Está en la página 1de 6

 

El libro de la Ley 
De Alister Crowley 
 
Hugo Legorreta Moysén 
10/19/2009 
 

X
Hugo Legorreta Moysén
 
   

Resumen introductorio al libro “El libro de la Ley” y temas relacionados además de algo de vida y 
obra del Maestro Aliester Crowley. 
Preámbulo 
 

Antes  de  comenzar  con  lo  que  espero  sea  una  breve  exposición  de  conclusiones,  ideas, 
sentimientos y posturas sobre la obra del presente ensayo, quiero advertir que este trabajo está 
dirigido a un público en particular con ciertos conocimientos en ocultismo y magia, hecho por el 
cual puedo, o no, usar ciertas terminologías propias del gremio en el entendido de que serán bien 
comprendidas  por  el  lector,  también  aclaro  que  no  pretendo  establecer  discusión  sobre 
pensamientos e ideas puesto que como ya lo mencione antes este escrito es mera muestra. 

Si por lo anterior no se presenta problema alguno aliento al lector a continuar y sentirse libre de 
creer,  hacer,  sentir  y  vivir  lo  que  mejor  le  plazca  ya  que  como  veremos  más  adelante  la  ley  de 
Thelema1: 

“Haz lo que tú quieras será el todo de la Ley” 

LIBER
AL VEL
LEGIS
SUB F IGURÂ

CCXX
COMO DE DELIBERADO
DE

XCIII = 418
EN

D C L X V I 

                                                            
1
 Querer en griego, con valor numérico igual a Ágape. 
 

 
Edwaard  Alexandder  (Aleister)  Crowley,  es  el  personaje  principal, 
conjuuntamente con su obra,  en este trabajo que osa  ostentar el m
mismo 
título
o que una de sus mas inm
mortales obraas. 

Crowwley  fue  desde  joven  chhico  interesaante  y  culto o,  huérfano desde 
pequeño y criado o por sus tíass así como h heredero de  una fortuna  por la 
muerrte de sus paadres, estudió en Cambridge y fue miembro de m muchas 
sociedades secretas de su ép poca y fundador de la A.∙.A.∙.2, su vid da está 
llena  de  misterio
os  y  contrad
dicciones,  see  enfrento  a  a muchos  grrandes 
libre‐‐pensadores  de  su  épocca  y  llego  a  ser  docto  y 
y hábil  en  muchas 
m
ramas  del  oculttismo  hecho  por  el  cual  c llega  a 
a ser  recon nocido 
internnacionalmen nte en mucho os cirulos esotéricos. 

El librro de la Ley llega a él “en n El Cairo entre el mediodía y la una de la tarde d de tres días ssucesivos, 


8,  9,  y  10  de  Abrril  del  año  1904”  según se  dice  le  fue  dictado  para 
p la  llegaada  del  nuevvo  Eón  de 
Horus, que se inicciaría en el año 19043, po or un ente llaamado Aiwass4. 

uanto  al  librro  es  un  texxto  corto  dee  apenas  3  capítulos,  en 
En  cu e un  lenguaaje  simple  y 
y no  muy 
comp plicado  de  eentender,  maas  su  significado  y  men o  símbolos,  números, 
nsaje  están  ocultos  bajo
claves y nombress que solo aq quellos que  se han aden ntrado en loss misterios dde Isis y Osirris podrán 
ser caapaces de deevelar. 

Del  Primer C
Capítulo.. 
En essta primera pparte comienza unificando, clamand do igualdad yy dando la mmisma ponde eración al 
de lass espadas qu
ue a la de lass copas, iguaalando los po
olos y no maarcando diferrencias entree ellos, es 
tambbién en este ccapítulo don
nde declara u una de las máás controverrtidas frases de este libro
o.  

Cap. 1 Ver 40. 

Quieen nos llama Thelemitas n no obrara 
mal, si se addentra en la palabra. Puees hay allí 
dentro Trees Grados, el Eremita, y el Amante, 
y el homb bre de Tierra. Haz lo que ttú quieras 
será el todo de la Ley. 
 

Hablaa aun mas y revela los ssignos y las lleyes, o partte de ellas, h
habla y ponddera el amor, habla y 
pondera la unidaad, habla  y  también  advierte,  pues  ees desventurrado el destino  que a lo
os rituales 
5
falte habla y dice “amor es la ley, amor ba
ajo querer” .. 

                                                             
2
 Astrum Argentum m. Estrella o asstro plateada((o) o de plata
3
  Un  dato  interesaante  es  que  la  suma  de  dígitos 
d hasta  reducción  a  uno  en  de  la  fecha  01‐01‐1904  en 
calenddario  maya  ees  igual  a  6,  número  quee  el  ocultista  tomaba  en  ocasiones 
o para  una  de  suus  muchos 
nomb bres “666”. 
4
 Nommbre que el lleega a usar para sí mismo yy que al mismo tiempo aparece en la obra “El Necron nomicon” y 
es relaacionado con el dios sumerrio Azag‐thoth h 
 

 
 

Del Segundo Capítulo. 
De este capítulo resaltare una de las más importantes partes según mi criterio y cito. 

28. Ahora una maldición sobre “Porque” y su parentela! 
29. Sea “Porque” maldito para siempre! 

Hemos de recordar que en el actuar del hombre se solicita mucho la justificación de sus acciones, 
es decir el “porque”. En estos dos versículos, 28 y 29, Crowley o Aiwaz manifiestan que no debe de 
existir razón por el simple hecho de que ya se han elevado a ser Dios6 y como tal es la razón sobra, 
aun así, en los siguientes versículos develan ciertos indicios del porque maldecir al porque. 

30. Si “Querer” para y grita “Porque”, invocando a “Porque”, entonces “Querer” para y nada hace. 
31. Si “Poder” pregunta “porque”, entonces “Poder” es debilidad. 

La  próxima  vez  que  alguien  invoque  a  “porque”  posiblemente,  lector,  tengas  un  mejor 
entendimiento de la  persona  que lo  realiza, recuerda lector  el axioma  del ocultismo, recuerda  y 
sabrás que “porque” es un perro. 

Así  mismo  Crowley  escribe  y  comparte  ideales7  con  el  poeta  metafísico  John  Donne  en  su 
declaración del versículo 73. 

73. Ah! Ah! Muerte! Muerte! tú has de anhelar la muerte. La muerte está vedada, O hombre, a ti. 

Del Tercer y Último Capítulo. 
Es de especial interés como Crowley inicia este capítulo con el triangulo mágico de los teósofos y 
continua  con  una  serie  de  fuertes  declaraciones  que  mal  interpretadas  podrían  resultar  en  una 
afrenta hacia las religiones o por lo menos sus símbolos mas “sagrados” pues dice. 

51. Con mi cabeza de Halcón Yo picoteo los ojos de Jesús en cuanto cuelga sobre la cruz. 
52. Yo bato mis alas en la faz de Mohammed y lo ciego. 

Como  se  lee,  esto  ofendería  hasta  al  creyente  mas  letrado  de  su  religión,  pero  así  como  Levi, 
después de haber escrito su DOGMA Y  RITUAL DE  ALTA  MAGIA, se reconocía como católico romano, 
Crowley solo expone un punto de vista esotérico que es para el que tenga oídos y ojos. 

                                                                                                                                                                                     
5
  Desde  un  punto  de  vista  de  análisis  filosófico  esta  frase  así  como  gran  parte  del  capítulo  remiten  a  San 
Agustín  y  su  filosofía,  aun  así  no  hay  que  olvidar  que  tanto  la  filosofía  de  Agustín  como  mucho  del 
pensamiento esotérico y ocultista de Crowley descansan en pensamientos pre‐ y platónicos y estos mismos 
junto  con  los  pitagóricos  y  hasta  aristotélicos  son  la  base  de  muchas  de  las  doctrinas  ocultistas  de  las 
sociedades secretas de antaño y hogaño. 
6
 El entendimiento de esta declaración deviene de lecturas del mismo autor así como del análisis ocultista de 
textos como el Pentateuco, el Nuctemeron y otros textos que llegan a la misma conclusión. 
7
 Haciendo referencia al poema “Death Be Not Proud” el cual recomiendo ampliamente al lector. 
 

 
Termina  pues  el  ultimo  capitulo  como  empezó  con  la  palabra  de  poder  pero  antecedida  de 
promesa de éxito y gloria. 

Y  así  como  ese  libro  termina  este  ensayo  también  sea  pues  esta  una  introducción  al  tema  del 
ocultismo, del ocultismo más elevado que hasta ahora he conocido, el que solo entienden los que 
conocen la cuadratura del círculo, el significado de la Bet y la Jet, y de otros muchos signos que 
aquí se mencionan. 

Espero estimado lector haber saciado su curiosidad y al mismo tiempo iniciar un apetito mas voraz 
por los temas que no toque y solo disimule y aquellos que toque de sesgada manera pues no fue 
menester del trazado sin más y como termina el Libro de la ley. 

75. El final de las palabras es la Palabra… 
 

 
   

 

 
Bibliografía 
1. El Nuctemeron conforme a los Hebreos, extraído del Talmud. 
2. Dogma y ritual de alta magia de Eliphas Levi. 
3. El libro de la ley de Aleister Crowley. 
4. La Biblia. 
5. El Necronomicon de Lovecraft. 
 
 
 

 
 
 
“Saber es poder, si se osa querer” 

X
Hugo Legorreta Moysén
 

 

 

También podría gustarte