Universidad Yacambú Facultad de Ciencias Administrativas Historia Socioeconómica de Venezuela

Concesiones Petroleras.

Klaudia Y. Olmos G. C.I.V- 15.708.503 Número de Expediente: ACP-133-00081V

Artículo sobre Concesiones Petroleras. La aparición del petróleo en tierras venezolanas ocurrió durante la época colonial, sin embargo, no fue sino hasta la segunda década del siglo XX que ocurrieron las primeras perforaciones de importancia, específicamente durante 1910 y 1911, período durante el cual el país era gobernado por Juan Vicente Gómez, y que estuvo caracterizado por una política de concesiones a inversionistas extranjeros basadas en condiciones muy favorables para los foráneos y muy perjudiciales para el país. Ejemplo de ello, es la primera Ley de Minas, cuyas cláusulas contemplaban lo siguiente:   Explotar, refinar y en general disponer como le convenga, todas las riquezas que en el área se encontraran. Pagar sólo un bolívar de impuesto superficial a la nación por cada hectárea que ocuparan los yacimientos e instalaciones y un 5% del producto bruto de los recursos explotados.   Usufructuar la concesión durante 47 años. Se exonera de derechos aduaneros todas las importaciones de maquinarias, materiales y herramientas que fueran destinados a la explotación de los recursos.  Se establece una regalía de 2 bolívares por tonelada métrica del mineral explotado. Claramente los beneficios percibidos por la explotación del petróleo venezolano no se quedaban en el país. Las concesiones monopolizadoras constituyeron en buena medida un estímulo para la penetración imperialista dominante durante todo el régimen gomecista y que ejercerá una influencia decisiva en la vida política, social y económica, pero que fundamentalmente actuará como un sólido apoyo a la autocracia. Una de las primeras compañías en llegar al país fue la Caribbean Petroleum la que descubrió el primer campo petrolífero importante en Mene Grande, en el estado Zulia, lo que se tradujo en una ola invasiva de compañías extranjeras que llegaron al país persiguiendo la bonanza, el ambiente de paz que se les ofrecía a cambio de la represión a los venezolanos y, la falta de un marco legal sólido, lo

que permitía la entrega de gran parte de territorio nacional a manos extranjeras, con el sólo propósito de aumentar los ingresos fiscales para hacer frente a obligaciones externas e internas asumidas por gobiernos anteriores, pero sólo con el fin de recuperar la imagen del país y restaurar la solvencia de la nación en el ámbito de las relaciones internacionales y, además, enriquecer el círculo de amigos y familiares de Gómez, a través de negociaciones fraudulentas en las cuales la mayoría de las concesiones fueron adjudicadas a sus amigos más cercanos, quienes a su vez las renegociaron con las compañías petroleras extranjeras que poseían la tecnología necesaria para poder desarrollarlas y, que dejaban grandes beneficios económicos a pocas personas, y que comprometían el futuro del país, cosa que en ese momento parecía no preocuparle a nadie en el gobierno. Por supuesto, que estas negociaciones tenían una cuota política que el gobierno debía pagar, es por eso que éste período fue de represiones y persecuciones a líderes venezolanos que no compartían la postura dictatorial de Gómez, pero que fueron relegados y reducidos a la fuerza. Durante el largo período de Gómez fueron liquidados los restos de los partidos tradicionales, conservadores y liberales, que habían motorizado las luchas políticas en el siglo XIX. Se vivía una paz social forzosa que con el signo del terror, logró eliminar el caudillismo y que en conjunto con los grandes privilegios fiscales, mostró el país ante todo el extranjero como un verdadero paraíso para la inversión. La entrada del petróleo en el ámbito nacional fue el hecho que permitió a Gómez permanecer en el poder durante tantos años. Algún vestigio de cordura se evidenció durante el año 1918, cuando el ministro de fomento de la época, llamado Gumersindo Torres, intentó hacer un análisis profundo de la situación de las concesiones petroleras en particular, y modificó la Ley de Minas quitando algunos beneficios a las trasnacionales y recuperando la racionalidad y algunos espacios para los venezolanos. Sin embargo, esto le valió su desincorporación del cargo, debido a las presiones que ejercieron los capitales extranjeros, a las cuales Gómez cedió sin reparos, todo con el fin de no perder los grandes beneficios económicos que obtenía.

Como se puede observar, desde los primeros años del siglo XX el futuro económico de Venezuela se ha ido poco a poco hipotecando, a pesar de la gran riqueza natural del país, y aun cuando se han tenido algunos buenos gobiernos y grandes economistas y estadistas, hoy, 100 años después seguimos dependiendo de una renta petrolera que cada vez es más escasa y cada vez genera menos beneficios a los venezolanos, ya que se siguen enriqueciendo unos pocos en detrimento de la mayoría. Y aunque se supone que nuestros recursos están nacionalizados, se ve con asombro como se hacen negociaciones con gobiernos extranjeros casi tan desfavorables como hace 100 años. Y ya no se tiene la excusa de la falta de capacitación técnica y profesional como en esa época, debido a que se cuenta con una gran cantidad de profesionales formados en las mejores universidades de Venezuela y el mundo capaces de dirigir cualquier empresa sea del ramo que sea.

Referencias -Concesiones Otorgadas por Juan Vicente Gómez. Documento en línea. Disponible en:http://www.avn.info.ve/contenido/concesiones-otorgadas-juanvicente-g%C3%B3mez-comenzaron-materializarse-1911

-Evolución Histórica de la Economía Petrolera en Venezuela. Documento en línea. Disponible en:
http://www.monografias.com/trabajos64/evolucion-economia-petrolera-venezolana/evolucioneconomia-petrolera-venezolana2.shtml#ixzz2xMoUwUOV

-Juan Vicente Gómez y su Época. Documento en línea. Disponible en:
http://ccs393.ve.tripod.com/jvge.htm

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful