Está en la página 1de 3

La Igualdad

Este es el nuevo valor que trabajaremos


desde la biblioteca del centro para todo
nuestro alumnado, durante la primera
quincena de Marzo.
La Igualdad como definición práctica,
podría ser: “Ausencia total de
discriminación entre los seres
humanos, en lo que respecta a sus
derechos”.
Son en estos derechos en los que las
sociedades actuales vamos
avanzando, con más o menos empuje,
y por los que con sobrados motivos, la
escuela ha de prestar una especial
atención.

El Principio de igualdad en nuestra sociedad actual ha


de ser aplicado en todos los ámbitos: géneros, razas,
culturas, clases sociales, diferencias físicas, psíquicas
o sensoriales...etc.
Nos corresponde a todos aportar nuestro granito de
arena para que todos podamos optar a las mismas
oportunidades.

“Todos los hombres son iguales. La diferencia entre


ellos no está en su nacimiento, sino en su virtud”

Voltaire
LA IGUALDAD DE GÉNERO EN EL
ÁMBITO FAMILIAR
Algunas consideraciones

Repartir las tareas domésticas. Hombres y mujeres, niños y niñas, están igualmente
capacitados para desempeñar estas tareas, sólo es cuestión de aprendizaje. Nuestra
labor aquí como padres es ofrecerles modelos de comportamientos de adultos que les
sirvan de ejemplo.

Valorar y apreciar las diferencias individuales, no como hombre y mujer sino


como personas. Las diferencias nos enriquecen, nos hacen ser únicos y tener la
posibilidad de aprender de los demás. Evitar calificaciones que suelen atribuirse por el
sexo (niña bonita, ordenada, buena; niño inteligente, fuerte...). Cada uno,
independientemente del sexo, tendrá cualidades diferentes que nosotros debemos
potenciar.

No ofrecer privilegios por el hecho de ser chico o chica. Las normas deben ser
las mismas para todos; es la forma de enseñarles que las exigencias sociales serán las
mismas.

Favorecer en nuestros hijos/as el derecho a expresarse libremente. Nuestros


niños no son más débiles si lloran y nuestras niñas no son menos educadas si dicen lo
que piensan. La represión hace que la autoestima baje y se sientan más indefensos.

Ofrecer igualdad de oportunidades para su futuro. Podemos ayudar a nuestros


hijos a tomar decisiones adecuadas si atendemos a sus características como personas,
al margen de los estereotipos sociales.

Fomentar la práctica de actividades físicas o deportivas, independientemente


del sexo. Nuestro hijo puede ser muy hábil para el baile y nuestra hija para el fútbol.
Las aptitudes que se necesitan para desarrollar estas actividades no son inherentes al
sexo.

Seamos críticos con los mensajes publicitarios que, a veces, encasillan al hombre
y/o a la mujer en determinados roles. Es importante reflexionar sobre este aspecto en
familia, contribuyendo a formar en nuestros hijos/as una actitud crítica y responsable.

Evitar el uso de un lenguaje discriminatorio, de chistes machistas o feministas,


que poco tienen que ver con el respeto. Educar en el respeto es la mejor manera de
prevenir situaciones de desigualdad, conflictos de pareja o violencia de género.
[Escriba una cita del documento o
Biblioteca “Infantes”, CEIPde
del resumen San
unJosé de Calasanz, Marzo 2008
punto
interesante. Puede situar el
bibloinfantes@gmail.com
cuadro de texto en cualquier lugar
del documento. Utilice la ficha
Herramientas de cuadro de texto
para cambiar el formato del
cuadro de texto de la cita.]