Está en la página 1de 11

Universidad Católica Silva Henríquez Literatura General I DHCA32-01-213

Universidad Católica Silva Henríquez Literatura General I DHCA32-01-213 Alicia en el país de las Maravillas :

Alicia en el país de las Maravillas: Un mundo lleno de sin sentidos y símbolos

Resumen

El sin sentido es un elemento característico que aborda Lewis Carroll en su novela Alicia en el país de las Maravillas que resulta relevante en la identidad de la historia. Además de ser un elemento fundamental de la novela, constituye parte de la variada simbología que introduce en el relato y que da cuenta de la realidad y el contexto histórico en el que está inmerso e inserto el autor. La presencia de esta simbología y del sinsentido permite entrar en una visión de mundo que trasgrede la realidad, creando un mundo sin reglas establecidas, en donde es permitido imaginar. Por este motivo, se concluyó que es un libro que trasciende universalmente, y que no sólo es para niños sino también para adultos. En cuanto a su argumento, se destaca como un documento histórico que detalla lo sucedido en la época y las características de la modernidad.

Palabras clave: Sin sentido, simbología, modernidad.

Abstract

“Non sense” is a characteristic element that Lewis Carroll tackles in his novel “Alice in Wonderland”, resulting a relevant identity of the story. Not only, it is a fundamental element of the novel, but also is part of a varied symbology that is present in the story and that shows the reality and the historical context in which the author is inserted (immersed). The presence of this symbology and non sense allows to enter into a vision of the world that transgresses the reality, creating a world without established rules, where imagination is allowed. For this reason, the conclusion is that this book goes beyond, and is not only for children but also for adults. Talking about the plot, is important to highlights it as an historical document, that narrates the events that happened at that age, and the characteristics of the modernity.

Keywords: Symbology, Non sense, Modernity.

Introducción

En la obra Alicia en el País de las Maravillas escrita por Charles Lutwige Dodgson es una novela que incurre en la transgresión de la realidad, posee elementos fantásticos y de la imaginación. Además, tiende a recurrir e incluir el non sense, por tal motivo, se plantea la intención de plasmar este elemento en la ya nombrada obra. En cuanto a las proyecciones es fundamental, ya que es un aporte para la literatura por la vigencia que ha tenido la novela en el paso del tiempo y ha permitido crear trabajos de investigación referentes al tema, dejando a la vista una variedad amplia de interpretaciones y puntos de vista.

Hipótesis o supuesto de investigación:

Ejecutado esta problemática surge la idea del absurdo en el libro Alicia en el país de las Maravillas que valida elementos simbólicos para construir la significación de una historia. Es decir, se necesitan rasgos incongruentes y del sin sentido para la construcción de esta obra.

En base a esto, se considera trascendental y relevante enfocarse en el absurdo como construcción de símbolos en la novela, permitiendo el desarrollo de una interpretación, tanto en niños como en adultos. De este modo, la lectura de este libro es universal, ya que está dirigida a un público amplio (adolescentes, jóvenes, niños, adultos, etc.).

Objetivo

Demostrar la lógica que sustenta lo absurdo, para lograr constituirse como obra.

Metodología

En primera instancia, se investigó bibliográficamente para encontrar documentos y autores que dieran un respaldo al tema escogido, para posteriormente analizar de manera profunda los elementos del absurdo presentes en el libro Alicia en el país de las maravillas, que permitan descubrir los rasgos significativos que ayuden a la construcción del argumento.

El tipo de investigación a utilizar será la documental, que se subdivide en bibliográfica y hemerográfica, donde se consultará material bibliográfico como artículos y libros. Según el tipo de conocimiento que se adquiera, se trabajará con la investigación descriptiva, que busca analizar y caracterizar el objeto o problema de estudio.

Este trabajo investigativo se realizará para analizar el absurdo y el sin sentido para entender cómo se forma la obra de Alicia en el país de las maravillas, y crear nuevas hipótesis con respecto a la historia. Se quiere analizar exhaustivamente los componentes fundamentales de ésta y crear una nueva interpretación que descubra la importancia en el pensamiento humano.

Marco Conceptual

Para comenzar el tema abordado en la investigación, es pertinente empezar definiendo el concepto de absurdo y lo que es un símbolo. En relación al absurdo, según Colbert:

Lo que carece de sentido, por ser contradictorio o por alguna otra razón, es absurdo. Una proposición absurda o un concepto absurdo llevan una contradicción dentro de sí. No es lo mismo encerrar una contradicción interna que admitir un sistema inconsistente, es decir, un grupo de proposiciones en el que hay inconsistencia, o sea, dos proposiciones que se contradicen mutuamente, de forma que se afirma que algo es verdadero y falso a la vez. (1).

Lo que quiere decir Colbert (1) con el concepto de absurdo es lo que tiene relación al non sense o sin sentido, lo opuesto a la razón, que se funda en acontecimientos que no caen en lo cotidiano, más bien en lo poco común. Mediante el absurdo, el ser humano busca significados e interpretaciones en la existencia, obligándolo a utilizar la razón para poder entender elementos contradictorios a lo cotidiano, que permitan encontrar el significado al sin sentido. En esta obra, se visualiza los componentes del absurdo en todo su esplendor, donde el lector al parecer, no encuentra una lógica de los hechos, de las adivinanzas, entre otros, pero indirectamente se desarrolla una crítica social que se escabulle mediante el humor, los juegos del lenguaje, y el sin sentido que logran hacer pensar al lector en variadas significaciones y que serán abordadas más adelante.

En cuanto al símbolo, como plantea el Diccionario Enciclopédico Océano es:

Figura o divisa con que se representa un concepto, por alguna semejanza que el entendimiento percibe entre ambos. En lingüística, es una clase especial de signos. Utilizado este término corrientemente como sinónimo de signo, no

obstante, la lingüística estructural suele conferirle un contenido distinto, más restringido.

Esto quiere decir, que es una significancia que le da el ser humano a situaciones que se perciben y que son racionalizadas cognitivamente, entregando una significancia o interpretación codificada, de lo que realmente representa el hecho, la situación o los elementos constitutivos de la figura que da cuenta dicho concepto.

1.- De Charles Dodgson a Lewis Carroll: Una vida dedicada a lógica

Charles Lutwidge Dodgson fue un profesor de matemática que se especializó en lógica, además de escritor, diácono anglicano y fotógrafo. Nació en Cheshire el 27 de enero de

1832 y desde pequeño tuvo cercanía con el ámbito eclesiástico.

Sus estudios en matemáticas evidencian la fuerte influencia de la ilustración y la exacerbación de la razón imperante en el siglo XIX. Así lo manifiesta Soto:

Charles Lutwidge Dodgson es tal vez uno de los mejores ejemplos de las fuerzas que confluyeron, marcaron y transformaron al hombre culto burgués del siglo XIX. […] el mundo de la ciencia, de la lógica y la razón: nacido del espíritu positivista y cientificista post revolución industrial. 1 (52).

Es categórico hacer énfasis a la dedicación por lo racional y la lógica del autor, dado que se estima que sus escritos sobre non sense, además de estar ligados a su profesión, caracterizan sus obras.

Referente a la época en la que vivió, la era victoriana, ésta consiguió asentar la sociedad industrial y el surgimiento de la clase media de la que pertenecía Dodgson. Por estas décadas, Inglaterra reafirma su poderío sobre otros países y la hegemonía frente al proceso industrial.

Durante gran parte del siglo XIX, Inglaterra fue el país más rico y poderoso:

había creado un sistema industrial de vanguardia y una poderosa flota naval, que le garantizaba la supremacía en el comercio mundial. Con la reina Victoria

  • 1 Evidencias literarias de cambios históricos que se ven en su obra Alicia en el País de las Maravillas, en algunos casos de manera inconsciente, pues detrás de su pseudónimo está presente Charles Dodgson, y en otros parajes del libro, de forma deliberada.

(1837-1901), Inglaterra amplió sus dominios coloniales en Austria, Nueva

Zelanda, África y Asia, conquistando la India y obligando al Imperio chino a

abrir las fronteras al comercio internacional. […] Inglaterra pudo gozar también de una situación de estabilidad política en el interior del país. (Enciclopedia Larousse del Estudiante, 84-85) 2 .

Dichos acontecimientos no son excluyentes en la novela Alicia en el país de las maravillas, pues aparecen ingeniosamente relatados en el libro. Un ejemplo de esto, es el mandato de la reina de Corazones: - ¡Ya lo veo! le interrumpió la reina, […]. ¡Qué les corten la cabeza! (90).

De ello resulta la “unión entre dos mundos absolutamente reales para el período

moderno británico; la mezcla confusa entre lógica y transgresión es precisamente aquella característica que dotaría de realidad a una de las obras más ficcionales y maravillosas en la historia de la literatura occidental”. (Soto, 51). Pues bien, en la obra se logra vislumbrar el mundo fantástico mezclado de elementos de la realidad social, política, etc. en que vivía Lewis, y otros elementos sujetos a la profesión de él.

2. Construcción de la novela: El non sense y la simbología

Alicia está en la casa del conejo y ha crecido tanto que apenas cabe en la habitación, el

conejo llama a Alicia por un nombre “María Ana” o “Mary Ann”. Este nombre presenta

variados símbolos, en relación con la Revolución Francesa. Mary Ann era un término originario para organizaciones secretas de republicanos, asimismo un término en argot (slang) para la guillotina. Mary Ann llegó a ser, y aún es, un símbolo femenino que representaba las virtudes republicanas en Francia. A lo mejor, Carroll lo presentó

accidentalmente, pero puede ser que el uso de este nombre sea una anticipación de la obsesión de la Reina y Duquesa por la decapitación.

Por otro lado, el que Alicia le aburra su cotidianeidad habitual, como lo refleja al comienzo de la historia, plantea la necesidad de vivir una experiencia imaginaria nueva, pero se trata de entender si esa realidad existe dentro de la imaginación de ella, ya que el caerse en el pozo es una entrada a sí misma, o es una dimensión racional del subconsciente que todos desean vivir. El pozo es el inicio de un mundo absurdo,

2 Breve contextualización histórica de Inglaterra para comprender el mundo en el que estaba situado Charles Lutwidge Dodgson.

pintoresco, irracional, en que se niega a una realidad pero se asume que todo puede pasar, en donde el autor quiso reflejar el mundo de fines del siglo XIX, el cual significó el cambio de siglo, que hizo aflorar nuevas sensaciones como la incertidumbre, lo incoherente, las ansiedades, los miedos, en que no se vislumbra si la vida es un sueño o el sueño es la realidad, como señala Camba:

"Alicia" es precursora de las vanguardias artísticas que, fines del siglo XIX, nos muestran un mundo donde reina el caos. Precursor de escritores como Allan Poe, Charles Baudelaire, del advenimiento de un nuevo mundo donde el hombre presiente que todos sus valores están en crisis y se atreve a explorar nuevas dimensiones, donde el pensamiento cartesiano "Pienso luego existo" ya no tiene cabida, donde la sinrazón ha invadido todos los ámbitos, donde la lógica no alcanza para "aprehender" la esencia del ser humano. (1).

Esto principalmente, es una conducta que el ser humano de esa época quería adoptar, frente a los cambios que la sociedad y la época estaban experimentando.

También, se representa simbólicamente una crisis de identidad que Alicia va experimentando a medida de que su tamaño físico aumenta y disminuye, casi como un

personaje Kafkiano 3 . No sabe, quien es y empieza a cuestionarse sobre quien debería ser, como plantea Carroll: “Debo ser Margarita, después de todo, y tendré que irme a

vivir en su casa sucia y pequeña, sin juguetes y con miles de lecciones que aprender”.

(20).

Por otra parte, cuando Alicia se encuentra con el sombrerero y la liebre de marzo, se sumerge en un total sin sentido. En primera instancia, hay una relación tirante entre la liebre y la protagonista, pues, ella cree que es grosero, aludiendo a la asidua cortesía que se debía tener casi por obligación, por educación y decoro, pero que aquí se ve interrumpida y él cree que Alicia se auto-invitó a la reunión,.

Además, estos tres personajes empiezan a dialogar y proferir frases absurdas como:

3 Relación con Gregorio Samsa, personaje de la novela La Metamorfosis (2001), de Franz Kafka, el cual se ve inmerso en una realidad cotidiana de trabajo como comerciante, que experimenta una transformación de hombre a insecto.

¿Por qué se parecen tanto los cuervos a las mesas de escritorio? […] Creo que puedo adivinar eso… [Alicia] -¿Pretendes decir que tienes una solución para la pregunta?- interrogó la liebre de marzo. -¡Ya lo creo! […] creo decir, lo que es lo mismo que decir… […] ¿Pretendes hacerme creer que decir “yo veo lo que como” es igual que decir “yo como lo que veo”? […]. -¿Y puede decir “me gusta lo que tengo” es igual que decir “tengo lo que me gusta”? […]. -¿Acaso es igual decir “yo respiro mientras duermo” a “yo duermo mientras respiro”? […] ¿Cuál es la respuesta? -No tengo ni la menor idea- contestó el sombrerero. -Ni yo tampoco- agregó la liebre de marzo. (74-75-77).

De aquí, se puede afirmar que por parte de Alicia hay una tendencia a querer responder todo y encontrar la respuesta a cada planteamiento, tal como el ideal del racionalismo el positivismo científico que dominaba esa época. Sin embargo, el sombrerero y la liebre atenúan esta tendencia llegando al sin sentido que escapa de lo lógico y lo demostrable.

Otro aspecto a destacar, es la referencia al tiempo que es esencial en la vida agitada y acelerada de la modernidad. El sombrerero lo trata como una entidad con cualidades humanas, al que no se puede golpear ni tratar mal para que, al fin y al cabo, sea un aliado y no un enemigo. Así lo expresa él:

“Nos peleamos en marzo pasado, poco antes de que él se volviera loco, ¿sabes? ([…] él señaló con la cuchara a la liebre de marzo)… Fue en el gran concierto que dio la Reina de Corazones, cuando yo tuve que cantar […]. -Apenas había terminado con mi primera estrofa […], y la reina empezó a vociferar: “está matando el tiempo. ¡Córtenle la cabeza!” […] -Y desde entonces no quiere hacer nada de lo que yo le pido- continuó quejándose el sombrerero-. ¡Ahora son siempre las seis!” (78-79).

Ante lo señalado, se puede interpretar que el tiempo siempre está y no se puede escapar de este, por tanto, es mejor afrontarlo con felicidad para que no se produzca una obsesión con él, pues así se hace eterno y rutinario. Por otro lado, hay una prolongación del tiempo, al momento en que Alicia cae al pozo, no hay día ni noche, ni horas específicas, solo el tiempo concreto está en la presencia del reloj del conejo. El conejo, también representa a su vez la imagen del hombre moderno, trabajólico, esclavos del horario, del trabajo, viviendo de prisa en cada instancia.

Como tercer elemento se halla la Reina de Corazones, con quién se puede hacer la semejanza a la soberanía de la reina Victoria (1837-1901), dado que, la persona que tiene la autoridad en el libro es la reina y no el rey al igual que en Inglaterra la persona regente era la reina Victoria. Sin embargo, por muy próspero que haya sido su reinado, ella era la representante de una monarquía absolutista y déspota. En consecuencia, la imagen de la Reina de Corazones es el reflejo de ella y de su gobierno.

De este modo, la Reina de Corazones hace uso de su poder y autoridad sobre sus súbditos, los guardias reales y el resto de los personajes, que infunde: “-El hecho es, señorita, que este rosal debiera haber sido rojo, y nosotros, por equivocación, plantamos uno blanco. Si la reina llega a descubrirlo, nos cortarán la cabeza, ¿comprende? Por eso, señorita, estamos haciendo todo lo posible antes de que ella venga…” (86). Frente a esta situación, quien no temía a la reina era Alicia ya que ella y sus peones eran sólo cartas. También, porque la niña estaba recién llegando y no entendía que sistema de gobierno existía en el País de las Maravillas.

Otros sin sentidos provienen de la duquesa con sus moralejas como: ““¡El amor es lo que hace marchar el mundo!” […]. “Dime con quién andas y te diré quién eres” […]. “Mientras más grande sea una mina, menos te pertenecerá a ti sola” […]. “Sé lo que aparentas ser”. (98-99-100). Si bien, las moralejas son coherentes, en el libro se presentan de forma desordenada, caótica y Alicia no entiende por qué la duquesa trasforma todo en moralejas.

Mas la finalidad de éstas, se puede entender como la importancia de la moral y de los valores de la humanidad que, mientras más avanzan los años, se van perdiendo con la modernidad. Incluso, ante ésta pérdida, aparecen otros valores superficiales que Alicia trasmite: “¡Te regalo todo lo que he dicho hasta ahora! [dice la duquesa] “Qué regalos tan económicos! Pensó Alicia-. Me alegro de que para el día de mi cumpleaños no me

hagan obsequios así

...

””. (100).

Por otra parte, la oruga azul, personaje ficticio de Lewis Carroll, simbólicamente representa un componente importante en la historia. El insecto se encuentra sentada en una seta gigante, fumando en un narguile, se sienta a razonar sobre las cosas alejada de

la realidad en que se ve inmersa. Esta es clave en el camino recorrido de Alicia, ya que le pide elegir comer setas para modificar su altura. Comiendo una seta por un lado podrá crecer y por otro lado menguar, es decir el ying y el yang, creando un viaje místico e interior en la protagonista en donde absurdos como éste abundan.

Para finalizar, el gato Cheshire es un símbolo fundamental en la historia. Es un gato sonriente que aparece y desaparece constantemente siguiendo a Alicia. Simbólicamente es un consejero o maestro espiritual, pero sabiendo que hay un viaje interior, como el que experimenta ella, se manifiesta como la voz de su conciencia, una especie de guía en este nuevo camino que Alicia emprenderá. Como expresa significativamente Carroll:

-¿Podría decirme, por favor, qué camino debo seguir? -Eso depende, en gran parte, del sitio a dónde quieras ir -respondió el Gato.-no me importa mucho

donde sea- declaró Alicia. -Entonces no tiene importancia el camino que sigas -

contestó el

Gato.-...

siempre que llegue a alguna parte […]. -Puedes estar segura

de eso, siempre que camines lo suficiente- declaró el minino. (63).

Este aparece para animar a la protagonista, específicamente en el campo de Croquet de la reina de corazones y cuando Alicia es condenada por la reina, el gato recrea casi un acto de magia cuando desaparece su cuerpo dejando su cabeza a la vista. Se caracteriza por desaparecer completamente, dejando sólo su amplia sonrisa, haciéndole creer a la niña que podrá ver un gato sin sonrisa pero nunca una sonrisa sin gato".

Su simbología se asocia, primero al lugar de nacimiento de Lewis Carroll, Cheshire. Se presenta como un gato nihilista, es decir negándole un sentido objetivo a la existencia. Además como un personaje lógico, porque sólo los demás no lo son, y a la vez se ríe de todo y de los demás, cuando estos se enfurecen por no encontrarle un sentido a las cosas, como la reina cuando intenta decapitarlo o Alicia cuando no encuentra respuestas que la dejen conforme. Como plantea Barba, sobre la significancia de este personaje:

¿Cómo decapitar a alguien que es sólo una cabeza? La imposibilidad de cortar la cabeza al gato Cheshire es uno de los símbolos más logrados de Alicia, y más contemporáneos también. La risa es la manifestación suprema de la superioridad, pero no de un hombre sobre otro (como cree la Reina), sino del hombre sobre su propia naturaleza. (1)

Esto quiere decir, que la naturaleza del hombre se ve reflejada en la risa de este particular gato, como un ser superior frente a sí mismo, más que los demás. Es una parte interior que los sujetos tienen dentro del acto de la risa y la ironía.

Conclusión

En base a lo trabajado, se puede llegar a la conclusión de que la simbología (Gato Cheshire, la Duquesa, la reina, el tiempo, el Conejo, Alicia, etc.) representan el sentido de la novela y la visión que tiene de la realidad el autor, pues cada elemento tiene una semejanza con la realidad de la modernidad en la que vive Lewis Carroll. Un ejemplo de esto, es el tiempo. Se ve representado en el conejo, la obsesión por los minutos, por la hora y por llegar a tiempo a todas sus actividades, al igual que la visión del hombre moderno respecto al tiempo (agitada, rutinaria y mortificadora). De esta forma la novela funciona como un documento histórico que da cuenta hechos y características de la modernidad.

Por este motivo, es un libro que trasciende universalmente, no sólo es para niños sino también para adultos, dado que la trasgresión de la realidad permite imaginar a todo tipo de público y debido a esto las interpretaciones pueden ser variadas. Además, el absurdo y el sin sentido fomentan la divergencia de interpretaciones, ya que la mirada de un niño

no es la misma que la de un adulto, como plantea Carroll: “Me gusta lo que tengo” es

distinto a decir “tengo lo que me gusta”. (67).

Referencias bibliográficas