Está en la página 1de 5

CONJETURAS ACERCA DE LA LITERATURA NACIONAL

El nacimiento del realismo social 1
Conocemos por Generación del 30 al grupo de intelectuales que destacaron en la producción literaria del Ecuador durante la primera mitad del siglo XX. Su obra se caracteriza por inscribirse dentro de una estética realista social1, que sin confundirse con el realismo del siglo XIX de origen europeo (francés especialmente) nació como una vanguardia artista en las postrimerías de

1

Entendemos por Realismo Social a una vanguardia artística semejante a las muchas que aparecieron en el período que comprende las dos guerras mundiales, tales como el dadaísmo, el surrealismo, el creacionismo, el expresionismo, etc. La principal diferencia del realismo social de vanguardia con el realismo decimonónico –escuela literaria- más allá de encontrarse en el marco circunstancial e histórico debe entenderse en la complejidad de la cultura que engendra estas dos manifestaciones de la estética literaria, que sin ser contrarias se deben interpretar como diferentes. El realismo decimonónico nace en oposición a los valores subjetivos del romanticismo en el momento mismo cuando las manifestaciones de la periferia –siguiendo el pensamiento de Walter Benjamin- del propio episteme dominante empiezan a surgir (parnasianismo y simbolismo). Es decir, que tanto realismo como romanticismo comparten un espacio temporal, lo cual explica la convivencia de los autores, pensemos en Víctor Hugo y Balzac por ejemplo. El realismo, por su parte, es en primera instancia una aspiración individual –del propio escritor- que en su afán de superar los errores del romanticismo pero ante todo de los valores románticos (el héroe, la soledad, la naturaleza, la muerte, el destino, el yo) se impone la necesidad de retratar un mundo objetivo, premisa que llevará a sus exponentes a la creación de personajes tan universales como Goriot o Julián Sorel. Parafraseando el axioma de Stendhal “la novela es un espejo que refleja el mundo”, valdría decir que la gran búsqueda del realismo fue el mundo en su extensión y en su profundidad real, pero ante todo, en sus contradicciones. Los personajes se mueven en la sociedad no guiados por un ideal como el nacionalismo o la fe, sino por el interés económico en procura del ascenso social o el deseo del individuo, los celos, los impulsos, etc. De ahí que los cuadros de pobreza, degeneración, enfermedad no sean simples estereotipos que enriquecieron la ficción, sino la puesta en evidencia de una conflictividad económica, política, social, histórica y cultural que arrastra el ser humana a sus más definitivos desafíos. A pesar de que coincide con la consolidación del capitalismo, el autor realista jamás se propuso denunciar al capitalismo pues este apenas estaba configurándose. El realismo consideró a la obra de arte un espejo de la realidad y al escritor en el revelador de la verdad. En cambio, el realismo social de vanguardia o realismo socialista nació en el siglo XX, conjuntamente con el proceso revolucionario de Rusia (1917) y propugnado luego por el Partido como estética oficial de la URSS (1935) para condenar al formalismo por su idealismo. Los máximos representantes de esta vanguardia son Gorki, Brench y Luckacs. De modo que este discurso narrativo –que no llegó a consolidarse como movimiento como el anteriormente descritotiene una epistemología dialéctica que se propuso representar la totalidad real de la vida, el compromiso social según lo cual el escribir equivale a actuar y la posibilidad de transformar la sociedad a través de la denuncia social. Sus personajes –por ejemplo- son colectivos, no llevan consigo la carga existencial de un individuo sino la carga histórica de una comunidad –razón que explica el poco desarrollo psicológico de los personajes, debido a que la intencionalidad del autor era la emergencia de contar la atroz verdad del mundo capitalista-. Su intención de objetividad se confunde con una ideología particular, sin por ello llegar a ser un problema.

1

Período de transición de un sistema pre-capitalista de producción a uno capitalismo agrario deficiente y subdesarrollado. Crisis política o de representación: la inestabilidad política que se evidenciará en los más de quince gobiernos esporádicos (entre Juntas Provisionales de Gobierno y Jefes Supremos) de demuestran la falta de un proyecto de dominación por parte de la clase dominante (burguesía comercial y bancaria en la Costa y terrateniente en la Sierra).) y con temas muy cercanos al proyecto de un Estado Nacional. etc. 3 Partiendo de la tesis de Fernando Tinajero. montubios. apropiándose de un lenguaje concreto (el habla del pueblo y los colores de su cultura indígena) y anunciando el ideal de igualdad social de su tiempo.con una apuesta político-ideológica: el socialismo. El surgimiento de una clase social antagónica a la burguesía: el proletariado. Se caracteriza por ser de carácter telúrico (regreso a la tierra). De modo que el realismo social se expresará en la mayoría de los países hermanos con Ecuador. económica. Crisis que se prolongará por varias décadas y que podemos caracterizar de la siguiente forma: Crisis económica: el modelo agro-exportador (cacao) no podrá reponerse a la depresión del sistema mundial (1929) sino hasta la década del cuarenta. La misma que se organiza en grupos anarquistas y socialistas para enfrentar la crisis del capitalismo atrasado (agrario-exportador) de la urbe del litoral. y la incapacidad de la 2 . Estética que comulgó –de igual forma. mestizos. 1917) pintaron la revolución mexicana. y que luego fue ratificada por Agustín Cueva. Diego Rivera y David Siqueiros) que junto a la obra de Mariano Azuela (Los de Abajo. Realidad que se explica por el pasado común que comparten los países de esta parte del continente. el realismo social nace de un encuentro de dos artes: la pintura con la literatura. y esto acentuará el atraso y el nivel de dependencia del país. presenta un análisis exhaustivo de la realidad objetiva. 2 Lo que ha ocurrido siempre en Ecuador pasa en Latinoamérica.la I Guerra Mundial. en México. Al menos. indios. pues es la masacre de los obreros guayaquileños lo que marca el nacimiento de una nueva etapa histórica en el país. sus personajes representan a grandes conglomerados humanos –que en el caso nuestro serán: cholos. podemos decir que en el 15 de noviembre de 1922 el Ecuador ingresa a la modernidad política. Por ejemplo. eso es lo que se evidencia por la influencia que el muralismo mexicano (José Orozco. por un lado. cultural y social.

Crisis cultural: la pérdida de hegemonía de la cultura oligárquica originará un serie de críticas que llegarán de varios ángulos. 1904) que encontramos el gran texto fundacional de nuestra literatura. Cumandá (Juan León Mera. que se cristaliza en la Guerra de los Cuatro días (1931) con el aparecimiento de un nuevo actor social: el subproletariado urbano –formado por las olas de migración-. 3 . 1929). el nacimiento del indigenismo (El indio ecuatoriano de Pío Jaramillo Ecuatoriano) y el anuncio del populismo. Intento que desembocará en el contrataque terrateniente. cuenta la historia y el drama de dos clases sociales –una en descomposición. 1879). Obra que a pesar de ser calificada por su autor como una novela de costumbres escuatorianas. Crisis que se prolongará hasta 1948. será la Revolución Juliana (9 de julio de 1925) protagonizada por la clase media (ejército). que traería consigo el populismo. otra en asenso-. 1863). Pero no será sino con A la costa (Luis A. y que registra el proceso histórico de modernización del Estado. La cosmovisión que cada corriente literaria trae consigo (el romanticismo francés – Chateaubriand y Víctor Hugo-. Fernando Tinajero sostiene que en el mismo año de 1922 confluyen tres hechos fundacionales para la primera mitad del siglo: el postmodernismo (Jorge Carrera Andrade y Gonzalo Escudero). Ambas. Martínez. tendencias europeas que luego de la Independencia serán asumidas por los escritores del país para representar la realidad. Si bien el 15 de noviembre de 1922 marca el ingreso del país a la contemporaneidad y el inicio de la movilización social.toma del poder por parte de un proyecto revolucionario en el país a pesar de que el PSE (Partido Socialista) fue uno de los primeros en fundarse en el continente. 4 Sin lugar a dudas entre los antecedentes del realismo social en el Ecuador encontramos al romanticismo y al costumbrismo. y que de una forma u otra compartieron un mismo espacio temporal comprendido entre la separación de la Gran Colombia (1830) y la Revolución Liberal (1895). la que tome el poder en nombre del proletariado con el objetivo de modernizar el Estado. incluido la literatura. el costumbrismo español –Mariano José de Larra y Mesonero Romanos-) se traducirá en textos fundacionales de la literatura republicana: La emancipada (Miguel Riofrío. Artículos de costumbres (José Modesto Espinoza. 1899) o Cosas de mi Tierra (José Antonio Campos. año en que Galo Plaza asume el poder amparado por la hegemonía norteamericana y una nueva economía de exportación (banano).

Mariano Azuela. Gorki. Abdón Ubidia afirma que la Generación del Treinta prefigura “el más coherente e importante grupo de escritores ecuatorianos –hasta la fecha-”. Humberto Salvador) dará paso a la década del 30. Rómulo Gallegos Vargas Vila. Zola. Alcides Arguedas. 4 . 1927) y Plata y Bronce (Fernando Chávez. Hecho que en palabras de Alejandro Moreano significa: <<el ingreso de los pueblos en el escenario de la historia universal para afirmar el derecho de América a vivir su propia vida y a crear su propia cultura . forma y tratamiento de los elementos que la conforman-. en donde la experimentación hecha por los escritores de vanguardia (Pablo Palacio. 1927). laico. anunciados con anterioridad. De acuerdo a Agustín Cueva los principales autores que influyeron a esta generación fueron: Maupassant. Con este libro inaugural nace el nuevo relato ecuatoriano y la generación del treinta. Para Agustín Cueva la inexistencia de una tradición novelística en el país explicará la marcada influencia que ejercerá sobre estos autores la Revolución Bolchevique. Un antes imbuido por el misticismo. Gide. Dos obras posteriores que anteceden al realismo son: Para matar al gusano (José Rafael Bustamante. Hugo Mayo. Theodore Dreiser y Sinclair Lewis. con una discursividad en búsqueda de lo autóctono y lo terrígeno (la visión del mundo del liberalismo progresista). Tolstoi. 5 Podemos considerar a la década del 20 como la “de las pequeñas realidades”. la “de las grandes realidades”. Thomas Mann. El libro de 24 cuentos Los que se van (1930) escrito por Joaquín Gallegos Lara. hasta llegar a concluir que “sin la visión marxista del mundo sería casi inconcebible el realismo ecuatoriano ”. 1912) La mala hora (Leopoldo Benítez Vinuesa. Enrique Gil Gílbert y Demetrio Aguilera Malta asombró por la radicalidad de su planteamiento estético y la unidad temática que consigue. son en este texto. Andreiev. Obras un tanto desconocidas en la actualidad. Razones suficientes para afirmar que los temas y valores y construcciones sociales a desentrañarse en el futuro.razón que la constituye en el antes y después del quehacer literario. y un después liberal. el escolasticismo y un carácter feudal de las obras –tanto en tema. lo que demostró que la vanguardia no pudo sostenerse porque no tenía un suelo sociocultural en el cual prosperar. desacralizado. Eustasio Rivera. Anatole France. Giovanni Verga. que a su manera supieron plasmar algunas inquietudes a tomarse con mayor fuerza por la siguiente generación. Ricardo Guiraldes. […] La pintura indigenista y la literatura social fueron los grandes movimientos de la fundación cultural del Ecuador>>. Horacio Quiroga. Romain Rolland. Barbusse.

 UBIDIA. la prostitución. y porque la conflictividad social desencadena siempre en acciones violentas. La interiorización nacional que realizan en su producción fue realmente avasalladora. etc. 5 . Abdón..se impuso con facilidad. la media. Todas estas obras unidas a un propósito común: incorporar a la cultura nacional realidades. machismo. la masturbación. Elementos que demuestran y corroboran que la producción literaria no sobresale por lo técnico o estético de una literatura concebida como pura. Literatura y sociedad en el Ecuador: 1920-1960. supersticiones. alevosías. y en fin la función de la sexualidad dentro de la norma cultural-.Frente a la cultura dominante caduca y anacrónica. repulsiva y exótica-. Las realidades del indio. Nunca antes ni después –hasta la década del noventa-. Agustín. del mestizo. Un siglo del relato ecuatoriano. del mestizo dentro de una nueva visión de la historia y de la sociedad. del montubio. Generación que escribe para denunciar y protestar (según el propio José de la Cuadra) y que crea una estética de la violencia –porque el ultraje cometido en contra del hombre no se limita únicamente a la explotación sino a reducirlo a una condición animal donde abundan asesinatos. Versión digital..y por haber impugnado toda la literatura anterior dominante. menospreciadas. una estética de lo horrible –porque la miseria es siempre fea. una estética de la otredad –porque el antropomorfismo de dios y de los elementos de la naturaleza se plasma en esa visión mágica (tierna y rebelde a la vez) que tienen los personajes sobre situaciones consideradas por la normalidad burguesa como abyectas: el incesto. Marco V. la nueva conciencia –nacida de una nueva clase social. hasta ese entonces y si me aventuro a decir hasta el momento. UNAM. FUENTES  CUEVA. del negro. sino por su expresividad –su afán de comunicación.. se había publicado tanto en Ecuador. Versión digital. del cholo. del subproletariado. Manotoa B.