Está en la página 1de 2

X-37B, el dron espacial ultrasecreto que lleva 500 días en órbita

Por Miguel Artime | Astronomía para terrícolas – mié, 9 abr 2014

Hace unos 500 días, el Pentágono envió por segunda vez un dron al espacio montado sobre un cohete Atlas 5. La pequeña nave, cuya apariencia recordaba mucho a las antiguas lanzaderas espaciales (aunque obviamente a escala reducida, sin tripulación dentro y por tanto sin ventana), sigue haciendo lo que quiera que esté haciendo en la órbita terrestre desde entonces. Se le conoce simplemente como X-37B, y aparte de eso el proyecto es tan secreto que no sabemos cuando regresará a Tierra (tiene capacidad para bajar planeando y aterrizar por control remoto) ni qué misión ha venido realizando desde su lanzamiento en diciembre de

2012.
Vandenberg el 3 de diciembre de 2010

El Boeing X-37B tras aterrizar en la base aérea

[Relacionado: El misterio del fantasma en la Estación Espacial ] ¿Cuál es la misión de este pequeño dron con unacapacidad de carga similar al maletero de una camioneta pick-up? Solo podemos especular. Construida por Boeing, el X-37B comenzó siendo un proyecto de la NASA de avión espacial no tripulado, pero en 2004 tras problemas presupuestarios, la agencia de investigación avanzada de defensa (DARPA) se hizo cargo del proyecto. En cuanto a la rumorología sobre la misión actual del X-37B, hay quien opina que puede acercarse sigilosamente a los satélites espía de otras naciones y a su vez espiarlos o interrumpir sus comunicaciones. También hay quien se imagina que podría situarse sobre satélites pequeños y "secuestrarlos" introduciéndolos en su pequeña bodega. [Podría interesarte: GOCE, el primer satélite que puede detectar terremotos desde el espacio]

(De hecho hace tres meses nos hacíamos eco de la detección de esta nave espía sobrevolando Canadá). la maniobra sería fácilmente detectada por el rival.Reprsentación artística del X-37B. Esto hace que si quisieran emplearlo para tal fin. Aparentemente la bodega de la mini-lanzadera podría albergar alguna clase de arma que podría utilizarse contra otros satélites. . a fabricar un costoso satélite y ponerlo en órbita. hasta los aficionados a la localización de satélites pueden ubicarlo tras calcular su posición. Crédito NASA Marshall No obstante el X-37 es fácilmente rastreable desde Tierra. Siempre es más fácil probarlas a pequeña escala en una nave que luego puede recuperarse. el hecho de que el Pentágono no de explicaciones sobre el sentido de esta pequeña nave solo sirve para que la bola especulativa aumente. o incluso sobre algún objetivo en Tierra. Otro de los rumores que más impactan es elposible uso de esta nave como "bombardero" espacial. Sea como sea. Lo más seguro es que el X-37B sea una plataforma de ensayo de nuevas tecnologías en espionaje.