"

Pensar

la
historia

Modernidad , presente , progreso

. Reflexiones de carácter general sobre pasado/presente en la conciencia histórica 5.... Pasado/presente a la luz de la lingüística... Mariano Cubi.....A. .. Los lugares del modernismo 7. .... Evolución de la relación entre pasado y presente en el pensamiento europeo desde la antigüedad griega al siglo XIX 6.............. bajo las sanciones establecidas en las leyes.... 4. La ambigüedad de •... Una dupla occidental yambigua. Antiguo/moderno y la historia (siglos XIX y XX) 6........XX entre el apremio del pasado... 1978. Pasado/presente ... 2. 9 21 . l.. Las condiciones históricas de la conciencia del modernismo... y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler O préstamo públicos.. 599 ............. 145 145 148 150 151 156 166 171 172 174 176 177 180 182 185 189 .. 49 .. 3...... 92...... Lo "moderno" y lo "nuevo". 76 . 8.. comprendidos la reprogralia y el tratamiento informático.... d Puigcerda.antiguo"' 3.. 2....08019 Impreso en España S. .... 26 .. Defensa. la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento............. SAICF..... 104 .Antiguo/moderno 1...p.... S........ : .. S... 4........p. '" Titulo original: 510n'0 e memon'o Publicado en italiano por Giulio Einaudi Traducción Cubierta de Marta Vasallo de Mario Eskenazi Editare... Pasado/presente en el pensamiento salvaje...." edición. sin la autorización escrita de los titulares del uCoprright~... 1. Turín () de ladas las ediciones en castellano Ediciones Paidós Ibérica. .08021 Barcelona y Editorial Paid6s...... Buenos Aires...... Antiguo/moderno y la historia (siglos VI-XVIII) 5..1 .......A....... Ambigüedad de lo moderno JI..... 2.. El siglo. Barcelona in Spain Einaudi Edilore.Prinled 1... (J 1977... Turin y Pablo Martín INDJCE ..... La oposición pasado/presente en psicología. 1991 Quedan rigurosamente prohibidas.... Paradojas y ambigüedades de la historia La mentalidad histórica: 105 hombres y el pasado Los filósofos de la historia La historia como ciencia: el oficio de historiador Historia hoy Segunda Parte PENSAR LA HISTORIA l. ISBN: 84-7509.. Prefacio Primera Parte LA HI~TqRIA 1...... 127.. 3....0 Depósito leg~l: B.. la historia del presente y 'el' atractivo del futuro.. lo "moderno" y el "progreso".......6937/1991 Impreso en Nova-Gralik..670. 4. 1981 Y 1982 by Giulio S.A. 1979.... 124 1980. 5.A..

que todavía hoy.. 5.:' \::~> 197 206 ........•..213 223 231 El concepto blemas: PREFACIO Bibliografía ... con la duración....... En cambio.. 4: La crisis del progreso (desde 1930 aproximadamente hasta (: 1980) _............. ::~::~~Z?S "iJ- 196 •...•... o del tiempo vivido y naturalmente registrado por los individuos y sociedades? Por una parte....... pasa por una crisis...."Progreso/reacción _ ... con las luces se afianzó una visión optimista de la historia a partir de la idea de progreso.~: I 1) ¿Qué relaciones hay entre la historia vivida. o historia de la historia..... Esta oposición........... 234 - de historia parece plantear hoy seis tipos de pro- . para domesticar al tiempo natural...... 3...... dla 2...... no es neutra. ......... #'j~~.......'" INOICE p:!... Desde comienzos del siglo..........•..... '. de la idea de progreso en la antigUe'dad y en ...... se está desarrollando una rama de la ciencia histórica que estudia su evolución.. dentro del desarrollo histórico global: la historiografía.... por lo general.... 1. y el esfuerzo científico por describir..... que también es un dato esencial de la historia: el calendario....-. : _ ...... pensar y explicar esta evolución: la ciencia histórica? Esta división permitió en particular la existencia de una disciplina ambigua: la filosofía de la historia... Conclusión .. El tnunfo del progreso y el nacimiento de la reacción (17891930) ... Entonces....... la historia «natural».... hoy los historiadores se interesan cada vez más por las relaciones entre historia y memoria... sino que sobreentiende o expresa un sistema de atribuciones de valores.. a finales del siglo XX....)-''"'. 2) ¿Qué relaciones ftene la historia con el tiempo.. las diferentes sociedades y culturas inventaron un instrumento fundamental... si no «objetiva».. Desde la antigüedad al... :. ¿tiene sentido la historia? ¿hay un sentido de la historia? j . vuelve a aparecer en algunas ideologías de la historia del siglo XX... como por ejemplo' en los pares antiguo/moderno. 3) La dialética de la historia parece sintetizarse en una oposición -o diálogopasado/presente (y/o presente/pasado)...... se trate del tiempo «natural» y cíclico del clima y las estaciones...... de las sociedades humanas. El n~cimiento de la idea de progreso (siglos XVI al XVIII)...... progreso/reacción. por otra...... siglo XVIII se desarrolló alrededor del concepto de decadencia una visión pesimista de la historia que...... y especíüfrñ'eilte en los últimos veinte años.........

º. y con sentido sumamente diferente. CjirE'no es un material bruto. sentí».tp_9_~. pero sobre todo de fines del .nf-1~~'?11 dlata».ll.~~~~~ll~_~. Esta llevó a algúrios' historiadores:-atrav"és-del uso de lunación de estructura. sería. que In historia tradicional reduCía 'á"los"iéXtá'S-Y-prodüctos de ii\ arqueología.ho'y a distinguir duraciones históricas diferentes.'in~e. ?~!~. Sin embargo no hay historia sin el'/ldiciól1. r~ •.'~.. «casi inmóvil"._t_~'!Í_l?!.í~'!.1. 10 4) PENSAR LA IIISTORIA PRET'ACIO II La historia es incapaz de prever o predecir el futuro. «ver».tec!~i~nt~~_(Nora) ~12. ¿Pero existe. la ap. el rel. '!.. o a través del diálogo con la antropología. pode. la historia deja de ser científica cuando se trata del comi..£s..~_. se recogen eúlótextos. 5) Al contacto con otras ciencias sociales . I ~tJ l I y .-sín embargo.~o~d~con. infomlátiea aplicada a las ciencias sociales. PLiCdeexistir sólo uña historiadCi hombre? Ya se ha desarrollado una historia del clima. Este aspecto de la historia-relato. El hecho mismo de archívar 'documenlos ha sufrido üria"re-yoluci6n con los ordenadores.~~~i~<!.C!.t:lr lahipólesis de la existencia de una historia. :C9'. Toynbee. el gesto. cuales es el marXismo. .£L!~i.e:nto. Muratori.'t!i'O:el' documento es monumento (Fo'ucault Lé Goff).!n~-'.¡Conlcci'!i.I..•4-&' cul~.!2. cede el puesto a la religión. ~ s-l. La historia ('1IC1l1titatil'a. se inclina al mito: la edad de oro las edades míticas. Aran.No hay un más amplio movimiento de «rechazo de la historia»? 6) La idea de la historia como hi~toria del hombre ha sido sustituida por la idca de historia como historia de los hombres en sociedad. cn el siglo V a. El abismo existente entre la «realidad histórica» y la ciencia histórica permite a filósofos e historiadores proponer --desde la antigüedad hasta hoysistem~s de explicación global de la historia (en el sig.~le]l~c:. ~on la apanció'n de periodistas J ~C(~ ) ~é~tre-.c::_I~. está vinculada con los progresos de los métodos estadísticos y la. En cuanto al origen.r~q.1 dójicamente. las ciencias 'de la naturaleza ni de la vida. Pero así como en el siglo XX se hizo la crítica de la noción del hecho histórico.. o b:ljo. kJ . tc.r:.. Para.. «r~.~~~9...r.c.ato de quien puede decir: «vi. nidad. Fueron elaborados m~lodos de crfticn cient(fica que otorgan a la historia uno de sus aspCCtOsoe '¿iencia en sentiOo técnico.enzo y el fin de la historia del mundo.¿. objetivo 'e tnoceñle. a partiroe los primeroS'eiñCiertos pasos del medio~vo (Guenée). .del.=~ -I'~_ry"~!!acH)n..e.' laprincipal de las. y-especialmente a las-religiones de la salvación que han construido un «saber de los fines últimos» ~Iaescatologíao a las utopías derprogresO.~~diante I. trav. etc. al nivel de la praxis de los historiadmes se esl:í desarroll:lI1do ulla crftica del conccpto dc orígencs y la noción de génesis tiende a suslituir a la de origen. al menos «el padre de la historia»). Este es el significado del término griego \(n:opil'l y de su raíz indoeuropea wid'. La historia I I I empezó siendo un relato.• mos recordar' a Spengler.1 cicncia histórica se define en rclación con una realidad que no está conslruidá ni observada como en las matemáticas. Croce.~~. Ln constilución de bibliotecas y archivos suministró los materiales de la historia. sino sobre la cual «se investiga».'. ¿no habría que hacer también una hi~toria de la naturaleza? 1. si no el primer historiador. Hoy los documentos llegan a comprender la palabra.s histonadores y ~~.~~?.!!1~E..'queex'presa el poder de la sociedad del pasado'sobre la memoria y el' fiii.weid-. Gramsci. desde la ant'igüedad.u~~ ~~_~::.¿} €..sino.y la huma.hace hoy la crítica de la noción ded9~ufT¡. pero que se remonta a un pasado más lejano.}~_~istor~~ -t~ . al ill'téináclOñ'alismo)._~~s_'!1. una arqueología demasiado a menudo separada de la historia. logía? En realidad.desde la demografía a la economía y la cultural..és.~.j. Mabillon y los benedictinos de Saint-Maur.así tam'b'íéi-i 2. en los imperios del Cercano. superó el límite del medio-~iglo o-'el siglo akanzaao por los--historiadores lestigos oculares y auditivos y por la transmisión oral del pasndo. Weber.~~~~m.Ia perspectiva de la.~I. a adeI.aIJ~~~~i!!. Medio y Extremo Orien..lo XX.Le.o. de la historia-testimonio.!~~!. aSIstImos hoy a la crítica de este tipo de historia --to ol<. que no es un objeto dado-¡:iüesto que resulta de''1aconstruccioü'de 10h'Gtón~' . --Sin embargo. seduce sobre ~S?d~.ieíi'i¿-.~ tie!11r~_."AI mismo tí'eJÍÍpo se amplioel-área de los documentos. queyuxtaj50óe una ideología (grs~ñtido y del fin dela'hiSiO'ria (el cóiñüñi~ lasociedid sin clases.-Sin embargo. ¿Qué relación 'guarda entonces con la nueva «ciencia» de la futuro.. Se constituyen archivos 7íióles. ñünca dejó de eXistireñ--er"é1esarroll<:>-de 'la ciencia histórica.1.o ~?~. Desde su nacimiento en las sociedades occidentales -nacimiento situado lradicionalmente en la :lI1tigiiedad griega (Hcrodoto.?~.n .~~.J. Hay un renacimieni?~derintcr¿s por ef'.?n!~. el recoger documentos escritos y convertirlos en testimonios. -¡.riencia científica la rec¡ent~ teoría gel big baÍlg. ¿Pero puede existir una historia inmóvil? ¿Y cuáles son las relaciones de la historia con el estrucluralismo (o los estnlcturalismos)? ¡.larga du'ración.siglo XVII 'con Du Cange. la ciencia histórica.. En cuanto al' fin.e. se «atestigua».s!i"t~}LT~~~ip~~ca~JÉ~ñ.

cuyas pruebas de status científico no parecen reunidas todavía. se obstll1a en hacer del materialismo histórico una pscudociencia del dclcl111inismo histórico.iografía alel~ana (Ranke) o francesa (Langlois y Seigno~os) a..eri~~legJ~rI~~. además. económicas) -renunciar entonces. subyaccnte. La toma de conciencia de la construcción del hecho histórico. . ~_~?to~. historia de las conductas..oria . . a la his'taria cultuniCnació una hist.~ (Certeau).las posiciones que en la línea de un marxismo~.<?~:: -'~~s:-.':Í~ máriistf. -. historia de las producciones del cspíntu vinculadas no con 'éYíCi"iO: las palabrns. siempre que se 20~ en:qres: ante tO?O la subordinación de la reálidad de la1ilstona de las representacIQ'nes a. con el desarrollo de la historiografía o historia de la historia. el reconocimicnto de ciertas regularidades en el cu~so de la historia (fundamento de un cOlllparativismo dc la histona de las diferentes socicdades y estructuras)..de I!. la elaboración de modelos que excluyen la existencia de un modelo único (el ensanchami~nto de la historia al mundo en su conjunto. flllales del siglo XIX y comienzos del XX.otras realidades. pero también confrontar las represeñtaciones históricas con las realidades que represe-ntanyque'el"historíiídor apreñoé través de otros' documentos y métodos: por ejemPío. las prácticas.cclOnansmo más vuTgar todaví!!.d~.q~e-la-léétura de ¡a. la posibilidad dc la lcctura racional a postenon de la hislOria. Las.oñfíJOdenéTéncia ~is.Y5fTracaso son-las-antiguas teorías cristianas del providellciaI1smo (B_ossuet) yel marxismo vulgar.. . ~n compensación.~c~~~lUr~s ~en..--------------------~= r ff t I 1 . al contrario. cada dfa m:ís dcsmentido por los hechos y por la renexión histórica. ~.L<._1!. a unn éJ?2<=a.~I. pero -también en otras perspeeúvas: conlo la de los herederos de .ar:~stico como documentos históricos a título pleno.~ psicoanalítico. pero a pesar de eso no se vuelven al positivismo triunfante en la histor.histo¡'lá.guedad sc esforzaron por encontrar y definir las Icyes de la hlstona ..propósito de la objetividad histórica y en un abandono de la noclon de verdad en la hi.iÓñ'r~vo(u~ona. historia del rñündo se articula con una voluntad de transformarlo (por ejempl¡'-en'. la sensibilidad a las diferencias y al respcto por el otro van en ese sentido) permiten excluir que la historia vuelva a ser un mero relato.~_. ~.. otorg~rle~ ~~ s_~ .lo ¡ 12 ProNSAR LA I-IISTORIA PREFACIO 13 \l.~I_ ~x.u~..'"] líñiO ñ-liñistoria política.. Para .~. en fin.!áct~a so:!.!!pJ. . con la condlclon de respetar su especificidad. c. La mayor parte dc los historiadores manificsta una descon~anza más o menos marcada respecto de la filosofía de la histona. . o hIstOria (le las . se plantea en una perspectiva histórica.. E~to ~o quita que el horizonte de objetividad que debe ser el d~~ histOriador n~ debe ocultar el hecho de que la historia tamuna p. representaciones.~bs~IT~I1:.is y los ~--~-- ----~--- e_~i~~~: a :~IS- a I . la's úniCas las que . historiadores y filósofos desde I~ antl. ---_.eJl!atl~.ble'~ etc.storia.Jl~s :?~~nes a una ~~_tcg?rfa social. a la.1lg~o .qU~Tec~nocer.{mag!. condiciones en que trabaja el historiador explican además po~ q. de la historia permilen ser relativamente optimistas al respecto. la innuencia de la etnología.•. Pero._Una expTlcaclon 111Stonca eficaz t~n:. sino con la imagen.t:. La crítica de la noción del hecho histórico comporta además el reconocimiento de realidades históricas largamente descuidadas por.:~º-'.). E.~ocqueville y Weber. el gesto. de la no inocencia del documento. los rituales. que asocian estrechamente análisis histórIco y liberalismo poifiico).~~~ ..~a tencia de lo STiñoólico en el seno de tooa realIdad 11Istonea (incluida la económka).tim?:.dos y los que han-sufiíoo" ún ~1i. Entre la ideología y el pragmatismo son sustcntadorcs de una historia-problema (Febvrc).-~' ~~ daües. ~e~.correspondería un status de-causas-pr-imúas (realidades materiales.!-os intent~s más destaca.. o historia de lo . Todos estos nuevos sectores de la historia representan un notorio enriquecimiento. historia de ~.~éonómica y social.la-tr.c. y que si se deben condenar ..nue_vas rea. que remiten a una realidad escondida. La ciencia histórica misma.?-.. o historia de ~~d~nlogías.!.li-ºades.. que tal vez conduzca un día a una historia ..tórica y com"":' ~~'S~J~olít~s leg~.¡d"íc.u~ se plantea y se ha planteado siempre el problema de la o?Jetlvldad de lo histórico. coñfrO'~'tar la ideología poHtíca con la prax. lanzó una luz cruda sobre los pro~esos de manipulación que se manifiestan a todos los niveles de la constitución del saber histórico. a la falsa problemática de la infraestructura y la superes~ructura.. o historia de lo simbólico. Esta -asumió diferentes formas: historia de las concepciones globales de la sociedad.a pt:"r 'el d~sarrollo ~e la historia y convertirlo en objeto de un~ ~Iencla propiamente dicha.~~!yC?. los continuos progresos en el desenmascaramlcnto y la denuncia de las mistificacioncs y !as falsificaciol)cs. íOS -il ístor-iadüré5. que permite tratar el documento literario y el . Pero esta constatación no debe desembocar en un escepticismo de fondo ~ . a una soclcdad. que a pesar de que Marx no habl~\ de leyes de la hislória (como en cambio sí lo hace Lenin).~.

.tlvos. de Tucídides a Michelet. El t~emp~ histórico encuentra.~~~. la constatación de que la visión de un mismo pasado cambia de acuerdo con las épocas. Pero sIempre hay una escritura de la historia.. . era cristiana:"égira. ha llevado tanto al escepticismo en cuanto a la posibilidad de conocer el pasado como a un esfuerzo por eliminar cualquier referencia al presente (ilusión de la historia romántica a lo Michelet -la «resurrección integral del pasado»o de la historia po.~~s '. la noción . pero que se fundó en una lectura «reaccionaria» de la historia.c. y de que el historiador está sometido al tiempo en que vive. Si esto ha sido cierto desde la antigüeda~ has'~a el siglo XIX.la nat~rale~a. era.-" . Esta idea de decadencia fue retomada para expresar la fase final de la historia'de las sociedades y" las civilizaciones. Se han imaginado edades míticas: la edad de oro. . ~~mple una función _eséncial'como hilo conductor y'dencla auxl~lar d~ la historia. la alternancIa del día y la noche. Él.. que va mucho más allá del ámbito histórico sien."-- '. el paraíso terrenal . del ciclo de las estaciones. etc.a}c~~!-~_a_ ~'pártJr derj)reseñi:e(ñ1ét6dci-regresivC... la cron?~oglU. etc. En la Europa de finales del siglo XVII . e"inclusoAtiasta el siglo XVIII. etc. de. En efecto..xpe:iencia individual o col~ctiva tiende a introdu~ir. el carácter «único» de los acontecimientos históricos. sino una construcción. de tiempos múltiples y relativos. el antIguo tlempo de la memoria.s~os cua?ros men.la hlston~. . . cuya expresión fue sobre todo política. en un tiempo lIneal pa~lad~ por ~rupos de años: lustro.JtH/". El creciente tecnicismo de la ciencia histórica hizo ~ás difícil al historiador aparecer también como escritor. la idea del progreso triunfó con las luces y se desar:olló en el siglo XIX y comienzos del XX. Spengler. la . La oposición pasado/presente es esencial en la adquisición de la coñciencia ae-f"l. un arte al mIsmo tiempo que una ciencia. ~LJ. Lo cual pone de manifiesto el e~f~erzo de las sociedades humanas para transformar el tiempo c.-oeB loch).s~rables del tIempo histórico.tP de ~uraclOn... que \ atravIesa la hIstoria y la alimenta. ella se inserta en un pensamiento más o menos cíclico de la historia (Vico. acontecimientos políticos. 2 . ---. El calendario es producto y expresión' la historia:' .mvel m~y sofistIcado.J. lo es menos en el Siglo XX..s'ócicdades:-El cnleridario revela' ~I esfuerzo realiziido"por"]iíssocl~da. concepto de escasa utilidad para la ciencia histórica. En realidad. Después de la revolución francesa se contrapuso a la ideología del progreso un esfuerzo de reacción. del pasado reside en aclarar el presente. el p'asad?_s~ . siglo. El instrumeñiii priñcipal de la' cronolo'gra es _el calendano.mbó\¡co~..lempo:'Parii ern'iño"~~oin'pr"é'ñaer-el tiéiiipo.. los muertos y la destnic- . atendiendo sobre todo a los progresos científicos y tecnológicos.) y la' búsqlledn de una l~en(}(f¡:::a~'IO. _. los horrores del fascismo y sobre todo del nazismo y los. el análisis de la temporalidad en estas dos ciencias valora el hecho de que la oposición presente/pasado no el un dato natural.sTgnlfi-caHoerarse"ae!' prese-nte» (Piaget).? está VInculado con los orígenes míticos y religiosos de-iii"huma~i~ "'... las sociedades occidentales valoraron el pasado.lcllCO de la naturaleza y los mitos. de 3-4.te~ial ~undamental de la historia es el tiempo.". e. la literatura y el arte...!:t. \. '.des humanas para domesticar el tiempo natural. manifestó una lendencia a una inversión de la valoración del pasado: antiguo se convirtió en sinónimo de superado y moderno en sinónimo de progresivo.creación de unidades iguales. Toynbee) y en general es producto de una filosofía reaccionaria de la historia.!. .oy la aplicación a la historia de los datos de la filosofía la 1 ~\ ~Iencla. campos de concentración. A mediados del siglo XX los fracasos del marxismo y la revelación del mundo estálíñista-f"eJ gulag. Junto a e.d? alife todó-el rnarcoiem[jóiai" t'üridairleniárder-fü'ricionaiñTe~lo 'dé . la historia del mundo y de la humanidad aparecía como una prolongada decadencia..itivista a lo Ranke -:-«10 que exactamente sucedió»-).onómica. Sin embargo. pero el tiempo de la historia no es ni el del psicólogo ni el del lingüista. social y cultural (tiempo del trabajO y tIempo de la dIverSión).- Y toda historia debe ser una historia -.a. m. siglo. H. '. el eterno retomo. ele tIempo: dJas de veInticuatro horas. el tiempo de los orígenes y los antepasados que se les aparece como un tiempo de inocencia y felicidad.G'v. surgida a propósito de la ciencia. no con . Por último. y s. men~lIrablc~. Gibbon. tl~'!1POS ~Ivldo~. I~ e. Por otra parte.- o ••••••••••• - _. de tle~pos subJe.s!an íntimamente conectados dos progresos esenc~ales: la defimclOn de los puntos de partida cronólógicos (fundaCIÓ~ d~ R~~a. olimpíada.Jn. I 1 14 ! PENSAR LA HISTORIA PREFACIO 15 I social.Ia ~:ces~d~d por parte del historiador de mezclar relato y expltcaclOn hicIeron de la historia un género literario. Hasta el Renacimiento.1 dad ~fiestas). Pero sus articulnciones más eficaces -la hora y la sernanaestán vicurádascon la cultura.----. ~on . con los progresos tecnológicos y científicos (medida del tlem~o). c?n la evoluci~n ec. ¡a I. Montesquieu.y de la primera mitad del XVIII la polémica sobre la oposición antiguo/moderno. utilizar el movlmlent~ natural de la Luna o el Sol.'}-!~ \. .

Cfiferentes estructuralismos la historia 'públIelenerr~. clón de la ~egunda Guerra Mundial. superficial. al análisis de los textos (en sentido amplio). La creencia en un progreso lineal. revoluciones iluminadas. Así la genética tiende a dar de' nuevo vigencia a la idea de evolución y progreso.~9..~ . que ya criticaba Bloch. Así pues. Le Roy Ladurie).~!l~C:P"s. se encuentran en todos los objetos de todas las ciencias' sociales.--cn 1936).. la economía. hacer la historia del hombre. n. 17 dado que su objeto común son las sociedades humanas (la sociología..ostumbres») creían. de ñie:dñ. del desarrollo en cuanto progreso. [a histOria seguirla ritmos dIferentes.~i~t~':. justificación de la «reproducción» (Bourdieu). el descubrimiento de culturas diferentes de las occidentales.que sería peligroso "hacer tabla rasa del pasado» (Chesneaux).p.). de sus pueblos.. a través de las aplicaciones de su ámbito.ciones fructíferas con dos condiciones: a) no olvidar que las estructuras que estudia son dinámicas. cultura material. u~~eva _c:. Ya se ha desarrollado una historia del clima. En la renovación actual de la ciencia histórica. .-imPortaiíteque el J~i.~_1?e.~J. El «fardo de la historia» en el sentido «objetivo» del ténnino (Hegel) puede y debc encontrar su contrapeso en la ciencia histórica como «medio de liberación del pasado» (Amaldi). Los historiadores cristianos.l)o.. .a. fundada por Bloch y Febvre en 1929).. y precisamente cuando las naciones del Teréer Mundo se preocupan ante todo por darse una historia -lo que por otra parte permite tal vez tipos de hislo'ria sumamente diferentes de los que los occiden~>.ión.Tl?ohis!~~iég cumple"üna í"mportante fünclOn.~arnl?io ':l de.. 5.' . - . Pero la ciencia de la naturale7.i. La paradoja de la ciencia histórica hoyes que precisamente cuando bajo sus diversas formas (incluida la novela histórica) conoce una popularidad sin igual en las sociedades occidentales. la antropología. Es el regreso de la escatología. sería el nivel más profundo de ¡as realidades que cambian lentamente (geografía.lid-. En cuanto a la . que se desarrolla de acuerdo con el mismo modelo en todas las sociedades. h) aplicar ciertos métodos estructuralistas al estudio de los doculltentos históricos. Los historiadores modernos observan que la historia es la ciencia de la evolución de las sociedades humanas. pero también la antropología).Pero la antropología histórica proviene por el contrario de la ij:lea de que el movimiento. . 16 PENSAR LA HISTORIA PREFACIO. o. que sólo presenta cierto interés para la historia en la medida en que esclarece ciertos fenómenos de la historia de las sociedades humanas (modificación de las culturas.~. como las que invocan [as milenaristas tanto en las sectas de las sociedades occidentales como en ciertas sociedades del Tercer Mundo. rec_oñocer esos ritmos.•.~. d.ante todo. la evolución. irreversible.!-e} . Al hacer la historia de sus ciudades. ci~. mentiJ. mantienen una concepción positiva. de sus imperios. yJa función del ~'se~ía.I._una. Actualmente se piensa en una historia de la naturaleza (Romano). los historiadores del Renacimiento y de las luces (a pesar de que reconocieran la 'diversidad de las «c. Se ha anticipado la hipótesis de una historia inmóvil. la historia se vuelve siempre coextensiva al hombre.. por el contrario. la demografía y la biología hoyllevó a algunos de ellos a la idea de una historia «casi inmóvil» (Braudel. continuo. ya casi no existe. pero ella valorará sin duda el carácter «cultural» -por consiguiente histórico-de la noción de naturaleza. etc. del hábitat. El diálogo de los historiadoresde larga dürac!óñCOn'i~s otras ciencias sociales y con las ciencias de la naturaleza y la vida -la economía y la geografía ayer. no a la explicación histórica propiamente dicha.. y especialmente la biología. aunque más no sea en su difusión (el incremento esencial le vino con la revista Al/l/ales.~Má. visiones generalmente catastróficas del fin del mundo. pero dando un espacio más amplio al acontecimiento y a las catástrofes (Thom): la historia tiene interés por sustituir en su problemática con la idea de g~nesis --dinámicala idea pasiva de los orígenes.r.añ¡.pl:!.~xplica~ ción-oelcambio:-Con'!os. llevaron a una crítica de la' idea de progreso (recordemos La crise du progr~s. el tiempo rápido de los sucesos.~_.1 . Cabe prcguntarse si la moda del estructuralismo no está vinculada con cierto rechazo de la historia concebida como dictadura del pasado. La historia que no domina el futuro se enfrenta con creencias que experimenta hoy todo un reviva!: profecías. la bomba atómica -primera encamación histórica «objetiva» de un posible apocalipsis-. 6.¡d: en líriéáS generales -las estructuras): es el nivel de «larga duración» (Braudcl). poder de represión. Pero tambié_n la izquierda ha reconocido . Estas perspectivas pueden aplicarse a Iris ciencias sociales y a la historia. que se acelera. . los historiadores de la antigüedad pensaban que estaban haciendo la historia de la humanidad. aunque atenuada.!:~J. Pero la evolución de las ciencias ha llevado a plantearse el problema de saber si no puede haber una historia que no sea la del hombre...~.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful