Está en la página 1de 1

COMENTARIO DE TEXTO: KARL MARX   TEMA: Análisis de la enajenación en el trabajo propia del modo de producción capitalista.

IDEAS PRINCIPALES: 1. La enajenación en el trabajo consiste en que el trabajo es externo al trabajador; en el no se siente ni feliz ni libre. 2. El trabajo no es voluntario pues solo es un medio para satisfacer las necesidades y supone auto-sacrificio y mortificación. 3. Dicho trabajo no pertenece al trabajador, sino al capitalista que posee los medios de producción, de esta manera el trabajador pertenece a otro. RELACIÓN ENTRE LAS IDEAS: El texto analiza la alienación del trabajo y expone sus rasgos; el trabajo es externo al trabajador y es forzado. En la 2ª parte, Marx prueba el carácter alienante del trabajo; en él, el trabajador pertenece a otro. EXPLICACIÓN DE LAS IDEAS: Para Marx producir es la actividad esencial de los seres humanos, lo que nos distingue de otras especies animales. El trabajo, como actividad productiva libre, es la actividad en la que el ser humano expresa su humanidad, su verdadera naturaleza. Sin embargo, en la sociedad industrial, el trabajador no controla el producto de su trabajo, pues este no le pertenece este deviene propiedad de otro. El objeto que el trabajador produce se enfrenta a el como un extraño, como un poder independiente del productor. El mismo sujeto productor, cuya actividad se halla objetivada en la cosa, se ve sometido a un proceso de cosificación, mediante el que el termina por ser considerado simplemente como cosa, como mercancía. El trabajo se convierte pues en una actividad alienada y alienante, pues los humanos producen objetos sobre los cuales ya no ejercen ningún control, que no ponen de manifiesto su humanidad, ya que no resultan de su libre actividad, sino de una actividad que es para otro, pues pertenece a quien les haya dado su salario. Es de esta manera por la cual el capitalista se apropia de la actividad de los demás, resultando para ellos una actividad enajenada, alienada. De la misma forma el producto se vuelve contra su creador pues provoca el enriquecimiento del capitalista y su poder sobre el proletraio, de esta manera la actividad productiva se convierte en una actividad realizada bajo dominación, coerción y el yugo de otro hombre. El amor y la confianza mutua se ven reemplazadas por el comercio y el intercambio de y como mercancías, pues se ven a los otros como trabajo asalariado. La explotación del trabajador se produce por partida doble; en primer lugar, el capitalista lo explota al apropiarse de la materia y de los medios de producción, asi como de la plusvalía producida por el trabajador; pero en segundo lugar lo explota como mercancía considerándolo un mero apéndice de la maquinaria. Derivando de estas alienación sale la social la política de las que su vez derivan otras formas de alienación ideológica ( religiosa y filosófica). VIGENCIA: La crisis económica que sufre Occidente ha vuelto a poner de moda el pensamiento de Marx. Para el historiador Hobsbawnm, la globalización es asombrosamente parecida al mundo anticipado en el Manifiesto comunista. Ha aparecido un nuevo elemento de catástrofe en el ciclo de la economía capitalista, por lo que hay que olvidarse de la s predicciones de Fukuyama sobre el fin de la historia. Por el contrario, Hobsbawnm, la visión de Marx del capitalismo como modalidad temporal no ha perdido vigencia y la lucha de clases continua.