Está en la página 1de 10

La percepción de los sonidos musicales

Apuntes de "The Perception of Musical Tones" de R. A. Rasch y R. Plomp (198 ! Pu"licado en# "The Psycholo$y of Music"% &iana &eutsch% editora. Academic Press% 198 Traducción de Mart'n (arc'a

Atri"utos percepti)os de sonidos aislados
Altura
La altura es la propiedad más característica de los sonidos, tanto simples (sinusoidales) como complejos. Los sistemas de alturas se encuentran entre los más elaborados e intrincados jamás desarrollados tanto en la cultura occidental como no occidental. La altura tiene relación con la frecuencia de un sonido simple y con la frecuencia fundamental de un sonido complejo. La frecuencia de un sonido es una propiedad cuya producción puede a menudo controlarse, y se mantiene durante su propagación hacia los oídos del oyente. En lo que nos respecta, la altura puede describirse como un atributo unidimensional, es decir que todos los sonidos pueden ser ordenados a lo largo de una sola escala con respecto a la altura. Los e tremos de esta escala son gra!e (sonidos con frecuencia baja) y agudo (sonidos con frecuencia alta). " !eces, puede dificultarse la tarea de comparar la altura de dos sonidos distintos por factores tales como la diferencia tímbrica entre ellos o el componente de ruido en cada uno. #ay !arias escalas subjeti!as de altura$ %. La escala mel. &n sonido simple de %''' #( tiene una altura definida de %''' mels. La altura en mels de otros sonidos con otra frecuencia debe ser determinada por e perimentos de escalado comparati!o. &n sonido con una altura que dobla subjeti!amente a la de %''' #(, es de )''' mels* +altura media+ son ,'' mels, etc. -a que el significado subjeti!o de +altura el doble de aguda+ o +altura el doble de gra!e+ es in!ariablemente ambiguo, la escala mel es poco confiable. .o es frecuentemente utili(ada. ). La escala de altura musical (/ %, /0, es decir 1o %, 1o 0, etc.). Estas indicaciones son utili(ables tan solo en situaciones musicales. 2. La escala de frecuencia física en #(. En literatura sicoac3stica la altura de un sonido es a menudo indicado por su frecuencia o, en el caso de sonidos complejos, por su frecuencia fundamental. 1ado el tipo de correspondencia entre frecuencia y altura, la frecuencia es una indicación apro imada de nuestra percepción de altura. 1ebe notarse, sin embargo, que nuestra

Los !arios parciales de un sonido complejo son siempre presentados simultáneamente. 4onidos con frecuencias más altas son audibles pero sin una sensación definida de altura. 4onidos bajos en el rango de los %' a . La e istencia de la altura gra!e de un sonido complejo genera dos preguntas$ %) 5por qu6 el total de parciales de un sonido complejo es percibido como una sola altura7 )) 5por qu6 dicha altura es la propia de la frecuencia fundamental (primer parcial)7 La primera pregunta puede ser contestada haciendo referencia a la teoría de la 8estalt* una e plicación basada en dicha teoría puede ser formulada de la siguiente manera. El enmascaramiento tambi6n puede oscurecer . La percepción de la altura gra!e de los sonidos complejos puede ser clasificado dentro de la categoría de la +ley del destino com3n+. etc. la altura del primer parcial. Esta forma de percepción debe ser !ista como un proceso de aprendi(aje percepti!o. Los sonidos simples tienen alturas definidas que pueden ser indicadas por medio de su frecuencia. La periodicidad de un sonido complejo es la característica más constante en su composición. :odos los componentes indican una misma fuente y significado. el sonido complejo es caracteri(ado por una sola altura. Las amplitudes de los parciales son objeto de !ariación causada por la refle ión selecti!a. más o menos el rango de las fundamentales de las cuerdas de un piano o los tubos de un órgano. La transición de la percepción de las pulsaciones a una !erdadera sensación de altura. llamaremos a esta altura +altura gra!e+.''' #(. el pasaje a tra!6s de objetos. . La altura puede ser percibida luego de que algunos períodos de la onda sonora fueron e puestos al oído. absorción. En adelante.percepción opera más o menos de acuerdo a una escala de frecuencia logarítmica. La altura en su sentido musical tiene un rango de alrededor de )' a .o sería eficiente percibirlos separadamente. La sicología de la 8estalt ha formulado !arias leyes que describen la percepción de estímulos sensoriales complejos. . La sensación de altura en el caso de sonidos complejos es más difícil de entender que en el caso de los sonidos simples. de forma que percibirlos como unidad da una idea más simple del entorno que la percepción por separado. Estas frecuencias pueden ser!ir como frecuencias de referencia para las alturas de sonidos complejos.' #( pueden describirse como pulsaciones (rattling sound). en la práctica musical. es gradual. 1e todos modos. Los armónicos de un sonido complejo presentan +destino com3n+. La segunda pregunta tambi6n puede ser contestada con la ayuda de un proceso de aprendi(aje dirigido hacia la eficiencia percepti!a. Los primeros cinco a siete armónicos de un sonido complejo pueden ser distinguidos indi!idualmente si la atención del oyente es alertada sobre su posible presencia. "lgunos e perimentos han demostrado que la altura de un sonido complejo con una frecuencia fundamental f es algo más gra!e que la de una onda sinusoidal (sonido simple) con la misma frecuencia.os familiari(amos con los sonidos complejos de las se9ales del habla a una muy temprana edad (tanto de nuestra propia habla como de la de los demás).

a la !e(.'' #() depende de los parciales más altos. 4in embargo. /on esta teoría las obser!aciones de 4eebec> y 4chouten sobre los sonidos sin armónicos fundamentales podían ser e plicadas. La percepción de sonidos complejos puede ser !ista como un proceso de reconocimiento de modelos. Esta periodicidad no cambia si se quita un armónico. porque se encuentra en la región de dominio. La presencia de una serie completa de armónicos no es una condición necesaria para el 6 ito del proceso de reconocimiento de la altura. Los estímulos sonoros musicales efecti!os resultan a menudo incompletos cuando se comparan al sonido producido por la fuente (instrumento. Los seis juntos dan una altura de +)'' #(+ debido al peso relati!o de los parciales más altos. Los armónicos más altos se supone que simplemente influyen sobre el timbre de los sonidos. la percepción de la altura gra!e tambi6n ocurre cuando el primer armónico no está presente en el estímulo sonoro. la periodicidad del primer parcial del sonido. sin embargo.'' a )''' #(. En esta teoría. sin embargo. Esto ya había sido obser!ado por 4eebec> (%<0%) y puesto ante la atención de los sicoac3sticos modernos por 4chouten (%?2<). la altura deri!a de la periodicidad en forma de onda de los armónicos más altos del estímulo. 0'<. La altura gra!e de los sonidos complejos con frecuencias fundamentales gra!es (menos de . Estas obser!aciones lle!aron a 4chouten a formular la teoría de la periodicidad de la altura. 4upongamos que tenemos un sonido con parciales de )'0. el residuo. La altura gra!e de los sonidos con frecuencias fundamentales agudas es determinada por la fundamental. Los primeros tres parciales de forma aislada darían una altura de +)'0 #(+. E perimentos sobre la percepción sonora han apuntado a una región de domino para la percepción sonora. los sonidos complejos con fundamentales d6biles o ausentes son muy comunes. los que se encuentran en la región de dominio. @ás aun. !o(). <''. . La periodicidad. %''' y %)'' #(. careciendo de suficiente fuer(a como para afectar la altura. La literatura clásica sobre la percepción del sonido abunda en teorías basadas en la idea de !on #elmholt( (%<=2) de que la altura gra!e de un sonido complejo está basado en la fuer(a relati!a del armónico fundamental.osiblemente tome alg3n tiempo antes de que las preguntas sobre la altura gra!e de los sonidos complejos sean contestadas. Es concebible la e istencia de un proceso de aprendi(aje percepti!o que haga posible el reconocimiento de la periodicidad fundamental a partir de un n3mero limitado de parciales armónicos. &na forma de demostrar esto es trabajar con sonidos con parciales inarmónicos. Es suficiente que al menos un par de armónicos adyacentes est6n presentes para que pueda determinarse la periodicidad. los sonidos musicales son a menudo parcialmente enmascarados por otros sonidos. En la práctica. Las teorías de reconocimiento de modelos y su aplicación a la percepción de la altura gra!e son relati!amente recientes.ciertos parciales. Los parciales dentro de la región de dominio son los más influyentes con respecto a la altura. Estos sonidos pueden. . básicamente de . La periodicidad de un sonido complejo es. es un factor muy estable y constante de los sonidos complejos. poseer alturas gra!es muy claras. =%).

' #(. de forma tal que somos lle!ados a la idea de que debería estar por deducciones fomentadas por los estímulos anteriores. y debe dirigirse la atención del oyente hacia la región de la región de frecuencia de la fundamental mediante estímulos pre!ios. Esta fundamental puede ser usada como una apro imación de la sensación de altura del complejo inarmónico (fig. La posibilidad de esto 3ltimo tambi6n fue demostrada por #outgast (%?A=)* para esto es necesario cumplir con ciertas condiciones$ rellenar con ruido la región de frecuencia de la altura gra!e.. %A'' #(. El 3ltimo paso en la serie de e perimentos sería la altura gra!e e!ocada por un parcial.=) trabajó con cinco armónicos en la serie de dominio* 4chouten.'. es decir..4onidos con parciales inarmónicos se han usado con frecuencia en la in!estigación de la percepción sonora. %2''.2 #(.). 0). Estas condiciones crean una situación percepti!a en la cual no es cierto que la fundamental no está allí. %. %0. 1e Boer (%?.'. %%''. " tra!6s de este 3ltimo e perimento. un parcial para cada oído. %=. /onsideremos un sonido inarmónico con parciales de ?''. %0. los autores concluyeron que la altura gra!e es un proceso del sistema ner!ioso central. una relación se9alDruido bajo. %'0).'. %). . La serie armónica más cercana es <22.< y %==A #(.'. %).'. &na apro imación de la altura e!ocada por ellos es la fundamental de la serie armónica más cercana. . no ocasionado por el órgano sensiti!o perif6rico (los oídos). 4upongamos que tenemos un sonido con parciales de <. Este sonido tiene una altura ambigua. =. . figura 0 4i no todos los parciales de un sonido complejo son necesarios para percibir la altura gra!e$ 5qu6 cantidad es suficiente7 La siguiente serie de in!estigaciones e perimentales muestran un n3mero progresi!amente decreciente (fig.? #( (%2'' #( es el armónico A). A y < de un sonido complejo cuya fundamental es )'<.= #( (el parcial de %2'' #( es el armónico = en este caso) y otra con fundamental de %<. ya que son posibles dos apro imaciones de series armónicas$ una con fundamental de )%=. Citsma y /ardo(o (%?=)) con tres* 4moorenburg (%?A') con dos* #outsma y 8oldstein (%?A)) con uno más uno. la cual contiene los armónicos 0.''. %'.

a " continuación se tratarán los fenómenos percepti!os que ocurren como resultado de dos sonidos simultáneos* los sonidos que suenan simultáneamente los llamaremos sonidos primarios. . Atri"utos percepti)os de sonidos simult*neos A.figura . +atimientos y aspere.

si pueden ser percibidos por el oído. cuya intensidad depende de la relación de fase entre los dos sonidos primarios. con una frecuencia igual a la diferencia de frecuencia. . A).ueden distinguirse !arias condiciones dependiendo de la diferencia de frecuencia (fig. el resultado es una se9al con amplitud periódica y !ariaciones de frecuencia. lo cual ocurre si su frecuencia es menor a )' #(. <).figura A /onsideraremos primero el caso de dos sonidos simples simultáneos. 6stos se fusionan en un sonido. . Estas fluctuaciones de sonoridad son llamadas batimientos. y una amplitud que fluct3a lentamente con una frecuencia de batimiento de g D f #( (fig. 4i los dos sonidos primarios difieren en sus frecuencias. 4i los sonidos primarios tienen frecuencias iguales. Las !ariaciones de amplitud pueden ser considerables y resultar en una intensidad fluctuante y sonoridad percibida. La !ariación de amplitud es menor si los dos sonidos primarios tienen amplitudes diferentes. &n estímulo igual a la suma de dos sonidos simples con amplitudes iguales y frecuencias f y g$ p(t) E sen )Fft puede ser descripta como$ p(t) E ) cos )F %G) (g D f)t H ) cos )F %G) (g I f)t Esta es una se9al con una frecuencia que es el promedio de frecuencias primarias originales.

o se han hecho in!estigaciones sicoac3sticas sobre inter!alos desafinados de sonidos complejos. habrá armónicos que difieren algo en su frecuencia lo cual causará batimientos. sin embargo son percibidos como si lo estu!ieran* el oído no puede distinguir entre sonidos +reales+ (presentes en el estímulo) y aquellos que no lo son (diferenciales). El fenómeno de los diferenciales es más complicado de lo que puede describirse con una simple fórmula. Jn!estigaciones sicoac3sticas sobre sonidos diferenciales han mostrado que las alturas de los diferenciales coinciden con las frecuencias predichas por transmisión no lineal. Los diferenciales son sonidos simples que pueden ser anulados sumando un sonido simple +real+ con la misma frecuencia y amplitud pero con fase opuesta. +. En lugar de la sensación de sonoridad fluctuante. Los diferenciales no están presentes en la se9al sonora. 4i las frecuencias fundamentales de los sonidos de una octa!a o quinta difieren en algo de la relación teórica (%$). Estos sonidos aparecen en el oído como un producto de características de transmisión no lineal. . Estos batimientos juegan un rol muy importante en el proceso de afinación de los instrumentos. pero en gran medida las obser!aciones hechas con respecto a los sonidos simples. la correspondencia entre la amplitud relati!a predicha y la sonoridad subjeti!a medida no es nada perfecta. el oído ya no es capa( de seguir las rápidas fluctuaciones indi!idualmente. En la práctica musical.figura < /uando la diferencia de frecuencia es mayor de )' #(. . los batimientos pueden ocurrir cuando hay armónicos que no coinciden al tener inter!alos consonantes desafinados. se aplican para los complejos. hay una especie de pulsación llamada aspere(a. 4in embargo. )$2). -onidos diferenciales 1os sonidos simples a un ni!el de presión sonora relati!amente alta y con una diferencia de frecuencia no demasiado amplia puede dar lugar a la percepción de los llamados sonidos diferenciales.

figura %' El inter!alo más disonante ocurre con una separación de frecuencia de alrededor de un cuarto del ancho de banda crítica$ alrededor de )' #( en secciones de frecuencia gra!e. alrededor de 0L (algo menos de un semitono) en las regiones más agudas (fig. La separación de frecuencia de la tercera menor ()'L). . %%). En una situación auditi!a normal. sin que los sonidos interfieran unos con otros). 4i la separación de frecuencia es muy peque9a o grande (más que el ancho de banda.. El sonido agradable se llama consonante y el desagradable o áspero. no de la relación de frecuencia (o inter!alo musical). Los t6rminos consonancia y disonancia fueron usados en sentido percepti!o o sensorial* este aspecto ha sido llamado consonancia tonal o consonancia sensorial. disonante.. %'). La consonancia percepti!a de un inter!alo consistente de dos sonidos simples depende directamente de la diferencia de frecuencia entre los sonidos. quinta (. su significación musical no es muy alta." pesar de que los diferenciales fueron descubiertos por m3sicos en un conte to musical (:artini y 4orge en el siglo HKJJJ). tercera mayor (). lo cual debe distinguirse del concepto de consonancia en una situación musical. . cuarta (22L). "lgunos maestros de !iolín (siguiendo a :artini) los utili(aban como herramienta de control de afinación de inter!alos de dobles cuerdas. 4in embargo.ueden ser fácilmente e!ocados tocando sonidos fuertes en el registro alto en dos flautas o dobles cuerdas en el !iolín. La disonancia ocurre si la separación de frecuencia es menor que un ancho de banda (fig. su sonoridad es demasiado d6bil como para llamar la atención. si las . y en muchos casos aparecen enmascarados por los sonidos de los instrumentos más gra!es.'L). .onsonancia y disonancia El sonido simultáneo de !arios sonidos puede resultar agradable o desagradable. es generalmente suficiente para dar una combinación consonante de sonidos simples.L). etc. ambos sonidos juntos suenan consonantes.

4onidos con parciales espaciados. de forma tal que aun estos inter!alos causan un batimiento disonante. etc. . Jnter!alos con relaciones de frecuencia que puedan ser e presados en n3meros peque9os (digamos. La consonancia musical en la m3sica polifónica y armónica occidental está claramente basada en la consonancia percepti!a de sonidos complejos (armónicos).. y estos pares de parciales dan lugar a la disonancia. la separación de frecuencias de terceras (y e!entualmente tambi6n quintas) es menor al ancho de banda crítico. estos inter!alos consonantes no son usados en el registro de bajo en las composiciones musicales.frecuencias son gra!es.or esta ra(ón. por ejemplo el clarinete (toca solo los parciales impares) son más consonantes que los sonidos parciales muy juntos. 4i la relación de frecuencia es menos simple.arece que inter!alos con el n3mero A en sus proporciones de frecuencia (AG0. La consonancia de un inter!alo musical. figura %% La consonancia de los inter!alos entre sonidos complejos puede deri!arse de las consonancias de las combinaciones de sonidos simples contenidos en ellos. Jnter!alos con relaciones de frecuencia simples son consonantes* inter!alos con relaciones de frecuencia no simples serán disonantes. En estos casos la disonancia es el elemento aditi!o* la disonancia de todas las combinaciones de parciales !ecinos puede ser determinada y a9adida para alcan(ar la disonancia total (o la consonancia total) entre los sonidos. AG. habrá un n3mero de parciales de ambos sonidos que difieran sólo un poco en su frecuencia. . menos de =) son relati!amente consonantes porque los componentes más gra!es (los más importantes) de ambos sonidos están o muy separados o coinciden. . es altamente dependiente de la simplicidad de la relación de frecuencia.) están en el límite entre consonancia y disonancia. definido como la suma de dos sonidos complejos con una cierta relación en su frecuencia fundamental.