. Rabasa. R. Gustavo Gili.org. Barcelona. . Martínez Luna. México. Lares.Léxico para la nueva Comunicación Política 201 PERIODISMO POLÍTICO aspuam/presentatesisphp?recno=1 2199&docs=UAMI12199. com/2009/11/01170-diario-dedebates-del-congreso-constituyente-de-1916-1917-queretaromexico. (2005). Grijalbo. unam. núm. (1979).pdf ). F. (1971). G. México. E. E. Una historia del periodismo mexicano y su vínculo con el poder. E. (1853). México. Instituto de Investigaciones Filológicas/unam. (1982).org. R. McGowan.mx/PDF/SILLON_12_Roberto_Moreno.. E. 25 de abril (http://www. Invención del sistema político mexicano. México. H. El Colegio de México. Rodríguez Castañeda. México.mx/ PDF/SILLON_12_Roberto_ Moreno. La prensa censurada. (2009). S. (2002). Medina Peña. (1987). T. durante el siglo XIX. (1976). Riva Palacio. “Legislación sobre libertad de imprenta en la Reforma”.pdf ). B y F. Reyna. López Salas.html). M. Rabasa. 1854-1857. México (http:// www.pdf ). México. Reglamento para juzgar los delitos de prensa. Marván Laborde. 2 de febrero (http:// www. Diario de debates del Constituyente de 19161917. L. México. (2006). Moreno. J. Historia crítica de la opinión pública.biblioteca. México. I.mx/docs/bibliotecaVirtual/10/2662/9. Barcelona. 109. Portelli. La Constitución y la dictadura. O’Gorman. La libertad de expresión en el derecho constitucional mexicano.PDF). Lempériére (coords. Juárez. (1991).).C. Los espacios públicos en Iberoamérica. acadmexhistoria. Prensa vendida. uv. Prensa y poder. Ambigüedades y problemas. Discursos de ingreso a la Academia Mexicana de la Historia. sep Setentas. (2007). (1998). (1998). Siglos XVIII y XIX. Grijalbo. Respuesta al discurso de admisión de Roberto Moreno en la Academia Mexicana de la Historia. Estudio e índice onomástico del Diario de México. Porrúa.tv/artman2/publish/1861_164/Se_reglamenta_ el_procedimiento_para_juzgar_ los_delitos_de_imprenta.shtml). (1978). My Lai 4. tomo 1 (http:// forodelderecho. Zarco (1861). Habermas. Hersh.pdf ). El cuarto poder y Moneda falsa. (1993). G.senado2010. (1979). México. México (http://www.acadmexhistoria. fce.

Madrid. El periodismo político en México. núm. El panfleto político en el México independiente”. México. Scholes. vol. (1981). La vida de los reporteros y reflexiones del periodismo americano. México.  Carlos Ramírez .librosgratisweb. Mitre. (1976). Rojas. México. (1997).Léxico para la nueva Comunicación Política 202 PERIODISMO POLÍTICO Rojas. F.M. (1983).mx/pdf/13 /art_13_1867_15977. D. Zarco. 1 (http:// historiamexicana. Política mexicana durante el régimen de Juárez 1855-1972. Gernika. (1845). W. México. Don Facundo (http://www.V.htm).com/ html/sarmiento/facundo /index. De la prensa. P. fce. Sarmiento.colmex. T. (1957). cide/Taurus. Historia Mexicana. R. El Colegio de México. La escritura de la Independencia. Wicker. Secandella. 47. R. “Una maldición silenciada. México. Crónica del Congreso Extraordinario Constituyente (1856-1857). (2003). El surgimiento de la opinión pública en México.pdf).

el sentido o valor secundario que adopta en el plano del lenguaje cotidiano. Es común escuchar lo siguiente: “poder es lograr que otros hagan lo que se desea o se espera de ellos”. es decir. además de verse reducida. Para efectos prácticos de En los últimos años. Percepción. Signo. con un arreglarse en función de los intereses de los actores. Poder. como ya se afirmaba desde el siglo xix. De tal forma que las soluciones políticas a las diferencias son las “menos malas” de las soluciones. donde “es mejor un mal arreglo que un buen pleito”. la trampa. “es la capacidad de una persona por someter a las demás”. es decir. pero. el poder no ha escapado a una fuerte connotación negativa. En el enfoque contemporáneo. casi siempre. al tocar el tema. la política se ha convertido en un concepto cuya connotación. “es imponer la voluntad personal a la voluntad colectiva”. la política se ha convertido en un concepto cuya connotación. desarrollan y culminan las relaciones de poder. es decir. En este sentido. Lenguaje. 1831). antes de pasar al uso de la fuerza (Toffler. el arreglo impropio y la mentira. tiende a aplicarse cada vez más con un contenido negativo. Por ello. Definición En los últimos años. la deshonestidad. Memoria. negociar y acordar. etcétera. deseable. Imagen. a pesar de ello. la política se entiende como el espacio donde se generan. la realidad se presenta como si toda la actividad política se redujera a un “arreglar las situaciones” que culmina. etcétera. además de verse reducida. “la guerra es la extensión de la política por otros medios” (Von Clausewitz. Representación. . tiende a aplicarse cada vez más con un contenido negativo. Legitimación. la opinión más generalizada se centra en considerar a la política como el espacio de las relaciones de poder donde todavía se puede hablar. y se encuentra más próximo a la falsedad. ¿Qué es el poder? Al igual que con la política. Política.Léxico para la nueva Comunicación Política 203 19 Política Simbólica Palabras clave Comunicación. Hoy en día el sentido de la política es antitético con el del trabajo y el esfuerzo sanos. Símbolo. Realidad. 1996). el sentido o valor secundario que adopta en el plano del lenguaje cotidiano.

Por ello. una fotografía que nos permite identificar a la persona fotografiada. como los monumentos. de carácter formal.Léxico para la nueva Comunicación Política 204 POLÍTICa SIMBÓLICa La realidad se presenta como si toda la actividad política se redujera a un “arreglar las situaciones” que culmina. a través de agentes representantes a los que se les atribuye un significado. 1976). la idea de que la política es un espacio de negociación en límite con la violencia donde se desarrollan las relaciones de poder. 2003). 2011). La representación simbólica se refiere a la forma como una sociedad. los agentes o los “objetos” que generan la representación simbólica pueden ser de varios tipos. es decir. como los ceremoniales. Ahora bien. dirigen o vinculan a objetos diferentes. un grupo o una nación perciben “objetos” que los identifican a sí mismos o los diferencian de otros grupos sociales. casi siempre. Ahora bien. como las instituciones públicas en casos como la “Cruz Roja”. ¿a qué se refiere lo simbólico? Lo simbólico está relacionado con el ámbito de las representaciones. con la relación que se da entre objetos que remiten. Lacan y Bourdieu. La imagen es el objeto cuyos elementos nos remiten de manera directa a otro objeto. por ejemplo. como en el caso de algún logo que con unos cuantos trazos nos define un objeto específi- . Formas de representación En la segunda mitad del siglo xx se empezaron a generalizar los trabajos relacionados con el estudio de las representaciones y su aplicación y funcionamiento en los ámbitos social y político (Lombardo y Meier. relacionan. con un arreglarse en función de los intereses de los actores. 2009 y Sonne. la presente exposición proponemos entender al poder de una forma en la que sea posible contener la mayor parte de posibilidades. 1993). entendemos el poder como: la facultad de las personas de influir en las voluntades de los demás. 1972). tradicional o cultural. 1991). la representación simbólica va mucho más allá de los objetos materiales. una población. por ejemplo. Dichos elementos pueden ser muy finos o detallados. 1997. De manera general. En este sentido hay estudios que se centran en el significado o los contenidos que las personas les atribuyen a un determinado objeto representante (Pitkin. en términos propios de las representaciones políticas. las banderas o los himnos nacionales (Cerulo. “El Capitolio” (Edelman. el signo y el símbolo. algunos autores han considerado lo simbólico a partir de la presencia de representación de objetos principales en términos de im- portancia social. la “Defensa Nacional” o incluso los edificios públicos como la “Casa Rosada”. Así. Con base en lo anterior podríamos concluir que en la cultura contemporánea existe. hemos llegado a un punto donde se requiere categorizar las diferentes formas de representación. por ejemplo. como. generales o burdos. también se presenta de manera discursiva y se basa. o bien. en el uso del lenguaje y el discurso político (Bondi. de manera dominante. nos encontramos con tres diferentes formas de representación: la imagen. pueden ser también de carácter histórico. de carácter estructural. o bien. las estatuas. “Los Pinos”. En este sentido. los espacios públicos o localidades importantes y las capitales (Parkinson.

¿Cuál sería el contenido contemporáneo que más se asemeja al concepto de polis griega?: La comunidad.. los seres humanos pudieron proponer una forma original de desenvolvimiento de las relaciones sociales en términos de poder y de autoridad. por ejemplo. ¿qué significaba hablar bien para un ateniense del “Siglo de Oro”? Si bien el desarrollo de la oratoria y la retórica. Aristóteles en su obra titulada La Constitución de Atenas presenta una gran parte de esa propuesta que a las personas del siglo xxi nos resulta a veces difícil de comprender. podría decirse que las relaciones de poder pretendían más armonizar las voluntades que influir en ellas. desarrollan y culminan las relaciones de poder. el símbolo es un objeto cuyos elementos nos remiten de manera indirecta a otro objeto a partir de un acuerdo. alguien podía haber nacido a los pies de la estatua de Palas Atenea de Fidias y no ser ateniense. en contraparte. expresiones y actitudes culturales son. ¿Qué es el poder? Al igual que con la política. el efecto es signo de la causa. en la Grecia clásica y particularmente en la Atenas del siglo v a. la alta temperatura del cuerpo es signo de infección. alguien podía haber nacido a 2 mil kilómetros de Atenas e incluso no haber conocido la Acrópolis y ser ateniense y. las manifestaciones. simbólicas. . Por último. El autor nos dice que los atenienses. c. En ese sentido. el bien hablar que da cohesión a la convivencia. vivían en polis y aquí se inician nuestras dificultades. la política se entiende como el espacio donde se generan. Al menos como propuesta e incluso como un hecho histórico. sobre todo por la influencia latina donde el contenido de la ciudad se orienta. que influir “en” las voluntades. deseable. en búsqueda de una unidad común. donde la ps se construía a partir de las representaciones que permitían el bien decir. al igual que los demás griegos. donde la ciudad se refiere a lo urbano en contraparte con el campo que se refiere a lo rural. c. Pero para un ateniense del siglo v a. la polis no tenía nada que ver con el espacio. entre otras disciplinas va a ser admirable en esa época y lugar históricos. la cultura se encuentra integrada por infinidad de aspectos simbólicos ya que al ser la forma como una sociedad se vincula con su entorno. tradiciones. a pesar de ello. el hablar bien se basaba en dos conceptos básicos antes que en métodos: formas En el enfoque contemporáneo. Para nosotros en esta época la palabra polis la relacionamos con la “ciudad”. De hecho el contenido etimológico de polis se refiere a “muchos” o “varios”. la política se debería entender como “el arte de vivir en comunidad”. ya sea en cuanto a su tamaño o en cuanto a su concepto. Ahora bien. se han presentado momentos en la historia donde la ps ha pretendido más acordar “con” las voluntades. Puede entonces afirmarse que la Política Simbólica (en adelante ps) es el resultado de una permanente y cambiante construcción social que en la cultura contemporánea pretende influir y dominar las voluntades. por su naturaleza.Léxico para la nueva Comunicación Política 205 POLÍTICa SIMBÓLICa co. al espacio. pero. que desafortunadamente no duro más de una centena de años. el poder no ha escapado a una fuerte connotación negativa. Para ello. el humo es un signo de la presencia del fuego. el signo es un objeto cuyos elementos nos remiten de manera indirecta a otro objeto. Por su parte. Pero esto no siempre ha sido considerado así. en primera instancia.

no solamente en las relaciones entre gobernantes y gobernados. de manera paradójica. Para su conocimiento Jacques Berque ha propuesto dos visiones paralelas: una que lo define como “el descubrimiento de lo que se encuentra tras la sensación. Elementos de la política simbólica La representación se encuentra constituida por una secuencia de imágenes. Esta propuesta podría funcionar en dos grandes ámbitos: por un lado como un espacio de relaciones de dominio y. es decir: “el razonamiento”. Este conjunto de relaciones conforma un todo mucho más complejo que entendemos como simbolismo. ya que fue precisamente el olvidarse de esto lo que terminó con la “Atenas del Siglo de Oro”. la ética y la lógica eran las disciplinas que ayudaban a ser congruente con lo que las cosas son y con su contenido. quizá sería más sencillo y agradable adoptar estas disciplinas desde la formación preuniversitaria. signos y símbolos. En este contexto podemos continuar con la reflexión de la ps. El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define la palabra “etos” como: el “conjunto de rasgos y modos de comportamiento que conforman el carácter o la identidad de una persona o una comunidad”. un comportamiento de las personas que componen la . “la argumentación” o “el discurso”. Puede concluirse entonces que ethos tiene que ver con el “ser” de las cosas y el logos con su “significado”.. reflexionada o razonada. signos y símbolos. Arbesú. la noción de las luces. Entendemos que la ps es la forma como los individuos de un grupo social influyen en las voluntades de otros a través de las representaciones. Arbesú 1985) y la otra que lo explica como “el acto de transformación de los valores sensibles en valores abstractos y viceversa (según el punto de vista de Jamil Calibá. o disciplinas. p. los cuales establecen relaciones entre los integrantes de un grupo social. como la búsqueda y la construcción de un lugar de convivencia. la idea de que la política es un espacio de negociación en límite con la violencia donde se desarrollan las relaciones de poder. en su “Apología de Sócrates” muestra como su maestro determina que merece la muerte ya que sus contemporáneos juzgaron que había faltado a estos dos principios. ibid. por otro lado. Así. 232. p. Constituye una manera de actuar. diciendo que se da en todos los niveles. Con base en lo anterior estamos en posibilidad de proponer una definición para nuestro objeto de estudio. que va mucho más allá de lo que podríamos definir como el simple simbolismo. Y se entiende como “logos” a la palabra en cuanto meditada. Hablan- do ya de manera simbólica. de manera dominante. pues implica la capacidad de influir en las voluntades mediante el empleo de imágenes. la actualización del sello —símbolo—. pero. funcionan bajo los criterios de dominio. Mafra Qal-T’uruq. Visto de esta manera. 1987).Léxico para la nueva Comunicación Política 206 POLÍTICa SIMBÓLICa En la cultura contemporánea existe. Platón. las democracias modernas aspiran a una operación o desarrollo basado en la convivencia. 233. Para los integrantes de aquella comunidad hablar bien era hablar con Ethos y con Logos. el desprecio de lo cotidiano” (tomado de la opinión de Bishr Farés en la obra Divergence.

actitudes y comportamientos culturales. La representación simbólica se refiere a la forma como una sociedad. un grupo o una nación perciben “objetos” que los identifican a sí mismos o los diferencian de otros grupos sociales. . La memoria es el “almacén” donde una sociedad conserva sus representaciones y contenidos que se evidencian en las tradiciones. felicidad. La operación simbólica es un movimiento de ruptura y reunificación de contenidos que en un espacio y tiempo específicos se aglutinan en lo que será la imagen simbólica. seguridad. Es decir. La imagen simbólica es una representación. una población. la sociedad enfrenta momentos en que ningún esfuerzo o dinámica social parece conducir a una estabilidad de la vida política y social y menos aun hacia una superación o transformación generando situaciones de “conflicto”. Sin embargo y a pesar de los esfuerzos. es decir. la imagen simbólica es el elemento del mensaje que permite su cohesión y le da significado al mismo. La relación entre estos cuatro elementos genera. prudencia. La sociedad. relacionan. la memoria y la comunicación. símbolos patrios. que adquiere valor por si misma más que por los que fueron. La comunicación es el vínculo social que permite el paso de dichos contenidos y representaciones entre los individuos. valores sociales. manifestaciones. igualdad. honor. el cual no puede partir de supuestos sino de hechos positivos. una sobre-simbolización producida por el análisis para remediar los defectos Lo simbólico está relacionado con el ámbito de las representaciones. se trata de momentos en que ninguna operación de transmutación de los valores nos hace creer en un cambio. fuerza. da cohesión o puede culminar con la dinámica social. han sido o son sus contenidos.Léxico para la nueva Comunicación Política 207 POLÍTICa SIMBÓLICa sociedad frente a los diferentes retos que se les presentan. un signo o un símbolo. etcétera. Aquí es importante desarrollar esfuerzos constantes de definición y redefinición de conceptos que sean capaces de adaptarse a las necesidades de cohesión que se presentan en un contexto cambiante y turbulento. Para explicar el funcionamiento de la ps se debe analizar a la sociedad bajo un sistema de autorregulación en términos de representación y comunicación dentro de dos diferentes lapsos de tiempo: la crisis y el conflicto. Así. una imagen. reúne y refuerza el modelo vigente. La imagen simbólica La única fuerza que le queda al sistema representativo social para mantenerse en estado de equilibrio. es la de la imagen simbólica. como por ejemplo: libertad. federalismo. soberanía. Los componentes de la imagen simbólica son una sobreproducción de elementos descriptivos de grandeza. en términos de vinculación entre las representaciones y los contenidos vive en un espacio de tiempo constante definido como “crisis”. dirigen o vinculan a objetos diferentes. la crisis es constante y permanente. En términos de representación. son conceptos con fuertes contenidos. mientras que el conflicto es puntual y específico. La ps se compone de cuatro elementos fundamentales: la imagen simbólica. es decir. donde los significados se encuentran en constante reinterpretación y modificación de contenidos. en los cuales los discursos dan la impresión de carecer de significado. la operación simbólica. de manera general. que considera. con la relación que se da entre objetos que remiten.

en sus síntomas más agudos. de pesimismo y se mueven al encuentro de una imagen fuerte que permitirá. violentos o amenazadores. En esta fase las imágenes se encuentran divididas en dos campos. a su vez. el momento del inicio de la lucha por la independencia.Léxico para la nueva Comunicación Política 208 POLÍTICa SIMBÓLICa De manera general. del símbolo. del pluralismo y del mito” (Sfez. la reunificación y sobrevivencia social” (Sfez. sólo se puede presentar en la medida en que se dé una proliferación de imágenes. De esta manera. los cuales son empleados a través de los discursos para mantener una cierta situación de dominio. Por ejemplo. pero ponen siempre en cuestionamiento la misma “existencia social”. El conflicto impone cierta destrucción y un orden nuevo. 1978). etcétera. la empujan al máximo en un paroxismo. ¿Por qué? Porque la operación simbólica tiene lugar en el núcleo del fundamento del estado que es: la seguridad de sus integrantes. imágenes relacionadas con la xenofobia en Alemania. Pero. inundaciones. Con este fin. un exceso de elementos cuyo significado representa otras cosas. A partir de aquí podemos empezar a encontrar elementos que nos permitan entender por qué los discursos políticos en general. se caracterizan por la utilización recurrente de un lenguaje superlativo. explotan las rupturas y los desacuerdos de la situación. redefinido o generado imágenes simbólicas. de nuevo. es decir. Los conflictos pueden ser circunstanciales o inducidos. la cual. Juegan un papel fundador en un conflicto o amenaza de conflicto violento que ellas forjan y que las legitima. la promulgación de las Leyes de Reforma o el surgimiento del Plan de San Luís en 1910 son ejemplos de situaciones de conflicto que han formado. “La imagen simbólica es el vínculo fortalecido de los contrarios. con el objetivo de fundar de nuevo su unidad. Estas imágenes no son . es decir. la imagen simbólica propiamente dicha es el resultado de una operación de rompimiento y reunificación social que denominaremos “operación simbólica”. aunque de manera puntual en la historia. nos encontramos con tres diferentes formas de representación: la imagen. como sucede en los discursos a lo largo de una contienda electoral sin importar el partido político de que se trate. catástrofes naturales como terremotos. Por ejemplo. La operación simbólica Las operaciones simbólicas. ¿cómo surge la imagen simbólica?. En el conflicto la sociedad es amenazada de vida. 1978). al surgir dentro del ámbito del conflicto. se manifiestan de forma fragmentada y con poca frecuencia. la guerra por problemas étnicos y de territorios. el problema del medio ambiente en las grandes ciudades. ¿a través de qué mecanismo ha llegado a ser aceptada por una población en un lugar y momento dados? Aunque en los momentos de crisis las imágenes simbólicas permiten que el sistema se mantenga y que además sea posible la formación de nuevas imágenes. por ello desaparecen en corto tiempo. ya sea en pro o en contra de la operación simbólica. las imágenes “aglutinan en una actividad única de palabra y de acción los fragmentos dispersos de una sociedad en descomposición. el signo y el símbolo.

además. el nacionalsocialismo se convirtió en la imagen simbólica que aglutinó la tradición. ya que siempre están almacenadas en la memoria. de palabras. la sociedad encuentra la solución única: montar un conflicto. los financieros. habrá algunas que serán olvidadas o excluidas aunque nunca de forma total. por ejemplo. . mientras que otras serán empleadas con el objeto de poder constituir el orden nuevo y eliminar el anterior. lo que produce una frontera rígida e infranqueable. de esta forma. Además. una serie de movimientos recurrentes y sucesivos. El nuevo orden vivirá. y cuando la operación simbólica ha transformado al grupo en combatientes y transfigurado el debate de imágenes en lucha por la supervivencia. posteriormente. Así. lo ocurrido en los países de Europa del Este. hay que recordarlo. en la medida en que los movimientos se van Puede entonces afirmarse que la Política Simbólica es el resultado de una permanente y cambiante construcción social que en la cultura contemporánea pretende influir y dominar las voluntades. de conceptos. pero en cuanto a lo que nos ocupa. que permitió el surgimiento del Partido Nacional Socialista. el cual pasó. es muy corta. en el apogeo de su acción. y las imágenes intentan en vano centrar el sentido en un punto. a su vez. Por muchas razones esta situación no se ha presentado en Alemania.Léxico para la nueva Comunicación Política 209 POLÍTICa SIMBÓLICa las simbólicas. Este fue el caso de los judíos. ¡todo! Por eso Sfez comenta que la operación simbólica es una purga de imágenes. lo moderno. la duración de la operación simbólica. los comunistas y los extranjeros en la Alemania nazi. a fin de detener el desorden. el porvenir. una campaña política que encuentre y utilice la imagen simbólica apropiada para un grupo social específico en un momento determinado tiene enormes posibilidades de éxito. la libertad. de manera vertiginosa. un bloqueo donde la existencia de un enemigo común no sólo es útil sino que. Véase. la fuerza. la raza. momentos de crisis y. Un ejemplo de esto puede encontrarse en la situación de Alemania en los años treinta. La dificultad se presenta cuando nos encontramos entre una multitud de signos. La memoria En el juego que se da entre la operación simbólica y las imágenes en el momento del conflicto. Las somete a una selección severa. vencer las imágenes adversas y a través de una comunión —con las imágenes favorables— renovar el mito fundador. que no quiere decir hacer una revuelta armada de manera forzosa sino más bien empujar hacia la ruptura. Ahí. que implicaba físicamente una división. es ahora un elemento de unificación. La imagen simbólica es única y preciada. la justicia. finalizará también en otra operación simbólica. Se da. El conflicto se establece cuando el enemigo identificado se vuelve odioso. sirve como elemento de catálisis. de una reunión de unas cuantas personas en una cervecería al control de ese país y de casi toda Europa en muy poco tiempo. asigna un enemigo exterior a combatir. en resumen. Sin embargo. el trabajo. creemos que gracias a una operación simbólica la imagen del Muro de Berlín. los cuales al no encontrar una imagen clara y contundente tienden a regresar a los conceptos y principios que durante años les fueron comunes y claros.

Léxico para la nueva Comunicación Política

210

POLÍTICa SIMBÓLICa

Entendemos que la Política Simbólica es la forma como los individuos de un grupo social influyen en las voluntades de otros a través de las representaciones.

sucediendo uno tras otro, se procede al almacenamiento de las imágenes pasadas. Queda una memoria que, en tiempos de crisis, cuando la ps no es transformadora sino simplemente reformadora, ayudará a asegurar la supervivencia del sistema a través de la evocación de las épocas pasadas. Por ejemplo, las ideas de igualdad, fraternidad y libertad existían mucho antes de la Revolución Francesa; sin embargo, al momento de la toma de La Bastilla se transformaron en algo evidente, lo que dio sentido, incluso, a los colores de la bandera francesa, en donde la imagen se transformó en un objeto. Ahora bien, ¿cómo funcionan las imágenes simbólicas cuando son utilizadas como instrumentos de unificación? Mediante su empleo en los tiempos de crisis haciéndolas revivir en la memoria colectiva. Cabe aclarar que en el momento de un conflicto lo anterior no será suficiente para garantizar la existencia de la ps y, en consecuencia, del sistema. En presencia de una operación de ruptura y reunificación, la memoria también permitirá condensar en el conflicto las imágenes difusas que han sido usadas en crisis anteriores. Por ejemplo, el sueño americano en Estados Unidos o el nacionalismo revolucionario en México. Estos son conceptos administrados, manejados y empleados de manera constante por diferentes líderes en las relaciones sociales en el interior de los dos países. Por ello, cuando se habla del mito fundador se hace referencia a operaciones anteriores, de donde

han surgido las imágenes guardadas en la memoria. Estas imágenes sirven de apoyo en los momentos de crisis, e incluso en los conflictos, como arquetipos, es decir, modelos primarios y universales de representación. Además, la operación mítica del símbolo necesita apoyarse en la comunicación, de la que no puede prescindir y en la que debe encontrar una cadena de imágenes, signos y símbolos identificables que alimentará el recuerdo de su presencia. De esta manera, las imágenes simbólicas son formadoras de la memoria selectiva que mantienen, pero son dependientes de la operación que suscitan. Si se intentara buscar una relación causa-efecto entre estos elementos nos encontraríamos frente a un gran problema, ya que es evidente que cada elemento es la causa, pero también, y al mismo tiempo, el efecto de muchos otros en una serie de movimientos recurrentes en forma de espirales, formados por las crisis y los conflictos sociales. La comunicación Pensemos en conceptos manejados universalmente como imágenes simbólicas: la libertad, la soberanía y la justicia. El contenido que cada uno de ellos tiene para nosotros, mexicanos de inicios del siglo xxi, no es el mismo que tuvieron para nuestros abuelos durante la Revolución, ni será el mismo que tengan para nuestros bisnietos. También existen variantes en cuanto al significado que puedan tener en este momento pero en contextos distintos. Imaginemos, sim-

Léxico para la nueva Comunicación Política

211

POLÍTICa SIMBÓLICa

plemente, cómo podrían ser vistos o entendidos por un hindú, un sudafricano o un asiático. Por otro lado, es difícil determinar dónde empieza la libertad y dónde termina la justicia: ¿se podría ser libre sin justicia?, ¿se podría ser justo sin libertad? Sin embargo, comprender su funcionamiento y su desarrollo, maximizados por el empleo de los medios masivos de comunicación, resulta ser una necesidad primordial para profundizar en este tema, para lo cual es fácil constatar las modificaciones abismales que van desde la democrática Atenas, donde la comunicación estaba en el principio mismo de la sociedad, hasta hoy día, en que cada vez se habla más pero se comprende menos, y donde las grandes figuras simbólicas, como la igualdad, la libertad, la nacionalidad, la justicia, etcétera, aparentemente han ido desapareciendo como instrumentos de integración y movilización, vaciando su contenido social para dejar el espacio vacío a los medios masivos de comunicación. Existe un hecho innegable: todo conocimiento tiene su origen y fundamento en la realidad, pero ésta es tan compleja que no es posible que un individuo aislado pueda ser capaz de descubrirla. Para ello requiere de dos condiciones fundamentales: simplificarla, es decir, hacer maquetas de la realidad como proponen los arquitectos, modelos como dicen los economistas, o paradigmas en opinión de los científicos, y comparar, analizar y enriquecer sus abstracciones particulares con las de los demás. Lo anterior constituye uno de los fundamentos más sólidos de la necesidad

del ser humano de vivir en sociedad y explica por qué fenómenos como la política y la comunicación se encuentren ligados a la naturaleza misma del hombre. Pero, ¿cómo opera la comunicación en la sociedad?, ¿cómo se relaciona y cómo funciona con la ps? Si bien el lenguaje no abarca la totalidad del proceso de comunicación, es evidente que las palabras son la abstracción más común de la naturaleza humana. De ahí que una de las primeras interpretaciones acerca del hombre se presentó en la cultura griega, que lo definió, precisamente, como un animal provisto de palabra: zoon long ejon. O, como lo señala la tradición judeocristiana en “El Génesis”: “Dios creó a Adán y le dio la potestad de nombrar las cosas, para que todas las cosas tengan el nombre que Adán les dio”. Por ello, para estudiar el fenómeno de la comunicación se ha partido tradicionalmente del análisis del lenguaje o del arte de hablar. En su Retórica, Aristóteles señalaba tres elementos aplicables a la comunicación mediante el lenguaje: quién habla, qué dice y a quién habla. Lo anterior ha sido punto de partida para que una serie de teóricos y estudiosos hayan propuesto, en diferentes momentos, diversos componentes del proceso de comunicación. Por ejemplo:
Lasswell consideró como elementos constitutivos del proceso los siguientes: análisis del emisor —quién habla—, del mensaje —qué dice—, del receptor —a quién habla—, con el agregado del estudio del canal por el que se envía el mensaje y los

La Política Simbólica se compone de cuatro elementos fundamentales: la imagen simbólica, la operación simbólica, la memoria y la comunicación.

Léxico para la nueva Comunicación Política

212

POLÍTICa SIMBÓLICa

Para explicar el funcionamiento de la Política Simbólica se debe analizar a la sociedad bajo un sistema de autorregulación en términos de representación y comunicación dentro de dos diferentes lapsos de tiempo: la crisis y el conflicto.

efectos que éste produce. Posteriormente, al ampliar las investigaciones de lo que se ha llamado comunicación social, Raymond B. Nixon enriqueció el análisis al estudiar, explícitamente, interrogantes como: ¿quién?, ¿con qué intenciones?, ¿qué dice?, ¿en qué canal o medio?, ¿a quién?, ¿con qué efecto y bajo qué condiciones? En el modelo de Shannon-Weaver se presentan cinco componentes de la comunicación: una fuente, un transmisor, una señal, un receptor y un destino. Aquí, el propósito de la fuente se expresa en el mensaje como una traducción de ideas o de intenciones debidamente codificadas, con lo cual se abren las posibilidades de análisis al estudio del proceso de codificación, que fue incluido en el modelo de David K. Berlo, quien propuso: la fuente de la comunicación, el codificador, el mensaje, el canal, el descodificador y el receptor de la comunicación” (Arbesú, 1987).

Es por ello que el proceso de comunicación es, por sí mismo, complicado, y no resulta extraño que numerosos enfoques, al intentar su simplificación para describirlo, se hayan centrado de manera primordial en sus elementos, y aun aquellos que analizan y cuestionan los efectos que produce encuentran dificultades para su presentación y difusión, ya que los medios, por sus intereses naturales, no los propagan. Por ejemplo, en el primer trimestre de 1996, en protesta por la programación violenta y negativa de las cadenas televisivas, tres millones de familias estadounidenses organizaron un boicot de una semana sin encender los aparatos de

televisión. Esta acción social fue considerable ya que tres millones de familias representan un promedio de 12 millones de personas, lo cual es una cifra nada despreciable. No obstante, los medios masivos de comunicación no le dieron importancia ni cobertura a la noticia. En el caso de la comunicación política existen planteamientos que, para su estudio, han partido, como se ha señalado al principio de esta exposición, desde el punto donde se origina la comunicación: la representación. La mayor parte de los postulados analizados en relación con este problema parten de construcciones socioculturales de la realidad que desembocan necesariamente, en cuanto a la representación, en algo que se conoce como el análisis estructural del mensaje. Cabe destacar que al hablar del mensaje se altera la forma en cómo pensamos y actuamos y la forma en que percibimos el mundo, ya que el mensaje es una abstracción que por su naturaleza limita, restringe o simplifica la realidad. Por ello, autores como McLuhan (1990) consideran que “el mensaje de los medios de información a sus receptores es el drama mismo de la alienación contemporánea”, ya que al constituir un proceso que incluye signos, sonidos, imágenes y palabras, en lugar de simplificar los fenómenos los limitan, e imponen criterios y juicios de valor. Pero el mensaje no es sólo un sistema de signos de entendimiento por medio del cual se comprenden los hombres; es, además, un método de representación que da sentido al mundo en que vivimos; es decir, un

Léxico para la nueva Comunicación Política

213

POLÍTICa SIMBÓLICa

camino o una forma de ver, entender e interpretar lo que nos rodea. Por ello es resultado y generador de la cultura. Así, sonidos, palabras e imágenes intentan decir lo que las cosas son, pero, en rigor, nunca llegan a expresar con plenitud el ser de las cosas que se encuentra en función de la vida íntegra: razón, sentimiento, emoción, acción. Por eso, el mensaje es un puente temporal de comunicación que nos lleva a traducir a una estructura de signos la concepción de los objetos. De este modo decimos que solamente hay comunicación cuando se comprende el mensaje en el sentido en que el emisor pretende que se entienda. La objetividad en las ciencias de la comunicación no estriba en la identidad de ideas —cosa imposible— entre el emisor y el receptor, sino en la analogía de las ideas mediante el empleo de un código claro para ambas partes, es decir, lo importante ya no es lo “que” se dice sino el “cómo” y el “por qué” se dice. Con base en lo anterior surgen tres interrogantes: ¿es posible subdividir el estudio de este proceso?, ¿podemos hablar de diferentes tipos de comunicación? y, finalmente, ¿con base en qué se puede presentar una tipificación? Si la esencia del análisis estriba en la descomposición del objeto de estudio en sus componentes, la subdivisión del estudio con base en el proceso no sólo es factible sino indispensable. Es así que se propone una división en cuanto a los objetivos y los fines de la comunicación. Por ejemplo, una comunicación social cuyo fin sería analizar las relaciones entre los componentes de una colectividad, o

bien, para efectos de este trabajo, una comunicación política cuyo objetivo estaría centrado en el estudio de las relaciones de poder dentro de una sociedad, particularmente de las relaciones entre gobernantes y gobernados. Relaciones que, como se mencionó al inicio, pueden ser de dominio o de armonización de voluntades. ¿Cómo entender la comunicación? ¿De qué punto podemos partir para comprender y analizar su funcionamiento? Ante estas interrogantes se presenta un hecho importante:
Jamás en la historia del mundo se ha hablado tanto de comunicación. Esta, al parecer, debe regular todos los problemas. La felicidad, la igualdad, el desarrollo de los individuos y los grupos. Mientras que los conflictos y las ideologías se esfuman [...] curiosa y gran convergencia de estos diferentes campos. Consenso transnacional que cree en una nueva ideología, en una nueva religión mundial en formación [...] jamás se habla tanto de comunicación como en una sociedad que ya no se sabe comunicar consigo misma, cuya cohesión está en duda, cuyos valores se desmoronan y cuyos símbolos demasiado usados no logran unificar” (Sfez, 1992).

La única fuerza que le queda al sistema representativo social para mantenerse en estado de equilibrio, el cual no puede partir de supuestos sino de hechos positivos, es la de la imagen simbólica, que considera, reúne y refuerza el modelo vigente.

Lo anterior nos obliga al planteamiento de una pregunta fundamental: ¿dónde iniciar la formación de una idea de lo que este fenómeno es y representa en términos políticos? De la misma manera que para la comunicación en general, la comunicación política ha sido tratada de diversas formas y con diferentes enfoques según el objetivo del análisis desarrollado. A continuación

Léxico para la nueva Comunicación Política

214

POLÍTICa SIMBÓLICa

Las operaciones simbólicas, al surgir dentro del ámbito del conflicto, se manifiestan de forma fragmentada y con poca frecuencia, aunque de manera puntual en la historia. Juegan un papel fundador en un conflicto o amenaza de conflicto violento que ellas forjan y que las legitima.

enunciamos brevemente el punto de vista de cuatro teóricos que se sitúan en diversos niveles de análisis: los dos primeros exploran el fenómeno de la comunicación política desde el punto de vista sociológico (Fajen 1966 y Bourdieu 1973), mientras que los dos siguientes estudian el fenómeno mediante el análisis lingüístico de los mensajes políticos (Cotteret 1973 y Guilhaumou 1975). Es decir, los primeros tratan lo relativo a los códigos y los canales o medios de transmisión, mientras que los segundos se centran en el análisis de los mensajes. Por lo que toca a los primeros, para Fagen (1966) el problema del fenómeno de la comunicación política se centra en la buena transmisión de los mensajes —sin tomar en cuenta su sentido o contenido político—, la cual parte de un emisor —generalmente ubicado en un nivel superior— y va dirigida hacia un receptor: la población. El fundamento de su estudio se encuentra en las relaciones entre emisor y receptor. Si la relación es en ambos sentidos y transparente determina un estilo denominado “de tipo democrático”; si, por el contrario, la relación es en un solo sentido —descendente— y además secreta, forma parte de un “estilo despótico”. Lo anterior le permite presentar dos formas de comunicación política: la liberal y la autoritaria. A su vez, este autor subdivide a los regímenes liberales o democráticos en democracias clásicas y democracias comprometidas, y a los regímenes autoritarios en autocracias y totalitarismos. Por su parte, Bourdieu (1973) establece sus planteamientos bajo la tesis de que el

fenómeno de la comunicación política está manipulado con anterioridad, ya que los circuitos de la comunicación están forjados por los códigos de la clase dominante y, no obstante las interrelaciones posibles entre el emisor y el receptor, el código determina los mensajes, mientras que el contenido está a su vez determinado por los aparatos u organizaciones. De esta forma, el emisor —anónimo— es el código mismo, mientras que el receptor, frente al mensaje producido por el código, sólo tendrá una ilusión de respuesta. En cuanto a los que estudian el fenómeno mediante un análisis lingüístico tenemos que para Cotteret (1973) el problema de la relación entre el emisor y el receptor no tiene importancia. Parte del principio según el cual los actores de la escena política son los emisores de la comunicación política. Lo que más le preocupa es la elaboración del mensaje, es decir, su forma, que obedece a ciertas leyes de la comunicación. Lo importante radica en la eficacia del mensaje, la cual estará determinada por lo largo o corto del discurso, por su lentitud o rapidez, por una constelación de términos más o menos rica, por la amplia o escasa introducción de palabras nuevas y por los efectos de redundancia y la utilización de imágenes simbólicas que sean capaces de movilizar a la población en el momento de la contienda electoral. Finalmente, Guilhaumou (1975) procura comprender la relación existente entre el contenido lingüístico del mensaje y las fuerzas sociales, de donde surge la “clase dominante”, es decir, la que impone las condiciones, y la

Léxico para la nueva Comunicación Política

215

POLÍTICa SIMBÓLICa

“clase dirigente”, la que conduce los cambios y las situaciones. Para ello se apoya en el estudio de la sociología histórica, a la que incorpora una estructura de análisis lingüístico. Los planteamientos anteriores parten de postulados completamente diferentes; podríamos criticar o retomar un fragmento de cada uno de ellos para efecto de presentar nuestro punto de vista en relación con el fenómeno de la comunicación política. Sin embargo, consideramos que en todos los casos hay un elemento clave de este fenómeno que ha quedado fuera del análisis: el problema de la captación y la posible aceptación de los mensajes por parte de las personas que componen el grupo social, lo cual, sólo es posible si el esfuerzo se orienta, como hemos visto, al campo de la ps. De esta forma, si agregamos a lo expuesto en los párrafos anteriores el drama de la sociedad contemporánea —donde la ausencia de una experiencia comunitaria es cada vez más evidente—, presenta la evidente necesidad de recurrir a la representación, la cual se fortalece al ser empleada como un instrumento de simplificación, de abstracción de la realidad y de integración humana. Además, recordemos que la sociedad sostiene actos, hechos, acontecimientos, no solo discursos, de comunicación, que permanecen. Estos actos se dirigen hacia

una comprensión o hacia un logro, pero la técnica de la comunicación a través de los medios sustituye ampliamente los modos de entendimiento tradicionales, como son el lenguaje cotidiano y las manifestaciones culturas subyacentes. Lo anterior fortalece nuestro comentario, pues nos hace ver de qué manera la puesta en operación y funcionamiento de la ps, a través de los medios de comunicación, influye en los comportamientos y transforma la vida social. La ps en la vida política y social contemporánea se desarrolla por diferentes medios que van desde la comunicación personal directa hasta el empleo de las tecnologías teleinformáticas, pasando por los medios masivos de comunicación que han acelerado la modificación de las condiciones de espacio y tiempo de aquellos que se ponen en contacto. Aquí se produce una nueva relación entre los gobernantes y los gobernados en particular y, entre todos los seres humanos en general ¿Hasta dónde se llegará? Es difícil decirlo, pero estamos seguros que la ps continuara actuando en un marco limitado por dos grandes posibilidades, regidas a su vez, por dos criterios rectores: influir en las voluntades o armonizar las voluntades mediante el empleo de las representaciones, dando por resultado acciones además de discursos.

A fin de detener el desorden, la sociedad encuentra la solución única: montar un conflicto, que no quiere decir hacer una revuelta armada de manera forzosa sino más bien empujar hacia la ruptura, vencer las imágenes adversas y a través de una comunión —con las imágenes favorables— renovar el mito fundador.

Léxico para la nueva Comunicación Política

216

POLÍTICa SIMBÓLICa

Bibliografía Arbesú Verduzco, L.I. (1985), La Constitution d’un Modele pour la Planification comme Concept au Mexique, París, Université ParisDauphine. Arbesú Verduzco, L.I. (1987), “La política simbólica: elemento de comunicación y legitimación dentro de las organizaciones”, Empresa Pública, México, cide, vol. 1, núm. 4. Bondi, L. (1997), In Whose Words? On Gender Identities, Knowledge and Writing Practices, Londres, Transactions of the Institute of British Geographers. Bourdieu, P. (1991), Language and Symbolic Power, Cambridge, Polity Press. Bourdieu, P. (1973), “L’Opinion Publique N’Existe Pas”, Temps Modernes, París, núm. 138, enero. Cerulo, K.A. (1993), Symbols and the World Systems: National Anthems and Flags, Londres, Sociological Forum. Cotteret, J.M. (1973), Gouvernants et Gouvernés, París, Presses Universitaires de France. Edelman, M. (1976), The Symbolic Uses of Politics, Urbana, il, University of Illinois Press. Fagen, H. (1966), Politics and Communication, Nueva York, Little, Brown & Company. Guilhaumou, J. (1975), “Idéologie, Discours et Conjoncture en 1973”, Dialectiques, París, núms. 10-11, primer y segundo trimestres. Lombardo, E. y P. Meier (2011), “Symbolic Representation and the Construction of Gender Roles in the European Union”, Murcia, Conference, 7-9 de septiembre. McLuhan, M. (1990), La comprensión de los medios como las extensiones del hombre, México, Diana. Parkinson, J. (2009), Symbolic Representation in Public Space, Capital Cities, Presence and Memory, Representation. Pitkin, H.F. (1967), The Concept of Representation, Berkeley, University of California Press. Sfez, L. (1978), L’Enfer et le Paradis, París, Presses Universitaires de France. Sfez, L. (1992), La comunicación, México, Presses Universitaires de France/Publicaciones Cruz O. Sonne, W. (2003), Representing the State: Capital City Planning in the Early Twentieth Century, Munich, Prestel. Toffler, A. y H. Toffler (1996), “Las guerras del futuro”, Barcelona, Plaza y Janez.

 Luis Ignacio Arbesú Verduzco

Carisma. Con todo. es innegable que el p constituye. termina excediendo también a esta última?. tan retórico e ideológico como la propia retórica e ideología que caracterizan a los p en los hechos. Semántica del populismo. ¿Hasta dónde el p es una invención intelectual y hasta dónde una realidad?. Populismo premoderno. Con este objetivo. “fantasma”. más aún si éste no ha logrado consolidarse todavía (el tratamiento de esta voz se apoya en Cansino y Covarrubias. Se trata pues de un concepto tan elusivo como las realidades de las que trata de dar cuenta. ¿no será que el p alude a un exceso de “la realidad” que. Democracia. es una razón más que suficiente para definirlo puntualmente y examinar sus características. ¿no es sintomático que se aluda frecuentemente al p con expresiones como “espectro”. Populismo posdemocrático. para hacer una descripción y clasificación lo más objetiva posible del fenómeno. 2005. Tal parece que el p ha terminado por convertirse en un exceso de la teoría al intentar dar cuenta de un exceso de la realidad. una perversión de las democracias modernas y un riesgo para cualquier orden institucional democrático. más aún si éste no ha logrado consolidarse todavía. una perversión de las democracias modernas y un riesgo para cualquier orden institucional democrático.). pp. etcétera. que los propios intelectuales son incapaces de resolver?. 2006). por sus excesos retóricos e implicaciones anti-institucionales. como si fuera un “espejismo intelectual” más que una realidad clara y contundente? (véase Olvera. por sus excesos retóricos e implicaciones anti-institucionales. ¿hasta dónde el p en una especie de coartada intelectual. Definición La frecuencia con la que la etiqueta de “populista” aparece y reaparece en todas partes. Autoritarismo. se prescindirá a continuación de juicios peyorativos o descalificativos con los que suele asociarse casi siempre al Populismo (en adelante p). De ahí que la recurrencia a la idea de espectro no hace sino intuir Es innegable que el Populismo constituye. 52 y ss. . producido por la teoría. Liderazgo.Léxico para la nueva Comunicación Política 217 20 Populismo Palabras clave Populismo.

el de p parece siempre cargado de atributos impresos por los propios sujetos más que por la sola realidad. el p. Por lo tanto. En este sentido. un primer elemento semántico es la promoción sistemática de las formas reactivas. producido por la teoría. dado que el p parece permanecer en el tiempo y se emplea para caracterizar realidades aparentemente muy distintas con muchas décadas de diferencia.Léxico para la nueva Comunicación Política 218 POPULISMO ¿Hasta dónde el Populismo es una invención intelectual y hasta dónde una realidad?. De lo contrario. sólo se podría rodear en modo más o menos aproximativo la gramática del p. hace uso de algunos mecanismos discursivos que. termina excediendo también a esta última? y descubrir indirectamente estas inconsistencias analíticas del concepto. La segunda. El verdadero desafío es reconocer los atributos (ante todo discursivos) constantes del p. como lo confirma la creciente literatura sobre el tema. La noción de isomorfismo para significarlo es oportuna por dos razones. pueden aproximarnos a la semántica que algunas expresiones políticas toman en cuenta para considerarse como populistas. o sea el fomento a ubicarse por encima de las instituciones. confundiendo y alterando sus encrucijadas y sus consecuencias. La primera. quizá es preferible abordar el tema del p a partir del uso y el abuso de los campos semánticos inherentes a sus formas discursivas. y que nos permitan decir qué experiencias aparentemente muy asimétricas entre sí son populistas y cuáles son una equívoca aproximación al fenómeno. A diferencia de otros muchos conceptos de las ciencias sociales. Asimismo. su análisis podría volverse plausible e indicar precisamente aquello que cuesta tanto trabajo referir en términos politológicos y sociológicos. para poder comprenderlo y discernirlo en sus múltiples dimensiones y en relación con la democracia. algunos nacionalismos “suaves” tienen este carácter). ¿no será que alude a un exceso de “la realidad” que. porque puede advertir el grado de complejidad y ambigüedad que algunas experiencias políticas tienen y que. porque advertiría de igual modo la capacidad del p para atraer hacia sí mismo un conjunto de atributos que no necesariamente expresarían la realidad del p. ocasionan- . Para ello. al no tener mejores términos para referirlas. en cuyo interior abundan. puede utilizar la arquitectura institucional de ésta en modo racional y con miras a alcanzar objetivos de corto plazo. habrá que concluir en principio que los p no pueden definirse como simples formas desviadas o corruptas de la democracia o de cualquier otro régimen. Para comenzar. Para ir. Pero aun tratándose de una pura ilusión o apariencia. ya que desde esta óptica. con lo que el sujeto contribuye a construir el p como problema. dependiendo de la capacidad de ponerlos en acción. en búsqueda de una explicación plausible y no convencional del fenómeno. más las alegorías e isomorfismos y menos los rasgos constitutivos de su exceso de realidad. en primera instancia. al referirse a datos concretos de la experiencia. quedan incluidas en las experiencias populistas (por ejemplo. más que una oposición abierta y desafiante a la democracia. en un segundo momento. es necesario explicar la “ilusión” y la “apariencia” en cuanto tales.

en sus casos más graves. opuesto al pueblo. es decir. se puede sugerir que el recurso de “descender en el campo” es un anhelo del gobernante populista con miras a transformar la relación simbiótica y casi familiar entre líder y movimiento en auténtica institución pública. Además. Conjuntamente. recurso retórico que curiosamente. En este caso. para terminar el líder como una simple “boca del pueblo”. Aquí. De hecho. . lo que se pone en acción es una concepción esencialista de la política: sin pueblo no hay política. la idea de que las elecciones son necesarias siempre y cuando sean concebidas para la propensión a la informalidad de la propia política y. en consecuencia. importa un elemento subterráneo pero fundamental para el populista: ofrecer una imagen desacralizada de sí mismo y de su actuar frente a sus seguidores. llegando. a desestructurar al propio Estado. la ambigüedad y la ubicuidad son una constante que más que contribuir a la complejización y diferenciación de la arena pública. De ahí las constantes acciones de acoso sobre las instituciones por parte de los gobiernos populistas para movilizar a sus seguidores en cualquier momento. por lo que propone una política de la antipolítica. es decir. un discurso antielitista que plantea desde su nacimiento el distanciamiento de la política. valga decir. Se trata pues de un concepto tan elusivo como las realidades de las que trata de dar cuenta. con lo que se obnubila la distancia simbólica intrínseca a toda representación. lo anterior se engarza con un discurso claramente abierto de antipolítica institucional. la intención del líder es identificarse directamente con el pueblo pero destacándose de él en modo claro y preciso. Un tercer elemento es la decisión de fincar todas las esperanzas sobre el espejismo de las masas. como el liberalismo o el socialismo. la desarticulan. En resumidas cuentas. se apuesta por un incremento de la personalización de la política y de las instituciones. en el entendido de que conlleva mayor impacto mediático y político el recurso a la plaza que a los tribunales y/o instituciones Tal parece que el Populismo ha terminado por convertirse en un exceso de la teoría al intentar dar cuenta de un exceso de la realidad. Pero como el pueblo es todo y nada al mismo tiempo. tan retórico e ideológico como la propia retórica e ideología que caracterizan a los Populismos en los hechos.Léxico para la nueva Comunicación Política 219 POPULISMO do un fuerte efecto negativo a las piedras angulares de la democracia (en primer lugar. incluso. Un segundo elemento es el apelo a la dualidad del pueblo. no existe en otras tradiciones. pero ocultando una nueva mitología mucho más peligrosa que es la de sustituir el ámbito institucional por otra cosa que no se sabe con certeza qué sea. el lenguaje. sobre todo. la forma de actuar. Por ejemplo. aquí entraría en juego la lógica acciónreacción entre el líder y el movimiento-sociedad-pueblo. porque es parte de ella. concebida como un espacio ocupado por las elites y. como mecanismo de exaltación de la sociedad por el carisma. al tiempo que el líder se afirma con la ilusión de que el pueblo sólo podría hablar a través de su líder (“soy como tú” y “no soy como tú”). tanto la dualidad como la ambivalencia topológica del enunciador populista respecto del sujeto popular (el pueblo) esconde la idea de que el líder puede estar mucho más cerca de la gente que los demás políticos y las instituciones. el Estado de derecho).

Pero aun tratándose de una pura ilusión o apariencia. b) un recurso a disipar las mediaciones institucionales entre el líder y el pueblo. 1969. Son varias las voces que desde distintos espacios hablan del p como una categoría evasiva. cuando la marea de los eventos supera casi por completo las capacidades intelectuales para comprender fenómenos aparentemente nuevos. lo hace oponiendo la naturaleza social como algo externo al poder y a la política institucionalizada. creemos que el p difícilmente puede ser referido en la práctica a partir de una definición más estridente pero al final más distante de sus derivaciones empíricas. un engaño. sólo podrá adquirir fuerza política en la medida que acceda a un umbral antipolítico. Tipos de populismo Como se ha sugerido. 1981. pero también instituciones y representación. llevada a la práctica bajo una constante teatralidad que exige y frena al mismo tiempo la reflexión y el análisis de “paladar fino”. por encima de la institucionalidad existente. el p crea una ilusión. gracias a una supuesta asimilación del primero al segundo. ni el pueblo dejará de ser pueblo al ser convertido en sustancia de un discurso. que como tal supone participación popular. Y peor aún. Es decir. esto es. Quizá el evento populista es una de las más perfectas creaciones de la desproporción de la realidad. 1978. públicas. paradójicamente. como las muchas que se ofertan en la literatura sobre el tema (Cfr. termina sosteniendo que el cuerpo social popular es fundamentalmente no político y que. El peligro está en que el p se vuelve un espejismo y convulsiona a la propia democracia. El engaño está en que ni el líder dejará de ser líder por su discurso de proximidad popular. La aseveración es correcta. Laclau. el p en los regímenes políticos contemporáneos está presente como un puro exceso de realidad. pues en el fondo propone un imposible y algo contradictorio con la democracia. con lo que el sujeto contribuye a construir el Populismo como problema. Quizá está definición de p por sus atributos semánticos no satisfaga a quienes han intentado vestirlo de muchos afeites y adornos. sí. Huelga decir que cada uno de estos atributos implica una carga subversiva antiinstitucional más o menos grave dependiendo de cada caso. y c) una perso- nalización de la política creada por la ilusión de que el pueblo sólo podría hablar a través de su líder. al referirse a datos concretos de la experiencia. gracias a una simbiosis artificial con su líder. 2005). Canovan. independientemente del tipo de régimen en el que se presenta: a) un pulsión simbólicamente construida que coloca al pueblo. puede hablarse propiamente de p cuando la experiencia política analizada comparte los siguientes atributos semánticos. su polisemia se debe al .Léxico para la nueva Comunicación Política 220 POPULISMO A diferencia de otros muchos conceptos de las ciencias sociales. Como discurso retórico. Con todo. En síntesis. Ionescu y Gellner. el de Populismo parece siempre cargado de atributos impresos por los propios sujetos más que por la sola realidad. Sin embargo. Hermet. Al plantear reponer al pueblo como la verdadera sustancia de la vida democrática. es necesario explicar la “ilusión” y la “apariencia” en cuanto tales. casi por regla regresan al primer plano algunos conceptos y trampas analíticas. 2001. Gemani. que exprese su antagonismo respecto de la política (institucionalizada) como aquella esfera engañosa y corrupta de la sociedad.

En cambio. la legalidad y su excepción. desarrollista. y más aún cuando lo que está excediendo a la realidad de todos los días no es la fantasmagoría del líder o del movimiento populista. por ejemplo. En este sentido. De igual modo. la igualdad. pero con una justificación infalible: la historia no está equivocada. neoliberal.Léxico para la nueva Comunicación Política 221 POPULISMO exceso de la realidad sobre el instrumental analítico. se queda confinada como pivote desde donde comienza realmente la experiencia populista. Así pues. . Al final. Junto a ello. pareciera que el p finca sus éxitos y “congruencia” en la posibilidad de movilizar al pueblo-sociedad hacia atrás. el fenómeno se mueve hacia adelante porque la mayoría del tiempo se esconde en una particular idea de futuro: su proyecto de sociedad parte de la interpretación de que esta última alcance sus logros en el futuro inmediato. y para confirmar una sola cosa: la cancelación casi absoluta de la autonomía de lo social. quizá el objetivo del volcarse hacia el porvenir en la forma antes mencionada sea el de fusionar presente y futuro (estado posterior) para volverlos un solo tiempo histórico y político. el pasado y la memoria son más fuertes que el futuro y las expectativas naturales que este último genera en los sistemas de necesidades sociales. bajo cualquiera de sus variantes (modernizadora. etcétera. se sabe que sus éxitos (siempre en aumento) son el resultado de su capacidad para inventar mitologías que de un solo golpe pretenden llevar a los grupos y la propia vida en sociedad hacia una situación anterior o posterior a la supuesta “perversión” de la modernidad que. Lo cierto es que los valores de la “fuga” populista y de su teatro posmoderno corresponden en su mayoría a criterios de verosimilitud y jamás de verdad: se sabe que existe por lo menos un elemento de exageración y falsedad en la lógica discursiva del p. al desplazarse hacia atrás (estado anterior) el objetivo sería revisitar los escombros históricos para hacer resurgir viejos fantasmas (de nuevo la idea recurrente del p como un espectro). una realidad única. sino su apariencia tergiversada que ofrece algunas señales y aristas de las nuevas direcciones que han tomando las fenomenologías políticas positivas y/o negativas (¿cuál es la diferencia?) en el interior de los regímenes democráticos. los derechos. recuperando viejas coordenadas de integración y coordinación social pero con una arquitectura discursiva definitivamente “novedosa”. a pesar de que el presente y sus problemas sean resueltos a golpe de decretos o acciones de urgencia en favor de los grupos sociales subalternos (aunque no es una experiencia exclusiva de dichos grupos). Por su parte. con el anhelo de consolidar el sueño de una sociedad débil en términos cívicos y estructurales. pero sin caer en el nacionalismo exacerbado. está el uso retórico del factor ideológico nacional con la constante re-codificación de la idea de patria y de Estado-nación (soberanía inclui- da). el p insiste y se sostiene en las ideas que la sociedad y su imaginario puedan tener en un determinado tiempo histórico sobre la justicia. Tenemos así una clave explicativa de la propensión El verdadero desafío es reconocer los atributos (ante todo discursivos) constantes del Populismo y que nos permitan decir qué experiencias aparentemente muy asimétricas entre sí son populistas y cuáles son una equívoca aproximación al fenómeno. etcétera).

Así pues. secularización cultural. donde los valores y las prácticas democráticas tienen . en el sentido de que el p surge (en particular. Por ello. retratos y experiencias: la fabulación es uno de sus órdenes constitutivos. desde esta perspectiva. ya que esta última jamás será su centro de gravedad. división y especialización del trabajo político. quebrantan y provocan que el poder. el p tiene en su fondo la consolidación de una representación radicalizada por el hecho de que se sabe. ya que la alta jerarquización de las instituciones públicas. hay que tomar en cuenta que la emergencia del fenómeno evidencia un fuerte componente premoderno. En cuanto a los atributos estrictamente premodernos del p. por último. Luego entonces. el fenómeno adopta una lógica abierta de conflicto: la voz del “nosotros” por encima de la libertad y las libertades individuales y colectivas. institucionalización política. cancelando a su modo el mayor número de posibilidades que se tengan de hacer coincidir los opuestos (mediante los mecanismos clásicos de la deliberación. volviéndose rutina una concepción estrictamente dicotómica de la sociedad. Por ello. hay siempre un elemento falso en cada una de sus caras. hay una emergencia del fenómeno que pone en evidencia una situación crítica de la maduración democrática. también puede ser efecto de un momento definible tentativamente como posdemocrático. la lógica de la representación. pueden aproximarnos a la semántica que algunas expresiones políticas toman en cuenta para considerarse como populistas. no es simplemente el resultado de la corrupción de las democracias contemporáneas. se sabe que el p en las experiencias históricas más recientes expresa. en clara contraposición al núcleo ficticio o precario de la modernidad política (pluralismo de los valores. etcétera). por un lado. del p a los monumentos materiales e inmateriales para exaltar a cualquier costo lo propio y particular (yo) frente a lo plural-diferente (otro). y no la verdad. puede definirse también como un fenómeno posdemocrático. una fuerte línea de continuidad con sus pares clásicos y. en el contexto europeo de la última década) en un momento posterior a un período de fuerte consolidación y desarrollo de la democracia. Quizá con ello dejaríamos de lado y de un solo golpe la idea de que el p es una expresión exclusiva de regímenes tradicionales o autoritarios. el estilo personal de gobernar. que todo lo anterior es real y que su exceso es lo que provoca cierta perplejidad al pensamiento. su concentración y las dinámicas de este último sobre la sociedad sean un recurso exclusivo de control y coerción. por otro. La primera. Quizá éste sea el rasgo por excelencia de los p premodernos. Por ello la verosimilitud. pero. para discutir seriamente en la actualidad acerca del p son necesarias dos precondiciones. dependiendo de la capacidad de ponerlos en acción.Léxico para la nueva Comunicación Política 222 POPULISMO El Populismo hace uso de algunos mecanismos discursivos que. por ejemplo). destacan los siguientes: a) Contextos de incipiente democratización o abiertamente autoritarios. al mismo tiempo. Por su parte. La segunda. la tendencia a sofocar los equilibrios entre los poderes (todas características del autoritarismo). pues como veremos a continuación.

con lo que de antemano se cancela cualquier Aquí. El clientelismo es una función estructural del éxito político del p premoderno. la Corporación. a desestructurar al propio Estado. mejorías sociales y promesas que son mantenidas a costos altísimos para la arquitectura estatal. tal y como lo expresan muchos de los p que tuvieron lugar hacia los años cuarenta del siglo pasado en Europa y América Latina. este atributo expresa la pretensión de desactivar la capacidad crítica y de organización horizontal (entre pares) de la sociedad. ideológico. justificado precisamente en las supuestas necesidades de la población. en el terreno económico). organizacional. el Partido (y si es con mayúsculas mejor). Pero como el pueblo es todo y nada al mismo tiempo. etcétera). incluso. lo que se pone en acción es una concepción esencialista de la política: sin pueblo no hay política. se puede decir que el fenómeno es “oportunista” y poco estructurado ideológicamente. Es decir. d) Dinámica del clientelismo y el corporativismo político.Léxico para la nueva Comunicación Política 223 POPULISMO poca o nula efectividad. Además. la desarticulan. dicha estrategia coincide con una plataforma política de cambio. lo cual es aún más probable en sistemas políticos de corte presidencialista. es más factible encontrar una retórica agresiva de recuperación o consolidación de los valores nacionales (P ideológico) en una situación histórica de modernización económica acelerada pero en ausencia de una clara estructuración política. el fenómeno se vuelve pragmático (P pragmático) cuando la situación económica es propensa a la independencia del mercado nacional y a la reestructuración del propio Estado en todos sus órdenes (administrativo. parasitario y masivo. que el fenómeno pueda concebir estructuras discursivas modernizadoras y agresivas (en particular. La erogación administrativa de los servicios (estructurales y de otro tipo) deja de funcionar bajo una lógica estrictamente racional y estratégica (o sectorial). En ese sentido. confundiendo las funciones administrativas con las funciones de gobierno y con las funciones económicas de las instituciones públicas. c) Estructuración de políticas de corte asistencial con un discurso modernizante y de cambio político. para dar lugar a una erogación del gasto público de corte paternalista. llegando. Aunado a ello. votos por favores o dinero por lealtad). La organización del discurso populista premoderno es directamente proporcional al contexto histórico en el cual tiene lugar. De aquí pues. . En cambio. b) Estrategia discursiva ideológica o pragmática. ya que puede cambiar la dirección de su discurso según las necesidades del momento político. político. De igual modo. Es decir. se tiene la necesidad de organizar el consenso a partir del mecanismo del intercambio político informal (por ejemplo. pero con el fin de reestructurar su propia premodernidad política y volverla posmoderna o posdemocrática sin necesidad de pasar por los dominios de la llamada modernidad política. la ambigüedad y la ubicuidad son una constante que más que contribuir a la complejización y diferenciación de la arena pública. la estructuración de la sociedad sólo es posible a partir de la Organización. en sus casos más graves.

Al plantear reponer al pueblo como la verdadera sustancia de la vida democrática. sobre todo en términos de introducir la férrea disciplina militar para organizar la política. los valores compartidos. ya que en ocasiones (aunque no siempre) el líder se vuelve una suerte de “pequeño tirano”: con parcelas siempre en aumento hasta llegar a la centralización neurálgica del poder (y la consecuente neutralización de las otras instancias que soportan su ejercicio). El componente tradicional abreva indudablemente del imaginario colectivo. pues en el fondo propone un imposible y algo contradictorio con la democracia. ya que significa la posibilidad de dejarse convencer y volverse parte de una organización sin cuestionar sus fundamentos (por ello. con lo que la imposición formal e informal de la voluntad del líder se vuelve una realidad cotidiana. procedimientos. una concepción individualizada del poder y su ejercicio y. el mecanismo de la conversión (clásico en la organización militar) para lograr adhesión social a los principios que rigen la vida pública. pareciera que la personalización del poder supone hablar de un giro casi completo de la propia concepción de la política y su organización. no el individuo. por otra. siempre está presente el “chantaje” vía la coerción).Léxico para la nueva Comunicación Política 224 POPULISMO Como discurso retórico. f ) Legitimidad carismática y tradicional. el peso de la biografía cultural del país. g) Componente castrense. los hábitos. un engaño. destacan los siguientes: a) Contextos de malestar con la democracia. e) Excesiva personalización de la política. las actitudes. por una parte. los mitos fundadores en la construcción de la nación y del país. posibilidad de autonomía social y se reducen sustancialmente las formas sociales que serán consideradas: la unidad mínima es la agrupación. reglas del juego) a la capacidad exclusiva de decisión del líder y sus vértebras personalizadas de dominio. incluso. una supeditación de las instancias del poder político (instituciones. lo hace oponiendo la naturaleza social como algo externo al poder y a la política institucionalizada. La legitimidad carismática y tradicional es una consecuencia lógica de las prerrogativas del p. ya que su apoyo social está fincado en los rasgos extraordinarios que el líder es capaz de ofrecer a su sociedad (que puede ser interpretada. etcétera. La centralidad de la política en la voluntad del líder populista conlleva. En cuanto a los atributos estrictamente posdemocráticos del p. como una propiedad del líder): elocuencia discursiva. En estricto sentido. los p posdemocráticos aparecen en un momento de impasse democrático o crisis en la democracia que . retórica inclusiva que termina reduciendo la complejidad de la vida política a totalidades antagónicas y peligrosos juegos de suma cero. Al final. el Populismo crea una ilusión. los modos de ser y hacer. per- sonalidad aparentemente sensible a las preocupaciones sociales pero que en el fondo encubre un rostro abiertamente autoritario. Es innegable el papel que han jugado las agrupaciones de militares en la consolidación de los p premodernos en el siglo pasado.

reflejan una profunda mutación en la propia estructuración de dichos regímenes democráticos. por lo menos en el sensible ámbito de la recaudación fiscal. conflictivo y mediatizado. De hecho. Pareciera que con dicha acepción se pretende connotar y encerrar en un solo tiempo. ha tenido un éxito relativo. la experiencia del totalitarismo de derecha en Alemania e Italia como consecuencia de la fragilidad política que en ese entonces tenía la democracia). transparente (véase Vattimo. Con esta expresión se pretende referir el cambio en Europa de la organización de la sociedad que pasaría de ser una sociedad disciplinada a una sociedad compleja y de ésta hacia una sociedad posconflictiva y quizá. para regocijo de los posmodernos. El auge de este regionalismo. Inclusive. . Austria. 1990). por el contrario. Ello fue posible. b) Estrategia discursiva antipolítica y de regionalismo. Esto ha permitido la introducción de un modelo distinto de racionalidad política. particularmente por el uso retórico de la llamada antipolítica (Cansino 1997).Léxico para la nueva Comunicación Política 225 POPULISMO puede claramente contra-distinguirse de los momentos de crisis de la democracia: el primero hace referencia a los problemas inherentes a una determinada forma histórica en un tiempo específico (por ejemplo. llevada a la práctica bajo una constante teatralidad que exige y frena al mismo tiempo la reflexión y el análisis de “paladar fino”. en el ámbito de las funciones tradicionales de bienestar). Holanda. el segundo. se ha llegado a denominar el fenómeno como “la Europa de las regiones” que se yuxtapone y. Al respecto. basado principalmente en la transformación “antropológica” de las sociedades posdemocráticas. Además. vuelven conflictiva la propia estructuración democrática —por lo menos en términos sociales—. se contrapone abiertamente a la propia organización de los Estados en los cuales tiene lugar. en algunos países (Bélgica. véase Crouch (2004). Aunado a lo anterior. se encuentra a la orden del día en los discursos regionalistas. Suiza). por la des- Quizá el evento populista es una de las más perfectas creaciones de la desproporción de la realidad. se puede incluir el componente cultural (clivajes lingüísticos o religiosos) que. el tema del federalismo fiscal. alude a las situaciones de cambio completo de la democracia (por ejemplo. antes bien. pero también con la supuesta asimetría que regula la relación económica entre el centro (lo nacional) y la periferia (lo regional). La fuerte carga regionalista de los distintos discursos populistas en Europa no es simplemente resultado de una conjunción de fuerzas políticas nuevas (principalmente de derecha). una situación de desafección real por parte de la ciudadanía con las instituciones democráticas (sobre todo. el ascenso de la antipolítica ha tenido su mayor campo de fertilidad en una época marcada por una creciente improductividad social e ideológica. los problemas de gobierno en el interior del régimen democrático de los últimos años). por ejemplo. en particular. en ocasiones.

El ascenso de las nuevas funciones estatales —y que sustancialmente incidirían en la estructuración del p posdemocrático— está vinculado en modo estrecho con el pasaje del llamado gran Estado o Estado benefactor al Estado regulador (o neoliberal en su acepción politizada) y de este . en términos de la dimensión “existencial” de la democracia) en la creación. y el peso de la sociedad de militantes (característica clásica de la modernidad política). Por último. titución casi completa del otrora poderoso y fatigoso peso de las llamadas organizaciones de clase (con los sindicatos y las grandes centrales obreras europeas). civil y que. y c) el surgimiento de las interrogantes acerca de cómo controlar los problemas de indecisión gubernamental para evitar afectar a los distintos sectores sociales. la asfixia fiscal a las regiones por parte de los gobiernos centrales). Las consecuencias de ello pueden detectarse en tres vertientes: a) el surgimiento del tema del compromiso. en palabras de un notable autor latinoamericano. este hecho se cruza inextricablemente con el agotamiento del esquema tradicional de la representación y de los partidos políticos. recuperando viejas coordenadas de integración y coordinación social pero con una arquitectura discursiva definitivamente “novedosa”.Léxico para la nueva Comunicación Política 226 POPULISMO El Populismo finca sus éxitos y “congruencia” en la posibilidad de movilizar al pueblosociedad hacia atrás. Asimismo. la antipolítica y el regionalismo han sabido leer con gran exactitud la relevancia de la interpretación social (sobre todo. y con ello ya se apuntala el contenido del próximo atributo. c) Contractualización estatal y tecnificación de la política. para dar paso al principio de la diferencia y la imposibilidad de reducir lo uno y lo múltiple a instancias fundacionales. por una sociedad horizontal. este cambio estrictamente antropológico (por el hecho de involucrar los principales referentes que otorgaban sentido a la organización de la vida en sociedad) importaría una serie de nuevas demandas y necesidades tales como el relajamiento casi completo de las estructuras de coerción moral y social. 1990). en su expresión política. la necesidad y la exigencia de los líderes populistas regionales para precisar el discurso de la credibilidad de la política y de la acción pública (por ejemplo. En resumidas cuentas. b) el surgimiento del tema de la controversia. sería definible como democracias de ciudadanos y no sólo de instituciones. La evidencia más palpable de ello es la construcción de partidos regionales (recuérdese que la mayoría de los p europeos contemporáneos han devenido gobierno desde sus partidos creados ad hoc en aquellas regiones que manifestaban sobre todo descontento económico con las instituciones nacionales). la aceptación y la legitimación de las instituciones públicas. Además. reticular. De aquí pues. tomaría la forma de “los patios interiores de la democracia” (Lechner. es quizá ésta la expresión de la necesidad de introducir la dimensión subjetiva de la política en el centro mismo de la organización de los regímenes políticos contemporáneos que.

ejecutivos. Es decir. Strange. pero.Léxico para la nueva Comunicación Política 227 POPULISMO último hacia lo que tentativamente puede ser definido como Estado contractual. Rossi. jueces. Es decir. quizá el p posdemocrático sea una expresión que nace en el seno de este pasaje estructural de las formas que el Estado ha tenido en los últimos lustros en el continente europeo. Así pues. por ejemplo. 1998. nos lleva casi en modo inmediato a la discusión sobre la creciente dispersión de los poderes públicos. más que un proceso negativo per se. En el interior de esta nueva modalidad estatal. es uno de los recursos más constantes en la agresiva crítica de líderes populistas al estilo de Hugo Chávez en Venezuela. . La idea de que el Estado entra en una constante contractualización con distintos actores políticos y sociales. que todo lo anterior es real y que su exceso es lo que provoca cierta perplejidad al pensamiento. por último. la clase empresarial) en las sedes institucionales al punto de que entra directamente en el proceso de la toma de decisiones. los gobiernos de técnicos se han vuelto una necesidad para la estructuración de los nuevos Estados posdemocráticos en Europa. Veamos con mayor detalle el cambio apenas referido. 2000 y 2002. 2003. entre otros. tanto del poder político (en su sentido tradicional) como en la erogación de servicios y la creación de nuevas fuentes de recursos económicos para cumplir las dos funciones anteriores (véase. Ferrarese. Zolo. hay siempre un elemento falso en cada una de sus caras. al tiem- po que se observa un retiro de la representación pública (partidos políticos) que erróneamente organizaba un conjunto de funciones específicas (en particular. dando lugar a la autonomización y sectorialización de los aparatos e instituciones de la propia administración pública (sobre este punto. porque el Estado contractual permite el desarrollo de la representación privada (in primis. ¿qué efectos se pueden vislumbrar? Sería un tema por sí mismo importante para discutir en un ensayo. volveré más adelante). la dispersión de poderes es un elemento central de la dinámica y el control horizontal (entre poderes formales e institucionales. ¿Qué ha causado ello?. antes que un mal generalizable. por cierto. Sin obviar ni dejar de lado todo el potencial de sus ausencias y paradojas. el p europeo pareciera. Sin embargo. etcétera) de las democracias maduras. En particular. por ejemplo: congresos. retratos y experiencias. al mismo tiempo. ser menos agresivo con la democracia El Populismo tiene en su fondo la consolidación de una representación radicalizada por el hecho de que se sabe. sobre todo por su acelerada y consolidada autonomía y especialización. el control y la distribución de los servicios sociales por medio del tutelaje político de la administración pública). en primera instancia. la noción analítica y empírica de la tecnocracia en Europa no alcanza ni siquiera una mínima parte de la retórica peyorativa que en América Latina ha alcanzado en las dos últimas décadas que. bancos centrales. 2004). una de las transformaciones más acuciosas ha sido la entrada en la arena pública de un mecanismo de policentrismo en la toma de decisiones y en la propia organización.

La especificidad de los apoyos sociales sobre estas particulares formaciones políticas encuentra su sustento en la focalización del descontento (regional obviamente) y en las propuestas que institucionalmente el partido populista esté en grado de ofrecer para revertir dicha situación. Por ello. una fuerte línea de continuidad con sus pares clásicos y. por otro. y sus instituciones (pues jamás usa el apelo al pueblo para agredirlas en modo abierto o descarado como sucede en Latinoamérica). aquí también se pueden contar sus excepciones o anomalías: por ejemplo.Léxico para la nueva Comunicación Política 228 POPULISMO El Populismo en las experiencias históricas más recientes expresa. también garantiza (o está obligado a garantizar) el desarrollo de la representación de los intereses en el terreno institucional-público bajo distintas modalidades. Silvio Berlusconi en Italia. y que pueden expresarse en varias formas: van del llamado expertise o tecnócrata en estricto sentido. una serie de combinaciones y agrupamientos. no se puede sostener. no es simplemente el resultado de la corrupción de las democracias contemporáneas. con el p posdemocrático encontramos un regreso importante a la concepción tradicional de la política. y ello en virtud precisamente del desarrollo de esta nueva modalidad policéntrica en el diseño y puesta en marcha de la acción del gobierno (véase Radaelli. por un lado. De tal modo. Claro está. por otro. Consecuencia de la situación anterior es la creación de un sistema político de doble representación: por un lado. creencias. la figura del lobby. aunque no pueda ser considerado en estricto sentido como un líder populista (pero sí algunos de sus más cercanos colaboradores. 1999). garantiza el desarrollo efectivo (recuérdese que estamos hablando de democracias maduras) de la representación político-territorial. una monopolización de los recursos económicos en manos privadas y una serie de combinaciones en la erogación de los servicios que ya nos permitirían entender tanto el malestar social con las democra- cias como la estrategia discursiva de los p posdemocráticos hacia el regionalismo (sectorialización de los grupos y de las demandas sociales y de la antipolítica). Si bien es cierto que en el p posdemocrático también podemos encontrar una constante atracción por la personalización de la política. una insistencia sobre el clivaje territorial y no circunscrito únicamente a los votos. sino también con un fuerte apego a los valores. tenemos una estructuración de regímenes democráticos basados en la distribución territorial de las preferencias políticas. d) Organización del consenso. la idea de que exista un culto excesivo a la personalidad. por otra parte. Es decir. cuya finalidad es introducir el primado de los principios del mercado (no en su sentido de concurrencia libre de “prejuicios políticos”) bajo la forma de las alianzas y acuerdos operativos. e) Excesiva personalización de la política. identidades regionales por encima de los valores compartidos a nivel nacional. . por ejemplo.

aunque al final predominen en cada experiencia los rasgos premodernos o los posdemocráticos. por el hecho simple de no permitir la injerencia de los militares en la política interna (ni siquiera con relación a temas de seguridad nacional tales como la migración. Posibilidades de análisis América Latina ha sido y es un cliente frecuente del fenómeno populista. Obviamente. f ) Legitimidad carismática. los gobiernos de Lázaro Cárdenas en México. En cierta medida. Hasta aquí la propuesta teórica para analizar las distintas experiencias populistas pasadas y presentes. etcétera). De hecho. mi tesis es que han dominando los primeros sobre los segundos. Getulio Vargas en Brasil y Juan Domingo Perón en Argentina. Getulio Vargas en Brasil y Juan Domingo Perón en América Latina ha sido y es un cliente frecuente del fenómeno populista. . De hecho. Es decir. para el caso de América Latina. al no permitir ir “más allá” de los límites institucionales claramente delimitados por las reglas impersonales del juego democrático. pero con la diferencia que aquí las elecciones no sólo representan el medio por el cual se accede a las instituciones públicas para agredirlas. Las características más distintivas tanto de los p premodernos como de los posdemocráticos pueden leerse como un continuum de lo premoderno a lo posdemocrático. Para ejemplificar dicho ejercicio. el p posdemocrático antes de ser un fenómeno patológico. la base de legitimidad del p posdemocrático es de corte carismático. Con esta clasificación se cuenta con una base precisa para examinar distintos casos de p y ubicarlos en ese continuum. Al igual que en el p premoderno.Léxico para la nueva Comunicación Política 229 POPULISMO Umberto Bossi). dada la persistencia de muchas características premodernas en nuestras incipientes y contrahechas democracias. los gobiernos de Lázaro Cárdenas en México. fueron los referentes históricos a partir de los cuales se definieron las características dominantes de lo que hoy puede ser considerado el Populismo clásico. consideraré a continuación las distintas experiencias populistas que se han sucedido en América Latina desde los años treinta del siglo pasado hasta el presente. y otros casos menos conocidos entre los años treinta y cuarenta del siglo pasado. Quizá el problema con el control sobre el gusto excesivo por la personalización del poder esté dado por la efectividad de las combinaciones estatales antes mencionadas y por los contrapesos institucionales de las democracias europeas. antes bien. el crimen organizado. es una salida o respuesta al aumento de complejidad y contingencia de la democracia contemporánea. es entendible que los liderazgos populistas posdemocráticos sean cívicos. racional y democrática. es un mecanismo que ha permitido asumir los costos del resultado del principio de inseguridad democrática (normal en una democracia consolidada) por el hecho de que se parte de una gran confianza en las instituciones políticas y en los poderes neutrales que precisamente equilibran los excesos reales o imaginarios de los líderes populistas. g) Liderazgo civil. bajo la premisa de que en la realidad no existen tipos puros de p sino híbridos con múltiples combinaciones posibles.

encajan más en lo que he llamado p premoderno que en el p posdemocrático. En primer lugar. Posteriormente. a pesar de los avances democráticos registrados en la región. Así. José María Velasco Ibarra en Ecuador y Arnulfo Arias en Panamá. de nuevo. en los años ochenta y noventa. por lo que muchos analistas se refieren a él como neopopulismo. y una fase más reciente que podemos llamar p contemporáneos o neopopulismos (que arranca a fines de los años noventa y se extiende hasta la actualidad). amén de que sus excesos retóricos han polarizado a nuestras sociedades entre los que apoyan y defienden incondicionalmente a los nuevos líderes populistas hasta los que adoptan posiciones claramen- te antipopulistas (un estudio sobre el tema puede verse en Cansino. aunque con características específicas en cada caso. pasando por los p tardíos o los neoliberales. y otros que se perfilan en el futuro. los p se han multiplicado en la región. Fernando Collor de Mello en Brasil. Perón. el p ha visto un renacimiento inusual desde finales de los noventa a la actualidad. el p tuvo reediciones tardías en las décadas de los setenta y ochenta. Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia. por ejemplo. 2010). Desde entonces a la fecha. tales como: Luis Echeverría y José López Portillo en México. De hecho. desde los p clásicos hasta los neopopulismos. Alan García en Perú. Este último reposicionamiento populista ha presentado rasgos inéditos respecto de sus antecesores. todas las experiencias populistas que se han vivido en América Latina sin excepción. De acuerdo con esta aproximación inicial al tema. sobre todo con Hugo Chávez en Venezuela. y otros casos menos conocidos entre los años treinta y cuarenta del siglo pasado. es precisamente la persistencia de rasgos tradicionales o premodernos en nuestros sistemas políticos los que alientan el surgimiento o resurgimiento permanente de líderes populistas con los costos que ya se señalaron con anterioridad. Alberto Fujimori en Perú y Abdalá Bucaram en Ecuador) o abiertamente antiliberales (tales como Carlos Palenque y Max Fernández en Bolivia). una fase de p afines o críticos del neoliberalismo emergente (que abarca las décadas de los ochenta y noventa). emergieron líderes populistas ya sea partidarios de neoliberalismo (tales como Carlos Salinas de Gortari en México. fueron los referentes históricos a partir de los cuales se definieron las características dominantes de lo que hoy puede ser considerado el p clásico. A continuación intentaré una caracterización general de cada una de estas fases con base en el esquema propuesto arriba. es posible reconocer distintos momentos o fases del p en América Latina: una fase inicial con los p clásicos (que abarca las décadas de los treinta y cuarenta y parte de los cincuenta). Finalmente. Del recuento de experiencias y líderes populistas en América Latina se pueden extraer varias conclusiones. Carlos Menem en Argentina. una fase de p clásicos pero tardíos (que abarca las décadas de los setenta y ochenta).Léxico para la nueva Comunicación Política 230 POPULISMO Argentina. en Argentina. Entre estos rasgos pre- .

por la historia política nacional en los momentos más relevantes del siglo pasado y de los últimos años. las distintas estrategias semánticas de los p latinoamericanos han intentado con relativo éxito fundarse en una dirección aparentemente directa (y abierta) con la sociedad y sus sistemas de necesidades. pudiera entenderse que el p a medio camino entre la premodernidad y la posdemocracia es un síntoma y una muestra palpable de lo mucho que aún falta para construir un Estado democrático: a veces (o casi siempre) los cambios de elite no se traducen en modo automático en una opción distinta de vida en sociedad. b) una cultura política proclive al patrimonialismo. Aunado a ello. En tercer lugar. imponen un grado elevado de variabilidad en cuanto al impacto. gobierno y sociedad. que abre la puerta al voluntarismo del líder. En cuarto lugar. d) una débil secularización social respecto del Estado. no hace otra cosa sino sugerir que la consolidación de una base cultural democrática mínima es una cuestión que llevará mucho tiempo más para concretarse. Sobre todo. antes bien un obstáculo y una deficiencia. Habría que recordar que en política el tiempo no es un recurso. e) ausencia de un Estado de derecho democrático y f ) escasa aceptación del valor de la ley erga omines. un conjunto homogéneo que posee el mismo sistema de necesidades y las mismas expectativas. Este elemento caracterizante de las vicisitudes públicas (moral incluida). Claro está que los distintos contextos históricos en los cuales ello ha podido tener lugar. por consiguiente. como si la sociedad fuese únicamente una voz del pensamiento.Léxico para la nueva Comunicación Política 231 POPULISMO modernos destacan los siguientes: a) escasa focalización o reglamentación de la institución presidencial. cuando estamos en países que sólo han podido superar fatigosamente sus problemas de legitimidad y confianza en las instituciones. a causa de las fuertes inercias que imprimen la premoderna estructuración de las relaciones entre Estado. Para terminar. no así de los regímenes políticos y su democratización. es imprescindible no descuidar el grado de complejidad para entender el fenómeno impuesto por el fuerte carácter de continuidad política y cultural (en términos de modernización “a medias” en el mejor de los casos) de nuestros sistemas políticos. c) un sistema que fomenta la concentración del poder en el vértice. el paternalismo y el victimismo. es literalmente imposible pensar en resolver los problemas del país en cuestión cuando la clase dirigente aún los está pensando como antaño. a pesar de los altibajos y los chantajes de las actuales elites políticas. el arraigo y el futuro (tanto en términos históricos como en las experiencias más recientes) que las articulaciones populistas han podido poner en marcha en sus respectivas realidades políticas. la resurrección actual del p manifiesta que en América Latina estamos en pleno . Y ello. En segundo lugar. es necesario observar y subrayar uno de los problemas de fondo que los p latinoamericanos han expresado a lo largo de sus trayectorias: la gran apuesta por el tiempo y. En este sentido.

Covarrubias (2006). Londres. La Esmeralda. Diritto e diritti nella società transnazionale. (2004). Crouch. Gellner. 2. (2000). Le istituzioni della globalizzazione. pp. es necesario señalar que hablar de una crisis de complejidad no supone pensar en una crisis compleja de la política y de sus actuales sistemas de referencia. ya que si así fuese. Política y antipolítica. (1981). 27-38. (2002). E. razón y religión. M. la pregunta es cómo dirigirse hacia otra arena política. Globalizzazione e tempo delle istituzioni.R. En particular. Gellner (comps. Junction Books. S. G. La tentación populista. (2005). en G.). C. (1997). Il Mulino. pp. Chitty La Roche (ed. (1994). pp. El Colegio de México. Freidenberg. New Brunswick. Authoritarianism. Transaction Books. primavera. (2001). Ferrarese. En el nombre del pueblo. Taurus. el actual escenario de confusiones políticas no es necesario preguntarse en dónde están las potenciales salidas para los p más recientes. porque no estamos frente a un problema de sentido. Una vía al poder en América Latina. “El imaginario social o la potencia de inventar de los pueblos”. en N. Ionescu. e I. y E. Paidós. Populismos. (1990). Cepcom/uacj. Madrid. G. cuando todo camino de antemano ya espera una recompensa… ¿populista? Quizá. Loaeza y J. Ferrarese. Boloña. Fascism and Nacional Populism. “Partidos políticos y antipolítica. Cansino. Sin embargo.).R. “Del Populismo de los antiguos al populismo de los modernos”. México. Amorrortu. Un nuevo ‘cleavage’ en las democracias modernas”. C. O. 7-14. Muerte y resurrección del populismo en México. Del populismo de los antiguos al populismo de los modernos. Madrid. Caracas.F. New Jersey. G. (2007). F. México. Rei.). Buenos Aires. Posdemocracia. Trasversales. . Modernidad y posmodernidad: una óptica desde América Latina. México. Sus significados y características nacionales. Il diritto al presente. C. 2002. Populism.Léxico para la nueva Comunicación Política 232 POPULISMO desarrollo de una crisis de complejidad de la vieja institucionalidad. En Bibliografía Canovan. cuya estructuración estatal obtenía su identidad para reproducirse en modo más o menos uniforme o coherente sólo en la organización de los partidos políticos. M. Boloña. Posmodernismo. F. Cansino. (1978). Fressard. Barcelona. (1969). 137-172. Hermet. M. Prud’homme (comps. núm. Il Mulino. Follari. se estaría hablando de la expresión de una banalidad “observable” y “legible” como una crisis complicada. Germani. Síntesis. cómo poder caminar entre el cinismo y la sinrazón de la parcial ausencia de política democrática en las instituciones en el tiempo presente y futuro. Los actores de la sociedad. Hermet. Más bien. Buenos Aires.

185. “El espacio jurídico global”. pp. “Revisitando el síntoma del ‘populismo’”. E. diciembre. G. (1995). Buenos Aires. pp. Lechner. G. Mouffe (1987). Metapolítica. diciembre. N. 7. (1990). “Las transformaciones de la política”. Journal of European Public Policy. 6. núm. 9-16. S. fce. Laclau. México. julio.Léxico para la nueva Comunicación Política 233 POPULISMO Laclau. fce. N. Memoria. Ann Arbor. Rossi. vol. México. vol. Strange. núm. noviembre-diciembre. 3. (1989). México. Madrid. E. D. (2004). Hacia una radicalización de la democracia. y Ch. 63-64. Mad Money. Perfiles Latinoamericanos. “La reforma del Estado y el problema de la conducción política”. Adelphi. Hegemonía y estrategia socialista. Olivera. núm. C. Subjetividad y política. Madrid. (1986). enero-marzo. 65-76. Vattimo. (2003). N. University of Michigan Press. G. 51-60. Lechner. Vattimo. junio. Paidós. pp. “El apocalipsis no empezara por las mass media”. pp. 9.  César Cansino y Juan Calvillo Barrios . Barcelona. (1990). Siglo xxi. G. 149-178. 5. Santiago. (1999). La razón populista. núm. núm. Siglo xxi/cis. N. Milán. Radaelli. México. (2005). México. La sociedad transparente. When Markets Outgrow Governments. 11-27. núm. (1998). 44. (2005). Lechner. pp. Il conflitto epidemico. pp. 1. (1996). Lechner. Topodrilo. La conflictiva y nunca acabada construcción del orden deseado. “The Public Policy of the European Union: Whiter Politics of Expertise?”. Revista Mexicana de Sociología. Zolo. Los patios interiores de la democracia.

.

es darnos la capacidad de transformar una situación que no es grata y descolonizar el futuro impuesto. Actitudes frente al futuro. llegar a los significados profundos para saber lo que realmente dicen los discursos y las estrategias del poder. sistémica. deslindar lenguajes simbólicos. llegar a los significados profundos para saber lo que realmente dicen los discursos y las estrategias del poder. traducir códigos. . Sociedad del Siglo XXI. la teoría del caos. deslindar lenguajes simbólicos. que la sociedad es un sistema dinámico. Prospectiva política. Las estructuras sistéLa prospectiva nos ayuda a explicar los problemas complejos que están entretejidos en las telarañas de las estructuras sistémicas. la física cuántica descubrió el quantum como energía. Estudios de futuro. dinámica con cambio acelerado y caótica (del caos al orden y viceversa). multicausal. Análisis de Palabras clave Escenarios. Einstein dijo que todo es relativo. Definición La prospectiva nos ayuda a explicar los problemas complejos que están entretejidos en las telarañas de las estructuras sistémicas. El haber dado juego sólo a una parte pequeña del lado izquierdo del cerebro nos ha hecho parecer caballos con anteojeras que durante muchos miles de años hemos seguido el mismo camino. Descifrar los niveles del análisis. La prospectiva nos ayuda a ver más allá de donde ven los ojos. Esto es potencialmente revolucionario. Cada vez es más difícil entender una realidad que ahora está signada por cinco características: compleja. Sumergirse en las estructuras visibles para captar las no visibles y saber dónde están las invisibles es una tarea que le compete al pensamiento prospectivo.Léxico para la nueva Comunicación Política 235 21 Prospectiva. Como sistema no lineal tiene la habilidad de procesar e incorporar más información. Pero ello requiere de preparación. Descifrar los niveles del análisis. Vivir en la sociedad actual es como manejar en una carretera desconocida a gran velocidad y sin luces que nos permitan ver más lejos. La prospectiva es política por definición. La sociedad se ha vuelto más compleja y más interconectada. traducir códigos. se constituye en esas luces que penetran en la incertidumbre y que pueden enfrentar los eventos inesperados. Jouvenel (2006) habla de libertad para decidir el futuro que quieres y poder para construirlo.

como Eleonora Barbieri. El Análisis de Prospectiva (en adelante adep) es radical en su esencia porque busca una forma de reflexión colectiva: “una movilización de las mentalidades frente a los cambios del entorno estratégico” (Godet. Wendell Bell. sucediendo así que. dadas unas condiciones iniciales de un determinado sistema caótico. es previsión. como la previsión humana y social. no es ciencia ficción. sino no visibles e invisibles. es construcción de futuros. pero es necesario aclarar que no es profecía. micas ya no son sólo visibles. un pequeño cambio en una variable puede afectar a otra y a otra. le imprimieron su sello interpretativo. Pierre Wack. La prospectiva ha cargado la pesada piedra de la ignorancia y la incomprensión. no es un mero ejercicio. En Europa los estudios del futuro fueron bautizados como prospectiva (prospiciere. ANÁLISIS DE Sumergirse en las estructuras visibles para captar las no visibles y saber dónde están las invisibles es una tarea que le compete al pensamiento prospectivo. teoría y crítica Los estudios del futuro comienzan en la primera mitad del siglo xx. algunos autores. Posteriormente. es gestión de la incertidumbre. complejidad y cambio. 1996). una pequeña perturbación inicial. mediante un proceso de amplificación. que describe la imagen de una mariposa batiendo sus alas en Asia y causando un huracán en el Atlántico: metáfora de cómo cambios pequeños pueden causar cambios o eventos con resultados complejos e inesperados. podrá generar un efecto considerablemente grande. el desarrollo de los adep fue lento en la medida en que debería lograr primero el convencimiento de que estudiar el futuro servía para algo. . Si anticipamos el futuro seremos capaces de sobrevivir a un presente ininteligible. Historia. porque no alcanzamos a prevenirlos. Ahora sabemos que con nuevas herramientas podríamos cuando menos haberlos imaginado. la cual hacia investigaciones para las fuerzas armadas de Estados Unidos. Se focalizaron en esa época en la organización rand. no es futurología. Herman Kahn. todo cambia y puede hacerlo en un instante. no es adivinación. Edward Lorenz descubrió que en los sistemas dinámicos no lineales. Desde los años setentas los cambios de la humanidad se dieron de manera vertiginosa y cada vez más acelerada. El parteaguas se inició en la década de los setentas del siglo xx cuando vinieron cambios inesperados. De cualquier modo. Pero ello requiere de preparación. De ahí surgieron ideas y métodos para explorar posibilidades futuras. James Dator. Peter Schwartz.Léxico para la nueva Comunicación Política 236 PROSPECTIVa. Este proceso interactivo es lo que se ha llamado el “efecto mariposa”. Ya nada tiene una certeza. las cosas nunca pasan de la misma manera. La sociedad actual del siglo xxi se caracteriza por su complejidad y la penetración en la incertidumbre. la más mínima variación en ellas puede provocar que el sistema evolucione en formas completamente diferentes. lo que se identifica con tres conceptos: caos. tortuoso y difícil. después ya nada es igual. mirar de lejos). por personajes como Bertrand de Jouvenel (1966) y Michel Godet (1993).

es más. La sociedad se moviliza más por la agitación del pasado que por proyectos de futuro. . Deciden sistemáticamente en favor del corto plazo y en contra del largo. si seguimos pensando en lo que La sociedad se ha vuelto más compleja y más interconectada. la urgencia. el instante. El actor público no acciona. se gestionan. Esta produce la sensación de acercarnos el futuro. incluirlo en nuestros horizontes de pensamiento y acción. la física cuántica descubrió el quantum como energía. a tapar el pozo”. salud. la teoría del caos. Vivimos el imperio de la eficacia. Como sistema no lineal tiene la habilidad de procesar e incorporar más información. La colonización del futuro se da por la lógica del Just in time surgida del consumo. la satisfacción. el audaz. que la sociedad es un sistema dinámico. No se trata de predecir. la inmediatez. actuando en las sombras del futuro con criterios de legitimidad y responsabilidad.Léxico para la nueva Comunicación Política 237 PROSPECTIVa. moverse sin desplazarse. 3) el vendedor de seguros. sino de convertir al futuro en una categoría reflexiva. Todo esto corresponde a la justicia intergeneracional. cambio climático. Las falsas urgencias de multiplican y se extiende la presión de actuar inmediatamente. el que va más allá. Los padres de la prospectiva decían que teníamos cuatro actitudes frente al futuro: 1) el avestruz. no hace nada a toda velocidad. agua. y 4) el prospectivista proactivo. El futuro es cada vez menos visible. decía Toffler. reacciona. complejo y desconocido. hacia la construcción de los futuros y toma decisiones sobre aquél que puede parecer mejor. Einstein dijo que todo es relativo. Al futuro hay que situarlo en el ámbito de la imaginación y la creatividad. 2) el bombero. la velocidad. ser vago muy trabajador. pero tiene repercusiones de largo plazo. Es posible estar paralizado en movimiento. renunciando a la idea de que les corresponde arbitrar entre ambos. pensiones. que cuando el futuro llega es cuando lo enfrenta. Lo que hacemos ahora es inmediatista. Es necesario articular generacionalmente a la sociedad. Se sobrevalora la respuesta inmediata como antídoto para la incertidumbre. Para millones de personas el futuro llegará demasiado pronto. que cierra los ojos ante el futuro. por la cual tomaremos algunas previsiones ante lo que se viene como inevitable. en realidad lo elimina en tanto que dimensión estratégicamente configurable. va a pasar enfrente de nosotros […] y estaremos desprovistos para enfrentarlo. Las estructuras sistémicas ya no son sólo visibles. Es un espacio abierto. La mayor parte de decisiones políticas que adoptamos tienen impacto sobre generaciones futuras: demografía. la ligereza y la flexibilidad. “[…] encontrarán demasiadas dificultades para adaptarse a ello […]. Los problemas no se resuelven. desempleo. el corto plazo. Requerimos una ética del futuro hacia los prójimos con un principio de responsabilidad orientado al futuro lejano. En el reino de los seres vivos el hombre es el único que sabe que hay futuro. de la publicidad y de los medios. pero no menos real. ANÁLISIS DE ¿Por qué el estudio del futuro? Daniel Innerarity (2009) nos hace reflexionar profundamente en ello: Independientemente de lo que hagamos nos encontraremos con el futuro. sino no visibles e invisibles. pero saberlo no implica que sepa qué hacer. por lo que. La aceleración del tiempo dificulta su percepción y anticipación. o la historia de “después de niño ahogado. Los actores políticos están continuamente apagando fuegos y no formulan objetivos de largo plazo. actitud preactiva.

Léxico para la nueva Comunicación Política

238

PROSPECTIVa, ANÁLISIS DE

La prospectiva ha cargado la pesada piedra de la ignorancia y la incomprensión, pero es necesario aclarar que no es profecía, no es adivinación, no es futurología, no es ciencia ficción, no es un mero ejercicio, es previsión, es construcción de futuros, es gestión de la incertidumbre.

pudo ser y no fue […], si seguimos manejando hacia delante mirando por el espejo retrovisor”. Con el rompimiento de los paradigmas, nuevos cambios se presentan en la vida de la humanidad. Los niveles de comprensión de los problemas son insuficientes con los instrumentos científicos que teníamos anteriormente. Se requieren nuevas formas de ver y de pensar. Pensar en el futuro nos ayuda a comprender y resolver problemáticas complejas, y a prever la manera en que podemos enfrentar los problemas. Prever requiere de un aprendizaje social. Las sociedades abiertas están condenadas al aprendizaje colectivo. El futuro ya está aquí, fragmentado y disperso. Sólo nos falta integrar los pedazos del rompecabezas para entender lo que nos espera. Observar cuidadosamente los signos que vienen del pasado, las tendencias dominantes, los eventos emergentes del ahora y anticipar lo que está en el devenir. La prospectiva trabaja con métodos cuantitativos y cualitativos. La aspiración es integrar ambos y trabajar en conjunto quienes se denominarían modeladores matemáticos con narradores. Métodos cuantitativos Los métodos cuantitativos son los procedimientos formales a través de los cuales se obtiene y analiza la información mediante procesos estadísticos y modelos matemáticos. Ejemplos: pronósticos, proyecciones, series de tiempo, elección racional o teoría de juegos.

Métodos cualitativos Los métodos cualitativos son los procedimientos que se basan en información subjetiva con base en la experiencia y la intuición de los expertos e involucrados directa o indirectamente en el tema de estudio. Dos técnicas principales para la diagnosis prospectiva son las Tendencias dominantes, fuerzas de cambio, interacción entre ellas y los eventos inesperados o Wild cards, que es factible detectarlos a partir de entender las débiles señales y tener un monitoreo del ambiente permanente. El proceso siguiente después de la diagnosis se trabaja mediante el método Delphi o el método de escenarios para saber el abanico de posibilidades por ocurrir. El pensamiento prospectivo tiene tres componentes: a) la creatividad, b) el análisis y c) la capacidad de pensarse en el futuro con libertad y concretar la idea con la acción. De ahí que para pasar de la visión a la acción sea necesario cambiar paradigmas, actitudes, patrones tradicionales. Esto se consigue con el desarrollo de una inteligencia prospectiva, basada en el pensamiento estratégico. Líneas de investigación y debate contemporáneo La previsión concebida por Eleonora Barbieri es una actitud, una postura, un modo de ser, una mentalidad, un modo de concebir la vida, el mundo y los comportamientos sociales e individuales. Una forma de aprendizaje y de anticipación del futuro.

Léxico para la nueva Comunicación Política

239

PROSPECTIVa, ANÁLISIS DE

Uno de los retos más grandes que tiene el adep es nuestra capacidad para descolonizar el futuro y pensarlo desde un espacio libre en el porvenir y poder estructurarlo en el presente de tal manera que pueda construirse un futuro preferido: ¿qué pasaría si nos atrevemos a pensar, si nos atrevemos a creer en que nosotros podemos construir nuestro propio futuro en un entorno de libertad, con poder de decisión y de acción? ¿Por qué lo que ha de suceder tiene que suceder y por qué no puede suceder lo que no ha de suceder? ¿Por qué no descolonizar el futuro que nos han creado? ¿Por qué no podemos ser más fuertes que el destino manifiesto? ¿Por qué no cambiar las profecías que se autocumplen? Esperanza como palabra cargada de nuestros deseos, sentimientos, ideas y emociones. En el sentido de expectativa dinámica de algo inminente que va a pasar y que depende de nosotros. Expectativa, porque es parte de nuestras acciones, revela confianza en lo que hacemos, revela la certeza de que un mundo mejor es posible, pero depende de nosotros. Por ello la esperanza y la utopía son hermanas. La utopía puede ser posible… La cuestión no es qué nos espera, sino qué vamos a hacer. Disculpas ideológicas no, proyectos concretos sí. La realidad de las sociedades es una mezcla de posibilidades e imposibilidades. La esperanza es el sentimiento que regula nuestra relación con el futuro. La esperanza puede ser democrática. Carga la

suficiente decepción en sus espaldas para no fiarse en las promesas. Peor a la vez esta experiencia no le impide aspirar a lo mejor. En Prospectiva hay dos conceptos fundamentales que le dan su carácter de política: a) libertad para decidir el futuro que queremos y b) poder para actuar sobre la construcción del mismo. Por lo tanto, no es espera, es esperanza… Hay que hacer que las cosas pasen. Cuando pensamos que el futuro se puede construir y pueden en él conciliarse nuestros sueños y nuestras utopías es cuando le damos una nueva significación a la vida y nos sentimos motivados y alertas, porque nosotros estamos construyendo lo que vendrá. Por eso es prospectiva política, porque tiene un inmenso potencial revolucionario y las características de un proyecto político. Aplicaciones de la prospectiva Dado que la prospectiva tiene visión holística y multidisciplinaria, las líneas de investigación se caracterizan por su transversalidad entre disciplinas y su visión integradora. Una línea histórica, porque dio origen a la prospectiva en la región latinoamericana es la prospectiva científica y tecnológica. Muchas áreas desde el equivalente de conacyt en otros países han empujado su crecimiento a través de ellas. Es el caso de Colombia, Perú, Venezuela, y Brasil. Las nuevas tecnologías son las que empujan el futuro, por lo tanto son una línea de preocupación

El Análisis de Prospectiva es radical en su esencia porque busca una forma de reflexión colectiva: “una movilización de las mentalidades frente a los cambios del entorno estratégico”

Léxico para la nueva Comunicación Política

240

PROSPECTIVa, ANÁLISIS DE

En la campaña permanente, gobernar se convierte en una campaña perpetua y convierte al gobierno en un instrumento diseñado para sostener la popularidad de un político electo.

central, y en particular desde el punto de vista de los Futures Studies. Estas nuevas tecnologías derivan hacia las convergencias tecnológicas, donde interactúan la nanotecnología, la biotecnología, las neurociencias y las ciencias de la información. Otra línea de investigación fundamental es la prospectiva territorial, cuya preocupación central en nuestra época es cómo enfrentar el cambio climático, los desastres naturales y eventos sociorganizativos provocados por el ser humano. En esta parte el trabajo se da en función de diversos niveles de organización social, que van desde la mitigación, la adaptación, hasta la propia seguridad humana y la cohesión social. La seguridad humana en sí misma es una línea de investigación que involucra disciplinas como la psicología, la educación, el desarrollo de las inteligencias múltiples que permitan enfocar el centro vital de la vida y protegerlo para no ser víctimas de daños colaterales. Por lo que respecta a las empresas la línea de preocupación es la planeación prospectiva estratégica para incursionar en la incertidumbre de un mundo donde se puede esperar todo y, por lo tanto, si no podemos saber los eventos que se suceden, al menos podemos imaginarlos y prepararnos ante posibilidades. De ahí que la visión prospectiva tenga dos elementos claves: pensar escenarios y construir escenarios. En la administración pública las líneas principales refieren la conducción de gobierno y la coordinación interinstitucional, la genera-

ción de proyectos de desarrollo que pasen de situaciones desfavorables a favorables y contribuyan con ello al diseño de políticas públicas. La generación de procesos desde los cuales se inicien con la detección de prioridades, se construyan futuros y se concreten estrategias y acciones. Autores y escuelas de pensamiento Los estudios del futuro fueron clasificados por la sociología de la previsión en España con la tipología siguiente: Profecía, Adivinación, Utopía, Ciencia ficción (hoy llamada fantaciencia), Futurología y Prospectiva. Las principales corrientes de la prospectiva son. a) Future studies, norteamericana. Le interesa estudiar el futuro sin afectarlo. b) Prospectiva, europea, para estudiar el futuro hay que transformarlo. La tendencia es hacerlo desde el poder, desde el gobierno. c) Prospectiva crítica, en Oriente y algunos países de América Latina. Nace como respuesta contra la corriente norteamericana. El futuro para transformar la calidad de vida de todos. d) Foresight, en el Reino Unido, Australia y Canadá, involucra redes sociales para elaborar políticas públicas. Autores los hay muy destacados de diferentes generaciones de prospectivistas, una primera oleada fue de autores anglosajones; otra, de jóvenes autores de diver-

Léxico para la nueva Comunicación Política

241

PROSPECTIVa, ANÁLISIS DE

sos países europeos; después, autores asiáticos; y más recientemente, latinoamericanos. Cada autor con una posición que encaja con las mencionadas anteriormente. Aceptemos el desafío de Stephen Duncombe (2007): “El mundo es un lamentable desastre y las mentes cansadas del statu quo no van a hacer nada mejor. Necesitamos ideas radicales e imaginación audaz. Aquí es donde comienza la utopía” Y García Márquez (1982) parece complementar: Bibliografía Baena Paz, G. (2004), Prospectiva política (e-book: ciid.politicas. unam.mx/semprospectiva). Baena Paz, G. (2005a), Construcción del pensamiento prospectivo, México, Trillas. Baena Paz, G. (2005b), Aplicaciones de la prospectiva a la política, México, fcpys/unam (Working Paper núm. 4). Baena Paz, G. (2008), Nuevas visiones sobre el concepto de futuro… y otras formas de análisis político para construirlo, México, Dirección General de Asuntos del Personal Académico/unam (Working Paper núm. 8). Baena Paz, G. (2009), Construcción de escenarios, México, unam (Working Paper núm. 12). Baena Paz, G. (2010), Cómo realizar un análisis prospectivo de la situación del país, México, unam, 2010 (Papers de Prospectiva núm. 1).

Ante esta realidad sobrecogedora que a través de todo el tiempo humano debió de parecer una utopía, los inventores de fábulas que todo lo creemos nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra”.

Baena Paz, G. (2011), Hacia la construcción de una prospectiva para el desarrollo regional, México, unam (Papers de Prospectiva núm. 3). Bas, E. (1999), Prospectiva, España, Ariel. Duncombe, S. (2007), Dream. ReImagining Progressive Politics in an Age of Fantasy, Nueva York, New Press. García Márquez, G. (1982), “La soledad de América Latina” (Discurso de aceptación del Premio Nobel), http://www.ciudadseva. com/textos/otros/ggmnobel.htm Garduño Ochoa, R. (2004), Prospectiva para todos. Construcción de escenarios, México, fcpys/ dgapa/unam (Working Papers núm. 1). Godet, M. (1993), De la anticipación a la acción, Madrid, Alfaomega. Godet, M., et al. (2000), La caja de herramientas de la prospectiva estratégica, Madrid, Prospektiker.

Léxico para la nueva Comunicación Política

242

PROSPECTIVa, ANÁLISIS DE

Hodara, J. (1984), Los estudios del futuro: problemas y métodos, México, Instituto de Banca y finanzas. Innerarity, D. (2009), El futuro y sus enemigos, Barcelona, Paidós. Jouvenel, B. de (1966), El arte de prever el futuro político, Madrid, Rialp. Jouvenel, H. de (2006), Invitación a la prospectiva, Perú, concyteg. Landeta J. (2002), El Método Delphi. Una técnica de previsión del futuro, Madrid, Ariel. Masini, E.B. (1993), La previsión humana y social, México, Centro de Estudios Prospectivos/Fundación Barros Sierra/fce. Medina, J. y E. Ortegón (2003), Manual de prospectiva y decisión estratégica: bases teóricas e instrumentos para América Latina y el Caribe, México, Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planifica-

ción Económica y Social (Serie Manuales núm. 51). Miklos, T. (2000), Planeación prospectiva, México, Limusa. Miklos, T., M. Arroyo y E. Jiménez (2008), Prospectiva, gobernabilidad y análisis de riesgo político, México, Limusa. Mojica, F.J. (1999), Determinismo y construcción del futuro, ponencia presentada en el iii Encuentro Latinoamericano de Prospectiva, unesco, Brasil, 20-22 de septiembre. Sachs, V. (1980), Diseño de un futuro para el futuro, México, Fundación Barros Sierra. Van Der Heijden, K. (1998), Escenarios. El arte de prevenir el futuro, México, Panorama. Wheelwright, V. (2010), It’s your future… Make a good one!, Washington, Personal Futures Network.

 Guillermina Baena Paz

Léxico para la nueva Comunicación Política

243

22 Redes, Análisis de
Palabras clave Redes, Redes sociales, Redes políticas, Construcción de redes, Métodos matemáticos. Definición El Análisis de Redes (en adelante ader) es un enfoque de estudio de reciente creación y popularización, al grado que cada día son más las disciplinas científicas sociales que lo aplican a su materia de estudio. Su perspectiva especial consiste en el uso de modelos y aplicaciones que consideran en forma relacional a los individuos o instituciones. En un trabajo reciente, Freeman (2012) reporta que si bien se pueden encontrar antecedentes en análisis antiguos, el primer trabajo sobre redes propiamente dicho fue realizado por Almack, profesor de la Universidad de Stanford, y en la década de los treinta se encuentra lo realizado por Moreno con su libro pionero en sociometría. La escuela manchesteriana acuña el término redes sociales en sus estudios de antropología urbana en África, particularmente Mitchell y algunas de las aportaciones más significativas se encuentran en la formulación matemática de la teoría de gráficas (grafos) y sus aplicaciones realizada por Harary (1969). En la actualidad se ha generado un gran cuerpo de estudios en diversas áreas del conocimiento que cubren desde estudios de mercado, expansión de las enfermedades, relaciones entre países, la influencia en las escuelas para propiciar que se fume, la configuración del poder y ubicar el número de desaparecidos bajo una dictadura militar. Freeman (2012) considera que el ader se establece cuando configura un paradigma que incluye los siguientes componentes: 1) producción de intuiciones de tipo estructural, 2) recolección de información de interacción entre personas, 3) producción de imágenes gráficas de forma estructural, y 4) desarrollo de modelos matemáticos y computacionales.
El Análisis de Redes es un enfoque de estudio de reciente creación y popularización, al grado que cada día son más las disciplinas científicas sociales que lo aplican a su materia de estudio. Su perspectiva especial consiste en el uso de modelos y aplicaciones que consideran en forma relacional a los individuos o instituciones.

Léxico para la nueva Comunicación Política

244 REDES, ANÁLISIS DE

Freeman (2012) considera que el Análisis de Redes se establece cuando configura un paradigma que incluye los siguientes componentes: 1) producción de intuiciones de tipo estructural, 2) recolección de información de interacción entre personas, 3) producción de imágenes gráficas de forma estructural, y 4) desarrollo de modelos matemáticos y computacionales.

Una red está formada por pares de nodos conectados, donde las conexiones representan relaciones formales e informales (Adler-Lomnitz, 1994), sistémicas y organizacionales (Wasserman y Faust, 1994). La arquitectura de la red muestra el flujo de la información y el patrón de las relaciones. Las redes pueden ser más o menos centralizadas y el ader nos ayuda a identificar grupos, cliques, número de conexiones por nodo y distancias entre nodos. Mientras más centralidad tiene un actor en la red mayor cantidad de recursos es capaz de movilizar. Una red contiene un conjunto de unidades de afiliación que representan puntos de coincidencia y/o pertenencia (escuela, deportes, negocios, participación política, etcétera) o un interés común (poder político). Terminología Existen varios términos y conceptos clave en el ader. Estos son: actor, vinculación relacional, diada, triada, subgrupo, grupo, relación y red. A continuación definiremos estos conceptos clave en este tipo de análisis. Red. Conjunto de individuos que se encuentran relacionados en torno a sus intereses y pertenecen a uno o diversos grupos, algunos autores le llaman “camarilla”. Las relaciones entre individuos definen una red. Subred. Subconjunto de individuos que pertenecen a una red y que por sí mismos constituyen una red.

Actor-nodo. Como hemos dicho arriba, el ader tiene como objetivo estudiar las implicaciones de la vinculación de diversos individuos (corporaciones, sistemas, etcétera) que conforman una red. A las entidades sociales se les denominan actores o nodos. Los actores pueden ser individuos, corporaciones o unidades sociales colectivas. Una red, generalmente, está conformada por el mismo tipo de actores. Diada. En el nivel básico se encuentra la relación que se establece entre dos actores. Este tipo de relación es inherente a una pareja de actores. La diada en sí corresponde a la unidad de análisis de una red. En una red lo primero que uno revisa son las parejas de actores o diadas. Éstas pueden tener relaciones biunívocas o no. Por ejemplo: “Antonio es amigo de Carlos y Adolfo, pero Carlos y Adolfo no se conocen”; “Rosario y Carmen trabajan en la misma oficina”. Triada. En el ader interesa conocer los grupos conformados por tres actores y determinar si las triadas son transitivas, es decir si el actor i es “amigo” del actor j y el i es “amigo” del actor k, si se trata de una triada transitiva, el actor j es “amigo” del actor k y en los tres casos las relaciones son biunivocas. Grupo. El ader no se reduce únicamente al examen de diadas, triadas, y subgrupos. Tiene que ver con la modelación de grupos de actores y sus múltiples relaciones. Para nuestro objetivo, un grupo es la colección de actores que tienen vínculos que

Léxico para la nueva Comunicación Política

245

REDES, ANÁLISIS DE

se pueden medir. Generalmente los grupos que aparecen en la literatura no son muy grandes, pero en casos reales es usual tener grupos de 50 ó 100 individuos, algunos tienen más de mil actores. En el caso de la red que estudiaron Gil y Schmidt (2004), la dimensión es del orden de 16 mil actores, donde el núcleo central es del orden de 300 actores. Los individuos o actores se pueden agrupar por su pertenencia, así tenemos que en un conjunto se pueden asociar porque pertenecen al mismo club, otros porque pertenecen al mismo partido político, otro porque estudiaron en la universidad la misma carrera, otro forma parte del consejo de administración del banco xyz, etcétera. Vínculo relacional, enlace o rama. Los actores crean vínculos entre sí a través de relaciones sociales, el rango y tipo de éstos pueden ser muy amplios y variados. Algunos ejemplos son los siguientes: evaluación de una persona por otra (expresando por ejemplo amistad, respeto, fuerza, inteligencia, etcétera). Transferencia de recursos materiales (por ejemplo, empresas trasnacionales de negocios, préstamos, ayuda, etcétera). Asociación o afiliación (pertenencia a la misma asociación profesional, al mismo club, a la misma escuela, universidad, etcétera). Interacción (platicar, envío de mensajes por correo electrónico, comentar cuestiones académicas, asuntos deportivos o de otro tipo). Trabajo (laborar en el mismo lugar o en diferentes lugares a lo largo de los años). Relaciones formales (autoridad, jerarquía, etcétera). Parentesco (hermano,

sobrino, tío, padre, madre, hermana, esposa, etcétera). Se trata en general de vínculos tanto permanentes como ocasionales pero que establecen relaciones dentro de un grupo de personas, y tiene significado para el caso que uno está analizando. Aplicaciones Alternativamente los modelos de redes pueden utilizarse para probar teorías de modelos o estructuras relacionales. La característica fundamental de la teoría de redes sociales requiere conceptos, definiciones y procesos en los que las unidades sociales estén ligadas a otras mediante diversas relaciones. Supongamos, por ejemplo, que uno propone que la tendencia a la reciprocidad en apoyo material o en alimentación entre las familias de una comunidad ocurre frecuentemente. Tal hipótesis se puede probar mediante un modelo estadístico, o estudiando empíricamente el comportamiento de la comunidad. Tanto el modelo estadístico como el usado en ciencias sociales requieren de un conjunto de conceptos y procedimientos analíticos que son diferentes de la estadística tradicional y del análisis de datos. Es creciente el número y la variedad de los temas que cubre el ader en las ciencias del comportamiento humano. Muchos de los temas tratados tradicionalmente por los científicos sociales, pueden enseñarse por medio de redes sociales y sus conceptos analíticos. Algunos de los temas estudiados por expertos en redes, son:

La arquitectura de la red muestra el flujo de la información y el patrón de las relaciones. Las redes pueden ser más o menos centralizadas y el Análisis de Redes nos ayuda a identificar grupos, cliques, número de conexiones por nodo y distancias entre nodos. Mientras más centralidad tiene un actor en la red mayor cantidad de recursos es capaz de movilizar.

Léxico para la nueva Comunicación Política

246 REDES, ANÁLISIS DE

Una red contiene un conjunto de unidades de afiliación que representan puntos de coincidencia y/o pertenencia (escuela, deportes, negocios, participación política, etcétera) o un interés común (poder político).

• El impacto de la urbanización en el individuo • El sistema económico y político mundial • Difusión y adopción de innovaciones • La toma de decisiones por una elite • Solución de problemas en grupo • Estructura de poder en un país • Consenso e influencia social • Formación de coaliciones • Sociología de la ciencia • Movilidad ocupacional • Sociedades secretas • Corporativos • Ayuda social • Intercambio • Sindicatos La diferencia fundamental entre una explicación basada en una red social y otra cuyos conceptos no se fundamentan en la aplicación de modelos matemáticos que buscan relaciones estructurales, es la inclusión de la noción de información sobre las relaciones de las unidades o sujetos bajo estudio. Perspectiva Dada una colección de actores, mediante las herramientas del ader, se puede estudiar la estructura de la red de relaciones entre ellos. La estructura relacional del grupo consiste en el patrón de relaciones entre los actores y el objeto u objetos que fluyen por la red. El concepto de red enfatiza el hecho de que cada individuo tiene ligas, o relaciones, con otros individuos y entre ellos fluye amistad,

influencia, poder, dinero, jerarquía, dependencia, o cualquier otro indicador. El análisis de sus relaciones y su impacto en la sociedad es el objetivo del estudio de las redes sociales. El ader nos provee de una forma precisa para definir conceptos sociales importantes, alternativas teóricas para tratar casos de actores sociales y un marco de referencia para probar nuevas teorías sobre estructuras sociales. Los métodos del ader nos proporcionan definiciones muy claras sobre mediciones de la estructura social que de otra manera solamente podrían usar términos metafóricos. Así tenemos frases o nombres, entre otros, como: tejido social, rol social, posición social, grupo, clique, subgrupo, popularidad, aislamiento, prestigio, prominencias, centralidad. Para cada una hay una definición matemática, de tal suerte que todo se puede operar mediante matrices y su correspondiente álgebra. Construcción de redes Hay una amplia variedad de formas y fuentes a utilizar para lograr construir una red. Entre las principales técnicas, que son las más usadas, en la adquisición de la información base para la construcción de la red se encuentran: • • • • • • Diarios Archivos Entrevistas Etnología Diccionarios biográficos Anuarios

Léxico para la nueva Comunicación Política

247

REDES, ANÁLISIS DE

• • • •

Cuestionarios Observaciones Literatura en general Reuniones de búsqueda

Cuestionarios Este método de colección de datos es el más usado (especialmente cuando los actores son individuos). El cuestionario, generalmente, contiene preguntas acerca de las relaciones del entrevistado con diversos actores. Las preguntas pueden estar orientadas hacia un objetivo; quiénes son sus principales amigos, a quién respeta, a quién le pide asesoría, etcétera. Hay diversas clases de cuestionarios para estudiar grupos de individuos en una organización, por ejemplo: una oficina, una secretaría de estado, o una corporación. Asimismo, nos podemos cuestionar: ¿qué es mejor?: a) lista vs. preguntas libres, b) preguntas libres vs. selección fija, o c) calificación vs. lugar en la lista. El que se utilice dependerá del tipo de problema que estemos analizando. Supongamos, por ejemplo, que les preguntamos a los alumnos de una clase que califiquen cuál es el grado de amistad que tienen con cada uno de sus compañeros de clase. Supongamos que les damos a escoger tres o cinco niveles de respuestas: “es mi mejor amigo”, “es uno de mis mejores amigos”, “es buen amigo”, “no le tengo mucha confianza”, y “no le tengo confianza”. La otra variante es dejar que los estudiantes califiquen libremente a cada uno de sus compañeros. Esta última tiene la ventaja de ser espontánea, y por lo mismo no

quedar acotada. La primera está circunscrita a una serie de respuestas fijas, lo que nos asegura la construcción de una red de manera más simple. Dependiendo del tipo de problema que queramos analizar será el tipo de cuestionario a diseñar. En el caso que queramos completar información y si se trata de la construcción de una red del tipo corporativo histórico, deberemos meternos a fondo en una búsqueda bibliográfica, la que complementaremos con informantes (expertos) en el tema. En cualquier caso, lo que hacemos continuamente es mantener y actualizar una base de datos. La base de datos puede estar cerrada a una comunidad o en el caso que se decida dinamizarla deberá crecer continuamente. El complemento a la información formal es de lo más diverso, pero mejora la calidad de la misma. Así, por ejemplo, podemos decir: “x cuando estaba en la Secretaría de w compartía su oficina con y”. “x fue alumno de y cuando estudiaba en la Universidad z”. “x se inició como ayudante del Senador q”.”x está casado con Doña m de la b, sobrina del Obispo w de la b, que fue esposa del Gobernador t ”. Las relaciones familiares, de parentesco, de negocios, o puramente sociales enriquecen la información de la red bajo estudio y la hacen más transparente. También se puede mejorar con entrevistas a personas conocedoras del medio.

Alternativamente los modelos de redes pueden utilizarse para probar teorías de modelos o estructuras relacionales. La característica fundamental de la teoría de redes sociales requiere conceptos, definiciones y procesos en los que las unidades sociales estén ligadas a otras mediante diversas relaciones.

Léxico para la nueva Comunicación Política

248 REDES, ANÁLISIS DE

La información documental ofrece muchas ventajas en el estudio de redes. La única desventaja que podríamos encontrar es la abundancia de material a consultar. Una vez construida la red podemos analizarla haciendo uso de herramientas Bibliografía Adler-Lomnitz, L. (1994), Redes sociales, cultura y poder: Ensayos de antropología latinoamericana. México, Miguel Ángel Porrúa/ flacso. Alcantara, N. (2000), The Power Network in Mexico (1920-2000). A Network Model of Kinship, Marriage and Loyalty Tied Among the Ruling Elite, Irvine, ca., University of California Irvine, PhD Dissertation. Freeman, L.C. (2012), El desarrollo del análisis de redes sociales. Un estudio de Sociología de la Ciencia, Bloomington, Palibrio. Freeman, L.C. (1979), Centrality in Social Networks: I. Conceptual Clarification, Social Networks 1, pp. 215-239.

matemáticas utilizadas en la Teoría de Gráficas, lo que se muestra especialmente enriquecedor toda vez que la visualización de las redes ha avanzado de manera significativa, lo que permite acercarse a la materia de estudio desde distintas ópticas.

Gil-Mendieta, J. y S. Schmidt (2004), Estudios sobre la red política de México, México, unam/ iimas. Gil-Mendieta, J. y S. Schmidt (1998), La red política en México: modelación y análisis por medio de la teoría de grafos, México, unam/ iimas. Harary, F. (1969), Graph Theory. Reading, Mass., Addison-Wesley. Harary, F., J. Gil-Mendieta y S. Schmidt (2001), “The Minimally Nonplanar Graph of a Mexican Power Network”, Connections, vol. 24, núm. 2, pp. 47-53. Wasserman, S. y K. Faust (1994), Social Network Analysis: Methods and Applications, Cambridge, Cambridge University Press.

 Samuel Schmidt y César Cansino

Léxico para la nueva Comunicación Política

249

23 Redes Sociales, Análisis de
Palabras clave Redes sociales, Espacio público, Comunicación política, Democracia, Participación política, Twitter. Definición No es una conjetura ni una ocurrencia, es simplemente la ponderación de un hecho que está esperando por explicaciones persuasivas. Que las Redes Sociales (en adelante rs) se han convertido en el espacio público por excelencia del siglo xxi, en la moderna ágora de deliberación y confrontación de ideas y opiniones, es una realidad incontrovertible. ¿Pero esta condición es suficiente para postular que la democracia en el futuro se jugará de manera decisiva en las rs? La respuesta es un categórico sí, a condición de que concibamos a la democracia como algo más que una forma de gobierno, o sea como una forma de vida en común. Aquí se explica por qué. Para fines de este análisis por rs entenderé el conjunto de interacciones a través de Internet que permite a las personas conectarse entre sí a fin de compartir contenidos, crear comunidades sobre intereses similares, entre muchas otras posibilidades. ¿Qué significa concebir a la democracia como una forma de vida, una forma de sociedad? En principio de cuentas, constituye un ajuste respecto de las concepciones dominantes que nace de la necesidad de (re) colocar a los ciudadanos en el centro de la vida pública, de restituirles su condición de sujetos políticos, sustraída por los políticos profesionales, quienes se abrogan para sí ese monopolio. De lo que se trata es de concebir a la política democrática como el lugar decisivo de la existencia humana, y al espacio público como el lugar de encuentro de los ciudadanos en condiciones mínimas de igualdad y libertad, el espacio natural donde los individuos transparentan (en el sentido de hacer públicos) sus deseos y anhelos, sus frustraciones y congojas, y por esta vía instituyen con sus opiniones y percepciones los valores que han de regir al todo social, incluidos a los políticos profesionales (véase Cansino, 2010)
Que las Redes Sociales se han convertido en el espacio público por excelencia del siglo XXI, en la moderna ágora de deliberación y confrontación de ideas y opiniones, es una realidad incontrovertible. ¿Pero esta condición es suficiente para postular que la democracia en el futuro se jugará de manera decisiva en las Redes Sociales?

en mayor o menor medida. el fenómeno ha sido explicado como una colonización de la sociedad por los sistemas instrumentales del poder y el dinero que todo lo avasallan a su paso (Habermas. El impacto de esa capacidad o su intensidad pueden variar de una . han condicionado el ejercicio del poder. ven en el elitismo de la política profesional. donde se llenan de contenido los valores vinculantes. ANÁLISIS DE Nada preexiste al momento del encuentro de ciudadanos libres. En suma. 1989). Con lo que queda mejor ilustrada la concepción de la democracia como modo de vida en común. todo es politizable. ahí donde se encuentran individuos radicalmente diferentes (como los que integran a cualquier sociedad plural) pueden generarse consensos.Léxico para la nueva Comunicación Política 250 REDES SOCIaLES. sin más guión que la propia indeterminación. o sea todo aquello que de manera simbólica construyen las sociedades desde su tradición. donde se llenan de contenido los valores vinculantes. a condición de que sea debatible. el impedimento para que la sociedad sea considerada de manera más incluyente por quienes toman las decisiones en su nombre en una democracia representativa (véase. Es lo que algunos teóricos han denominado la capacidad instituyente de la sociedad desde sus imaginarios colectivos. Rödel. Según esta concepción. Lejos de lo que pudiera pensarse. su historia. desde el momento que sólo este tipo de gobierno puede asegurar condiciones mínimas de igualdad ante la ley y de libertad a los ciudadanos. en el intercambio dialógico incluyente y abierto. necesitado siempre de legitimidad para conducirse. sus temores y su interacción con otras sociedades (Castoriadis. o sea. por su parte. nada preexiste al momento del encuentro de ciudadanos libres. 1980). generándose un corto circuito entre ellos y la sociedad. también es verdad que la esfera del poder institucional suele ser ocupada por gobernantes y representantes que lejos de gobernar en tensión creativa con la sociedad lo hacen en el vacío. independientemente de las explicaciones. confinándola casi siempre a legitimar a los políticos profesionales y a los partidos mediante el sufragio. Huelga decir que para esta concepción. el momento político por antonomasia. las sociedades nunca han dejado de expresarse. Desde cierta tradición teórica. sino que es ahí. Pero. 1987 y 1988). los verdaderos sujetos de la política son los ciudadanos desde el momento que externan sus opiniones y fijan sus posiciones sobre todo aquello que les preocupa e inquieta en su entorno cotidiano. La crisis de las democracias representativas contemporáneas tiene su estro en este hecho cada vez más eviden- te. en el intercambio dialógico incluyente y abierto. lo cual resulta indispensable para la expresión espontánea y respetuosa de las ideas. por ejemplo. esta forma de vivir la democracia siempre ha existido en las democracias realmente existentes. pero también acrecentarse las diferencias. Sin embargo. Otros autores. según esta noción. en cualquiera de sus manifestaciones posibles —como la oligarquía o la partidocracia—. sus percepciones. o sea que siempre. sino que es ahí. lo interesante es señalar que no obstante los factores reales del poder que merman el impacto de la sociedad en la democracia. Frankenberg y Dubiel. el momento político por antonomasia.

las democracias modernas han visto un proceso gradual de activación social que ha venido a restituirle a la sociedad un rol mucho más destacado que al que estaba confinado en el pasado inmediato (véase Rossanvalon.Léxico para la nueva Comunicación Política 251 REDES SOCIaLES. y con la crisis de la democracia representativa (que se expresa en un malestar creciente de los ciudadanos al sentirnos cada vez menos representados por nuestros gobernantes). amén de los consabidos ámbitos de lo familiar. de Las sociedades en las democracias viejas y nuevas se han venido activando y movilizando con distintas intensidades y modalidades. Así. la idea de espacio público-político resulta crucial. Democracia como espacio público-político Si la democracia ha de ser concebida cabalmente como el gobierno del pueblo. que decidieron asaltar las plazas y las calles para demandar las libertades que les negaron sus dictaduras durante décadas. Sin duda. Sin embargo. donde cobra sentido la idea de democracia en la era de las rs. ANÁLISIS DE democracia a otra. como los derechos de las mujeres. Incluso antes del crucial 1989. los cuales son percibidos casi siempre como una raza aparte de egoístas y cínicos. con la caída del Estado benefactor hace cuatro décadas (que asumía como suyo el deber de procurar bienes y servicios a la sociedad). a pesar de lo que muchos políticos profesionales quisieran. la moderna ágora virtual de la democracia. con el ejercicio del poder. 1999). lo mercantil o lo religioso (Cansino. Y es precisamente aquí. la concepción clásica del ágora o la plaza pública fue minada en la modernidad no sólo en la práctica sino incluso semánticamente. pues pensar lo público-político en la actualidad no puede hacerse sin considerar a las nuevas rs. y en ese sentido como una forma de sociedad y no sólo de representación política. La caída del Muro de Berlín es por ello el símbolo inequívoco no sólo del derrumbe de los regímenes comunistas sino también del resurgimiento de la sociedad en clave postotalitaria. muchas democracias occidentales experimentaron grandes movilizaciones sociales por reivindicaciones de todo tipo hasta entonces ignoradas o pospuestas en los andamiajes normativos de sus naciones. pero siempre permanece in nuce. por muchas razones. y lo “privado”. La inversión conceptual está tan introyectada culturalmente que muchos ciudadanos la asumen a pie juntillas. lo “público” terminó asociándose con el Estado. al grado de concebirse a sí mismos como “apolíticos”. Sin embargo. recuperando para sí un protagonismo político que los inquilinos del poder les habían sustraído arbitrariamente (véase Cansino y Pineda. 2012). ya sea como acción o reacción. incluidas sus preferencias políticas. con todo aquello que atañe a lo social. De ahí en adelante. para desmarcarse de los políticos profesionales. 1998). recuperando para sí un protagonismo político que los inquilinos del poder les habían sustraído arbitrariamente. en ese proceso jugaron un papel decisivo las sociedades en los países comunistas en los años noventa del siglo pasado. . las sociedades en las democracias viejas y nuevas se han venido activando y movilizando con distintas intensidades y modalidades. o mejor. como una moderna república (res-pública).

mediante la deliberación colectiva de todo aquello que les atañe. En efecto. generándose un corto circuito entre ellos y la sociedad. una perspectiva como la que yo mantengo tiene un componente de radicalidad que asusta a los científicos porque rompe todos sus esquemas y certidumbres: la indeterminación de la democracia. o sea volver a colocar a la sociedad en el centro de lo público-político. De hecho. poner las cosas en esos términos ha tenido que enfrentar fuertes resistencias por parte de los enfoques teóricos dominantes en las ciencias sociales y las humanidades. . su alegato no deja de ser curioso porque en su perspectiva lo radical no es otra cosa que lo que en realidad es consustancial a la democracia y que le había sido negado teóricamente. las sociedades comenzaron a agruparse en organizaciones no gubernamentales (ong’s) para tomar en sus manos la defensa de derechos de todo tipo insuficientemente garantizados por sus Estados o para impulsar proyectos e iniciativas que consideraban necesarios. concebir a la democracia no sólo como una forma de gobierno sino también como una forma de vida implica asumir sin reservas la total indeterminación de la democracia. pero las rigideces de los paradigmas cientificistas dominantes les impiden a sus partidarios ver lo evidente. o sea que sólo en el espacio público-político se definen y redefinen permanentemente los valores y los contenidos de esos valores que han de articular al todo social. pero que olímpicamente habían sido desentendidos o ignorados por las autoridades. Por efecto de la irrupción de las sociedades democráticas en los asuntos públicos. 2008). los homosexuales. y acotando por esa vía al poder ocupado por partidos y gobernantes. desde el instante en que se acepta que nada preexiste al momento de encuentro de individuos libres y radicalmente diferentes. o incluso mediante la gestión social de bienes colectivos. ANÁLISIS DE La esfera del poder institucional suele ser ocupada por gobernantes y representantes que lejos de gobernar en tensión creativa con la sociedad lo hacen en el vacío. de los jóvenes. o por cuestiones ecológicas. Puesto en esos términos. aportando una energía social inédita a los ámbitos de decisión vinculantes. y las sociedades son cada vez más protagonistas de su historia. casadas con preconcepciones institucionalistas o estatalistas que le conceden poco espacio o impacto a la cuestión social. en las democracias modernas cada vez más lo político está contenido en lo social. ¿Puede haber algo más básico y elemental que eso? Claro que no. una concepción alternativa como la que he resumido aquí resultaba no sólo incómoda sino incluso “radical”. Justo por esas resistencias he tenido que decretar sin miramientos la muerte de la ciencia política en un libro al mismo tiempo premiado y denostado por mis pares intelectuales (Cansino. Sin embargo. Al tiempo que este proceso avanzaba en todas partes. Para esas perspectivas cerradas y dogmáticas en el plano empírico. entre muchas otras causas. emerge un nuevo ingrediente que viene a complementar e incluso a modificar radicalmente el espacio públicopolítico tal y como se conoció hasta entonces: las así llamadas rs.Léxico para la nueva Comunicación Política 252 REDES SOCIaLES. lo público dejó de ser competencia exclusiva de lo estatal. Ciertamente. Posteriormente.

Ahora bien. como Castoriadis. necesitado siempre de legitimidad para conducirse. confinándola casi siempre a legitimar a los políticos profesionales y a los partidos mediante el sufragio. Y es que de algún modo las rs restituyen a los ciudadanos una centralidad simbólica que les había sido escamoteada en la práctica cotidiana de las democracias realmente existentes. las sociedades nunca han dejado de expresarse. adscribirse a esa concepción alternativa de la democracia exige abandonar las perspectivas deterministas. los primeros experimentos exitosos de democracia —la inglesa y la estadounidense—. lo que distingue a las democracias de los modernos de las democracias de los antiguos es la representación (la cuestión fue puesta en esos términos por Sartori. Por eso. Lefort y la propia Arendt. después de la malograda experiencia revolucionaria francesa. . en mayor o menor medida. Hannah Arendt. la única manera de entender a cabalidad la democracia es concibiéndola como el justo opuesto del totalitarismo (véase Arendt. Cabe recordar que pretender mantener lo social bajo control. como bien nos enseñó la más grande filósofa de todos los tiempos. o sea que siempre. sus deseos. tan cruel y voraz como la de los monarcas absolutos que se intentaba derrocar: la tiranía de las mayorías. en el marco de un guión preconcebido. han condicionado el ejercicio del poder. debemos aceptar que las sociedades no siempre elijen lo mejor para ellas sino con frecuencia optan por retrocesos en sus propias libertades y conquistas. De hecho. como lo hace cualquier ciudadano. Si en la antigüedad griega los ciudadanos podían dirimir directamente los asuntos de la polis. sus aspiraciones… Y eso no se registra con sondeos cuantitativos sino simplemente con la experiencia. de la calle. es un rasgo propio de mentalidades totalitarias.Léxico para la nueva Comunicación Política 253 REDES SOCIaLES. 1974). institucionalistas o formalistas largamente dominantes en las ciencias sociales. si les hubiera tocado en vida ver y participar de las rs que hoy han irrumpido masivamente en nuestras sociedades? Creo que todos verían cristalizadas en ellas sus principales tesis sobre la democracia como forma de vida. sus anhelos. ANÁLISIS DE Siguiendo con esta lógica. pensar lo público-político en la actualidad no puede hacerse sin considerar a las nuevas rs. Como es sabido. tuvieron como No obstante los factores reales del poder que merman el impacto de la sociedad en la democracia. la plaza pública y de cualquier otro espacio de interacción social. Obviamente. Las redes sociales como la nueva ágora ciudadana ¿Qué hubieran pensado los precursores intelectuales de esta manera alternativa de concebir la democracia. la moderna ágora virtual de la democracia. incapaces de aprehender la dimensión simbólica de la democracia. que no es otra cosa que lo que las sociedades quieren. Se trata de un elemento de incertidumbre al que no se puede renunciar si es que realmente nos asumimos como demócratas o si se prefiere como “demócratas radicales”. Los jacobinos se dieron cuenta muy pronto que la voluntad general nacida caóticamente de la Asamblea podía conducir a una nueva tiranía. 1965). la complejidad de las sociedades modernas exigía incorporar mecanismos indirectos de representación para encausar la voluntad de los ciudadanos. con la ocupación simbólica.

Por eso. o sea es una crisis de representación. un puente poderoso que pone en contacto en tiempo real a millones de individuos. el malestar social se ha abierto paso frente a la ignominia. es decir más pobladas. Sin embargo. por cuanto sus mensajes y contenidos ya no pueden ser ignorados por los gobernantes so riesgo de ser exhibidos y enjuiciados públicamente en estos modernos tribunales virtuales. sus formas de expresión no podían limitarse a lo local. Si la representatividad fue la fórmula que permitió que la democracia como forma de gobierno se concretara en sociedades complejas como las modernas. sino que la complementa. la representación consintió la afirmación de élites partidistas que con el paso del tiempo terminaron monopolizando el quehacer político. se saben vigilados. Las rs nos recuerdan que la democracia no puede edificarse en el vacío. las rs son el vehículo moderno que restituye a la sociedad su centralidad y protagonismo frente a los déficits de representatividad que acusaba desde hace tiempo. la moderna ágora virtual de la democracia. entendida como el espacio público donde los ciudadanos deliberan desde su radical diferencia sobre todos los asuntos que les atañen. 45-47). si las democracias modernas estás en crisis es porque los ciudadanos nos sentimos cada vez menos representados por nuestros representantes. gracias a la masificación de las nuevas tecnologías de la información. En esta perspectiva. 2000. no podía ser de otra manera. pp. el lugar donde se construye cotidianamente la ciudadanía y se definen los valores sociales. Primero fueron los movimientos sociales. y finalmente intuyen que ya no pueden gobernar a espaldas de .Léxico para la nueva Comunicación Política 254 REDES SOCIaLES. los políticos profesionales están cada vez más preocupados por el impacto de las rs. De hecho. luego la sociedad volcándose en las plazas públicas. activas y heterogéneas. sino en contacto permanente con la sociedad. como la legitimación mediante el sufragio de las propias élites. es en las rs. Y no es que las rs vayan a ocupar el lugar que hoy ocupa la representación política. pues es un espacio ocupado por los propios usuarios sin más condicionante o límite que su propia capacidad de expresarse. Además. y conferir a la sociedad una forma de estructuración política legítima y promisoria. relegando nuevamente a la sociedad a roles accesorios. Una fórmula que permitió al mismo tiempo preservar las ideas ilustradas de la soberanía del pueblo y la supremacía de los derechos individuales. Por ello. Pero como suele suceder. plurales. si en algún lugar se juega hoy la democracia. ANÁLISIS DE Y es precisamente aquí. pues si las sociedades modernas se han vuelto cada vez más complejas. caracterizada por un alejamiento o incluso un corto circuito entre representantes y representados (Cansino. sino que para trascender debían irrumpir en el mundo complejo y global de las comunicaciones que sólo las rs pueden ofrecer. la estimula. donde cobra sentido la idea de democracia en la era de las Redes Sociales. Huelga decir que la comunicación que fluye en las rs es abierta y libre. y ahora ocupando las rs. observados. luego organizándose en ong’s. eje la idea moderna de la representatividad. las rs constituyen la nueva ágora. pues pensar lo público-político en la actualidad no puede hacerse sin considerar a las nuevas Redes Sociales.

ser populares. sin mayor límite que su creatividad. pues mucho antes que llegaran las rs lo hicieron los medios electrónicos. pero sería un error meterlos en el mismo saco. De algún modo. pues la política está hoy más que nunca en todas partes. por lo que la comunicación que emiten es unidireccional. La primera diferencia es que los medios tradicionales siempre han sido ajenos a la sociedad. si hay un lugar donde hoy se materializa la así llamada “acción comunicativa” que alguna vez vislumbró el filósofo Habermas. como las rs (Twitter. su éxito reside precisamente en la libertad que aseguran a sus usuarios para comunicarse entre sí. o sea la comunicación no interesada. Ciertamente. Muchos quieren entrar en las rs. aunque Twitter o Facebook tienen dueños y sus acciones cotizan en la bolsa. siempre han respondido a los intereses de sus dueños. me refiero al poder ocupado por los políticos profesionales. informada y participativa (véase Lefort. del medio al receptor. En ese sentido. que ya no pueden apropiarse arbitrariamente de la política. un poder detentado por la ciudadanía por el simple hecho de ejercer ahí de manera directa y masiva su derecho a expresarse. Por eso. La tv y la radio pueden tener públicos cautivos y hasta fieles seguidores o incluso teléfonos en el estudio para retroalimentarse de sus audiencias. pues los usuarios de las redes no se dejan engañar fácilmente. ANÁLISIS DE la ciudadanía. la crítica puede ser implacable. sin posibilidad alguna de interacción o diálogo con la sociedad.Léxico para la nueva Comunicación Política 255 REDES SOCIaLES. la radio y la tv). tanto los medios tradicionales (la prensa. como una moderna república (res-pública). y en ese sentido como una forma de sociedad y no sólo de representación política. al grado de que son los propios usuarios los que terminan ocupando las rs desde sus propios intereses. En suma. desde sus propios intereses y necesidades. Facebook y otras). lo visibilizan frente a la sordina consuetudinaria de los políticos profesionales. mismos que nunca pudieron convertirse en un foro auténtico de y para los ciudadanos. las rs llenan de contenido esa idea clásica de que el poder está en vilo. vertical. pero su razón de ser es comunicar desde los particulares intereses y valores que representan y buscan preservar. congraciarse con sus usuarios. pero no saben cómo hacerlo. 1994). pues su permanencia o caída depende siempre de una sociedad cada vez más crítica. . la idea de espacio públicopolítico resulta crucial. a opinar de todo aquello que le inquieta. las rs surgieron en Internet con la idea de conectar simultáneamente a miles de personas de manera horizontal. dada su enorme penetración social y capacidad de influencia. como la radio y la tv? La pregunta tiene sentido. Por su parte. ¿Por qué este rol que hoy desempeñan las rs no lo realizaron antes otros medios de comunicación. Desde cierta perspectiva. son medios de comunicación. dialógica entre pares y libre del dominio de los sistemas Si la democracia ha de ser concebida cabalmente como el gobierno del pueblo. las rs se han convertido repentinamente en un quinto poder. si los medios tradicionales se convirtieron en el cuarto poder en la era moderna. las rs reivindican al ciudadano. Los políticos profesionales se han dado cuenta por la irrupción de la sociedad en las rs. horizontal. pese a que muy pronto invadieron todos los hogares.

como se discute a propósito de los medios tradicionales. como Gianni Vattimo (1988). Ni siquiera tratándose de los medios tradicionales existe todavía consenso sobre la manera que impactan o influyen en la democracia. la tv llegó muy temprano a la humanidad y se ha vuelto contra ella. instrumentales. recuperando para sí un protagonismo político que los inquilinos del poder les habían sustraído arbitrariamente. Todo es politizable en las redes sociales Llegados a este punto. De hecho ya lo hacen. Por ello. sobre todo con respecto a su relación con la política y la democracia. como Giovanni Sartori (1997). ese es precisamente el que hoy ocupan las rs (Habermas. que lo que se dice en los medios tradicionales también es motivo de deliberación pública para las propias rs. aunque aún están en espera de mayores y mejores teorizaciones como las que han concitado durante décadas los medios tradicionales. Pero la tarea no es fácil. por sus características intrínsecas asociadas a la libre expresión de las ideas. 1987). estos debates se volverán obsoletos conforme las rs se vayan imponiendo en el gusto y el interés de las sociedades contempo- ráneas. sino porque alimentan la ignorancia y la apatía de una sociedad. no sólo porque marca una involución biológica del homo sapiens al homo videns. por simple contrastación. las sociedades en las democracias viejas y nuevas se han venido activando y movilizando con distintas intensidades y modalidades. amén de que ofreció a los espectadores nuevos referentes provenientes de otras realidades. lo que les permitió. reconocer los límites y deficiencias de la suya. los apocalípticos. pero sí es un hecho que las rs. terminarán impactando y hasta colonizando a los medios tradicionales. ANÁLISIS DE De ahí en adelante. Como quiera que sea. si hay una problemática a dilucidar asociada con el extraordinario avance de las rs en las democracias modernas. así como los riesgos que entraña su inusitado crecimiento. algunos posmodernos y culturalistas. con frecuencia éstos aluden a lo que se dice en Twitter o Facebook para tener una idea más precisa de lo que interesa y preocupa a la sociedad. por lo que acercó a los políticos a la sociedad. conviene precisar que no todas las rs existentes en la supercarretera de la información . los volvió más humanos y en consecuencia susceptibles de crítica y juicio. Más aún. De ese tamaño es el desafío que las rs han abierto casi silenciosamente para los intereses de los poderosos. Para unos. como tribunales de la política institucional. No digo que los medios tradicionales desaparecerán o dejarán de tener súbitamente el impacto que hoy tienen. las preocupaciones intelectuales de lo que hoy se conoce como “videopolítica” o “teledemocracia” no son las de las rs. y saben que permanecer al margen de las rs los aislará sin remedio. lo cual es aprovechado por los políticos para manipularla de acuerdo a sus propios intereses.Léxico para la nueva Comunicación Política 256 REDES SOCIaLES. antes que los poderes fácticos busquen minimizar su impacto mediante regulaciones y controles de todo tipo. Para otros. No olvidemos además. la tv amplió el espectro de la mirada de los ciudadanos. sino hasta qué punto podrán desarrollarse como espejos de la sociedad. no es si éstas “manipulan” o “desinforman” o no lo hacen.

y al parecer ninguna otra de las muchas que existen en internet parece amenazar su hegemonía. mediante regulaciones y controles legales de todo tipo. Huelga decir que esta tendencia se debe ante todo a las características intrínsecas de Twitter y de las que adolece Facebook. exhibiendo las contradicciones de los candidatos. emerge un nuevo ingrediente que viene a complementar e incluso a modificar radicalmente el espacio públicopolítico tal y como se conoció hasta entonces: las así llamadas Redes Sociales. y acotando por esa vía al poder ocupado por partidos y gobernantes. el potencial de Twitter ha quedado ya de manifiesto en las múltiples expresiones de indignación que tuvieron lugar en varias partes del mundo a lo largo de 2011. . con lo que perderán la frescura y la independencia que hoy disfrutan. o elogiando la sensatez y la capacidad de otros. En la actualidad. Asimismo. reprobando sus dichos y acciones. ya sea convocando a movilizaciones o simplemente repudiando a los tiranos y presionando para derrocarlos. y que además lo aproximan más a la idea de espacio público que aquí he defendido. en un mundo de intereses tan poderosos. ANÁLISIS DE están dotadas de las características necesarias para convertirse en lo que aquí he llamado el lugar decisivo de la democracia. lo cual es hasta cierto punto cierto.Léxico para la nueva Comunicación Política 257 REDES SOCIaLES. pues de lo que se trata es de propiciar la interacción abierta y plural de miles de usuarios en tiempo real. De hecho. la fórmula de los 140 caracteres por tweet posibilitó la interacción ágil. imagínense lo que puede hacer en una elección. ha venido perdiendo adeptos frente al rápido crecimiento de Twitter. tener la posibilidad de participar de los tt (trending topics o temas que marcan tendencia) y debatir de todo aquello que preocupa a la sociedad en tiempo real. Se podrá objetar que las rs siguen siendo irrelevantes frente a las poderosas audiencias que aún conservan los medios tradicionales. pero los grandes cambios ocurren cuando hay una masa crítica capaz de impulsarlos. y hoy esa masa crítica reside invariablemente en Twitter. Facebook nació como un medio para poner en contacto a amigos y conocidos. y en buena medida así se ha mantenido. abona al potencial de Twitter respecto de otras rs. No es descabellado suponer que tarde o temprano alguien buscará neutralizar su impacto. Sin embargo. y creo no exagerar al decir que sólo es cuestión de tiempo para que Twitter desplace definitivamente a Facebook y se convierta en la red social más popular a nivel mundial. Además. al estar Al tiempo que este proceso avanzaba en todas partes. De hecho. tienen que ser populares. materializando la idea de un ágora donde todos pueden opinar y ser escuchados. las rs pueden ser víctimas de su propio éxito. no obstante que Facebook llegó primero. Por estas y muchas otras virtudes es que sostengo que la democracia se jugará cada vez más en Twitter. dinámica y abierta de todos con todos. Si Twitter ha contribuido a todo ello. Ahora bien. aportando una energía social inédita a los ámbitos de decisión vinculantes. las únicas dos rs que cumplen este requisito son Twitter y Facebook. o que los usuarios de Twitter son todavía un porcentaje muy reducido de la población de un país. Ante todo. En efecto. generando una suerte de termómetro de los intereses sociales. en cambio Twitter nació para poner en contacto a individuos entre sí simplemente porque resulta interesante o enriquecedor tenerlos como interlocutores.

Sin duda. recaudar tanto dinero para la propia campaña. Asimismo. Y esto es así por una simple razón. como la compra indiscriminada de seguidores virtuales por parte sobre todo de políticos profesionales para mostrarse con ello muy populares. quien supo aprovechar las rs. Suele pensarse que el primero en utilizar a su favor el potencial de algo desconocido hasta entonces marcará una tendencia o un patrón. para ganar la presidencia de Estados Unidos en 2008. Como quiera que sea. el malestar social se ha abierto paso frente a la ignominia. Pero como suele suceder. Sin embargo. que no por ser una red social ocupada libremente por los usuarios. también pueden ser comprados por los políticos para los mismos propósitos. En esa perspectiva. Este tipo de censura ya se ha desplegado en Twitter. El caso de Obama ha motivado múltiples estudios y libros al grado de considerarlo un paradigma de éxito de lo que hoy se conoce como “cibercampaña” (véase. se equivocan rotundamente quienes creen ver en esta experiencia el modelo a seguir para desarrollar campañas exitosas en la nueva era de la información. en un juego perverso de simulaciones que contamina la comunicación en Twitter. este tipo de cuestiones minan la credibilidad de Twitter. La lógica es simple. toca a los propios usuarios denunciar. Harfoush. y dicho a título personal. De lo que se desprende que el potencial de las rs como espacios genuinos de deliberación pública depende en buena medida de la responsabilidad con la que se muevan en ellos sus propios usuarios. si un tt puede comprarse por parte de firmas comerciales para promocionar productos y servicios. lo que amenazaría la propia rentabilidad comercial de Twitter. si los tt pueden comprarse es lógico que también haya interesados en erogar dinero para que algunos temas desaparezcan del tt cuando afectan a alguien. exhibir y hasta castigar con su eventual abandono en casos extremos. inmersas en el mercado. caracterizada por un alejamiento o incluso un corto circuito entre representantes y representados.Léxico para la nueva Comunicación Política 258 REDES SOCIaLES. o sea es una crisis de representación. pues en esa medida las opiniones ganan en credibilidad. las rs . elementos todos que sin duda redituaron en el contundente triunfo de Obama. o la creación de bots o réplicas mediante las cuales esos mismos políticos reproducen mensajes de apoyo para sí mismos o críticas a sus adversarios. ya existen en Twitter mecanismos velados de censura para modificar los tt por dañar la imagen de un político o un partido. y el debate se vuelve más transparente y democrático. deja de ser un negocio multimillonario. en particular Facebook. Ninguna campaña en el mundo antes de ésta fue capaz de aglutinar por internet a tantos simpatizantes. soy partidario de que los usuarios de Twitter lo hagan con sus nombres y apellidos verdaderos y no de manera anónima. si las democracias modernas estás en crisis es porque los ciudadanos nos sentimos cada vez menos representados por nuestros representantes. Sin duda ese fue el caso de la campaña presidencial de Barack Obama. paradójicamente. Además de estas prácticas. 2010). han emergido otras igualmente dañinas. pero es un riesgo inminente que. ANÁLISIS DE Por ello. parece que los propios usuarios de esta red social han creado sus propias vacunas para denunciar y exhibir este tipo de conductas. y mantener un contacto tan directo y permanente con los votantes. por ejemplo. o sea con nombres ficticios o seudónimos.

mientras que Twitter permanece todavía libre de controles y regulaciones. y que saben o intuyen que sus opiniones trascienden a la sociedad en su conjunto y pueden cambiar el rumbo de una elección. sobre todo entre la población joven y universitaria. a diferencia de la campaña de Obama. e) al ser un espacio público abierto y horizontal. Una cosa es cierta. igual que el 90 por ciento de los tuiteros en el mundo. Empero. nadie puede abstraerse de lo que ahí se defina. amén de que han hecho de Twitter su medio natural de expresión y deliberación pública. las elecciones en el futuro se jugarán cada vez más en Twitter y cada vez menos en los medios tradicionales o en los mítines o plazas públicas. me refiero al poder ocupado por los políticos profesionales. un barómetro que mide el impacto de los contendientes. c) un buen porcentaje de los tuiteros constituye lo que se conoce como la “masa crítica” de una sociedad. y ofrece de inmediato. Twitter constituye el espejo más veraz de las percepciones sociales. h) Twitter se ha convertido en el medio de socialización política más influyente. y casi siempre el voto jo- ven decide una elección. Hoy. o sea sólo pertenece a quien lo habita. Hay muchas razones para anticipar que éste será precisamente el caso de las elecciones en el futuro inmediato. ANÁLISIS DE cambian tan vertiginosamente como las propias tecnologías informáticas. pues éstos han creado sus propios mecanismos para exhibir a los tramposos. que suelen ser críticos y perspicaces. no hay nada más difícil para un político en campaña que conquistar a los tuiteros. sobre todo en el contexto de comicios con amplios márgenes de indecisos. gracias a los tt que genera permanentemente. muy por encima de Facebook. pues su permanencia o caída depende siempre de una sociedad cada vez más crítica. He aquí las más importantes: a) en todas las democracias prevalece una franja más o menos extensa de electores indecisos. por ejemplo. los medios tradicionales jugarán un papel cada vez menos decisivo. y de ellos un buen porcentaje son tuiteros en busca de definición. debido a una pobre oferta política o partidista. g) sólo en Twitter se exhibirán sin censura los claroscuros de los candidatos. un candidato en campaña deberá hacerlo por Twitter si es que realmente quiere trascender. sus defectos y virtudes. . capaz de impulsar y estimular los cambios que el país requiere. ni los políticos. b) el mayor porcentaje de indecisos en una elección es población joven. Ello se debe a que Twitter ha desplazado a Facebook en lo que al debate de los asuntos públicos se refiere. ni los partidos ni los propios medios tradicionales. la moderna ágora de deliberación ciudadana. cuestión que sin duda influirá en las preferencias electorales. f ) ni los políticos que con dinero manipulan los tt podrán imponer su voluntad sobre la de millones de tuiteros. más que apoyarse en Facebook para conectar con sus simpatizantes. las Redes Sociales llenan de contenido esa idea clásica de que el poder está en vilo. informada y participativa.Léxico para la nueva Comunicación Política 259 REDES SOCIaLES. i) los medios tradicionales no pueden permanecer indiferentes a Twitter so riesgo de mostrarse parciales y per- De algún modo. pues las restricciones legales en muchos países les impide hacer proselitismo durante las campañas. d) a diferencia de las elecciones en el pasado inmediato.

L. 2 vols. y j) lo que se dice en Twitter impacta cada vez más a la sociedad e incluso empieza a colonizar a otros medios de comuBibliografía Arendt. (1988). Mass. pp.). Taurus. Avgerou. C. Madrid. (1999). pp.). buap. Facticidad y validez. (2012). Gestión. Cansino. México. imaginaria de la sociedad. Posiciones sobre nuestro tiempo veinte años después de la caída del Muro de Berlín. La institución nicación tradicionales. J.L. Civic Life Online: Learning How Digital Media Can Engage Youth. Democracia. los cuales ya se dieron cuenta que permanecer al margen de Twitter es condenarse al aislamiento y el olvido. “E-Democracy: The history and future of an idea”. Random House. (2010). C. C. C. en Loader. (2012). Mercea (eds.). Cansino. D. La invención de la democracia. (2008). 1-24. The mit Press.). 45-47. voz para el Léxico de la Política (eds. unam/flacso/ fce. (2001). Bokser. Madrid.). S. (2008). Revista de la Universidad de México. pp. (2007). México. Castoriadis. en Mansell. (1980). unam. 588-589. Silverstone (eds. La revuelta silenciosa. y D. .H. La modernidad exhausta. en Bennett. W. sociedad y cultura. “Estado”. Cansino. “Online Youth Civic Attitudes and the Limits of Civic Consumerism: The Emerging Challenge to the Internet’s Democratic Potential’. La muerte de la ciencia política. Tusquets.. I. (1990).. A. Oxford y Nueva York. (2000). pp. R. Castells. J. espacio público y ciudadanía en América Latina. Clarke.Léxico para la nueva Comunicación Política 260 REDES SOCIaLES. et al. Gerodimos. Madrid. Oxford. Los orígenes del totalitarismo. Coleman. Sobre el derecho y el Estado democrático de derecho en términos de teoría del discurso. C. Cambridge. núms. (1987). fce. México. H. R. W. Madrid. Cansino. Trotta. ANÁLISIS DE der credibilidad. Habermas. La era de la información: economía. D. Pineda (coords. Alianza. Buenos Aires. Harfoush. Oxford University Press.L. Ottawa. Lefort. “La crisis de la democracia representativa y la moderna cuestión social”. M.. uacj. Madrid. “Changing Citizenship in the Digital Age”. México. Cisneros. (1974). México. C. J. Baca. (ed. Routledge. Cansino. Habermas. 55-78.. Teoría de la acción comunicativa. Taurus. C. 363-383. The Oxford Handbook of Information and Communication Technologies. Madrid. R. pp. enero-febrero. (2010). Bennett. Quah y R. Library of Parliament. y S. Yes we did. C. Social Media: Political Uses and Implications for Representative Democracy. Social Media and Democracy: Innovations in Participatory Politics.. 222-229. Cómo construimos la marca Obama a través de las redes sociales.

(1997). Sartori. (2007). (1994). Tecnos.com 2. P. Sunstein. (1988). 3. Grown Up Digital.  César Cansino .Léxico para la nueva Comunicación Política 261 REDES SOCIaLES. Madrid. Wayne State University Press. Rossanvalon. 23-25. Suhrkamp Verlag.. Die demokratische Frage. G. núm. Rödel. Manantial. La sociedad teledirigida. julio. Frankfurt. (1998). Homo Videns. Dubiel (1989). U. C. Princeton University Press. Sartori. Democratic Theory. Tapscott. uam-Iztapalapa. G. La nueva cuestión social: repensar el Estado providencia. Frankenberg y H. (1965). G. Michigan. ANÁLISIS DE Maestre. Madrid. México. Topodrilo. Nueva York. Buenos Aires. Princeton. McGraw-Hill. Republic. “Pero el Apocalipsis no llegará por los mass-media”. Vattimo. (2007). Taurus. El poder en vilo. A.R. D. pp. G.0.

.

Reputación empresarial. negativas o neutras. radio y televisión) o a nivel micro (conversaciones a nivel privado) con un impacto y duración limitado en el tiempo. su velocidad de transmisión. donde ésta podía ser fraguada a nivel macro (medios de comunicación tradicionales: prensa. Reputación distribuida. Estas participaciones que como usuarios podemos realizar. recursos humanos. financiero. se caracteriza principalmente por el alto volumen de impactos al que puede llegar (usuarios). pueden ser categorizadas como positivas. por lo que el alcance y la expansión de ésta es rápido y perdurable en el tiempo. así como ponderar su poder de influencia. contribuyamos a generar una reputación distribuida. logística. Reputación en internet. atención al cliente. producto de la interacción existente entre sus departamentos de comunicación. sería necesario retroceder a la explosión de internet. responsabilidad corporativa. a través de la cual se puede influenciar a otros usuarios. teniendo su origen en acciones off line que pueden llevar a cabo las personas. En el entorno actual todos podemos opinar y tenemos plataformas donde esta opinión puede quedar reflejada/publicada. y categorizar temáticamente estas intervenciones en cualquier ámbito (empresarial. etcétera). producto o marca. y que por tanto. por lo que el alcance y la expansión de ésta es rápido y perdurable en el tiempo. Gestión de la reputación online. su permanencia en internet y su efecto multiplicador. marketing. . político. Reputación corporativa.Léxico para la nueva Comunicación Política 263 24 Reputación Online Palabras clave Huella digital. La suma de estas participaciones hace que como usuarios dejemos nuestra huella digital en forma de opiniones. lúdico. cuyo acceso al contenido con carácter retrospectivo quedaba limitado a las hemerotecas. etcétera. valoraciones y experiencias sobre una persona. En el entorno actual todos podemos opinar y tenemos plataformas donde esta opinión puede quedar reflejada/ publicada. la marca o las empresas. Definición Para poder entender el origen del concepto de Reputación Online (en adelante ro). La ro en el entorno actual.

en el que el usuario adquiere un papel principal y hay una alta velocidad de transmisión del mensaje. . y que si bien es necesario trabajar una estrategia reactiva. mucho antes de que te encuentres con alguien en persona. podrá tener limitaciones posteriores en casos de crisis. es en los dos últimos cuando empieza a orientarte a lo que se entiende por comunicación y relaciones públicas online en la web social o web 2. la capacidad de reacción es mucho mayor. Ahora. independientemente de sector de actuación. no siempre es posible prever situaciones de crisis que van a tener un reflejo tanto off line como on line. La disociación de éstos o la falta de estrategia en cualquier de los dos. cuyo campo de actuación es la búsqueda y análisis de la reputación existente en el contenido online y la interactuación. por tanto. ya que lo que se refleja dentro de entornos sociales. y el Seach Engine Reputation Management (serm). hay que tener presente dos alcances: Online Reputation Management (orm). y las posibilidades de éxito también. cuando hay un trabajo de campo previo por parte de las marcas o líderes políticos. y sobre el que se deberán tener en cuenta claramente dos entornos de actuación: buscadores y plataformas sociales. Por último. llegando a sus cotas más altas en 2011 y con una clara tendencia evolutiva en el 2012. las primeras impresiones se crean con la huella digital que dejas online. es necesario definir y establecer estrategias de presencia reactivas. Sin embargo. políticos o líderes de opinión). tiene un fuerte impacto dentro de los resultados de un buscador cuando un usuario realiza una búsqueda. cuya finalidad es aplicar tácticas para proteger de forma proactiva y reactivas a las persona y/o marcas a través de consultas en los Motores de Búsqueda. La ro es un aspecto que en los próximos años se terminará convirtiendo en la piedra angular de cualquier estrategia de marketing on line (hoy todavía se sigue pensando que si no se habla mal de una marca y/o persona no es necesario llevar a cabo nin- guna acción). tanto dentro de las plataformas sociales como de cara a los resultados de los buscadores. los contactos profesionales ya no se hacen con un apretón de manos. en España el término empieza a tener presencia en el 2009).Léxico para la nueva Comunicación Política 264 REPUTaCIÓN ONLINE Lo que se refleja dentro de entornos sociales. Ambas deberán ser complementarias en una estrategia de presencia en internet (empresas. en un entorno tan cambiante como es internet.0. La Reputación Online es un aspecto que en los próximos años se terminará convirtiendo en la piedra angular de cualquier estrategia de marketing on line. comienzan con un buscador. para entender el marco de actuación y presencia de la ro. tiene un fuerte impacto dentro de los resultados de un buscador cuando un usuario realiza una búsqueda. Gestión de la reputación en buscadores y plataformas sociales En palabras del Online Consultant Ben Cotton: En la era digital. no hay que olvidar que una ro tiene su origen en una reputación off line previa. marcas. Si bien es cierto que el concepto de ro está adquiriendo una fuerte evolución en los últimos años (desde el 2004 empieza a surgir en Estados Unidos el término. si bien este último.

reviews realizadas por usuarios (orientadas principalmente a marcas). desde que los principales buscadores (Google y Bing) han concentrando sus esfuerzos en la búsqueda social y en cómo ésta tiene presencia en sus resultados. y por supuesto. marcas o líderes políticos tengan que conocer al consumidor. Igualmente. Hay que saber que los buscadores no sólo se circunscriben a páginas web. y que si bien es necesario trabajar una estrategia reactiva. y sobre todo. Plataformas Sociales. por tanto. opiniones en foros. También obliga a que las empresas. . analizar con lógica el tono y el mensaje.Léxico para la nueva Comunicación Política 265 REPUTaCIÓN ONLINE Actualmente los buscadores se están convirtiendo en gestores de ro. comentarios de blogs. gestionarla y potenciarla. pdf…). las marcas o los líderes políticos pueden tener presencia. evitar reaccionar y no “echar gasolina”. algunos de los aspectos tácticos que deben considerarse a la hora de tener presencia en entornos sociales. A la hora de definir y generar la huella digital de una empresa. Esta presencia dentro de los resultados naturales de un buscador puede ser reflejada principalmente a través de imágenes. cómo éste presenta los resultados cuando un usuario realiza una búsqueda y qué tipo de resultados presenta. Se tendrá que aprender a escuchar antes de participar. siempre el contenido va a ser la moneda de intercambio. nunca han sido tan importantes. en la medida que son el primer lugar al que la gente acude para encontrar información (un 80 por ciento de los resultados que un usuario encuentra. Esto último está teniendo cada vez más fuerza. En palabras de la social media strategist Gaby Castellanos. al troll. Una de las máximas dentro de las redes sociales pasa por aplicar el sentido común a cada una de las intervenciones. cómo indexa los contenidos. documentos (en diferentes formatos: ppt. doc. aplicar el principio de precaución. la intervención e interacción con los usuarios deberá responder a unas pautas de actuación. noticias. se debería facilitar su visibilidad a los mis- mos. trasparencia. por tanto. para saber qué tono es el idóneo y cuándo se debe aportar valor. por lo que las técnicas para protegerla. Una Reputación Online tiene su origen en una reputación off line previa. evitar dogmatizar y no tratar de controlar la conversación. han sido localizados a través de un buscador). ni imponer el contenido. En el caso de Google a través de su red social Google+1 y en el caso de Bing a través de los resultados de Facebook. videos. Buscadores. hay que saber que la actividad dentro de las diferentes plataformas puede ser indexada por parte de los buscadores y. Esto nos obliga a tener que entender de forma básica cómo funciona un buscador. y estar en un constante proceso de aprendizaje. es conocer los procedimientos ante una crisis. no siempre es posible prever situaciones de crisis que van a tener un reflejo tanto off line como on line. habrá que ser consciente que el trabajo de presencia que se haga en las plataformas sociales hará que se tenga mayor exposición y. páginas de los perfiles de redes sociales o perfiles en plataformas del estilo de Wikipedia. marca o líder político. sino a una gran variedad de tipología documental a través de la cual las empresas.

tienden a ser más económicos que la creación de un Sitio Web. persona o líder político. permiten un alto grado de interacción con los usuarios. una segunda fase de monitorización. optimizar el contenido que se publique en el blog con el objetivo de que éste tenga mayor visibilidad dentro de los resultados de los buscadores. persona o líder político. y una tercera fase de intervención y gestión. registrar dominios considerados como “conflictivos” o susceptibles de ser vinculados a la persona/marca. rápida indexación de sus contenidos y de posicionamiento natural y permiten convertirnos es referentes sobre una temática/materia. Si la elección es trabajar con un Blog. va a ser muy importante saber segmentar la masa opinante que se va a dar en estos entornos. es decir. A la hora de construir la presencia de una marca. a los grupos de usuarios organizados. la categorización de ésta (usuarios críticos. Igualmente. es importante trabajar la presencia en otro tipo de plataformas. a los influencers y sobre todo. es decir. donde se va viendo la evolución y clima de opiniones por parte de los usuarios.Léxico para la nueva Comunicación Política 266 REPUTaCIÓN ONLINE Actualmente los buscadores se están convirtiendo en gestores de Reputación Online. detractores. he aquí algunas de sus características: son muy dinámicas de cara a la gestión de actualización de conocimientos. donde se trabaja la presencia de la persona y/o la marca. son herramientas fácilmente escalables. Lo primero que se deberá hacer es llevar a cabo el registro de un dominio vinculado a la persona/ marca y sus variantes de tlds. El trabajo dentro de éstas. Herramientas que trabajan la presencia en Internet Toda estrategia de presencia en internet debe partir con una primera fase de escucha. usar plataformas Open Source (ejemplo: Wordpress/Joomla) para la gestión de contenido. nunca han sido tan importantes. con carácter general puede ser un blog y/o página Web. El uso de éstas se debe principalmente a que van a permitir aglutinar un volumen elevado de información. El uso de estas herramientas debe ir acompañado de una serie de prácticas conocidas como Search Engine Optimization (seo). Una vez que se tiene la herramienta que vertebre la comunicación de forma horizontal. y qué ayudará a la toma de decisiones acertadas. gestionarla y potenciarla. han sido localizados a través de un buscador). excelente plataforma para incorporar espacios publicitarios. exclientes o propios empleados) va a permitir tener una visión más clara de cómo realizar la actuación. debería estar en relación directa con lo analizado en la Fase de Escucha y de la monitorización que se haga dentro de los resultados en los buscadores. dotar de un canal rss (para la suscripción por parte de los usuarios) e informar a través de esta plataforma de la presencia en el resto de plataformas sociales. se les confiere un mayor grado de autoridad por parte de los buscadores y permiten al usuario tener una visión global de la información existente sobre la marca. investigar sobre qué se habla y quién habla. por lo que las técnicas para protegerla. saber lo que hace la competencia. . en la medida que son el primer lugar al que la gente acude para encontrar información (un 80 por ciento de los resultados que un usuario encuentra. es muy recomendable crear una herramienta que actúe como columna vertebral de la estrategia de comunicación.

investigar sobre qué se habla y quién habla. Plataformas de publicación de contenidos.Léxico para la nueva Comunicación Política 267 REPUTaCIÓN ONLINE Por tanto. deporte y política. Las principales plataformas (Youtube. pasa por una optimización de aspectos básicos: un título. Plataformas de vídeos. Estas plataformas también tienen la funcionalidad de los botones sociales para poder ser votados por los usuarios. entretenimiento.com/elecciones2011. los comentarios de los usuarios y botones sociales) y de viralidad (posibilidad de embeber el vídeo en otras plataformas a través de una url específica). donde se va viendo la evolución y clima de opiniones por parte de los usuarios. es una opción muy buena para dar a conocer una persona y/o marca.youtube. Facebook Video o Vimeo) ofrecen la funcionalidad de creación de canales ad hoc. la plataforma de referencia sin duda es Wikipedia. Twitter es el máximo exponente de este tipo de herramientas por volumen de usuarios a nivel mundial (a fecha de julio de 2011 registraban más de 200 millones de Toda estrategia de presencia en internet debe partir con una primera fase de escucha. y qué ayudará a la toma de decisiones acertadas. Estas plataformas están adquiriendo un fuerte impacto de cara a la calidad de los contenidos que se publican y sus posibilidades de posicionamiento natural. En el caso de las Wikies. y éstas aparecen dentro del top 5 de los resultados de los buscadores. por la autoridad que tiene de cara a los buscadores y por el nivel participativo de los usuarios (si se realiza una búsqueda por los principales políticos norteamericanos. una descripción y unas palabras clave. o el portal www. donde pueden compararse los programas electorales). una segunda fase de monitorización. está más orientado a biografías de personas con menor alcance mediático. así como las posibilidades de viralidad de los documentos publicados a través de la opción de embed y ser seguidos por usuarios interesados en los contenidos publicados Plataformas de Microblogging. Por ejemplo.biography. En paralelo se ponderarán otros aspectos sociales (puntuar el vídeo con “me gusta” o “no me gusta”. tanto si se busca por nombre de persona como por palabra clave.s9. con motivo de las elecciones gene- rales. y en éstos se publican los videos (actualmente en España. se ha creado una canal específico para éstas www. El éxito de la visibilidad de sus contenidos dentro de la propia plataforma y en los resultados de una búsqueda global. Las plataformas de vídeo se han convertido sin lugar a duda en un soporte necesario para dar a conocer de forma visual los aspectos de una persona y/o marca (son la columna vertebral de muchas estrategias de marketing online). es decir. Las Biografías es una tipología más de sitios sobre el que se puede generar contenido de una persona. el portal www. algunas de las principales plataformas que van a permitir trabajar la ro en ambos entornos (entornos sociales y resultados en los buscadores) son: Wikies y plataformas de biografías.com está orientado a personas reconocidas dentro del sector del ocio. en muchos casos también en español). dos de las principales plataformas para crear un canal personal o corporativo son: Slideshare y Scribd. todos ellos tienen una página en inglés.com. Sin duda alguna. .

Plataformas de ocio. para poder trasladar un mensaje claro y efectivo. Linkedin y Twitter. Las plataformas profesionales son entornos ideales para identificar perfiles y experiencias profesiones específicas muy útiles para procesos de selección. es una herramienta muy utilizada por los políticos norteamericanos. Plataformas de reviews de usuarios. Plataformas profesionales. Yelp o Ciao. Este tipo de plataformas aglutinan millones de usuarios a nivel mundial. ambas ofrecen las funcionalidades de descripción de los contenidos que son publicados. los candidatos están haciendo uso de éstas con objetivos de captación de votantes. donaciones y difusión del mensaje). Por volumen de usuarios actualmente Linkedin es la plataforma de referencia. Por ejemplo. empresa o candidato político. dentro de la plataforma las empresas pueden crear su propia página y hacer referencia a sus productos. persona o líder político. sin olvidar Xing y BranchOut sobre la que Facebook está trabajando para ganar terreno. es una red que permite integrar contenidos procedentes de Youtube. algunas de las principales plataformas a nivel mundial son Dooyos. son utilizadas para identificar potenciales seguidores de un producto y/o marca. a través de Facebook hay una fuerte demanda para el desarrollo de aplicaciones como parte de la estrategia de captación y branding que realizan las marcas y líderes políticos (para las elecciones del 2012 en Estados Unidos. con carácter general puede ser un blog y/ o página Web. y en ambos casos ofrecen la funcionalidad de interactuar con los usuarios de la red. la recién lanzada Google+ y Orkut. Por ejemplo. Es necesario conocer las pautas básicas de publicación e interacción con los usuarios. Las principales plataformas para trabajar esta presencia son Flickr (Yahoo!) y Picassa (Google). asimismo. y en el caso de España. Este tipo de plataformas están más orientadas a la comparativa de productos y servicios. Plataformas de imágenes. Plataformas de artículos. la plataforma de artículos . Es una muy buena herramienta como bitácora personal para la dinamización y viralidad del contenido a través de un máximo de 140 caracteres. por este motivo. Entre éstas habría que destacar a nivel mundial Facebook. igualmente. Son una buena base para generar autoridad dentro de una temática. compartir e integrar otras plataformas dentro de éstas. y son referentes para los usuarios a la hora de toma de decisiones en el consumo. por lo que se convierten en objetivo de marcas y líderes políticos a la hora de trasladar el mensaje y trabajar el engagement hacia ellas. por ejemplo. los dos principales candidatos a las elecciones generales del 2011 (Mariano Rajoy y Alfredo Perez Rubalcaba) han habilitado una cuenta para comunicarse con los ciudadanos. Son un medio gráfico excelente para mostrar las características de una marca. cuentas registradas). todas ellas ofrecen a los usuarios la funcionalidad de publicación de contenidos.Léxico para la nueva Comunicación Política 268 REPUTaCIÓN ONLINE A la hora de construir la presencia de una marca. es muy recomendable crear una herramienta que actúe como columna vertebral de la estrategia de comunicación.

La visibilidad de éstos. Esto va a permitir poder negociar el patrocinio de posts sobre la persona y/o marca. con el objetivo final de venta de un producto y/o servicio. en recomendable que el blog tenga unos requerimientos básicos: calidad de la indexación. seguidores. va a depender en gran medida de: la calidad del propio blog y del contenido generado. antigüedad. A través de éstas. se debe valorar y trabajar acciones dentro de: Campañas de Enlaces Patrocinados (PPC). Por ejemplo. Microsites. Sitios Web externos. en el caso de las marcas. y generar conversación entre los usuarios de la plataforma. Cualquier persona. De forma paralela a las acciones que se pueden ejecutar en plataformas de terceros. pueden crearse microsites para la recaudación de fondos para una campaña política o para la suscripción de nuevos afiliados. la variable de popularidad utilizada por Google. . El modelo de negocio de algunas redes de blogs es proporcionar contenido y enlaces dentro de su red de blogs. así como el voto que éstos le pueden asignar en función del valor que perciben. Las campañas de enlaces patrocinados pueden ser un fuerte respaldo a la ro dentro de los resultados de una búsqueda. Si se elige esta opción. idioma del mercado donde se quiere tener presencia y. senate. tener la biografía de un candidato dentro una web oficial. y de cara a los buscadores. que éstos puedan indexar y posteriormente posicionar. tráfico. marca y partido político debe tener una página web propia desde donde se pueda generar y controlar el contenido que interese trasladar al público en general. Pueden ser generados con motivo de una campaña específica. elevado posicionamiento natural por variedad de palabras clave. en mayor o menor medida. pero que ofrecen un espacio de calidad y autoridad de cara a usuarios y buscadores. Son sitios donde no se tiene el control directo sobre el contenido que hace referencia a la persona y/o marca. desde la cual se pueda trasladar todo el material necesario que el usuario pueda requerir a título informativo. se trabaja un mensaje muy directo y con una página destino (landing page) muy orientada.senate. Plataformas de blogs.Léxico para la nueva Comunicación Política 269 REPUTaCIÓN ONLINE Knol (Google) permite publicar contenido de cualquier temática.gov). ya que una marca puede trabajar su presencia por un grupo de palabras clave específico.gov/) que genera presencia de sus senadores a través de subdominios (perfil del senador John Tune en thune. Es crítico saber qué grado de visibilidad/ autoridad tiene un sitio web/ plataforma de cara a los buscadores antes de realizar una labor de presencia dentro de la plataforma. como es el caso del dominio del Senado de Estados Unidos (www. Sitio web propio. una sección que debe ser trabajada con calidad y rigor es la sala de prensa o área de comunicación. Por ejemplo. puede tener como finalidad la generación de bases de datos con los usuarios que se registran. el PageRank. dentro del ámbito político.

Igualmente. tipología de plataforma sobre la que es vertida la opinión. y resolver de primera mano aquellos aspectos que generan mayor volumen de actividad. y que debe ser ubicado en la raíz del dominio). esto ayudará a identificar las posibilidades de éxito que supone generar contenido y presencia en diferentes plataformas: antigüedad de los resultados que hacen referencia a la persona y/o marca. junto a esto. a cada uno de ellos se les confiere un peso específico de cara a las posibilidades de que el contenido indexado sea posicionado. No todos los dominios que se registren van a ser susceptibles de ser usados. generada y trabajada la presencia on line de la persona y/o marca. hay que tener en cuenta que su visibilidad debe ser analizada desde varios aspectos: Contenidos que indexan los buscadores. hay que tener en cuenta. que cada buscador tiene diferentes variables de ponderación para determinar la autoridad de un sitio web. y capacidad temporal de presencia del contenido dentro de los resultados del buscador. por tanto. Con carácter general. Con esta acción de registro. de forma que un área del sitio web puede estar dedicada a potenciar la imagen de la persona y/o marca. Se puede gestionar la presencia y generación de contenido en un portal relacionado con la temática de interés. No todos los sitios que web/ plataformas que indexan los buscadores tienen el mismo grado de autoridad. es decir. . es crítico saber qué grado de visibilidad/autoridad tiene un sitio web/plataforma de cara a los buscadores antes de realizar una labor de presencia dentro de la plataforma. el peso que tiene ese usuario dentro de la misma y la temática de la interacción. y tipología de comentarios existentes. es necesario hacer la valoración de los resultados indexados por los buscadores. Las principales variables que van a determinar este grado de visibilidad de una plataforma/contenido son: rapidez con la que los contenidos son indexados. Reflejo y variables de medición de la presencia digital en buscadores y plataformas sociales Una vez que es definida. los motores de búsqueda rastrean e indexan todo aquello a lo que no se le pone límites (principalmente a través de las directivas indicadas en el fichero robots. rapidez con la que el perfil creado dentro de la plataforma aparece entre el top 20 dentro de los resultados de un buscador. Por tanto.txt que deben tener los sitios web. Acuerdos con terceros. Registro de dominios. se pueden atajar situaciones conflictivas como el registro por parte de un tercero y tener posteriormente que entrar en acciones de reclamación.Léxico para la nueva Comunicación Política 270 REPUTaCIÓN ONLINE El impacto que puede tener una opinión realizada por un usuario viene dada por la propia plataforma donde es realizada. Es una excelente forma de poder trabajar la comunicación directa con los usuarios que se acerquen a la persona y/o marca. Crear tu propia comunidad y foro. su gestión puede pasar por realizar redireccionamientos al dominio principal sobre el que se va a realizar la presencia en internet.

me he decantado por la propuesta metodológica realizada por Nate Elliott. La forma de ponderar el impacto que puede tener una opinión realizada por un usuario viene dada por la propia plataforma donde es realizada. (2009) que puede ser aplicada tanto en el ámbito empresarial como político. Si bien existen multitud de propuestas a la hora de medir el alcance e impacto de las interacciones por parte de los usuarios. Una vez que se tienen los objetivos e indicadores. 2) impacto del usuario (describe cómo sus esfuerzos pueden hacer cambiar las acciones u opiniones en otros consumidores). es decir. Esta propuesta recoge una matriz de medición basado en 6 puntos de análisis (objetivos): 1) alcance del usuario (describe lo largo y ancho de la difusión del menaje). las posibilidades que dan. no hay capacidad para procesar el valor semántico del discurso. 9) Energizing (ve quiénes son los consumidores entusiastas y los anima a transmitir el mensaje). et al. el peso que tiene ese usuario dentro de la misma y la temática de la interacción. ya que la categorización de las interacciones así como sus variables de medición son intrínsecas a las características de las plataformas. . Variables que pueden determinan el poder de una interacción realizada por un usuario dentro de una plataforma. 11) Embracing (centrado también en la calidad de la participación. pero desde el punto de vista de modificar aspectos de un producto basado en el feedback recibido por parte de los consumidores). 8) Talking (ve cuántos consumidores reciben los mensajes y cómo hay un cambio en su comportamiento).Léxico para la nueva Comunicación Política 271 REPUTaCIÓN ONLINE Ambos aspectos son críticos de cara a las posibilidades de tener presencia con los contenidos que se generen. 3) volumen de participación (describe cómo los usuarios interactúan con sus iniciativas sociales). 10) Supporting (centrado en la calidad de la participación y el impacto en el consumidor con el objetivo de conocer el punto de vista del consumidor en acciones de respuesta a un problema que haya surgido). actualmente no hay ninguna herramienta que pueda ponderar de forma automática el valor semántico de las opiniones de los usuarios. es cuando se indican las plataformas donde se dan las interacciones. y 6) calidad de la energía (describe la naturaleza de las opiniones expresadas por los consumidores cuando están hablando sobre algo/alguien y su influencia sobre otros consumidores). Actualmente. o capacidad para desplazar resultados que son considerados como críticos por parte de las marcas o líderes políticos. así como las variables que pueden ser medidas dentro de cada plataforma y categorizarlas. 5) volumen de energía (describe cuántos consumidores hablan sobre su compañía y sus productos). están estructurados en: 7) Listening (ve la calidad de las conversaciones y entender sobre qué se está hablando). es necesario conocer el comportamiento que tienen estás. las métricas y las herramientas susceptibles de apoyar esas El principal escollo a la hora de medir la presencia e impacto dentro de las plataformas sociales es cómo éstas cuantifican el sentimento de los usuarios. Cada objetivo tiene un conjunto de indicadores que van a permitir medir su éxito. y por volumen de usuarios que aglutinan determinadas plataformas a nivel mundial. 4) calidad de la participación (describe la fuerza y profundidad de las interacciones de los usuarios con sus iniciativas sociales).

en el caso de los partidos políticos. esto asegurará en un buen número de casos. como se ha indicado anteriormente. por este motivo. métricas: volumen de solicitudes que piden apoyo. y por extensión a los resultados que pueden ser presentados en un buscador. no hay capacidad para procesar el valor semántico del discurso. review de usuario sobre productos y servicios. métricas. Otro aspecto crítico es cómo los empleados de una compañía deberían intervenir en plataformas sociales y cómo este contenido es atribuido a la imagen de marca. 2) para el objetivo “Impacto del usuario” (plataforma a seguir: foros de ayuda. Kana (proveedores de software para servicios al cliente). métricas: los suscriptores a los feed de blog y los visitantes únicos. Por tanto. herramientas: eGain. Por ejemplo: 1) para el objetivo “Alcance del usuario” (plataforma a seguir: Blogs. el comportamiento debería ser igual. Por tanto. Omniture).Léxico para la nueva Comunicación Política 272 REPUTaCIÓN ONLINE La monitorización que hacen las herramientas orientadas a medir la actividad social está limitada principalmente a valoraciones cuantitativas (datos). si bien hacen un esfuerzo de ponderación automática sobre el sentimiento de los usuarios. comentarios en blogs. que posteriormente va a requerir un trabajo muy manual para medir las valoraciones cualitativas. etcétera. . no alimentar situaciones de crisis en las que pueda verse inmersa la compañía. perfiles habilitados en plataformas sociales. es crítico realizar una labor de intervención de calidad dentro de estos entornos. Pautas de intervención Una vez que es identificado dónde tiene presencia la marca y/o persona. es necesario que una empresa que quiere tener presencia dentro de plataformas sociales desarrolle un protocolo de intervención para sus empleados. Comportamiento similar deberían tener los partidos políticos. Este aspecto es crítico. comunicación) a la hora de dar respuesta a un usuario. El principal escollo a la hora de medir la presencia e impacto dentro de las plataformas sociales es cómo éstas cuantifican el sentimento de los usuarios. este workflow puede ayudar a evitar descoordinación a la hora trasladar el mensaje. sobre todo para empresas donde pueden intervenir un número importante de departamentos (ejemplo: departamento de atención al cliente. actualmente no hay ninguna herramienta que pueda ponderar de forma automática el valor semántico de las opiniones de los usuarios. y entidades en general que quieran trabajar su visibilidad dentro del entorno social. organizaciones públicas y privadas. la monitorización que hacen las herramientas orientadas a medir la actividad social está limitada principalmente a valoraciones cuantitativas (datos). herramientas: Feedburne. es importante tener un workflow de interacciones para garantizar y ayudar a una conversación clara con éstos. es decir. y se quiere intervenir e interactuar con los usuarios. los principales buscadores tienen capacidad para devolver resultados procedentes de las intervenciones que se realizan en foros. por tanto. y ver cómo la medición de éstos ayuda a la percepción del usuario. marketing.

González Caro (2019).es /etc/2011/07/la-­influencia-­de-­la-­ ley-­en-­las-­redes-­sociales. Patterson. condenados a seguir (en Twitter)” (http://www. Pérez Bes. com/2009/10/ reputacion-­online-­ aportando-­orden-al. J. “Comportamiento de los usuarios en la página de resultados de los buscadores” (http:// wrg. “Gestiona tu Reputación Online: monitoriza” (http://www. M. (2011).hosteltur. M. (2011). (2011). del (2009). J. R. Facebook Page Insights 2011 Upgrade: The Complete Reference Guide (www.seomoz.es/WRG/ mir2ed/pdf/chapter11. (2011). “Our Online Reputation Management Playbook” (http://www. Vázquez. J. Bernoff.migueldelfresno. Constine. “Investigación de la Reputación online: aportando orden al debate sobre qué es y qué no es Reputación Online” (http://www.. com/2011/10/26/facebook-­ political-­ election-­strategy/). (2011). K.pdf ). Greene.insidefacebook.upf. (2011).com/web/ uploads/fbca032da548788c. Brito. Carreras. B. Elliott. “Three Steps to Measuring Social Media Marketing” (http://www. M. Wise (2009).territoriocreativo. Marcos. “The Best and Worst Facebook Page Campaign Strategies for Politicians” (http://www. “Condenados a gustar (en Facebook).edu/WRG/dctos/marcosgonzalez_2010.html). y C.html). R.elpais. “La influencia de la ley en las redes sociales” (http://www. “The Social Customer and Their Influence of Other Customers“ (http://www.com/articulo/tecnologia/Condenados/gustar/Facebook/condenados/seguir/Twitter/elpeput).html).com/2011/10/09/study-­ the-­social-­customer-­and-­their-­ influence-­of-­other-­customers/).territoriocreativo. P.britopian. Fresno. es/etc/2010/03/gestiona-­t u-­ reputacion-­online-­m onitoriza-­ y-­iii. “Modern Information Retrieval.pdf ).upf.  Esther Checa Gutiérrez . com/2011/10/17/page-­insights-­ exports/).pdf ).Léxico para la nueva Comunicación Política 273 REPUTaCIÓN ONLINE Bibliografía Baeza. N. The Concepts and Technology behind Search” (http://grupoweb.org/ blog/our-­o nline-­r eputation-­ management-­playbook). (2011).insidefacebook. M.

.

. plataformas. el complejo ecosistema de sm comprende mucho más que eso.Léxico para la nueva Comunicación Política 275 25 Social Media Palabras clave Social media. pasando por las multitudes inteligentes (Rheingold. la generación de comunidad y la construcción de inteligencia colectiva. Medios sociales. existen algunas confusiones conceptuales con respecto al término Social Media (en adelante sm). Red participativa. La web 2. Medios interactivos. Red social. En otras palabras. plataformas. potencian la naturaleza dialógica de la red. En la era de la revolución digital. los sm son “un grupo de aplicaciones de Internet que constituyen la base ideológica y tecnológica de la web 2.0 es la plataforma que da lugar a la evolución de los sm.0. 2004).0 y permiten la creación y el intercambio de contenidos generados por los usuarios”. los sm constituyen uno de los ámbitos en que se manifiestan las potencialidades de la interacción y articulación de sujetos en red a través de una diversidad de actividades y propósitos: desde los contactos sociales espontáneos y esporádicos. Otro tipo de sm son los mundos virtuales y los juegos sociales (social gaming). la generación de comunidad y la construcción de inteligencia colectiva. herramientas) que posibilitan la creación de contenidos por parte de los usuarios. hasta las comunidades académicas y científicas estables. Otros tipos de sm involucran una serie de aplicaciones Los Social Media involucran un complejo ecosistema de recursos tecnológicos (aplicaciones. Definición Tanto en el ámbito académico como empresarial y político. las estrategias de difusión de información. 2002) que reinventan las formas de organización y movilización social. Web 2. derivadas de su acelerada evolución y de la multiplicidad de sus formas. De acuerdo con Kaplan y Haenlein (2010). Si bien es cierto que actualmente los más populares sm son las redes sociales. los sm involucran un complejo ecosistema de recursos tecnológicos (aplicaciones. herramientas) que posibilitan la creación de contenidos por parte de los usuarios. el cual se utiliza ampliamente en su acepción inglesa en detrimento de la versión española. Medios participativos. potencian la naturaleza dialógica de la red. la construcción de vínculos emocionales y la generación de inteligencia colectiva (Lévy.

El término web 2. transformar o almacenar contenidos en la nube (file sharing. plataforma o aplicación que involucre la participación del usuario en la generación de contenidos a través de tecnologías interactivas y que genera comunidad forma parte de la ecología de los sm. herramientas interactivas. Los repositorios de contenidos como Flickr (2004) y Youtube (2005) surgen también en esa época. Facebook (2004). La rapidez de los avances tecnológicos convierte a los sm en un espacio dinámico de permanente actualización. el software que inaugura las listas de correos vigentes hasta hoy. web social o web participativa. funcionalidades que se articulan bajo la denominación de web 2. Con respecto a los servicios de redes sociales. y formatos que posibilitan compartir. Web 2. etcétera. mientras que en su recapitulación histórica. servicios de transmisión en tiempo real (streaming). Hi5 (2003). El concepto de web 2. Para O’Reilly el sentido de la web 2. wikis y repositorios).0. refiere a una serie de principios y prácticas (O’Reilly. Historia.0 fue acuñado en 2004 por Tim O’Reilly (2005) y rápidamente adoptado por las comunidades de programadores y usuarios.0 tiene que ver fundamental- . Usenet es el precursor de los foros de internet que se utilizan actualmente.Léxico para la nueva Comunicación Política 276 SOCIaL MEDIa En la era de la revolución digital. Otro importante hito fue la aparición en 1986 de listserv. los Social Media constituyen uno de los ámbitos en que se manifiestan las potencialidades de la interacción y articulación de sujetos en red a través de una diversidad de actividades y propósitos. La adopción y la popularidad de los sm se diversifican en función de los contextos culturales y el tipo de usuarios. a través de una o más categorías (newsgroups). Boyd y Ellison (2008) inician la lista con Six Degrees (1997). En 1998 surge Open Diary.0 no posee una delimitación estricta. Los blogs aparecen a inicios de los noventa y el término weblog es acuñado en 1997. La historia de los sm está estrechamente relacionada con el desarrollo tecnológico de la capacidad interactiva y participativa de la red y de la posibilidad de generación de contenidos por parte del usuario (user generated content. un formato que va a transformar e impactar profundamente el ecosistema de sm: Friendster (2002). la primera comunidad global de bloggers y en 1999 surge la plataforma Blogger. MySpace (2003). Linkedin (2003). teoría y crítica De acuerdo con Kaplan y Henlein (2010) los antecedentes de los sm se pueden remontar a la aparición de Usenet en 1980.com (1995) en el origen. Cualquier herramienta. ugc). 2005) más que a una realidad estable y rígida. geolocalización. un servicio que permitía a los usuarios leer y enviar mensajes (news). en el afán de responder a la serie de transformaciones que estaba experimentando la red y a la manera en que los internautas estaban haciendo uso de ella. los autores colocan a Classmates. que daría el impulso definitivo para la consolidación de los blogs como espacios de expresión y opinión. de producción. haciendo énfasis en el tipo de redes sociales que permiten la apertura de perfiles.0.

y los entramados de significación que los unen (O’Reilly. el etiquetado (tagging. El sujeto puede generar. la red aprende explícita e implícitamente a partir de los datos codificados de manera semántica: La inteligencia colectiva depende de la gestión. User Generated Content (ugc). que de acuerdo con Kroski (2005) ocurre cuando se alcanza una masa crítica de participación en un sitio web o sistema. folksonomía). Si bien es cierto que actualmente los más populares Social Media son las redes sociales. así como la expansión del contenido existente con el propósito de mejorarlo. comprensión y respuesta a grandes cantidades de datos generados por los usuarios en tiempo real. una función aún más relevante. la identidad (de personas. la participación. El valor agregado por el usuario a los contenidos permite la optimización del sistema ininterrumpidamente (lo que se refleja claramente en el caso de Google y Amazon). consumidores/usuarios. un concepto retomado del trabajo de Piérre Lèvy (2004) que la define como “una inteligencia repartida en todas partes. asignar valor. coordinada en tiempo real. pero también gestionar. La inteligencia colectiva permite desechar un modelo centrado en el individuo para adoptar una postura basada en la riqueza y el poder de la colectividad. Nuevas aproximaciones tratan de ampliar esta naturaleza del usuario y lo proponen como gestores o curadores de contenidos. el movimiento p2p (peer to peer). generar circuitos de distribución de información: son los nuevos gatekeepers o gatewatchers (Bruns. colaboración. permitiendo a los participantes actuar como un filtro de aquello que tiene valor. la interactividad. productos y lugares). La lógica de la inteligencia colectiva permite la consolidación de la web 2. compartir y reinventar los contenidos de manera creativa (remix. que conduce a una movilización efectiva de las competencias”. la descentralización.0 es una plataforma cuyos pilares son la confianza en el usuario. el complejo ecosistema de Social Media comprende mucho más que eso.Léxico para la nueva Comunicación Política 277 SOCIaL MEDIa mente con el aprovechamiento de la inteligencia colectiva. que en conjunto dan lugar al incremento de la inteligencia colectiva. El término produsage (Bruns 2007 y 2008) recalca el proceso de construcción colaborativa y continua. 2009). reformulando el concepto de prosumer propuesto por Toffler (1971). la optimización de los motores de búsqueda. La red social y participativa transforma radicalmente las posibilidades de los sujetos y maximiza su naturaleza creadora. La inteligencia colectiva. la . Los “subsistemas” del sistema operativo emergente de Internet son crecientes subsistemas de datos: la ubicación. el derecho a la transformación de los datos (remix).0. mashups). 2005) de la era digital. La web 2. valorizada constantemente. Para explicar esta condición aparece la categoría de produser. content agents. un sujeto generador activo de contenidos en una variedad de entornos virtuales. Los sujetos son a la vez productores/creadores. la sindicación. curación de contenidos). el valor agregado por los usuarios (recomendaciones.

a través de una o más categorías (newsgroups). En términos técnico-estructurales. los psicológico-sociales y los económico-políticos. Por una parte.Léxico para la nueva Comunicación Política 278 SOCIaL MEDIa Los antecedentes de los Social Media se pueden remontar a la aparición de Usenet en 1980. en cualquiera de sus expresiones y plataformas. por otra parte. 63) proponen una clasificación de los sm a partir de una matriz que articula dimensiones provenientes de las teorías de la comunicación y de la sociología.  Esta definición excluye en primera instancia los correos o mensajes de texto y. Para alcanzar este propósito fue necesario desarrollar ciertas funcionalidades para los usuarios. interactividad). sea o no profesional. por último. es decir. un conjunto de tecnologías que enriquecen la experiencia del usuario a través de la interactividad. permiten que las redes humanas. etcétera) que se puede lograr entre los interlocutores. es necesario mostrar una cierta cantidad del esfuerzo creativo y. permiten compartir información de muchos a muchos. En términos económico-políticos. la categoría de presencia social que sostiene que los medios difieren en el grado de presencia social (visual. De acuerdo con la ocde (2007) los contenidos generados por los usuarios poseen las siguientes características: en primer lugar. 2009). coordinen actividades de manera más amplia. 100) los sm o participativos comparten tres conjuntos de elementos: los técnico-estructurales. es necesario que se haya creado fuera de las rutinas y prácticas profesionales. p. un servicio que permitía a los usuarios leer y enviar mensajes (news). deben ser publicados en un sitio web de acceso público o en un sitio de redes sociales accesibles a un grupo de personas. la participación activa de muchas personas constituye el fundamento del valor y el poder. rss (Real Simple Syndication) un web feed o agregador web que permite la sindicación. es recomendable comprender que la generación de contenidos involucra la capacidad de producción de conocimiento y creación en sentido amplio. La presencia social se encuentra determinada por el grado de intimidad de interacción (mediada o presencial) y la inmediatez del medio (asíncrona o sincrónica). La presencia social es menor en las interacciones mediadas (conversación telefónica) que en las presenciales (discusiones cara a cara) y mayor en las interaccio- . Medios sociales. El valor y el poder no se derivan estrictamente de la cantidad de personas. concibe la creatividad de manera limitada. vuelve accesibles las actualizaciones de los sitios a los que nos suscribimos. De esta manera. más rápida y con menor costo. y ajax. etcétera (O’Reilly. sino de su capacidad para establecer redes y crear comunidades. la manipulación y la recuperación asíncrona de datos. el intercambio. ampliadas por las redes de información y comunicación. acústica. están Flash (animación. en segundo lugar. lo que transforma radicalmente la asimetría existente entre el productor y la audiencia propia de la era pre-digital. Kaplan y Heinlein (2010. puesto que no se asume como esfuerzo factible de ser realizado en cualquier espacio. De acuerdo con Rheingold (2008. p. entre las más importantes. En términos psicológico-sociales.

De acuerdo con esta tipología. relaciones. Por otra parte. web social o web participativa. También utilizan la categoría de riqueza mediática que plantea que el objetivo de la comunicación es la resolución de la ambigüedad y la reducción de la incertidumbre. De acuerdo con esta tipología. 243) en otro afán de sistematización de la ecología de los sm. Es decir. p. los autores agrupan los sm en tres tipos (ver Esquema 1). Presencia social/riqueza del medio Baja Narrativas (blogs) Media Redes sociales (Facebook. conversación.Léxico para la nueva Comunicación Política 279 SOCIaL MEDIa nes sincrónicas (chat) que las asíncronas (por ejemplo. es decir la cantidad de información que pueden transmitir en un intervalo y. Google+. una menor mediación y una mayor inmediatez dan como resultado una mayor presencia social y cuanto mayor sea la presencia social. mayor será la influencia que se puede ejercer sobre el otro. retoman las teorías sobre el interaccionismo simbólico y los procesos de autopresentación y la auto-revelación (self-disclosure) que afirman que en toda interacción los sujetos intentan controlar las impresiones que los Esquema 1 • Tipos de Social Media otros se hacen de ellos. Hermkens. Flickr) Juegos virtuales (World of Warcraft) . Kietzman. McCarthy y Silvestre (2011. compartir. funcionalidades que se articulan bajo la denominación de web 2. Los autores lo visualizan a manera de panal que aquí simplificamos a través de una tabla (ver Tabla 1): La historia de los Social Media está estrechamente relacionada con el desarrollo tecnológico de la capacidad interactiva y participativa de la red y de la posibilidad de generación de contenidos por parte del usuario. por tanto. correo electrónico).0. Cada bloque permite examinar una faceta de la experiencia del usuario con las respectivas implicaciones de su adopción. ciertos medios resultan más efectivos para la reducción de la ambigüedad y la incertidumbre. presencia. Twitter) Alta Mundos virtuales (Second Life) Alta Auto-presentación Auto-revelación Baja Proyectos colaborativos (Wikis) Comunidades de contenidos (YouTube. proponen una clasificación de los distintos niveles en los que opera su funcionalidad. es posible agrupar los sm a través de siete bloques: identidad. Los medios difieren en el grado de riqueza que poseen. Los sujetos se presentan en el ciberespacio a través de la auto-revelación que se produce al ofrecer información personal consistente con la imagen que pretende ofrecer a los otros. reputación y grupos. Las funcionalidades pueden integrarse y coexistir.

La ecología de los sm comprende los sitios para la creación de contenidos colectivos o wikis. las herramientas o plataformas interactivas y de productividad. los sitios para compartir fotos. Monitoreo de la fuerza. Algunos medios hacen más énfasis en ciertos aspectos que en otros: por ejemplo. las posibilidades de producción de contenidos y la conformación de comunidad. la pasión. Como hemos visto. los sitios para almacenar contenidos digitales. etcétera) Manejo de las propiedades estructurales y variables en una red de relaciones. las plataformas para la publicación de blogs. distribuyen y reciben contenidos El grado de disponibilidad y localización del usuario El grado de relación de unos usuarios con otros El grado en que los usuarios conocen el estatus de los otros El grado en que el usuario pertenece o construye comunidades IMPLICACIONES Control de la privacidad de los datos y herramientas para la autopromoción Frecuencia y contenidos de la conversación. la identidad. los foros virtuales y chats. asíncrono. etcétera. videos y música. El grado en que los usuarios intercambian. la intimidad y la inmediatez del contexto (tiempo real. la interacción. se muestra la importancia de identificar el propósito de la comunicación y la naturaleza de la interacción para que se canalicen al medio adecuado. los am- . las herramientas tecnológicas que permiten su participación. las relaciones en Facebook. necesidad de intimidad. los sentimientos y el alcance (influencia) del usuario Reglas de pertenencia y protocolos Conversación Compartir Presencia Relaciones Reputación Grupos Esta propuesta permite visibilizar algunas de las variables que determinan las interacciones a través de los sm por su funcionalidad.Léxico para la nueva Comunicación Política 280 SOCIaL MEDIa Tabla 1 • Funcionalidad e implicadiones de los Social Media SOCIAL MEDIA Identidad FUNCIONALIDAD El grado en que los usuarios se revelan a sí mismos El grado en que los usuarios se comunican con otros. compartir en YouTube. visibilidad. lo fundamental en la comprensión de los sm es el papel activo del usuario. los sitios para transmisiones. la presencia en Foursquare. riesgos de participación y adscripción Gestión de contenidos y objetos de la socialización (intereses compartidos por los usuarios) Crear y manejar la realidad. De esta forma. la reputación y las relaciones en Linkedin. los sitios de redes sociales. los marcadores y agregadores sociales.

grupos. intereses. La popularidad de los sitios depende de las características de los grupos poblacionales (edad. p. cultura. por tanto cumplen la función de un “termómetro social”. Los blogs se popularizan a partir del lanzamiento de la plataforma Blogger. la información relacional. Las redes sociales en línea funcionan como reflejo y termómetro de las situaciones que se desarrollan en el mundo social: las necesidades de reconocimiento y pertenencia. p. su propósito (emocionales. Redes sociales. (Ricaurte. información. Boyd y Ellison (2008. flujos de valor. 2010) plantea que a través de las conversaciones es posible identificar las preocupaciones del mundo y de nuestro entorno social en tiempo real. de creación y reforzamiento de lazos afectivos. peripheral awareness). de información. deben ser publicados en un sitio web de acceso público o en un sitio de redes sociales accesibles a un grupo de personas. entretenimiento. entre otros. Blogs. 20) definen una red social como “un conjunto finito o conjuntos finitos de actores y la relación o relaciones definidas sobre ellos”. de construc- ción y deconstrucción de identidad. En los estudios clásicos sobre teorías de redes. Boyd. En 1997 surge el término weblog. Los principales elementos de una red social son los nodos de individuos u organizaciones y las relaciones de diversa índole establecidas entre ellos (interacciones. por último. locales o globales— vinculados unos a otros a través de una relación o conjunto de relaciones sociales. 2008. 108) plantea que esos nodos son actores —individuales o colectivos. García. Castells (2000) define las redes como un conjunto de nodos conectados. Las relaciones son equivalentes a vínculos específicos entre los miembros del grupo e incluyen información clave sobre las relaciones mismas. que en su versión reducida se convirtió en sustantivo (blog) y posteriormente en verbo (to blog). 2011). es necesario mostrar una cierta cantidad del esfuerzo creativo y.Léxico para la nueva Comunicación Política 281 SOCIaL MEDIa bientes virtuales y los juegos virtuales. estrato socioeconómico. 211) realizan una tipología general de los servicios de redes sociales en Internet: por su naturaleza abierta o cerrada (públicos. de espacios de expresión. (Ricaurte 2011a). 2011). en segundo lugar. sus usos (socialidad. organización) que resulta insuficiente para caracterizar la multiplicidad de plataformas existentes en la actualidad. Algunos estudios (O’Reilly. característica que define a la red social como tal (Gandlgruber y Ricaurte. consultas etcétera). Los blogs inicialmente surgen como diarios en línea y pronto se convierten en espacios de opinión y de expresión creativa. Los individuos. . Wasserman y Faust (1995. poder. De acuerdo con la OCDE (2007) los contenidos generados por los usuarios poseen las siguientes características: en primer lugar. Enumeraremos algunos casos como ilustración de las posibilidades que existen en la red para la generación y difusión de contenidos y la construcción de comunidad. privados o semiprivados). profesión o negocios). etcétera) y por lo tanto su adopción es muy variable de región a región. Lozares (1996. ubicación geográfica. organizaciones. 2009) revelan que los usuarios utilizan la red porque les permite tener conciencia del entorno (ambient awareness. Piscitelli (apud. comunidades locales o globales son nodos de mayor o menor intensidad en función del conjunto de relaciones que establezcan. es necesario que se haya creado fuera de las rutinas y prácticas profesionales. p.

Digg. Storify. 4shared. Posterous. Wikis. Estas plataformas permiten concentrar los intereses de un usuario a partir de tópicos o temas provenientes de los flujos de información que reciben de su comunidad o de agregadores de contenidos. About. Estos espacios se convierten en medios para conformar comunidades de contenidos: YouTube. folksonomías) y evaluación (ranking) de los contenidos permite que se hagan más visibles y disponibles para otros usuarios. Vimeo. Google Moderator (debates). li. almacenamiento y distribución entre los miembros de la comunidad. Wikispaces. presentaciones. libros o textos (Scribd. Las posibilidades de producción y difusión de contenidos se ha incrementado positivamente a partir de la disponibilidad de servicios que ofrecen transmisiones de video y audio en línea y en tiempo real. Google Docs.me. Fotolog y Picasa (fotografías). Ustream. mayor será la influencia que se puede ejercer sobre el otro. la transformación de contenidos o la generación de comunidad.me (resumé). Algunos de ellos son Delicious. posteriormente adquirida por Google (2003). Herramientas interactivas y productivas. son los servicios Netvibes. eSnips) Transmisión en línea. Existen distintas plataformas para la publicación de blogs. Otras plataformas que permiten la curación de contenidos por parte de los usuarios y publicarlas en un solo espacio. Sound Cloud. Repositorios de contenidos. Algunos wikis populares son Wikipedia. Spotify. la comunicación. Many eyes (infografías). documentos digitales. para una comunidad específica de usuarios. Los wikis son espacios de colaboración en la nube. etiquetado (tagging. Twitcam. Flip. Stroom (videos). adquieren relevancia y visibilidad a partir del importante papel que juegan en la construcción de opinión pública. El término wiki proviene del hawaiano “rápido”. entre las más utilizadas se encuentran Wordpress. como la estadounidense. Los repositorios son plataformas en la nube que permiten almacenar y compartir contenidos de diversa índole: imagen.Léxico para la nueva Comunicación Política 282 SOCIaL MEDIa Una menor mediación y una mayor inmediatez dan como resultado una mayor presencia social y cuanto mayor sea la presencia social. Algunas de ellas son Meetup (planeación de encuentros). cmap (mapas mentales). Además existen numerosas posibilidades de participación y colaboración a través de las crecientes herramientas interactivas y de productividad que permiten la organización. Estos espacios de trabajo compartidos facilitan la producción de contenidos en tiempo real o de forma asíncrona. Los marcadores sociales permiten la asignación de valor a los contenidos por parte de los usuarios. video. Dropbox y Fiabee (para . Posterous. Yutzu. La clasificación. Slide Share. Visualize. Quadpad.me y Scoop. audio. Tumblr. Prezi y Slide Rocket (presentaciones en línea).it. Paper. Marcadores sociales (social bookmarking). Utopic. Magisto (edición de video). Algunos de estos servicios son Livestream. Blogger. CiteUlike. Flickr. Stumble Upon. En algunas sociedades. Diigo.tv.

más difícil resultará mantenerse al margen de estos servicios y conservar su privacidad e independencia. 2010) y los juegos sociales (social gaming) del tipo World of Warcraft. A medida que la red consolide su naturaleza semántica y se integre de manera progresiva e inteligente toda la información recopilada sobre el usuario. la interacción. pero a cambio nos exponen en mayor grado a la manipulación comercial. a cambio de obtener el servicio. A estas se suman un universo de aplicaciones y posibilidades que permiten la producción de contenidos como videos. podcasts. Los sm nos presentan la cara amable de la construcción de comunidad. Entre los sm más complejos se encuentran los mundos virtuales: ambientes simulados en tercera dimensión habitados por avatares. Existen cuestionamientos graves sobre la privacidad. como Second Life (Kaplan y Henlein. la vulnerabilidad de los usuarios que. las posibilidades de producción de contenidos y la conformación de comunidad. se someten a las condiciones de estas empresas establecen. puesto que le dedican una proporción considerable de su tiempo de conexión.Léxico para la nueva Comunicación Política 283 SOCIaL MEDIa almacenar y compartir contenidos). Por otro lado. Una crítica muy fuerte a los sm es la manera en que las empresas buscan obtener ganancias por la utilización del servicio y por la información de sus usuarios que venden a otras empresas. las herramientas tecnológicas que permiten su participación. las posibilidades de generación de contenidos por parte de los usuarios resultan asimétricas: en la práctica. Ambientes y juegos virtuales. Estos universos sofisticados permiten que los usuarios construyan su identidad y creen comunidades virtuales a partir de la interacción con otros en el juego. el destino de los contenidos. los dispositivos o de las redes sociales en particular. no debemos perder de vista que los sm en la mayoría de los casos constituyen una industria emergente y atractiva. la angustia y ansiedad producidas cuando son separados de la conexión. Desde otras perspectivas. Por último. Los usuarios no siempre están conscientes sobre las implicaciones que conlleva no poseer el control real de sus cuentas. asociada a grandes inversiones de capital. la producción de conocimiento se encuentra concentrada por unos pocos en el orbe (Ricaurte. Audacity (audio). la disminución de la capacidad de atención. perfiles y datos. las enfermedades. videocasts. . deben ser estudiadas en profundidad a nivel local y regional. Otras problemáticas surgen del uso de sm por parte de los niños y jóvenes. 2011b). Líneas de investigación y debate contemporáneo La investigación académica sobre los sm se integra en los estudios que analizan las relaciones entre la tecnología y los procesos socio-culturales: principalmente aquellos que intentan responder la pregunta sobre el im- Lo fundamental en la comprensión de los Social Media es el papel activo del usuario. Blackboard Collaborate (educación). Por eso es necesario promover las plataformas y códigos abiertos y extremar los controles de seguridad de datos personales cada vez que optamos por alguno de estos servicios. etcétera. las adicciones.

20) definen una red social como “un conjunto finito o conjuntos finitos de actores y la relación o relaciones definidas sobre ellos”. los medios digitales. los trastornos de la conducta. el debate se encuentra abierto entre aquellos que defienden una posición tecnológico-determinista y aquellos que consideran que el determinismo tecnológico desempodera a los sujetos y los supedita a la tecnología. el arte. el uso del lenguaje. puesto que las transformaciones tecnológicas son vertiginosas. los procesos de enseñanza-aprendizaje. Sin embargo.Léxico para la nueva Comunicación Política 284 SOCIaL MEDIa Wasserman y Faust (1995. los patrones de consumo. cultural. sino también a servicios de toda índole y espacios de aprendizaje. pacto de los sm en la naturaleza de la sociedad de la información. Pierre Lévy (inteligencia . es necesario que conozcamos cuáles son las implicaciones de su incorporación y apropiación. la construcción de identidad. organizaciones y movimientos (Ricaurte. que darán origen a nuevas formas de interacción y posibilidades de creación de comunidades. la seguridad de la información. las formas de interacción. histórico y político. p. es necesario que a pesar de que los formatos y aplicaciones sean reemplazados por otros. las comunidades virtuales. los procesos de democratización y la participación ciudadana. En términos teóricos. Se espera que se produzcan cambios sustantivos en la red y en los dispositivos móviles. La realidad aumentada se integrará progresivamente a los diversos espacios de la cotidianidad. en América Latina existe un déficit de estudios que den cuenta de realidades regionales y locales y de propuestas teóricas que respondan a nuestros contextos y coyunturas particulares. Los sm constitu- yen parte de la nueva economía mundial y poseen un significativo impacto social. los sm son efímeros e inestables. Las coyunturas históricas actuales han demostrado que las herramientas tecnológicas pueden trabajar a favor de la democratización de la sociedad y dar paso a nuevas formas de participación ciudadana. Howard Rheingold (multitudes inteligentes y comunidades virtuales). se realizarán avances hacia la solución de los problemas de interoperabilidad. 2011a). los flujos culturales. Con respecto a la llamada web semántica. Autores y escuelas de pensamiento Los autores que han aportado categorías fundamentales para la comprensión de los procesos que ocurren en el ciberespacio son Manuel Castells (sociedad red). no solamente al entretenimiento. En otro sentido. Por su dinamismo. la discusión entre apocalípticos e integrados se traslada a la era digital: los que poseen una visión pesimista acerca del impacto de la tecnología y aquellos que realizan una interpretación benévola del impacto tecnológico en la sociedad. Si bien es cierto que en Europa y Estados Unidos se desarrolla investigación empírica de vanguardia en centros y programas especializados. Las futuras líneas de investigación se definirán en función del grado de innovación tecnológica que experimentemos en los próximos años. El incremento de la conectividad móvil en todo el mundo generará un nuevo escenario en la medida en que los actuales desconectados se incorporen al ciberespacio y perfilen nuevas conversaciones y problemáticas.

pp. A.B. “The New Public Sphere: Global Civil Society. Second Life and Beyond: From Production to Produsage. Boyd. The Rise of the Network Society. Los Social Media en la mayoría de los casos constituyen una industria emergente y atractiva. History and Scholarship”. pp. Peter Lang. Ellison (2008). Bruns. 13. Blogs. Bibliografía Boyd. Nueva York.“Twitter:“Pointless Babble” or Peripheral Awareness + Social Grooming?” (http://www. Washington. dc. The Annals of the American Academy of Political and Social Science. Proceedings of the 6th acm sigchi Conference on Creativity and Cognition. “Social Network Sites: Definition. and Global Governance”. De acuerdo con Gandlgruber y Ricaurte (2011) La teoría de redes sociales o de análisis de redes sociales se ha establecido como un método de estudio importante en las ciencias sociales en los últimos años. (2009).Léxico para la nueva Comunicación Política 285 SOCIaL MEDIa colectiva). Peter Lang. Entre los antecedentes de las teorías de redes sociales contemporáneos mencionan la tesis de los seis grados de separación (Milgram. Desde la sociometría. núm. Bruns. (2008). (2007). Journal of Computer-Mediated Communication. McLuhan ofrece planteamientos que resultan útiles para explicar la relación que poseemos los sujetos con la tecnología y para analizar la naturaleza de los sm. autores como Wasserman y Faust (1995) y Borgatti (2009) proponen una metodología cuantitativa para el estudio las redes sociales. . núm. que en un ensayo clásico critica el activismo realizado a través de sm y argumenta que las revoluciones no serán twitteadas. desde la ecología de los medios. (2008). Por otra parte. Bruns. Nueva York. (2005). 77-92. 1973). y N. org/thoughts/archives/2009/08/16/ twitter_pointle. Estos autores resultaron visionarios con respecto a los fenómenos desencadenados en la actualidad a partir de la incorporación de los sm y se ubican en una posición apologética con respecto a las posibilidades de la red como espacio de comunidad y de generación inteligencia colectiva. Communication Networks. A. Christakis y Fowler (2010) desde una perspectiva cognitiva realizan aportaciones nodales sobre cómo la estructura y la naturaleza de nuestra red de relaciones influyen en nuestra conducta. Gatewatching: Collaborative Online News Production. Malden. M.zephoria. 210-230. A. 1969) y la importancia de los vínculos débiles para la estabilidad de las relaciones sociales (Granovetter. “Produsage: Towards a Broader Framework for User-led Content Creation”. asociada a grandes inversiones de capital. Entre los escépticos del alcance y las posibilidades de los sm en el cambio social se encuentra Malcom Gadwell. (1998). debido a su potencial de visualizar y analizar interacciones que revelan diversas propiedades de las interacciones entre grupos de actores. Wikipedia.html). M. D. Castells. Castells. Blackwell. D. 616.

53. T. 3. Paris. Papers. núm. México. 103-126. Gladwell. “Twitter and the Micro-Messaging Revolution: Communication. Business Horizons. O. y M. diciembre. C. (1993).web2summit.html). . Pour une anthropologie du cyberespace. Investigar las redes sociales. “Web Squared: Web 2. pp. (2005).H.com/web2/archive/whatis-web-20. Kietzman. vol. (2008).S. 54. N. S. Reading.com/web2009/public/ schedule/detail/10194). 97–118. Haenlein (2010). The American Journal of Sociology. O’Reilly.es/2010/04/23/ alejandro-piscitelli-los-hashtagsde-twitter-son-el-termometrodel-mundo/). Participative web and user-created content: Web 2.0. Battelle (2009).M. I. “The Strength of Weak Ties”. núm.blogsome. Design Patterns and Business Models for the Next Generation of Software” (http:// oreilly. “An Experimental Study of the Small World Problem”. (2004). 425443. y J. A.). O’Reilly. Rheingold. núm. Lozares. Sociometry. Business Horizons. K. H. 4. & J. Gandlgruber. (2002). Conectados. Granovetter. Perseus. M. México. 1360-1380.0 Five Years on” (http://www. Milgram. Rheingold. (2010). “What Is Web 2.Léxico para la nueva Comunicación Política 286 SOCIaL MEDIa Christakis. “Using Participatory Media and Public Voice to Encourage Civic Engagement”. “Social media? Get Serious! Understanding the Functional Building Blocks of Social Media”. núm. vol. La Découverte. and social Networking. Silvestre (2011). (1973). París. 32. Why the revolution will no be tweeted” (http://www.. itesm. “Alejandro Piscitelli: Los hashtags de Twitter son el termómetro del mundo” (http:// www. vol. pp. en Bennett. pp. com/2005/12/07/the-hive-mind-folksonomies-and-user-based-tagging/). P.. oecd (2007). Organisation for Economic Cooperation and Development. Travers (1969). Unite! The Challenges and Opportunities of Social Media”. 78. 6. Kroski. pp. y P. E. Massachusetts. 1.0.yorokobu. Hermkens. pp.html).H.). J. (2008). García. “Users of the World. Cambridge.com reporting/2010/10/04/101004 fa_fact_gladwell?currentPage=all). ma. mayo-junio. 241-251. Taurus.A. O’Reilly. Smart Mobs: the Next Social Revolution. enero-febrero.oreilly. “La teoría de redes sociales”.com/research/ twitter-report. McCarthy y B. Ricaurte (2011). Connections. (ed. (2005).. (2010). “Small Change. 59-68.. Addison Wesley. W. H. y P. vol. 48. The Virtual Community: Homesteading on the Electronic Frontier. núm. pp. Civic Life Online: Learning How Digital Media Can Engage Youth. “The Hive Mind. L’Intelligence collective. ma. Cambridge. Folksonomies and User-based Tagging” (http://infotangle. T.P. Rheingold. and Immediacy—140 Characters at a Time” (http://radar. wikis. Fowler (2010). en Islas. Ricaurte (coords. J.newyorker. (1996). H. “El impacto económico y político de las redes sociales”. T. B. Lévy. M. Kaplan. D.

Investigar las redes sociales. en Islas.tumblr.). S. México. “Redes ciudadanas en la era digital.  Paola Ricaurte Quijano . (2005). P. O. M. Cambridge University Press. y K.com/). (2011b). La nueva esfera pública”. Lecture. Ricaurte. Social Network Analysis. Wassermann. y P. “Geografías del conocimiento” (http://humanida- desdigitales. (2011a).Léxico para la nueva Comunicación Política 287 SOCIaL MEDIa Ricaurte. Sunny University. itesm. Ricaurte (coords. Nueva York. Anyone Can Edit: Understanding the Produser. Faust (1995). P. Saminejad.

.

tienden a destacar otros aspectos. Hablar de si implica analizar una red compleja de condiciones y dimensiones que han sido abordadas desde perspectivas teóricas y nociones diversas: sociedad post-industrial. encargado del implementar el Plan para la si en Japón en 1972 y reconocido como uno de los creadores y difusores del término. 3). en la que el individuo puede alcanzar su máxima realización. sociedad red. y perseguir y alcanzar vidas que valgan la pena ser vividas (p. Otras definiciones destacan el lugar prioritario de la información en este cambio de paradigma. flujo. como lo menciona Karvalics (2001. la producción. Sociedad del saber. Sociedad red. sociedad del conocimiento. Definición Referirse a un concepto abstracto como el de Sociedad de la Información (en adelante si) conlleva el riesgo de la indefinición. Masuda ofrece una visión idealizada de una si. Masuda (1981). de la red de información juega un papel central.Léxico para la nueva Comunicación Política 289 26 Sociedad de la Información Palabras clave Sociedad del conocimiento. p. sociedad del conocimiento. Sociedad digital. etcétera. etcétera. sociedad red.” . sin embargo. 23): “la si es una nueva forma de existencia social en la que el almacenamiento. establece que: El objetivo del plan es la realización de una sociedad que produzca un estado general de florecimiento de la creatividad intelectual en lugar del consumo material desmedido. 1) que hace referencia a la si como el cambio de paradigma detonado por las transformaciones asociadas con el conjunto de tecnologías convergentes. Sociedad post-industrial. Si el objetivo de la sociedad industrial está representado por el volumen de consumo de bienes perecederos o el consumo masivo centrado en torno a la motorización. Es el caso de la oecd (2011. por sus siglas en inglés). Otras definiciones. Hablar de Sociedad de la Información implica analizar una red compleja de condiciones y dimensiones que han sido abordadas desde perspectivas teóricas y nociones diversas: sociedad post-industrial. la si puede ser definida como una sociedad con elevada creatividad intelectual donde la gente pueda dibujar su futuro sobre un lienzo invisible. p. conocidas como tecnologías de la información y la comunicación (tic.

Sin embargo es hasta inicios de los años sesenta. Gottman analiza en el texto Megalópolis los intensos procesos de urbanización en Estados Unidos y la creciente sustitución de trabajos de producción por trabajos de servicio (profesional. las narrativas acerca del advenimiento de una sociedad que estaba transformando sus formas de producción dieron pie a una serie de reflexiones que derivaron en el desarrollo y la consolidación del concepto de si. sociales (exclusión. Yujiro Hayashi publica La SI: de la sociedad dura a la sociedad blanda. el contenido y la cultura (Karvalics. al año siguiente. quien propone un modelo de la si que incluye la tecnología de innovación. Las definiciones que enfatizan la centralidad de las tecnologías de la información y la comunicación de manera restrictiva dejan de lado que las raíces de la si deben buscarse en la educación. Los términos que se utilizan para enfatizar . De acuerdo con la ocde (2011. Young (1958) habla de un gobierno basado en la meritocracia. Machlup llama la atención sobre el hecho de que la concentración de la información y sus circuitos de distribución pueden conducir a desigualdades en el acceso y la distribución de los beneficios de la información (Mansell. en 1968. El término si fue acuñado en el ámbito académico japonés a fines de los sesenta en una serie de textos: en primer lugar. la innovación. los antecedentes y fundamentos que subyacen a la noción de la si pueden rastrearse en los planteamientos de varios autores. culturales. científico y técnico) que él denomina “revolución de cuello blanco”. cohesión. p. históricas. y en 1971 aparece el Diccionario sobre las Sociedades de la Información (Ito. En 1962. una Introducción a la SI. El principio que guía a ambos autores es demostrar a través de datos que la industria del conocimiento puede medirse y juega un papel central en la estructura económica. en donde los puestos y responsabilidades son asignados a los individuos por su inteligencia y aptitudes. 2009. En 1961. 2). entre otras. p. la complejidad de la si debe analizarse en el conjunto de condiciones macro y micro económicas. políticas (democracia y gobierno). Historia. proponen la cuantificación de la economía de la información a través de sus industrias como un requisito necesario para la definición de políticas públicas. la estructura socio-económica y los valores fundamentales. entre otras. Yonejo Masuda y Konichi Kohyma publican. Fritz Machlup y posteriormente Porat (1977) se refieren a la información como un nuevo tipo de actividad económica o mercancía. 15). 1981). la ciencia. brecha digital). En el ámbito anglosajón. las primeras referencias al término se deben también a Masuda. teoría y crítica A principios del siglo xx. donde confluyeron varias categorías que daban cuenta de una nueva economía centrada en el conocimiento. p. históricas. culturales. políticas (democracia y gobierno). la complejidad de la Sociedad de la Información debe analizarse en el conjunto de condiciones macro y micro económicas. cohesión.Léxico para la nueva Comunicación Política 290 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN De acuerdo con la OCDE. sociales (exclusión. Algunos antecedentes pueden remontarse hasta inicios del siglo xix en Rusia donde se utiliza el término intelligentsia para designar a la elite intelectual. 2007. 7). brecha digital). Sin embargo. Desde esta perspectiva.

2001. una nueva teoría del valor del conocimiento (p. En esta obra. 1993. inicialmente como esbozo (The New Society. el capital humano como recurso. 1957) y posteriormente de manera más concreta en su obra subsiguiente. En 1973 publica el texto seminal The Coming of the PostIndustrial Society: A Venture in Social Forecasting en donde presenta argumentos para demostrar el tránsito de la sociedad industrial a la post-industrial. la segunda ola. . 291-311). Bell sostiene que es la tecnología el recurso estratégico y el mayor instrumento de cambio social (p. Otro reconocido teórico de la si es Alvin Toffler. Bell desarrolla un modelo que permite explicar de manera sistemática las características de la sociedad post-industrial. Sin embargo se han rastreado usos del término a principios del siglo xx. la sociedad-post-industrial o si. p. el término sociedad post-industrial era el más comúnmente utilizado. con distintas connotaciones. la sociedad industrial. En detrimento del concepto de si y de sociedad del conocimiento. la infraestructura. economía de la información o economía del conocimiento. p. Peter Drucker plantea. 7-8. A principios del siglo XX las narrativas acerca del advenimiento de una sociedad que estaba transformando sus formas de producción dieron pie a una serie de reflexiones que derivaron en el desarrollo y la consolidación del concepto de Sociedad de la Información. Touraine llama la atención sobre el peligro que puede constituir para la democracia y la ciudadanía que una sociedad se encuentre amenazada por el surgimiento de una nueva elite de especialistas que poseen el control sobre el recurso más preciado: el conocimiento. y la tercera ola. quien en 1980 publica The Third Wave. En la edición de 1999 recalca que el eje central de la sociedad post-industrial es la codificación del conocimiento teórico y la relación entre ciencia y tecnología. Alain Touraine escribe el texto La société post-industrielle (1969) para probar que existe una transición de las formas de producción materiales a las inmateriales. Toffler describe la historia a través de tres momentos que marcan rupturas en la forma de organización social y económica: la primera ola. uno de los libros más ampliamente difundidos sobre la si. una preeminencia de los cuellos blancos sobre los azules. la era de la producción agraria. xv-xvii). En el ámbito anglosajón fue el trabajo de Daniel Bell el que tuvo más acogida. los cambios en las formas de movilidad social. La sociedad post-capitalista o sociedad del conocimiento (knowledge society) se sostiene sobre la base de la innovación y la productividad aplicadas al trabajo (Drucker. los cambios ocupacionales. 1949. Landmarks of tomorrow. Antes de que el concepto de si se hiciera popular. Dos sociólogos se encuentran asociados a la emergencia de este concepto: Daniel Bell en Estados Unidos y Alain Touraine en Francia. xviii). para continuar con la metáfora. Algunos de los rasgos de la sociedad post-industrial se reflejan en el paso de la manufactura a los servicios. la emergencia de un nuevo tipo de trabajo y de trabajador (knowledge work y knowledge worker) que corresponden a un nuevo orden social cuyo principal capital es el conocimiento.Léxico para la nueva Comunicación Política 291 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN la dimensión económica de la información son industria del conocimiento.

la microelectrónica y la ingeniería genética. comunicación. Sin embargo. ya que la economía se basa en la producción y circulación de información. basado en la economía del conocimiento. el procesamiento de la información y la comunicación de símbolos.Léxico para la nueva Comunicación Política 292 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN Antes de que el concepto de Sociedad de la Información se hiciera popular. En el nuevo modo de desarrollo informacional. sino en la capacidad de transformarla en conocimiento que se difunde gracias al entramado social. Sin duda. Dos sociólogos se encuentran asociados a la emergencia de este concepto: Daniel Bell en Estados Unidos y Alain Touraine en Francia. deliberativa y directa. es un espacio global de intercambio simbólico y de relaciones sin precedentes. En algunos discursos gubernamentales. educación. Este paradigma tecnológico se encuentra caracterizado por ser informacional. a través de la categoría de sociedad red. producción y difusión del conocimiento. puesto que permite la consolidación efectiva de la gobernanza y la ciudadanía en un entorno promotor de interacciones y saberes. lo que es específico del modo de desarrollo informacional es la acción del conocimiento sobre sí mismo como principal fuente de productividad (Castells. que desplaza al anterior paradigma centrado en la producción energética. política. el sociólogo Manuel Castells aporta una nueva visión a la si destacando el carácter interconectado de la economía y de las redes humanas que dan pie a esta etapa histórica. 43). en 1996. Más adelante. comercio. ciudadanía. institucionales y académicos se ha difundido el término sociedad digital para hacer referencia al conjunto de escenarios sociales en los que se materializa la si: gobierno. 10). En la sociedad digital se hacen efectivos los beneficios que las tecnologías de la información y la comunicación aportan a la vida de una colectividad.” (2000. cada dominio de nuestro ecosistema social se transforma. El desarrollo de la sociedad digital va de la mano del avance en los procesos de democratización y ciudadanía: democracia participativa. ya que el proceso de producción siempre se basa sobre cierto grado de conocimiento y en el procesamiento de la información. e interconectado. p. Las implicaciones de este nuevo orden se expresan en todas las esferas de la vida social: “puesto que en el procesamiento de información se encuentra la fuente de la vida y la acción social. administración. que él denomina sociedad red. la fuente de la productividad estriba en la tecnología de la generación del conocimiento. Para Castells. puesto que su fundamento son las redes y sus interacciones. Desde una perspectiva simbólica. gobiernos abiertos. 2005. puesto que responde a un sistema económico capitalista que opera transnacionalmente. En términos políticos. la sociedad digital concreta el objetivo más elevado de la si. transparencia y rendición de cuentas. construye el espacio de intercambio de flujos culturales. la diferencia entre esta época y otras no radica específicamente en la información. infraestructura tecnológica. global. p. el término sociedad post-industrial era el más comúnmente utilizado. conocimiento . el conocimiento y la información son elementos decisivos en todos los modos de desarrollo. Esta nueva estructura social. bienes y servicios. Castells sostiene que hemos entrado a un nuevo paradigma tecnológico.

p. África o Latinoamérica están lejos de considerarse parte de la si. Karvalics (2007. hogares. La brecha digital aparece tanto entre países como al interior de cada país. la inclusión de la sociedad civil en todos sus niveles. la brecha digital es la disparidad existente entre “los individuos. desarrollar una legislación y cultura de la transparencia y la rendición de cuentas. Algunos autores (Duff. veremos que dista de ser una realidad para la mayoría. De acuerdo con la ocde (2001. culturales. el advenimiento de una nueva era. en un contexto específico. al igual que las teorías postmodernas sobre el inicio de una nueva época completamente distinta a la anterior. p. transparente y de bajo costo”. Uno de los principales obstáculos para que la si se convierta en una realidad tiene que ver con el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación (tic). Webster. Por otra parte. Un aspecto central es la gobernanza. el gobierno y las empresas (g2c). en primera instancia. 5). y por último. es necesario mencionar que En el ámbito anglosajón fue el trabajo de Daniel Bell el que tuvo más acogida. p. sin reconocer la continuidad de las formas de producción de conocimiento dentro del sistema capitalista de producción. 14) recalca el hecho de que muchas regiones de Asia. generacionales. implica definir un conjunto de políticas públicas orientadas a resolver. y otro el e-gobierno (World Bank. Mansell. Para Webster (2004. no se sostienen. pero también existen brechas de género. y entre organismos (g2c) más fácil. por lo tanto el argumento de las teorías post-industrialistas. En 1973 publica el texto seminal The Coming of the PostIndustrial Society: A Venture in Social Forecasting en donde presenta argumentos para demostrar el tránsito de la sociedad industrial a la post-industrial. Además de la brecha digital. Si analizamos históricamente el momento en que ciertos países entraron a formar parte de la si y cuántos aún quedan fuera. . Las principales variables de la brecha digital son el ingreso y el nivel educativo. 2011) entendido como el uso de las nuevas tecnologías para el ejercicio del gobierno de manera eficiente. políticas. el problema de la infraestructura técnica y la accesibilidad. negocios y áreas geográficas en los diferentes niveles socio-económicos con respecto a sus oportunidades de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación y a su uso de Internet para una amplia variedad de actividades”. el ejercicio colectivo en los aspectos políticos. transparente e incluyente: “hacer de la interacción entre el gobierno y los ciudadanos (g2c). lingüísticas. 2002. 2000. Lograr que la si se cristalice en una realidad tangible. geográficas. La incapacidad de conectar los procesos sociales contemporáneos con la historia del desarrollo histórico del capitalismo da como resultado una visión fragmentada de la realidad social. 2007) cuestionan la debilidad de las teorías sobre la si que de manera acrítica plantean el advenimiento de un nuevo paradigma histórico. 262) muchos de los rasgos de la posmodernidad deben entenderse como tendencias de procesos acelerados y continuos. económicos y administrativos de un Estado. la estandarización en la generación de bases de datos y sistemas (interoperabilidad sintáctica y semántica).Léxico para la nueva Comunicación Política 293 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN abierto. étnicas. en segundo lugar. cómoda.

política. Este debate no solamente se presenta en términos académicos o discursivos. el monopolio de la industria editorial. legal. puesto que se tratan de dos facetas de una misma cualidad. La gran disparidad geográfica existente en la producción de información y conocimiento en el orbe se revela en un estudio realizado por el Oxford Internet Institute (Graham. 2011). a la localización de los más grandes periódicos. 8). que se transmite a los demás mediante algún medio de comunicación en alguna forma sistemática. . 2011) con las cifras referentes al acceso a Internet. Líneas de investigación y debate contemporáneo Los debates iniciales y actuales alrededor de la si se han centrado en la distinción conceptual entre si y sociedad del conocimiento y la preeminencia o no de la tecnología. de manera que los ciudadanos realmente dispongan de la información y los recursos que requieran para su desarrollo y empoderamiento. Hale y Stephens. Es imprescindible que la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación sea universal y eficiente en términos de infraestructura técnica. La dificultad de mantener el sentido de un término de manera estable. como la unesco o la ocde.Léxico para la nueva Comunicación Política 294 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN Otro reconocido teórico de la Sociedad de la Información es Alvin Toffler. los contenidos en Google (Ricaurte. cultural y administrativa. el origen de las publicaciones académicas. quien en 1980 publica The Third Wave. 175): El conocimiento es una serie de informaciones organizadas de hechos o ideas que presentan un juicio razonado o un resultado experimental. La sociedad global de la información requiere romper con la barrera de la brecha digital. En esta obra. 2007. p. Algunos autores sostienen que la separación entre información y conocimiento es artificial y en algunos casos hasta arbitraria. con las restricciones políticas. con las deficiencias en infraestructura. legales. los artículos en Wikipedia. Algunos autores han planteado las distinciones teóricas o epistemológicas entre información y conocimiento. (Karvalics. que hacen referencia a un proceso cognitivo único e indivisible. sino a partir de las posiciones que los organismos internacionales han tomado al respecto. administrativas e impulsar políticas para el desarrollo científico y tecnológico y la cultura democrática. Para Bell (1973. con la concentración de la producción del saber en unos pocos centros geográficos. Esta evidencia contribuye a romper el mito del carácter global de la si y recalca las profundas asimetrías existentes entre unas sociedades y otras. el origen de las imágenes publicadas en la red. uno de los libros más ampliamente difundidos sobre el tema. la lengua dominante en las publicaciones científicas. El debate sobre la validez de un término sobre otro proyecta las ambigüedades propias de las aproximaciones teóricas. Toffler describe la historia a través de tres momentos que marcan rupturas en la forma de organización social y económica. p. la producción de conocimiento se encuentra localizada principalmente en Europa y Estados Unidos. ha conducido a nuevas formas de interpretación y denominación de estos procesos. Fritz Matchlup en 1962 abre la discusión acerca de la inutilidad de oponer información a conocimiento.

esta declaración plantea que las tic deben contribuir a resolver los problemas establecidos en los retos del milenio: la erradicación del hambre y la pobreza extremas. Godin (2008. donde todos puedan crear. consultar. económica. De acuerdo con el autor. la información como actividad económica o mercancía (información sobre bienes y servicios) e información como tecnología (tecnologías de la información y la comunicación). el sociólogo Manuel Castells aporta una nueva visión a la Sociedad de La Cumbre Mundial sobre la si (World Summit on the Information Society. también se reflejan estas disyuntivas conceptuales y evoluciones propias de la naturaleza dinámica de los procesos sociales. pp. y una perspectiva más pluralista y de desarrollo. En mi opinión. sino también para empoderar y desarrollar todos los sectores de la sociedad. Más adelante. equidad de género. utilizar y compartir información y conocimiento. la Información destacando el carácter interconectado de la economía y de las redes humanas que dan pie a esta etapa histórica. La unesco adoptó institucionalmente el término sociedad del conocimiento (y en plural) como una decisión teórica y política con una visión más integral que no enfatizara únicamente la dimensión económica. cultural. el concepto de “sociedades del conocimiento” incorpora una dimensión de transformación social. las comunidades y los pueblos puedan desarrollar su pleno potencial en la promoción del desarrollo sostenible y mejorar su calidad de vida de acuerdo con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas. respetando plenamente y defendiendo la Declaración Universal de los Derechos Humanos. los representantes de los pueblos del mundo […] declaramos nuestro deseo común y nuestro compromiso de construir una si centrada en las personas. incluyente y orientada al desarrollo. 6-7) plantea que las transformaciones conceptuales de la economía de la información se pueden observar en las posturas que ha asumido la ocde en distintas épocas. que tuvo lugar en Ginebra en 2003. reducción de la mortandad infantil.Léxico para la nueva Comunicación Política 295 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN En términos institucionales. a través de la categoría de sociedad red. En su primera fase. el concepto de “sociedades del conocimiento” es preferible al de “si”. El conocimiento en cuestión no sólo es importante para el crecimiento económico. Mientras que yo veo el concepto de “si” como vinculado a la idea de “innovación tecnológica”. donde se refleja la visión adoptada por las Naciones Unidas con respecto a la si: Nosotros. esta organización ha transitado por tres nociones: la información como conocimiento (información científica y tecnológica). en 1996. . donde los individuos. educación primaria universal. En 2003. Abdul Waheed Khan argumenta la selección del término de “sociedades del conocimiento” frente al de si: La sociedad de la información es la piedra angular de las sociedades del conocimiento. En términos de desarrollo. ya que capta mejor la complejidad y el dinamismo de los cambios que están ocurriendo […]. realizó la Declaración de Principios de Ginebra. política e institucional. wsis) constituye el encuentro más relevante a nivel internacional para discutir los rumbos de la si en el marco de la onu.

revolución educativa (Drucker. combate contra el vih/sida y otras enfermedades. En 2005. 1960). las ciudades inteligentes. la segunda fase de la Cumbre Mundial de la si (wsis) realizada en Túnez definió las prioridades y líneas de acción para la utilización de las tic para el desarrollo: 1) El papel de los gobiernos y de todas las partes interesadas en la promoción de las tic para el desarrollo 2) La infraestructura de la información y la comunicación 3) El acceso a la información y al conocimiento 4) El desarrollo de capacidades 5) La creación de confianza y seguridad en la utilización de las tic 6) El entorno habilitador 7) Las aplicaciones de las tic (gobierno electrónico. 1992). Desde 1999 la ocde ha establecido índices estandarizados para medir estadísticamente la si. ciberecología) Además de estas líneas de acción. y la post-si (Karvalics. las tic como promotoras del desarrollo. mejora de la salud materna. p. la innovación para la inclusión digital. gobiernos abiertos. la onu ha establecido cuatro diálogos de alto nivel: el derecho a la comunicación. La referencia a autores. la seguridad en la si. economía del conocimiento (Ma- . negocios electrónicos. cibersalud. aprendizaje electrónico. es un tema que refleja las preocupaciones de los gobiernos y las industrias. sociedad post-capitalista (Dahrendorf. post-capitalismo). 1966). la sostenibilidad. Estos índices también han sido adoptados por la Comunidad Europea y las Naciones Unidas. teorías de la cultura) y el nivel micro-social (estudios específicos sobre la realidad empírica de la si). sociedad industrial (Aaron. 1959). 1961. transparencia y rendición de cuentas. con el propósito de alcanzar un mundo más pacífico. categorías y escuelas de pensamiento que han contribuido a la noción de si es copiosa. teorías de la información. garantizar la sustentabilidad medioambiental. deliberativa y directa. ya que la si es asumida también como una sociedad de riesgo (Beck. 1959). Sin embargo. justo y próspero. el nivel medio (teorías de la comunicación. tres niveles de análisis de la si: el macro-social (teorías macro-sociales: posmodernidad. Con respecto a la seguridad. algunos de estos índices muestran criterios que reflejan los intereses de los gobiernos y las industrias y no de los ciudadanos. algunas de las cuales han sido mencionadas aquí: meritocracia (Young. la creación. el control versus la democratización. el fin de la ideología (Bell. 2007. ciberempleo. el archivo y la memoria colectiva. Beringer (1986) realiza un recuento de las aportaciones teóricas vinculadas con la si entre 1950 y 1984.Léxico para la nueva Comunicación Política 296 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN El desarrollo de la sociedad digital va de la mano del avance en los procesos de democratización y ciudadanía: democracia participativa. post-industrialismo. propuestas teóricas. Algunos de los temas centrales para el estudio de la si son la sociedad global de la información. 19). 1958). los corpus digitales. Autores y escuelas de pensamiento Es posible identificar entre las diversas propuestas existentes. conocimiento abierto. la seguridad en el ciberespacio.

P. (1998). 1973). (2000). sociedad posmoderna (Etziioni. S. Basic Books (original 1973). sociedad post-industrial (Touraine. (1993). Drucker. 1967. 3-12. 13. En la era contemporánea. M.F. 1968). The Information Age: Economy. Blackwell. Comunicación y Poder. los estudios culturales. Risk Society: Towards a New Modernity. 1975). (1991). The Essential Drucker. P. 1978. sociedad superindustrial (Toffler. Los estudios sobre la si. la sociología. Harvard University Press. vol. Cambridge. 1976). Daglish. la comunicación. End of Millennium. pp. (1992). surgidos formalmente en la década de los noventa. Harper Collins. Bell. la ciencia política. Transaction Publishers (original 1957). (1997). era de la comunicación (Philips. Madrid. 1977). neocapitalismo (Gorz. Escuela de Praga. el advenimiento de una nueva era. 1964). R. M. Blackwell. nológico-industrial (Ionescu. 1974). Society and Culture Vol. Keio Communication Review. Castells. Ito. The Rise of the Network Society. (1999). D. I. Drucker. 1964). II. . aldea global (Mcluhan. M. Landmarks of Tomorrow. ma. 1. la revolución científico-tecnológica (Richta. pasando por la economía. sociedad telemática (Nora y Minc. The Information Society Studies. (1996). 1969). la era de la información (Helvey. 1978). P. Cambridge. London. 1964). 1968). The Power of Identity. Castells. 1972. M. Cambridge. Alianza. Society and Culture Vol. que van desde la informática hasta la filosofía. la tercera ola (Toffler.Léxico para la nueva Comunicación Política 297 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN chlup. 1969.. sin reconocer la continuidad de las formas de producción de conocimiento dentro del sistema capitalista de producción. “Birth of Joho Shakai and Joho-ka Concepts in Japan and Their Diffusion Outside Japan”. The Coming of PostIndustrial Society. Sage. Nueva York.F. (2009). J. New Jersey. Society and Culture Vol. Castells. Routledge. Nueva York. Cambridge. Beniger. Duff. (2001). 1969). Bell. Castells. 1968. Londres. 1971). México. 1997. U. Siglo xxi. el autor más relevante es sin duda el sociólogo Manuel Castells con su trilogía sobre la sociedad red (1996. (1986).1962. A. (1996). (2005) La era de la información: economía sociedad y cultura. The Control Revolution: Technological and Economic Origins of the Information Society. The Information Age: Economy. 1971).F. The Post-capitalist Society. Castells. Martin 1981). sociedad tecBibliografía Beck. Drucker. ma. 1971). 1980). Algunos autores cuestionan la debilidad de las teorías sobre la Sociedad de la Información que de manera acrítica plantean el advenimiento de un nuevo paradigma histórico. economía de la información (Porat. III. revolución de la información (Lamberton. Blackwell.. sociedad post-ideológica (Feuer. economía dual (Averitt. Breed. 1968). Nueva York. Nueva York.. el hombre unidimensional (Marcuse. Drucker. The Information Age: Economy. núm. la sociedad tecnológica (Ellul. ma. Londres. pueden ubicarse en distintos ámbitos disciplinares. Y. Harper Collins. La sociedad red. M. tecnocracia (Meynaud. 1998). sociedad conectada (Martin. 1973).

C. N. Princeton. The information society. Critical concepts in sociology. L. Routledge. (2007). The Information Society: A Sceptical View. 11. Biblio 3W. McLuhan. Ntiro. Machlup. The Third Wave. oecd (2011). P. Revista Bibliográfica de Geofrafía y Ciencias Sociales.Léxico para la nueva Comunicación Política 298 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN Godin. pp. Graham. Budapest. México. The Urbanized Northeastern Seabord of the United States. Geographies of the World’s Knowledge.A. núm. Project on the History and Sociology of S&T Statistics. (1961).ox. M.. Openheimer. The Gutenberg Galaxy: The Making of Typographic Man. Gottman.oii. oecd (2001a). F. (2011). (2011). University of Toronto Press. us Department of Commerce. (2006). oecd Public Management Service. Bethesda.. (2000). A. (2011). Ricaurte. A.uk/ publications/convoco_geographies_en. (1962). Annex 1: Commonly used E-Engagement Terms. Stephens (2011). Social Media: A Thumbnail History of Media and Politics Since Ancient Athens” (http://paullevinson. William Morrow and Company. Nueva York. Washington. Paris. Megalopolis. (2009). Paris. Malden. oecd http://www. ma. The Information Economy: The History of a Concept Through its measurement: 19422005. J.tumblr. (1962).ar/ 1413513-las-mejores-universidades-de-la-region). May. The Production and Distribution of Knowledge in the United States.pdf ). E-government: Analysis Framework and Methodology.org/dataoecd /38/57/1888451.ac.lanacion. Levinson. (2008). S.com/2011/10/ occupy-wall-street-direct-democracy. Guide to measuring the Information Society 2011. R.com. K. Masuda. J. Information Society. Public Management Committee. B. Porat.com/). Routledge. M. “El concepto de Sociedad del conocimiento”. Promise and Problems of E-Democracy: Challenges of Online Citizen Engagement. “Geografías del conocimiento” (http://humanidadesdigitales. Krüger. (ed. Convoco Edition (www. pdf). What is it exactly?. Direct Democracy. The Information Society as Post-industrial Society. oecd (2003). oecd. S. 742-798. Working Paper núm. Y. Londres. 38. M. octubre. Quebec. 683.. Londres. Princeton University Press. (1980). P. The Twentieth Century Fund. Dar-es-Salaam.html). Mansell.org/oecd/ display. OECD. Toffler. Understanding the Digital Divide. vol. (1981). Nueva York. (1977). (2002). Hale y M.. . Paris: oecd Publishing (http:// www. The Information Economy: Definition and Measurement.blogspot. “Occupy Wall Street. kpmg. dc.asp?sf1=identifiers& st1=9789264113541). E-government in Eastern Africa. European Comission. Toronto. oecd (2001b). World Future Society. oecd.oecdbookshop.). Karvalics. “Las mejores universidades de la región” (http://www.

Touraine. Word Summit on the Information Society (2005). Routledge. Random House. Webster.aspx). A.).html).worldbank. Conflicts and Culture in the Programmed Society. (2004). An Interview with Waheed Khan (portal. (1994). F. A. Towards a Knowledge Society. (2003). Theories of the Infor- mation Society. Routledge.unesco. M. Tunis Agenda for the Information Society (http://www. Londres.itu. (1969).org/ci/en/ ev. Denoël. Outcome document (http://groups. (ed. Word Summit on the Information Society (2011). Webster. La societé postindustrielle. (1971).org/ M1JHE0Z280). Nueva York. The Rise of the Meritocracy.int/wsis/documents/doc_multi. itu. Young. (2004). Paris. Tomorrow’s Social History: Classes. World Bank (2011).int/wsisforum2011/Agenda/OutcomeDocument. The Post-Industrial Society. Londres.Léxico para la nueva Comunicación Política 299 SOCIEDaD DE La INFORMaCIÓN Touraine.php-URL_ID=11958&URL_ DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201. New Jersey.asp?lang=en&id=2267|0). Transaction Publishers (original 1958). unesco. “E-Government” (http://go. The Information Society Reader.  Paola Ricaurte Quijano . F.

.

Obviamente. se sitúa en un intervalo temporal. Acuerdos. La importancia de este tema surge del hecho en sí mismo evidente de que todo acontecimiento político. Actores políticos. explicación o comprensión de un proceso de cambio —sea evolutivo o revolucionario— implica referirse al factor tiempo. instauraciones democráticas. en el entendido de que son los actores políticos —con sus decisiones. incluido naturalmente el paso de un régimen a otro. el tp se ilustrará en los procesos de transición democrática. Transición democrática. como transiciones de régimen. por lo que cualquier descripción. . crisis políticas. Dada la complejidad del tema. la velocidad y las pausas en la actividad política con vistas a obtener ciertos resultados. desde este punto de vista.Léxico para la nueva Comunicación Política 301 27 Timing Político Palabras clave Tiempo. el análisis se enriquece al integrar el factor que en los hechos determina la realización y/o la actualización por parte de los actores de una posibilidad por encima de otras —sobre todo en los procesos de transición en donde se define la emergencia. quienes ocuparán el centro de atención. Definición El Timing Político (en adelante tm) es el uso calculado del ritmo. Ponderar la variable temporal en política permite considerar en su justa dimensión el carácter dinámico de todo proceso político. como dicen los clásicos. quienes ocuparán el centro de atención. en el entendido de que son los actores políticos —con sus decisiones. la mejor manera de abordarlo es en relación con procesos políticos específicos. obtener los resultados esperados requiere por parte de los profesionales de la política mucha sensibilidad e intuición. Si la política es un arte más que una técnica. cálculos y apuestas— más que las estructuras propiamente dichas. cálculos y apuestas— más que las estructuras propiamente dichas. Crisis política. la variable temporal se definiría desde esta perspectiva de Ponderar la variable temporal en política permite considerar en su justa dimensión el carácter dinámico de todo proceso político. Acción política. permanencia o caída de un determinado régimen—. Conflictos. En síntesis. etcétera. ya sea para actuar en el momento justo o retirarse a tiempo en situaciones de riesgo. Para el caso de esta entrada. a pesar de que cualquier posibilidad podría haberse concretado igualmente.

los compromisos y los acuerdos gestados por las élites políticas más que en otros posibles mecanismos. Ninguno de los oponentes se encuentra aquí seguro de imponerse a su adversario y. el camino seguido pudo configurarse por cualquiera de las tres vías siguientes: las transformaciones. Cuando una crisis se resuelve a favor de la democracia a través de un proceso de transición pacífica. La dimensión temporal en las transiciones democráticas En un estudio pionero sobre el tema. 1991). la base del cambio político se encuentra en las negociaciones. aunque en los hechos se complementan (Blondel. Así. 1986. al predominar los moderados en ambos bandos. dos procesos a través de los cuales se manifiesta el devenir histórico y que reivindican para sí mismos un distinto tipo de temporalidad. se trata de élites dominadas por sectores “blandos” que buscan prevenir su caída y aspiran en el fondo a mantenerse en el poder de manera legitimada. es decir. finalmente. Las transformaciones ocurren. y realiza un extenso análisis de los posibles desenlaces de una coyuntura de crisis política. estructura y coyuntura son en esta perspectiva. o sea sometiendo a las fuerzas y sectores vinculados al gobierno. de la elección de los actores. el politólogo estadounidense Huntington (1994) reconoce el valor de los actores dentro de la dinámica particular que adquieren los procesos de cambio político. pues suponen la existencia de una oposición fuerte con la suficiente capacidad para imponer el cambio político de acuerdo a sus condiciones. del presente momentáneo dentro del continuo y múltiple movimiento de la realidad coyuntural. de la elección de los actores. examina la relación de fuerza existente entre el gobierno y la oposición en el momento justo en que surge un impasse. de la definición de posibilidades. los ritmos y la profundidad del proceso de cambio. un acuerdo forzado a partir de un equilibrio inestable entre el gobierno y la oposición. la creación y aceptación de nuevas reglas del juego. Ellacuría. de la definición de posibilidades. pensando garantizar el control del proceso y el mantenimiento de importantes cuotas de poder. la profundidad y los ritmos de esos acuerdos y su materialización se encuentran determi- . pueden ocurrir los siguientes desenlaces posibles: un reequilibrio del régimen vigente. el traspaso se articula a partir de una situación intermedia en donde existe más bien un equilibrio de fuerzas entre el gobierno y la oposición. Pero además del “tiempo corto” también existe una temporalidad vinculada a las estructuras o “tiempo largo”. los reemplazos o los traspasos.Léxico para la nueva Comunicación Política 302 TIMINg POLÍTICO La variable temporal se definiría desde esta perspectiva de “corta duración” como la manifestación del instante fugaz. Con análisis de este tipo se demuestra que la democracia se construye por medios democráticos. el espacio. “corta duración” como la manifestación del instante fugaz. obviamente. En este caso. Los reemplazos poseen una lógica inversa. Finalmente. Obviamente. cuando las élites en el poder apuestan por la democratización. Para ese fin. prefieren pactar las condiciones. dice Huntington. una situación de involución política y. tras un período de inestabilidad. del presente momentáneo dentro del continuo y múltiple movimiento de la realidad coyuntural. pero que no está claramente definido. De hecho.

como de la naturaleza particular de la sociedad sometida al proceso de democratización (problemas contextuales). cabe destacar que su vigencia y consolidación dependerá finalmente de la existencia de una cultura demo- crática. Sin embargo. pero lo fundamental de los mismos radica en que las fuerzas políticas y los grupos sociales clave son quienes explícita o implícitamente pactan entre sí los términos mínimos para transitar a la democracia. pero no necesariamente a todo lo demás” (Huntington. curiosamente. veremos en la afirmación global de la democracia una tendencia de maduración de condicionamientos históricos concretos. dos procesos a través de los cuales se manifiesta el devenir histórico y que reivindican para sí mismos un distinto tipo de temporalidad. desde tal perspectiva. Que la democracia se haya impuesto en el mundo actual como la forma de gobierno más extendida y aceptada significa que existe algo así como un signo de los tiempos o dimensión histórica estructural que la hace preferible a otras formas de gobierno. puede pensarse en la hipótesis del tiempo histórico como fundamento último de ese movimiento global hacia la democracia. 1994). el tiempo propiamente histórico manifestaría y configuraría el desarrollo procesual de la estructura de la historia. . En virtud de ello. el primer resultado de tal acuerdo básico consiste en la ampliación de la participación política o inclusión legítima de sectores anteriormente excluidos. Para Huntington. En segundo lugar. el cual. más allá del interminable número de obstáculos y problemas que permanentemente acosan a un sistema democrático. Por lo tanto. Dicho en otras palabras.Léxico para la nueva Comunicación Política 303 TIMINg POLÍTICO nados por las condiciones particulares de cada proceso. no la solución mágica e inmediata. facilitando de esta suerte el propio proceso de transición (se trata de un visible desplazamiento de todas las fuerzas políticas hacia posiciones más cercanas al centro político. si adoptamos una concepción del tiempo que supere su comprensión como puro lapso y medida extrínseca de lo que ocurre. estructura y coyuntura son en esta perspectiva. adquiere una fascinación irresistible) Al igual que la transición. Ciertamente. la consolidación de una democracia recién instaurada depende de múltiples factores y condiciones. Asimismo. Es decir. aunque en los hechos se complementan. De hecho. para concebirlo como desencadenante y posibilitante último de los procesos de la realidad histórica. el funcionamiento del mismo sistema democrático suele ofrecer al respecto sus propios problemas específicos (problemas sistémicos). de un acuerdo entre los diversos actores y sectores políticos sobre el valor superior de las normas y los procedimientos de la democracia. su supuesto fundamental es de corte cultural y descansa en la afirmación en la conciencia colectiva de la idea según la cual “Las democracias se consolidan cuando el pueblo aprende que la democracia es la solución al problema de la tiranía. la consideración sobre la naturaleza del tiempo histórico es vital para indicar De hecho. los grupos participantes moderan ostensiblemente sus posturas políticas radicales. Por lo menos. los principales obstáculos a enfrentar surgen tanto del proceso de cambio de régimen (problemas de transición). es decir.

Huelga decir que esta concepción de temporalidad solamente nos coloca en el plano de lo que Braudel definió como tiempo de larga duración. En definitiva. En el tiempo histórico. junto al tiempo de larga duración coexiste el tiempo de corta duración. de un sistema de posibilidades que posee cierta flexibilidad. o sea el tiempo entendido como resultado del desarrollo de la estructura de la historia. una sociedad democrática o autoritaria. y que este sistema de posibilidades puede prolongarse ampliamente a lo largo de la duración histórica. es decir. para concebirlo como desencadenante y posibilitante último de los procesos de la realidad histórica. etcétera. por tanto. normatividades. una realidad que el tiempo tarda enormemente en desgastar y en transportar”. Es decir que la variable temporal tiene su mayor impacto y/o presencia en ese nivel de la acción de los actores. Y. etcétera. para el observador que se deja dominar por la multiplicidad de acciones e intereses propios de la cotidianeidad. Es aquí donde el tp juega un papel crucial y decisivo. con fuerzas motrices precisas. quienes son los que en definitiva permiten la configuración de la identidad final de un proceso de cambio. una arquitectura. como un único proceso universal. a la actividad de los hombres como especie social. La manifestación de esta regularidad suele darse en niveles profundos y poco perceptibles de la historia. veremos en la afirmación global de la democracia una tendencia de maduración de condicionamientos históricos concretos. como señala Braudel (1986): “Una estructura es indudablemente un ensamblaje. Pero incluso en este tipo de enfoques existe un espacio decisivo para la acción de los actores políticos. alcances. es más razonable considerar que un mismo sistema de posibilidades puede dar paso a diferentes figuras o momentos históricos. v. gr. se define ni más ni menos que la configuración de un específico sistema de creencias e ideas. ese devenir no tiene que conducir necesaria y únicamente a estadios superiores de progreso de la humanidad. Además. de instituciones sociales y políticas.Léxico para la nueva Comunicación Política 304 TIMINg POLÍTICO Si adoptamos una concepción del tiempo que supere su comprensión como puro lapso y medida extrínseca de lo que ocurre. de relaciones de producción. articulante y posibilitante de un conjunto de desenlaces. la historia es vista como un conjunto de procesos cada vez más unificados. pero más aún. y donde debemos ubicar la consideración del tp. pues. o sea el tiempo del ser individual que se encuentra dominado por la brevedad y finitud de su existencia. El timing político en las transiciones democráticas En los análisis del tiempo largo de las transiciones el factor tiempo aparece como englobante. el tiempo de larga duración impone límites. Por ello. no obstante que ha sido poco explo- . así como por el continuo y múltiple movimiento de la realidad coyuntural. Dicha configuración surge. lo verdaderamente esencial es que desde esta concepción del tiempo. Asimismo. que están detrás de los móviles por los cuales los hombres actúan en la historia. Pero lejos de reivindicar visiones deterministas o mecanicistas del devenir histórico. el momento de desarrollo en el que se encuentra una determinada sociedad. Es por ello que de un mismo sistema de posibilidades se puede configurar un tipo u otro de sociedad.

d) acto de última hora. y g) cadencia o ritmo. en efecto. aquella acción que se hubiese podido realizar en una situación anterior y cuya postergación implica una pérdida de tiempo sin beneficio aparente. Sin La consideración sobre la naturaleza del tiempo histórico es vital para indicar el momento de desarrollo en el que se encuentra una determinada sociedad. En el tiempo histórico. que son las decisiones tomadas en el último momento. introduce un elevado grado de ambigüedad al cálculo político. Obviamente. por lo demás. b) tempestiva. por tanto. pues el momento en que tiene lugar un acontecimiento determina inexorablemente su desenlace. Los actores políticos. sino del momento concreto en que tiene lugar. cuando una iniciativa se toma en momentos en que las condiciones para su éxito no están dadas. justo antes del epílogo que marca la caída de un régimen. pues en ese proceso interviene una infinidad de variables y condicionantes producto de la complejidad de los procesos políticos modernos. puede ocasionar resultados contrapuestos en virtud del momento en que se elija para su aplicación. Es el caso. como sostiene Linz (1992) en un trabajo seminal sobre el tema. por ejemplo. c) diferida. no poseen normalmente la visión de conjunto y en los casos excepcionales en que podrían tenerla no por ello se garantiza la adopción de la decisión correcta. El tp se vuelve así el elemento en donde se juega el éxito o el fracaso de las decisiones más allá del contenido objetivo que externen. la toma de decisiones políticas nunca ha sido una empresa fácil. La dinámica política impone en los actores políticos la consideración del tiempo de manera constante y en un primer plano. Las decisiones deben tomarse en el momento oportuno para alcanzar el efecto deseado. la acción política en términos de elección de tiempos puede clasificarse de la siguiente manera: a) prematura.Léxico para la nueva Comunicación Política 305 TIMINg POLÍTICO rado y estudiado por los analistas políticos. justamente. de las elecciones adelantadas o de otras medidas de naturaleza similar. produce los efectos deseados con el costo más bajo para quien la realiza. son influenciados por el contexto temporal en el que desarrollan su acción. El factor incertidumbre. aprovechando las condiciones favorables presentes en una situación determinada. se define ni más ni menos que la configuración de un específico sistema de creencias e ideas. en efecto. aquella “falta de acción” basada en la consideración de que hacer tiempo facilitará en un momento posterior la solución de una crisis inminente. e) decisiones superadas por los acontecimientos. dependiendo de su particular lectura de ese contexto. más que a una acción en sí misma. . que es. con la categoría anterior se ilustra la importancia de encontrar la “velocidad” apropiada a un proceso de cambio político. pues cualquier acción política no surge solamente de la articulación de las variables estructurales. Los actores. que es la acción adoptada de manera súbita como resultado de una toma de conciencia de que el tiempo está pasando y que hay que hacer algo frente a una clara situación de crisis y apremio. de instituciones sociales y políticas. Así. Una misma medida. En consecuencia. etcétera. en efecto. los actores decidirán adoptar sus estrategias o maneras de enfrentar determinados desafíos. de relaciones de producción. la toma de decisiones políticas se encuentra íntimamente vinculada con la consideración del factor temporal. que es la acción política que. f ) intentos de ganar tiempo. De hecho.

Esto es. con el objeto de lograr una serie de fines y con el mandato de cederlo a quien posteriormente sea legitimado mediante los procesos constitucionales existentes o por medio de nuevas normas. Aun así. En palabras del propio Linz: A veces pasos pequeños crean una expectativa de cambio con ritmos razonables. Un proceso paso a paso puede atenuar tanto la ansiedad de quien teme al cambio. de que no alcanzan todavía la madurez necesaria para su consolidación. así como por el continuo y múltiple movimiento de la realidad coyuntural. una demarcación temporal que. el aspecto central del proceso de cambio se decide ante todo en la velocidad de las transformaciones. o recelo y actitudes de boicot en sectores tradicionales de poder afectados por las reformas políticas impulsadas. Otro aspecto de la importancia de la variable temporal en los procesos de transición se encuentra vinculado al problema de la legitimidad del proceso. como la impaciencia de quien auspicia su acontecer inmediato. quizá nada pueda ayudar a predecir con absoluta certeza el comportamiento de los actores al calor de la acción política inmediata y la indudable presión del factor temporal coyuntural.Léxico para la nueva Comunicación Política 306 TIMINg POLÍTICO Además. al menos. Para Linz (1994). y un proceso constante de cambio puede justificar esa expectativa aun en presencia de una reforma en realidad mínima. Si el tiempo es un componente decisivo en el desempeño de los actores. Ello es así debido a que el principio político que fundamenta este aspecto práctico sostiene que: El poder se obtiene sólo pro-tempore. . un carácter condicionado y. ciertamente. generalmente emanadas de una asamblea constituyente (Linz. la acumulación de experiencias y la política comparada intentan —hasta ahora con relativo éxito— limitar el impacto de la incertidumbre y aconsejar sobre la mejor elección posible dadas unas constantes generales. los líderes de todo proceso de transición actúan bajo la presión del tiempo. no puede ir más allá de ciertos límites. Las diferentes fases del proceso de transición —colapso. el desafío asumido por los líderes de un proceso de transición formulado desde la variable temporal puede expresarse como el encuentro de la “cadencia o ritmo” adecuado para ejecutar las transformaciones y las acciones exigidas por el proceso. Así. cuando se obtiene. temporal. o sea el tiempo del ser individual que se encuentra dominado por la brevedad y finitud de su existencia. Bajo esta perspectiva. efectivamente. lo es más todavía cuando se estudia la dinámica global de los procesos de cambio político. el factor tiempo marca la configuración de un proceso de transformación de régimen. 1990). junto al tiempo de larga duración coexiste el tiempo de corta duración. Por lo tanto. una rapidez o lentitud excesiva pueden desencadenar frustración y desencanto en la oposición. en consecuencia. Es sabido que la legitimidad en ese tipo de situaciones posee. duda. aunque relativamente flexible. y donde debemos ubicar la consideración del Timing Político. instauración y consolidación o recaída— poseen. Normalmente se les establece una fecha determinada para concluir el proceso de transición y suele verse con malos ojos cualquier intento de prolongar dicho período bajo la frecuente excusa de que aún no se han creado las estructuras e instituciones del nuevo régimen o.

Y ello acontece de manera constante más que fluctuante. graduales y a veces discontinuos” (Linz.Léxico para la nueva Comunicación Política 307 TIMINg POLÍTICO Únicamente de aquí emanará una plena legitimidad para el ejercicio del poder del gobierno en funciones o de la oposición. se considera que ningún gobierno puede estar democráticamente legitimado de manera indefinida. en las democracias estables. poseen una tendencia hacia procesos evolutivos graduales. constituye una variable fundamental para medir el grado real de democracia que poseen los procesos políticos. Así. en este sentido. el consenso del que nace debe de regenerarse con nuevas auscultaciones electorales. pues. lo cual indudablemente ocasiona frustración tanto entre electores como entre gobernantes. los períodos de gobierno cortos y fijos de gran parte de los regímenes presidenciales conllevan un negativo sentido de urgencia e impaciencia. para ello. En las democracias la autoridad de los gobernantes está limitada en el tiempo. los cambios introducidos suelen encontrar el ritmo apropiado. En efecto. el mandato otorgado es siempre restrictivo y. Si el tp es crucial en las transiciones democráticas no lo es menos en la práctica de la democracia. Linz destaca con particular énfasis la de incentivar la prudencia y promover una vía reformista más que una revolucionaria en el campo del cambio político. Linz parte de la convicción de que los gobiernos democráticos a largo plazo nunca podrán ser reaccionarios o rígidamente conservadores. precisamente. . “parece requerir que éstos sean acumulativos. en consecuencia. por las consecuencias que desencadena. los períodos breves inducen normalmente a la tentación opositora de bloquear al gobierno en espera de recuperar el poder lo antes posible. el hecho de que la no reelección en la mayoría de las democracias presidenciales provoca casi siempre algún tipo de cambio abrupto en las políticas gubernamentales. así como impulsa la estrategia gubernamental de ampliación del mandato aunque esto ocurra más bien en los regímenes parlamentarios. Ciertamente. No puede ser de otra manera. moderados y seculares de cambio político. La dinámica política impone en los actores políticos la consideración del tiempo de manera constante y en un primer plano. la limitación temporal en los regímenes democráticos genera innegables ventajas. Sin embargo. Entre las principales desventajas reseñadas por Linz (1994) destacan: primero. Por el contrario. y ello priva al electorado de la opción de la continuidad. por su duración limitada. y ese aspecto transitorio de los gobiernos democráticos es algo a la vez ventajoso y desventajoso. Un aspecto final de la cuestión de la limitación temporal del ejercicio del poder surge de la pregunta: ¿cuál es el tiempo ideal entre elección y elección en un régimen democrático? Al formular dicha cuestión. En segundo lugar. la democracia favorece los cambios y. y muy relacionado con el punto anterior. De hecho. En tercer lugar. pues el momento en que tiene lugar un acontecimiento determina inexorablemente su desenlace. argumenta Linz. Las democracias. 1992). pues la democracia se comprende en esta perspectiva como un proceso inherentemente competitivo donde el gobierno se define.

La política práctica e inmediata no puede dejar de prescindir de él. En el plano de la corta duración. el factor temporal juega dos roles fundamentales en los procesos de cambio político. Así. social. no hay una respuesta última a esa cuestión. dos naciones con diferente nivel de desarrollo económico y de cultura política. en tal sentido. la realización específica de una de esas posibilidades. pueda preparar y aprobar la legislación correspondiente. el tiempo se manifiesta como el marco englobante en el cual se interrelacionan y maduran los elementos fundamentales de las estructuras sociohistóricas. el tiempo se vuelve el elemento donde se juega la eficacia —éxito o fracaso— de la acción política. Desde su concepción estructural. Naturalmente. mientras que los períodos cortos maximizan representatividad a costa de la eficacia del gobierno. Pero. Las decisiones deben tomarse en el momento oportuno para alcanzar el efecto deseado. En consecuencia. se trata de una pregunta de difícil respuesta. pero sacrifican representatividad. Así. haciendo las correcciones necesarias. el impulso de un proceso de liberalización política conducido oportunamente puede reequilibrar los consensos en el interior del grupo dominante de . es decir. determina y configura el abanico de posibilidades estructurales del cambio. la toma de decisiones políticas se encuentra íntimamente vinculada con la consideración del factor temporal. De esta suerte. Será entonces la habilidad o la sensibilidad de los actores para encontrar el momento oportuno para la acción correcta lo que definirá la realización o frustración de un determinado curso de acción. El Timing Político se vuelve así el elemento en donde se juega el éxito o el fracaso de las decisiones más allá del contenido objetivo que externen. podrían transitar en un período más o menos simultáneo de una régimen autoritario a uno democrático. por ejemplo. Sin embargo. político y cultural de una determinada nación adquiere su identidad propia a partir de las posibilidades creadas por su particular desarrollo procesual. define en virtud de la elección de los actores políticos. el desarrollo económico. esté en condiciones de implementar las políticas y observar los resultados de las mismas. y que gozan de distinta atención e interés por parte de la comunidad internacional. En consecuencia. Por una parte. por ejemplo. Así. sólo la sociedad más desarrollada tendría mejores perspectivas para consolidar y mantener ese proceso de transición. Tanto períodos largos como períodos cortos ofrecen al mismo tiempo ventajas y desventajas. los períodos largos maximizan la eficacia gubernamental. Elementos a considerar En síntesis. por ejemplo.Léxico para la nueva Comunicación Política 308 TIMINg POLÍTICO En consecuencia. por otra. pueda formular las políticas básicas a seguir. indudablemente. y pueda preparar la nueva elección y la campaña electoral. una misma acción tendrá un impacto muy diferente si ha sido ejecutada o no de manera oportuna. su propio tiempo interno. mientras que. a su vez. no cabe duda de que la duración del intervalo debe ser tal que el gobierno pueda familiarizarse con los problemas de su agenda de acción pública y con la actividad gubernamental. el tiempo se transforma en un recurso de importancia decisiva con el que cuentan los actores políticos en todo momento. El desarrollo se gesta y articula históricamente y manifiesta.

sin la apertura al futuro de un elenco de posibilidades concretas. un estallido revolucionario. 25 de septiembre. y ese aspecto transitorio de los gobiernos democráticos es algo a la vez ventajoso y desventajoso. los estudiosos del cambio político han tendido en los últimos tiempos a reformular sus aproximaciones no más en términos deterministas. uca Editores. Sin duda vivimos en una época en que el desarrollo histórico parece configurarse cada vez de manera más clara como un único proceso de alcance universal. Grijalbo\Enlace. . México. Cansino. La Jornada Semanal. Por lo demás. Los métodos de la historia. En las democracias la autoridad de los gobernantes está limitada en el tiempo. la mayor parte de los especialistas parecen más o menos convencidos de que su objeto de estudio es parcialmente causal. les los procesos de cambio político)”. La historia y las ciencias sociales. Braudel. que se enriquecen a cada paso de hechos nuevos y que desplazan a otros. En la actualidad. 41. 164. (1993). pp. (1996). Cansino. S. México. “Pensar la transición”. parcialmente probabilista y parcialmente abierto o. 2. núm. (1986). Naturalmente. a pesar de poseer una lógica de comportamiento interna propia. F. C. (1990). Cardoso. mientras que su endurecimiento puede provocar su división interna. no puede pensarse. por ejemplo. Ellacuría. (1994). en procesos de transición a la democracia. y H. C. vol. 5. San Salvador. sin la acción concreta de los actores políticos tampoco puede pensarse en la realización particular de una posibilidad determinada. A su vez. Alianza. 276. su complejidad inherente nos indica que de momento estamos todavía lejos de poder integrarla plenamente en un modelo interpretativo del cambio político de aspiraciones explicativas universales. México. 39-42. Sin embargo. se trata de planos temporales diferentes. finalmente. C. “El libro del futuro está más abierto que nunca”. Pérez Brignoli (1977). Journal of Theoretical Politics. Paidós. (1994).F. ya que los procesos son en sí mismos diferentes. I. “On Time and Comparative Research”. el fortalecimiento de la oposición y. núm. Huntington. Aún así. 131-167. S. De ahí la importancia que adquiere la consideración de la variable temporal. ambos tipos de temporalidad se encuentran íntimamente interrelacionados. pp. sino probabilistas. producto del desarrollo procesual de las capacidades de una determinada estructura histórica. “Tiempo largo y tiempo corto (Elementos para el estudio de la dimensión tempora- estudio del cambio político todavía debe concentrarse sobre las particularidades específicas de cada proceso particular. debido a la naturaleza abierta e irresoluble de los procesos de transición y de consolidación. Filosofía de la realidad histórica. En efecto. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales. para decirlo con Sartori (1993). el Bibliografía Bartolini. por las consecuencias que desencadena. núm. Madrid. La tercera ola.Léxico para la nueva Comunicación Política 309 TIMINg POLÍTICO un régimen no democrático. 7-45. Buenos Aires. pp. Más aún. vol.

“Change and Continuity in the Nature of Contemporary Democracies”. Alianza. México. A. Reexamining Democracy. núm. Instituto de Estudios para la Transición Democrática. Linz. Revue Francaise de Science Politique. Time & Society. G. París. Alianza/conaculta. 44. Cambridge. en Maier. Cambridge. J. America and Post-Communism. El factor tiempo en un cambio de régimen. J. Cambridge University Press. Madrid. (1989). (1994). pp. Changing Boundaries of the Political.Léxico para la nueva Comunicación Política 310 TIMINg POLÍTICO Linz. Sage Publications. “The Politics of Time: Changing Paradigms of Collective Time in the Modern Era”. Maier.). Democracy and the Market. vol.). 2. Santiso. 6. Londres. Miller. Essays in honour of Seymour Martin Lipset. C. Sartori. C. J. México. Przeworski. D. (1991). Baltimore. 2. Problems of Democratic Transition and Consolidation: Southern Europe. en Marks. La democracia después del comunismo. “Political Time: The Problem of Time and Chance”. (1990). Stepan (1995). pp. 1079-1085. (1993). núm. John Hopkins University Press. Linz. G. Diamond (eds. “À la recherche des temporalités de la democratisation”. La quiebra de las democracias. (ed. (1993). 179-198. y A. y L. J. (1994). J. vol. Linz.  César Cansino y Samuel Schmidt . (1992). diciembre. Cambridge University Press.

Movilidad política. Legitimidad. adherente. Es decir. Partidos políticos. como ser postulado como candidato a un cargo de elección popular u ocupar un puesto de dirección en su nuevo partido. el tp es más frecuente en sociedades con poca tradición democrática. aunque también puede ocurrir en democracias maduras. “trapecismo político”. . 1996). el tp tiene un elemento de oportunismo y pragmatismo nacido de un cálculo individual por La expresión Transfuguismo Político es un adjetivo que suele emplearse popularmente para señalar y descalificar a ese tipo de políticos por carecer de principios y valores sólidos y moverse oportunistamente de un partido a otro. Como fenómeno presente en muchas democracias. Credibilidad. el tp también ha sido objeto de análisis de las ciencias sociales. es un adjetivo que suele emplearse popularmente para señalar y descalificar a ese tipo de políticos por carecer de principios y valores sólidos y moverse oportunistamente de un partido a otro. debe incorporar al menos un elemento: que el político que abandona un partido para integrarse a otro lo hace en la perspectiva de obtener un beneficio personal. Según este mismo estudio. En ese ámbito de referencia más popular que científico. En uno de los escasos ensayos dedicados al tema se define como “la acción de un militante. aunque con poco éxito.Léxico para la nueva Comunicación Política 311 28 Transfuguismo Político Palabras clave Oportunismo político. al tp también se le conoce como “malabarismo político”. simpatizante o miembro de un partido político de abandonarlo para incorporarse a otro” (Renieu Vilamala. Sin embargo. cuestiones que en su antigua organización quizá estaban fuera de su alcance. porque si el tp ha de responder a las características con las que suele asociarse popularmente. expresiones igualmente sarcásticas para referirse a una práctica mal vista socialmente aunque cada vez más frecuente entre los políticos profesionales. Definición La expresión Transfuguismo Político (en adelante tp) más que un concepto especializado acuñado por las ciencias sociales para referirse al fenómeno del paso o el tránsito inmoderado de actores políticos de un partido a otro por razones pragmáticas o por convenir a sus intereses. Liderazgo. “chapulinismo”. esta definición es imprecisa.

pero no toda movilidad política supone tp. el tp no sólo ofende la inteligencia de los ciudadanos por su carga de cinismo inherente. o sea constituye una variable interviniente en. por muchas otras razones. sus intereses. y muchas veces son la simiente de cambios políticos de mayor envergadura. Sin embargo. ha surgido recientemente en varios países una corriente de opinión favorable a que se legisle en la materia para poner algún tipo de frenos o controles a esta práctica. etcétera. los de la movilidad política pueden ser también ideológicos y/o estratégicos. todo tp supone movilidad política. donde los saltos de posición de actores políticos o con capacidad de influir en los ámbitos de poder modifican o alteran la correlación de fuerzas. no debe confundirse el tp con la noción más general de “movilidad política”. Por ello. el tp involucra a partidos políticos (los exportadores y los receptores de los tránsfugas) y. Es decir. pragmáticos y oportunistas. el Transfuguismo Político es una práctica exclusiva de regímenes democráticos más o menos maduros. 2002). no obstante tratarse de decisiones individuales. otra corriente de opinión sostiene que pretender legislar el tp es tan pernicioso para la democracia como el tp en sí mismo. tendencias ya de por sí alarmantes desde hace tiempo en las democracias modernas. como dijimos. Es lo que en las ciencias sociales se conoce como “consecuencias no intencionadas de las acciones individuales” (Colomer. consideran que sólo se puede normar el . por cuanto sólo en situaciones de pluralismo y competencia cobran sentido los cambios interesados de filiación partidista. En suma. se da en el contexto de una democracia. Así que mientras los móviles del tránsfuga siempre son personales. un concepto mucho más empleado por la ciencia política para referirse al paso de actores políticos y sus respectivos recursos (ya sea económicos. por lo que siempre tiene consecuencias institucionales o culturales. parte del tránsfuga según el cual podrá mejorar su estatus. Por lo demás. en un ejercicio donde las convicciones o la congruencia ideológica del implicado es lo que menos importa. Mientras que la movilidad política suele ser consustancial a regímenes en crisis o en transición. coaliciones. sus posiciones. por ejemplo. Ahora bien. presionando por pactos o acuerdos inéditos. por cuanto sólo en situaciones de pluralismo y competencia cobran sentido los cambios interesados de filiación partidista. coercitivos o de influencia) desde ciertas posiciones de poder. sus privilegios. un crecimiento incontrolable del fenómeno del tp tiene muchas veces el efecto perverso de contribuir al descrédito de la clase política en general y de desalentar la participación política de los electores en las urnas. el tp es una práctica exclusiva de regímenes democráticos más o menos maduros. Así. sino que vulnera a las instituciones políticas por la inconsistencia ideológica de quienes ejercen roles de autoridad en las mismas. De hecho. por ejemplo. procesos de crisis de un régimen autoritario o de transición democrática. Más aún. grupos de influencia o partidos políticos hacia otros distintos (Cansino. pero no toda movilidad política supone Transfuguismo Político Por lo demás.Léxico para la nueva Comunicación Política 312 TRaNSFUgUISMO POLÍTICO Todo Transfuguismo Político supone movilidad política. 1990). En virtud de ello. el concepto de “movilidad política” suele emplearse para describir este tipo de movimientos como jugadas estratégicas con el objetivo de minar un régimen o impulsar cambios en o del mismo.

el que rompe con la élite gobernante para pasar a la oposición o a la disidencia busca exhibir al régimen en sus contradicciones e impulsar cambios que considera necesarios. pues éste depende de muchos otros factores e imponderables. lo cual nos coloca en disyuntivas simplemente improcedentes (Cansino. ¿debe o no legislarse en la materia? Razones y consecuencias del transfuguismo político Si el tp es el paso o tránsito inmoderado de personajes políticos de un partido a otro por razones pragmáticas o por convenir a sus intereses personales. Más específicamente. ya sea al partido o a la coalición de origen. De hecho. Obviamente. ¿puede