Está en la página 1de 4

El Conocimiento

La filosofía, antes que un conjunto de doctrinas, es una actividad crítica. Empieza cuando a los “decires” (mythoi, en recia! se opone la “raz"n”. Con todo, es el inicio de la #poca moderna cuando se convierte en la disciplina filos"fica principal, al $rado de que suelen distin$uirse las corrientes filos"ficas se$%n las respuestas que da&an a sus pro&lemas' racionalismo o empirismo, idealismo o realismo, fundamentalismo o escepticismo. En las situaciones de habla más normales, en su significado o uso primario, los verbos de percepción tienen implicaciones epistémicas. Cuando atribuimos a alguien la percepción de algo, solemos asumir también que lo que es percibido existe, o es el caso, y que quien lo percibe lo sabe precisamente porque lo percibe. (i asumimos que el sentido com%n es aquel esquema conceptual implícito en el len$uaje ordinario, &ien podríamos car$ar a su cuenta la tesis de que la percepci"n es un medio adecuado de o&tener conocimiento. El pro&lema que concierne a los fil"sofos no es determinar los factores casuales que posi&ilitan la actividad sensorial )un pro&lema empírico, que concierne principalmente a los científicos) sino determinar si el resultado de esa actividad merece el honora&le título de conocimiento) un asunto epistemol"$ico. Las respuestas que los fil"sofos han dado al pro&lema epistemol"$ico de la percepci"n han estado siempre muy condicionadas por las respuestas que los científicos han dado a su pro&lema. El Desafío Escéptico *+u# es lo que perci&imos, *+u# es lo que podemos lle$ar a conocer mediante la percepci"n, En su aspecto positivo esa distinci"n entre cualidades primarias y secundarias venia a esta&lecer que las %nicas propiedades de los o&jetos físicos serían propiedades matem-ticas. Este ideal epistemol"$ico no deja de resultar i$ualmente lesivo para las pretensiones del sentido com%n respecto a la percepci"n. Conocemos al$o directamente si no s"lo estamos a&solutamente se$uros al respecto sino que, adem-s, esa se$uridad es inmediata, y no el producto de al$%n proceso psíquico de índole intelectual o de cualquier otra índole. Convertido el conocimiento intuitivo o directo en el ideal epistemol"$ico, las razones para adoptar una actitud esc#ptica respecto a las pretensiones del sentido com%n no nos van a faltar. (i la percepci"n nos suministra al$%n conocimiento de los o&jetos físicos situados en nuestro entorno, no ser- este conocimiento por antonomasia cuyas características aca&amos de e.poner. /odos ellos vienen a recordarnos la po&reza de la informaci"n que los "r$anos sensoriales nos suministran en contraste con la riqueza de la creencia cuyo ejercicio nos hace a&ri$ar. Decimos estar viendo nuestra mano pero, en realidad, estamos viendo sólo su dorso. unque qui!ás, para ser más estrictos, debiéramos decir que todo lo que realmente vemos es una mancha coloreada que tiene cierta forma y tama"o.

inco$nosci&les. por sí solo. no di$amos ya para diferentes. adem-s. a imponer a la filosof$a un ideal epistémico. lle$a a decir 7ant)resultarían impercepti&les. 0ero #stas.perimentadas y8o de senaciones posi&les. o para el tacto. las sensaciones constituían los aut#nticos elementos %ltimos de toda la realidad. (u car-cter efímero.istencia propia al$una fuera de nuestra conciencia o representaci"n de las mismas. como representaciones de cosas distintas de ellas mismas1 o como modos del pensamiento. sobre todo.istencia de sense*data imperci&idos. 5oore y 9usell o&serva que lo que diferencia&a los datos sensoriales de los o&jetos físicos era fundamentalmente su car-cter efímero y lo que podríamos llamar su undimensionalidad empírica' su ser o&jetos para la vista. La actividad perceptiva com%n a animales y a hom&res.(i cada sentido tiene su peculiar $ama de cualidades empíricas. como meros datos de conciencia. que pueblan el mundo f$sico. el e'ercicio de los sentidos. su reidentificaci"n. y la percepci"n en tanto que involucra conciencia de ideas. en la versi"n de 5ill. podría dar constancia de la multiplicidad de cualidades que caracterizan a los o&jetos físicos. etc1 pero nunca para varios de estos sentidos a la vez. 6e esta manera los cuerpos. o un conjunto de sensaciones efectivamente e. pueden ser consideradas de dos formas &ien diferentes' a la manera com%n. aunque pueda equivocarse al locali!ar éste en una parte de su cuerpo que ya no posee. todo lo que &usca&an defender era que . ni ne$ar la e. Como las sensaciones. es tanto que entidades e. puesto que tan &reve se suponía su duraci"n que no se considera&a posi&le para un mismo o&servador. En resumidas cuentas# la ciencia moderna viene a suponer una rectificación ontológica y.istentes fuera de nosotros. o para el oído. a su vez. &a percepción.istencia de o&jetos físicos o reducir los mismos a clases de datos sensoriales. 3ien podríamos tildar de fenomenistas. les otor$a&a el status de entidades privadas propio tam&i#n de aqu#llas. reidentificables y ob'etivas. no nos suministrar$a un conocimiento privilegiado. Loc2e ha&la&a de la sensaci"n como la fuente desde la que form-&amos nuestras ideas acerca de las cualidades de los cuerpos1 3er2eley ha&la&a indistintamente de ideas y sensaciones como las cosas que perci&imos1 4ume. los sense*data eran co$nosi&les de una manera directa e incorre$i&le. un conocimiento directo. (i nos limitamos a describir las imágenes o ideas que se presentan a nuestra conciencia sensorial estamos a salvo de cualquier equivocación. /odas las propiedades intui&les de los cuerpos no tendrían e. esto es. que cuestionan seriamente las presunciones del sentido com%n. quien toma&a prestada de 5ale&ranche mucha de su terminolo$ía.istencialmente independientes de la conciencia) en tanto que e. advertía e. de la existencia y propiedades de esas entidades persistentes. nin$uno. ya sean conce&idos #stos a la manera del sentido com%n o se$%n el punto de vista de la ciencia.plícitamente que &ajo el r"tulo $en#rico de impresi"n incluía las sensaciones. )uien ha sufrido la amputación de parte de su pierna gangrenada mantiene toda su autoridad para describir el dolor que experimenta. Los cuerpos no eran nada sino una unidad funcional de sensaciones. (in comprometerse con la e.

Es o&vio que cuando en la ocasi"n propicia aseveramos una de las oraciones o&servaconales quineanas.istencia podríamos. i$norar completamente.o ten$o nin$una raz"n para dudar de que realmente estoy viendo. Percepción e información . entre loas a:os cuarenta y sesenta. este ar$umento se apoya&a en la dependencia causal del estado del o&servador de las distintas apariencias. (i los juicios perceptivos so&re o&jetos físicos no se fundamentan en enunciados que descri&en nuestra e. Percepción y Holismo =unque para +uine el si$nificado estimulativo com%n de las oraciones ocasionales y o&servacionales. @a no s"lo ca&ría decir que #l y nosotros vemos lo mismo en el sentido de tener las mismas sensaciones en el m-s fuerte de ver las mismas entidades causalmente responsa&les de nuestras creencias perceptivas. justo a diez metros enfrente de mí. El ar$umento. a la vez que justificaría el ses$o empirista que se$%n #l sería razona&le e. 4ace un día claro. el conjunto de consideraciones que los fenomenistas es$rimían a favor de e. funcionaría como antídoto suficiente de este tipo de nihilismo epist#mico que es el relativismo radical.terno. la necesitan.periencias alucinatorias u oníricas. con este prop"sito. muchos fil"sofos se dedicaron. Es el mismo -r&ol que siempre he visto ahí. La mayoría de nuestras creencias perceptivas no tienen justificaci"n ni. las ilusorias y las e.istencia y de las propiedades de #stos esta&a en funci"n de nuestra conciencia de los datos sensoriales. (e desmenuz". (e$%n est.nuestro conocimiento de la e. que pueden presentar un o&jeto. *0or qu# de&ería dudar de que estoy viendo. para concluir que aquello de lo que somos conscientes en todos los casos no puede ser un o&jeto físico sino un sense*datum. *en qu# pueden fundamentarse. La respuesta es' en nada. La crítica del Fundamentalismo 0uestos &ajo sospecha. no todas ellas verídicas. podríamos a:adir. 0erci&ir es una manera inmediata de o&tener so&re nuestro entorno físico.nueva posici"n epistemol"$ica y sem-ntica. En lo esencial. .periencia sensorial. no forza&a a aceptar la tesis de que en todo acto perceptivo tenemos conciencia de un sense* datum.i$ir a cualquier teoría del conocimiento. 4e estado dando un paseo por el &arrio en el que vivo. como “> 5ira.aminar las credenciales de los sense*data y del modelo epistemol"$ico asumido por sus partidarios. a e. por consi$uiente. por lo dem-s. no pretendemos con ella descri&ir un patr"n retiniano cuya e. un -r&ol. un conejo?”. lo que nuestro interlocutor y nosotros compartiríamos no sería fundamentalmente un conjunto de sensaciones sino tam&i#n un conjunto &-sico de creencias perceptivas referidas al mundo e. y en la semejanza entre las apariencias verídicas. La certeza que acompa:a a mi descripci"n de lo que perci&o se &asa en mi confianza en mis "r$anos sensoriales y tam&i#n en mi competencia lin$<ística. el ar$umento de la ilusi"n. Las condiciones de o&servaci"n son "ptimas.istencia de los datos sensoriales. /odo es normal.

o de cate$orizaciones id#nticas que llevan a fijar creencias distintas. . el relativismo un pro&lema. La ventaja epistemol"$ica de la relaci"n informacional so&re la causal estri&a en lo que podríamos denominar la univocidad de la primera con respecto a la equivocidad de la se$unda. y las nuevas teorías alternativas que han ido sur$i#ndose han $estado por lo $eneral en el seno de una epistemolo$ía de corte holista.-sticos. El pro&lema es d"nde poner sus límites y c"mo matizarlo para hacerlo compati&le con el realismo. 6os sujetos perci&en lo mismo.=nte estas y otras dificultades propias de los enfoques causales y do.o sería.periencia perceptiva fuera com%n lo m-s pro&a&le es que se descri&iera de diferentes maneras por quienes dispusieran de recursos lin$<ísticos diferentes. Las críticas a las mismas.periencia perceptiva. &uena parte de los fil"sofos que simpatizan con los enfoques naturalistas apuestan hoy las teorías informacionales. incluso si la e.istan t#rminos equivalentes para referirse a ellas. 0or m-s que las cate$orías perceptivas fueran innatas. . La antropolo$ía y la historia de la ciencia suministran a mi entender suficientes casos de diferentes cate$orizaciones de la e. nada $arantiza que en cada len$uaje e. el mismo evento del mundo. so&re todo al fenomenismo en que ha&ían desem&ocado.periencias llevan informaci"n so&re #ste. si sus respectivas e. pues. 0or consi$uiente.