INSTRUCCIÓN O ENSEÑANZA DIRECTA: “APRENDER ES MEMORIZAR DE MANERA PASIVA” Método centrado en el docente que utiliza la explicación y la modelización.

Hay que lo llama la metodología de las 3 P: Presentación, Práctica y Prueba. El docente presenta unos contenidos a toda la clase, los estudiantes practican con ellos a través de unas actividades controladas y finalmente se someten a una prueba en la que o bien tienen que reproducir los contenidos presentados o replicar alguna actividad. VENTAJAS DE LA INSTRUCCIÓN DIRECTA Es un método más fácil de implementar por parte del profesor, que controla los tiempos de presentación, práctica y prueba. Exige menos tiempo de preparación y suele ser la misma forma en la que el profesor se formó, por lo que cuenta con modelos para llevarlo a la práctica. Durante la presentación, el docente puede aclarar el marco conceptual y repasar conocimientos previos requeridos. Se controla la disciplina en el aula al no permitir habitualmente la interacción entre compañeros. Esto es una ventaja especialmente ante ratios elevadas en clase. La prueba final es una forma de retroalimentación por parte del profesor. Es un método con el que el alumno está familiarizado desde pequeño, así que puede seguir y entender la dinámica de la clase sin una explicación previa. El alumno toma como modelo de aprendizaje al propio profesor. Si el alumno no tiene dificultades, cuenta con un buen razonamiento abstracto y domina la lectoescritura y comprensión, podrá seguir el ritmo marcado por el profesor. El alumno atiende pasivamente pero habitualmente puede consultar dudas durante la presentación por parte del profesor o durante la práctica. De esta manera, se siente acompañado en su aprendizaje. INCONVENIENTES DE LA INSTRUCCIÓN DIRECTA El profesor, como centro del proceso, puede influir y sesgar la forma de dar a conocer la temática de estudio en el alumno. Si el docente no cuenta con demasiadas habilidades comunicativas ni sociales, la transmisión de contenidos es poco didáctica.

Rol del docente

El alumno es un elemento subsidiario, no central del proceso de enseñanzaaprendizaje. Los alumnos pueden convertirse con facilidad en enormemente individualistas, acríticos, faltos de creatividad y poco participativos. El alumno interviene poco en clase y se acostumbra a recibir pasivamente retroalimentación (calificaciones). No facilita en general la inclusión y dificulta la atención a la diversidad, ya que la presentación está dirigida al “alumnado estándar”. Muchos alumnos necesitan gran cantidad de tiempo de esfuerzo fuera de clase. La pasividad se convierte en aburrimiento. Puede provocar problemas de motivación y actitud en el aula.

Rol del alumno

APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS (ABP): “APRENDER ES HACER” Esta estrategia de enseñanza, que forma parte de otras que defienden el “aprendizaje activo”, constituye un modelo de instrucción auténtico en el que los estudiantes planean, implementan y evalúan proyectos que tienen aplicación en el mundo real más allá del aula de clase. El docente propone a los estudiantes una pregunta, problema o reto que estos deben superar mediante la búsqueda y procesamiento de información y la elaboración de un producto para su resolución. Supone hacer: buscar, elegir, discutir, aplicar, errar, corregir, ensayar, … VENTAJAS DEL ABP La función principal del docente es crear la situación de aprendizaje que permita el desarrollo del proyecto. El docente se convierte en guía de un proceso en el que todos participan. El docente no transmite una visión única del conocimiento, supervisa y conduce a los alumnos. Permite la atención a la diversidad de estilos, madurez y motivaciones en el aprendizaje. INCONVENIENTES DEL ABP El profesor tiene que cambiar el rol en proceso de enseñanza y no está acostumbrado ni formado para ello. Requiere de otro estilo de programación didáctica y de seguimiento de la actividad docente. Puede perderse mucho tiempo en el desarrollo de competencias previas. Por eso requiere de docentes más expertos, más seguros y más formados, con capacidad para esforzarse y no darse por vencidos antes posibles dificultades durante el proceso. Requiere una supervisión constante del profesor para evitar que los alumnos se relajen en exceso o trabajen el proyecto de una forma superficial. No siempre se cuenta en el aula con los medios tecnológicos suficientes. Puedes terminar sintiendo que vas “contracorriente” y parte del claustro puede recriminarte que estás perdiendo el tiempo.

Rol del docente

Producto: aprendizaje

VENTAJAS DE LA INSTRUCCIÓN DIRECTA Se obtienen resultados predecibles. Si la presentación y actividades han sido claras y suficientes, es esperable que los alumnos reproduzcan en la prueba lo aprendido. Estas pruebas, generalmente escritas, son fácilmente cuantificables y se adecuan a las demandas de las familias y de la propia administración. Permite avanzar, seguir y completar el “temario” según su orden, y lograr así, en principio, un conocimiento continuo y acumulativo.

INCONVENIENTES DE LA INSTRUCCIÓN DIRECTA Aprendizaje memorístico de corta duración, reiterativo y acrítico. Se trata de un aprendizaje poco significativo ya que no se “construyen contenidos” mediante la práctica, sólo se reproducen y pocas veces quedan se consolidan en la memoria a largo plazo. Baja contribución al aprendizaje de competencias básicas, salvo que se den experiencias complementarias al proceso de aprendizaje en el aula. Si el grupo es muy grande, se demora la retroalimentación (en forma de calificaciones) por parte del profesor. Esta retroalimentación pocas veces repercute en modificar aspectos cualitativos ni en una personalización del proceso.

VENTAJAS DEL ABP El alumno es el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje. El aprendizaje parte de la realidad de los aprendices, de sus intereses y diferencias. Se mejora la creatividad e implicación de los alumnos. El papel del estudiante está relacionado con procesos cognitivos de rango superior. Puede poner en práctica sus destrezas y habilidades durante todo el proceso. El alumno “se apropia de su trabajo”, lo siente como suyo porque ha contribuido a él. Hay mayor espíritu colaborativo en el aula. Cada alumno también puede ser un tutor entre iguales. Todos pueden disfrutar durante el proceso. Desarrolla un tipo de aprendizaje basado en la construcción del aprendizaje, la memoria relacional y de largo plazo. El conocimiento es el resultado de un proceso de trabajo compartido entre estudiantes y docentes. Se busca lograr un producto final tangible y memorable, que se puede incluso compartir y difundir fuera del aula. Permite incluir nuevos medios e instrumentos de evaluación: rúbricas o autoevaluación. Los aprendizajes desembocan en competencias nuevas y aprendizajes enlazados. Permite la integración de las disciplinas y materias en torno a la construcción práctica del conocimiento a partir de una realidad práctica. Las metas y objetivos son comunes y se comparten desde el comienzo del proceso. Se favorece la competencia de aprender a aprender (autoaprendizaje).

INCONVENIENTES DEL ABP Los alumnos no están habituados a este tipo de metodología e incluso a veces se niegan a los cambios. Las aulas no disponen siempre de espacio suficiente con las ratios establecidas ni facilidades para sus uso para el trabajo cooperativo o en grupo. Los alumnos pueden ofrecer resistencias a trabajar en grupo por problemas entre compañeros o simplemente porque no están acostumbrados a trabajar así.

Rol del alumno

Producto: aprendizaje

El currículo no siempre es suficientemente flexible para incorporar esta metodología y cumplir con las exigencias administrativas (“dar todo el temario”). No es sencillo alcanzar los criterios de calidad de un proyecto de aprendizaje, como los 6 propuestos por National Academy Foundation & Pearon Foundation: autenticidad, conexión con
adultos, exploración activa, aprendizaje aplicado, rigor académico y prácticas de evaluación de calidad.

Por tanto, podemos hacer un proyecto, pero no es fácil lograr un buen proyecto que reúna todos los elementos que, por ejemplo, plantean Libow & Stager, 2013: finalidad y
relevancia desde la perspectiva dle estudiante; tiempo para aprender y trabajara; complejidad (e integración curricular); intensidad y dedicación al proyecto; conexión presencial y a través de la red; acceso a una amplia variedad de materiales; capacidad de ser compartido y sentido de "audiencia"; y novedad y originalidad.

Análisis realizado por: Alberto del Mazo

Esta entrada forma parte del trabajo como alumno del curso "Aprendizaje basado en proyectos (ABP)" - #ABPmooc_INTEF impartido por Fernando Trujillo, Diego Ojeda y Belén Rojas en Abril de 2014 para EDUCALAB - INTEF.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful