Está en la página 1de 3

AFILÓ EL CUCHILLO

L
a finalísima del 2º torneo de fútbol 5 organizado por
Abrazo de Gol tuvo cita en la cancha nº 2 del
complejo de Taxistas ubicado en Quintino y AU. Con
un ruidoso marco aportado por los bombos que
llevaron los simpatizantes de Yapeyú, se vivió un verdadero
clima de partido decisivo en la noche del jueves.
Tanto Yapeyú como Los Pibes llegaron a este partido con
todos sus titulares y sin ninguna ausencia, por lo que se
podía esperar un match igual de parejo como el que se
había dado entre ambos equipos en la primera ronda del
campeonato.
El comienzo del partido fue levemente favorable a Los
Pibes, que comenzó mejor parado en los primeros minutos.
La primer jugada de peligro la aportó el Frasquito
Tempone, que con un disparo cruzado pasó muy cerca del
palo del arco rival. La siguiente también fue para el equipo
azul, cuando el goleador Mardoián no llegó a conectar bien
la pelota tras la habilitación de Tempone.
De a poco, Yapeyú fue emparejando la historia y comenzó a
tener ocasiones de gol. A los 4’, Poliak no pudo ante
Falduto, que con el pie salvó el gol del equipo blanco. El
partido continuó su andar con dos equipos que se defendían
bien y que no le dejaban a su rival muchos espacios para
generar situaciones de gol.
Recién a los 9’ se produjo el primer quiebre del partido.
espectacular. Era una señal de lo que podía suceder
Mardoián tuvo una inmejorable chance de anotar, pero falló
después.
ante el arquero Dispagna. De esa jugada salió un
Yapeyú no se quedó atrás y también fue en busca de anotar
contraataque que Ganader convirtió en el primer gol del
el tercer gol. Poliak pasó cerca de marcar tras un buen pase
partido, para desatar el loco festejo de la parcialidad
de Ganader, que poco después exigió a Falduto tras hacerse
yapeyana. Después de la conquista, varios jugadores lo
un hueco. Estaba picante el #5, y era lo más clarito de un
fueron a increpar al juez Chullmir ante un supuesto piso del
partido con pocas luces, en donde Los Pibes tenía un poco
arquero blanco.
más la pelota pero no lograba traducir dicha tenencia del
El gol sirvió para abrir un partido que estaba muy cerrado.
balón en goles.
Los dos equipos se pusieron a pensar más en el arco de
Peor se puso el panorama para el equipo azul a los 28’. Su
enfrente, y perdieron un poco de orden defensivo, situación
arquero Falduto intentó mandarse una apilada, pero esta
que ayudó para ver más situaciones de anotar. Tempone
vez perdió la pelota, que terminó capturando Ganader. El
tuvo una muy clara, pero definió mal en el mano a mano.
Carnicero no tuvo más que apuntar bien al arco, para poner
Del otro lado, Poliak se fue sólo para poner el segundo,
el 3-0 que a esa altura, y por cómo estaba planteado el
pero se demoró y perdió ante Falduto, que aguantó bien al
partido, parecía dejar a Yapeyú con el título en el bolsillo.
delantero.
Es que su rival no mostraba reacción, al menos hasta ese
El match continuó bien parejo, y con jugadas de gol de los
momento.
dos lados. Trevisán se mandó una gran escalada y tocó a
El tercer gol del encuentro generó cierto descontrol en el
Tempone, que hizo el pase que pedía la jugada y habilitó a
equipo azul, que dejó espacios en defensa en busca de
Mardoián, quien fue víctima de un doble piso entre el
anotar un rápido descuento. Todo lo contrario sucedió en
Cebolla Dispagna y Loria. Un par de minutos después,
Yapeyú, que ya se sentía campeón. Ante esta situación,
Falduto se la dejó servida al Carnicero Ganader, que pateó
Ganader salió aplaudido del campo de juego, reemplazado
al bulto y encontró bien parado al arquero, que se redimió
por Maxi Martín, que hacía su debut en el torneo. También
de su error.
reingresó Mardoián, que en la primera pelota que tocó
A esa altura, al equipo de Los Pibes le faltaba claridad.
anotó el descuento.
Mardoián, su principal carta ofensiva, pateaba mucho al
Un minuto después, el #6 le pegó de zurda mordido a la
arco pero sin efectividad, mientras que ni Pietragalli ni
pelota, que sin embargo se le escapó a Dispagna de manera
Cervigni se erigían como la manija que su equipo
increíble y se convirtió en el 2-3, que le puso un drama
necesitaba para crear jugadas de peligro. Con todo esto, el
inesperado al partido y devolvió a la cancha a Ganader. Con
equipo azul no la tenía nada fácil, aunque de vez en cuando
ello, Martín duró tan sólo un minuto y medio en cancha,
se encontraba con alguna chance de anotar, como la de su
siendo el debut y despedida récord en el torneo. Apenas
nº23, que en el pie a mano optó por picarla y pasó muy
tocó una pelota el #6 del equipo blanco.
cerca de empatar la historia.
Con la ráfaga de dos goles, el elenco azul renació y fue en
Llegando al final del primer tiempo, y mientras los bombos
busca de poner el empate. Mardoián fue el que tuvo la más
resonaban de forma constante, Ganader volvió a decir
clara, tras enganchar y definir ante el Cebolla Dispagna,
presente en el marcador. Recibió de su arquero, aguantó la
que con el cuerpo salvó el gol. Sin embargo, la posesión del
bocha y con una media vuelta anotó el 2-0. De esa manera,
balón volvió a repartirse y Yapeyú logró salir airoso del
se fueron al descanso. Había pasado un primer tiempo
asedio de su rival, que no fue suficiente para igualar el
tranquilo y parejo, con tan sólo tres infracciones y en
resultado.
dónde la aparición goleadora del Carnicero fue suficiente
El tiempo era el peor enemigo para Los Pibes, que veía
para que su equipo se fuera al entretiempo en ventaja.
cómo pasaban los minutos y el empate no llegaba. Mardoián
El complemento comenzó con la falta de puntería de
eligió pararse bien arriba en busca de igualar. Por el lado
Mardo, quien disparó en dos ocasiones por arriba del arco
de Yape, el cuarto gol pudo haber llegado cuando Loria se
de Yapeyú. La tercera fue la vencida, y su disparo esta vez
mandó una jugada maradoniana que no llegó a ser gol por
fue en dirección de gol. La bocha se le escapó a Dispagna,
muy poco.
que después voló de buena manera y salvó en forma
Con dos minutos por jugar, el panorama se puso más
dramático aún cuando el equipo blanco llegó a la quinta Cristian Ganader | Crucial lo
falta, situación que obligó a sus jugadores a cuidarse de no del #5, autor de los cuatro
cometer ninguna infracción más. Sin embargo, a uno del goles de su equipo en la final.
final Ganader apareció tras un córner y anotó el 4-2, que
El Carnicero afiló el cuchillo y
desató la locura de los jugadores yapeyanos.
A tal punto llegó el festejo, que Ghioldi se sacó la camiseta
le dio el título a su equipo, en
para festejar y se fue expulsado de la cancha, ya que había una final muy apretada.
sido amonestado anteriormente por el juez Chullmir. Con
uno menos, y con dos minutos adicionados por el árbitro,
Yape tenía una misión: aguantar el resultado para gritar El hermano de Gonzalo Dispagna viene a
campeón. ver al arquero hace ya varios partidos. En
Llegando a los 42’, Pietragalli logró anotar el descuento, esta ocasión, vivió el encuentro de manera
que de poco sirvió ya que tan sólo treinta segundos después intensa, yendo y viniendo, con más ida y
del mismo, el árbitro decretó el final del partido y generó vuelta que Cafú en sus mejores tiempos, y
el festejo de los jugadores y de los simpatizantes de
fumándose cuanto pucho pudo. Al final,
Yapeyú, que estaban locos de contentos con el título.
Para entender la victoria del equipo blanco, hay que festejó con todo el título del equipo.
detenerse en un nombre: Cristian Ganader. El Carnicero
anotó los cuatro goles de su equipo y marcó la diferencia en
un partido sin mucho brillo, jugado con dientes apretados y
con un muy alto nivel de concentración por parte de ambos
equipos, que en ningún momento abusaron del juego
brusco, un elemento para destacar en este tipo de
encuentros definitorios.

¡ YAPEYÚ, CAMPEÓN !

De izquierda a derecha. Arriba: Gonzalo Roldán (ex arquero, lesionado),


lesionado),
Gonzalo Dispagna, Cristian Ganader, el tocador del bombo, Diego Ghioldi,
Ernesto Poliak. Abajo: Guillermo Loria, Matías Monje, el hermano de
Dispagna (DT).