Está en la página 1de 14

HACIA LA DECONSTRUCCIÓN. ALEGORÍA Y MESIANISMO EN EL DISCURSO: DE BENJAMIN A DERRIDA.

Silvia Anderlini El trabajo pretende mostrar que la alegoría, reinterpretada por Benjamin, al presentar una brecha irreductible entre significante y sentido, prefigura la consideración derridiana de la lectura como diferencia, interrupción y desvío. Benjamin contrapone la figura del símbolo, como expresión de una totalidad, a la figura de la alegoría, reinterpretándola como quiebra de la pretendida intemporalidad de lo simbólico. Entre la literalidad original del texto y su nuevo significado se abre así una diferencia irreductible, que impide clausurar el sentido de la alegoría. En esta perspectiva todo lo que la historia tiene de prematuro, de sufriente y de malogrado se resiste a quedar representado en el símbolo y en la armonía de la forma clásica, y sólo puede ser expresado alegóricamente. el mismo modo el mesianismo, como forma alegórica de la redención histórica, sólo puede ser expuesto como fragmentos o ruinas del lenguaje, en relación con la concepción fragmentaria de la cita textual de Benjamin. !ambi"n el mesianismo acontece en el discurso literario de la modernidad #$af%a, por ejemplo& como una forma alegórica de transmisión. En este contexto ya no importa su contenido de verdad, sino su transmisibilidad, es decir, su iterabilidad significante, su escritura y re'escritura infinitas, en consonancia con la propuesta deconstruccionista de la lectura. ()E*+,-( . /-0B+)+ . 0E/1(21/0+ . 13E,E241( ' E4+2/!,544162

!his paper aims at sho7ing that allegory, as reinterpreted by Bejamin, by presenting an irreducible gap bet7een significant and meaning, anticipates a erridian consideration of reading as difference, interruption and diversion. Benjamin contrasts the figure of the symbol 8as an a expression of a totality8 to the figure of allegory, reinterpreting it as a failure of the pretended atemporality of the symbol. Bet7een the original literal text and its ne7 meaning there opens an irreducible gap, 7hich prevents the closure of the meaning of the allegory. 3rom this perspective, everything 7hich is premature, suffering and ill'fated in history, is reluctant to be represented in the symbol and the harmony of the classic form, and can only be expressed allegorically. )i%e7ise, messianism, as an allegoric form of historical redemption, can only be exposed as fragments or ruins of the language, in relation to the fragmentary conception of Benjamin9s textual quote. 0essianism also ta%es place in literary discourse in modernity #$af%a, for example& as an allegoric form of transmission. 1n this context, the truth it contains is not important, but its transmissibility, i.e., its significant iterability,
octora en )etras 0odernas. 1nvestigadora con cargo del (rea )etras del 4entro de 1nvestigaciones 0aría /aleme de Burnichon, 524. ;rofesora !itular de <ermen"utica y 4rítica )iterarias, 3ac.de 3ilosofía y <umanidades, 544.
:

1

/u indagación de los dramaturgos barrocos alemanes del siglo LM11 tenía la intención de mostrar de qu" manera la alegoría era el modo a trav"s del cual el lenguaje de la 0odernidad podía expresar su tiempo como una "poca de desolación y de fragmentación. in consonance 7ith the deconstructionist proposal of reading. (l contrario. IJJIB :H& Kalter Benjamin contrapone la figura del símbolo. aunque en cada fragmento existiera una promesa de totalidad. 133E. pero con procedimientos contrarios. ())E*+.or eso no tiene que cuestionar el sensus litteralis.its infinite 7riting and re7riting. En este m"todo hermen"utico el vínculo con el pasado es superado por el surgimiento de una nueva intención.= ' /=0B+) ' 0E//1(21/0 . 0auri?io 3erraris destaca que “justamente al alegorizar opera una secularización mucho más intensa. dándole una nueva significación que no procede del mundo imaginario del texto. en contraposición al llamado método histórico gramatical.eter /?ondi los discrimina del siguiente modoB )a interpretación gramatical pretende encontrar y conservar el sentido literal de antaCo. reempla?ando su expresión verbal. ya en sus orígenes antiguos responde a la exigencia de adaptar a la mentalidad de una "poca más consciente los textos de la tradición. con el objetivo de dar a las fórmulas fijas un contenido nuevo y contemporáneo y así mantener la autoridad de los textos canónicos. que no es ya la del autor y su contexto espiritual. #/?ondi.E24E ' E4+2/!. desde el momento en que la autoridad del mito es subordinada a la actualidad del presente y a la intentio lectoris”. la alegoría consagra y acentDa la percepción 2 . #3erraris. el signo que se ha convertido en extraCo a lo largo del proceso histórico. a la figura de la alegoría.54!1+2 In!r"d#$$i%n esde la (ntig>edad surgieron dos maneras de abordar el problema de la distancia temporal con respecto a los textos cuyo sentido ya no era comprensible para el presente. como en la ex"gesis de <omero en la (ntig>edad. sino la intención del lector y el nuevo universo de sentido en el cual la obra transmitida es recontextuali?ada. ya que se basa en un sentido mDltiple de la escritura. :EEFB GH& )a ex"gesis alegórica o alegoresis por lo general ha desempeCado un papel fundamental en todas las religiones que disponen de escrituras sacrali?adas. por otro signo nuevo o acompaCándolo y explicándolo por uno nuevo en una glosa. como expresión de una totalidad. . El método alegórico. . que neutrali?a la distancia histórica entre lector y autor. 3rente a la reconstrucción del sentido del mundo por medio de la creación del espíritu en la obra de arte romántica. /i bien ilthey consideraba más racional y @científicoA el m"todo histórico'gramatical. esto es. /u función actuali?adora. sino del de su int"rprete. es más notable aDn que en la interpretación gramatical. tanto en la hermen"utica teológica del judaísmo y del cristianismo. (mbos m"todos intentaron resolver el problema del @envejecimientoA de los textos. la interpretación alegórica se enciende precisamente en el signo percibido como extraCo. reinterpretándola como quiebra de la pretendida intemporalidad de lo simbólico.

deduce que si la representación es la traducción est"tica del ti un cabalístico. de texto en texto. a la que luego sigue el ti un. ni presencia. que da expresión a la experiencia de lo sufriente. :EHNB NH. entonces la representación se considera como una especie de proceso de enmienda.ero lo que se está enmendando no puede tener significado. La ale&"r'a (e)i*ni$a en la C*+ala )a concepción básica del sistema luriano de la 4ábala moderna se desarrolla segDn tres principios fundamentalesB limitación. ni unidad. fase de destrucción. ni forma. de figura en figura.NE& <abermas tambi"n destaca la reinterpretación benjaminiana de la alegoría en relación con la críticaB )a alegoría. o al menos remite a la crítica. Benjamin tiende a interpretar la historia en clave alegórica. aqu"l es en sí mismo crítica. destrucción y reparación. de lo oprimido. dice Bloom.or ello concluye que la gran lección que la 4ábala puede enseCarle a la interpretación contemporánea consiste en que el significado de los textos del retardo es siempre un significado errante. . . Esta inversión. ( partir de esto <arold Bloom. sólo un monograma de la esencia. no la esencia misma tras su máscara”:. 0ientras que este Dltimo necesita de una crítica ideológica para ser descifrado y superado. la reconciliación y la plenitud. (l zimzum #auto' contracción de ios en el origen& le sigue el proceso de la @rotura de los vasosA #shevira elim&. En relación a esto . .icardo 3orster #IJJE& observa que la visión de los dramaturgos del barroco ante las ruinas de la propia Edad 0edia se vuelve una imagen alegórica de la retirada de ios. que ha dedicado una obra exclusivamente a la cábala en su relación con la crítica. como lo expresa <abermasB Benjamin nos advierte que todo lo que la historia tiene desde el principio de prematuro. OJN& El drama barroco se mueve en torno a la alegoría en la medida en que ve en las ruinas el fundamento Dltimo de toda existencia. o fase de restitución. que parte de la temporalidad histórica. de lo irreconciliado y de lo malogrado. #<abermas. dentro de un texto. tal como los judíos del retardo fueron un pueblo erranteB Ma errante el significado. y. tal como lo entendiera Benjamin. y que contribuye a reinterpretar el mesianismo como forma alegórica de la redención histórica. #<abermas. hace que en la alegoría la imagen sea sólo “una firma. se opone a un arte simbólico que simula y anticipa positivamente la felicidad. :EHNB OJO.ues las alegorías son en el terreno del pensamiento lo que las ruinas en el reino de las cosas. a la experiencia de lo negativo. aspecto desarrollado por la 4ábala luriánica en el siglo LM1I. . espu"s del exilio de 3 . de sufriente y de malogrado se resiste a quedar expresado en el símbolo y se cierra a la armonía de la forma clásica.histórica y fragmentaria de los significados textuales.resentar la historia universal como historia del sufrimiento es algo que sólo puede lograrlo la exposición alegórica. como la humana tribulación o el error. que sólo puede ser presentada o expuesta como fragmentos o ruinas del lenguaje.

en "l ángel de la historia' describe el sistema luriano como el proyecto divino que preside la 4reación y que puede imaginarse como un plan de conjunto en el que se inscriben. *alilea. :EEIB HI& /i bien una de las principales tesis de los cabalistas sostiene que el movimiento en el que la creación se reali?a puede interpretarse como un movimiento ling>ístico. Esta verdad desde un principio se revela en forma fragmentada. ios. el hombre y su universo ocupan un espacio del que ios se ha exiliado voluntariamente. de modo que cada ser humano es responsable. y sólo en un segundo momento la emanación luminosa divina creará al hombre primordial. desarrolla una concepción de la historia totalmente nueva con respecto a la que subyace en las enseCan?as mesiánicas del !almud. desde esta perspectiva. segDn 0os"s. considerado desde entonces como la expresión canónica de la visión del mundo de la 4ábala. )a aventura del sentido se desarrolla a trav"s de los innumerables destinos personales. de reali?ar en el mundo la parte de verdad que encarna. Este sistema. #4ohen. como tropo po"tico de limitación. con anterioridad a cualquier sabiduría. como sucede. intensificación que culminó en el mito de )uria segDn el cual la 4reación misma se convertía en exilio. en cierta forma. a finales del siglo LM1 por 1saac )uria. 4 . indica que el hori?onte original del sentido se nos ofrece a todos desde un principio. :EEEB :N&O )os cabalistas habían elaborado durante siglos la t"cnica de la interpretación alegórica antes de que Benjamin re'descubriera la alegoría como clave del conocimiento. en el simbolismo luriánico. :EEFB :FO& 0os"s . reciben el nombre de almas. las mDltiples facetas de una misma verdad. )a mística judía y ciertas categorías cabalísticas conllevan una fuerte vinculación con la historia. #Bloom. El acto primordial no es el de la revelación. <arold Bloom interpreta este lenguaje @creadorA como limitado. )a imagen de su ausencia se convierte así en una de las más grandes imágenes que jamás se hayan pensado para su presenciaB 0ás que un despliegue de la fuer?a creadora divina. Este t"rmino. crea desde su propio exilio. por ejemplo. en los conceptos de mesianismo y de redenciónB /on las aporías del mesianismo rabínico lo que trató de resolver el sistema cabalista elaborado en /afed. )a creación comien?a con un elemento en la propia identidad que se contrae en un punto primordial. sino el de la limitación. !zimtzum #contracción&. bajo el aspecto de lo humano. y su paisaje original es ya el de la dispersión del sentido. total presencia y total ausencia al mismo tiempo&. una carencia de sentido que impone por ello un exceso de interpretación y de escritura. #0os"s. ya que reconoce en "l una @carenciaA o defecto que se refleja en la propia identidad #la de ios. la 4ábala intensificó su visión del retardo. implica así una p"rdida progresiva de significado.EspaCa. su verdad es una verdad de principio desterrada de sí mismaP sólo así es posible dar paso a la 4reación. ios se retira de un punto para concentrase en "l. desde un principio. su diseminación en semas primordiales que.

se esfuer?an por reunir los fragmentos dispersos. una catástrofe original. Esta degradación de la m#stica en pol#tica.or ello la idea judía de mesianismo es. (sí como las derrotas históricas no pueden expresarse más que alegóricamente. a la reali?ación en el seno del mundo concreto del proyecto inicial de la 4reaciónB Este mito cósmico del Exilio y de la . la clave de la historia secreta de la humanidad. a la constelación histórica del exterminio de los judíos durante la /egunda *uerra y la sensación de que el sionismo. se niega a sí mismoB 5 . por la discontinuidad. esde el seno de este exilio. ( partir de esto es posible inferir que entre la historia visible de los (contecimientos #que se desarrolla en el !iempo& y la historia invisible de las (lmas #que se establece en el +rigen& opera un desfase o una distancia temporal que se procura restablecer mediante la alegor#a mesiánica.” #0óses.En la segunda fase de esta historia mítica del 4omien?o. las almas diseminadas en los confines del universo.orque lo que caracteri?a esta doctrina es que separa radicalmente la historia visible. la historia invisible que rige secretamente el destino de la humanidad. si el inter"s de /cholem por esta idea a partir de los aCos :ENN'NQ. la ruptura de los vasos. una aporía. cada cual a su medida. la imprevisibilidad. Este Dltimo es. #0os"s. aspiración a lo imposible. :EEFB :GJ& 1ncluso cabe preguntarse.edención nos da. . . tiende de forma irresistible hacia la .edención. de una evolución continua de las costumbres y de la civili?ación. en su esencia misma. y la contingenciaP sin embargo. en su fase de reali?ación política había traicionado las esperan?as utópicas en cuyo nombre apareció. )a idea mesiánica está íntimamente vinculada a la experiencia del fracasoB “$ara %cholem. En el mesianismo judío hay una exigencia de absoluto que ninguna realidad histórica podrá satisfacer jamás. porque en cuanto se reali?a. no estaría vinculado. como la reparación de una pérdida. estallan y se rompen en innumerables fragmentos dispersos en lo profundo del mundo material. en lo más profundo de sí mismo. segDn )uria. se desarrolla como un proceso continuo que.edención y de la legalidad que subyace a su progresión secreta. el estudio sistemático del mesianismo judío que entonces emprende. en la conciencia colectiva. aparece. como una promesa utópica destinada a compensar las desgracias actuales. que es la de las almas. se ven proyectadas al mundo de la materia en donde se hunden. para reconstruir la forma original y contribuir. como en la tradición talmDdica. :EEFB :FN& /in embargo 0óses aclara que este progreso invisible no debe confundirse con la tesis moderna de la 1lustración. como lo hace 0os"s. de la historia invisible. hace estallar el mundo primordial de la verdadB las mDltiples unidades de sentido #las almas& arrancadas a su paisaje comDn original. que es la de los acontecimientos. el mesianismo nace siempre de una frustración histórica. El desfase entre estos dos ritmos #el visible y el invisible& en realidad es lo que muestra el carácter absolutamente imprevisible de la . aunque tenga momentos de interrupción o de regresión. )a historia visible está marcada. del mismo modo es casi imposible no vincular al mesianismo con el fracaso. era para "l el signo de una contradicción inherente a la esencia misma del mesianismo. como una respuesta secreta.

establece su lenguaje en el vacío de esta diferencia temporal.Q 0ientras el símbolo postula la posibilidad de una identidad o una identificación. aunque dolorosamente. impide que el yo se identifique ilusoriamente con el no'yo. es lo que /cholem llama @la vida en suspensiónA. hacia otra gramatical. la alegoría designa primariamente una distancia con relación a su propio origen y. orientada al lenguaje. y no en el símbolo en su configuración en la crítica romántica. el mesianismo es un lugar de origen judío y por lo tanto puramente metafórico y sin fijación espacio'temporal. en su naturale?a misma. contra la intervención prematura en el desarrollo de la historia. precisamente en nombre de la exigencia de absoluto que pretende hacer realidad. Ale&"r'a. )a redención siempre es inminente.ara Benjamin. al renunciar a la nostalgia y al deseo de coincidencia.$i!a Es en la alegoría en su configuración barroca. aquel que ahora se reconoce total. tanto en su versión liberal como en su versión marxista. . como no'yo. 0arcelo Burello destaca que ha sido la heterog"nea producción de Benjamin y su multifac"tica personalidad lo que ha suscitado la progresiva imposición del concepto de mesianismo en la filosofía y el ensayismo durante la segunda mitad del siglo LL. orientada al mundo. donde se encuentra la penetración más clara en la constitución del lenguaje literario. enseguida resultaba ser ilusorio. por ejemplo. e ahí que la alegoría constituya un modo apropiado para la expresión de esta tensión. Esta espera permanente de un fin siempre esperado y a la ve? siempre postergado.aul de 0an. :EEFB :G:& /e encuentra tambi"n en la conciencia religiosa judía una experiencia del tiempo muy singularB el tiempo se percibe. )a propuesta benjaminiana de recuperar la alegoría frente al símbolo como clave de interpretación del drama barroco tiene un alcance mayor aDn en . quien ha querido recoger este análisis y hacerlo figura global del discurso literario de la modernidadB )a alegoría nombra el proceso retórico por el cual el texto literario se mueve desde una dirección fenom"nica. (sí. #0óses. e ahí que el mesianismo encuentre en la alegoría una vía fecunda de expresión.G 6 . porque "se parece ser el sentido más originario y aut"ntico del mesianismoB el pensamiento de los “derrotados por la historia” #Burello. IJ:JB GN&. como sucede en la obra de $af%a. )'(+"l" . desde donde repensar la idea de progreso. que se reconfigura tambi"n en el discurso literario de la modernidadN. Burello declara en este marco que Benjamin esgrime esta noción para oponerla a todas aquellas concepciones de la temporalidad humana que presuponen una lógica continua. cada ve? que parecía anunciarse. en la modalidad de la espera de lo absolutamente nuevo que se concibe como si pudiera acontecer en cualquier momento. pero si tuviera lugar sería inmediatamente cuestionada./e caracteri?a así por un aspecto trágicoB la tensión mesiánica del pueblo judío siempre lo ha hecho vivir a la espera de un cambio radical de la vida en la tierra que. Encontramos en la mística judía una tensión permanente contra la tentación de la impaciencia. como tensión que nunca se resuelve.

la alegoría estaría constituida por una distanciaB si el primero se caracteri?a por una presencia. /iguiendo la reflexión de *adamer en &erdad y 'étodo. !ambi"n la ironía estaría constituida por una distancia. El emblema que aparece en la alegoría es un fragmento de historia que recoge y construye un fragmento de naturale?aP pero carece de otro privilegio que el que el discurso le suministra y por lo tanto la vinculación orgánica con la naturale?a como fundamento de sentido se vuelve imposible. El signo alegórico refiere a otro signo que le precede. algo jamás alcan?able. se enla?an y se enfrentan las dimensiones de sentido y de referencia. recto. explicaría la supremacía del símbolo en la est"tica del s.e 0an parte de la distinción entre símbolo y alegoría y de la semejan?a o analogía que en ciertos aspectos encuentra entre esta Dltima y la ironía. a identificarse. como una imposibilidad de fijar un significado estable. de 0an constata que el atractivo del símbolo radicaría en que. el segundo por la remisión a un pasado inalcan?able.”F)os procesos de significación alegórica acaecen así como fragmentos en el lenguaje. o que la imagen coincidiría con su sustancia. Benjamin habla así del @mandamiento que ordena la destrucción de lo orgánico de forma tal que el verdadero significado que hab#a sido escrito y fijado pudiera ser recogido en pedazos. es decir. cercana a una homología entre ambos polos de la representación. 7 . /i el símbolo postula la posibilidad de la identidad. alegoría e ironía se caracteri?an por encarnarse en signos que siempre apuntan a algo diferente del sentido literal. con una diferencia sólo de extensión entre ambos #la ya seCalada de parte y todo&. en la alegoría sería una relación más bien irónica. al menos en la definición gadameriana que de 0an sigue. es decir. 1nterrupción. un poner en cuestión o un detener el tránsito de significados de la comunicación. una figuración necesaria. /i entendemos el lenguaje como sistema de signos que remiten a significados externos o internos. viene a ser una discontinuidad. la alegoría designa siempre la distancia en relación con su origen. la alegoría tendrá como categoría constitutiva el tiempo. Rstas son algunas de las notas que caracteri?an a la alegoría en la descripción demaniana. 0ientras que en el símbolo la relación entre significado y significante sería sinecdóquica. de parte y todo. parálisis del despla?amiento tropológico que. )a disrupción o discontinuidad entre significante y significado es el rasgo central de ambos conceptos bajo la descripción claramente semántica de . )a ironía demaniana consiste en esta disrupción. (sí pues. (mbas. es pertinente observar un despla?amiento tropológico en la constitución del propio lenguaje. Benjamin ya había insistido en que la alegoría destruye la ilusión de organicidad con la que el símbolo pretendía establecer el vínculo entre espíritu y naturale?a. remite a la infinitud de una totalidad. se infiere que en "l se produciría una identificación entre el significante y el significado. Esta perspectiva. L1L. frente a la alegoría. tal y como aparecen en su contraposición con el símbolo. en la que la que prevalece una concepción del arte donde la representación de la experiencia est"tica y la propia experiencia tenderían a coincidir. entendida como un decir siempre otra cosa distinta de la que se dice. y con el que no logra coincidir jamás. En el símbolo concebido de esta manera se produce una especie de coincidencia espacial entre representante y representado. El lenguaje mismo es una @cesuraA en la que se constituyen. en definitiva. al mundo o a la intención. 3rente a la coincidencia del símbolo. como una negatividad infinita y absoluta. en lo que respecta al símbolo.aul de 0an. /i el espacio es la categoría central del símbolo.

de otro orden. <abría una melancolía heroica que pudiera ser descrita con la bella imagen de (dornoB las lágrimas amargas en los ojos de un lector que trata arduamente de resolver un acertijo le proporcionan la óptica necesaria para descifrar en el texto del mundo las seCales de la redención. en la perspectiva benjaminiana. IJJ:B IJN&. si damos lugar a la diferencia y a la errancia.” #Bartra. . da vo? a la promesa teológica de redención del mundo y se transforma en un modelo de esperan?a. escapa a toda intención para entregarse a la celebración de su verdad. ( pesar de ser "l quien escribe.. el luto es un sentimiento que reanima el mundo vacío al colocarle una máscara.ero si se suspende la relación inmediata con el sentido. que es complementar la redención del hombre” #(rendt. cuando se presupone que dicho significado existe. como inservible. porque en ese sentido se las está liberando de su @labor monótona de la utilidad A. (hora es el alegorista quien le da significado. + qui?á lo que surge de una lectura es una @utilidadA diversa o diferente. Eso que el pasado ha descartado como inDtil. <annah (rendt seCala que Benjamin podía comprender la pasión del coleccionista con una actitud semejante a la del revolucionarioB “+oleccionar es la redención de las cosas. porque posee un sentido. emblemas y jerogl#ficos. al igual que la colección y que la cita. cuando se procura el significado de un texto. de naturaleza cuasicabal#stica. es lo que el presente puede y debe rescatarP y la descontextuali?ación. el mismo modo. simplemente.ens%y inspirado en un ensayo de (dorno sobre $ier%egaard. como seCala . su redención. se debe a esa alteridad. tiene algo de revolucionario. IJJQB :NJ& En realidad la alegoría. eso que escribe no procede de "l. para entregarse a 8 . a la manifestación de su belle?a. es el m"todo de este rescateB (rrancada de su contexto. en el acto de copiar. #Bartra. la palabra misma. no dice nada de la intención a la que en un principio debía responder. ya que tiene su origen en otro lugar y en otro tiempoP y. ya no dice nada de su supuesta utilidad originaria. = eso ocurre tambi"n con los libros. quien escribe un signo que transforma el objeto en algo distinto. IJJQB :OH& Benjamin encuentra en el luto la Dltima categoría revolucionaria. y en ello radica su esenciaB @(a máscara que le ponen al mundo los poetas y dramaturgos )en luto por el desamparo cósmico* está formada por un conjunto enigmático. y la cita sólo es posible si el presente es el tiempo de advenimiento de un pasado que reclama su consumación. es decir. la cita.or ejemplo. como expectativa mesiánica. que no tienen que ser totalmente leídos por un bibliófilo. la de la redención. la cita. (lgo similar sucede en el uso de la cita por parte de un escritor. como ha sugerido (dorno. entonces el texto ya no tiene que ser Dtil. el objeto deja de irradiar su propio sentido o significado. (l respecto seCala BartraB (unque Benjamin era consciente de las grandes limitaciones de la mirada melancólica de los dramaturgos barrocos. más aDn. entonces se experimenta la tranquilidad de que el texto es @DtilA. sino. en el teatro barroco alemán. @coleccionadosA. no dejó de comprender que la melancolía. (lgo ha de faltarle al pasado para que el presente pueda citarlo. alegor#as. de s#mbolos. (l morir. )a mirada melancólica despoja de vida a los objetos al transformarlos en alegorías. "l mismo.

Ale&"r'a . pura comunicación. haciendo impensable un origen entendido como comien?o del texto. a su desdoblamiento.ero en la repetición el original queda por siempre despla?ado. reunidas en torno a una narrativa lineal y homog"nea cuyo Dnico destinatario es el discurso de los vencedores. como ya habrá podido intuirse. no representa. y por lo tanto no es posible unificar su sentido. una diferencia irreductible. apunta a un origen que está desde siempre diferido. y entonces sólo puede entenderse como despla?amiento. la alegoría en cambio implica una brecha entre ambos. sino también una especie de destrucción. sino la diferencia la que hace posible la copia. +omo reproducción del original. El acto de citar constituye una tarea de demolición. su desv#o. es la continuidad y homogeneidad del tiempo. )a cita. El concepto de interrupción resulta clave para la crítica del tiempo histórico de BenjaminH. un origen que en sí mismo puede entenderse como deseoB deseo de su propia consumación. sino más bien presenta o expone. con la que se establece una brecha. que impide clausurar el sentido de la alegoría. Snicamente una diferencia al interior del original mismo podría dar lugar a su reproducción. en su relación inolvidable con el original. )o mismo cabe decir con respecto a la alegoría en su relación con su significación o interpretación originaria. como se desprende de sus !esis sobre el concepto de historia.esa celebración que es pura expresión. en su reconsideración benjaminiana y demaniana. sólo celebración de un original rescatado de su mudez. )a copia.” #4olling7ood'/elby. es necesario que se interrumpa o se suspenda la significación original del hori?onte de producción del textoB “$ero la cita no es. la cita pone en cuestión toda originalidad. al igual que la alegoría. En otras palabras. su linealidad. pone en cuestión. . )a copia del original es una especie de desdoblamiento. ya que el vínculo con el pasado se quiebra. /i el símbolo presenta cierta motivación #o analogía& entre significante y significado. dominado por las ilusiones de un progreso indefinido. )o que la cita reproduce 'o más bien rescata' es lo que en el propio original ha sido olvidado. su propia diferencia. :EEFB GF& 4itar un texto significa interrumpir el contexto al que pertenece. En realidad no es la copia la que da lugar a la diferencia. como advenimiento de un pasado que ha sido olvidado. más que de conservación. en lo que la distingue del original. :EEFB GH& )a copia hace que el original sea despla?ado a trav"s de la repetición. prefigura la interpretación 9 .ara que pueda surgir la nueva interpretación. lo que la copia. delata la diferencia radical que da lugar al original mismo. Es decir. y es superado por el hori?onte y la intencionalidad del presente.de$"n)!r#$$i%n En el marco hasta aquí desarrollado es posible sugerir que la alegoría. )a cita. de ahí su diferencia. #4olling7ood' /elby. con respecto al contexto original de su producción. . acusa en el original y en el origen una diferencia 'pone de manifiesto que la diferencia es el origen del origen. no es posible que se produ?ca plenamente una fusión de horizontes. como observa (gamben #IJJG&. )a significación alegórica varía en función de la diversidad de los contextos históricos. Entre la literalidad original del texto y el nuevo significado se abre una diferencia irreductible. deseo de asistir a su cita futura 'cita en la que fuga?mente habrá de recuperarseE.

está ya acordada de inicio. la mixtura de un hibridaje. distancia y desvío. 2o hay clausura en torno a un sentido privilegiado. /i bien para *adamer el valor de un texto está dado por la historia de los efectos. )eer errando es asumir un riesgo. en tanto indicio inquietante de la inagotabilidad del sentido en el gesto de la escritura que lo hace presente. cuya felicidad de interpretación no depende de su conformidad con un sentido acordado #por lo demás. conjetural&. sino más bien una experiencia de interrupción y de separación. 4on la radicali?ación efectuada por errida. y de este modo reconocer los límites de toda travesía hacia el sentido )a lectura deconstructiva se desli?a así en la superficie rugosa de los textos. de la mediación entre historia y verdad. 2o hay sentido escondido detrás de los signos. 5no de sus gestos constitutivos son las diversas modalidades de los injertos que se van tramando en su textura. errida a 10 . !oda interpretación. sino su transmisibilidad. aunque "ste resuelve esa brecha otorgando un sentido nuevo al significante original cuyo significado se ha vuelto opaco. lo que implica una variedad de interpretaciones en función de los diversos contextos históricos. que se ofrece como espacio de lectura y reproductibilidad. en el hori?onte de una hermen"utica del sentido. es porque no poseeremos jamás el contexto que lo define. IJJIB I:N& la lectura como interpretación es un proceso sin fin. o parte de una nota al pie de página y la trasplanta al centro de un discurso. errida aborda un texto desconocido o despla?ado y lo inserta en una textualidad mayor.ero si la escritura es “la huella muda de una tradición caduca” #3erraris. En varios de sus numerosos ensayos. una deriva perpetua. 2o es posible saber qu" cosa significa un texto transmitido por una tradición opaca. la estrategia deconstructiva muestra una inserción. homog"nea y sin grietas ni fisuras. basada en el presupuesto de que el texto tiene un sentido. /i no hay sentido verdadero de un texto. la relación con el texto no es el desafío de superar el malentendido de la distancia temporal. El lector en su errancia tiene la posibilidad de establecer cómo el texto se autodeconstruye. En la deconstrucción. se produce el corrimiento de la noción de lectura de las hermen"uticas instaurativas. sino por su felicidad en cuanto a sus efectos. garanti?ado por la continuidad de la transmisión histórica. /e pone "nfasis en la errancia. sino que se insiste en el retorno de lo mismo como otro. )a gramatología interpreta la tradición como un te. mientras que en la fusión de hori?ontes gadameriana no hay tanta alternativa para esta errancia del significado. la literalidad material del texto es su condición de posibilidad. )a deconstrucción se acerca así al m"todo alegórico. dice errida #:EH:&. sobre todo en sus primeras obras.deconstruccionista de la lectura como diferencia. reconocida como principal por la tradición. la marca de un desvío. por el contrario.to sin voz. onde el logocentrismo ha leído una superficie lisa. la diferencia es que los hace depender de la historia. Esta estrategia hace coincidir las operaciones de deconstrucción discursivas con los movimientos de lecturaTescritura que invierten la oposición centralTmarginal. porque la experiencia del texto supera dicho concepto tradicional de lectura. es decir. su reproductibilidad significante. una experiencia de errancia en la que no importa tanto el sentido verdadero del texto. que deja en suspenso al sentido. . )o que se lee es una cierta ilegibilidad. /i leer consiste en experimentar la inaccesibilidad del sentido.

/i la tradición transforma la sabiduría en la coherencia de una verdad transmisible. en la deconstrucción ni siquiera este valor está asegurado.el escrito/. En ese momento. de hecho. IJJHB QE& ( ello se debe el hecho de no reconocer hoy los desfases y desfiguraciones como un mero efecto de las operaciones de lo escrito. Benjamin observa que sin embargo $af%a intentó algo totalmente nuevo. la primera reevaluación de todos los valores se relaciona con la dimensión de las cargas. herramienta de una arroganciaP se libera de su valoración utilitaria para ser rescatada como valor. #4olling7ood'/elby. sobre todo el literario. en la gratuidad de su pura exposición.veces toma un elemento marginal en un texto #por ejemplo. se cuida que este elemento marginal. En la concepción de la @citaA de Benjamin ya encontramos huellas de esta lógica de la suplementariedad. cuestionando así el prejuicio de compleción de la hermen"utica de *adamer::.to y el transporte”. centralP pero. al que se ha atribuido una importancia central. El relato bíblico del Exodo muestra entonces el interrogante sobre si lo que tenía que ponerse en escena era aquí la aventura del transporte de la antigua humanidad. )a actividad de diferenciación debe considerarse entonces como un “fenómeno de transporte”. de ofrecer una magnitud de sentido inalcan?able. IJJHB GO&:I. como el resultado del @lazo entre el te. al sacrificar la verdad por aferrarse a la transmisibilidad. no se convierta en un nuevo centro. )o logró al reali?ar cambios decisivos en las parábolas tradicionales o al inventar nuevos relatos en el estilo tradicional. e tal manera. (l invertir la jerarquía. en la cual un pueblo entero se transforma en un bien mueble. la totalidad de las cosas deben ser reevaluadas desde el punto de vista de su transportabilidad. sólo queda la escritura como devenir de la diferenciaB En su descontextuali?ación la cita se ve liberada de la opresión avasalladora de una voluntad que en el clamor del uso silencia a la lengua y condena a la palabra a ser mero instrumento."gis ebray y a errida' que “si la -ltima palabra de la filosof#a empujada a sus márgenes hab#a sido . bajo el riesgo de tener que dejar atrás todo aquello que es demasiado pesado para portadores humanos. una nota a pie de página o un texto menor. :EEFB GF& /in embargo. . en cuanto vector errante de una significación sagradaB (l mito de la partida se asocia el mito de la movili?ación total. sino en un lugar de subversión de las distinciones establecidas:J. sino. por otro lado. (plica con ello lo que ha llamado la lógica de la suplementariedadB lo que se ha dejado a un margen por los int"rpretes anteriores puede ser importante precisamente por esas ra?ones que lo marginaron.eter /loterdij% seCala 'siguiendo a . más aDn. la palabra siguiente del pensamiento sólo pod#a ser .el medio/ 0médium1” #/loterdij%. se muestra que lo que anteriormente se ha creído marginal es. propiedad de otro y autoportante. )a posibilidad constitutiva del texto. hace que la errancia del lector tenga como destino final la incompletud. tal cual lo proclamó la deconstrucción. 1ncluso el hecho de que $af%a llegara hasta el fondo de este pasado poseía la peculiar dualidad de 11 . #/loterdij%. normalmente despreciado& y lo eleva a punto central de la obra. (l suspenderse la intención originaria de sentido.

las palabras son 22transportadas33.querer preservar y destruir al mismo tiempo. !aurus. sino su transmisibilidad. su iterabilidad. en el cual por cierto ya no importa su contenido de verdad. Barcelona.comTdocT:NNQ::QQTKalter'Benjamin')a')engua' el' Exilio #4onsultado el IITJQTIJ::&. el cual se ha retiradoP y la crisis del relato que refleja su obra. F':Q. El mesianismo es reinterpretado como una forma alegórica de transmisión en el discurso literario de la modernidad. Benjamin.scribd. 6na obra interdisciplinar para las ciencias humanas. !ambi"n para /cholem. de su hábitat normal. 22desviadas33.:O + sea. Bilbao. ni su sentido pasado ni presente. #:EEF& 4iccionario de 5ermenéutica. 0adrid. 4olling7ood'/elby Eli?abeth #:EEF& 7alter 8enjamin. de U. Barcelona.oger #IJJQ& "l duelo de los ángeles. !rotta. /e comporta como un veh#culo de transmisión de un sentido que en realidad no puede fijarse ni clausurarse jamás. GI'GG. sino más bien su transmisibilidad. nV IG. 4átedra. ( propósito del transporte y de la transmisión. Uonathan #:EHN& %obre la desconstrucción. experiencia en la que no importa tanto el contenido de verdad del texto. 5niversidad de eusto. Barcelona. y por ello desde allí sólo cabe el riesgo de la experiencia interminable e inconclusa de la lectura y de la escritura. “en la elocutio 0campo de las figuras1. simplemente. ni su intención. Bs (s. pp. . (sí como en el símbolo en su concepción romántica lo inexpresable es traído al lenguaje. tras su previa descontextuali?ación.evista $ensamiento de los +onfines. Bi+li"&ra. 34E. 0uCo? 0illanes. más que comunicar determinado sentido. *uadalquivir. la )ey representa en $af%a una metáfora de la idea de sentido. como en la cita benjaminiana. En la deconstrucción esta errancia del sentido es mucho más profunda.. *edisa. 22alejadas33”. +rti?'+s"s y . 0adrid. Barthes. Burello. <annah #IJJ:& 5ombres en tiempo de oscuridad.'a ((. y en ello consiste el fundamento de la alegoría.pone en una nueva o diferente presentación. Kalter #:EEJ& "l origen del drama barroco alemán. 4uller. tedio y melancol#a en el pensamiento moderno. transmite algo. 0onte (vila. <arold #:EEI& (a +ábala y la +r#tica. familiar” #Barthes. la historia secreta de las verdades originales #incluso cuando ya se han olvidado y se han vuelto @inDtilesA& se sigue relatando. 0arcelo #IJ:J& @0esianismo y BicentenarioB uso y abusoA en . (a lengua del e. Bartra. su escritura y su re'escritura infinitas. Bloom. )anceros. 0adrid. a trav"s de la literatura. e esta manera. es decir. !rad. . que sin embargo sigue testimoniando una forma de relatar la historia. irigido por (. Esther @1ntroducciónA a +ábala y deconstrucción. isponible enB httpBTT777. Bogotá. pp. (gamben. 4aracas. *iorgio #IJJG& "l tiempo que resta. 12 .ilio. sino que lo e. :EEJB :QG&. (?ul. más bien. (ocura sublime. la alegoría. +omentario a la carta a los romanos. 4ohen.oland #:EEJ& (a aventura semiológica.aidós.MM. una forma de transmisión. la imposibilidad de la tradición de la verdad. ya desde la (ntig>edad. . (rendt. 2o representa ya el sentido previo del texto.

3erraris. 4os episodios de la subjetividad. Barcelona. Eudeba.eter #:EEF& @1ntroducción a la hermen"utica literariaA. 0etales pesados. 4átedra. Uacques #:EHH& 'árgenes de la filosof#a. 0adrid.. 3orster. #!rad. !aurus. de . . Uacques #:EFQ& (a diseminación. 0adrid. 4e 7alter 8enjamin a $aul +elan. #!rad.ilio de la palabra. .eretti y 3errero& errida.eCalver& errida. /?ondi. . Wuadrata. Uacques #:EHQ& $osiciones. EnB Uos" omíngue? 4aparrós #4omp. errida.QE'FN. Uacques #:EF:& 4e la gramatolog#a.errida.re'textos.icardo #IJJE. *alende. 0"xico. 0adrid.de 4. /iglo LL1. Bs (s.ietzsche. 3orster. (rcoT)ibros. Uacques #:EH:& "spolones.b& (os hermeneutas de la noche. de +scar del Barco. Buenos (ires. 8enjamin. 0adrid. 3orster. /antiago de 4hile. /ígueme. <abermas. 3undamentos. 0auricio #IJJI& 5istoria de la 5ermenéutica. Malencia. 0ayo. .icardo #IJJE. 0artín& errida. Misor. Buenos (ires. !rotta. %cholem. 3ederico #IJJE& 7alter 8enjamin y la destrucción. U>rgen #:EHN& @El idealismo alemán de los filósofos judíos #:EG:&A en $erfiles filosófico*pol#ticos. Uacques #:EEI& 9las #Extractos& en :nthropos. !rad.a& 8enjamin.& 5ermenéutica. de U. 0óses /t"phane #:EEF& "l ángel de la historia. 4arlos #:EEJ& 5istoria del nombrar. . 0adrid. un egipcio.icardo #:EEE& "l e. !hiebaut. #!rad. *adamer. /alamanca. /uplemento 2V OI. 0adrid. pp. /iglo LL1. 6na introducción. N"!a) 13 . /loterdij%. (os estilos de .eter #IJJH& 4errida. Malencia. .re'textos. "l problema de la pirámide jud#a. 4átedra. 0adrid. pp. (morrortu. =osenz>eig. #!rad. . . <ans'*eorg #:EEI& &erdad y 'étodo <<.de . *on?ále? 0arín& errida. OQ'QF. Buenos (ires.

sino el “descubrimiento intuitivo de una racionalidad diferente” #0os"s. @. 1 .. renovada e inusitada en el siglo LM1. GO'FJ. 3ederico #IJJE& @ estrucción.. 0inneapolis. 4itado por !hiebaut.icardo 3orsterB @)a clave del pensamiento judío #de cierto pensamiento judío que se ha desplegado en conflicto con el tronco principal de la tradición talmDdico'rabínica& es precisamente esta idea de la nada como condición indispensable para que @la creación seaA. :EE:B GQ. )o que a /cholem le atraía de la 4ábala no era un universo irracional. de dirigir la atención no al gesto omnipotente de la creación e. 0os"s #:EEF& 4ap. 3orster. :EEF.Kalter Benjamin.. GH. 3 (l respecto. “saber secreto que tiene la virtualidad de situarse en medio de otros saberes de una manera subrepticia e inquietante. IJJHB GN& /loterdij% cita a . con la llamada @segunda 4ábalaA. "ssays in the =etoric of +ontemporary +riticism. pp. :EHNB :IQ. this :ufhebung also observes an opposite impulse 'to cancel the original by mimesis. of 0innesota . . 12 esde esta mirada. 4itado por !hiebaut. 0inneapolis. 6rsprung des deutschen !rauerspiels. Entre los muchos temas de la mística judía que ha estudiado /cholem. eja de ser monumento para ser documento #X& 4on un (bsoluto en caja. trasladarlo del medio de la piedra al del pergamino” #/loterdij%. :EHG. 2 El judaísmo místico encuentra en la 4ábala su mayor expresión. pp. . 13 4fr. y su lectura de los textos bíblicos como portadores de una forma de inteligibilidad específica. lo divino cambia de manosB de los arquitectos pasa a los archivistas. )a 4ábala tuvo su auge en la Edad 0edia y resurge con una fuer?a especial. #3orster. el sitio de donde se viene importa menos que el sitio a donde se va.ress. . seCala . el pueblo judío “logró transcodificar a 4ios.b& @El estado de excepciónB Kalter Benjamin y 4arl /chmitt como pensadores del riesgoA. un itinerario@ materiales para la historia del "terno en ?ccidenteB @En consecuencia. 8lindness and <nsigh. :EE:B GN. 5n juego donde el vacío del origen quiebra la egoc"ntrica figura del tiempo presente remitiendo siempre a una falta.A . que sin duda marcaron tambi"n la trayectoria intelectual de *..aul de 0an. 9 @But if the act of copying serves to redeem or raise the fallen language of the original into a ne7 #0essianic& light. esta :ufhebung tambi"n obedece a un impulso contrario 'cancelar el original mediante la mímesis. importan mucho más que el origen.aul de 0an. 4itado y traducido por 4olling7ood'/elby.. la tierra prometida.ero si bien el acto de copiar sirve para redimir o levantar e introducir al lenguaje caído del original en una nueva lu? #mesiánica&. 6rsprung des deutschen !rauerspiels. 4 /t"phane 0os"s ha establecido una relación primordial entre ciertas categorías cabalísticas y algunos aspectos de la crítica literaria al referirse a la utili?ación filosófica por parte de Benjamin de nociones teológicas como 4reación. interrupciónA. F @$af%a. sino hacia la revocación de ese exceso de ios. :EEFB :QH&. GH. 10 4fr. IJF. pp. /cholem. nihilo. la permanencia de una lógica de la interpretación que sabe desde el vamos que siempre deja un resto. :FF'IJI."gis ebray en 4ios. !he =esistance to !heory. G:'F:P y tambi"n *alende. a lo largo de una historia dotada de sentido y dirección. 6 . 0?rigen del drama barroco alemán1. FQ&. Eso es el judaísmoB la experiencia irrecusable de una deriva. 5 . 4fr. 4uller. segDn la define el 4iccionario de 5ermenéutica #p.. 8enjamin the scrivener. y la importancia que le concedía a los conceptos de doctrina y tradición. 7 Kalter Benjamin. pp. 5niv.ress. un ios bien guardado. o anticipo de compleción. 5niv. preside toda comprensión e implica que sólo es comprensible lo que constituye realmente una unidad de sentido acabada. p. :EE:B GQ. 4ierto judaísmo se planteó la exigencia impostergable de pensar ese (bismo. :EHG. NE'GN. ese otro que bloquea cualquier certe?a conclusivaA.evelación. 4itado por !hiebaut. of 0innesota . llamada tambi"n @cábala luriánicaA. los proyectos. pp. en este marco.ichard /ieburth. 8 /obre la noción de interrupción en Benjamin 4fr. continuum. p. vinculándose a tendencias gnósticas y esotéricas”.A #<bidB GN& Es decir que el destino. 11 Este presupuesto. 0?rigen del drama barroco alemán1.icardo #IJJE. 3reud y la crisis de la tradiciónA.edención. 4itado por !hiebaut. to erase it by repetition. :EE:B GO. *adamer #:EEI& @/obre el círculo de la comprensión #:EQE&A. pp. IE'OJ. segDn *adamer.GE. :EEEB O:&. borrarlo mediante la repeticiónA. el del mesianismo es sin embargo uno de los que aparecieron más tardíamente en su obra.