Rafael Díaz-Salazar I I I TAURU

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

TAURUS PENSAMIENTO

© 1998, Rafael Díaz-Salazar © De esta edición: Santularia, S. A. Taurus, 1998 Torrelaguna, 60. 28043 Madrid Teléfono (91) 744 90 60 Telefax (91)744 92 24 • Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S. A. Beazley, 3860.1437 Buenos Aires • Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S. A. de C. V. Avda. Universidad, 767, Col. del Valle, México, D.F. C. P. 03100 • Ediciones Santillana, S. A. Carrera 13, n." 63-39. Piso 12 Bogotá, Colombia Diseño de cubierta: Juan Pablo Rada Fotografía: Lucía Ibarra ISBN: 84-306-0271-2 Dep. Legal: M-12.501-1998 Printed in Spain - Impreso en España

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN I. REFUNDAR LA IZQUIERDA. EL N U E V O C I C L O DEL SOCIALISMO II. LAICISMO YCRISTIANISMO EN LA POLÍTICA DE LA IZQUIERDA III. EL CRISTIANISMO, UNA CUESTIÓN PÚBLICA PARA LA IZQUIERDA EUROPEA Y LATINOAMERICANA IV. EL ESPÍRITU DEL SOCIALISMO Y EL CRISTIANISMO V. LA FECUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA P O R E L CRISTIANISMO NOTAS REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

9

17

45

95

Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia, o cualquier otro, siu el permiso previo por escrito de la editorial.

287

311 407 425

"Las exigencias del Sermón de la Montaña, guiadas por una ética de convicciones, han conservado su fuerza revolucionaria y han hecho su aparición en casi todas las épocas de conmoción social con intensa energía". (MAX WEBER, La política como profesión)

"El pensamiento europeo está enfermo porque solamente está orientado económicamente. Nos falta un pensamiento que vaya más allá de la economía". (GÜNTER GRASS, Declaraciones)

"La izquierda debe poner en pie una coalición que apele a la solidaridad del mayor número posible de fuertes con los débiles, en contra de sus propios intereses. Para los materialistas estrictos, que consideran que la eficacia de los intereses es mayor q u e la de los ideales, ésta puede parecer una misión paradójica, pero es la misión que hay que realizar en el presente". (PETER GLOTZ, Manifiesto para una nueva izquierda europea)

"Ser de izquierdas es creer que no se puede ser feliz solo".
(PAUL THIBAUD, El lugar del poder)

n o existen h o y propuestas de emancipación y transformación social f u e r a de u n a izquierda verdaderamente socialista. eso sí. Demasiadas ineficiencias. Este libro se inserta d e n t r o de esta convocatoria para c r e a r u n pensamiento positivo y constructivo. las farsas t e r m i n a n e n tragedias. desde el convencimiento de que el socialismo. Dejemos q u e los muertos e n tierren a los muertos y pongámonos a pensar en positivo. C u a n d o no se aprende de los errores y n o se practica la penitencia en público. 9 . corrupciones e incluso víctimas inmoladas a lo largo de la historia en su n o m b r e nos impiden seguir proclamando i n g e n u a m e n t e aquel axioma de "socialismo o barbarie". Las causas del agotamiento de los modelos socialdemócratas y leninistas clásicos ya se h a n diagnosticado y n o tiene m u c h o sentido seguir d a n d o vueltas en torno a los cadáveres. sigue siendo la p e r s pectiva política y económica que mejor p u e d e ayudar a ir resolviéndolos.INTRODUCCIÓN k3e h a convertido en u n tópico hablar d e la crisis de la izq u i e r d a y de las dificultades del socialismo para e m p r e n d e r u n nuevo vuelo en este fin de siglo. ofreciendo propuestas para impulsar u n nuevo ciclo del socialismo q u e sea capaz de introducir los cambios sociales r e q u e r i d o s por los problemas que padecen los ciudadanos del norte y d e l sur del m u n d o . a aplicarse a sí misma las condiciones del p e r d ó n de la historia y de la sociedad. Sin embargo. si bien n o es la solución m á g i c a y mesiánica para los problemas sociales. dispuesta.

resolver e n parte las cuestiones sociales q u e se afrontan. exclusión social y nuevas formas d e pobreza. La relación adecuada entre utopía y ciencia es el gran tema del socialismo clásico y n o tenemos p o r q u é abandonarlo.S'l'IANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR Para iniciar un nuevo ciclo del socialismo. ello se debe a u n a experienciay a u n análisis. Pocas personas abominarán tanto como yo la retórica e n el c a m p o d e la política. Éste n o queda doblegad o p o r los imperativos de las circunstancias económicas y d e los poderes dominantes y es capaz d e r o m p e r resistencias e introducir innovaciones rupturistas apelando a la soberanía popular. siempre q u e instalemos e n este proceso u n mecanismo dialéctico d e retroceso para q u e utopía y ciencia se retroalimenten. Ciertamente. diseño d e leyes y presupuestos económicos q u e sean electivos para erradicar o. al menos. como nos lo demuestra la historia del movimiento o b r e r o . I. Para la primera operación se requieren diagnósticos sociales. La p r i m e r a operación de refundación programática d e la izquierda h a d e precisar u n horizonte social a corto y m e d i o plazo y h a de descender hasta el detalle (a ello obliga hoy el socialismo científico) a la h o r a de mostrar la viabilidad d e sus programas. h e expuesto e n Redes de solidaridad internacional ocho políticas internacionalistas. reconversión ecológica d e la producción y solidaridad internacional.A 1/<JI'll'Kt>\ V l'. Si h e llegado a la conclusión d e q u e éste es u n t e m a emim e n t e m e n t e práctico q u e debe ser a b o r d a d o c o n u r g e n c i a .I. como dirían Bloch y Galeano. Esto significa análisis y conocimiento d e la realidad para no equivocarse en el diagnóstico. Finalmente. La primera q u e h e propuesto m e lleva al elogio d e la política fie programa. diseños d e programas a m e d i o y corto plazo. D e s p u é s d e haber hablado y discutido durante varios años con diversos responsables políticos sobre presupuestos del Estado y proyec- 10 11 . Por ello m e d e d i q u é e n primer lugar a estudiar los problemas del m u n d o o b r e r o y d e los sindicatos y a investigar las causas d e la crisis d e la izquierda e n mi libro ¿ Todavía la clase obrera ? El realismo político es de izquierda cuando tiene una perspectiva q u e lo a c o m p a ñ a en sus análisis y sus programas y a esta cuestión d e d i q u é mis libros El proyecto de Gramsáy Gramsáy la construcción del socialismo. Ypor aquí se engarzan ambas operaciones. Me parece tan rechazable la identificación d e política. estudios d e viabilid a d técnica y económica y construcción d e sujetos sociales que apoyen las propuestas. descendiendo hasta el detalle en u n a d e ellas. la izquierda n o se habría desarrollado e n la historia.CKI. Todavía p o d e m o s seguir a p r e n d i e n d o del planteamiento d e Marx y de Engels sobre el paso del socialismo utópico al socialismo científico.a política auténtica es la q u e está marcada por el realismo. formulando la propuesta de u n a izquierda neogramsciana q u e emplee e n la transformación d e la sociedad civil tanta energía como en el gobierno del Estado. Este último factor es absolutamente d e t e r m i n a n t e y d e n a d a sirve defender innovaciones r u p turistas capaces d e ir al fondo d e los problemas sociales si n o se cuenta con u n a población dispuesta a apoyarlas.I. H e intentado q u e mi trabajo intelectual responda a los requerimientos del realismo político. Sin esta actitud. ética y utopía como la escisión entre éstas. como es la referida a la cooperación para el desarrollo. la izquierda necesita hacer dos operaciones: construir nuevas propuestas programáticas y difundir una nueva cultura moral e n la sociedad civil. Considero que son cuatro las áreas prioritarias q u e h a n d e marcar los programas concretos del nuevo ciclo del socialismo: empleo y reparto del tiempo d e trabajo. El lector m e p e r d o n a r á este excursus q u e n o t i e n e otro objetivo q u e ubicarle e n u n libro d o n d e se va a a b o r d a r profusamente u n tema tan poco relacionado con el r e a l i s m o político como es n a d a m e n o s que el del espíritu del socialismo. Me sitúo en u n p u n t o equidistante del utopismo iluso e i n g e n u o q u e confunde la quimera con la realidad y del tecnocratismo ciego q u e n o tiene horizonte. Creo q u e es posible hacer política d e n t r o d e u n a correlación d e fuerzas d e t e r m i n a d a guiad o p o r la utopía concreta y los sueños diurnos. elaboración de propuestas capaces d e ir a las causas reales d e los problemas sociales. Ambas operaciones están íntimamente conectadas. el realismo político d e dere- cha es bien distinto del d e izquierda. Esto n o significa q u e apoye la identificación d e política con tecnocracia socio-económica.

N o es posible el socialismo desde el Estado con u n a población que en la sociedad civil configura el espíritu que guía sus aspiraciones desde el individualismo burgués y construye su identidad con los valores propios de la cultura capitalista. hemos d e partir del h e c h o de q u e n o existe "la" izquierda. La operación ha de ser de mayor calado y. La hipótesis de la q u e parte este libro —repito. "el" socialismo. De entrada. D a h r e n d o r f h a n a b o r d a d o esta realidad en algunos d e sus escritos. p a r t o del hecho de q u e en E u r o p a y en América Latina existen. n o nos engañemos. Lo que nos encontramos los sociólogos es con izquierdas. Lo que sí expond r é en el texto es u n a fenomenología del cristianismo originario para que el lector sepa a qué m e refiero c u a n d o hablo de cristianismo (capítulo V) y u n análisis de las diversas izquierdas y de la conexión de sus propuestas con los problemas sociales más importantes (capítulos I y V). la verde y la anarquista. Exigen u n a definición o. A la misma conclusión m e llevó el análisis de los comportamientos sociales y políticos de los ciudadanos españoles realizado en dos de mis libros. la comunista. T. y c u a n d o pierde las elecciones siempre es sustituida p o r la derecha o el centro y n u n c a p o r u n a izquierda más radical. Son infecundas las invocaciones que hace la izquierda de nuestro país a u n vago progresismo de la ciudadanía.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR tos de ley que afectan a d e t e r m i n a d o s problemas sociales. socialismo y cristianismo son términos llenos de ambigüedades y contradicciones. el análisis c o m p a r a d o d e las izquierdas europeas y del c o m p o r t a m i e n t o político de los ciudadanos de la UE q u e m e h a n ido suministrando las publicaciones del Centro p e r la Riforma dello Stato de Roma me h a llevado a otra conclusión coincidente con la anterior: la izquierda está bloqueada p o r q u e n o existe u n a cultura ciudadana y u n a sociedad civil dispuesta a seguirla. De aquí arranca la creciente transmutación liberal de la izquierda. u n a precisión conceptual. sin lo cual es prácticamente imposible realizar cambios sociales profundos. por ello. De entrada. en gran parte. Por otro lado. N o m e compete como sociólogo expedir certificados de idoneidad y. las encuestas sobre el comportamiento socio-político de los universitarios son bien elocuentes. Hasta tal p u n t o esto es así que he sido testigo de cómo el acceso de personas con u n espíritu d e t e r m i n a d o a la dirección de ciertas instituciones públicas h a provocado u n cambio radical de la política adoptada. Weber y Sombart que ofrezco en este libro mostrará el fundam e n t o de esta tesis. establecer u n a línea de demarcación entre buenos y malos. crece la población que es "progre y de derechas". socialismos y cristianismos plurales y hasta antagónicos entre sí. La relectura sociológica de algunas obras de Marx. Izquierda. A esta operación de construcción en la sociedad civil de u n nuevo espíritu y u n a nueva cultura moral afín al socialismo está dedicado el libro. Decía anteriormente que las dos operaciones que han de marcar la refundación de la izquierda y el nuevo ciclo del socialismo están engarzadas y el éxito de la primera d e p e n d e . al menos. hipótesis q u e sólo se convierte en tesis c u a n d o se p r u e b a de u n m o d o r a z o n a d o — es q u e en la actualidad las dos fuentes de producción moral más importantes para la izquierda son el ecologismo político y el cristianismo originario. sobre todo en ámbitos juveniles. como han mostrado algunos estudios sociológicos. Blair y R. la izquierda ha de sondear fuentes de producción de cultura moral alternativa al individualismo posesivo. de que la segunda se ponga en funcionamiento. teniendo los mismos recursos económicos y técnicos que sus antecesores. cuatro tipos de izquierda con variantes internas d e n tro de cada u n a d e ellas: la socialista. En España. En esta obra exploraré sólo esta tradición y sondearé su virtualidades p a r a la fecundación del socialismo. h e llegado a la conclusión de que la adopción de medidas políticas y económicas muy concretas n o está fundamentalmente relacionada con cuestiones de viabilidad técnica o económica. "el" cristianismo. c o m o lo demuestra el caso d e Suecia. todo político tiene y que es el que determina sus prioridades y la articulación d e los recursos escasos. al menos. Personalmente me gusta más utilizar el t é r m i n o 12 13 . De h e c h o la izquierda mayoritaria n o logra m a n t e n e r s e establemente en el poder. consciente o inconscientemente. sino principalmente con el espíritu que. m u c h o menos.

a María y a nuestras hijas. dentro de su proyecto de refundación. ciertamente interconectadas. c o m o diría Bergamín. reelaboración del mismo p o r el contemp o r á n e o cristianismo d e liberación y gestación de u n nuevo ciclo del socialismo. Evidentemente. Este libro quiere explícitamente alejarse de todo uso instrumental del socialismo y del cristianismo para legitimar proyectos políticos o eclesiales. Clara y Sara. con el cristianismo originario (capítulo III). es decir. desde u n a relectura de la obra de Marx. respetando la identidad y distintividad de cada u n a de ellas. que h a n tenido que aguantar demasiado los encierros del autor en la larga fase final de redacción y que consideran. u n contacto "contaminante". pero marcadas por su distintividad. p e r o con u n contenido s u m a m e n t e vago y volátil. de Weber y de Sombart. la mano de nieve m e lleve consigo. C u a n d o se han cumplido los cuarenta años y u n o se encuentra ya en el meridiano de la vida. la exploración q u e haré del mismo en el capítulo V nace del cruce analítico q u e realizaré entre cristianismo originario. En el primero analizo los principales problemas sociales con los que se enfrenta la izquierda en este fin de siglo y las posibles propuestas que pued e n realizarse para afrontarlos.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR socialismo — a c u ñ a d o p o r primera vez en la historia p o r el cristiano Leroux en 1832— q u e el de izquierda. y quizá éstas sean las más específicas e importantes. el comunista Ingrao. el tema del nuevo espíritu del socialismo. 14 15 . La izquierda y el socialismo n o d e b e n ser teologizados y el cristianismo posee múltiples dimensiones q u e están más allá d e la política. los ojos y el corazón se vuelven hacia los orígenes. Si utilizo en el título del libro el t é r m i n o "la" izquierda es para englobar la pluralidad de socialismos p r o p u g n a d o s p o r cada u n a de las cuatro izquierdas realmente existentes con sus coincidencias y divergencias. es conveniente analizar el h e c h o de que la izquierda en bastantes países de Europa y de América Latina esté realizando. desde u n a perspectiva sociológica y política. p e r o también a cuatro personas q u e en el último decenio m e h a n marcado con sus propuestas: el socialista Delors. Intento analizar sociológica y políticamente el alcance y las implicaciones del encuentro realmente existente entre culturas políticas y organizaciones de izquierda y culturas religiosas y movimientos cristianos de liberación tanto en Europa como en América Latina. El lector me permitirá u n par de desahogos personales y de agradecimientos finales. En el libro utilizaré el t é r m i n o cristianismo al m o d o weberiano. En el cuarto abordo. Haré este estudio sociológico exponiendo la identidad d e ambas tradiciones. Me parece que. que lo único b u e n o de este libro es que se ha acabado ¡por fin! Dedico el libro a mis padres. que siempre es relativo a otra posición (derecha). En el quinto exploro cómo p u e d e el cristianismo fecundar a la izquierda. En el segundo presento el tipo de relación que p u e d e establecerse entre religión cristiana y política de la izquierda. el ecologista y sindicalista Riechmann y el internacionalista Ziegler. allí d o n d e surgieron los valores que han ido cimentando la existencia. a partir del m o d e l o tipo q u e nos ofrece la sociología y la fenomenología del cristianismo originario. Mi concepción de izquierda y socialismo le debe m u c h o a Gramsci y a Mounier. En el tercero invito al lector a u n largo viaje p o r la historia del socialismo m o d e r n o y contemporáneo para ver cómo afrontan las diversas izquierdas europeas y latinoamericanas la cuestión del cristianismo dentro del socialismo. quizá con toda razón. Y ahí están ellos como ejemplo y estímulo para seguir c a m i n a n d o hasta que. En primer lugar. como dicen los italianos. el cristianismo se ubica dentro de la necesidad de impulsar u n a nueva reforma intelectual y moral. El libro consta de cinco capítulos. p o r utilizar el término de Gramsci.

respectivamente. Esta lucha se ha dirigido a disminuir las injusticias y conquistar u n a mayor fraternidad entre estos seres llamados — n o en vano— animales racionales. E L NUEVO CICLO DEL SOCIALISMO l_ja historia de la izquierda es la de u n a larga marcha en la lucha contra la barbarie provocada por los seres humanos.CAPÍTULO I REFUNDAR LA IZQUIERDA. concretamente en el periodo de la guerra civil inglesa (16421652). Hay quien identifica el nacimiento de la izquierda con la historia de las tres Internacionales obreras surgidas en 1864. la fase del primer desarrollo del socialismo utópico en Inglaterra y Francia en la década de 1810 o la publicación del Manifiesto Comunista (1848). 17 . y n o sabría decir qué es lo que más sobreabunda: la animalidad o la racionalidad. E L NUEVO CICLO DEL SOCIALISMO: L A RECONSTRUCCIÓN DE LA IZQUIERDA EN IA "MALA" HORA La lucha por suprimir la barbarie y alcanzar la fraternidad humana es muy antigua. Otros retrotraen su surgimiento a fechas más tardías como la Revolución Francesa de 1789. Ya sabemos que en el desarrollo civilizatorio hay sobradas pruebas de lo u n o y de lo otro. nada m e n o s q u e doscientos años antes de la publicación del Manifiesto Comunista. Hay incluso quien h a afirmado que las raíces históricas de la izquierda socialista moderna hay que buscarlas más lejos. en el que surgió el movimiento radical d e los diggers que defendía ideas igualitaristas x . 1889 y 1919.

Nos hallamos en el inicio del inicio de u n a nueva fase. injusticias. que aniquiló al ejército de esclavos. los cuales h a n de ser redefinidos en cada coyuntura histórica. las luchas de liberación de millones de seres humanos han alimentado el curso humanizante del río de la historia. De entrada. sino la "cosa". h a n d e ser preferentes en la lucha socio-política en la actualidad. Creo que debemos insertar nuestra perspectiva en u n horizonte muy amplio. éticas o religiones— quieren acabar con situacio- nes de inhumanidad y desigualdad en torno a un programa c o m ú n de acción. Posteriormente e x p o n d r é las líneas prioritarias de acción que. Los nuestros son tiempos para anclarse en lo esencial y estar muy abiertos en la b ú s q u e d a de mediaciones d e todo tipo para alcanzar los fines de la izquierda. socialista o postmarxista. mientras haya colectivos de h u m a n o s que se rebelen contra la explotación. Desde esta premisa. Desde la óptica a n t e r i o r m e n t e indicada. y ni siquiera el carácter anticapitalista o n o de ésta. En las páginas q u e siguen p r e t e n d o ofrecer u n diagnóstico de los principales problemas que h a de abordar todo colectivo q u e quiera e n t r o n c a r con la tradición liberadora d e las izquierdas históricas y p r e t e n d a afrontar los desafíos básicos existentes hoy en el m u n d o . la fraternidad y la libertad. si tiene futuro el socialismo. postmarxista o antimarxista.073 años. las culturas políticas. u n o más de los muchos que se han creado en u n a larga historia de búsqueda de cómo construir un m u n d o que armonice la igualdad. al fin y al cabo. mucho más que el de marxista. si hubiera que buscarle u n adjetivo para concretar la identidad de fondo que u n e su pasado y su futuro. Tampoco lo esencial es la supervivencia de la izquierda como tal. la igualdad y la libertad. marxismo o socialismo. Espartaco como arquetipo de u n a izquierda que busca la erradicación del sufrimiento h u m a n o causado por mecanismos de explotación y dominación y que apela a la sublevación m o r a l ) al compromiso político de todas aquellas personas que —desde diversas ideologías. Conviene dej a r bien clara esta idea en u n m o m e n t o en que hay que saber distinguir muy bien los fines de las modalidades y métodos para alcanzarlos. creo que el más adecuado sería el de espartaquista. que destierre de u n a vez por todas la imagen de la caída del m u r o de Berlín como el fin de la historia y el principio de un futuro unidimensionalmente marcado por el fracaso del experimento bolchevique. de u n nuevo ciclo de esta lu- 18 19 .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR Si en este libro voy a d e n o m i n a r con el n o m b r e genérico d e izquierda al conjunto de movimientos q u e h a n luchado y siguen luchando contra la barbarie de la explotación y la dominación q u e i m p i d e n la fraternidad. si éste será marxista. pues. la dominación y el e m p o b r e c i m i e n t o de unos seres p o r otros. Por estas razones. las ideologías y los programas se convierten en meros medios. Lo básico y esencial es saber precisar los fines y los medios de u n proyecto colectivo y universal para lograr que disminuyan las explotaciones. lo decisivo n o es. Durante estos 2. Desde este enfoque. opresiones. desigualdades y pobrezas q u e siguen existiendo. U n a g u e r r a q u e t e r m i n ó con la m u e r t e de éste en la lucha contra las tropas de M. en instrumentos que deben someterse a la dinámica de prueba y error para ir consiguiendo los fines morales y sociales que son los que verdaderamente otorgan la identidad más profunda a lo que hoy denominamos en el lenguaje coloquial "la izquierda". t e n e m o s q u e irnos todavía m u c h o más atrás. La lucha proseguirá con el n o m b r e o sin el n o m b r e de izquierda. Esta perspectiva amplia puede liberar a la izquierda de sobrecarga ideológica y centrarla en raíces morales y objetivos humanizantes. Lo importante n o es el "nombre". En el debate actual n o p o d e m o s p e r d e r n o s en nominalismos. a mi entender. El elenco de problemas y el e n u n c i a d o d e acciones irán explicitando los fines y medios q u e configuran el c u e r p o d e la izquierda en este fin de siglo. Licinio Craso en Apulia y con la victoria definitiva de Pompeyo. he de advertir que me baso en u n a concepción cíclica de los proyectos de emancipación y parto d e u n a realidad que pienso que es irreversible: se h a n agotado los ciclos históricos correspondientes a los modelos leninistas y socialdemócratas desarrollados hasta la fecha. yo establecería el origen de la izquierda en la rebelión de los esclavos dirigida por Espartaco entre los años 73-71 antes de Cristo.

En España. el progresismo de los "progres" —valga la redundancia— muchas veces está asociado a nuevas formas de neoconservadurismo socio-económico. además. La nueva pirámide de edades en las sociedades de capitalismo avanzado.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR cha secular para hacer que disminuyan las desigualdades entre los hombres y los pueblos y para lograr que éstos p u e d a n ser sujetos soberanos. el déficit público acumulado. los problemas fundamentales q u e h a d e afrontar cualquier tipo d e izquierda que tenga c o m o fin el disminuir la injusti- 20 21 . las d e m a n d a s de más servicios sociales. En este libro calificaré este tipo de desigualdad internacional extrema como modelo de sociedad mundial 20:80. justicia y realización individual y colectiva. desde el a ñ o 1960. n o lo olvidemos. paz. el 20 por ciento de la h u m a nidad q u e vive en el n o r t e acapara el 80 p o r ciento de la riqueza mundial. las políticas ocupacionales y el tiempo de trabajo. para que p u e d a n desarrollar sus vidas en condiciones objetivas de libertad. 1997). la expansión de u n a cultura cívica contraria al increm e n t o de los impuestos. c) La política de empleo basada en la flexibilización del mercado de trabajo. El siglo xx se va a cerrar con la pérdida de varios decenios para el desarrollo. Este tipo de política —sobre la q u e existe bastante consenso entre las direcciones políticas de partidos europeos de distinto signo— crea u n a u m e n t o de la precarización d e las condiciones de trabajo y acrecienta el dualismo ya existente en el m u n d o de los trabajadores. Ramonet. en esta h o r a de la historia. cia. Los nuevos avances científicos en el desarrollo de las fuerzas productivas obligan a u n a nueva cultura empresarial y sindical y fuerzan a replantear las relaciones sociales de producción de u n m o d o nuevo. H a b r á q u e anticiparse a los efectos previstos p o r este inmenso cambio q u e culminará en la creación d e u n nuevo m o d o de producción. la opresión y la desigualdad entre los seres vivos son los siguientes: a) El incesante empobrecimiento de los países del sur. En la actualidad. es algo más que liberalismo. Considero que. Con determinados componentes culturales se encubre en más de u n a ocasión el rechazo de políticas de solidaridad y de cambio social profundo que afectarían al bienestar económico de u n a nueva pequeña-burguesía narcisistamente progresista. Me alejo de las concepciones que identifican izquierda y progresismo sin más matizaciones. El progresismo. hay q u e establecer los fines del nuevo ciclo y saber acertar en el diseño del programa para conseguirlos y en la creación o articulación de los sujetos q u e luchen para llevarlos a cabo. que n o es otra cosa que radicalismo liberal. Es decir. Y especialmente se desenvuelve en u n m o m e n t o de agudización de las contradicciones de este sistema. El situar este p r o b l e m a como el prim e r o y principal para las izquierdas de E u r o p a marca ya la orientación y finalidad que h a de regir el nuevo ciclo al q u e h e aludido a n t e r i o r m e n t e . Sabemos p o r los informes del PNUD (Programa d e Naciones Unidas para el Desarrollo) que. d) Las nuevas dificultades para el Estado del Bienestar. tan de m o d a en nuestro país. olvida q u e precisam e n t e la idea ilustrada de progreso entró en crisis hace tiemp o y hoy el pensamiento crítico se orienta más bien hacia la búsqueda de otro desarrollo civilizatorio que supere los estragos de ese progresismo ciego que ha sido u n a de las causas de la crisis de la civilización capitalista (Wallerstein. en cada década h a n a u m e n t a d o las desigualdades e n t r e países ricos y países empobrecidos. 1997. p u e d e ser u n a forma sutil de vaciar de identidad y contenido al socialismo que. la actual dinámica económica de crecimiento sin aum e n t o sustancial de e m p l e o . b) La reestructuración de la producción a través de las nuevas tecnologías. la polí- PROBLEMAS DEL FIN DE SIGLO. Este acontecimiento está introduciendo nuevas contradicciones entre el factor capitaly el factor trabajo. DESAFÍOS PARA LA IZQUIERDA La problemática social de este fin de siglo se desarrolla en u n escenario bien concreto. La apelación aerifica al progresismo. en la coyuntura histórica en la que nos encontramos. el del capitalismo como sistemam u n d o . Dichos efectos tienen que ver con las actividades exportadoras y de intercambio comercial. Por eso.

j) La manufactura del analfabeto secundario y la producción del idiota colectivo. Este tipo de ciudadanía dificulta la construcción de los sujetos q u e h a n de llevar adelante el nuevo ciclo del socialismo. modas. sino también el de la antropología colectiva. Este hecho se refleja en la creciente despolitización. Como ya afirmaba Gramsci. Por eso es tan importante difundir u n a antropología que haga posible el surgimiento de un sujeto postburgués que se sitúe en las antípodas de la cultura del "americanismo". de incidir en las causas q u e provocan la antiecología de la pobreza. canciones. Nos encontramos ya "más allá d e los límites del crecimiento". Hay que tener en cuenta que toda la ayuda oficial al desarrollo anual de los países de la OCDE equivale al gasto militar realizado por éstos durante cuarenta y ocho días. g) La integración de los trabajadores en la cultura del "americanismo". el escaso asociacionismo. Según el Informe sobre desarrollo humano 1997'del PNUD.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR tica europea de convergencia económica y el auge del neoliberalismo están p o n i e n d o en crisis el Estado del Bienestar. La continuidad de u n elevado gasto militar y la débil —por no decir inexistente— reconversión civil de las grandes industrias militares obligan a considerar la militarización de las relaciones internacionales como u n o de los grandes problemas del momento. la trivialización del diálogo y la conversación social. revistas. h) El militarismo persistente. Especialmente la despolitización d e los jóvenes es de u n a gravedad extrema. entre otras causas. El aumento de instrucción técnica y profesional p u e d e coexistir con u n alto índice de analfabetismo secundario (saber instrumental con bajo nivel de cultura crítica). La disociación entre reivindicaciones laborales y u n a cultura diferente a la capitalista dominante dificulta ir creando u n tipo de sociedad distinta a la existente en los países de capitalism o avanzado. las actitudes y los comportamientos. películas. e) El deterioro medioambiental y la producción antiecológica. u n a determinada opinión pública y unas finalidades y expectativas vitales colectivas que uniformicen las conductas. va m u c h o más allá de la presencia física de mujeres en puestos d e responsabilidad y q u e requiere q u e las propias mujeres elaboren una nueva cultura teórica y práctica diferente a la masculina dominante. La ausencia de u n a estrategia de acción sindical internacional dificulta la resolución de problemas propios de u n a economía mundializada. El consumo masivo de ciertos productos audiovisuales ofrecidos p o r algunos medios de comunicación está c r e a n d o u n a ciudadanía bastante idiotizada p o r d e t e r m i n a d a s temáticas que aparecen en concursos. 22 23 . config u r a n d o necesidades y demandas centradas en el consumo de bienes prototípico de la pequeña burguesía. N o se trata de abordar sólo los temas relativos a la ecología de la calidad de vida sino. Este h e c h o es el que permite hablar de u n aburguesamiento cultural — n o económico— de amplios sectores de trabajadores y es el que establece el consenso social básico que permite la reproducción de lo existente e impide el triunfo de determinadas alternativas. En cada época se fabrica u n tipo de ciudadano medio. El deterioro de la capa de ozono. etc. el gasto militar m u n d i a l es de u n millón y m e d i o de dólares por minuto. la desertización y deforestación crecientes y el galopante a u m e n t o de la contaminación son algunos de los indicadores de este problema. el "americanismo" (el modelo estandarizado de vida propio de Estados Unidos) es la fase superior y más refinada del capitalismo. Todavía n o se h a n sacado todas las consecuencias de este f e n ó m e n o social. cuya crisis fiscal ya fue anunciada hace más de u n decenio. el bajo nivel de cultura crítica —incluso entre los universitarios—. La tardanza en la adopción de medidas está multiplicando la catástrofe. i) La irrupción de la mujer como sujeto social y no como objeto doméstico. por un comercio internacional de armas estimulado por los países del norte y poco controlado internacionalmente p o n e en entredicho la consis- tencia de la paz después de la caída del m u r o de Berlín. sobre todo. etc. f) El localismo del sindicalismo y el internacionalismo del capitalismo. Es necesaria u n a "feminización" de la política y de la vida social que. para lo cual se necesita instituir u n a específica cultura de masas en la vida cotidiana. por supuesto. La extensión de múltiples guerras locales sostenidas. en la medida en que este sistema n o sólo penetra e invade el m u n d o de la economía.

(Díaz-Salazar: 1990. son ciclones q u e dificultan la expansión del aire de la ética del c o m p r o m i s o como sentido moral de la vida.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR PROPUESTAS DE ACCIÓN PARA I A. d e entrada. sino desde ella. Los nuevos climas culturales 24 25 . Hay que pasar a una nueva fase basada en la lucidez en los análisis. culturales. Para huir del catastrofismo y del desencanto que llevan a la inhibición hay que recordar que el movimiento obrero ha pasado por épocas de reflujo y derrota mayores que ésta y. pues m u c h o s dualismos entre vida privada y vida pública y muchos cinismos y escepticismos están asociados a u n a antigua fundamentación unidimensional de la vida en la militancia socio-política. vivir significa ser partisano (combatiente) ". Hay que crear c e n t r o s de educación moral y política e n esta línea. otras p o r q u e n o existen condiciones objetivas ni subjetivas para realizar determinadas políticas. El refugio en el egocentrismo o la solidaridad activa mediada por la acción socio-política es el dilema existencial ineludible que toda persona ha de resolver. U n a veces porque la complejidad de los problemas es enorme. Evidentemente.. El iluminismo voluntarista y el derrotismo catastrofista son infecundos. si ha pervivido. en el impulso ético desconectado del número de éxitos conseguidos y en la convicción de que a pesar de todo queda mucha realidad social para ser transformada. Tampoco vale el "todo o nada" en política. políticas y económicas que iban a la raíz de los problemas básicos y esenciales que existían en cada m o m e n t o histórico. Si dicha transformación es difícil sin esfuerzo.. de la cual hoy se reniega. Las propuestas de acción q u e a continuación voy a formular parten del reconocimiento de las dificultades y resistencias existentes y constituyen sólo aportaciones para u n debate colectivo. u n a cita de u n libro mío para ilustrar esta p r i m e r a p r o p u e s t a que tiene q u e ver con el fondo de todo lo demás q u e sigue: la creación del sujeto personal. es imposible sin compromiso socio-político. la lluvia que ha caído h a sido mucha c o m o para volver a esta ética c o m o si n a d a h u b i e r a pasado en el á n i m o de muchas gentes q u e tienen calada la profundidad más h o n d a de su alma. Eso sí. Los fundam e n t o s para este peculiar sentido moral son múltiples y van a ser a b o r d a d o s e n otros capítulos de este libro. en la actual coyuntura es muy difícil acertar en las medidas a adoptar. Conviene n o olvidar aquella afirmación de Gramsci: "Odio a los indiferentes. Permítaseme. y n o son meros elementos para construir las nuevas utopías que orienten nuestro futuro. Esta precisión es sumamente importante. La ética de la responsabilidad y la implicación con lo q u e acontece en la vida social es esencial para hacer u n a nueva política que vaya m á s allá de la administración de lo existente. IZQUIERDA La izquierda siempre se ha reconstituido a través de prácticas sociales. Ciertamente. Debemos volver a proclamar la ética del engagement (compromiso) . Refundar el sentido moral de la vida desde la militancia socio-política Obsérvese que n o afirmo q u e se fundamente el sentido moral de la vida en la militancia socio-política. 304-305). del militante. dispuesto a luchar por u n d e t e r m i n a d o tipo de sociedad: Hay que poner las bases para impedir que prosiga la crisis de militancia. se ha debido a las convicciones profundas de muchos hombres y mujeres que creyeron que la persistencia de las injusticias era una motivación más fuerte para seguir en la brecha que effracaso y la impotencia asociados a las batallas perdidas en la lucha contra esas injusticias. Es ilustrativo que el Gramsci d e los "consejos de fábrica" fuera t a m b i é n el creador e impulsor del "Club d e la vida moral" entre los jóvenes obreros de Turín. p o r más necesarias q u e éstas sean. creo que p e r t e n e c e n al m u n d o de lo realizable aquí y ahora.

Hay también mínimos y máximos. reprimiendo la búsqueda de derechos y libertades básicos y fundamentales. hasta ahora. son u n valioso indicador de la dictadura de las democracias europeas que se convierten en Estados policiales militarizados. Los dirigentes políticos n o son conscientes de los mecanismos internacionales de e m p o b r e c i m i e n t o q u e h a n creado u n a b o m b a impresionante: los 1. en grandes porcentajes. La práctica del internacionalismo solidario tiene muchas vertientes tanto a nivel de Estado como de sociedad civil. sobre todo. Todos los problemas del m u n d o occidental son absolutamente secundarios comparados con los de la inmensa mayoría de la h u m a n i d a d . capaz de incidir en los mecanismos que causan el subdesarrollo. Es necesario q u e los trabajadores inmigrantes en E u r o p a tengan los mismos derechos que los trabajadores autóctonos. La práctica del internacionalismo solidario tiene además u n ámbito más cercano: las políticas de inmigración y la protección de los derechos y la dignidad de los trabajadores extranjeros en Europa. Para empezar. Para ello se necesita la acción de los sindicatos entre éstos.000 millones de parados en el sur (informes d e la OIT).I A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR Las políticas d e inmigración La práctica de un internacionalismo solidario Considero q u e el indicador principal para medir la autenticidad de u n d e t e r m i n a d o proyecto d e izquierda es ver la práctica internacionalista q u e contiene. N o basta. Las políticas de inmigración existentes.7 p o r ciento del PNB para cooperación para el desarrollo. ese 80 p o r ciento que sólo dispone del 20 por ciento de la riqueza m u n d i a l y que. pues. cumplir los requerimientos de Naciones Unidas sobre el destino del 0. Téngase en cuenta que todos los habitantes d e la U n i ó n Europea. se q u e d a n impertérritos y hasta apoyan la persecución y expulsión de unos ciudadanos que p o n e n encima de nuestra sociedad la auténtica realidad de nuestro m u n d o . sólo ha sido retóricam e n t e internacionalista. Hasta ahora la izquierda. que todavía tienen fresca en su memoria la imagen de las persecuciones policiales efectuadas por la dictadura del general Franco. En el sur de España se está realizando la política sucia de Europa. levantando militarmente u n nuevo m u r o de la vergüenza que va a llegar a ser m u c h o p e o r q u e el de Berlín. hay que adoptar u n a política de cooperación internacional de calidad. n o lleva a incidir en las causas profundas de estas migraciones socio-económicas. Lo decisivo es diseñar a nivel e u r o p e o y mundial una política de reducción. defiendo u n a política d e mayor apertura a los trabajadores extranjeros. salvo escasas excepciones. ante todo. U n a de las principales prioridades de la izquierda en Occidente h a de ser la problemática de los países empobrecidos del sur. Se trata. las políticas de cooperación n o dejan de ser un "parche" a u n inmenso problema. las necesidades de la inmensa mayoría de la humanidad. Canadá y J a p ó n sólo constituyen el 13 p o r ciento de la población mundial. sino a construir E u r o p a c o m o isla y fortaleza ante éstas. Muchos ciudadanos y dirigentes políticos. afirmo q u e n o se p u e d e encubrir la xenofobia socio-económica r e a l m e n t e existente con políticas represivas q u e sólo buscan m a n t e n e r islas d e privilegiados. La respuesta. después de los acuerdos de Schengen. a u n q u e tengan la dimensión de u n continente.178 millones). u n a cantidad prácticamente equivalente a la de toda la población del n o r t e (1. renegociación o condonación de la d e u d a externa y establecer mecanismos de apoyo a los productos de los países pobres del sur d e n t r o del comercio internacional. Pese a los problemas y contradicciones q u e p u e d a provocar. La represión d e los más pobres para m a n t e n e r el nivel d e 26 27 . n o tiene satisfechas las necesidades básicas. con incrementar la cantidad. Frente a quienes afirman q u e esto p u e d e crear oleadas de racismo y xenofobia. Estados Unidos. de diseñar nuestro modelo de producción y consumo teniendo en cuenta. Sin embargo. desde luego.

el impacto medioambiental de su producción. El Manifiesto Ecosocialista h a recogido esta problemática con suma lucidez: "Si el consumo energético por persona alcanzara para u n a población mundial de 6. Los países ricos del norte. que n o llegan a representar ni siquiera u n a cuarta parte de la población mundial. La regulación ecológica de la producción y del consumo El sistema capitalista realmente existente n o sólo se basa en u n m o d o de producción que provoca el deterioro del medio ambiente. la relación entre lo q u e se p r o d u c e y las necesidades h u m a n a s fundamentales. Ello requiere la ecologización e internacionalización de la acción sindical. Las de petróleo se agotarían en dieciocho meses. Estados Unidos. La atmósfera seguramente n o resistiría el impacto". (En Antunesy otros: 1991. sin e m b a r g o . U n a izquierda coherente debe defender u n a política abierta de inmigración —siendo consciente de las múltiples contradicciones que ésta creará— como estrategia para p o n e r a las sociedades civiles de Occidente ante el gran y principal desafío del fin de siglo: el veloz crecimiento de la pobreza en la mayor parte de los países de la Tierra. A finales de la década de los ochenta J a p ó n tenía u n consumo d e energía per cápita que triplicaba el de toda África. Ysi éste es el dilema real. consumen la mayor parte de las materias primas y energías mundiales. Entre otras cosas porque este modelo se apropia el consumo de energías limitadas de u n m o d o injusto. La form a más eficaz a medio plazo de frenar las oleadas migratorias es la de establecer políticas intensivas de solidaridad internacional que incidan en los mecanismos endógenos y exógenos q u e crean la pobreza que obliga a la emigración. En menos de u n siglo. ignorar la profunda crisis p o r la q u e atraviesa la democracia parlamentaria. pues es depredador y antiigualitario. ésta es la expresión suprema de la miseria de Occidente. el de Estados Unidos. se agotarían las reservas de carbón. máximo responsable del efecto invern a d e r o y de los cambios climáticos. En los países del norte. Todos estos datos demuestran que nuestro m o d e l o de desarrollo es ecológica y h u m a n a m e n t e injusto. con sólo un 4 p o r ciento de la población mundial. la búsqueda de nuevas fuentes de energía limpia. haría falta disponer inmediatamente de diez veces más kilowatios térmicos de los que hoy se consumen.000 millones de seres humanos. Sin u n importante cambio en los hábitos de consumo de la mayoría de los países ricos n o es posible la regulación ecológica de la economía.31).I A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR bienestar de los más ricos constituye el corazón de la derecha conservadora de todos los tiempos. la crisis está provocada p o r u n vaciamiento real del p o d e r de los Parlamentos ante 28 29 . También a finales de esa década el consumo de fertilizantes en Europa occidental y meridional era cinco veces mayor que el de toda América Latina. N o p o d e m o s . suponiendo u n a población constante. U n a política económica de izquierdas tiene que empezar por plantearse el tema de los fines de la economía. incluidas las supuestas pero n o probadas todavía. la reconversión de la industria más antiecológica —piénsese en el problemático sector del automóvil— y el control de las empresas contaminantes. El dilema n o p u e d e ser xenofobia y racismo o política de inmigración represiva. La profundización de la democracia Todos los q u e h e m o s e x p e r i m e n t a d o la existencia d e sociedades reprimidas p o r gobiernos dictatoriales o autoritarios amamos con u n a especial intensidad el r é g i m e n d e m o crático parlamentario. consume el 40 p o r ciento d e los recursos naturales del m u n d o y emite el 50 p o r ciento del C 0 2 (dióxido de carbono). Nadie debería contribuir a crear u n a fortaleza económica llena de miseria moral respecto a la inmensa mayoría de la humanidad. la austeridad en el consumo. el tipo de consumo que alienta. sino q u e crea u n m o d e l o de desarrollo que n o es universalizable ni extensible a la mayoría de los países de la Tierra. Estas cuestiones de filosofía y ética de la economía son profundamente prácticas y deberían formar parte de las plataformas d e reivindicación sindical.

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

diversos poderes corporativos, p o r el mal funcionamiento i n t e r n o de los Parlamentos y p o r el distanciamiento e n t r e la dinámica parlamentaria y los avatares de la sociedad civil. En los países del sur, la crisis está asociada a la incapacidad de satisfacer las d e m a n d a s de las mayorías populares y a la falta de articulación entre las organizaciones sociales y los debates parlamentarios; p o r n o hablar de las diversas formas d e c o r r u p c i ó n q u e deslegitiman a los políticos en ambos hemisferios. Esta crisis de la democracia parlamentaria se ve agudizada p o r la propia de los partidos políticos como instancias de representación de intereses y como formas de organización de participación social. Ambas crisis están provocando el deterioro de lo político en la opinión pública. En España y en otros países de nuestro e n t o r n o , la política es lo menos valorado por los ciudadanos en todas las escalas de valores de todos los grupos de edad. Además, los políticos profesionales y los partidos aparecen también en el último lugar en las escalas de opinión pública sobre instituciones y profesiones. Este desprecio social está alentando u n a cultura cívica que mina peligrosamente las bases sociales de la democracia. Nos encontramos ante una artrosis de la democracia en los países del norte y ante u n a democracia vacía en muchos países del sur que tienen estructuras políticas formalmente n o dictatoriales, pero profundamente autoritarias en la práctica.

pacios de educación y adiestramiento para la participación, etcétera. Esta es la mejor forma d e ir creando u n a sociedad civil socialista diferenciada del modelo liberal de sociedad civil que, en la práctica, viene a n o ser otra cosa que u n a sociedad corporativa. Lo que defiendo es que se realice la democracia en su integridad, es decir, que los ciudadanos sean realmente soberanos, que sean sujetos de construcción de la ciudad y n o "ciudadanos siervos"; que sean capaces de someter todo p o d e r con mayores o m e n o r e s niveles de despotismo mediante su implicación en la transformación democrática de todos los' ámbitos de la producción, la administración, la educación, la atención al otro, el ocio, etc. Desgraciadamente, la izquierda tiene u n vicio de origen: su excesivo estatalismo. El sectarism o ideológico q u e h a a c o m p a ñ a d o a los diversos sectores de la izquierda en su desarrollo histórico impidió captar e integrar la parte de verdad existente en la teoría anarquista del p o d e r y los planteamientos gramscianos sobre las relaciones entre Estado y sociedad civil.

La perestroika de O c c i d e n t e A la izquierda le c o m p e t e realizar lo q u e p o d r í a m o s llamar la perestroika de Occidente. El desarrollo político de los países occidentales con democracia parlamentaria h a terminado creando un curioso producto: u n a combinación de democracia política institucional con semidictadura económica y demodictadura ideológico-cultural. La democracia política padece artrosis, carece de dinamismo expansivo y cada vez más se reduce a la práctica del sufragio universal y a la a c c i ó n de las instituciones estatales. De hecho se ha establecido u n reduccionismo peligroso: d e m o cracia es igual a aparatos e instituciones estatales legitimados por el sufragio universal y a pluralismo de opinión pública y medios de comunicación. Hablo de s e m i d i c t a d u r a en la esfera económica, p o r q u e ciertamente la acción d e los sindicatos y una nueva cultura empresarial ha permitido l a existencia de libertades y d e r e c h o s

La democracia expansiva La salida de esta crisis pasa por la generación de u n a democracia expansiva, lo cual implica u n a democratización mayor de muchas instituciones y aparatos del Estado y, sobre todo, una democratización de todos los ámbitos de la sociedad civil (empresas, municipios, centros escolares, etc.) en los que transcurre la vida cotidiana de los ciudadanos. Esta democratización requiere crear plataformas de participación social en todos los ámbitos de la vida social, establecer u n permanente diálogo con las organizaciones y movimientos de la sociedad civil, crear es-

30

31

LA IZQUIERDA y EI. CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR

laborales muy i m p o r t a n t e s en los centros de trabajo. Ahora bien, hay ámbitos de la esfera económica en los que de h e c h o rige u n a dictadura práctica que ni la acción sindical ni la voluntad política p u e d e n controlar o regular. El capitalismo como sistema tiene c o m p o n e n t e s dictatoriales muy profundos p o r lo que se refiere a la propiedad, la inversión, la acumulación d e beneficios, la organización del trabajo, etc. La precarización de los mercados d e trabajo, las políticas ocupacionales respecto a los jóvenes y los esfuerzos para flexibilizar más y más las relaciones laborales p u e d e n acrecentar e intensificar esos c o m p o n e n t e s . En el ámbito ideológico-cultural, con el término " d e m o dictadura" quiero hacer referencia a la siguiente realidad: evidentemente, en Occidente hay una oferta cultural e ideológica muy plural, la represión de opiniones de todo tipo prácticam e n t e n o existe, los sistemas de enseñanza integran cada vez a mayor n ú m e r o de personas, etc. Sin embargo, el capitalism o en su dimensión cultural ha sabido crear u n a sofisticadísim a industria ideológica con u n a capacidad de manipulación y configuración de la cultura de masas —de u n m o d o aparentemente n o represivo— como pocos sistemas aparecidos en la historia. Su triunfo se ha debido, como ya intuyó Gramsci en su día, a su hegemonía cultural, a su capacidad de crear u n a ideología de masas y, sobre todo, a la creación de u n a antropología colectiva afín a su m o d o de producción y a su diseñ o del p o d e r social. Este proyecto de hegemonía cultural necesita fabricar analfabetos secundarios y lo hace mediante la creación de u n a importante industria cultural de ocio, unos sistemas de enseñanza cada vez más tecnocráticos, u n a monopolización de las empresas periodísticas y televisivas por poderes industriales y financieros, u n uso teledirigido de las sofisticadas técnicas de publicidad, etc.

Democracia económica Ante esta realidad, una de las principales tareas q u e le inc u m b e n a la izquierda es la de profundizar la democracia

en el ámbito de la política, la e c o n o m í a y la cultura. U n a de las señas de identidad que mejor especificarían el rostro y el q u e h a c e r de la izquierda, hoy, sería precisamente el de querer construir más democracia en todos los sectores d e la sociedad civil y del Estado. En esta ocasión quisiera centrarme en u n o de estos ámbitos, el d e la democracia económica, q u e es el q u e a mi e n t e n d e r mejor verifica la autenticidad de la democracia política. Considero que la democracia económica p u e d e ir t o m a n d o cuerpo a través de la toma de decisiones que favorezcan la democracia industrial en los centros de trabajo (pienso, sobre todo, en medidas que protejan la acción sindical en las pequeñas y medianas empresas y en leyes o acuerdos que faciliten la participación de los trabajadores en la organización de las condiciones de trabajo y de la producción). Otro instrumento esencial para realizar la democracia económica es la creación de fondos de inversión para la creación de empleo en las empresas, lo q u e conlleva la abolición de las horas extraordinarias y el destino d e una gran parte de los beneficios empresariales y de los aumentos salariales a la lucha contra el desempleo. La creación de fondos de inversión para la creación de empleo debe ser u n a de las señas de distintividad de la izquierda y no puede ser u n a propuesta que se apoya desde fuera y su posible realización se deja al acuerdo previo entre patronal y sindicatos. Es éste un m é t o d o de vaciamiento de la política y de viciamiento de los procesos electorales. La reactivación de la política requiere la propuesta de medidas concretas y radicales ante los electores p a r a dotar de legitimidad a la toma de decisiones que puedan ir contra los intereses de aquellos grupos que obstaculizan la democracia económica. Los intentos de la izquierda francesa e italiana para devolver la soberanía popular a la política y adoptar por ley determinadas medidas relacionadas con la reducción de la j o r n a d a y el reparto del (iempo de trabajo son bastante elocuentes. (Carrieri: 1997). La potenciación del sector de la economía sociales también imprescindible para ir articulando la democracia económica. Hay que multiplicar apoyos financieros, legislativos y técnicos para que p u e d a n sostenerse y, sobre todo, extenderse

32

33

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

todo tipo de cooperativas de trabajo asociado, sociedades anónimas laborales, cooperativas industriales del tipo de Mondragón, iniciativas locales d e empleo alentadas p o r Ayuntamientos y ONG, talleres ocupacionales, etc. Finalmente, la democracia económica exige unafiscalidad más justa y progresiva que grave más a las grandes fortunas, a los altos salarios y a las familias en que trabajan ambos cónyuges. La evidente crisis fiscal del Estado del Bienestar exige u n gasto público más racional, pero también u n a mayor solidaridad ciudadana con aquellos sectores que más necesitan la intervención del Estado; la vía del a u m e n t o de la fiscalidad en u n Estado que administre bien los fondos públicos es u n a de las mejores expresiones de la solidaridad. La izquierda n o p u e d e quedar atrapada por la lógica conservadora de la reducción de impuestos ni por las demandas de u n a sociedad civil corporativa e hipócrita q u e quiere combinar más Estado del Bienestar con menos impuestos fiscales. Ahora bien, la legitimidad de la izquierda en este ámbito requiere grandes dosis de destreza y eficiencia en el uso de los recursos públicos y u n a e n o r m e austeridad y honestidad en el gasto público institucional.

D e n t r o de esta búsqueda de nuevas políticas ocupacionales creo que hay que orientarse en la experimentación, a nivel e u r o p e o , de la propuesta "trabajar m e n o s para trabajar todos". Hay que reducir la j o r n a d a y repartir el tiempo de trabajo. Existen diversas versiones para llevar a cabo esta propuesta (Aznar: 1996). N o se trata, desde luego, de precarizar aún más el trabajo, sino de iniciar u n nuevo m o d e l o laboral y h u m a n o en q u e se c o m b i n e n de otro m o d o tiempo de trabajo y tiempo de ocupación no laboral. Ello exige sacrificios en el nivel salarial, p e r o también en el empresarial. Ysobre todo, implica u n a nueva relación entre planificación y mercado para controlar los precios de los bienes básicos. Requiere, desde luego, u n estilo de vida m e n o s consumista y toda u n a serie de servicios sociales de orientación socio-cultural. Los sindicatos y la Izquierda política deberían apostar decididamente por este modelo en sus propuestas de lucha contra el paro. Ellos deben alentar la investigación concreta de la viabilidad de este modelo, de las resistencias que hay que vencer y de las medidas prácticas que hay que tomar a corto, medio y largo plazo. La reducción de la j o r n a d a laboral y el reparto del tiempo de trabajo p u e d e n ofrecer a la izquierda u n nuevo camino para realizar u n o de los principales objetivos históricos del movimiento obrero: la progresiva abolición del tiempo de trabajo. Esta lucha p u e d e ayudar a la izquierda a reencontrar su identidad. Frente al objetivo clásico de la colectivización de la economía y la supresión de la propiedad privada, el objetivo de la participación en la democratización de los centros de trabajo (organización de las condiciones de trabajo y destino de beneficios a fondos de inversión para creación de empleo). Frente a la abolición del Estado, la creación de u n a sociedad civil socialista q u e incluya entre sus reivindicaciones la progresiva reducción del tiempo de trabajo y se prepare para u n uso culturalmente creativo de ese tiempo liberado. Estas propuestas d e b e n ir acompañadas d e presiones sindicales y políticas a nivel internacional para q u e se mejoren las condiciones d e trabajo de los obreros y campesinos d e los países del sur.

La lucha contra el paro, la reducción de la jornada y el reparto del trabajo La izquierda debe asumir que debido a la gran revolución tecnológica aplicada al m u n d o de la producción es imposible acercarse a u n a política de pleno empleo, tal como concebimos éste en la actualidad. La experiencia de los últimos años nos está e n s e ñ a n d o que el crecimiento económico ya n o crea las mismas tasas de empleo que en otras épocas. Ni reactivando la economía, ni flexibilizando el m e r c a d o de trabajo, ni m o d e r a n d o los salarios p u e d e llegarse al pleno e m p l e o . Hay q u e sacar todas las consecuencias de este nuevo desarrollo de las fuerzas productivas y empezar a diseñar políticas ocupacionales —que van más allá de las clásicas políticas de e m p l e o — radicalmente innovadoras. (Gorz: 1996).

34

35

LA IZQUIERDA y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

La creación de un espacio social europeo Determinadas propuestas de la izquierda sólo p u e d e n realizarse si el e n t o r n o e u r o p e o decide llevarlas a cabo. Dada la interdependencia económica, n o es posible que un solo país opte por u n a determinada política de izquierdas sin el acomp a ñ a m i e n t o del resto de los países. Esto es muy claro, p o r ejemplo, en los temas de la reducción de la j o r n a d a y del reparto del tiempo de trabajo. Por eso es imprescindible europeizar la acción política y sindical. Las decisiones colectivas tomadas en los órganos decisorios de la Unión Europea limitan los márgenes de maniobra de las izquierdas nacionales. Es, por ello, determinante saber incidir adecuadamente en la construcción de la nueva Europa. Hay que distinguir entre la construcción económica, la construcción política y la construcción social de Europa. Hasta ahora hay u n predominio de la construcción económica sobre la política y un e n o r m e déficit en la construcción social, p o r ello es urgente crear u n espacio social europeo que sea el que rija y oriente la construcción económica; es decir, lo contrario de lo que se está haciendo hasta ahora. La construcción de la Unión Europea debería ser un experimento mundial de gobierno político de la economía para impedir que prosiga el actual gobierno económico de la política. Desgraciadamente, n o es ésta la tendencia dominante y predomina u n discurso de la flexibilización y de la desregulación, conectado con la necesaria competitividad internacional que, en p u r a lógica y en última instancia, p u e d e llevar a la "taiwanización" más o menos intensa de Europa. La carencia, a nivel mundial, de u n gobierno político de la e c o n o m í a y de las condiciones d e trabajo provoca u n "dumping social" internacional q u e sólo p u e d e ser evitado c o n u n a universalización de las conquistas sindicales europeas y con u n control político democrático d e las empresas multinacionales. Nos encontramos en un m e r c a d o m u n d i a l n o regulado desde instancias políticas. Existe u n a gran per-

misividad respecto al i n c u m p l i m i e n t o de las n o r m a s esenciales de la O I T en el o r d e n a m i e n t o laboral de m u c h o s países del sur. Estos h e c h o s están favoreciendo y a l e n t a n d o u n a loca carrera p o r la competitividad a cualquier precio que es muy d a ñ i n a para la construcción del espacio social europeo.

El desarrollo de la E u r o p a social Existen dos instrumentos que deben ser activados con mayor intensidad para impulsar el desarrollo del espacio social europeo. Me refiero a la Carta Comunitaria de los Derechos Sociales de los Trabajadores y al Protocolo Social que acompaña al Tratado de Maastricht. En ambos textos se establecen principios muy importantes como los relativos a los salarios justos, la mejora de las condiciones de trabajo, la protección social de los excluidos sociales, la igualdad de trato de hombres y mujeres, la información, consulta y participación de los trabajadores e n las empresas, la protección de la salud y la seguridad en el trabajo, etc. Sería necesario aplicar estos principios p o r vía d e directivas vinculantes, especialmente en dos ámbitos: las condiciones laborales de los trabajadores con contratos precarios o eventuales y la información, consulta y participación de los trabajadores en las empresas. Desgraciadamente, los Gobiernos europeos están desactivando las potencialidades contenidas tanto en la Carta como en el Protocolo Social. El futuro d e la construcción europea pasa por la incorporación de criterios de convergencia social (gasto social, tasa de paro, etc). La creación del espacio social e u r o p e o r e q u i e r e europeiz a r la acción sindical. L a m e n t a b l e m e n t e , los sindicatos n o h a n estado a la altura de las circunstancias y todavía siguen prisioneros de u n a lógica local y nacional. Hay q u e seguir luchando p o r la creación de comités de empresa e u r o p e o s y d e comités sindicales europeos de sector capaces de t e n e r u n a plataforma d e acción sindical c o m ú n , especialmente e n lo referente a la reindustrialización y al r e p a r t o del tiemp o de trabajo.

3G

37

La lucha contra la pobreza y la marginación requiere la profundización (y n o el desmantelamiento o la reducción) del Estado del Bienestar con u n a armónica articulación de iniciativas públicas y privadas y con u n mayor protagonismo de sus receptores. Este tercio es minoritario respecto a los otros dos tercios en los que están incluidos todos los integrados. la defensa de los intereses de los países pobres dentro de la Organización Mundial del Comercio y la práctica de u n a política exterior común que impulse los procesos d e democratización y respeto de los derechos h u m a n o s en m u c h o s países del sur. sino la del impulso de mecanismos para incorporar a todo tipo de pobres y excluidos a la dinámica de la vida social c o m ú n . Es necesario q u e la izquierda supere toda tentación de encerrarse e n lo que podríamos llamar un corporativismo obrero o. ex secretario general del SPD (Partido Socialdemócrata A l e m á n ) y una de las mentes más lúcidas de la izquierda e u r o p e a . C o n esta denominación. impedir casos de dumping social como el de la empresa Hoover(que cerró su fábrica en Francia para trasladarla a Escocia por u n sustancial abaratamiento de los salarios) e impulsar una política fiscal armonizada que evite la "desfiscalización competitiva". Este espacio social debe ser solidario internacionalmente a través de la potenciación de las políticas de cooperación para el desarrollo.LA IZQUIERDA Y EI. marginados y excluidos sociales a través de políticas activas de salario social o rentas de inserción. en la sociedad de bienestar. h a llamado la atención sobre el peligro de q u e se p e r p e t ú e con lacolaboración de la izquierda el actual modelo d e sociedad de los dos tercios q u e caracteriza la estructura social de la mayoría de los países de capitalismo avanzado. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR U n a Europa social requiere u n mayor presupuesto comunitario y u n a u m e n t o de los Fondos de Cohesión y de los Fondos Estructurales destinados al desarrollo de las regiones más desfavorecidas. marginación y exclusión social L a producción capitalista de nuevas formas de pobreza y la persistencia de las formas tradicionales de marginación y exclusión social obligan a la izquierda a ampliar sus objetivos de l u c h a y a ir más allá de la defensa de los trabajadores. La finalidad última del Estado del Bienestar n o p u e d e ser exclusivamente la de la extensión de subsidios y ayudas para excluidos sociales. Hay que potenciar la inserción social de los pobres. Para ello hay q u e crear una Hacienda Pública Europea con capacidad redistributiva. Glotz. /'. en la defensa de u n a "aristocracia obrera". P. p u e s la disten- 38 39 . a u n q u e sea desigualmente.'/ impulso de una nueva fase pacifista La militarización d e las relaciones internacionales. La lucha contra las nuevas y tradicionales formas de pobreza. desde los trabajadores con ingresos que les p e r m i t e n generar un a h o r r o familiar hasta la gran oligarquía. La política se hace en función de estos dos tercios integrados y deja de lado los problemas de ese tercio de excluidos sociales. entre otras cosas. C o m o p o d r á verse en próximos capítulos. lo q u e es peor. Glotz hace referencia a la existencia d e u n terciode la población excluido del bienestar social y c o n d e n a d o a la marginación y a la pobreza. Políticamente Europa necesita u n Parlamento con más poderes para. la persistencia de u n alto gasto militar y el m a n t e n i m i e n t o de u n peligroso arsenal nuclear constituyen u n conjunto d e realidades q u e deberían alentar el impulso de u n a nueva fase pacifista. esta cuestión es central en el desarrollo del libro. Para superar el posible asistencialismo en el q u e p u e d e n sucumbir dichas políticas habría q u e extender experiencias como las realizadas en Navarra en t o r n o al llamado "salario social s u d a d o " y la "empresa social marginal" (el m o d e l o de empresa para excluidos sociales desarrollado p o r los "traperos de Emaús"). así como el cooperativismo laboral de personas en paro alentado y sostenido por Caritas y otras asociaciones desde hace años con resultados y experiencias sumamente interesantes. la extensión de guerras en bastantes países.

La izquierda tiene que animar y sostener este impulso pacifista. p o r interesantes prácticas de asociacionismo local promovidas por Ayuntamientos democráticos que quieren huir del burocratismo político. que no se resigna a ser un mero objeto de la atención o desatención de las administraciones públicas. Ellas fueron excelentes canales de participación popular y concientización socio-política. p o r cierto. de una izquierda social más o menos sumergida. muchas enfermedades q u e multiplican la muerte e n numerosos países del sur.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR sión este-oeste no ha traído desgraciadamente u n a nueva era de pa/. etc. la vivienda. El PNUD ha logrado cuantificar esta reconversión año por a ñ o hasta el 2000. la prevención de la drogadicción o la recuperación de los drogadictos. También hay que impulsar u n a reconversión civil de la industria militar y caminar hacia la creación de ejércitos regionales con u n a mayor coordinación entre sí bajo los auspicios y controles de Naciones Unidas. el voluntariado. Las áreas del consumo. las infraestructuras locales. su ignorancia de la construcción de la hegemonía en la sociedad civil. La potenciación y repolitización del movimiento ciudadano La práctica del "pensar globalmente. A nivel internacional hay que profundizar en las técnicas de prevención de conflictos (los errores de la Unión Europea en este campo han sido inmensos por lo que respecta al caso yugoslavo). d e asegurar la paz o detener determinadas guerras casi tribales. Unas veces como expresión de luchas corporativas concretas y otras como expresión de u n a ciudadanía responsable. La izquierda. la educación. La suma'torpeza de las diferentes izquierdas. actuar localmente" puede realizarse a través del movimiento ciudadano y de la acción política en torno a los Ayuntamientos. bastante incapaz. en las presiones para el diálogo de las partes en conflicto y en la extensión de misiones internacionales de pacificación. sujeto político que fortalece y extiende la democracia. las iniciativas locales de empleo. La creación de un dividendo de la paz para el desarrollo p r o p u e s t a por el PNUD a través de la reconversión de u n a p a r t e del gasto militar en gasto social d e b e ser acogida y def e n d i d a p o r la izquierda. debe potenciar este movimiento ciudadano y alentar su autonomía. entre o t r a s cosas. Este movimiento ciudad a n o es también impulsado. el tiempo libre. pues sigue existiendo u n peligroso y potente mercado negro q u e necesita activar conflictos en diversas zonas. se han multiplicado las guerras d e n t r o d e países y entre países. desde los Ayuntamientos o desde la sociedad civil. especialmente en u n medio juvenil en el que se extiende u n a cultura de la violencia. el comerciojusto. L a educación para la paz en los centros de enseñanza. los servicios sociales. son campos de acción para crear u n a ciudadanía activa. Mientras ha desaparecido la posibilidad de u n a "gran guerra" entre superpotencias. En los últimos años presenciamos un interesante renacer del movimiento ciudadano. en ocasiones. el hermanamiento con movimientos ciudadanos de localidades del sur. 40 41 . en la familia y en asociaciones de todo tipo es u n o de los mejores y más eficaces medios para impulsar el pacifismo en la vida cotidiana. El control internacional de las exportaciones de armas es u r g e n t e e imprescindible. su incomprensión de la autonomía de los movimientos sociales llevó al h u n d i m i e n t o de u n a de las mayores esperanzas de u n a democracia participativa. sus rivalidades. La objección fiscal a los gastos militares como presión para impulsar el desarme para el desarrollo es u n instrumento muy valioso para d e n u n c i a r la irracionalidad de u n m u n d o q u e tiene recursos suficientes p a r a vencer los grandes problemas del subdesarrollo y la miseria y en camlio destina gran parte de los mismos a alimentar u n inmenso aparato militar. la xenofobia y el racismo.. Todos recordamos el gran papel j u g a d o por las asociaciones de vecinos en los albores de la transición. Hay que subrayar la importancia política de lo local. U n a b u e n a canalización de dicho gasto sería suficiente para erradicar.

En este sentido el vacío de propuestas educativas afines a los valores de fond o de la izquierda es muy p r e o c u p a n t e . a través de los cuales se difunda u n a conciencia crítica. p u e d e convertirse en u n a nueva alienación. No p u e d e plantearse u n cambio político y social sustancial sin tener en cuenta la socialización d o m i n a n t e en u n a sociedad. La primera consiste en el impulso de la cultura popular crítica mediante c e n t r o s de cultura y educación de adultos. ya q u e aspira también a u n a transformación moral e intelectual de la sociedad. la coherencia entre vida íntima y vida pública y la politización d e la subjetividad desde u n a determinada tradición ética o religiosa. ¿Quién educa a nuestros niños y jóvenes en u n a sociedad en la q u e el tiempo familiar está en la mayoría de los casos absorbido por el tiempo televisivo y los centros escolares están regidos cada vez más p o r u n a lógica de la mera enseñanza de materias académicas? ¿Quién se ocupa d e la educación de los llamados "hijos de la calle". unos valores distintos a los propios de la ideología capitalista.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR La política d e los Ayuntamientos p u e d e favorecer la regeneración de la democracia. La cuestión esencial q u e está detrás de esta tesis es la educación de los niños y de los jóvenes. la escuela y la "calle" (el ambiente social público). La izquierda d e b e anticiparse a la aceleración de estos procesos y diseñar toda u n a política de servicios sociales en este ámbito. Esta educación y cultura popular es imprescindible para a f r o n t a r el reto impuesto p o r la ampliación del tiempo d e o c i o . El papel y la responsabilidad de los profesionales de los medios de com u n i c a c i ó n social en esta labor es muy importante. que es distinta al p r o b l e m a de la enseñanza a u n q u e g u a r d e relación con éste. Este tiempo libre i m p u e s t o p o r el nuevo desarrollo de las fuerzas productivas va a estar relacionado también con la necesidad de crear políticas ocupacionales distintas a las meras políticas de em- pleo. pues de lo contrario el ocio estructural. P o r ello creo que la izquierda tiene q u e ser u n movimiento ético-cultural de transformación de la sociedad civil y de conquista del poder del Estado y n o u n aparato especializad o e n alcanzar triunfos electorales a toda costa y a cualquier precio. La izquierda d e b e plantearse también incidir en los ámbitos de la r e p r o d u c c i ó n cultural y moral c o m o la familia. U n análi' . Los primeros tienen que ver con aquellos q u e buscan el cambio de la interioridad. u n a cult u r a de la solidaridad. m i e m b r o s de familias obreras con poca vivencia de "hogar" por diversas causas)? La izquierda debería ser más creativa e n este c a m p o y alentar e impulsar movimientos de educación d e niños y jóvenes. para la extensión de la reforma intelectual y moral de masas que propongo son muy importantes dos tipos de grupos sociales: los que se ocupan de la transformación personal y los que crean experiencias de vida comunitaria alternativa. jóvenes y niños. Los movimientos cristianos de base son los q u e más h a n desarrollado esta dimensión a través de la llamada "revisión de vida". si es capaz de establecer canales de participación e información con el movimiento ciudadano. Tanto el paro estructural como la reducción de la jorn a d a de trabajo Tan a convertir el llamado "tiempo libre" en u n a cuestión central en este fin de siglo. Existen varias formas de llevar a la práctica la reforma intelectual y moral de masas q u e aquí p r o p u g n o . cada vez más n u m e r o s o s (fracasados escolares. Estoy p r o f u n d a m e n t e convencido de que sin u n cambio cultural y moral profundo es imposible la h e g e m o n í a socialista. Gramsci a c u ñ ó el términ o reforma intelectual y moralpara afirmar q u e la izquierda n o sólo es u n a fuerza de cambio político. Toda esta tarea necesita incidir en un m u n d o en el que lo audiovisual es u n factor esencial. en vez de servir para la realización h u m a n a liberada de la pesada carga del trabajo productivo. Finalmente. Toda generación d e "no m e comas el coco" es u n a generación del "coco recomid o p o r la nada". La extensión de una reforma intelectual y moral de masas Hay que recuperar la tradición del movimiento o b r e r o c o m o movimiento ético y cultural. parados.

El problema de fondo q u e plantea la reforma intelectual y m o r a l como quehacer de la izquierda es el de la creación d e u n sujeto postburgués q u e haga posible con su apoyo la difusión y expansión de u n a política socialista solidaria. sobre la trayectoria de m u c h o s militantes y cuadros de la izquierda española podría dar buena cuenta del fuerte impacto político y ético de esta práctica. ello se debe a la influencia social de la misma. precisar las concepciones de la política y de la religión cristiana q u e hacen posible el diálogo entre ambas y establecer las condiciones p a r a respetar la a u t o n o m í a y especificidad de cada u n a de ellas. q u e e n la actualidad es ministra del "Olivo" por el PDS. P r e t e n d o mostrar las cuestiones q u e p e r m i t e n conectar los problemas de la izquierda con el cristianismo. RELEVANCIA SOCIOLÓGICA DE LA RELIGIÓN CRISTIANA Para afrontar la temática de este capítulo hay que empezar afirmando que si la religión es objeto de análisis de la sociología. Los segundos tienen su origen histórico en las prácticas de los grupos anarquistas. El cambio de los estilos de vida es u n imperativo para que la reforma intelectual y moral alumbre u n a nueva política. De ahí la importancia del feminismo de la diferencia y del aporte de las mujeres para la transformación d e la política y de la propia izquierda. Los planteamientos de Luckmann sobre la "religión invisible" son cuestionados. En este sentido. Sin embargo. son muy importantes las propuestas que lleva realizando desde h a c e años Livia Turco —feminista. Constituye u n valioso indicador d e que la vida h u m a n a n o se reduce a la política. la "feminización" de la política y de la vida cotidian a es imprescindible. Y desd e esta perspectiva. explorando las aportaciones q u e p u e d e realizar para refundar el socialismo y crear ese sujeto. basado en la técnica de las historias de vida. Después han sido los verdes y los cristianos de base los q u e más h a n desarrollado estas experiencias de vida comunitaria alternativa que e n c a r n a n a p e q u e ñ a escala el tipo de sociedad q u e se quiere construir y que constituyen u n excelente p u n t o de referencia político y contracultural. pues emerge u n nuevo proceso de desprivatización de la religión (Casanova: 45 . Las tesis que identificaban proceso de secularización con desaparición de la influencia de la religión en la vida social están siendo superadas ante el h e c h o de la persistencia de lo sagrado y el retorno de lo religioso en áreas que el positivismo había destinado a la inmanencia absoluta. católica y comunista—. Es cierto q u e la religión d o m i n a n t e en E u r o p a n o es en la actualidad una realidad básicamente política. hay que partir del dato sociológico de que las religiones siguen configurando mentalidades y comportamientos de masas. En esta línea.sis sociológico. voy a plantear la cuestión del cristianism o e n la izquierda. CAPÍTULO II LAICISMO YCRISTIANISMO EN LA POLÍTICA DE LA IZQUIERDA -Hm este capítulo voy a presentar la ubicación del cristianism o en el proceso de refundación de la izquierda. más bien es un f e n ó m e n o prepolítico.

J. J. las motivaciones sociales y morales se fraguan en la esfera privada. Linz afirma lo siguiente sobre la incidencia de la variable religiosa en la opción política: Es limitada la utilidad de las explicaciones socioeconómicas y de las diferencias de clase con respecto a la conducta electoral en muchos países europeos.. Bourdieu. desde luego. pues el m u n d o de lo privado es decisivo para los comportamientos sociales en la vida pública. Es cierto q u e la Ilustración y los procesos de industrialización h a n socavado las tradicionales estructuras de plausibilidad d e la religión y q u e ésta. la dimensión religiosa sigue siendo básica para comprender la política española. Hay una variable estructural que contribuye decisivamente al clima de opinión en las provincias españolas: la variable religiosa. La política ya n o necesita legitimaciones religiosas y. para condicionar comportamientos individuales y sociales. especialmente. como en el caso de Italia y Francia y otros países católicos. La asociación entre religiosidad y preferencia política es más clara que entre identificación subjetiva de clase y preferencia de partido. Montero afirma lo siguiente: 46 47 . p o d e m o s considerar la religión c o m o u n capital simbólico. incluso de las actitudes y comportamiento políticos" (Diez Nicolás: 1986: 82. el "vivir sin religión" es u n a seña de identidad de la m o d e r n i d a d asumida por numerosos ciudadanos. cómo la religiosidad constituye u n o d e los factores más influyentes en la configuración del habitus político. condiciona la actitud de los individuos hacia diferentes instituciones y grupos sociales. R. Linz.. En u n a misma línea se expresaj. C o m o reconoce F. n o p o d e m o s olvidar que los juicios sobre la realidad y. siguiendo los planteamientos de P. sobre todo en países fragmentados por otras líneas de división social tal como las existentes entre un sector religioso y un sector secularizado de la sociedad.. La estructura social española es mucho más compleja de lo que podría suponerse en un modelo bipolar de clases sociales o con una distinción social clara entre la sociedad rural y la sociedad urbana. 299-300... Parece que en los grandes núcleos u r b a n o s y en las capas más ilustradas de la población se debilita. 85).LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL Df AZ-SALAZAR 1996). Salvo que aceptemos que la esquizofrenia es dominante en las relaciones entre lo público y lo privado. Todo el m u n d o de lo privado incide de diversas maneras en la esfera pública y en el comportamiento social y político. p o r tanto. suficiente. (Linz: 1981. La religión tiene u n gran p o d e r simbólico para configurar el c o m p o r t a m i e n t o de las masas y de los individuos.. n o determina ya la vida d e muchas personas y de múltiples áreas de la estructura social. (de ahí) la importancia q u e h a vuelto a tomar la religiosidad en la explicación sociológica. en Españ a "la cultura laica está escasamente implantada en la médula popular... como u n sistema de símbolos con referencia t r a n s c e n d e n t e que posee u n a gran fuerza social. Si se tuviera que elegir sólo una pregunta para predecir la preferencia política de un español. pero ésta sigue vigente en la mayoría del país y sigue influyendo decisivamente" ] . Considero que. La religión posee u n a plusvalía peculiar y p o r ello afecta a la política y a la cultura. afirma que "el voto según distintos grados de religiosidad se repartía entre los partidos. J.. persiste la religión y son mayoritarios los h o m b r e s q u e siguen "viviendo con religión". Diversos expertos en sociología política han mostrado. Sin embargo. es decir.. aunq u e n o sea más que en el p l a n o de las costumbres... la influencia religiosa. c o m o decía Benedetto Croce. en otro estudio sobre religión y política. ninguno de los indicadores de estructura profesional y de nivel de vida llega ni lejanamente a la misma importancia.. Además. p e r o con u n a clara preferencia p o r u n a u otra candidatura d e p e n d i e n d o de la mayor o m e n o r religiosidad" (Linz: 1986. 56-57.308). algunos sociólogos h a n advertido con perspicacia que n o se p u e d e identificar el arraigo de la religión en la esfera privada con la irrelevancia social de la misma. la referente a la religiosidad más bien que la identificación de clase nos daría una mayor posibilidad de acertar. 219). a través d e estudios empíricos. Diez Nicolás al declarar q u e la religiosidad "impregna casi todas las actitudes políticas.. Savater. Sobre esta misma cuestión.

Las instituciones religiosas.. la variable religiosa tiene mucha mayor importancia que la ouora determinante de la clase social. en términos relativos. en q u e la presencia de los militantes de la HOAC era el verdadero soporte del p e q u e ñ o grupito d e CC O O " 3 . No olvidaré j a m á s esos m o m e n t o s más difíciles. Políticamente es decisivo tener presente el peso institucional d e las organizaciones religiosas. comunistas o de extrema izquierda y que militan en partidos o sindicatos) no llega probablemente al 5 por ciento de la población. a la hora de explicar las orientaciones políticas. A. el c o m p o n e n t e de los militantes cristianos es indispensable actualmente para Comisiones Obreras. dirigente de UGT. No conviene olvidar.. que en España la Iglesia católica es la institución que agrupa al mayor porcentaje de ciudadanos. Saracíbar. secretario general de CC O O . el factor religioso aparece estechamente relacionado con la organización de las expectativas. se habría consolidado c o m o u n sindicato pluralista y democrático sin ella. en la medida que encuadran a masas. y en u n a línea parecida A. Dicho de modo distinto. la importancia del mundo católico español sigue siendo muy considerable.. 215).I. (Pérez-Díaz: 1993. ocupan espacios decisivos de la sociedad civil y difunden moral e ideología.LA IZQUIERDA Y F. m u c h o menos. e n c a r n a n u n a de las subculturas políticas de izquierda más interesantes en el p a n o r a m a español. Por ejemplo. las percepciones ideológicas y las opciones electorales. Entre un 30 y u n 40 por ciento de los españoles pueden ser considerados como católicos practicantes. el factor religioso sigue siendo relevante para estructurar el mapa actitudinal y para orientar el comportamiento político de los electores. Pero el porcentaje es muy alto si se compara con el de cualquier otro grupo de la sociedad definido por otras creencias o actitudes morales. ideas. c u a n d o yo comenzaba en CC O O a mediados de los años sesenta. d e n t r o de la dinámica de las minorías activas estudiadas por Moscovici.. hay que t e n e r también en cuenta su proceso de institucionalización. como ha r e c o r d a d o V. ha declarado que "en el sindicalismo español los mejores cuadros p r o c e d e n de HOAC ( H e r m a n d a d O b r e r a de Acción Católica) y J O C (Juventud O b r e r a Cristiana)". Diversos políticos y sindicalistas han reconocido esta realidad en los términos siguientes: l: Sotelo ha escrito q u e "en España. constituyen u n poder simbólico y social muy importante en las luchas por la hegemonía. u n a izquierda cabal y coherente sólo la he e n c o n t r a d o entre los llamados cristianos de base. si la comparamos con el resto de instituciones: No es ciertamente el panorama de una sociedad católica integral o en proceso de serlo lo que parece desprenderse de los datos de las encuestas sociológicas. Esto puede parecer poco con relación al ideal de la Iglesia triunfante. J u n t o a las grandes instituciones religiosas hay que tener también en cuenta a los movimientos cristianos de base que. pues en nuestro e n t o r n o constituyen un conjunto de poderosos aparatos ideológicos (Althusser) y de hegemonía (Gramsci).. Pero este diagnóstico debe ser templado por otras puntualizaciones: Primera: debe tenerse en cuenta que. Este conjunto de afirmaciones muestran la relevancia del cristianismo de liberación en España. 207). el conjunto de todos los "practicantes de izquierda" del país (que se consideran socialistas. El transfondo cristiano de la izquierda europea es algo tan obvio como todavía difícil de asimilar por u n a b u e n a parte de las gentes que se quieren de izquierda" 2 . ha afirmado q u e "de la gente de la HOAC h e a p r e n d i d o mucho. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR Pese a la presencia de fenómenos secularizadores. y desde luego en España. En todos los países del Mediterráneo católico.. La aportación de la H O A C ha sido tan d e t e r m i n a n t e y decisiva que CC O O ni habría llegad o a existir. ni. Gutiérrez. la religiosidad subsiste en forma de orientaciones básicas que operan como esquemas de referencia para el análisis de la realidad política. 48 49 . (Montero: 1994. que era la catolización in- tegral del país. Para captar la influencia social y política de la religiosidad n o basta con analizarla como factor social específico. Pérez-Díaz. por ejemplo. valores y actividades políticas de sus habitantes.

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR PROYECTO DE IZQUIERDA YCRISTIANISMO En el capítulo anterior planteé la necesidad de q u e la izquierda abriera u n nuevo ciclo y se dotara d e u n nuevo proyecto con objetivos concretos y con programas de g o b i e r n o para realizarlos. especialmente por Saint-Simón en El nuevo cristianismo y por Durkh e i m en El socialismo. B o b b i o ha afirmado. la lucha contra la exclusión social y la reorientación ecológica de la producción y del consumo como el corazón de su proyecto necesita repensar el sentido y la finalidad de la política y ser capaz de ofrecer algo más que programas de gestión. La hipótesis q u e voy a desarrollar en este lib r o es que el cristianismo p u e d e realizar importantes aportaciones al diseño d e la cultura política y de los objetivos del nuevo proyecto de la izquierda. por u n lado. Considero que para que la izquierda adopte los temas del internacionalismo. reivindicaron la necesidad de u n a religión de la humanidad. es decir. desde perspectivas distintas. entre otras cosas. que "el verdadero p r o b l e m a es la observancia" (Bobbio: 1997. porque u n e su acción a un conjunto de valores y n o a la reproducción del orden existente mediante su correcta gestión. En la actualidad. como reorientación de u n modelo industrialista q u e g e n e r a deterioro ecológico y p r o d u c e gravísimos daños para las generaciones venideras. 215) y con ello h a p r e t e n d i d o mostrar las insuficiencias y dificultades de la ética civil para ir más allá d e la fundamentación y convertirse en práctica moral. nos encontramos en sociedades más complejas de las contempladas por Saint-Simón y Durkheim. Ambos. como capacidad de controlar y regular los poderes socioeconómicos en beneficio de la mayoría y. Esto significa que hay que establecer u n a sólida unión entre quehacer político y vida moral. En este sentido M. ha afirmado que es necesario "comprender que si la política n o es forzosamente el lugar d o n d e se crean los valores. Con ella invierto el tipo de relaciones entre emancipación política y religión establecida p o r Marx en La cuestión judíay m e aproximo al pensamiento de Max Weber sobre la conexión entre espíritu y acción colectiva. Durkheim destaca c ó m o lo sagrado introyectado es el factor q u e mejor asegura q u e las propuestas éticas se conviertan en moral vivida. la cuestión de fondo propuesta p o r SaintSimon y Durkheim: cómo crear solidaridad en sociedades que tienden a la fragmentación y el individualismo. reivindicar la política como soberanía popular. La relevancia de la conexión entre religiosidad y solidarid a d fue destacada p o r algunos clásicos de la sociología. Si la izquierda logra captar la relevancia del internacionalismo p o d r á desc u b r i r más fácilmente los recursos que aporta el cristianismo p a r a crear u n a cultura moral q u e favorezca políticas de redistribución de la riqueza a escala mundial. en r e g u l a c i ó n normativa y efectiva de los comportamientos. p e r o nos hallamos ante los desafíos de crear un proyecto capaz de desacralizar la religión del mercado y del individualismo. Para ello es necesario. p o r otro. sí que es con toda seguridad d o n d e deben materializarse . especialmente si las formaciones políticas que se ubican en este ámbito son capaces de establecer el tema d e la solidaridad —que es absolutamente central en esta religión— como la gran cuestión del presente y del inmediato futuro. en unas reflexiones sobre ética laica y re- ligión. La izquierda se diferencia de la derecha. dirigente del Partido Socialista Francés.. Solidaridad e n t e n d i d a como lucha social y política contra la exclusión social propia de la sociedad de los dos tercios. configurarla desde u n a cultura moral solidaria que verdaderamente determine sus acciones. P a r a estos dos autores el porvenir del g é n e r o h u m a n o estab a asociado a u n tipo de religiosidad que sacralizara a la vez la a u t o n o m í a d e las personas y la solidaridad universal. bajo otras condiciones. Destacados intelectuales han vuelto a replantear. trace sus metas y n o se convierta en mera retórica. como acción internacionalista contra el a u m e n t o de las desigualdades entre los países ricos y los países empobrecidos.Lo 50 51 . La hipótesis que defiendo está directamente relacionada con este reto. Lo s a g r a d o tiene una e n o r m e capacidad de desplazar intereses particularistas y d e crear intereses universales y solidarios.. Rocard. En sus estudios sobre sociología de la moral. vencer el fundamentalismo del neoliberalismo y concentrar todas las energías en la construcción de u n a sociedad más solidaria.

el motor y las luces. lo q u e se o p o n e a la laicidad es la dictadura ideológica o el confesionalismo. existe u n a enfermedad más grave: el profundo vacío de u n a sociedad privada de u n sentido m o r a l como consecuencia de u n a obsesión por lograr el éxito material.. que es siempre expresión de la vivacidad y energía d e la cultura. q u e n o p u e d e identificarse reductivamente espiritualidad con religiosidad. La laicidad se o p o n e al m o n o p o l i o ideológico d e u n confesionalismo religioso o de u n a d e t e r m i n a d a filosofía agnóstica o atea q u e p r e t e n d a regir unidireccionalmente el Estado o la sociedad.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR que pertenece c o m o propio al socialismo es añadir a la ética de la responsabilidad. y p r o p u g n o su conexión con aquellos ámbitos "donde se crean los valores".. el desencuentro entre izquierda y cristianismo está asegurado. según la terminología gramsciana. En este sentido concibo la política c o m o reforma intelectual y moral. La espiritualidad para la política democrática es e n t e n d i d a c o m o la conjunción de diversas inspiraciones éticas y religiosas que suministran los valores de fondo que orientan. R. 260. ésta ha d e estar asociada a la producción y realización d e valores.. culturas y éticas. especialmente para la movilización en aras d e la conquista de determinados objetivos. En este sentido. H o y e s a mística está perdida y las nuevas fundamentaciones filosóficas y culturales de la izquierda n o logran ocupar ese lug a r t a n necesario. Lo extraño es q u e d i c h o vehículo siga en pie. 2). al igual que la naturaleza. e n t e n d i d a como diálogo y fecundación m u t u a entre las diversas ideologías. acusado muchas veces de tecnócrata y pragmático. lo político (realización de valores a través de programas para re- Ámbitos de encuentro entre izquierda y cristianismo E n diversos foros se ha planteado recientemente la necesid a d d e dotar de un "alma" a la política 4. U n dirigente político tan pegado al terren o económico como el socialista Delors. t e n i e n d o en cuenta. 257. objetivos fuertes. la izquierda e u r o p e a como Delors. política y moral de la sociedad. de Foucault. La relación entre izquierda.. Si la política se perpetúa como u n mero procedimentalismo y como u n a técnica pragmática de gestión y administración. Hay q u e tener en c u e n t a q u e la izquierda laica siempre tuvo u n a mística o esp i r i t u a l i d a d atea que constituía el motor de su movilización. agnósticas y ateas. Diversos líderes de 52 53 . Debray indicó a comienzos de esta década que "la izquierda perdió hace tiemp o el t a n q u e de la gasolina. A cualquiera que haya leído a Max Weber n o le sonarán extrañas las anteriores afirmaciones. cultura moral de fondo. Se fund a m e n t a en el pluralismo. abor r e c e n el vacío" (Debray: 1990. la crisis moral de la democracia se debe en parte al debilitamiento de la espiritualidad" (Delors: 1996. Esta reivindicación de alma y espíritu para la política n o se o p o n e a su necesaria laicidad. por consiguiente. Pero las almas. La religión cristiana sólo puede tener u n a conexión con la política c u a n d o ésta se plantea grandes valores.. la ética de la solidaridad" (Rocard: 1993. alimentan y vivifican el quehacer político. por ello. u n a corriente fluida d e b e alimentar el río de la política. La laicidad política consiste en el rechazo de la imposición de u n a única religión o ideología como principio de configuración cultural. C u a n d o la política se vacía cultural y moralmente y sólo se mueve entre el mercado del voto y el pacto con los poderes socio-económicos n o tiene sentido plantear el tema de su relación con el cristianismo. n o la espiritualidad. la soberanía de la ley del Estado de d e r e c h o y la tolerancia. 261). ha afirmado que "la crisis de la democracia es también una crisis moral y. incentivos y moúvaciones especiales p a r a conseguir determinadas metas. La especificidad moral de la izquierda debe marcar su política y. Blair o Havel h a n enfatizado esta cuestión. valores y espíritu nos indica la existencia de tres niveles en la política: lo prepolítico (valores que detectan problemas y marcan el sentido de la acción). El antiguo presidente de la Unión Europea valora muy positivamente la creación de la asociación Democracia y Espiritualidad anim a d a p o r J . Existen espiritualidades religiosas. sino q u e la refuerza. p o r supuesto. religiones. esta es la vía para u n nuevo encuentro entre izquierda y cristianismo como productor de valores solidarios. la espiritualidad d e b e revitalizar la sociedad.13-14).. B.

En esta línea.. de lo contrario se convierte en u n simple mecanismo de conquista y mantenimiento en el p o d e r independientemente de los fines a los que ha de servir. despreciarla y abandonarla a los elementos más conservadores no es ya una actitud progresista. a los nuevos fundamentos morales de la izquierda. además. La elaboración de u n a nueva cultura política es u n o de los ámbitos más adecuados para explorar las posibilidades que tiene el cristianismo d e fecundar a la izquierda. la izquierda debe enfrentarse a fenómenos para los que parece no tener palabras.74). h e de señalar de u n m o d o sucinto las razones p o r las cuales he realizado la anterior afirmación. por ello. Schaff. en la búsqueda de los cuales no es absurdo ni espurio recurrir a la religión. Al hablar de cultura política quiero referirme. La política encuentra su sentido y n o se degenera c u a n d o cultiva su relación con instancias prepolíticas y metapolíticas.. lo q u e en otro capítulo del libro d e n o m i n o cultura samaritana. de los costes de determinados progresos. por u n lado. Considero que el cristianismo introduce u n a dimensión universalista a la h o r a de valorar el alcance de las políticas y. De entrada.. 210) y afirma lo siguiente sobre esta temática: 54 55 . El cristianismo concede u n a gran relevancia a la unión inescindible entre cambio personal y cambio social y p o r ello constituye u n factor de politización y u n potentísimo antídoto contra el individualismoposesivoy el desinterés por la política. pues. El cristianism o contiene u n a antropología peculiar que enfatiza la práctica de solidaridad y liberación de los empobrecidos y p o r eso constituye u n factor muy importante para superar la cultura del individualismo. a la cultura cívica de los ciudadanos y. lo metapolítico (proyecto de socied a d ) . u n o de los principales intelectuales de la izquierda europea. Personalmente creo que en la actualidad el ecologismo y el cristianismo son los referentes prepolíticos y metapolí ticos más fecundos para la refundación de la izquierda. de las víctimas pendientes. Este autor. En efecto.I A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR solver problemas sociales). Esta unión de ética política privada y pública es muy importante para potenciar u n a cultura cívica cada vez más interesada p o r transformar la realidad a través d e la política. Estoy convencido de que sin u n cambio de los valores dominantes difícilmente van a p o d e r resolverse d e t e r m i n a d o s problemas sociales. precisamente por ello p u e d e ser u n a fuente constante de realimentación de socialismo inacabado. Lo prepolítico dota a lo político d e inspiración y de cultura de fondo y lo metapolítico constituye la utopía y el m o d e l o de sociedad y de ser h u m a n o en función del cual se realiza lo político. El cristianismo plantea p e r m a n e n t e m e n t e la cuestión de los excluidos olvidados. aporta u n a dimensión crítica respecto a los límites e insuficiencias de la acción contra la injusticia. según A. sino una actitud de inhibición cuando uno no quiere reconocer que se ha quedado sin estrategias. d a d o que este libro se centra en explorar las potenciales de este último. "es u n a de las principales fuerzas ideológicas en la lucha p o r u n nuevo o r d e n social" y. La producción d e nuevos valores p a r a otro tipo de sociedad es u n o de los imperativos de esta coyuntura histórica y en esta tarea la contribución del cristianismo p u e d e ser muy importante. p o r otro. considera q u e "a la ideología del socialismo se p u e d e llegar también perfectamente por la vía del Evangelio" (Schaff: 1988. de los empobrecidos por liberar. Uno de ellos es la religión. (Camps: 1996.. pues considero que la cultura moral es m u c h o más importante y decisiva que la ideología. (la ética) exige ciertos resortes. es muy interesante el pensamiento de Victoria Camps: La desintegración actual de la sociedad —la anomía— viene de un repliegue en la vida privada que el cristianismo nunca predicó. El cristianismo p u e d e contribuir a la dignificación de la política y a la superación d e u n estilo de vida encerrado en la privacidad e n la m e d i d a e n que tiene u n a concepción de las relaciones entre lo íntimo y lo público basada en el compromiso trans- formador d e la realidad desde el cambio de la subjetividad. en este c a m p o de la p r o d u c c i ó n d e valores él constata "una impotencia i n t e r n a de la izquierda tradicional".

motivaciones socioculturales. es tan i m p o r t a n t e para hacer política. p e r o p u e d e establecerse u n a constante: allí d o n d e la sociedad civil es débil y el Estado es fuerte y se desliga de ella. el cristianismo p u e d e contribuir a crear u n sujeto moral cívico q u e es imprescindible para la política de la izquierda.. valores. 13) un sistema específicamente socialista. Por eso es tan decisiva la socialización de las personas en u n a determinada antropología política de la solidaridad. de intervención sobre los procesos. consiste en que inculca en la conciencia humana unos valores sociales comunes que constituyen. es decir. Para ello es imprescindible la transformación cultural y moral de la sociedad civil. como instancia p r e p o lítica y metapolítica q u e opera en la sociedad civil. el objetivo de la izquierda. La creación de este sujeto es m u c h o más importante que la formulación de nuevos programas. deseos sociales. La presencia en su seno de u n conjunto de corporaciones fuertes n o r e m e d i a su debilidad. 43. a u n q u e la incluya. 45-48). las aspiraciones vitales.Ijí IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMi I RAFAEL DÍAZ-SALAZAR El cristianismo—en cimillo le n-ligiosa que incorpora orgánicamente una determinada ideología social— dispone de un imponente potencial creador con respecto a la lucha por un nuevo orden social. Para ello se necesita u n gobierno político de la economía realizado desde determinados valores. Yen este ámbito es d o n d e el papel del cristianismo. asociaciones. r o m p e r con cierto determinismo economicista y captar q u e la economía es una construcción social y. Más de una vez he constatado. las aspiraciones y las instancias de cambio social y. Desde esta óptica. desde siglos. instituciones y movimientos sociales q u e desde la sociedad civil los impulsen. Hay que evitar identificar sociedad civil con corporaciones poderosas. en u n a forma de pensar.. U n a sociedad civil es débil cuando tiene u n nivel reducido de asociacionismo ciudadano.. de posibilidad de introducir cambios y lograr la soberanía de lo colectivo frente al p o d e r de las corporaciones. Para articular esa base social se requiere la transformación cultural y moral de la sociedad civil. la política se desnaturaliza. la construcción de un nuevo orden social habrá de apoyarse en el diálogo y la colaboración entre la ideología socialista y el cristianismo. los deseos. sentir y actuar configurada por lo que d e n o m i n a r é la cultura samaritana. Esta es u n a cuestión q u e está más allá de la estrategia política. Para conseguir determinados objetivos socio-políticos se necesitan —antes de la conquista del p o d e r ejecutivo— individuos. en la perspectiva de los valores huanos. los valores. como en otras épocas. pues sin él difícilmente p o d r á n ser realizados éstos.. de devolverle su carácter de innovación. que. estilos de vida. 56 57 . por tanto. precisamente p o r ello.. (Schaff: 1993.. q u e n o r m a l m e n t e se configuran desde instancias distintas a la política. movimientos y asociaciones cristianas están construyendo u n interesante tejido social en diversos ámbitos de la sociedad civil... la democracia n o se profundiza y se e n g e n d r a lo q u e Gramsci llam ó la estatolatría. su orientación d e p e n d e de la voluntad h u m a n a . El cristianismo tiene u n a e n o r m e potencialidad para incidir en el ámbito d e las motivaciones.. Además los grupos. y lo quiero subrayar aquí.. Existen diversos modelos de relación entre la sociedad política y la sociedad civil. La necesidad de crear u n a nueva cultura política que incluya un cambio de la cultura ciudadana está conectada al tema de las bases sociales y morales d e apoyo a proyectos políticos d e solidaridad. etc. especialmente desde el Sermón del Monte y la Carta de Pablo a los Corintios (1 Cor. Detrás del voto c o m o mecanismo de apoyo electoral existe todo u n m u n d o de d e m a n d a s . En los últimos años se está planteando la necesidad de politizar la política. La interiorización de unos valores de decisiva importancia para la sociedad humana constituye hoy una irrenunciable tarea de la izquierda. Una fe religiosa capaz de indicar la adecuada dirección en este sentido podría ser especialmente efectiva. La relevancia del cristianismo en nuestro tiempo. los valores. La sociedad civil és el ámbito d o n d e surgen y se despliegan las d e m a n d a s ciudadanas. p e r o q u e son absolutamente determinantes para la misma. es posible construir desde el Evangelio. p u e d e ser muy relevante y de h e c h o lo está siendo en diversas sociedades civiles europeas c o m o creador d e lo q u e en otros capítulos denominaré el sujeto postburgués. es decir.

posteriormente. presentaré la q u e p r o p u g n o .. La política y la religión tienen u n a naturaleza distinta y.LA IZQUIERDA Y KI. bastante por encima. Schaff. Desde este p u n t o . los católicos q u e se identifican con ideologías de izquierda y que votan a partidos de izquierda constituyen un sector ideológico y electoral muy i m p o r t a n t e y significativo 5. u n o de los primeros líderes e intelectuales del socialismo francés. Precisamente por estas razones. LA POLÍTICA COMO REFORMA INTELECTUAL Y MORAL Precisar cuál es la naturaleza de la política es básico para p o d e r desarrollar la temática de este libro. cuanto más d e p u r a d o es el espíritu religioso. sino que se sitúa dentro de un proyecto de más largo alcance como es el de la construcción de la hegemonía y la creación de un nuevo consenso activo en la sociedad civil. A. Crispa en algunos ambientes comprobar que.. asociaciones y movimienlos q u e realizan prácticas de transformación social en la sociedad civil y q u e desde ellan emiten d e m a n d a s al sistema político. voy a abordar en los dos próximos apartados la concepción de la política y d e la religión q u e hace posible el diálogo y el e n c u e n t r o entre ambas esferas d e la realidad social. L a relación de la izquierda con el mundo cristiano n o sólo se u b i c a dentro de la acción de acercamiento a los movimientos sociales. Sotelo. En esta línea. Es tremendam e n t e significativo q u e Jesucristo sea el personaje histórico con el q u e más se identifican los votantes socialistas en las elecciones generales d e 1996. el cristianismo originario p u e d e ser u n ingrediente básico para u n a contracultura que se enfrente a los valores del americanismo y del neoconservadurismo. se capta el sentido de afirmaciones c o m o "la política n o es teología" y "el socialismo n o es u n a religión". el famoso "filósofo o b r e r o " tan querido y a d m i r a d o p o r Marx y Engels.. asociaciones y movimientos cristianos de base que poseen una subcultura política importante y realizan prácticas significativas de transformación social. En p r i m e r lugar. La religiosización de la política Considero que política y religión son dos ámbitos de la realidad social distintos y diferenciados. los movimientos feministas y los movimientos religiosos inspirados en el cristianismo originario. es lógico tener en cuenta a las instituciones. Sobre estos últimos considera q u e "se trata de movimientos tan potentes que los movimientos laicos los necesitarán. esos movimientos ya son u n importantísimo aliado de los movimientos socialistas. Si hay q u e hacer política desde los ciudadanos y los movimientos de la sociedad civil. por ejemplo.. afirmó q u e "la teoría socialista n o p u e d e tomar cuerpo sino convirtiéndose en algo como u n a religión" (en Debray: 1984.. Hay que t e n e r en c u e n t a que. Dietzgen. d e Marx y del mismo Pablo Iglesias 6 . CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR Los cambios en las Cormas de hacer política d e b e n e m p e zar por una mayor apertura a las personas. se plantea cuáles son los movimientos sociales más importantes para conseguir —-junto a los partidos políticos— objetivos que introduzcan cambios sociales sustantivos. C o m o afirma I. Este intelectual de la izquierda e u r o p e a afirma q u e los tres más importantes son los movimientos ecologistas. en su libro Perspectivas del socialismo moderno. es más propenso a defender p o s i c i o n e s de izquierda" (Sotelo: 1991.. veo toda u n a serie de beneficios q u e fluyen de la ética de su d o c t r i n a " (Schaff: 1988. U n a vez q u e h e expuesto las razones de la relevancia actual del tema del cristianismo en la izquierda. "la descristianización sirve hoy mejor a la derecha que a la izquierda. Ya Jaurés. tan es así q u e la historia de la izquierda está atravesada p o r u n a a u t o c o m p r e h e n s i ó n religiosa de la política socialista y comunista. 209. voy a e x p o n e r algunas concepciones de la política q u e n o c o m p a r t o y. 216). escribió u n a obra titulada precisamente La religión de 58 59 . n o cabe religiosizar la política ni convertir la religión en u n a forma de política. 310). 262). Sin embargo. por ejemplo en España. el d e b e r ser teórico n o siempre d e t e r m i n a la práctica. 214. hay que abrir d e par en par las puertas a esos movimientos. p o r tanto. tanto por sus contenidos como p o r sus finalidades específicas.

antropologías ingenuas e inmediatistas sobre el h o m b r e nuevo incapaces de captar la complejidad y contradicciones del ser humano. En esta línea. al ser imposible de desarrollarse en la práctica. o b t e n e m o s u n marco explicativo más acabado. Se impone. produjo expectativas excesivas y otorgó a la polí- tica u n a especie de carácter taumatúrgico que. 131). N o se p u e d e trasladar la esfera salvífica de la fe religiosa a la política. "quien pide demasiado a la política.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR la soáaldemocracia (1875) en la q u e sostiene q u e "en el movimiento socialdemócrata descubrimos u n a nueva forma de religión. No cabe transferir a la política u n perfeccionismo que. El socialismo. fundamentalismos ideológicos que constituían verdaderas dictaduras culturales sobre lo b u e n o p a r a el pueblo e i m p e d í a n el pluralismo y la laicidad. escatologías intrahistóricas que terminaban llevando a la desazón o al iluminismo paralizante ante la tardanza p o r el advenimiento casi inmediato de la parusía de la justicia plena. La transferencia del o r d e n d e la salvación prometida por las religiones a la esfera de la política ha alumb r a d o izquierdismos utópicos hasta el exceso. generó todo tipo de desencantos y cinismos. sus organizaciones han func i o n a d o c o m o iglesias y sectas y m u c h o s de sus militantes han m a n t e n i d o u n a personalidad religiosa. Los campos de acción social son muy diversos. instituciones y personalidades configur a d o p o r características religiosas que. Religión en el sentido q u e tiene él también u n a fe. Las causas q u e h a n provocado esta peculiar configuración son la carga mesiánica y sagrada de la política revolucionaria. rituales. al presentarse y experimentarse como u n a ideología d e salvación. en la m e d i d a en q u e comparte con ésta la misma tarea: liberar al genero h u m a n o de la pobreza" (Dietzgen: 1875. Gramsci m a n t e n í a en 1916. prácticas. a u n q u e fueran ateos o agnósticos (Elorza: 1995). u n a ñ o antes de la revolución soviética. De h e c h o las fronteras e n t r e la derecha y la izquierda mayoritarias se h a n desdibujado en casi 60 61 . I n d e p e n d i e n t e m e n t e de esta autocomprehensión. que tiene sus místicos y sus practicantes" (Gramsci: 1916. Este conj u n t o d e factores generó u n sistema de creencias. Si además añadimos el c o m p o n e n t e de liberación ult r a m u n d a n a presente en el judeocristianismo. se engaña" 7 . 277). C o m o afirma el socialista y cristiano J. n o son privativas de los monoteísm o s . que n o pasó d e s a p e r c i b i d o para m u c h o s clásicos del movimiento obrero. las necesid a d e s objetivas de masas muy empobrecidas q u e a n h e l a b a n r e d e n c i ó n y salvación de su situación y la estrecha vinculación q u e suele establecerse entre el p o d e r y lo sagrado. u n a secularización de la política y considero q u e ésta es u n a de las grandes lecciones que debemos extraer para siempre del análisis de la política en el siglo XX. Conviene recordar que diversos clásicos del marxismo establecieron ciertas similitudes entre el cristianismo primitivo y el comunismo. numerosos análisis sociológicos y politológicos coinciden en mostrar que durante decenios el socialismo y el comunismo se han desarrollado como religiones políticas. Hay q u e ser muy consciente de los límites d e la política. q u e "el socialismo es precisamente la religión que d e b e matar al cristianismo.148). n o aparece en ningún ámbito de la relidad social e institucional. Delors. H a g e n e r a d o integrismos éticos incapaces de articular convicción moral con mediaciones económicas. por otra parte. C o n s i d e r o que la religiosización de la política ha tenido c o n s e c u e n c i a s bastante negativas para la izquierda. La política como administración El rechazo de la sobrecarga ideológica de la izquierda. i d e n t i d a d e s . Debray considera q u e "es más o menos en el m o m e n t o en que Marx declaró a c a b a d a la crítica de la religión cuando fecha el desarrollo de la política como religión" (Debray: 1984. como ha explicado la sociología desde sus inicios. la hegemonía política y cultural del capitalismo y el fracaso del experimento soviético de construcción del socialismo h a n sido factores muy determinantes en la creación de u n a n u e va concepción d e la política que h a identificado la secularización de la misma con su reducción a gestión y administración de u n o r d e n social q u e se considera inamovible en sus c o m p o n e n t e s esenciales. pues.

desde luego. pues son las corporaciones económicas y mediáticas quienes verdaderamente lo poseen y son ellas las q u e delimitan el territorio de intervención del Estado. Toda la energía política se concentra en ganar elecciones casi a cualquier precio y en gobernar o hacer oposición desde el Parlamento y otro tipo de instituciones. los procesos de socialización política de los ciudadanos se empobrecen y desvirtúan y éstos quedan redu- cidos a apoyar los llamamientos emotivos y viscerales —cuand o n o los insultos y ataques— de los candidatos a presidir los gobiernos. Si la política se concibe y se practica como gestión y administración —más o menos eficaz y honesta— de los bienes públicos. racionalización y ajuste se convierten en los paradigmas de la política. seguridad y bienestar de los ciudadanos. el gobierno económico de la política. movimientos sociales. la política n o necesita proyectos de sociedad. Es u n hecho fácilmente constatable que crece cada vez más la separación entre la izquierda social y la izquierda política. modernización. tan es así q u e en ocasiones cierta izquierda tiene q u e enfatizar divergencias de orden cultural o de costumbres morales para ocultar otro tipo de convergencias socio-económicas con la derecha. asociaciones cristianas. Evidentemente persisten diferencias. En este marco. Un poder en gran parte vacío por la autolimitación del alcance de la política. Inevitablemente provoca u n a reducción d e la política a técnica de conquista y conservación del poder. tanto por sus contenidos como p o r sus consecuencias. Este reduccionismo de la política provoca que crezca el sentimiento anti-político y anti-partido entre los ciudadanos. etc. Esta concepción de la naturaleza de la política me parece tan rechazable como la anterior. que son formas diversas de reducción de esta actividad ciudadana. muy alejadas de la polaridad capitalismo-socialismo. consiguiendo el mayor grado de armonía. por tanto. plataformas cívicas. al parlamentarismo y al institucionalismo. la democracia como proyecto de participación en la construcción de la soberanía popular en todos los ámbitos de la sociedad queda vacía de contenido real. Para avanzar p o r esta senda hay q u e afrontar u n a serie de cuestiones que q u e d a n fuera de la con- 62 63 . la proclamación de valores e ideales n o desaparece del discurso político. de este m o d o .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR todos los países e u r o p e o s y p o r ello las tendencias dominantes son la alternancia en el p o d e r de fuerzas políticas de u n o u otro signo e incluso la coalición entre ambas. La política como quehacer ciudadano e n la sociedad civil prácticamente desaparece y. la política y las convocatorias electorales entran en u n marco de pugilato boxeístico y de técnicas de seducción carismática y mediática. que asumen compromisos sociales a través de ONG. sindicatos. La concepción de la política como gestión y administración pública lleva al electoralismo. las diferencias se r e d u c e n a los procedimientos para hacer q u e funcione el organismo social y se resuelvan los conflictos de intereses. especialmente los jóvenes. En esta concepción. sino el de la gestión de las consecuencias causadas por las decisiones adoptadas por los poderes que dirigen la economía y la opinión pública. Este proceso eng e n d r a democracias demediadas. Evidentemente. comités de solidaridad internacional. en las cuales la política n o es el ámbito de la toma de decisiones soberanas. Son las nuevas formas de d e n o m i n a r la integración en el proceso de competitividad y mundialización m a r c a d o y dirigido p o r fuerzas económicas multinacionales q u e son las q u e h a n creado. Esta concepción de la política sin alma y sin espíritu —éstos son términos que aparecen cada vez con más fuerza en los debates sobre la construcción europea— hace prácticamente imposible ir más allá de los derechos políticos y civiles propios de la democracia liberal y adentrarse en los derechos sociales y económicos propios de u n a democracia socialista e internacionalista. p e r o son más bien de t o n o m e n o r y. como indiqué en el capítulo anterior. grupos de voluntariado. sin estar sometidos a la soberanía popular. Considero que sin u n a democracia económica a escala mundial n o hay ni llegará a h a b e r verdadera democracia política. p e r o éstos se ubican de h e c h o en el t e r r e n o de la retórica y del a d o r n o ideológico y n o llegan a marcar y m u c h o m e n o s a d e t e r m i n a r la orientación de la política. sino program a s d e gobernabilidad y diseños tecno-económicos d e p r o ductividad. Desde esta perspectiva.

la concentración d e poderes económicos y mediáticos. m e limito a señalar que existe u n desajuste entre la orientación d e la política y la intensidad de determinados problemas sociales como la exclusión social. La crítica a la religiosización e ideologización excesiva d e la política y la reivindicación d e la secularización d e esta actividad h u m a n a d e b e n llevar consecuentemente a insistir e n la necesidad d e construir programas y estrategias d e viabilidad q u e impidan q u e los nuevos proyectos políticos q u e d e n convertidos e n meras quimeras. Considero que detrás d e la formulación de u n a utopía concreta d e b e aparecer. La m e r a apelación al cambio d e sistema p u e d e ocultar la incapacidad d e trazar líneas concretas de acción política. a la incapacidad de asumir problemas sociales q u e requieren algo más q u e gestión y administración y a la falta d e decisión para llevar hasta el final la concepción de la democracia como soberanía popular. n o h a d e ser ya el socialismo democrático (objetivo conseguido). La crisis profunda de la política. la configuración cultural y moral d e grandes sectores de la población. p o r tanto. sino la democracia socialista. Hay q u e preguntarse si el horizonte q u e traza la política a los europeos h a d e consistir f u n d a m e n t a l m e n t e en lograr mayor competitividad e n el sistema económico mundial para lograr más seguridad y bienestar material medido fundamentalmente p o r la capacidad de c o n s u m o . en mi opinión. q u é d a ñ o s ecológicos y q u é víctimas internacionales provoca este m o d e l o d e política. Considero q u e las aportaciones del cristianismo p u e d e n ser muy relevantes para la creación d e u n a nueva voluntad colectiva en t o r n o a este objetivo. al menos. entre otras razones. el abismo d e desigualdad entre países ricos y países empobrecidos.A IZQUIK. se debe. H a n d e constatar. a la ausencia d e u n anclaje real en u n a cultura moral.KIlA V Kl. u n presupuesto económico y unas leyes capaces d e convertirla en realidad. q u é m o d e l o d e sociedad y qué m o d e l o d e ser h u m a n o crea y r e p r o d u c e . sólo cabe plantearse cómo mantenerlo en u n nuevo contexto económico y sociodemográfico. el deterioro del medio ambiente. q u e se refleja e n q u e es la actividad h u m a n a más despreciada en todas las encuestas europeas de opinión. por el contrario. Por ahora. La izquierda h a de demostrar q u e sólo a través del socialismo esta democracia puede llegar a construir- se. a la búsqueda de u n nuevo reencantamiento político que olvide el carácter profano y prosaico d e esta actividad h u m a n a e introduzca la expectativa de q u e simplemente con u n verbalismo más radical en la emisión de las demandas se consiguen mágicamente los cambios sociales deseados. Es necesario plantear el tema d e si existen todavía problemas sociales q u e requieren rupturas del consenso básico establecido entre derecha e izquierda y un cambio d e la h e g e m o n í a cultural y moral imperante o. el desempleo estructural. económica y social. sistemas d e motivaciones y valores. el esfuerzo d e construir u n p r o g r a m a . explorando las posibles aportaciones del cristianismo. p o r tanto. p o r ello. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR cepción de la política q u e estoy p r e s e n t a n d o : q u é costes sociales.I. q u e n o es sólo ni principalmente el espacio de la gestión d e las consecuencias ocasionadas p o r las determinaciones d e poderes económicos y socio-culturales. la existencia d e mayorías sociales satisfechas demuestra que se h a alcanzado la meta histórica: el Estado del bienestar y. Los planteamientos q u e voy a presentar en este libro pretenden responder a estas cuestiones. Su horizonte. La vuelta ciudadana a la política —más allá de la emisión del voto— requiere q u e las personas p u e d a n percibir que esta actividad es verdaderamente el ámbito d e la toma d e decisiones que p u e d e n introducir cambios sociales y resolver problemas. El realismo de la política Los males de la concepción d e la política presentada anteriormente n o p u e d e n llevar. Por otro lado. quiero dejar bien claro q u e mi crítica a las insuficiencias de la concepción d e la política anteriormente presentada n o significa un rechazo d e componentes importantísimos del quehacer político q u e podríamos 64 65 . Urge pensar si es posible construir u n a democracia económica q u e vaya más allá de las fronteras europeas y norteamericanas sin activar ideales. sacándolos de la cárcel de la retórica.

en este sentido. La política.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR incluir en el término de buen gobierno: gestión honesta y administración eficaz de los recursos existentes. mejor dicho. La acción política es u n a de las actividades en la q u e más se necesita asumir la locura e irracionalidad de la sociedad y d e la vida humana.159. así como el h e c h o de que la izquierda m o d e r a d a siemp r e es reemplazada del gobierno por partidos de derecha y n u n c a p o r partidos de izquierda más radical. El alto riesgo moral y la suma complejidad q u e conllevan la dedicación al quehacer político provocan.. Los cambios sociales que p u e d e n y deben ser introducidos por la política necesitan u n tiempo —que p u e d e ser l a r g o — y un tipo de personas revestidas de la virtud de la tenacidad y de un conjunto de convicciones tan hondas que i m p i d a n que la necesidad de tiempo equivalga al olvido de los objetivos que se persiguen. además de su honestidad y capacidad de gestión.. 160). ni la inmensa mayoría de los trabajadores prefieren el conflicto a la paz social e incluso al orden social. especialmente en sociedades complejas. como ya lo indicó Max Weber. no cabe un reduccionismo ético de la política o. 147. se requieren ajustes. quien pacte con este medio para los fines que sea. También cabe señalar la capacidad d e crear consensos. N o defiendo u n a concepción idealista d e la política. están. la violencia legítima. Como dice Max Weber. como señala con 66 67 . quien se mete con el poder y la violencia (dominación) como medios. según él. es decir. saber trabajar a largo plazo.. se entrega a sus consecuencias específicas. el sentido de la responsabilidad y el sentido de la distancia. Lúcidamente Max Weber advirtió que "quien se guía (sólo) p o r u n a ética de convicciones n o soporta la irracionalidad ética del mundo" (Weber: 1919. (Weber: 1919... Por ello es inevitable introducir el tema de la ética aplicada respecto a las mejores o peores consecuencias de actos o decisiones políticas. Entre las virtudes de un político. especialmente en determinados m o m e n t o s de gobierno. etc. Hay que tener en cuenta que la política opera en u n o de los territorios h u m a n o s más difíciles. quien quiera hacer política tiene que ser consciente de esas paradojas éticas y de que es responsable de lo que él mismo pueda llegar a ser bajo la presión de éstas. las relaciones de dominación y las luchas entre grupos que aspiran a dirigir el Estado. por ello. Por estos motivos el quehacer político requiere u n a personalidad altruista y u n a moral del servicio especialmente resistentes: El poder es el medio ineludible de la política. Resultan ilustrativos. el medio específico de la política es la violencia (dominación). n o es una actividad que se dirime entre el t o d o o la nada. La d e n s i d a d del tiempo. sino que r e q u i e r e una peculiar ética de la responsabilidad que ayude a su- perar las posibles situaciones sin salida que pueda plantear u n a ética de las convicciones... pues a nadie se le escapa q u e ésta es u n a actividad marcada p o r relaciones de fuerza que. difícilmente p u e d e n dirimirse p o r u n a sola polaridad y. "la política significa horadar lenta y profundamente unas tablas duras con pasión y distanciamiento a la vez" (Weber: 1919. En la actualidad. según Max Weber. crear alianzas.. pues está s e m b r a d o d e las actitudes y pasiones que. Repito que tendrá que comprometerse con los poderes diabólicos que acechan en toda acción violenta (de dominación). E s t o n o significa que la política deba ser inmoral.156. defender intereses. firma un pacto con los poderes diabólicos. los ciclos de conflictividad laboral y ciud a d a n a en España y en otros países europeos en los últimos años. compromisos y consensos. fundamentalmente a la hora de verse obligado a compatibilizar ideales y defensa de intereses. ni existen fuerzas sociales capaces de m a n t e n e r u n a conflictividad más allá de u n periodo de tiempo limitado. quien se mete en política. las contradicciones sociales y las correlaciones de fuerzas introducen u n a alta complejidad en el queh a c e r político y. virtudes todas ellas bien prosaicas.164).. salvo en reducidos casos históricos de victoria revolucionaria. éste y otros tipos de irracionalidades p u e d e n obligar a u n político a desplazar coyunturalmente determinadas convicciones en función d e responsabilidades ético-políticas. p o r tanto. encajar críticas.155). un fundamentalismo ético en política. más rozan con lo "diabólico": el poder.154.

. Esta distinción entre dominio-dirección y fuerza-consenso es básica y fundamental para captar los mecanismos de conformación del poder. Considero q u e n o p u e d e restringirse la política al Estado y a la dominación. que reside ciertamente en los aparatos de dominación del Estado. tanto la conquista como la preservarción del poder político requieren u n trabajo social y cultural en ella. además del p o d e r político. p e r o va más allá p o r las razones q u e voy a aducir. el poder social. sin embargo. Se suele decir q u e la política es el arte de lo posible. Creo q u e n o es muy acertada esta definición. Desde mi p u n t o de vista. este clásico de la sociología tiene u n a visión demasiado unidimensional y restrictiva de la política. Los sujetos de la política ya n o son sólo los partidos. Ciertamente la actividad política en sentido estricto es la realizada a través de los partidos políticos —de ahí su importancia—. la vida bienaventurada e incluso. La concepción de la política que p r o p u g n o incluye estos elementos. en definitiva. unas tareas que sólo se pueden cumplir con la violencia (la dominación). la fraternidad: Quien busque la salvación de su alma y de otras almas que no la busque por el camino de la política. Si la sociedad civil es también ámbito de acción política. es lógico que u n dirigente de la izquierda como Delors advierta que la política significa trabajar en lo imperfecto. como mostró Gramsci.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR gran agudeza Weber. lo que es más terrible. que he traído a colación como apoyo a mi tesis sobre el carácter nada idealista (ingenuo) de la política. incluso. son tan relevantes e influyentes el p o d e r económico. también puede considerarse acción política otro tipo de actividades de socialización política y de intervención social siempre q u e pre- La política de la transformación social y el cambio moral y cultural de los ciudadanos El rechazo tanto de la concepción religiosizada e hiperideologizada de la política como de la reducción de la misma a gestión y administración pública me ha llevado a defender los elementos realistas de esta actividad h u m a n a . Por ello. Los lugares de la acción política n o son exclusivamente las instituciones estatales. él afirma que existen otros campos más fáciles para expresar y practicar la virtud de la solidaridad.160. Desde estas advertencias weberianas. en una tensión interna tal que puede explotar en cada momento con un conflicto irresoluble. también con el dios cristiano en su manifestación eclesiástica. el p o d e r moral. Estado y sociedad civil son los lugares de la política y entre ambos hay u n a relación estrecha. q u e éste sea u n ámbito lleno de dificultades para la práctica de la santidad. el poder cultural e. 164). (quien no sea capaz de soportarla) haría mejor dedicarse a cultivar lisa y llanamente la fraternidad de hombre a hombre. Dentro de este marco más amplio p u e d o acoger las tesis de Weber q u e h e expuesto. sino los movimientos sociales y otros tipos de organizaciones ciudadanas que se plantean transformar las relaciones sociales y de p o d e r existentes. la concepción de ésta cambia tanto por lo que respecta a los sujetos y los lugares del quehacer político como por lo que se refiere al rol de la cultura socio-vital de los ciudadanos. es u n ámbito central en el quehacer político (Díaz-Salazar: 1991). la ética de las convicciones. sino todos los espacios de la vida social d o n d e se realizan prácticas de acción contra la injusticia y d o n d e se configuran actitudes y comportamientos de solidaridad y compromiso socio-político. 68 69 . pero también en los aparatos de hegemoníay consenso de la sociedad civil.. que tiene otras tareas muy distintas. Difícilmente p u e d e realizarse u n a política estatal de espaldas a la sociedad civil en u n a democracia madura. p o r ello. en ámbitos de incertidumbre. La sociedad civil. en lo relativo. pues son éstos los que aspiran a la conquista del poder del Estado. (Weber: 1919. el p o d e r ideológico. El genio o el demonio de la política vive con el dios del amor. sin c o m p r e n d e r las posibles modalidades de esta relación n o e n t e n d e r e m o s que más allá de la dominación p o r la fuerza y la violencia legítima (Estado) existe la dirección por la hegemonía y el consenso (sociedad civil). La política sólo es arte —el más excelso q u e u n ser h u m a n o p u e d a practicar— c u a n d o logra q u e lo necesario se haga posible.

en los ámbitos de producción y difusión de valores (medios de comunicación social. sin embargo. etc. es fruto de actores sociales que la van configurando y. La relevancia política de ésta nos descubre la importancia para el quehacer político de las orientaciones culturales y morales que imperan en ella. familia. concretamente en u n espacio que u n e la producción de moral y la acción política. las actitudes y los sentimientos morales. u n encuentro mutuamente fecundante entre la izquierda política y la izquierda moral. por tanto. Se requiere. reivindico alianzas y convergencias ético-políticas entre ambas. educativa o religiosa y. La izquierda h a de ser consciente de que la fortaleza de ciertos poderes se basa. La escisión entre estos dos ámbitos lleva a la corporativización de la política y a q u e ésta quede prisionera de poderosos lobbys o grupos de presión.). u n a política de bienestar p u e d e favorecer más la ampliación del sujeto burgués centrado en el individualismo posesivo que el sujeto postburgués configurado por el personalismo solidario. la constitución hegeliana de u n Estad o ético. desde luego. p u e s ha de tener en cuenta que el tipo de infraestructura cultural determina en gran medida las orientaciones y los apoyos políticos de los ciudadanos. buscan alianzas y convergencias con las asociaciones. De lo contrario. situándolas en un marco m u c h o más profundo q u e el electoral. sería irresponsable la política que n o tuviera en cuenta el impacto de sus acciones en la configuración de u n prototipo de ser h u m a n o . movimientos e institucion e s centradas en este quehacer. enseñanza. Desde esta perspectiva. toda organización política ha d e participar activamente en el proceso de reconstrucción moral y cultural de la sociedad. sino necesario ofertar propuestas de valor moral y conectarlas a la socialización política. las mentalidades. y aquí se ubica la posible aportación del cristianismo a la refundación del socialismo. desde esta perspectiva. Simplemente quiero destacar el hecho de que la cultura moral de u n pueblo n o surge de la nada. esta tarea incumbe tanto a las organizaciones socio-políticas como a otro tipo de asociaciones. al menos. Por esta razón la política está conectada a otras instancias (sistema de valores) q u e le sirven de guía y de fuente de identidad y distintividad. por esta razón. el tipo resultante tiene efectos políticos. En m o d o alguno estoy reclamando la existencia de u n a vanguardia ético-política q u e imponga u n dirigismo cultural y moral y. instituciones y movimientos de orientación cultural. Entre la política y la cultura socio-vital de los ciudadanos existe u n a relación de d e p e n d e n c i a bastante fuerte. objetivos vitales) radica en que constituye la clave de la emisión de las demandas al sistema político. Siempre se hace política desde unos determinados valores. La importancia de la cultura socio-vital de los ciudadanos (aspiraciones. es tan necesario participar en la formación de la conciencia. Llegados a este punto en la concepción de la política como reforma intelectual y mora/podemos ver cómo ésta requiere ele- 70 71 . valores. el ético y el cultural estén coordinados. esto es. de la socialización moral y cívica que se construye en la sociedad civil. entre otras cosas. Son necesarias las alianzas y convergencias culturales y morales para que el cambio político. en la hegemonía cultural q u e h a n sido capaces de difundir.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR tendan incidir en los mecanismos que provocan la dominación y la injusticia. es tan importante el tema de la organización de la cultura cívica. Desde mi p u n t o d e vista. La necesaria secularización de la política debe impedir la pretensión d e i m p o n e r u n m o d e l o de ser h u m a n o desde el poder. m u c h o menos. La socialización política depende. es n o sólo legítimo. la insolidaridad y el individualismo. en gran medida. mentalidades. teniendo presente u n m o d e l o de sociedad y de ser h u m a n o . Por estos motivos. Si se separan el trabajo político y el trabajo cultural y moral será imposible contar con bases sociales para llevar adelante programas que creen cambios profundos. Los contenidos y pautas de valor transmitidos por ciertos medios de comunicación social son muy decisivos a la h o r a de configurar la cultura socio-vital de u n pueblo y. Están abocadas al fracaso las organizaciones políticas que sólo se c e n t r a n en formular nuevos programas y n o realizan este trabajo ético-cultural o. Por esta razón n o son posibles cambios sociales y políticos profundos sin cambios culturales y morales de fondo. pues. Sólo así p o d r á iniciarse u n a catarsis ciudadana contra el corporativismo.

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR

mentos que van más allá del arte del b u e n gobierno a través de u n a gestión honesta y u n a administración eficaz. El mismo Weber, que tanto ha contribuido a desacralizar la política, suministra argumentos e indicaciones para explorar los componentes de la política q u e tienen que ver con la utopía, las convicciones, la pasión, la fe, la ética privada, las motivaciones, etcétera. En La política como profesión destaca la importancia de las motivaciones y convicciones íntimas y profundas que están más allá del cálculo racional y que influyen p o d e r o s a m e n t e en el q u e h a c e r político: "La política se hace con la cabeza, p e r o con toda certeza n o sólo con la cabeza. En esto último tienen razón los que actúan según la ética de las convicciones" (Weber: 1919, 162). Entre las cualidades del político destaca la pasión, que siempre está al servicio de u n a d e t e r m i n a d a causa, interés o ideal. La política encuentra su raíz en la pasión: "La entrega a la política, si n o quiere ser u n frivolo juego intelectual sino una acción auténticamente h u m a n a , sólo p u e d e nacer y alimentarse de la pasión" (Weber: 1919, 146). Hay que precisar q u é pasión mueve a la política en cada mom e n t o y, p o r ello, en este libro voy a presentar la pasión q u e el cristianismo p r o p o n e a la izquierda. Weber va todavía más allá de la pasión y habla de la^e como u n elemento de la política; evidentemente n o la identifica con la religión, p e r o sí la sitúa c o m o u n factor q u e está más allá del racionalismo y, en este sentido, refuerza mis tesis sobre la relación de los actos políticos con otras instancias metapolíticas y sobre la necesidad del espíritu para la política. Weber piensa que la política es "el servicio a u n a causa, si la acción h a de tener u n a consistencia interna. Es una cuestión defe cómo ha de parecer la causa al servicio d e la cual ambiciona el político el p o d e r y lo utiliza. El político p u e d e ponerse al servicio de objetivos (determinados)... p e r o siempre tiene que existir alguna fe. De lo contrario, pesará realmente, incluso sobre los éxitos políticos aparentemente más sólidos, la maldición de la nulidad creadora" (Weber: 1919, 148). Los temas de \a.fey la causa también tienen que ver con instancias metapolíticas y abordaré en su m o m e n t o el tema de la causa q u e p r o p o n e el cristianismo a la política.

Otros temas prepolíticos y metapolíticos íntimamente relacionados con la política como son las motivaciones últimas, la raíz de la esperanza y la tenacidad, y lo que personalm e n t e d e n o m i n o ética política interior son también objeto de la atención de Weber, especialmente cuando plantea al final de su ensayo el "no obstante, a pesar de todo", es decir, el "armarse con esa firmeza de corazón que permite hacer frente al fracaso de todas las esperanzas... y n o d e r r u m b a r s e si el m u n d o es demasiado estúpido o b r u t o para lo que u n o quisiera ofrecerle" (Weber: 1919, 164). Este autor relaciona estas cuestiones con "el peso interior" de los políticos y la calidad moral de sus convicciones (Weber: 1919, 162). Todas estas dimensiones del quehacer político tienen q u e ver con lo que denominaré la mística en política y con las fuentes ateas, agnósticas o religiosas de la misma. Por último, Weber, el desmagificad o r y secularizador por antonomasia de la política, es también el intelectual q u e reconoce la necesidad inexorable de la utopía, del horizonte movilizador para llegar a hacer posible lo necesario, pues "no se conseguiría lo posible si en el m u n d o n o se hubiera recurrido a lo imposible u n a y otra vez". (Weber: 1919, 164). En u n a línea de pensamiento que coincide con algunas de las reflexiones weberianas, V. Havel, presidente de la República Checa y u n o de los intelectuales europeos más relevantes, ha analizado con gran agudeza cómo la regeneración de la política ha de estar unida a la superación de la crisis moral en la que se encuentra el m u n d o m o d e r n o . Él considera que la mayoría de los políticos son tecnólogos del poder más o menos hábiles y, por ello, califican despreciativamente de "prédica moral" cualquier planteamiento q u e n o esté directamen-te relacionado con la conquista o m a n t e n i m i e n t o del poder. Frente a esta realidad, p r o p u g n a u n a "política antipolítica": Una política que no equivalga a una tecnología del poder y de la manipulación con él como una forma de dirección cibernética de los hombres... una política como moralidad practicada, como un servicio a la verdad, como preocupación por nuestros prójimos... "la política antipolítica" es posible. La política

72

73

LA IZQUIERDA y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

"desde abajo". La política del hombre y no del aparato... la fuente de todos los fenómenos de crisis que nos rodean debemos verla en la crisis moral de la sociedad, ninguna de nuestras crisis desde la económica hasta la ecológica— podemos resolverla de otro modo que superando esa crisis moral... la política no ha de ser forzosamente un arte de lo posible... puede ser el arte de lo imposible, es decir, de hacer cambiar para bien a cada uno de nosotros y al mundo. (Havel: 1991,85,86,87,203,211).

Las fuentes de la socialización política y el cristianismo La revitalización de los componentes de la política expuestos p o r Weber y Havel es especialmente u r g e n t e para deten e r el actual proceso de despolitización, fundamentalmente e n t r e los jóvenes. El desprecio de la política es tan intenso q u e hay q u e volver a empezar p o r el principio, reconstruy e n d o d e u n a forma nueva el sentido y la finalidad de lo político, pues de lo contrario la democracia se irá vaciando de c o n t e n i d o y terminará degenerándose en las manos del corporativismo y la tecnocracia. La generación de nuevas adhesiones a la política h a de comenzar p o r la creación de actit u d e s políticas basadas en motivaciones morales, c o m o h a s e ñ a l a d o R. Obiols 8 . El compromiso político n o nace del vacío y por eso es muy i m p o r t a n t e explorar sus raíces y fuentes. Históricamente, éstas h a n sido múltiples: ideologías, tradiciones, rebelión contra injusticias padecidas, sentimientos morales, convicciones religiosas, ejemplos vitales de ciertas personas, etc. Podemos ver c ó m o estos motores para la política tienen u n cariz prepolítico y metapolítico; pues bien, p o r ahí es por d o n d e actualm e n t e hay que trabajar para crear en los ciudadanos actitudes políticas que lleven a compromisos concretos, si n o queremos d e j a r a la política en la prisión de la tecnología del poder. Considero que la r u p t u r a de generaciones, la pérdida de tradiciones y el desgaste de ideologías deben llevar a p o n e r e n p r i m e r término sistemas de motivaciones como son los sent i m i e n t o s morales, las convicciones religiosas, los ideales soli-

darios y la experiencia del sufrimiento h u m a n o causado por el empobrecimiento. La socialización en estos sentimientos, convicciones e ideales pasa por la extensión de asociaciones, instituciones y movimientos capaces de educar en los mismos y p o r la potenciación de aquellas organizaciones (ONG, grupos de voluntariado, movimientos sociales) que inician a la práctica de estos valores en medios concretos. Para saltar de esta práctica social a u n compromiso en partidos será necesario que estas organizaciones expongan la dimensión política de los problemas que afrontan y que los partidos sean capaces de mostrar la raíz ética de sus propuestas, la efectividad de la política para vencer esos problemas y, por supuesto, cambien su vida interna y sus formas de hacer política. Considero que u n fuerte anclaje moral —alejado de la retórica ética— es u n c o m p o n e n t e básico para la politización de los ciudadanos. P. Thibaud, director de Esprit, la revista fundada por Mounier, ha expuesto con gran lucidez el alcance de las premisas éticas para u n a nueva adhesión a la política: "Ser de izquierdas es creer que n o se p u e d e ser feliz solo, éste es el contenido que yo doy a la fórmula «asumir la responsabilidad del m u n d o » . Debemos plantearnos la cuestión de «en calidad de qué» asumir esa responsabilidad del m u n d o " (Thibaud: 1993, 8). La cuestión de fondo que aquí se plantea —y que ya fue atisbada por Durkheim— es la de la fuerza moral que va a ser capaz de causar este desplazamiento antropológico para n o quedarse encerrado en el cultivo de la felicidad propia y asumir c o m o u n asunto personal la transformación del m u n d o , especialmente en u n a sociedad m o l d e a d a por la cultura del h e d o n i s m o , el desplazamiento de responsabilidades y la aniquilación d e todo sentimiento de c u l p a / r e s ponsabilidad. ¿Cuáles van a ser las fuentes de este altruismo contracultural?, ¿qué capacidad de constricción, catarsis y conversión van a tener en u n espacio socio-vital m a r c a d o p o r lo que Lipovestky h a llamado el crepúsculo del deber? N o se trata aquí de buscar fundamentaciones filosóficas para este tipo de comportamientos — q u e hay m u c h a s y d e diversa orientación—, sino de hallar motores de moral vivida capaces de e n g e n d r a r comportamientos solidarios politizados. Para la

74

75

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

izquierda, la vida le va en este asunto y p o r eso el socialismo n o p u e d e consistir en u n simple procedimentalismo que gestione y administre mejor lo público. Entre la cosmovisión onmicomprehensiva y única de lo b u e n o y la m e r a elaboración de procedimientos, programas y proyectos p a r a u n a mayor libertad yjusticia, cabe u n a vía de identidad intermedia basada en cultura moral fruto de la contaminazione, como se afirm a b a en el PCI y a h o r a en el PDS y en el PRC, de fuentes diversas. Por esta senda es p o r d o n d e entra la religión cristiana en la política laica de la izquierda. La cuestión de las motivaciones últimas y de las raíces para asumir la responsabilidad de la transformación de la sociedad constituye u n a de las temáticas q u e abren la política al cristianismo, hasta el p u n t o q u e Horkheimer, u n o de los principales teóricos de la Escuela de Francfort, llegó a afirmar q u e "la política q u e n o involucre, a u n q u e sea indirectamente, a la teología será en última instancia u n negocio, pese a toda su posible habilidad" (Horkheimer: 1966, 66). Con esta cita de H o r k h e i m e r n o busco, en m o d o alguno, volver a religiosizar la política. La secularización de la misma d e b e establecer u n p u n t o de n o r e t o r n o , entre otras razones, p o r q u e u n a política secularizada es la que mejor se adecúa a la visión cristiana de esta actividad. La cuestión q u e deja planteada Horkheimer es la del tipo de relación que puede establecerse entre política y religión d e n t r o de u n m a r c o q u e conscientemente quiera dejar fuera todo intento de confesionalización del q u e h a c e r político. Para establecer adecuadamente el modelo de relación entre política y religión cristiana hay que precisar, en primer lugar, cuáles son los componentes esenciales de la política. Considero que los principales son los siguientes: a) la utopía, b) la místicao espíritu, c) la cultura, d) los objetivos, e) el programa, f) los presupuestos económicos, g) las leyes. La utopía es el horizonte ideal que persigue alcanzar la política, sirve de estímulo, de principio de crítica; por utilizar el lenguaje de E. Bloch, las utopías concretas son los sueños diurnos q u e d e b e n guiar y tensar el quehacer político para q u e éste n o se desnorte. La mística o espíritu constituye el aliento vital, el m o t o r interior

q u e da la energía, la fuente d e las motivaciones últimas, la raíz profunda q u e sostiene al militante político en m e d i o d e las dificultades, frustraciones y derrotas que acarrea la política. La cultura es básicamente el sistema de valores morales y principios ideológicos q u e orientan y d e t e r m i n a n la activid a d política. Los objetivos son las metas q u e se quieren alcanzar a corto y m e d i o plazo, los problemas que se p r e t e n d e n resolver, los cambios q u e se desean conseguir, las transformaciones sociales q u e se van a establecer. Los programas son el conjunto de propuestas concretas de todo tipo que se presentan para ser realizadas en u n d e t e r m i n a d o periodo de tiempo con el fin de ir alcanzando los objetivos. Los presupuestos económicos son las formas concretas de organizar y distribuir los recursos financieros necesarios para llevar adelante los programas. Las leyes son los instrumentos jurídicos para hacer efectivas las propuestas formuladas en los programas. U n a política coherente es aquella que sabe establecer u n a relación armónica entre todos estos elementos, evitando destinar los primeros al campo de la retórica y dejando los últimos en manos del m e r o pragmatismo. Plantear el encuentro entre la izquierda y el cristianismo requiere también precisar qué tipo de religión es la que interviene en el diálogo. De entrada hay que partir de u n hecho, la mayor parte de las religiones son objeto de estudio de la sociología porque constituyen factores sociales sumamente importantes. Si los fenómenos religiosos consistieran sólo en un conjunto de creencias y prácticas rituales que producen u n a determinada experiencia interior en aquellos que las sostienen y realizan, la sociología n o se ocuparía de ellos. Si la religión, desde la época de los clásicos, ha ocupado u n lugar central en esta ciencia social, es debido a su influencia en la sociedad.

E L CRISTIANISMO, UNA RELIGIÓN PÚBLICA E INTRAMUNDANA

Quizá ha sido Max Weber — q u e centró gran parte d e su obra en el estudio de las éticas económicas de las grandes religiones— quien mejor ha desarrollado la sociología del

76

77

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAEAEL DÍAZ-SAIAZAR

cristianismo. Para este autor hay q u e distinguir e n t r e religiones extramundanas y religiones intramundanas; las primeras se basan en u n rechazo del m u n d o , mientras q u e las segundas se centran en u n a transformación del mismo. Ambas son religiones, es decir, tienen u n centro sagrado, p o r lo general monoteísta, u n sistema de creencias, u n conjunto d e rituales y prácticas de oración, u n a escatología, etc. Lo específico de las religiones i n t r a m u n d a n a s es q u e vinculan estrecham e n t e la fe y la adoración religiosa con la creación de u n det e r m i n a d o o r d e n social. Max Weber señala este rasgo con toda claridad: "Dios quiere q u e los cristianos actúen en la sociedad, puesto q u e quiere q u e la vida social se configure conforme a sus preceptos y se organice de m o d o que responda a aquel fin. El trabajo social (del cristiano) en el mundo..." (Weber: 1904-1905, 87). El cristianismo es u n a religión ético-profética e i n t r a m u n d a n a y, por ello, debe ser considerada c o m o u n a religión pública con u n a pretensión de incidencia social; p o r este motivo, constituye u n factor socio-político. Su dimensión ética contiene valores q u e buscan en cada coyuntura histórica ser puestos en práctica y su dimensión profética le lleva i n e x o r a b l e m e n t e a ejercer la crítica de aquellas realidades q u e niegan esos valores. Esta característica del cristianismo originario fue reconocida p o r F Mitterrand en 1993 en la entrega de la Legión de H o n o r de Francia a Gustavo Gutiérrez, precursor de la teología de la liberación: "Qué es la fe si n o p u e d e estar al servicio de los hombres, ella debe tener u n a traducción en los hechos, en la organización de la sociedad y en la defensa de los pobres" 9 . La p r e g u n t a q u e hay q u e plantearse es si este carácter int r a m u n d a n o que le otorga u n a politicidad consustancial a la religiosidad cristiana es compatible con la necesaria e imprescindible desreligiosización de la política. U n a fenomenología del cristianismo originario p e r m i t e contestar afirmativamente a esta cuestión. El cristianismo es político en su teología y n a d a teológico en su visión de la política; es decir, contiene elementos ético-proféticos que le llevan a implicarse en la transformación del m u n d o , p e r o n o p r o p u g n a u n a política directa desde el Evangelio. Reconoce la a u t o n o m í a de la po-

lítica y su función profética tiene q u e ver más con la crítica q u e con la legitimación o el reconocimiento de u n a política c o m o cristiana. El cristianismo originario n o es u n a religión política, esto es, n o contiene u n modelo sacralizado de Estado, de ideología y de forma de organización de la vida social. Basándose en esta seña de identidad y p a r t i e n d o de la figura de Jesús de Nazaret como crítico de la religión política del judaismo, las teologías políticas más recientes han desarrollado u n a interesante crítica cristiana de diversas manifestaciones de re/¿gráwjfrofófea: fundamentalísimos católicos y protestantes, teorías como las de Cari Schmitt o Donoso Cortés, ideologías del nacional-catolicismo hispano y polaco, formulaciones doctrinales de la democracia cristiana, ideologías totalitarias de izquierda. Evidentemente, las diversas etapas d e lo que podemos denominar la historia política del cristianismo n o siempre han estado guiadas p o r estas características originarias, p e r o precisamente por eso es coherente u n a crítica de los diversos tipos de integrismos y fundamentalismos políticos del cristianismo en su desarrollo histórico. Desde esta óptica, n o cabe ni u n a democracia cristiana ni u n socialismo cristiano, sino u n a fecundación de la política de cada coyuntura histórica con los valores ético-proféticos y las dimensiones intramundanas de fondo contenidas en el Evangelio. El cristianismo busca en cada m o m e n t o histórico aquellas mediaciones laicas que p u e d a n traducir y llevar a la práctica, al m e n o s en parte, los valores evangélicos. Son estos valores, llenos de u n a carga fortísma de transformación social y de liberación de los empobrecidos, los que crean en los seguidores de esta religión u n a ética política muy relevante para el cambio social. U n a de las peculiaridades del cristianismo originario respecto a otras religiones públicas es su rechazo de la teocracia, del mesianismo milenarista, del confesionalismo político y del íundamentalismo religioso-nacionalista. Jesús de Nazaret n o apoyó ni los planteamientos de la aristocracia sacerdotal ni los de los zelotes (grupo de oposición a r m a d a a los r o m a n o s ) , precisamente por la carga teocrática q u e contenían. O. Cullm a n n , en su obra ya clásica El Estado en el Nuevo Testamento,

78

79

. En la medida en que el cristianismo n o presenta u n proyecto político propio. se puede observar que se opone al uso de los milagros. 31-46. q u e es d o n d e ella influye. introduce un proceso de secularización de la política y de desconfesionalización de la misma. la privatización de la religión y el laicismo. etc. magníficamente reflejada en la afirmación de Bonhoeffer "ante Dios y con Dios estamos sin Dios" y en el "diálogo del Gran Inquisidor" de Los hermanos Karamazov de Dostoievski. Especialmente a través del relato de las tentaciones (Mt.16-20). 25. motivaciones. El mesianismo de liberación de los pobres que impulsa Jesús de Nazaret n o se basa en u n a intervención divina directa. eso sí. dificultanto la teocracia. En los últimos decenios la teología de la liberación y los movimientos cristianos que se inspiran en ella constituyen u n magnífico ejemplo de estas características del cristianismo originario.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAEAEL DÍAZ-SAIAZAR afirma que "el ideal teocrático j u d í o es rechazado expresam e n t e como satánico por el cristianismo" (Cullmann: 1966. En la m e d i d a en q u e esta religión establece la práctica de liberación de los pobres y opri- midos c o m o p r u e b a de verificación d e la autenticidad religiosa i n t r o d u c e u n radicalismo q u e va a establecer inexor a b l e m e n t e u n a afinidad electiva con políticas q u e tengan c o m o finalidad la emancipación de los explotados y empobrecidos. rechaza el fundamentalismo nacionalista. guerrillero victorioso que expulsaría a los romanos. Si esta religión n o p r o p o n e soluciones técnicas a los problemas humanos. las actitudes. actitudes. Este mensaje de cambio es universalista. Este relato es e x p o n e n t e de lo q u e podríamos llamar u n a laicidad religiosa opuesta a teocratismos y fundamentalismos religiosos. La gran esperanza de Israel era el Reinado de Dios q u e sería inagurad o por el Mesías. Le. es u n refuerzo de la libertad h u m a n a y u n principio de crítica de todo fundamentalismo político-religioso que quiera presentarse como la solución segura a los problemas de la vida social. esperanzas. líder consagrado p o r Dios. 4. cambios de comportamientos. 21). d e r r o t a n d o y humilland o al gran imperio pagano. sino en u n mensaje de construcción h u m a n a de otro tipo de sociedad basado en u n a conversión.atina"— sin por ello generar un fundamentalismo religioso de izquierdas ni crear organizaciones revolucionarias confe- 80 81 . los comportamientos y las relaciones sociales. Jesús de Nazaret introduce un tipo de mesianismo distinto al mesianismo político esperado p o r el pueblo j u d í o .1-11). por determinados valores. La teología de la liberación es u n a manifestación de u n a religión pública e intramundana que ejerce u n rol ético-profético intenso —hasta el punto de ser declarada por Estados Unidos en los Documentos de Santa Fe c o m o "el principal obstáculo a los intereses norteamericanos en América I . en una catarsis que cambia. por tanto. contribuye a evitar fanatismos en política. Esta especie de golpe de Estado o revolución por intervención divina mediante el Mesías restauraría el p o d e r de Israel e iniciaría u n a época de prosperidad bajo el gobierno del Rey-Mesías auxiliado p o r Dios. Jesús de Nazaret rechaza este tipo de mesianismo y esta imagen de Dios. particularista y excluyeme de los judíos. aspiraciones vitales. 4. Lo innovador en el cristianismo no radica sólo en la centralidad de la liberación de los pobres. La primigenia desteocratización del Estado j u d í o y roman o . la adoración religiosa. en la necesidad de buscar mediaciones para hacer efectiva esta finalidad. La novedad del cristianismo como religión pública e intramundana radica en q u e u n e consustancialmente la fe en Dios. Insisto. su negación del "Dios tapa agujeros" —deus ex machina—. La apertura a los paganos niega los privilegios sagrados exclusivos de Israel como pueblo elegido. de la omnipotencia divina y del p o d e r idolátrico para realizar su misión. Este c o m p o n e n t e p o n e barreras a integrismos y fundamentalismos político-religiosos y posibilita aunar laicidad y religiosidad. nos está indicando que n o es posible la magia en política y q u e sólo cabe la b ú s q u e d a h u m a n a de medios para lograr esa liberación de los pobres guiada. sino en la ausencia de programas propios y. basada en el rechazo de Jesús de Nazaret a otorgarle al Estado la misma relevancia que a Dios o a concederle más de lo q u e le pertenece ("darle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios"). la salvación eterna y la liberación de los pobres (Mt. con la ayuda de Dios.

Desde u n a perspectiva histórica. es decir. El h e c h o d e q u e en este libro se vayan a mostrar las dimensiones políticas de esta religión n o significa que quiera reducir el cristianismo a u n fenómeno político y moral. carismáticos. Es lógico q u e la construcción de la laicid a d necesitara del laicismo y del antieclesiasticismo. U n a fenomenología del cristianismo impide u n reduccionismo político o ético de esta religión. p o r Max Weber. p e r o también u n a secularización natural. H a puesto también de manifiesto q u e el laicismo y los intentos d e privatización forzada de este tipo de religiosidad n o son otra cosa q u e u n a forma de fundamentalismo. es decir. testimoniales. pública e intramundana. comunitarios. pues. etc. Si bien él en sus orígenes introdujo en la historia factores importantes d e desacralización de la política. ascéticos. que n o tienen que ver directamente con la política y la moral o que. llegando incluso a provocar intensas guerras de religión q u e impidieron la paz en Europa y en otros territorios. la economía y la cultura.. el mayor de toda la izquierda latinoamericana. El cristianismo de liberación. culturales y políticos sean indiferentes para el desarrollo de la misma. d a d o el p o d e r í o de la Iglesia. ya que ésta tiene otro tipo de dimensiones sumamente importantes que van m u c h o más allá de la política y de la moral. escatológicos. El cristia- nismo influye en la sociedad. la socio-política. declive de creencias y prácticas religiosas y privatización del hecho religioso. u n a cultura y u n a mentalidad q u e erosionan la plausibilidad del cristianismo sin la pretensión de atacarlo directamente. fue u n factor de secularización de la política se convirtió en u n instrumento de sacralización de la misma al servicio de los intereses de dominación de la Iglesia. La complejidad y laicidad d e las sociedades 82 83 . El rol de los cristianos en la creación del PT (Partido de los Trabajadores) de Brasil. el laicismo —la expulsión de la religión de la vida pública— es la otra cara de la m o n e d a del confesionalismo. El proceso de secularización El h e c h o d e q u e consustancialmente el cristianismo sea u n a religión ético-profética. el proceso de secularización ha proseguido su curso y especialmente en E u r o p a y en algunos países de América Latina es cada vez más intenso y afecta al despliegue de su rol ético-profético en el c a m p o de la política. están más allá de éstas. p e r o también es influido poder o s a m e n t e p o r ella.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIJVZAR sionales. catequéticos. El cristianismo contiene u n específico sistema de creencias y múltiples c o m p o n e n t e s místicos. al menos. Esta religión que. Esta necesaria afirmación de la laicidad de la política y del Estado y el terror a volver a formas de confesionalismo político —sean de derechas o de izquierdas— han alentado procesos de privatización forzada del cristianismo y rechazos intelectuales para incorporar la dimensión pública y laica del mismo. La secularización se ha desplegado en los últimos decenios en tres dimensiones: diferenciación de esferas institucionales. h a mostrado q u e es posible u n a religión pública con laicidad y sin fundamentalismo. u n a secularización forzada del cristianismo desde ciertos poderes políticos y culturales —del mismo m o d o que España sufrió la religiosización forzada del nacional-catolicismo—. p e r o q u e n o termina de ser captad o p o r d e t e r m i n a d o s sectores de la izquierda. litúrgicos. simplemente se sitúan en otro territorio y van desplazando poco a poco por el natural despliegue de sus contenidos la centralidad q u e tuvo en otros tiempos la religión cristiana. En este libro sólo voy a abordar u n a de las múltiples dimensiones del cristianismo. Lo dicho hasta a h o r a sitúa al cristianismo como u n factor político indirecto. que es algo más amplio q u e esta teología. en sus inicios. esto es. La aportación propia y específica del cristianismo a la historia de la laicidad y la secularización es algo q u e ya fue subrayado. es u n ejemplo bien elocuente. entre otros. hay q u e tener en cuenta q u e la imprescindible laicización d e la política y del Estado se h a n visto dificultadas desde hace siglos por la peculiar institucionalización y eclesiastización sufrida por el cristianismo originario. Existe. n o significa que los procesos sociales. el surgimiento de u n a estructura social. Desde este rol ético-profético ha a n i m a d o a los cristianos a buscar mediaciones laicas n o confesionales para traducir política y e c o n ó m i c a m e n t e sus valores.

u n a vez difuminadas las estructuras q u e sostenían artificialm e n t e el asentimiento religioso. convirtiéndose así en u n factor de politización y moralización desde la subjetividad. Convendría. pues. Como ha mostrado J. p u e d e suponer u n a depuración y hasta u n a innovación interna que lo refuerce. El e n c u e n t r o entre ambas n o p u e d e llevar a la disolución d e la u n a en la otra o al intercambio de identidades. La tercera (privatización) también p u e d e fortalecer al cristianismo. la uniformización religiosa de la sociedad descansaba en u n sistema de dominación cultural o en un atavismo tradicionalista que impedía o hacía innecesaria la opción religiosa libre. a la vez. La primera acepción de la secularización (diferenciación) entronca perfectamente con el cristianismo originario. u n a de las obras más importantes de sociología de la religión en el último decenio. a u n q u e aparentemente signifique u n debilitamiento por la reducción numérica de los adheridos. pues se enfrenta a las dificultades connaturales a todo proceso d e iniciación y conversión a u n h e c h o tan fuera del marco de la normalidad cotidiana como es el de la experiencia religiosa. La novedad radica en que este nuevo rol de un tipo de cristianismo antifundamentalista se desempeña fundamentalmente en la esfera pública de la sociedad civil y se aleja de otros intentos que pretenden u n a regulación y tutela católica o protestante del Estado. Por otro lado. c u a n d o se refería a la práctica de la religión como política y de la política como religión. La política tiene u n a racionalidad específica y diferenciada de la religión. pues lo privado p u e d e ser muy influyente si actúa como sistema motivacional y dinamizador del comportamiento y la actividad pública. se desploma esa uniformid a d y la opción religiosa desciende n u m é r i c a m e n t e . estamos asistiendo a u n intenso proceso de desprivatización de la religión cristiana en todo el m u n d o que se diferencia de los intentos de construir u n a nueva cristiandad alentados por el neofundamentalismo católico y protestante.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR industrializadas h a afianzado la a u t o n o m í a y especialización funcional de cada u n a de las instituciones q u e forman la estructura social. aunque conlleve u n debilitamiento de las relaciones Iglesia-Estado. Es especialmente interesante afrontar la acepción de privatización c o m o marginación e irrelevancia pública del cristianismo. hay q u e precisar el tipo de apertura y de cierre respectivos para asegurar. La secularización como privatización tiene dos acepciones. Considero que es posible u n a relación dialéctica q u e respete la distintividad de cada área. la apertura al cristianismo está asociada a la relevancia q u e le c o n c e d a a las culturas 84 85 . muchas de las funciones sociales ejercidas durante siglos por las religiones han sido absorbidas p o r otras instituciones y esto h a supuesto u n a pérdida de relevancia social para la religión cristiana. hace referencia al proceso de personalización de la religión que requiere u n a fuerte interiorización de la misma. tener en c u e n t a aquella crítica formulada p o r U n a m u n o respecto a la d e g e n e r a c i ó n de estas dos áreas de la vida social. pero ello n o significa q u e el cristianismo n o ejerza ya u n rol público en las sociedades occidentales. económica y cultural. significa también la marginación o desaparición d e la religión de la esfera pública política. POLÍTICA LAICA Y RELIGIÓN CRISTIANA: AUTONOMÍA Y RELACIÓN La relación entre la izquierda y el cristianismo la h e basado en la concepción de la política como reforma intelectualy moral y en el carácter público e i n t r a m u n d a n o de esta religión. La segunda (decrecimiento). p o r este proceso. p o r otro. Voy a abordar en este apartado algunas condiciones que deberían ser tenidas en cuenta para q u e esta relación se p u d i e r a desarrollar respetando la especificidad y a u t o n o m í a d e la esfera política y de la esfera religiosa. Por lo que respecta a la izquierda. la a u t o n o m í a y la relación. Considero q u e este sentido de la secularización es u n hecho si se compara la relevancia pública del cristianismo en la actualidad y en siglos pasados. p o r u n lado. Evidentemente. q u e d a n d o reducida a u n f e n ó m e n o ritual. Casanova en Public Religions in theModem World. Esta relevancia e influen- cia h a disminuido por razones externas e internas.

cultura.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR de sentido que tienen u n a dimensión política y moral y a las organizaciones e instituciones que trabajan en la sociedad civil. Por este motivo se resiste ante cualquier intento de reducirlo a u n a religión ritual o de la mera interioridad. Del mismo m o d o que tienen u n a política hacia otros sectores de la sociedad civil (ecologistas. Esta a p e r t u r a está también estrechamente u n i d a a la importancia otorgada a la crítica ético-profética y al cultivo de la tensión fecundante entre racionalidad política. etcétera). los han convertido en interlocutores sociales naturales en su acción política. moral. Esta pretensión pública del cristianismo ha sido reconocida p o r diversos partidos y organizaciones de izquierda que afirman explícitamente que esta religión es u n a de las bases en las que se inspiran. culturas políticas. pues hay partidos y organizaciones d e este signo ideológico y político que niegan la pretensión pública del cristianismo y optan por u n a estrategia de privatización de esta religión. valoraciones de la economía. La crítica del laicism o por parte de la izquierda está asociada a u n reconocimiento de la pretensión pública del cristianismo c o m o religión ético-profética e i n t r a m u n d a n a . este rechazo n o disminuye. La disposición de la izquierda p a r a u n e n c u e n t r o fecundante con el cristianismo requiere u n rechazo del laicismo c o m o u n a forma perversa de fundamentalismo. morales. Ciertamente. feministas. culturas. El cristianismo n o tiene u n modelo cerrado de sociedad. su cultura y sus demandas. arte. En cada época histórica. éticas. ONG. De hecho. de hecho. modelos de sociedad. Esta práctica impide la relación entre izquierda y cristianismo más allá de la pugna institucional entre Iglesia y Estado. se convierten en principios de crítica y disc e r n i m i e n t o de t o d o tipo de acontecimientos y propuestas. desde esta premisa. por eso n o p u e d e serle indiferente el tipo de configuración social. políticas. instituciones culturales. El cristianismo p r e t e n d e construir la historia desde unos determinados valores explicitados en los Evangelios. movimientos e instituciones busca la realización práctica de sus valores fundamentales. el cristianismo h a producido —para bien y para mal— prácticas sociales. El rechazo delfundamentalismo religioso La relación correcta del cristianismo con la política pasa por el rechazo del confesionalismopolíticocomo u n a f o r m a per- 86 87 . cultural y moral que adopta la sociedad. sino q u e refuerza la laicidad de u n a sociedad. hay que tener en cuenta que toda religión intramundan a n o p u e d e dejar de ser pública. a lo largo de su ya muy dilatada historia. Estos partidos y organizaciones valoran la presencia pública de las iglesias y movimientos cristianos y están abiertos a sus propuestas. la necesidad de buscar u n espíritu que guíe la acción política y u n rechazo de aquellas concepciones que r e d u c e n el q u e h a c e r político a u n a m e r a gestión del o r d e n social existente. utopía y valores prepolíticos y metapolíticos. instituciones y organizaciones diversas. ¿En qué consiste esta pretensión pública? En primer lugar. La apertura al cristianismo está también relacionada con el valor q u e otorgue la izquierda a la ética política interior y al sistema personal de convicciones y motivaciones en la lucha por el socialismo. la cuestión que hay que plantearse es si esta identidad es compatible o n o con la laicidad de la política. el cristianismo. Todo ello implica u n reconocimiento de los límites de la política c o m o m e r a tecnología del poder. Esos valores evangélicos g e n e r a n u n a determinad a mentalidad y u n a visión de la realidad. inspiran cultura y prácticas sociales. pero sí contiene valores muy concretos desde los cuales se p u e d e construir o fecundar sociedades. Esta es u n a cuestión relacionada con el mantenimiento y la realimentación de la inspiración matricial que dio lugar al nacimiento de la izquierda. política o economía. según la acepción de Max Weber. C o m o pod r e m o s ver más adelante. sistemas económicos y estilos de vida afines a esos valores. favoreciendo su marginación y silenciamiento. etc. d e m a n d a s y críticas. a través de personas. realizan u n a política específica hacia el m u n d o cristiano para a p r e n d e r de sus prácticas. ésta n o es la actitud de toda la izquierda. u n a inspiración llena de aspiraciones morales y no sólo de reivindicaciones sociales. asociaciones de vecinos.

al i n c r e m e n t o de la presencia pública de los movimientos y asociaciones cristianas en la sociedad civil y a su creatividad en el campo de la cultura moral y la cultura política. Pues. Por tanto. por una excesivamente estrecha vinculación entre la actividad humana y la religión. p o r 88 89 . conviene acentuar frente a fundamentalismos religiosos q u e la política n o se deriva d e la religión. El Concilio Vaticano II reforzó la secularización de la política a través de la afirmación de la autonomía de lo temporal^ del establecimiento de la misión religiosa de la Iglesia. Pero precisamente d é esta misma misión religiosa derivan funciones. Más adelante. que el hombre ha de descubrir. sugerencia y consejo para u n a vida b u e n a y feliz y n u n c a p u e d e p r e t e n d e r u n a institución religiosa convertirlas en efectivas a través de vías impositivas con protección estatal. también se afirma que ningún creyente puede identificar esta justa autonomía con u n a falta de referencia a Dios. como n o podía ser menos en un concilio religioso. se refuerza esta perspectiva al afirmar en el apartado 42 que "la misión propia que Cristo confió a su Iglesia n o es de orden político. El fin que le asignó es de orden religioso. Si por autonomía de la realidad terrena se quiere decir que las cosas creadas y la sociedad misma gozan de propias leyes y valores. la igualdad. es absolutamente legítima esta exigencia de autonomía. Es que además responden a la voluntad del Creador. El m u n d o cristiano ha de mostrar su capacidad de activar los valores evangélicos de cara a las transformaciones que cada sociedad requiere y saber buscar las mediaciones q u e p u e d a n hacer realidad esos valores. En este sentido. No es sólo que la reclamen imperiosamente los hombres de nuestro tiempo. luces y energías que p u e d e n servir para establecer y consolidar la comunidad humana". El encuentro con la izquierda está asociado a esta tarea de desaburguesamiento del cristianismo histórico. Esto significa que es necesario reforzar p e r m a n e n t e m e n t e aquellos rasgos del cristianismo originario que más contribuyeron a la secularización de la política y que se p e r d i e r o n en algunos m o m e n t o s del desarrollo histórico de esta religión. Si es rechazable el confesionalismo político. p o r lo m e n o s desde la perspectiva cristiana originaria. todas las cosas están dotadas de consistencia. N o basta con q u e el cristianismo vuelva a sus orígenes y afirme el carácter laico y a u t ó n o m o de la política. N i n g u n a propuesta política es la realización d e la voluntad divina en la tierra. Evidentemente. C o n c r e t a m e n t e en la constitución conciliar Gaudium et Spes se dice lo siguiente en u n apartado q u e se titula "lajusta a u t o n o m í a de la realidad terrena": Muchos de nuestros contemporáneos parecen temer que. por la propia naturaleza de la creación. emplear y ordenar poco a poco. Si éste pretende contribuir a u n avance de la justicia. tanto y más debe ser todo intento eclesiástico de configurar el Estado desde sus planteamientos. Las dimensiones ético-proféticas e intramundanas del cristianism o necesitan mediaciones políticas n o religiosizadas para ir desarrollándose en cada coyuntura histórica con imperfecciones difíciles de evitar. La afirmación de la laicidad El territorio de u n e n c u e n t r o fecundante entre la izquierda y el cristianismo n o es otro q u e el d e la laicidad. de la sociedad o de la ciencia. en esta misma constitución conciliar. la libertad y la fraternidad entre los hombres debe superar aquellas adherencias históricas que en más de u n a ocasión lo han convertido en u n a religión burguesa y conservadora. sufra trabas la autonomía del hombre. verdad y bondad propias y de un propio orden 10. Este es u n concepto que tiene diversas acepciones y significados y.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR versa de fundamentalismo. económico o social. la política) tiene unas leyes y u n o r d e n propio supone u n a gran contribución al reforzamiento del carácter laico d e la acción política y u n rechazo de todo confesionalismo político. todo confesionalismo político católico o protestante n o es otra cosa q u e u n a degeneración del ideal cristiano originario. Me parece q u e la afirmación de q u e la realidad (en este caso. Las convicciones y exigencias evangélicas tienen u n a lógica propia de invitación.

convirtiéndose en garante de los bienes comunes mediante la soberanía de las leyes democráticamente instituidas. Creo q u e . La laicidad significa. Allí d o n d e la Iglesia había impuesto su d o m i n i o bajo la advocación de la voluntad divin a se instauró la soberanía de la ley c o m o único absoluto legítimo para u n a sociedad plural en sus formas de concebir la existencia. En primer lugar. p o r el contrario. autonomía e i n d e p e n d e n c i a de los intereses eclesiales. la laicidad se o p o n e al laicismo. entendido éste como abolición o privatización forzada de la religión.I. p e r o afines. p o r ello. pluralismo y universalismo. como positiva emancipación de su tutela religiosa. el diálogo. gestión y administración del o r d e n social existente. sistemas filosóficos. De esta forma hace posible la tolerancia. desreligiosización de determinadas comprehensiones y prácticas del socialismo marxista. el partido laico es aquel que n o se basa en una cosmovisión. asepsia ideológica. d e esta forma. el despliegue de su dimensión pública resp e t a n d o las reglas del sistema democrático. n o significa renuncia a las convicciones y rechazo a difundir propuestas 90 91 . Es especialmente en el c a m p o de la moral colectiva d o n d e la laicidad obliga a la creación de u n a ética civil d e m í n i m o s compartidos y construida desde las aportaciones de cada u n o d e los sistemas morales específicos que poseen las distintas tradiciones. Era necesario sacar de la política al cristianismo realmente existente para que la paz fuera posible y para q u e la sociedad pudiera progresar p o r vías antidogmáticas y p o r caminos d e libertad. Los espíritus más a u t é n t i c a m e n t e religiosos reclamaron también u n a intensa despolitización de la religión cristiana y u n a reducción del p o d e r de la Iglesia para hacer posible u n r e t o r n o a los orígenes. Del mismo m o d o que. N o p o d e m o s olvidar la historicidad del concepto de laicidad. Pero. movimientos y asociaciones presentes en cada sociedad. sino que busca u n a cultura de base capaz de integrar tradiciones distintas. La laicidad de la izquierda implica el a b a n d o n o de la concepción salvífica de la política y el rechazo del carácter omnicomprehensivo y hasta totalitario d e la ideología q u e la fundamentaba y legitimaba. consid e r o q u e hay que e n t e n d e r la laicidad como desconfesionalización de la política. la laicidad significa precisamente crítica y superación del laicismo. en el t e r r e n o cultural. la democracia y el pluralism o tan obstaculizadas en d e t e r m i n a d o s siglos p o r la religión cristiana y sus instituciones más características n . sino. la fusión entre laicidad y laicismo es legítima y adecuada. u n a vez q u e u n a religión acepta u n marco pluralista y democrático. Considero que laicidad n o significa. desabsolutiza la política y establece los límites de esta actividad h u m a n a . religiones. en el terreno político. la duda. En determinadas circunstancias de totalitarismo religioso. el Estado laico es aquel que n o privilegia n i n g u n a cosmovisión e ideología y asegura el respeto y la libertad para todas las culturas. la búsqueda de consenso y la relativización de las propias posiciones.A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR ello. La aceptación del pluralismo democrático n o implica la privatización de la religión. castración de la utopía y apuesta p o r u n reformism o débil que renuncia a introducir cambios sociales radicales. corrientes culturales. la ciencia. conviene precisar su contenido. la laicidad supuso u n i n m e n s o avance histórico e hizo posible el surgimiento y desarrollo de la cultura. De la misma forma. la necesidad imperiosa q u e tuvo la política de independizarse de u n a religión q u e asfixiaba su desarrollo. esto es. El hartazgo d e la conciencia e u r o p e a más lúcida e ilustrada p o r las prolongadas guerras de religión y p o r la multitud de intrigas político-eclesiales provocó u n pensamiento y u n a práctica política de desplazamiento de lo religioso de la esfera estatal y pública por las consecuencias negativas creadas por éste para la convivencia pacífica. Desde hace u n par de decenios. laicidad h a significado también secularización de las religiones políticas. La laicidad introduce u n a tensión antiideológica —la ideología p u e d e ser también factor de alienación—. ante todo. Desde los planteamientos efectuados. Establece la parcialidad de toda verdad e introduce la modestia. La laicidad innova la cultura y crea u n nuevo talante en la historia. q u e n o es otra cosa que la desabsolutización de los planteamientos e identidades de todo colectivo y la disposición al diálogo y al enriquecimiento con las ideas y propuestas ajenas.

la generación de consenso ciudadano y el m é t o d o argumentativo para difundir y hacer q u e avancen cualquier tipo de planteamientos. es decir. Es- 92 93 . pues bien. La laicidad es u n territorio suficientemente amplio para p o d e r desarrollar u n trabajo cultural q u e lleve a nuevos consensos ciudadanos y nuevas propuestas políticas que permitan la elaboración de leyes que conviertan en legal lo que en otras épocas p u d o ser ilegal.). sino q u e ésta puede dinamizar y e n r i q u e c e r aquélla. C. puesto que la religión está ahí como u n a dimensión i m p o r t a n t e de la vida social. en su acepción "laico liberal". el bien c o m ú n y la soberanía democrática de la ley en el Estado de derecho. n o estática y. La ética aplicada. La laicidad y la religión cristiana n o sólo son compatibles. Sí introduce la imperiosidad de la vía democrática. es lo más apropiado para el desarrollo de la laicidad en sociedades complejas y con pluralidad de convicciones éticas. pensemos en ciertos temas relacionados con la bioética (aborto. por ello. (Cortina: 1993). convicciones y lucha p o r imprimir cambios sociales y culturales que provoquen saltos hacia adelante en el desarrollo histórico. Napoleoni — u n o de los economistas más importantes de la izquierda italiana y senador por la Sinistra I n d i p e n d e n te. insertando e n ella las propuestas y valores de la religiosidad cristiana. objeción fiscal a los gastos militares. fabricación de d e t e r m i n a d o tipo de armas. sociales entre los hombres se regulan de un modo laico. La laicidad obliga tanto a la aceptación de la legitimidad de ciertas leyes elaboradas y establecidas por métodos democráticos como permite la objeción de conciencia y la desobediencia civil en coherencia con determinadas convicciones. Si la laicidad equivaliera necesariamente a indiferentismo religioso. p e n a de m u e r t e . constituiría u n a violación de la realidad. u n a lista de personalidades de izquierda apoyada externam e n t e durante años por el PCI— h a señalado los límites de lo que podríamos d e n o m i n a r la laicidad laicista e n los siguientes términos: La tradición laico-liberal siempre ha dicho que la religión es un asunto privado y que la vida pública es otra cosa: las relaciones públicas. esta tesis forma parte de la conciencia común. teniendo en cuenta los problemas de la sociedad contemporánea y más bien me parece más adecuada la tesis contraria. eutanasia. suelen establecerse conflictos entre el orden moral —de raíz religiosa o irreligiosa— q u e se centra en la fidelidad a las convicciones y el o r d e n político y j u r í d i c o que ha de legislar en función del bien común y la resolución de problemas que afectan a la convivencia entre personas con cosmovisiones diversas. Este autor plantea esta cuestión relacionándola d e u n a forma muy interesante con el tema de la imposible superación de los principales problemas de la sociedad capitalista p o r una vía p u r a m e n t e política. 120). etc.) o la ética socio-política (insumisión. El choque entre convicciones religiosas y morales y legislación impulsada p o r u n gobierno p u e d e ser intenso. religiones d e salvación y éticas de máximos. superando ciertos modelos q u e p r o p u g n a n q u e la aceptación de la laicid a d implica u n a privatización y u n ocultamiento de las dimensiones públicas del cristianismo. ha de ape- lar al desarrollo d e las convicciones y n o buscar el debilitam i e n t o de las mismas. p u e d e establecerse u n a relación abierta entre ésta y el cristianismo. La laicidad n o evita ni impide la tensión fecunda entre consenso. (Napoleoni: 1990. La laicidad debe ser dinámica. Ciertamente. más q u e la moral de valores absolutos.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL Df AZ-SALAZAR cosmovisionales. los valores absolutos y las convicciones radicales tienen dificultad para imponerse en el territorio de la laicidad y. Si las convicciones fecundan la laicidad. se necesita apelar a u n a racionalidad que vaya más allá de la estrictamente política y en este horizonte considera q u e hay q u e ampliar el espacio de la laicidad. La laicidad lo q u e hace es establecer u n marco de regulación y de contención para preservar el pluralismo. en ciertos temas. etc. sin referencia a una dimensión religiosa o transcendente. Según él. culturas de sentido. aunque ello pueda conllevar sanciones penales. y si alguien se atreve a decir lo contrario es convertido inmediatamente en un integrista. yo comienzo a tener serias dudas respecto a estas tesis.

p u e d e n valorar. con la voluntad divina. 94 95 . El segundo periodo a estudiar transcurre entre 1946 y 1997. UNA CUESTIÓN PÚBLICA PARA LA IZQUIERDA EUROPEA Y LATINOAMERICANA . la mística. Unas veces ha acogido esta dimensión pública. se ha decantado por u n a u otra de estas tres posiciones. lo cual implica u n a revisión crítica de su tradición ideológica. Para ello es imprescind i b l e que asuma que el cristianismo es u n asunto público y n o u n a cuestión privada. la concepción de la religión cristiana como u n asunto privado y.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO toy plenamente d e acuerdo con esta propuesta de Napoleoni y precisamente este libro a b o r d a la temática de u n a cultura política y moral d e izquierda laica con inspiración cristiana. la moral y los objetivos de la izquierda. inspirándose en los valores de fondo del cristianismo originario. U n a izquierda abierta a esta inspiración tendrá q u e abord a r dos cuestiones: a) el lugar de los valores del cristianismo e n la cultura que dirige sus objetivos e inspira sus programas. En este capítulo voy a analizar los fundamentos teóricos y las prácticas políticas de la izquierda sobre la dimensión privada y pública del cristianismo. siempre q u e eviten identificar reductivamente sus opciones y propuestas con el cristianism o originario y. el cristianismo ni debe ni puede ofrecer nada a otros componentes de la política como son los programas. de los ya señalados en el a p a r t a d o anterior. discernir. La izquierda en cada época histórica. CAPÍTULO III E L CRISTIANISMO. la recepción de la dimensión pública de esta religión p o r parte d e la izquierda. La izquierda a lo largo de su historia h a respondido de diversas formas a esta vocación del cristianismo. está destinado a incidir en la configuración de la sociedad. Creo q u e esta es la forma de hacer compatible la laicidad y la secularización de la política con la posible inspiración cristiana de la misma. otras ha intentado privatizarla forzadamente y en bastantes ocasiones h a considerado que la religiosidad es u n a dimensión que tiene como territorio específico el ámbito de la privacidad y n o el de la vida pública. teniendo en cuenta dos grandes periodos históricos. b) la política de diálogo y colaboración con el m u n d o de las instituciones y movimientos cristianos. m u c h o menos. En cuanto tal. criticar y hacer aportaciones a estos elementos de la política. en este sentido. Considero q u e el cristianismo p u e d e fec u n d a r la utopía. L J e s d e la sociología de Max Weber hemos p o d i d o ver cómo el cristianismo es constitutivamente u n a religión pública e i n t r a m u n d a n a y. U n a vez establecidas las condiciones que hacen posible la relación entre la izquierda y el cristianismo podemos precisar en q u é c o m p o n e n t e s de la política. Son los cristianos —personas. los presupuestos económicos y las leyes. Analizaré. d e p e n d i e n d o de diversos factores. la cultura. El primero arranca de los inicios del socialismo utópico cont e m p o r á n e o a finales del siglo XVIII y primeros decenios del siglo xix y llega hasta el final de la II Guerra Mundial (1945). instituciones y movimientos— los que. posteriormente. p u e d e incidir esta religión r e s p e t a n d o la laicidad de aquélla. en primer lugar.

pues en las islas británicas la orientación ideológica de la izquierda será distinta. Este autor antepuso la u n i d a d de los trabajadores a la lucha antirreligiosa e indicó el peligro de q u e el anticlericalismo desvirtuara la finalidad e identidad d e la política de los partidos obreros. Alemania es el país d o n d e la organización política del proletariado toma mayor fuerza y consistencia a finales del siglo XIX. un intelectual q u e intentaba influir en la orientación ideológica y política del movimiento obrero desde la publicación con Engels del Manifiesto Comunistaen 1848y. En el programa posterior del SPD. desde losenfrentamien- tos con Bakunin en la I Internacional. Las fuerzas ideológicas q u e van a configurar el movimiento obrero europeo son el anarquismo y el marxismo. La plena marxistización del SPD aparece en el Programa deErfurt (1891). p o r u n a indicación d e Engels a Kautsky. la implantación de u n a escuela única y la conversión de las instituciones eclesiales en asociaciones privadas. En el Programa deEisenach (1869) se plantea la separación de la Iglesia y el Estado y la emancipación d e la escuela de la tutela eclesiástica. A diferencia del Programa de Gotha. se vuelve a plantear el tema d e la religión como cuestión privada y se relaciona con la laicización d e la enseñanza. Ambos son filosóficamente ateos y materialistas y políticamente anticlericales. se introduce un matiz a esta consideración de la religión. dado el conocimiento que tenían del pensamiento de Marx sobre la religión. q u e fue redactado p o r Kautsky con la intención de responder a u n a ortodoxia marxista-engelsiana. pues se afirma que ésta pertenece al ámbito de las "convicciones íntimas" y n o es u n a cuestión de partido ni de Estado. La reacción crítica de Marx a los acuerdos establecidos en el congreso fundacional del SPD (Partido Socialdemócrata Alemán) se plasmó en su obra Crítica al Programa de Gotha (1875). D u r a n t e m u c h o s decenios. la izquierda alemana va a constituir la referencia básica para toda la izquierda europea. Las indicaciones de Engels al líder socialista italiano Cañero. la eliminación de fondos públicos para las Iglesias. especialmente en el continente. Esta peculiar configuración ideológica de la izquierda va a determinar su análisis y su política respecto al cristianismo. en 1875. que constituye el embrión ideológico y el a c u e r d o programático q u e funde a las dos organizaciones obreras preexistentes.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR D E L SOCIALISMO UTÓPICO A LA DERROTA DEL FASCISMO Y DEL NAZISMO Génesis y desarrollo d e la concepción d e la religión cristiana c o m o una cuestión privada La organización política y sindical del proletariado europeo se consolida con la creación de la I Internacional en 1864. El creía que. texto que t e r m i n ó siendo absolutamente decisivo para la orientación ideológico-política de la izquierda alemana y europea. En el Programa de Gotha (1875). la separación Iglesia-Estado y la lucha contra la intromisión de la Iglesia en asuntos públicos de la vida social. La elaboración y presentación del Programa de Gotha n o podía pasar desapercibida a K. En el Programa deHeidelberg (1925). e n 96 97 . el último elaborado p o r el SPD antes de la ascensión d e Hitler al p o d e r en 1933. Creo que la intervención de Engels fue decisiva p a r a tomar esta orientación. pues explícitamente se establece. especialmente. el de Goerlitz (1921). En este p r o g r a m a se a b o r d a de nuevo el tema de la religión y se vuelve a declarar q u e es u n a "cuestión privada". se declara "la religión c o m o cuestión privada" d e u n m o d o muy escueto y sin que le acompañ e n i n g u n a precisión q u e p u e d a aclarar su sentido. La cuestión de la religión es a b o r d a d a en los primeros congresos de estos partidos. Llama la atención el h e c h o de q u e los dirigentes políticos e intelectuales del SPD adoptaran el enfoque d e considerar el hecho religioso como u n a "cuestión privada". En 1867 Lasalle crea la Asociación General de Trabaj a d o r e s y en 1869 Bebel y Liebknecht fundan el Partido O b r e r o Socialdemócrata. Marx. al ser la religión expresión y reflejo de la opresión. era más eficaz luchar contra sus raíces —la miseria producida p o r el capitalismo— q u e combatirla directamente como hacían los anarquistas. aquí se desarrolla más el tema. se fund e n ambas organizaciones y nace el Partido Socialdemócrata Alemán. Posteriormente.

U n a lectura muy mecanicista del Manifiesto Comunista y cierta manualización simplificadora del p e n s a m i e n t o de Marx lle- 98 99 . como se suele acusar ahora neciamente a los socialdemócratas ateos. vaba a creer en el inevitable colapso del capitalismo y en el advenimiento de la revolución socialista. "la religión no será arrancada del corazón del hombre" y así sucesivamente. 21). Las organizaciones religiosas. determinista característica del marxismo de la socialdemocracia alemana de finales del siglo xix. (En Lenin y otros: 1975. sufre cambios también la religión. Esta convicción llevaba a considerar a la religión como u n a cuestión privada. es decir. u n o de los grandes líderes de la socialdemocracia alemana. expresan muy bien esta estrategia: En el momento en que la asociación se convirtiese en una secta estaría perdida. Kautsky. algo irrelevante q u e iba a terminar desapareciendo y a concentrar las energías en la desconfesionalización del Estado y del sistema educativo. Analicemos a continuación estas tres posiciones. Según expresión de Marx. la religión manifiesta la aspiración del pueblo a una dicha quimérica. En la medida en que avanza el progreso de la humanidad y se transforma la sociedad. su desaparición d e p e n d í a de la extensión de la ciencia y de la extinción del capitalismo p o r el socialismo. 44-45). (Marx-Engels: 1964. destacó en su obra El Partido Socialista y la Iglesia católica (1902) otro aspecto contenido en la formulación del Programa deErfurt. y con ellas las Iglesias. U n a posición intermedia. desaparecerán paulatinamente sin necesidad de ataques violentos y de opresión de ideas. Desde esta perspectiva. Los socialdemócratas dejan estos absurdos a cargo de los ideólogos burgueses. que se desprende del régimen social que necesita una ilusión. sobre todo. respétese como gusto personal y n o se hable de ello. así como casi todos nuestros miembros. de hecho. Afirmó que declarar que la religión era u n a cuestión pri- La privacidad de la religión dentro de la concepción materialista y determinista del marxismo En la base ideológica de la formulación acuñada en el Programa de Erfurt se encuentra la concepción materialista. La resolución del Programa deErfurtmarcó la política sobre la religión que adoptaron los partidos obreros marxistas del continente. se alineó con las tesis de Engels frente a las de Dühring q u e defendía la lucha frontal contra la religión. presentó muy bien la introyección d e esta visión en El porvenir de la religión (1895): Con la religión ocurrirá lo mismo que con el Estado: no será "abolida". economicista y. fundamentada en u n a concepción cientifísta y determinista muy propia de la cultura socialista tradicional. desde los que la asumieron maximalistamente como base de u n a política laicista directa hasta los que la defendieron para reivindicar que la b o n d a d de la religión se descubría cuando ésta se ubicaba en la vida privada e íntima. Pero poner estas cosas en nuestro programa sería alejar a un inmenso número de nuestros miembros y dividir en lugar de reunir al proletariado europeo. Marx y yo somos casi tan viejos y buenos ateos y materialistas como Bakunin. hizo u n a interpretación desdramatizadora: la religión es u n h e c h o social que terminará siendo irrelevante. La religión es el reflejo trascendental del régimen social existente. a través de Kautsky. que durante la Revolución Francesa intentaron recurrir a análogos métodos y sufrieron el más ridículo fracaso. "Dios no será derrocado". la religión quedaría sepultada entre las ruinas del m o d o de producción y dominación q u e la hacía posible. pero ha de desaparecer en cuanto las masas conozcan la auténtica dicha y la posibilidad de hacerla realidad.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR u n a carta fechada el 1 d e julio d e 1871. Bebel. Estos planteamientos influyeron sin d u d a en el Programa deErfurt (1891) de la socialdemocracia alemana que. Tuvo. A. que compartía estos mismos planteamientos. Dado que la pervivencia de la religión estaba u n i d a al m a n t e n i m i e n t o del sistema socio-económico q u e la hacía posible y a la ignorancia q u e la reforzaba. diversas interpretaciones.

p o r lo cual debe reducirse tal influencia desde la crítica teórica y la práctica política. Marx afirma q u e el "partido de los obreros. La emancipación política exige la superación y abolición de la religión. por lo m e n o s en este p u n t o . bajo una forma especial y en una esfera especial— se comporta como ser genérico. renunciaba a u n a política antirreligiosa directa y esperaba que el desarrollo de la ciencia y del socialismo terminara resolviend o la cuestión religiosa. De esta forma. si p o r ella se entiende respeto o tolerancia de la religión. Labriola en El materialismo histórico y el fenómeno cristiano (1897) acentuó todavía más el carácter politicista y pragmático de la formulación del Programa deErfurt. son totalmente rechazados por Marx. El hombre se emancipa políticamente de la religión al desterrarla del derecho público al derecho privado. mientras q u e él aspira. habría debido expresar su convicción de que la «libertad de conciencia» burguesa n o es más q u e la tolerancia de todas las formas posibles de libertad de conciencia religiosa. Marx rechaza explícitamente la concepción d e la religión como cuestión privada. c o m p o r t a m i e n t o s de las masas proletarias le llevó a realizar u n análisis del h e c h o religioso como creador de alienación y falsa conciencia. la religión es u n asunto público y tiene u n a influencia negativa en la sociedad. donde el hombre —aunque sea de un modo limitado. La incidencia d e la religión cristiana de la época en la cosmovisión. se ha convertido. en comunidad con otros hombres. Dentro de las Internacionales obreras. blanquistas y bakuninistas.. acabara con ella. señaló las contradicciones existentes entre dichas convicciones y la concepción marxista q u e inspiraba al partido. Me parece que esta tesis aparece claramente en su obra Crítica del Programa de Gotha. estas interpretaciones de la formulación del Programa deErfurt serían acusadas de ser poco coherentes con el pensamiento de Marx y de p o n e r las bases para u n a tolerancia de la religión bastante dañina para la construcción del socialismo. El desarrollo del materialismo llevaría a u n a superación de la religión y los socialistas n o debían p e r d e r el tiempo ocupándose de esta cuestión. a liberar a la conciencia del maleficio de la religión". La religión ya no es el espíritu del Estado. tanto en su vertiente de religiosidad popular de masas como en las diversas variantes de cristianismo sociales y de socialismos cristianos. Los hechos religiosos. Con el tiempo. Marx fue u n o de los intelectuales q u e mejor captó la dimensión pública de la religión cristiana.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR vada facilitaba la u n i d a d política de los proletarios p o r q u e los cristianos podían ver cómo se respetaban las convicciones religiosas en el fuero interno. A. Desde este p u n t o . especialmente cuand o reacciona contra la propuesta del Partido O b r e r o Socialista de Alemania q u e declaraba la religión como cuestión privada para mostrar su respeto a la libertad de conciencia de cada persona.271). Para Marx.. Según él. es decir. Y la gran mayoría no dejará de ser religiosa por el hecho de que su religiosidad sea algo puramente privado. Es conocida la relación que él estableció entre la crítica del cielo y la crítica de la tierra. p o r el contrario. defendió la militancia de los creyentes en el Partido Socialdemócrata y el respeto de éste a su religiosidad. sin embargo. el SPD considera que el socialismo tiene cosas más urgentes que hacer que dedicarse a abolir la religión como planteaban los hebertistas. Para él es necesaria la erradicación de la influencia socio-política y cultural de ésta mediante su privatización. (Marx: [1875] 1974. En esta línea declara lo siguiente en La cuestión judía: El Estado puede haberse emancipado de la religión incluso aun cuando la gran mayoría siga siendo religiosa. actitudes y 100 101 . aho- La privatización forzada de la religión Marx construyó el marco teórico q u e hizo posible q u e diversos partidos socialdemócratas (así se d e n o m i n a r o n durante u n t i e m p o los partidos obreros marxistas) concibieran la fórmula acuñada en el Programa de Erfurt c o m o premisa de u n a política d e privatización forzada de la religión con vistas a conseguir la emancipación política y social del proletariado.

de sí mismo y de los otros hombres. I . la expresión del divorcio y del dejamiento del hombre con respecto al hombre. En este sentido. le da ya al exterior la forma de una incumbencia individual. de la arbitrariedad. (Marx: 1844. No es más que la confesión abstracta de la especial inversión del capricho privado. vincula la emancipación política con la emancipación de la religión cristiana y afirma claramente contra Bruno Bauer que n o basta con abolir el Estado teocrático y la religión pública. La religión sigue siendo la conciencia ideal. La religión se ha visto derrocada para descender al número de los intereses privados y ha sido desterrada de la comunidad como tal comunidad. pues actúa como el espíritu de la sociedad burguesa. en el espíritu de la sociedad burguesa. a u n q u e aparezca exteriormente como u n a realidad m e r a m e n t e privada. Marx. En este texto aparece claramente el pensamiento marxista sobre las insuficiencias de la declaración de la religión como cuestión privada. No es ya la esencia de la comunidad. la sociedad burguesa y sus elementos" (Marx: [1844] 1974. Bernstein. sino que obtuvo la libertad religiosa".. en definitiva. el espíritu de la soáedad burguesa. porque es la forma del grado humano de desarrollo que en él se lleva a cabo. 117-118). la vida política trata de aplastar a lo q u e es su premisa. el derecho y los ciudadanos se emancipen políticamente de la religión. de sus miembros. quedará la religión definitivamente extirpada de la sociedad.. pues. Por eso.. Mientras n o a r r a n q u e m o s del corazón h u m a n o las represenlaciones religiosas.LA IZQUIERDA y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR ra. Desde esta perspectiva. Más adelante. La dispersión infinita de la religión en Norteamérica. por tanto. por ejemplo. Se ha convertido en expresión de la separación del hombre de su comunidad. la cual. sino la coronación de la emancipación política.. el líder del ala más moderada del SPD. Pero no nos engañemos acerca de las limitaciones de la emancipación política.. Este afirma que la "emancipación religiosa debe ser el supuesto de la ilustración política y económica. Aboliendo las relaciones de explotación propias del modo de producción capitalista. Hemos puesto. afirma que "el h o m b r e n o se vio liberado de la religión. no necesita de la religión para su perfeccionamiento político. lo que originariamente era. ya que ésta n o es el fundamento del problema social.114 y 117). del bellum omnium contra omnes.. de manifiesto cómo la emancipación política con respecto a la religión deja en pie la religión. Aquí se establece precisamente el centro de la polémica mantenida con Bruno Bauer en este texto: n o basta con que el Estado. la religión es. pero sólo como avanza hasta la abolición de la propiedad privada. ni suprime ni aspira a suprimir la religiosidad real del hombre.& recepción socialdemócrata de la teoría de Marx sobre la religión La interpretación de la formulación a c u ñ a d a en el Programa deErfurt desde la perspectiva de la abolición de la religión aparece ya en la obra de E. El h e c h o de q u e pierda influencia en la configuración del Estado y del derecho público n o conlleva la abolición de su incidencia. hasta su destrucción. no secular.. que constituyen la p r i m e r a fase o estadio 102 103 .130).. La escisión del hombre en el hombre público y el hombre privado. aunque no una religión privilegiada. En los m o m e n t o s de su amor propio especial. ello n o equivale a la desaparición de su influjo. dentro de su crítica de los derechos 11 umanos como derechos de los miembros de la sociedad burguesa. sino u n fenómeno que manifiesta la raíz de éste. (Marx: 1844. hay que suprimir la religiosidad real del h o m b r e que sigue inspirando el espíritu de la sociedad burguesa desde la esfera privada. (Marx: 1844. sino la esencia de la diferencia. de la esfera del egoísmo.121-122). la dislocación de la religión con respecto al Estado para desplazarla a la sociedad burguesa no constituye una fase. aquí. Marx afirma lo siguiente en La cuestión judía: El Estado democrático. Marx declara en el mismo texto en el que critica los límites de la separación de la esfera de lo público y lo privado en el ámbito de la religión que "el Estado puede y debe avanzar hasta la abolición de la religión. el Estado real.

Mella escribía en Acción Socialista: "¿Qué católico de corazón habrá d e venir a nosotros a u n q u e digamos que la religión es asunto particular? Ya la inversa. u n a c o m u n i d a d filosófica "fundada sobre la ciencia y e m a n c i p a d a d e toda idea religiosa". a su entender. la dirección del PSI. esto es. Esta fue u n ingrediente importante en su lucha contra los llamados revisionistas del marxismo (especialmente Kautsky). q u e n o era precisamente u n líder del ala radical. Lenin imposibilitaba dicha militancia. la religión y la Iglesia (1927) la creación dentro del Partido Socialdemócrata Austríaco d e u n a asociación de librepensadores. escribía en El Socialista (10 de febrero): "La fórmula de Erfurt implica u n a exigencia precisa: la exigencia de que el Estado excluya la religión d e la sociedad". a los que acusaba de deslizarse hacia u n a lectura liberal de la línea programática sobre la' religión aprobada con el visto b u e n o de Engels. los socialistas cristianos serían admitidos sólo si privatizaban sus creencias. b) lucha anticapitalista. decidió prohibir el ingreso de los "socialistas cristianos". que en 1908 se opuso a la petición de ingreso en esta formación política de los autoden o m i n a d o s "socialistas cristianos" que defendían el carácter público d e su religión. a u n q u e dijera que en el fuero interno se podían seguir conservando las creencias. J. pues significaría u n a renuncia a su identidad. Tres años después. Para el t e m a que estamos a b o r d a n d o es elocuente la introducción a la edición española d e los escritos de Lenin sobre la religión. u n o de los líderes del Partido Socialdemócrata Austríaco.132). p e r o defiende los métodos indirectos de ataque que.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR de su evolución. rechaza la lucha directa contra la religión realizada desde el Estado. d a d o que su fe cristiana incidía en sus actitudes. En esta línea p r o p u g n a en su obra El socialismo. Otto Bauer. En el PSOE aparece claramente esta perspectiva de privatización forzada de la religión. son más efectivos. en la q u e se u n i r á n los sectores proletarios más avanzados culturalmente para difundir u n a visión n o religiosa de la realidad. Ante este planteamiento. En la encuesta internacional sobre socialismo y anticlericalismo elaborada y publicada por la revista Le Mouvement Socialiste (1902 y 1903) se e n c u e n t r a n múltiples ejemplos de esta perspectiva privatizadora de la religión. c) difusión de la ciencia. Besteiro. Hay q u e tener presente q u e la concepción leninista d e la cuestión religiosa n o sólo se extendió en los partidos comunistas. ¿qué socialista sincero p u e d e ser católico de corazón?" (20 de j u n i o de 1915). No prohibió que los cristianos pudieran militar en el partido. El dirigente bolchevique reconoció el carácter público de la religión cristiana (la influencia y relevancia de ésta) y le opuso u n a concepción filosófica del Estado y del partido basada en el ateísmo militante. sus comportamientos y su capacidad crítica. J. sino también en algunos partidos socialdemocratas. La oposición de Lenin y Gramsci a u n a lectura liberal del Programa de Erfurt Lenin hizo u n a interpretación de la fórmula acuñada en el Programa de Erfurt desde la teoría marxista de la religión. pero a éstos se les debía i m p o n e r la privatización de su religión. El leninismo se desarrolló en determinados partidos de izquierda c o m o antídoto frente a la llamada lectura liberal d e la formulación contenida en el Programa de Erfurt. En 1902. El Partido Socialde- 104 105 . En la práctica. (En Kaser: 1911. Para el PSI. d) atracción de proletarios cristianos al partido pues dentro de él asimilarán sin violencia u n a visión del m u n d o antirreligiosa. Las vías q u e p r o p o n e son: a) escuela pública sin presencia de la enseñanza de la religión. n o conseguiremos que llegue a la mayoría de e d a d o madurez política". U n a aplicación paradigmática de la teoría de Marx se dio en el Partido Socialista Italiano. publicada en 1934. que influyeron n o t a b l e m e n t e e n la configuración ideológica de la izquierda comunista: El Programa de Gotha (1875) contenía la fórmula: "La religión es considerada como un asunto privado". tras u n a votación. pues difícilmente u n a persona cristian a podía pertenecer a u n partido filosóficamente ateo que defendía u n a política estatal antirreligiosa. Ellos afirm a r o n q u e n o era posible.

pero el liberalismo ha significado siempre más un método de gobierno y menos una concepción del mundo. (En Laboa: 1996. Las antorchas del pueblo las h a n pulverizado. simplemente. Esto se aplicó también a los partidos socialdemócratas de otros países. es una fórmula de política inmediata que puede ser hecha propia como fórmula de compromiso. rechazó los planteamientos de los socialistas cristianos que defendían el carácter público del cristianismo en el interior del socialismo. José Díaz. España h a sobrepasado con m u c h o la obra de los soviets.. ni siquiera para los liberales la religión es un asunto privado en sentido absoluto. El día 19 de ese mismo mes el órgano oficial del POUM La Batalla iba todavía más allá: "No se trata de incendiar iglesias y de ejecutar a los eclesiásticos. p o r tanto. Por ello p r o p u g n ó q u e u n a d e las exigencias del partido proletario era tener u n a política religiosa determinada. escribía el 2 de agosto de 1936 en La Vanguardia: "El problema d e la Iglesia lo h e m o s resuelto. (S. La necesidad de una lucha incesante en favor del ateísmo dentro y fuera del partido fue destacada por Lenin. Desde la guerra. En ellos pueden verse los conceptos de Lenin sobre el modo de combatir el opio religioso en los obreros. líder del partido troskista P O U M . Pero hay que arrancar a la Iglesia de cuajo. en cuanto no se quiere desencadenar una guerra religiosa. defendió u n a política activa de privatización forzada de la misma a través de u n a reforma intelectual y moral y de u n a lucha hegemónica que reemplazara laicamente las funciones desarrolladas p o r la religión. (Gramsci: 1932-1935. 1786-1787). Los obispos y cardenales h a n de ser fusilados y los bienes eclesiásticos h a n de ser expropiados". la Iglesia n o existe. N o existen covachuelas católicas. no recurrir a la fuerza material. lo que hizo que ganase terreno entre ellos la idea de que el marxismo no es antirreligioso. f. n o la necesita. afirmó: "En las provincias en que gobernamos. q u e era consciente de la influencia socio-política d e la religión cristiana y. en la II Internacional. Y esto es lo que explica perfectamente la colección de artículos de Lenin que publicamos en este volumen. secretario general del PCE. y por ello ha nacido la fórmula como fórmula permanente. Evidentemente. apelando a la fidelidad a Marx. A n d r e u Nin. los comunistas somos antirreligiosos". 106 107 . el punto adoptado por el partido ha sido interpretado como sigue: la religión es una cuestión privada.: 1934. es decir. España fue el país d o n d e las tesis marxistas-leninistas se llevaron a la práctica con toda radicalidad. En su lugar renacerá u n espíritu libre que n o t e n d r á n a d a d e c o m ú n con el masoquismo que se incuba en las naves de las catedrales. 91-96. Surgieron también varios sectores del movimiento socialista que pretendían hacer derivar sus principios de la religión. p o r q u e la Iglesia en España está hoy aniquilada". 152-153). sino de destruir a la Iglesia como institución social". En la práctica.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR mócrata Alemán persistió en la misma idea en su Programa deErfurtáe 1891. fue Gramsci el intelectual y el político q u e mejor detectó el sentido antimarxista de la concepción q u e e n t e n d í a la fórmula del Programa de Erfurt desde la perspectiva d e la tolerancia de la religión: La concepción de la religión como "asunto privado" es de origen liberal y no propia de la filosofía de la praxis (el marxismo) . la aplasta. de su carácter público. la socialdemocracia ha repudiado abierta y definitivamente el marxismo. que al partido no le interesa que un miembro sea o no religioso. adquiriendo una tolerancia oportunista respecto a la religión. n o dejando ni u n a entera". Este intelectual. según él. Al igual que Marx y Lenin.. los oportunistas convirtieron los principios mismos del socialismo en un medio de fomentar las supersticiones religiosas entre los obreros. u n religioso n o p u e d e ser comunista. Raguer: 1977. De esta manera. Gramsci criticó la lectura liberal de la formulación contenida en el Programa de Erfurt—dejar al m a r g e n la religión— q u e iba imponiéndose. D e n t r o de la III Internacional. 9-11). La r o t u n d i d a d d e Solidaridad Obrera (15 de agosto de 1936) n o era menor: "La Iglesia h a de desaparecer para siempre. Esta línea ya había sido establecida ideológicamente en 1932 al afirmarse en el n ú m e r o del 17 de marzo de La Batalla que "el c o m u n i s m o se deshace d e la religión.

lo cual n o equivale a dejar de lado la lucha contra la religión. El mism o L e n i n explicó la coherencia marxista de la formulación del Programa deErfurt en u n texto titulado Actitud del partido obrero ante la religión (1909). cuestión privada". El líder del SPD afirma q u e n o hay q u e "reforzar en los proletarios el interés por los problemas religiosos o teológicos. Para nosotros..276). sino procurar disminuirlo c o n c e n t r a n d o su atención sobre cuanto concierne a la vida material. p e r o n o considera. Pienso q u e n o debe establecerse u n hiato entre u n a posición marxista socialdemócrata tolerante y otra posterior leninista q u e introdujera u n a lucha contra la religión. El Estado n o tiene n a d a que ver con la religión. etc. Esta tesis se debía. Por eso hay coincidencia entre las tesis de éste y las de Kautsky a la h o r a de admitir a los cristianos en los partidos obreros. (Kautsky: 1902. «asunto privado» la lucha contra el opio del pueblo. de todo el proletariado". es decir. 60-61). Reclamamos q u e la religión sea u n asunto privado con respecto al Estado. El dirigente bolchevique n o critica la fórmula del Programa deErfurt. o p o n i e n d o a la cultura clerical aquella más elevada de la ciencia moderna". (Lenin: 1909. siempre que privaticen su fe.262-264). Las posiciones originarias del SPD y las de Lenin p e r t e n e c e n a u n a misma raíz marxista. Este autor defendió la tesis de la conciliación del socialismo con cierta religiosidad y la pervivencia de ésta en la sociedad socialista. mas n o p o d e m o s considerar en m o d o alguno la religión u n asunto privado con respecto a nuestro p r o p i o partido. (pero el partido ha de luchar) contra todo embaucamiento religioso de los obreros. La regeneración socialista de la religión mediante la vuelta a sus raíces privadas Max Adler. subrayados con fuerza p o r Lenin y Gramsci para invalidar cualquier lectura liberal de la fórmula "la religión. Las tesis de este escrito habrían sido suscritas p o r la inmensa mayoría de los socialdemócratas de aquella época. sólo q u e este último subraya más los p l a n t e a m i e n t o s de Marx y el p r i m e r o las sugerencias d e Engels d e a n t e p o n e r la dinámica de la lucha de clases.. nos obliga a p r e g u n t a r n o s si la crítica que éste efectuó al Programa de Gotha p u e d e aplicarse al Programa de Erfurto si este último incorporó los planteamientos de Marx. u n o de los intelectuales más representativos del d e n o m i n a d o austromarxismoy u n destacado dirigente del Parlido Socialdemócrata Austríaco. de u n m o d o más indirecto q u e directo. Por eso son correctas las denuncias de Gramsci y de Lenin contra las lecturas n o marxistas de esa fórmula. sino u n asunto de todo el partido. especialmente c u a n d o afirma que "el partido del proletariado exige del Estado q u e declare la religión u n asunto privado. la lucha contra las supersticiones religiosas. realizó u n a peculiar interpretación de la formulación establecida en el Programa de Erfurt. la lucha ideológica n o es u n asunto privado.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR La coherencia marxista de socialdemócratas y leninistas en la política de privatización forzada de la religión La claridad de los planteamientos de Marx sobre la religión. Hay que tener en cuenta q u e al tema de la filosofía de la religión de Kant le dedicó n a d a menos que 108 109 . El Partido Socialdemócrata quiere desterrar la influencia de la Iglesia sobre la población. (Lenin: 1905. ni m u c h o menos. en gran parte. Este último en u n artículo titulado "El socialismo y la religión" (1905) acoge la formulación del Programa deErfurty afirma que "hay que d e t e r m i n a r con exactitud el significado de estas palabras para que n o puedan d a r origen a n i n g u n a confusión. Mi posición ante esta cuestión es que la formulación acuñada en el Programa de Erfurt u n e la perspectiva general de Marx (privatización forzada de la religión) y las sugerencias de Engels de realizar este tipo d e privatización p o r vías marxistas. ¡Los oportunistas tergiversan la cuestión c o m o si el Partido Socialdemócrata considerase la religión u n a cuestión privada". a la radicación de Adler en la filosofía kantiana y a su rechazo del malerialismo dialéctico. sino su interpretación desviada del pensamiento marxista-engelsiano originario.

"se distancia m u c h o de su propia esencia". sólo cuando se haya liberado de su ligazón con reivindicaciones de poder.. Él pensaba q u e el socialismo facilitaría la realización espiritual de la religión. lo que constituye dos tercios de la obra. Este austromarxista desarrolló estos planteamientos en u n texto titulado La religión. La formulación a c u ñ a d a en el Programa de Erfurt p o n í a las bases para q u e la religión se liberara de la eclesiastización que la había d e g e n e r a d o y para q u e e n c o n t r a r a su verdadera función: r e s p o n d e r a las necesidades espirituales d e los seres h u m a n o s q u e son interiores y n o públicas. Estos dos planos se pueden reconciliar d e n t r o de u n a conciencia unitaria. Estaba convencido de q u e la instauración del socialismo y el combate de la socialdemocracia contra la Iglesia crearían el marco más adecuado p a r a el desarrollo espiritual y religioso: "La lucha d e la socialdemocracia n o se dirige contra la religión. hay q u e liberar a la religión de la Iglesia y de su instrumentalización p o r la burguesía. (Adler: 1904-1924. Adler distinguió la experiencia religiosa personal de la organización religiosa institucional. Por un lado. sólo cuando salga del ámbito de la actividad exterior de poder y se vuelva de nuevo allí donde es su ámbito específico. Es interesante señalar que. Paradójicamente. porque la religión es efectivamente una cosa necesaria. Para él. Max Adler n o vincula la instauración del socialismo con la desaparición de la religión. Sólo cuando la religión haya perdido este carácter de una organización de poder espiritual y terreno. como es hoy. a una cuestión totalmente privada de cada individuo. aparece todavía como un medio de dominación y opresión. esto es asunto de la religión". la socialdemocracia p o n í a las bases. Adler afirmaba q u e la Iglesia destruye la autenticidad de la fe religiosa y. Por ello.. cuyo verdadero desa- 110 111 . la religión n o era otra cosa que u n "retorno del h o m b r e a sí mism o " provocado por la búsqueda de u n a vida interior. que no dejará que se deteriore en ningún lugar la vida espiritual y material de la sociedad. a diferencia de otros marxistas. Para él. con intereses económicos y políticos. "el socialismo n o discurre sobre el tema del sentido y del destino de la existencia humana. por ello. la interioridad de los hombres. para q u e la religión — q u e Adler n o identifica reductivamente con el cristianismo— se encontrara consigo misma e incluso pudiera convertirse en u n a "fuerza cultural" e n la sociedad socialista. como apoyo a "aquella tendencia que quiere liberar verdaderamente a la religión y hacer que vuelva a su razón espiritual". Adler valoraba muy positivamente la búsqueda espiritual de religiosidad de millones de seres h u m a n o s y llamaba la atención sobre el h e c h o de que "impulsos y sentimientos religiosos n o p u e d e n e n c o n t r a r expresión propia en la forma d e iglesia y por ello se alejan de ésta".LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR 300 páginas de su libro Das Soziologische in Kants Erkenntniskritik (1924). como ha ocurrido en los últimos siglos en Europa. Las relaciones Iglesia-Estado habían t e r m i n a d o p o r aplastar la dimensión espiritual de la religiosidad. Este pensamiento lo basaba en el establecimiento de u n doble plano: el socialismo es u n conocimiento científico de la sociedad que lleva a la transformación de la misma y a la construcción de u n nuevo orden económico. gracias a su política radical de desconfesionalización del Estado. p u e s "no es necesario negar a Dios p a r a ser u n b u e n socialista". sólo entonces será una real fuerza cultural. cuestión privada: La religión vive en una perniciosa conexión con la Iglesia y. la religión en E u r o p a se había d e d i c a d o fundamentalmente a ejercer roles de configuración del poder. Adler estaba convencido de que cuando la religión se p o n e al servicio del Estado. p o r otro. ésta debe reconocer que su desarrollo pide que sea reconducida de una cuestión pública. 251). Este austromarxista realizó u n a fortísima crítica del desarrollo histórico del cristianismo como religión de la intolerancia y del fanatismo. mientras que la institucionalización religiosa era un mecanismo de legitimación del poder y de dominación de clase. Desde esta perspectiva. en definitiva. D u r a n t e muchos siglos. mientras que la religión se centra en la cuestión del sentido. p o r tanto. como principio de u n a política de desconfesionalización del Estado y del sistema escolar y. social y político. consideraba que la concepción de la religión como cuestión privada debía de entenderse en un doble sentido.

lleva a j a u r é s a p r o p u g n a r u n a política de a p e r t u r a a los cristianos evangélicos. u n a de las personalidades históricas del socialismo j u n t o a Guesde y Lafargue. Es el socialismo el que abrirá la sociedad. el socialismo está legitimado cuando se basa en el idealismo de la ética" l . Jaurés fue u n o de los políticos e intelectuales de la II Internacional que más destacó la idea del socialismo como revolución moral. J. en u n escrito en que relacionaba revolución material y revolución moral como fines del socialismo..LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR rrollo espiritual tendrá lugar sólo si los hombres. la religión. dura y refractaria.. él inten- ta armonizar materialismo e idealismo. de la misma m a n e r a q u e con el materialismo pierde su base.. En esta tesis se hallan dos premisas que chocaban con la ideología d o m i n a n t e en la socialdemocracia marxista de la época: el rechazo del ateísmo y del materialismo. a las fibras mismas de la humanidad. el socialismo será al mismo tiempo una revolución material y moral. incorporando en la propia vida interior e ideal cuanto existe de divino en la obra y en la persona de Cristo.. pero unirá la religión a la vida. su fundamento. Vorlánder. p e r o muy significativa. dada la hostilidad de Marx al tema de fundamentar el socialismo en valores éticos.. El socialismo ético alemán planteaba unir el m é t o d o d e Marx y el de Kant. restituirá también el sentido de la vida y de Dios. liberados por el socialismo de las preocupaciones exteriores y de la irracionalidad social. se sitúa en u n a línea d e p e n s a m i e n t o q u e tiene ciertas semejanzas con la de Adler. Él no creará la religión.. Es a la Iglesia a quien combate la socialdemocracia. pues rechaza el determinismo y piensa q u e los ideales influyen sobre la realidad. Cohén considera que el socialismo se sustenta en el idealismo. sino q u e hay q u e renunciar a él de forma radical. Los planteamientos de Max Adler tenían bastante afinidad con u n a línea de socialismo ético neokantiano que se abrió en Alemania y que tuvo como principales inspiradores a H. del PSOE.. pero al mismo tiempo la humanidad podrá corregir estos males y abatir la teocracia. Personalmente me inclino a pensar que la crítica de los Evangelios descubrirá en las concepciones y palabras de Cristo la causa de los males por lo cuales se ha agotado la teología católica. y una revolución religiosa. u n ataque a la j e r a r q u í a de la Iglesia y u n respeto de la religiosidad. a través de ella hasta la religión misma es llevada a la corrupción más envilecedora". C o h é n y K. Estos intelectuales socialistas estaban convencidos de la necesidad de u n a fundamentación ética del socialismo y pensaban que la filosofía de Kant era la más adecuada para otorgarla. Políticamente concebía el socialismo como u n a culminación de los ideales de la Revolución Francesa. H. En 1891.. Estas tesis. (En Luciani: 1990. Para los socialistas neokantianos la izquierda n o tenía por q u é prescindir de la idea de Dios: "Con el ateísmo el socialismo pierde su culminación. influirían en u n a corriente minoritaria. p o r q u e es u n p u r o instrumento de dominio del pueblo. a la influencia penetrante de la idea religiosa. Por lo que respecta a la religión. En Francia. científica y políticamente. el cual es p r e s e n t a d o en este mismo escrito c o m o m o d e l o de revolución moral q u e alienta u n a revolución material de los pobres y oprimidos. n o compartía todas las tesis de Marx. Esta concepción del socialismo c o m o liberador del cristianismo auténtico. Restituyendo la vida de muchos hombres. como veremos post e r i o r m e n t e . p u e d e n escuchar mejor que hoy las voces de su interior. A diferencia de los otros dos líderes citados. afirmaba lo siguiente: El cristianismo tradicional ha muerto filosófica. En 1902 escribió lo siguiente sobre este tema en la revista L'Action Socialiste: 112 113 . el d e r e c h o y el Estado. Estas tesis del austromarxista Max Adler n o fueron dominantes en los partidos de la izquierda e u r o p e a q u e se decantaron más bien p o r las interpretaciones marxistas-engelsianas de la formulación del Programa deErfurt.128).Jaurés. El materialismo tiene q u e ser n o solamente eliminado t e m p o r a l m e n t e . Él se sitúa también en la línea de considerar que la realización del socialismo podía ayudar a u n a regeneración y renovación de la religión cristiana. (Adler: 1904-1924: 237-238). su techumbre.

nosotros queremos que el hombre pueda elevarse a una concepción religiosa de la vida por la ciencia. basado en el materialismo mecanicista. V. lo que puede permanecer en la conciencia humana liberada y engrandecida. La conexión q u e establezco entre el pensamiento socialista sobre la religión de Max Adler y de F e r n a n d o de los Ríos se basa en el conocimiento que tuvieron ambos del socialismo ético n e o k a n t i a n o formulado por H. Cohén y K. en el estudio preliminar a la antología de Escritos sobre democracia y socialismo (Taurus) de F. H é b e r t y Fogazzaro 2 . La recepción del socialismo ético en España y el valor positivo d e la religión p a r a el militante socialista En España. Giner de los Ríos en la Institución Libre de Enseñanza y el rechazo de la teoría del conocimiento materialista y cientificista propia del marxismo d o m i n a n t e incidieron en su pensamiento y vivencia religiosa. lleva al ateísmo" (Adelante. la razón y la libertad. Adler y J. 34). de los Ríos. Jaurés.LA IZQUIERDA y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR Creo que sería horrible. titulada "La visión mística d e Unamuno". Estas posiciones se distanciaban claramente de las de Guesde y Lafargue. El influjo d e la profunda religiosidad de F. 1 de abril de 1906). (En Arbeloa: 1973. En 1906 afirmaba d o n Miguel lo siguiente: "Somos muchos los que creemos que el desarrollo del ideal socialista traerá consigo u n reflorecimiento de la conciencia cristiana. Zapatero. en octubre de 1926. pues el marxismo de Kautsky. va a ser el q u e configure la mentalidad de la mayor parte de los socialistas españoles de la época. Al igual q u e Adler. El pensamiento socialista de Cohén h a sido estudiado entre nosotros por V. que sería mortal comprimir las aspiraciones religiosas de la conciencia humana. de los Ríos en Alemania marcó para siempre su concepción del socialismo: "El camino seguido p o r F. sino de buscar lo que ellas condenen de vivo y de verdadero. Vórlander. se sitúa en la misma línea que Max Adler y el socialismo ético neokantiano. F e r n a n d o de los Ríos. y por R. Sin embargo. Ha llegado la hora para la democracia no de borrar o de ultrajar las viejas creencias. El pensamiento de estos dos socialistas influyó más en los fundadores del PSOE que los de Jaurés. el marxismo n o es todo el socialismo". de la ética al socialismo. que explícitamente rechaza tal fundamentación ética" (p. va a estar también representada en la época clásica del PSOE p o r u n o de sus más importantes miembros como es F e r n a n d o de los Ríos. No creo absolutamente que la vida natural y social basten al hombre. a u n q u e el socialismo n o sea ateo ni deísta. Mate en su libro Memoria de Occidente (Anthropos). Esta formación que recibe en Alemania va a convertir su pensamiento socialista en algo inusual d e n t r o de la cultura ideológica d o m i n a n t e en el PSOE desde finales del siglo xix. La influencia del neokantismo llevó a F e r n a n d o de los Rios a u n a convicción que mantuvo durante toda su vida y que expresó en 1943 en u n ciclo d e conferencias impartidas en la Universidad de Puerto Rico sobre "Interpretaciones contemporáneas del Estado": "Seamos justos. del que es conocido su periodo de acercamiento al socialismo. en la que d e alguna form a coinciden M. En esta misma posición se encuentra u n o de los principales intelectuales y políticos que ha tenido el PSOE en toda su historia. de los Ríos es el mismo que el neokantismo de Marburgo. F e r n a n d o de los Ríos era u n lector asiduo de la teología modernista y recibió el influjo de Loisy. U n a m u n o . N o es de extrañar q u e éste p r o n u n c i a r a u n a conferencia en la Universidad de Denver. en contraposición a Ka'utsky. La crítica a la Iglesia fue muy radical. Zapatero h a mostrado cómo la estancia de F. el racionalismo cientificista y el laicismo. p e r o siguiendo u n a orientación muy distin- 114 115 . 42-43). No dudo en reconocer que la concepción cristiana es una forma muy alta del sentimiento religioso. esta línea de pensamiento sobre u n a nueva relación entre religión cristiana y socialismo. y nos parece u n a p u r a arbitrariedad de juicio afirmar r e d u n d a n t e m e n t e que. distinguió e n t r e Iglesia y religión e incluso entre Iglesia y catolicismo. que lo asimilaron a través de la divulgación realizada p o r Lafargue y Guesde.

el concepto. (De los Ríos: 1917-1943. publicados en la revista España. ya que a través de ella los h o m b r e s "codician la absoluta. "El catolicismo n o satisface los anhelos últimos" (1920) y "El silencio espiritual de la Iglesia" (1922). la religiosidad n o está vinculada a la alienación. lo q u e excede a todo conocer empírico" (De los Ríos: 1917-1943. "aspi. de los Ríos. En sus escritos sobre esta temática —que pienso publicar en el futuro con unas notas introductorias— aparecen expresiones q u e definen su actitud: "apetencia y sed de absoluto". Esta vía de "inteligencia sentiente" o "inteligencia emocional" le lleva a u n a fuerte crítica de la teología y otras formas de conceptualización de lo religioso que eliminan su dimensión experiencial. Para él. ni alienante— y a la realización plena del individuo: Religiosidad es emoción. muy alejado del racionalismo materialista y cientificista q u e ha marcado la historia del PSOE y del resto de la izquierda española. de los Ríos ubica el tema de la religión dentro de los caminos de la libertad en la democracia. En su artículo "El silencio espiritual de la Iglesia" afirma q u e "el sentimiento constituye el hogar metafísico de la religiosidad" e interpreta la religiosidad c o m o "algo esencialmente antioficial.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR ta a la imperante en el PSOE.. La c o n d e n a eclesiástica del modernismo religioso le llevó a considerar q u e la Iglesia cerraba la posibilidad de u n nuevo ciclo religioso creador.. Este rechazo de la Iglesia. muerto. ¿qué? ¿Lo cognoscible? No. nace. el deseo de d e t e n e r el tiempo para dar eternidad al alma". la plegaria. al intentar salvar los límites que la razón pone al conocer.. toda oración férvidamente cristiana lleva en sí una negación de la limitación de la vida. la más grande de las oraciones es el Padre Nuestro. n o provocó que F. "superación de los límites en los q u e el espíritu vive preso". sino todo lo contrario. la oración es la q u e lleva al conocimiento religioso c o m o conocimiento h u m a n o — n o falso. 219. artísticos y morales lo conecta con u n a búsqueda h u m a n a de realización y plenitud. p o r el contrario. de los Ríos a b a n d o n a r a la religiosidad. la emoción religiosa quiere conocer. pues n o identifica este t é r m i n o con irracíonalismo o falsedad: "Lo religioso n o q u e d a cogido p o r las redes de la razón.. 224). de los Ríos. el moral y el político.. En este texto hay que destacar su concepción de las relaciones entre razón y sentimiento y entre conocimiento y emoción. El m u n d o d e las emociones y sentimientos religiosos. es anhelo de libertad expresada en plegarias. A través del arte y de la religión los hombres desarrollan vías específicas d e conocimiento h u m a n o q u e se c o m u n i c a y 116 117 .. F. q u e para él son cuatro a r m ó n i c a m e n t e articulados: el camino religioso. p o r n o saber r e s p o n d e r a lo que d e n o m i n a b a el "hambre religiosa". La auténtica religiosidad constituye u n camino de búsqueda de la libertad. La emoción religiosa y la emoción artística se complementan y muestran la importancia de lo espiritual en la vida humana. ParaF. ración a salvar los linderos postreros de lo h u m a n o y vivir lo u n o y total. Lo absoluto. Aparece así su concepción de la religión como cuestión privada. como algo cuyo h o n t a n a r h a de estar siempre en la intimidad del individuo y en lo irracional". En sus artículos "En t o r n o a la emoción religiosa" (1917). En "La crisis actual de la democracia" explica lo q u e entiende p o r "irracional". Las últimas frases citadas pertenecen a u n largo escrito titulado "La crisis actual de la democracia" (1917). lo incondicionado. 219). F. 220. es un material despotenciado. incondicional y metafísica libertad". con relación a lo religioso. mudas las más de las veces.. se sitúa en lo q u e hoy denominaríamos "inteligencia sentiente" (Zubiri) o "inteligencia emocional". En él plantea u n a tesis radicalmente antagónica a la concepción marxista de la religión d o m i n a n t e en la izquierda española de aquel tiempo. ya q u e hay un "camino religioso de la libertad o camino de Dios".. el artístico. en definitiva. y una nota afirmativa: la del deseo de vivir en Dios sin dejar de ser individuo. rechaza a la Iglesia p o r su mundanización y p o r h a b e r contribuido a aniquilar y apagar la inquietud y la conciencia religiosas. ni es expresión de la miseria real. en u n ámbito de reconciliación de la esfera de la razón y de la esfera del sentimiento como vías de conocimiento.

343). Yo deseo el fortalecimiento espiritual de u n a fuerza c o m o la que representa la Iglesia". 222 y 224). avaloremos de c o n t i n u o el h u e r t o individual e interior mediante la meditación y el ansia de bien". El piensa que la separación Iglesia-Estado impuesta p o r el socialismo favorecerá la vuelta a la autenticidad religiosa: "Al separarse la Iglesia del Estado e c o n ó m i c a m e n t e yjurídicamente. "irrespetuoso hacia la p e r s o n a del R o m a n o Pontífice".. ¿Qué dice el tema de la Octava Sinfonía?¿Qué palpitación cósmica hay en el poema indio? ¿Qué expresa la mano señorial que oprime someramente el pecho del caballero de El Greco? ¿Qué aspira a reflejar el relieve del tímpano de la portada principal de la catedral de León? Evocan lo absoluto. el alma crea la obra de arte que es una modulación del espíritu íntimo y a la vez universal. de los Ríos sabía que se situaba en u n a posición filosófica peculiar d e n t r o del socialismo español q u e . las palabras y los medios materiales que emplearon han sido el vehículo para expresar lo que apetecían. sólo es el santo. F. En algunas ocasiones m e parece q u e algunas expresiones d e F. 222). quieren ser.217). el espíritu no sabe hablar el lenguaje de lo absoluto y ha de moverse en el plano de las sugerencias. de forma q u e "la perfección concreta. se hizo Dios. d e los Ríos p u e d e n ser c o m p r e n d i d a s desde el concepto de razón-poética d e María Zambrano. ni la piedra. era tachada de espiritualista. Después de recordar la persecución eclesial sin piedad de la disidencia religiosa en España y de reconocerse como hijo espiritual de los cristianos erasmistas. El discurso que p r o n u n c i ó en las Cortes Constituyentes de la II República. al- 118 119 . fijó las líneas de la política de aconfesionalidad del Estado. (De los Ríos: 1917-1943. ni el sonido. a su vez. (De los Ríos: 1917-1943. n o contradigamos tal aserto. El discurso lo cerró con u n a exposición pííblica d e su intimidad religiosa. sin duda. sino q u e lo deseo. a veces. Q u e d a n bien lejos estos planteamientos del racionalism o materialista y cientificista q u e se había ido i m p o n i e n d o como única racionalidad socialista. Hasta la última célula i le nuestra vida espiritual está saturada de emoción religiosa. se producirá u n fortalecimiento espiritual de ella. etc. a más de lo que son. la realización del bien a que nos c o n d u c e la libertad se alcanza p o r la santidad. al q u e califica de "vía de la santidad" (p. yo sé —al m e n o s lo espero— que. el q u e se h a hallado a sí mismo". En esta importante intervención aparece clarísimamente su peculiar concepción de la religión como cuestión privada. La religiosidad aparece también c u a n d o a b o r d a el tema del camino moral de la libertad. (De los Ríos: 1917-1943. "masón". de los Ríos relaciona la ética kantiana del d e b e r con la "visión interior del espíritu" que es lo que "hace valer al corazón lo q u e p o r el d e b e r se logre". no porque no seamos religiosos. expresiones y voces del espíritu en sí. el 8 de octubre de 1931. a fuer de vehículo material. sino porque queremos serlo más.221-222). Ello n o fue óbice para que p r o c l a m a r a con total convicción q u e "del reino del espíritu esperó siempre la h u m a n i d a d toda su luz. pero. ni la palabra tienen un valor en sí.. Libre. lejos d e producirse u n debilitamiento de la Iglesia. F. El nuevo ideal quedaba simbolizado en la individualización de lo absoluto. Ni el color. se dirigió a los católicos de la Cámara q u e le atacaban y p r o c l a m ó sus más íntimas convicciones: Habéis velado a España el fondo de nuestras intenciones. tenga que desarrollar la política religiosa de la II República y afrontar los ataques del periódico católico El Debate y de amplios sectores eclesiales q u e lo calificaban d e "ateo". y declaro que n o sólo lo temo. insuficiente e incapaz para lograr lo que anhelaban.. Estas ideas y sentimientos religiosos le van a a c o m p a ñ a r d u r a n t e toda su vida d e militante y político socialista y le van a dar mayor libertad y energía cuando.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR se expresa a través de lenguajes peculiares: el lenguaje religioso y el lenguaje artístico: El instante en que acontece el ponerse de nuevo en marcha la emoción artística queda históricamente marcado por el cristianismo: si Dios se hizo hombre éste. como ministro de Justicia.. (para) la peculiar manera de hablar el lenguaje de lo eterno. no somos católicos. (De los Ríos: 19171943. nosotros.

Duró ciento sesenta años (1609-1768). fray Dolcino (siglos xin-xrv). q u e llevó a Indalecio Prieto a ubicarlo dentro del "cristianismo erasmista". no renovéis nuestro dolor. La historia socialista de la emancipación de los explotados y oprimidos precede d u r a n t e varios siglos a Marx y tiene múltiples implicaciones para el tema central de este libro. Según estos autores. (Duverger: 1992. pues a diferencia del pensamiento de Moro y otros utopistas renacentistas realizó bastantes d e sus propuestas y. J o a q u í n d e Fiore (siglo XII). debería haberse d e n o m i n a d o con mayor precisión socialismo de comunas o de cooperativas industriales— nace í n t i m a m e n t e co- 120 121 . Meslier. (De los Ríos: 1917-1943. Venner. C o m o es bien sabido.. Fauchet. el p e n s a m i e n t o utópico-social de Erasmo y Tomás Moro (siglo xvi). mientras que la URSS n o alcanzó ni la mitad de esa edad. pues en ella el cristianismo j u g ó u n rol público relevante. Ello se debió al tipo de catolicismo d o m i n a n t e en esa época —sólo Andrés Ovejero. la entrada masiva de católicos practicantes en el PSOE. de los Ríos sobre el tema de la religión cristiana. Ello n o conlleva identificar socialismo con marxismo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAEAEL DÍAZ-SALAZAR gunos de nosotros tenemos la vida entera prosternada ante la idea de lo absoluto e inspiramos cada uno de nuestros actos en un ansia ascensional. Roux y el resto de curas y abades q u e impulsan la Revolución Francesa (siglo xvm). los jesuítas constituyeron progresivamente u n verdadero Estado socialista con 300. Engels estudió algunos de estos movimientos c o m o portadores religiosos de la lucha de clases. p o r tanto. el socialismo utópico cristiano (siglo xix). catedrático de Literatura de la Universidad Central de Madrid. H e n r i Desroche en su Sociología de la esperanza y Maurice Duverger en su trabajo sobre la arqueología del socialismo han mostrado cómo casi todos los intentos de construcción del socialismo en los siglos y decenios anteriores al Manifiesto Comunista (1848) — u n hito en la historia de la h u m a n i d a d — están marcados por los intentos de implantar en diversas sociedades el igualitarismo proclamado por el cristianismo primitivo. pues aquél es bastante anterior a éste. los jesuítas q u e p r o m u e v e n las reducciones del Paraguay (siglos xvil y xvm). los franciscanos radicales ingleses y los poorpriests (siglo xrv). Maurice Duverger. c a r n a d o p o r los movimientos religiosos igualitaristas liderados por los llamados Padres de la Iglesia (siglo II al v). El llamado socialismo utópico. Münzer y los anabaptistas (siglo xvi). va a ser h e r e d e r o de toda esta corriente de igualitarismo cristiano —anterior al anarquismo y al marxismo-leninismo— q u e atraviesa la historia del socialismo occidental. J u a n H u s y los taboristas (siglo xv)..352). u n t é r m i n o utilizado p o r Blanqui en 1839 y a c u ñ a d o p o r Marx y Engels en el Manifiesto Comunista. sin embargo. era u n conocido socialista y católico practicante— y a la ideología dominante en la dirección del partido. u n o de los principales expertos europeos en el campo de la ciencia política. El cristianismo como cuestión pública en el socialismo utópico y en los movimientos de los socialistas religiosos Al igual q u e la historia de gran parte de la h u m a n i d a d ha q u e d a d o dividida p o r un antes y u n después d e Cristo. La concepción de la religión presente en la obra de Fern a n d o d e los Ríos. Winstanley y los levellersy diggers ingleses (siglo xvil). Lillburne. 57). considera que las reducciones del Paraguay — q u e h a estudiado muy p o r m e n o rizadamente— constituyen el "primer Estado socialista del m u n d o y el de mayor duración que jamás haya existido.. Las Casas (siglo xvi). que se hallaba en las antípodas del pensamiento de F.. el socialismo p e r m a n e c e r á para siempre m a r c a d o p o r u n antes y u n después de Marx. n o facilitó. no toquéis tambores de guerra. el socialismo premarxista está en- El cristianismo en el socialismo utópico El socialismo utópico — u n t é r m i n o muy discutible.000 habitantes en su apogeo en el siglo xvín".

a ñ o en q u e Saint-Simón publica Lettres d'un habitant de Genéve á ses contemporains. 56).LA IZQUIERDA Y EI. especialmente cuando conquistó el d e r e c h o de asociación en Inglaterra (1824). 138). y 1889. Smith. Los máximos representantes del d e n o m i n a d o "socialismo utópico" desarrollaron su actividad íntimamente conectados a los problemas sociales originados por el despliegue del nuevo capitalismo industrial. J. la producción de hierro con carbón (1735) y. El n o pertenecía a u n a Iglesia. Inglaterra se convirtió muy p r o n t o en el principal país capitalista y en el lugar d o n d e más se desarrolló la industrialización y la formación de u n proletariado obrero. mientras que las corrientes pietistas-teístas eran las q u e mejor expresaban las aspiraciones populares de liberación social. en su libro Los precursores de Marx. desprendida de la fe". a u n cristianismo libre de los errores que lo h a n a c o m p a ñ a d o . Numerosos m i e m b r o s d e las Iglesias metodistas y presbiterianas inglesas. No es extraño que fuera allí d o n d e surge el socialismo utópico de Owen (1771-1859). Este proletariado fue organizándose a lo largo del siglo xix. Owen. Los historiadores ingleses afirman q u e el m e t o d i s m o constituye. Maurice. B. q u e se habían escindido a mediados del siglo XVIII de la Iglesia anglicana por su conservadurismo social. que algunos españoles desconocedores de la historia de la izquierda consideran como la primera base filosófica del socialismo m o d e r n o . El cristianismo fue u n ingrediente muy i m p o r t a n t e del socialismo utópico. Dun utilizó el t é r m i n o "socialistas cristianos" con el q u e quería indicar dos cosas: la necesidad de traducir socio-económicamente el mensaje igualitarista del Evangelio y la oposición. 246). La teología de la encarnación de Frederick Denison Maurice (1805-1872) fue decisiva para que muchos cristianos ingleses adoptaran u n a orientación anticapitalista y para que tuvieran un pensamiento socialista propio imbuido de cristianismo. candidato laborista a la presidencia del Gobierno. Agnes Heller ha afirmado en su libro Anatomía de la izquierda occidental q u e "el socialismo religioso fue en realidad la opción más importante en la historia del socialismo anterior a 1849" (Heller: 1985. crearon en 1848 el semanario l'olüicsforthePeopk inspirado e n el compromiso de construir el Reino de Dios en la tierra a través de la lucha contra la miseria obrera y la creación de formas socialistas de producción. año de fundación de la II Internacional y en el que culmina la configuración marxista de la inmensa mayor parte de las organizaciones socialistas europeas. j u n t o a Kingsley y Ludlow. u n a religión sin m a n c h a " (p. la máquina de vapor (1769) q u e mecanizó masivamente la producción industrial. a la organización capitalista d e la producción. lanzó ataques muy virulentos contra las jerarquías eclesiásticas p o r desviarse del contenido social del Evangelio. u n a de las raíces del Partido Laborista Inglés. Francia (1864) y Alemania (1869). En 1837 C. La creación de la I Internacional (1864) fue decisiva para configurar el m o d e r n o movimiento obrero como sujeto impulsor de u n a nueva fase histórica de lucha p o r el socialismo. liberado de sus escorias. impulsaron u n socialismo de cooperativas y u n movimiento de educación de adultos y de cultura p o p u l a r crítica y socialista. Esta publicación defendía con argumentos cristianos la supresión 122 123 . recoge el saludo de Owen a los trabajadores d e la fábrica en el que les explícita la cultura de fondo q u e alienta su proyecto: "La esencia de mi filosofía se reduce a u n cristianismo d e p u r a d o . el sindicalismo de las trade-unions y el pensamiento fabiano. En 1993 J. pero propugnaba u n a "religión de la sola caridad. Ella h a recordado cómo Lukács señaló que el materialismo francés del siglo XVIII. desde la ética implícita en el cristianismo. (Smith: 1993. Este proceso e n g e n d r ó u n proletariado u r b a n o sometido a condiciones de miseria y explotación extrema. quien ya en 1816 realiza la experiencia de u n a nueva fábrica socialista en New Lanark. j u n t o con el cartismo — u n movimiento de reivindicación de derechos políticos—. afirmó r e c o r d a n d o este pasado: "¡Qué verdad es que el Partido Laborista h a sido mayor d e u d o r del metodismo que del marxismo!". Me parece que p o d e m o s situar el periodo de este tipo de socialismo entre 1803. sobre todo. era aristocrático. Russ. como muchos otros socialistas utópicos. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR nectado con las transformaciones sociales creadas p o r la revolución industrial introducida p o r la aplicación empresarial de la lanzadera volante (1733).

el termino socialismo 3 . Le Globe). describiéndola c o m o la esclavitud m o d e r n a . d e n u n c i ó la explotación del pueblo. Kingsley publicó en 1850 Alton Loche. Ludlow visitó Francia y conoció las experiencias d e cooperativismo socialista de Fourier y el pensamiento de Lamennais. Los obreros respondían: «¡Viva la igualdad!» «¡Viva la verdadera República de Cristo!»" (en Luciani: 1990. Se centró m u c h o en el problema d e la vivienda de los obreros y p r o p u g n ó la expropiación. También en 1850 se creó el semanario The Christian Socialist con el fin de "difundir los principios del cooperativismo c o m o u n a aplicación práctica del cristianism o en el ámbito de la industria". A la vez cristiano y revolucionario. Para ilustrar esta tesis recoge la descripción que realiza George Sand de u n a manifestación popular en el Campo de Marte con motivo de la revolución de 1848: "Los que llevaban las bayonetas gritaban: «¡Viva la República! ¡Viva el gobierno provisional!». colectivización y nacionalización del suelo y reclamó u n sistema público de educación. En ese mismo a ñ o estos líderes del cristianismo d e base lanzar o n u n a colección de opúsculos de concienciación social y de educación política de los obreros titulada Tracts on Christian Socialism. L'Atelier. A. (Duverger: 1992. Saint-Simón propuso u n a nueva organización económica y u n a moral q u e la sostuviera en sus obras Sistema industrial (1821)y £7 nuevo cristianismo (1825). En este último periódico es d o n d e el cristiano Leroux acuñó. Muchos de los dirigentes e ideólogos revolucionarios franceses de principios y mediados del siglo xix u n e n cristianismo y socialismo. Blanc.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR de la propiedad privada y la colectivización de los medios de producción. la mayoría de sus miembros contribuirán a la formación del Partido Laborista cuatro años después. 53). Conviene tener en cuenta q u e m u c h o s de los líderes de la Revolución Francesa eran deístas y el caso de Robespierre es bien paradigmático. Corbon. En 1889 nació la Christian Social Union. heredero de los planteamientos de la Revolución de 1789 reactivados p o r Babeuf en su Manifiesto de los iguales (1791). Él llegó a afirmar que "no se hará nada por la felicidad mientras n o tengamos garantías convincentes sobre la inmortalidad del alma". la ideología cristiana fundada sobre el principio de la fraternidad se convierte en la bandera de las reivindicaciones populares". Todos ellos impulsaron el socialismo d e cooperativas < > comunas y crearon u n a prensa o b r e r a muy combativa (Le Semeur. Buret. por vez p r i m e r a e n la historia.65). Las palabras de un creyente (1834) conoció más de cien ediciones en Europa. Otros socialistas cristianos destacados fueron Buchez —presidente de la Asamblea Constituyente en la revolución de 1848. el cual afirmaba q u e "cristianismo y revolución son u n a misma cosa y la única equivocación de la Iglesia radica en q u e no es revolucionaria"—. Fourier llevó a la práctica su pensamiento a través de la construcción de falansterios. Saint-Simón (1760-1825) y Fourier (1772-1837) fueron los dos máximos representantes de este tipo de socialismo. Leroux. Entre ellos hay que destacar a Cabet (1788-1856) y a Lamennais (1782-1854). Es significativo que fuera u n cristiano el primero que en la his- 124 125 . Francia fue también u n país d o n d e se desarrolló con intensidad el socialismo utópico. u n a obra en la q u e analizaba y d e n u n c i a b a las condiciones sociales de extrema miseria en la q u e se e n c o n t r a b a el proletariado inglés. Luciani afirma en su historia del socialismo europeo que "en todas las revoluciones que desde 1789 se realizaron en Francia. Otra expresión del "socialismo cristiano" inglés fue la Labour C h u r c h U n i o n (Unión de Iglesias Obreras) creada en 1893 para coordinar a n u m e rosas iglesias arraigadas en barrios obreros q u e se caracterizaban p o r su apoyo a las reivindicaciones d e los trabajadores y de los sindicatos. Matthew. Ayudó al desarrollo de u n socialismo cristiano cuya influencia n o fue despreciable antes de Marx". Pecqueur. que consideraba que el capitalismo había introducido u n a nueva forma de esclavitud. u n movimiento que p r e t e n d í a impulsar u n a política socialista inspirada en el S e r m ó n de la Montaña. u n a especie d e c o m u n a s d e producción socialista. En 1877 se fundó otro movimiento de "socialismo cristiano" con algunos ingredientes anarquistas. tal como indiqué en la introducción. De este último dice Duverger que "es u n o de los autores franceses más leídos del siglo xix. la Guild ofSt.

el socialismo. calificándolo. de "genial Leroux". Carbonell El colectivismo y la ortodoxia católica (1927) se aproxima tímidamente a lo que fueron los planteamientos del "socialismo cristiano" francés. eran grandes admiradores de Cristo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR toria utilizaba y definía el término socialismo. fueron tratados como delincuentes por el mundo pagano. En Alemania. sino del socialismo religioso al socialismo laico que se apropia de la ética cristiana" (Duverger: 1992. Nulo fue el componente cristian o en las manifestaciones españolas de socialismo utópico y sólo el libro de A. para atacar a la Iglesiajerárquica y para conectar con las masas obreras y campesinas configuradas culturalmente por la religiosidad cristiana. por el espíritu de fraternidad y de defensa de los pobres que está en su base. 73). El evangelismo socialista U n hecho significativo para el tema que nos ocupa es el de la presencia de un wangelismo socialista—término utilizado por alg u n o s historiadores— en la izquierda de finales del siglo XIX y primeros decenios del siglo xx. Antes que los socialistas. en quien veían un gran defensor de la igualdad y de la fraternidad. El socialismo tiene como meta realizar entre los hombres las cuatro máximas fundamentales del Evangelio. Su ideal sería socavar los cimientos de la sociedad actual". u n socialdemócrata.. Kaser en su famoso libro Eos socialistas pintados por sí mismos (1911) ofrece varios testimonios d e este evangelismo socia- 126 127 . sus precursores. Maurice Duverger en su estudio sobre la arqueología del socialismo ha mostrado cómo ya en la Revolución Francesa (1789) Jesús de Nazaret es presentado como el "mejor de los jacobinos". Nitti) y se ubicaron más en el campo protestante que en el católico.. según lo manifiestan los tres historiadores citados en la nota anterior. del pensamiento socialista en su obra El catecismo de los socialistas (1849): "¿Qué es el socialismo? Es el Evangelio en acción. lista: "El Cristo m o d e r n o sería u n político. n o obstante. Weitling presenta ajesús de Nazaret c o m o u n defensor de la abolición de la propiedad. Hay que destacar q u e el principal e x p o n e n t e de este tipo de socialismo fue el cristiano Weitling. encontró su punto de partida en la religión que dio a la humanidad el precepto: «Amaos los unos a los otros» ". El cristianismo pasa a ser entendido como una doctrina de regeneración terrestre. q u e se inspiraba en el pensamiento de Lamennais. murió en una cruz entre dos ladrones". En Italia las expresiones de socialismo utópico cristiano fuer o n muy escasas (Curci. A la vez lo emplearon para difund i r u n a especie de anticlericalismo religioso. Cristo. La izquierda hegelian a optó por u n a filosofía política y u n a teoría del conocimiento bien distinta a la inglesa y francesa y se decantó muy pronto p o r el pensamiento materialista de Marx y Engels. Blanc expresa ese marcado carácter religioso. El caso de P r o u d h o n (1809-1865) es bien significativo. amenazado y furioso. (González Amuchástegui: 1989. Ciertam e n t e n o todos los representantes del socialismo utópico eran cristianos. cristiano. o b r e r o revolucionario) y es proclamado como el "valiente Jesús". Los socialistas. "el primer sans-culotte" (artesano. Quentin-Bauchart dice que "en realidad. Este politólogo ha afirmado que "la evolución n o va del socialismo utópico al socialismo científico. país más atrasado industrialmente que Inglaterra en aquella época. los primeros cristianos. Marx polemizó con él en Miseria de la filosofía. Los especialistas en la izquierda francesa de los primeros cinco decenios del siglo xix coinciden en detectar la fortísima presencia de este tipo de evangelismo: Uno de los aspectos unánimamente destacados del socialismo francés de la década de 1840 es su marcado carácter religioso. pero si su religión es el Evangelio. el desarrollo del socialismo utópico fue m e n o r tanto en sus expresiones cristianas como n o cristianas. En Alemania. inglés y alemán. en general. ¿Es verdad que los socialistas no tienen religión? ¿Ellos?. 171-172). el sublime maestro de los socialistas... Destacados dirigentes y militantes detectaron un componente socialista en la figura de Jesús de Nazaret y en el cristianismo primitivo y lo asumieron como una p a r t e de su cultura socialista. E.

desposeído de su parte metafísica y atendiendo sólo a su parte puramente filosófica y humanitaria". También en la izquierda española d e los primeros treinta años del siglo xx existían sectores que. fundador en 1903 de las Juventudes Socialistas y director de La lucha de clases (Bilbao). es decir. Este autor afirma que "Blanc veía con gran claridad los peligros del ateísmo y consideraba. escribió varios artículos en esa revista sobre la temática que estamos a b o r d a n d o . que u n programa antirreligioso era más p r o p i o del liberalismo burgués que del p e n s a m i e n t o socialista" (p. U n o d e los socialistas más significativos de principios de siglo. El mismo F e r n a n d o de los Ríos. En Cantabria.. (En Luciani: 1986. 128 129 . E. fue dentro del PSI el máximo e x p o n e n t e del evangelismo socialista. llaman impíos a los socialistas. no habéis entendido nada de su doctrina. si proclaman principios iguales a los de Jesús? Impíos por excelencia son los clericales. establece y propaga el comunismo basado en el verdadero amor al prójimo. J. Prampolini. en Clericalismo y cristianismo (1904) afirmaba: ¿Por qué. el vizcaíno Tomás Meabe. U n a cuestión central que diferenciaba a franceses y alemanes era la del papel de la ética en el socialismo. critica a la Iglesia católica por haberse desviado del mensaje del cristianismo originario: "¿Por qué la Iglesia n o es la primera que. ¿Y qué responden los patronos a la palabra de Cristo? Lo crucifican por falta de respeto a la religión del templo. El comunismo de Jesús iba en sus palabras y en sus actos. Nesti en sus obras II Cristo rosso y Gesú. seguidores de la religión del dinero. tal como lo h a n mostrado R. si no hacéis nada para que desaparezcan.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR Según Amuchástegui. de ese becerro de oro del que nos habla la Biblia. Meabe. 98). En u n artículo publicado en La Giustizia (24 de diciembre de 1897) afirmaba lo siguiente: Si asistís indiferentes a las miserias y a las injusticias que os circundan. identificaban a Jesús de Nazaret y al cristianismo con los ideales y objetivos del socialismo. que pertenezco al Partido Socialista os digo: sed cristianos. en u n artículo publicado en El Socialista (12 d e mayo de 1924) con el título "La nueva fe". M. la división entre la izquierda aleman a y francesa a mediados del siglo xix se d e b e a q u e ésta defendía que había que construir el socialismo desde el mensaje cristiano. como Jesús. 173).. Torralva. siempre al servicio del poderoso. en el que afirma que "el germen principal del socialismo n o es otro que el cristianismo.. combatir la gran injusticia. y resueltamente rechaza el sistema capitalista?". El Nazareno era comunista. nosotros los socialistas somos hoy los verdaderos continuadores de la gran revolución social iniciada por Cristo. dada su idiosincrasia cultural. u n o de los fundadores del Partido Socialista Italiano y director de la revista La lotta di classe. un dirigente local del PSOE. Cipriani y A. entonces. en otro artículo publicado el mismo año con el título "El verdadero amor". Hoy el verdadero Dios cristiano es el que habla por la boca de los socialistas cuando dicen que ninguno debe tener el derecho de vivir de nuestro trabajo. decía: "¡Cuántas y profundas analogías tiene el actual movimiento o b r e r o con el primitivo movimiento cristiano!". no tenéis nada común con Cristo. En u n popular Almanaque Socialista de 1895 se dice: Ahora nuestro Cristo viene y dice: se rompen las cadenas. Para Blanc era algo central. Alvarez J u n c o y V. además. A los socialistas se nos persigue como a Cristo persiguiera la abominable casta sacerdotal. n o así para Ruge y para Marx. sin ser católicos eclesiales. vinculada a u n a especie de anticlericalismo cristiano. Arbeloa han estudiado esta mentalidad socialista popular. Así.. C. mientras que los alemanes propugnaban u n a filosofía materialista y atea como base del socialismo. fue u n país d o n d e el evangelismo socialista llegó a formar u n a verdadera cultura popular. Impíos son los sacerdotes que engañan al pueblo diciendo que su religión es la de Cristo. escribe en La Voz del Pueblo el artículo "Cristianismo y socialismo" (1900). yo. Italia. socialista.

En su alma noble y generosa. Cristo era un hombre del pueblo. luego aún fue más socialista que Marx. 293-294). q u e busca la privatización forzada de la Iglesia para rescatar el cristianismo origina- rio para el socialismo. DÍAZ-SALAZAR Estos planteamientos de principios de siglo se m a n t i e n e n a lo largo de los tres decenios siguientes y aparecen en diversas partes de España.\Mas no quiere decir que está a su lado\sino que está allí prisionero. incluido en su libro Español del éxodo y del llanto: Dios que lo sabe todoVs un ingenuo\y ahora está secuestrado\por unos arzobispos bandoleros\que le hacen decir desde la radio:\"Hallo! Estoy aquí con ellos". las carnes desnúdasela expresión agónica volcada hacia el pechoVntre la compaña que más amó siempre: entre la delPueblo. el que crucificaron los altos poderes de su época. el terror de las oligarquías de su tiempo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAEAEI. Ytampoco es casual que un Miguel de Unamuno. a ti no te quemamos porque eres de los nuestros". Jesús era el revolucionario. que no se hagan ilusiones los frailes. Díaz Escámez. Álvarez J u n c o ha mostrado cómo u n a de las lecturas preferidas de los anticlericales socialistas españoles era Cristo en el Vaticano de Víctor Hugo. Lezama que Cristo. (Álvarez Junco: 1985. Existen. Su enseñanza es el Evangelio de un movimiento obrero. por tanto. el comunista. Ese mismo año. el manifiesto de un agitador social. (En Arbeloa: 1974 y 1975). Un 'Jesús era de los nuestros" que parece representar una actitud muy extendida. que refuerzan las tesis de aquellos intelectuales y políticos socialistas q u e conectaron la formulación del Programa deErfurt con u n rescate socialista del cristianismo originario y con una liberación de la autenticidad religiosa secuestrada al pueblo por la Iglesia. la habéis restituido". el que murió víctima de los espadones y plutócratas y cardenales Seguras de entonces". La existencia d e u n popular anticlericalismo cristiano. sino también la riqueza que el socialismo admite cuando se debe exclusivamente al propio esfuerzo. indicios de u n c o m p o n e n t e cristiano en el tradicional anticlericalismo de la izquierda española. el conocido suceso de Bembibre (León) durante el octubre revolucionario de 1934. "fue un hombre que se reunía con prostitutas y gente humilde. se identificase con este gesto y lo comprendiese. Jesús nos pertenece a nosotros por completo. Como Maragall había comprendido en 1909 el incendio de los conventos y había escrito: "Quemando a la Iglesia. pues. J. desde posiciones cristianas anticlericales pero no revolucionarias. En Madrid. "Cuadro d e Semana Santa: el Cristo" q u e revela la existencia de u n a religiosidad p o p u l a r o b r e r a fuera del m a r c o de la Iglesia: Viene por las calles PadreJesucristoXLe abre paso elPuebloWe al crucificado como a un compañeroW va el pobre Muerto. nada más\para que lo sepamos y lo salvemos. y la primitiva Iglesia cristiana fue comunista.. justicia y libertad. en su ansia de libertad y de vida sólo había ideales rebeldes y un deseo de elevar y dignificar al pueblo. Era un empedernido enemigo del capital y de las riquezas. donde una imagen del Crucificado fue salvada del incendio de la Iglesia y exhibida con este cartel: "Cristo rojo. Con sus doctrinas y pláticas batallaba siempre sobre el problema del rico y del pobre. en la que se contrapone la bondad de Cristo con la maldad de los papas y de los jesuitas. León Felipe expresó formidablemente este pensamiento en el p o e m a "¿Dónde está Dios?". \Dice dónde está. Manuel Gala publica en 1926 El valor genial de l'Evangeli y en él proclama lo siguiente: Jesús de Nazaret es un reformador que vino a la tierra donde estaban olvidadas las ideas de fraternidad. En el semanario socialista catalán Justicia Social. No fue una genialidad inexplicable. El Socialista edita el artículo de Joaquín Meneos 'Jesucristo y el socialismo" (1927): Jesús predicó el comunismo. aparece ya en el número inicial de la revista anticlerical Fray Lazo en 1931: Escribe A. El Socialista publica e n su n ú m e r o del 14 d e abril el p o e m a de F. al revés de los curas. 130 131 .. aunque ahora el catolicismo lo anatematice. Jesús no solamente condenó la propiedad privada de los medios de producción y cambio. el perseguido por ¡ajusticia.

además. En este apartado voy a presentar u n conjunto de movimientos europeos coordinados en la Federación Internacional de Socialistas Religiosos. Para Ragaz cristianismo y socialismo se p e r t e n e c e n m u t u a m e n t e . Durante casi todo el siglo xix los términos socialismo cristiano y socialistas cristianos son intercambiables y n o presentan n i n g ú n problema. de la vivienda. La primera característica que hay que resaltar de estos movimientos es su diferencia con los cristianismos sociales y políticos impulsados por católicos y protestantes e n todos los países europeos a través de sindicatos y partidos confesionales. pues hay q u e tener presentes q u e los grandes ideólogos del denomin a d o socialismo utópico difunden u n a ideología impregnada de cristianismo. Francia (1882-1905). esta línea minoritaria presente e n el socialismo español. Los movimientos de los socialistas religiosos Para los cristianos de izquierda de finales del siglo xix también h u b o u n antes y u n después de Marx. de la banca. N o defienden ya u n socialismo cristiano. tanto a nivel intelectual (F. Los miembros de estos movimientos son militantes de partidos de izquierda n o confesional y nunca pretendieron crear u n socialismo religioso o cristiano frente a u n socialismo laico. I a fuerza ideológica que tenía el marxismo e n estos partidos les llevó inevitablemente a u n a reelaboración crítica del mismo. Ragaz. pero sí u n a corriente ético-cultural. pero n o aceptan la vinculación del socialismo con el ateísmo y el materialismo filosófico. lo que es más importante. u n a diferencia entre los socialistas cristianos de mediados del siglo xix y los de principios del siglo xx. del suizo L. La obra q u e mejor ejemplifica esta reelaboración es De Cristo a Marx y de Marx a Cristo (1929). El progresivo desplazamiento de este pensamiento cristian o dominante en el movimiento socialista e u r o p e o por la filosofía materialista y atea de Marx obliga a los socialistas cristianos a resituarse. así como la decisión tomada p o r este organismo en 1904 d e q u e no existiera n a d a más q u e u n partido o b r e r o en cada país. Por supuesto. etc. Inglaterra (1893) e Italia (1891). Ragaz fue el p r i m e r presidente de la Federación Internacional de Socialistas Religiosos y sus posiciones políticas fueron alabadas p o r Trotsky en su autobiografía Mi vida. Suecia (1889). se decantan con la creación de partidos socialdemócratas marxistas en Alemania (1875-1891). cristianos fervorosos. a u n q u e se van incoando desde mediados de siglo. acordes con u n a concepción del cristianismo c o m o igualitarismo social radical. El PSOE fue creado e n 1879 y hasta 1910 n o obtuvo su p r i m e r diputado. que se integraron en partidos marxistas en sus variantes socialdemócratas y comunistas. Austria (1874-1888). siendo m u c h o s de ellos. Suiza (1878-1901). Será en los años sesenta y setenta c u a n d o numerosos católicos practicantes ingresen en las organizaciones políticas y sindicales de izquierda y planteen el tema del cristianismo como cultura política en el socialismo. Sus miembros son cristianos protestantes y anglicanos. salvo los católicos austríacos e italianos. Estas razones les llevan a enfatizar el n o m b r e de "socialistas religiosos" o "socialistas cristianos" para diferenciarse dentro de los partidos de sus camaradas ateos y materialistas y. n o obstante. para defender u n a seña de identidad: el cristianismo es u n a religión q u e alimenta y enriquece cultural y m o r a l m e n t e al socialismo tanto o más que el materialismo filosófico. rechazan la definición de la religión como u n a cuestión privada y están decididos a ser militantes con su identidad cristiana en los partidos de la II Internacional. de la educación. Estos movimientos de socialistas religiosos o socialistas cristianos.. la creación de la II Internacional (1889) fue decisiva. La op- 132 133 . de los Ríos) como popular (evangelismo socialista y anticlericalismo cristiano). Los socialistas religiosos nunca organizaron u n a tendencia política d e n t r o d e los partidos socialdemócratas marxistas. Los primeros q u e r í a n formar u n socialismo cristiano. Existe. a u n q u e s u m a m e n t e críticos y beligerantes con las jerarquías de las Iglesias. volverá a renacer con otros componentes y sin referencias explícitas a estos orígenes. asumiendo ciertos aspectos y rechazando otros.RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO Con el tiempo. entend i e n d o p o r tal la creación de formas de organización de la producción económica.

p e r o n o el materialismo dialéctico de Marx. Sus manifiestos públicos contra el nazismo provocaron que la mayoría de sus dirigentes fueran encarcelados y asesinados. u n a fe moral". se cuentan entre nuestros mejores militantes" (en Arbeloa: 1973. publicada en 1903 en Le Mouvement Soáaliste. revelan lo que le falta a éste de crisüano y lo que le sobra de capitalista. según Ragaz. la justificación de la violencia revolucionaria y el materialismo dialéctico como nueva metafísica. Morizet vislumbraba cómo la fórmula "la religión. 42). La especificidad y el valor del tipo de socialismo que defendían estos cristianos fueron muy p r o n t o captados p o r dirigentes de la II Internacional. El socialismo marxista. Engels y Lenin. Otros marcharon al exilio norteamericano. Ragaz consideraba que si el socialismo s e f u n d a m e n t a b a e n un marxismo cientificista y economicista estaba condenad o al fracaso y a reproducir la ideología d e l capitalismo. Analicemos a continuación los planteamientos de los socialistas religiosos o cristianos como u n c o m p o n e n t e de di- 135 134 . las razones por las que los hombres se acercan al socialismo son más de carácter ético que científico. Marx n o valoró suficientemente los elementos de tipo moral y psicológico en la lucha p o r el socialismo. que "es fácil decir que el cristianismo es u n a doctrina de resignación. Este autor recordaba q u e la mayoría de los socialistas cristianos aceptaban la concepción materialista de la historia. Los socialistas religiosos organizaron antes del estallido de la II Guerra Mundial cuatro congresos internacionales (1910. Según Ragaz. n o al socialismo". elementos son la ideología del progreso. La aporta- ción de los socialistas religiosos al socialismo marxista se situaba en la línea de exorcizar este peligro de idolatría. 1924 y 1938). Ragaz señala en su libro u n conjunto de defectos nucleares en el marxismo que. e n c o n t r a r á su camin o verdadero c u a n d o se centre en la lucha d e clases y utilice la ciencia sólo como u n i n s t r u m e n t o para el cambio social y n o haga de ella u n a nueva ideología en la q u e asentarse. ya q u e "el f u n d a m e n t o de socialismo n o es la ciencia. afirmaba que los planteamientos de los socialistas religiosos ayudaban a profundizar el debate ya suscitado desde otros ámbitos filosóficos sobre los límites de la filosofía materialista y el simplismo que mantenía el antagonismo entre la materia y el espíritu. según él. Estos.lA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR ción socialista es u n a exigencia directa del cristianismo. la disciplina propia del centralismo imperialista. El socialismo es "una insurrección del espíritu del hombre". la toma militarista del poder. Pero al capitalismo. El mismo Morizet. 1914. u n a cuestión privada" ya n o servía ante socialistas para los cuales el cristianismo era un c o m p o n e n t e público de su cultura política y para personas que n o podían dividir su conciencia entre aceptación del programa político del partido y rechazo de la filosofía materialista que ese partido públicamente defendía c o m o seña de identidad. En su libro r e c u e r d a c ó m o éste se burló en la sesión inaugural de la I I n t e r n a c i o n a l de los delegados q u e plantearon el tema d e l o s ideales del socialismo. el q u e n o lo conozca p u e d e caer con facilidad en las manos del ídolo". en el progreso y en el economicismo hace q u e lo q u e "diferencie a m u c h o s marxistas del capitalismo es sólo q u e q u i e r e n conquistarlo para el proletariado. en el reverso de la medalla del capitalismo. Es significativo que A n d r é Morizet afirme en la valoración final de la encuesta internacional sobre socialismo y anticlericalismo. La fe en la ciencia. El materialismo histórico es considerado c o m o "la más espiritual" de las visiones de la historia porque es la que llega más a las raíces de las causas q u e impiden el desarrollo integral del espíritu h u m a n o . Para él. Él atacaba la fe en la ciencia difundida por ciertos marxistas y advertía q u e esta fe era u n nuevo tipo de idolatría. ajuicio de Ragaz. Es menos fácil impedir que los hechos sean lo q u e son y negar la condición de socialistas a hombres que. Ragaz creía q u e estos e l e m e n t o s distorsionantes se r e m o n t a b a n al mismo Marx. El marxismo contiene u n a serie de elementos que contradicen su finalidad y que de n o depurarlos a tiempo t e r m i n a r á n convirtiéndolo. mientras que el socialismo pretende emancipar a los hombres. q u e n o era cristiano. siendo cristianos fervorosos y practicantes. pues "un proletario que crea en el Dios verdadero p o d r á descubrir más fácilmente al falso dios. la fe en la ciencia. sino u n a exigencia moral.

En los países nórdicos también se crearon estos movimientos. Barth. ya q u e es allí d o n d e antes triunfan las tesis marxistas en la configuración del socialismo. Ragaz insistirá durante toda su vida en q u e el socialismo es u n m e d i o para construir el Reino de Dios en la tierra. Ragaz y K. En Finlandia y Dinamarca surgirán en 1946. Los socialistas religiosos en Alemania. En 1918 se creó la "Iglesia Popular" en Badén y la Liga de los proletarios evangélicos. cuyo ejemplo — d a d a su autoridad moral e intelectual— fue seguido por bastantes cristianos. La decisión socialista (1932). Su oposición pública al Partido Nazi fue muy intensa. Kutter a principios de siglo había presentado el socialismo como u n a revelación de Dios al pueblo cristiano. Barth se afilió al SPD en 1932. u n o b r e r o católico q u e era militante del Partido Socialdemócrata desde 1922. a u n q u e en 1931 u n o de sus líderes. logran impregnar la cultura y el p r o g r a m a de éste con sus planteamientos. En 1929 se fundó la Asociación para el Socialismo Bíblico que editó la revista Biblischer Sozialismus. ingresa en el Partido Comunista. desde la fundación del partido. En 1915 se afilió al partido K. Especialmente Ragaz realiza u n a interpretación teológica del marxismo. Los socialistas religiosos n o se integraron en ella. En Austria el movimiento se creó en 1926 y su primer presidente fue O. El famoso teólogo Paul Tillich. liderado p o r dos teólogos: L. El surgimiento de los socialistas religiosos en este país está provocado por dos factores: la existencia de u n protestantismo arraigado en zonas obreras que persigue crear u n a "Iglesia Popular" y la existencia de teólogos que realizan u n a revisión de los fundamentos filosóficos y ateos del marxismo y elaboran u n a teología nueva en clave obrera y socialista. q u e al a ñ o siguiente se convierte en la Liga de los amigos socialistas de la Iglesia. centro y n o r t e de E u r o p a Alemania es el país más interesante a la h o r a de analizar este movimiento. Los miembros de este movimiento se integran mayoritariamente en el SPD. Bauer. sino del marxismo. En 1921 se celebra el primer congreso de la Liga de los socialistas religiosos. En Suecia la sede del movimiento se instaló en el edificio central del partido. Ellos. q u e en 1899 se afilió al SPD y en 1900 fue elegido diputado. fue el intelectual más representativo del movimiento. u n programa de nacionalizaciones tanto o más radical que otros par- 136 137 . a r g u m e n t a n d o su decisión en u n a carta dirigida a Tillich. En este país el diálogo con el marxism o y la reelaboración del mismo desde el cristianismo es toda- vía más intensa q u e e n Alemania. pues n o deducían su opción política de la fe. Eckert. Hoja dominical del pueblo trabajador y La revista para la religión y el socialismo. C u a n d o se trasladó a Alemania. Él ingresó en 1913 en el Partido Socialista Suizo. En la misma época surge en Suiza u n movimiento homólogo al alemán. Los pioneros fueron Suecia (1924-1929) y Noruega (1939). Barth. Los socialistas cristianos en Gran Bretaña En el ámbito anglosajón es d o n d e existe u n a mayor continuidad entre el socialismo cristiano del siglo XIX y los planteamientos de los socialistas cristianos d e n t r o del Partido Laborista. Sobre esta temática escribió El socialismo como cuestión ecksial (1919). Su religiosidad constituía la base moral y cultural de u n a decisión política q u e tenía su propia autonomía. El Partido Laborista es el único de la izquierda europea que nunca h a sido marxista y h a tenido. Sus miembros formaron parte de los partidos socialdemócratas. con el tiempo profesor de la Universidad de Harvard.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR versas izquierdas europeas desde principios de siglo XX hasta el final de la II Guerra Mundial. El predecesor de este movimiento en Alemania fue el pastor Blumhardt. d o n d e p r o n t o se convirtió en u n m i e m b r o muy activo y respetado. H. Principios protestantes y situación proletaria (1931). El movimiento se expresa a través de dos publicaciones: El sodalista religioso. desde su fundación. q u e hoy es considerado como el teólogo protestante más imp o r t a n t e del siglo xix.

En 1908. En u n a de sus intervenciones en la C á m a r a de los Comunes afirmó: "Debemos responder a la p r e g u n t a del Sermón d e la Montaña: ¿a quién adoramos a Dios o al dinero?". Esta corriente defendía u n socialismo con ciertos tintes libertarios. A partir de 1906 surgió dentro del laborismo u n a corriente d e n o m i n a d a guild socialism. fuerte religiosidad y crítica radical de las jerarquías eclesiásticas. Esta publicación. rechazo del marxismo. el partido celebró u n congreso en Hull y en él declaró que "rechaza la tentativa d e p r e s e n t a r el movimiento obrero como contrario a la religión". Su biografía refleja muy bien las características de este tipo de socialistas: extracción popular. q u e también propugnaba el cristianismo como fundamento ético del socialismo. Glasier. el teólogo P. U n a tonalidad libertaria h a estado muy presente en la cultura d e los socialistas cristianos británicos. que tuvo una e n o r m e difusión al estar escrita con u n lenguaje muy directo y popular. descentralizado. y se situaba más allá de la socialdemocracia y del c o m u n i s m o . sobre todo. 1990. proletarias y "por libre" que abundaban en Inglaterra desde q u e el metodismo fracturó la Iglesia anglicana en el siglo XVIII. Sus tesis sobre la organización de u n a huelga general eur o p e a en las industrias de fabricación de a r m a m e n t o n o fuer o n secundadas. profesor de Historia d e la e c o n o m í a en las Universidades de Oxford y Londres. un año después de la fundación del partido. municipalista y d e democracia directa. F u e u n o de los primeros diputados laboristas. que llena de p r o m e s a s el futuro del movimiento o b r e r o " (en Luciani: 1990. Penty y R. famoso por sus discursos obreristas y directos. E n 1910 accedió a la presidencia del partido B. Noel y otros dirigentes de la Christian Social Union. que definía el socialismo como "el principio según el cual la comunidad está destinada a tener en propiedad colectiva la tierra y el capital industrial y administrarlo con espíritu cooperativo por el bien de todos" (en Luciani. pertenencia a Iglesias libres. intensa actividad sindical. concluía con la siguiente afirmación: "La solución a todos los problemas d e n u e s t r o tiempo hay que buscarla en la aplicación de los principios expuestos en el Sermón de la Montaña. N o en vano Gramsci analizó la insurrección bolchevique como u n a "revolución contra El Capital". Esta organización nació por iniciativa de C. en la q u e tenían u n papel destacado algunos intelectuales cristianos c o m o A. En 1901 publicó u n o p ú s c u l o titulado Can a Man be a Christian o n a P o u n d a Week? (¿Puede u n h o m b r e ser cristiano con u n a libra a la semana?). En 1907. Este último. en los que utilizaba el lenguaje bíblico con frecuencia. para sus seguidores constituyó siempre u n a paradoja que el país eur o p e o que mejor r e u n í a las condiciones para la realización de las tesis del socialismo científico fuera el que más explícitam e n t e las rechazara. 286). Para Marx y. autogestionario. 304). Hardie defendió desde 1910 la necesidad de anticiparse al peligro de lo que luego fue la I Guerra Mundial. declaraba al British Weekly: "Yo lucho por un socialismo q u e es la encarnación del cristianismo en nuestro sistema i n d u s t r i a l " (en Luciani: 1990. En su libro TheMeaningof Socialism (1920) escribió lo siguiente sobre esta cuestión: 138 139 . D e n t r o d e la Internacional. es decir. En 1894. difíciles de c o m p r e n d e r por hegelianos. En 1906 se impulsó la expresión colectiva de los socialistas cristianos con la creación de la Church Socialist League. h a sido u n o de los pensadores socialistas q u e más ha influido en la orientación del laborismo. A los veintiún años se integró en la Evangelical Union. Hardie empezó a trabajar en las minas a los diez años. Tawney. aunque sean de izquierda— que el d e n o m i n a d o socialismo científico triunfara en u n o de los territorios q u e prácticamente n o r e u n í a n i n g u n o de los requisitos establecidos por Marx en su teoría científica de la revolución: Rusia. una de las Iglesias populares. el minero James Keir Hardie. El primer presidente del Partido Laborista fue u n socialista cristiano. 285 y 286). Dearmer publicó Soáalism and Christinaity y al año siguiente él y otros responsables de Iglesias firmaron u n a declaración colectiva en la que se declaraban socialistas cristianos y defensores de la propiedad colectiva de los medios de producción. N o deja de ser s o r p r e n d e n t e —ironías y sarcasmos de la historia.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR tidos socialistas marxistas.

291-292). sino en el de dar. Bastantes parlamentarios y sindicalistas laboristas eran miembros activos de congregaciones religiosas. Los socialistas. (EnLuciani: 1990. había celeb r a d o públicamente el triunfo de la revolución soviética. (En Luciani: 1990. no ser servido.287). No existe nada en la teoría y en el método socialista que sea antagónico a la religión. La orientación marxista materialista que Guesde y Lafargue le dieron al Partido O b r e r o y posterior SFIO (Sección Francesa de la Internacional O b r e r a ) dificultó m u c h o 140 141 . En 1935 u n g r u p o de intelectuales cristianos y marxistas organizaron unas j o r n a d a s de diálogo marxismo-cristianismo que fueron publicadas en el libro Christianity and the Social Revolution. de los místicos religiosos y de los herejes más que de los hombres de Estado. En 1915 organizaron u n a "semana religiosa internacional".. de orientación prosoviética.. En 1942 se creó el Council of Clergy & Minsters for C o m m o n Ownership. También es significativo q u e las asambleas d e los sindicatos laboristas se cerraran con el canto Lead Kindly Light.. En 1931 se transformó en la Socialist Christian League. A comienzos de los años treinta surgió en Gran Bretaña otra modalidad de cristianos de izquierda formada p o r personas que habían saludado con entusiasmo la revolución bolchevique y q u e n o compartían el rechazo del marxismo. iniciando u n acercamiento al Partido Comunista que se había creado en los años 1920-1921.. Su moral última está en el principio humano y divino que "se vive en cuanto se da" y sólo cuando estamos dispuestos a dar la vida.. el interés de observar la continuidad o discontinuidad del socialism o marxista con aquel socialismo utópico tan impregnado de cristianismo. ganamos la vida. u n organ i s m o interconfesional y e c u m é n i c o d e coordinación d e los socialistas cristianos. 292). de los apóstoles. Es de los profetas. de los economistas y de los reformadores políticos de los que el movimiento socialista toma su ejemplo y sus ideales. (Luciani: 1990. En 1923 se creó la Society of Socialist Christians. editado en Londres p o r Gollancz y c o o r d i n a d o p o r J o h n Lewis y Karl Polanyi.. En 1924 los laboristas conquistaron el p o d e r y accedieron al g o b i e r n o de la nación. En 1929 se realizó u n a encuesta sobre la fe religiosa de los d i p u t a d o s laboristas y de u n total de 249 sólo ocho declararon ser a t e o s y agnósticos. sino servir.. d e entrada. p e r m a n e c i e n d o hasta 1958 c o m o la organización q u e aglutinaba a este tipo de socialistas.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR El significado del socialismo está más ligado a la propaganda religiosa que a la política.. En s u libro Socialism (1907). el entonces d i p u t a d o y líder del g r u p o parlamentario laborista había escrito lo siguiente sobre el tema que nos ocupa: Los socialistas encuentran en la ética del Evangelio un estupendo soporte para sus propósitos económicos y políticos. de nosotros mismos. Noel. el famoso economista que tuvo u n a participación muy activa en este diálogo. El socialismo no consiste en el hecho de recibir. creada por C. Presidió el p r i m e r Gobierno socialista en la historia del país J. de nuestro corazón. Gran parte de lo que se considera doctrina socialista anticristiana es sólo un ataque contra la Iglesia y en lugar de ser anticristiana está inspirada en las enseñanzas de Cristo. MacDonald. de los santos. Para percibir hoy el peso q u e tenía la religiosidad cristian a en el g r u p o dirigente del Partido Laborista hay que tener en cuenta q u e a partir de 1910 todos los a ñ o s se organizaba u n a "semana religiosa" en la que u n sacerdote exhortaba en u n retiro a parlamentarios y sindicalistas laboristas sobre el valor de cultivar la religiosidad personal p a r a luchar con rectitud ética por la conquista de los objetivos socialistas. u n himn o religioso. sino de nuestra vida. Socialismo significa no sólo socialización de la riqueza y de los medios de producción y distribución. Ya en 1917 la Catholic Cfusade. Estos cristianos se escindieron de la Socialist Christian League y formaron la Christian Left. comunistas y anarquistas cristianos en Francia El análisis de la izquierda francesa tiene.

"Jesús. Gounelle. tituladas Mon évolution du tolstóisme au communisme (Neuchátel. establecer u n diálogo desde fuera con marxistas y anarquistas. El a m o r libre de los regenerados p o r Dios es lo auténtico" (en Bauberot: 1974. En 1927 e n t r a r o n en el Partido Comunista. Sólo c u a n d o hay felicidad real debe mantenerse el matrimonio. Ese mism o a ñ o crearon la U n i ó n Comunista Espiritualista y fundaron la revista Terre Nouvelk. reformador social.99). 101). A esas "casas del p u e b l o " eran invitados dirigentes de las organizaciones socialistas y libertarias para afrontar el contencioso ideológico q u e tenían con el cristianismo. que realizó u n a importante labor en el ámbito d e elaboración de cultura socialista y propuestas p r o g r a m á t i c a s . E. oponiéndose al servicio militar y llamando a la deserción de los ejércitos con a r g u m e n t o s cristianos. Fue pionera en la crítica a los sistemas de producción q u e c o n t a m i n a b a n la naturaleza y organizó campañas de boicot a productos elaborados con materiales contaminantes o adulterados. Humbert-Droz. El radicalismo escatológico lo traducían en radicalismo social: "No nos c o n f o r m e m o s con el presente siglo. Por esta razón los sectores más avanzados del protestantismo social. A r m a n d y H. U n m i e m b r o destacado de los socialistas cristianos fue A. Tricot. según el Serm ó n de la Montaña. P r o p u g n a b a n u n a teología libertaria del m a t r i m o n i o y defendían la u n i ó n libre: "Dios h a h e c h o a sus criaturas para la felicidad. convertido en secretario de la III Internacional. Tric o t y se expresaba a través de la revista L'ÉreNouvelk (1901). expuso en 1920 la tesis de q u e el leninismo representaba el inicio de la transición al anarquismo. A principios de siglo surgió en Francia u n tipo de cristianos protestantes muy peculiares. dada su orientación anarco-comunista. Difundió d e n t r o d e la SFIO la necesidad de dedicar u n a atención especial al p r o b l e m a de los accidentes laborales de los obreros. En seguida se situaron en el ala 142 143 . Las memorias de Droz. crearon en 1898 "casas del pueblo cristiano-sociales" con el fin d e realizar u n activism o socialista diferenciado del marxista y. Se opuso a la entrada en la III Internacional al rechazar la teoría d e la dictadura del proletariado. Estos anarco-comunistas cristianos recibieron con entusiasmo la revolución bolchevique. d i p u t a d o desde 1936. a diferencia de los socialistas cristianos. Ese mismo a ñ o el dirigente Faure atacó públicamente en Caen al cristianismo y ante las protestas de los socialistas cristianos el mismo partido organizó dos conferencias en las q u e Biville r e s p o n d i ó a las a r g u m e n t a c i o n e s d e Faure. El ascenso d e n t r o d e la SFIO d e las posiciones de Jaurés abiertas al cristianismo frente a la intransigencia de Guesde y Lafargue favoreció la entrada d e cristianos protestantes en el partido en 1906. En 1920 se formó la U n i ó n de Socialistas Cristianos.104). desde las páginas de la Revue du Christianisme Social. aspiraba a hacer posible la creación de u n nuevo tipo d e socialismo q u e realizara la "transformación de la sociedad en u n reino de justicia. En 1910 estos socialistas cristianos militantes de la SFIO promovieron que la dirección del partido invitara a u n a delegación del Partido Laborista británico p a r a conocer la política q u e éste realizaba respecto a los cristianos. (En Bauberot: 1974. Impulsó la creación de comunas colectivistas en el campo. En la visita q u e efectuaron a Lille fueron recibidos c o n carteles y banderolas en las que aparecían las siguientes expresiones: "¡Proclamamos la p a t e r n i d a d d e Dios y la fraternidad de los hombres!". c o m o decía san Pablo. ministro de Economía y Hacienda y autor de diversos libros de política socialista. son muy importantes para c o n o c e r la experiencia de los comunistas cristianos de los años veinte y treinta. n o s c o n d u c e y nos guía!". Su divisa era "Contra la tiranía de los opresores y d e los capitalistas. H. la dogmática solidarista de san Pablo y El Capitaláe Marx". Este g r u p o estaba liderado p o r E. a n i m a d o s p o r el ejemplo del pastor protestante suizo J.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR el surgimiento de socialistas cristianos. por Cristo y p o r el pueblo". Esta línea de socialistas protestantes estará siempre presente en el socialismo francés y Rocard yjospin serán con el tiempo sus representantes más conocidos. En 1902 impulsaron u n movimiento de insumisión. 1966). Philip. en vez de ingresar en el Partido Socialdemócrata. El a n i m a d o r de esta experiencia. (En Bauberot: 1974. a la vez. sino aceleremos la renovación de todas las cosas".

el p e n s a m i e n t o religioso modernista y las corrientes de izquierda d e la Acción Católica y del PPI (Partido Popular Italiano). Laudrain crearon un frente unido con los anarco-comunistas q u e se expresó a través de la revista Terre Nouvelk. Ese mismo año desde el n ú m e r o 7 de Terre Nouvelk exigieron a la dirección del PCF a b a n d o n a r del p r o g r a m a reformista del Frente Popular y pasar "a la creación de soviets p o r todas partes". contribuyó a la creación de u n g r u p o d e socialistas cristianos que manifestaron su identidad en 1908 en el librito Perché siamo cristiani e socialisti. el ala de izquierda de la Unión de Socialistas Cristianos y u n g r u p o d e jóvenes católicos liderados p o r M. que con su política de "mano tendida" a los cristianos sólo aspiraba a tener simples "compañeros de viaje". que fue muy difundido en comunidades religiosas evangélicas. Ellos i n t e n t a r o n crear un partido cristiano revolucionario de extrema izquierda. a u n q u e n o estuvieran integrados en ningún partido. A finales del siglo xix existían en Italia c o r r i e n t e s protestantes con u n a mentalidad socialista c o m o lo p r u e b a u n opúsculo escrito por L. e) centralidad obrera y reivindicación de u n a cultura proletaria alternativa a la burguesa (Weil). pero fracasaron en su intento. en el PCE y en la CNT en los años sesenta y setenta. se vio sobrepasado por las aspiraciones de estos cristianos de reelaborar el marxismo y plantear exigencias programáticas y decidió su expulsión del partido. Terre Nouvelk dejó de aparecer en 1939. Ella será determinante para la entrada de muchos cristianos españoles en el PSOE. La obra de Mounier t e n d r á u n a importancia decisiva con el tiempo en Delors y otros destacados militantes del PSF. Desde el ámbito del pensamiento. Me refiero a Charles Péguy. En 1934. E m m a n u e l Mounier y Simone Weil. En 1936 "los cristianos revolucionarios desfilaron en las grandes manifestaciones del Frente Popular llevando su p r o p i o emblema: la hoz y el martillo sobre la cruz" (Bauberot: 1974. publicado en Terre Nouvelk. Laudrain en u n artículo titulado "Vers u n marxisme catholique" (1936). U n a de las críticas más constantes de este g r u p o de cristianos al gobierno del Frente Popular fue la relacionada con la política de n o intervención en la g u e r r a civil española. expresado a través de la revista Nova el Vetera. d) crítica de la cultura burguesa y del "reinado del dinero" (Péguy) y denuncia de la infiltración de esta cultura en el m u n d o obrero y en las organizaciones socialistas. En esta misma época surge en la z o n a de Reggio Emilia u n movimiento de "sacerdotes socialistas"(1904) 144 145 . En julio de 1936 el Vaticano incluyó Terre Nouvelk en el índice de obras prohibidas para los católicos. Los socialistas y comunistas cristianos en Italia En este país los socialistas y comunistas cristianos surgen de tres ámbitos: el protestantismo social. el mejor y más importante intelectual marxista que h a existido en la España del siglo xx. Estos cristianos se habían q u e d a d o en u n a "tierra de nadie".I A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR izquierda del PCF y propugnaron realizar u n a revolución bolchevique en Francia. expulsados del comunismo y de la Iglesia oficiales.100). Ideológicamente defendían la tesis de que el cristianismo aportaba al comunismo u n a revolución espiritual. sin e m b a r g o . pues la revolución material era insuficiente para dar sentido a la vida. acusando a la dirección de reformista. el movimiento teológico modernista. b) la revolución material al servicio de la revolución moral. El pensamiento de esta última fue acogido temprana y positivamente en nuestro país por Manuel Sacristán. El PCF. ese mismo a ñ o surgió d e n t r o del catolicismo el movimiento Jeneusse de l'Église. Calassi con el título "II Cristo socialista" (1897).000 lectores. c) rechazo del totalitarismo: el Estado al servicio de la persona. partidario del diálogo con los comunistas. Esta tesis fue defendida por M. Me parece que los aspectos más destacables del pensamiento socialista de estos tres intelectuales cristianos son: a) la conexión entre mística y política: ' T o d o comienza en mística y termina en política" (Mounier). solicitando el ingreso e n el PSI ese mismo año. En el periodo que estamos analizando desarrollan su obra tres pensadores cristianos q u e p u e d e n ser calificados de socialistas. q u e en ese a ñ o contaba con 20.

. Ellos n o eran católicos y revolucionarios. Otro g r u p o de jóvenes católicos antifascistas provenientes de congregaciones m a ñ a n a s dirigidas p o r jesuítas tomaron la misma opción ese año. Si su elección política revolucionaria no hubiera tenido una motivación religiosa. L o m b a r d o Radice. R ó d a n o . Ingrao y los intensos debates m a n t e n i d o s p o r las direcciones del PCS y del PCI llevaron en 1942 a la transformación del PCS en el Partito Comunista Cristiano. q u e d a n d o favorablemente impresionados. con el dirigente comunista P. En 1937 estos dirigentes. una radical separación entre conciencia religiosa y compromiso político. El surgimiento más amplio del g r u p o de los comunistas cristianos tiene lugar en los años treinta y está formado por jóvenes dirigentes de la Acción Católica universitaria. Ossicini. El e n c u e n t r o de F. D'Amico (PCC). Gerratana (PCI) y Rodan o . que habían difundido u n a cultura antifascista dentro de la Acción Católica.154-156). los comunistas católicos no habrían representado un fenómeno político muy nuevo y original. u n opúsculo q u e constituía u n a presentación del marxismo hecha p o r católicos para católicos. (Lombardo Radice: 1971. pero católicos absoluta e intransigentemente por su fe religiosa. Ese mismo a ñ o publican "II c o m u n i s m o e i cattolici". Miglioli aceptó ser el responsable de la Krestintern (Internacional Campesina Comunista) para Europa.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR q u e a u n a b a n la predicación del Evangelio y la p r o p a g a n d a del socialismo y animaban a sus feligreses a insertarse en las organizaciones socialistas. En la clandestinidad estos dos grupos se fusionaron y formaron el Partito Cooperativista Sinarchico (PCS). La asunción progresiva de la mayoría de los planteamientos políticos del PCI e incluso de múltiples dimensiones del marxismo provocó la transformación del PCC en Movimento dei Cattolici Comunisti. Ellos no podían considerar su conciencia religiosa como un "hecho privado". Alicata. En el n ú m e r o 1 (1943) de la revista del MCC Voce Operaia se afirmaba: "La confluencia de la conciencia católica con la política del comunismo es u n h e c h o que la historia viene p r o d u c i e n d o " . Se convirtió en movimiento p o r q u e estos católicos reconocían como único partido de la clase obrera al PCI. ellos eran a la vez firmemente comunistas en política. surgió u n a tendencia de izquierda liderada por el sindicalista campesino G. creado en 1919 para aglutinar políticam e n t e a los católicos. rechazando todo intento de construir u n socialismo católico alternativo al existente. Propugnaba u n socialismo autogestionario basado en cooperativas. afirmaron que había que dar u n paso más y a n i m a r o n a los militantes de la AC a seguir su ejemplo de incorporarse a la resistencia y a la lucha armada contra el fascismo. Miglioli que por su radicalismo fue calificada de "bolchevismo blanco". separando su vida privada religiosa de su vida pública comunista. no podían ir a misa y militar en el partido revolucionario. Ese mismo a ñ o los dos partidos constituyen u n comité unitario de lucha antifascista presidido p o r Ingrao. Ossicini y Pecoraro.. liderado p o r Ródano. La política de u n i d a d antifascista q u e el PCI se vio obligado a a d o p t a r p o r los requerimientos de la Internacional Comunista llevó al contacto y a la colaboración con la tendencia d e Miglioli y con otros grupos de obreros católicos de izquierda aglutinados en torno a la revista // Lavoratore. ideólogo de este partido. D e n t r o del PPI. L o m b a r d o Radice reconoció la lógica existente en este razonamiento y el desafío que introducía en la tradición marxista: La clara distinción hecha por los católicos comunistas entre religión y política no era. sin embargo. En 1925 u n a delegación de obreros y campesinos católicos visitó la URSS. A través del periódico La Plebe organizaron u n movimiento de socialistas cristianos formado por laicos y sacerdotes q u e pretendía superar el antagonismo con el PSI y revisar el marxismo materialista q u e p r o p u g n a b a el partido. sino católicos revolucionarios. Explícitamente rechazaban las tesis leninistas sobre la religión de u n comunista cristiano como u n asunto privado. La expulsión d e Miglioli y otros militantes del PPI aceleró el trabajo conjunto con los comunistas. En él exponían q u é partes asumían del marxismo (el análisis d e la realidad y las propuestas económicas y políticas) y q u é elementos n o compartían (los filosóficos). Siempre afirmaban q u e lo sustantivo era "ca- 146 147 .

bajo el e m b l e m a del comunismo. Sólo él p u e d e llevar científicamente a la revolución sin la necesidad del moralismo del socialismo francés. siendo muy influyentes. Su p r i m e r a expresión política revolucionaria será el FLP (Frente d e Liberación P o p u l a r ) . Togliatti reconocería q u e este tipo de católicos n o debían ser recibidos en el PCI desde la perspectiva leninista del "aunque creyentes". (En Marx y Engels: 1835-1894. clientela para todas las abominaciones d e l cristianismo". El intento de parte del socialismo u t ó p i c o francés de fundamentarse en el cristianismo es vilipendiado dentro de la proclamación de los "absurdos filosóficos" q u e mantiene el socialismo en Francia. fueron condenados por el Vaticano al ingresar en 1945 en el PCI. muy conocidos por la jerarquía de la Iglesia al ser la mayoría de ellos miembros destacados de Acción Católica. p e r o exigían la libertad de u n a elaboración ideológica y cultural propia con publicaciones específicas d e n t r o del PCI para q u e en el mismo se estableciera u n a paridad entre cultura marxista-leninista y cultura cristiana revolucionaria. d o n d e ubican las posiciones de Cabet. 148 149 .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR tólico" y lo adjetivo "comunista". Franco Ródano. Más tarde. en la q u e criticaron su intento de convertir la "religión del amor" en el principio de articulación del c o m u n i s m o : "El parloteo de Kriege sobre el a m o r y su repulsa del egoísmo n o son más q u e las hinchadas revelaciones d e un espíritu totalmente a h o g a d o en la religión. además. La u n i d a d revolucionaria y la colaboración política d e n t r o del mismo partido debía ir a c o m p a ñ a d a de u n a reelaboración de la ideología y la cultura de éste en la que interviniera u n p e n s a m i e n t o inspirado en el cristianismo. Su líder. ateo y militante comunista desde su juventud. fue u n o de los principales asesores de Togliatti y u n o de los ideólogos de la política de Berlinguer. def e n d i e n d o la articulación d e u n a cultura política desde tradiciones diversas reconocidas c o m o propias por el partido. en E s p a ñ a la inmensa mayo- ría de los católicos apoyaban fervientemente al b a n d o franquista en la guerra civil. y ello implicaba asumir el cristianismo como u n a cuestión pública y n o privada. En los últimos años del fascismo resurgió también u n grup o de socialistas cristianos que crearon el Movimento Socialista di Azione Cristina y la revista II Salvatore. El marxismo clásico ante el socialismo cristiano y los socialistas religiosos Marx conocía perfectamente las tesis d e los socialistas o comunistas religiosos. tuvo relación con Weitling. ya que u n o de sus primeros contactos con el socialismo se realizó a través de Moses Hess — u n teólogo j u d í o de la izquierda hegeliana— y. Él y Engels rechazaron el i n t e n t o de unir c o m u n i s m o y cristianismo en la Circular contra Kriege (1846). Lamennais y Buchez. técnicas y procedimientos). Recuérdese q u e en los mismos años en q u e cristianos franceses desfilab a n con símbolos propios en las manifestaciones del Frente Popular y dirigentes d e la Acción Católica italiana luchaban con armas contra el fascismo. cread o en la primavera de 1958. destacado científico. Kriege — q u e se h a c e pasar por ateo en E u r o p a — rebusca aquí. será el m á x i m o impulsor en los años sesenta de estas tesis de los católicos comunistas. España ha sido u n o de los pocos países d e Europa d o n d e n o h a n existido socialistas religiosos o cristianos. En el Manifiesto Comunista rechazan explícitamente lo q u e algunos d e n o m i n a b a n "socialismo cristiano". sino desde la óptica d e "porque creyentes". En él se han mantenido hasta hoy. Estos católicos. Establecían u n a distinción entre religión (inspiración moral y cultural) y política (programas. pero n o u n a separación entre ambas. Será a mediados de los años cuarenta c u a n d o empiecen a formarse este tipo de cristianos en Españ a a través d e los nuevos movimientos apostólicos obreros y de jóvenes universitarios católicos influidos p o r algunos sacerdotes progresistas. Marx y Engels lo contraponen al "socialismo alemán" que es proclamado c o m o único "socialismo verdadero". Cazzamalli. El líder de este grup o fue F. 171). que sería d i p u t a d o del PSI en 1945. Los católicos comunistas optaban p o r u n a única dirección política y u n a única disciplina de partido. La c o n d e n a rotunda que establecen la insertan dentro de la crítica al socialismo utópico. L o m b a r d o Radice.

Su crítica incluye a u n o de los líderes de la corriente de izquierda del partido. Lansbury. Creo q u e los hubieran rechazado. p o r tanto. eso hicieron otros marxistas clásicos que sí llegaron a conocer los movimientos de los socialistas religiosos. en u n debate con el vicario Hohoff. 325 y 350). y n o pudieron. (En Lenin: 1975. sino p o r la lucha de clases. fueron implacables. sin captar q u e lo esencial es la erradicación de las causas estructurales q u e las provocan. Al menos. Lenin solía afirmar q u e lo lógico para u n socialista era ser ateo. el socialismo y el comunismo tienen u n fundamento científico y n o u n fundamento moral. dados sus efectos perversos para el socialismo. respectivamente. Los creadores del socialismo m o d e r n o murieron en 1883 y 1895. El cristianismo en el socialismo: una cuestión no resuelta por las izquierdas socialdemócrata y leninista Todos los intelectuales y políticos de la II y III Internacional q u e a b o r d a r o n la cuestión del cristianismo coincidieron en la constatación de q u e esta religión tenía u n a dimensión pública y. N i n g ú n dirigente político mostró indiferencia o desinterés sobre este tema. Criticó también el intento de los austromarxistas de combinar el materialismo histórico con la filosofía de Kant. pues se r e q u i e r e u n a ciencia d e la revolución q u e descubra y p r o p o n g a la vía q u e asegure la conquista del p o d e r p o r el proletariado. lo q u e revela que se tenía u n a política sobre esta temática. En u n a carta a Gorki. debates. declarando q u e "marxismo y cristianismo constituyen u n a antítesis insuperable". considera que el socialismo q u e defienden los d e n o m i n a d o s "socialistas cristianos" es el "peor tipo d e socialismo y su p e o r tergiversación". conocer los planteamientos de los socialistas cristianos de principios del siglo XX q u e asumieron la mayor parte de las críticas que éstos habían formulado al "socialismo religioso". pacifista e hipócrita". En este libro realiza u n a defensa de la violencia revolucionaria frente al pacificismo p r o p u g n a d o por los socialistas cristianos. Llama la atención la relevancia q u e éstos concedieron al tema del cristianismo: artículos. Para Trosky. se declaraba que era u n a cuestión privada. intentó despejar cualquier d u d a declarando que "la religión cristiana y el socialismo se o p o n e n como el a g u a y el fuego". Pretende resolver las situaciones de explotación mediante invocaciones al cambio moral. a quien califica de "cristiano. luego. Finalmente. La emancipación de los explotados n o provendrá p o r la superación del egoísmo de clase. lo mismo puede afirmarse de los grandes intelectuales q u e m a r c a r o n ideológicamente a las dos Internacionales. decidieron que era necesario privatizarla. Las tesis del Manifiesto Comunista serán utilizadas poster i o r m e n t e para rechazar el socialismo ético alemán. Gramsci rechazó explícitamente la pretensión d e los socialistas religiosos de militar en el partido obrero. Para Marx y Engels. (En Schwan: 1984: 164). se estable- 150 151 . Si se reconocía que la religión cristiana era u n a cuestión pública por la presencia social y la influencia que ésta tenía y. en la mayoría de los programas de los partidos d e izquierda se insertaba u n apartado sobre la cuestión religiosa. Además. Sus ataques a Lunacharski y a Gorki.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR Para estos dos autores el "socialismo religioso o cristiano" guiado por el a m o r se basa en u n a consideración abstracta e idealista del ser h u m a n o y n o desciende a la situación concreta de los hombres dentro de las relaciones sociales de producción. en 1874. (En Lenin y otros: 1975. tanto los de los laboristas británicos como los de los católicos socialistas y comunistas que asumieron las tesis económicas y políticas del marxismo. En su obra Literatura y revolución (1924) se refiere a la existencia de Iglesias obreras en diversos países y declara taxativamente que "no p u e d e haber u n a Iglesia proletaria". pacifista es sinónimo de hipócrita. p e r o rebatieron la filosofía materialista y cientificista de éste. libros. Trosky en su libro ¿A dónde va Inglaterra ? (1926) realiza u n furibundo ataque al Partido Laborista p o r estar i m p r e g n a d o de cristianismo. fechada en 1913. Ya Bebel. 290). que formaban parte del g r u p o "los constructores de Dios". rechazan que sea la utopía religiosa la q u e guíe el cambio social.

La existencia de los socialistas religiosos n o fue acogida como referencia para introducir ciertas matizaciones en la teoría de la religión o provocar n u e vos enfoques. él mismo en su artículo "Cristiano-Social (1911) —en el que distingue entre el sentído religioso del cristianismo y el sentido confesional (politicista) del mismo—valora muy positivamente la orientación socialista d e ciertos colectivos cristianos austríacos y la relaciona con el "alto significado social de la religión" contenido en el mensaje originario del Evangelio. esto es. u n asunto público. u n a vez d e p u r a d a . De ahí la conexión que se estableció en los Programas de Gotha y deErfurt entre la declaración d e la religión como cuestión privada y la decisión de convertir a las instituciones religiosas en asociaciones privadas. La definición establecida era el fundamento de u n a política dirigida a convertir la religión en algo irrelevante e n la vida pública. los c o n d e n a r o n . Esta contradicción aparece incluso en el intelectual y dirigente político q u e realizó el análisis más complejo del h e c h o religioso. que n o fueran conscientes del alcance de u n a reorientación o cambio interno de las Iglesias. Existía u n a lógica en esta determinación. fundían y confundían. había que privatizarla forzadamente. q u e pertenecía a la tendencia más izquierdista del Partido Socialdemócrata. Ahora bien. pues ésta se halla en la interioridad del ser h u m a n o . además. La privatización de las Iglesias y la privatización de la religión cristiana se u n í a n . Sin embargo. el austromarxista Max Adler. La contradicción aparece clara. p o d r í a llegar a ser "una real fuerza cultural". afirmaba q u e entonces.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR cía u n a definición desde la toma de u n a decisión. La decisión de que la religión tenía que ser privada produjo u n a mentalidad q u e n o sólo forzaba la realidad. Adler había indicado q u e cuando la religión se estataliza. eran s u m a m e n t e críticos con estas jerarquías y éstas. sino que se purificaría. este socialdemócrata q u e creía que así la religión n o desaparecería. La lógica q u e guiaba la definición d e la religión como cuestión privada n o estaba exenta de contradicciones. lo que se quería decir realmente es que debía ser u n a cuestión privada. Ya vimos cómo él defendía que la religión debía de ser "reconducida de u n a cuestión pública a u n a cuestión totalmente privada de cada individuo". se debía a q u e ella era u n fenó- m e n o social y. más allá de las funciones sociales desarrolladas por esta religión en aquella época. El mismo anticlericalismo cristiano era u n a forma de protesta religiosa contra el secuestro del Evangelio y de la figura de Jesús realizado por las autoridades de la Iglesia. el cual es alabado y contrastado con al aburguesamiento 152 153 . sino a la de la religión cristiana en cuanto tal. o ¿acaso la mera existencia d e fuerzas culturales n o convierte a éstas en realidades públicas? Acertadamente. C u a n d o se afirmaba q u e la religión es u n a cuestión privada. tanto protestantes c o m o católicos. "se distancia y desvía de su propia esencia". Sin embargo. abolir las ayudas estatales a las Iglesias y potenciar la escuela pública frente a la confesional i m p i d i e n d o en aquélla la enseñanza de la religión. a su vez. en la m e d i d a en q u e el cristianismo d o m i n a n t e controlado p o r las jerarquías eclesiásticas era u n a fuerza social e ideológica s u m a m e n t e conservadora y constituía u n obstáculo p a r a la difusión y expansión del socialismo. sino q u e impedía analizar las transformaciones en el ámbito cristiano. N o olvidemos que los socialistas cristianos. Si había q u e declarar en u n p r o g r a m a político a la religión como u n a cuestión privada. La mayor parte de los dirigentes de los partidos socialdemócratas y comunistas n o captaron la diferencia establecida p o r Max Adler entre religión e Iglesia y ello provocó que n o vislumbraran la potencialidad de los socialistas religiosos para realizar sus objetivos revolucionarios e impidió. por tanto. Esta formulación era la convicción-guía de u n a política dirigida a impedir q u e las cosmovisiones e instituciones religiosas influyeran y condicionaran la legislación de los Estados y la formación de la mentalidad de las masas y de la opinión pública. El i n t e n t o justo y loable d e reforzar el carácter laico del Estado llevaba a la privatización n o sólo de las Iglesias q u e se o p o n í a n o dificultaban este proceso. la teoría marxista y leninista sobre la religión cristiana n o permitía establecer diferencias entre lo que era sustancialmente el cristianismo y su realización concreta en u n tiempo determinado.

De esta forma. Max Weber analizó muy bien la identidad social del profeta que se diferencia del h o m b r e de Estado o del legislador. han conservado tan vivo el recuerdo de Jesucristo y de las enseñanzas del cristianismo evangélico que hay muchos socialistas que ven a Cristo y al cristianismo de los orígenes como precursores de su propio socialismo. (Adler: 1904-1924.. una particularmente elocuente por su fe cristiana es la del padre Hermann Kutter. Esta autora defiende los planteamientos de los socialistas cristianos: "El socialismo religioso de Weil y de Bloch es importante para la izquierda. La Iglesia dice: ¡aquí está la revolución! Pero ésta no es sino el alba de la fuerza a la que impulsa e incita el Evangelio.. ¿no es ésta la prueba de que ella misma no es capaz de captar el camino del Dios viviente?". Así habla a su comunidad un sacerdote cristiano que toma en serio su fe y para el cual el alto significado social de la religión está inscrito en el corazón.. presenta u n desafío a u n socialismo que 154 155 . a pesar de sus contradicciones. de la suerte de la clase más pobre". De todas estas voces. entre los clásicos del marxismo. Ellos afirmaban que había un camino intermedio entre la privatización de la religión y su manipulación política. y se ha quedado arraigada con un fervor casi religioso en el ánimo de sus seguidores. Adler mostró con gran perspiscacia cómo a lo largo de los siglos las Iglesias habían dejado de ser profetas y se habían convertido en instrumentos d e control y tutela de los aparatos del Estado. según Heller.. Adler está reconociendo q u e el cristianismo también se desvía de su esencia c u a n d o se refugia en u n a interioridad q u e se evade de la realidad social o se alia con intereses socio-económicos alejados de la identidad originaria del Evangelio centrada en la liberación de los pobres: Qué extraño: los socialdemócratas. presuntos enemigos y destructores de la religión. Más qué otra cosa quieren indicar sus palabras si no la gran verdad. En los orígenes de la historia del socialismo moderno está el gran proyecto de Saint-Simón. que en su libro Sie mussen (1903) escribe lo siguiente: "En realidad no existe nada que ilumine mejor la iniquidad de muchos cristianos como la reprobación que éstos hacen de la socialdemocracia. el d e u n a presencia pública del cristianismo fiel a sus raíces sociales de liberación y distanciada de todo e n f e u d a m i e n t o estatal de u n o u otro signo. del que la sucesiva idea de socialismo cristiano es sólo un débil reflejo: "La religión tiene el deber de conducir a la meta de una mejora. arrastrándolo a la mezquina lucha entre partidos y uniéndolo a los objetivos más bajos e incluso a los fines particulares de los intereses de poder laicos y clericales. Pero los cristiano-sociales. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR del mismo p e r p r e t a d o p o r los cristianos-sociales creadores de u n partido de centro. Esto significaba la renuncia de la Iglesia a convertirse en estadista o legisladora sin dejar de ejercer su rol profético. A su m o d o .LA IZQUIERDA Y EI. que ya desde hace tiempo se ha transformado en un conocimiento corriente y querido del proletariado. Se multiplican las voces de sacerdotes cristianos que declaran cada vez más abiertamente que la socialdemocracia se ha convertido en la verdadera ejecutora de todo lo que ha sido el ideal del socialismo cristiano. 166-168). lo más rápida posible. La socialdemocracia se ha apropiado de una forma asombrosa de esta tarea que tiene cualquier religión que quiera adquirir una fuerza social y ser religión popular. con la salvedad que la socialdemocracia une a este fervor la lucidez de la mente tal y como puede surgir de una certerza científicamente consolidada. Esta filosofía fue convertida en el d o g m a inamovible del materialismo dialéctico y.. si la Iglesia se opone. fue u n a de las causas del autoritarismo imperante en la mayoría d e los partidos marxistas. esto es. La novedad q u e planteaban los socialistas religiosos de la época era ésta y. sólo Max Adler la vislumbró. han hecho lo imposible para ocultar el alto concepto de la religión. Agnes Heller h a afirmado que el factor más determinante en el rechazo de las tesis de los socialistas cristianos — q u e produjo u n a discontinuidad radical entre el socialismo anterior y posterior a Marx— fue la adopción de u n a filosofía materialista y cien tificista como base cultural del socialismo. defensores patentados de la religión.. que el sentir y actuar cristiano y al mismo tiempo social hoy no quiere decir otra cosa que ser socialdemócrata de todo corazón".

incluso se declaró la incompatibilidad entre la concepción que inspiraba a los partidos obre- 156 157 . siempre q u e éstas n o influyan en la vida personal y comunitaria (lo cual es imposible. u n i d a a la proclamación verbal de respeto a la religiosidad privada. pues los sectores de obreros y campesinos creyentes eran imprescindibles para hacer u n a revolución de masas. en este sentido. La lucha de clases se anteponía a las diferencias filosóficas. las bases sociales obreras y campesinas arraigadas en el cristianismo se orientaron hacia los partidos populares "cristiano-sociales" de centro. De nuevo aparece la contradicción entre el imperativo de privatizar forzadamente algo q u e es público (tiene incidencia social y configura todas las dimensiones d e la personalidad de millones de ciudadanos) y la declaración de respeto a las convicciones religiosas. Pero sin u n a fundación moral n o hay solución humanística. especialmente en Gran Bretaña. p e r o a cambio de que éstas n o incidieran en la cultura y la vida del partido ni afectaran a la militancia. La existencia de esta contradicción revela q u e la declaración de la religión como cuestión privada n o era otra cosa q u e u n a forma d e proclam a r el destierro d e la influencia de ésta en la vida social sin sufrir costos políticos. Sin embargo. lo cual era u n contrasentid o difícil de aceptar por los socialistas religiosos. n o hay socialismo" (Heller: 1985. ros y estas convicciones religiosas. Esta orientación ideológico-política logró lo contrario de lo que p r e t e n d í a y. la declaración de la religión como cuestión privada quería resolver el p r o b l e m a por otros medios. en detectar este p r o b l e m a y. q u e éste fuera el único o q u e los partidos socialistas tuvieran q u e rechazar otros. Ella relacion a la crisis d e la racionalidad tradicional d e n t r o de la cultura socialista (materialista y cientificista) con la necesidad de rescatar algunos de los planteamientos q u e estuvieron muy presentes en los movimientos de los socialistas religiosos. La lucha indirecta contra la religión.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR se ha vuelto autocomplacientemente científico". En vez de lograr esa p r e t e n d i d a u n i d a d . 250 y 254). Esta torpeza política estuvo alimentada p o r u n a teoría insuficiente sobre el cristianismo. la historia p a r e c e haber d a d o la razón a los socialistas cristianos y al llamado evangelismo socialista. a los que les otorgaron la posibilidad de convertirse en partidos de masas y acceder al g o b i e r n o . El análisis c o m p a r a d o d e Gran Bretaña e Italia es muy ilustrativo al respecto. especialm e n t e en personas con u n a fuerte formación cristiana como era el caso d e los socialistas religiosos). La posición de Prampolini partía d e este análisis. Se anteponía la u n i d a d de clase de todos los proletarios. Los partidos católicos de centro n u n c a hubieran llegado al p o d e r si la dirección de los partidos socialistas hubiera a d o p t a d o u n a política de acercamiento al m u n d o cristiano b a s a d a en las tesis de los socialistas religiosos. H u b i e r a n sido ellos los q u e entonces h u b i e r a n triunfado. Todos los líderes de la II y la III Internacional eran partidarios de admitir en sus partidos a los proletarios creyentes respetando sus convicciones religiosas. Los movimientos de los socialistas religiosos fueron los primeros. i n t e n t a n d o dejar de lado el tema de la religión. ofrecieron u n o al socialismo: el cristianismo. conociend o la diversidad de fundamentos morales. n o podía ella garantizar por sí sola u n a fundación moral de la sociedad. una cuestión privada ": una falsa solución Me parece que la perspectiva de los socialistas religiosos resolvía mejor el p r o b l e m a de la adecuación de la realidad sociológica del influjo social de la religión con la práctica política de u n i d a d del proletariado. especialmente el referido a q u e el f u n d a m e n t o del socialismo h a d e ser más d e tipo moral q u e d e corte científico: "Fuera cual fuese el mérito o demérito de la ciencia. descansaba en unas premisas q u e ponían las bases para u n a solución fal- La "religión. Así se p r e t e n d í a favorecer que los obreros y campesinos religiosos se unieran a los partidos socialdemócratas marxistas. p o r ello. N o se podía hacer u n trabajo d e unidad obrero-campesina sin u n a política socialista q u e fuera más allá del axioma de que la "religión es u n a cuestión privada". sin pretender.

La pervivencia de la religión estaba u n i d a al mantenimiento del sistema socio-económico que la hacía posible y a la ignorancia que la reforzaba y. n o h a soportado la p r u e b a de la historia. C o m o la lucha antirreligiosa paralizaba la u n i ó n de los proletarios y desviaba de otras luchas políticas y socioeconómicas más imperiosas. social y político. cuyo p e n s a m i e n t o sobre la religión impide afirmar q u e la única racionalidad socialista es la propia de la teoría materialista de la ciencia o m a n t e n e r como u n axioma el desiderátum de q u e "la izquierda n o acaba de asumir todas las consecuencias de u n a actitud intelectual contrapuesta a toda convicción religiosa". 651). La incapacidad de explorar las raíces más profundas de la religión cristiana sostuvo la falacia sociológica e ideológica de la formulación "la religión es u n a cuestión privada". Recordemos que Lenin en la Carta a Gorki (1913) afirmaba q u e "toda idea religiosa. Con el tiempo. j u n t o con E. confiando en el pronóstico científico y político de su inevitable desaparición. q u e se deriva del iluminismo del xvín y del materialismo del xix. sino las que tienen q u e ver con la experiencia mística. Esta concepción. de la cual es u n reflejo. observando la realidad social. El p r o c l a m a d o respeto a la religión privada n o era otra cosa q u e u n a forma de "perdonar la vida" mientras se esperaba la inevitable disolución de esta cuestión en la futura sociedad socialista. Esta vinculación de la persistencia de la religión a la persistencia del régimen socio-económico capitalista de explotación y la tosca identificación de la esencia del judeo-cristianismo con la usura. a c o m p a ñ a d a de medidas más o m e n o s indirectas de supresión d e la presencia pública del factor religioso en la vida social. P e r o para lograr la irrelevancia socio-política de la religión cristiana y confinarla en la vida privada se necesitaban medidas coercitivas. realizada por Marx en La cuestión judía. como afirmaría con el tiempo (1989) el Programa 2000 del PSOE. La solución propuesta era falaz. En esta línea se situó F e r n a n d o de los Ríos. según él. secretario general del PCI. su desaparición dependía de la extensión de la ciencia y de la extinción del capitalismo p o r el socialismo. ¿cómo m a n t e n e r acallado el aparato institucional que crea el desarrollo de la religión? No era posible. por eso n o había más salida para la izquierda q u e privatizarla forzadamente o acoger el socialismo religioso y articularlo d e n t r o de su cultura y de su política. impedían captar la complejidad y pluridimensionalidad de las raíces y contenidos de los hechos religiosos. p o r q u e desplazaba el problema. así como su reconocimiento de que el socialismo n o tenía capacidad para r e s p o n d e r a cuestiones q u e iban más allá de la construcción d e u n nuevo orden económico. Su idea de u n nuevo desarrollo espiritual del ser h u m a n o en la sociedad socialista fue bastante original. nosotros n o aceptamos ya la concepción. 287-288). afirmará en El destino del hombre (1963) que "por lo que toca a los desarrollos de la conciencia religiosa. pues si hay que privatizar algo q u e se reconoce público. de que serían suficientes la extensión d e los conocimientos y el cambio de las estructuras sociales para determinar modificaciones radicales. por tanto. Con la teoría marxista de la religión c o m o m e r o reflejo de la miseria real se p r e t e n d i ó resolver p o r la vía rápida u n problema que tenía u n a profundidad mayor. se proclamaba u n a ficticia tolerancia. fue quizá el único pensad o r marxista capaz en aquel t i e m p o de articular u n a teoría sobre la religión que fuera más allá de u n materialismo vulgar al conectarla con el tema d e la b ú s q u e d a del sentido d e la vida y el desarrollo de las necesidades espirituales que todo ser h u m a n o tiene. Las raíces son más profundas. el interés egoísta y la infamia. incluso todo coqueteo con Dios. Bloch.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR sa e incorrecta del problema de la religión cristiana en la construcción del socialismo. Estas premisas dependían de la teoría marxista clásica condensada en la tesis de la religión como alienación q u e nace de la miseria real. ¿cómo asegurar q u e desde la esfera privada no vuelva a incidir en la esfera pública?. Togliatti. que n o son las que se conectan con la política y la ética. la realidad es más compleja". También fue bastante innovador en aquel tiempo su p e n s a m i e n t o sobre las dimensiones más específicas y distintivas d e la religiosidad. Max Adler. es la infamia más incalificable" (Lenin y otros: 1975. las transformaciones se cumplen de m a n e r a diversa. (En Lenin y otros: 1975. q u e la religión fuera privada. 158 159 . el dinero. ingenua y errada.

salvo excepciones. Fin a l m e n t e . mezclada con u n laicismo práctico más o m e n o s contenido. Otros han realizado u n a interpretación o lectura liberal de la formulación contenida e n el Programa de Erfurt sobre la religión c o m o asunto privado. MC. p e r t e n e c e n a partidos comunistas. La privatización forzada de la religión cristiana Esta posición está basada en u n a crítica teórica del cristianismo desde premisas filosóficas materialistas y cientificistas y ha d a d o lugar a dos formas de e n t e n d e r la relación con el m u n d o cristiano. Por lo general. los partidos leninistas y maoístas de extrema izquierda (LCR.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR La insuficiencia de la tesis marxista tradicional a la hora de analizar la religión cristiana como u n f e n ó m e n o de masas generó en m u c h o s partidos de izquierda la incomprensión de realidades como las representadas por los socialistas cristianos. Analicemos a continuación con más detalle estas cuatro posiciones. En los años cuarenta y cincuenta diversos sectores del comunismo e u r o p e o occidental. creada en 1951 pero continuadora de los movimientos de los socialistas religiosos surgidos en los dos primeros decenios del siglo xx. pero la mayoría de sus miembros. En el periodo histórico q u e voy a analizar h a n surgido tres movimientos que han planteado el diálogo entre la izquierda y el cristanismo dentro d e las Iglesias y d e los partidos. D E LA IZQUIERDA ANTIFASCISTA A LA IZQUIERDA POSTMARXISTA La izquierda europea ante la dimensión privada y pública de la religión cristiana Con posterioridad al final de la II Guerra Mundial. fundada en 1976 y muy vinculada al PSI. Se ubica en la órbita del socialismo democrático y está implantada en los países del norte y centro de Europa y en Gran Bretaña. son g r u p o s q u e trabajan d e n t r o de los partidos socialistas. Desde entonces. a la izquierda sólo le h a n q u e d a d o dos caminos: n o saber explicar la persistencia de los hechos religiosos y las transformaciones acontecidas en este c a m p o o revisar la tradición recibida. los partidos d e izquierda en E u r o p a h a n afrontado la cuestión cristiana d e diversas maneras. U n a basada en el rechazo y la total exclusión de ese m u n d o y otra que lleva a la coexistencia pacífica con las instituciones religiosas y los cristianos. a colectivos de extrema izquierda y a movimientos sociales. Considero q u e se h a n a d o p t a d o y se siguen a d o p t a n d o cuatro posiciones. m a n t e n i e n d o la fidelidad a la posición tradicional de la izquierda sobre este asunto. la mayor novedad está representada p o r importantes partidos e intelectuales de izquierda q u e h a n destacad o la dimensión pública del cristianismo y la relevancia d e éste p a r a la refundación de la izquierda. Tiene u n a proyección europea y anima encuentros con dirigentes de partidos socialistas sobre la cuestión del cristianismo y la izquierda. plenamente coherente con la ortodoxia de Marx y Lenin y con la centralidad que le con- 160 161 . El tercer movim i e n t o es Cristianos p o r el Socialismo — c r e a d o en E u r o p a en 1973— y adopta u n a orientación explícitamente marxista. En la España de los años sesenta y setenta. Existen también planteamientos que han introducido importantes matizaciones en la tradición ideológica sobre esta cuestión y han afirmado en sus programas y elaboraciones teóricas el doble carácter público y privado de la religión cristiana. El segundo movimiento es la ASCE (Acción Socialista Cristiana Europea). fueron los máximos representantes de esta actitud. PTE y ORT) formularon su política respecto al cristianismo y a los cristianos desde esta posición ideológica. Trabaja fuera de los partidos. muy marcados p o r el estalinism o y el pensamiento del PCUS sobre esta cuestión. U n o s partidos h a n optado por u n a política de privatización forzada de la religión cristiana. El más e x t e n d i d o es la International League of Religious Socialist.

por ejemplo. pero nunca de la pública. A. Soy partidario de que la fe religiosa sea una opción de la vida privada.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR cedían al materialismo dialéctico. En el Programa 2000. Su rechazo. En esto son iguales el sacerdote obrero y la beata. salvo en el partido troskista francés LCR. que son unos valores indivi- 162 163 . a las tesis marxistas de Cristianos por el Socialismo fue muy explícito. En la perspectiva de una sociedad laica y respetuosa con las creencias de cada uno realmente es más congruente el que no se llame. U n a frase contenida en u n o de los volúmenes de ese programa condensa toda u n a elaboración teórica muy sólida que h a n venido elaborando los intelectuales más afines a la dirección del partido: la "izquierda n o acaba d e asumir todas las consecuencias de u n a actitud intelectual contrapuesta a toda convicción religiosa". Las elaboraciones teóricas sobre la religión de G. Terrón también refuerzan esta posición. N o nos equivoquemos. Allá él con sus contradicciones. u n a concepción idealista de la existencia. Esta pretensión era precisamente lo que más se rechazaba. Sauquillo. Hay que tener en cuenta que incluso dentro del PSOE se alzaron voces que. Hemos visto históricamente los excesos a que ha podido conducir lo contrario. aparece reflejada con gran coherencia la d e t e r m i n a c i ó n política q u e conlleva la anterior premisa teórica: En el punto de arranque y en la estrategia (socialista) no se plantea el catolicismo. u n a congregación apostólica creada por los jesuítas) y a las Comunidades Cristianas Populares— y cuyo rostro popular más conocido era F. La p r i m e r a está representada p o r los miembros del PCE y de IU q u e c o m p a r t e n las tesis del materialismo marxista de Gustavo Bueno y la aplicación de éstas al cristianismo y a la teología de la liberación en la línea desarrollada p o r este autor en su libro Cuestiones cuodlibetales sobre Dios y la religión (Mondadori). n o sólo continuidad. tomar las medidas oportunas para q u e n o se repita". Escudero. Para este dirigente del PSOE andaluz. En esta misma época. coordinad o r del Programa 2000. todos los cristianos estaban instalados en "la alienación q u e p r o d u c e u n a d e t e r m i n a d a m a n e r a de ver el m u n d o . acentuaba la incompatibilidad entre los socialistas marxistas del partido y los cristianos. p r o p u g n a b a n esta misma línea ideológica respecto a los cristianos. Diría más. P u e n t e Ojea y de E. Partidos de extrema izquierda como el italiano Democrazia Proletaria o el francés PSU contaban con el cristianismo como seña de identidad. W : 1988. En la actualidad existen en España dos corrientes ideológico-políticas q u e m a n t i e n e n u n a continuidad d e fondo con la política socialdemócrata y leninista clásicas sobre la privatización forzada d e la religión cristiana. aunq u e desde supuestos teóricos distintos. En los libros Los marxistas españoles y la religión (Edicusa) y Partidos marxistas: programas e ideologías (Anagrama) los dirigentes de la extrema izquierda española manifiestan con claridad la continuidad de la política de privatización forzada de la religión. en este sentido. desde u n a declarada fidelidad al marxismo. a la participación pública en función de unos valores cristianos. (AA. incluso p o r parte de un partido como la ORT que contaba desde su m o m e n t o fundacional con cristianos bastante cualificados —pertenecientes a la VO (Vanguardia Obrera. sino reforzamiento. abogada laborista y cristiana de base. desde la revista Tierras del Sur ( n ú m e r o 24 de 1976). ya n o estaban presentes estos planteamientos. en el PSOE d o n d e la tesis clásica de la privatización forzada de la religión ha tomado más fuerza. Estos dirigentes percibían u n a novedad histórica: militantes cristianos con u n a cultura política revolucionaria propia que querían verterla en las organizaciones marxistas. 81).. Es. que desde luego las tendrá. sin embargo. y en el m o m e n t o que lo haga. El militante cristiano n o p u e d e ser vetad o p o r el partido. aparece con claridad este planteamiento.. En u n a interesante entrevista a M. El partido tendrá que observar si las lleva a la organización. En la Europa de los setenta. Así. el intento más articulado de redefinición ideológica del partido posterior al XXVIII Congreso. Pablo Castellano realizaba en El Socialista (4 de septiembre d e 1977) u n a crítica irónica de los cristianos que estaban en el PSOE —calificados p o r él y otros de "vaticanistas"— y les recordaba q u e ser socialista "no era obligatorio". Rodríguez Almodóvar.

muy en conexión con el "deber ser" implícito en la formulación del Programa deErfurt. la política de privatización forzada de la religión cristiana se realiza por la vía del silenciamiento y la exclusión de las dimensiones públicas del cristianismo. Desde esta concepción. R. Tezanos que plantean la importancia pública del ámbito de los valores y las motivaciones para el socialismo del futuro. la religión cristiana se debe encerrar en la esfera de la vida privada. Paramio. con los planteamientos de dirigentes e intelectuales del PSOE como J. Voy a reconstruir el p e n s a m i e n t o existente sobre las relaciones izquierda-cristianismo q u e d e un m o d o explícito e implícito. Estas declaraciones reflejan también el pensamiento sobre el cristianismo y la Iglesia defendido p o r u n sector significativo de intelectuales que. El socialismo es un movimiento laico que deja la cuestión religiosa en una esfera personal. me parece que esa es la fórmula sana de articulación de una sociedad. d a d a la influencia del materialismo marxista "a lo Kaustky" en Pablo Iglesias.... Esta tesis. que los valores cristianos son valores individuales que n o tienen que incidir en la configuración y articulación ético-política de la sociedad. digamos marxiano. Vera y tantos otros. el socialismo en su planteamiento estratégico y en su planteamiento de sujetos sociales no va a ir en España por un planteamiento de considerar el catolicismo o la posición religiosa como un valor añadido que potencie la progresividad de un sujeto social. se hallan muy cercanos al PSOE y se insertan en u n a línea d e p e n s a m i e n t o radical-liberal. Al cristianismo sólo se le concede la capacidad de motivar internamente ciertos comportamientos. casi romántico. entre los q u e destacan M. Vargas-Machuca y otros que suelen expresarse en las dos revistas teóricas más importantes del PSOE y su e n t o r n o intelectual: Leviatán y Zona Abierta. motivaciones y creencias cristianas n o pertenecen al campo de la cultura pública. absolutamente respetable. contrasta. Desde esta tesis central. si el tema de los valores debe ser incluido dentro de la cultura pública de la izquierda. Quintanilla. absolutamente antiguo.. Esta tesis h a estado siempre muy presente en el PSOE. L. A. (En Álvarez Bolado y otros: 1989. M. (no hay en el PSOE) el viejo reflejo. defiende esta corriente ideológico-política d e n t r o del PSOE. la filosofía d e la ciencia q u e sostiene esta tesis está m u c h o más elaborada. La concepción actual es laica donde ni se entra ni se sale en las creencias particulares.. que deja fuera de la cultura de la izquierda a los valores. Ycon esto no quiero minusvalorar lo que puede tener el cristianismo y el catolicismo para fortalecer las convicciones personales progresistas de mucha gente. Ni siquiera se contempla a los movimientos progresistas presentes en el cristianismo... Hoy. 283-287). motivaciones y demandas propios del m u n d o cristiano. Benegas y j . empirista. Escudero d e t e r m i n a . Reflejan toda la línea d e nuevo pensamiento socialista postmarxista elaborado por intelectuales y dirigentes del PSOE.. de la religión como opio del pueblo. Los valores. Por tanto. La nueva crítica socialista de la religión cristiana Las declaraciones del coordinador del Programa 2000 son algo más q u e u n a opinión personal. Las posiciones filosóficas y gnoseológicas de F e r n a n d o de los Ríos h a n sido muy minoritarias en la cultura filosófica d o m i n a n t e en el partido durante gran parte de su historia. La política de privatización forzada de la religión se basa en u n conjunto de premisas teóricas y analíticas — q u e también están influyendo en ciertos intelectuales d e la izquierda reformista latinoamericana y en la actitud de éstos hacia la teología de la liberación— q u e es necesario estudiar con detalle. sin ser socialistas. Araquistain. cientificista y positivista.\jA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR duales. U n tipo de cultura muy marcada por un materialismo inmanentista. el coordinador del Programa 2000 del PSOE entiende por privatización de valores y motivaciones cristianas la exclusión socialista de los mismos en la cultura pública del partido. directo e indirecto. M. gracias a 164 165 . sin embargo. c o n d e n s á n d o l o en t o r n o a seis tesis: 1 -) La izquierda debe f u n d a m e n t a r su cultura política en el racionalismo crítico y materialista.

u n irracionalismo incompatible con la verdad de la ciencia y. R. Según ellos. Esta corriente ideológico-política f u n d a m e n t a además la ética del socialismo en el llamado egoísmo racional o altruism o utilitarista. como. sus planteamientos éticos h a n de ser verificables y es- tar sometidos a la ley científica de la p r u e b a y del error. Desde estas premisas. el c o m p o r t a m i e n t o h u m a n o está marcad o por el cálculo racional del interés propio. el individualismo de izquierdas y el h e d o n i s m o . Desde esta perspectiva. Para los representantes de este pensamiento. el kantismo. esto es. 2 a ) La ética socialista ha d e fundamentarse e n el racionalismo materialista. Se trata de construir u n a izquierda en u n m u n d o real y n o ideal. así. Quien piensa lo contrario n o conoce científicamente el comportamiento real d e los individuos y confunde éste con las tesis totalitarias de la ética colectivista q u e i m p o n e p o r decreto la solidaridad. Para estos intelectuales n o existe u n a tradición histórica de izquierda que haya sido cristiana y la cultura socialista siempre ha estado en las antípodas del transcendentalismo del cristianismo. este autor. la existencia innegable de u n cristianismo emancipatorio n o debe conducir a u n a reformulación de las teorías sobre la religión propias del marxismo clásico y de la Ilustración. Este planteamiento es d e n o m i n a d o p o r Paramio en su obra Tras el diluvio c o m o "altruismo utilitarista". mitológica. Se rechaza. capaces de tener fe en dogmas inverificables desde la epistemología racional propia de la cultura de la izquierda. Vargas-Machuca lo expresa clar a m e n t e en la profunda y muy densa p o n e n c i a presentada en el Congreso "Euroizquierda y cristianismo" con el título "La interpelación de la izquierda española al cristianismo". si hay q u e r e e m p r e n d e r el diálogo entre izquierda y cristianismo. sólo es racional aquello que es científicamente verificable. como veremos— que concede gran importancia a la teoría marxista clásica sobre la sustancia de la religión como encarnación de la ideología deformada. es profesado por personas con u n a mentalidad anticientífica y. por tanto. Según estas teorías. H a de rechazarse el irenismo politicista de u n a izquierda que busca el contacto con el m u n d o cristiano. la racionalidad socialista h a de estar vinculada a u n a concepción materialista y cientificista de la razón y de la verdad y n o a premisas éticas idealistas. : 1991. al igual q u e Paramio. prefiere basar el f u n d a m e n t o de la n u e va ética socialista en el p e n s a m i e n t o de u n autor liberal social c o m o Rawls. "desde luego n o p o r la vía de Kant. basado en el individualismo metodológico. el altruismo utilitarista. p o r fin. en parte. Para él. u n m u n d o m a r c a d o p o r el deseo de realización individual al que n o se p u e d e n ni se deben enfrentar los socialistas racionales que. Para estos intelectuales del PSOE. a p r e n d e n d e Osear 166 167 . La ética del a m o r propio es la que p u e d e conducir más racionalmente al socialismo liberal. La existencia de cristianos de izquierda n o convierte en verdad ilustrada el contenido del cristianismo. Albert y otros. bien sean kantianas. La moral del socialismo h a de ser también racional y científica. la vía del socialismo ético n e o k a n t i a n o y la corriente histórica del PSOE sobre esta cuestión representada p o r F e r n a n d o de los Ríos. 99). cristianas o de otro idealismo moral similar. Por el contrario. El cristianismo es y sigue siendo u n a religión.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR la teoría materialista de la ciencia desarrollada p o r Quintanilla y al apoyo en el racionalismo crítico de Rorty. El socialismo ha de generar incentivos de recompensa egoísta q u e motiven p a r a construir las políticas d e solidaridad q u e p r o p u g n a . el nuevo marxismo analítico y la teoría de la elección racional. el egoísmo racional. Afianzar el socialismo en este tipo de racionalidad filosófica es básico para orientar la racionalidad estratégico-política. W . la cultura política del socialismo postmarxista inevitablemente está basada en u n tipo muy específico de agnosticismo —existen otras modalidades de agnosticismo dentro del PSOE. Son rechazables éticas idealistas y abiertas a lo religioso. q u e fue el prim e r o en manifestar la necesidad de la religión para dar salida a los dilemas d e u n a razón ilustrada" (en AA. olvid a n d o profundizar las diferencias ideológicas tradicionales de la izquierda con el cristianismo. p o r ejemplo. el paradigma ético del socialismo es el individualismo de izquierdas basado en la cooperación para alcanzar el beneficio m u t u o y asegurar la a r m o n í a social q u e p e r m i t a la realización del individuo.

La izquierda ha tenido siempre u n a vocación de moralización de la sociedad a la que n o debe renunciar. 32 y 161). La ética del cristianism o . La ética de la izquierda y del socialismo ha de ser u n a ética antropocéntrica. La ética del cristianismo es teológica y. ni exigir de nadie q u e esté dispuesto a dar su vida p o r los demás. La complejidad de la estructura social actual estrecha m u c h o los márgenes de m a n i o b r a para u n a izquierda que n o quiere instalarse establemente en el territorio ucrónico de la utopía y n o desea r e n u n c i a r a las reformas posibles en un espacio y 168 169 . casi inexorablemente. impiden q u e ésta llegue al g o b i e r n o . Para esta corriente socialista es muy importante que los niños y jóvenes se socialicen en u n a ética civil racional a través del sistema de enseñanza. por tanto. La ética del cristianismo es antihedonista y sacrificialista y sólo p u e d e arraigar en contextos tercermundistas marcados p o r el sufrimiento y la necesidad de teodiceas de redención. en vez de incentivar motivaciones racionales de recompensa egoísta. W : 1991. Este quehacer n o pasa p o r potenciar la vieja e idealista ética del h o m b r e nuevo que ha e n g e n d r a d o el totalitarismo en n o m b r e de u n a moral marxista-leninista. c o m o escriben Quintanilla y Vargas-Machuca en La utopía racional—uno de los libros más importantes sobre el nuevo p e n s a m i e n t o socialista— "el socialismo del futuro n o d e b e esperar n a d a de los profetas. según los intelectuales d e esta corriente socialista.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DIAZ-SAIAZAR Wilde c u a n d o dijo: "El socialismo n o funcionará p o r q u e nos cuesta demasiadas tardes libres". La idea de la racionalidad materialista y científica como filosofía más apropiada por u n socialismo postmarxista les lleva a enfatizar el realismo político y a proteger la política de la izquierda de las propuestas de nuevas formas de socialismo utópico q u e son totalmente inviables y. la nueva ética del socialismo tiene que estar imbuida de hedonismo. (Quintanilla y Vargas-Machuca: 1989. En este sentido. en la medida en que n o se cor r e s p o n d e con la naturaleza h u m a n a realmente existente y. n o p u e d e dejar de ser profética y utópico-revolucionaria. 4 a ) El realismo político h a de marcar la orientación d e la izquierda. t e n i e n d o en cuenta q u e la política se realiza en u n c a m p o de fuerzas en el que es inevitable la transacción y el pacto con g r u p o s muy diversos. 98). La ética del cristianismo n o es adecuada para el socialism o . por ello. irracional. soteriológicos y escatológicos... maoísta y castrista del deber ser. Éste h a de ser laico y ha de excluir la enseñanza de la religión en la escuela pública como asignatura curricular. a la q u e aspiran j u s t a m e n t e los trabajadores. q u e renuncia a Dios y n o requiere fundamentación teocéntrica. Desde esta perspectiva. p e r o . La obsesión moral del cristianismo con la temática de los pobres. El socialismo sólo puede tener u n a utopía racional. La ética que ha de impulsar la izquierda postmarxista es u n a ética civil basada en los derechos h u m a n o s y fundamentada en morales racionales sin componentes transcendentalistas. Vargas-Machuca afirma que es "improcedente apelar al Absoluto como fundamento de u n ideal propio de justicia" (en AA. Se basa en mandamientos y consejos que n o son ni argumentables racionalmente ni universalizables y. verificable y susceptible d e ser realizada en u n plazo razonable. fundamentalismos de todo tipo. de los teólogos del Tercer Mundo". la idea d e la revolución h a p e r d i d o toda posible relevancia para las sociedades avanzadas de nuestro tiempo y es u n patrimonio. el sufrimiento y el sacrificio n o es apta para construir u n a izquierda q u e aspira a ser mayoritaria en u n a sociedad reconciliada con la cultura burguesa del bienestar. más bien escaso. La izquierda está al servicio de hacer posible y real u n m u n d o c e n t r a d o en el placer y n o el sacrificio. q u e de ser asumidas. La ética del Evangelio es u n a moral de máximos que engendra. hace u n llamamiento a la conversión moral solidaria impracticable por parte de la mayoría de la población. Se basa en u n altruismo radical del desinterés y la desposesión que es idealista e iluso. 3 a ) La ética laica y pública q u e p r o p u g n a la izquierda c o m o c e m e n t o ideológico-moral de la sociedad ha de estar c e r r a d a a la religión. debe limitarse a ser u n a ética privada de los creyentes sin interferir en la legislación del Estado y en la ética civil de la sociedad.

lo cual. : 1981. según estos intelectuales socialistas. Si el núcleo cultural del socialismo fuera u n a ética radical. En primer lugar. W . El socialismo n o es otra cosa que u n peculiar procedimentalismo para hacer q u e la justicia y la igualdad vayan avanzand o paso a paso en cada sociedad. El cristianismo de liberación presente en E u r o p a . a ideales de justicia plena y completa y asumir u n a teoría de la justicia incompleta y fragmentaria. en América Latina y otros continentes es otra cosa bien distinta. al contrario. pues u n a filosofía política n o p u e d e disolverse en filosofía moral. impulsándolo y ampliando la base social de apoyo. La izquierda socialista y postmarxista h a de adelgazar su moral y sus propuestas. en d e t e r m i n a d a s circunstancias p u e d e n favorecerlo. la del llamado "cristianismo de liberación". p o r q u e su base social radica en países de capitalismo avanzado y tiene unas d e m a n d a s muy precisas que han de ser prioritariamente satisfechas. reconciliándose con la realidad y n o dejándose alien a r con las seducciones de utopías imposibles. El pacifismo a ultranza es inviable.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR tiempo bien determinados. La racionalidad materialista alumbra la racionalidad económico-política y científico-técnicadel "socialismo factible" (Paramio) q u e n o espera la h o r a mágica revolucionaria. a título individual. Pero ello n o requiere enredarse en diálogos que buscan la convergencia ideológica entre izquierda y cristianismo. El socialism o h a de ser factible y n o p u e d e configurarse m e d i a n t e u n c o m b i n a d o de internacionalismo. o p o r propuestas éticopolíticas basadas en el radicalismo propio del Evangelio. Sin embargo. lleva a la "ambigüedad y la confusión teórica" (Vargas-Machuca en AA. n o va a incurrir en la contradicción de sustituir a h o r a aquélla por otra cultura revolucionaria. se considera conveniente realizar u n a crítica teórico-política d e éste. El "socialismo factible" n o afirma q u e los cristianos. basada en u n igualitarismo radical con los empobrecidos del sur y del n o r t e . dadas las diferencias d e principio entre estas dos tradiciones. 93). Si el "socialismo factible" es postmarxista. en vez de u n a racionalidad filosófica materialista. disminuyend o el bienestar material de u n a población que n o tiene como meta el ascetismo ecologista. el "socialismo factible" experimentaría u n a constante contradicción entre su fundam e n t o cultural y sus posibilidades de realización. a través de políticas de discriminación positiva a favor de la igualdad de las mujeres. Esta operación pasa p o r dar prioridad a la integración europea. o las Iglesias n o p u e d e n colaborar en el reformismo social. 5 a ) La izquierda n o debe refundarse desde el radicalismo ético-político del cristianismo. es u n a interferencia indeseable p o r q u e dificulta la reorientación ideológica reformista p r o p u g n a d a p o r el paradigma del "socialismo factible". sin mala conciencia. ecologismo y pacifismo. sumando reformas progresivas en todos los ámbitos de la estructura social. desde el p u n t o 170 171 . por h a b e r tenid o que hacer u n ajuste de cuentas con la cultura revolucionaria del marxismo. El ecologismo político radical conlleva políticas de desindustrialización y contención del crecimiento q u e obligarían a rebajar la producción y el consumo. La cultura política del cristianismo de liberación es distinta a la tradicionalmente representada p o r el social-cristianismo de m u c h o s demócrata-cristianos progresistas y d e n u m e r o sos socialdemócratas q u e n u n c a h a n sido marxistas. h a de concentrar sus energías en lograr insertar a cada país en el nuevo m a r c o de competitividad intracapitalista y adaptar su aparato productivo al cambio tecnológico. y aspectos parciales del ecologismo (producción limpia y reciclado) y del internacionalismo (ayuda oficial al desarrollo). La izquierda. dada la influencia del cristianismo de liberación en Europa y América Latina y los planteamientos de ciertas izquierdas de ambos continentes que están insertando la cultura política d e este tipo de cristianismo en sus proyectos de refundación. Eso significa renunciar. cristianismo. q u e a b o m i n a de la apocalíptica y del milenarismo presente en la cultura de la llamada izquierda alternativa y q u e es atea frente a la escatología intrahistórica de la sociedad perfecta diseñada en las utopías del comunism o y del anarquismo. La carga utópica del cristianismo. d a d a la necesidad de fortalecer u n organismo militar internacional. En el "socialismo factible" sí caben el feminismo.

de ser aceptada en el orden de prioridades q u e los cristianos exigen. El radicalismo evangélico del cristianismo. sería absurdo detener el proceso de profundización laicista del sistema escolar. Este tipo de cristianismo es lógicamente rechazado p o r u n pensamiento socialista q u e aboga p o r la "autocontención de aspiraciones" y por la r e n u n c i a expresa al "mito de la Justicia con mayúscula" (Vargas-Machuca e n AA. se diferencia sustancialmente de la religión cristiana. Desde este rechazo. El laicismo se basa en la concepción de que el cristianismo n o es (de nuevo la vuelta al "debiera ser" implícito en la definición del Programa deErfurt) otra cosa que u n modelo de vida moral y religiosa de la vida privada que n o debe salir de este recinto. c u a n d o es asum i d o políticamente. c u a n d o se asum e n . Esta cultura política centrada en la pobreza impide captar la estructura social realmente existente y. 94 y 98). llevaría a la izquierda — q u e tiene q u e buscar alianzas. Si para u n a cultura ilustrada la religión cristiana es moral y políticamente irrelevante. en AA. 6-) El laicismo d e b e seguir siendo u n a seña de identidad de la izquierda.lA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR de vista de la cultura política. Los cristianos de izquierda sobrecargan de radicalismo los programas d e partidos y sindicatos. sólo cabe m a n t e n e r u n a indiferencia desdeñosa sobre esta religión. Ahora bien. construcción del Reino de Dios en la historia i n u n d a n el proyecto socialista y. Más bien se esfuerza p o r fundamentar u n a cultura socialista que cree anticuerpos frente a veleidades irracionales de contaminarse con la cultura del cristianismo. hoy n o se identifica con u n anticlericalismo agresivo. Consiste. W . con las clases medias— a la marginalidad. Este ha sido también u n c o m p o n e n t e cultural bien vivo en toda la historia del PSOE. sobre todo. éste ciertamente adquiere u n rostro evangélico fácilm e n t e vislumbrable. que p o r tradición y definición. Todo el armazón teórico a n t e r i o r m e n t e presentado n o p u e d e sino desembocar e n la reivindicación del laicismo c o m o seña de identidad del socialismo. 94). W : 1991. según los socialistas postmarxistas. salvación. el "socialismo factible" fundamenta su cultura política en u n a moral a d a p t a d a a la racionalid a d de los medios para conseguir objetivos alcanzables e n espacios d e tiempo n o muy dilatados. mesianismo. Esta tesis lleva al desarrollo de u n a doble tarea de privatización de la religión: a) declarar la exclusión de la cultura socialista de la éti- 172 173 . según estos ideólogos. Esta operación laicizadora debe completarse con otra tarea más difícil que es la de acotar el espacio de influencia de u n a institución potente como la Iglesia que inexorablemente tiende a intervenir en la vida del Estado y de la sociedad civil. Sí se conecta con el deseo de reforzar unas señas de identidad más caracterizadas p o r marcar distancias con el transcendentalismo religioso q u e p o r entablar u n diálogo con el cristianismo que implicara cambios en el interior de la cultura socialista. este ingrediente cristiano-evangélico en la refundación del socialismo tiene unas implicaciones muy concretas que refuerzan u n a idea peculiar de socialismo. creación del h o m b r e nuevo. en u n a intramundanización de categorías y convicciones evangélicas que se transfieren y trasladan directamente a la crítica social y a la acción y al pensamiento político. La crítica del cristianismo de izquierda refuerza las conclusiones a las q u e se había llegado en el trabajo de revisión del socialismo marxista. Este laicismo socialista n o es directamente antirreligioso. Las categorías cristianas de utopía. interfiriendo las iniciativas legislativas del Estado o p r e t e n d i e n d o configurar la opinión pública con sus planteamientos éticos. i n u n d á n d o l o s de radicalismo e izquierdismo. Evidentemente. La centralidad que los cristianos otorgan a la liberación de los pobres y a la consideración de éstos como objeto y sujeto primario y principal de la política hace que estas personas religiosas tengan siempre u n a revolución p e n d i e n t e y p r e t e n d a n que la izquierda se centre en u n sector social q u e n o es el mayoritario en Europa. U n a vez establecida la crítica racionalista y política del cristianismo. llena la cultura socialista de "excesivas pretensiones emancipatorias" (Vargas-Machuca. n o esperar n a d a de ella y n o olvidar sus perversiones históricas. Este tipo de socialis- m o rechaza refundarse desde el cristianismo p o r n o ser culturalmente posible y p o r n o ser políticamente deseable. : 1991.

La religión cristiana como un asunto privado U n a muestra clara de la nueva concepción de la religión cristiana como cuestión privada. Pertenece a mi vida privada y n o tiene nada que ver con la opción política que defiendo" 4. W . militantes y votantes del PSOE y de IU tienen esta concepción de la religión. Las siguientes afirmaciones de A. B. b) repeler todo intento de la Iglesia d e guiar la moral pública o la legislación del Estado desde su doctrinarism o ético fundamentalista. Negativa. b) coexistencia pacífica con las instituciones religiosas e incluso sostenimiento económico d e las mismas. Ningún favoritismo de u n a confesión. al m í n i m o el espacio y el ámbito de diálogo y convergencia con el m u n d o cristiano. El Partido Socialista Portugués. 580). Esta tendencia ideológico-política está muy presente en bastantes dirigentes e intelectuales del PSOE. en el q u e se declara q u e "los socialistas respetan la pertenencia a u n a religión o a u n a visión del m u n d o n o religiosa. : 1991. la percepción de la religión como cuestión privada se conecta con u n a política de laicismo pragmático y suave que presenta los siguientes rasgos: a) tolerancia y hasta apoyo a manifestaciones de religiosidad popular de corte lúdico-folclórico. Esta es también la posición d o m i n a n t e en el PSF y en el PSOE. ningún sostenimiento de u n a institución confesional p o r parte del Estado". la inmensa mayoría de los dirigentes. p e r o n o es la única existente en el socialismo español como p o d r e m o s ver más adelante. El presidente del SPO. siempre que éstas n o interfieran la vida política. U n a línea parecida es la q u e inspira el p r o g r a m a de este partido en 1958. cuyo actual líder es el católico A. p o r tanto. con lo cual la religión p e r m a n e c e c o m o u n fenómeno de ritualización social sin repercusiones socio-políticas. En ocasiones.99). d) consideración de la religión c o m o un gusto personal respetable. Incluso bastantes cristianos q u e pertenecen o votan a estos partidos también la defienden yjustifican teóricamente. Guterres sintetizan muy bien esta orientación: "No utilizo políticamente mi condición de católico practicante. de toda coerción moral. 577). pues. (En Luciani: 1990. La Iglesia más institucional es rechazada p o r su fundamentalismo y la de base p o r su radicalismo. especialmente los relacionados con la educación y la configuración de la moral y la opinión pública. La convivencia en sociedades complejas requiere que las convicciones fuertes —ideologías y religiones— se privaticen. es la contenida en el programa de 1947 del SPO (Partido Socialdemócrata Austríaco) en el que se afirma que "la religión es u n asunto privado. en c u a n t o la consideran u n a íntima decisión de cada h o m b r e particular" (en Luciani: 1990. propia de la interpretación liberal del Programa deErfurt. ratificó esta concepción en el congreso del partido celebrado en 1959: "Nosotros somos u n partido tolerante p o r lo q u e atañe a los problemas de cos- movisiones. seguridad de la libertad de fe y del libre ejercicio del culto.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR ca y la cultura políticas conectadas con el cristianismo: "Los modelos morales de vida privada deberían ser excluidos del ideario y de los programas políticos" (Vargas-Machuca en AA. c) reducción p o r medios directos o indirectos de la influencia religiosa en ciertos medios de socialización. laicismo y m a n t e n i m i e n t o y hasta apoyo de la religiosidad popular folclórica son absolutamente compatibles. Guterres. q u e n o trasciende la esfera privada y q u e está destinado a diluirse a m e d i d a q u e avance el proceso de modernización. se sitúa claramente en esta posición de tolerancia y respeto de las convicciones religiosas y relegamiento de las mismas a la esfera privada de cada militante. Cada u n o de nosotros en su vida personal p u e d e vivir conforme a las exigencias d e su credo". Este laicismo socialista reduce. e) percepción de la religión cristiana c o m o 174 175 . P i t t e r m a n n . 581). (En Luciani: 1990. Nosotros p o d e m o s tener buenas relaciones con cada c o m u n i d a d religiosa o cosmovisión. Ahora bien. En España. La religión y la política son ámbitos totalmente diferentes de la vida y la mejor forma de m a n t e n e r sus identidades y roles específicos es evitar las interferencias entre ambas.

La dimensión privada y pública de la religión cristiana En las elaboraciones de diversos partidos de izquierda aparecen ciertas innovaciones ideológicas respecto a la tradición marxista q u e a r r a n c a del Programa de Erfurt.. El movimiento socialista no pretende tomar decisiones sobre las cuestiones más interiores de cada persona. como las convicciones socialistas. ya q u e se destaca la doble dimensión privada y pública q u e tiene la religión cristiana en la política y la cultura de la izquierda..LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR u n h e c h o cultural residual al que n o merece prestar atención a la h o r a de elaborar la cultura de la izquierda. En u n a carta a Palme y a B r a n d t (mayo de 1972) se refería a esta doble dimensión privada y pública de la religión en los siguientes términos: Los socialistas respetamos la profesión de una fe religiosa como de una Weltanschaunng (cosmovisión) no religiosa como decisión íntima y exclusiva de cada uno. (En AA. sino p o r respeto de las opciones de conciencia de cada u n o . es u n a com u n i d a d d e h o m b r e s q u e provienen de diversas corrientes de pensamiento y de fe. Toda persona religiosa puede ser un socialista democrático. Así. por otro lado. interviene de manera muy activa en la esfera político-social. Socialismo y religión no están en contraposición. Luchan contra la miseria indigna del hombre y la explotación y se comprometen con la creación de un orden social más justo. Por u n lado. partiendo de valores de tipo humanístico o de principios marxistas o de otras concepciones religiosas. en cuanto decisión íntima de cada uno y estímulo precioso para una participación activa a nivel social. Él ha sido u n o de los líderes de la izquierda europea que más h a impulsado el acercamiento al m u n d o cristiano. pero. e n c a r n a muy bien esta actitud ante la cuestión cristiana. se destaca la dimensión pública de la religión cristiana al afirmar que el socialismo democrático en E u r o p a "tiene sus raíces en la ética cristiana. Los socialistas respetan tanto la fe religiosa como la visión no religiosa de la vida.. : 1987. n o por falta de comprensión o por indiferencia en la confrontación de las concepciones del m u n d o o de la verdad religiosa. Los socialistas miran con profunda simpatía el mensaje cristiano que. (En Luciani: 1990. 70). 588). Kreisky. cuyo c o n t e n i d o n o d e b e ser d e t e r m i n a d o ni p o r u n partido ni por el Estado". es la comunidad de los creyentes. La libertad absoluta de fe y de pensamiento no debe ser limitada ni por el Estado ni de ningún modo. Intentan construirlo con la colaboración de otros movimientos y se reconocen en 176 177 . en el q u e se estableció la siguiente tesis: El socialismo en un movimiento internacional. sacerdotes y laicos viven la fe del Evangelio como un mensaje de liberación del hombre. No son socialistas a pesar de ser cristianos. W . B. participando en diversos debates y encuentros sobre esta cuestión e impulsando la creación de ACUS (grupo de trabajo sobre socialismo y cristianismo) d e n t r o del SPO. sino que reconoce sus méritos y garantiza su libertad absoluta en el ámbito social. luchan juntos por realizar una sociedad mejor. cuyos adherentes. sino propiamente porque son cristianos". un número creciente de obispos. el líder más popular de la socialdemocracia austríaca después d e la II Guerra Mundial. Esta posición lleva a una nueva relación entre la Iglesia y el movimiento socialista. Esta doble dimensión aparece también en el XXIV Congreso del PSÓ (Partido Socialdemócrata Austríaco) celebrad o en mayo de 1978.. Por otro lado. Su acuerdo se funda sobre principios éticos y objetivos políticos comunes". en el Congreso de Bad-Godesberg (1959) del SPD se manifiesta esta doble dimensión. en el h u m a n i s m o y en la filosofía clásica. se establece también la dimensión privada de la religión cristiana al indicar q u e el SPD "no quiere anunciar n i n g u n a verdad última. Éste no tiene intención de sustituir a las Iglesias cristianas y a otros movimientos religiosos. por ejemplo. sostiene el amor por el prójimo y el apoyo en favor de los débiles y desheredados. La Iglesia se presenta de dos formas: por un lado. Son millones los cristianos que luchan en el movimiento socialista por estar convencidos de poder realizar en él sus valores morales.

u n a moral de la resistencia y de la entrega. Mitterrand afirma q u e el cristianism o ofrece al socialismo u n a fuerza interior. Es ésta la q u e me parece ser la verdadera revolución. Daniel. Algunos dirigentes del PSF. la actual ministra Trautmann. Pierre. Expertos en sociología política h a n analizado la influencia específica de los cristianos e n la elaboración d e u n a cultura socialista más centrada en temas c o m o la autogestión y la transformación de la sociedad civil. La izquierda francesa El PSF es u n partido q u e también se sitúa claramente en esta posición respecto a la cuestión cristiana.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR un socialismo democrático. la gran significación moral y filosófica del cristianismo" 5 . Fajardie y Pierre h a n afirmado que la constatación sociológica de la existencia de u n nuevo polo de izquierda. F. ya q u e "la actitud política de los cristianos de izquierda manifiesta u n a cierta especificidad". según ellos. El PSF a b a n d o n ó hace tiempo el tradicional anticlericalismo del socialismo francés y en la mayoría de sus d o c u m e n t o s h a declarado que la religión es u n a cuestión privada q u e ha de ser n o sólo tolerada.586-587). a u n q u e con alguna especificidad. Este intelectual ha elaborado u n concepto restringido de laicidad muy 178 179 . el sindicato socialista. la izquierda cristiana h a logrado. JEC. Según Vignaux. La pasión confiere un valor muy fuerte de fraternidad a los individuos sometidos a las mismas condiciones de sufrimiento y de muerte. h a sido absolutamente decisivo para la llegada del partido al poder. el reconocimiento de tal especificidad n o debe llevar. Mitterrand. dar al PSF la imagen d e su p r o p i o proyecto. a otorgarle u n estatuto público en el PSF. Los dirigentes e intelectuales del PSF reconocen q u e el cambio del voto de grandes sectores católicos. (Portelli: 1977. tanto del m u n d o protestante (Rocard. tradicionalm e n t e antisocialistas. como R. paradójicamente.. J O C . en u n libro d e conversaciones con J. Defferrejospin. sino respetada y n o atacada. es u n h e c h o tan significativo en Francia q u e obliga a pensar "una nueva laicidad" q u e supere la concepción de la religión c o m o u n a cuestión privada q u e n o afecta a la militancia y a la cutura política. humanístico. en este sentido. Fajardie y Ch. un intelectual católico que fue el ideólogo que impulsó el proceso de desconfesionalización de la CFTC (Confederación Francesa de Trabajadores Cristianos) y la conversión de la misma en la actual CFDT. También ha sido muy estudiadas en Francia la presencia del c o m p o n e n t e cristiano en el PSF y la cultura política específica de los militanes socialistas q u e vienen de organizaciones cristianas. Portelli afirma q u e "el Partido Socialista e x p e r i m e n t a u n a afluencia considerable de militantes cristianos q u e tienden a modificar progresivamente la imagen. La desconfesionalización conlleva asumir la autonomía de la política y relegar la religiosidad a otras dimensiones de la vida h u m a n a q u e n o son políticas.. traen u n a cultura política propia q u e "es u n enriquecimiento para el Partido Socialista" y contribuye a diversificar positivamente las referencias ideológicas en éste. los cuales están muy influidos por el concepto de laicidad elaborado por P. constituido p o r numerosos grupos cristianos. su presencia militante ha m a r c a d o al Partido Socialista". H. (EnLuciani: 1990. Ahora bien. especialmente los q u e provienen de Acción Católica. Acción Católica Obrera.. la conciencia religiosa y la conciencia política se sitúan en planos distintos. en parte. ya que ello podría engendrar u n cierto confesionalismo de izquierda. en el que se aborda el tema de su formación religiosa y su concepción del socialismo. h a n destacado la fuerte influencia de los cristianos p o r q u e . Debemos afrontar con el mayor empeño esta realidad y tener presente que existen posibilidades para alianzas y convergencias de gran alcance histórico.. etc. la naturaleza y la implantación del partido. q u e es teóloga feminista) c o m o del m u n d o católico (La Vie Nouvelle. destaca la aportación positiva de los valores cristianos a u n a cultura de izquierdas: "Encuentro extraordinario que esta religión haya escogido por símbolo u n h o m b r e crucificado. Vignaux.179).). Esta posición es aceptada y compartida por la mayoría de los cristianos q u e militan en el PSF.

r o m p i e n d o así la yuxtaposición vida privada-vida pública. La difusión del cristianismo p u e d e constituir. materialista 180 181 . sino comprendiendo y valorando la dimensión pública de las mismas. especialmente si ésta tiene pretensiones omnicomprehensivas. antiguo militante de la J O C (Juventud Obrera Cristiana) y ex presidente de la Unión Europea. En su forma d e c o m p r e n d e r las relaciones entre religión cristiana y política de izquierda. Por u n lado. d u r a n t e el tiempo en q u e presidió la Unión Europea. es el q u e afirma a la vez su dimensión pública al declarar q u e la doctrina económica y social de la Iglesia y la espiritualidad (religiosidad) cristia- n a son "una corriente fluida que debe alimentar el río de la política" (Delors: 1996. (Delors: 1996. Los comunistas franceses se sitúan también en esta posición. Delors h a sido u n político del PSF muy m a r c a d o por el pensamiento de P. q u e h a tenido m u c h a fuerza en el partido. u n antídoto contra la expansión del individualismo insolidario que dificulta el arraigo de los proyectos políticos basados en la solidaridad social. c r e a n d o para ello en el Comité Central u n Departamento de relaciones con los medios y movimientos cristianos.LA IZQUIERDA Y EI. Ésta abogaba por u n sindicalismo y un gobierno "técnicamente revolucionario" y conscientemente alejado del ideologismo que h a marcado durante m u c h o s años a la izquierda. Se rechaza asumir el cristianismo c o m o u n a cultura del partido. sus reflexiones y sus acciones están impregnadas de cristianismo. En esta línea ha alentado a las Iglesias a intervenir en la vida pública en cuanto sujetos activos de la sociedad civil: "Los obispos y los curas tienen el d e b e r de afirmar sus convicciones. 260). El mismo Delors q u e rechaza el uso politicista de la religión cristiana. el PCF ha intensificado su política de acercamiento a los cristianos para que se incorporen al partido. Hacen falta profetas y n o sólo compañeros comprensivos y solidarios". ya q u e éste es marxista y. Vignaux. Esta convicción es la que le llevó a crear. la religión es un asunto ante todo personal e íntimo. Vignaux n o ha pensado u n tipo de laicidad cristiana que u n a el combate contra el confesionalismo de izquierda y la elaboración creativa de praxis y cultura política desde el cristianismo. para reforzar los vínculos sociales y luchar contra la exclusión social. Piensa que "la influencia de los cristianos pasa p o r las personas y n o p o r los partidos" (Delors: 1996. el ser instancia crítica frente a toda racionalidad socialista que quiera marcar a la izquierda con u n a sola filosofía. en este sentido. Este importante político del PSF. 265). destaca la necesidad de la aportación cristiana para transmitir los valores de la comunidad y la responsabilidad con el sufrimiento ajeno. sino también a u n a concepción muy desideologizada del quehacer político que fue la que a c o m p a ñ ó en la década de los sesenta y setenta a la que se llamó "segunda izquierda" francesa. Vignaux otorga a la conciencia religiosa u n único rol público d e n t r o del socialismo. según Delors. J. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR asociado n o sólo a u n a férrea distinción de planos (política y religión c o m o esferas independientes). como argumento de autoridad o como reclamo electoral. Según él. ya que se considera que son afines a los objetivos de la izquierda. Delors insiste en la necesidad de n o utilizar la religiosidad como arma arrojadiza. La presencia de cristianos en el PCF desde los tiempos de la resistencia contra el nazismo h a sido u n factor que ha llevado progresivamente a ciertos cambios respecto a la teoría leninista sobre la religión. Reconoce que su sensibilidad social. cuyo principal responsable es M. 260). La posición intelectual q u e a c o m p a ñ a esta política es la siguiente: se apela a los cristianos. Gremetz. n o m a r g i n a n d o sus convicciones religiosas (como hacía el leninismo). Desde mediados de los años setenta. la dimensión pública de la religión se sitúa paradójicamente en la configuración de u n sistema interior d e valores y principios morales q u e deb e n marcar la actuación en la vida pública. y desde ahí enfatiza el carácter e m i n e n t e m e n te privado y personal de la religiosidad. u n a célula de prospectiva articulada en t o r n o a la idea de "dar u n alma a Europa" y a organizar encuentros con representantes de diversas confesiones cristianas para escuchar sus aportaciones a la construcción europea. Él h a subrayado con especial énfasis la doble dimensión de la religión cristiana. A diferencia de Mounier. pero se niega a hacer de su condición de cristiano una seña de identidad política.

no se pueden identificar ni con los socialistas ni con los comunistas. bien sea un espíritu religioso cristiano. en el libro colectivo Partidos marxistas: programas e ideologías (Anagrama) rechazó la teoría marxista de la religión como opio del pueblo desde su observación de "mucha gente que ha o p t a d o a partir de planteamientos religiosos p o r u n a lucha contra la opresión". T i e r n o rechazaba la teoría marxista de la religión como opio del pueblo y pensaba. Estos militantes católicos deben ser integrados en el proyecto de la izquierda. Lo que no ve es personalizado ese Fundamento. aunque están alineados con unos y con otros. (González: 1976. En 1976 Felipe González destacaba la existencia de grupos cristianos con u n a cultura política de izquierdas específica y con u n a "personalidad propia" que era conveniente integrar en el proyecto de la izquierda: Hoy es necesario ir más allá de los socialistas y de los comunistas. La izquierda española En España existen dirigentes políticos e intelectuales de izquierda que afirman este doble carácter de la religión cristiana. Evidentemente. Él siempre se declaró marxista. no se puede desconocer el nacimiento de nuevas fuerzas de izquierda en el interior de la Iglesia. El establece u n pun- 182 183 . pues entonces n o se establecía lo q u e él llamaba "la frontera de los fundam e n t o s metafísicos".. Nuestra pretensión es la de colaborar. una inteligencia problemática que no acaba de entender la posibilidad de la transcendencia del mundo. p o r el contrario. T i e r n o Galván manifestaba u n aprecio positivo d e la religiosidad interior: La religión es necesaria y el agnóstico tiene sus compromisos con el Fundamento.. Por otra parte. La distinción metafísica entre socialismo marxista y cristianismo.. bien sea un espíritu religioso vinculado de una u otra manera al Fundamento. Pueden.. ante todo. A u n q u e enfatizan que ésta es. también reconocen en ella u n a determinada dimensión pública. q u e en muchas ocasiones la religión cristiana es "estímulo para la libertad". para llegar al 51 por ciento de los votos.. siente un enorme respeto hacia la fe. sobre todo. sobre todo. 3-5. Así que el agnóstico es. cuya dimensión evangélica es muy respetable. El PCF ha optado por la coexistencia d e n t r o de la organización de personas con filosofías y cosmovisiones distintas.. No queremos entorpecer la evolución y el crecimiento del espíritu religioso. racionalista y agnóstico y expresó muy claram e n t e las diferencias filosóficas insalvables entre m a r x i s m o y cristianismo. A diferencia de otros racionalistas. La fe profunda. 78-79). lo cual sirve para reflejar c ó m o d e n t r o de él se reproduce la diversidad cultural que enriquece la vida nacional francesa. sindicatos y partidos y hay que tenerlos en cuenta. Tierno Galván es u n típico representante de la posición q u e estoy p r e s e n t a n d o en este apartado. Es una pena que haya tan pocas instituciones que potencien el espíritu. un cristianismo evangélico. dada la existencia de u n m u n d o cristiano que actúa en la sociedad. Los católicos-progresistas constituyen un sector con personalidad propia que está en la base de ciertos movimientos.1A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR dialéctico. En 1977. el líder d e l PSOE.10). (Tierno: 1985. materialistas y agnósticos españoles. Sí veía clara la convergencia ideológica entre el cristianismo y u n socialismo n o marxista. tener una función de disuasión o persuasión en el momento de la transición democrática al socialismo y contribuir así a obstaculizar la represión brutal de este proceso por parte de la derecha. E. y el aprecio p o r la dimensión interior de esta religión n o llevan a Tierno a establecer u n a dicotomía entre religión cristiana y política socialista. u n a cuestión privada. sólida y auténtica es uno de los fenómenos más interesantes que se producen en la mundanidad. la de entender cada vez mejor el problema de la fe y. sobre todo. debido a un proceso de radicalización que se está desarrollando en la base. Las asociaciones católico-progresistas pueden dar no sólo un soporte para tomar el poder. sino otras Iglesias como las protestantes. p o r un lado. Entre ellas está no sólo la Iglesia católica.

Muchos de estos planteamientos de R... de establecer u n a racionalidad práctico-política d e mínimos. y está guiado por la tentativa de eludir el error más q u e por aproximarse al ideal platónico de verdad" (p. Este autor. Se trata. Vargas-Machuca. q u e manifiesta u n cierto cambio respecto a otras posiciones del autor compartidas con otros intelectuales socialistas. pues. 100). Estas tesis compartidas fueron quizá las q u e movieron en 1989 a la dirección del PSOE a organizar. se muestra favorable a u n a "política contractual" de relación con las Iglesias y el m u n d o cristiano. b) renunciar a dotarse de u n a ontología y u n a epistemología autoritarias. pero potenciaría la convergencia basada en "compartir la estima por determinados valores. señala también importantes condiciones a la izquierda: a) g u a r d a r silencio sobre la epistemología y verdad d e los dogmas cristianos para "no urgar en la interioridad del sentimiento religioso" (p.93).va más allá del interés m u t u o y del estricto sentido de la justicia. En las actas d e ese e n c u e n t r o se p u e d e percibir cómo algunos de los intelectuales q u e elaboraron el Programa 2000 n o querían ir más allá de estos diálogos externos con el m u n do cristiano y rechazaban entrar a debatir cuestiones relacionadas con la asunción del cristianismo en la cultura socialista. : 1991. sin necesidad de realizar u n a operación de mayor calado como sería establecer u n a cultura socialista con fuertes ingredientes cristianos.. 106). ha planteado también la posibilidad de u n nuevo tipo de encuentro entre lo que podríamos denominar u n a izquierda postmarxista y u n cristianismo postmesiánico. p r o p u g n a n la necesidad de la secularización política del cristianismo. Este encuentro n o soslayaría ni ocultaría las diferencias filosóficas existentes.. limitan la inspiración cristiana al ámbito de la ética personal y r e d u c e n la relación izquierda-cristianismo a u n a b u e n a colaboración con la Iglesia para asuntos de bien c o m ú n . 94). Otro intelectual y político socialista. con la colaboración de la Fundación Encuentro. (Vargas-Machuca en AA. El carácter público de la religión cristiana en la izquierda Diversos partidos y dirigentes políticos d e la izquierda europea y latinoamericana han i n c o r p o r a d o nítidamente la di- 184 185 .128). Vargas-Machuca son asumidos por algunos cristianos significativos del PSOE que defienden u n socialismo reformista. n o trasladar a la política el radicalismo escatológico intramundanizado y m a n t e n e r en la estricta privacidad su racionalidad y su moral de máximos. (En Azcárate y otros: 1977. pues "la verdad está repartida" (p. el cristianismo en ocasiones desarrolla experiencias paradigmáticas de solidaridad" (p. W . unas j o r n a d a s con numerosos dirigentes y representantes de organizaciones y movimientos cristianos para plantearles sus objetivos políticos y socio-económicos y escuchar las posiciones del m u n d o cristiano. 94). c) aband o n a r la "racionalidad pretenciosa" y rechazar "el mito de la Razón con mayúscula". R. "pues u n racionalismo a la altura de nuestro tiempo ha a b a n d o n a d o toda pretensión de justificación definitiva del conocimiento. Era la primera vez en su historia que el partido tenía u n a iniciativa de este género y suponía u n reconocimiento del m u n d o cristiano como m u n d o social específico dentro de la sociedad civil. que presenta u n p e n s a m i e n t o más matizado y complejo sobre la temática cristiana que otros representantes de la ideología socialista postmarxista. d) apreciar la ética de la compasión q u e proviene del m u n d o cristiano: "La solidaridad es algo más q u e la cooperación .. Esta concepción. Éste debería ser capaz de controlar sus excesos liberacionistas. después de realizar u n a crítica ideológico-política del cristianismo radical y de establecer u n a serie de requisitos para que sea posible la deconstrucción de su mesianismo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR to de encuentro entre las dos tradiciones basado en el h e c h o de "que la valoración ética del m u n d o desde la ideología del socialismo y la valoración ética del m u n d o desde el cristianism o tienen muchos puntos de coincidencia en la práctica.. Esto explica la presencia de cristianos en partidos socialistas y que algunos socialistas se interesen cada vez más p o r ciertos aspectos del cristianismo". lo que lleva a sostener conjuntamente programas políticos que se estiman acordes con aquellos valores".

n o niegan la dimensión privada de la religión cristiana. Es un movimiento político y moral-cultural que se esfuerza en formar el orden social según principios socialistas. sea que se inspiren en principios religiosos o humanitarios. el PSE-PSOE. así como la ligazón de la religión con un determinado partido político. presidente del SPÓ (Partido Socialdemócrata Austríaco). En esta línea se e n c u e n t r a n hoy los italianos PDS (Partido Democrático de la Izquierda) y PRC (Refundación Comunista).578)..LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR mensión pública del cristianismo en su cultura y práctica política. Sea q u e los socialistas funden sus convicciones sobre el m a r x i s m o o sobre otros m é t o d o s de análisis social. En ella se presenta al cristianism o n a d a m e n o s q u e c o m o u n o de los fundamentos d e las convicciones socialistas: "El socialismo democrático es u n movimiento internacional q u e n o p r e t e n d e u n a rígida uniformidad de concepciones. A. Para este intelectual marxista. 959-960). La izquierda alemana.. introduce u n cambio espectacular respecto a los planteamientos dominantes sobre la cuestión cristiana en la II y la III Internacional. La declaración de principios de la Internacional Socialista en Francfort (1951). IU. El h e c h o central que h a reforzado la superación de la concepción d e la religión cristiana c o m o cuestión privada es la presencia de movimientos cristianos q u e en E u r o p a y en el sur del m u n d o realizan u n a praxis radical de transformación social e introducen en la preocupación política cuestiones c o m o las condiciones de vida de los más pobres de los países capitalistas y la miseria d e los pueblos del sur del planeta. el FMLN de El Salvador y otros partidos de América Latina. el FSLN de Nicaragua. presidente del SPD. celebrado en Estocolmo en 1953. llegando a superar los límites de la formulación contenida en el Programa deErfurt. En el III Congreso de la Internacional Socialista. inició el cambio respecto a la tradición q u e consideraba la religión como u n a cuestión privada al afirmar e n la Conferencia Nacional del SPD celebrada en 1945 q u e "en el interior del partido existe un lugar tanto p a r a los q u e vienen movilizados p o r el espíritu del Manifiesto Comunista c o m o p a r a los que están motiva- 186 187 . los movimientos cristianos emancipatorios son u n o d e los aliados preferentes del socialismo m o d e r n o y manifiestan el resurgir de los valores evangélicos originarios en los cinco continentes. así como significativos intelectuales de izquierda. (En Luciani: 1990. Como es lógico. Schaff. presentó u n d o c u m e n t o sobre socialismo y cristianismo en el que se declaraba que éste era u n a de las fuentes del socialismo: La política socialista es la consecuencia práctica de una ética que puede nacer de fuentes religiosas o no religiosas. la p r i m e r a que se elaboró después de la II Guerra Mundial. Veamos a continuación c ó m o las diversas izquierdas europeas y latinoamericanas h a n manifestado q u e el cristianismo más fiel a sus características originarias es u n a cuestión pública para la izquierda.. el PT de Brasil. pero lo que más enfatizan es su dimensión pública. La constatación de la existencia de u n a específica cultura de izquierda de inspiración cristiana es.. Schárf. el Partido Laborista Inglés. diversos partidos socialistas y verdes de centro y n o r t e de Europa. los alemanes SPD y Die G r u ñ e n (verdes). Reconoce que en Europa la doctrina cristiana es una de las fuentes espirituales y éticas del patrimonio ideal socialista. (En Luciani: 1990. El socialismo reconoce que fuerzas religiosas y humanistas han formado conjuntamente las tradiciones culturales de todos los pueblos y sus principios éticos. según A. u n h e c h o muy i m p o r t a n t e . El socialismo de por sí no se basa ni en una convicción religiosa ni en una convicción antirreligiosa.. mientras que los representantes de la tendencia a n t e r i o r m e n t e analizada insisten más en la dimensión privada de ésta como cultura y ética política personal e interior. todos ellos aspiran a la misma meta: u n orden de justicia social". El socialismo rechaza todo abuso de la religión por motivos políticos.. c e n t r o e u r o p e a y nórdica Kurt Schumacher. el PSCPSOE.

W . La posición de la socialdemocracia respecto a la religión y a la Iglesia no es la de una indiferente tolerancia más o menos benévola frente al cristianismo. en el que se formulan unas tesis sobre la religión cristiana y las Iglesias radicalmente distintas a las del Programa de Erfurt. Esta apertura socialdemócrata al m u n d o cristiano e n c o n t r ó u n b u e n eco en el m u n d o protestante. Este importante político de la izquierda alemana. contribuyen a que el partido impulse u n a política de partnerschaft ( h e r m a n a m i e n t o con el m u n d o cristiano) . 70). sólo puede ser superado con la contribución de todas las fuerzas morales. Toda esta nueva orientación va a influir en la posición a d o p t a d a en el i m p o r t a n t e Congreso d e Bad Godesberg (1959). que es quien encabeza la línea más renovadora del partido y más abierta a los planteamientos de los nuevos movimientos sociales. H e i n e m a n . En el SPD d e posguerra va a e n t r a r u n a fuerte corriente cultural protestante con planteamientos teológicos muy elaborados sobre la relación e n t r e cristianismo y socialismo. (En Luciani: 1990. sea cual sea su fe religiosa o su concepción filosófica. especialmente en la rama reformista del mismo. 188 189 . Según u n destacado politólogo de la Universidad de Berlín. : 1987. En el p r i m e r a p a r t a d o del nuevo p r o g r a m a fundamental dedicado a los valores fundamentales del socialismo se afirma q u e el socialismo democrático en E u r o p a tiene u n a "de sus raíces en la ética cristiana". entonces la religión —y la moral contenida en ella— no deberá faltar en cuanto fuerza que tiene buenos efectos. como el que actualmente atraviesa el pueblo alemán. Si un periodo. la b ú s q u e d a d e u n a f u n d a m e n t a c i ó n moral del socialismo. los segundos convierten sus convicciones religiosas en el fund a m e n t o de su c o m p o r t a m i e n t o político. la clara oposición de éstos al nazismo. Hay q u e t e n e r en c u e n t a además q u e los grandes teólogos del protestantismo c o m o K. Algunos de estos protestantes van a acceder a puestos de máxima responsabilidad e n el SPD: Ehlers. 521). Eppler ha sido el máximo responsable de todo el proceso que h a llevado a la formulación del nuevo p r o g r a m a básico del SPD a p r o b a d o en el Congreso de Berlín (1989). especialmente a través de Ehrard Eppler.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR dos p o r el espíritu del Sermón de la Montaña" (en Luciani: 1990. q u e viene a sustituir treinta años después al d e Bad Godesberg. el rechazo creciente del m o d e l o soviético y de la específica configuración del marxismo-leninismo. Schum a n n . no podrá negar la irrenunciabilidad de la religión para una gran comunidad. mientras que los primeros tienden a separar política y religión. Este autor subraya el hecho de que Eppler es quien mejor e n c a r n a la continuidad de los socialistas religiosos de los años veinte-treinta. la percepción de los límites de la filosofía materialista y cientificista. Recién acabada la II Guerra Mundial. Tillich habían sido antes de la g u e r r a socialistas religiosos. llegó todavía más lejos al p r o p o n e r la relevancia pública de la religión cristiana en los términos siguientes: Todo socialista de larga mirada. La corriente cultural protestante va a seguir teniendo mucha influencia en el SPD en las tres décadas siguientes. que ya en su tesis doctoral "La concepción del Estado en la socialdemocracia alemana" (1923) había defendido la necesidad de superar el marxismo para desarrollar el socialismo. (AA. 511).161). Varios factores incidieron en este cambio: la expansión de los planteamientos d e los socialistas religiosos en el seno del partido desde finales de los años veinte. Sin el espíritu del Sermón de la Montaña y su contribución la lucha por la vida de las naciones europeas sería mucho más difícil. la socialdemocracia realiza u n giro radical respecto a su percepción del cristianism o y de las Iglesias e inicia u n a nueva política hacia el m u n d o religioso. "Eppler es u n a de las personas más importantes en la evolución de la socialdemocracia alemana. sus concepciones políticas están fundamentalmente modeladas por convicciones religiosas" (Schwan: 1984. \J¡L religión cristiana pasa de ser u n a cuestión privada a ser u n a de las raíces de la cultura del partido y la posición laicista sobre las Iglesias se transforma en u n a petición de colaboración para construir el bien c o m ú n . En Alemania los protestantes se dividen en luteranos y reformistas. Barth y P.

dijo: "Querida Herta y todos los cristianos aquí presentes: No os toméis esta propuesta como si fuera u n ataque. según se dijo. las iglesias... p e r o ello n o obliga a acentuar la separación sob r e la cooperación. pues. muy fuerte influencia tanto en las decisiones del partido como en el puesto de personas que ocupan u n lugar dirigente en el SPD?". C. Varios socialdemócratas del sur de Baviera consideraban q u e el p r o g r a m a concedía u n relieve excesivo a la cooperación con las Iglesias. W . pues considera que las orientaciones d e éstas n o son indiferentes para el desarrollo de la izquierda. El principio de subsidiariedad.. La dirección del partido h a mostrado desde mediados de los años cuarenta u n gran interés p o r las transformaciones que se desarrollan en las Iglesias. Las tesis relativas a la religión cristiana y a las Iglesias fueron objeto de u n interesante contraste de posiciones. en el que han de prevalecer la tolerancia y el respeto a los que piensan de otra manera. el cristianismo pertenece a través del movimiento de los socialistas religiosos de los años veinte a u n a de las raíces históricas del partido y constituye u n a tradición tan importante como el laicismo. (AA. cuatro d e los denominados socialistas cristianos ocupaban los máximos puestos de dirección del partido y la presidencia d e dos importantes lánder:Vogel (presidente). Dáubler-Gmelin y Rau (vicepresidentes y este último presidente de Nordrheim-Westfalen).LA IZQUIERDA Y El. Según Rau y Vo- gel. el diálogo entre partidos e Iglesias y la b ú s q u e d a de u n consenso básico para la vida democrática: El Estado tiene que asumir funciones cuando los individuos o los grupos no puedan por sí mismos cumplir las obligaciones que la sociedad requiere o cuando determinadas prestaciones. CRISTIANISMO RAFAEL Df AZ-SALAZAR El d o c u m e n t o base de debate que lo precedió fue el Proyecto de IRSEE (1986). necesarias para el bien común. Fischer-Rohm. 73. "esto concuerda con nuestra tradición laica". 232). y vemos con buenos ojos que las Iglesias y las comunidades religiosas. En el nuevo Programa Básico del SPD. 79). sino q u e cooperan dondequiera se configure y modifique la sociedad y la economía: en los municipios. En el Proyecto de IRSEE se declara q u e la "labor caritativa (de las Iglesias) es u n c o m p l e m e n t o imprescindible de la política del Estado social". la intervención crítica de las instituciones religiosas en la vida pública. 229). Vogel afirmó que "es importante que el SPD admita la importancia de las Iglesias en u n primer plano. las escuelas. : 1987. las universidades. Todos intervinieron para rebatir esos a r g u m e n t o s . 77. los socialdemócratas buscan por propia iniciativa el diálogo y —cuando ambas partes ven tareas comunes a realizar— la cooperación con las Iglesias. En ese m o m e n t o . los grupos religiosos o los creyentes individualmente intervengan en la conformación de la vida social y política con su crítica pública. Lafontaine (presidente de Zana y c a n d i d a t o a la presidencia de gobierno) y Eppler (director del P r o g r a m a Básico). se defiende el principio de subsidiariedad —tema tradicional de la doctrina social de la Iglesia—. Kónig pidió q u e la defensa de la tolerancia y de la libertad de espíritu se situara por encima de las afirmaciones contenidas sobre la religión cristiana y las Iglesias. W . Estos bávaros pensaban que el partido debía reforzar la separación con la Iglesia. de credo y de predicación. : 1987. : 1990. Este proyecto fue ampliamente debatido durante tres años en todos los niveles del partido. En este se declara que "los socialdemócratas n o limitan su labor al Estado. La posición laica consiste en diferenciar Iglesia y Estado. de conciencia. los medios de comunicación.. puede limitar el poder y estimular la participación. de la preferencia de la unidad menor ante la mayor. W . En el nuevo Programa Básico el SPD h a reconocido al cristianismo como u n a cuestión pública para la izquierda al declarar q u e es u n a raíz del socialismo: "El socialismo democrático en Europa tiene sus raíces espirituales en el cristianismo y en 190 191 . no puedan ser realizadas de otra manera. dirigiéndose a u n a de las vicepresidentas del SPD." (AA. Nosotros vemos en ellos una aportación esencial al diálogo social y político. (AA. ya q u e ellas están arraigadas en la mayoría de la sociedad" 6 . ¿No pensáis q u e el elemento cristiano ha t o m a d o en nuestro partido desde hace tiempo u n a muy. Por esta razón. las comunidades eclesiales y los grupos religiosos. a p r o b a d o en el Congreso de Berlín en diciembre de 1989. Defendemos la libertad de pensamiento. H.

n o obstante. en la Ilustración. El SPD votó en el Parlamento en contra de la proposición de los verdes relativa a la supresión de la referencia a Dios en el preámbulo de la Constitución. Los planteamientos del SPD están también presentes e n los partidos socialistas nórdicos y c e n t r o e u r o p e o s 7 . W . reconoce a las iniciativas cristianas como parte del «suelo» de movimientos sociales en q u e los verdes arraigan. : 1990. como es el caso de Bélgica". (AA. desde posiciones de absoluta indiferencia hasta grupos organizados en torno a las relaciones de religiones específicas con el ecologismo. 364). cristianos comprometidos (entre ellos algunos teólogos y teólogas) participaron en la fundación de Die G r u ñ e n . Según Scharping. por ello. La actitud hacia la religión es muy diversa. en toda Europa occidental los grupos de cristianos de base y cristianos izquierdistas han tenido importancia para el surgimiento de los partidos verde-alternativos. Son más bien agrupaciones q u e realizan u n trabajo de elaboración de cultura y de propuestas políticas desd e el cristianismo d e n t r o de u n a matriz ideológico-política socialista. y en las experiencias del movimiento o b r e r o " (AA. Hay q u e tener en c u e n t a que los históricamente d e n o m i n a dos socialistas religiosos o cristianos n o forman u n a corriente política organizada d e n t r o de los partidos. evangelischer/katholischer Bereich. 278. R. u n a cosa es q u e el Estado sea neutral respecto a las cosmovisiones y otra q u e sea indiferente a los valores morales más estimados p o r la población. La tolerancia y el diálogo entre creencias diferentes determinan la calidad de nuestra cultura". : 1987. (Riechmann: 1994. AA. n o tiene u n a ideología oficial. Es muy importante. al q u e p e r t e n e c e n m u c h o s d e los políticos más conocidos del partido. Scharping. El SPD considera que esta raíz cristiana del socialismo tiene en la actualidad capacid a d de seguir fecundando la vida colectiva: "La cultura tiene también sus raíces en lo religioso. D e n t r o del partido funciona también el g r u p o Cristianos en el SPD. En general. declaró en julio de 1993 q u e el partido apoya la labor social y moral de las Iglesias. en su i m p o r t a n t e libro Los verdes alemanes. W : 1990. en 1980. en la teoría marxista d e la historia y de la sociedad. sociales y artísticos que p u e d e n enriquecer la sociedad cultural. 17). Este partido está compuesto p o r numerosas corrientes y grupos y. Por lo que respecta a la Iglesia. En algunos casos esa importancia h a sido decisiva. sus m i e m b r o s p e r t e n e c e n a las diversas corrientes existentes en cada partido. la presencia de la religión cristiana en la cultura política de bastantes miembros del partido y de algunos de sus más influyentes y 192 193 . pues de h e c h o sus m i e m b r o s p e r t e n e c e n a todas las tendencias del partido. con dos responsables generales al frente. presidente del SPD. 31). al contrario. Los verdes El partido de los verdes alemanes constituye la fuerza política más importante q u e existe en E u r o p a desde la perspectiva ecologista. se dedican a realizar esta actividad: Referat Kirchenfragen. Se mostró favorable a la continuidad del impuesto religioso y a m a n t e n e r la enseñanza de la religión en los centros escolares. Riechmann. La importancia q u e el SPD c o n c e d e a las relaciones de diálogo y cooperación con el m u n d o cristiano se refleja en la existencia de dos organismos que. W .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR la filosofía humanista. el programa federal de Sarrebruck. con u n p r o g r a m a de actividades muy variado. está muy extendida u n a actitud de rechazo a la misma y se critica el tipo de relaciones Iglesia-Estado que existe en Alemania. En todos ellos existen g r u p o s organizados d e socialistas cristianos constituidos ya antes del nazismo y federados a través de la ILRS (Liga Internacional d e los Socialistas Religiosos). Allí d o n d e el legado religioso cobra nueva vida nacen impulsos éticos. afirma que "desde los comienzos del Partido Verde. Esta organización tiene lazos estrechos con la dirección de la Internacional Socialista y celebra diversos encuentros europeos. Este g r u p o se mueve en u n terreno de la cultura política y n o constituye u n a corriente. d e n t r o de la estructura central del partido. c o m o son los valores cristianos en Alemania.

Aduce en favor de sus planteamientos sobre la hilazón entre razón emancipatoria. La vuelta a nuevas dimensiones de la existencia humana ha de retomar los referentes esenciales de Cristo. Gandhi. pero es un referente para rehumanizar los caminos de la emancipación. Kelly establece en sus libros Luchar por la esperanza y Pensar con el corazón u n a línea directa q u e va de Jesús d e Nazaret a su praxis política ecopacificista. critica muy fuertemente el racionalismo materialista y cientifícista d e la izquierda tradicional. E u r o p a n o saldrá del apocalipsis g e n e r a d o p o r ella misma". Bahro considera que la mística o espíritu evangélico "contribuye a la negación del viej o m u n d o y a la creación d e u n o nuevo. es el intelectual q u e más ha reflexionado sobre la temática del nuevo lugar de la religión en los procesos de emancipación ecosocialista. pasando p o r Francisco de Asís. En u n a encuesta realizada en 1986 a los dirigentes y diputados verdes en todos los parlamentos se obtuvo la siguiente radiografía. El pensamiento de Einstein le permite unir espiritualidad y política sin caer en el irracionalismo. Cristo no escogió un tipo u otro de salida. Él no tiene la solución. Bahro. R. el cristianismo y el ecologismo c o m p a r t e n u n a corriente de fondo q u e radica en u n a concepción del ser h u m a n o q u e busca reconciliarse consigo mismo. que proviene del pensamiento marxista. mística cristiana y acción política la siguiente tesis de Einstein: 194 195 . Él. 311). La influencia de G a n d h i y de Einstein es fundamental en este p u n t o . la personalid a d del Partido Verde más conocida internacionalmente. En su libro Luchar por la esperanza afirma: "Gandhi explicó muy bien q u e antes de la resistencia hacia afuera está la resistencia hacia d e n t r o : contra la mentira e n lo profundo del corazón" (p. Ella es la máxima e x p o n e n t e de la corriente ecologista q u e a u n a religiosidad y política. El marxismo. La difusión de esta cultura d e fondo desde cada u n a de estas tres tradiciones es decisiva para crear u n nuevo sujeto emancipatorio. En Pensar con el corazón recoge el siguiente pensamiento de Einstein: "El p r o b l e m a n o es la b o m b a atómica. Ella afirma que "el verdadero movimiento verde n o es solamente político. Petra Kelly ha sido. Este intelectual ecologista piensa lo siguiente sobre la relación e n t r e cristianismo y emancipación ecosocialista: La emancipación va más allá de la satisfacción material. hoy. L u t h e r King y Albert Einstein. u n o de los primeros ideólogos del Partido Verde alemán. sino el corazón del h o m bre" (p. como otros muchos verdes. con los demás y con la naturaleza. Este es el aporte del cristianismo. Él renunció a solucionar problemas sociales específicos. hasta su trágica m u e r t e . 332). h a criticado las insuficiencias del racionalismo materialista y cientifícista que llevó a olvidarse de las influencias espirituales e n el comportamiento social. 12 p o r ciento a la católica y 27 p o r ciento sin ning u n a vinculación religiosa. 44). Sin u n a nueva mística. Él lo que hizo fue cuestionar las direcciones y motivaciones profundas de todos los proyectos de cambio. También debe cuestionar el sentido del progreso que crea marginación por doquier.I A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR conocidos líderes e intelectuales. Por un comunismo democrático^ Cambio de sentido presenta u n a transición del marxismo al ecosocialismo muy marcada p o r la relevancia otorgada a las llamadas condiciones subjetivas para el cambio social. Para Kelly la importancia del cristianismo radica en su capacidad d e aunar transformación personal y compromiso político desde u n a mística de liberación peculiar. Para Bahro la transformación de E u r o p a está obstruida p o r la existencia de u n a ciudadanía q u e tiene u n a "conciencia absorbida" y u n "alma o c u p a d a " p o r los valores del capitalismo industrialista y consumista. pues ya n o es posible u n cambio socio-económico de la sociedad sin u n cambio profundo de los ciudadanos. según la vinculación religioso-eclesial de éstos: 59 por ciento a las Iglesias evangélicas. Por lo que respecta al cristianismo. Se definía como u n a cristiana q u e se había salido de la Iglesia católica p o r considerarla antievangélica. sino político-espiritual". En sus libros La alternativa. (Bahro: 1985. Ella. Este fondo antropológico c o m ú n crea u n a "conciencia e x c e d e n t e " y u n "alma liberada" del fetichismo capitalista.

no sólo espiritual.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR El sentimiento más profundo y elevado del que somos capaces es la vivencia de lo místico. De él surge toda ciencia. Este es u n partido que tiene al cristianismo como u n a de sus señas de identidad pública desde su fundación. C o m o expuse en u n apartado anterior. Quien es ajeno a ese sentimiento. el Sermón de la Montaña es un documento político radical.. algo v e r d a d e r a m e n t e inédito en la historia europea. El rechazo de la filosofía materialista marxista c o m o núcleo ideológico del laborismo impulsó la búsqueda de u n socialismo ético. En la Iglesia siempre ha habido personas dedicadas a ejercer la resistencia no violenta de modo consecuente. En ese contexto de debate teórico. sino u n a práctica política y u n p r o g r a m a e c o n ó m i c o socialista desde unos valores cristianos q u e se explicitaban públicamente como c o m p o n e n t e s de la cultura moral q u e debía sostener. (En Kelly: 1993. Kelly siempre ha destacado la afinidad entre los verdes y los planteamientos de los cristianos de base y h a manifestado públicamente cómo ella y muchos miembros del partido basan el fundamento moral de su acción política en el S e r m ó n de la Montaña. Para mí. regular y guiar la política y la economía. la revista LeftNews impulsó el debate sobre las relaciones entre ética y socialismo y en él participaron los principales intelectuales del movimiento de los socialistas cristianos. antes de transformarse en una Iglesia establecida. quien no es capaz de asombrarse ni de perderse en un temor reverencial.37). u n p o t e n t e Estado del Bienestar con Clement Attlee c o m o p r i m e r ministro. Esta es u n a de las causas de la gran influencia que h a n tenid o los pensadores socialistas de matriz cristiana en la configuración cultural del Partido Laborista. baste tener e n c u e n t a q u e en 1945 más de cien miembros del grupo parlamentario socialista crearon el Grupo de Socialistas Cristianos en el Parlamento con el fin de elaborar una cultura política pública y conectar las convicciones cristianas y la práctica del socialismo. Sobre este tema afirma lo siguiente: Creo que los verdes y la Iglesia paleocristiana de los dos primeros siglos tienen muchas cosas en común. Los socialistas cristianos n o p r o p u g n a b a n u n socialismo religioso alternativo o paralelo al laborismo. de las que sólo podemos tener una oscura intuición: esa conciencia y esa intuición son el núcleo de toda verdadera religiosidad. Lo que reivindican los cristianos de base y lo que reivindican los verdes es idéntico en muchos aspectos. En el primer lustro de la década de los cuarenta. Esto provocó q u e las fuentes d e su identidad se buscaran en otros fundamentos teóricos y morales. Intento tomarme muy en serio el principio del amor al prójimo y el espíritu del Sermón de la Montaña. (Kelly: 1993. Nuestra conciencia de que lo inescrutable existe realmente y se revela como verdad suprema y belleza radiante. Esa Iglesia primigenia se dedicó a la resistencia.331-332). El cristianismo formaba la base moral y el socialismo constituía la forma de ir realizando política y e c o n ó m i c a m e n t e esa inspiración moral. 71). Evans desarrolló ampliamente la cuestión del cristianismo como u n ingrediente del socialismo ético. Este había destacado en 1937 la importancia del " c o m p o n e n t e específico de la tradición socialista en Gran Bretaña. no política). Este último refleja la existencia de u n a corriente muy interesada en unir u n a espiritualidad posteristiana con la militancia política ecologista. el Partido Laborista g a n ó las elecciones del a ñ o 1945 e inició la contruccion de 196 197 . la ideología marxista h a j u g a d o u n papel muy secundario en la historia d e la izquierda británica. En el Partido Verde existen dos grupos de trabajo federal relacionados con la religión: Cristianos en el Partido Verde y Caminos espirituales de ciencia y política. El t é r m i n o "socialistas La izquierda británica Después de la II G u e r r a Mundial. u n a corriente cultural ya presente en la fundación del partido. (En Duverger: 1992. Para captar la fuerza q u e tenía esta corriente (cultura. S.. está muerto de antemano. en la cual el cristianismo h a fermentado siemp r e como u n a levadura".

era socialista cristiano. Constituye u n medio de presencia pública del cristianismo en el socialismo. a r g u m e n t a b a n su rechazo a crear u n partido confesional y su opción p o r insertar el humanismo cristiano en el socialismo. manifestando u n a creatividad política desde el mensaje evangélico para la renovación de la izquierda.. etc. En este opúsculo manifestaban la configuración evangélica de su ética política. en el que daba cuenta de la conexión q u e establecía entre su ser cristiano y el socialismo. organiza escuelas d e verano. (En Luciani: 1990. el poder. El Christian Socialist Movement cuenta con miembros q u e pertenecen a todas las tendencias políticas del partido. Harold Willson. Para ellos la inspiración.. Blair manifiesta explícitamente c ó m o su identidad cristiana influye en sus convicciones socialistas. En 1948 este g r u p o publicó "In this Faith we Live" (En esta fe vivimos). El movimiento edita u n a revista trimestral. q u e presidió el s e g u n d o G o b i e r n o laborista de la posguerra (1964-1969). El Christian Socialist Movement se identifica como u n "lugar de discusión para el intercambio de ideas sobre el desarrollo del socialismo en la democracia y para difundir opiniones socialistas desde una inspiración cristiana". 323).. participa en los congresos del partido y de los sindicatos. Tiene bastante influencia en el laborismo en la m e d i d a en que muchos d e sus integrantes son o h a n sido parlamentarios.. organiza debates públicos. En el curso 1959-1960 esta corriente cultural de la izquierda británica se dotó de u n a base social más amplia. ya q u e pensaban q u e el c o m p o n e n t e ético-cultural del cristianismo originario era consustancial a su concepción y práctica del socialismo y n o constituía u n a m e r a cuestión privada. contribuyendo a crear el Christian Socialist Movement. Estos parlamentarios se consideraban "socialistas cristianos" y n o "socialistas y cristianos". y lo sigue siendo. exponían su p e n s a m i e n t o sobre la socialización d e la e c o n o m í a y la distensión internacional para impedir u n enfrentamiento entre los dos bloques constituidos.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR cristianos" había desplazado desde hacía cincuenta años el de "socialismo cristiano" utilizado en los primeros decenios del siglo XIX. El 7 de abril de 1996 publicó en el Sunday Telegraph u n artículo titulado "Why I am a Christian" (Por qué soy cristiano). El h e c h o d e q u e la mitad del "gobierno laborista en la sombra" estuviera integrado p o r m i e m b r o s del Christian Socialist Movement y q u e en el g r u p o parlamentario laborista anterior al triunfo electoral cuarenta y dos diputados también pertenecieran a ese movimiento llevó al Sunday Telegraph a elaborar y publicar u n p e q u e ñ o informe titulado 198 199 .la mejor tradición cristiana a nivel de acción social h a sido siempre de carácter revolucionario. u n opúsculo en el q u e presentaban las señas d e identidad de su cultura ético-política. democrático y a favor del h o m b r e como u n rechazo de la riqueza.la Biblia h a sido siempre. motivaciones y valores que influyen en la política deben p e r t e n e c e r a la esfera pública de ésta e influir en la toma de decisiones. la prensa británica ha reforzado su interés por este c o m p o n e n t e cristiano en la imagen pública del laborismo. la mayor orientación de nuestra cultura política" (en Luciani: 1990. celebra unas j o r n a d a s anuales. ministros y hasta presidentes de g o b i e r n o . el privilegio y la injusticia". el histórico líder del ala de izquierda del partido y ministro en varios gabinetes gubernamentales. edita opúsculos y libros. tiene u n a presencia activa en los medios de comunicación. Christian Socialist. impulsa campañas con otras organizaciones sociales o eclesiales. también era m i e m b r o del Christian Socialist Movement. Tony Benn. En su libro Arguments for soáalism. J o h n Smith. 324). es u n socialista cristiano. Los miembros n o cristianos del Partido Laborista siempre han aceptado este comp o n e n t e c o m o algo connatural a la cultura del partido. ministro de Industria a los cuarenta años (el más joven en la historia del laborismo) y posteriormente candidato a la presidencia d e gobierno. En Arguments for Democracy se sitúa en esta misma línea y declara q u e es u n socialista "cuyo compromiso político d e b e m u c h o más a las enseñanzas de Jesús q u e a los escritos de Marx . finalmente. posee u n a página interactiva en Internet. h e r e d e r o de la Socialist Christian League. Además. Benn declara q u e "estoy ligado a la política y a la religión . Desde la llegada de Tony Blair —otro destacado m i e m b r o del Christian Socialist Movement— a la dirección del Partido Laborista.

Vinculan estrecha y directamente los valores evangélicos y el fundamento moral del socialismo. Casi todos los miembros del Christian Socialist Movement h a n rechazado siempre el marxismo p o r considerar q u e es u n a filosofía materialista. Blair revelan muy bien la ideología y la cultura política que guían al laborismo. Esta. Aquel está llamado a convertirse en persona en la medida en que se p o n e al servicio de la comunidad. de lo contrario. Temple Cristianismo y orden social. El titular era más llamativo que el contenido. J. Si el laborismo rechaza la filosofía marxista ha de buscar otro. y de T. Piensan q u e el núcleo central del socialismo está constituido p o r u n conjunto de valores morales y n o por u n m o d e l o económico determin a d o . Smith insiste m u c h o en la idea de hacer política desde unas exigencias morales muy concretas y n a d a retóricas y Blair escribió en el artículo del Sunday Telegraph citado anteriormente q u e "la izquierda se perdió c u a n d o sus valores básicos se divorciaron de este socialismo ético en el q u e está incluido el socialismo cristiano". determinista. En este camino vital u n i m o s nuestra fe cristiana a nuestra convicción socialista". Ellas se insertan en u n a cultura y u n a ética política q u e va más allá de la esfera personal e íntima. Estos dos líderes del Partido Laborista declaran que se basan en el pensamiento de dos intelectuales socialistas cristianos que publicaron su obra en las tres primeras décadas del siglo: el economista Tawney y el filósofo MacMurray. pues. U ñ e n los principios cristianos y u n a política pública inspirada en ellos. ante todo. que se limitaba a constatar la pertenencia de m u c h o s pesos pesados del Partido Laborista al Christian Socialist Movement. tien e la virtualidad de impulsar y a n i m a r u n a cultura ético-política q u e busca su realización desde la creatividad cristiana en las mediaciones socio-economicas de u n socialismo aconfesional. ya fallecido. Para ellos los seres h u m a n o s son. sin e m b a r g o . Tanto p a r a Smith c o m o para Blair el laborismo h a de fundamentarse en el socialismo ético q u e tiene diversas fuentes filosóficas y éticas. (Smith: 1993:141). Desde esta perspectiva. b) La práctica política socialista necesita un f u n d a m e n t o . Desde esta tesis. Los escritos de J. profesores de las Universidades de Oxford y Londres. Smith afirma q u e "el s e g u n d o mand a m i e n t o nos dice q u e a m e m o s a nuestros prójimos como a nosotros mismos. miembros de u n a comunidad.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR "Labour infiltrated by Christian tendency" (13 de mayo d e 1997). Los intereses de la comunidad han de estar por encima de los intereses de los individuos. al confesionalismo político de izquierdas. de las culturas del partido. C u a n d o digo q u e el cristianismo es u n a re- 200 201 . atea y antipersonalista. critican tanto el individualismo liberal como el totalitarismo marxista. Ellos p r o p u g n a n u n tipo de socialismo ético basado en el cristianismo como una. Smith declara estar muy influido por el libro del arzobispo W. Sus rasgos principales son: a) Las convicciones cristianas n o p e r t e n e c e n exclusivam e n t e al ámbito privado. Estas tesis han sido llevadas al extremo p o r el thatcherismo. Esta es u n a tesis central para Blair: "La idea del individuo d e n t r o de la c o m u n i d a d n o sustituye a la responsabilidad individual. ya q u e la política n o se d e d u c e de la experiencia cristiana. ligada a la idea cristiana de persona y a la propuesta evangélica de la comunión de bienes. c) U n a visión comunitarista de la sociedad. según los socialistas cristianos. que basan el comportamiento h u m a n o en la búsqueda del interés egoísta. en el q u e se distingue individuo y persona. sucumbirá a u n pragmatismo tecnocrático sin u n n o r t e preciso. Esta tesis n o c o n d u c e . especialmente el utilitarismo de Bentham. Smith. lo q u e se refleja e n la organización d e nuestra sociedad. e n t i e n d e n el socialismo ético como la responsabilidad cristiana para crear u n a comunidad de hombres iguales q u e persiguen la libertad estrechados p o r la fraternidad. Smith critica las tesis de los escritores neoclásicos del XVIII. No creo que cumplamos ese m a n d a m i e n t o a n o ser q u e tengamos la idea d e cuidar y p r o c u p a r n o s p o r nuestros prójimos ciudadanos. n o la única. u n a constante en su historia. así como la explícita influencia cristiana en lo que den o m i n a n "socialismo ético". d) Una idea de ciudadanía como ética de la responsabilidad personal. que h a sido responsable de u n a desestructuración moral de la sociedad por su ultraliberalismo. En esta línea.

es lo que p r e t e n d e la religión cristiana" (Blair: 1996. basado en la estrategia leninista d e la "mano tendida" formu- 202 203 . en los primeros años de la década de los sesenta. El diálogo cristiano-marxista se abortó a comienzos de los años cincuenta por la condena que este grup o recibió p o r parte de la j e r a r q u í a de la Iglesia. La finalidad de esta educación ha de ser la de configurar un tipo de persona que tiene como centro de su identidad la idea de servicio (a la familia. Togliatti. El ciudadano n o debe esperar todo del Estado.-P. U n a excepción a esta tónica dominante está representada por el CERES. definió la cultura política de la misma como "una síntesis del progresismo laico y del cristianismo revolucionario". entendida como "capacidad para". sino vinculado al pensamiento de Tawney. Los p l a n t e a m i e n t o s d e Togliatti marcaron la cultura comunista italiana que cada vez más se fueron distanciando de las tesis soviéticas y del instrumentalismo del PCF. 51). Chevenement. u n partido de izquierda socialista que-se fusionó con las otras corrientes que crearon en 1971 el PSF en el Congreso de Epinay. m e refiero a que es muy estricta en ciertas reglas de conducta individual. En este sentido. El líder de esta corriente. Blair afirma q u e "la política es el arte de lo posible y tienes que convencer a la gente que tu política n o va a originar problemas peores q u e los q u e intentas arreglar". a la comunidad. La recepción d e la misma p o r parte del m u n d o católico llevó a la creación en 1947 de la Unión de Cristianos Progresistas y a la creación d e la revista Quinzaine. al m u n d o y al medio ambiente). 51). y n o es u n sustituto d e ésta. los socialistas cristianos ingleses defienden el pragmatismo como vía de realización real y progresiva de la utopía evangélica. La forma en que yo he reinterpretado políticamente el mensaje socialista es diciendo que la responsabilidad social es importante para reforzar la responsabilidad personal.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR ligión dura. comunistas y verdes franceses se sitúan en la posición de quienes consideran el cristianismo como u n a cuestión privada y pública a la vez y n o enfatizan tanto. las cuales casi n u n c a se suelen presentar. n o relacionado con el cinismo o la falta de utopías. MacMurray sobre el compromiso del cristiano para actuar contra las causas q u e p r o d u c e n el sufrimiento es central en el socialismo ético inglés. El pensam i e n t o d e J. que a g r u p a a la izquierda del Partido Socialista y en el cual están integrados n u m e r o s o s cristianos provenientes del PSU. a la nación. 338). f) Realismo político. Creo que. algo q u e n o les asegura el libre mercado sin regulación. En esta línea p r o p u g n a n u n a intensa educación moral para socializar a los individuos en comportamientos de responsabilidad. persona y libertad la basan en el pensamiento social cristiano. en definitiva. La izquierda italiana La izquierda italiana h a estado muy marcada en sus nuevas relaciones con el cristianismo p o r el el gran giro respecto a las tesis leninistas sobre la religión realizado p o r P. Se trata de una concepción socialista de la libertad bien distinta d e la liberal. y h a de estar dispuesto a dar tanto como a recibir. J. inglesa e italiana. (Blair: 1996. convirtiéndose en u n parásito subsidiado. La izquierda francesa La política del PCF de "mano tendida" a los católicos se intensificó durante la década de los cuarenta. e) Rechazo del epicureismo y propuesta de u n a ética del d e b e r basada en n o huir del sufrimiento ajeno. secretario general del PCI. Esta vinculación de Estado. según el cual la igualdad h a de ir construyéndose progresivam e n t e y n o hay que ligarla a la existencia de unas condiciones ideales de realización plena e inmediata. como lo hacen las izquierdas alemana. la dimensión pública del cristianismo. El Estado mediante sus inversiones e n servicios públicos de alta calidad persigue convertir a los sectores más desfavorecidos en verdaderos ciudadanos. (En Bizot: 1975. No es u n a religión que ofrece excusas fáciles a la gente. La mayor parte de los socialistas. g) Defensa de u n a intervención fuerte del Estado con la finalidad de hacer realmente posible la libertad personal.

Esta es. En ella se destaca la "vitalidad cultural y política de las corrientes cristianas que constituyen u n a parte tan importante del e n t r a m a d o profundo d e la democracia italiana" (AA. Dentro de la propuesta del PDS de superar la división de la izquierda y abrir 204 205 . Esta convicción condujo a A. Occhetto. a proponer q u e "la cultura.. (En Díaz-Salazar: 1990. P. En el apartado 1. El p r i m e r o de ellos afirma el d e r e c h o a expresar y sostener e n los órganos de información del partido las conviciones ideales y culturales. Por esta razón. celebrado en 1997. para saber construir un tipo de partido capaz de ser interlocutor tanto de las instituciones que propugnan u n a doctrina social de la Iglesia muy crítica con el capitalismo como de los movimientos cristianos de base. fórums temáticos. En los estatutos del PDS. dedicada a la unión y renovación d e la izquierda. Se afirma que las convicciones religiosas enriquecen el patrimonio del partido. Además se establece el ejercicio de derechos de forma colectiva. Deben contar más". (En Díaz-Salazar: 1990. precisamente. ex secretario general del PCI y del PDS. sin influencia en la vida social". Definió al PDS c o m o "una izquierda atravesada por ideas nuevas. la forma como se configuran en el centro y n o r t e de Europa la mayor parte de los grupos de socialistas religiosos o cristianos d e n t r o de los partidos de izquierda. abordó en diversos pasajes temas relacionados con el cristianismo. Chitti.26). alentando la promoción de asociaciones. Quizá las siguientes expresiones d e V. La izquierda italiana ha planteado lo que se denomina u n a "redefinición estratégica de la cuestión católica". sino que constituyen y forman parte de ese patrimonio. 13).28). 10). el más amplio h e r e d e r o del PCI. el lenguaje de aquella área católica que está ya interesada o puede ser implicada en la prospectiva de la alternativa que proponemos deben llegar a ser parte integrante de nuestro discurso político. a la concepción del Olivo como encuentro entre culturas y tradiciones diversas. secretario general del PDS. centros de reflexión e iniciativas.LA IZQUIERDA Y EI.. en los principios constitutivos se afirma que el PDS "aco- ge el valor y la autonomía de la dimensión religiosa" (p. En la ponencia m a r c o de este congreso también se abordó la cuestión del cristianismo en la parte tercera. respectivamente. se encuentran dos apartados relacionados con nuestro tema. nosotros n o pensamos en la experiencia religiosa y en la misma experiencia de la Iglesia como u n h e c h o privado del creyente aislado. d o n d e se explicitan los derechos y deberes de los afiliados. Hizo referencia a las alianzas con el m u n d o católico más avanzado. relativo a la adhesión. Natta. entre las que destaca la cristiana. sintetizan muy a d e c u a d a m e n t e el nuevo p e n s a m i e n t o comunista abierto por Togliatti y continuado p o r los secretarios generales del PCI y del PDS Berlinguer. expresamos nuestro aprecio por los valores de liberación y elevación h u m a n a que particul a r m e n t e la religión cristiana genera en los creyentes. M. las ideas. se refleja la asunción del cristianismo c o m o u n a cuestión pública. que fue secretario regional de PCI de Toscana y ahora es dirigente del PDS (Partido Democrático de la Izquierd a ) . entre las q u e se encuentra el cristianismo. W . y n o sólo lo enriquecen. filosofías y religiones en pie de igualdad. sobre el tema del cristianismo como cuestión pública para la izquierda: "No somos indiferentes a la experiencia religiosa. 13). ello conlleva q u e el cristianismo forma parte de la cultura pública del partido. se apuesta por la pluralidad y diversidad de culturas. D Alema. En ellos se plantea el f u n d a m e n t o ideológico y cultural del nuevo p a r t i d o desde la perspectiva de u n patrimonio c o m ú n de valores a p o r t a d o p o r diversas tradiciones e inspiraciones. servicio de publicaciones para contribuir al desarrollo de la cultura del partido y a la creación de nuevos lazos con la sociedad y con determinados colectivos de la sociedad civil. : 1997. siempre que guarden afinidad con el programa y los objetivos de la organización. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR lada por Thorez en 1936. 22). Ingrao y otros destacados intelectuales y dirigentes políticos de la izquierda italiana afirmaron en los debates sobre el futuro del PCI que "las nuevas realidades católicas representan quizá el interlocutor más relevante para la fundación de u n a nueva fuerza de izquierda" (en Díaz-Salazar: 1990. O c h e t t o y D'Alema. abierta al diálogo con las grandes corrientes del pensamiento religioso" (p. En el apartado 5. en la relazioneque inaguró el II Congreso del partido.

Zanardo. de Ñola. Para llevar a b u e n puerto este proceso dialéctico de unidad desde la diferencia se valora m u c h o la aportación n o politicista de culturas de fondo. haciendo referencia a la tradición cristian a y al llamado solidarismo católico. feminista. La Iglesia ofrece materia de reflexión. el cristianismo es importante p a r a lo que él d e n o m i n a la cultura complexiva de u n país. Quizá quien h a trabajado más y mejor en este sentido h a sido A. como el cristianismo. Según este autor. En las primeras páginas d e su relazione d e apertura del III Congreso.. de diálogo. h a provocado la elaboración de u n nuevo tipo de cultura política de izquierda. Una muestra bien significativa de esta asunción de la cultura cristiana por parte d e la izquierda ha sido la decisión del 206 207 . 22). son partes relevantes de la cultura del país. que durante años fue responsable del área d e la mujer en el PCI. de búsqueda mutua. del grupo Abele y de tantas otras experiencias de voluntariado. La aportación cristiana ha sido especialmente i m p o r t a n t e en la elaboración del nuevo feminismo a d o p t a d o por el PCI y luego p o r el PDS. para q u e éste sea f e c u n d a d o y enriquecido p o r la identidad cristiana. Berlinguer —expresada en su correspondencia pública con m o n s e ñ o r Betazzi. de Salerno y con diversas Iglesias locales. el mensaje y las ansias de justicia plena que provienen del m u n d o cristiano. y en particular la Iglesia y el mundo católico. celebrado en 1996. obispo d e Ivrea— h a estado más allá de la táctica y la estrategia política. Bertinotti afirmó lo siguiente: En Italia esta búsqueda se plantea directamente la posibilidad de hacer fermentar fuerzas y culturas para construir una alternativa de sociedad a la primacía del mercado. La cultura cristiana. 4). Concretamente Zanardo ha escrito que "la cultura de izquierdas. Este proceso de unidad n o se plantea como u n a serie de anexiones sucesivas.. F. u n a d e las raíces de la izquierda". la izquierda se enriquece con las motivaciones. Bertinotti. Se entiende por la razón antes dada la relevancia que tienen para nosotros las experiencias de Caritas. Considera asimismo q u e el cristianismo es u n a cultura pública d e n t r o de la vida nacional. Destaca el trabajo realizado por Livia Turco. en su relazione introductoria al III Congreso del partido. c o m o se p u e d e c o m p r o b a r en las revistas d e información y p e n s a m i e n t o de la izquierda comunista y postcomunista y en la línea de sus editoriales. la utopía. 20) hasta llegar a dar paso a la celebración de unos Estados Generales de la izquierda d o n d e se decidiría el n o m b r e y el programa del nuevo partido unitario. De h e c h o . director de Crítica Marxista. la ponencia marco del PDS sugiere la creación de u n fórum que sea "expresión de la izquierda del área laica y católica y de las experiencias ecologistas" (p. (Bertinotti: 1996. Toda la línea de aproximación al m u n d o cristiano y de acogida e integración de sus planteamientos que fue especialmente estimulada por E. Se explica por ello nuestro encuentro sobre el tema del trabajo con los obispos de Caserta. Este dirigente político concibe el cristianismo y gran parte del m u n d o cristiano como u n a de la culturas críticas del país q u e la izquierda debe asumir e integrar en su proyecto. busca sugestiones en otras culturas y desde la mitad del siglo las e n c u e n t r a también e n la fe cristiana. también se refirió a la aportación del cristianismo a la búsqueda de u n a nueva cultura política planteada por las dos izquierdas italianas. quien afirmó q u e hay q u e pasar de la concepción negativa y despreciativa de la religión como cuestión privada a u n a nueva concepción basada en "la fe cristiana.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL Df AZ-SALAZAR u n proceso constituyente de unidad. u n a de las revistas más prestigiosas de la izquierda italiana. P o r q u e esta fe vive precisamente realidades extremadamente importantes" (Zanardo: 1989. sino como u n a convergencia profunda que respeta identidades y culturas diferentes y que ha d e dar lugar a u n a formación política diversa a todas las existentes en la izquierda. católica y actual ministra del Olivo. se apela a todas las tradiciones de izquierda. Lugares de testimonio de fe y de acción social que desarrollan cada vez con mayor fuerza una conflagración con la perversividad de la ideología de la mercantilización. secretario general del PRC (Refundación Comunista). Para este intelectual y político italiano. Como m é t o d o concreto de ir construyendo este nuevo proceso unitario de toda la izquierda política y social italiana.

filósofo y alcalde de Venecia por el PDS. Veltroni. u n a personalidad religiosa bastante presente en la vida italiana y muy abierta al diálogo con los intelectuales y políticos de la izquierda. Recientemente h a afirmado q u e "el cristianismo es u n gran humanismo. Chitti —antiguo secretario regional del PCI en Toscana y actual dirigente del PDS— ha manifestado que "estamos interesados en u n a Iglesia católica que mira con preferencia a los últimos d e la sociedad" (en Díaz-Salazar: 1990. hacia al encuentro. del PDS de u n a Secretaría d e culturas y movimientos religiosos dedicada a articular la política del partido hacia el m u n d o cristiano. su periódico Avanti c o n c e d e m u c h o espacio a esta temática. nos parece útil ofrecer mediante los Evangelios una contribución a la búsqueda y a la comprensión mutuas. Todos estos planteamientos son los que p o n e n de manifiesto que políticamente la religión cristiana es u n a cuestión pública para la izquierda italiana. En estos tiempos de fundamentalismos. tal vez el más g r a n d e " . inició u n a política de acercamiento a este m u n d o a través de diversas intervenciones que luego recogió en su libro Dialogo con la sinistra cattolica (1954). el vicesecretario general del partido. Son una fuente de conocimiento también para quien ahora no tiene fe o no la ha tenido jamás. la contaminación y el contagio con el lenguaje y las experiencias de otras culturas. arzobisp o de Milán.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR PDS. Nenni. En la presentación del p r i m e r librito de la colección (Evangelio según San Mateo). u n o de los principales asesores d e Togliatti y de Berlinguer. inicia u n a nueva fase d e e n c u e n t r o . de intolerancias. c o m o p u e d e comprobarse en los dos libros colectivos publicados con U. diálogo y cooperación con el m u n d o cristiano y eclesial. 141). director del periódico y actual vicepresid e n t e del G o b i e r n o italiano. Eco y con M. u n histórico católico comunista italiano q u e fue. 302). a la solidaridad" (Martelli: 1989. La decisión de publicarlos en L 'Unitá corresponde a una intención connatural a la identidad que hemos asumido: la tensión ininterrumpida hacia al diálogo. Los Evangelios pertenecen a toda la humanidad. A comienzos de la década de los setenta. moral. Durante la mayor parte de su existencia n o concedió m u c h a importancia al diálogo y a la colaboración con el m u n d o cristiano. sino a acoger demandas provenientes del m u n d o cristiano. Cacciari. C. (Veltroni: 1994. a u n f u n d a m e n t o de naturaleza religiosa. La responsable d e esta secretaría es Giulia Ródano. P. 208 209 . El PSI apoya en la década de los ochenta fuertemente a la ASCE (Acción Socialista Cristiana E u r o p e a ) . en diversa m e d i d a y a t e n o r de las circunstancias. Su lectura ayuda a conocer la gran experiencia de la religiosidad cristiana. n o m b r a a u n m i e m b r o de la dirección del partido c o m o responsable de las relaciones con el m u n d o cristiano. Esta política fue fugaz y n o tuvo continuidad. V. favorece la celebración d e encuentros nacionales e internacionales sobre esta temática a los que acuden sus principales dirigentes. después. W. Esta edición incluía un estudio introductorio del cardenal Martini. a u n rasgo de la ética cristiana y es en particular el que se refiere a la fraternidad. el conocimiento. U n a p r u e b a institucional de este interés es la constitución d e n t r o d e la organización central del PCI y. pues no por ello se puede ignorar el rol y la fascinación de estos textos en la historia de la humanidad.1). del socialismo e u r o p e o remite p o r necesidad. c o m o vimos en otro apartado. A comienzos de la década de los cincuenta. hija de Franco Rodan o . el Partido Socialista (PSI) ha sido la fuerza minoritaria de la izquierda. 26). (Martelli: 1997. secretario general del partido. Existe además otra razón para esta edición. justificaba esta iniciativa en los términos siguientes: Los Evangelios son un texto fundamental. Martelli. edita publicaciones. de integrismos. de publicar d u r a n t e varios meses en su periódico L'Unitá todos los libros del Nuevo Testamento c o m o s u p l e m e n t o de la edición dominical. lo cual lleva n o sólo a abrirse al cristianismo'como u n a d e las culturas de esa izquierda. Martelli p r o p u g n ó la tesis del cristianismo como soporte del socialismo: "El fundamento ético. En Italia. t o m a d a en 1994.

frente al catolicismo ha estado muy determinada p o r el peculiar rol ejercido p o r la Iglesia en la vida nacional en los últimos siglos. más concretamente. m i e m b r o con el tiempo d e CC O O y del PCE. En los años de la II República sólo cabe mencionar la excepción de J. 7 a ) emergencia a comienzos de los setenta de u n a minoría muy significativa y activa de obispos afines al socialismo democrático 8 . Gamo. Considero que los factores que han p r o d u c i d o u n a innovación religiosa en la historia de España manifestada a través de la creación de u n nuevo sujeto (los cristianos de izquierdas) han sido los siguientes: I a ) la creación de u n a Acción Católica O b r e r a (HOAC yJOC) a mediados de los cuarenta y de otros grupos apostólicos obreros (VOS) y universitarios (FECUM. Calvez El pensamiento de Carlos Marx. Ovejero y algunos sacerdotes radical-socialistas. Lavín. 5 a ) consolidación de u n a nueva generación sacerdotal que ya en 1969 declara en u n a encuesta oficial de la Iglesia con motivo de la "Asamblea Conjunta" sentirse identificada con ideologías de izquierda (el 44 por ciento del clero). Urbina. los militantes de la Acción Católica obrera se centran en el trabajo sindical y contribuyen a crear USO. Es significativo que en España. a diferencia de la mayor parte de países europeos. Morillo. En el nacimiento de estos tres sindicatos los historiadores han mostrado la intervención decisiva de militantes obreros cristianos. movidos por u n tipo de religiosidad inédita en los últimos siglos en España. Aguilar Navarro. Ya e n los años cincuenta se detecta u n a orientación socialista y marxista corregida p o r el p e n s a m i e n t o personalista de M o u n i e r en ciertos sectores cristianos ubicados en el m u n d o universitario (Cerón. 2") surgimiento de u n a nueva intelectualidad cristiana progresista (Aranguren. H e r n á n d e z . AST (de d o n d e saldrá ORT) y CC O O . Recalde. el gran impacto e influencia que tuvo el libro de J. 3 a ) existencia de teólogos abiertos a u n diálogo con el marxismo (Alvarez Bolado. e incluso u n a orientación anarquista en algunos de ellos (Gómez del Castillo. Rovira. Alcázar. O b r e g ó n . editado p o r Taurus n a d a menos q u e en 1958. el colectivo editor de El Ciervo). etc. Fernández de Castro. Comín. por ejemplo. Royo.). Hay que tener en cuenta. Alvarez Miranda. Diamantino García. 210 211 . En el ámbito político. González Casanova. Gomis) y obrero (Rovirosa. F e r n á n d e z de Castro. Miret. Benzo. Paradójicamente. n o hayan existido socialistas utópicos de matriz cristiana durante el siglo xix y socialistas religiosos en los primeros treinta años del siglo xx. Aguirre. como vehículo de concienciación socialista d e muchos universitarios cristianos. así como la de los responsables de parroquias obreras. Valverde. Ruiz Giménez). Martín). Malagón. Comín. Faus. A u m e n t e . Casasola. González Ruiz. verdadera cobertura del movimiento sindical y c i u d a d a n o (asociaciones de vecinos). García Salve. 6 a ) existencia de demócrata-cristianos de izquierda (Giménez Fernández. 4°) presencia de curas revolucionarios en el m u n d o o b r e r o yjornalero (Llanos.~Chinarro. Pérez Rey. entre los que destaca Dóriga. Es a partir de mediados de los años cuarenta cuando se van a p o n e r las bases para u n nuevo encuentro entre la izquierda y el cristianismo en nuestro país. I. los cristianos de izquierda —que huyen del confesionalismo político desde el principio— se alej a n del PCE en los cincuenta y sesenta por el estalinismo y leninismo imperantes. las iglesias quemadas por los obreros revolucionarios en el 36 se convierten en hogar de resistencia obrera al franquismo en los sesenta. García-Nieto). Decisiva es la creación a mediados de los cincuenta del SUT (Servicio Universitario del Trabajo) alentad a por el padre Llanos. J E C ) . pero n o p o r ello se cierran al marxismo y al anarquismo que son recibidos y estudiados críticamente. Martínez Conde. Domínguez. Durante casi tres décadas. Santamaría. católico revolucionario y director de Cruz y Raya. Zufiaur).LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR La izquierda española La posición de la izquierda española ante la religión cristiana y. a c o m p a ñ a d o s p o r sacerdotes q u e tenían u n gran conocimiento del marxismo (Alberdi. La labor de los curas obreros fue muy relevante (es significativa la presencia en la dirección de CC O O del jesuita o b r e r o García-Salve j u z g a d o en 1972 en el famoso proceso 1001). A. Urenda. Saracíbar. Floristán. Bergamín. Diez-Alegría. Caffarena y el g r u p o del Instituto Fe y Secularidad).

la más i m p o r t a n t e editorial de cultura obrera de todo el franquismo. los socialistas del País Vasco (1994). El PCE sólo ha emitido u n a declaración (1975). como es. sino entre marxistas sin más. 51). Piadoso y tí- mido deseo que la realidad de esa lucha se ha encargado de dar sobrado cumplimiento hoy. el problema marxismo-cristianismo no tiene ya sentido como un problema a discutir entre marxistas y cristianos. un partido situado a la izquierda del PCE y en el que se experimenta p o r primera vez en España la convergencia entre cristianismo y marxismo. 1997)— h a n realizado encuentros sobre esta temática. Sus primeros dirigentes son cristianos y fueron detenidos y juzgados en u n consejo de g u e r r a en 1959. el p r i m e r lugar d o n d e se e n c o n t r a r o n políticos españoles d e izquierda en el exilio e intelectuales cristianos del interior). p e r o con m e n o r intensidad que en otros países europeos. el libro Teoría de la revolución (Taurus). Encuentros d e Cristianos por el Socialismo. (Quintanilla: 1981. dirigentes de partidos marxistas y teóricos creadores que se inspiran en los principios del marxismo. agosto de 1967) y desde entonces n o ha h e c h o n i n g u n a referencia a esta cuestión en u n programa. p e r o h a n sido convocados a instancias de otras instituciones: Conversaciones organizadas p o r la Paulus Gesettschaft (1964 a 1967. p o r ejemplo. Sólo los comunistas y socialistas de Cataluña (1979. El fuerte comp o n e n t e de cristianos en la izquierda española d e los años sesenta y setenta se plasma muy bien a través de las siguientes expresiones de M. los comunistas andaluces (1992) y algunos representantes de la e x t r e m a izquierda —Liberación y Zutik. 1993). el cual constituye la p r i m e r a teorización sobre la identidad y orientación de este movimiento obrero. el PSUC otra (1976) e IU se ha referido a esta temática u n a vez (1992). Militantes de la Acción Católica o b r e r a se i n c o r p o r a n a la U G T y a la CNT a finales de los años sesenta. Muchos militantes cristianos van a intervenir posteriormente en la creación de nuevas formaciones políticas (ORT y partidos socialistas regionales agrupados en la FPS) o se van a incorporar a sindicatos y partidos tradicionales de la izquierda española (PSOE. dirigente de la HOAC. el libro Comisiones Obreras •(1967) —secuestrado p o r la policía en la p r i m e r a semana de lanzamiento—. vemos cómo en estos cincuenta años el PSOE sólo h a emitido u n a declaración sobre esta temática (X Congreso. El PSOE e IU n o han convocado n u n c a u n e n c u e n t r o o unas j o r n a d a s sobre esta temática y en sus publicaciones n o se a b o r d a esta cuestión. Sólo con motivo del Programa 2000 convocó a u n g r u p o bastante n u m e r o s o de colectivos cristianos a través de la Fundación E n c u e n t r o (1989) para debatir ciertos aspectos sociales y económicos de ese programa. Foro sobre el H e c h o Religioso. Llanos y Diez-Alegría. Ebert y 212 213 . Quintanilla. habitual en la mayor parte de los partidos de la izquierda europea. comunista y anarquista en la década de los sesenta. sino que son marxistas. ex MC (1994.. el p r i m e r ideólogo del FLP. H a n existido foros d o n d e se ha p o d i d o debatir esta cuestión. Ellos crean en 1963 la editorial ZYX. en el que plantea el tema del quehacer revolucionario de los cristianos. Congreso de la Fundación F.. u n destacado intelectual socialista: Hace unos años todavía tenía sentido el piadoso deseo de que el diálogo entre marxistas y cristianos diera paso a la colaboración en la praxis de la lucha por el socialismo. básica para la introducción del p e n s a m i e n t o socialista. Seminarios del Instituto Fe y Secularidad. manifiesto o declaración del partido. PCE) Los militantes obreros cristianos entre 1962 — a ñ o en q u e lideran las huelgas de la minería asturiana y organizan a nivel estatal las cajas de resistencia y apoyo a los huelguistas y sus familias desde la Comisión Nacional de la H O A C — y 1966 son decisivos en la creación de CC O O . Es significativo que en 1959 publique Fernández de Castro. El diálogo y la colaboración entre izquierda y cristianismo ha existido en España. declar a n d o a su favor los sacerdotes Sopeña. En esta editorial publicará Jacinto Martín.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR Estas fuerzas cristianas van a intervenir en 1958 en la creación del FLP (Frente de Liberación Popular). congreso. U S O y AST. Analizado el periodo 1947-1997. A. cuando los cristianos no solamente votan a los partidos marxistas.

Esta declaración llama la atención por el año en que se realiza —hasta el Congreso de Suresries de 1974 n o llega a la secretaría general Felipe González y su grupo—.Jornadas del IDTP d e Bilbao (1994). Giménez Fernández". En este clima hay que insertar la primera declaración de apertura al cristianismo por parte del PSOE. TusellyJ. p u e s éstos son afines a los del socialismo. fue recogido por El Socialista (3 y 10 de marzo de 1958). ex ministro de la República y u n demócrata-cristiano q u e rechazaba el franquismo y se oponía a la colaboración de los católicos con ese régimen. Socialismo y religión n o implican contradicción. En septiembre de ese mismo año. en la q u e caracterizaba al régimen franquista c o m o u n "Estado totalitario con cruz alzada". cuatro miembros de IDC se entrevistaron en Bayona con los secretarios generales de UGT y PSOE. (En Tusell y Calvo: 1990. 310). 164-165). Primero fue Mariano Aguilar Navarro. En 1959.. El área socialista Entre el m u n d o socialista y el m u n d o cristiano siempre había existido u n a actitud de enfrentamiento. llegando a la siguiente conclusión: "Otra realidad sería España si todos los católicos pensaran como el Sr. luego. Altares y Leopoldo Torres". Peces-Barba.. entre los q u e estaba Felipe González. ingresó también en el PSOE. Llopis dio instrucciones a la dirección andaluza del PSOE en la clandestinidad para q u e estrecharan lazos con este tipo de cristianos. u n g r u p o de jóvenes sevillanos. En el exilio se realiza u n acercamiento entre el PSOE y el PNV. p r o c e d e n t e s de las filas democristianas. En la tercera parte. En la primera parte de ésta se realiza u n a interesante valoración crítica del neocapitalismo. que se realiza en el X Congreso del Partido. p u e s en E u r o p a se estaba creando "una gran corriente a base de socialistas y católicos". r e i t e r a n d o el aprecio de los nuevos 214 215 . Giménez Fernández creó el partido IDC (Izquierda Demócrata Cristiana) y escribió u n a carta a J u a n XXIII. el PSOE define sus objetivos políticos y su identidad cultural. Fe y Secularidad (1990). R. respectivamente.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR del I. llegando a la conclusión de q u e se p u e d e establecer u n nuevo tipo de relaciones gracias a los cambios acontecidos en esta institución y los planteamientos socio-económicos que ésta p r o p u g n a . crean la UFD (Unión d e Fuerzas Democráticas) . j u n t o a otros g r u p o s republicanos y nacionalistas. celebrado en agosto de 1967. Más adelante lo harían. El c o n t e n i d o de la conferencia de este catedrático d e Derecho de la Universidad de Sevilla. en el año de la muerte de Giménez Fernández (1968). PSOE e IDC. La declaración concluye presentando al PSOE como u n partido de diálogo. en la línea de la Declaración d e la I n t e r n a c i o n a l Socialista de 1951. Pascual Tomás y Rodolfo Llopis. Posteriormente se realiza u n recorrido histórico sobre las relaciones entre el PSOE y la Iglesia católica. En 1961'. No es verdad que exista esa escisión m a n i q u e a e n t r e u n m u n d o ateo y materialista y u n m u n d o religioso y espiritualista" (en Azcárate y otros: 1977. Simposio del Ministerio de Justicia (1995). En j u n i o de 1961. por la longitud y por el contenido de la misma.J. Sobre el p a s o de personas de la IDC (Izquierda Demócrata-Cristiana) al PSOE. el PSOE se define como partido laico y "no metafísico": "El socialismo no es u n a actitud de proyecciones metafísicas. El socialista J i m é n e z d e Asúa m a n t u v o también u n a correspondencia con Giménez Fernández hasta la muerte de éste en 1968. Calvo dicen lo siguiente: "En este clima (de tensiones intraeclesiales y políticas) se explican las defecciones que la Democracia Cristiana por él inspirada empezó a experimentar en diversas y sucesivas oleadas. algunos jóvenes d e IDC ingresarán en el PSOE. q u e el humanismo cristiano es u n o de los ingredientes culturales del socialismo en pie de igualdad con otras ideologías tradicionales c o m o el m a r x i s m o . Posteriormente. Desde esta perspectiva. asume explícitamente. p e r o u n mayor desbloqueo de esta actitud se va a ir i n c o a n d o a finales de la década de los cincuenta a raíz de u n a conferencia pron u n c i a d a p o r M. Giménez Fernández en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense. utilizando profusamente citas del Concilio Vaticano II y de encíclicas de J u a n XXIII y Pablo VI. y a finales d e 1960 se iniciaron contactos con el PCE y T i e r n o Galván. con el título de "Cristianismo y política social".

que impulsó nuestra formación social y política desde perspectivas solidarias y cooperativas) y la de Maritain nos llevó. ingresa en el PSOE. Ignacio Camuñas. En esta época este autor declara que cristianismo progresista y socialismo democrático son dos culturas q u e coexisten y se s u p e r p o n e n en su p e n s a m i e n t o y en su acción y. El principal representante de esta corriente de católicos de izquierda es Gregorio Peces-Barba. Peces-Barba y otras personas q u e c o m o él pertenecían a la FECUM. LaJOC fue la que consiguió la beca para que Felipe González se trasladara a estudiar a la Universidad Católica d e Lovaina 9 . n o ha reducido su estima. p o r ello. u n sindicato socialista autogestionario creado por militantes de la J O C (Juventud Obrera Cristiana).^111. Desde mediados de los sesenta. 118). 34). 29).LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAEAEL DÍAZ-SAIAZAR planteamientos eclesiales sobre la propiedad privada y la socialización de la economía y abogando por un "efectivo acercamiento de católicos y socialistas". entre los q u e estaban Javier Rupérez. precisamente Peces-Barba realiza su tesis docto- ral sobre el pensamiento político de este autor y en la presentación d e la edición de la misma en 1972 ya explícita claram e n t e su paso al socialismo desde y con el cristianismo: "El autor h a secularizado sus planteamientos políticos. todo lo contrario. posteriormente fue u n o de los principales ideólogos de la troskista LCR y finalmente ingresó en el PSOE. movidos p o r u n a cultura política cristiana q u e no van a abandonar. en el n s 30 de esa misma revista. En continuidad. aspectos de su tenor religioso. Julio Rodríguez Aramberri y j u a n Luis Cebrián. Teilhard de Chardin y Maritain. Alzaga y Camuñas serían destacados miembros de UCD. alimentado principalmente de la ética laica. Peces-Barba publica u n i m p o r t a n t e artículo.. traslado dimensiones del mensaje evangélico para perfilar. titulado "Sobre el papel d e un movimiento político de inspiración personalista". q u e le fortalecerá. la h a a u m e n t a d o p o r el p e n s a m i e n t o de Maritain. matizar o potenciar algunas dimensiones de la ética pública". a u n q u e n o su perspectiva de fe. agrupadas e n la FPS (Federación de Partidos Socialistas) . En u n artículo titulado ^Revolución en la libertad". a participar en la reconstrucción de la Izquierda Demócrata Cristiana que se identificaba con d o n Manuel Jiménez Fernández. En 1966. sin r u p t u r a . Peces-Barba fue el p o n e n t e constitucional del PSOE y presidente del Congreso de los Diputados.. Muchos de estos militantes cristianos y socialistas son de extracción o b r e r a y provienen de la USO.. u n a congregación apostólica de los jesuítas de la q u e h a n salido destacados dirigentes y militantes de izquierda. Óscar Alzaga. sin duda. externas en u n m o m e n t o al PSOE. en su raíz. u n movimiento apostólico muy activo al igual que la H O A C y la VOS. J. J u a n Luis Cebrián llegaría a ser el p r i m e r director de El País y Rupérez. un hombre de admirable dignidad" (Peces-Barba: 1996.. publicado en 1964 en la revista Cuadernos para el Diálogo (n° 12). Rodríguez A r r a m b e r r i realizó su tesis doctoral sobre el jesuíta Teilhard de Chardin. G. q u e ya a comienzos de los años sesenta participa decisivamente con otrosjóvenes en la creación de IDC: "Esa influencia (de la FECUM de los jesuítas. es evidente q u e existe hoy u n a corriente importante de h o m b r e s q u e p r e t e n d e n p o n e r el acento sobre lo socialista y completar así en este mom e n t o histórico esa obra a la que tanto contribuyó Maritain" (Peces-Barba: 1972. 14). (PecesBarba: 1996. Otro g r u p o que va a contribuir a la entrada de sectores significativos del m u n d o cristiano en el PSOE es el proveniente de las diversas corrientes socialistas. sino. algunos jóvenes de IDC experimentan u n a evolución que les lleva del ala de izquierda de la Democracia Cristiana al socialismo. en el que fundamenta la inserción de cristianos en los partidos d e izquierda con la aportación d e u n a cultura política basada en "una concepción de la persona y de la sociedad inspirada en el humanismo cristiano personalista y comunitario" (p. entre otros. recibe así desde éticas religiosas u n c o m p l e m e n t o . aparece ya su p e n s a m i e n t o de izquierda d e n t r o de u n m a r c o político demócrata-cristiano.. a u n g r u p o de amigos. al acabar la carrera.. Eugenio Royo —presi- 216 217 . Quizá el socialismo ético. m a n t e n i e n d o en ellas. 11. El autor cita a Mounier. Este político e intelectual socialista sigue p r o p u g n a n d o el valor del pensamiento político de matriz cristiana para el socialismo: "Su semilla se ha trasplantado y h a fructificado en tierras laicas. en 1972 G.

será u n partido laico en la m e d i d a en que n o se construya desde u n apriori filosófico y se base en las culturas de las fuerzas sociales que lo sustentan. El PSOE. Manuel de la Rocha. Francisco Vázquez. la idea de laicismo y el concepto de racionalidad. al igual que Peces-Barba. Carlos Dávila. Un intelectual socialista. a FECUM. yo veo que en mi propio partido esos sentimientos y esas ideas están más a flor d e piel q u e en el Partido Popular" (El País. En él plantea que el creciente n ú m e r o de cristianos en el PSOE. J o a n Majó.. Entre éstas destaca la r e p r e s e n t a d a p o r los católicos practicantes que 218 219 . p o r lo q u e respecta a la cuestión del cristianismo en el socialismo. El desafío que ante sí tiene el socialismo es el de asumir esa pluralidad en función del proyecto de liberación q u e es su razón de ser. Bono.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR d e n t e d e la J O C . inspirados en la formación de lo mejor que p u e d e tener el h u m a n i s m o cristiano. Demetrio Madrid. Francisco Fernández Marugán. Sauquillo y De la Rocha pertenecían. 9 de mayo de 1993. al señalar como u n a seña de identidad ideológica la pluralidad de culturas emancipatorias q u e lo sostienen: " H e t e r o n o m í a de elementos q u e construyen el socialismo. que n o tienen u n a concepción privada y apolítica del cristianismo. Es más. B o n o ha expresado reiteradam e n t e que "estoy en política inicialmente por u n impulso religioso" 10. condensan muy bien el pensamiento de muchos militantes socialistas de origen cristiano: "Hay u n a parte importante de votantes y militantes del PSOE que tienen u n a clara convicción y sentimientos de creyentes. barrio o b r e r o de Madrid. De eso se trata c u a n d o se dice q u e la religión es u n asunto público". pluralidad d e culturas. líder de USO y p o s t e r i o r m e n t e consejero de E c o n o m í a en el g o b i e r n o socialista d e la C o m u n i d a d de Madrid— personifica muy bien a este g r u p o d e cristianos en el PSOE.Juan Manuel Eguiagaray—miembro de Cristianos p o r el Socialismo y del Instituto de Pensamiento Cristiano y Diálogo de Bilbao—.. Otros católicos y socialistas significativos d e esta época de mediados de los setenta son Lluis Reverter. José Bono. diputado socialista y ex presidente de la J u n t a de Castilla y León. (Mate: 1986. consejero de Educación en el gobierno socialista de Madrid y u n o de los líderes de Izquierda Socialista. En la encuesta publicada en el libro Los marxistas españoles y la religión se p u e d e constatar c ó m o gran parte de los dirigentes e intelectuales de los partidos agrupados en la FPS eran cristianos y tenían u n a concepción de la dimensión pública del cristianismo en el socialismo. Este dirigente socialista p r o p u g n a u n a política de "acentuar afinidades" con el m u n d o cristian o . debe llevar al partido a asumir esta religión como u n a cuestión pública. elaborado con motivo de los debates del XXVIII Congreso del PSOE y el posterior Congreso extraordinario (septiembre de 1979). a la que había sido convocado por la Asamblea del Pueblo de Dios (una coord i n a d o r a de c o m u n i d a d e s cristianas de base d e orientación política radical)" (p. según Mate. Félix Pons. serán con el tiempo destacados dirigentes del PSOE. Es significativo que el mismo Bono narre en el libro citado en la nota anterior cómo "los «grises» (policía nacional) m e pillaron u n a vez con p r o p a g a n d a subversiva en u n a reunión en Villaverde. Víctor Manuel Arbeloa. Reyes Mate —proveniente de Convergencia Socialista de Madrid y posteriormente jefe del gabinete del ministroj. J. Maravall— es quien más intensa y sistemáticamente va a formular la necesidad de que el cristianismo sea u n a de las culturas políticas públicas del PSOE a través de u n a larga y densa obra de filosofía política y filosofía de la religión. u n a de las líderes de la maoísta ORT. 48). Diversos dirigentes regionales del PSOE provienen de FECUM yJEC (Juventud Estudiantil Cristiana). 38). Coen. es la principal heredera y continuadora en el PSOE actual de los planteamientos de Fernando de los Ríos. entonces militante del PSP. M. Unas declaraciones de Demetrio Madrid. La articulación político-ideológica de la tesis central de este autor apareció en el d o c u m e n t o "Por u n partido laico". Reyes Mate basa su planteamiento básico en la crítica a los tres c o m p o n e n t e s d é la ideología tradicional del PSOE q u e impiden asumir el cristianismo como u n ingrediente de la cultura socialista: la concepción de religión como cuestión privada. Esta obra. del austromarxista Max Adler y del socialismo neokantiano de H. p . y Francisca Sauquillo. Esta es precisamente u n a forma de reforzar el carácter laico del partido. 24).

M. aduce u n a carta de Kreisky a Palme y a Brandt. según él. según la cual "todas las ideologías valen lo mismo p o r q u e n i n g u n a es tomada en serio". En este contexto ideológico provocado por las tesis filosófico-políticas i m p e r a n t e s e n el Programa 2000. Esta asunción ha de ser explícita y n o vale u n a aceptación liberal.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR h a n otorgado u n gran apoyo electoral al PSOE — m u y superior al de indiferentes. como apoyo a su argumentación. muestra su oposición al nuevo fundamento ideológico laicista y laicizador q u e se pretendía imponer en el PSOE a través del intento de convertir en pensamiento de todo el partido lo que simplemente era la peculiar filosofía de u n g r u p o de intelectuales q u e defendían como seña de identidad del socialismo u n materialismo racionalista explícitamente antirreligioso. Arbeloa. Arbeloa — u n socialista muy significativo. recoger u n a corriente cultural q u e de h e c h o existe en el partido. Planteó la necesidad de adoptar un tipo de racionalidad socialista más pluridimensional y abierta al cristianismo. R. iba en contra de la pluralidad de culturas socialistas existentes en el PSOE y se situaba en las antípodas de los planteamientos de la Internacional Socialista y de la inmensa mayoría de los partidos socialistas. cristianas y n o cristianas. El autor del d o c u m e n t o afirma que los cristianos ni son ni quieren ser u n frente o u n a corriente política específica en el interior del partido. Considera q u e éste es u n pensamiento más afín al socialismo q u e la opción tomada 220 221 . En esta ocasión. : 1991). conceptos nucleares del cristianismo. Mate también intervino en el debate indicando los límites del racionalismo crítico adoptado como filosofía más afín a la nueva identidad del socialismo. Mate afirma que declarar q u e la religión es u n asunto privado. simplemente pretenden que las dimensiones culturales y sociales del cristianismo sean reconocidas como señas de identidad del PSOE. en la que el socialista austríaco centra la identidad del socialismo en u n f u n d a m e n t o moral radicado en la solidaridad y en la idea de fraternidad. Este d o c u m e n t o pretendía ser el inicio de u n debate d e n t r o de la reelaboración ideológica del PSOE. El planteamiento de Arbeloa se basaba en las tesis del socialismo e u r o p e o para reivindicar la legitimidad histórica e ideológica de considerar el h u m a n i s m o cristiano como u n a cultura pública del PSOE en pie de igualdad con otras culturas políticas presentes en el mismo. Reyes Mate ha reivindicado la actualización del socialismo ético n e o k a n t i a n o d e H. Coen. los cuales habían incorporado el h u m a n i s m o cristiano desde hacía decenios como u n a de las culturas públicas y definitorias de su identidad socialista. q u e había realizado u n a contribución importante a rescatar la historia del PSOE desde los años sesenta—vuelve a plantear la necesidad d e que el partid o asuma el cristianismo como u n c o m p o n e n t e cultural de sus señas de identidad pública. Asumir en el partido el c o m p o n e n t e de cultura política del cristianismo supone. reforzado con los planteamientos fílosófico-teológicos d e Metz. V. Arbeloa. u n a década después. sería u n acto totalitario contrario a la razón laica que se caracteriza p o r tener en cuenta lo q u e r e a l m e n t e pasa en la sociedad. agnósticos y ateos— y sin los cuales el partido n o habría experimentado su crecimiento. También fueron muy importantes en este d e b a t e las contribuciones de Adela Cortina y de J o a q u í n García Roca para la formulación de u n nuevo concepto de laicidad q u e permitiera u n a mayor a r m o n í a y articulación entre las diversas culturas socialistas. Esta operación. U n a peculiar correlación de fuerzas ideológicas d e n t r o del PSOE n o p o d í a llevar a la exclusión del h u m a n i s m o cristiano de la ideología y de las señas de identidad públicas del partido. dentro del PSOE (en Alvarez Bolado y otros: 1989. el cual es caracterizado como u n a "cultura cómplice del socialismo" con mayor capacidad para f u n d a m e n t a r la solidaridad y la universalidad como núcleos de u n a nueva cultura socialista. W . según este intelectual socialista. en AA. La práctica política del día a día — q u e parece n o requerir debates culturales de f o n d o — y la llegada del PSOE al poder postergaron esta propuesta de diálogo sobre las culturas políticas existentes en el PSOE. Es en los años 1989-1990. que se define "socialista cristiano". cuando de h e c h o n o lo es en el m u n d o socialista y en la realidad española. c u a n d o se volverá a reabrir el tema con motivo del Programa 2000.

Es decir. C o m o vimos en un apartado anterior. la aceptación de la aportación religiosa o de la creencia religiosa como un hecho positivo para un proyecto de izquierda no se ha realizado. 1990). Raimon Obiols es el prim e r dirigente q u e en la historia reciente del PSOE lanza u n llamamiento público al m u n d o cristiano con motivo d e la celebración del VI Congreso del PSC-PSOE en 1990 y lo publica en el diario La Vanguardia. no puede ser que haya un grupo importante que esté instalado en el Partido Socialista. que defina el proyecto y que lo ofrezca a los electores para que simplemente lo apoyen. etc. todos estos planteamientos n o fueron asumidos p o r la dirección del partido. invitaba a elaborar conjuntamente u n a nueva cultura y práctica política.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAK p o r los ideólogos de ese p r o g r a m a d e inspirarse en el pensamiento de autores liberales como Rawls y Rorty. dirigente mallorquín del PSOE y presidente del Congreso de los Diputados. estadísticamente. si se me permite. católicos de progreso y socialistas democráticos? Es insensato. una cierta dimensión de espiritualidad al proceso de evolución política y social en este país y que no se contenta con una situación que ya Marx criticaba como propia de un materialismo práctico.. Mate. Pons. En el informe q u e abrió el VI Congreso del PSC-PSOE (Gerona. en el alemán. tanto laicos como cristianos. Sin embargo. por lo menos negación del valor del hecho religioso en la configuración de la sociedad o al menos indiferencia ahsoluta ante este hecho. es evidente.. Son algunos ejemplos a seguir. que quieren una sociedad más solidaria. tan sincera ofrecemos el diálogo con los cristianos. en el inglés. siguiendo u n m é t o d o parecido al de la izquierda italiana.. Cualquier reflejo de sectarismo por una u otra parte es rechazable. de las asociaciones. La razón de los vencidosy Memoria de Occidente.. o tendrían que cerrar la mitad de las iglesias o tendría que cerrar el Partido Socialista. de los partidos. Explícitamente rechaza u n a intencionalidad m e r a m e n t e electoralista y lo plantea c o m o la recuperación de u n diálogo en profundidad y u n a colaboración práctica entre'el m u n d o socialista y el m u n d o cristian o q u e son. según él. (Pons: 1991. ámbitos sociales interconectados desde h a c e años en la realidad catalana. y por descontado con la gente del mundo laico. llamó la atención sobre la excepcionalidad o anormalidad e u r o p e a de las tesis imperantes en la dirección del partido a la h o r a de n o asumir el h u m a n i s m o cristiano como u n a cultura pública del PSOE: El PSOE tiene que integrar en pie de igualdad a las distintas culturas sociales que han apoyado el proyecto socialista. h a construido u n tipo de racionalidad socialista muy marcada p o r el judeo-cristianismo y conectada a u n a redefinición y reorientación de la política socialista. ¿Cómo es posible que exista un diálogo entre católicos progresistas y troskistas y no exista en este país un diálogo claro y abierto entre católicos solidarios. tan poco instrumental. F.202-203). Yo he dicho muchas veces que si fuese incompatible el apoyo al socialismo y la condición de católico en España. con toda la gente que quiera dar. es necesaria la confluencia de las fuerzas espirituales. Pero en muchos socialismos europeos ya se ha producido este proceso hace muchos años: en el escandinavo. La nueva a p e r t u r a socialista al m u n d o cristiano Otros importantes dirigentes federales del PSOE sí compartían estas tesis y van a impulsar iniciativas significaticas q u e manifiestan su concepción de q u e el cristianismo es u n a cuestión pública para la izquierda. más rica de verdad.. Un grupo que yo creo que está aportando energías al proyecto socialista es sin duda el de personas que llegan al socialismo desde sus creencias religiosas. de los sindicatos. 222 223 . Y por esta razón tan elemental.. Obiols afirmó lo siguiente sobre esta temática: Nuesto partido ha de abrirse al diálogo con los movimientos de base. en sus obras Mística y política. ha habido si no anticlercalismo. Una gran parte de los cristianos españoles han apoyado al Partido Socialista... Después d e valorar positivamente los planteamientos socio-económicos existentes incluso d e n t r o de la j e r a r q u í a de la Iglesia. o precisamente por sus creencias religiosas...

La iniciativa parte del proceso de convergencia PSOE-Euskadiko Ezkerra. Siurana) y p e n s a d o r e s cristianos (Duch. Este proceso culminó con la constitución orgánica del g r u p o Cristianos-Socialismo d e n t r o de la Secretaría de Movimientos Sociales del PSE-PSOE. seminarios. en su intervención en el Congreso Euroizquierda y cristianismo. Onaindía y Larrínaga. Viene desarrollando desde entonces u n a intensa actividad con la celebración de encuentros. Jaúregui afirmó que "no hay límite para recorrer u n camino d e apertura al cristianismo. en las que intervinieron como ponentes destacados políticos e intelectuales socialistas (Obiols. Los temas centrales giraron en torno a los valores compartidos por la tradición socialista y cristiana. pues esta tarea h a de hacerse desde diversas concepciones filosóficas.. titulada "Los nuevos frentes del diálogo". El socialism o h a d e tener u n a gran a p e r t u r a a las ideas del otro. Obiols. q u e parte del reconocimiento de la pluralidad de culturas socialistas d e n t r o del PSOE y del rechazo del socialismo c o m o ideología totalizante. La finalidad de los encuentros fue plantear la política de apertura del partido al m u n d o cristiano. partiendo de u n a autocrítica p o r n o haber sabido valorar este sector social. las políti- cas de solidaridad en Europa y España. Obiols considera q u e la izquierda debe asumir u n a modestia epistemológica y desprenderse de actitudes ontológicas y cientificistas de posesión d e la verdad. éticas y religiosas que confluyan en la adopción de objetivos socialistas. o p o r t u n i d a d e inteligencia hacerlo". Jaúregui. Esta idea del cristianismo como cuestión pública para la izquierda llevó a la dirección del PSC-PSOE a organizar en 1993 unas j o r n a d a s tituladas "Cristianismo y socialismo: u n diálogo a reemprender". En este sentido es muy interesante abrirse y recoger la tradición cultural de los cristianos procedentes del Concilio Vaticano II" (en Jaúregui y otros: 1997. abogó p o r la creación de u n a infraestructura para asegurar u n contacto p e r m a m e n t e con el m u n d o cristiano a través d e encuentros. la potenciación de la solidaridad. lo cual es también u n a exigencia para el m u n d o cristiano. En las j o r n a d a s sobre "Religión y sociedad en España". j o r n a d a s de debate. seminarios. ex ministro de Sanidad. para p o d e r ir tejiendo u n nuevo clima cultural y político con este i m p o r t a n t e sector d e la sociedad española. sino la d e abrirse a todas las tradiciones que p u e d a n converger en los valores del socialismo. 17 de julio de 1996). ha mostrado la relevancia de la crítica al capitalismo expresada p o r la nueva doctrina social de la Iglesia y h a declarado q u e "soy socialista y u n a de mis raíces es el humanismo cristiano". 6). es de justicia. Vilanova). el lugar de la misericordia y la fraternidad en la cultura y la política de la izquierda (Obiols y otros: 1994). Obiols h a impulsado diversas iniciativas hacia el m u n d o cristiano y h a participado en diversos foros en los q u e se h a a b o r d a d o esta temática. la reconstrucción de la idea de progreso. otorga u n papel relevante a los cristianos a la h o r a de reelaborar la cultura política de izquierda.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR R. etc. organizadas p o r el Ministerio d e Justicia en la época del ministro Bclloch. Este dirigente socialista considera que "la pretensión del socialismo actual n o es la del doctrinarismo. Así. convocaron en dos ocasiones a un numeroso g r u p o de cristianos pertenecientes a diversos movimientos eclesiales y activos militantes en movimientos sociales. Este g r u p o constituye algo inédito en la historia d e la izquierda española. (Cinco Días. la revitalización de la democracia participativa y el rechazo del fundamentalismo. Lluch. Rovira. u n partido en el que la presencia cristiana en los ámbitos de militancia y creación de cultura política era fuerte. mientras que Onaindía manifestó que los sindicatos y los grupos cristianos de base son los movimientos sociales más importantes para la izquierda. afirmó que la contribución del m u n d o cristiano era relevante para la izquierda en cuatro ámbitos: la dignificación d e la política a través de la concepción de ésta c o m o "vehículo d e la moral". del q u e n o piensa c o m o él. Molas. a u n q u e es semejante a otros existentes en la mayor parte de los partidos socialistas europeos. Faus. etc. Majó. En 1993. dirigentes del PSEPSOE. 224 225 . Dentro del PSC-PSOE. E. publicaciones. Ramón Jaúregui es otro dirigente socialista q u e viene realizando u n a política de acercamiento al m u n d o cristiano.

Fernández de la Vega. y a veces mucho mejores.. Debemos p e r d e r el miedo a reivindicar para el socialismo y la izquierda la carga de solidaridad. que el m u n d o cristiano solidario hay q u e ubicarlo d e n t r o de los aliados potenciales de u n nuevo proyecto socialista: El Partido debe ser consciente de que los socialistas no están sólo en el PSOE. sino que hay muchos otros socialistas. p. A. sindicatos. J á u r e g u i ha afirmado. impulsaron u n a política basada en la convicción de q u e el Estado h a de tener en cuenta de u n m o d o activo las creencias religiosas de la sociedad y m a n t e n e r unas relaciones intensas d e cooperación con las confesiones religiosas. Planteo la cuestión de una base ideológica común que implantaría una forma de unidad abierta a la diversidad de creyentes y no creyentes.197-198). enero de 1998. Onaindía. en u n a e n m i e n d a a la Ponencia Marco del XXX Congreso del PSOE y en las Resoluciones del III Congreso del PSOE-PSE. Diversos intelectuales y políticos pertenecientes a las distintas sensibilidades y corrientes existentes en el PSOE parecen compartir la tesis del intelectual marxista A d a m Schaff. de inconformismo. En las jornadas en las que este político socialista realizó estas afirmaciones. dentro del apartado "partido. esos movimientos pacifistas. dentro de su propuesta de un partido más abierto. en las ONG. 9). ya que pueden participar en él personas con ideas distintas en cuanto a la fe religiosa. 98). d e provocación. Belloch y M. u n activo p r o m o t o r de la revista El socialismo del futuro. J.. Esa base es el humanismo que coloca al hombre y el amor al prójimo como el principal de los valores. en la calle. en Caritas. T. (Schaff: 1993. En esta ocasión. T. seg ú n ellos. otros desta- 226 227 . El Estado es aconfesional. Estas ponencias y otros trabajos sobre los nuevos planteamientos del PSE-PSOE han sido recogidos en u n a publicación editada por el partido. Con posterioridad al III Congreso. 1967) aparece en u n d o c u m e n t o del PSOE u n a declaración explícita sobre el m u n d o cristiano. tanto el referido a la crítica al PSOE existente en el m u n d o cristiano c o m o el dedicado al debate con los intelectuales q u e p r o p u g n a n la privatización forzada del cristianismo en la cultura del PSOE. de rebeldía con el statu quoy con la injusticia q u e contiene el mensaje cristiano y la e n o r m e fuerza.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR El cambio cultural que esta orientación de la dirección del PSE-PSOE conllevaba originó la organización d e unas jornadas en 1994 sobre "Cristianos en el socialismo vasco" con ponencias de Jaúregui. impulsada p o r el llamado sector guerrista del partido: Hoy sería una locura que la izquierda rechazase a un aliado tan potente en el mundo como los movimientos religiosos. 2). Después de treinta años (X Congreso del PSOE. esa sociedad civil progresista que hay en grupos de inspiración católica que expresan su compromiso con la democracia y el socialis- mo a través de su fe cristiana. Ramón Jaúregui afirmó que "muchos de los valores q u e el socialismo hace suyos tienen u n a raíz cultural cristiana innegable. Fernández de la Vega rechazan u n tipo de Estado laicizador y defienden el m o d e l o de cooperación intensa Iglesia-Estado. Belloch considera q u e "la religión es u n h e c h o social importante y desde u n p u n t o de vista político es necesario reconsiderar los roles que j u e g a en la sociedad civil" (en Urrutia: 1995. del lenguaj e evangélico para expresarla" (Jaúregui y otros: 1997. en la época que estuvieron al frente del Ministerio de Justicia. por cuanto sus integrantes aceptan el marxismo como guía en la acción práctica. esa gente que lucha por la solidaridad internacional. que es parte del acervo cultural de Occidente. En el caso de la teología de la liberación y de los movimientos afines que hay en Europa esta alianza es tanto más fácil. En 1997 esta nueva política hacia el cristianismo y el m u n do cristiano h a sído recogida explícitamente en la Ponencia Política de Bizkaia. R. El humanismo así entendido desempeña un papel ecuménico (uso ese término salido de la teología cristiana). en asociaciones ecologistas. en los sindicatos. Ellos son nuestros aliados. movimientos sociales". Tanto él como M. (En El Socialista. p e r o la cuestión religiosa n o le ha d e ser extraña o ajena. En ella hay que destacar los textos del socialista García de Andoín. Eguiagaray.

la racionalidad y la cultura socialista. reafirmaron su convicción de la relevancia del cristianismo para el quehacer de la izquierda en la actualidad. pues los articulan dialécticamente sin trasferencias inaceptables dentro de u n socialismo de reformismo radical. En u n escrito publicado en 1982.165). de excluir al cristianismo y al m u n d o cristiano de la cultura y la política socialista. como E Sauquillo y M. En él e x p o n e el alcance político de la necesaria apertura al m u n d o cristiano y defiende u n m o d e l o d e p a r t i d o de masas q u e recoja la "pluralidad d e culturas revolucionarias existentes en su seno. Sotelo es u n intelectual socialista q u e desde el agnosticismo defiende u n a concepción de la racionalidad muy alej a d a del cientificismo imperante en ciertos medios del PSOE y valora muy positivamente las contribuciones históricas y actuales del cristianismo a la izquierda. Su pensamiento sobre esta cuestión aparece en el texto de u n a ponencia ti- 228 229 .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR cados miembros del PSOE.39). Él h a analizado los orígenes cristianos e incluso teológicos de las principales ideas y valores del socialismo en diversas publicaciones. Sin e m b a r g o . son muchos los cristianos de izquierda que saben distinguir el ámbito de las convicciones religiosas y el d e la práctica política. Ello n o conlleva u n olvido de las profundas diferencias de fundamentación de las culturas socialistas cristianas. de la Rocha. (Bayona: 1993). al contrario. Gómez Llórente es u n histórico socialista q u e en los últimos años h a mostrado u n interés creciente por las nuevas expresiones emancipatorias del cristianismo. r e d a c t a d o con otros militantes del PSOE. presentada en el congreso "Euroizquierda y cristianismo". I. pues es desde el q u e se p u e d e enjuiciar criticamente lo existente y la constitución de u n sujeto n o absorbido por el individualismo. defiende u n concepto d e laicidad contrario al monopolio ideológico de u n a única filosofía q u e inspire al partido. En esta ponencia realiza u n a fuerte crítica a quienes defienden la vieja tesis socialista de la religión como cuestión privada basados en u n peculiar racionalismo cientificista. de origen cristiano. García-Santesmases. es u n a p e r s o n a que h a realizado penetrantes análisis sobre el cristianismo y las relaciones de éste con la política. agnósticas y ateas. L. este autor distingue entre metafísica y cultura política. ha planteado también la conveniencia de que el PSOE se abra más al humanismo cristiano y h a reconocido la parte de verdad existente en la crítica al cristianismo de izquierda elaborada por diversos intelectuales socialistas. el socialismo d e b e hacer suya la parte emancipatoria de la tradición cristiana" (en García-Santesmases y otros: 1982. Considera q u e los movimientos cristianos de base e n c a r n a n en España u n a izquierda social llena de autenticidad. Ahora bien. Hay u n terreno de debate y confrontación entre filosofías inmamentistas y teologías cristianas d e n t r o d e la cultura de la izquierda que afecta a la concepción del tipo de racionalidad filosófica del socialismo que n o d e b e ser obviado. En los planteamientos d e este político e intelectual socialista influye el c o n c e p t o d e racionalidad q u e p r o p u g n a . 29). pero ello n o implica la exclusión del cristianismo de las señas de identidad del partido. el intelectual y político A. el cristianism o tiene u n claro lugar público en el socialismo en dos ámbitos específicos c o m o son los de la cultura política y la praxis de transformación social. según él. afirma que la gran aportación de la religión cristiana al m u n d o de la izquierda consiste en ofrecer el p u n t o de mira contenido en su utopía. Este autor reivindica la capacidad de la tradición socialista para constituir u n a cultura p r o p i a basada en el h u m a n i s m o antropocéntrico y el agnosticismo sin la necesidad imperiosa de t e n e r q u e acudir a la religión. explícitamente califica de "nefasto" el planteamiento. bastante alejado del racionalismo cientificista y materialista de otros agnósticos. B. u n o de los máximos responsables del g r u p o socialista en el Senado y coautor del libro La izquierda. Bayona. y el análisis que tiene sobre el m u n d o cristiano: "No creo q u e el agnosticismo materialista tenga que ser la . El líder de Izquierda Socialista. sin embargo. En n o m b r e de este intercambio dialéctico entre teoría y práctica. En la ponencia "¿Una nueva euroizquierda? Sus relaciones con el cristianismo". defendido p o r ciertos intelectuales. (García-Santesmases: 1994. condición sine qua non de u n programa emancipatorio" (García-Santesmases: 1993.

se manifestaba ya en los años treinta como "comp a ñ e r o d e viaje" del PCE. p e r o si se p o n e n a hacerlo mal n o lo hacen p e o r " (en Vilar: 1976. El acercamiento del PCE al m u n d o cristiano español se ubica d e n t r o de la política de reconciliación nacional q u e este partido empieza a diseñar entre mediados y finales de la década d e los cincuenta. discutiendo con él. M u c h o más lo pienso así después del Concilio y de los e s t u p e n d o s ejemplos q u e se h a n d a d o en Salzburgo y en París con los coloquios entre católicos y marxistas. q u e n o e n c e r r a d o en la cárcel. el movimiento de los socialistas religiosos. según Gómez Llórente.14). En el c a m p o demócrata-cristiano antifranquista (reducido. los partidos políticos sólo p o d r á n transformarse radicalmente si son capaces de crear u n a nueva cultura. pronunciada en u n seminario del CEPES (24 de abril de 1997). pero existente) la disposición al diálogo con los comunistas y la crítica a la j e r a r q u í a de la Iglesia eran bien patentes. Yo creo q u e en todas partes hay h o m b r e s h o n r a d o s . En ella valora la nueva idea de salvación i n t r a m u n d a n a elaborada p o r la teología de la liberación y destaca la concepción cristiana de u n a nueva racionalidad global a la que debe subordinarse la racionalidad económica y tecnológica. El rechazo al c o m u n i s m o estalinista de u n PCE muy dep e n d i e n t e del P C U S era muy fuerte en los ámbitos cristianos. Ibarruri ("Pasionaria") planteó la necesidad de establecer u n a alianza con los católicos democráti- El área comunista La relación del c o m u n i s m o español con el cristianismo y el m u n d o católico h a estado lógicamente d e t e r m i n a d a p o r las tesis marxistas-leninistas sobre la religión y por el comp o n e n t e estalinista q u e marcó al PCE d u r a n t e bastantes decenios. c o m o p u e d e extraerse d e las declaraciones d e M. director de la revista Cruz y Raya y exponen- 230 231 . Los cambios acontecidos e n el m u n d o cristiano obligan. a u n q u e fuera de u n m o d o muy instrumental al principio. por eso su e n t r a d a en este partido n o se producirá hasta mediados de los setenta. lo q u e "implica manten e r u n a actitud creadora en el t e r r e n o de la teoría política. Según él. E. Sólo p o d e m o s constatar u n a excepción p o r parte cristiana q u e se sitúe fuera de este clima de distanciamiento y recelo mutuos. la tradición socialdemócrata más avanzada y las aportaciones de carácter religioso progresista". p e r o n o en los eclesiásücos españoles. Todos estos planteamientos manifiestan la pluralidad de posiciones que existen en el PSOE sobre la cuestión del lugar del cristianismo en el socialismo. Giménez F e r n á n d e z a S. el catolicismo español de izquierdas era muy valorado p o r el PCE. Sus cartas al Vaticano serían decisivas para la distancia crítica q u e Pablo VI tuvo respecto al franquismo. a replantear el significado d e la religión d e n t r o del socialismo dada la "capacidad de las convicciones religiosas para impulsar la transformación social". Bergamín. pero ni u n paso más". Este gran poeta de la generación del 27.. (Curiel: 1989. asumiendo la influencia del marxismo renovado y antidogmático. este giro histórico n o hubiera sido posible sin el cambio espectacular — d e la misma dimensión histórica— acontecido d e n t r o del catolicismo español gracias a los factores q u e expuse en páginas anteriores. Aquel demócrata-cristiano declaraba en la misma entrevista q u e creía en Dios y en la Iglesia. D. Curiel ha defendido la aportación del cristianismo a u n nuevo pensamiento político de la izquierda. Es muy conocida su célebre frase: "Yo con los comunistas hasta la muerte. te de u n p e n s a m i e n t o cristiano progresista en la época de la II República. Algunas de estas posiciones e m p a l m a n con toda u n a corriente histórica presente en el socialismo e u r o p e o e incluso en el PSOE (Fernando de los Ríos): el socialismo n e o k a n t i a n o . Sin embargo. 464).LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR tulada "El movimiento obrero y la cuestión religiosa".. Vilar en noviembre de 1966: "Prefiero a u n comunista sentado a mi misma mesa. el evangelismo socialista y el austromarxismo. yo q u e r r í a pensar q u e los obispos españoles lo hacen todo con la mejor intención. Ya en el V Congreso (1955) del partido. Sin embargo. c u a n d o el régimen franquista ya se ha consolidado internacionalmente. la d e J.

Carrillo. destacaba e n la revista Problemas de la paz y el socialismo (Praga) la gran labor realizada por los movimientos de la Acción Católica Obrera (HOAC yJOC) en la defensa de los trabajadores y los contactos de los comunistas con ellos en muchas luchas obreras. y n o a u n socialismo cristiano. "los católicos son los más leales y eficaces aliados q u e tenemos en la lucha p o r la libertad y la justicia social". En 1966. Ese mismo año. en el que analiza los cambios acontecidos d e n t r o del m u n d o católico español y la orientación de izquierda consolidada en u n amplio sector del mismo desde comienzos d e la década de los cincuenta: "Una corriente creciente en medios católicos de adhesión al socialismo. Melchor publica ese mismo año en Nuestra Bandera (n e 56-57) u n largo artículo titulado "Comunistas y católicos: experiencias de u n a colaboración". Ese mismo año. reconocimiento de que el cristianismo ya n o es siempre opio del pueblo. percepción de u n m u n d o cristiano de izquierda con personalidad propia. líder d e la clandestina Izquierda Demócrata Cristiana. al que se basa en la socialización de los medios de producción". en el que su autor (Luis Costa) valora positivamente sus planteamientos. pero reco- 232 233 . Aguirre. Azcárate: "La dinámica interna del marxismo le obliga a enriquecerse. En esta década la dirección del partido entró en contacto con M. sino al socialismo científico. fueron determinantes. Azcárate. Realidad (n a 5) publica la intervención de m o n s e ñ o r G u e r r a Campos en el Concilio Vaticano II sobre la cuestión del diálogo con el marxismo. como ha recordado en u n a semblanza del mism o publicada en El Ciervo (febrero de 1992). Alvarez Bolado. En 1965. Carrillo plantea en 1963 en el Comité Central la conveniencia de intensificar el acercamiento al m u n d o cristiano. L o m b a r d o Radice. Estas afirmaciones revelan muy bien la línea del partido: alentar u n a izquierda cristiana con la que colaborar para apoyar al movimimiento obrero y restablecer la democracia. captó la necesidad de iniciar un cambio ideológico radical sobre la cuestión cristiana en el comunismo. El contenido d e estas conversaciones fue publicado en Realidad (n e 7). CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR cos. En esta ocasión. Estas posiciones se m u e v e n todavía dentro de u n campo teórico que podríamos d e n o m i n a r c o m o leninismo levemente m o d e r a d o . M. vuelve a realizar u n a valoración muy positiva de los grupos cristianos de orientación socialista que combaten a la dictadura franquista en medios obreros y universitarios: "Las fuerzas de oposición al franquismo q u e poseen hoy día más g r a n d e influencia en el movimiento obrero y en el universitario son los comunistas y los católicos". El diálogo con el m u n d o cristiano sobre cuestiones ideológicas de fondo se intensifica en 1965 a través de unas conversaciones mantenidas en Roma entre M. con el tiempo d u q u e de Alba. En su libro Nuevos enfoques a problemas de hoy dedica u n capítulo al tema del cambio de enfoque comunista sobre esta temática. a desarrollarse asimilando las parcelas de verdad objetiva que sean descubiertas. A partir de 1969 la dirección del PCE en la clandestinidad entra en contacto con m o n s e ñ o r Tarancón y lo visita varias veces en su obispado de Toledo e n c o n t r a n d o siempre u n a acogida cordial. otro miembro de la dirección. acompañada de unas interesantes anotaciones de M. tal como ha relatado recientemente S. en especial con L. S. En la década d e los sesenta esta política se refuerza. Las corrientes católicas que sean u n a fuerza transformadora proyectada hacia el futuro tendrán u n amplísimo campo para competir con el marxismo y hacer sus propias aportaciones al devenir histórico de España".lA IZQUIERDA Y El. S.. a u n q u e la base de éstas sea diametralmente opuesta a las nuestras. la revista teórica del PCE Realidad (n a 1) publica u n amplio artículo de análisis d e la encíclica "Pacem in Terris" de J u a n XXIII. racionalizadas p o r otras corrientes de pensamiento. y el teólogo José María González Ruiz. En 1967.. Azcárate participa en H e r r e n c h i e n s e n en el segundo encuentro e u r o p e o de diálogo marxismo-cristianismo y allí se produce u n diálogo con la delegación española compuesta por inte- lectuales cristianos progresistas c o m o A. Azcárate. en declaraciones a la prensa francesa e italiana reproducidas por Mundo Obrero. Los contactos con dirigentes del PCI. Siguán y j . u n destacad o miembro de la dirección del PCE. M. Sánchez Montero en sus Memorias. es decir. llamada a la convergencia e incluso a la entrada en el partido. F. Santiago Alvarez. Giménez Fernández.

En 1981 todavía se p u e d e registrar u n trabajo de la dirección del PCE hacia el m u n d o católico con el q u e se m a n t i e n e n contactos y r e u n i o n e s de trabajo en la sede central del partido. destacaban la contribución de los católicos a la lucha contra el franquismo y el imperativo de integrarlos e n el partido. M. Tanto Comín como Peces-Barba llegan a la izquierda influidos primariamente por el pensamiento personalista. Esta línea política daría sus frutos y u n exponente de ello es la entrada en 1974 en el PCE-PSUC de Alfonso Comín. del PCF. q u e tiene el mismo significado histórico q u e la de Peces-Barba en el PSOE dos años antes. importante intelectual comunista e hijo de u n o d e los católicos progresistas q u e formaban parte d e la dirección de Cruz y Raya. el PSUC organiza unas j o r n a d a s internacionales sobre "Cristianismo y socialismo en libertad" con intervenciones del presidente y secretario general del partido y de destacados intelectuales y dirigentes del PCI. Comín. u n a de las revistas más importantes d e la oposición al franquismo. En 1976 realizan declaraciones en la misma dirección el Comité Central del PSUC y el Comité Ejecutivo del PCE de Euskadi. el Comité Ejecutivo del PCE publica la declaración "Militancia de cristianos en el Partido". p u e d e revestir u n contenido anticapitalista. dedicado monográficamente al t e m a marxismo-cristianismo. Lo cual plantea con urgencia la necesidad de elaborar las vías teóricas y prácticas d e u n auténtico pluralism o socialista. En su texto. plantea claramente en sus primeras intervenciones en el Comité Central la necesidad de que el PCE tenga u n a nueva política sobre la cuestión cristiana. La entrada de Comín en el PCE. Carrillo formula en Eurocomunismo y Estado u n a nueva visión comunista del cristianismo y de la Iglesia. de Mounier en el caso del primero y de Maritain en el segundo. S. Manifiestan u n nuevo análisis sobre el mund o cristiano y eclesial. Carrillo en u n p l e n o del Comité Central declaraba q u e "uno de los méritos d e nuestra política es h a b e r sabido ver a tiempo los cambios q u e se iniciaban en el seno de la Iglesia y en h a b e r apreciado j u s t a m e n t e el valor positivo de esos cambios". Exponente del interés de los intelectuales comunistas p o r intensificar el e n c u e n t r o con estos sectores cristianos es el n a 11 de Cuadernos de Ruedo Ibérico (1967). En el Comité Central se crea la comisión "Militancia comunista y Cristianismo". es absolutamente decisiva para u n a radical orientación ideológica del partido respecto a la cuestión del cristianismo en el socialismo. que se declaraba cristiano-marxista. Comín era quizá la personalidad más representativa de los católicos de izquierda. En 1973. de conciencia. Nuestro esfuerzo ha de ser apoyar a este sector más avanzado del movimiento católico sin confusionismos ideológicos ni oportunismos". La r u p t u r a de la tradición marxista-leninista Las declaraciones sobre la militancia de cristianos en el partido tienen u n a línea a r g u m e n t a l c o m ú n e introducen cambios sustanciales en la teoría comunista tradicional sobre el cristianismo. e n el q u e detectan cambios positivos y orientaciones socialistas con u n gran potencial revolucio- 234 235 . el q u e luego sería ministro d e Cultura del PSOE afirmaba: "Hemos de pensar q u e la fe cristiana a u n nivel puram e n t e religioso. como era el caso del movimiento Cristianos por el Socialismo creado ese mismo a ñ o en España. El apoyo público de Carrillo y "Pasionaria" a esta d e m a n d a fue decisivo. lo cual n o debía llevar a sincretismos ideológicos. En este n ú m e r o destaca el artículo de Jorge Semprún. En 1971.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR nociendo antagonismos ideológicos y contradicciones en este campo. del PCE y del PSOE. Sánchez Montero. G. En 1979. en otro p l e n o del Comité Central. dada la orientación marxista de m u c h o s de ellos. S. Sacristán insistiría con especial énfasis a finales de los sesenta en u n artículo publicad o en Criterion (n e 35) e n la convergencia moral entre comunistas y católicos. En febrero de 1975. En 1977. López R a i m u n d o y S. militante de Bandera Roja desde 1970 y u n o de los primeros miembros del FLP en los a ñ o s cincuenta.

En el n ú m e ro 1 de la revista Materiales (1977) publicó u n largo artículo en el q u e realizaba u n a crítica político-ideológica de gran ca- lado a la dirección del partido a través d e u n fino análisis de las contradicciones implícitas e n esta nueva posición del PCE y del PSUC sobre la militancia de los cristianos.. ya que el marxismo no se concibe como un sistema acabado que tenga respuesta para todo. Ahora bien. que se definía en esta época como marxista y leninista. Con esta tesis se quería reconocer que los cristianos traían una cultura política y moral nueva al partido.. si el PCE y el PSUC pretendían seguir siendo marxistas n o podía enmascarar que la crítica de Marx a la religión era consustancial al marxismo. lo cual n o suponía la creación de u n frente cristiano d e n t r o del partido. 103). por tanto. los cristianos q u e habían ingresado con Comín en el partido tenían u n a "voluntad de presencia ideológica" q u e estaba originando q u e el partido realizara u n a apologética del cristianismo y u n a "ruptura oportunista con Lenin". n o i n d e p e n d i e n t e m e n t e de ella. A. Tanto el PCE como el PSUC se definen como partidos laicos. Manuel Sacristán.. Se sup e r a claramente la tesis d e Lenin sobre la privatización d e la religión cristiana y se afirma que "las masas d e procedencia cristiana p u e d e n hacer u n a aportación desde su tradición" (enAzcárateyotros: 1977. significan la aportación de una corriente cultural nueva a la tradición comunista. "en última instancia. dado que existían fuertes contradicciones entre esta ideología y el cristianismo profesado con pretensión ideológica por los comunistas cristianos: "El marxismo inspira al Partido Comunista incluso cuando éste se niega a tomarlo como u n credo de vigencia sancionada estatutariamente" (p. esto n o podía ser obviado e n la identidad del partido. un comunista es ante todo comunista. algo inédito en la historia comunista.. q u e su religiosidad n o era superflua para la construcción del socialismo. Para él. reflejaba con gran acierto la contradicción inserta en el hecho de que el partido se declarara marxista y laico a la vez. Los cristianos son militantes del partido con su fe y. es decir. comunistas en la Iglesia. 108-109). Sacristán afirmaba que era imprescindible u n a lucha ideológica interna sobre "el tratamiento de la contradicción que hay en la relación entre el Partido Comunista y el marxismo. Sacristán. Estas declaraciones pretendían ser instrumentos de reeducación de todos los militantes sobre la cuestión del nuevo rol del cristianismo en la construcción del socialismo. a diferencia de otros cristianos q u e históricamente habían aceptado las tesis de Lenin sobre la religión y habían privatizado su fe. y sólo luego marxista (cuando lo es)" (p. 110). q u e luego presentaría su libro Cristianos en el partido. Se corrige la teoría marxista sobre la religión c o m o opio del pueblo y se e x p o n e un aprecio por el h e c h o religioso cristiano q u e mueve al compromiso por la justicia.54).. Sacristán valora muy positivamente la presencia e n estos partidos de los que d e n o m i n a "comunistas cristianos" y considera q u e realizan aportaciones importantes p o r su cultura moral y p o r su orientación política revolucionaria frente al pragmatismo reformista que había impuesto la dirección del PCE y del PSUC. La aportación cultural cristiana significa un enriquecimiento de la práctica y la teoría marxista. En el nQ 3 d e Materiales (1977) expuso su tesis basada en dos líneas de a r g u m e n t a c i ó n : a) e r a n ciertas las afirmaciones de Sacristán sobre el ateísmo en el marxismo 236 237 . Los comunistas cristianos que la han planteado desde el primer m o m e n t o llevan razón al hacerlo" (pp. es decisiva la afirmación de que el partido asume a los cristianos "con su fe".. J. 108). (Sacristán: 1977. La r u p t u r a de la tradición marxista-leninista que estas tesis suponían fue r á p i d a m e n t e captada p o r el principal intelectual comunista de la época. En este sentido. partidos que asumen el pluralismo de diversas corrientes culturales y en los q u e la filosofía marxista y el ateísmo dejan de ser las únicas señas de identidad. Borja explican el giro histórico de estas posiciones en los siguientes términos: Se incorporan en tanto que cristianos.176). (Solé Tura y Borja: 1981. Comín intervino en el debate lanzado por Sacristán.42. Ahora bien. Solé Tura y J. Esta es la significación principal de la adhesión de Alfonso Comín y de otros muchos cristianos al comunismo.IJA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAJLAZAR nario.

sino el mismo marxismo. la r u p t u r a queda bien explicitada. ya q u e para él la relación con los cristianos portadores de u n a nueva experiencia religiosa obligaba a innovaciones teóricas muy profundas: Nos fuerza a reflexionar. Para ellos era imprescindible superar la teoría leninista e ir más allá de Marx. Comín afirmaba que la posición de Sacristán obligaba a profundizar en el alcance teórico de las nuevas decisiones que se habían adoptado. un cambio importante en nuestro partido". Paradójicamente.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR clásico. en nuestro propio seno. pluralismo y laicidad dentro del partido. García. construcción del Estado socialista y pluralism o político. Tales consecuencias no pueden no con- 238 239 . En los debates q u e mantuvo C o m í n en aquella época con los planteamientos m a n t e n i d o s p o r dirigentes del PTE c o m o I. p o r más q u e los dirigentes del PCE y del PSUC no quisieran explicitarla. Se trata de ir más allá y de sacar las consecuencias que se desprenden o van implícitas en esas modificaciones orgánicas. así como la apuesta de Comín p o r un marxismo sumamente he- terodoxo y desdogmatizado. q u e ya n o podía ser u n a filosofía omnicomprensiva. No podemos conseguir nuestra identidad en una referencia solitaria. Gutiérrez Díaz. u n intelectual e n c a r g a d o de profundizar d e n t r o del PCI la línea abierta p o r Togliatti en 1963 relativa a la revisión de la teoría marxista d e la religión cristiana. reconocía en la clausura de las jornadas sobre "Cristianismo y socialismo en libertad" que "la incorpotración de los cristianos a la militancia en el partido n o a pesar de su fe. Ballestero. la marxista y la cristiana... de modo explícito. la tesis acerca de la existencia de dos culturas. Manuel Azcárate y Manuel Ballestero. p e r o el reto era el de si se tenía q u e revisar la teoría marxista d e la religión o no. A. b) la pretensión ideológica de los cristianos en el partido no era la de hacer apologética del cristianismo.181). socialismo y materialismo filosófico.. M o r e n o y E. r e p e n s a n d o d e raíz n o sólo el tema de la religión. en una delimitación dogmática. sino en la mediación con el otro. las aportaciones que pueden provenir de una corriente cultural cristiana así entendida añaden una nueva dimensión al partido. a modificar elementos esenciales en la teorización marxista. ha representado. o de innovación del marxismo como se decía entonces. En Azcárate tuvieron mucha influencia las elaboraciones teóricas expuestas en Socialismo y libertadpor Lombard o Radice. Ello obligaba a cambiar nada menos que la concepción dominante sobre las relaciones entre marxismo y ciencia. sino con su fe.128. Esta línea de ruptura. fue asumida y profundizada especialmente p o r tres intelectuales del PCE: Federico Melchor. alejado del fundamentalismo leninista y maoísta en que estaban instalados muchos dirigentes de la izquierda en la década de los setenta. Desde un punto de vista orgánico. hemos introducido en el PCE. La ruptura con la tradición marxista y leninista que advertía Sacristán con toda razón era bien real. sino la de introducir u n a corriente cultural pública (no u n a tendencia política organizada) d e n t r o de la identidad del partido para enriquecer la teoría y la práctica de éste y eso era lo q u e la dirección había asumido c o m o positivo: (En las declaraciones de la Ejecutiva) hablamos de la existencia de una corriente cultural cristiana progresista en el seno del partido no contrapuesta al comunismo marxista. éstos y otros intelectuales comunistas como Solé Tura. Nuestra presencia como corriente cultural en el seno de éste no es expresión de una contradicción antagónica en la lucha de ideas. post e r i o r m e n t e ministro de Cultura del PSOE. reconocieron el alcance y las implicaciones que conllevaba asumir el cristianismo como u n a dimensión pública dentro del comunismo marxista. ateísmo y pervivencia de la religiosidad en el socialismo. sin duda. sino aportación convergente. secretario general del PSUC. (Comín: 1977. El intelectual comunista q u e llegó teóricamente más lejos fue M. Los comunistas cristianos venimos con componentes culturales que pueden enriquecer la ideología del partido..124. peor aún. enriquecimiento de la teoría marxista. sino como corriente capaz también de enriquecer la evolución de una teoría —el marxismo— que debe permanecer abierta.127.

Anguita ha afirmado que "el cristianismo p r o d u c e expresiones revolucionarias" y considera que en el m u n d o cristiano de base "hay u n a fuerza tremenda". Asimismo. el texto q u e quizá mejor ha definido las señas de identidad de IU en su corta historia. (Ballestero: 1979. el ecosocialismo y todos los instrumentos y valores emancipadores del ser humano. como la teología de la liberación. 100-102. la unidad en IU se construye a tra- 240 241 . Esta pluralidad presente en nuestro proyecto determina que en IU no existe una ideología oficial que explique y tolere el resto. para él u n a nueva izquierda ha de integrar la "fuerza q u e tienen ciertas vivencias religiosas. Además. J. con relación armónica entre el hombre y la naturaleza e igualdad en todos los órdenes entre el hombre y la mujer. Por iniciativa de la federación andaluza de IU. (Ballestero: 1975. desde la valoración positiva de su pluralismo. el hum a n i s m o cristiano y el ecosocialismo: Izquierda Unida. ya que su presencia viene a fortalecer el carácter laico y plural de nuestra organización. Este intelectual comunista estaba trabajando en u n a n u e va comprehensión neomarxista del contenido de la religión cristiana basándose en A d o r n o . M o n e r e o . IU se define ideológicamente como u n a síntesis de cuatro tradiciones renovadas: el marxismo. constructores de una sociedad socialista. W . se organizan en Málaga y Sevilla unas j o r n a d a s tituladas "La izquierda transformadora y los cristianos". dicha participación abre posibilidades de diálogo y colaboración con personas y grupos que aunque alejados en principio de la práctica política. vés de la elaboración colectiva. Bloch. delincuencia. Este d o c u m e n t o inserta esta temática d e n t r o de su intento de crear "una nueva cultura de izquierda". Es u n a cuestión q u e prácticamente se va a olvidar hasta 1992. esta formación introduce esta temática en el d o c u m e n t o político d e la III Asamblea. otro de los líderes de IU. el d o c u m e n t o formula su proyecto político. (AA. Se respeta la religiosidad como h e c h o individual y se valora positivamente su dimensión social. están comprometidos con su reflexión y acción concreta en la lucha contra la pobreza y las múltiples formas de exclusión social (paro.81-82). En el apartado dedicado a "la democracia. el humanismo cristiano. Los cristianos.55-56). 12). respeta y asume el marxismo. creada en 1986.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR cluir en el replanteamiento de puntos esenciales del materialismo histórico. Frutos. pacífica. U n a vez definidas sus señas de identidad..1979). : 1992. drogadicción. (AA. democrática. refuerzan el carácter laico y plural de la formación política y son un m e d i o muy valioso para potenciar el diálogo y la colaboración con sectores de la sociedad civil: IU respeta el valor de las convicciones religiosas de los individuos y la dimensión social del hecho religioso. afirmó en su intervención en el Congreso "Euroizquierda y cristianismo" q u e los valores cristianos son m u y importantes para impulsar u n a iz- Izquierda Unida La nueva elaboración del PCE n o va a tener continuidad en los primeros años de esta nueva formación política. Ese a ñ o .) a que están sometidos importantes sectores de la población. c o m o motivadoras y aglutinadoras d e concienciación y transformación social". 1992. responsable d e formación y debate teórico y director d e la FIM (Fundación d e Investigaciones Marxistas). W . p o r iniciativa de M. el pensamiento libertario. (Anguita: 1991. la libertad y la igualdad como valores ideológicos" que han de ser desarrollados en la sociedad y en las instituciones se vuelve a hacer referencia a cuestiones cristianas. : 1992. F. reconocidos con su fe. el p e n s a m i e n t o libertario. los programas y la acción en las propuestas concretas. sino que desde las distintas corrientes de pensamiento referidas..71). IU valora positivamente la participación activa en su seno de personas cuyas creencias religiosas les impulsan a un compromiso social y político. Metz y P a n n e m b e r g .

pues cree que hay que superar el tradicional q u e privatizaba forzadamente la tradición cristiana en el seno de la izquierda y construir u n o nuevo basado en "el d e b a t e y el tendido de puentes entre tradiciones". ha elaborado u n interesante texto sobre las relaciones entre identidad comunista e identid a d emancipatoria. : 1991. W . p a r t i e n d o del h e c h o d e la presencia de ideas cristianas en el pacifismo. como en otras épocas. se ha producido el encuentro y la interrelación de tradiciones religiosas y laicas que.. p r o n u n c i a d a en el Congreso "Euroizquierda y cristianismo". : 1991. Fernández Buey en la ponencia "Nuevos movimientos sociales. en algunas corrientes del movimiento ecologista y en ciertas derivaciones del feminismo socialista y comunista. planteó la necesidad de superar la crítica marxista y freudian a de la religión y elaborar u n a reconceptualización de este asunto. Víctor Ríos. optan por la mezcla de ideas. F. Otros intelectuales del e n t o r n o de IU han profundizado en esta temática de la aportación del cristianismo y del m u n d o cristiano a u n a izquierda transformadora y alternativa. (EnAA. Este dirigente de IU valora la elaboración de cultura política y moral q u e se realiza desde este sector: "Hay colectivos cristianos y revistas cristianas que aportan ideas y teorías p a r a u n a nueva izquierda de carácter socialista. W . 61-62). En él sitúa el corazón de la izquierda en la moral y no.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR quierda transformadora.. La identidad de la izquierda se arraiga en dimensiones prepolíticas y se constituye a través de ideales emancipatorios plurales y del "mestizaje de tradiciones emancipatorias".. También es insuficiente el análisis de la "ilusión religiosa" en los términos avanzados por Freud. Se da ahora más importancia en el pensamiento laico revolucionario al papel de las tradiciones.. un patrimonio cultural de la especie humana que tiene antecedentes múltiples. el ecologismo. Esto significa q u e la izquierda tradicional se aplica el laicismo a sí misma y busca la aportación del cristianismo originario para la configuración d e su identidad en este final de siglo: La eticidad comunista ha sido la primera forma tendencialmente no religiosa de la idealidad emancipatoria. renunciando a la reproducción de concepciones del mundo cerradas y excluyen tes... Él aboga p o r un "pacto de h e r m a n a m i e n t o " con el m u n d o cristiano q u e tiene u n a "vital radicalidad" y que p o r su praxis de transformación social forma parte desde hace decenios de las diversas familias q u e constituyen la cultura socialista en España. La pluralidad se traduce en el laicismo político-intelectual de la tradición emancipatoria renovada que permite por igual a las personas que se insertan en ella ins- 242 243 . a la función que desempeña la economía moral de los grandes grupos sociales. otro de los principales dirigentes de IU. incluso en el cristianismo del Sermón de la Montaña o en el de Francisco de Asís. Lo nuevo es la aproximación entre el pensamiento político laico que mantiene la idea de emancipación y las comunidades religiosas de base. izquierda alternativa y cuestión cristiana". En esta línea. El colectivo editor de mientras tanto propugna u n nuevo concepto de laicismo. así como organizaciones que c u m p l e n u n a función social". heredera del pensamiento de Sacristán y el principal exponente teórico de la "izquierda roji-verde-violeta". Para él los sindicatos y los partidos políticos d e b e n intensificar el diálogo y la colaboración con el m u n d o cristiano de base para tener siempre presente esta lucha. 159-161). el feminismo y el internacionalismo contemporáneos: El tópico no agota las dimensiones de la sensibilidad religiosa histórica y choca con realidades actuales que el pensamiento laico no puede dejar de valorar.. En Europa central y occidental esto es patente en el caso del movimien- to pacifista. El colectivo editor de la revista mientras tanto. La crítica marxiana de la religión resulta insuficiente para explicar estas realidades.. (EnAA. en u n a visión determinada de la sociedad o de la historia. Esta orientación enlaza con algunas de las protestas religiosas que se produjeron en los primeros momentos del industrialismo moderno. h a destacado la centralidad que c o n c e d e n los sectores cristianos a la lucha contra las nuevas formas de pobreza en las sociedades capitalistas.. (Ríos: 1995).

su cultura política (pobreza p o r solidaridad. el sindicato clandestin o del PCE. Su integración en la organización ayudaría a vivificar los debates ideológicos. Sin embargo. dirigentes de la HOAC muy activos en el ámbito sindical y defensores de u n "frente obrero" a u t ó n o m o de los partidos y basado en la autogestión. Taibo en su libro Izquierda Unida y sus mundos (La Catarata) critica q u e IU n o intensifique su relación con el m u n d o cristiano de base y afirma q u e "ello es u n craso e r r o r p o r cuanto en m u c h o s lugares son precisamente los grupos cristianos los que.. ha declarado q u e teóricamente se basan en las tesis d e Gandhi. Félix García Moriyón. Díaz "Sobre federalismo. entre los q u e destacan Jacinto Martín y j . Para el dirigente del SOC. El área de la izquierda anarquista y comunista extraparlamentaria El anarquismo español. h a estado marcado p o r el ateísmo militante. La revista libertaria Biácleta también abordó en 1981 este tema de la religión desde u n a perspectiva anarquista en u n debate entre pensadores cristianos y ateos ubicados en esta corriente ideológica.6). En la creación del SOC intervinier o n cristianos.W. socialism o y antiteologismo. u n intelectual cristiano proveniente del personalismo d e Mounier. permitiría a h o n d a r en m u c h o s compromisos y abriría nuevos horizontes" (p. Entre ellos destacan Carlos Díaz. aunque criticando sus insuficiencias. especialmente la HOAC. entre otros. Orensanz Anarquía y cristianismo (Mañana. H u b o otro g r u p o de intelectuales q u e desde el personalism o de Mounier desembocaron en el anarquismo. inspirado en los planteamientos de Bakunin. C. en Bakunin o en Jesús Nazareno. M. El debate entre anarquistas y cristianos". generosidad p o r a m o r y utopía) están inspiradas e n el mensaje evangélico d e Cristo y en el pensamiento de G a n d h i y del C h e Guevara. Desde su fundación en 1946. 32). Gómez del Castillo. entre los q u e destaca D i a m a n t i n o García. en los q u e intervino Diego Abad de Santillán. El líder del SOC. es dirigida p o r F. n s 55-57 (1977) y en la obra de A. el socialismo y el marxismo. Dentro de la CGT existe u n a coordinación de carácter ético-cultural de cristianos pertenecientes a este sindicato. estos movimientos optaron p o r insertar su religiosidad d e n t r o de las culturas obreras tradicionales y se dedicaron. Estos intelectuales cristianos entraron en contacto con dirigentes históricos de la CNT como Diego Abad de Santillán yjuan Gómez Casas e impulsaron la publicación de obras clásicas del anarquismo desde la editorial ZYX. "el cristianismo es u n mensaje de igual- 244 245 . Las tesis que animaban este diálogo con anarquistas históricos están muy bien reflejadas en el extenso artículo de C.. en la década de los sesenta y setenta se produjo u n acercamiento teórico y práctico entre cristianos y anarquistas históricos como Diego Abad de San tillan yjuan Gómez Casas. Las tres características que definen. 1977). Elementos propios del cristianismo se e n c u e n t r a n muy presentes en la cultura y práctica político-sindical del SOC andaluz. En marzo de 1978 se iniciaron en la sede de ISDIBER unos debates teóricos sobre esta temática entre anarquistas ateos y anarquistas cristianos que militaban en la CNT. Cristo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR pirarse en Marx. a discernir q u é p o d í a asumir u n militante o b r e r o cristiano de todo lo positivo q u e existía en el anarquismo. En ella se h a n publicado trabajos sobre teología de la liberación y n e o a n a r q u i s m o . Sánchez Gordillo. Aurelio Orensanz. Esta era la perspectiva que llevó a militantes cristianos a crear CC O O en vez de integrarse e n OSO. Manuel Lizcano. Libre Pensamiento. publicado en 1977 en Cuadernos de Ruedo Ibérico. Ello fue debido a la recepción de ciertos planteamientos anarquistas por algunos militantes de los movimientos de la Acción Católica Obrera. J. H u b o algunos sectores q u e se decantaron p o r u n anarquismo crítico. m a n t i e n e n u n a actividad de contestación. o en la U G T de los años cincuenta y sesenta. según él. de mil formas distintas. García Moriyón. en Gandhi. el sindicato j o r n a l e r o q u e más analogías presenta con el anarquismo clásico. del o r d e n establecido. Marx y el Che Guevara. (AA. m u c h o antes que lo hicieran los intelectuales. rotunda.:1991. La revista teórica de este sindicato.

si tenemos en cuenta sus planteamientos leninistas de los años sesenta y setenta. Especialmente el a n t i g u o MC (Movimiento C o m u n i s t a ) . Es significativo q u e los Documentos de Santa Fe I y II. 11 y 17). El reformismo socialdemócrata es una tendencia muy tardía. la revolución sandinista (1979). lo cual n o es posible en este libro. tal como se revela en Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana (1928). Las posiciones de la izquierda h a n estado muy determinadas p o r el sistema de desigualdad extrema en la distribución de la propiedad y de la riqueza. marxismo y modernidad". (En Forcano: 1995. También m e p a r e c e n 246 247 . Por ello. El colectivo Zutik. por la b ú s q u e d a de u n a vía revolucionaria al socialismo y por la lucha armada. La izquierda comunista extraparlamentaria también h a introducido cambios en su valoración del cristianismo y del m u n d o cristiano de base. p o r su parte. La ideología de la izquierda latinoamericana h a sido muy d e u d o r a del p e n s a m i e n t o marxista e u r o p e o . Otra publicación ligada a antiguos militantes de la troskista LCR. n o e n c o n t r a r o n suficientes sucesores. D u r a n t e décadas este h e c h o . Me p a r e c e q u e los grandes h e c h o s políticos que han marcado a este continente. como es la revista Viento Sur. el ideólogo más característico de este grupo. es el g r u p o que más atención h a prestado al llamado cristianismo emancipatorio. hoy Liberación. La izquierda latinoamericana y el cristianismo P. la izquierda latinoamericana se h a caracterizado por el antiimperialismo. desde la perspectiva de la izquierda. la revolución cubana (1959). u n destacado socialdemócrata sueco experto en América Latina. h a n sido la revolución mexicana (1910). los principales enemigos de Cristo son los q u e se llaman cristianos y hacen todo lo contrario de lo q u e Cristo dijo". en los q u e el G o b i e r n o n o r t e a m e r i c a n o diseñó su política para el continente en la década d e los setenta y ochenta. h a afectado a las relaciones entre izquierda y cristianismo en América Latina. Los populismos intentaron. h a dedicado u n amplio espacio a esta temática tanto en sus Conferencias Políticas Nacionales como en la revista Hika. h a afirmado q u e los dos grandes acontecimientos del siglo x x en este c o n t i n e n t e h a n sido la revolución cubana y la renovación del cristianismo realizada p o r la teología de la liberación y las c o m u n i d a d e s eclesiales de base. en las q u e intervinieron varios teólogos y en la q u e presentó u n a p o n e n c i a sobre "Socialismo y religión" Eugenio del Río. j u n t o al anticlericalismo liberal que a c o m p a ñ ó la separación Iglesia-Estado e n muchos países. La tónica general ha sido la casi total dependencia del marxismo soviético. los nuevos planteamientos de la izquierda e u r o p e a sobre el cristianismo le afectan. En ella mostró los problemas causados p o r el p r e d o m i n i o histórico d e las corrientes socialistas antirreligiosas y expuso los valores que aportan determinados sectores cristianos para u n a nueva izquierda. la victoria electoral del Lávalas en Haití (1990). Abordar con profundidad la temática de este apartado m e obligaría a u n análisis p o r m e n o r i z a d o de cuál ha sido la posición de las izquierdas d e cada país latinoamericano ante el cristianismo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR dad. Schori. m e centraré sólo en algunos especialmente significativos p o r los acontecimientos vividos. especialmente del soviético. h o m ó l o g o de Liberación en el País Vasco. el triunfo de la Unidad Popular en Chile (1970). por las invasiones norteamericanas y p o r las dictaduras militares. unir cultura nacional y programas socializantes. Durante este siglo. salvo las excepciones q u e veremos post e r i o r m e n t e . La Iglesia j e r á r q u i c a es la crucificadora de Cristo y de su mensaje. u n mensaje liberador. también ha recogido el tema de la aportación de la teología d e la liberación para u n a izquierda alternativa. Los intentos de Mariátegui —muy influido p o r el socialismo italiano y francés— de crear u n marxismo autóctono. estable- cieran el cristianismo de liberación c o m o u n o de los principales obstáculos para los intereses norteamericanos en esta zona del m u n d o . En febrero de 1994 organizó unas jornadas sobre "Cristianismo. Por ello. q u e sólo se va i m p o n i e n d o en algunos países en esta década de los noventa.

cristianos ligados a los poderes políticos y económicos dominantes (desde los frailes y obispos que legitimaron el tipo de conquista imperante hasta los capellanes castrenses argentinos que confortaban a los torturadores de la dictadura militar de Videla) y cristianos defensores de la causa de los indígenas. (En Harnecker: 1987. u n o de los países con mayor cultura universitaria d e América Latina. el acontecimiento más importante h a sido el surgimiento de u n cristianismo de liberación que. obrera y universitaria. Hay q u e tener en c u e n t a que u n a de las primeras figuras continentales del cristianismo de liberación fue el llamado obispo "rojo" de Cuernavaca. las comunidades cristianas de base. La presencia de cristianos revolucionarios y de u n a Iglesia de liberación desde finales d e los años sesenta ha provocado 248 249 . ésta será invencible". La figura que simboliza ante la izquierda la emergencia del cristianismo de liberación del siglo XX es el sacerdote colombiano Camilo Torres. incorporado a la guerrilla del ELN y m u e r t o en combate en 1966. En la historia c o n t e m p o r á n e a de México también aparecen diversos tipos de cristianismos y cristianos. Metz. Este anticlericalismo histórico. Desde jerarquías reaccionarias y ultraconservadoras opuestas a gobiernos democráticos. En la actualidad. Las constituciones de 1857 y 1917 asientan las tesis liberales de total separación Iglesia-Estado e i m p o n e n u n sistema escolar q u e excluye la enseñanza de la religión. las pastorales de sector (de la tierra. la creación de "Cristianos p o r el Socialismo" (1971-1972). hasta sacerdotes que lideraron la lucha p o r la i n d e p e n d e n c i a como Hidalgo y Morelos.etc). obispo en la zona de Chiapas. 208). llegando incluso a prohibir la participación política del clero hasta los años 1991 y 1992 en que se reformaron sus artículos anticlericales y se decretó u n a nueva ley de asociaciones religiosas y culto público. la teología de la liberación (incubada a mediados de los sesenta y desplegada desde los setenta). el surgimiento d e u n partido d e izquierda de nuevo tipo como el PT (Partido de los Trabajadores) de Brasil y la insurgencia del movim i e n t o zapatista e n México. como ha afirm a d o J. En este siglo. es el hecho más significativo en la historia de las Iglesias desde la Reforma protestante (1517-1520). que provocaron la expulsión del nuncio del Vaticano en 1923 y 1926. campesinos y obreros (desde Bartolomé de las Casas y las reducciones jesuitas del Paraguay hasta el actual obispo de Chiapas. La izquierda mexicana México es el p r i m e r país revolucionario del continente. pasando por m o n s e ñ o r Romero de El Salvador y multitud de cristianos torturados o asesinados en su lucha por la justicia). a lo largo de su historia. h a m a r c a d o las relaciones entre izquierda y cristianismo en México. de los indígenas. amigo de Fidel Castro y la personalidad escogida para abrir el p r i m e r congreso latinoamericano sobre los cristianos y el socialismo ( A A . u n a de las personas q u e m u n d i a l m e n t e encarna mejor el cristianismo de liberación es el también mexicano Samuel Ruiz.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR muy siginificativos los movimientos guerrilleros. Nos encontramos. La Constitución mexicana es la más radical de toda América Latina y excluye a la religión de la vida pública. W : 1973). El cristianismo latinoamericano es peculiar y está marcado p o r u n sistema de evangelización vinculado a la conquista y dominación violenta p o r parte de los españoles y portugueses. En esta última línea hay q u e insertar la utopía agraria colectivista del primer zapatismo del siglo q u e simbolizó su colectivismo en la Virgen de Guadalupe y q u e ha sido calificado p o r Octavio Paz como el primer milenarismo igualitarista de inspiración religiosa en el México del siglo xx. del trabajo. Desde los siglos xv y XVI se asienta en el continente u n a Iglesia muy plural. el mexicano Sergio Méndez Arceo. constitucionalmente legitimado. la asamblea de obispos de Medellín (1968). Sus expresiones más significativas han sido los movimientos de la Acción Católica rural. El surgimiento de cristianos revolucionarios y el fortísimo arraigo del cristianismo en las masas populares harían proclamar al Che Guevara que "cuando los cristianos se incorporen a la revolución. Samuel Ruiz.

Se establece la libertad de profesar u n a fe religiosa y celebrar cultos en recintos religiosos. A partir d e 1970 se inicia en México el diálogo marxismo-cristianismo en el Centro de Estudios Ecuménicos. declarando q u e su socialismo estaba más influido por Jesucristo que por Marx. en el capítulo dedicado a la política ideológica se sitúa u n a resolución sobre política y religión. El partido p r o p o n e u n a educación científica e irreligiosa del pueblo a través del sistema de enseñanza y de los medios de comunicación social. El líder del PRD. En 1977 el PCM (Partido Comunista Mexicano) pidió el cambio de la ley que prohibía la participación política del clero e intensificó el diálogo con los cristianos de izquierda a través del CECOPE. En 1982. En 1987. pero también se dice que la edificación del socialismo supondrá la superación de la religión.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR q u e parte de la izquierda mexicana cambie su tradicional anticlericalismo y entable u n diálogo y u n a colaboración con ciertos sectores del cristianismo católico y protestante. Ese mismo año se intensifican los diálogos entre ciertos grupos de la izquierda mexicana y cristianos revolucionarios en el Centro de Estudios Cristiano-Marxistas Alfonso Comín. salvo en el último apartado citado. aparecen también en la declaración del Congreso Nacional de Educación y Cultura (1971): "No estimular. enfrentándose al imperialismo". Las tesis oficiales del marxismo-leninismo sobre la religión han sido asumidas como propias por el PCC. el Partido aprecia positivamente la actividad de numerosos sectores cristianos avanzados que participan en las luchas p o r la liberación nacional. C u a u h t é m o c Cárdenas. se definió como "cristiano progresista". Hay que tener en cuenta q u e estas tesis se a p r u e b a n el mismo año que Fidel proclama en Chile la necesidad de u n a alianza estratégica entre cristianos y marxistas. supersticiones y prejuicios q u e las religiones e n g e n d r a n " . tres partidos de izquierda (PCM. ción que en la década de los ochenta u n libro básico en la formación de los universitarios y de los cuadros del partido fuera Fundamentos de filosofía marxista-leninista de Konstantinov.. PRT y POS) estuvieron presentes en la peregrinación a la basílica de Guadalupe con motivo de u n homenaje a la figura de monseñor Romero. Estas tesis influyeron en la dirección de bastantes partidos de la izquierda latinoamericana p o r su identificación con el llamado "castrismo". El alcance de la contradicción evidente entre esa propuesta y estas tesis lo analizaré posteriormente. El "hacer como en Cuba" h a sido la m e t a de gran parte de las organizaciones políticas revolucionarias. H e b e r t o Castillo. El marxismo cubano h a estado totalm e n t e impregnado por el marxismo soviético. "la política del Partido se e n c u e n t r a subordinada a la batalla por la construcción de la nueva sociedad y la consolidación de las relaciones socialistas de producción. candidato a la presidencia del país p o r el Partido Mexicano Socialista. Estas posiciones típicamente leninistas. Por esta razón es muy importante analizar los planteamientos del PCC y de Fidel sobre la religión (Castro: 1985). En ella se exponen los planteamientos leninistas sobre el tema: la religión es expresión de u n a conciencia alienada y anticientífica que debe ser superada. Se afirma q u e "el partido se esfuerza para difundir entre las masas las concepciones científicas del materialismo dialéctico e histórico y para liberarlas de los dogmas. La única formación política que sigue defendiendo las tesis tradicionales sobre la Iglesia y la religión cristiana es el Partido Popular Socialista. El p r i m e r congreso del PCC (1971) dedicó u n amplio espacio a fijar la posición del p a r t i d o sobre la religión c o m o ideología y sobre las relaciones con las Iglesias. La izquierda cubana La influencia de la revolución cubana y del "castrismo" sobre la izquierda latinoamericana ha sido fortísima. Dentro de la Plataforma Programática. el PSUM (Partido Socialista Unificado de México) organizó también varios encuentros y contactos con el m u n d o cristiano. Llama la aten- 250 251 .. En abril de 1980. se p r o n u n c i ó a favor del cambio de ley para q u e los sacerdotes pudieran votar y ser votados y partidario de establecer relaciones con el Vaticano. En 1979 tres cristianos fueron candidatos a diputados por el PCM. Respecto a las relaciones con las Iglesias y movimientos cristianos.

para impartir u n a conferencia sobre c ó m o replantear las relaciones entre cristianos y marxistas. En el II Congreso del PCC (1980) se ratifican las mismas posiciones y se recuerda que los cristianos n o p u e d e n pertenecer al partido ni acceder a puestos de la función pública e n u n país en el que prácticamente todo está estatalizado. El p r i m e r p r o n u n c i a m i e n t o público del líder cubano sobre el cristianismo revolucionario tuvo lugar en su visita a Chile en 1971. la ASCE (Asociación Socialista Cristiana Europea) y el Centro d e Estudios de Europa Occidental organizaron u n encuentro sobre cristianismo y marxismo. decía: "Traicionar al p o b r e es traicionar a Cristo. a los pocos meses de la entrada triunfal en La Habana. En 1960. se p o d r í a decir q u e en el m u n d o estaría o c u r r i e n d o u n a revolución" (en Harnecker: 1987. es decir. En 1990. en la clausura de u n a r e u n i ó n con coordinadores de cooperativas.I A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR apoyar o ayudar a n i n g ú n g r u p o religioso ni pedir n a d a d e ellos. En el III Congreso del PCC (1985). u n o de los principales intelectuales del nuevo marxismo cubano. (En Harnecker: 1987.181). Fidel afirma en su discurso que "sin los cristianos n o p u e d e construirse el socialismo" y valora positivamente la teología de la liberación. El autor reconoce que los analistas cubanos están insuficientemente preparados para abordar esta cuestión (p. especialmente. En los primeros años de la revolución. No compartimos las creencias religiosas ni las apoyamos". 52). vinculado al secretariado del Comité Central. dependiente del Comité Central del PCC. que provocó el alineamiento con la URSS. La posición oficial empieza a ser de mayor a p e r t u r a que la expresada en 1978 p o r los responsables de la política ideológica del partid o ante los planteamientos q u e sobre esta temática expuso A. afirmaba: "Si las prédicas de Cristo se practicaran v e r d a d e r a m e n t e . Un cierto cambio en el análisis de la religión se aprecia en u n largo artículo d e F. Se creó el Departamento de Asuntos Religiosos. En 1959. Girardi fue invitado p o r el Centro de Estudios sobre las Américas. En Chile él planteó la necesidad de constituir u n a alianza estraté- 252 253 . el filósofo y teólogo G. aunque se planteó la necesidad de abordar más atentamente los nuevos fenómenos religiosos y abrir u n a nueva etapa de relaciones con la Iglesia. Heredia. Comín en la sede del Comité Central del PCC. Él recibió en su infancia y p r i m e r a j u v e n t u d u n a socialización cristiana en colegios de salesianos y jesuítas. Servir al imperialismo es traicionar a Cristo". "Cristianismo y liberación: ¿revolución en el cristianismo?" (Cuadernos de Nuestra América. En septiembre de 1986. a mediados de los ochenta. q u e algunos introdujeron u n fuerte sectarismo ideológico. pero sin llegar a abordar las implicaciones de esta "renovación revolucionaria del cristianism o " para las posiciones oficiales del PCC. la fundación de la ORÍ —-mediante la cual se fusionaron el Movimiento 26 de Julio. 180). La influencia decisiva de Fidel en el PCC y en gran parte de la izquierda latinoamericana obliga a abordar su pensam i e n t o sobre la religión cristiana. La entrada del sacerdote Camilo Torres en la guerrilla colombiana impactó fuertemente a Fidel y desde finales d e los años sesenta buscó el acercamiento a los cristianos revolucionarios del continente. En el primer lustro de la revolución existieron tres factores q u e influyeron p o d e r o s a m e n t e en que Fidel asumiera las tesis leninistas sobre la religión: el conservadurismo reaccionario de la mayor parte de la Iglesia cubana y especialmente d e los misioneros españoles. Los cuadros del PSP configuraron el nuevo Estado desde la filosofía leninista y el mismo Fidel ha reconocido. Fidel insistía m u c h o en respetar los sentimientos religiosos del pueblo. analiza pormenorizadam a n t e la teología de la liberación y valora muy positivamente el cristianismo de liberación. el Directorio Revolucionario y el Partido Socialista Popular (comunista)—y la posición de EE UU. Servir a la riqueza es traicionar a Cristo. el nicaragüense Ernesto Cardenal y el obispo mexicano Méndez Arceo propagaron las b o n d a d e s del régimen c u b a n o a través de sus escritos. Las tesis de Cristianos por el Socialismo influyeron notablemente en el nuevo enfoque d e Fidel sobre la religión. de confrontación entre cosmovisiones diversas. N o se introdujeron cambios respectos a las posiciones establecidas en 1971. muy en la línea de los diálogos europeos de los años sesenta. 6. Éstos sentían verdadera fascinación p o r la revolución cubana y. 1986) en el que su autor.

El líder cubano afirma que lee algunas obras d e la teología de la liberación y piensa que si ésta hubiera existido en los tiempos de la revolución. Si los cristianos revolucionarios logran llevar a las masas religiosas al socialismo. Fidel destaca como virtud revolucionaria el amor desinteresado de las religiosas a aquellos seres más desfavorecidos p o r los cuales la revolución n o p u e d e hacer más (enfermos crónicos. disminuidos físicos y psíquicos). las relaciones con el m u n d o cristian o hubieran sido muy difirentes en Cuba. e) La religión n o es p o r esencia anticientífica. es suicida atacar a la religión y constituye u n error revolucionario p o n e r el acento en las diferencias filosóficas entre cristianos y marxistas. en Jamaica con líderes religiosos (1977). En el libro de conversaciones con Betto. En Chile (1971). Castro llegó a p o n e r el sacerdocio como modelo de vida consagrada al servicio de los demás y. 1979)—y en el libro con Betto (1985): "Yo sé que el auténtico cristianismo es revolucionario. Castro afirma textualmente q u e las coincidencias son de u n 90 por ciento (objetivos y valores compartidos) y las divergencias de u n 10 por ciento (fundamentación filosófica). se privaba de 254 255 . organizarían u n Estado similar al nuestro". la revolución será imparable. Él considera que "si (los obispos cubanos) hubieran organizad o (un Estado) de acuerdo con los preceptos cristianos. Castro manifiesta ser u n gran aficionado a la literatura científica y él constata c ó m o muchos de los grandes científicos c o n t e m p o r á n e o s son creyentes de diversas religiones. los cuales van a ir expresándose en diversos encuentros con personalidades y colectivos del m u n d o cristiano: en Cuba con dirigentes chilenos de Cristianos por el Socialismo (1972). dijo: "Se podría decir que el Che era u n sacerdote en su actitud. En el discurso en el estadio nacional chileno (1971). La conciencia religiosa n o es u n a conciencia alienada.66. En el libro de conversaciones con Betto. entre el silencio y la utopía (Laia. Méndez Arceo y Cardenal (1978). 66). Richard: 1976. Betto (1985). (Castro: 1985. pues e n múltiples ocasiones h a sido el camino de creación de u n a conciencia revolucionaria. en Cuba con dirigentes de la ASCE e intelectuales cristianos (1990). en Venezuela con movimientos cristianos (1989). 263). en este sentido. el líder cub a n o proclamó "los e n o r m e s p u n t o s d e coincidencia entre los preceptos más puros del cristianismo y los objetivos del marxismo" (en Richard: 1976. en su conducta.121. Me parece q u e sus tesis principales sobre el cristianismo y la izquierda son las siguientes: a) Dentro del cristianismo h a n surgido corrientes revolucionarias de tal entidad q u e la izquierda n o p u e d e obviar este acontecimiento. b) La alianza estratégica con los cristianos se relaciona con la gran implantación de la religión cristiana en el continente. Fue la religión de los pobres y de los esclavos en el Imperio romano". a u n q u e p u e d e serlo en determinadas circunstancias. 291). en el diálogo con Comín —reproducido por éste en Cuba. Fidel valora muy positivamente el mensaje contenido en los Evangelios: "Pienso que el Sermón de la Montaña lo habría p o d i d o suscribir Carlos Marx" (Castro: 1985. (Comín: 1979.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR gica entre cristianos y marxistas. d) La religión cristiana n o es el opio del pueblo. c) El cristianismo evangélico es u n a religión revolucionaria. Quiero decir que él tenía la conducta del sacerdote p o r q u e daba ejemplo. Desde esta perspectiva. más atractiva y esto es de tal magnitud que obliga a toda la izquierda en América Latina a tenerlo en cuenta como u n o de los acontecimientos más fundamentales de los que h a n ocurrido en nuestra época". con su historia más hermosa. ancianos. especialmente c u a n d o se c o m p a r t e n los mismos objetivos revolucionarios. en Cuba en el diálogo con Comín. 327). Esta idea será central en los nuevos planteamientos de Fidel sobre la religión. 326). Esta idea aparece en sus discursos en Chile (1971). Castro: 1985. (Castro: 1985. f) Muchas religiosas y religiosos cubanos y latinoamericanos encarnan con su vida el modelo de vida del perfecto comunista por su gran entrega y servicio a los sectores más pobres de la población. en el voluminoso libro de conversaciones sobre la religión con F. Fidel dice que "la Iglesia de la liberación y la teología de la liberación es un ree n c u e n t r o del cristianismo con sus raíces.

si el cristianismo es u n a religión revolucionaria y las religiosas y religiosos son u n ejemplo de comunistas? Estas cuestiones le fueron formuladas a Fidel por Cristianos p o r el Socialismo (1971). Castro afirmó que en Cuba estas aportaciones serían muy importantes en tres ámbitos: la estabilidad familiar (los valores cristianos ayudarían a reducir divorcios y abortos). ¿por qué prohibe la entrada d e cristianos en el partido?. desde el liderazgo de Frei. Las intervenciones de los delegados en los debates sobre esta cuestión. muy desinteresado. En 1971 otra escisión de la DC origina la creación del partido IC (Izquierda Cristiana). n o ideológica". realizar u n a "revolución en la libertad". (En Richard: 1976. g) Apertura a aportaciones del cristianismo. cuyas implicaciones analizaré más adelante. Las preguntas ante estas tesis son inevitables y claras: ¿por qué el PCC dice oficialmente todo lo contrario?. El contenido de diversas intervenciones de delegados mostraban el peso de la formación recibida y las fuertes resistencias ideológicas para asumir cambios teóricos sobre esta temática. Planteó también u n a colaboración con la Iglesia en el campo de la salud. tal era su desprendimiento que hasta en la última hora estaba dispuesto a morir". En la década de los sesenta surgen los curas obreros y u n a Iglesia Popular muy arraigada en zonas obreras y campesinas. (Castro: 1985. el cual formó parte del frente de la Unidad Popular q u e triunfó en las elecciones de septiembre de 1970 y llevó a Allende a la presidencia. Llama la atención que el único fundamento ideológico que se ofreció en los debates del IV Congreso para que los delegados aceptaran que en el PCC pudiera ingresar cristianos fuera el pensamiento de Lenin. En 1991. de u n a concepción religiosa". En esa misma década. ¿por qué se dificulta institucionalmente la actividad evangelizadora de la Iglesia. La n o profundización de este proyecto provocó que u n sector de la izquierda de la DC creara en 1969 el partido MAPU.68). que r e q u i e r e t i e m p o para ser superada. los cambios y las contradicciones n o superadas sobre el papel del cristianismo y los cristianos en el socialismo. El apoyo popular a este i n t e n t o se manifiesta en las elecciones de 1964.RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO cualquier cosa. Lo importante es que en ambos casos se trate de sinceros revolucionarios. manifiestan. veinte años después del giro del discurso de Fidel sobre el m u n d o cristiano. Diversos delegados y el mismo Fidel reconocieron las aportaciones de cristianos revolucionarios d e n t r o y fuera de Cuba y el sinsentido de negarles el ingreso en el partido. Por fin. La izquierda chilena Chile es u n país en el q u e d u r a n t e gran parte del siglo coexisten u n cristianismo social muy avanzado con expresión política propia y u n a izquierda marxista muy fuerte y organizada. recogidas en el libro sobre d o c u m e n t o s del Congreso. en el IV Congreso del PCC (1991) se a b o r d ó esta temática y se aprobó la entrada de cristianos en el partido. se estableció u n cambio estatutario. p e r o n o se superaron los desafíos y contradicciones que este giro introducía en el marxismo-leninism o cubano. La respuesta h a sido siempre la misma: "Es u n a cuestión histórica. tal como él lo visualiza en las religiosas que trabajan en la isla. a u n q u e se parta. P r e g u n t a d o sobre este asunto en la r e u n i ó n de Caracas (1989) a la q u e aludí. la formación moral del h o m b r e nuevo con criterios éticos fuertes como los propios del Evangelio y el testimonio de vida austera y entregada al servicio de los demás. el ala de izquierda de la Democracia Cristiana se hace con la dirección del partido y p r e t e n d e .333). en el caso de los cristianos. a la vez. p o r B e t t o (1985) y p o r los movimientos cristianos venezolanos (1989). ¿por q u é el Estad o cubano discrimina respecto al e m p l e o y a otros servicios colectivos a los ciudadanos que son cristianos?. muy desprendido. Ese mismo año se crea el secretariado Cristianos p o r el Socialism o con el objetivo de intervenir en la lucha ideológica des- 256 257 . h) Compatibilidad de ser marxista y ser cristiano: "Desde u n p u n t o de vista estrictamente político pienso que se p u e d e ser marxista sin dejar de ser cristiano y trabajar u n i d o con el comunista marxista para transformar el m u n d o . en las q u e Frei venció a Allende p o r u n apreciable m a r g e n . p o r Comín (1978).

p e r o n o habían tenido u n a expresión ideológica colectiva. fue capaz d e vencer militarmente e implantar u n a revolución entre 1979 y 1990. Después del restablecimiento de la democracia. p o r ejemplo. La izquierda nicaragüense. interesa especialm e n t e el análisis del FSLN p o r dos razones: p o r su intento de aunar cultura autóctona y marxismo antidogmático —y e n ese sentido creo q u e los sandinistas son los q u e mejor h a n desarrollado el intento de Mariátegui de crear u n marxismo propio e inculturado en la idiosincrasia latinoamericana— y p o r la inserción t e m p r a n a del cristianismo de liberación en la cultura y el proyecto revolucionario. 333).LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL Df AZ-SALAZAR atada en Chile p o r la oposición al g o b i e r n o de la U n i d a d Popular. la Iglesia chilena fue convirtiéndose progresivamente en crítica de la dictadura militar. Vuskovic. creado en 1961. De todas las organizaciones revolucionarias. al q u e acudieron más de cuatrocientas personas de diversos países del continente. en el que tuvie- ra u n puesto destacado el pensamiento cristiano revolucionario (en Silva Gotay: 1983. Con anterioridad a 1971. medios universitarios). : 1973. A través de la Vicaría de la Solidaridad. Muchos cristianos de izquierda fueron asesinados o se exiliaron. P. Clotario Blest. Llama la atención que el MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) presentara a u n sacerdote católico como candidato a la presidencia de la República. 28). presidente de la CUT (Central Única de Trabajadores). en el que defendió la tesis de profundizar la unidad política de marxistas y cristianos sin p e r d e r el perfil filosófico propio. era necesario establecer un mayor pluralismo ideológico d e n t r o de la izquierda. A estas dos razones habría q u e a ñ a d i r otra de u n a e n o r m e significación histórica q u e h a sido expuesta del siguiente m o d o : 258 259 . Según él. los cristianos de izquierda en Chile eran casos individuales como. Para Vuskovic. comunista y ministro d e Economía en el Gob i e r n o de Allende. barrios obreros. Según él. aunque sí lo es el materialismo. Los principales dirigentes de la izquierda chilena apoyaron este movimiento. sólo el FSLN. a diferencia de la Iglesia argentina. zonas campesinas. Valoró muy positivamente la labor de los cristianos de izquierda p o r su "aporte decisivo a la audaz empresa revolucionaria que estamos acometiendo en nuestra América y en Chile" (en AA. canciller de la República. El golpe militar de septiembre de 1973 abortó la posibilidad de profundizar en estas cuestiones. W . Los chilenos organizan en abril de 1972 el primer congreso latinoamericano "Los cristianos y el socialismo". En noviembre de 1971 se realizó u n encuentro entre Fidel Castro y el secretariado de Cristianos por el Socialismo en Santiago de Chile y en febrero de 1972 doce miembros de este g r u p o visitaron Cuba invitados por Fidel y desde allí emitieron u n mensaje d e apoyo a la revolución y u n a invitación a los cristianos de América Latina para que se incorporaran a la lucha por el socialismo. la colaboración de democristianos y socialistas se ha intensificado y los cristianos se encuentran presentes en todos los partidos de la izquierda. Es la p r i m e r a vez en la historia d e América Latina q u e u n colectivo amplio de cristianos asume y utiliza la mayor parte del pensamiento marxista (Richard: 1976) y realiza u n a estrategia muy elaborada d e difusión del socialismo marxista dentro d e la Iglesia y fuera de ella (medios d e comunicación social. Salvador Allende también intervino en este encuentro y dirigió u n discurso a los asistentes. la teoría marxista clásica permite abordar la religión como "protesta social de la criatura oprimida" y n o sólo como "opio del pueblo". Para el tema de este libro. centroamericana y haitiana D u r a n t e décadas Centroamérica h a sido u n escenario de enfrentamientos armados entre la izquierda y gobiernos dictatoriales sostenidos por Estados Unidos. inauguró el congreso y en su intervención declaró q u e el mensaje de Cristo hay que realizarlo en la tierra y que la religión cristiana p u e d e inspirar u n m o d e l o de sociedad basado en la justicia. Clodomiro Almeyda. el ateísmo n o es consustancial al marxismo. defendió la necesidad de ir más allá de la u n i d a d política.

q u e es bien temprana. Fonseca negó que fuera marxista. Su fundador quiso. Es significativo cómo se auna pensamiento revolucionario marxista (Marx y Che Guevara). p o r ahí. que la organización se basara en u n a "ideología revolucionaria nacional". del liberalismo. la UNAP. Cardenal visitó en esta época a Fidel Castro y publicó su libro En Cuba (1971). 267). Luis Carrión. q u e en su juventud universitaria había pertenecido a u n a organización cristiana antisomocista y socialmente avanzada. Muchos de éstos. Además. algunos dirigentes del FSLN. práctica revolucionaria cristiana (Camilo Torres) y cultura y política antiimperialista n o marxista (Sandino). En 1968. el c o m a n d a n t e Ernesto Guevara y el sacerdote Camilo Torres" (en Girardi: 1987. En este sentido. con el cristianismo de liberación.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR La revolución nicaragüense es la primera revolución en la historia donde los cristianos participan de forma masiva. Parrales y el jesuíta Fern a n d o Cardenal). Fidel. Fonseca siempre insistía en que Camilo Torres era el ejemplo d e lo que es u n cristiano "verdadero". no sólo a nivel de base sino en la propia conducción del proceso revolucionario. solicitó desde la clandestinidad u n e n c u e n t r o con el sacerdote y poeta Ernesto Cardenal y. diversos ministros y altos cargos del G o b i e r n o revolucionario son laicos cristianos que perten e c e n a comunidades eclesiales. En 1972 el FSLN desarrolló la iniciativa de estrechar relaciones con dirigentes de c o m u n i d a d e s cristianas de base instaladas en los suburbios de las ciudades y con líderes de movimientos cristianos universitarios. 89). H o Chi Minh". En esta época. La asunción del marxismo e incluso del leninismo. p e r o r e m a r c a n d o la síntesis de éstas con el pensamiento de Sandin o e insistiendo en la "unidad entre los verdaderos revolucionarios y los verdaderos cristianos. Morales Aviles. después del triunfo revolucionario. (Harnecker: 1987. será p o s t e r i o r m e n t e u n o d e los nueve comandantes d e la revolución y pertenecerá al núcleo dirigente. gracias a esa política de acercamiento. García Laviana. siempre se hizo en conexión con el pensamiento de Sandino y. Y además es una revolución que en sus inicios es favorecida con la bendición del episcopado. intentan reforzar el leninismo d e n t r o de la organización. e m p e z ó el contacto con el m u n d o cristiano d e base. q u e dice inspirarse en "los ideales de los grandes revolucionarios de la historia: Carlos Marx y Sandino. y por eso hemos visto a muchos con esa misión sobre la tierra. aunque en 1957 había visitado la URSS y diversos países del este. En 1972. el fusil en la m a n o de la América oprimida. entre los q u e destaca R. Camilo Torres y Che Guevara". entre los q u e destaca G. q u e transcurre entre 1968 y 1972. afirmaba que "en mi pensamiento acojo la médula de distintas ideologías: del marxismo. (En Girardi: 1987. Entre ellos está Jesús y todo h o m b r e que lucha p o r la libertad de los pueblos es u n contin u a d o r de su doctrina". Decía a n t e r i o r m e n t e q u e u n a d e las originalidades del FSLN es que. tanto en los barrios como en el campo y también en la dirección del Frente Sandinista. Él propugnaba n o aniquilar en Nicaragua toda la propiedad privada y.193). En 1964. El FSLN fue creado en 1961 por Carlos Fonseca. aunque siempre ha habido leninistas en su seno. Se trata de u n marxismo peculiar. q u e es considerado cofundador del Frente. En esta línea critican el idealismo cristiano presente en el socia- 260 261 . Fonseca añade nuevas influencias: "El marxismo de Lenin. Tomás Borge. y había sido lector d e Maritain. éste n o se h a concebido n u n c a c o m o u n a de las muchas vanguardias marxistas-leninistas existentes en América Latina. La orientación n e t a m e n t e marxista del FSLN se consolida en 1968 y se expresa a través del Mensaje del FSLN a los estudiantes revolucionarios. desde el punto de vista ideológico. posteriormente. C o m o es sabido. 91 y 268). del socialcristianismo" (en Girardi: 1987. El principal responsable del movimiento cristiano universitario. cuatro sacerdotes son nombrados ministros (D'Escoto. la unidad que forjaron. ingresaron en el FSLN sin a b a n d o n a r sus c o m u n i d a d e s cristianas. Diversos sacerdotes se i n c o r p o r a r o n a la lucha armada. desde el principio. Ernesto Cardenal. convirtiéndose en u n defensor de la revolución. hay que tener en c u e n t a q u e Sandino era teósofo y admirador de Jesucristo: "Para destruir la injusticia ha sido necesario atacarla.

es decir. Morales declarará que los revolucionarios cristianos y marxistas c o m p a r t e n lo que él enfáticamente llamaba "socialismo científico" como opuesto a "socialismo idealista". q u e conoce bien la Biblia y q u e utiliza profusamente su lenguaje y sus metáforas e n el discurso político. sin renunciar a su fe en Dios. Daniel Ortega. salvo alguna excepción. hacia los explotados" (en Girardi: 1987. 266). A mediados de los setenta. Esta organización política afirma basarse ideológicamente e n el h u m a n i s m o revolucionario. Por lo q u e respecta a otros países centroamericanos.198-199). desde la opción de Cristo hacia los pobres. análisis. el c o m a n d a n t e Luis Carrión explica la articulación realizada p o r los cristianos revolucionarios en los siguentes términos: "Los principios del cristianismo son u n a base moral para llevar a los h o m b r e s a la lucha contra la opresión y los cristianos. Este dirigente del FSLN. afirma q u e casi desde la fundación d e la organización "empezamos a ver el cristianismo desde u n a dimensión evangélica. (En Girardi: 1987. Morales declara que "existe la posibilidad de q u e la ideología socialista del cristianismo sufra modificaciones bajo nuestra influencia". El principal líder del FSLN. La posición oficial del FSLN sobre la religión y la Iglesia q u e d ó expresada en u n a declaración de la dirección publicado en octubre de 1980. transformación económia. Transformación espiritual. la teoría marxista-leninista de la religión. hay que indicar que la participación de los cristianos en la lucha revolucionaria ha sido muy intensa en Guatemala y El Salvador. estrategias y objetivos basados en el marxismo. transformación social. En este país. En ella se destaca la contribución d e los cristianos a la revolución. se rechaza q u e la religión cristian a sea opio del p u e b l o y se manifiesta la voluntad de construir u n Estado laico que apoye la libertad religiosa. N o obstante. h a subrayado siempre q u e el cristianismo de liberación p e r t e n e c e a la raíz y al corazón de la cultura política de esta formación: En este país la revolución sandinista se ha planteado un modelo verdaderamente nuevo. los asesinatos de m o n s e ñ o r Romero y de los jesuitas de la UCA n o son sino u n e x p o n e n t e más de la lucha p o r la liberación d e los pobres q u e h a n desarrollado miles y miles de m i e m b r o s d e c o m u n i d a d e s cristianas de base. 199). Borge expresó las señas de identidad del FSLN de u n m o d o muy significativo: "El marxismo es nuestro i n s t r u m e n t o de análisis de la realidad y el i n s t r u m e n t o del alma. q u e n u n c a h a ocultado las diferencias filosóficas entre sandinistas leninistas y sandinistas cristianos. entrega. cofundador del FSLN. Borge. en el marco de la filosofía cientificista y materialista.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR lismo p r o p u g n a d o por E. en esa fuerza de transformación que tenemos los nicaragüenses.) El. las influencias ya eran mutuas. del cual forma parte el h u m a n i s m o cristiano. Este político concede m u c h a importancia en la cultura política a lo q u e den o m i n a "mística revolucionaria" y "moral revolucionaria" (sacrificio. es el cristianismo". (En Harnecker: 1987. que tiene sus raíces en la realidad histórica de Nicaragua. coherencia e n t r e decir y hacer. etc. Los marxistas ateos superan. se apropian de los instrumentos conceptuales marxistas que son relevantes para la comprensión científica de los procesos sociales y para la orientación revolucionaria de su práctica política". Este es ciertamente u n enfoq u e bien distinto al a d o p t a d o p o r la mayoría de las vanguardias leninistas. Por su parte. siempre ha mantenido un marxismo-leninismo sui generis ampliamente corregido p o r u n h u m a n i s m o místico y poético q u e difícilmente encaja. Algunos d e los máximos dirigentes del FMLN h a n manifesta- 262 263 . con sus principios morales. Los cristianos revolucionarios añaden a su cultura religiosa y moral. Cardenal y declaran q u e la ideología del FSLN h a d e ser el socialismo científico. que tiene sus raíces en el cristianismo. muchos de ellos c o m o m i e m b r o s del FMLN. (En Forcano: 1992. Y allí están nuestras raíces. Después de la victoria revolucionaria. opción por los pobres: eso es el cristianismo y así hemos entendido el cristianismo y así lo practicó Cristo. T. dice q u e es mejor dej a r aparte los antagonismos filosóficos y centrarse en la "geometría del amor". hacia los humildes. 242). en el cristianismo y en el sandinismo J '. como la mayor parte de la cultura latinoamericana. q u e es bien distinto de la concepción Cristina del socialismo.

Pierre-Charles. Aristide. las c o m u n i d a d e s de base han sido las más decisivas para la creación de n u m e r o sos movimientos sociales populares. sino formar cristianos comprometidos y capacitados para concienciar y organizar a obreros y campesinos en movimientos laicos. el país d o n d e la interpenetración entre el m u n d o de la izquierda y el m u n d o cristiano es más fuerte. u n o de cuyos líderes fue Chico Mendes. en Haití. La J O C (Juventud O b r e r a Cristiana) h a formado m u c h o s cuadros sindicales.LA IZQUIERDA V EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR d o que el cristianismo de liberación constituye la base ética de su política. sencillamente p o r q u e el cristianismo de liberación brasileñ o h a sido p r o d u c t o r d e organizaciones políticas. teniendo como candidato al sacerdoteJ. D e n t r o de las organizaciones eclesiales. Hay que tener en c u e n t a que en 1983 existían más de cien mil comunidades cristianas de base q u e a g r u p a b a n a cerca de tres millones de personas. 305). la Iglesia n o intentó crear organizaciones confesionales en estos ámbitos. sindicales y sociales de izquierda: "Todos los movimientos sociales que surgieron al final de la dictadura tuvieron su origen en el trabajo de la Iglesia" (Harnecker: 1994. se centraron en u n a labor de educación popular y organización socio-económica autogestionaria a través del movimiento campesino Papay y otras iniciativas sociales. Dado que todo m i e m b r o de u n a comunidad tenía como seña La izquierda brasileña Brasil es. Rigoberta Menchú. nos encontramos con el h e c h o de u n sector jerárquico de la Iglesia muy vinculado a los poderes dominantes d u r a n t e la larga dictadura de Duvalier y de los militares (1957-1989) y u n a muy extensa red de comunidades cristianas de base que. q u e p r o n t o se convirtió en u n partido de extrema izquierda. h a defendido siempre públicamente sus reivindicaciones. en la q u e valora positivam e n t e el rol social de la Iglesia católica y la contribución de los cristianos revolucionarios a la lucha de liberación. ante la extrema represión implantada. quizá. empezand o por la Conferencia Episcopal. asumiendo las críticas y represiones q u e esta opción conllevara. delegados de la Palabra y m i e m b r o s de c o m u n i d a d e s cristianas de base formaron organizaciones campesinas y sindicales y se incorporaron a la URNG (Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca) . Los analistas latinoamericanos coinciden e n q u e "el trabajo de la Iglesia fue fundamental. (En Harnecker: 1994. fue catequista y ha n a r r a d o en su autobiografía cómo su conciencia política y su incorporación a la lucha estuvieron d e t e r m i n a d a s por su religiosidad cristiana. La orientación de 264 265 . Ella misma se c o m p r o m e t i ó a defender las reivindicaciones de estos movimientos. Según el sociólogo haitiano G. 67). También a diferencia de otros países. cardenal Arns. h a afirmado q u e "la Iglesia ayudó de forma extraordinaria al movimiento popular y al movimiento sindical". El principal líder del movimiento o b r e r o brasileño. esta labor de concienciación de la Iglesia de liberación es la que permitió la organización del movimiento político de izquierda Lavalas q u e triunfó en las primeras elecciones democráticas de 1990. A diferencia de otros países. múltiples catequistas. Los obispos crearon dos organismos que vienen desarrollando u n a gran labor social: la pastoral de la tierra y la pastoral obrera. los sectores más avanzados del cristianismo n o se q u e d a r o n aislados del conjunto de la Iglesia. La Pastoral O b r e r a fue decisiva en las luchas de los trabajadores y el arzobispo d e Sao Paulo. el t o r n e r o mecánico Lula. despertó la conciencia d e los campesinos" (Harnecker: 1994. 205). En Brasil. En Guatemala. la mayoría de la Iglesia católica. Fuera de Centroamerica. realizó u n a opción muy seria de lucha p o r la liberación de los empobrecidos. cuando militantes de Acción Católica crean el movimiento político Acción Popular. La líder más conocida d e la izquierda de Guatemala. izquierda del catolicismo de base se incia a finales d e los años cincuenta. Cristianos formados y alentados p o r la Comisión Pastoral d e la Tierra dieron vida al MST (Movimiento de los Sin Tierra) y a organizaciones ecologistas campesinas. La URNG publicó u n a "Resolución de la C o m a n d a n c i a General sobre los cristianos" (1987).

Su antecesor h a sido Jair Meneguelli. Los estudios de sociología electoral de Brasil han destacad o cómo el voto al PT a u m e n t a en las zonas d o n d e la implantación de las c o m u n i d a d e s critianas de base es más fuerte.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR de identidad unir fe cristiana. darle fuerza espiritual y ofrecerle un camino para luchar contra las injusticias. m i e m b r o de las comunidades cristianas de base desde su adolescencia. los cristianos d e base c o m p r u e b a n q u e muchos de los miembros de comunidades eclesiales. Autores c o m o H a r n e c k e r (1987. El PT. 294). Diversos líderes de las comunidades cristianas de base h a n creado recientemente la Central Única de Movimientos Sociales. Este partido de nuevo tipo ha sido posible por la confluencia de tres sectores: el movimiento sindical q u e necesitaba dotarse de u n a expresión propia al n o identificarse con la izquiera tradicional. Hay que tener en cuenta q u e entre los siete sindicalistas q u e crearon el PT. m i e m b r o de la pastoral familiar de la Iglesia en los barrios de favelas. se h a autoidentificado como cristiano y h a afirm a d o lo siguiente: En América Latina gran parte de los avances políticos se deben a la Iglesia católica a través de las comunidades de base. Weffort fueron los q u e elaboraron el discurso inaugural de la p r i m e r a convención del PT. Frei Betto. Él y el sociólogo F. 32). etc. además de Lula. de la Iglesia católica en los sectores populares. Lula. Además. sobre todo. En las cuatro últimas décadas la Iglesia brasileña h a sido la principal instancia de politización de los sectores campesinos. de la pastoral obrera. q u e llevan m u c h o s años estudiando el marxismo latinoamericano. q u e a g r u p a y coordina a trescientas organizaciones. La Iglesia tiene que servir para eso. Marta Hacnecker ha analizado a estas comunidades y a múltiples parroquias como "espacios privilegiados d e organización popular" (1994. promoviendo la autoorganización y autoemancipación de los pobres. el efecto multiplicador ha sido inmenso. Lówy ha afirmado q u e "sin la existencia de u n a cultura cristiana contestataria. de la pastoral de la tierra. seg ú n h a n declarado sus dirigentes. al- caldes. El sociólogo brasileño F. ganar tan rápidamente u n a influencia tan considerable" (en Follman: 1997. Weffort considera que "el PT es u n partido en el que más de la mitad de sus miembros son católicos y algunos de sus más importantes líderes creen en Dios". la influencia de la Iglesia y del cristianismo de liberación han sido totalmente decisivas para la creación en 1980 del Partido de los Trabajadores. estrechamente vinculados a la pastoral obrera. es u n o d e los principales asesores de Lula. pastoral o b r e r a o de la tierra son diputados. sino la cultura política y las formas de trabaj o con las masas populares desarrolladas por las comunidades cristianas de base. cristianos revolucionarios que habían cread o múltiples movimientos sociales y militantes socialistas y comunistas desencantados de sus organizaciones. El rol libera- 266 267 . El intelectual troskista M. político e ideológico. En el ámbito estrictamente político. pues al fin y al cabo eso es lo que hizo Jesucristo la vida entera 12 . es poco probable que el PT se hubiera podido constituir y. teólogo de la liberación. obreros y suburbanos. el mayor partido de izquierda de toda América Latina. desde u n p u n t o de vista sociológico. para animar al pueblo en sus derechos y luchas. Su principal dirigente y candidato a la presidencia. movimientos de Acción Católica. Un trabajo fantástico. 1994) y Lówy (1987). El actual presidente d e la CUT (Central Única de Trabajadores) es Vicente Paulo da Silva. estaban otros dos cristianos: Olívio Dutra y Wagner Benevides (JOC). compromiso político y organización del pueblo. responsables locales. ha recogido n o sólo la inspiración cristiana. Los cambios político-ideológicos sobre la cuestión cristiana La relación e n t r e izquierda y cristianismo e n América Latina en las tres últimas décadas tiene u n a e n o r m e significación histórica. h a n subrayado cómo esta relación h a cambiado al m u n d o político y al m u n d o religioso. serio. g o b e r n a d o r e s o dirigentes nacionales del PT.

El economicismo. El p r o b l e m a de fondo es el tipo de marxismo q u e oficialm e n t e todavía i m p e r a en Cuba. Este tema se h a abordad o p o r el mal procedimiento de dejarlo aparcado y p o r el tem o r a reconocer q u e el marxismo q u e d a teóricamente afectado p o r esta convergencia. choca con la realidad de u n a pluralidad de marxismos que se hallan fuera de ella. El p r i m e r o — q u e es el mayoritario— se basa e n u n a articulación dialéctica entre cristianismo. si el cambio n o es mayor. en u n leninismo estratégica e instrumentalmente abierto a la colaboración con cristianos. Esta ecuación. El discurso de Fidel h a avanzado m u c h o más. El primer modelo ha conllevado cambios dentro del mundo cristiano (asunción del marxismo analítico y político y reconocimiento de los límites del idealismo moral propio de esta tradición) y del m u n d o de la izquierda (revisión profund a del marxismo-leninismo y cambios respecto a la filosofía. Ahí p o n e las bases de u n hilo teórico que está por desarrollar y que p u e d e conllevar consecuencias políticas importantes. En este sentido. La contradicción q u e la izquierda c u b a n a arrastra desde que en 1971 Fidel planteó la cuestión de la alianza estratégica con los cristianos revolucionarios es la escisión entre convergencia práctica y divergencia teórica. El segundo. sobre todo. a u n a revisión muy profunda del marxismo q u e va más allá de la teoría clásica sobre la religión. El PCC se e n c u e n t r a en la actualidad en las mismas posiciones que el PCE en el periodo 1955-1965. el marxismo q u e d ó sellado y ya n o cabe más opción q u e la exégesis de sus textos para ver si la realidad se adecúa a ellos. Independientemente de la existencia de intelectuales conocedores de los marxismos. La pregunta q u e inevitablemente se plantea es la de si después de la m u e r t e d e éste. especialmente en Cuba. que prácticamente sólo pervive en Cuba y en algunas organizaciones marxistas-leninistas de diversos países. la cultura y la concepción del Estado y del partido). G. en u n a de sus intervenciones en el IV Congreso del PCC. Analizando los planteamientos dominantes en el PCC sobre el tema de la religión. En la actualidad existen dos modelos d e relación entre izquierda y cristianismo en América Latina. N a d a menos q u e en 1991 se descubre que con el pensamiento de Lenin se p u e d e justificar la entrada de cristianos en el PCC. marxismo. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR dor del cristianismo obliga. Considero q u e el p r i m e r m o d e l o entronca mejor con los debates y avances teóricos que sobre esta temática se han ven i d o desarrollando d e n t r o de la izquierda e u r o p e a desde principios de siglo. es decir. Girardi e n Sandinismo. el nuestro es u n partido político y revolucionario y n o u n partido religioso". la ideología y la política de privatización forzada de la religión. como base cultural y moral. dado q u e ya n o existe el supervisor ideológico soviético y q u e su p o d e r en el PCC n o es débil. y marxismo antidogmático. Fidel. n o haya impulsado u n desarrollo teórico mayor sobre esta cuestión. Más de treinta años de dependencia ideológica del marxismo-leninismo soviético y. de socialización d e los militantes del PCC p o r este tipo peculiar de p e n s a m i e n t o n o se b o r r a n en u n día. p e r o rechazando u n a articulación cultural e ideológica. independientem e n t e de su carácter reductor. especialmente si n o se está dispuesto a afrontar los múltiples límites e insuficiencias del mismo. el marxismo c u b a n o p o d r í a a p r e n d e r del marxismo sandinista y del nuevo p e n s a m i e n t o marxista brasileño. se basa en u n a alianza estratégica que comparte objetivos y acciones comunes. En Cuba se ha establecido la ecuación socialismo=marxismo=leninisrno=marxismo-leninism o codificado por el PCUS. desde luego pocos entrarán. a u n q u e extraña que. como instrumento de análisis y de orientación política. según ellos. indicó q u e "hemos convertido el Partido y el ateísmo en u n a religión. Los marxistas cubanos pued e n estar bien orgullosos de su fidelidad a Lenin hasta el día de hoy.LA IZQUIERDA Y EI. la mayoría de los dirigentes y cuadros intermedios han sido socializados en la manualística soviética de u n marxismo-leninismo plano. El segundo modelo reproduce a la perfección. llama poderosamente la atención la falta de receptividad de los avances teóricos en el campo del diálogo cristiano-marxista desde los años sesenta. cristianismo—quizá el mejor libro q u e se h a publi- 268 269 . el materialismo y el cientificismo d e b e n ser superados.

La importancia que tiene para los procesos de liberación la inversión de la tendencia que representa la participación de los cristianos es lo suficientemente grande como para provocar una ruptura teórica. El austromarxista Otto Bauer expuso muy bien esta lógica al afimar q u e "luchamos contra la Iglesia n o p o r la religión q u e enseña y cultiva. ésta n o es" alineante. cuyo objetivo consiste precisamente en superarla. ética y comportamiento n o alienantes. N o en vano. d) El Estado y el partido h a n d e ser laicos y ello significa. N o tiene sentido lógico que algo como la fe cristiana. n o e n cuanto institución religiosa. q u e "la secularización del partido revolucionario lleva consigo lógicamente la secularización de la teoría revolucionaria" (Girardi: 1987.. lo ideal y lo material.A IZQUIERDA Y El. sino en cuanto organización aliada de la burguesía" (Bauer: 1927. El problema de la transcendencia marca la división. a u n q u e sea legítima. El Estado y el partido n o son ni ateos ni teístas. Desde esta premisa q u e considera el marxismo c o m o u n sistema abierto a innovaciones rupturistas.. Dentro del Estado y del partid o — q u e pasa d e ser u n colectivo m a r c a d o p o r u n a única filosofía a u n a organización con u n a cultura revolucionaria inspirada en pensamientos diversos— las divergencias teóricas de corte metafísico y cosmovisional p e r m a n e c e n sin ocasionar exclusiones y discriminaciones. debe ser revisada desde el nuevo p e n s a m i e n t o sobre las relaciones entre ciencia y religión. Se trata sin duda de una revisión profunda del pensamiento de Marx. que p o r esencia es o debe ser la encarnación de la alienación. Estas divergencias se m a n t i e n e n j u n t o a otras convergencias teóricas de fondo. 282. lo espiritual y lo político.. salvo que se opte p o r u n a uniformización filosófica de la sociedad.. sino p o r el papel q u e la Iglesia d e s e m p e ñ a en la lucha d e clases entre la burguesía y el proletariado. La hilazón establecida por Marx entre materialismo histórico y materialismo dialéctico.I. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR cado en América Latina sobre esta temática— h a afirmado con claridad la r u p t u r a teórica q u e esta alianza histórica conlleva: El proyecto teórico de los "cristianos marxistas" está en contradicción con el de Marx y con el de toda la tradición marxista. n o tiene por q u é seguir siendo obligatoria. Esta contradicción representa el punto de partida de su búsqueda. entre otras cosas. 280. 285). Los partidos de izquierda tenían q u e frenar el apoyo religioso a las fuerzas burguesas antisocialistas y construir u n tipo d e Estado libre de tutelas eclesiásticas asfixiantes y u n sistema público de educación q u e fuera fuerte y p r e d o m i n a n t e .286). Es absolutamente imposible q u e en u n a sociedad todas las personas tengan la misma filosofía y la misma cosmovisión. la opción de Marx no es la única posible. produzca conciencia. partiendo de las mismas premisas no tiene por qué llegarse a las mismas conclusiones. Luchamos contra la Iglesia. el libro en q u e O. El cristianismo en la izquierda: de cuestión privada a cuestión pública En los orígenes de la concepción privatizadora de la religión cristiana había u n a lógica aplastante tanto en E u r o p a c o m o en América Latina.. u n a moral y u n a práctica revolucionarias basadas e n su fe. 111-112). c) La filosofía del materialismo y del cientificismo. lo cual sería u n a p r u e b a bien palpable de absoluto totalitarismo. Se requiere elaborar u n a nueva teoría sobre la sustancia de la religión cristiana. b) Si los cristianos tienen un humanismo.. Se trata de desarrollos que se oponen a él en puntos que para el mismo Marx eran esenciales. Bauer e x p o n e la política religiosa del austro- 270 271 . Consideran laicamente la religión c o m o u n h e c h o social q u e está en la sociedad y q u e debe ser asumido d e n t r o del apoyo al desarrollo de las libertades ciudadanas de expresión cultural. como parte consustancial del marxismo-leninismo. la convergencia práctica implica los siguientes cambios teóricos: a) La superación d e u n marxismo ontológico y metafísico y la elaboración de u n marxismo como teoría de la práctica revolucionaria. (Girardi: 1987.

al fusionarse con Estados dictatoriales o al p r e t e n d e r teledirigir la legislación sobre algunas cuestiones de interés público. desde esta perspectiva. h a n restringido m u c h o el alcance del socialismo. Bertinotti. i m p i d i e n d o así —frente a las experiencias d e los países configurados p o r el marxismo-len i n i s m o — q u e el Estado se inmiscuya en este asunto..lA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR marxismo está dedicado a los anabaptistas d e 1527 q u e son calificados c o m o "verdaderos cristianos" y c o m o "socialistas que intentaban resucitar el c o m u n i s m o de las primitivas com u n i d a d e s cristianas". q u e hubiera sido rechazada y atacada p o r la mayor parte de los socialdemócratas de aquel tiempo. las frases de F. etc. de algunos intelectuales marxistas y de la corriente ideológico-política del PSOE que analicé en u n apartado anterior— ello también se debe al fuerte apoyo electoral que los partidos de izquierda reciben del m u n d o cristiano (muchos de ellos son de h e c h o "partidos cristianos". si surge en su territorio u n fuerte fundamentalismo religioso antidemocrático. Ello n o significa q u e la izquierda e u r o p e a r e n u n c i e a activar la política d e privatización forzada. las fuentes de la moral. En este sentido. La formulación a c u ñ a d a en el Programa deErfurtha sido utilizada para reforzar el fin de los partidos d e una ú n i c a cosmovisión —especie de "iglesias laicas"—y fortalecer el respeto a plurales cosmovisiones personales d e n t r o de los partidos. al igual q u e los comunistas italianos. para superar la identificación reductiva del socialism o con el marxismo. son problemas h u m a n o s — n o meros reflejos superestructurales de la explotación capitalista— a los que d e b e n responder las filosofías y las religiones. como las relativas al sentido de la vida. La existencia ni se r e d u c e ni se identifica sin más con la praxis política. hemos p o d i d o ver cómo la izquierda ha cambiado sustancialmente su percepción de la religión cristiana y h a a d o p t a d o u n a nueva política hacia el m u n d o cristiano desde el final d e la II Guerra Mundial. Algunos fenomenólogos afirman q u e cierta despolitización y privatización de la religión cristiana se c o r r e s p o n d e con el carácter personal y metapolítico de ésta. También ha ayudado a reubicar el rol de la religión en la vida nacional. en este sentido. (Bauer: 1927. líder del PRC. y n o digamos p o r los leninistas. 7). Este nuevo enfoque de la religión como cuestión privada ha favorecido construir en diversos países u n Estado y u n a cultura colectiva desde la laicidad. Hemos p o d i d o observar cómo incluso aquellos que siguen defendiendo la formulación de la "religión como cuestión privada" acuñada en el Programa deErfurthan realizado u n a lectura liberal de la misma. la felicidad. desterrando la sobrecarga política q u e ésta había asumido al aliarse con intereses socio-económicos de grupos determinados. Con esta nueva lectura muchos dirigentes de izquierda h a n querido asegurar la libertad personal y colectiva de practicar la religiosidad como algo positivo p a r a la vida individual y social. desde la perspectiva de la composición religiosa/ irreligiosa de su electorado) y a la nueva sensibilidad social de las Iglesias europeas. superando el laicismo y el confesionalismo. Esta lectura o interpretación liberal ha servido. paradójicamente. Me parece especialmente digno de atención el concepto de nueva laicidad a c u ñ a d o p o r algunos socialistas franceses. Desde u n a perspectiva histórica. e n t e n d i d o éste como u n a cosmovisión total y autosuficiente. adquir i e n d o el perfil de Estado filósofo. que ya n o es visto c o m o cosmovisión o incluso como u n único tipo d e moralidad. Si hoy en Europa n o predomina la política de privatización forzada de la religión —salvo la excepción del troskismo francés. Recordemos. La laicidad obligaría. favorece su regeneración y p o n e de manifiesto el valor d e zonas y áreas de la vida h u m a n a que n o son estrictamente políticas. a reducir el socialism o a u n forma de organización de la vida social y económica distinta a la capitalista. Estas premisas siguen guiando a la izquierda en sus relaciones con las Iglesias y el m u n d o cristiano. a u n q u e d e h e c h o unas han tenido más peso q u e otras. El 272 273 . Ellos. ciertos intelectuales del PCI y del PDS h a n afirmado q u e u n a de las aportaciones del cristianismo a la nueva cultura d e la izquierda es la de r e c o r d a r los límites de la política en la vida h u m a n a . en la apertura del último congreso del partido como expresión de este cambio. Las cuestiones q u e van más allá de esta tarea.

tanto los q u e vienen d e u n a tradición cristiana c o m o los q u e parten de u n a tradición marxista. sino que la considera simplemente como una forma típica del comportamiento social. de las corridas de toros y el cante y baile flamencos). por supuesto. y semimaquiavélicamente su utilizador. pues él sólo abarca u n a parte o dimensión de u n a vida h u m a n a multidimensional. a u n q u e son los primeros. El Estado porque no reconoce relevancia pública a la religión. perfectamente conciliable con una religiosidad y una cultura religiosa seculares. 13).LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR socialismo c o m o tal n o d e b e entrar en estos temas. la laicidad. filosófico y ético. el cual fue criticado p o r J. en todos los 274 275 . En esto coinciden la mayor parte de los socialistas franceses. (Aranguren: 1989a. otras izquierdas como la alemana. sino del encuentro de plurales tradiciones e innovaciones de carácter ético. creo que el giro de la izquierda hacia el cristianismo está basado. También ésta es la orientación ideológica que defiende el mayor partido de la izquierda latinoamericana (el PT de Brasil) y otros partidos muy significativos c o m o el FSLN de Nicaragua y el FMLN d e El Salvador. "los límites del diálogo". c) acoger valores y d e m a n d a s del área cristiana sobre la transformación de la sociedad y la configuración d e la misma. filosófico con u n d e n o m i n a d o r común. Aranguren en los siguientes términos: La laicidad puede entenderse de dos maneras: por una parte es la característica propia del Estado no-confesional. En este sentido. L. el Partido Laborista Inglés y el Partido Comunista Italiano (actualmente dividido en PDS y RC). En suma. Se establece. inspirados f u n d a m e n t a l m e n t e en Vignaux. b) realizar u n a política de presencia explícita en el m u n d o cristian o institucional y de base. d) elaborar respuestas concretas a esos planteamientos. La Iglesia porque establece. J u n t o a este concepto de laicidad restringida. así c o m o numerosas organizaciones políticas. o casi. por lo cual es insuficiente u n a simple e indiferente tolerancia respecto a la religión cristiana. en la realidad maquiavélicamente subordinador de la religión a la política. puestos al nivel. los q u e h a n elaborado con mayor precisión este c o n c e p t o d e nueva laicidad. entre nosotros). Ambas concepciones de la laicidad se hallan muy lejos del laicismo pragmático p r o p u g n a d o por algunos socialistas españoles. reduciéndola a un tema de mitopoética antropología sociocultural (festejos de Semana Santa y procesión del Rocío o la Blanca Paloma. ya que consideran necesario tener u n a cultura política fuerte y ésta n o nace de la nada. ni la Iglesia de la Restauración ni el actual Estado están abiertos al diálogo. religioso. escucha de los grupos. u n a distinción de planos q u e lleva a u n concepto restringido d e laicidad que deja fuera de la cultura política inspiraciones últimas de carácter antropológico. así. El reconocimiento del carácter intramundano y público de la religión cristiana La mayor parte de los partidos e intelectuales de la izquierd a e u r o p e a y latinoamericana h a n superado la concepción de la religión cristiana como asunto privado y h a n afirmado q u e el cristianismo es u n a de las raíces del socialismo y u n a de las motivaciones y fundamentos éticos más importantes del mismo. salvo u n a moral de mínimos. es un realismo político aparentemente indiferente. mucho más sutil que el viejo laicismo anticlerical (que todavía perdura. Más por la otra. Y esto es un gran error. movimientos e instituciones que en ella operan. muy dogmáticamente. Desde el análisis de los textos y posiciones que he presentado en páginas anteriores. en la necesidad que tienen las fuerzas de este signo político de arraigarse en los distintos sectores de la sociedad civil dentro de u n a dialéctica de implantación. El asumir el cristianismo como cuestión pública ha supuesto dar cuatro pasos históricos: a) establecer esta religión c o m o u n a cultura pública del partido y declararla u n a parte del patrimonio de éste. Esta posición aparece especialmente clara en los tres partidos mayoritarios de la izquierda europea: el Partido Socialdemócrata Alemán. la británica y la inglesa p r o p u g n a n un concepto amplio de laicidad. sindicales y sociales de América Latina. en primer lugar.

. (En West: 1984. La presencia activa de la izquierda en el m u n d o cristiano p u e d e favorecer. piensan diversos representantes de la misma. La a p e r t u r a de la izquierda al cristianismo sirve así para desbloquear el acercamiento al socialismo y para contraatacar al neoconservadurismo que intenta implantarse e n todos los sectores sociales.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR países aparecen los cristianos como u n mundo social y cultural específico dentro de las sociedades civiles nacionales con demandas y aportaciones importantes para la transformación social de la realidad y la configuración de la propia sociedad civil. Este h e c h o h a conllevado la superación tanto d e la concepción de la religión cristiana como m e r o asunto privado como d e la creencia de q u e el proceso de secularización h a 276 277 . según el lenguaje del PCI y del PDS. es significativa la iniciativa del PDS de publicar d u r a n t e varios meses el Nuevo Testamento como suplemento de la edición dominical de su periódico L'Unitá desde el convencimiento. p e r o que tiene muchas reticencias a los partidos políticos por sus viejas formas de hacer política— como al sector más d e centro q u e tiene u n a apreciable sensibilidad social por los c o m p o n e n t e s de la religión q u e profesa. La apertura al cristianismo también ha estado guiada por la convicción de los límites de la propia tradición y la necesidad de a p r e n d e r de otras culturas como las representadas por los seguidores del cristianismo originario. u n acontecimiento q u e ha sido destacado p o r el colectivo editor d e la prestigiosa revista marxista Monthly Revieiu en los términos siguientes: La mayor parte de las personas probablemente piensa que las relaciones entre la religión y la izquierda no existen o son antagónicas. apoyar e impulsar proyectos centrados en la lucha contra las desigualdades. q u e tienen políticas específicas en otras áreas con identidad propia como el m u n d o del ecologismo o del feminismo. la pobreza y la injusticia q u e es lo q u e constituye la identidad del socialismo. d a d a la identidad y peculiaridad de la misma. En efecto. una cosa en la que todos creían no era cierta. del mismo m o d o . Estos partidos realizan u n a d e t e r m i n a d a política u n i d a a la concepción de la religión c o m o u n h e c h o social público. Hoy se percibe claramente —y este puede ser uno de los giros más sorprendentes de la historia— que. En p r i m e r lugar. expresado p o r W. la cultura y la práctica política de la izquierda. En m u c h a s ocasiones este sector n o apoya a la izquierda p o r falta d e sintonía cultural y n o p o r estar en contra de sus planteamientos socio-económicos. se está produciendo una amplia reapropiación entre la religión y la izquierda. La expansión del proyecto socio-político es otra razón que mueve a las diversas izquierdas europeas y latinoamericanas a abrirse al cristianismo y al m u n d o cristiano.. Ellos son el e x p o n e n t e del h e c h o de la reapropiación del cristianismo p o r parte d e la izquierda. Esta articulación socialista de u n amplio g r u p o social q u e busca mediaciones políticas se dirige tanto al sector del cristianismo de base — q u e ya forma parte de la izquierda social. de la importancia de los valores evangélicos para u n a refundación de la política. En el fondo conectan con la convicción gramsciana de q u e tener u n a d e t e r m i n a d a política sobre los h e c h o s religiosos es u n a exigencia de todo partido de masas. La h e g e m o n í a expansiva de la izquierda requiere. porque el voto de los cristianos a los partidos de izquierda significa u n porcentaje bastante significativo. La lógica política q u e h e descrito n o está presidida p o r meras cuestiones d e táctica y estrategia. sencillamente. El cambio de la izquierda respecto a la consideración de la dimensión pública de la religión cristiana h a sido espectacular. la articulación política socialista de éste. tal c o m o h e m o s p o d i d o c o m p r o b a r l o en el análisis de las posiciones d e los principales partidos d e este espacio político e ideológico. La dinámica de la contaminazione (contagio m u t u o ) .1-2). según destacados intelectuales y dirigentes. Veltroni en la entrega d e la edición a j u a n Pablo II. h a llevado a importantísimos cambios d e n t r o de la ideología. En este sentido. La izquierda ha percibido la potencialidad del m u n d o cristiano para acoger. La mayoría de ellos h a n revisado la teoría marxista clásica de la religión en la línea señalada p o r Togliatti. t e n e r u n a política específica hacia el área cristiana.

al afirm a r q u e "el cristianismo y la religión en general son hechos sociales s u m a m e n t e importantes con los que todo g o b e r n a n te h a d e contar.. Paradójicamente. ello no deja de ser una irrealidad que hay que asumir. La nueva comprehensión del cristianismo como u n h e c h o social público ha favorecido la superación del laicismo d o m i n a n t e en las organizaciones de izquierda.. 42-45). 5). J. "los creyentes tienen el derecho de pedir el reconocimiento del carácter público y colectivo de la praxis religiosa. Es significativo q u e en España los sectores de izquierda inspirados en el laicismo n o siempre tengan presente esta perspectiva subrayada p o r Morineau.. (Morineau: 1990.. m i e n t o de Morineau sobre esta temática es muy ilustrativo del cambio de gran parte del laicismo e u r o p e o : Somos muchos los que habíamos pensado que la religión e incluso la fe religiosa desaparecerían "naturalmente" gracias a los avances del pensamiento científico.. Hoy partimos no sólo de que la fe es cuestión de cada individuo. h a sido M. en la que nadie debe intervenir. La fe no es alienación. (Aranguren: 1989b. Religión y Cultura". una dimensión del hecho social... El pensa- 278 279 . en. Gorbachov.21). no puede ser eliminada del campo cultural que contribuye a fertilizar. como si nada hubiera cambiado desde el Syllabus en la mentalidad de los creyentes o de la jerarquía episcopal. No e n vano la Liga francesa organizó en 1986 u n simposio sobre "Laicidad. Además. La religión fue y sigue siendo. con la irreligiosidad ilustrada. la religión se está convirtiendo en asunto privado. que cultivar la desconfianza a priori. u n o de los sucesores históricos de Lenin al frente del PCUS.. A r a n g u r e n se situaba en la misma línea q u e este intelectual francés.. Visto los tiempos que corren.... (como afirma) Vandermeersch. el líder soviético fue más allá de la concepción de la religión c o m o cuestión privada y la presentó c o m o fuente de valores morales para renovar la vida social: Ha cambiado nuestra actitud ante los problemas que antes abordábamos de manera simplista. También h a supuesto superar la concepción q u e identificaba reductivamente socialismo con marxismo y éste con u n a cosmovisión autosuficiente. creada para la difusión del laicismo cultural y ético en nuestro país p o r ciertos dirigentes y cuadros medios del PSOE— el que ha afirmado q u e "la religión es u n a dimensión d e lo social". pues. Me parece más importante dialogar directamente sobre este último punto para comprender lo que puede significar en la práctica cotidiana. H a c e r ver q u e la religión e n su p l e n i t u d es u n hecho público.. La fe.. (Gorbachov: 1990. i n c u m b e a los intelectuales". puede conjugarse con la ampliación de espacios de libertad. pensamos que hay que reestudiar la cuestión. c o m o se ha dicho. L. Hacérselo ver así al P o d e r es tarea del intelectual. Los hechos no han demostrado que la modernidad haya de conjugarse. afirmó que el análisis marxista-leninista de la religión n o había sabido captar la complejidad de este f e n ó m e n o social. M. Morineau —líder del laicismo francés y mentor exterior de la Liga Española de la Educación y la Cultura Popular. p e r o consiste e n u n reduccionismo. o en la de los militantes de la Liga. con la cual hay q u e dialogar.. La superación del laicismo y el reconocimiento de la dimensión social del cristianismo El cambio respecto a la concepción de la religión cristiana como u n a cuestión privada p o r gran parte de la izquierda eur o p e a y latinoamericana ha estado basado en u n nuevo análisis q u e h a posibilitado captar la dimensión pública del cristianismo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR culminado con la irrelevancia sociopolítica d e los h e c h o s religiosos. sino también de que los valores morales que la religión ha venido creando y divulgando durante siglos pueden servir y sirven para la renovación de nuestro país.. religión «invisible». incluso en los terrenos de la vida familiar y social". entre ellos la religión. En plena época de la perestroika. Esto último puede ser u n f e n ó m e n o sociológico real.

versas manifestaciones actuales del cristianismo. C. se halla todavía muy presente en los principales intelectuales q u e h a n inspirado la línea ideológica del PSOE d u r a n t e su larga etapa de g o b i e r n o y más concretam e n t e el Programa 2000. En este sentido. Más allá del cientificismo: una nueva racionalidad socialista La consideración de la religión cristiana como u n a cuestión pública ha introducido grandes cambios respecto a determinados fundamentos de la cultura política tradicional de los socialistas. u n intelectual troskista que en los últimos años está analizando con gran intensidad el cristianismo de liberación en América Latina. dominación burocrática. (West: 1984. h a destacado también la fuerte crítica al sistema establecido que está presente en di-. h a manifestado muy claramente el giro ideológico que h a supuesto para gran parte de la izquierda e u r o p e a considerar al cristianismo c o m o u n a cuestión pública. Pasar de los discursos izquierdistas sobre la economía política y el Estado a un discurso sobre la civilización capitalista es poner de relieve una esfera raras veces asumida por los pensadores marxistas: la esfera de la cultu- ra y de la vida cotidiana. la religión impregna y satura la vida de las personas en el mundo capitalista. h a sido muy d e t e r m i n a n t e en la creación de u n a peculiar racionalid a d socialista q u e . Recientes estudios sobre la naturaleza del racismo. El cientificismo antirreligioso de que han hecho gala algunos ideólogos del PSOE en nombre del socialismo encaja perfectamente en el mismo espíritu burgués que configura sus ideas económicas o sociales. ex vicesecretario general del Partido Socialista Italiano.9). M. empeñada en eliminar por completo las implicaciones teológicas que ha arrastrado la izquierda europea desde sus comienzos. a u n q u e está bastante superada en la izquierda europa. homofobia. Martelli. Y cualquier investigación seria de esta esfera debe abordar más pronto o más tarde las modalidades de vida religiosa y las modalidades religiosas de lucha cultural. : 1991. subyugación ecológica y exterminismo nuclear sugieren que debemos entender esta crisis como propia de la civilización capitalista. Ytodos los signos indican que la crisis que prevalece en ese mundo no es sólo de carácter económico y político. u n i d o al materialismo filosófico. la religión es u n a de las formas más significativas de la conciencia utópica" (Lówy: 1987. director de la revista italiana Critica Marxista e importante intelectual del PCI y del PDS. A. Ignacio Sotelo h a criticado esta posición e n los siguientes términos: Una izquierda que se complace en reproducir la crítica cientificista de la religión. Este cientificismo. pues "en sus figuras contestatarias.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR La apertura a la dimensión cultural del cristianismo La superación del laicismo por la mayor parte de los partidos de izquierda se ha manifestado en la apertura a la dimensión de crítica cultural presente en el cristianismo. 2). La orientación de determinadas tendencias cristianas ha influido en el h e c h o de que ciertos intelectuales y partidos de izquierda hayan descubierto la importancia d e actuar en este campo de la crítica de la cultura dominante. Lówy. al afirmar q u e "hay q u e descartar la idea de construir sobre u n a 280 281 . sin el cual es muy difícil hacer avanzar un proyecto de hegemonía: A pesar de los sentimientos laicistas de la mayor parte de los intelectuales y activistas de la izquierda. u n a d e las consecuencias más importantes de este giro respecto al Programa deErfurt h a sido el de la superación del cientificismo c o m o u n ingrediente consustancial de ciertas concepciones del socialismo. La existencia de u n a crítica cristiana a la civilización capitalista detectada por intelectuales y dirigentes políticos de la izquierda se sitúa en las antípodas de la concepción marxista de la religión como "espíritu de la sociedad burguesa" (La cuestión judía). (EnAA. represión estatal. patriarcado. h a destacado el papel de esta religión en la creación de u n a cultura alternativa a la existente. W . Zanardo.262).

Este intelectual planteó u n a distinción interesante entre vida íntima. El destacado intelectual marxista Adam Schaff h a mostrado con gran claridad cómo el cientificismo presente en la tradición de la izquierda ha funcionado como obstáculo ideológico para captar la relevancia de lo religioso y hoy está s u p e r a d o p o r la dinámica de la realidad histórica: En relación con el problema de los valores tenemos que hablar de un asunto que. pues el conocimiento científico jamás es absoluto y tiene siempre unos límites más allá de los cuales comienza el reino de la ignorancia. el cual n o se presenta ya como frontalmente contrapuesto a todo tipo de religión. al vínculo entre mundo de los sentimientos y afectos 282 283 . Dentro de la izquierda española. El único problema estriba en saber si en el nuevo periodo habrá personas que sientan la necesidad de la fe. crece el "cultivo exclusivo y excluyen te de la «vida privada» y el desinterés por la vida de los otros" (Aranguren: 1990. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR presunción científica (una ciencia interpretada de m o d o ahistórico) u n socialismo que de hecho vive m u c h o más en u n a dimensión existencial" (Martelli: 1989...159). izquierda alternativa y cuestión cristiana". F. es muy importante. Kelly. pronunciada en el Congreso "Euroizquierda y cristianismo". La fuente del error es inherente a la convicción de que el conocimiento científico abarca toda la esfera de intereses y problemas humanos. al cultivo de la persona.. han abordado esta temática de la revolución de la subjetividad conectándola con religiones emancipatorias. Bahro y P. a mi entender.. vida privada y vida pública que.19). en la población de los científicos el mayor porcentaje de creyentes se encuentra entre los representantes de las ciencias naturales y exactas. d a n d o a e n t e n d e r q u e ésta es irrelevante para la acción en la vida pública. experto en filosofía de la ciencia y autor de La ilusión del método.. Fernández Buey. sino sólo al oscurantismo". W . La acentuación de la división entre ambas esferas — c o m o si el ser h u m a n o fuera esquizofrénico por naturaleza— h a tenido consecuencias dañinas para la izquierda. : 1991.. En el último decenio varios intelectuales y políticos de la izquierda verde. También esto refuta las supersticiones racionalistas en el sentido de que el conocimiento profundo de la naturaleza aparta a las personas de la religión. p o d e m o s explicarnos el fracaso de las revoluciones culturales basadas en la mera difusión de ideología. La conexión de lo privado y lo público en la acción política El cambio respecto a la concepción de la religión formulada en el Programa de Erfurt ha favorecido u n a nueva comprehensión de las relaciones entre lo privado y lo público. 303). a mi modo de ver.. ¿Cómo podemos estar seguros de que la ciencia agota todos los problemas relacionados con la vida humana? Ciertamente no es así. Se ha abierto paso en la izquierda la tesis de la importancia del factor subjetivo y la necesidad de instaurar nuevas relaciones entre vida privada y vida pública. Mi opinión es que dicho valor cobrará fuerza. Desde esta perspectiva. Es obvio que esto no es cierto. a saber: el de la fe religiosa como valor en la inminente sociedad de la información. según Aranguren. Se han puesto en entredicho los supuestos inherentes a la determinación voluntarista q u e enviaba el m u n d o de lo religioso a la esfera de la vida privada. La respuesta es que su número será mayor de lo que es hoy día. pues.170-172). como R. La experiencia demuestra sencillamente que no es así. abre u n a luminosa perspectiva para aunar el cultivo de la vida interior y desde él la repolitización de la subjetividad para un nuevo talante en la acción pública. (existe) la superstición característica del racionalismo de afirmar que la propagación del conocimiento científico produce automáticamente la debilidad de la fe religiosa.. Por un racionalismo bien temperado. piensa que para analizar las causas del resurgimiento de u n a religiosidad de liberación lo más adecuado es "partir de las consideraciones que llevaron a Albert Einstein a valorar de forma positiva la función de la fe y de la creencia en el arranque del pensamiento científico. lo siguiente: La importancia concedida a la individualidad.LA IZQUIERDA Y EI. (EnAA. (Schaff: 1985. En esta misma línea Fernández Buey afirmó con gran lucidez en la ponencia "Nuevos movimientos sociales.

incide en la posibilidad de realizar transformaciones sociales radicales que vayan más allá d e la conquista del Estado y p o n g a n bases sólidas para u n proyecto de h e g e m o n í a socialista. existe la sociedad civil y la configuración de la subjetividad. privatizar ese carácter. Es especialmente en el ámbito d e la construcción de los nuevos valores y motivaciones de izquierda d o n d e gran parte de políticos e intelectuales socialistas de Europa han ubicado el rol que cumple la religión cristiana como cuestión privada y pública a la vez.. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR personales y mundo de la política tiene mucho que ver con la nueva forma de hacer política. Y n o ha sido así. Sin e m b a r g o . de Marx— creyó que bastaba con esa exclusión d e la vida público-estatal. No es. la izquierda de h e c h o coincidió con el análisis de Weber sobre el carácter i n t r a m u n d a n o d e la religión cristiana. el único antecedente ideal que entra en esta revalorización actual de la privacidad (que no cede ante el compromiso social). 34). en este p u n t o . La pregunta central q u e hemos de plantearnos desde Marx y Weber es la siguiente: ¿existe en la actualidad u n espíritu del socialismo antagónico al espíritu de la sociedad burguesa? Gracias a estos dos clásicos de la sociología y d e la e c o n o m í a sabemos que el espíritu es u n a fuerza con u n a densidad material y u n a influencia social decisivas para realizar los cambios sociales y económicos p r o p u g n a d o s p o r la izquierda. I n g e n u a m e n t e . La vuelta a Marx y a Weber Visto. desde luego. la mayoría de la izquierda — e n contra. indudablemente. a partir de 1946 la izquierda fue camb i a n d o p a u l a t i n a m e n t e su concepción hasta asumir mayoritariamente q u e el cristianismo es u n a d e las raíces y de las culturas del socialismo. Esta convicción es la que les ha llevado a concebir la laicidad como diálogo intercultural y "contaminante". debería tener en cuenta la opinión de dirigentes d e partidos socialistas que afirman que desde el cristianismo se está generando en Europa un importante flujo de valores solidarios. : 1991. mulación a c u ñ a d a en aquel Congreso del SPD. c o m o señalaron Marx y Weber desde perspectivas distintas y complementarias.LA IZQUIERDA Y EI. Algunos intelectuales d e izquierda h a n manifestado q u e en el cristianismo existe u n a nueva concepción de la vida privada como subjetividad que politiza desde la interioridad: "Los impulsos religiosos cristianos son u n o d e los pocos recursos para un compromiso moral y político que vaya más allá d e l ' interés propio en la cultura capitalista de consumo" (West: 1984. anticapitalistas y alternativos. p o d e m o s constatar cómo. Además del Estado. Cuando u n destacado miembro del PSOE afirma que hay que "ganar la batalla al individualismo insolidario.. (EnAA.160-161). No se puede ocultar que este intento de recomposición equilibrada de la éüca y de la política tiene muchos puntos de contacto con un pensamiento religioso que fue históricamente crítico del maquiavelismo. W . el p e r i o d o q u e va del a ñ o 1891 en q u e se a p r o b ó el Programa de Erfurt al a ñ o 1997. 14). pod e m o s empalmar con las tesis d e Marx en La cuestión judía sobre las insuficiencias de declarar la religión como u n asunto privado para lograr que n o interfiera en la construcción del Estado. A la luz de todas las posiciones expuestas hasta ahora. en ellas se moldea el "espíritu" del tiempo histórico que. más allá de las palabras concretas de la for285 284 . Y p o r aquí rebrota en la actualidad la cuestión cristiana en la izquierda c o m o crítica y superación del "espíritu de la sociedad burguesa" que Marx con agudeza había detectado como la más importante fortaleza y la más segura defensa del capitalismo. uno de sus antecedentes y en el caso de las feministas católicas y comunistas italianas es mencionado explícitamente. (y crear) u n proyecto d e civilización culturalmente anticapitalista que se asiente en valores diferentes a los del afán de lucro personal" (Benegas: 1990. Durante muchos años intentó. pero es. con métodos más o m e n o s indirectos. en perspectiva.

Para ello hay que crear u n nuevo sujeto social y disp o n e r de un élan vital que impulse y sostenga el nuevo quehacer. explorando cuál p u e d e ser el papel del cristianismo en esta tarea.CAPÍTULO IV E L ESPÍRITU DEL SOCIALISMO Y EL CRISTIANISMO . Desde esta perspectiva. la regulación ecológica de la economía y del consumo. La ética económica de las religiones universales (1915) y La política como profesión (1919) de Weber y en El burgués. Me voy a basar en La ética protestante y el espíritu del capitalismo (19041905). También se requieren tanques y yacimientos de espíritu para u n a nueva política de izquierdas. Para afrontar esta cuestión voy a p r o c e d e r a u n a relectura de dos clásicos d e las ciencias sociales en el ámbito de la sociología y de la economía: Max Weber y Werner Sombart. la lucha contra la sociedad de los dos tercios y la construcción de u n nuevo internacionalismo n o van a ser posibles si n o se difunde en la sociedad u n nuevo espíritu que transform e el tipo de cultura d o m i n a n t e q u e tiene prisionera a la política de la izquierda. Ciertos objetivos sociales y culturales como los referidos a la superación del "espíritu de la sociedad burguesa" (Marx). el tema q u e voy a abordar en este capítulo es el de la necesidad de configurar u n espíritu del socialismo. El nuevo ciclo del socialismo sólo p o d r á desarrollarse si se elabora u n a nueva cultura ético-política y se plantean nuevos objetivos programáticos. la creación de u n sujeto postburgués. Historia 287 . L i a crisis y la refundación de la izquierda constituyen desafíos muy importantes en este fin de siglo. No sólo se necesita disponer de los llamados "tanques de pensamiento" y explorar los nuevos yacimientos de empleo.

Mándela y Blair han reivindicado la necesidad de cambios espirituales p a r a hacer posible u n a nueva política. sería incomprensible si n o se conocieran los factores de cultura q u e contribuyeron a crear aquellos estados de á n i m o " (Gramsci: 1918. Esta reivindicación de espíritu aparece li- 288 289 . Se trata. de u n ethos. a la vez que dirigía la ocupación obrera de las fábricas en Turín. Occhetto. Las Internacionales obreras concedieron gran importancia al tema d e la cultura moral y algunos de sus representantes. afín a ese sistema. 21). A diferencia de la metodología de Weber y Sombart. u n a internacional espiritual. ESPÍRITU YACCIÓN POLÍTICA Si se analiza la historia del movimiento o b r e r o desde la perspectiva expuesta a n t e r i o r m e n t e se p u e d e captar la relevancia política del tema del espíritu en la izquierda d u r a n t e los primeros cuarenta años del siglo xx. el cristianismo n o como causa. sino como factor que favorece y a c o m p a ñ a el socialismo. H e de advertir que lo que planteo es la hipótesis del cristianismo como u n o más de los posibles yacimientos que ha de explorar u n socialismo que quiera dotarse d e espíritu para un futuro distinto. es decir.. De u n m o d o análogo. de hipótesis analíticas y de u n a especie d e marco teórico q u e será aplicad o en el próximo capítulo. c o m o p u e d e verse p o r las fechas indicadas. Havel. Las "casas del p u e b l o " y los "ateneos libertarios" trabajaron intensamente en el c a m p o de la transformación espiritual del proletariado.. Este mismo autor. Delors. afirmaba: "Fue u n a revolución magnífica por la cual se formó p o r toda E u r o p a u n a consciencia unitaria. Hay que tener en cuenta q u e Weber planteó el tema del análisis de las "culturas religiosas" y la conexión de éstas con las culturas y prácticas económicas (Weber: 1904-1905. H. de u n sujeto social. Trabajaron. 312). escribió lo siguiente sobre la importancia de los "factores espirituales" en la acción política: "¿Basta q u e u n a revolución haya sido hecha p o r proletarios para q u e ella sea revolución proletaria? Para q u e lo sea es necesario q u e intervengan otros factores. Mi propuesta se basa en el estudio d e las posibles conexiones entre u n a cultura religiosa (cristianismo) y u n a cultura y unas prácticas políticas (socialismo) . centrado en el tema de la cultura política que surge del cristianismo. en el contexto revolucionario del a ñ o 1917. creó el "Club de vida moral" para trabajar en la transformación ético-espiritual de los jóvenes obreros. Ambos autores fundaron en 1903 la prestigiosa revista Archivfür Sozial Wissenschaft und Sozialpolitiky en 1908 la Asociación Alem a n a de Sociología. los cuales son factores espirituales" . n o voy a analizar en esta ocasión cómo el cristianismo h a configurado el socialismo e n alguna de sus fases temporales l. utilizaron el término "espíritu" para referirse a la creación de u n sujeto socialista espiritualmente diferenciado del sujeto capitalista. analizando la dinámica de las revoluciones francesa y rusa. d e n t r o de u n marco de sociología comprehensiva. Gramsci. El motivo de acudir a estos autores se debe a q u e nadie como ellos h a sabid o mostrar la íntima conexión entre procesos socio-económicos y cultura espiritual de los sujetos q u e impulsan dichos procesos. Rosa L u x e m b u r g p r o p u g n ó u n a transformación "espiritual" d e los trabajadores. Barbuse. habló de la necesidad de impulsar u n a "revolución de los espíritus". en u n periodo d e tiempo decisivo en la historia e u r o p e a y en el desarrollo del capitalismo. Lula. u n o de los principales p r o m o t o r e s de cultura obrera en Europa.105). y utilizando sus conceptos y categorías como hipótesis teóricas y analíticas. Este intelectual y dirigente político. de unas virtudes. en definitiva.L A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR espiritual del hombre económico moderno (1913) de Sombart. En los últimos años dirigentes políticos como Gorbachov. sino que voy a p r o p o n e r hipotéticamente cómo el cristianismo p u e d e llegar a configurar el espíritu del socialismo en u n a nueva etap a de refundación de la izquierda. multiplicando su despliegue. 307. pues.(Gramsci: 1917. de ideología marxista o anarquista. Estos científicos sociales se centraron en el análisis de las causas de tipo espiritual q u e obstaculizaron o favorecieron el despliegue del capitalismo mediante la formación de u n a mentalidad. voy a explorar c ó m o el cristianismo p u e d e constituir el espíritu del socialismo.

a motivaciones metarracionales. las convicciones. Consid e r o q u e ésta es la q u e mejor caracteriza la "anatomía del espíritu". económico y político. R. en las cuales lo q u e más influye son factores espirituales y sentimientos sociales. "lo q u e e m o c i o n a es lo q u e p o n e en movimiento tanto a u n colectivo c o m o a u n individuo" (Debray.LA IZQUIERDA Y El. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR gada también a cuestiones socio-económicas. u n o d e los máximos representantes de la teoría de la elección racional y del marxismo analítico. (Prades:1991). Para él la entrada en el socialismo de la mayor parte de las personas se debe. Sus reflexiones sobre los mecanismos sociales y psíquicos de formación de las preferencias socio-políticas tiene relación. Mis hipótesis. las recompensas y los estímulos espirituales q u e inciden en la acción individual y colectiva. para q u e b r a r esa h e g e m o n í a . con el p e n s a m i e n t o de Somb a r t sobre la constitución espiritual y psíquica de los sujetos económicos. además de otros económicos y políticos. En Psicología política. Una definición sociológica de espíritu Las obras de Weber y Sombart h a n convertido la palabra "espíritu" en u n a categoría sociológica. éste es algo más q u e u n sistema d e normatividad. Elster plantea la cuestión del rol de las motivaciones ("causalidad intrapsíquica") en la adopción de comportamientos políticos. Con ella quieren referirse estos autores a u n sistema de valores. Debray. Según este autor. en u n importante libro d e ciencia política titulado Crítica de la razón política. d e convicciones profundas y de motivaciones d e fondo q u e guían la acción práctica d e los sujetos. la máxima de conducta. Este relevante militante e intelectual de la izquierda — d e c o m p a ñ e r o del Che Guevara a asesor de Mitterrand— h a estudiado el tema de la dirección afectiva-espiritual de la adhesión política racional. mi análisis y mis propuestas. La definición de "espíritu" c o m o base del ethos revela la relación y distinción entre espíritu y ética. ante todo. a u n q u e se sitúan en u n marco distinto al de la teoría de la elección racional. los incentivos. 398). así la Carta Comunitaria de los derechos sociales fundamentales de los trabajadores apela en sus primeros considerandos a u n "espíritu de solidaridad" para luchar contra la exclusión social. Diversas líneas d e investigación en ciencias sociales también h a n t o m a d o la problemática del "espíritu" c o m o p u n t o de articulación de sus proyectos. las motivaciones están moldeadas p o r tres instancias: el interés. basándose en u n a relectura d e La democracia en América de Tocqueville. la pasión y las n o r m a s sociales. titulada Psicología política. intenta desentrañar los c o m p o n e n t e s internos q u e guían la política. Las racionalizaciones de estas adhesiones son posteriores. Se necesitan introducir factores espirituales. ya que constituye la fuente y el m o t o r q u e p o n e en 290 291 . a mi entender. La h e g e m o nía de la cultura del individualismo es u n p o t e n t e obstáculo p a r a crear u n nuevo sistema d e relaciones sociales. ha elaborad o u n a importante obra. Elster realiza lo q u e podría d e n o m i n a r s e u n a sociología de las motivaciones y para ello estudia la formación social de las creencias. economistas y expertos en ciencias del m e d i o ambiente están desarrollando u n a importante investigación sobre el "espíritu del ecologismo" como nuevo p a r a d i g m a ético-cultural. los deseos. afirmando q u e el corazón (o espíritu) es la verdadera sede de la ideología. Por esta razón "espíritu" es fuerza o impulso q u e a n i m a u n objetivo o causa. p o r eso son tan importantes p a r a la acción política las creencias —él habla de la "física de la creencia"— y las inspiraciones en valores últimos (espíritu). ya q u e "el m o t o r de los movimientos políticos reales n o es de naturaleza intelectual" (Debray: 1984. Estos dos científicos sociales utilizan el t é r m i n o "espíritu" con diversas acepciones. p e r o todas ellas quieren resaltar q u e n o se trata de u n sistema teórico de formulaciones éticas. Constituye la base del ethos. Para él. van a sondear u n a de estas tres instancias motivacionales: la pasión. sino de u n a realidad q u e determina la vida individual y colectiva. 1984: 149). el estilo de vida sometido a u n a moral d e t e r m i n a d a . J o n Elster. que tiene como eje el análisis de la "anatomía del espíritu". En la Universidad canadiense d e Q u e b e c u n g r u p o de sociólogos.

Weber p r e sentó su sociología de la religión y su sociología política c o m o u n a Crítica positiva de la concepción materialista de la historia. También es decisivo en la creación de u n a d e t e r m i n a d a mentalidad. 355). En diversos pasajes d e El burgués y de La ética protestante y el espíritu del capitalismo "espíritu" significa también mentalidad. Este autor afirma lo siguiente: "A m e n u d o (Tocqueville) dice passion para referirse al bienestar y al goce material como el interés primario. está refiriéndose a que todo plan organizado de g r a n a l c a n ce sólo p u e d e realizarse si hay u n "espíritu" q u e lo a n i m a y 292 293 . c o n c r e t a m e n t e en u n curso impartid o en abril de 1918 en la Universidad de Viena. entendida como "deseo muy intenso". fuerza vital. En p r i m e r lugar. motivaciones. El espíritu es el que otorga el "peso interior" (Weber) a las convicciones de las personas. El "espíritu". Funciones sociales del espíritu La originalidad de Weber y Sombart ha consistido en mostrar la importancia del espíritu en la configuración y orientación de la acción social. voy a utilizar el término "pasión " en esta segunda acepción y lo voy a considerar como u n o de los ingredientes básicos del "espíritu". configurando el "talante interior" (Weber) de éstos. C o m p e t e al trabajo del sociólogo desvelar los contenidos de ese espíritu p a r a p o d e r conocer las entrañas del m o t o r intimo q u e dirige la acción pública con sentido de los sujetos sociales. en su pluralidad de acepciones. Elster afirma que Tocqueville ofrece dos sentidos de lo q u e es la pasión. se h a visto enriquecido por la relectura de Tocqueville realizada por Elster en Psicología política. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR movimiento y mantiene dinámicamente u n conjunto de convicciones y valores morales.. Ellos detectaron la intervención de factores espirituales en la vida económica y p o r eso escribieron sobre la historia espiritual del h o m b r e económico mod e r n o . sentimientos sociales ligados a u n a representación d e la realidad. coacción psíquica. 164). el "espíritu" interviene decisivamente en la creación de sujetos sociales (económicos y políticos). p o r ello. concepción de la vida. El "espíritu" es u n factor activo q u e crea sistemas e c o n ó micos y políticos y provoca cambios sociales y. a u n q u e invisible. basada f u n d a m e n t a l m e n t e en u n desconocimiento de la sociología comprehensiva weberiana. que es la que hace que se den prioridad a u n a u otras acciones en el m u n d o de la economía y la política. Constituye lo q u e podríamos d e n o m i n a r la infraestructura cultural q u e configura el sistema en su conjunto: "El sistema anida bajo el caparazón de la empresa capitalista en forma de u n espíritu invisible" (Sombart: 1913. W e ber y Sombart plantearon el estudio de la génesis espiritual de d e t e r m i n a d o s modelos de actividad. f o r m a n d o los móviles y motivaciones q u e d e t e r m i n a n sus actos y constituyendo u n a p s i q u e d e t e r m i n a d a (Sombart). Considero que el sentido sociológico de "espíritu". Es el que dirige y orienta la acción y moldea la pasión q u e canaliza las energías vitales de los sujetos económicos y políticos. cultura y subjetividad. resorte en tensión q u e hostiga y transforma 2 . psique o m u n d o interior. está hoy fuera de lugar. Pienso que puede establecerse una relación fecunda entre la concepción de "espíritu" en Weber y Sombart y la concepción de "pasión" en Tocqueville. En sus reflexiones sobre la "anatomía del espíritu". (otras veces) define a la pasión como u n deseo que no está dirigido a ningún tipo de ventaja (personal o general) y que e n realidad p u e d e desviar a los hombres de la búsqueda de su propio interés" (Elster: 1995. Personalmente. La influencia del "espíritu" en la vida social se constata a través de las funciones sociales que ejerce. de unas predisposiciones y de u n a práctica de d e t e r m i n a d a s virtudes morales. es u n a fuerza d e t e r m i n a n te.LA IZQUIERDA Y EI. Debemos tener en c u e n t a q u e al final de su vida. La oposición tajante Weber-Marx.. La relación d e lo espiritual con lo económico en la obra de estos autores está bastante alejada del idealismo. C u a n d o Sombart plantea el tema del "espíritu de e m p r e s a " . Weber y Sombart quieren afirmar de diferentes maneras q u e el "espíritu" es lo q u e regula y d e t e r m i n a v e r d a d e r a m e n t e la conducta d e los sujetos sociales y económicos y ese "espíritu" se manifiesta a través de u n a mentalidad.

u n a religión. u n a ética o u n a filosofía se conviertan en el espíritu que inspire y guíe la 294 295 . A través de la concepción protestante de la obligación profesional halló la influencia de los contenidos d e la fe religiosa en la formación de la mentalidad y del ethos del capitalismo. la izquierda y el movimiento obrero h a n tenido a lo largo de su historia u n a fuerte espiritualidad atea o agnóstica q u e ha constituido el sostén d e sus luchas. el mismo créalas posibilidades q u e le sirven d e m e d i o de acción. En esta línea. la ética. sin la concepción de la vida. EL CRISTIANISMO Y LA PASIÓN DE LA IZQUIERDA El contenido del espíritu d e p e n d e de la filosofía. Siguiendo las categorías de Weber y Sombart y su distinción entre "forma" y "espíritu" de la vida económica. y n o a la inversa" (1904-1905. La orientación de u n a sociedad dep e n d e en gran medida del espíritu que la habita y cuando ésta se queda sin espíritu. desplegar actitudes y observar preceptos" (1913. voy a explorar c ó m o el cristianismo p u e d e configurar el espíritu y la pasión política del socialismo. para q u e una ideología. El racionalismo económico e n c o n t r ó en estas doctrinas u n fuerte apoyo para su desarrollo. se había transformado en u n a cultura cristiana unitaria" (Sombart: 1913. h a n de tener capacidad de incidir en otras zonas del ser h u m a n o que están más allá del cerebro para así p o d e r generar aquel conjunto de motivaciones. acción política h a n de poseer u n a carga metacerebral. hoy nos podemos plantear cuál es la psique y el espíritu de la izquierda. la religión o la ideología que logren configurarlo realmente. la cultura y la política entran en crisis. la idea básica o la máxima de conducta que configuraba el espíritu del capitalismo. "donde éste despierta y logra imponerse. Desde la terminología weberiana. 50). N o p u e d e establecerse u n a identificación entre espíritu y religión teísta. Para Sombart. la fuerza vital del "espíritu" se revela e n q u e hace "concebir afanes. Según Sombart. De h e c h o . 235). q u e creaba u n a atmósfera favorable para el avance de un modelo económico y u n a cultura afín. q u e es aquel que logra configurar la mentalidad y el sistema de valores de la mayor parte de la población. Por esta razón. la conexión entre cultura religiosa protestante y E L ESPÍRITU DEL SOCIALISMO. q u é factores lo forman.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR sostiene. Weber analizó "aquellos magnos idearios religiosos" y el "contenido de su evangelio" buscando el tema central. el espíritu del socialism o y la ética política de la izquierda. en definitiva. Las doctrinas religiosas cristianas tenían tal fuerza moral que determinaban u n a peculiar estructura psíquica y u n a d e t e r m i n a d a mentalid a d económica. sentimientos. Sombart destacó la "pasión por el d i n e r o " c o m o el elemento constitutivo de la psique del h o m b r e en el capitalismo m o d e r n o . Más c o n c r e t a m e n t e . En cada época p r e d o m i n a u n espíritu. Sombart y Weber construyeron u n a sociología de la religión con el fin d e ' p o d e r explicar los factores que dieron identidad al sistema económico (el capitalismo) y al sujeto social (el burgués) que introdujeron la modernización en Occidente. Ambos autores destacaron la influencia activa d e la religión en el espíritu del capitalismo. Voy a analizar los c o m p o n e n t e s de u n a mentalidad política relacionada con los valores evangélicos. Las religiones constituyen potentes sistemas motivacionales precisamente p o r q u e disponen de muchos de los elementos imprescindidibles para configurar u n espíritu. a su vez. el sistema de virtudes y la coacción d e ciertas inclinaciones contenidas en la ética protestante difícilmente h u b i e r a p o d i d o desplegarse. Esta pasión es la q u e polariza y canaliza las energías humanas. 197). Ahora bien. De u n m o d o parecido al de Weber y Sombart. La fuerza del espíritu se manifiesta a través de la pasión q u e crea. u n espíritu. "el cristianismo católico se había convertido en la base de toda la cultura occidental que. p o d e m o s afirmar que el objeto de estudio es el de las ideas religiosas cristianas. Según Weber. la temática q u e estoy a b o r d a n d o en este libro se centra en la cuestión del espíritu d e la política d e la izquierda. q u é pasión dirige sus energías. impulsos y creencias q u e hacen q u e el espíritu sea algo más profundo que la ideología. q u é tipo de sujeto está produciendo realmente.

sino en la "transformación del m u n d o " (Weber: 1915. creaban ideales de vida. y especialmente el cristianismo. las causas y las consecuencias de la desespiritualización del p r i m e r capitalismo. no se perpetuará la petrificación mecanizada.. 79). n o la entrega piadosa a su contemplación. (Weber: 1919. son en su mayoría inmanentes: salvación en la historia. planteaba exigencias de carác- ter moral y constituía u n a peculiar ética económica. Tanto Weber c o m o Sombart constataron y analizaron el hecho. de su sostén.. estas nulidades se imaginan haber alcanzado un estadio de la humanidad superior a todos los anteriores". remitía siempre a la vía de la acción" (Weber: 1915.199). hedonistas sin corazón. El carácter público e i n t r a m u n d a n o del cristianismo se expresa fundamentalmente. los "últimos hombres" de esta cultura harán verdad aquella frase: "Especialistas sin espíritu. raíles de la acción. p o r ello. sustituyendo totalmente a la magia". 296 297 .. El capitalismo victorioso. configuraban actitudes. Las ideas religiosas son. Desde esta autocomprehensión. q u e n o se basa en la "huida del m u n d o " . o si. Weber mostró el carácter público e i n t r a m u n d a n o de la religión cristiana a través del análisis de los estímulos prácticos para la acción que ésta suscitaba. a través de la "profecía emisaria". 194). el cristianismo.. Desde la perspectiva weberiana. impulsaban la práctica d e determinadas virtudes. Los idearios religiosos y el contenido de su evangelio transformaban la vida. nadie sabe si al cabo de este prodigioso desarrollo surgirán nuevos profetas o renacerán con fuerza antiguos ideales y creencias. 214). n o tiene justificación el tratar la religión cristiana como u n asunto m e r a m e n t e privado. (Weber: 1915. precisamente. según él... Especialmente e n la Ética económica de las religiones universales. (Weber: 1915. político o cultural p u e d e n desaparecer p o r el surgimiento de d e t e r m i n a d o s cambios sociales o p o r la voluntad de los sujetos sociales q u e son los constructores de la cultura colectiva. con el sentimiento d e ser «herramienta» divina" (Weber: 1915: 209). Nadie sabe todavía quién habitará en el futuro esta envoltura vacía. más bien. quién sabe si definitivamente. de ahí que llegara a manifestar su asombro p o r "el grandioso racionalismo plasmado en el m o d o de vida d e u n a ética metódica que brota de la profecía religiosa". el judeocristianismo se convierte en u n i n s t r u m e n t o d e desencantamiento de la realidad y en u n factor de secularización. descansando como descansa en un fundamento mecánico. ya no necesita. El socialismo actual: ¿ "una envoltura vacía'"? La configuración de un sistema p o r u n a d e t e r m i n a d a religiosidad n o se realiza d e u n m o d o mecánico. sino la acción querida p o r Dios. El carácter público e intramundan o de la religión cristiana radica en su concepción de la vía de la salvación. Para él. En este caso. Weber advierte q u e los bienes de salvación q u e diversas religiones prometen. (Weber: 1904-1905. "el contenido de su religiosidad. La p é r d i d a de su base cultural y moral le llevó a u n a "petrificación mecanizada" y le instaló en la nulidad creadora: Hoy su espíritu se ha deslizado fuera de esta envoltura (capitalista). orlada de una especie de agarrotada petulancia. Las "afinidades electivas" entre u n a religión y u n sistema económico. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR cultura económica capitalista y la creación de u n modelo de comportamiento racional y metódico. "la d e t e r m i n a c i ó n religiosa del m o d o de vida se cuenta como u n o de los determinantes de la ética económica".166). 215). suscitaban comportamientos..LA IZQUIERDA Y El. El cristiano se autoconcibe como u n instrumento de Dios en un m u n d o que le es entregado para su transformación de u n m o d o racional y n o mágico. a través de la llamada "profecía emisaria" que empuja a la acción dentro del m u n d o y crea u n habitus basado en u n a peculiar concepción d e la religiosidad: "No la posesión de Dios. Según este autor. Esto explica su acogida por los estratos y clases sociales dominadas: "Una religiosidad de salvación proféticamente a n u n c i a d a p u e d e encontrar asiento p e r m a n e n t e entre las clases socialmente desfavorecidas. en todo caso. según Weber. salvo q u e se quiera forzar y negar la realidad.

n o como la única. en este sentido. La compulsión moral presente en la misma p u e d e ser el élan vitalc\ue impulse políticas de lucha contra las desigualdades nacionales e internacionales. el ethosy la pasión q u e se requieren para una izquierda verdaderamente nueva. Personalmente. analizando especialmente la crítica al capitalismo y las exigencias éticas d e transformación y cambio de este sistema elaboradas p o r instituciones y colectivos cristianos. la mentalidad. La legitimidad de la hipótesis q u e planteo tiene u n fundamento de realidad. La interiorización de estos contenidos p u e d e crear u n a atmósfera favorable para u n nuevo socialismo. Me sitúo en la misma línea de Weber. el núcleo configurador de "los m e t a o r d e n a m i e n t o s " (A. En mi trabajo se plantean dos diferencias respecto a la metodología weberiana. tanto en América Latina como en España y en otros países europeos ha existido y existe u n cristianismo de liberación que h a i m p r e g n a d o realmente la cultura y las prácticas socialistas de la izquierda. Suzanne Berger ha destacado cómo en muchos países europeos y latinoamericanos se h a n roto los tradicionales lazos 298 299 . 203). presente el hecho de que. exploraré en el próximo capítulo un tipo de izquierda y de socialismo cod e t e r m i n a d o p o r este tipo d e influjo. Desde la perspectiva anteriormente señalada. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR Esta situación de desfondamiento del sistema imperante en Occidente es la que otorga actualidad a la cuestión planteada por Sombart cuando afirmaba q u e en los seres h u m a n o s habrá de cobrar vida u n espíritu totalmente nuevo y se preguntaba cuál sería el espíritu capaz de engendrar unos sujetos que tuvieran u n a pasión distinta a la d e la codicia p o r el dinero. cuál será el espíritu que e n g e n d r e u n nuevo sujeto social? Desde aquí planteo la cuestión del espíritu del socialismo y la pasión de la izquierda para el presente y el futuro. hedonistas sin corazón". parto de u n a constatación: existe u n a dimensión espiritual en la crisis de la izquierda. A algunos dirigentes socialistas se le podría caracterizar muy a d e c u a d a m e n t e con los términos usados por Weber: "especialistas sin espíritu. La hipótesis que voy a desarrollar es que el cristianismo p u e d e llenar d e contenido el espíritu del socialismo y configurar la pasión de la izquierda. La omisión de ciertas políticas sociales e internacionalistas está directamente vinculada a esta situación de anemia espiritual. sondearé la "pragmática de salvación propia del racionalismo religioso" (Weber: 1915. como h a n señalado Suzanne Berger y Regis Debray. descansa en u n análisis previo de "elementos tomados de la realidad histórica". Sombart y Weber plantearon u n desafío importante: ¿quién habitará ese vacío. Evidentemente. por u n lado. la psique.LA IZQUIERDA Y EI. qué nueva pasión canalizará las energías humanas. Tengo. Los contenidos del evangelio cristiano son muy importantes para la creación de los sistemas motivacionales. él analiza lo q u e d e n o mina el "contenido religioso" t o m a n d o como base el protestantismo ascético. en el sentido weberiano. las disposiciones vitales. p o r utilizar el lenguaje weberiano. qué fuerza moral hará que nazcan nuevos ideales. el antídoto contra "el espíritu de la sociedad burguesa"(Marx). como u n a fuerza espiritual y moral más. Estoy convencido q u e cuando la política no está fecundada por instancias prepolíticas y metapolíticas. m e centro en el análisis del cristianismo originario tal c o m o se expresa en los Evangelios y exploro las aportaciones d e éste a u n a configuración del espíritu del socialismo y a u n a nueva pasión para la izquierda. n o obstante. intenta c o m p r e h e n d e r y explicar u n a realidad q u e ya h a acontecido: diversas fases del capitalismo y diversos tipos de cultura económica. La pérdida de espíritu ha convertido al socialism o en u n a "envoltura vacía" y p o r eso hoy descansa en u n f u n d a m e n t o mecánico y está petrificado. c u a n d o escribe sobre la "codeterminación por influencias cristianas". En la hipótesis que voy a desarrollar ampliamente en el próximo capítulo propongo la idea evangélica de la primacía de los últimos como el corazón del espíritu del socialismo y el núcleo de la pasión de la izquierda. Sen: 1986) que impulsan compromisos solidarios. cae inexorablemente en u n fundamento mecánico que la petrifica y le lleva a la nulidad. por otro. Siguiendo la metodología weberiana y sus textos sobre la "profecía emisaria" y la "ética económica d e las religiones universales".

(Berger: 1982. figuran con todas las letras. en América Central. los militantes cristianos llevan a la política u n conjunto muy elaborado d e interpretaciones de la realidad q u e nacen de u n a d e t e r m i n a d a mentalidad religiosa. En esta línea.. en los primeros Manifiestos de La Habana (1960-1962) y esa lengua es siempre común a aquellos que allí. caen con las armas en la mano. morir por la Causa. 174). El rol de la religión cristiana en la izquierda e u r o p e a ha e x p e r i m e n t a d o u n cambio radical respecto a comienzos del siglo XX. Esta autora h a analizado los efectos de la e n t r a d a de cristianos en los partidos de la izquierda.. donde es evidente que un mal católico jamás hará un buen combate. Zapata se consagraba a la Virgen y Sandino cultivaba la teosofía. La sangre es semilla de las naciones.. "el hombre nuevo"que despojará al hombre viejo. la salvación por las obras hace mucho por lo "social" en tierras latinas. h a constatado cómo aparece en destacados dirigentes y militantes el sello de su formación religiosa y cómo "las ideas q u e los socialistas de origen cristiano a p o r t a n al partido son factores de cambio y amplían las categorías ya presentes en la visión socialista. L A CONCEPCIÓN CRISTIANA DEL COMPROMISO EN LA SOCIEDAD Weber. voy a abordar algunos de las categorías weberianas q u e p u e d e n ayudarnos a analizar más concretam e n t e los contenidos del espíritu del socialismo en su conexión con el cristianismo. que pronto nos ofrecerá un Max Weber latino: la ética y el espíritu revolucionario. Refiriéndose en concreto al caso del Partid o Socialista Francés. Hoy.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR entre religión cristiana y conservadurismo político. Habría que escribir un libro. estos militantes cristianos aportan nuevas ideas y nuevas esperanzas para la política" (Berger: 1988. para desentrañar el comportamiento que alentaba el espíritu del capitalismo. analiza "las ideas y las orientaciones políticas de los cristianos d e izquierda" y las "predisposiciones políticas derivadas de su religiosidad".. la cultura cristiana desborda al cristianismo y le sobrevive en el socialismo. La salvación por la gracia ha hecho mucho por el Capital. Esto n o significa q u e n o persistan esos lazos. Regis Debray. la revolución como regeneraáón. Especialmente en América Latina. el cristianismo es "una fuerza capaz de g e n e r a r nuevos efectos.19). Destaca la afinidad electiva con la izquierda que p r o d u c e n las nuevas formas de socialización cristiana en movimientos eclesiales de renovación y el impulso que éstas suscitan para realizar en la política los valores morales derivados de la religiosidad cristiana. 6-7). pero también en profundidad y a espaldas de las vanguardias más evidentemente ateas. dentro del vocabulario marxista. La liberación nacional como redención de los oprimidos. desde el momento en que al admitir Calvino el préstamo con interés. el compromiso como vocación. América Latina constituye otro escenario d o n d e se p u e d e constatar empíricamente las hipótesis que estoy estableciendo en este capítulo. derivados como lo son de los místicos castellanos. de algunos importantes textos de ciencia política. compañero del Che Guevara y autor. espíritu del socialismo y pasión de la izquierda: El cristianismo actúa en superficie. ha analizado muy lúcidamente esta conexión entre cristianismo. un buen comerciante ya no era un mal cristiano. con términos que dejarían a Marx y Lenin perplejos. sino q u e crece significativamente el porcentaje de cristianos q u e vinculan su religiosidad con posiciones políticas de izquierda. (Debray: 1984. recompensa suprema. La infusión de cristianismo en la política ha tenido el efecto de llevar nuevos contenidos a las aspiraciones de transformación d e las sociedades industriales avanzadas e introducir cuestiones q u e tanto los liberales c o m o los marxistas habían reprimido u olvidado". Más allá del mesianismo tradicional y ostensible —sed de justicia y esperanza del Reino— es la moral sacrificial del deber lo que anima a militantes inmediatamente confrontados con el martirio: los temas de la redención por el sufrimiento y de la salud en la muerte se visten. por ejemplo. posteriormente. Según esta socióloga. A continuación. la disciplina como devoción. estableció como objeto de investi- 300 301 . En la actualidad.

la idea protestante de la predestinación. originaba comportamientos "racionales con arreglo a fines". ASCÉTICA. Ese contenido constituye el fundamento cris- tiano de las ideas socialistas de internacionalismo y de solidaridad con las víctimas de la injusticia en cada país. el trabajo profesional se convertía en el eje de la vida con vistas a conseguir la salvación del alma. De esta forma. 85). originaba u n "ímpetu activista". ESPÍRITU ECOSOCIALISTA Y SUJETO POSTBURGUÉS El espíritu necesita la ascética para p o d e r influir en la acción. (Weber: 1904-1905. "con arreglo a valores" (Weber: 1904-1905. esta peculiar configuración muestra c ó m o las ideas religiosas alcanzan eficiencia histórica y t e r m i n a n p o r crear contenidos culturales. que constituía el eje de u n a vida en busca de la salvación del alma. el compromiso político sería el equivalente del trabajo profesional como medio de racionalización y metodización de la conducta. fruto de u n a peculiar intelección de la Biblia. Con él quiero sintetizar la idea religiosa de u n compromiso en el m u n d o e n t e n d i d o c o m o liberación de los empobrecidos. creaba unos impulsos psicológicos y u n sistema de motivaciones q u e orientaban la vida de u n m o d o racional y metódico. Del mismo m o d o que la idea religiosa de "profesión" creó u n a psique peculiar que originó el puritano concentrado en el trabajo como eje de la vida. Gracias a este proceso de configuración religiosa de la acción. Se establecen así "afinidades electivas" entre ciertos contenidos de la fe religiosa y determinadas concepciones y c o m p o r t a m i e n t o s en la vida socio-económica. sentimientos democráticos contra el cesarismo. El buen samaritano constituye u n a imagen bien plástica de lo que es el sujeto postburgués. El contenido d e la misión propuesta se condensa en el capítulo 4 del Evangelio de San Lucas y se ejemplifica en la parábola del b u e n samaritano y en el relato del juicio final. La cultura samaritana posee u n a peculiar antropología política de la solidaridad que puede convertirse en u n antídoto de la actual despolitización de los ciudadanos instalados en una antropología individualista que favorece la reproducción de la sociedad de dos tercios y del modelo de sociedad mundial 20:80. El contenido religioso que aparece en los textos de los Evangelios a los que h e hecho referencia — q u e serán analizados detenidamente e n el próximo capítulo— es el q u e establece u n conjunto de "afinidades electivas" entre éste y ciertos objetivos de la izquierda. Según Weber.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR gación la concepción luterana de "profesión" (beruf). Desde este p u n t o de vista weberiano. La ascética del protestantismo. Se trataba del sentido de la posición en la vida. 74). q u e d a reemplazada por el de la liberación de los pobres y oprimidos en la tierra —realización del Reino de Dios— como camino de salvación. esto es. económicos y sociales en la sociedad. El concepto con el que voy a sustituir el de "profesión" (beruf) es el de cultura samaritana. lo que significaba desde el p u n t o de vista político la oposición a 302 303 . Desde esta comprehensión de la religiosidad cristiana. que configuraba la acción humana con contenidos religiosos precisos que iban mucho más allá de la participación en rituales. d e m o d o q u e éste se convierta en el eje q u e regula verdaderam e n t e la vida. Según él. de u n campo delimitado de trabajo. analizada p o r Weber dentro de su sociología de la teología calvinista. ésta condensaba la idea d e u n a tarea impuesta por Dios. Weber entiende la ascética como el esfuerzo y el sacrificio que realizan un individuo o u n a colectividad para adaptar la conducta de u n m o d o coherente al ideal que se profesa.. la hipótesis que formulo en este libro es q u e en el cristianismo originario existe u n a idea religiosa central q u e es la de la misión o compromiso d e los seguidores de Jesús de Nazaret en el m u n d o . La ascética religiosa tenía "fuerza psicológica" para despertar iniciativas socio-económicas de diverso tipo. El cumplimiento de u n a tarea profesional era concebido como u n d e b e r religioso.. racionalizaba el m u n d o "anticipándose al racionalismo liberal posterior" e introducía u n a "tendencia antiidolátrica. la socialización en la cultura samaritanapuede crear u n a psique militante muy peculiar en la lucha contra la desigualdad como nuevo eje de u n a vida ya salvada.

de madera muy dura. incluso puede constituir su más firme apoyo. Exploro la potencialidad de esta religión para dotar a la izquierda de un nuevo espíritu y para crear u n sujeto postburgués.I .93). sujetos de m u c h o nervio. es posible que la mística contribuya indirectamente a la racionalización de la conducta práctica.. 96 y 106).. más aún.. (Weber: 1904-1905. Concretamente el protestantismo calvinista introdujo u n a "coacción ascética para el a h o r r o " . es decir... el burgués.. algo que les hostigaba. En este sentido Weber afirma lo siguiente: Una religiosidad de tinte místico no sólo es perfectamente compatible con un sentido marcadamente realista de lo empíricamente dado. Estas virtudes configuraron un sujeto con u n a muy peculiar conformación psíquica y espiritual y con u n a mentalidad específica. voliciones afectivas. (Weber: 1904-1905. Las virtudes burguesas. La ascética religiosa se dirigía a r o m p e r "el organismo del h o m b r e natural. 245). La ascética del protestantismo creó un conjunto de predisposiciones psíquicas.. (Weber: 1904-1905. Investigó la estructura espiritual. la cultura y el carácter de los pueblos". tallados a hachazos" (Sombart: 1913. psíquica y mental.era necesario q u e se operase una inversión de todas las valoraciones y consideraciones vitales". (Sombart: 1913. en definitiva. q u e n o era otra cosa q u e el espíritu. sino como nueva cultura. u n estrangulamiento del c o n s u m o y u n freno contra el goce d e s p r e o c u p a d o de la riqueza. Especialmente estudió el sistema de virtudes burguesas que hicieron posible la consolidación del capitalismo n o sólo como nuevo m o d o de producción. 87 y 90). Pero ni el espíritu ni las virtudes burguesas podían actuar sin la ascética. 208). 167). instintivo . Sombart también a b o r d ó el tema de la ascética religiosa. los introyectaran y los pusieran en práctica. sin el esfuerzo de transformación vital e interior de los sujetos. Esta realización práctica d e planteamientos ascéticos creó u n ethos. F o r m ó . pues era necesario q u e éstos se abrieran a sus contenidos. Las ideas religiosas h a n m a r c a d o la "vida material de la cultura" y de ahí nace "la importancia que los contenidos de conciencia religiosa h a n tenido p a r a el m o d o d e vivir. que transformaba en verdadero suplicio la indolente calma al calor de la lumbre. 248). Esta concepción de la religiosidad provocó q u e Weber afirmara que "quizá n u n c a se ha d a d o u n a tan elevada estimación de la conducta moral como la q u e el calvinismo inculcaba en sus adeptos" y p o r ello fueron posibles "extraordinarios sacrificios en favor de finalidades ideales". q u e fueron desplazando a las virtudes señoriales. A la vez. esta ascética impulsaba psicológicamente el trabajo incesante y sistemático en la profesión. tenían sus raíces "en u n a poderosa fuerza vital". Esta autoconvprehensióri d e la religiosidad lleva a Weber a mostrar la compatibilidad entre mística religiosa. 86-87). Precisó muy claramente el objeto d e su investigación: "Pon e r al descubierto la relación existente entre las doctrinas religiosas y la estructura psíquica (espiritual) d e los sujetos económicos de u n a época" (Sombart: 1913. La teología en que se basaba la ascética protestante tenía consecuencias prácticopsicológicas y c o n t e n í a u n "extraordinario alcance político y social".. u n carácter peculiar y un m o d o de comportarse en el m u n d o guiado por u n "resorte en tensión. Analizó cómo la ascética creó u n nuevo sujeto h u m a n o y espiritual en la historia-.A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR la idolatría" (Weber:1904-1905. La ascética religiosa buscaba que la verdad de la fe se comprobase en sus obras y efectos para ser u n a fides efficax. En este libro presento como hipótesis la "fuerza psicológica" y el "ímpetu activista" contenidos en el cristianismo originario. racionalización y trabajo c o m o i n s t r u m e n t o de Dios para realizar u n quehacer en el m u n d o sin huir de él. la religiosidad específicamente reformada estuvo tanto contra la huida del mundo como contra esa piedad puramente sentimental e interior. (Weber: 1904-1905. u n a concepción d e la vida y u n sujeto h u m a n o prototípicos. así como el ideal y los valores que orientaban su conducta. disposiciones anímicas y energías vitales. La ascética del cristianismo originario se basa en la opción p o r los empobrecidos y busca convertir a los sujetos en instru- 304 305 .

La "coacción ascética" del cristianismo originario p r e t e n d e estrangular la tendencia al individualismo posesivo. la imprescindible constitución de u n sujeto postburgués por parte de la izquierda pasa p o r la creación de u n nuevo sistema d e virtudes socialistas que se h a de concretar en un conjunto de principios morales. predisposiciones espirituales. egoísmo racional y ascetismo en la construcción de la solidaridad La hipótesis q u e planteo p u e d e parecer extemporánea. La ftdes efficaxa la que se refería Weber pasa p o r la liberación de los empobrecidos en la historia. Sin embargo. u n a fuerza política. aspiraciones vitales y prácticas sociales centradas en la lucha contra la desigualdad nacional e internacional. También afecta directamente a la superación del m o d e l o de la sociedad de los dos tercios y a la lucha contra el abismo de desigualdad entre los países ricos y los países empobrecidos. la ascética. La ascesis es el m é t o d o de esfuerzo y sacrificio para "estar en forma" desde u n p u n t o de vista moral. ha estado muy presente en toda la historia del movimiento obrero y de la izquierda política. u n a cosa es afirmar la b o n d a d del placer y buscar su realización y otra polarizar las energías en él en u n m u n d o lleno de sufrimiento.LA IZQUIERDA V EI. Es u n a quimera falsa y un e n g a ñ o manifiesto pensar q u e p o d e m o s superar la actual situación de desigualdad nacional e internacional ganando todos y n o perdiendo n i n g u n o . Para esta operación se necesita u n a ascética colectiva. u n a profunda transformación espiritual y. Para ello se requiere u n a nueva educación basada en u n sistema de virtudes postburguesas. En este sentido. Este sistema h a de estar articulado desde la responsabilidad ecológica con las generaciones venideras. u n a catarsis ético-cultural. Hedonismo. dentro de las cuales d e b e r í a n estar presentes las virtudes socialistas que tantas veces han acompañado la historia del movimiento obrero y de sus organizaciones políticas. Gil d e Biedma — u n poeta ciertamente alejado de cualquier prejuicio antihedonista— como "viles propagandistas diplomados 306 307 . evidentemente. Pretender u n a sociedad regulada ecológicamente y u n a mayor justicia internacional sin ningún tipo de ascetismo es u n a quimera ilusa. La ascética n o sólo se relaciona con el tema de la regulación ecosocialista de la producción y del consumo. A corto y medio plazo esto es imposible. tal como lo planteaba Aranguren. La ascética ciertamente choca con la instauración del hedonismo c o m o principio central de regulación de la vida. independientem e n t e de su sentido religioso. Con u n m í n i m o sentido c o m ú n p o d e m o s afirmar q u e u n ser h u m a n o antihedonista es u n sujeto psíquicamente e n f e r m o . A algunos de los representantes de la ética y la antropología del h e d o nismo bien se les podría caracterizar con el verso de J. Especialmente la regulación ecológica del consumo necesita u n sujeto postburgués q u e aspire a hacer realidad el lema ecologista "ser pobre con elegancia". Ciertos derechos sociales tenidos en la actualidad como naturales n u n c a se hubieran conquistado sin la ascética de miles y miles de militantes de izquierda. Ahora bien. en el rechazo del e n r i q u e c i m i e n t o y en la propuesta de la c o m u n i ó n d e bienes va a ser analizada en correlación con los planteamientos ecosocialistas de u n a nueva regulación de la producción y del consumo. La misma palabra "ascética" choca con la mentalidad dominante tan p e r m e a d a p o r el principio de placer y la falta de sentido del límite. La contribución del cristianismo p u e d e ser muy importante para realizar esta operación ético-cultural y socio-política. Exploraré c ó m o las virtudes cristianas contenidas en el Evangelio p u e d e n contribuir a ese nuevo sistema de virtudes. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR mentos del plan liberador del Dios de Jesús. Gramsci habló de la catarsis y de la ascética proletaria. pobreza e injusticia. por lo cual el dilema q u e se plantea es el siguiente: perpetuamos la situación actual con leves retoques —y entonces el socialismo se suicida o se prostituye— o bien pierden los q u e más tienen en beneficio de los empobrecidos. Este nuevo sujeto ha de estar formado en u n a ascética de superación del consumismo y de la centralización de la vida en la adquisición de u n mayor confort. La ascética evangélica contenida en la bienaventuranza del "dichosos los q u e eligen ser pobres".

Los contenidos de cada "metaordenamiento" h a n de tener suficiente fuerza para provocar la superación (ascesis) de comportamientos guiados p o r el egoísmo o la simpatía y configurar conductas reguladas por el compromiso. el cristianismo p u e d e ser considerado c o m o u n altruism o radical e irracional.. p o r eso. Los creadores d e ésta afirman q u e el autointerés o interés p r o p i o es la principal motivación de la conducta. 1995. aun cuando esto conlleve u n sacrificio del interés p r o p i o ) . Por otro lado. la categoría weberiana ascética n o es otra cosa q u e el mecanismo espiritual que p o n e en funcionamiento u n "metaordenamiento" determinado. 308 309 . sobre todo. p o r tanto. La p r e g u n t a q u e q u e d a sin r e s p o n d e r p o r la teoría de la elección racional es la de p o r q u é actuar en contra del interés p r o p i o y sacrificarlo en beneficio del interés de otros seres h u m a n o s más desfavorecidos. Esta es u n a cuestión clave p a r a el q u e h a c e r de la izquierda e n la actualidad y en ella el socialismo se juega su futuro y. es decir. (Sen: 1986. el altruismo sin b ú s q u e d a de interés propio es u n a expresión de irracionalismo y. los incentivos y recompensas egoístas son absolutamente necesarios para promover comportamientos solidarios. se es racional si se elige lo q u e maximiza el interés privado.I A IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR de la sonrisa sin dolor" 3 q u e dificultan ver el sufrimiento del mundo. En primer lugar. Estas tesis n o significan q u e los defensores de la teoría de la elección racional p r o p u g n e n u n craso egoísmo que se dese n t i e n d a de la situación de los otros. Pues bien. Esa fuerza sólo p u e d e venir de determinadas ideologías. desde u n "metaordenamiento" moral o espiritual q u e o r d e n a sus preferencias. Estas perspectivas teóricas h a n recibido diversas críticas en el campo de las ciencias sociales que señalan los límites de sus postulados (Giner: 1994.. Sen: 1986). El b u e n racionalista p u e d e realizar u n cálculo perfecto q u e le lleve a la conclusión de que n o sólo n o tiene n a d a q u e ganar. Los individuos racionales n o participan para conseguir u n bien público si n o se les estimula con la obtención de u n bien privado y. pues el altruismo conlleva para el individuo más ventajas q u e desventajas. Amartya Sen h a introducido u n a crítica en la teoría de la elección racional y ha distinguido tres tipos de comportam i e n t o d e t e r m i n a d o s p o r el egoísmo (obtener el máximo beneficio personal aun a costa de los demás). ignoran o n o toman muy en consideración u n a realidad bien constatable a lo largo de la historia y en la actualidad: la existencia de u n altruismo practicado p o r individuos y colectivos q u e r e n u n c i a n a su interés en aras de u n bien colectivo y alcanzan felicidad y realización personal.189-190). p o r ello. que abarca diversas influencias desde la religiosa hasta la política". éticas o religiones como r e c o n o c e el mismo Amartya Sen: "El compromiso implica en u n sentido muy real la elección en contra de las preferencias. Por m u c h o q u e algunos críticos parciales de esta teoría quieran compatibilizar cálculo egoísta y solidaridad altruista. las hipótesis que h e p l a n t e a d o p u e d e n ser rechazadas también desde ciertos planteamientos de la teoría de la elección racional. En este p u n t o . a p e l a n d o a u n a fina inteligencia q u e sepa diferir el interés p r o p i o a corto plazo para obtener ventajas egoístas a m e d i o plazo (Paramio: 1990). el conflicto e n t r e el interés propio y la solidaridad n o siempre se p u e d e resolver a p e l a n d o al egoísmo racional o ilustrado. Consideran q u e las motivaciones racionales son egoístas y. Para ellos el autointerés ilustrado o egoísmo racional lleva a trabajar por el bien d e los demás. su identidad. según A. Sen. desde u n a instancia q u e está más allá del cálculo racional del interés p r o p i o p o r encima de todo (Sen: 1986). Los individuos y los colectivos que realizan este último tipo de c o m p o r t a m i e n t o lo adoptan. Desde u n a perspectiva teóricamente más elaborada. sino que lleva todas las de p e r d e r si asume u n comportamiento solidario y altruista. las cuentas n o salen cuando se trata de afrontar los desafíos planteados p o r la sociedad de los dos tercios y el m o d e l o de sociedad mundial 20:80. la simpatía (actuar solidariamente p o r q u e me afecta la situación del otro y porq u e la cooperación altruista m e traerá ventajas) y el compromiso (actuar altruista y solidariamente. el compromiso se conecta estrechamente a nuestra moral en u n sentido muy amplio.

A continuación voy a explorar la hipótesis d e cómo u n movimiento ascético-catártico p u e d e producir u n a nueva cultura político-moral y u n sujeto postburgués sin el cual la irracionalidad de la situación actual del m u n d o n o tendrá salida. Incluso aquellos intelectuales q u e más h a n señalado el antagonismo filosófico entre u n a izquierda arraigada en el racionalismo materialista y la religión cristiana coinciden en señalar q u e cabe u n p u n t o de e n c u e n t r o . p a r a el objetivo de este capítulo. previamente. Glotz que expuse en la primera página que abría este libro. el ético-cultural. la reconciliación del ser hum a n o con su fondo amoroso y el cultivo de sus potencialidades de altruismo desinteresado. CAPÍTULO V LA FECUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA POR EL CRISTIANISMO X arece existir bastante u n a n i m i d a d d e n t r o de la izquierda e u r o p e a y latinoamericana respecto a la conveniencia de abrirse a las aportaciones del cristianismo. u n análisis de los principales problemas socio-políticos a los que debe enfrentarse la izquierda y u n conocimiento d e los objetivos que se plantean las diversas tendencias que se encuadran en este ámbito político. analizaré los problemas referidos a las condiciones objeti- 310 311 . mostrand o el peso real q u e tienen los intereses. estoy a la vez convencido que por esta vía n o se llega muy lejos para afrontar los problemas sociales más graves relacionados con la estructura de desigualdad extrem a contenida en el modelo de sociedad mundial 20:80y con la exclusión social característica de la sociedad de los dos tercios. que están centradas en la transformación antropológica. c o m o las contenidas en el cristianismo originario. H a introducido u n e n o r m e realismo a la h o r a de analizar los comportamientos h u m a n o s y ha impulsado u n a sociología de las motivaciones q u e guían la acción.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO Personalmente considero que la teoría de la elección racional tiene. No en vano las religiones constituyen unos de los más potentes sistemas de incentivos y recompensas materiales a través de sus diversas promesas de salvación. En este capítulo voy a intentar ir más allá de esta afirmación genérica y explorar más c o n c r e t a m e n t e sus contenidos e implicaciones. En p r i m e r lugar. Pienso que es conveniente activar los mecanismos de egoísm o racional para frenar individualismos antiilustrados y multiplicar c o m p o r t a m i e n t o s solidarios q u e inteligentemente descubran que es mejor cooperar altruistamente q u e n o hacerlo. a pesar de sus insuficiencias. En el p r i m e r capítulo del libro expuse de u n m o d o muy esquemático los principales problemas sociales a los q u e d e b e r e s p o n d e r la izquierda. Por esta razón creo q u e hay q u e sondear otras propuestas. múltiples aspectos positivos. voy a a profundizar en algunos de los allí indicados y a presentar otros más específicamente ligados a la temática q u e voy a a b o r d a r en estas páginas. La propuesta intelectual y ética de la teoría de la elección racional n o tiene capacidad para responder al desafío de P. PROBLEMAS SOCIO-POLÍTICOS YOBJETIVOS DE LA IZQUIERDA La exploración de las virtualidades del cristianismo para dotar de espíritu al socialismo requiere. Ahora bien. Ahora. los incentivos y las recompensas.

mientras q u e el 20 p o r ciento más pobre tiene exclusivamente el 1. Debemos tener en cuenta que los 1. Los 1. los q u e tienen que ver c o n las condiciones subjetivas. entre otras cosas. h a mostrado cómo el total del pago de intereses de la d e u d a a los países ricos d u r a n t e la década de los o c h e n t a es seis veces superior al valor actualizado del total de millones de dólares concedidos a los países europeos después de la II Guerra Mundial a través del Plan Marshall. Brasil e Indonesia). torturas. S. Los países del G7. sin lugar a dudas. Miles de millones de seres h u m a n o s siguen sufriendo dictaduras.300 millones de personas p o r debajo del límite de pobreza. Existe todavía otro peor: la violencia. Muchos de estos conflictos están asociados al imperialismo y colonialismo ejercido p o r bastantes países del norte. Nos e n c o n t r a m o s ante u n inmenso abismo de desigualdad entre los países ricos y los países empobrecidos. Los PMA (países m e n o s adelantados). acumulan el 65 p o r ciento del PIB mundial. todos los estudios internacionales destacan la feminización de la pobreza c o m o u n o de los grandes problemas de este fin de siglo.4 p o r ciento d e ésta. u n n ú m e r o superior al de toda la población de los países del norte (1. Problemas socio-políticos P o d e m o s afirmar. Toda esta situación de empobrecimiento y desigualdad está provocando. Las desigualdades internacionales se extienden cada año más. p o r u n sistema de comercio internacional injusto que provoca u n a caída de los precios de los bienes de los países del sur y por el problema de la deuda externa que constituye u n a verdadera sangría para las poblaciones de los países empobrecidos. Desgraciadamente. George. tienen más población q u e toda E u r o p a oriental y occidental.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR vas y.000 millones d e seres h u m a n o s q u e viven en el sur participan en la riqueza mundial — m e d i d a como PIB— con u n porcentaje idéntico al de un país como Francia con 57 millones de habitantes.280 millones de personas q u e n o tienen acceso a agua apta para el c o n s u m o o los 1. Los informes de Amnistía Internacional son s u m a m e n t e elocuentes al respecto. persecuciones. 3. en d o n d e sólo habita el 12 p o r ciento de la población mundial. Las mujeres son el colectivo más d a ñ a d o p o r estas carencias y. sólo disponen del 6 p o r ciento.200 millones de seres h u m a n o s q u e viven en poblados de cartón y plástico son más que toda la población del norte. en s e g u n d o lugar. ya q u e constituyen el 10 por ciento de la población mundial frente al 9 por ciento form a d o p o r todos los europeos. violaciones de derechos h u m a n o s y lo que es más terrible: guerras con sus secuelas de víctimas y movimientos de refugiados. q u e son los que sufren más radicalmente la pobreza extrema. Estas desigualdades internacionales están reforzadas. En los países del sur existen 1. Este abism o de desigualdad engendra lo. ¡El 60 por ciento de la h u m a n i d a d que habita en países del sur sólo dip o n e del 5. según Informes del PNUD. entre otras causas. ni siquiera la pobreza es el principal problema de millones de seres humanos en el sur. Según la OIT.178 millones). q u e contienen el 44 p o r ciento de la población del m u n d o . p o r eso. El 20 p o r ciento de la h u m a n i d a d acumula el 83 por ciento de la riqueza mundial. lo que es igual a t e n e r m e n o s de la mitad de los ingresos de Texas. en su libro El bumerang de la deuda. Todo el África subsahariana dispone d e algo menos del 1 por ciento del PIB mundial. esto es.000 millones de personas q u e n o tienen acceso a n i n g ú n servicio de salud constituyen casi el doble de toda la población europea oriental y occidental.5 p o r ciento d e esta riqueza!. China. p o r el comercio de a r m a m e n t o estimulado por esos mismos países y por la ausencia d e u n a más enérgica política internacional de prevención de conflictos. u n a minoría acapara casi toda la riqueza del m u n d o . 312 313 . mientras q u e cuatro países (India. un incremento del paro en los países del sur. En los primeros sólo habitamos el 20 p o r ciento de los h u m a n o s y en los segundos el 80 p o r ciento. que el p r o b l e m a prim e r o y principal q u e existe en la actualidad es el d e la pobreza en la q u e se e n c u e n t r a n miles de millones d e seres humanos en los países del sur. que denominé en páginas anteriores el modelo de sociedad mundial 20:80.

U n a de las principales conquistas sociales de los últimos decenios e u r o p e o s c o m o es el llamado Estado del Bienestar está sufriendo también serios problemas. la necesidad de tener u n a m a c r o e c o n o m í a equilibrada. en definitiva. fondos obligatorios de inversión de plusvalías en creación de empleo. Es muy importante tener en cuenta que desde la década de los setenta la izquierda e u r o p e a se e n c u e n t r a d e n t r o de u n marco económico q u e plantea muchas dificultades para sostener políticas económicas y sociales de carácter socialista.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR este siglo se va a cerrar con 1.000 millones de desempleados en el sur. La n o regulación democrática de poderes económicos en la esfera internacional y nacional está favoreciendo la precarización d e las condiciones laborales y la consolidación de políticas de empleo basadas en la flexibilización. Las dificultades de todo tipo para a d o p t a r estas políticas h a n creado en la izquierda mayoritaria u n a especie de pavor ante posibles huelgas de inversiones y bajadas significativas de las Bolsas. f) progresiva derechización d e los partidos con posibilidad de llegar al gobierno. salvo q u e opte p o r programas de gobierno que impongan por ley determinadas medidas de democracia económica (p. La emigración de los trabajadores del sur a los países ricos del n o r t e es u n a consecuencia lógica de esta situación.170 millones). i m p i d i e n d o u n a inflación alta y u n déficit público excesivo. e) ausencia de "buen gobierno": exceso de burocratización y mala gestión d e la Administración Pública. Por otro lado. Además h a n surgido otra serie d e factores q u e lo debilitan. la creación de empleo queda fundamentalmente en manos de la empresa privada. entre los que destacaría los siguientes: a) dificultades de financiación por desajustes macroeconómicos (exceso de déficit público y alta inflación) y p o r el desequilibrio entre activos e inactivos debido a la nueva pirámide de edades y al a u m e n t o del paro (más gastos con m e n o s ingresos). La crisis de la política es u n o de los problemas de fondo q u e debe afrontar la izquierda. también ha dificultado el crecimiento del gasto social y la creación de e m p l e o público. d) políticas de ajuste derivadas de la convergencia europea. El nuevo desarrollo tecnológico de las fuerzas productivas y la nueva división internacional del trabajo están agravando este problema. El crecimiento de fuerzas políticas conservadoras y liberales lleva a su reducción. La izquierda. bien por la mala gestión de empresas públicas q u e se convierten en inviables o bien p o r la privatización de las mismas p o r gobiernos conservadores. u n a población q u e equivale a casi toda la del n o r t e (1. en la que existe u n a mayoría socialmente integrada y u n a minoría significativa excluida y empobrecida. La política se ha convertido en la gestión de asuntos públicos con poca incidencia en 314 315 . el principal p r o b l e m a q u e tiene planteado la izquierda. Entiendo q u e esta crisis consiste en el vaciamiento de la política como ejercicio consciente de soberanía popular para transformar la realidad. a u n q u e ésta sea contradictoria con la solicitud de más servicios públicos. la cuestión del paro estructuraly la ausencia de nuevas formas de creación de pleno empleo es. está debilitando a los sindicatos y consolidando u n modelo de sociedad con u n sector significativo de la población que sufre la exclusión social. en la m e d i d a en que el Estado deja de ser u n agente económico importante. sin duda. Lo más terrible es q u e bastaría u n a reorientación del gasto militar en el m u n d o para vencer algunas de las principales carencias q u e c o n d e n a n a la pobreza a miles de millones de seres h u m a n o s . b) n o progresividad fiscal al imponerse la d e m a n d a de congelar o reducir impuestos. Dentro de los países ricos.. c) crisis económicas q u e dificultan el crecimiento. socializar los poderes y redistribuir las riquezas. ej. la llamada por Glotz sociedad de dos tercios. La capacidad de intervención de la izquierda en este ámbito se reduce muchísimo. De entrada. lo que conlleva u n fuerte control público de la inversión y p r o d u c c i ó n d e las empresas) y apueste p o r u n fortísimo apoyo a e m p r e sas del sector social (sociedades anónimas laborales y cooperativas de trabajo asociado). h a tenido q u e ceder más y más ante los p o d e r e s económicos. Este proceso está introduciendo nuevas segmentaciones dentro del m u n d o de los trabajadores. al n o disponer de instrumentos propios de creación de empleo más allá de la contratación de funcionarios.

en las últimas elecciones generales en España el voto o b r e r o al PP fue superior al otorgado a IU. García Calvo. a b a n d o n a n d o la tarea de educación socio-política de la población para que p u e d a conocer mejor esos asuntos y participar más en su resolución. así. se desplaza a la mayoría al papel de espectador del cruce de ataques y agresiones verbales entre dirigentes políticos. lo que es peor. las dificultades técnicas que conlleva la gestión de asuntos públicos para resolver problemas ciudadanos en un plazo de tiempo corto. sino a algo más radical: la carencia d e u n elan vital (energía. Más allá de que éstas sean las causas más exactas. N o m e refiero a la carencia d e nuevas fundamentaciones filosóficas — q u e éstas sí q u e existen—. como acertadamente ha señalado A. Finalmente. Existe u n a segmentación muy i m p o r t a n t e d e n t r o de la clase obrera y además se i n c r e m e n t a u n tipo de ocupaciones bastante distintas a las tradicionalmente consideradas como obreras. u n creciente desinterés por la participación socio-política. destacaría las siguientes: la corrupción o el cinismo de determinados políticos. La crisis reside también en el desplazamiento de la política como tarea colectiva al quehacer de unas élites q u e constituyen u n a nueva casta. Las prácticas corruptas q u e h a n m a n c h a d o a diversos partidos europeos de izquierda n o 316 317 . el exceso de expectativas respecto a la política. La h e g e m o n í a de la cultura burguesa ha destruido la antigua cultura de clase obrera y ha logrado u n a desideologización de la mayor parte de la población por lo q u e respecta a los contenidos de la ideología tradicional de la izquierda y. Y c o m o todo lo malo siempre es susceptible de convertirse en algo peor. T a m p o c o conviene olvidar q u e la clase obrera tradicional también dista de tener u n a nítida orientación de izquierda. El surgimiento de u n nuevo tipo de trabajadores muy influidos por la cultura del individualismo y la meritocracia introduce nuevos problemas de comportamiento po- lítico. Las causas de la crisis son diversas y. U n o de los principales problemas que se plantean para el avance de la izquierda es el de la hegemonía de la cultura burguesa. impulso) para la práctica de u n nuevo socialismo. lo cierto es que la reconstitución de la política es u n o de los grandes desafíos q u e tiene planteados la izquierda. Este tema de la base social de la izquierda nos lleva a analizar otro tipo de problemas.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR la transformación d e la realidad y en la redistribución de poder y riqueza. la falta de u n a ciudadanía solidaria acostumbrada al asociacionismo y a la participación ciudadana. p o r el contrario. la degeneración de las campañas electorales. en el capítulo anterior defendí la hipótesis de considerar la crisis actual del socialismo con la categoría weberiana de "envoltura vacía". la obsolescencia de la mayor parte de los partidos políticos al convertirse en fuerzas oligarquizadas y desconectadas de la sociedad civil. entre ellas. La necesidad de obtener apoyo electoral en sectores ocupacionales diversos p o r motivos de ingresos. la crisis radica en el enquistamiento de la política en la gestión tecnocrática y cuasisecreta de los asuntos públicos. hemos de asumir todavía más: u n a crisis ético-cultural del socialismo de grandes dimensiones. los referidos a las llamadas condiciones subjetivas para el desarrollo de u n determinado proyecto político. p o r ejemplo. En la construcción de esta hegemonía cultural juegan u n gran papel los medios de comunicación social —especialmente la televisión— que. Las transformaciones en la estructura de clases en los países de capitalismo avanzado h a n afectado y siguen afectando a la izquierda. En este sentido. la fortaleza de diverses poderes corporativos muy resistentes a procesos de democratización socio-económica. p o r lo cual persisten y hasta se refuerzan tradicionales sistemas d e dominación. debían denominarse medios de formación de masas. Globalmente se trata de u n a crisis de representación y de participación q u e se expresa en el desinterés ciudadano por la política y en la baja valoración de esta actividad h u m a n a . Considero q u e a finales del siglo xx tenemos q u e afrontar u n a seria derrota cultural de la izquierda. status y demandas bastante diferenciadas plantea el p r o b l e m a de la base social de la izquierda en términos bien distintos a otras épocas de la historia.

n o sólo de él. se diferencian entre sí p o r los objetivos q u e persiguen y los medios q u e adoptan para alcanzarlos 2 . Hay que realizar u n trabajo d e transformación ético-cultural de mayor calado salvo q u e la izquierda opte p o r el suicidio: gob e r n a r aun a costa de p e r d e r u n a identidad diferenciada del liberalismo social. distribuyendo más equitativamente las riquezas q u e produce. No pretende construir una alternativa al m o d o de producción capitalista ni guiarse por la utopía del igualitarismo. entre otras cosas. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR son más q u e la manifestación de u n p r o b l e m a más grave: la escisión entre práctica política y cultura moral. según este autor. El desafío político-cultural para u n a izquierda q u e n o quiera suicidarse es el de la construcción progresiva de otra h e g e m o n í a ético-cultural que le dote de u n a nueva base social para p o d e r practicar u n a política más radical y es en este ámbito d o n d e p u e d e recibir importantes aportaciones del cristianismo originario. es más. pues en más de u n a ocasión se constatan fuertes divergencias entre objetivos proclamados y prácticas realizadas. pues. Resulta paradójico. grandes empresas públicas. pues ciertas corrientes del ecologismo político. El pulso y hasta el enfrentamiento con los sindicatos muestran el a b a n d o n o d e la centralidad obrera y la concepción del partido como expre- 318 319 . tendencia a la autogestión y apoyo en los sindicatos. Para ellos n o hay q u e superar el capitalismo. sino que h a n t e r m i n a d o asumiendo las d e m a n d a s y la cultura d e éstas en su conjunto. según los defensores del modelo. del feminism o de la diferencia y del nuevo internacionalismo disponen de notables elementos para dotar de fuerza a la contrahegem o n í a que p r o p u g n o . Objetivos de las izquierdas Las organizaciones políticas que se autoidentifican de izquierda son diversas y plurales y. Sus representantes enfatizan la distinción izquierda-derecha y n o la de socialismo-capitalismo. lo decisivo es captar la relevancia del consenso establecido en t o r n o a la cultura burguesa del individualismo posesivo que es la que estructura en gran parte las actitudes y d e m a n d a s socio-políticas. como ha señalado con gran lucidez Dahrendorf. La falta de cultivo d e cultura moral h a cegado a la izquierda mayoritaria y la h a llevado p o r los caminos de u n craso pragmatismo hasta dejarla prisionera en los brazos del liberalismo. Por este camino circulan aquellas organizaciones q u e n o sólo tienen u n a estrategia d e conquista de ciertos sectores de las clases medias. el que explica el predominio de los gobiernos liberal-conservadores en bastantes países europeos y la m o d e r a c i ó n de los programas de los partidos de izquierda que quieren conquistar el p o d e r '. Un estudio completo de éstas debería abarcar u n análisis de sus prácticas. Más allá de las causas de la consolidación de la hegemonía cultural de la burguesía y de la derrota ético-cultural de la izquierda. El conservadurismo del electorado europeo provocado por la hegemonía de la cultura burguesa del individualismo posesivo afecta incluso a las organizaciones socialdemócratas más moderadas.LA IZQUIERDA Y EI. instalando en el campo de la retórica la distintividad con la derecha y el centro. la izquierda ha de demostrar q u e sabe gestionar la economía capitalista mejor q u e la derecha. Lo más importante e n este m o m e n t o es captar q u e ese consenso y ese cemento ideológico n o se pueden destruir ofreciendo sólo nuevas ofertas programáticas y electorales. La izquierda política mayoritaria en Europa se inscribe en el llamado socialismo liberal. Ese consenso cultural constituye la columna vertebral de la sociedad de los dos tercios y el corazón de la llamada cultura de la satisfacción. Este tipo d e consenso estrecha el espacio electoral para u n a nueva izquierda y es el que explica la reducida base social y el escaso apoyo con q u e cuentan las organizaciones rojiverdes en Europa. sino hacerlo más social. ésta en el siglo xx ha p r o d u c i d o monstruos. p o r n o decir grotesco. Esta izquierda d o m i n a n t e ha a b a n d o n a d o algunas de las señas de identidad que tuvo en décadas anteriores: nacionalizaciones. q u e bastantes intelectuales de organizaciones socialistas europeas n o p r o p o n g a n otra salida ético-cultural q u e el llamado individualismo de izquierda. Este conservadurismo es. Evidentemente.

La elaboración de presupuestos que potencien el gasto público en sanidad. salvo raras excepciones. Para lo p r i m e r o se da u n a gran relevancia a la competitividad internacional con el fin de n o quedarse fuera del núcleo que lidera la nueva fase de mundialización de la economía y concentra los intercambios comerciales. advirtiendo que es necesario buscar nuevas formas d e financiación. Por esta razón sus ideólogos advierten q u e quizá en el futuro n o p u e d a ser universalizable del todo y. eutanasia. apoyo a la competitividad (desgravaciones fiscales. educación y pensiones constituye u n medio imprescindible para lograr los fines propuestos. los servicios totalmente gratuitos h a n de reservarse a los sectores de la población más pobres. mejora de la formación profesional. la conquista del voto de las llamadas clases medias. Para lo seg u n d o se p r o p u g n a el m a n t e n i m i e n t o del Estado del Bienestar. Los socialistas democráticos. despenalización del consumo de ciertas drogas. La política de igualdad de oportunidades es la que hará posible que todos.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR sión política de las demandas sindicales. Los objetivos centrales de esta izquierda son conseguir u n a democracia social y económica avanzada en el conjunto de los países europeos y luchar contra la exclusión social para impedir la llamada sociedad de los dos tercios. según los defensores de este modelo. Para este tipo de izquierda. pero tampoco se resignan a ser gestores socializantes del capitalismo imperante. creación de infraestructuras. p u e d a n tener este tipo de realización h u m a n a . El proyecto social y cultural de esta tendencia de izquierda da gran relevancia a la incorporación de la mujer a los puestos directivos. m o d e r n i zación tecnológica. La izquierda es la que asegura que el Estado va a ser social: sanidad. desde aquí hay q u e e n t e n d e r la relevancia concedida p o r esta izquierda a la llamada convergencia europea. el a u m e n t o d e la productividad.). También p r o p u g n a para la modernización de la sociedad la liberalización y legalización de ciertas costumbres: divorcio. oposición al sindicalismo radical. parejas de hecho. Desde esta perspectiva. La combinación d e eficacia económica y equidad social es la fórmula adoptada. es lógico que se p r o p u g n e como objetivo favorecer la realización individualista de la personalidad. En la actualidad. moderación en las subidas salariales). etc. pensiones y otros servicios públicos garantizados para todos. la izquierda ha de asumir las d e m a n d a s y hasta los c o m p o n e n t e s culturales de éstas. p o r tanto. este tipo de izquierda defiende el n o intervencionismo. rechaza establecer p o r decreto-ley determinadas políticas socio-económicas que recortarían el p o d e r de los empresarios y prop u g n a el acuerdo corporatista entre organizaciones de trabajadores y empresarios. A su vez. sería otra de las señas de identidad q u e distinguirían a la izquierda de la derecha. • La estrategia política para llegar al p o d e r requiere. contención de los impuestos. La creación de e m p l e o es u n requisito necesario para asegurar la igualdad de oportunidades. La política de e m p l e o de esta tendencia se basa en el crecim i e n t o económico. reducción de déficit público. aborto. Para ello. la competitividad internacional de las empresas. Estado social y empresa capitalista son las dos grandes instituciones q u e aseguran el progreso y el bienestar ciudadano. n o son anticapitalistas. educación. unida a la laicización de la enseñanza. los acuerdos entre sindicatos y empresarios para asegurar la paz laboral y la reconversión industrial de ciertas empresas públicas. Los objetivos centrales de esta tendencia de la izquierda e u r o p e a es potenciar la igualdad de o p o r t u n i d a d e s y construir sociedades m o d e r n a s con bienestar e insertadas en el área económica mundial más competitiva. y esto es lo más paradójico respecto a décadas anteriores. esta izquierda se presenta c o m o la mejor garantía p a r a la e m p r e sa capitalista — q u e es reconocida como insustituible para la creación de empleo y riqueza— al ofrecerle a ésta gobernabilidad. privatización del sector público. Otra tendencia significativa dentro de la izquierda europea es la representada por el llamado socialismo democrático que intenta m a n t e n e r las señas de identidad de la socialdemocracia clásica. opción prioritaria por lograr y m a n t e n e r u n cuadro macroeconómico correcto (baja inflación. Esta orientación socio-cultural. y n o sólo algunos privilegiados. Propugnan una transformación profunda 320 321 . lo q u e incluye en ocasiones el desmantelamiento o privatización de éstas.

En esta línea. Consideran que un fuerte sector pú- 322 323 . me parece que comparte el mismo objetivo que la izquierda socialista. la sanidad y la educación. España.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR del capitalismo que afecte más a su sistema de dominación que a su m o d o de producción. u n a parte de las subidas salariales y la abolición de las horas extraordinarias. Un Estado también con capacidad de controlar y regular. Para ello se necesita u n a legislación que asegure condiciones de trabajo dignas. Los sindicatos son los aliados más importantes para esta estrategia política. Para ellos es necesario alterar la propiedad privada de los medios de producción y p o r eso defienden la propiedad colectiva — n o necesariamente estatalizada—y la nacionalización de la banca y de los principales sectores de la producción. La mejora constante de las condiciones de trabajo para evitar la precariedad y mejorar la cualifícación profesional de los trabajadores son metas de esta izquierda. Esta línea de actuación política requiere u n a alta fiscalidad q u e haga posible un gasto social público considerable. a u n q u e elabora sus objetivos teniendo como perspectiva básica la situación de los trabajadores en Europa. u n mejor precio para la materias primas de esos países. U n Estado q u e preserva y potencia el sector público d e la e c o n o m í a y que. sino el desarrollo y la profundización de la democracia en todas las áreas de la vida social. participación de los trabajadores en la organización del trabajo y en el reparto de las plusvalías empresariales y servicios públicos para todos que hagan posible la calidad de vida para las familias trabajadoras. También lo son el aumento de los sistemas públicos de integración social. de nuevo u n a minoría que detenta el poder económico se i m p o n e a la mayoría. pues los neocomunistas consideran que la democracia económica n o es posible dentro del capitalismo. desde la defensa de los intereses generales. Esta situación sólo tiene salida si se establece el predominio de lo público sobre lo privado. planifique democráticamente la economía. lo fundamental n o es la p r o p i e d a d d e los medios de producción. la acogida a los inmigrantes y la política d e discriminación positiva para la mujer. Para ello se necesita u n Estado social fuerte decidido a redistribuir la riqueza p o r vías directas e indirectas. u n control mayor de la actividad de las multinacionales y u n a especie de Plan Marshall para erradicar las principales deficiencias existentes en los ámbitos de la nutrición. El socialismo es la forma política de reducir las injusticias y socializar el poder mediante la democracia industrial. Francia y Portugal u n proceso de refundación comunista o neocomunismo. En este sentido. este tipo de socialismo reivindica el reparto del tiempo de trabajo y la constitución de fondos empresariales de creación de empleo formados por u n porcentaj e significativo de las plusvalías empresariales. Entre finales de la década de los ochenta y principios de los noventa ha surgido en Italia. es también u n importante agente en la creación de empleo. p r o p u g n a u n a nueva interdep e n d e n c i a con los países del sur basada en compartir intereses. En Europa occidental existe también u n a izquierda inscrita en lo que podemos denominar neocomunisnw. defiende u n a condonación parcial de la d e u d a . La principal es el anticapitalismo. Hay que tener en cuenta que los principales partidos comunistas occidentales se h a n destacado por su lucha democrática y han elaborado proyectos políticos equidistantes del estalinismo y de la socialdemocracia. p o r tanto. El objetivo principal de esta izquierda es la democracia económica anticapitalista. Este tipo de socialismo. Para ellos. Para los neocomunistas el desarrollo del capitalismo está e n g e n d r a n d o paro estructural y u n deterioro creciente de las condiciones de trabajo. el salario social para los excluidos. preserve p o r ley la dignidad de los trabajadores e impida la huelga de inversiones. Esta izquierda defiende u n a modernización ecológica del aparato productivo mediante la reconversión ecológica de las fuerzas productivas y la reducción del consumo d e materias primas n o renovables. las ayudas públicas a los parados. Para ello es imprescindible crear u n tipo de Estado que reparta la escasez. la e c o n o m í a de las empresas en lo que afecta a la creación d e e m p l e o y a la reinversión social d e las plusvalías. la democracia económica y la democracia social. En esta línea. Esta línea d e avance de la democracia económica requiere un sindicalismo fuerte. la mejora de la vivienda social. a u n q u e mantiene diferencias con ésta.

u n programa de gobierno. nuevos impuestos para redistribuir la riqueza mundial. la reconversión civil de la industria militar y la adopción de u n sistema de defensa basado en la estrategia d e la prevención d e conflictos y la n o violencia. ecologización del transporte. 324 325 . La planificación democrática de la economía es imprescindible para que la producción se adecué a las necesidades de las mayorías. El ecosoáalismo es exponente de la existencia de u n a izquierd a rojiverde en Europa. u n a nueva gestión de residuos. la industria química.lA IZQUIERDA Y El. Esto conlleva u n a nueva organización de la producción. u n cambio energético. el cambio de las políticas de ajuste estructural impuestas p o r el FMI. la p r o m o c i ó n de los derechos h u m a n o s . Los ecosocialistas son en su gran mayoría anticapitalistas. ya q u e consideran que el m o d o de producción q u e h a situado a la h u m a n i d a d "más allá de los límites del crecimiento" n o p u e d e asimilar sus reivindicaciones sin destruirse. u n a nueva Ayuda Oficial al Desarrollo. cierto desenganche de la ley de la competí tividad comercial a ultranza y u n a reducción significativa de la j o r n a d a laboral unida a u n reparto del empleo disponible. creo q u e p u e d e detectarse en Europa la existencia de u n a izquierda q u e p o d r í a m o s caracterizar como la defensora d e u n socialismo internacionalista. Esta izquierda p r o p u g n a un acceso más igualitario a los recursos energéticos y n o energéticos por parte d e todos los países del m u n d o . la agricultura. comunistas y verdes y. Esta reducción del consumo conlleva una revalorización de la semiau- tarquía económica. Finalmente. La reducción de la jorn a d a y el reparto del tiempo de trabajo son los objetivos más acordes con esta lógica d e reivindicación de lo colectivo sobre lo privado. El Estado h a de ser muy fuerte para redistribuir la riqueza y el trabajo sin tener q u e respetar la apropiación privada de estos bienes. Este tipo de izquierda p r o p u g n a la combinación de planificación y m e r c a d o y la p r o p i e d a d colectiva n o estatalizada de importantes sectores de la producción. Este igualitarismo ecológico obliga n o sólo a producir de otra manera. u n a selección ecológica de la tecnología. etc. u n a fuerza o base social que lo apoye. CRISTIANISMO RAEAEL DÍAZ-SAI^ZAR blico —estatal y n o estatal— es el mejor instrumento para crear empleo. su mejor expon e n t e es el socialista suizo J. Este tipo de socialismo da prioridad a los problemas de la inmensa mayoría de la h u m a n i d a d frente a los referidos a la ciudadanía e u r o p e a y destaca la responsabilidad histórica y actual del m o d o imperante de producción y c o n s u m o en la creación de pobreza en los países del sur. se trata de detener selectivamente el tipo d e crecimiento económico imperante e i m p o n e r u n a serie de constricciones ecologistas a los actuales sistemas de producción. u n tipo adecuado de presupuesto y u n a legislación que lo haga efectivo. u n cambio de las reglas del comercio internacional. quizá. Primariamente. Está representada p o r algunas tendencias minoritarias presentes en partidos socialistas. la vivienda. Los contenidos de cada objetivo han de tener una viabilidad técnico-económica (saber realizarlo y contar con recursos económicos para ello) y u n a viabilidad socio-cultural (apoyo social y valores culturales afines al objetivo a conseguir). u n a fiscalidad ecológica y u n nuevo d e r e c h o penal desde la perspectiva medioambiental. sino a consumir de otra forma: uso de energías renovables. La producción limpia en el n o r t e a través de u n nuevo desarrollo sustentable n o es el único objetivo del ecosocialismo. ¿Hacia dónde debe dirigirse la izquierda ? Cualquier objetivo de izquierda requiere para que llegue a ser realizado u n a determinada cultura política. Los ecosocialistas defienden u n a progresiva y drástica reducción del gasto militar. el desarme para el desarrollo y la prohibición de la exportación de a r m a m e n t o s a los países del sur. Las políticas de solidaridad internacional q u e p r o p u g n a son la renegociación y condonación de la d e u d a externa. el estímulo del consum o responsable y del reciclado. u n ecobalance de lo producido. Ziegler. Su objetivo principal es cambiar el m o d o de producción capitalista para crear otro tipo de desarrollo q u e respete el m e d i o ambiente y permita u n uso más igualitario de las energías.

lo que quiero afirmar es que deben intensificar su acción de socialización política y cultural de la ciudadanía desde la perspectiva del postmaterialismo y del altruismo. la estrategia política h a de consistir en saber enlazar con la opinión pública y las demandas de la población para satisfacerlas mejor que las fuerzas de derecha y de centro. pienso que la izquierda debería instituir la cuestión de la emancipación de los empobrecidos del norte y. salvo el caso de los trabajadores extranjeros. Para r e s p o n d e r a esta cuestión.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR U n a vez vistos los principales problemas a los que debe enfrentarse la izquierda y los diversos tipos de objetivos que prop o n e n diferentes organizaciones que se ubican en este ámbito político. sujeto y piedra angular de u n proyecto de reconstrucción y refundación de la política. La izquierda d e b e destruir el m o d e l o d e sociedad de dos tercios en el n o r t e y el modelo de desigualdad abismal 20:80 en el sistema-mundo. considero necesario dar mi opinión personal sobre cuál creo que debería ser el objetivo central y primordial que articularía la acción de la izquierda. Más bien. El desafío q u e plantea este desajuste entre problemas sociales prioritarios y estructura social de los países ricos es el de si la acción política debe plegarse a los deseos de la opinión pública y al a u m e n t o constante del bienestar d e n t r o de las fronteras del norte o d e b e regirse p o r el nivel de intensidad del sufrimiento h u m a n o causado por la injusticia y la pobreza y p o r la prioridad de satisfacer las necesidades básicas d e n t r o y fuera de los e n t o r n o s nacionales. pues de lo contrario quedarán prisioneros de u n a mayoría social que es moldeada y configurada por la cultura conservadora y. El gran reto para la izquierda en este fin de siglo es el dar respuesta al dilema de p o n e r sus energías al servicio de la reproducción de la corporación del bienestar (los ciudadanos integrados en u n a zona del m u n d o demográficamente muy reducida) o. Esta última opción exige ampliar el objetivo de más democracia (política. n o se trata de q u e los partidos políticos de izquierda a b a n d o n e n su pretensión de llegar al p o d e r y se reconviertan en asociaciones de prédica moral. económica. unlversalizando los derechos sociales de toda la h u m a n i d a d . entre otras causas. es decir. El gran problema q u e plantea la realización de este objetivo es que en los países ricos los excluidos y empobrecidos n o constituyen la mayoría social y los empobrecidos del sur están muy lejos. social y cultural) a todo el sistema-mundo. del sur del m u n d o como objeto. De ahí la relevancia de saber c ó m o y quiénes la construyen y difunden y c ó m o y quiénes p u e d e n crear otra alternativa. intervenir para que a u m e n t e el nivel d e altruismo nacional e internacional en las actitudes ciudadanas con el fin de dotarse de u n a base social que apoye el objetivo que h e propuesto. por el contrario. Por esta razón considero q u e la cultura política y moral —consciente o inconsciente— q u e i m p e r a en un determin a d o país es absolutamente decisiva para p o d e r llegar a gob e r n a r d e u n a u otra manera. Evidentemente. sus demandas políticas terminan siendo conservadoras. me parece que hay que establecer u n a jerarquización de problemas sociales. E L PAPEL DE LA CULTURA POLÍTICA EN LA ACCIÓN POLÍTICA La crisis de la izquierda y las insuficiencias de sus propuestas se deben. impulsar u n a catarsis contra este m o d e l o de vida (ecológica y socialmente injusto) y canalizar sus energías hacia u n a política guiada por el altruismo solidario en favor d e los excluidos en el n o r t e y los empobrecidos en el sur. 326 327 . a u n q u e convien e tener en cuenta que la izquierda se debería distinguir de la derecha p o r q u e n o aspira a gobernar a costa de cualquier cosa. Si se opta p o r la segunda. sobre todo. Si se opta p o r la primera posibilidad. es imprescindible operar en la configuración cultural de la sociedad y practicar la política c o m o reforma intelectual y moral. a la falta de u n a nueva cultura política de fondo que oriente y determine los objetivos y aspiraciones de los ciudadanos y de los militantes de esta tendencia política. Desde esta perspectiva. por tanto.

en los últimos decenios h e m o s pasado de u n a sobrecarga ideológica en la izquierda. El socialismo arraigó en las masas n o sólo p o r sus reivindicaciones socio-laborales. L u x e m b u r g indicó muy acertadamente en u n a parte de su libro Crítica de la revolución rusa (1921). en gran medida. titulada "El socialismo n o p u e d e nacer contra la libertad y supone transformación espiritual". pagar impuestos. R. nos explica las preferencias políticas. los deseos.LA IZQUIERDA Y EI. Sin llenar este vacío. q u e n o iba m u c h o más allá de la configuración del cerebro sin descender a otros ámbitos de la personalidad. apoyo y alimento. agnóstica o religiosa) q u e la sostenga. un presupuesto económico q u e la haga factible y unas leyes que permitan que se ejecute. Gramsci quizá fue el pensador clásico de la izquierda que más acentuó la necesidad política de producir valores. controlar a los gobiernos para que sean gestores ho- 328 329 . Para muchas d e las propuestas y proyectos políticos que hoy son dominantes no se requiere u n a cultura política especial. En éstas intervienen tanto los intereses como los valores. u n a cultura que la configure. El socialismo fue experimentado p o r las masas como algo más q u e ciencia y hasta como algo más q u e política. (Gramsci: 1917. como u n proyecto moral. ante todo. Entiendo por cultura la forma de pensar. La acción política siempre debe fundarse en u n a prepolítica y r e s p o n d e r a u n a metapolítica. los valores. La cultura realmente existente en u n a sociedad es la que. 213). Para este autor la cuestión de la "iniciativa p r o d u c t o r a de valores" es u n o de los problema máximos del socialismo. q u e la "práctica socialista exige u n a completa transformación espiritual de las masas degradadas por siglos de dominación burguesa" (en Lenin y otros: 1892-1963. educar a la colectividad y organizar la cultura popular. Todos estos c o m p o n e n t e s de la política aparecen claram e n t e en la mejor tradición d e la izquierda. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR No hay política sin cultura política Cualquier objetivo social y político necesita u n a cultura que sea su sustento. Desgraciadam e n t e . u n a ética que la regule. Detrás de toda práctica política existe. u n a ideología. Basta con u n a cultura de responsabilidad ciudadana de mínimos que sepa armonizar derechos y deberes. h a de tener u n a utopía que la guíe. difícilmente va a p o d e r aspirar la izquierda a algo más q u e a la gestión de lo existente. sentir y actuar que configura u n a determinad a orientación. las convicciones morales. la ideología y los conocimientos son ingredientes importantes de la cultura política. las motivaciones. exigir eficacia a la Administración Pública. los sentimientos. unos sentimientos y unos actos que responden a u n conjunto de valores. Esto significa q u e ha de basarse en unas motivaciones y actitudes morales profundas y estar al servicio de la solución de los problemas sociales a los q u e se dan prioridad desde u n a d e t e r m i n a d a antropología ética y desde u n a concepción de la sociedad afín a unos valores. Renovar y refundar la política conlleva la creación de nuevas mentalidades y sentimientos ético-sociales. Necesidad e irrelevancia de la cultura política El m o d e l o d e cultura política q u e hay q u e impulsar en la actualidad está muy asociado al tipo de problemas sociales y objetivos políticos que se establezcan como prioritarios. La política n o debiera reducirse a u n conjunto de procedimientos para gestionar el orden social. u n a mentalidad. ya que fue vivido. un programa q u e la organice. m o d e r a r las exigencias en época de crisis. 117). consciente o inconscientemente. u n a mística (atea. sino también p o r su propuesta de creación de otro tipo de sociedad y de ser h u m a n o . De hecho. Las organizaciones del movimiento o b r e r o tuvieron en sus inicios u n a cultura de fondo que hizo que éste fuera también u n movimiento moral. a u n vacío ético-cultural (recordar el pensamiento d e Weber sobre la "envoltura vacía"). Como ya indiqué en el capítulo II. d e m a n d a s y disposiciones de colaboración: votar. La filosofía. pero tanto o más lo son las mentalidades. el movimiento obrero fue capaz de producir transformaciones ético-culturales muy importantes.

U n a nueva política requiere u n a nueva cultura moral que la guíe y alimente. Sólo el 3 p o r ciento d e los españoles pertenecen a partidos políticos. De alguna manera. aburrimiento". la política.I j \ IZQUIERDA Y El. Para tener otro gobierno y otra práctica política es totalmente necesario tener otra sociedad civil y otra cultura ético-política arraigada en grandes sectores de la población. cultura ciudadana-acción política. es imprescindible r o m p e r el cemento cultural que asegura el consenso ciudadan o imperante y hacer que crezca el n ú m e r o de ciudadanos regidos p o r la cultura de la solidaridad. sufre u n fuerte deterioro y hasta u n rechazo p o r parte de la opinión pública. la ceguera ciudadana ante el abismo de desigualdad entre países ricos y países empobrecidos. difícilmente van a p o d e r conseguirse d e t e r m i n a d o s objetivos socio-políticos basándonos exclusivamente en este tipo de cultura política. A mi entender. Este apoliticismo favorece la oligarquización. capacidad de pacto y negociación para preservar la paz social y armonizar intereses enfrentados. etc. En definitiva. Su crecimiento es el que otorgará la viabilidad socio-cultural para políticas más radicales en la lucha contra la desigualdad nacional e internacional. el vaciamiento de la democracia c o m o tarea colectiva y el crecimiento d e la insolidaridad. la aceptación por la mayor parte de la población del modelo de la sociedad de los dos tercios como algo irremediable. etc. burocratización y tecnocratización de las organizaciones socio-políticas. Por lo que respecta a las dificultades. 43-68). No p o d e m o s aspirar a gobiernos rojiverdes sin tener sociedades verdirrojas. Esta cultura se encuentra en la actualidad con apoyos y dificultades. la fortaleza de los poderes económicos y políticos q u e i m p o n e n la precarización de las condiciones de trabajo. La lección de Gramsci sobre la necesidad de ser hegemónico en la sociedad civil antes de tomar el poder del Estado debe seguir siendo aprendida. ésta es u n a de las razones q u e explican mejor la p e r m a n e n c i a de gobiernos conservadores en muchos países y. por ejemplo. N o es posible establecer políticas intensivas de solidaridad sin sociedades civiles con cultura solidaria. Además. constituye ciertamente u n estadio superior respecto a la cultura del individualismo. La sociedad civil q u e q u e d a i m p r e g n a d a p o r los valores del individualismo posesivo dificulta e n o r m e n e n t e la adopción de determinadas políticas socialistas afines a la cultura de la solidaridad. Ahora bien. Para superar el techo electoral de la izquierda n o basta con cambiar programas. sólo el 26 por ciento de los ciudadanos afirman tener bastante interés p o r la política. el triunfo del paradigma político liberal mediante el logro de la moderación de la izquierda mayoritaria como condición de acceso al poder. nos encontramos con el crecimiento de la xenofobia y el rechazo a los inmigrantes. Cuando la política se encierra en sí misma 330 331 . Entre los primeros hemos de señalar a los movimientos y organizaciones q u e en toda Europa desarrollan prácticas solidarias y de acción contra la exclusión social y las desigualdades internacionales. se establecerá u n d e s e n c u e n t r o entre las demandas y expectativas de la mayoría de los ciudadanos y las propuestas y prioridades d e las organizaciones de izquierda que postulen como objetivo político la lucha contra la exclusión social en el norte y el empobrecimiento en el sur. desconfianza. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR nestos y eficaces de los bienes públicos. Si n o existe este crecimiento. El internacionalismo n o p u e d e avanzar fuertemente desde el gobierno sin u n arraigo de éste en la sociedad. q u e es u n o de los principales mecanismos para hacer efectiva la cultura de la solidaridad. En España. El nivel de asociacionismo cívico y participación ciudadana es muy bajo en nuestro país (Díaz-Salazar: 1996. hay q u e ser conscientes d e la dialéctica sociedad civil-Estado. lo que es más grave. Ésta cultura de responsabilidad ciudadana de mínimos. es cierto que los gobiernos son un reflejo de las sociedades. Las sociedades civiles configuradas p o r los valores antropológicos del capitalismo terminan deseando gobiernos afines a esa cultura socio-económica. El objetivo para la izquierda que propuse en páginas anteriores necesita u n a fuerte cultura política de la solidaridad. Exclusivamente el 21 p o r ciento de los jóvenes comprendidos entre los dieciocho-veinticuatro años muestran tener bastante interés por la política. El 64 por ciento de los españoles declaran que la política les p r o d u c e "indiferencia. que es la q u e d e m a n d a n ciertas organizaciones de izquierda.

a u n q u e desde la sensibilid a d cristiana se p u e d a n discernir estos elementos y apoyar a 332 333 . los presupuestos económicos y las leyes. Siempre existirá u n a tensión dialéctica entre utopía. la cultura. Tanto desde posturas socialdemócratas renovadas como desde posiciones APORTACIONES DEL CRISTIANISMO ORIGINARIO A UNA NUEVA POLÍTICA DE LA IZQUIERDA El cristianismo en cuanto tal. La orientación de los deseos. En cambio. las aspiraciones. por eso son muy importantes las morales interiores para la actuación pública. los comportamientos y las prácticas sociales y políticas. es decir. Las aportaciones del cristianismo originario se insertan también dentro del campo de dificultades que conlleva llevar adelante u n objetivo político centrado en la emancipación de los empobrecidos y en la lucha contra las desigualdades nacionales e internacionales. moral y realismo político. la mística. el cristianismo se inserta en el ámbito de creación de condiciones subjetivas y de viabilidad socio-cultural para q u e determinados proyectos políticos p u e d a n realizarse. entonces se tecnocratiza y pierde su virtualid a d de convertirse en i n s t r u m e n t o de cambio social profundo. tenemos q u e preguntarnos p o r las fuentes culturales y morales q u e p u e d e n fecundar a u n a izquierda q u e se plantee como objetivo prioritario la lucha contra la exclusión social en el n o r t e y el e m p o b r e c i m i e n t o en el sur. n o p u e d e hacer n i n g u n a aportación propia a d e t e r m i n a d o s componentes de la política c o m o son los programas. Conviene. Desd e esta perspectiva voy a explorar las aportaciones del cristianismo originario a esta cuestión. la ética y los objetivos de fondo. Por esta razón h e afirmado q u e lo estrictam e n t e político necesita de la cultura moral prepolítica y metapolítica. En cualquier coyuntura es necesario crear condiciones objetivas y subjetivas para llevar adelante determinadas políticas. como afirmé en el capítulo II. Es inevitable optar p o r unas u otras. Estoy convencido que este objetivo no podrá realizarse contando simplemente con u n a ética de mínimos y u n a mera cultura de la responsabilidad ciudadana. los objetivos vitales. p o r q u e con la mera política n o se p u e d e resolver n i n g ú n problema" (Kelly: 1993. La política para reanimarse y estar al servicio de grandes finalidades sociales necesita fecundarse con los movimientos y corrientes ético-culturales de corte solidario q u e operan en la sociedad civil. En esta línea la ecosocialista Petra Kelly afirmó q u e "hay q u e ligar el pensamiento político con la visión espiritual. las preocupaciones son determinantes en la configuración de las actitudes. Pues bien. u n a cultura que transforme la esfera privada de la vida íntima y la conecte con la acción en la esfera pública. Y más cuando parece que las organizaciones políticas de la izquierda difícilmente pueden realizar por sí mismas esta tarea en la sociedad civil. siendo conscientes de las insuficiencias ineludibles de cada u n a de ellas.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR y sólo se rige p o r el mecanismo de conquistar el p o d e r y mantenerse e n él. aquellos más acordes con los valores de esta religión. Llegados a este p u n t o . n o obstante. Ya hemos visto en el apartado anterior cómo unas y otras partes de la política están fuertemente conectadas y cómo el éxito o el fracaso político práctico dependen en gran medida de la realización de esos componentes de la política tenidos falsamente c o m o "idealistas" o superfluos p o r dirigentes pragmáticos. es imprescindible a u n a r viabilidad técnico-económica y viabilidad socio-cultural de las propuestas políticas. sí p u e d e realizar aportaciones valiosas a otras partes de la política como son la utopía. Si se acepta la tesis de la necesidad de la transformación ético-cultural de la sociedad civil para hacer posible otra política. tener en cuenta esta distinción para evitar cualquier fundamentalismo moral desconocedor de la necesidad de mediaciones políticas y económicas concretas. Especialmente se necesitan propuestas capaces de producir u n a cultura q u e a u n e la moral pública y la moral privada o todavía más. es inevitable fecundarse con las religiones y culturas que p u e d e n favorecer esa transformación y establecer alianzas socio-culturales con los movimientos —como los cristianos— que trabajan en este ámbito. 375). ésta es la que especifica y asegura el carácter humanizante de la acción política y la preserva de su degradación.

Fernández Buey. culturales y vitales que requiere esta tarea? La instauración de u n nuevo socialismo ético es inevitable. El desafío de nuestro actual m o m e n to histórico ya n o se basa en construir la solidaridad de la mayoría de los débiles entre sí contra la minoría de los fuertes. 54. ésta puede parecer una misión paradójica. P. La cuestión que voy a plantear en las siguientes páginas está conectada con estos retos tan agudamente indicados p o r Glotz y Fernández Buey. 111). En el capítulo III hice referencia a la 334 335 . u n o de los principales intelectuales de la izquierda rojiverde en España. La pregunta es: ¿en nombre de qué valores se harán esas concesiones? ¿En nombre de qué valores se convencerá a una parte minoritaria de la humanidad para que haga concesiones en favor de la otra parte mayoritaria? ..(de aquí) la importancia del debate acerca de los valores inspiradores del programa de la izquierda. Glotz. F. el desafío n o radica tanto en repartir entre los m e n o s iguales u n a m í n i m a parte del excedente d e los más iguales. ex secretario general del Partido Socialdemócrata Alemán 3 . Ante la mundialización de la pobreza y la consolidación de la sociedad de los dos tercios. ha subrayado la necesidad de contar con u n a fuerte cultura moral para impulsar las transformaciones sociales y políticas necesarias: En un mundo tan dividido como el nuestro. Ya Weber planteó la necesidad de estudiar los "idearios religiosos" y el "contenido de su evangelio" y eso es lo q u e voy a hacer en estas páginas. Así... para los materialistas estrictos. en contra de sus propios intereses. (Fernández Buey: 1997.. La punta del iceberg de esta catástrofe la estamos empezando a vivir en forma de migraciones." (Mate: 1990. sino en "organizar todo desde los derechos (y necesidades) de los m e n o s iguales.. La situación es complicada: la izquierda debe poner en pie una coalición que apele a la solidaridad del mayor número posible defuertes con los débiles. C o m o se h a recordado con lucidez. como en el modelo clásico del Estado del Bienestar. que consideran que la eficacia de los intereses es mayor que la de los ideales.. A continuación vamos a ver qué "compulsión moral" y qué cultura de fondo p u e d e ofrecer el cristianismo originario a la izquierda. Zubero: 1994. "las gentes que apoyaban el socialismo y que se convirtieron en sus activistas más eficaces lo hicieron en gran p a r t e p o r u n a compulsión moral a la q u e debían subordinarse el interés y la realización personal" (Shanin: 1992. como en las primeras épocas del movimiento obrero. el análisis que voy a realizar en este apartado se conecta con la orientación de algunas concepciones d e la izquierda e u r o p e a sobre el cristianismo como cuestión pública. habrá que hacer concesiones de algún tipo para evitar la catástrofe que puede llegar a representar en los próximos años la acción conjunta de la crisis ecológica y de la extensión tan amplia ya del hambre.17).. (Glotz: 1987. ha afirmado lo siguiente sobre esta temática: La evolución más probable es la formación de sociedades de dos tercios. 21). La p r e g u n t a inevitable que se plantea es ¿de d ó n d e sacar las energías morales. Desde u n p u n t o de vista político. con una ruptura tan decisiva entre Norte rico y Sur empobrecido.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR ecosocialistas se han señalado los enormes desafíos y requerimientos morales que conlleva el objetivo anteriormente propuesto.. en una plétora miserable tan patente. el pragmatismo acabará convirtiendo a la izquierda tradicional que no se plantee el tema de los valores morales alternativos en mera mano izquierda de la derecha política. ni tampoco consiste en resolver la situación de los excluidos a través de un mero control fiscal de la riqueza de los fuertes para unlversalizar servicios sociales.110-111). pero es la misión que hay que realizar en el presente. Fenomenología socio-política del cristianismo originario La b ú s q u e d a de u n a cultura política relacionada con el cristianismo exige previamente u n análisis fenomenológico de las dimensiones socio-políticas de este tipo de religión en su m o m e n t o originario.

Jesús de Nazaret fue ajusticiado con u n tipo 336 337 . Jesús de Nazaret prolonga y profundiza la crítica profética al p o d e r político-religioso y p o n e las bases p a r a la d e n u n c i a d e la instrumentalización política de la divinidad. la consagración de u n a división de poderes.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR iniciativa del PDS de publicar los libros del Nuevo Testamento como suplemento del periódico L'Unitáya las reflexiones de W. el h e c h o de q u e el cristianismo es u n a religión y n o u n a ideología o sistema político. 23. de Nazaret. Jesús de Nazaret aparece en su tiempo c o m o u n peculiar profeta religioso. aparece la de blasfemia: "El Sumo Sacerdote se rasgó las vestiduras diciendo: H a blasfemado.17) n o significaba. La expresión "lo q u e es del César. impidiendo que se paguen impuestos al César y afirmando q u e él es el Mesías. La crítica religiosa a estas instituciones tenía fuertes y directas dimensiones políticas. se p u e d e constatar c ó m o han existido y siguen existiendo m u c h o s tipos de cristianismo y p o r eso precisar la identidad política del cristianismo a lo largo de la historia es u n a tarea a r d u a y difícil. basados en el principio de "no hay más Señor q u e Dios". Hay que tener presente que en ese tiempo la religiosidad impregnaba toda la realidad y que en aquella sociedad toda política era religiosa y toda religión era política. n o hay que sacralizarlo. pues los grupos y estamentos d o m i n a n t e s q u e las dirigían se veían deslegitimados frente al pueblo. Los especialistas en sociología del judaismo y del cristianismo origi- nario consideran q u e la "ideología revolucionaria inspiraba la acción de Jesús" (Crossan: 1994. De alguna forma. q u e es u n a religión con dimensiones socio-políticas. su vida y su mensaje. fenomenología y sociología del judaismo nos lo presentan como u n personaje enraizado en el contexto del movimiento mesiánico de este pueblo sometido p o r la invasión romana. 185). como muchas veces se ha e n t e n d i d o . Desde u n a perspectiva sociológica. Desde esta acotación veremos. 2). práctica y mensaje la e n c o n t r a m o s en su crítica a la religión establecida y d o m i n a n t e que constituía el c e m e n t o ideológico y social que estructuraba y legitimaba la vida judía. 12. según Jesús. En este ambiente vital se desarrolla la vida y el mensaje de Jesús de Nazaret. sin e m b a r g o . el rey" (Le. El deseo milenarista. J u n t o a esta acusación. La mayor parte de los expertos en historia. Diversos autores subrayan la existencia de u n a mentalidad popular mesiánico-revolucionaria muy asociada a u n ideal teocrático q u e asegurara la soberanía del p u e b l o j u d í o ante los imperialistas de la época. y lo q u e es de Dios. Jesús de Nazaret realiza u n a determinada práctica política en la medida que critica a las autoridades religiosas y políticas q u e oprimen y d o m i n a n al pueblo. La primera dimensión política de su vida. Me parece i m p o r t a n t e destacar. n o hay que darle al Estado más de lo que le pertenece. 65-66) . ¿qué falta hacen más testigos? Acabáis d e oír la blasfemia. devolvédselo al César. a Dios" (Me. de entrada. Veltroni sobre la actualidad de los valores evangélicos para la elaboración d e una nueva cultura política. En esta línea hay q u e destacar sus críticas y ataques al Templo. Su c o n d e n a a m u e r t e por los poderes religiosos y políticos está directamente relacionada con su praxis: "Hemos c o m p r o b a d o q u e éste anda a m o t i n a n d o a nuestra nación. buscaban el levantamiento del pueblo contra la dominación romana. ¿qué decidís? Contestaron ellos: Pena de m u e r t e " (Mat. El centro del cristianismo es la persona de Jesús de Nazaret. En este apartado m e voy a centrar en el cristianismo originario pres e n t a n d o d e u n m o d o muy sucinto los elementos básicos y fundamentales d e esta religión q u e tienen u n a dimensión social y ético-política 4 . 26. que p u e d e ser considerado como u n a persona que está d e n t r o del ámbito d e la ideología revolucionaria del mesianismo j u d í o . aunque como veremos más adelante ésta tenía rasgos peculiares que la diferenciaban del tipo de mesianismo dominante. a la Ley y al Sábado q u e formaban lo q u e podríamos llamar la superestructura fundamental de la sociedad judía. sino la deslegitimación de las pretensiones cuasidivinas del emperador. apocalíptico y revolucionario de la llegada de un Mesías que devolviera la libertad a Israel imp r e g n a b a a las masas de la población en la época de Jesús. Especialmente significativos son sus ataques al d o m i n i o imperial y al teocratismo nacionalista excluyente. Importantes movimientos judíos de liberación como los sicarios y zelotas. Puente Ojea: 1974.

Los destinatarios del Reino son precisamente los pobres. 483). la crítica de la centralidad del dinero y los enfrentamientos perm a m e n t e s con la aristocracia laica y sacerdotal de su época. los sordos oyen. la fraternidad entre los j u d í o s y la contemplación y adoración de su Dios triunfador y Rey. por ello. es decir. 7. C u a n d o Jesús d e Nazaret proclama q u e el "Reino d e Dios está en medio d e vosotros" está afirmando que Dios ha llegad o como Salvador para implantar la justicia y defender a los pobres y oprimidos. a proclamar el a ñ o favorable del Señor" (Le. Me h a enviado a dar la b u e n a noticia a los pobres. 22). cercanía y curación de los pobres y marginados. Hay q u e destacar. En el contexto religioso judío. este anuncio tenía unas claras connotaciones políticas. Aquí se insertan las terribles diatribas de Jesús contra la riqueza y los ricos. El t é r m i n o Reino de Dios era sinónimo de una utopía político-religiosa q u e aunaba la superación d e las desigualdades. El centro del mensaje de Jesús de Nazaret es el anuncio del Reino de Dios. U n o de los mejores expertos en sociología del cristianismo originario considera que la actividad d e Jesús se condensaba en la difusión de u n "igualitarismo religioso y económico q u e negaba a u n tiempo las n o r m a s jerárquicas y patronales de la religión j u d í a y el poderío romano". a ellos se les anuncia la b u e n a nueva de que su situación va a cambiar y por ello se les proclama bienaventurados. a las comidas de Jesús que se relacio- 338 339 . La práctica de Jesús n a r r a d a en los Evangelios está siempre llena de acciones de cercanía. A aquellos a quienes la sociedad marginaba y excluía se les devuelve la dignidad y se les a n u n c i a el inicio de otro sistema de relaciones sociales. Los lingüistas. 4. además. La revelación jesuánica de Dios es captada como suprema negación de la divinidad tal como ésta era concebida por la mayoría de judíos y romanos. p o r q u e él m e ha ungido. n o hemos de extrañarnos que los primeros cristianos fueran considerados ateos. fenomenólogos y sociólogos del cristianismo originario dan gran relevancia a la comensalía. La práctica social de Jesús de Nazaret se revela en la comensalía. a proclamar la libertad a los cautivos y la vista a los ciegos.18-20). liberación y sanación de las personas más empobrecidas y marginadas d e su sociedad y quieren ser manifestación de la proximidad de un Dios que humaniza y quiere la justicia. La a u t o c o m p r e h e n s i ó n de la misión de Jesús q u e d a patente en el Evangelio según san Lucas: "El Espíritu del Señor descansa sobre mí. Es muy significativo que la persona que se presenta como el enviado de Dios sea cond e n a d a p o r subversivo y blasfemo. La proclamación de la llegada del Reino o Reinado de Dios realizada por Jesús de Nazaret se entronca con este clima d e expectación mesiánica del pueblo j u d í o . los cojos a n d a n . El mesianismo que atravesaba a aquella sociedad sometida a la invasión r o m a n a reforzaba la espera de u n a especie de golpe d e fuerza del Dios de Israel m e d i a n t e el envío de u n Mesías q u e restableciera la justicia y liberara al pueblo de los dominadores extranjeros. a u n q u e introduce novedades q u e iban más allá de la mentalidad mesiánica d o m i n a n t e . Las señales de esa llegada del Reino —expresadas con el peculiar g é n e r o literario d e los Evangelios son inequívocas respecto a su finalidad: los ciegos ven. a colocar en el centro a aquellos que el sistema de la época había c o n d e n a d o a los márgenes.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR de tortura y m u e r t e semejante a la destinada a la de los subversivos contra el Imperio r o m a n o . Ciertamente el Reino de Dios proclamado por Jesús significa que h a llegado la h o r a de la actuación de Dios y el mom e n t o de cambiar las relaciones sociales dominantes y. oprimidos y marginados. q u e el universalismo del Dios q u e anunciaba y revelaba Jesús de Nazaret chocaba con el ideal teocrático j u d í o . Toda la acción de Jesús se dirige a devolver la dignidad y la esperanza a los miserables de su sociedad. ya q u e su mensaje suponía u n rechazo del integrismo o fundamentalismo político-religioso del judaismo d o m i n a n t e . la satisfacción d e las necesidades materiales. Desde esta óptica. Jesús de Nazaret realiza u n a práctica social basada en mostrar con sus obras y palabras la primacía de los pobres y marginados d e su sociedad. (Crossan: 1994. (Le. a p o n e r en libertad a los oprimidos. se establece nítidamente u n a conexión entre la crítica a los ricos y a la riqueza y la entrada en el Reino.

ante todo. la magia y el poder. Jesús n o intenta imponer el Reino como u n Mesías guerrero que realiza u n a revolución y desde la conquista del p o d e r diseña otro sistema de organización. En el relato evangélico de las tentaciones (Mt.106-107). 65-66)— como la concepción que éste tenía de la relación entre Dios y la política. Metanoia q u e incluye el cambio del corazón — q u e en la antropología j u d í a es el núcleo del c o m p o r t a m i e n t o y de la mentalidad— y de las relaciones sociales de dominación y explotación. a las autoridades. las instituciones religiosas. La Buena Noticia del Reino de Dios es el anuncio de la realización de la igualdad y la fraternidad en u n m u n d o d o n d e el único rey sea Dios y n o otros dioses o ídolos (especialmente el dinero. El Reino de Dios aparece c o m o Reino d e Vida y Justicia para los pobres. e n el nuevo tipo de divinidad q u e se revela. el afán de dominio. es decir. sino m e d i a n t e u n a práctica y u n mensaje d e liberación y esperanza q u e se muestran ante todo en el tipo específico de nacimiento y muerte del propio Jesús.. Desde J e sús de Nazaret. Jesús de Nazaret rompe la imagen de Dios como poder y la concepción del mesianismo basado en la irrupción teocrática de Dios. la centralidad de la metanoia (cambio i n t e r n o y e x t e r n o ) . espectacular-providencialista ("tírate abajo") y sacrali/adora del poder ("le mostró todos los reinos del m u n d o con su gloria diciéndole: te daré todo eso si te postras y me rindes homenaje"). la conexión entre liberación d e los pobres y adoración de Dios. se invoque el poder de Dios para luchar contra otros pueblos. sino a través de mediaciones humanas. el nuevo tipo de relaciones entre a u t o n o m í a y het e r o n o m í a religiosa. 26. Precisamente p o r ello la metanoia o conversión es u n a condición sin la cual n o se p u e d e p e r t e n e c e r al Reino de Dios. por u n lado.(decía que) n o era lícito entregar al César lo q u e era de Dios". el corazón y las prácticas y desde ahí establecer otro sistema de relaciones humanas. Él invita a entrar en el Reino. la intervención divina en la historia no se realiza directamente. También son muy relevantes otro tipos de innovaciones como la introducción del universalismo frente al particularismo religioso. por otro. la La innovación religiosa de Jesús de Nazaret Desde u n p u n t o de vista fenomenológico. La intervención d e Jesús de Nazaret en el m u n d o c o m o revelación de Dios n o se realiza a través d e u n p o d e r divino q u e i r r u m p e y anula las condiciones del desarrollo i n t e r n o de la historia. Dios es igual a Poder y por ello es lógico. a m o r y práctica de la justicia. ya q u e "se oponía a la dominación romana. el poder. Desde este p u n t o se capta mejor la radical crítica q u e Jesús de Nazaret realiza a las instituciones. En esta narración se rechazan los usos instrumentales de u n a religiosidad mágica ("di que estas piedras se conviertan en pan"). como en la mayoría de las religiones. Son muy importantes los relatos evangélicos en los q u e los miembros del b a n q u e t e son u n c o m p e n d i o de los diversos tipos d e miserables de aquel tiempo. 340 341 .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR n a n con el b a n q u e t e mesiánico como imagen de u n a nueva situación en q u e se han superado las relaciones sociales de explotación. las normas o las leyes). El Reino de Dios proclamado por Jesús de Nazaret rompe tanto la imagen de Dios propia del judaismo —de ahí la acusación de blasfemo (Mt. sino m e d i a n t e la adopción de u n m o d o d e vida p o b r e y entregado al amor. p o r ello D. muchos de ellos inmanentes. La manifestación de Dios n o se desarrolla a través de la gloria. a cambiar la mentalidad. 4. la vinculación entre religiosidad. Esta práctica antiidolátrica era central en la vida de Jesús. expulsar a los invasores y afirmarse como nación elegida y protegida por la divinidad más poderosa. que la denominación de Dios sea la de Rey supremo y que. Bonhoeffer afirmó que "ante Dios y con Dios estamos sin Dios".1-11) aparece tanto un nuevo tipo de mesianismo como u n a nueva imagen de la divinidad. Puente Ojea: 1992. a las normas. la novedad de la proclamación del Reino de Dios realizada por Jesús de Nazaret respecto a otro tipo de mesianismos político-religiosos radica. al tipo de relaciones sociales dominantes y al p o d e r invasor. El Reino de Dios se o p o n e frontalmente a la idolatría o reinado de otros dioses.. el servicio. (Cullmann: 1973. En el judaismo.

se expresa en el capítulo 25. 342 343 . la sociedad o la cultura.. sino formas políticas de servicio y liberación de los empobrecidos desde los valores y el estilo de vida contenidos en el Evangelio. o b e d e c i e n d o hasta la muerte y m u e r t e en cruz". sino que se encuentran en la tendencia h u m a n a al afán de poder y poseer excluyentes que se halla en personas y colectivos de toda etnia y condición. En este sentido. En el texto del Nuevo Testamento d e n o m i n a d o Carta a losFilipenses se condensa muy bien este cambio respecto a las concepciones tradicionales de la divinidad: "El Mesías Jesús. En este texto se u n e la salvación escatólogica (promesa de todas las religiones) y la práctica de emancipación de hambrientos. Este tipo de mesianismo que se mueve de abajo-arriba y n o a la inversa cambia la concepción de las relaciones entre Dios y la política. en los q u e está presente el mismo Dios. Mateos) o. ya que el referente teísta n o anula ni sustituye la responsabilidad humana. según la traducción de Alonso Schókel). como liberación de los empobrecidos. El peculiar mesianismo de Jesús de Nazaret rompió el particularismo religioso j u d í o e introdujo u n universalismo religioso. el mensaje religioso de Jesús de Nazaret introduce u n nuevo tipo de relaciones entre autonomía y heteronomía. sino realizarla h u m a n a m e n t e siguiendo la nueva forma de concebir las relaciones sociales manifestada p o r el enviado de Dios. Esta conexión entre escatología (quintaesencia de toda religión) y práctica histórica es la que especifica al cristianismo como religión con dimensiones tan fuertemente sociales que diversos clásicos del marxismo y del movimiento o b r e r o la consideraron c o m o precursora del comunismo. sino el del Esclavo a lo espartaquista o "Proletario Absoluto" 5 que se encarna entre los pobres. sino que se vado de sí y tomó la condición de esclavo". desnudos. para el reinado de ese Dios en u n determinado y exclusivo territorio o para la organización del Estado y de la sociedad desde u n código religioso cerrado e inmutable. se abajó. asume su condición y les infunde esperanza para que sientan que su situación n o es la definitiva y p u e d e cambiar. Desde la perspectiva fenomenológica q u e estoy a d o p t a n d o . Así. Ya n o hay lugar para u n Dios étnico. 31-46 del Evangelio según san Mateo. la ética. El cristianismo originario muestra q u e n o hay que esperar la liberación de u n Mesías emergente. catarsis). sobre todo. (Fp. haciéndose u n o de tantos. Jesús de Nazaret lo q u e establece es u n a vinculación entre el a m o r a Dios y el a m o r a los h o m b r e s de toda raza y nación. Y para ello es esencial la metanoia (conversión. Desde u n a óptica fenomenológica. presentándose c o m o simple h o m b r e . al contrario. Desde esta perspectiva.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR liberación de los oprimidos y la d e n u n c i a de la dominación. 2. El mesianismo de Jesús n o es el del golpe de fuerza desde un poder divino especial. lo más importante de este texto es el concepto de despeñamiento de la categoría de Dios o vaciamiento ("no hizo alarde de ser igual a Dios. sobre todo. por que "no consideró como presa codiciable el ser igual a Dios" (según la traducción de M. La forma de Dios como esclavo entregándose a la liberación de los esclavizados con u n a radicalidad q u e le lleva a la m u e r t e con la doble acusación de subversivo y blasfemo es única en la historia de las religiones. Ya n o se trata del reinado de Dios a través del gobierno divino de la política (fundamentalismo teocrático) . la economía. Por el contrario. Son los seres h u m a n o s los que d e b e n buscar en cada coyuntura histórica modelos concretos de organización de la sociedad que respondan a los valores de fondo contenidos en el Evangelio. a pesar de su condición divina. sedientos. 6-8). u n a u n i ó n consustancial entre la adoración a Dios y la práctica de la justicia entendida. pues los problemas d e configuración de u n nuevo tipo de sociedad n o radican sólo en causas exteriores. sino que la estimula. Y todo ello p o r q u e "no se aferró a su categoría de Dios" (traducción de J. Desde el mesianismo jesuánico ya n o caben partidos de Dios. n o se aferró a su categoría d e Dios. etc. se despojó de su rango y tomó la condición d e esclavo. Salvador en Guijar r o y otros: 1992). La presencia divina y el mensaje religioso n o aportan ningún modelo concreto de organización y configuración de la política. llama p o d e r o s a m e n t e la atención esta peculiar vinculación que. con más fuerza todavía. el diálogo de Pilatos con Jesús sobre la realeza y el poder es muy significativo.

Tanto el cristianismo como el socialismo de los obreros predican la próxima salvación de la esclavitud y la miseria.. educándolo y organizándolo. del que los sacerdotes son ministros. Ello p r u e b a la relevancia que le concedieron al cristianismo originario dentro de sus análisis de la lucha de clases como motor de la historia. ya que Cristo ha dicho: "Lo que hacéis a este pequeñuelo. los ministros de la Iglesia cristiana deberían ser los primeros en apoyar a los socialdemócratas y en tenderles la mano. los primeros cristianos comenzaron a pregonar la exigencia de la propiedad en común. de los explotados" (en Lenin y otros: 1892-1963. Bloch destaca el carácter de cambio intrahistórico presente en la religión proclamada por Jesús. Kautsky considera que "el comunismo del cristianismo primitivo era un c o m u n i s m o de distribución de riqueza y estandarización de c o n s u m o " (Kautsky: 1910. en los primeros levantamientos de los campesinos oprimidos y particularmente de los plebeyos de las ciudades. que n o es u n m e r o transcendentalismo idealista centrado en el más allá: Objetivamente. 1. entre los "trabajadores y agobiados". Labriola. 169). a mí me lo hacéis" .434). de los siervos.. de los manumisos.. El socialismo existió en la realidad. de los pobres despojados de todos sus derechos.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR El socialismo marxista ante el cristianismo originario Es muy significativo que destacados intelectuales y dirigentes del socialismo marxista. También en este caso los sacerdotes deberían colmar de bendiciones a los socialdemócratas. Engels en su ensayo Sobre la historia del cristianismo primitivo (1894) presenta a éste c o m o u n a religión de salvación de la esclavitud y como u n a forma primitiva de socialismo: La historia del cristianismo primitivo tiene notables puntos de semejanza con el movimiento moderno de la clase obrera. El Evangelio era una doctrina contra la desigualdad social y pregonaba la comunidad de bienes para eliminar tal desigualdad entre ricos y pobres. u n o de los primeros marxistas italianos. los socialdemócratas luchan incansablemente por levantar al pueblo trabajador de la humillación y la miseria. de la plebe.. los miembros de la capa más baja del pueblo. como cuadra a un elemento revolucionario.. especialmente Engels y Kaustky. de pueblos subyugados o dispersados por Roma.195-196 y 206).. (Engels: 1894. 403-404).. ya que la doctrina de Cristo. estudiaran exégesis bíblica y estuvieran muy atentos a las obras de especialistas en esta materia.. Jesús no aparece de ningún modo como quien se evade en una interioridad invisible. ni tampoco como el que prepara aposentos de un Reino de los cielos totalmente trans- 344 345 ... hasta donde ello era posible en esa época. Gramsci afirma q u e "el cristianismo fue revolucionario en confrontación con el paganismo p o r q u e fue u n elemento de completa escisión entre los sostenedores del viejo y del nuevo m u n d o " (Gramsci:1932-1935.. enseña que no entrará un rico en el cielo antes de que pase un camello por el ojo de una aguja. Como éste.cuando los actuales sacerdotes lanzan pestes contra el comunismo.... (En Lenin y otros: 1892-1963. de la gente humilde. Efectivamente. las lanzan contra los primeros apóstoles de la cristiandad. éstos fueron los más fervorosos comunistas. ¿Entre qué gente se reclutaron los primeros cristianos? Principalmente. Rosa Lux e m b u r g en Iglesia y socialismo (1906) también destaca la dimensión social y revolucionaria del cristianismo originario: Los socialdemócratas nunca alientan a los obreros a luchar contra el clero ni intentan minar en ellos la fe religiosa. el comunismo.. considera en El materialismo histórico y el fenómeno cristiano (1897) q u e "fue ese cristianismo verdadero como el símbolo de las diversas rebeliones de los proletarios. a fin de asegurar una vida mejor para él mismo y un futuro más halagüeño para sus hijos.. el cristianismo fue en sus orígenes un movimiento de hombres oprimidos: al principio apareció como la religión de los esclavos y de los libertos.. e incluso alcanzó una posición dominante en el cristianismo. u n a religión q u e incide en la sociedad.. El paralelo entre los dos fenómenos históricos atrae ya nuestra atención desde la Edad Media. 427).

p o r las propuestas de ética religiosa de orientación ultramundana — p o r utilizar el lenguaje de Max Weber— y por la revelación de u n tipo de Dios y de práctica religiosa ligados a la emancipación de los pobres y oprimidos. estaba en las antípodas de la teocracia y. siempre estarán abocados a criticar el orden social existente desde el mensaje evangélico. 129. carente de obras. una excitación de la voluntad mediante la esperanza. Ante esta realidad.135). quien fue colgado de la cruz no era precisamente un iluso inofensivo.. mientras existan. fue un profeta religioso q u e desarrolló u n a actividad y proclamó u n m e n saje que. Estas insuficiencias n o desterraron.. tal como vimos en el capítulo III... El cristianismo originariamente es u n a religión públicapor su contenido ético-profético y p o r su vinculación entre transformación de la historia y escatología. Este Jesús era peligroso. Entrará d e n t r o de la lógica de su religiosidad la búsqueda de mediaciones políticas. p o r otro. ni organizó técnicamente u n a revolución. p u e d e n cerrarse o abrirse a ésta. 4. el fenómeno más novedoso es el de la izquierda q u e busca u n a articulación de las dimensiones socio-políticas del cristianismo originario d e n t r o de u n a nueva cultura socialista. tenía consecuencias sociales y políticas p o r el contenido del mensaje sobre el Reino de Dios. Por eso pretender encerrarla en la sacristía o en la privacidad sólo puede hacerse de u n modo forzado o m e d i a n t e u n a degeneración d e su contenido.. por u n lado. (Bloch: 1968.. Es precisamente la distinción entre lo técnico-político (programa y estrategia) y lo ético-político con contenidos religio- La articulación política del cristianismo originario Después de esta aproximación fenomenológica al cristianismo originario se c o m p r e n d e r á fácilmente cómo constitu- 346 347 . tivamente esta religión n o p u e d e ser u n mero asunto privado.la filadelfia del comunismo del amor es condición fundamental y lugar de adviento del Reino. salvo que se aparte de su ser constitutivo y se degenere. ni debe convertirse en principio de articulación de nuevos fundamentalismos teocráticos. se convierte así en norma terrena. con una fe que de ninguna manera es pasiva. Jesús es juzgado por los romanos como un rebelde. esto es. salvo que se destruya a sí misma. en su origen.. ni p r o p u g n ó u n programa político-económico concreto. el Evangelio se encontraba identificado con su sentido real revolucionario.. En verdad. Jesús de Nazaret n o fue u n líder político. En la medida en que los cristianos están presentes en la sociedad civil. el gran modelo de otro universo sin opresión y sin Dios de los señores. A los ojos de este mundo. fundamentalmente dos: u n tipo de com u n i s m o centrado en la distribución de bienes e incapaz de crear formas comunistas de producción y u n a progresiva espiritualización idealista q u e le llevaría a p e r d e r u n a de sus señas d e identidad originaria: la conexión entre escatología y transformación d e la historia. p r i m e r socialista" formó parte de la cultura popular de la izquierda en diversos países como vimos e n el capítulo III. Es cierto que la mayor parte de los clásicos del movimiento obrero y del marxismo también destacaron las insuficiencias del cristianismo.. En la actualidad.124-125. una única frase de los Hechos de los Apóstoles ha propagado a través de los siglos el comunismo del amor: "En el grupo de los creyentes todos pensaban y sentían lo mismo: lo poseían todo en común y nadie consideraba suyo nada de lo que reunían " (Hch. sin e m b a r g o .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR cendente..... Ahora bien. ciertamente. sino alguien que con carácter adventista transformaba los valores del mundo existente.. 32) . la simpatía y el aprecio p o r la figura de Jesús de Nazaret y el cristianismo primitivo hasta el punto de q u e la figura de 'Jesús. culturales y económicas para realizar en cada coyuntura los valores evangélicos y fecundar esas mediaciones con ellos. Esta posible articulación h a de partir del h e c h o de q u e .. Los practicantes del cristianismo originario. En este sentido llevaba ciertamente en sí un peligro social. las organizaciones de la izquierda han de ser conscientes del h e c h o de q u e existe u n a religión pública con voluntad de transformación social.132..

En la medida en que la vida y el mensaje de Jesús se centraron en ir al fondo de la naturaleza h u m a n a y de la organización del p o d e r (comportamiento hum a n o y prioridades sociales). pues.. La primacía de los últimos. su significación actual sería nula. sigue hoy atesorando aquella visión eminentemente unitaria de sus orígenes: la fe del hombre bíblico en una incesante creación divina que se hace con él y por medio de él. regeneración y refundación de la izquierda. el impulsor de la teología de la liberación: "La h o n d a carga h u m a n a y de transformación social que entrañ a el Evangelio es p e r m a n e n t e y esencial p o r q u e hace saltar los estrechos límites d e situaciones históricas determinadas y va a la raíz misma de la existencia h u m a n a : la relación con Dios en solidaridad con otros hombres. al concebir el designio divino como el reino de perfección en una tierra transformada donde los hombres habrán de superar solidariamente las escisiones.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR sos (valores d e fondo) la q u e p o n e las bases p a r a q u e la vida y el mensaje d e Jesús d e Nazaret p u e d a n seguir t e n i e n d o actualidad. Lo específico de la visión cristiana de la igualdad es que ésta se concibe desde la fraternidad. Desde esta perspectiva. Por eso tan repudiable es tratar de legitimar u n tipo de política u organización d e la sociedad o de la e c o n o m í a con el cristianismo c o m o p r e t e n d e r que esta religión se convierta en u n a espiritualidad dualista. 352). sino del núcleo mismo de su mensaje. sin embargo. es decir. p e r o n o p r o p o n e u n m o d e l o concreto de Estado. Gutiérrez. Para ello voy a relacionar textos esenciales del Nuevo Testamento con la problemática socio-política de este fin de siglo y con los objetivos de la izquierda. al Evangelio de tal o cual opción precisa. en cuanto religión de la fraternidad. Esta herencia puede brindar al hombre de la segunda mitad del siglo xx los incentivos éticos y los esquemas mentales de una novísima experiencia histórica: . P o d e m o s decir que el ideal evangélico de justicia n o consiste 348 349 . cultura o ética aplicada. hoy p o d e m o s plantearnos el tema de la posible aportación del cristianismo a la problemática social y política d e nuestro tiempo 6 . (Puente Ojea: 1974. tiene u n fortísimo c o m p o n e n t e igualitario. En las páginas siguientes voy a explorar q u é contribuciones p u e d e n aportar los elementos constitutivos del cristianism o originario a la renovación. economía. organización política. La vida y la predicación de Jesús postulan la b ú s q u e d a incesante d e u n nuevo tipo de h o m b r e en u n a sociedad cualitativamente distinta" (Gutiérrez: 1972.. En esta línea m e p a r e c e n muy pertinentes las siguientes afirmaciones de P u e n t e Ojea: La herencia cristiana. La concepción bíblica de la alianza enraiza constitutivamente al ser humano en el mundo terrenal. evasionista o desligada de la b ú s q u e d a de modelos de h o m b r e y de organización social inspirados en los valores manifestados en la obra y la vida de Jesús d e Nazaret.. El reino mesiánico se asienta sobre una antropología unitaria que instala la operación divina en un hombre indivisible. creo que son muy acertadas las siguientes afirmaciones de G. La dimensión política n o le viene.la gran empresa de instaurar una sociedad capaz de ir eliminando progresivamente las instancias alienadoras de la nuestra de hoy.. H e m o s de partir del hecho de que el cristianismo originario constituye u n mensaje religioso de construcción d e u n tipo d e persona y de sociedad basado en unos valores determinados.. Si éste hubiera sido u n político revolucionario más de la época con u n programa concreto de cambio y organización social. la realización de ésta requiere superar los obstáculos estructurales que la hacen inviable. En el seno de esta tradición se hallan germinalmente las categorías esenciales de una novísima singladura ideológica de la esperanza cristiana: las categorías bíblicas de una teología de la revolución según la cual el hombre es un ente social vocado a transformar el mundo real en cuanto agente del designio de Dios en la historia.. 308). la pasión de la izquierda y la lucha contra las desigualdades El cristianismo originario. Ahora bien... un ser humano que sitúa a Dios rigurosamente dentro y no fuera de la acción histórica real.

sean éstos m u c h o s o pocos. En este texto aparece claramente u n a idea de q u e lo que es el Reinado d e Dios: u n cambio del o r d e n social d o m i n a n t e con la presencia d e Dios como lo único sagrado. u n Reino en este m u n d o para superar el o r d e n de desigualdad que impide la fraternidad. a los afligidos. Ya el Magníficat proclama: "El Señor derriba del t r o n o a los potentados y e n c u m b r a a los humildes. En Mt. habían solicitado a Jesús u n puesto de h o n o r y p o d e r el día del triunfo revolucionario-mesiánico. 1-12. 30 se afirma: "Hay m u c h o s primeros q u e serán últimos y m u c h o s últimos que serán primeros". El mensaje de Jesús de Nazaret n o contenía ingenuidad. opresores y oprimidos. a los que pasan hambre. empobrecidos y oprimidos. El pregónprograma del Evangelio que está c o n t e n i d o en las Bienaventuranzas declara dichosos a los pobres. como dijo Bloch. el esclavo. a los q u e sufren. a los q u e tienen h a m b r e y sed de justicia (Mt. La frase aparece además en el contexto de u n a instrucción a la comunidad de los seguidores de Jesús sobre las actitudes y prácticas a adoptar y va a ser más desarrollada y explicitada e n el capítulo 10 del Evangelio según san Marcos. 20-26). Por ello. Le. La crítica a la riqueza se va a completar con la crítica al p o d e r y con u n a propuesta de conducta: "El q u e quiera ser grande entre vosotros. reiréis" (Le. Jesús de Nazaret invierte radicalmente el o r d e n de valores establecido. se indica el camino para la realización de la promesa: "Si u n o quiere ser primero. 5. 1. ya q u e se proclamaba en un medio con fuerte desigualdad social: primeros y últimos. de la promesa de la liberación de los oprimidos y empobrecidos y la crítica y c o n d e n a de los ricos y p o d e r o sos. y el que quiera ser el primero entre vosotros.). van a h e r e d a r la tierra" (Mt. llevados p o r su expectativa mesiánica.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR en darle a cada u n o lo suyo. Se les declara dichosos p o r q u e su situación va a cambiar: "Os saciaréis. colma de bienes a los h a m b r i e n t o s y despide vacíos a los ricos" (Le. 31 se repite la misma expresión en el mismo contexto: crítica a la riqueza y a los ricos y anuncio de u n Reino d e plenitud en esta vida y en la eterna. H e de advertir q u e utilizo este e n u n c i a d o c o m o síntesis expresiva de esa centralidad más allá de la literalidad de los textos en q u e aparece. "el reino de Dios les pertene- 350 351 . la promesa y propuesta evangélica d e q u e los primeros serán últimos y los últimos serán primeros sintetiza la radicalidad de la idea cristiana de igualdad y fraternidad q u e parte de la constatación de la injusticia q u e provoca la desigualdad. que sea vuestro servidor. q u e sea esclavo" (Me. 35 se indica la relación primeros-últimos más como dinámica de c o m p o r t a m i e n t o que c o m o promesa. p o r q u e la igualdad que reclama el Evangelio es requisito para la realización d e la fraternidad y en m o d o alguno puede c o m p r e n d e r s e la frase a la que estoy aludiendo c o m o u n cambio de posiciones para que los que antes e r a n opresores.52-53). c o n c r e t a m e n t e entre los versículos 17-24 del texto de crítica a los ricos y a la riqueza y los versísculos 43-44 del texto de respuesta a los hijos de Zebedeo que. La frase aparece en u n texto de crítica radical a la riqueza expresada a través del diálogo con u n joven rico. p r i m e r o ! Todo el Evangelio está atravesado p o r el hilo rojo. Insisto en este tema. 4344). en la cual los primeros deberán convertirse en últimos para que n o haya primeros ni últimos. o mejor. esclavo. En los Evangelios los dos principales obstáculos para la realización de este ideal son la riqueza c o m o mecanismo d e acumulación excluyente y el p o d e r c o m o forma de dominación. Imaginemos la carga revolucionaria contenida e n estas expresiones en u n contexto esclavista c o m o el del I m p e r i o r o m a n o : ¡el primero. Diversos contenidos de este enunciado aparecen en varios pasajes de los Evangelios según san Marcos y san Mateo. a los desposeídos. ha de ser último de todos y servidor de todos". ni idealismo. "van a recibir el consuelo. En unas ocasiones se presenta como promesa del Reino con ciertos tintes escatológicos (los últimos van a dejar de serlo) y en otros como actitud y tarea para construir u n a sociedad más fraterna e igualitaria. pobres y ricos. 10.6. En Me. a h o r a sean convertidos en oprimidos. 19. El enunciado anterior creo que condensa todo el mensaje evangélico sobre la primacía y centralidad de las personas y sectores sociales excluidos. a los que lloran. sino en dar prioridad a la satisfacción de las necesidades d e los últimos. 9.). 10. En Me. A estos colectivos empobrecidos y maltratados.

21) los invitados preferentes del b a n q u e t e . p o r q u e vais a lamentaros y a llorar! (Le. 44-45 y 4. Esta línea crítica aparece en otros textos como. de la voluntad del Dios de Jesús. en la parábola sobre el b a n q u e t e del Reino son los "pobres. 45 Jesús dice de sí mismo: "Tampoco el Hijo del H o m b r e ha venido a ser servido... 23-25: "Qué difícil es que los ricos entren en el Reino de Dios... Condenasteis y asesinasteis al inocente: ¿no se os va a enfrentar Dios?" (St. sino prácticas de Jesús que restablecen la primacía de los últimos y q u e revelan la actitud de fondo q u e hay q u e m a n t e n e r en la lucha para q u e éstos sean primeros. lisiados. Se les declara bienaventurados p o r q u e el Dios de Jesús los convierte en primeros y quiere inspirar u n movimiento h u m a n o q u e convierta en realidad su p r o m e s a de liberación y salvación. 42-45). defraudado p o r vosotros. los "levanta del polvo". E. ciegos y cojos" (Le. 10. Este talante evangélico de dar primacía a los últimos. En el pregón-programa de las Bienaventuranzas se afirma lo siguiente: ¡Ay de vosotros. DÍAZ-SAI AZAR ce".". 19-31). ¿de q u é le sirve a u n o decir que tiene fe si n o tiene obras? ¿Es q u e esa fe p o d r á sal- 352 353 . redactada hacia finales del siglo i. La voluntad liberadora de Dios se e n c u e n t r a con obstáculos h u m a n o s y sociales que hay que superar. 6. Vuestra riqueza se ha p o d r i d o . 14. sino q u e lo poseían todo en común. p o r q u e ese Reino conlleva u n a superación de su situación e n esta vida m e d i a n t e la puesta e n práctica del mensaje de Jesús de Nazaret.. Así e n Me. criticar la riqueza y el p o d e r y practicar la c o m u n i ó n de bienes permaneció con fuerza durante los primeros siglos del cristianismo. En los Evangelios —con su peculiar g é n e r o literario y estilístico.. El ataque a los poderosos completa la crítica evangélica de los mecanismos de dominación q u e crean primeros y últimos y nos indica el carácter conflictivo de la vida y mensaje de Jesús d e Nazaret. Es más fácil para u n camello pasar por el ojo de u n a aguja que para u n rico entrar en el Reino de Dios". su roña será testigo en contra vuestra y se comerá vuestras carnes como fuego. así. el j o r n a l d e los braceros q u e segaron vuestros campos. Esta línea de dignificación y emancipación de los últimos de la sociedad para convertirlos en primeros se desarrolla en otros muchos textos.. 32-35). La narración de la c o n d e n a del rico Epulón y la glorificación del pobre Lázaro también ejemplifica la constante evangélica de la primacía de los últimos y la crítica de los ricos y la riqueza (Le. (Hechos de los Apóstoles. Con lujo vivisteis en la tierra y os disteis la gran vida. vuestros trajes se han apolillado.. p o r q u e vais a pasar h a m b r e ! ¡Ay d e los que ahora reís.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAEAEI. Bloch h a subrayado la dimensión de la esperanza para los c o n d e n a d o s y explotados c o m o seña d e identidad de la religiosidad bíblica.. p o r ejemplo. No ha de ser así entre vosotros". los ricos. Por eso la crítica evangélica a los ricos y poderosos es tan radical. 2.. 1-6). vuestro oro y vuestra plata se h a n oxidado.. los q u e a h o r a estáis satisfechos. nadie consideraba suyo n a d a de lo q u e tenía. p o r ejemplo. está clam a n d o . en Me. (Me. En este texto se desarrolla u n a durísima crítica social desde la inspiración evangélica: "¿No son los ricos los q u e os o p r i m e n y ellos los q u e os arrastran a los tribunales? .. lo que explica su c o n d e n a a m u e r t e : "Sabéis q u e los que figuran c o m o jefes de las naciones las gobiernan tiránicamente y que sus magnates las oprimen. 24-25). En este mismo texto se e x p o n e la "verdadera religiosidad": "Religión p u r a y sin tacha a los ojos de Dios Padre. en la llamada Carta de Santiago. vendían sus posesiones y sus bienes y lo repartían entre todos según la necesidad de cada uno. les infunde dignidad y esperanza. Ellos impiden la realización histórica de las bienaventuranzas. 16. porque ya habéis recibido vuestro consuelo! ¡Ay de vosotros. Él les trae esa Buena Nueva de liberación. Así consta en u n o de los últimos escritos del Nuevo Testamento. Este ejemplo se constituye en invitación y n o r m a para los seguidores d e Jesús y así lo llevaron a la práctica las primeras com u n i d a d e s cristianas: "Todos los q u e iban creyendo abrigaban el mismo propósito y lo tenían todo en c o m ú n . n o lo olvidemos— n o sólo aparecen promesas de liberación y críticas de la riqueza y del poder.. Mirad. 5. y los gritos de los segadores h a n llegado a los oídos del Señor. sino a servir y a dar su vida en rescate p o r todos"..ricos: llorad a gritos p o r las desgracias q u e se os vienen encima. es ésta: mirar p o r los huérfanos y las viudas en sus apuros. 10. H e r m a n o s míos. 10.

política y económicamente por la emancipación de los empobrecidos q u e tienen q u e constituir el centro de toda la vida colectiva hasta que dejen de serlo. calentaos y b u e n provecho». y u n compromiso activo para luchar social. 27. 2. El nuevo lumpemproletariado. Algunos indicadores de esta situación son el i n c r e m e n t o del p a r o estructural. También existe la posibilidad de q u e la mezcla de impotencia y deseo de integrarse a toda costa en la sociedad de c o n s u m o extiendan u n modelo darwinista d e vida basado en el "sálvase quien p u e d a " q u e consoliden el m o d e l o de sociedad de dos tercios m e d i a n t e el refuerzo de políticas de represión social y la difusión d e u n a cultura de masas basada en el uso intensivo de medios de comunicación audiovisuales —nuevos sistemas de opio del p u e b l o — p o r t a d o r e s de alienación gratificante.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR vario? Supongamos q u e u n h e r m a n o o u n a h e r m a n a n o tien e q u é p o n e r s e y a n d a n faltos del alimento diario y q u e u n o de vosotros le dice: «Andad con Dios. La desigualdad está muy asociada a la consolidación de formas de p o d e r económico-social q u e n o son ni doblegadas ni socializadas p o r el p o d e r político. u n aumento de las plusvalías y u n crecimiento de las desigualdades sociales p o r la carencia de instrumentos y políticas d e redistribución d e la riqueza. q u e se adopten comportamientos y se organicen políticas y economías que les d e n la primacía para construir u n a sociedad sin últimos ni primeros o. El cristianismo originario se enfrenta al reinado del dinero y del p o d e r como mecanismo de dominación e introduce u n a pasión en la historia: q u e los últimos dejen de serlo. Australia y todos los países d e Europa (excepto los pertenecientes al antiguo Pacto d e Varsovia). El actual proceso de concentración d e capitales y d e globalización de la e c o n o m í a basado en nuevas formas d e pro- ducción está generando. Estados Unidos. al menos. 1. el a u m e n t o de la precarización de los contratos laborales. ¿de q u é sirve eso? Pues lo mismo la fe: si n o tiene obras. Lo más terrible es q u e las desigualdades entre el norte y el sur n o sólo n o disminuyen. ( St. el surgimiento de las denominadas infraclases — u n a especie de nuevo lumpemproletariado formado por los parados de larga duración y por los jóvenes sin acceso a u n puesto d e trabajo— y el a u m e n t o constante de los beneficios empresariales sin u n a adecuada regulación legislativa y fiscal q u e los socialice y reconduzca a la generación d e e m p l e o 7 . En los países del norte el avance del p a r o estructural — q u e ya afecta también a los hijos de la peq u e ñ a burguesía y de las nuevas clases medias— y de la precarización de las condiciones de trabajo p u e d e provocar a m e d i o plazo fuertes estallidos sociales. el crecimiento de la exclusión social en el n o r t e y el e m p o b r e cimiento en el sur. Esta pasión cristiana por la primacía de los últimos crea u n a especial sensibilidad e interés p o r conocer y transformar las condiciones de vida en q u e se e n c u e n t r a n los últimos de cada sociedad y de la humanidad en su conjunto. p o d e m o s destacar la importancia q u e hoy día tienen los problemas relacionados con el nuevo enfrentamiento entre capital y trabajo. Canadá. u n a fuerte crítica y denuncia de los mecanismos de riqueza y p o d e r que causan esa situación. a la vez. las mayorías satisfechas y el abismo d e desigualdad La cultura cristiana sobre la primacía de los últimos crea u n a sensibilidad y u n p u n t o de vista crítico para captar la relevancia de los problemas q u e tienen que ver con las desigualdades sociales y para convertirlos en la prioridad de la acción social y política. 14-17). p e r o también persiste la producción capitalista de pobreza. El capitalismo crea ciertamente riqueza. Desde este enfoque. con la m e n o r desigualdad entre seres h u m a n o s convocados a ser h e r m a n o s . ella sola es u n cadáver". en los países del sur toma el rostro de la pobreza extrema que n o p u e d e satisfacer las necesidades primarias: los 840 millones de hambrientos y desnutridos (datos d e la O N U ) constituyen u n volumen de población ligeramente superior al de todos los habitantes de J a p ó n . sino q u e 354 355 . p e r o sin darle lo necesario para el cuerpo. Si la desigualdad en los países del n o r t e tiene ante todo el rasgo de la exclusión social para u n a m i n o r í a relativa.

000 millones de pesetas al día en 1995). ¿Deben concentrarse las energías de la izquierda en construir el máximo de bienestar y seguridad para esa reducida parte de la h u m a n i d a d mediante procesos de convergencia económica e inserción competitiva e n u n sistema d e e c o n o m í a . negada p o r el actual o r d e n socio-económico dominante. Desde la maldición evangélica de los ricos y satisfechos y desde el imperativo de que los pobres sean el centro de toda acción económica y socio-política. colocando la política solidaría con los países del sur en u n lugar secundario y marginal. C e n t r á n d o n o s más en nuestro e n t o r n o . o las de los excluidos? El desafío para la izquierda es el siguiente: en su búsqueda de mayorías electorales. ciertamente. los desafíos y retos para la izquierda son todavía más radicales. ¿va a plegarse a las demandas burguesas e insolidarias de las nuevas clases medias con tal de obtener el poder? o. siguiendo la propuesta de Glotz? En el que caso q u e la izquierda se decante por esta segunda opción. la miseria extrema d e miles de millones de seres h u m a n o s coexiste con un impresionante gasto militar mundial (313. con qué bases?. europea. En u n a línea parecida Galbraith ha señalado que es imposible superar el estado de desigualdad social característico de los países de capitalismo avanzado si los gobiernos basan su política. la izquierda española y europea (partidos y sindicatos) opta por esta perspectiva política de mayor bienestar y seguridad para el n o r t e se verá involucrada en u n a espiral de lo que d e n o m i n o demofasásmo. en responder adecuadamente a las demandas de los satisfechos que. Además. Glotz para luchar contra la consolidación de la sociedad de los dos tercios. por utilizar el lenguaje de Galbraith. Conviene tener en cuenta q u e el gasto militar mundial en 1995 es 1.m u n d o puesto al servicio de la satisfacción de las necesidades del 20 p o r ciento de los seres humanos? Si más o menos explícitamente. por falta de perspectiva internacionalista. ante todo y sobre todo. Ya vimos en otro apartado el desafío expuesto por P. sostenimiento de u n 356 357 . La expresión ciertamente n o es muy adecuada y seguramente p u e d e ser poco afortunada. la situación de pobreza en la que se encuentran miles de millones de seres humanos. p o d e m o s plantearnos qué retos básicos tiene que asumir la política de la izquierda. a lo sumo. para generar alianzas y bloques sociales q u e impidan la consolidación de la sociedad de los dosterciosy la persistencia de desigualdades? Si pasamos de la perspectiva nacional a la internacional.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR a u m e n t a n . Al p o n e r como fin supremo de su acción el conseguir bienestar y seguridad para la clase obrera.7 veces superior al de 1960. a la construcción de un bloque de fuertes en favor de los débiles. en u n primer m o m e n t o . La izquierda tiene q u e decidir expresamente si realiza su política teniendo en cuenta la situación del 80 p o r ciento de la h u m a n i d a d o sólo aspira a multiplicar el bienestar de las personas que viven en los países ricos. cultural y moral va a desarrollar la izquierda. sin q u e hasta la fecha se haya puesto e n marcha el llamado dividendo de paz (reducir u n 3 p o r ciento del gasto militar y reorientarlo en gasto para el desarrollo). según el PNUD. ha ido asumiendo u n a serie d e políticas y valores que provocan por acción u omisión el empobrecimiento del sur: aceptación de la lógica del capital internacional. ¿con qué recursos. Entre esas d e m a n d a s sobresale u n a muy prototípica de la burguesía y de las nuevas clases medias: la reducción de impuestos. las de los satisfechos. La proclama evangélica de la primacía de los ultimóse?. conviene ten e r en cuenta que en los países de la Unión Europea sólo habitamos el 6 por ciento de los habitantes del m u n d o . ¿qué estrategia política. La concentración de energías en construir bienestar y seguridad d e n t r o de fronteras bien delimitadas le h a llevado a olvidar. y para un conjunto amplio de clases y sectores sociales en la actualidad. p o r el contrario. ¿Qué demandas e intereses van a pesar más en la elaboración programática y en la política de la izquierda. defensa de políticas de extranjería restrictivas. Mantengo este término brutal e intempestivo para indicar lo siguiente: u n a de los problemas más grandes que tiene la izquierda europea es el de su perspectiva estrechamente nacional o. ¿va a dirigirse a ellas con u n trabajo ético-cultural para convocarlas a la creación de u n a mayoría social solidaria. hoy p o r hoy son mayoritarios en los países del norte. más allá de coyunturas electorales.

si estorba el n o m b r e . creación de u n sujeto burgués que al final se vuelve en contra d e la primacía de la solidaridad con los excluidos nacionales y extranjeros. unas veces p o r acción y otras p o r omisión. Los ciudadanos de las democracias q u e consienten p o r acción u omisión la mezcla de débiles políticas de solidaridad internacional con intensas políticas de represión de los trabajadores q u e quieren p e n e t r a r en nuestras fronteras necesitan sumergirse en u n a cultura de la ceguera y del olvido para n o problematizarse p o r la situación del e m p o brecimiento del sur. q u e constituyen el indicador más visible de la dictadura de la pobreza q u e oprim e a la mayor parte de la h u m a n i d a d . las nuestras son democracias cainitas. Cuando democracias socialmente avanzadas tienen que construir nuevos m u r o s para defender el bienestar de sus habitantes de la presencia de ciudadanos de países empobrecidos se está edificando u n nuevo totalitarismo. La ausencia de políticas de solidaridad internacional o el bajo t o n o y la marginalidad de las existentes r e p r o d u c e n en la práctica aquella contestación de Caín a Yahvé: "¿Acaso soy yo el guardián de mi h e r m a n o ? " (Génesis 4. teniendo en cuenta la situación de miseria extrema en la q u e se hallan miles de millones d e seres humanos. decidida. p o r utilizar términos de Gramsci. además de la militarización de las fronteras y la prostitución insolidaria d e la democracia. Ciertamente. N o se avanza c u a n d o el represaliado de ayer p o r la defensa de las libertades socio-económicas de los trabajadores d e su país se convierte en el represor de las mismas libertades que buscan los trabajadores extranjeros. q u e a d o p t a n políticas d e represión militar y policial contra aquellos seres h u m a n o s del sur que intentan traspasar las fronteras del norte rico pues buscan alcanzar la libertad de tener u n mínimo sustento para n o morir de h a m b r e o para salir d e la dictadura de la pobreza. a que los últimos dejen de serlo requiere un trabajo político y ético-cultural que vaya más allá de la po- 358 359 . Defender a ultranza el bienestar de unos pocos r e p r i m i e n d o las d e m a n d a s q u e plantea la mayoría para participar en la distribución d e la riqueza es fascismo o. requiere. está contribuyendo a alimentar al m o n s t r u o del demofasásmo. es u n a nueva forma de totalitarismo. Se construyen democracias q u e crean m u r o s socio-económicos.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR m o d e l o d e produción y consumo d e masas que requiere acaparar energías y materias primas para u n m o d o de vida q u e n o es universalizable. económica y socialmente este ideal de justicia. la izquierda ciertamente ha de construir u n bloque social que lo apoye y esté dispuesto a asumir los esfuerzos y renuncias que sean necesarios. anteponer la satisfacción de las necesidades de éstos a cualquier otra demanda. Si la izquierda sólo crea bienestar dentro de fronteras bien delimitadas y se olvida d e la situación d e e m p o b r e c i m i e n t o de gran parte de la humanidad. ante todo. crear u n a voluntad colectiva. al m e n o s . Considero que. La izquierda que favorece este desenlace final t e r m i n a instaurando a nivel colectivo los mismos hábitos y prácticas de los capitalistas y terraternientes de principios de siglo contra los q u e se levantó. U n a pasión cristiana para la izquierda Desde la primacía de los últimos. Esta respuesta equivale a instaurar el darwinismo social como principio de desarrollo de las relaciones entre los seres h u m a n o s y ciertamente se haya en las antípodas de los planteamientos del cristianismo originario q u e h e presentado en páginas anteriores. c u a n d o en la actualidad se reproduce muy amplíadamente este drama e n las relaciones norte-sur p o r la acción u omisión de los países democráticos y capitalistas 8 . 9). la alienación cultural y el envilecimiento moral de la sociedad. No se progresa m u c h o derribando el m u r o de Berlín y construyendo el m u r o de Ceuta y Melilla. el cristianismo originario introduce u n específico ideal de justicia 9 movido por u n a pasión: dar prioridad a los derechos de los últimos. etc. Para hacer viable política. Lo p e o r d e todo es q u e esta represión de los trabajadores extranjeros. N o tiene sentido escandalizarse por las formas d e apropiación de la riqueza y nivel de consumo d e los capitalistas y terratenientes de principio de siglo frente a las condiciones de vida y trabajo de los proletarios y campesinos.

Es lógico que los colectivos socializados en el cristianismo originario tengan u n a mentalidad que lleva a ver la vida desde la óptica de los últimos. u n a pasión sobrecargada de h u m a n i d a d compartida q u e p u e d e ser útil tanto para guiar los objetivos y la acción d e la izquierda como para favorecer el surgimiento y arraigo de nuevos ideales colectivos. sobre todo. "todo es según el dolor con que se mira". Considero. sin embargo. democratización y derechos h u m a n o s . pre- 360 361 . se h a n de buscar en cada coyuntura histórica las mediaciones políticas y socio-económicas que hagan operativos esos valores. a mi entender. en el sentido señalado por Weber. a u n q u e ocasionalmente p u e d a auparla al poder. desarme para el desarrollo. u n a denuncia de la actual cultura de la satisfacción (Galbraith). r e n e g o c i a c i ó n / condonación de deuda externa. etc. desde los valores de fondo que defiende. Los estados de opinión. CRISTIANISMO RAFAEL DIAZ-SALAZAR lítica de pactos entre élites y las llamadas electorales a las visceras o a sentimientos muy primarios.LA IZQUIERDA y EI. ya que. Pienso que la primacía de los últimos debería llevar a dar prioridad a las políticas de solidaridad internacional (Díaz-Salazar: 1996): cooperación para el desarrollo. Este tipo de pasión es la q u e mejor p u e d e llenar de c o n t e n i d o el nuevo espíritu del socialismo. u n a configuración del sistema d e motivaciones y acciones d e las personas y. el cristianismo n o p r o p o n e objetivos socio-políticos a nivel técnico. como dice Benedetti. al igual q u e el h a m b r e agudiza el ingenio. los deseos y aspiraciones sociales n o nacen de la nada. pues u n a cosa es el cristianismo originario y otra sus diversas mediaciones sociales en cada mom e n t o histórico. sin ellas las organizaciones de este signo político n o p o d r á n realizar las transformaciones sociales q u e son necesarias 10. u n a perspectiva crítica. si n o quiere verse prisionera de u n corporativismo pequeño-burgués que terminará por destruirla. sino que son fruto de u n trabajo ético-cultural q u e la izquierda d e b e asumir. Evidentemente. Desde la perspectiva abierta p o r el cristianismo originario se percibe mejor la urgencia de diseñar algunos objetivos socio-políticos para que la pasión que persigue que los últimos dejen de serlo llegue a ser efectiva. como afirm a u n o de los intelectuales más significativos del socialismo español. a u n q u e n o legitimarse por él. sin embargo. No es extraño q u e en los análisis sobre la cultura política realmente existente en los movimientos y c o m u n i d a d e s cristianas de base siempre se detecte u n a especie de fijación en el tema de los pobres. al igual que se hace en determinadas políticas relacionadas con el feminismo de la igualdad. La primacía de los últimos p u e d e ser la idea movilizadoray la fuerza moralque se necesitan para la reconstitución de la izquierda. la creación de opinión pública. u n a de las principales aportaciones que el cristianismo realiza para que la izquierda se dote de u n a pasión. la educación d e sentimientos morales. Esas mediaciones n o pueden declararse cristianas. Esta mentalidad evangélica es crítica con la existencia de culturas y políticas alejadas de la lucha contra la exclusión social y la injusticia internacional. Este trabajo conlleva la defensa de unos valores. La cultura evangélica tiene u n e n o r m e potencial para crear u n a especial sensibilidad de insatisfacción y revuelta contra u n a sociedad que n o se moviliza contra las desigualdades nacionales e internacionales. comercio justo. lleva a la búsqueda de mediaciones socio-económicas que p u e d a n hacer realidad el ideal evangélico de justicia. SombartyTocqueville. La difusión de la cultura evangélica de la primacía de los últimos constituye u n factor de relevancia extraordinaria para políticas q u e v e r d a d e r a m e n t e quieran p o n e r en el centro la lucha contra la exclusión social en el n o r t e y el empobrecim i e n t o en el sur. Esta primacía d e los últimos constituye. La proclama evangélica d e la primacía d e los últimos ofrece u n ideal de justicia. la explicación de los problemas y las repercusiones d e adoptar de unas u otras políticas. pues. La pasión evangélica para q u e los últimos dejen d e serlo genera u n a especie de muelle i n t e r n o o pulsión interior —el "hambre y sed d e justicia" d e las Bienaventuranzas— que. q u e sí se p u e d e afirmar q u e determinadas políticas sociales y económicas guardan mayor afinidad con los valores de fondo del cristianismo que otras e incluso que algunas de éstas intentan explícitamente inspirarse en el cristianismo. Los últimos deben ser objeto y sujeto de u n a discriminación positiva.

la política de exportación de armamentos y el empobrecimiento del sur. se piensa q u e n o se da la relevancia debida a los derechos del último. Por lo que respecta a los derechos de los otros últimos (las generaciones venideras). beneficios y parte de los a u m e n t o s salariales a la creación de empleos directos. Tiene u n a lógica el hecho que la sensibilidad cristiana rechace la argumentación predominante en la izquierda en el tema del aborto. Es muy lamentable que ningún partido socialista europeo haya planteado dentro de la OTAN el tema del dividendo de paz. En esta línea. Desde esta sensibilidad. es decir. especialmente a los jóvenes. fundamentalmente dos: rentas de inserción o salario social y reparto del tiempo de trabajo. n La construcción del internacionalismo solidario requiere la práctica de u n nuevo pacifismo que vincule el tema del gasto militar. la izquierda debería plantearse los temas del aborto y de la regulación ecológica de nuestro crecimiento teniend o en cuenta los derechos de esos últimos. La pasión por la primacía de los últimos debe alentar la búsqueda de u n a democracia económicaa través de medidas que profundicen la redistribución de la riqueza como pueden ser u n a físcalidad más progresiva y el establecimiento de fondos de inversión empresarial para destinar las plusvalías. En u n libro que estoy preparando abordaré su contribución a la construcción de u n nuevo socialismo. Hasta ahora los demócratas han sido capaces de subordinar el poder militar al poder político. a crear fuertes enfrentamientos con los poderes económicos. Como dije en el primer capítulo. estamos ante un gobierno económico delapolíticay por ello se da la paradoja de q u e aumenten los beneficios y plusvalías y n o crezca el empleo o que sean las medianas y pequeñas empresas las que creen más puestos de trabajo. Ciertamente. Se cree q u e la vida empieza a p e r d e r valor cuand o u n a sociedad empieza a equiparar al aborto con u n o de los posibles métodos de anticoncepción y se considera q u e no existe mucha coherencia entre la defensa ecológica de toda especie y el desprecio o la ausencia d e argumentación sobre los derechos del viviente que se va a sacrificar 12.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR vención de conflictos. La fortísima crítica evangélica a los ricos y al uso exclusivo y excluyente de las riquezas p u e d e ser u n ingrediente muy a d e c u a d o para fortalecer la necesaria cultura y opinión pública q u e requiere la democracia económica. la criatura viviente en proceso. en esta línea hay que detener cuanto antes el proceso de precarización del empleo mediante nuevas leyes laborales que protegan más a los trabajadores. El problema del paro va a obligar más tarde o temprano a enfrentamientos entre la parte (poder económico) y el todo social. la profundización y expansión de la democracia a través de la adopción de políticas específicas d e democracia económica va. Estas políticas deben insertarse en u n proceso de construcción europea que dé más relevancia a la dimensión social y que vaya más allá de la mera convergencia económica. La primacía de los últimos n o sólo afecta a los derechos sociales de los ciudadanos de dentro y fuera de nuestras fronteras. 362 363 . la izquierda debería regular ecológicamente la política de crecimiento y trabajar culturalmente contra los hábitos de consumo imperantes en nuestra sociedad. Los últimos planteamientos de la Doctrina Social de la Iglesia pueden prestar una valiosa ayuda para alcanzar este objetivo. etc. Estos últimos en el tiempo también deben ser contemplados a la hora de adoptar determinadas políticas sociales y económicas. dentro de la cual se mezcla el tema de la despenalización con el de unos derechos de propiedad sobre el cuerpo que reproducen en ocasiones lo peor de la argumentación capitalista sobre el d e r e c h o de p r o p i e d a d de los medios de producción. físcalidad para la redistribución de la riqueza norte-sur. la reducción sostenida de u n porcentaje del gasto militar y la reorientación de éste para hacer posible el desarme para el desarrollo. Por lo que respecta al norte. en este caso. La lógica democrática debería llevar a un gobierno político de la eco- nomía a través de leyes q u e con suficiente respaldo popular obligaran a destinar la riqueza a la satisfacción de u n a necesidad tan básica como es el empleo o a obtener recursos suficientes para financiar la política social destinada a aquellos que n o p u e d e n integrarse en el mercado de trabajo. sino a los derechos de las generaciones venideras. pero n o ha ocurrido lo mismo con el poder económico. es necesario también profundizar las políticas de lucha contra la exclusión social.

es u n a dicha. u n a vez q u e se ha alcanzado la victoria. En estas páginas voy a exponer. mensaje y prácticas) de Jesucristo. 6. 3 son complementarios. 5. el texto paralelo del Evangelio según san Mateo (Mt. Hay que tener en cuenta que las Bienaventuranzas n o son sólo proclamas de liberación social. 6. 20 se acentúa más el cambio de su situación en el Reino de Dios. n o se libera a los pobres para que se conviertan en nuevos ricos. según el Evangelio. los miserables considerados desde u n p u n t o de vista socio-económico. ya p u e d e n ser igual de ricos que los de siempre. ya q u e ese Reino va a introducir la justicia y la liberación y. p o r tanto. p o r fin. y en Mt. 6. la segunda parte de la bienaventuranza proclama que ésos (los pobres por/el espíritu) "tienen a Dios por rey". Por eso. Mientras q u e el evangelista Lucas relaciona el Reino de Dios con situaciones concretas de empobrecimiento y opresión. por ello. desde u n a perspectiva fenomenológica. pues ambos se refieren claramente a los destinatarios preferentes del Evangelio de la liberación: los pobres.3) se proclama bienaventurados a los "pobres por el/ su espíritu" (traducción literal). sin embargo. Por eso. el sentido y alcance de la pobreza como valor proclamado p o r el Evangelio.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR Pobreza evangélica y ascética ecosocialista: la regulación ecológica de la sociedad y del comportamiento humano La liberación de los empobrecidos y la primacía de los últimos son centrales en los Evangelios. Este tipo de pobreza evangélica proclamada en el texto de Mt. sino para que pueda surgir u n tipo de ser human o que n o p o n g a como centro de su energía vital la posesión compulsiva de más y más bienes. 20 y Mt. 20 se destaca la actitud interior q u e h a n de tener los seguidores de Jesús. también. la lucha contra la pobreza y la opresión coexiste en el cristianismo originario con la exaltación de la pobreza c o m o virtud. la salida del e m p o brecimiento y la miseria debe servir para a d o p t a r u n m o d o de vida de "pobreza de otro tipo". es decir. los pobres van a dejar de serlo. es más. U n a pobreza que. 5. el evangelista Mateo subraya las nuevas actitudes y comportamientos d e aquellos q u e quieran e n t r a r en el Reino de Dios. ¿Qué significa este añadido del evangelista Mateo? Para r e s p o n d e r a esta p r e g u n t a hay q u e tener en cuenta que la expresión escrita del cristianismo originario aparece en cuatro evangelios que transmiten a comunidades específicas el mensaje del único Evangelio (vida. y p o r ello su proclamación de dichosos se relaciona con la maldición de los ricos. en el Evangelio seg ú n san Lucas se proclama q u e el Reino de Dios les pertenece a los pobres y ello justifica q u e se les declare dichosos o bienaventurados. En Le. La dimensión de liberación ya fue explicada en el apartado anterior dedicad o a la primacía de los últimos. u n a bienaventuranza. 364 365 . van a salir de la opresión y la dominación en la q u e se encuentran. El añadido "por el o p o r su espíritu" indica que la liberación del e m p o b r e c i m i e n t o y de la opresión n o significa q u e los q u e antes eran pobres ahora. Ahora quisiera señalar el tipo de felicidad que quiere proclamar el evangelista Mateo: u n a vida n o centrada en la acumulación de riquezas. Desde la perspectiva del Evangelio. podríamos decir. lo cual p u e d e explicarnos ciertos comportamientos burgueses de determinados revolucionarios. Ahora bien. da felicidad y. 20 se refiere a los pobres en el sentido económico. el de la actitud de fondo mientras se lucha contra la miseria. Los textos de Le. sino también invitaciones a la felicidad y a la dicha. Es ciertamente u n a actitud d e religiosidad: lo sagrado para ellos es Dios y su voluntad (bienes compartidos como premisa objeúva de verdadera fraternidad) y n o la acumulación de dinero y riquezas. Los exegetas coinciden en que el texto evangélico de Le. N o olvidemos que p o r debajo de toda lucha de liberación existen unas expectativas sobre lo qué será el estilo de vida "el día después". Leídas literalmente y sin adentrarse a desentrañarlas fenomenológicamente son expresiones de masoquismo en el Evangelio según san Mateo y de venganza socio-económica en el Evangelio según san Lucas. paradójicam e n t e . 3 es el de la pobreza después de la liberación del empobrecimiento y. 5. 6. ante todo. Como ya vimos en el apartado anterior.

Los q u e eligen acumular riquezas se sitúan fuera del Reino de Dios y. p o r ello sólo los que tienen estas miras. si quieren p e r t e n e c e r al Reino. n o reciben Bienaventuranzas. todo tu cuerpo será luminoso... p u e d e ser muy útil para q u e e n nuestra cultura captemos el alcance y la actualidad de este texto de Mt. La elección de la pobreza evangélica conlleva prácticas d e liberación de los empobrecidos y oprimidos y adopción de d e t e r m i n a d o s estilos de vida. si bien tiene el peligro de desvirtuar el sentido original sobre el tipo de destinatarios (los pobres socio-económicos que lo son. La traducción "dichosos los q u e eligen ser pobres" claramente choca con los valores de la cultura d o m i n a n t e en nuestros días. por el que se decide u n o . pero ¿qué entiende el Evangelio por pobreza?.Buscad ante todo el reinado de Dios y su justicia.. pues o odia a uno y ama al otro o apreciará a uno y despreciará al otro.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR Las traducciones españolas del Nuevo Testamento q u e se h a n realizado en los últimos años intentan expresar el sentid o original de "por e l / s u espíritu" y evitar el sentido espiritualista —falso desde la intencionalidad primitiva del texto— q u e d u r a n t e decenios se h a atribuido a la expresión "pobres efe espíritu". ¿No vale más la vida que el sustento. Todas ellas quieren subrayar q u e el a ñ a d i d o del evangelista Mateo significa q u e n o se bendice la situación de pobreza. el cuerpo más que el vestido? . 3 que es clave para c o m p r e n d e r el mensaje del cristianismo originario 13. ¡qué terrible oscuridad! Nadie puede estar al servicio de dos amos.19-34 aparece u n texto que desarrolla y llena de contenido la bienaventuranza sobre la pobreza: No acumuléis riquezas en la tierra. Mateos. t e n e r a Dios p o r Rey y alcanzar la felicidad del Reinado de Dios. allí estará tu corazón. Genera injusticia porque provoca comportamientos personales e institucionales centrados en acaparar bienes escasos (riquezas). t e n i e n d o p o r d e n t r o u n espíritu-valor d e t e r m i n a d o . ¿cuál es el contenido que le otorga el cristianismo originario? En Mt.. el encuentro con la dicha en la generosidad y el compartir todo lo q u e 366 367 . donde está tu riqueza. pero si tus miras son tacañas. sino que se invita a crear u n a nueva actitud en el interior vital y en el c o m p o r t a m i e n t o e x t e r n o de los hombres: ser p o b r e . "los que eligen ser pobres" (Mateos: 1987). si tus miras son generosas. Elegir ser p o b r e con espíritu y de corazón es optar p o r vivir en el espíritu de la donación y del compartir. sino Malaventuranzas (Le. Aliena p o r q u e se p o n e el corazón en un fetiche (dinero) q u e deshumaniza.. 6. u n tipo de personas cristianas q u e podían centrar su vida en poseer más y más bienes y riquezas. siempre que mantuvieran actitudes de humildad ante Dios y u n cierto desprendimiento económico a través de prácticas caritativas puntuales. El primer sentido de la pobreza evangélica es el de la oposición a la acumulación de riquezas y bienes. Los que n o son pobres h a n d e elegir serlo."pobres de corazón" (Alonso Schókel: 1993). Lo primero es necesario para q u e los que están empobrecidos p u e d a n elegir ser pobres desde una situación de liberación. 2425). "pobres con espíritu" (Ellacuría: 1990). es decir. todo tu cuerpo será tenebroso. Hasta ahora he presentado la pobreza evangélica como pobreza con espíritu y como m o d o de vida que se elige. 5. Consid e r o q u e la traducción de J. p o r tanto. Las traducciones más recientes vierten en lengua castellana el texto original en los siguientes términos: "pobres en el espíritu"(Guijarro y otros: 1992). es decir.. Este tipo de acumulación crea alienación e injusticia. La dimensión religiosa de la pobreza evangélica es clara y se sitúa en las antípodas del d i n e r o c o m o el dios verdadero y realm e n t e existente. Esta es la vía de felicidad q u e el Evangelio p r o p o n e : frente a la búsqueda del gozo en la acumulación. 6. n o los q u e p u e d e n permitirse el lujo de optar por serlo). y lo demás os lo darán por añadidura. No podéis estar al servicio de Dios y del Dinero. que es el espíritu del Reino de Dios. El ojo suministra luz a todo el cuerpo: por tanto. los que se plantean la vida de esta m a n e r a (compartir frente a acumular) p u e d e n pertenecer al Reino de Dios y considerarse miembros suyos. Ysi tu fuente de luz está a oscuras. Esta orientación del c o m p o r t a m i e n t o h u m a n o provoca u n m u n d o sin luz: o s c u r i d a d / t a c a ñ e r í a / r a p i ñ a / a p r o p i a c i ó n exclusiva frente a luminosidad/generosidad/compartir los bienes.

En un contexto de advertencias contra centrar la existencia en acaparar bienes y buscar ante todo la seguridad. vosotros no andéis buscando qué comeréis ni qué beberéis. 12. Se trata de construir el reinado de Dios y su justicia: u n nuevo tipo de relaciones sociales en el q u e el centro sagrado n o sea la acumulación de dinero. tesoros inagotables en el cielo. Porque donde está vuestro tesoro. que. Por todo eso se afana la gente del mundo. Según los exegetas y especialistas en el lenguaje oriental. allí estará vuestro corazón. Mateos. La pobreza evangélica es u n a forma alternativa de riqueza. Esto será posible si n o se está obsesion a d o ("no estéis ansiosos") p o r las necesidades primarias. no estéis ansiosos. No es éste un texto propio de u n a religión quietista o providencialista. los Evangelios muestran el ejemplo de u n personaje que asume la bienaventuranza de la pobre- 368 369 . No temáis.. Vended vuestras posesiones y dad limosna. a la constitución de éste en soberano de la vida y principio de regulación de toda la existencia.. En los Evangelios el rival de Dios n o es el ateísmo o el paganismo. Con el peculiar g é n e r o literario d e los Evangelios se n a r r a la parábola de u n h o m b r e rico que sólo se de- dicó a acumular bienes y ante su m u e r t e se proclama la neced a d d e ese tipo de vida: ¡Atención!. Acumulad aquello que no pierde valor. el a m o r y la fidelidad a Dios c o m o lo único sagrado aparecen en el texto evangélico c o m o fuerza/espíritu para desarrollar u n a vida centrada en el compartir riquezas y n o en la acumulación de éstas de m o d o excluyente. n o p u e d e e n t e n d e r s e este texto como u n a invitación a la despreocupación por vencer la miseria y satisfacer necesidades esenciales para todo colectivo h u m a n o 14.. 233). El texto evangélico es claramente antiespiritualista y n o concede ningún tipo de conciliación: la sacralidad de Dios se o p o n e a la sacralidad del dinero.13-34 aparece laparábola delrico necio y otras enseñanzas sobre la actitud ante la riqueza y los fines de la vida. C o m o afirmaJ. Se trata de u n conjunto de advertencias sobre las finalidades que han de regir la vida. Lo q u e son bienes y medios de subsistencia n o p u e d e n convertirse en la finalidad de la vida. Buscad más bien su reino. Dios le dijo (al rico): ¡Necio! Esta misma noche vas a morir. Hay que dar más valor — p o n e r el corazón— a la construcción del Reino y su justicia. en lugar de hacerse rico ante Dios. La codicia (acumulación) es idolatría. según este texto "para Dios es rico quien se desprende de lo que tiene" y lo reparte y comparte. sino la relación fraternal y amorosa. pues entonces éste es el Dios realmente existente. guardaos de cualquier codicia. de la codicia: rival inconciliable del Dios verdadero. donde ni el ladrón se acerca ni la polilla roe. pues su p u n t o de vinculación n o es la distribución equitativa. La fe. las energías h u m a n a s n o d e b e n centrarse obsesivamente en las necesidades de sustento y vestido... En Le. sino q u e es poseído p o r sus bienes y sus ansias.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR se es y se tiene. en el sentido de n o centrar la vida en el materialismo del consumo incesante. En la disyuntiva luz-oscuridad. El texto la concreta: desposeerse y repartir o compartir lo que se tiene. a u n q u e esto conlleve inseguridades y riesgos.. y él os dará lo demás. Hay q u e vivir para otra cosa: el compartir los bienes y el a m o r m u t u o . sino la idolatría: "Mamón es el dios del dinero. El codicioso n o posee. Por eso. De esta forma. pues la vida y el c u e r p o n o p u e d e n reducirse a algo tan primario. de plusvalor. ¿Para quién va a ser todo lo que has acaparado? Así le sucede a quien acumula para sí. por más rico que uno sea. acumulación excluyentegenerosidad solidaria se establece claramente la antinomia reinado de Dios-reinado del Dinero. la vida no depende de los bienes. el evangelista insiste en presentar la pobreza como actitud de desprendimiento. La crítica a la acumulación p r o p i a de los ricos se complementa en este texto con la propuesta "hacerse rico ante Dios". Existen otros textos en los Evangelios q u e ejemplifican de u n m o d o más gráfico el sentido de la pobreza propio del cristianismo originario. El Evangelio c o n d e n a el afán excesivo de seguridad" (Alonso Schókel: 1993. desde el cristianismo originario justicia y felicidad se encuentran. pero vuestro Padre ya sabe lo que necesitáis. confianza en Dios y entrega a construir la justicia del Reino de Dios. Frente al rico necio.

I. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR za n o c o m o coerción moral imperativa. y si a alguien he extorsionado dinero. Esos valores configuran las expectativas. Para empezar. se lo restituiré cuatro veces". Es más. ya q u e existe lo que algunos analistas centroeuropeos d e n o m i n a n u n "temor al rojiverde". El dilema m e parece que es éste: pasar del socialismo clásico al socialismo liberal para practicar u n liberalismo socializante o incluir en el trabajo político la acción de transformación ético-cultural para construir u n sujeto postburgués que sea la base social de u n a izquierda verdaderamente nueva. es la conexión entre salvación —centro de todas las religiones— y repartir/compartir los bienes. y la generación de u n sistema específico de virtudes morales. Desgraciadamente. Considero que los valores antropológicos q u e h e m o s podido ver en la anterior fenomenología de la pobreza evangélica p u e d e n conectarse con algunos de los problemas centrales que tiene planteados la izquierda. desde la fenomenología del cristianismo originario que estoy abordando. La h e g e m o n í a de la cultura burguesa es hoy u n o d e los principales baluartes del capitalismo y constituye u n c o m p o - La superación de la cultura burguesa d e la satisfacción y la creación d e u n sujeto postburgués La pobreza evangélica crea u n a nueva escala de valores antropológicos. 19. u n r e c a u d a d o r d e impuestos y. La resolución de estos 370 371 . los gobiernos socialistas europeos. en vez de alumbrar el ecosocialismo y el internacionalismo como futuro de la izquierda. La política n o opera exclusivamente sobre u n marco económico y social. p o r tanto. En Le.. sino c o m o aceptación d e la invitación a vivir de otra manera. difícilmente el ecosocialismo y el internacionalismo van a avanzar y salir de su marginalidad si se contentan con hacer programas cada vez más coherentes y olvidan este trabajo de transformación ético-cultural. Jesús le contestó: "Hoy h a llegado la salvación a esta casa. introduce u n principio d e crítica q u e afecta a las bases sociales y culturales de t o d o sistema d e organización económica y p r o p o n e u n camino d e felicidad. De hecho. la izquierda ha descuidado la acción de transformación ético-cultural y hoy se encuentra ante el h e c h o de que en u n marco cultural burgués n o p u e d e avanzar y toca techo. problemas requiere u n a peculiar ascética. de las nuevas clases medias y de amplios sectores de la nueva clase obrera. se la doy a los pobres. Es más. El cristianismo originario proclama que cuando las personas comparten sus bienes con los empobrecidos entonces es cuando se enriquecen. Lo más intereseante. se trata d e Zaqueo. Después de u n diálogo con Jesús. reticencia a u n cambio radical tapona propuestas alternativas y c o n d e n a a la oposición y hasta la marginalidad a formaciones políticas con proyectos y programas políticos de izquierda bastante innovadores.1-9 aparece otro rico. en el sentido weberiano. Su posesión de riquezas era indicador de que "estaba perdido". ¿han h e c h o algo más que liberalismo social? Por otro lado. el Hijo del H o m b r e ha venido a buscar lo q u e estaba p e r d i d o y a salvarlo".LA IZQUIERDA Y F. al menos. u n a persona muy odiada p o r el p u e b l o .. podremos ver el espectáculo de cómo el liberalismo social fagocita al socialismo. Este tem o r o. El rico que se empobrece libremente (da nada menos que la mitad de sus bienes) encuentra la felicidad y la salvación. la conversión de un pecador público —así consideraban los judíos a los recaudadores de impuestos para el p o d e r r o m a n o — pasa p o r este uso de los bienes y n o por la proclamación de u n a verdad religiosa o el ingreso en u n a institución confesional. ya que el ámbito cultural es determinante. deseos y d e m a n d a s de la burguesía tradicional. c u a n d o la izquierda quiere asegurarse llegar al p o d e r la izquierda tien e q u e desnaturalizarse y convertirse d e h e c h o en centro. hay u n o q u e m e parece decisivo y q u e se p u e d e sintetizar del siguiente m o d o : la izquierda n o p u e d e avanzar más p o r q u e se encuentra en u n espacio cultural d o m i n a d o p o r los valores de la antropología burguesa o modo burgués de ser y estar en el mundo. Zaq u e o afirma lo siguiente: "La mitad de mis bienes. Si esta tarea n o se realiza. Señor. como m e d i o de ser feliz. establece u n a nueva finalidad para la vida personal y colectiva.

pero m e parece que son el e x p o n e n t e exagerado al que lleva la lógica de la aceptación de los principios del "enriqueceos" y el olvido de la cultura de la austeridad propia de los orígenes de la izquierda. el planeta se colapsaría. especialmente en Italia y España. los habitantes de los países ricos q u e sólo constituyen el 20 p o r ciento d e la población m u n d i a l consumimos el 70 por ciento de la energía mundial. La cultura burguesa en la que se asienta el capitalismo adquiere su legitimación a través de u n a práctica inédita en la historia hasta hace muy pocas décadas: el consumo de masas. constituye el corazón de la cultura burguesa. todo está p e r d i d o para la izquierda 15. el burgués es el último hombre. puso el d e d o en la llaga cuando afirmó que si se quería justicia a nivel internacional había q u e construir u n a civilización de la pobreza. La pasión evangélica por la primacía de los últimos p u e d e ayudar a desplazar y superar la pasión p o r el d i n e r o que. gracias a la existencia de mayorías satisfechas y al h e c h o d e q u e los excluidos de la sociedad capitalista buscan más la integración en ésta q u e la superación de la misma. como decía Nietzsche. p u e s la salida de 372 373 . Galbraith en su ejemplar libro La cultura de la satisfacción ha expuesto con u n a claridad y radicalidad extraordinarias este problema. Este consumo requiere u n sistema de producción de bienes y de acaparación de materias primas q u e c o n d u c e irremediab l e m e n t e a la crisis ecológica. El poder de la cultura burguesa. Galbraith considera q u e esta sociedad es nacional e internacionalmente estructuralmente injusta y deshumanizadora.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR nente básico del dominio del neoliberalismo. Y todo ello p a r a asegurar u n bienestar creciente a u n reducido porcentaje de la población mundial que tiene un m o d o de vivir n o universalizable y. n o se deben exclusivamente a la existencia de gentes inmorales y sin principios. Cierta- mente. q u e la difusión de la cultura de la pobreza evangélica p u e d e ser u n factor muy importante para esta labor contracultural. estos casos n o son generalizables. h a penetrado también en las filas de la izquierda. c o m o p o d r e m o s ver más adelante. el 85 p o r ciento de la m a d e r a y el 60 p o r ciento de los alimentos. p o r tanto. Si el tipo de vida d e u n ciudadan o m e d i o de cualquier país rico tuviera que ser el m o d e l o de vida d e todos los habitantes del m u n d o . Es necesario destacar la gran conexión existente entre el c o n s u m o de masas y la expoliación y deterioro del m e d i o ambiente a través de u n peculiar industrialismo q u e es c o n t i n u a m e n t e reactivado p o r los estímulos a consumir más y más 17. esa cultura burguesa centrada en torn o al mayor c o n s u m o y posesión de bienes constituye el cem e n t o q u e unifica y articula al todo social g e n e r a n d o u n consenso básico sobre el m o d e l o de vida al que todas las fuerzas h a n d e plegarse. Esta tendencia q u e marca las actitudes y c o m p o r t a m i e n t o s colectivos dificulta toda propuesta política q u e incluya u n a alternativa a ese consenso socio-cultural. seg ú n datos del PNUD. en gran medida. 184). El capitalismo se consolida hoy día. pero n o existe u n a base social suficiente para luchar contra la cultura de la satisfacción. p . el 75 p o r ciento de los metales. Tengamos e n cuenta q u e . La superación de ésta requiere "una nueva visión de la sociedad" (Galbraith: 1992. que se basa ante todo en el individualismo posesivo de todo tipo de riquezas y bienes. Todo este sistema requiere la creación de u n sistema de necesidades artificiales. Ellacuría. La separación e n t r e virtud privada y virtud pública y la adopción de estilos de vida propios y específicos de la burguesía p o r parte de tantas gentes de izquierda termina creando u n caldo de cultivo q u e hace posible q u e dirigentes cualificados de izquierda t e r m i n e n en la apoteosis de lo c o r r u p t o 16. p r o f u n d a m e n t e injusto. según Sombart. como vimos en el capítulo I. Los valores burgueses son los q u e estructuran en la actualid a d la vida colectiva y si. Así h a sido y. Los fenómenos de corrupción presentes en diversas organizaciones políticas de la izquierda europea. Considero. el filósofo y teólogo de la liberación asesinado en El Salvador. Este modelo de vida alentado p o r la cultura burguesa del capitalismo requiere además acaparar energías que son universales y sustraerlas a bajo precio de m u c h o s países del sur m e d i a n t e sistemas diversos de explotación. Ya Gramsci afirm ó e n los primeros años treinta q u e el americanismo (modelo e c o n ó m i c o y cultural prototípico de EE UU) se podía convertir en la fase superior del capitalismo. u n a especie de incontrolados. Por ello I.

74). Se impone n o sólo la regulación ecológica de la economía. instala en u n a inocencia social falsa q u e n o es otra cosa q u e u n cainismo pasivo ("¿acaso soy yo el guardián de mi hermano?"). Mounier —el mayor crítico de la cultura burguesa que conozco—. igualitario y fraterno entre poseedores y desposeídos. El sujeto burgués vive en u n "sueño de cruel inhumanidad" (Sobrino: 1993. Como dice E. La pobreza evangélica n o es u n fin en sí misma. ya Marx en La cuestión judía destacó la importancia de la lucha contra lo q u e denominó el "espíritu de la sociedad burguesa". W. la inhibición ante la injusticia ajena. El modo burgués de ser y estar en el mundo. La crítica evangélica a las riquezas y la invitación a la desposesión y a la práctica de la pobreza se realizan en aras de la construcción de la fraternidad. genera u n a m e n t e ciega ante el sufrimiento de los excluidos.56-57). sino la del c o m p o r t a m i e n t o h u m a n o a nivel colectivo y personal. "el q u e n o elige contra el Dinero. (Díaz-Salazar: 1996. inmuniza frente a la injusticia y el dolor ajeno e inserta a sus miembros en un estado de inocencia social. Desgraciadamente. Sánchez Ferlosio. Este tipo de antropología se basa en u n m o d o de ser y estar en el m u n d o . el 374 375 . la cultura burguesa queda criticada y desvalorizada. lejos de los reproches vivos de la miseria. la acumulación de bienes. lo peor del dinero es que separa: "Separa a los hombres comercializando toda relación. falseando las palabras y los comportamientos. sino el mejor vivir con m e n o s consum o y acumulacuión de bienes y riqueza. Como vimos en el capítulo anterior. como afirma R. es el poseedor poseído. consumir y vivir. La izquierda tiene que asumir esta t r e m e n d a realidad: la injusticia ecológica y social que conlleva el tener como simple objetivo otorgar más bienestar m e d i d o como más capacidad adquisitiva para consumir. La cultura burguesa constituye u n a antropología de dominación y posesión que se halla en las antípodas de la antropología evangélica de la desposesión de bienes para el compar- tir. El espíritu de la sociedad burguesa q u e d ó libre y t e r m i n ó infiltrándose d e n t r o de bastantes de los que atacaban su fundamento económico. n o tiene a Dios p o r rey" 20 . Lo p e o r de la cultura burguesa es que inmuniza frente al dolor ajeno. en la medida en que está regido por el individualismo posesivo. consútuye un obstáculo fortísimo para la solidaridad. n o hay más salida q u e construir u n ecosocialismo internacionalista que alumbre otro m o d o de producir. Desde el cristianismo originario. aislándoles sobre sí mismos. Personalmente h e presentado en otro libro las características actuales del modo burgués de ser y estar en el mundo en los términos siguientes: Un estilo de vida centrado en la obtención de seguridad económica. A la luz de los textos evangélicos q u e presenté al comienzo de este apartado. Los valores de fondo del Evangelio constituyen u n rechazo del dinero. Este modo de ser y estar en el mundo.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR la miseria de los más requiere u n m o d e l o d e vida más austero d e los que son m e n o s pero acaparan las riquezas. 11). el rechazo del compromiso político directo. si n o cambian los dioses q u e rigen la vida. la polarización de todas las energías en conquistar el mayor grado de confort y consumo. Por eso. El sujeto burgués es u n sujeto alienado. De poco valieron las enseñanzas d e Gramsci sobre "el burgués al acecho" 19 o las posteriores de Pasolini sobre la cultura burguesa c o m o enfermedad social. La polarización de sus energías en conseguir más y más confort le impide abrirse a aquellos que sufren la pobreza. La pobreza evangélica insta a una lucha contra la cultura de la satisfacción basada en el reinado del dinero y del consumismo. el familismo cerrado. Para ello es necesario profundizar en la crítica a la antropología burguesa desde el prisma de la pobreza evangélica. es u n a de las vías del encuentro justo. n a d a cambia. la izquierda en su desarrollo histórico q u e d ó prisionera de u n economicismo q u e basaba la acción contra el capitalismo exclusivamente en medidas de tipo económico. una vez que ha sido introyectado. El paradigma ya n o p u e d e ser el bienestar. crea u n a especie de corazón de uralita d o n d e el sufrimiento ajeno resbala y n o penetra. (Mounier: 1967. Sombart en su obra El burgués analizó muy bien las mentalidades y las virtudes burguesas propias de la civilización capitalista 1 8 .

Afecta a la elaboración de programas. en esta línea. Bahro. Ahora bien. al respecto. salvo excepciones. Si la acción política interviene siempre en u n segundo m o m e n t o . U n a sociedad culturalmente burguesa n u n c a aceptará u n a política que vaya en contra del m o d o de vida propio del individualismo posesivo. Esta actividad se e n t i e n d e la mayor parte de las veces de u n m o d o muy simple y craso. Para ello se requiere u n a verdadera revolución antropológica. No tiene m u c h o sentido luchar por u n a mayor igualdad para conseguir que todos p u e d a n ser igualmente burgueses. Es la instauración progresiva de u n a economía inspirada en la virtud evangélica de la c o m u n i ó n de bienes la q u e d e b e asegurar el lujo de p o d e r elegir entre pobreza (vía de realización) y riqueza (vía de alienación). y p o r eso. R. La izquierda p u e d e terminar representando el papel del cazador cazado en su política de búsqueda de apoyo en las nuevas clases medias. La izquierda tiene que plantearse desde qué antropología y para qué antropología realiza su política. Ésta n o es u n a cuestión exclusiva de filósofos. según la perspectiva cristiana originaria. El dilema es: luchamos para que todos podamos llegar a ser igualmente burgueses o aspiramos a otra cosa. en m o d o alguno. si n o es capaz d e realizar en este sector social u n trabajo ético-cultural y convocarlo para construir u n a sociedad más solidaria. ecológica y de solidaridad internacional vienen. No tiene m u c h a lógica actuar contra el m o d o de producción del capitalismo burgués para insertar a los ciudadanos e n la cultura del colectivo q u e h a c r e a d o ese sistema económico. n o ha captado la profunda conexión que de h e c h o se establece entre el ámbito de lo prepolítico (aspiraciones. para la cual los planteamientos del cristianismo originario sobre el uso de los bienes son sumamente importantes. es decir. La mezcla de igualitarismo socialista con antropología burguesa produce engendros. como u n conjunto de propuestas y acciones para satisfacer las d e m a n d a s de los ciudadanos. la exclusión social y otras lacras que impiden alcanzar la dignidad humana. en u n a sociedad capitalista moldead a por la cultura burguesa hay que plantearse la cuestión de cómo se crean y forman los deseos. se verá prisionera de ésta y n o p o d r á avanzar. en gran parte. La cultura del cristianismo originario relaciona la elección de la pobreza y la lucha política contra el empobrecimiento. valores. No soy tan ingenuo como para ignorar q u e las gentes se mueven primariamente por intereses y cálculos de beneficios y bastante h e aprendido. Las dificultades para el refuerzo de la política fiscal. La izquierda. al contrario. La izquierda debe ser consciente de las contradicciones que genera el reducir sus objetivos a dotar a la ciudadanía de mayor bienestar material. a posteriori de la configuración de las necesidades y d e m a n d a s inducidas p o r la cultura burguesa. tendrá q u e estar al servicio de esa cultura. Hablo de reducir el objetivo. leyes y presupuestos. la superación de la miseria. El bienestar. desde los valores del cristianismo originario. obliga a plantear el tema de si la finalidad de la emancipación es el bienestar o lo q u e E. La acumulación excluyente de riquezas y bienes q u e es la esencia del capitalismo es p r o f u n d a m e n t e an ti evangélica. a u n impulsar u n a fase postburguesa del sujeto y la sociedad humana. ni muchísmo menos. planteó en su libro La alternativa el desarrollo de las necesidades emancipatorias de realización frente a las compensatorias del m e r o consumo. 376 377 . la de la alienación propia del materialismo burgués 21 . ¿el objetivo de la izquierda? La crítica que vengo desarrollando a la cultura burguesa. deseos. es decir. Sin embargo. demandas) y el de la política. de la teoría de la elección racional y del llamado marxismo analítico. la escasez y el empobrecimiento deben p o n e r las bases para la realización espiritual del ser h u m a n o y n o conducir a u n nuevo tipo d e esclavitud. creo que es muy relevante la cultura evangélica de la pobreza. las d e m a n d a s y las necesidades ciudadanas a las que luego la política debe servir mediante respuestas concretas.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR p o d e r y el dominio de los otros como cimientos de la sociedad. voy a defender el absurdo de n o luchar contra la pobreza. p o r aquí. Mounier d e n o m i n a b a la libertad espiritual (ser frente a t e n e r ) .

izquierda social e izquierda ético-cultural. N o se pasa del individualismo posesivo a la regulación ecológica de los comportamientos para u n a mayor solidaridad sin u n a disciplina delyo. n o p r o p o n g o que éste sea la fuente única. 47. c u a n d o evalúa el resultado de sus políticas. La izquierda p u e d e construir un sujeto postburgués si se plantea u n trabajo prepolítico de transformación ético-cultural para crear las bases q u e apoyen determinadas políticas. en el sentido weberiano que expuse en el capítulo IV. transformar esta infrestructura consiste en configurar mentalidades. Ciertamente. sin culturas capaces de e n g e n d r a r virtudes postburguesamente socialistas. Glotz e n el Manifiesto para una nueva izquierda europea sin instrumentos de coacción del individualismo posesivo. La izquierda. Esta pasión inspirada en la cultura evangélica de la pobreza p u e d e convertirse en el corazón de la cultura ciudadana a través de u n a educación de masas.cha revolucionaria contra nosotros mismos". a u n q u e para el tema que nos ocupa la considero imprescindible. sin u n despojamiento que produzca en Europa u n a "lu. hacer creer a la ciudadanía que todo se rige por el principio del placer. c u a n d o la izquierda deja de hacer este trabajo de transformación ético-cultural y ni siquiera busca alianzas y convergencias con las organizaciones que se dedican a esta tarea. actitudes. No se p u e d e ser solidario. requiere u n a catarsis ciudadana. Existen múltiples ejemplos de este tipo de comportamientos en diversas clases sociales. Evidentemente. sacrificio. especialmente del cristianismo originario. según el lenguaje evangélico. de la que sólo quedaría el nombre. Si el desafío fundamental de nuestro m o m e n t o histórico es construir u n a mayor solidaridad dentro y fuera de nuestras fronteras para luchar contra la pobreza y la injusticia. valores y acciones que rechacen el individualismo posesivo y sitúen la pasión p o r la primacía de los últimos como u n objetivo vital central. (Metz: 1982. sentimientos y prácticas a través de la propuesta de determinados valores que vienen de diversas fuentes morales y religiosas. Evidentemente. Este es el principio del fin de u n a izquierda. este trabajo de transformación ético-cultural necesita u n a ascética. La política cultural de la izquierda debe incidir en la configuración de las mentalidades. irremediablemente tiene que dedicarse a convencer a las nuevas clases medias de que servirá sus intereses mej o r que los partidos de centro o de derecha. por ejemplo. aspiraciones. Es decir. deseos. 48). ascesis. El desafío para la izquierda reside en actuar para que esta constatación de A d o r n o n o se convierta en u n p u n t o final. Lo más terrible es que muchos dirigentes de izquierda ya n o ven problemático este final. De esta forma. por utilizar u n término de Gramsci. los nuevos sectores pequeño-burgueses son convertidos en los arbitros supremos de u n a política reducida a conquistar el poder de gobernar sea como sea. por utilizar la expresión de E. una metanoiao conversión/cambio de actitudes y comportamientos. olvidando principios básicos del arte de educar. N o se p u e d e construir esa alianza de fuertes en favor de los débiles a la que apela P. u n cambio de sentido (Bahro). La producción capitalista de infantilismo. Se intenta vanamente. La infraestructura culturales el conjunto de percepciones. pues de hecho sería u n a fuerza liberal con preocupaciones sociales. Este trabajo ha d e incidir en el cambio de la infraestructura cultural de nuestra sociedad. Mounier 22 . u n a reforma intelectual y moral (Gramsci). por utilizar u n concepto de Ivan Illich. necesidades. pues el suyo es u n sueño burgués. en definitiva. cuando ningún cambio histórico importante se ha realizado sin u n a acumulación de vidas entregadas y abnegadas. debería tener más en cuenta la tremenda conclusión a la que llegó Adorno: "Lo terrible es que el burgués n o encontró un sucesor" 23. p o r eso es tan importante la convergencia entre izquierda política. está llevando a n o plantear a los ciudadanos cualquier propuesta que conlleve esfuerzo. sentimientos y valores centrales q u e configuran las mentali- dades. voluntades y comportamientos determinantes en u n a sociedad. refuerzo de la voluntad para orientar las actitudes y comportamientos por u n a dirección y n o por otra.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR también estoy convencido de q u e u n trabajo ético-cultural a fondo es capaz de crear sujetos colectivos capaces de moverse por motivaciones e intereses altruistas. con los problemas de fondo que revelan las oleadas de trabajadores inmigrantes sin alterar el nivel de bienestar 378 379 .

hizo u n llamamiento a u n a vida colectiva con mayor austeridad. sino a lo que el lenguaje judío d e n o m i n a la luminosidad del c u e r p o o. Hoy nadie parece asumir la responsabilid a d del futuro" 25 . que rechaza articular la vida desde el individualismo posesivo. sino p o r q u e su propuesta de pobreza está vinculada a un camino d e felicidad. Berlinguer. la solidaridad n o p u e d e ser u n a suma en la q u e todos ganan. Son estas virtudes evangélicas las que quizá pued a n dotar mejor de c o n t e n i d o a las virtudes socialistas y postburguesas que necesita la izquierda. Ese es el espíritu al q u e h a n de aspirar ricos y pobres. necesitamos otra clase de revolución. El cristianismo originario puede ser u n a formidable ayuda para esta tarea de construcción del sujeto postburgués n o sólo por su crítica a la acumulación de bienes. Cousteau afirmó con suma lucidez que. p o r que lo q u e hace verdaderamente h u m a n o s a los hombres y lo que otorga la verdadera felicidad es la donación. El relato del rico Zaqueo es sumamente paradigmático al respecto. el cambio cultural h a de enfrentarse a la generación de necesidades artificiales de c o n s u m o generadas por el actual sistema de mercado. U n a izquierda ecologista e internacionalista sólo p o d r á avanzar si existen bases sociales q u e asumen u n m o d o de ser h o m b r e q u e elige ser pobre. llamamos generosidad. La revolución antropológica del rechazo a la acumulación excluyente de bienes es imprescindible tanto para el ecologism o como para el internacionalismo. Se trata de decidirse a vivir d e u n a u otra manera. Para él. bien p o r la vía de la coerción (algo bastante improbable. secretario general del PCI. esto es. Algunos tienen q u e asumir el perder. es mejor optar por desarrollar espiritualmente el ser y frenar el nivel de crecimiento de las necesidades materiales. Las reflexiones de M. el Evangelio según san Mateo habla de pobres con espíritu. Por eso. Enzensberger sobre la desposesión como lujo 26 y el surgimiento incluso en países 380 381 . u n a revolución cultural. Ya en los años setenta E. Estoy convencido q u e sin u n sistema educativo que e n g e n d r e virtudes postburguesas será imposible salir del círculo riqueza-bienestar-consumo-deterioro ecológico. en el cual "todo tiene u n precio. es decir. J. Son personas que desean invertir su vida en u n a tarea que vaya más allá del cultivo individualista del yo y h a n descubierto el altruismo c o m o camino de felicidad. U n a cultura del postmaterialismo: "ser pobres con elegancia" La bienaventuranza evangélica de los q u e eligen ser pobres creo que está e n c o n t r a n d o en nuestros días u n t e r r e n o cultural afín en ciertos contenidos antropológicos del ecologismo político centrados en la propuesta de "ser pobres con elegancia" (Gaviria: 1981. En u n m u n d o tan asimétrico y con tantos abismos d e desigualdad. u n cambio fundamental en la forma de pensar. El ataque radical del cristianismo originario al reinado del dinero está relacionado con la propuesta de felicidad basada en el a m o r m u t u o y n o se plantea desde u n proyecto rigorista de vida.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR en Europa. La lectura de biografías y epistolarios de militantes del movimiento o b r e r o y de movimientos de liberación nacional puede ser también un elemento educativo muy importante para que las personas descubran cuánto vale conseguir d e t e r m i n a d o s objetivos. d a d o el grado de deterioro mediambiental del planeta. u n a vez cubiertas las necesidades del tener. c u a n d o comparte sus bienes es cuando encuentra la felicidad y la vida. dada la correlación de fuerzas) o bien p o r la vía de la elección (algo posible si existe socialización intensa en las virtudes de la desposesión y la comunión de bienes como las contenidas en el cristianism o originario). La bienaventuranza de la pobreza n o está asociada a u n ascetismo de la privación p o r sí misma. "después de la g u e r r a fría. pero nada tiene valor". lo q u e en el nuestro. n o la acumulación exclusiva y excluyente de bienes. En este sentido. 155-164). en contra de lo que afirma ingenuamente u n partido de la izquierda española 24 . Los que eligen ser pobres son aquellos que h a n decidido n o dejarse dominar p o r la acumulación d e bienes y p o r el mayor grado de consumo y confort y n o quieren que su vida q u e d e prisionera del materialismo burgués.

Todo el planetamiento político-cultural que estoy realizand o en este apartado requiere unos portadores o agentes que lo difundan. La regulación ecológica de la sociedad y del comportamiento h u m a n o desde la cultura evangélica de la desposesión n o tiene como finalidad el simple a u m e n t o de la calidad de vida de unas clases medias q u e de p r o n t o descubren q u e el postmaterialismo es más gratificante q u e el materialismo. el a m o r entre los seres h u m a n o s . sensibles al sufrimiento de los otros y capaces de compartir su ser y sus bienes con los desposeídos. más con la magnificencia que con la mera y simple carencia de recursos 28 . es necesario u n e n c u e n t r o entre el ecologismo de los pobres del sur y el ecologismo q u e se reivindica en los países del n o r t e . miembros de movimientos sociales. puedan vivir. Se trata más bien de vivir de otra m a n e r a para que otros muchos q u e "sobremueren". Las personas que se introducen p o r el camino de la elección de la pobreza o austeridad solidaria como m o d o de vida son sujetos guiados p o r el principio misericordia (Sobrino: 1993). etc. La conexión entre consumo en el norte. desde esta perspectiva.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR muy ricos de movimientos organizados de rechazo a un m o d o de vida centrado en trabajar más y más para conseguir u n mayor consumo constituyen indicadores de la emergencia de u n nuevo talante cultural 2 7 . En este sentido. unas bases sociales y u n a formulación político-programática concreta. Bases sociales ya existen y son expresión de u n a izquierda social y cultural bastante activa. en gran medida. u n a sociedad asentada sobre valores morales n o economicistas. La pobreza evangélica tien e que ver. en gran parte. a u n q u e todavía muy lentamente (Inglehart: 1990). todas las asociaciones de la sociedad civil q u e inciden en los procesos de socialización y creación de mentalidades y actitudes. p e r o muchas veces las que son más afines a los planteamientos aquí formulados m a n t i e n e n u n a actitud de rechazo a las formaciones políticas por la poca sensibilidad que tienen ante esta temática. Por lo que respecta a la formulación políticoprogramática. Galeano. Todo ello con vistas a crear u n a nueva u r d i m b r e moral. destaca la labor realizada por muchos colectivos y movimientos cristianos. Por ello la fraternidad requiere la justicia. comunidades cristianas. aquí hay que referirse a otros trabajos en los que se plantean modelos y propuestas concretas de economía regulada ecológicamente (Fernández Buey y Riechmann: 1997). Los medios de expresión abarcan todo tipo de entidades y órganos de comunicación social. partidos. a u n q u e va más allá de ésta. La cultura samaritana y la construcción socialista de la solidaridad La quitaesencia del cristianismo originario es la fraternidad. del trabajo q u e se realice en todos los ámbitos q u e configuran la cultura de masas. según la expresión de E. La construcción de la fraternidad implica tejer redes de soli- 382 383 . U n a fraternidad q u e tiene q u e ser reconstruida en u n m u n d o atravesado por sistemas de empobrecimiento. Su expansión va a d e p e n d e r . p u e d e venir d e las virtudes del cristianismo originario. La antropología evangélica de la desposesión y la c o m u n i ó n de bienes p u e d e gen e r a r u n sujeto postburgués consciente de q u e n o se p u e d e d e p r e d a r el m e d i o ambiente ni c o n d e n a r a miles de millones de seres h u m a n o s a la miseria en aras d e la conquista d e u n mayor confort y bienestar para la minoría de la población mundial q u e habita en los países del n o r t e . El postmaterialismo parece abrirse paso. sindicatos. considero que los agentes deben ser múltiples: familias. La mayor parte de las propuestas ecosocialistas requieren u n soporte moral de masas basado en u n a cultura de la desposesión para el compartir que. en este terreno. enseñantes. De u n m o d o sucinto y simplemente como aportación de entrada p a r a la b ú s q u e d a colectiva de respuesta a cuestiones tan complejas. profesionales de los medios de comunicación social. las organizaciones de izquierda h a n d e salir de su enfermiza y neurótica endogamia y estar más en contacto con los g r u p o s sociales q u e realizan u n trabajo en el ámbito de la transformación ético-cultural. Por eso. es decir. e m p o b r e cimiento en el sur y nueva distribución de la riqueza mundial es determinante. unos medios de expresión y difusión. opresión y dominación..

a u n q u e n o tengan n a d a que ver con nosotros. podemos hablar claramente de Ta existencia de u n a crítica cristiana de la religión. Lo esencial en esta parábola son el problema. Esta aproximación liberadora a la víctima condensa la idea cristiana de hombre y supera el ya generoso mandamiento j u d í o de amar a los otros "como a u n o mismo" (que ya es m u c h o ) . lo que hoy serían u n cura y u n teólogo) que dan un r o d e o y se apartan de la víctima. tiene u n a especial sensibilidad p o r el dolor ajeno y esta configuración d e la personalidad le mueve a la acción. A continuación el jurista plantea u n a i m p o r t a n t e cuestión: "Y¿quién es mi prójimo?" (v. "dio u n r o d e o y pasó de largo" (v. a la víctima. 36-37). Desde el Evangelio. el samaritano. Hay dos personajes religiosos (sacerdote y levita. Jesús le remite a la Ley judía: Amar a Dios y al prójimo como a u n o mismo. metodológicamente. explotados y oprimidos del m u n d o . Jesús le dijo: Pues anda. Sin este compromiso. es convertida en paradigma de la misión de los seguidores de Jesús en el m u n d o : sentir como propio el dolor de los oprimidos. al verlo. 29). los tres personajes. c o n c r e t a m e n t e en la parábola del buen samaritano (Le. Un h o m b r e . radicaliza la lucha p o r la justicia. se conmovió. situada en un contexto de instrucciones sobre lo q u e es el Reino de Dios. Este personaje alejado de la religiosidad oficial j u d í a es puesto como ejemplo de a m o r al prójimo por su actitud y comportamiento: n o se mantiene alej a d o de la víctima c o m o el sacerdote y el levita. al oprimido. las dos preguntas y las dos respuestas. símbolo de todos los maltratados. 10. aproximarse al caído. Esta parábola ejemplifica al máximo la identidad y el c o n t e n i d o d e la cultura política de la solidaridad que p r o p u g n a el Evangelio. En este texto u n juristajudío le pregunta ajesús qué es lo que hay q u e hacer para alcanzar la salvación. toda religiosidad es falsa. Ya la misma defensa de la idea de fraternidad supera la más corriente d e ciudadanía y. ya q u e los samaritanos eran considerados como cismáticos y casi paganos. es más radical. especialmente cuando la existencia de víctimas. a u n q u e estén lejos. se acercó a él y le vendó las heridas" (v. El tercer personaje. yace en los márgenes de u n camino. A este interrogante Jesús le r e s p o n d e con u n a parábola: U n h o m b r e fue asaltado. destinar a esta tarea tiempo y recursos. La pregunta sobre ¿quién es mi prójimo"? es contestada con otra: ¿quién se hizo prójimo del que cayó? Esta parábola. ser prójimo es hacerse próxi- 384 385 . haz tú lo mismo" (v. A través de esta parábola p u e d e establecerse u n a distinción entre justicia y caridad en el sentido de que esta última va más allá de la justicia. equivale en este libro a la concepción luterana de la profesión analizada por Weber. se acerca voluntariamente a ella y le cura. molido a palos y dejado medio m u e r t o a la vera de u n camino. El h o m b r e evangélico está lleno de entrañas de misericordia y compasión. Hay que tener en cuenta la dura crítica a la religión establecida que se plantea en este texto. Aquí se p r o p o n e amar al otro incluso más q u e a sí mismo. por tanto.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR daridad en sociedades insolidarias. 2537). aunque sean lejanas. pues. En este texto se condensa la concepción cristiana originaria del compromiso en la sociedad que. es u n ser despreciado por los j u d í o s ortodoxos. De nuevo en este texto se vincula salvación escatológica y transformación de la historia. aproximarse a ellos y liberarlos. Jesús le dijo al jurista: "¿Cuál de estos tres se hizo prójimo del q u e cayó en m a n o s de los bandidos? El jurista contestó: El que tuvo compasión de él. 31) y lo mismo hizo u n levita experto en la Ley judía. ya q u e n o son prójimos naturales (familiares. 33-34). Aparece también u n a importante innovación antropológica: ser prójimo es hacerse próximo. U n a vez presentado el caso y los tres personajes. impide dar un r o d e o y alejarse. es decir. sin embargo. Evangélicamente. La antropología política del cristianismo originario aparece claramente expresada en el Evangelio según san Lucas. u n samaritano "llegó a d o n d e estaba el h o m b r e y. La liberación de las víctimas tiene en el cristianismo originario u n a dimensión universalizante: aproximarse a ellas. amigos o conciudadanos de u n a misma nacionalid a d ) . sino que se deja afectar por su situación ("se conmovió"). supera la perspectiva de la distribución equitativa de los bienes. La narración nos cuenta q u e lo llevó a u n a posada. lo cuidó y le dio dinero al posadero para q u e lo atendiera hasta q u e se restableciera. U n sacerdote q u e pasaba p o r allí lo vio.

Porque tuve hambre y no me disteis de comer. estuve en la cárcel y fuisteis a verme. enfermo y me visitasteis. Entonces también éstos replicarán: Señor. estuve desnudo y no me vestísteis. Conviene tener presente q u e el tema de la misericordia y la piedad está t o m a n d o u n a creciente importancia en la filosofía política actual. fui emigrante y me acogisteis. Después dirá: Apartaos de mí. ¿cuándo te vimos con hambre o con sed. A este triple movimiento m e voy a referir con el t é r m i n o de cultura samaritana. heredad el Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. o enfermo o en la cárcel y no te asistimos? Y él le contestará: Os lo aseguro: Cada vez que dejasteis de hacerlo con uno de ésos tan insignificantes dejasteis de hacerlo conmigo. sentir y actuar. enfermo y en la cárcel y no me visitasteis. oprimidos. Este tipo de cultura tiene u n a gran potencialidad para g e n e r a r la fuerza psicológica y el ímpetu activista que Sombart señaló como c o m p o n e n t e s básicos del espíritu q u e mueve la acción. En los capítulos 24 y 25 de este Evangelio se mantiene la promesa escatoló- 386 387 . benditos de mi Padre. etc. los n o sujetos (las víctimas) convierten en sujeto (persona) a los que tienen compasión. abrir el corazón a su dolor y realizar prácticas de liberación de esas víctimas. en la que hay q u e p o n e r a trabajar los talentos personales y colectivos. esperaban la vuelta inmediata de Jesús y el fin de los tiempos. pues estoy convencido de que p u e d e ser muy i m p o r t a n t e para el q u e h a c e r de la izquierda en la actualidad. 25. malditos. 31-46): Venid. Porque tuve hambre y me disteis de comer. Entonces los justos replicarán: Señor. paradójicamente. torturados. Éstos irán al castigo definitivo y los justos a la vida definitiva. tuve sed y no me disteis de beber. u n a acción dirigida a erradicar la situación en la q u e se encuentran las víctimas. u n a de las formas de d e n o m i n a r la llegada del Mesías liberador de Israel. Un pensamiento capaz de ver el p r o b l e m a de las víctimas y n o estar ciego ante él. especialmente las de origen j u d í o . Podemos afirmar q u e esta parábola evangélica constituye u n a peculiar cultura: u n a determinada forma de pensar. empobrecidos. Este paso de u n mesianismo e x t r a m u n d a n o apocalíptico-milenarista a u n mesianismo i n t r a m u n d a n o de transformación fue u n a advertencia para las primeras comunidades cristianas d a d o que. La liberación n o será u n a obra que hay que esperar de u n Mesías q u e la otorgue. La perspectiva antropológica y socio-política expuesta en la parábola del buen samaritano se radicaliza en otro texto muy importante del Nuevo Testamento (Mt. Y así. Este pasaje del Evangelio según san Mateo se inserta dentro de u n discurso escatológico y apocalíptico (caps. 24 y 25) sobre la destrucción del Templo — u n a de las principales instituciones de la sociedad judía— y la venida del Hijo del Hombre. Se descubren como h u m a n o s en la m e d i d a en q u e realizan la misericordia con los caídos y como i n h u m a n o s en cuanto se evaden de ese problema. fui emigrante y no me acogisteis. estuve desnudo y me vestísteis. etc. tuve sed y me disteis de beber. id al fuego perenne preparado para el diablo y sus ángeles. o emigrante o desnudo. sedientos. ¿cuándo te vimos con hambre y te dimos de comer o con sed y te dimos de beber? ¿Cuándo llegaste como emigrante y te acogimos o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo estuviste enfermo o en la cárcel y fuimos a verte? Yel rey les contestará: Os lo aseguro: Cada vez que lo hicisteis con uno de esos hermanos míos tan insignificantes lo hicisteis conmigo.). especialmente en la tarea de emancipar a los hambrientos. encarcelados. Los discípulos se dirigen ajesús preguntándole p o r el m o m e n t o exacto del advenimiento del Mesías yjesús les contesta con u n a serie de relatos q u e transforman el sentido de la expectativa mesiánica: frente a u n a espera pasiva de corte apocalíptico-milenarista se necesita u n a espera activa y vigilante. u n sentimiento abierto al dolor de los oprimidos q u e q u e d a conmovido por su situación. sino q u e d e b e ser fruto del trabajo de aquellos q u e practiquen el mensaje que Él les ha e n s e ñ a d o .LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR m o de las víctimas de la sociedad (excluidos.

Desde este Evangelio. A su vez. d) crítica de u n culto y de u n a s prácticas religiosas desligadas de este trabajo liberador. 31-46 ejemplifica la tarea del b u e n samaritano colectivo en la historia. el encuentro con Dios. u n o de los más importantes del Nuevo Testamento. según el cristianismo originario. 5-11). lo más llamativo — e n u n a perspectiva comparada de las religiones— es que nos encontramos en la apoteosis del despojamiento de la divinidad como poder. curación y liberación de los últimos d e la sociedad. Sólo se p u e d e amar a Dios y darle culto si se acude al encuentro con aquellos d o n d e Dios está: los que pasan h a m b r e . Y de nuevo vuelve a mostrar quién es el prójimo y cómo hay que hacerse prójimos. sino que permanece como forma de sacramento (de presencia de Dios) hasta la consumación del m u n d o . pues en ellos continúa la pasión de Jesucristo. Pues bien. d ó n d e se e n c u e n t r a El. q u é tipo de relación religiosa hay q u e mantener con Él. el a m o r a Dios y el culto a Dios pasa p o r el e n c u e n t r o liberador con los empobrecidos. relatos q u e plásticamente quieren mostrar la tarea de sanación. hasta el p u n t o de convertir a éstos en su sacramento. Éstos son. El texto de Mt. hay gentes apaleadas.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR gica de la venida gloriosa del Hijo del H o m b r e . Y ésta es la misión de los seguidores de Jesús. Los personajes y colectivos a los q u e se acerca son. de su más absoluta inmanentización y de la fusión más intensa entre s u p r e m a divinidad e ínfima miseria h u m a n a (recordemos la Carta a losFilipenses 2. La práctica de Jesús de Nazaret es presentada en los Evangelios como u n ejemplo de este quehacer. 31-46 es. etc. Es muy interesante constatar que la antropología política que subyace en estos textos está s u m a m e n t e alejada de cualquier tipo de idealismo y muestra las desigualdades y los conflictos: hay víctimas. Nunca en la historia de las religiones se había presentado u n a religiosidad con esta carga de intramundanidad —por utilizar el lenguaje de Max Weber— que podemos sintetizar en estos cuatro aspectos: a) presencia de Dios en los pobres. en q u é consiste el c o m p o r t a m i e n t o de los cristianos. 25. 4. hay hambrientos. sed.. nuestros prójimos. 25. a m o r a Dios y liberación de los pobres. a éstos hay que aproximarse para conseguir su liberación. cur a n d o todo achaque y enfermedad del pueblo". esta presencia divina en los empobrecidos insta a u n a misión de liberación. 17-21) q u e expuse en páginas anteriores y el texto de Mt. pues sólo se p u e d e ser religioso si se libera a los empobrecidos. La razón es q u e en él. Esta permanencia de la presencia de lo divino en los empobrecidos del m u n d o n o q u e d a circunscrita a un p e r i o d o determinado. 25. por n o decir el principal de todos. En Mt. sin duda. Se les apremia a unir esa esperanza con u n a intensa acción de transformación social. se expresa cuál es la voluntad del Dios de Jesús. de reconstitución d e su dignidad humana. están encarcelados. cuál es el criterio divino de salvación. son emigrantes. Desde este texto q u e d a rota la concepción c o m ú n de la i n m a n e n cia y la transcendencia como dos planos totalmente separados. En u n texto aparecen los principales elementos que configuran cualquier tipo de religión. Este tipo de religiosidad es u n potentísimo factor de radicalización social y política. etc.23 se sintetiza la acción d e Jesús de u n a m a n e r a muy significativa: 'Jesús fue recorriendo Galilea. p e r o se insta a las c o m u n i d a d e s a n o cultivar u n a esperanza escatológica q u e les evada d e la realidad social. en la mayor parte de las ocasiones. Los relatos de curaciones y milagros son. pues es en ellos donde Dios está. Este texto de Mt. Jesús d e Nazaret define su misión como la de "dar la buena noticia a los pobres. proclamar la libertad a los cautivos. b) u n i ó n de fe religiosa. 388 389 . c) verificación de la autenticidad d e la religiosidad mediante la constatación de la participación en la liberación d e los pobres. El texto programático de la misión de Jesús (Le. Lo excelso (divinidad) y lo ínfimo (empobrecimiento) q u e d a n vinculados y de este vínculo nace u n a misión de liberación en la historia: hay q u e bajar de sus cruces a los crucificados de la historia. 31-46 q u e h e m o s podido leer anteriormente tienen u n a profunda u n i d a d y coherencia. a través de u n a narración sobre el juicio final. por lo general. la vista a los ciegos. 4.. Esta simbiosis revoluciona el concepto y la práctica del culto y del a m o r a las divinidad. Si en el Evangelio según san Lucas. u n elenco de todos los oprimidos y empobrecidos de aquella sociedad.

5. ¿tú lavarme los pies a mí?") . salvo el del amor m u t u o . a los hambrientos. ni exclusivamente amistad. 13 y 17). lejanos. de igualdad y de justicia. en u n contexto de cercanía a la Pasión y de instrucciones finales a sus discípulos. 25-37. Le.Jesús de Nazaret con este gesto manifiesta al Dios que se hace esclavo (recordar el texto d e la Carta a losFilipenses 2. Y esas ac- ciones de amor que transforma. Ahora bien. Pero n o u n a m o r idílico. 6-11). Jesús de Nazaret. de libertad. (Jn. 6 y 7). 31-46. el que da la vida por los amigos") son las señas de identidad y reconocimiento de los cristianos. la fraternidad evangélica conduce a aproximarse a los que están caídos (explotados. Esto es lo q u e os m a n d o . El a m o r político o la política como servicio del a m o r En el Evangelio según san J u a n . 25. 20-26. la fraternidad. En estos textos aparece el contenido central del cristianismo originario: el a m o r m u t u o . en este mismo Evangelio. hasta el fin ("el amor más grande. empobrecidos) tanto cercanos como. sino del amor como misión para convertir las relaciones sociales en relaciones fraternales. a los emigrantes. q u e dé de comer a los hambrientos y acoga a los emigrantes. El cristianismo originario p r o p o n e u n a m o r q u e busca activamente realizar la emancipación y dignificación de los últi- 390 391 . 10. CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR p o n e r en libertad a los oprimidos. que libere a los oprimidos. Jesús n o habla de u n amor m u t u o en u n a comunidad cerrada. sino a m o r de acercam i e n t o servicial y liberador a los últimos de la sociedad (léase secuencialmente J n . Es un amor n o genérico o idealista.LA IZQUIERDA Y EI. amar hasta más q u e a u n o mismo ("dar la vida por los amigos"). Lavar los pies era tarea propia de esclavos. va a manifestar muy claramente cuáles d e b e n ser las actitudes y c o m p o r t a m i e n t o s de sus seguidores a través de la realización de u n a significativa acción para aquella época. 15.. sino inconvenientes. El m a n d a m i e n t o del amor m u t u o es nuevo p o r q u e va más allá del contenido en la Ley judía: "Amar al prójimo c o m o a u n o mismo". el juicio final y la misión de Jesús para captar su dimensión socio-política. Por esta razón. la n a r r a d a en Mt. En él se narra q u e Jesús "se puso a lavarles los pies a los discípulos" y les dijo: "Os doy u n m a n d a m i e n t o nuevo: q u e os améis unos a otros. 6. A h o r a se radicaliza. 17-21. q u e se entrega. De ahí la coherencia evangélica del dicho "ama y haz lo que quieras". igual que yo os h e amado. emancipatorio. d o n d e n o cabe n i n g ú n cálculo racional de ventajas q u e lleve a amarlos. Más adelante. a los cautivos. Esto en m o d o alguno quiere decir q u e el a m o r erótico. que se entrega. esta especificidad amplía los horizontes respecto a los destinatarios del amor y lleva a la entrega a aquellos que. Le. De ahí q u e Pedro se opusiera ("Señor. Le. ni siquiera beneficencia caritativa. también vosotros amaos unos a otros. familiar. 4. No hay otro m a n d a m i e n t o en todo el Nuevo Testamento. p o r aquí aparece la especificidad de la idea cristiana d e fraternidad. sino amor a las víctimas. En esto conocerán que sois discípulos míos". 25. c o m p r o m e t i d o con "lavar los pies" (liberar) a los últimos del m u n d o . 31-46. proclamar el año favorable del Señor".. es lógico q u e a sus seguidores se les e n c o m i e n d e u n a misión parecida. N o m e r o a m o r erótico e n t r e dos o varios seres. El contenid o del texto del evangelista Mateo h a de ser leído desde el del evangelista Lucas. de entrada y a p a r e n t e m e n t e . n o r e p o r t a n beneficios. Mt. U n a m o r que reproduzca la acción del b u e n samaritano. hasta dar la vida. que se dedica a emancipar a los esclavizados y oprimidos y recomienda a sus discípulos q u e sigan este ejemplo ("como yo os he amado"). incluso. sobre todo. Mt. Jesús afirma: "Nadie tiene a m o r más g r a n d e q u e el q u e da la vida p o r los amigos. q u e os améis unos a otros". sino u n a m o r servicial. 13 y 15. ni simple a m o r familiar. El señorío y la gloria de Dios se manifiesta en el servicio a los últimos como muestra de u n a m o r hasta el final. benefactor o de amistad no p u e d a ser asumido e integrado d e n t r o de la especificidad del a m o r o la fraternidad del cristianismo originario. De nuevo estos textos sobre el a m o r m u t u o deben ser leídos en conexión con los del b u e n samaritano. a los empobrecidos.

13-16). olvido de los empobrecidos del sur. actitudes interiores (hambre y sed de justicia. La consolidación de la sociedad de los dos tercios. apoliticismo. 5. misericordia. devolver la vista. El a m o r sin lucha por la justicia y la liberación de los últimos es. Es u n a m o r que está enraizado en el a m o r de u n Dios (Jn. xenofobia ante los inmigrantes) y alentar la construcción d e u n a sociedad más solidaria d e n t r o y fuera de nuestras fronteras. la raíz de la lucha por la justicia y la igualdad es el amor. Desde estos planteamientos p o d e m o s e n t e n d e r mejor c ó m o en el siglo x x m u c h o s movimientos cristianos han utilizado el término caridad política para manifestar la unión entre a m o r y lucha por la justicia 29 . 25-37). 6 y 7) contiene el mensaje en el que el cristianismo originario condensa esas actitudes. Los que trabajan p o r la paz son los q u e se movilizan para superar las causas que provocan el conflicto entre los seres h u m a n o s . La cultura samaritana y la reactivación del tercer ideal revolucionario Esta concepción de la fraternidad c o n d e n s a d a en lo q u e h e d e n o m i n a d o cultura samaritana p u e d e ser u n i m p o r t a n t e factor ético y social para luchar contra el individualismo dom i n a n t e en sus diversas manifestaciones (falta d e asociacionismo. 7. Los misericordiosos son los que realizan la labor del buen samaritano. pues los seguidores de Jesús deben ser "sal y luz" en el mund o (Mt. Los limpios de corazón son aquellos cuyo sistema de motivaciones. desde la cultura samaritana. En el Sermón de la Montaña (Mt. 5. El h a m b r e y la sed d e justicia tienen q u e ver con esa pasión por la emancipación de los últimos de la que hablé en otro apartado y está relacionada con la promesa de liberación de los que sufren y están oprimidos (segunda y tercera bienaventuranza). 10. dar de beber. la criminalización de los excluidos sociales que. d e r e c h o yjusticia. La mayoría satisfecha pide ante todo seguridad ciudadana y. paz en el lenguaje bíblico n o es sinónimo de ausencia de guerra o enfrentamiento bélico.RAFAEL DÍAZ-SALAZAR LA IZQUIERDA y EL CRISTIANISMO mos: dar de comer. aspiraciones y deseos está regulado p o r el a m o r y el deseo de construir la fraternidad en la historia. e n más de u n a ocasión. el fortalecim i e n t o de políticas de extranjería restrictivas y represivas y la marginalidad de las políticas de solidaridad internacional son f e n ó m e n o s q u e son posibles. etc. Así declaran dichosos a "los q u e tienen h a m b r e y sed de justicia. 31-46) hasta el final. Desde esta perspectiva del cristianismo originario. los que se hacen verdaderamente prójimos ("el que lo trató con misericordia" o "el que tuvo compasión de él". Es significativa la vinculación q u e se establece entre dicha (felicidad). compañeros). e n t r e otras causas. a los que trabajan por la paz. liberar a los oprimidos. 5. según la respuesta del jurista j u d í o a Jesús en Le. amigos. pues encierra la fraternidad en el círculo cerrado de los grupos afectivos primarios (familia. a los misericordiosos. ser perseguidos por la justicia). La realización de la justicia y la igualdad sin fraternidad termina engendrando nuevas formas de deshumanización. a los perseguidos p o r la justicia" (Mt. u n a nueva forma de egoísmo.13-28). 6-11). limpieza de corazón) y acción (trabajar p o r la paz. 5. sino buenas relaciones. p o r 392 393 . realidades q u e iban n o r m a l m e n t e separadas (amor yjusticia) y que se destinaban a ámbitos diferenciados (interpersonal y societal) se muestran ahora p r o f u n d a m e n t e unidas. indiferencia ante la problemática de la exclusión social. 25. 6 y 7) se afirma que estas actitudes deben fecundar y configurar las relaciones sociales. desarrollando u n estilo de vida coherente con las proclamaciones de las Bienaventuranzas (Mt. 15. Los perseguidos p o r la justicia son los que son fieles al cumplimiento de la voluntad de Dios (expresada en Mt. prosperidad. Para el cristianismo originario. p o r la existencia de u n a cultura del individualismo muy alejada de los rasgos característicos de la cultura samaritana. a los limpios de corazón. La construcción del amor y la fraternidad en la historia requiere u n tipo de sujeto h u m a n o impregnado de unas actitudes determinadas. 1-17) q u e se ha h e c h o esclavo y se h a puesto a servir y liberar a los empobrecidos y esclavizados. El S e r m ó n de la M o n t a ñ a (Mt. Las Bienaventuranzas u n e n invitación a la felicidad y actitudes humanas para construir la fraternidad.

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

otra parte, e n porcentajes n o desdeñables se e n c u e n t r a n en u n a espiral d e autodestrucción a través de la drogadicción. La cuestión de la inmigración n o se capta como el desiderátum central de este fin de siglo para los países ricos 30 : solidaridad internacional intensa o establecimiento de lo que he denomin a d o democraáas cainitas q u e construyen nuevos m u r o s de la vergüenza para preservar su bienestar ante la presión de los empobrecidos del m u n d o . Los países empobrecidos están siendo a b a n d o n a d o s a su suerte, salvo aquellos que son útiles para los intereses geopolíticos o económicos del norte. Son las nuevas víctimas dejadas al b o r d e del camino, ante las cuales los países ricos pasan de largo. Para captar la poca relevancia q u e desgraciadamente tiene el internacionalismo en la configuración de la identidad de la izquierda en nuestro país conviene tener en cuenta q u e es muy reducido el porcentaje de personas de esta ideología que declaran tener m u c h o / b a s tante interés p o r las zonas más pobres del planeta. (Díaz-Salazar:1996,34). La cultura ciudadana, salvo excepciones muy significativas que revelan la emergencia de u n nuevo altruismo, está regida p o r los valores del individualismo y las reivindicaciones de lo que h e llamado la solidaridad de demanda (pedir q u e el Estado y otras instituciones satisfagan los deseos igualitaristas de los ciudadanos). Paradójicamente, esta solidaridad de demanda coexiste con u n alto desinterés p o r la política y u n bajo nivel de asociacionismo ciudadano. La lucha contra la exclusión social, la adopción de políticas de extranjería m e n o s represivas y el impulso de u n nuevo internacionalismo requieren otro tipo de cultura ciudadana. U n a cultura más marcada por u n a solidaridad de oferta, esto es, por la participación activa en procesos sociales de construcción de solidaridad nacional e internacional. Hay que potenciar u n movimiento ciudadano decidido a p o n e r en práctica el tercer ideal revolucionario: la fraternidad. La cultura samaritana es u n ingrediente fundamental para impulsar este movimiento. Este ideal olvidado de la fraternidad es el q u e autentifica y lleva a su plenitud los otros dos ideales de la igualdad y la libertad. U n a igualdad y u n a libertad, q u e si de-

j a n de ser fecundados por el universalismo/internacionalism o de la fraternidad, se convertirán en bienes exclusivos de ciudadanos satisfechos que protegen su bienestar y sus conquistas sociales de las d e m a n d a s y presiones de los empobrecidos del n o r t e y del sur del m u n d o . La dimensión de los problemas p o r los q u e atraviesan la mayor parte de las sociedades y el sistema-mundo en su conj u n t o requieren nuevas energías morales, por eso n o es de extrañar q u e Octavio Paz afirme q u e "la fraternidad, q u e n o es u n valor económico sino moral, será el centro de discusión de las generaciones q u e vienen" 31 . B. Engholm, ex presidente del SPD (Partido Socialdemócrata Alemán), h a definido a E u r o p a c o m o u n "continente invadido p o r u n craso egoísmo" y h a d e n u n c i a d o la "falta de voluntad para sacrificar el interés particular p o r el bienestar general". Desde esta perspectiva crítica ha planteado la necesidad de buscar u n nuevo fundamento ético para el socialismo que se base en u n a moral con u n a dimensión fuerte de altruism o (Engholm: 1995). Pienso que la cultura samaritana es u n o de los mejores ingredientes para el nuevo f u n d a m e n t o ético del socialismo; es más, me parece que es la más adecuada para constituir el nuevo espíritu del socialismo. Difícilmente podemos construir hoy u n a sociedad más justa para u n a mayor igualdad, libertad y fraternidad d e n t r o y fuera d e nuestras fronteras si n o vamos más allá de las solidaridades de clase y nación q u e han a c o m p a ñ a d o hasta ahora la construcción del Estado del Bienestar. La consolidación de la sociedad de los dos tercios y el crecimiento del abismo de desigualdad entre el n o r t e y el sur exigen u n a cultura ético-política más radical, más capaz de g e n e r a r dinamismos de aproximación a los excluidos del norte y a los empobrecidos del sur, cuya situación deslegitima el plácido sueño de las mayorías satisfechas en las sociedades de bienestar y c o n s u m o de masas. Creo q u e F. Fernández Buey es el intelectual español que mejor ha sabido plantear las nuevas implicaciones que conlleva esta situación: La solidaridad tiene que ver con la piedad, con la compasión, con el amor al prójimo de la propia especie. Pero el prójimo en

394

395

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

una economía-mundo, en una economía mundializada, es cada vez menos una persona próxima y cada vez más un prójimo lejano del que apenas sabemos otra cosa que su mal y su desgracia... no pocas personas han empezado a plantearse la pregunta sobre las condiciones de posibilidad del amor al prójimo lejano. Esta actitud renueva y adapta a la nueva situación de la mundialización y de la globalización el viejo concepto de la caritas... El reconocimiento de la asimetría de situaciones de partida pone de manifiesto el límite del punto de vista estrictamente utilitarista en la tradición laica de la cultura de la solidaridad y tiene que interpretarse, en mi opinión, como una muestra más de la inevitable interrelación entre caridad y solidaridad en el mundo de hoy... la fragmentación forzada de la clase obrera hace ahora esa interrelación más evidente. La cantases, más fundamental, más radical, que la solidaridad. La solidaridad en el mundo actual es, por una parte, conciencia crítica de la insuficiencia de la caridad reducida a beneficienciay paternalismo; por otra, es propuesta de elevación de la caridad individual al plano social, institucional y político. (Fernández Buey: 1996, p. 7-8). Este desafío, j u n t o al planteado por P. Glotz, implica ir más allá de la actual política de alianzas y apelar al e n c u e n t r o de tradiciones morales altruistas; para ello, la izquierda española debería repensar su racionalidad ética desde el paradigma de la cultura samaritana 32 . Sólo así p o d r á n realizarse ciertas políticas q u e ciertamente requieren, c o m o h a afirmado u n importante economista de nuestro país, "una lógica distinta del c o m p o r t a m i e n t o racional y egoísta del interés propio". (Sevilla: 1993, 178).

La cultura samaritana, q u e cifra su identidad en la aproximación voluntaria a las víctimas socio-económicas alejadas de las mayorías satisfechas, es u n ingrediente imprescindible para organizar la solidaridad en u n m u n d o cada vez más desigual. Esta cultura p r o p o n e u n universalismo de justicia sostenido p o r la caridad que se e n c u e n t r a en las antípodas de la identificación d e ésta con el asistencialismo limosnero. Es precisamente la caridad 33 la que exige que la justicia llegue también a aquellos q u e están más alejados de nuestros círculos de bienestar. La cultura samaritana p r o p u g n a u n a justicia con a m o r y misericordia y u n a justicia para el a m o r y la fraternidad. Estas palabras pueden resultar chocantes a aquellos cuyo burocratismo o cinismo político y moral está también mezclad o con el desconocimiento de las reflexiones de algunos de los mejores clásicos del movimiento o b r e r o sobre la necesid a d del a m o r c o m o matriz de la lucha social y política 34 . La perspectiva amorosa y fraternal propia del cristianismo originario ha sido reconocida p o r algunos intelectuales raarxistas q u e precisamente cifran la mayor aportación de esta religión en el valor absoluto que le concede al individuo 35 ; u n a valoración que n o lleva al individualismo, sino a u n personalismo comunitario y solidario. J u a n Manchal h a reconocido la potencialidad y peculiaridad de este h u m a n i s m o evangélico, reactivado especialmente en América Latina, que mueve a u n a compasión activa y liberadora 36 . El h u m a n i s m o de la cultura samaritana e n g e n d r a algo m u c h o más profundo y radical q u e u n a ética de la responsabilidad, pues impulsa u n a solidaridad de oferta (compromiso activo y personal) que deslegitima la unilateral y reductiva solidaridad de demanda (meras reivindicaciones ante las instituciones). El h u m a n i s m o evangélico genera creencias morales y sentimientos morales q u e son los principales resortes para llevar a la práctica u n a propuesta ética d e vida justa y buena. Desde la cultura samaritana tenemos q u e profundizar en la distinción entre fundamentación d e la moral y producción de moral. Muchas veces los valores fundamentados y propuestos n o se convierten en acciones por la poca capacidad que tiene la filosofía q u e los fundamenta para transformarlos en creencias, sen-

Justicia y caridad en la acción política La socialización e introyección de la cultura samaritana crea una determinada psicología y antropología políticas, u n a especie d e brújula interior que lleva a impulsar comportamientos y decisiones políticas d e lucha contra el empobrecimiento dentro y fuera de las fronteras nacionales.

396

397

LA IZQUIERDA Y EI. CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

timientos y normas internas de regulación de comportamientos. Como decía muy bien Ortega y Gasset, las ideas se tienen y en las creencias se está, y por ello son mucho más determinantes para la acción. Me parece que la caridad genuina del cristianismo originario tiene una gran potencialidad para "contrarrestar el ethos individualista" y generar esa "buena disposición hacia el dolor y el sufrimiento ajenos" y ese "sentimiento de afecto hacia el necesitado" que reclama Victoria Camps para ir más allá de la justicia. Según esta autora, "la solidaridad es una expresión del sentimiento, sin sentimientos solidarios es difícil que la justicia avance ...no progresarán los ideales éticos si no cambian las actitudes personales, aunque se reformen las instituciones. Es preciso que el ethos —el carácter— de las personas se forme y colabore en la creación de una sociedad más justa". (Camps: 1993,105-106, 110-111). La cultura samaritana creo que puede ser muy útil y necesaria para guiar la acción política y sindical de la izquierda. Esta cultura es la que puede ayudar a los sindicatos a descubrir la relevancia de la nuevas formas de pobreza y a intensificar la acción sindical relacionada con esta problemática, pues los sindicatos corren el serio peligro de convertirse en agencias de servicios de la llamada aristocracia obrera. La cultura samaritana pone en el centro del quehacer de la izquierda las políticas de inmigración y las políticas de solidaridad internacional —actualmente represivas y marginales— y advierte sobre el peligro del eurocentrismo cerrado de la mayor parte de los objetivos de las izquierdas. La socialización, introyección y difusión de la cultura samaritana es uno de los mejores medios para ayudar a descubrir el compromiso político como sentido moral de la existencia.

El espíritu del Evangelio para la reconstitución del socialismo La fenomenología del cristianismo originario que he presentado en las anteriores páginas no incluye un programa político y económico. Considero, sin embargo, que el cristia398

nismo originario presenta unos valores de fondo que vistos en su conjunto configuran un determinado espíritu o fuerza socio-vital muy importante para la izquierda. La primacía de los últimos, la pasión por su liberación, la crítica de las riquezas, la cercanía a las víctimas de la explotación, el anhelo por construir la fraternidad desde la justicia y más allá de ésta, la apuesta por un estilo de vida centrado en la desposesión y la comunión de bienes, la unión entre el cambio de la interioridad del hombre y la transformación de la historia, etcétera, son propuestas vitales muy valiosas para la cultura socialista. El contenido del cristianismo originario transciende las coyunturas socio-históricas y los diversos sistemas políticos y económicos y, al ir a la raíz de los comportamientos humanos, mantiene una perenne vitalidad. Especialmente me parece muy relevante la vinculación evangélica entre lo interior y lo exterior, lo privado y lo público, el corazón y la mente: "De dentro, del corazón del hombre, salen las malas ideas". (Me. 7,21). Este conjunto de valores de fondo constituyen lo que denomino el espíritu del Evangelio, teniendo en cuenta que, en contra de la concepción de espíritu propia del sentido común, en hebreo "espíritu" significa viento o aliento y expresa fuerza vital. Espíritu es la actividad que sale del interior; más aún, la dirección en la que fluye tal vitalidad. Así, por ejemplo, cuando Jesús proclama: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a dar la buena noticia a los pobres, a poner en libertad a los oprimidos" (Le. 4,18), está indicando la fuerza vital que tiene dentro y la dirección que lleva esa fuerza vital. Esta concepción tiene cierta afinidad con el concepto sociológico de "espíritu" elaborado por Weber y Sombart. En conexión con esta interioridad dinámica (el espíritu), está el corazón como interioridad estable. En el pensamiento hebreo bíblico el corazón es el lugar de las convicciones profundas y del conocimiento de las situaciones desde la razón compasiva (mentalidad, en nuestra cultura). Es también el ámbito de las actitudes, las motivaciones, las aspiraciones, las

399

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SAI .AZAR

decisiones (lo que entendemos por voluntad) y la esfera de los sentimientos (amores, odios). "Lo que sale del corazón" es lo que sale de dentro y ese dentro marca la actividad pública. Desde esta perspectiva, podemos hablar también del corazón del Evangelio, es decir, de la mentalidad, el sentimiento y la acción que quedan configurados por los valores de fondo a los que me refería anteriormente. La parábola del buen samaritano condensa este peculiar ver (sus entrañas de misericordia le permiten captar la situación), sentir (tuvo compasión de él) y actuar (se acercó, le vendó las heridas, etc.). Esta cultura unitaria del Evangelio nos plantea el tema del espíritu y el corazón de la política, especialmente en un momento de profunda crisis ético-cultural del socialismo, de hegemonía de la cultura burguesa y de escisión entre fundamentación de la ética y producción de cultura moral solidaria. Para abordar esta cuestión hay que partir del hecho de que entre la estructura social y el ámbito de los valores hay una profunda interrelación. Los valores desempeñan un rol muy determinante en la dinámica de los sistemas sociales. Por esta razón, Marx, Weber y Sombart analizaron el espíritu de la sociedad burguesa y el espíritu del capitalismo. En esta misma línea, A. Occhetto, ex secretario general del PCI y del PDS, planteó la importancia de las "infraestructuras inmateriales" como verdadero "sistema nervioso" de la sociedad (en AA. W.: 1990, 19). R. Debray en su libro Crítica de la razónpolíticaha desentrañado los fundamentos culturales y psicológicos de la concepción política de la izquierda, ha mostrado la dimensión metarracional presente en ésta y ha destacado la importancia de los factores espirituales presentes en la misma. Debray piensa que "el motor de los movimientos políticos reales no es de naturaleza intelectual". Él considera al "corazón como sede de la ideología" para mostrar la dirección afectiva que prima en muchas adhesiones racionales a causas políticas. Para este autor el ingreso de muchas personas en las filas del socialismo tiene motivaciones que están mucho más allá del racionalismo: "Lo visible siempre se explica por lo invisible". En este sentido, afirma que "lo que emociona pone en movimiento tanto a un colectivo como a un individuo... lo que se experi-

menta prima sobre lo que se representa... lo que se llama ideología desde Marx no es un hecho de discurso, sino en primer lugar un hecho de sensibilidad... uno no se vuelve comunista por haber leído a Marx y a Lenin... El camino se practica en sentido inverso: del compromiso hacia sus razones, de la adhesión hacia sus motivos" (Debray: 1984, 149-150). El análisis de la psicología y de la espiritualidad (religiosa o atea) es fundamental para dar cuenta de prácticas sociales y políticas. Debray plantea una cuestión fundamental que tiene que ver con la temática de este libro: qué es lo que moviliza, "¿bajo qué forma una idea de lo real puede convertirse en fuerza real?". (Debray: 1984,149,169, 274,398). Conviene recordar que la lucha de la izquierda en sus orígenes estuvo configurada por una utopía y una mística o fuerza interior que era lo que reforzaba la acción de militantes sometidos a toda clase de represiones y persecuciones. E. Mounier, partiendo de la experiencia histórica del movimiento obrero, escribió sobre la "mística de la izquierda". Este autor distingue entre "contenidos ideológicos", "contenidos políticos" y "aspectos espirituales" en la acción política; refiriéndose a estos últimos afirma que "hay valores de izquierda o, mejor, un ala de izquierda de los valores", aunque constata que "el conservadurismo de los moderados ha penetrado de lleno hoy las filas de la izquierda" (Mounier: 1973, 135-136). La izquierda, como dije en el capítulo IV, necesita, además de los llamados "tanques de pensamiento", algo que es más radical y más importante: "motores" ético-culturales, "ideas movilizadoras"y "fuerzas morales" capaces de transformar la infraestructura cultural de nuestras sociedades para lograr que grandes sectores de población luchen por determinados objetivos. Desde el espíritu del cristianismo originario ya he propuesto dos. Por un lado, la regulación ecológica de la producción, el consumo y los estilos de vida. Por otro, la primacía de los últimos a través de políticas de solidaridad internacional, de rentas de inserción o salario social y de lucha contra la exclusión social, dando gran importancia a los temas del reparto del tiempo de trabajo y a los fondos de reinversión de las plusvalías para la creación de empleo.

400

401

Me parece que todos ellos se refieren a algo común: la necesidad que tiene todo proyecto de disponer de una dimensión de valores de fondo. Max Weber sobre el "espíritu del capitalismo" y Werner Sombart sobre el "espíritu de la vida económica". en definitiva. hambre y sed de justicia. 29). un político con fama de pragmático y hasta de tecnócrata. Gorbachov.17-18). por eso es es muy importante configurar el espíritu desde unos determinados valores. M. dentro de su célula de prospectiva. Nos falta un pensamiento que vaya más allá de la economía" (Grass: 1993. que está en vías de unidad. que dirijan y orienten sus acciones. el espíritu del cristianismo nace del encuentro con Jesucristo. 1992) son cuestiones centrales en la búsqueda de un nuevo espíritu para el socialismo. R. Una política no fecundada permanentemente por una determinada espiritualidad (agnóstica. Milán Machovec sobre 'Jesús para ateos" yjon Sobrino sobre "liberación con espíritu". pero considero que los valores 402 403 . Indudablemente. Urge revolucionar la conciencia. La regulación espiritual de la política y la orientación del socialismo Ciertas culturas espirituales y morales son las que pueden otorgar almay corazón a la política de la izquierda. con el significativo título de Donnerune ame a l'Europe. 57). en el VI Congreso del PSC-PSOE (1990). de motivaciones de raíz. valores morales de fondo. la utopía y la mística o espiritualidad han sido elementos que han desaparecido de la cultura de la izquierda. Por esta razón la izquierda tiene que ser un movimiento socio-político y. en la actual coyuntura histórica. Obiols. "la salida está en hacer la vida más densa espintualmente. sensibilidad por el sufrimiento ajeno. haremos prosperar el espíritu europeo". afirmó que ante los problemas de la política y de la sociedad. Esta Europa. ante sus semejantes y ante sí mismo. Por esta razón considero que. En la medida en que la pérdida de determinados objetivos de la izquierda ha ido creciendo y ésta. en reconsiderarla como una actitud del hombre ante la naturaleza. una nueva cultura moral y un nuevo espíritu. además. religiosa o atea) degenera rápidamente en tecnocratismo o cinismo. Considero que sin un profundo cambio espiritual difícilmente van a ser posibles cambios socio-políticos sustancia- les. de inspiraciones básicas y fundamentales precisamente para no desfondarse. Así. porque solamente está orientado económicamente. Delors. Sólo así se podrá crear una cultura y una política nuevas y adecuadas a los retos de la época" (Gorbachov: 1990. Este espíritu es algo mucho más profundo que las ideologías y los programas. se ha limitado a la gestión del orden social existente. y solamente así. En este sentido estoy totalmente de acuerdo con Günter Grass cuando afirma que "el pensamiento europeo está enfermo. nuevos objetivos requieren fuerzas especiales. en este sentido. Ahora. sobre este tema afirmó lo siguiente: "Hay todavía mucho que hacer para asegurar la primacía del espíritu y la aportación indispensable de la cultura en nuestra Europa y en nuestras democracias desvitalizadas. De un modo parecido. El tema de las motivaciones y especialmente el de la compulsión moral (Shanin. A su vez cada espíritu tiene una fuente de la que nace y se alimenta. J. un movimiento ético-cultural impregnado de espíritu. Ernst Bloch lo hizo sobre el "cristianismo en el ateísmo". planteó la necesidad de dar "una dimensión de espiritualidad al proceso de evolución política y social". necesita una memoria y un alma. salvo excepciones. Detrás de muchas acciones personales y colectivas hay un determinado espíritu invisible que es el que determina la orientación de esas acciones. esto es. En España. del mismo modo que una actitud ética que no desemboca en política se convierte en simple retórica. Ya me he referido anteriormente al hecho de que Karl Marx escribió sobre el "espíritu de la sociedad burguesa". pasión por la emancipación de los últimos. creó en su época de presidente de la Unión Europea un programa de trabajo. (En Berten: 1996.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR El espíritu que buscamos para el socialismo no es otra cosa que ese conjunto de motivaciones. la mayor aportación de fondo del cristianismo a la izquierda es ofrecerle un espíritu.

que es la fuente y el culmen de la felicidad. La política técnica ha de ser un conjunto de instrumentos puestos al servicio de un ideal moral vinculado a la contemplación de la pobreza. que este espíritu pertenece al "ala izquierda de los valores". revela el sentido de mis anteriores afirmaciones. Por esta razón. adopción de un estilo de vida marcado por la búsqueda de la justicia para llegar a la fraternidad. Creo que el espíritu del cristianismo originario y el espíritu del ecologismo político son más potentes que otras propuestas éticas para guiar por dentro a la izquierda. sentimiento. Esta idea ha sido defendida en España con bastante lucidez por G. Podemos decir. aproximación a los empobrecidos para liberarlos. voluntad). son antiespiritualistas: primacía de los últimos. aliento y fuerza. sentimiento y voluntad). Todo el pensamiento de los clásicos de la sociología sobre las relaciones entre la ética y lo sagrado está centrado en esta cuestión: analizar el mecanismo mediante el cual una propuesta de valor se convierte en un factor que en la práctica regula y dirige el comportamiento personal y colectivo. por utilizar el lenguaje de Occhetto. el espíritu evangélico está en las antípodas del esplritualismo que se evade de la transformación de la sociedad. los temas de la religión civil y la religión de la humanidad han sido tan centrales en algunos de los clásicos de la sociología. afectan a la totalidad de la persona y le provocan una especial compulsión moral y una específica pasión política. un movimiento que va de dentro hacia fuera y. Lombardo Radice. en la actualidad. Los componentes de ese espíritu. en que el factor espiritual tiene mayor capacidad de impregnación de todo el ser que la mera formulación de normas morales. El espíritu es vida. Esto no significa que algunas éticas civiles no • 404 405 . La diferencia de lo espiritual y lo ético radica. porque es el que crea los puntos de referencia y regulación prepolítica y metapolítica para que la política técnica no pierda autenticidad y tensión creadora. Precisamente por esto la fundamentación de la ética no lleva directamente a la producción de moral vivida. utilizando el lenguaje de Mounier. Considero que. El espíritu moviliza más que la ideología. A lo largo de la historia. Todos estos elementos. por esta razón. en cuanto son espirituales y no ideológicos-cerebrales. Machovec y diversos partidos de la izquierda europea y latinoamericana. por la sencilla razón de que sus contenidos tienen más capacidad para incidir en toda la persona (mente. el espíritu y el élan vital que mejor pueden reconstituir la izquierda son los contenidos en el cristianismo originario y en el ecologismo político. como vimos en el capítulo III. Estos factores. de raíz ciertamente religiosa. La búsqueda de valores en el cristianismo para el socialismo desarrollada por agnósticos y ateos como Bloch. la explotación y la injusticia. de este modo. Peces-Barba (1996). y vivifica porque no es retórica ideológica o ética. Podemos decir que detrás de toda pasión ético-política hay siempre un espíritu. El espíritu es muy importante. Detrás de los casos de corrupción política que hemos podido conocer gracias a los medios de comunicación estaban dirigentes políticos sin espíritu (regulación prepolítica y metapolítica) o poseídos por un mal espíritu. En el Evangelio el espíritu tiene una dinámica interna y externa. son el élan vital de la política. El carácter político del apoliticismo (técnico) del cristianismo radica precisamente en ese núcleo de valores y propuestas de vida que dan un fondo espiritual para la acción y marcan una orientación moral para los objetivos de la política tratando de impedir. son la "infraestructura inmaterial" que regula el "sistema nervioso" y sanguíneo de la política. Togliatti. que ésta se desfonde y desnorte. porque incide en todo el ser (mente. Garaudy. la mayor parte de las propuestas éticas que se han traducido en comportamientos han experimentado su fecundidad gracias a mecanismos de sacralización y religiosización de esas propuestas.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI AZAR generados por éste pueden ser también asumidos por personas que no quieran o no puedan sumergirse en la experiencia religiosa cristiana. Son los factores espirituales y morales los que deben guiar la política técnica (desde el gobierno o desde la oposición). rechazo de la acumulación de bienes. éstas han sido más efectivas cuando han llegado a convertirse en creencias y sentimientos morales. motivación. el del individualismo posesivo y la acumulación de bienes y riquezas. a mi entender.

la voz "socialismo" en T. "La izquierda berlinesa". del acercamiento a los empobrecidos y de la b ú s q u e d a de la felicidad en la lucha p o r la justicia y la fraternidad. Ciertamente. Sánchez Noriega. Bottomore (ed. 1 CAPÍTULO II LAICISMO YCRISTIANISMO EN L A POLÍTICA DE LA IZQUIERDA F. es muy posible que la política de la izquierda termine sirviendo a objetivos e intereses bastante alejados de la pasión moral y la rebelión contra el sufrimiento de los empobrecidos q u e le dio origen. 2 1 406 407 . 23. Desroche.020. Diccionario del pensamiento marxista. La introyección de este espíritu re-genera p e r m a m e n t e m e n t e la política y p o n e obstáculos a la burocratización y tecnocratización de ésta. núms. NOTAS CAPÍTULO I REFUNDAR LA IZQUIERDA. Bobbio. 5 de septiembre de 1989. Su líder fue G. 3 Vid. 1976. h a destacado r e c i e n t e m e n t e la relevancia de esta cuestión. 31 y 34 respectivamente. p. Sotelo. Este espíritu crea u n a pasión para liberar ese sufrimiento e incentiva y moviliza para buscar mediaciones económicas q u e ante todo d e n prioridad a políticas de lucha contra la exclusión social en el n o r t e y contra el empobrecimiento en el sur. Pero sin él. La aportación básica del espíritu del cristianismo originario a la reconstitución de la izquierda consiste en p o n e r en el centro de la política el sufrimiento h u m a n o causado por el e m p o b r e c i m i e n t o . 1. ecologistas e internacionalistas que van en contra de hábitos.178 (1996). n. 682. "La cuestión religiosa". Sociología de la esperanza. 1. en El País. N. Barcelona. El espíritu del cristianismo originario p u e d e favorecer la expansión de los valores y actitudes ciudadanas q u e requieren ciertas políticas sociales. Herder. quien redactó La nueva ley de justicia.LA IZQUIERDA Y EI. c o m o vimos en el capítulo II. "Entrevista a Antón Saracíbar"y "Entrevista a Antonio Gutiérrez".69-70). El movimiento de los diggers tenía una clara connotación religiosa cristiana. Esas políticas requieren u n a cultura postmaterialista de la pasión por la primacía de los últimos. 11. en Biácleta. 12. en la que afirmaba: "El reino de los cielos no será más que la misma tierra. CRISTIANISMO sean capaces de g e n e r a r moral vivida. p. Noticias Obreras. de la desposesión. 1.9 39 (1981). "Su levantamiento contra Cromwell es considerado por Marx y Engels como una interpretación religiosa de la primera revolución proletaria" (H. Madrid. Ni muchísimo menos. pp. Savater. Tecnos. p. Para desarrollar esas políticas hay que ir más allá de la formulación programática y de la correlación de fuerzas. 1.). sólo con espíritu n o se hace política. Winstanley.021 (1990)ynúm. J. EL NUEVO CICLO DEL SOCIALISMO Vid. c o m p o r t a m i e n t o s y expectativas creadas p o r la cultura burguesa. convertida en propiedad común de todos los hombres". otro movimiento cristiano igualitarista. simplemente quiero llamar la atención sobre la fuerza que otorga el espíritu a u n a propuesta moral. 1984. Junto a los diggers estaban los levellers (niveladores).

"Radiografía d e los votantes del PSOE". Havel relaciona la crisis d e lo político y la falta d e responsabilidad g u b e r n a m e n t a l y movilización c i u d a d a n a con la desaparición de u n sentido t r a n s c e n d e n t e d e la vida y con la tecnocratización de la política. La identificación con Pablo Iglesias se sitúa e n el p u n t o 6 y con Marx en el p u n t o 5. Nou segle. El porcentaje de personas religiosas del electorado del PSOE es sustancialmente superior al d e personas indiferentes y ateas. Empuries. e n t r e los q u e destacan Jesucristo. M o n t e r o (1993). Conviene tener en cuenta q u e en 1990. el 55 p o r ciento mantiene ideas religiosas (Tezanos. 96). es decir. 1993). Según los estudios de estos autores. Arroyo (1997). h a escrito lo siguiente sobre esta temática: "La prioridad más urgente para la izquierda es superar el déficit d e motivaciones para la acción pública. La suma de n o creyentes.1982 y 1993 los electores del PCE e IU q u e eran católicos practicantes y n o muy practicantes constituyeron el 16. 19 y 13 p o r ciento d e indiferentes y ateos respectivamente (Montero. en 1986 lo hacía el 51 p o r ciento.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAEAEL DÍAZ-SAIAZAR El más i m p o r t a n t e es el F ó r u m 2000. ya que si en 1980 el 39 p o r ciento de los afiliados declaraba tener este tipo de ideas. el 63 p o r ciento d e los españoles se autoidentificaban c o m o personas religiosas. XXXIV Congreso del PSOE. Barcelona. Entre los afiliados al PSOE se h a incrementado sustancialmente el porcentaje de militantes socialistas que declaran tener ideas religiosas. En u n a misma línea. 21 d e j u n i o d e l 9 9 7 . 6. Barcelona. dos grupos con actitudes y prácticas n e t a m e n t e religiosas. el electorado religioso constituye u n sector m e n o r respecto a los indiferentes y ateos. presidente del PSC-PSOE y u n o d e los políticos más interesados en la convergencia entre la izquierda y el m u n d o cristiano. 25 d e agosto de 1983. promovido p o r Vaclav Havel. Radiografía d e los votantes socialistas. En IU n o existen estudios sobre esta variable. el Instituto O p i n a de Barcelona. agnósticos y ateos sólo constituye el 17 p o r ciento del electorado del PSOE. Instituto Opina. el 45 p o r ciento manifiestan q u e Dios es bastante i m p o r t a n t e en sus vidas y el 42 p o r ciento creen en la vida después de la m u e r t e . La p r e g u n t a 37 del cuestionario d e este s o n d e o es la q u e plantea a los votantes socialistas el grado de identificación (de 0 a 10) con u n a serie d e personajes históricos. Sólo el 33 p o r ciento d e las personas d e izquierdas afirman q u e Dios tiene poca o nula importancia en sus vidas (Arroyo. Desde u n a perspectiva histórica supone u n a gran novedad que n a d a m e n o s que algo más de la mitad de los militantes del PSOE sean personas religiosas. obtuvo los siguientes re- 4 sultados: u n 31 p o r ciento d e los votantes del PSOE confiesan ser católicos practicantes y u n 51 p o r ciento declaran ser creyentes n o practicantes. sólo la mitad del total d e votantes socialistas que son católicos practicantes. en las elecciones d e 1977. nou cicle. 1997. Obiols. declaran ser católicos practicantes y n o muy practicantes el 22 p o r ciento d e las personas con ideología comunista y el 43 p o r ciento d e las personas con ideología socialdemócrata (Arroyo. p. 408 409 . p . q u e utilizan encuestas d e DATA y del CIS. el 21 y el 30 p o r ciento frente al 54. el 53 p o r ciento se consideran personas religiosas. 7 J. a u n q u e tienden a disminuir las distancias e n t r e ambos. para la política en sentido amplio". e n u n estudio para La Vanguardia. Marx. indiferentes. 6 Instituto Opina. el 73 p o r ciento de los españoles q u e se autoidentifican d e izquierdas afirman creer e n la existencia d e Dios. De los afiliados al PSOE después de 1982. el 61 y el 35 p o r ciento d e indiferentes y ateos (Montero. Dentro de los electores del PCE y de IU. en La Vanguardia. 1997 ( m i m e o ) . y Elie Wiesel. 1993). Pablo Iglesias y Manuel Azaña. el 54 y el 60 p o r ciento del electorado d e este partido frente al 23. en las elecciones d e 1977. 5 Vid. 8 R. Lenin. 1993). el 28 p o r ciento c o m o personas n o religiosas y el 4 p o r ciento c o m o ateos (Montero. presidente d e la República Checa. 16). 1997). (Cfr. Tezanos (1993). Los votantes socialistas d e Andalucía son los q u e más se identifican con Jesucristo ( p u n t o 8 de la escala). 1993). p. Por lo que respecta a las últimas elecciones generales d e marzo de 1996. así. 1982 y 1993 los electores del PSOE q u e eran católicos practicantes y n o muy practicantes constituyeron el 43. 1997). Exclusivamente el 23 p o r ciento de los españoles de ideología socialista declaran ser n o creyentes. Delors. La m e d i a española de identificación d e los votantes socialistas con Jesucristo se sitúa en el punto 7 d e la escala. El 43 p o r ciento de los españoles q u e se identifican con la ideología socialista declaran ser católicos practicantes y n o muy practicantes. p r e m i o Nobel de la Paz. (Cfr. declaraciones en La Croix.

El director d e Le Globe era el cristiano L e r o u x y fue él p e r s o n a l m e n t e el que lo definió textualmente e n los términos siguientes: "Socialis3 1 410 411 . sino q u e los conciba todos" (en Luciani. 4. Antecedentes. Badie. "Dios según Mitterrand". La noticia y parte d e este texto apareció e n el diario El País. aboga p o r la abolición de la p r o p i e d a d privada y de las diferencias de clase y proclama el pacifismo c o m o ideal internacional. Zapatero e n su estudio prelimin a r a F. 7 Los planteamientos sobre el cristianismo c o m o cuestión pública para la izquierda q u e son mantenidos por los partidos socialdemócratas de Suecia. 70: "El socialismo (de socíMs=camarada). p . La influencia d e sus convicciones cristianas era. Cfr. Madrid. En este mismo periódico. Marxismo y Populorum Progressio (1967). n. sin e m b a r g o . 4 A. u n poso d e ese catolicismo c o m p r o m e t i d o con las mejoras sociales. el socialdemócrata sueco E. Malagón. estas convicciones aparecieron en el debate sobre el aborto y en la votación posterior. II. La orientación política revolucionaria de cristianos universitarios. 308. 33-37 d e la obra d e Luciani. n° 6 (1985). 1990. Muy ilustrativo es el artículo del presidente de la ILRS (Federación Internacional de los Socialistas Religiosos). unidad. 5 d e mayo d e 1994. 29 de septiembre de 1995. Constituciones. Madrid.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR T r a d u z c o d i r e c t a m e n t e del texto francés del acto d e la entrega. p. 1981.". 2 El t e m a d e la influencia d e la Institución Libre d e Enseñanza y d e los teólogos del m o d e r n i s m o en la religiosidad d e F e r n a n d o de los Ríos ha sido muy bien estudiado p o r Eloísa Esteban e n "El p e n s a m i e n t o religioso d e Giner d e los Ríos: la idea d e Dios". Lluch. Universidad d e Colonia. 9. Madrid. 34). el cristianismo h a sido la religión que mejor h a favorecido el surgimiento y el despliegue de la democracia p o r su orientación hacia la transformación del m u n d o . La socialdemocracia alemana. Madrid/ H . UNA CUESTIÓN PÚBLICA PARA LA IZQUIERDA EUROPEA Y LATINOAMERICANA Textos contenidos e n Marximus undEthiky tomados d e la traducción española realizada p o r V. y en "Los cristianos. especialmente en n e 1 (1978). igualdad. p p . n o obstante. p. Holanda. XXSiglos. M e m o r i a Académica 1987-1988. las p p . que los especialistas en historia de las ideas políticas suelen coincidir en afirmar que. p . ¿Uni8 5 CAPÍTULO III E L CRISTIANISMO. e n La Vanguardia. Madrid. Austria. declaraciones en ElPaís.. 10 Concilio Vaticano II. 1965. Atlas Histórico Mundial. q u e les llevará a la creación del FLP. desde u n a perspectiva comparada. Dinamarca. térm i n o q u e aparece p o r p r i m e r a vez en el periódico francés Le Globe 1832). 1974. H i l g e m a n n . 11 Hay q u e tener en cuenta. la doctrina q u e n o sacrifica n i n g u n o d e los términos de la fórmula: libertad. a 16 (1993). en el fondo y e n la forma. decretos y declaraciones. H e a b o r d a d o el t e m a del rol de los cristianos e n la oposición al franquismo en mi libro Iglesia. 1991). Bélgica. Madrid. T. 8-9. p . "Churches a n d Social Democratic Parties in Europe". Kinder y W. d e los Ríos. Ediciones HOAC. e n Instituto Fe y Secularidad.. Guterres. Rovirosa. 9 m o . 19 y 20. 1994. Del paternalismo a la justicia social (1957). dictadura y democracia. se o p o n e al liberalismo y al capitalismo. Trabajo d e investigación dirigido p o r mí. fraternidad. Vol. Facultad d e Filosofía d e la Universidad Comillas. en Amalia Barboza. De h e c h o . Taurus. ASCE-News. el partido de los verdes y la religión cristiana. 1991 (tesina) y "El p e n s a m i e n t o religioso de F e r n a n d o d e los Ríos". Noruega. la lucha p o r la d e m o cracia y la creación del nuevo movimiento obrero". su afirmación de la persona como sujeto. Escritos sobre democracia y socialismo. Svensson. Alemania. Istm o . 6 Vid. Fern á n d e z de Castro. Guterres pasó de la militancia en las J u v e n t u d e s Católicas Universitarias a las J u v e n t u d e s Socialistas" (2 de octubre d e 1995. 3). n a 1 y 6 (1986) y en Luciani (1990). Manifiesto Comunüarista (1949) y Comunistas y cristianos (1951). El diálogo con la izquierda desde posiciones cristianas aparece en p r i m e r lugar en algunos textos d e dirigentes hoacistas: G. Italia e Inglaterra p u e d e n verse en la revista ASCE-News. su distinción entre obligación política y obligación religiosa. Suiza. Sobre el cristianismo d e Leroux y su relación con el socialismo vid. aparece en tres libros d e I. P. Finlandia. p . Marcos afirm a b a q u e "de cada frase queda. en E. 1995 (mim e o ) . su utilización de la figura d e la delegación y su visión d e la u n i d a d en la diversidad (vid. captada p o r los analistas. BAC.

(R. Vid. J. Sobre este t e m a estoy dirigiendo u n a tesis doctoral sobre Religiosidad obrera y luchas socio-políticas en Madrid (1947-1977) y asesorando otra sobre El rol del cristianismo y de los cristianos en el surgimiento y desarrollo de la izquierda en Sevilla (1952-1982). Vanguardias Obreras y alguna otra q u e a p o r t a r o n u n a notable ayuda tanto para la legitimación de la lucha sindical c o m o para la incorporación d e militantes a USO.286. 36. finalmente. y Sombart (1913). p . 5. publicados p o r T a u r u s . en Temas para elDebate. u n p o c o d e suerte y u n gobierno q u e sonría a los bolsillos y cuentas bancarias. n s 763 de 1990. en Noticias Obreras. 156. 356. 71. en Felipe González. 43. 357. "Anarquía y cristianismo: el d e b a t e está abierto". p. 10 Vid. 12 Vid. El paso del sindicalismo confesional propio del catolicismo d e p r e g u e r r a al sindicalismo revolucionario d e clase impulsado p o r cristianos está bien teorizado e n tres libros del h o a c i s t a j . 1996. Miguel Boyer yjulián Ariza. 14 d e febrero d e 1996. Dahrendorf: 1992. q u e fue c r e a d a e n 1962 e n los locales d e la H O A C ( H e r m a n d a d O b r e r a d e Acción Católica) d e esta ciudad y formada p o r seis militantes hoacistas y u n comunista.. 9 CAPÍTULO IV E L ESPÍRITU DEL SOCIALISMO Y EL CRISTIANISMO Se p u e d e estudiar con categorías weberianas lo q u e d e n o m i n o producción cristiana de izquierda tanto en E u r o p a c o m o e n América Latina. 13. 22). un estilo ético. n a 204 (1990). Weber (1904-1905). se h a n referido a esta realidad e n los términos siguientes: "Felipe González e m p e z ó en la izquierda d e m ó c r a t a cristiana d e Giménez Fernández. Comisiones Obreras (1967) y Acción sindical de los cristianos en España (1968).. CC O O y U G T " ("El sindicalismo e n la dictadura". Cátedra. en el PSOE" (M. Ediciones B. Madrid. p p . q u e Dionisio Ridruejo definió c o m o un grupo de comunistas cristianos anti-PSOE. Barcelona. Argos Vergara. 2 1 412 413 . .. Para el diálogo de cristianos y anarquistas d u r a n t e este p e r i o d o vid. 27 de mayo de 1995. Conversaciones con V. 9). publicados p o r ZYX. Los cristianos en el Frente Obrero (1962). No necesitan ning u n a reforma i m p o r t a n t e . todo lo q u e necesitan. 49. Márquez Reviriego. 208. tiene la sensación de q u e la mayoría de sus aspiraciones p o d r á n cumplirse si las cosas siguen más o m e n o s c o m o están. 37. p o r el contrario. y declaraciones a Interviú. y. 3 J. 1992. dos personas significativas del área socialista y comunista d e los años sesenta. 65-66. HOAC.181. Martín. el proyecto d e ciudadanía se h a visto s u p e r a d o p o r el deseo de prosperidad". 1995. n B 1. ésta es la razón p o r la que la izquierda está desorientada. sino d e algunas organizaciones católicas c o m o J O C . . p p . tal vez 70 o incluso 80 p o r ciento que. es seguridad. 328-329 (19/ '8). O r e n sanz. La política d o m i n a n t e d e la época es la política del m o n e d e r o . José Bono de cerca.LA IZQUIERDA y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI . Boyer. Gil d e Biedma. Hay q u e tener en c u e n t a q u e el T O P (Tribunal de O r d e n Público) se estrenó con el juicio a CC O O de Bilbao. 11 Vid.'355. A. 2 1 CAPÍTULO V LA FECUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA POR EL CRISTIANISMO R. 12.AZAR dad política de los cristianos'? (1959) y Teoría de la revolución (1960). Barcelona. 1995. Pérez Garzón. p. En estas dos investigaciones se intenta explicar weberiamente la configuración d e la izquierda p o r el cristianismo en u n p e r i o d o de tiempo determinado. La caracterización q u e h a g o d e cada m o d e l o d e izquierda está basada en el análisis d e u n a bibliografía que n o p u e d o incluir en este libro p o r su extensión. p p .. 1982. De h e c h o . D a h r e n d o r f considera q u e "los países de la OCDE están d o m i n a d o s p o r u n a clase mayoritaria que abarca a ese 60 p o r ciento. estuvo luego en el Frente d e Liberación Popular. 44). en Carta a las Iglesias. declaraciones a El País. 47. Los q u e están en el p o d e r n o son i n m u n e s a los valores de la sociedad del bolsillo a la q u e se h a n adherido. Vid. Ariza h a afirmado q u e "el sindicalismo d u r a n t e la dictadura se n u t r i ó n o sólo d e la h e r e n c i a d e las g r a n d e s organizaciones históricas y del surgimiento y desarrollo d e CC O O . y ABC. p. Volver. e n El Ciervo. en J. en conjunto.

LA IZQUIERDA Y EL. CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

Glotz plantea la necesidad de crear u n a "coalición ilustrada q u e a b a r q u e a las clases tradicionales" p a r a evitar la segmentación d e las sociedades industriales. Él considera q u e "quien quiera ayudar a los débiles t e n d r á q u e ser fuerte e n t r e los fuertes" (p. 61). 4 Para realizar u n a fenomenología socio-política del cristianismo originario sigo la metodología de Weber y Sombart basada, e n gran parte, e n el análisis d e u n a serie d e textos religiosos. Weber se centró, sobre todo, en el estudio d e las primeras traducciones alemanas de la Biblia, en las elaboraciones teológicas d e Lutero y d e Calvino y en ciertos directorios espirituales que presentaban el tipo de religiosidad q u e se p r e t e n d í a difundir, especialmente el Christian Directory (1678) d e Baxter. Sombart tomó, e n p r i m e r lugar, c o m o base fundamental d e sus análisis el tomismo de los siglos xiv y xv, especialmente las obras d e T o m á s d e Aquino, A n t o n i n o d e Florencia, B e r n a r d o de Siena y el cardenal Cayetano; en segundo lugar, se centró en las obras d e Defoe y Franklin q u e relacionaban la religión y la economía, especialmente The Oeconomy of Human Life (1785). Por mi parte, voy a analizar u n a serie d e textos centrales del Nuevo Testamento, b a s á n d o m e en u n conjunto d e estudios exegéticos y cristológicos: Alonso Schókel (1993), Crossan (1994), Cullmann (1973), González Faus (1974), González Ruiz (1966), Guijarro y otros (1992), Mateos (1987), P u e n t e Ojea (1974), Torres Q u e i r u g a (1996). T a m b i é n m e basaré en la visión del cristianismo originario de algunos destacados intelectuales del socialismo marxista: Bloch (1968), Engels (1894), Kautsky (1910), Labriola (1897), L u x e m b u r g (1906), L o m b a r d o Radice y otros (1976), Machovec (1977). Finalmente, utilizaré la sociología de la teología de la liberación (Silva Gotay: 1983) y algunas obras de los autores más importantes de esta teología en América Latina, especialmente aquellas q u e tienen más q u e ver con el tema q u e estoy a b o r d a n d o en este a p a r t a d o : Ellacuría y Sobrino (ed.) (1990), Gutiérrez (1972), Sobrino (1993). Torres Queiruga (1996) ha realizado u n análisis muy interesante del texto d e la Carta a los Filipenses, relacionándolo con los cantos del "Siervo de Yahvé" que aparecen e n los escritos del profeta Isaías y con el texto de Marx sobre el proletariado c o m o clase portadora d e sufrimiento universal c o n t e n i d o en la Contribuüón a la crítica de la filosofía del derecho d e Hegel. En el texto h e utilizado la ca5

3

racterización de "esclavo a lo espartaquista" para indicar el carácter liberador y n o resignado de la adopción d e la condición d e esclavo p o r parte de Jesús de Nazaret. Evidentemente, con el término "la condición d e esclavo", el Nuevo Testamento realiza u n a interpretación de la vida de Jesús, pues él n o fue u n esclavo en sentido literal. 6 Siempre h e tenido muy presente, observando el caso d e El Salvador e n los años d e mayor conflicto bélico, los dos niveles d e crítica y de propuesta de transformación: u n o es el técnico-político formulado p o r organizaciones q u e tienen u n a táctica, u n a estrategia y u n programa; otro es el ético-profético d e raíz religiosocristiana. El p r i m e r o está muy c o n d i c i o n a d o p o r la coyuntura y la correlación de fuerzas; el s e g u n d o va más a la raíz y tiene u n a mayor perdurabilidad. Evidentemente, q u e los dos niveles h a n de c o m p l e m e n t a r s e , p e r o el segundo, p o r utilizar u n lenguaje musical, es el cantus firmus. Las intervenciones d e m o n s e ñ o r R o m e r o , u n a persona muy poco ideologizada y muy c e n t r a d a e n el núcleo del Evangelio, son muy elocuentes al respecto. El a u m e n t o de la productividad y el crecimiento d e los beneficios d e las empresas n o se ha traducido en u n mejor r e p a r t o d e la riqueza ni en una disminución del p a r o . En España, en los últimos veinte años sobre los q u e d i s p o n e m o s d a t o s ( d e 1976 a 1995), "los sueldos y salarios netos de los e m p l e a d o s y trabajadores españoles se h a n multiplicado p o r seis. El n ú m e r o d e asalariados h a p e r m a n e c i d o prácticamente igual (8,6 millones en 1976 y 9 millones en 1995). Pero el beneficio final n e t o (declarado) del conjunto de las empresas se h a multiplicado p o r 11... En 1995 el beneficio n e t o (después de impuestos) q u e q u e d ó e n m a n o s d e los d u e ñ o s d e las empresas españolas s u m ó 17,3 billones d e pesetas. Si sólo se hubiese multiplicado p o r 6, igual que el d e los asalariados, "sólo" sumaría 10 billones. Esto significa q u e 7 billones h a n caído del lado del capital". (C. Felber, "Redistribución d e la riqueza", en Noticias Obreras, n s 1.201, p. 20). El PNUD afirma en el Informe sobre Desarrollo Humano 1997 q u e "el costo d e la erradicación de la pobreza es inferior a lo q u e c o m ú n m e n t e se cree, alrededor del 1 p o r ciento del ingreso m u n dial y n o más del 2 al 3 por ciento del ingreso nacional d e todos los países, salvo los más pobres" (p. 14). De u n m o d o más gráfico, este organismo de la O N U ha m o s t r a d o c ó m o los 80 billones de
8 7

414

415

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SAI^ZAR

dólares al a ñ o q u e serían necesarios para vencer la pobreza en u n a d é c a d a equivalen al valor d e los activos netos d e las siete personas más ricas del m u n d o . T a m b i é n conviene t e n e r e n c u e n t a que "458 familias del p r i m e r m u n d o (unas 2.000 personas) poseen u n p o d e r adquisitivo equivalente al de 2.000 millones d e personas desfavorecidas" (ElPaís, 19 d e noviembre de 1997, p. 31). U n a Hacienda Pública Mundial sería u n i n s t r u m e n t o básico para reorientar la riqueza disponible a la lucha contra la miseria. U n indicador más de la irracionalidad e c o n ó m i c a en el m u n d o actual es el siguiente: el coste d e paliar la d e u d a externa d e los 20 países más afectados equivale, según el P N U D , al coste de la construcción d e EuroDisney París. R . Vargas-Machuca (1994) h a realizado u n a crítica a los "idearios morales", c o m o el cristianismo y otros, que introducen la idea de "justicia plena". Según él, este tipo de idearios desconocen la realidad del individuo concreto al q u e n o se le p u e d e pedir heroísmo y desprecian las tentativas de ir introduciendo justicia parcial. Valor a n d o positivamente estas advertencias sobre el riesgo q u e corren ciertas propuestas morales, considero, n o obstante, q u e la defensa de la justicia plena n o lleva p o r sí misma al desconocimiento del ser h u m a n o realmente existente, ni al desprecio de la acumulación de reformas y justicias parciales. Por el contrario, la ausencia de idearios morales de justicia plena como el contenido en el cristianismo quita tensión y perspectiva a medio y largo plazo al quehacer político, b o r r a del horizonte tareas pendientes y termina g e n e r a n d o u n reformismo sumamente débil y corto d e miras; de ahí su olvido de la prioridad del internacionalismo, entre otros temas. Por otro lado, la historia del movimiento obrero y el c o m p o r t a m i e n t o político, social y sindical de altruismo radical de miles y miles de seres humanos en el m u n d o actual manifiestan la existencia d e personas q u e ni son ni quieren ser héroes morales, p e r o con su vida muestran el desarrollo constante d e la capacidad h u m a n a de donación. L. Paramio h a r e c o r d a d o cómo el marxismo clásico arraigó en las masas p o r su carga de pasión y promesa. Su pretensión d e ser la ciencia d e la revolución fue muchísimo m e n o s d e t e r m i n a n t e . Este intelectual socialista h a relacionado la crisis d e la izquierda con la incapacidad que tiene ésta para p r o p o n e r nuevas pasiones y promesas. Su propuesta coincide e n gran parte con los contenidos
10 9

del cristianismo originario que vengo e x p o n i e n d o . Es más, pese a q u e ideológica y filosóficamente Paramio n o se sitúa e n esta matriz cultural, considero q u e sus planteamientos tienen mayor afinidad con el cristianismo originario que con otras corrientes en las que se inspira (el p e n s a m i e n t o de Rawls, e n t r e otros). D u d o q u e éstas tengan potencialidad movilizadora, i n d e p e n d i e n t e m e n t e d e su valor para la fundamentación filosófica de propuestas. Concretam e n t e afirma: "La falta de doctrina socialista n o es u n a carencia d e ideas, que hay m u c h a s y merecedoras de consideración, sino la falta d e u n a idea movilizadora... la idea movilizadora n o deberíamos buscarla hoy e n u n a utopía para las sociedades desarrolladas, sino en la apuesta p o r superar el abismo que separa al n o r t e del sur. La pasión debería surgir d e las atroces imágenes de miseria y violencia q u e nos llegan p o r los medios... existen injusticias muy notorias en el m u n d o desarrollado, p e r o la. fuerza wioraZpara enfrentarse a ellas n o p u e d e movilizar a u n a mayoría mientras se olvide q u e las q u e dividen el m u n d o son m u c h o mayores... No es n a d a evidente q u e esta pasión p u e d a arraigar hoy en nuestras sociedades, volcadas en el ombligo colectivo de los intereses individualistas y particularistas. Pero deberíamos ser capaces de crearla... En u n m u n d o mayoritariamente d o m i n a d o p o r la miseria... se diría q u e el ensimismam i e n t o de nuestra sociedad refleja las neurosis de los pacientes d e u n c ó m o d o balneario precariamente situado al b o r d e del abismo" (Paramio: 1991, 13). Desgraciadamente, estos planteamientos ni h a n influido e n la política del PSOE ni h a n o c u p a d o u n lugar destacado en el debate político e intelectual en dicho partido, a pesar de la relevancia y d e la responsabilidad ejecutiva del autor en esta formación política. ' J o a q u í n Estefanía h a llamado la atención sobre la existencia de u n inmenso p o d e r financiero-especulativo a nivel mundial q u e hoy por hoy es incontrolable. Con gran lucidez h a constatado q u e "las transacciones financieras diarias equivalen, p o r ejemplo, a la producción de bienes y servicios de u n país como Francia en u n año. Tres grandes fondos de pensiones movilizan más dólares q u e las reservas de los bancos centrales del G-7; los gerentes de esos fondos tienen más p o d e r financiero que cualquier ministro d e Hacienda o g o b e r n a d o r d e banco central del planeta" ('Yahora, Francia", en ElPaís, 4 de mayo d e l 9 9 7 , p. 66). Ante esta realidad, es urgente
1

416

417

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SALAZAR

la creación de sistemas d e gobernabilidad mundial dotados de u n a Hacienda Pública Mundial q u e controle este tipo de economía y establezca sistemas fiscales d e redistribución de la riqueza norte-sur. Tobin, p r e m i o Nobel de Economía, ha desarrollado esta idea de u n m o d o muy interesante. 12 Estas posiciones aparecen muy claramente expresadas p o r A. F e r n á n d e z Casamayor, "Reflexiones sobre el aborto: la izquierda se equivoca", en Noticias Obreras, n s 1.157 (1995) y j . I. González Faus, El derecho de nacer, Cristianismo y Justicia, Barcelona, 1996. Sobre esta cuestión fue significativo el manifiesto Por la vida. Rechazamos el aborto porque somos de izquierdas suscrito p o r 150 militantes p e r t e n e c i e n t e s al PSOE, PCE, Euskadiko Ezkerra, J u v e n t u d e s Socialistas, UGT, CC O O , CNT, Intersindical Nacional d e Trabaj a d o r e s Gallegos, Asamblea Canaria y diversos movimientos sociales (cfr. su versión íntegra e n Ya, 26 d e octubre d e 1982). La explicación q u e da J u a n Mateos del sentido de su traducción m e parece q u e es bastante interesante: "Pobres", en la tradición judía, los pobres sociológicos; "eligen", lit. "por e l / s u espíritu", que indica u n acto interior del hombre, d e inteligencia, voluntad o sentimiento; en este contexto, de voluntad (=decisión, opción). "Los pobres p o r propia decisión" = los que eligen ser pobres. Jesús mismo lo interpreta en Mt. 6, 24 (opción entre Dios y el dinero). Tienen aDiospor rey (lit. "de ellos es el reinado de Dios"), es decir, sólo con ellos actúa Dios como rey. El reinado d e Dios p o n e fin a la miseria; n o carecerán d e lo necesario ni t e n d r á n que someterse a otros para obtener el sustento (Mt. 6, 25-34). Esa pobreza se o p o n e al acumular y reten e r bienes (Mt. 6,19-21) y supone la disposición a compartir lo propio (Mt. 6, 22). Esta es la b u e n a noticia a los pobres (Is. 6,1; Mt. 11, 15). Las tres bienaventuranzas siguientes contienen u n a promesa d e liberación, efecto de la opción p o r la pobreza". (Mateos: 1989, 61). Alonso Sckókel (1993), p. 263; Mateos (1987), p p . 361-363. Este último autor considera que el texto es u n a p r o c l a m a contra la obsesión p o r la seguridad que h a c e egoístas y n o solidarios. Afirma q u e "atesorar p a r a sí es lo contrario de la generosidad. Para Dios es rico quien se d e s p r e n d e de lo q u e tiene" (p. 361). 15 Me parece muy interesante, en esta línea, el siguiente análisis de C. Makarian: "Los valores burgueses dan seguridad; despoj a d o s de su dimensión de clase, se h a n convertido e n el contrato d e
14 13

seguro, en la ley del consenso, e n el g r a n d e n o m i n a d o r c o m ú n de u n a colectividad inquieta... Los valores burgueses o c u p a n el vacío dejado p o r el fin de los años d e utopía. Hoy por hoy ofrecen u n m o d e l o incontestado, u n a tierra de nadie ideológica p a r a tiempos de crisis. Q u e d a la esperanza de m u c h o s m a r g i n a d o s y nostálgicos d e la lucha de clases de q u e — e n contra de Nietzsche— el burgués n o sea el último h o m b r e " . (LePoint, 28 de mayo d e 1993). 16 Un ejemplo paradigmático d e esta fascinación barroca p o r la posesión d e bienes h a sido el del líder del PSI, B. Craxi, q u e tenía depositados en Suiza quince kilos de oro: "Betuno Craxi, ex prim e r ministro italiano y líder del Partido Socialista, posee 15 kilos de oro depositados en u n a sociedad fiduciaria de Ginebra, según informó ayer el G o b i e r n o helvético. Los lingotes fueron descubiertos a raíz de u n a petición de la magistratura milanesa y p e r m a n e cen bajo custodia de u n juez suizo.-AFP" (Cfr. El País, 29 d e noviembre d e 1994). Ciertamente, la catarsis moral d e la izquierda necesita fuertes ingredientes de práctica de la pobreza evangélica. J. Cousteau afirmó q u e "el e n e m i g o es el consumo... La hum a n i d a d h a causado más d a ñ o a la Tierra en este siglo q u e e n toda la historia previa del g é n e r o h u m a n o . . . p o r el abuso d e las d e m a n d a s económicas" (declaraciones a El País, 12 de mayo d e 1996, p . 16). Para profundizar en esta cuestión, vid. Thein: 1994. 18 Según el análisis de Sombart, los principales rasgos del espíritu b u r g u é s son: pasión p o r el oro y el d i n e r o , afán d e lucro, espíritu d e empresa, racionalización d e la administración económica, a h o r r o , utilitarismo, mentalidad calculadora, afán d e poseer más y más. C r e o q u e p o d r í a n añadirse otros c o m o el individualismo, el p r e d o m i n i o del tener sobre el ser, la acumulación exclusiva y excluyeme de bienes, la seguridad, el rechazo a arriesgarse p o r algo o alguien q u e esté fuera d e su círculo social o e c o n ó m i c o , el cálculo egoísta, la instalación e n el confort, la tranquilidad social, el refugio en la vida privada, la b ú s q u e d a de estatus y respetabilidad social, la entrega al trabajo c o m o m e d i o d e conseguir riqueza y estatus, el c o n s u m o ostentoso. Sobre este tema escribía Gramsci lo siguiente: "El enemigo al q u e h a b r á que combatir y vencer n o se e n c o n t r a r á ya fuera del proletariado, n o será ya u n a potencia física e x t e r n a limitada y controlable, sino q u e estará en el proletariado mismo... e n cada concien19 17

418

419

LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO

RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR

cia el h o m b r e nuevo t e n d r á q u e luchar, en cada acto, contra el burgués al acecho". (Gramsci: 1920,155-156). 2Q J. Mateos, Comentario al Evangelio de Marcos, Ediciones HOAC, Madrid, 1981, p. 13. 21 E . M o u n i e r en Comunismo, anarquía, personalismo escribe lo siguiente: "¿Ysi u n a política del bienestar determinase fatalmente al legislador q u e se limita a ella? La democratización del bienestar tiene y t e n d r á cada vez más esa ventaja de desenmascarar el conflicto p r o f u n d o q u e está en el corazón mismo del bienestar, a saber, q u e el bienestar o la felicidad, en el sentido de la acumulación y de la seguridad burguesa, son los antagonistas directos de la libertad espiritual, tanto en las sociedades c o m o en el individuo... (ésta) es sin d u d a la lección más difícil d e hacer e n t e n d e r a las izquierdas". (Mounier: 1973,161-162). Sobre esta cuestión escribió E. Mounier lo siguiente: "Abundancia, paz, ocio, aumentos, todo ello es muy legítimo, ¿pero es todo lo que hay que decir en u n a civilización que se muere? Una paz de tranquilos y de dimisionarios, u n domingo perpetuo, u n a actividad higiénica y sin riesgo, u n a especie de muerte lujuriante, h e ahí sus imágenes preferidas... Nosotros n o hemos sido los últimos en denunciar el fariseísmo del burgués con rentas que finge escandalizarse del «materialismo sórdido» de las reivindicaciones populares. Y además hemos dicho muchas veces que el pan es u n a condición de la libertad, que la revolución material es indispensable para la revolución espiritual. Nunca tendremos demasiada comprensión para el h o m b r e que, desde su miseria, n o sabe imaginar la beatitud del h o m b r e más que bajo la forma de ese bienestar burgués... (pero) el pueblo cuand o se le pide es capaz de cien veces mayor energía, sacrificio, donación, que todos los poseedores, incluso que los poseedores de situaciones políticas. ¿Por qué entretienen éstos al pueblo en ese sueño pequeño-burgués? ¿Por qué, sino porque ellos mismos tienen u n a visión del m u n d o pequeño-burguesa?". (Mounier: 1973,155-156). Citado e n Metz (1982), p . 70. Esta posición se expresa en la p o n e n c i a m a r c o del XXXrV Congreso del PSOE celebrado en 1997, c o n c r e t a m e n t e en el a p a r t a d o III. 174: "Los socialistas d e f e n d e r e m o s a nivel e u r o p e o u n a política de equilibrio e n t r e las razones d e justicia y h u m a n i d a d , u n a política de e n t r a d a paulatina de población migrante que
24 23 22

no ponga en cuestión los avances sociales y el nivel de vida de nuestros ciudadanos" (cfr. El Socialista, 602 [1997], p. 33). 25 J. Cousteau, "El sistema d e m e r c a d o es el más dañino", El País, 26 d e j u n i o de 1997, p. 27. 26 En u n ensayo publicado en Der Spiegel, Enzensberger realiza u n a crítica de las formas d e lujo específicamente burguesas a las q u e aspira la mayor parte de la población y afirma q u e "en lugar d e la acumulación y el despilfarro, lo lujoso p u e d e ser la renuncia..., pues el lujo del futuro se despide de lo superfluo y aspira a lo necesario". Según él, las gentes q u e se desconecten de la lucha p o r la acumulación y el mayor c o n s u m o p o d r á n encontrarse con el tiemp o , la tranquilidad y el espacio para otras actividades q u e n o encam i n a n a la posesión d e más y más bienes. U n r e s u m e n apareció en La Vanguardia, 19 d e diciembre d e 1996. Vicente Verdú ha captado muy lúcidamente la emergencia de esta nueva actitud socio-cultural: "Un 24 por ciento de los norteamericanos, según u n a encuesta del Fentzar Institute, se declaran hastiados de la impulsión a ganar más dinero, ascender y comprar más. Esta tendencia agrupa actualmente a unos 44 millones d e ciudadanos que se h a n a u n a d o en una plataforma de doscientas organizaciones... (tienen) el deseo de u n a vida más sencilla y austera. Los partidarios de esta «simplicidad» bajan el grado de su ambición. Sus miembros hacen c a m p a ñ a diciendo no al contenido de la televisión, no a. la comida basura, no a los centros comerciales, no al desasosiego de la hiperactividad, y sí a los transportes públicos, al consumo moderado, al reciclaje y al voluntariado social" (V. Verdú, "La merienda civil", e n El País, 16 de e n e r o de 1997)'. La película Aliceáe W. Alien es también e x p o n e n t e d e esta nueva actitud, así c o m o el libro d e A. Arrizabalaga y D. Wagman Vivir mejor con menos, Aguilar, Madrid, 1997. Desde u n a perspectiva más radical, el colectivo catalán Kairós inició en 1997 u n a c a m p a ñ a invitando a las familias a intentar vivir d u r a n t e u n tiempo con el salario mínimo para así c o m p r e n d e r mej o r la situación de los grupos sociales empobrecidos. En u n texto titulado De la pobreza del cristiano, E. M o u n i e r escribe lo siguiente: "La prodigalidad, n o solamente la q u e prodiga el d i n e r o , sino la q u e prodiga la actividad, el tiempo, la vida... La magnificencia, diríamos hoy día, el sentido d e la g r a n d e z a es u n a virtud, lo m i s m o e n el flujo del d i n e r o que e n el flujo d e la activi28 27

420

421

¿No iba a tener eso un reflejo en mi vida de militante? ¿No iba a esterilizar y a reducir a 34 33 422 423 . según las circunstancias. sino q u e se ejerza desde la dinámica de c o m u n i ó n con ese a m o r y como imitación de ese a m o r q u e llegó hasta d a r la vida. ahora critica q u e esta religión tiene u n a antropología demasiado optimista sobre la b o n d a d de los humanos. de m u c h o s gastos y de u n a vida muy activa. El cristianismo originario n o plantea q u e el a m o r a los h o m b r e s se practiq u e para satisfacer el a m o r a Dios. En su razonamiento de fondo paradójicamente coinciden con las tesis de algunos neoliberales españoles. . cruzada d e m u c h o d i n e r o . Esta es también u n a virtud pública q u e lleva a comp o r t a m i e n t o s y d e m a n d a s sociales y políticas q u e tienen q u e ver con el p a n p a r a los h a m b r i e n t o s . etc. Afirmación d e Octavio Paz en u n a entrevista publicada e n la revista Tiempo (9 d e diciembre de 1991. Así que m e he apasionado por la vida a través de la lucha de la clase obrera. como la del cristianismo originario. esos gastos y esa actividad n o hacen más q u e pasar e n t r e las m a n o s del p o s e e d o r para dar y fecundar. si precisamente ese d i n e r o . La caridad tiene e n los Evangelios u n a clara matriz religiosa.. 29). La ausencia de u n a fenomenología de la concepción evangélica de la caridad es la que le impide captar el sentido genuino de ésta a u n o de los autores que más innovadoramente ha abordado la temática de la fraternidad en los últimos años: T. n o tanto el familiar. Existen situaciones d e tal asimetría (abismos de desigualdad) que requieren la fuente de u n a cultura moral. la pobreza n o es necesariamente la pequenez de vida. d a d a la gran asimetría entre excluidos del n o r t e / e m p o b r e c i d o s del sur y mayorías satisfechas (Galbraith) de los países ricos. . Creo que. El cristianismo originario n o presenta la car i d a d / a m o r (agápe) c o m o u n a m e r a virtud privada. sino también con la felicidad. si era posible amar a u n a colectividad cuando n o se había a m a d o profundamente a criaturas humanas individuales. 32 Un sector significativo de los intelectuales de izquierda de nuestro país p r o p u g n a n éticas del cálculo racional de intereses y beneficios para motivar comportamientos solidarios y rechazan éticas altruistas y de la fraternidad. 30 G ü n t e r Grass h a asociado la ausencia de u n p e n s a m i e n t o q u e vaya más allá d e la e c o n o m í a y las políticas d e extranjería pred o m i n a n t e s en Europa: "De esta carencia se derivan las reacciones tan feroces ante el p r o b l e m a d e la inmigración.. p .. generadora de u n a antropología altruista que va más allá de la satisfacción de intereses y beneficios personales. Cierta izquierda ha pasado de una antropología prometeica a u n pesimismo antropológico. Nosotros l u c h a m o s p o r la magnificencia l u c h a n d o contra la riqueza. difícilmente van 31 29 a generar esas éticas movimientos altruistas y solidarios. Esa sí sería u n a respuesta constructiva a los problemas de los inmigrantes". p o r q u e la idea q u e p r e d o m i n a es la d e la fortaleza e u r o p e a frente al resto del m u n d o . (Mounier: 1967. Pero cuántas veces me h e preguntado si era posible ligarse a u n a masa cuando no se había querido a nadie.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR dad. Yulka Schucht: "Conocí la clase obrera de u n a ciudad industrial (Turín) y comprendí lo que realmente significaban las cosas de Marx que había leído antes por curiosidad intelectual. la liberación p a r a los oprimidos. Si anteriormente rechazaba el cristianismo por creer que presentaba u n a visión negativa de las posibilidades humanas. D o m e n e c h (1993). Hay que tener en cuenta que el cristianismo originario n o sólo relaciona la caridad con la justicia. ¿Qué capacidad tienen dichas éticas para provocar la catarsis (Gramsci) que requiere el ir "en contra de los propios intereses" (Glotz)? Considero que la cultura samaritana tiene mayor potencialidad y por eso debería ser u n o d e los principales fundamentos éticos de la izquierda. En u n a de sus célebres cartas escribe Gramsci lo siguiente a su mujer. e n t r e g á n d o s e . La mayor afinidad de la caridad con el agápe griego q u e con el eros proviene precisamente de la peculiar concepción cristiana de prój i m o : el alejado víctima d e u n a injusticia. lavando los pies. interpersonal e intragrupal. Los e u r o p e o s d e b e r í a n trabajar p a r a mejorar las condiciones d e los países subdesarrollados p a r a q u e sus ciudadanos n o t e n g a n q u e a b a n d o n a r l o s e irse a E u r o p a . La pobreza se h a revelado para q u e tengamos la vida a b u n d a n t e y s o b r e a b u n d a n t e ..159-161). Puede estar también. 308). ni siquiera a la propia familia. y si éste n o t r a m p e a con ellos". (Grass: 1993. l u c h a n d o p o r la liberación de los empobrecidos. Es el a m o r q u e nace d e la c o m u n i ó n con u n peculiar tipo d e Dios (recordar el texto de la Carta a losFilipenses): el Dios que se e n c a r n a en Jesús d e Nazaret. el amigo connatural o el a m a n t e . Y la obligación de E u r o p a es preocuparse de q u e haya u n a distribución más justa d e la riqueza e n t r e los países industrializados y los países pobres. e m p o b r e c i é n d o s e .

(1992): La izquierda tras el triunfo de Occidente. La gran perturbación. no es muy exacta. en Sal Terrae. La Catarata.. Roma. Y c u a n d o decimos amarnos. se p u e d e n trasladar a u n idioma puram e n t e h u m a n o y secularizado. nos referimos al p u e b l o . Barcelona. lo esencial del cristianismo n o radica en la transcendencia que contrapone Dios y h o m b r e . vid. lépala. C. 24-25). Ediciones H O A C . T o m a d a esta expresión desde u n p u n t o d e vista jurídico-político. p e r o que n o se centra en la vida del prójimo. p . CAPÍTULO II LAICISMO Y CRISTIANISMO EN LA POLÍTICA DE LA IZQUIERDA ÁLVAREZ BOLADO (1987): "Cristianismo evangélico y cristianismos políticos". I. por el contrario. (1985): ¡Viva el poder! Crítica de la razón de Estado. Cruz. Ediciones HOAC. 35). Sobre este tema también m e parece interesante está afirmación de Mounier: 'Justicia y misericordia son idénticas y consustanciales en absoluto" (Mounier: 1967. Barcelona. a p u r o cálculo matemático. (Lombardo Radice: 1976. I. CARRIERI. para lo cual n o hay ninguna fundamentación en el pensamiento del mismo Marx. A. todos los hechos básicos de la vida de Cristo. G. (1996): Trabajar menos para trabajar todos. igual q u e los cristianos. Madrid. Aranguren es u n humanista de este carácter p o r q u e disfruta de u n a veta q u e le u n e a otras raíces fraternales. 61). 20.. Madrid. Valencia. 1989. mi cualidad de revolucionario? (Vid. 23 d e e n e r o d e 1990. Barcelona. WALLERSTEIN. (1997): Un mundo sin rumbo. 158). abril. J. RAMONET. DÍAZ-SALAZAR. E L NUEVO CICLO DEL SOCIALISMO ANTONES.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO p u r o h e c h o intelectual. socialismo. J u a n Marichal". J. GORZ. ZIEGLER. Debate. Fernández Buey.. Ediciones HOAC.. en El País. (1995): Appuntamenti di fine secólo. que se han convertido en símbolos fundamentales de la fe cristiana. Madrid. "Un h u m a n i s m o solidario. P. Madrid. En el corazón del p u e b l o está el amor". Este h u m a n i s m o "difiere de la tradición humanista q u e busca la verdad. Barcelona. ecología. 424 425 . ¿acaso n o h a sido la práctica de implantar la justicia dej a n d o de lado la misericordia y la piedad u n a de las causas fundamentales del totalitarismo i n h u m a n o d e muchos gobiernos comunistas y d e la lucha a m u e r t e d e n t r o de las izquierdas? "Marxistas humanistas h a n tomado del cristianismo la idea del «valor infinito del individuo». p . ciertamente. (1990): ¿ Todavía la clase obrera ?. que es simultáneamente u n a deificación del hombre". Destino. (1997): El futuro de la civilización capitalista. (1996): Capitalismo. Edicions Alfons El Magnánim. Madrid. Manifestolibri. Madrid. (1997): No hay democracia sin democracia económica. en la encarnación de Dios. Cartas a Yulca. INGRAO. GLOTZ. R. Ahora bien. sino. Ediciones H O A C . P. y otros (1991): Manifiesto ecosoáalista. M. Icaria. F. J u a n Marichal declara en u n a larga entrevista con J u a n Cruz q u e nos hallamos ante u n nuevo h u m a n i s m o solidario que arranca del padre Las Casas y desemboca en el teólogo de la liberación Ignacio Ellacuría y sus sucesores.. 36 35 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS CAPÍTULO I REFUNDAR LA IZQUIERDA.. Sobre la actualidad de Las Casas. AZNAR.. (En Girardi: 1987. (en estos humanistas) d o m i n a u n a idea central y definitiva: la idea de la fraternidad. 270). El Che Guevara afirmó q u e "el revolucionario v e r d a d e r o está guiado p o r g r a n d e s sentimientos de a m o r " y T o m á s Borge dice que "los revolucionarios sandinistas p r o c l a m a m o s la necesidad de a m a r n o s los u n o s a los otros. Crítica. 1995. mientras que la tendencia actual de nuestra cultura n o es precisamente la fraternidad" (vid..

Euramérica. AA. Evolución y crisis de la ideología de izquierdas. C. P. Madrid. . Ebert. DELORS. SOTELO. HAVEL. I. B. R... F. CORTINA. Einaudi. e n R. Siglo XXI. 426 427 . en Id. . J. Buenos Aires. Díaz-Salazar y S. La esencia del trabajo intelectual. (1991): El proyecto de Gramsci. Sigúeme. (1991): "¿Una nueva euroizquierda? Sus relaciones con el cristanismo". e n Id. Madrid.[ 1 9 1 9 ] (1992): La ciencia como profesión. Espasa Calpe. WEBER. Taurus. (1993): "El lugar del poder".196. Editora Nacional. Acento. (1993): Etica aplicaday democracia radical.. en FOESSA. (1993): "Continuidad y cambio en el socialismo español". TEZANOS. Madrid. (1994): "Las dimensiones d e la secularización: religiosidad y preferencias políticas en España". Siglo XXI. M. DEBRAY. ideología y política en España". Madrid. CULLMANN. (1997): "Religión. Chicago. Centro de Estudios Constitucionales. 30 de septiembre. A. El malestar de la vida pública. Moral y religión". (1973): Los cristianos y el socialismo. Madrid. Cércate ancora. Buenos Aires. W . LINZ. Ebert.J. CASANOVA. M. (1966): El Estado en el Nuevo Testamento. (1985): "La religiosidad d e los españoles". Informe sociológico sobre el cambio social en España. n e 1.( 1 9 9 3 ) : Humanismo ecuménico. J. DÍAZ-SALAZAR. La política como profesión. DIETZGEN. (1993): La primacía de la soáedad ávil. W . Tecnos. Madrid. Ebert. política y ética". F u n d a c i ó n F. NAPOLEONI. CAPÍTULO III E L CRISTIANISMO. C. O. [1928] (1982): El socialismo. GRAMSCI. (1996): Sobre el concepto del hombre y otros ensayos.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAIAZAR ARROYO. Barcelona. en Sotto la Mole. en El País. Madrid. Madrid. V. en Crítica. I. [1916] (1960): "Audacia e fede". SCHAFF. (1996): De cuerpo entero. La transición democrática española. Barcelona. en Id. Walton. [1875] (1974): "La religión de la socialdemocracia". Roma. MONTERO. Madrid. -(1990) "¿Qué q u e d a de la izquierda?. Salamanca. 22 de enero. DÍEZ NICOLÁS. PÉREZ-DÍAZ. Madrid. W . A. en Id. n 2 1 2 9 . AA. n a 20. HORKHEIMER. en Tezanos. H a r a n b u r u . . 21 d e marzo. (1991): La responsabilidad como destino. (1997): "Pros y contras d e u n a ética laica. (1988): Programa 2000. CAMPS. Riuniti. Crisis y cambio: electores y partidos en la España de los años ochenta. Giner (ed. (1984): Crítica de la razón política. Barcelona. THIBAUD. Centro de Estudios Constitucionales. Conversaciones con D. DESROCHE. (1996): "Religión. A. DURKHEIM. Religión y sociedad en España.).). (1995): La religión política. Madrid. UNA CLIESTIÓN PÚBLICA PARA IA IZQUIERDA EUROPEA Y LATINOAMERICANA AA. V. AA. Euroizquierda y cristianismo. (1993): "Socialismo y progreso". Trotta. BADIE. Madrid. (1990): Programa Básico del Partido Socialdemócrata Alemán. Cotarelo y De Blas (ed. CIS. (1996): Public Religions in The Modera World. Madrid. ELORZA. Anthropos. SAINT-SIMON. (1987): Programas del Partido Socialdemócrata Alemán. Primer encuentro latinoamericano. Sur. en AA. H . E. J. ROCARD. [1825] (1981): El nuevo cristianismo. en Noticias Obreras. e n El Mundo. Grijalbo-Mondadori. Cátedra. [1904-1905] (1983): Ensayos sobre sociología de la religión. J. n s 2 1 . Madrid. A.J. Madrid. (1990): "Sulla laicitá". M. Madrid. Madrid. W . Elogio de la templanza. T e m a s d e Hoy. F u n d a c i ó n F. Turín. (1988): Perspectivas del socialismo moderno. en El País. e n Cahiers Internationaux de Sociologie. BOBBIO. Vol. R. en Revista Internacional de Ciencias Sociales. (1991): "Democracia y religión: lógicas culturales y lógicas d e la acción". Alianza. . Taurus. M. Madrid. (1956): "Socialisme etsociologie d u christianisme". R. F. en Cuenta y Razón. V. W . (1981): "Religión y política: de conflicto a consenso". T h e University of Chicago Press. en Linz y Montero.(1986) "Religión y política".. Sistema. Madrid. N. El PaísAguilar. J. San Sebastián. Madrid.

AA. Conversaciones sobre cultura política y cristianismo. W . en El País. n 2 118. R. Caraacara.( 1 9 9 0 ) : "La izquierda y el equilibrio ético-político". fe y transformación socio-cultural de Europa". 18 d e noviembre. DÍAZ-SALAZAR. Laia. AzcÁRATE. Hodder & Stoughton. (1996): De cuerpo entero. B. en Ideologías de liberación y mensaje de salvación. Publicaciones d e IU. e n Asee News. e n AA. (1975): Au parti des socialistes. ARBELOA. . BERTINOTTI. e n El Ciervo. M. . AA. Walton. n s 189-190. W . noviembre.( 1 9 8 9 ) : "Los llamados intelectuales católicos". J. W. Siglo XXI. B. J. e n Nuestra Bandera.( 1 9 7 4 ) : 'Jesús visto por anticlericales y socialistas españoles". PRC. Madrid. (1989): "El h e c h o religioso en España". Salamanca. Acento. 14 de octubre. Restan. C a d m o . . (1992): El sueño de los pobres.M?idrid. n B 1. (1973): Socialismo y anticlericalismo. (1997): Mozione Congressuale. FAJARME. Nueva Utopía. W . Taurus. BENEGAS. M. Madrid. BALLESTERO. (1992): "Arqueología del socialismo". III Congresso di Rifondazione Comunista. en El País. Barcelona. Florencia. . (1985): "El anticlericalismo en el movimiento obrero".( 1 9 9 2 ) : "La nueva izquierda". -(1990): "Un socialista cristiá davant el Programa 2000". (1990): Refundación de la izquierda y cristianismo. (1978): "Les chrétiens et le Parti Socialiste Francais".(ed. J. y otros (1977): Los marxistas españoles y la religión. n e 46. Madrid. BAUER. R. Conversaciones con D. CASTRO. [1917-1943] (1974): Escritos sobre democracia y socialismo. D E LOS Ríos. . en Instituto Fe y Secularidad. M. F. e n Iglesia Viva. (1991): "El último Prometeo".) (1974): Lafede dei socialisti religiosi. Revista de Pensamiento Cristiano. COMÍN. DERESCH. DELORS. Madrid. ARANGURENJ. FORCANO. Encuentro. Madrid. nQ 88-89. en Instituto Fe y Secularidad. en Nuestra Bandera. La H a b a n a . (1992): Documentos de la III Asamblea Federal de Izquierda Unida. (1977): Cristianos en el partido. Ariel. en Questions de Vida Cristiana. R. BAYONA. (1991): Euroizquierda y cristianismo. Sal Terrae. (1985): Fidely la religión. n a 961. Madrid. Taurus. Memoria Académica 1991-1992. Milán. en Vida Nueva. CURIEL. BIZOT. (1975): "Cristianismo y marxismo". n 9 150-151. comunistas en la Iglesia. Octubre 1934. Madrid. e n j . en El Independiente. Grasset. W . M. Sigúeme. Conversaciones conFreiBetto. BAUBEROT. A. París. ÁLVAREZ BOLADO y otros (1989): "El P r o g r a m a 2000 a debate". Londres. Madrid. plongée libre dans les courants d'ungrandparti. ADLER. e n La liebre liberal y la tortuga europea. T. y otros (1996): 'Belkfin Polztics. A N G U I T A J . FOLLMANN. (1927): El socialismo. en Iglesia Viva.J. Madrid. Revista de Pensamiento Cristiano. La Rocca. J a c a Book.( 1 9 7 5 ) : Aquella España católica. (1977): "Los católicos y el Partido d e los Trabajadores de Brasil". n° 152. (1991): "Identidad comunista e identidad emancipatoria". n° 140-141. Roma. Memoria Académica 1978-1979. L.J. Publicaciones del Consejo d e Estado. O. BAHRO. I. . bajo la dirección d e T. Roma. Uniré ed innovare la sinistra italiana. BLAIR. (1974): "Liberación social y Reino d e Dios. Gráfica Socialista. la religión y la Iglesia. Semblanzas y entrevistas. DUVERGER. Madrid. W . Sigúeme. Fundación F. . M. E. (1985): "Increencia.( 1 9 7 9 ) : "Notas críticas al p r o b l e m a de la religión". Revista de Pensamiento Cristiano. V. El ejemplo de los socialistas cristianos franceses (1882-1939)". en mientras tanto. 5 d e mayo. Cuadernos p a r a el Diálogo. enElPaís. ÁLVAREZ JUNCO. en Iglesia Viva. (1996): Relazione. 428 429 . F. (1993): "Izquierda y cristianismo: presente y futuro d e u n diálogo". Santander. F. (1990): "El socialismo en u n a nueva sociedad". Ebert. Barcelona. 9 de noviembre.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR AA. Las propuestas del PCI. (1989): "La nueva formación política". PDS. [1904-1924] (1992): Filosofía della religione. AA.

Lenin. I . (1989): Tras el diluvio. Managua. n s 24. GIRARDI. Revista de pensamiento cristiano. MARX. n B 1. en Iglesia Viva. en Materiales. (1971): Socialismo y libertad. r\° 140-141. (1985): Anatomía de la izquierda occidental. JÁUREGUI. e n Quatriéme Internationale. Barcelona. Madrid. razón. Pensamiento social y político deMaritain. Siglo XXI. Textos para una política sincera. Estado. M. HELLER. marzo-abril. R. Cara a cara. M. SCHAEF.( 1 9 9 4 ) : "Tres años después. M. cristianos e indígenas. M. dirigente del SOC". Agencia Novosti. Salamanca. J. Siglo XXI. Anthropos. f. y VARGAS-MACHUCA. (1993): Pensar con el corazón. KELLY.( 1 9 9 7 ) : "El c r e d o laico del h u m a n i s m o cristiano". EVD. Madrid. (1991): "El futuro es h o m o g é n e o " . e n j . na4-5. en El Mundo. G. M. MARTELLI. C H . RAGUER. PONS. MAYORAL. (1986): Modernidad. Societá Edi trice Avanguardia. K. Milán. (1972): Persona. MATE. Los orígenes del PT. Sociedad. I y II. e n Autrement. Cosenza. y otros (1994): "Cristianisme i socialisme. R.(1911): Los socialistas pintados por sí mismos. LENIN. Siglo XXI. F. Madrid. [1835-1894] (1974): Sobre la religión. (1934): "Introducción". Salamanca. M. n" 4-5.( 1 9 9 4 ) : El sueño era posible. Gómez. México. (1977): Laespaday la cruz. Estella. QUÍNTAMELA. [1929-1935] (1977): Quademidelcarcere. en Misión Abierta. (1996): Iglesia e intolerancia: la guerra civil. (1989): "Socialistas y cristianos". en U. (1989): La utopía racional. (1977): "Une nouvelle laicité est nécessaire". Madrid. Edeya. y o t r o s [1892-1963] (1975): Sobre la religión. LABOA. KAUTSKY. GREMETZ. V. Madrid. La pasión por la libertad. T e m a s de Hoy. (1981): A favor de tarazón. L. V.J. Popular. C. . Bruguera. S. A. Feltrinelli. M. (1976): Cristianos por el socialismo. GONZÁLEZ. Eco y otros. Desclée & Brouwer. Madrid. H . Crítica. en Qüestions de Vida Cristiana (n" 172). Sigúeme. Sigúeme. y otros (1982): "El PSOE y el h e c h o cristiano".RAFAEL DÍAZ-SALAZAR LA IZQUIERDA Y EI. e n Éxodo. Gomares. Madrid. MORINEAU. en Estudiantes. (1985): ¿Quéfuturo nos aguarda"?. T e m a s d e Hoy. (1987): "Marxisme et religión. QUÍNTAMELA. Moscú.( 1 9 7 7 ) : La democracia en España. Santander.AG i m b e r n a t y C. Sánchez Gordillo. (1977): "La militancia d e cristianos en el Partido Comunista". 25 d e febrero. CRISTIANISMO . Editorial Cuadernos para el Diálogo. (1995): "Izquierda y sindicatos ahora". en Revista de Fomento Social. GRAMSCI. KASER.. Genova. Madrid. Madrid. HARNECKER. (1990): "Discurso en la Aleadla d e R o m a (30 d e noviembre de 1989)". P. Bilbao. L u g a n o . R. Le defi d e la theologie d e la liberation". u n diáleg a rep r e n d r e " . PARAMIO. Lerici. La Habana. P. Taurus. J. . En qué creen los que no creen. . bajo la dirección de P. Granada. Península. PECES-BARBA. Turín. y otros (1997): Cristianos en el socialismo vasco. Sal T e r r a e . (1977): "Au rendez-vous d u Partí Socialiste". Documentos y Materiales. Galaxia Gutenberg & Círculo de Lectores. (1990): Laicidad 2000. L. en Esprit. -[1848-1895] (1965): Corrispondenza con italiani.( 1 9 9 5 ) : "Entrevista a J. A. Marietti. LOMBARDO RADICE. R. Madrid. (1994): Los verdes alemanes. OBIOLS. Bilbao. (1989): LouisBlancy los orígenes del socialismo democrático. Conversaciones sobre cultura política y cristianismo. (1987): "Los cristianos y la revolución". Apor- tación al debate sobre el laicismo. Encuentro. Publicaciones del PSE-PSOE. 430 431 .( 1 9 9 3 ) : Reflexiones sobre el agnosticismo. A. en J. A. Ríos. (1987): Sandinismo. (1902): IlPartito Socialistaela Chiesa Cattolica. Cultura Popular. marxismo. LOWY. n B 8. GARCÍA-SANTESMASES. . Restan. Ed. (1990): Cristianesimo e socialismo. J. PIERRE. Guidoni. A. e n Visita de Mijaü Gorbachov a Italia. La religión. Madrid. C e n t r o Valdivieso. Salamanca. F. G. RICHARD. . Barcelona. Sat u r n i n o Calleja ed. Barcelona. Barcelona. n B 122. H o m e n a j e a Ellacuría". Atenas. M. y ORTEGA. V. Sigúeme. Barcelona. Einaudi. GONZÁLEZ AMUCHÁSTEGUI. RIECHMANN. PORTELLI. E. F. Espasa Calpe. (1976): Spagna dopo Franco: appuntamento con il socialismo. Barcelona. Barcelona. GORBACHOV. K. SACRISTÁN. y ENGELS. M. H. cristianismo. (1976): "El PCFy los cristianos". religión. LUCIANI.

Alianza. Gedisa. en Scritti Giovanili. (1996): "¿Un alma p a r a Europa?". Elfutur democratices diu soáalisme. W". BLOCH. [1917] (1958): "Note sulla rivoluzione rusa". La política como profesión.. Barcelona. Mondadori. Alauda. M. E. n° 2. J. VIGNAUX. SEN. TIERNO GALVÁN. . SCHWAN. Madrid. Aymá. en Revue d'Allemagne. De la CFTCá la CFDT: syndicalisme et soáalisme. R. SOMBART. CULLMANN. (ed. en Id. T u r í n . n e 1. en Monthly Reinew. (1990): Giménez Fernández. S. TUSELL. (1994) -. n s 6. en H a h n y Hollis (ed. y otros (1993): Reclaiming the ground. (1981): "Alfonso C o m í n y el c o m u n i s m o " . Fascicolo n° 1. n. Madrid. e n Scritti Giovanili. Editions Ouvriéres. París. R.. Actas de las Jornadas. e n La Biblia del Peregrino.[ 1 9 1 8 ] (1958): "L'opera di Lenin". Madrid.( 1 9 8 8 ) "Déclin religieux et recomposition politique". en Id. y CALVO. I. Londres. Bilbao. en West European Politics. BERTEN. CROSSAN. [1904-1905] (1983): "La ética protestante y el espíritu del capitalismo". Alandar.Jesús: vida de un campesinojudío.) (1995): Religión y sociedad en España. [1968] (1983): Ateísmo en el cristianismo. H o d d e r a n d Stoughton. A. P. S. PARAMIO. V.: (1990) Documenti per il Congresso straordinario del PCI. Université d u Q u é b e c á Montréal. (1985): Yo no soy ateo. J. Ega-Mensajero. SOLÉ TURA. (1986): "Los tontos racionales: U n a crítica d e los fundamentos conductistas de la teoría económica". en Revista de Estudios Políticos. Madrid. . C. n s 2. (1984): Crítica de la razón política. L. CAPÍTULO V CAPÍTULO IV E L ESPÍRITU DEL SOCIALISMO Y EL CRISTIANISMO LA FECUNDACIÓN DE LA IZQUIERDA POR EL CRISTIANISMO BERGER.. Vol. I. Taurus. E.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SAI . PRADES.88. Ensayos sobre sociología de la religión. WEST.. Cornelia. Madrid. O. J. n 2 9 . en Díaz-Salazar. ELSTER.). {\911>): Jesús y los revolucionarios de su tiempo. (ed. (1982): "Introduction to Politics a n d Religión". Taurus. Le mozioni. Barcelona. (1995): Psicología política. A. Velasco. México. Vol. Madrid. Giner. WEBER.[ 1 9 1 5 ] (1983): "La ética e c o n ó m i c a d e las religiones universales". W.. Alianza. . Roma. (1976): La oposición a la dictadura. Crítica. Filosofíay teoría económica. (1989): "Cultura di sinistra e fede cristiana". 8 de septiembre. Ensayos sobre sociología de la religión. Studium.J. Formas modernas de religión. García-Nieto y otros. Taurus. J. Cátedra. A. CAMPS. Christianity & Socialism. W. GINER. SMITH. S. [1913] (1986): El burgués. en Critica Marxista. (1984): "L'influence religieuse dans l'histoire d e la socialdémocratie allemande". L. GRAMSCI. Einaudi. (1993): Los valores de la educación.). Barcelona. Madrid. (1995): Esprit de l'ecologisme et principe totémique. precursor de la democracia española. Conscience politique et conscience religieuse". (1990): "Cálculo y solidaridad". Roma. (1980): "Une culture lalque. en Archives Sciences Sociales des Religions. 432 433 . L'Unitá. L'Unitá.( 1 9 9 5 ) : "Lo privado público: altruismo y poli teia democrática". URRUTIA. VELTRONI. AA. VILAR. G. ZANARDO.J. I. n a 5. e n Id. DEBRAY. n 2 3. Nuovo Testamento. en J. Fundación Utopía. Madrid. F. Contribución a la historia espiritual del hombre económico moderno. e n Cuadernos de Trabajo Social. (1993): "Notas exegéticas". Madrid. J. e n Leviatán. (1994): "Religión civil". FCE. Ministerio d e Justicia. Barcelona. y BORJA. Espasa Calpe.AZAR -(1993): "El futuro se llama socialismo". J. Madrid. T u r í n . ALONSO SCHÓKEL. y otros (1984): "Religión and the Left". . V. en El País. (1994): "Prefazione". Einaudi.[ 1 9 1 9 ] (1992): La ciencia como profesión. S. Madrid. .

DOMÉNECH. (1996): Redes de solidaridad internacional. (1987): "Introducciones y notas al Nuevo Testamento". Turín. campesinos y ecologistas varios.(1972): Teología de la liberación. J. E. Sigúeme. Madrid. 26 d e octubre. y otros (1992): "Notas y comentarios exegéticos a los Evangelios". Sigúeme. 16 d e abril. LOMBARDO RADICE. (1990): "Discurso e n la Alcaldía d e Roma". INGLEHART. Sigúeme. n s 7. Salamanca. ZYX. T u r í n . PECES-BARBA. EVD. Siglo XXI. F. Sal T e r r a e . M. anarquía. Turín. R. MATEOS. La formación del cristianismo como fenómeno ideológico. en L'OrdineNuovo.. en Marx y Engels. Sigúeme. MATE. K. ENGHOLM. R. (1991): "La pasión y la promesa". Sigúeme. (1974): Ideología e historia. T . Sigúeme. Einaudi. I. Agencia Novosti. Madrid. SILVA GOTAY. S. F. T.) (1990): Mysterium Liberationis. GONZÁLEZ RUIZ. SOBRINO. 434 435 . MACHOVEC. (1993): Balance y perspectivas de las relaciones Norte-Sur. Salamanca. Barcelona. e n Nuevo Testamento. P. (1996): De cuerpo entero. 21 de marzo. -[1937-1946] (1973): Comunismo. . (1974): La humanidad nueva. Madrid. G. Madrid. Barcelona. Apostrofe. Galaxia G u t e n b e r g & Círculo d e Lectores. en El País. TORRES QUEIRUGA. Salamanca. L. y RIECHMANN. [1931-1950] (1967): El compromiso de la acción. Sigúeme. ZYX. (1990): El cambio cultural en las sociedades industriales avanzadas. en Scritti Giovanili. Salamanca. (1894): "Sobre la historia del cristianismo primitivo". Santander. en Id. El Viejo T o p o . Sal T e r r a e . M. (1996): "Grandes corrientes d e solidaridad e n el m u n d o d e hoy". (1990): Mística y política.y fraternidad". Madrid. P. Cátedra. (1984): Crítica de la razón política. M. GALBRAITH.. KELLY. (ed. S H A N I N . L. Madrid. Sobre la religión. Salamanca. Ideas y mate- riales para un programa ecosocialista. J. PUENTE OJEA.. R. R. y otros [1892-1963] (1975): Sobre la religión. (1994): Cuánto es bastante. (1982): Más allá de la religión burguesa. GUIJARRO. SEVILIA. De urbanitas. e n El País. (1992): "La política sin la izquierda". Siglo XXI. «proletario absoluto»: la universalidad p o r el sufrimiento". GONZÁLEZ FAUS. Publicaciones de la Generalitat. Madrid. Repensar la Cñstología. n e 40. MOUNIER.[ 1 9 2 0 ] (1954): "II Partito Comunista". R. GORBACHOV. n. Trotta. A. (1977): Jesús para ateos. (1992): La cultura de la satisfacción. ELLACURÍA. J. EVD. M. J.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO RAFAEL DÍAZ-SALAZAR DAHRENDORF. METZ. Madrid. [1917] (1958): "Rispondiamo a Crispolti". en Éxodo. FERNÁNDEZ BUEY. Salamanca. G. GRAMSCI. Península. G. DEBRAY. -[1929-1935] (1977): Quaderni del carcere. y SOBRINO. GUTIÉRREZ. T H E I N . (1995): "Progreso y responsabilidad". (1996): Reflexiones sobre la democracia en España. J. (1992): "La cuestión del socialismo: ¿fracaso en el desarrollo o d e r r o t a ética?. Estella. S. DÍAZ-SALAZAR. D E L O R S J . CIS. Santander. (1993): El principio misericordia. Valencia. Documentos y materiales. y otros (1976): Los marxistasy la causa deJesús. (1996): "Cristo. en Temas para el debate. Salamanca. GAVIRIA. Madrid. (1993): Pensar con el corazón. Salamanca. FERNÁNDEZ BUEY. La Casa de la Biblia. en Debats. [1910] (1974): Orígenes y fundamentos del cristianismo. GLOTZ. G. V. Madrid. F. en Isegoría. (1981): El buen salvaje. Madrid. Ensayo de Cristología. A . Conversaciones con Dominique Walton. Madrid. Acento. J. A. Estella. LENIN.J. Moscú. KAUSTKY. Ediciones H O A C . (1987): Manifiesto para una nueva izquierda europea. Ariel. (1966): El cristianismo no es un humanismo. Madrid. I. Sigúeme. Conceptos fundamentales de la Teología de la liberación. Siglo XXI. (1983): El pensamiento cristiano revolucionario en América Latina. n 2 3. Barcelona. Einaudi. (1997): Ni tribunos. Cristiandad. (1993): Declaraciones a El País. Temas de Hoy. Textos para una política sincera. Barcelona. ENGELS. J. Einaudi.34. J. en Visita de Mijaíl Gorbachov a Italia. personalismo. Barcelona. (1993): ". PARAMIO. La sociedad de consumo y el futuro de la tierra. GRASS. B. en La Biblia.

Valcárcel (ed. (1994): "Democracia e igualdad". S. A. I. Este libro se terminó de imprimir en los talleres gráficos de Palgraphic. Edit. Madrid. en el mes de abril de 1998 436 . El concepto de igualdad.LA IZQUIERDA Y EL CRISTIANISMO VARGAS-MACHUCA. ZUBERO. Desclée d e Brouwer. (1994): Las nuevas condiciones de la solidaridad. Humanes. Bilbao. en A. España. R. Pablo Iglesias.). Madrid.