Está en la página 1de 7

Jugando con el Domin´ o

Antonio M. Oller Marc´ en

1.

Introducci´ on

Todos conoc´ eis el juego del domin´ o. Es m´ as que probable que hay´ ais jugado m´ as de una vez e incluso que alguno sea un experto. Ahora bien, si se os preguntase si hay relaci´ on entre el domin´ o y las matem´ aticas ¿sabr´ ıais responder? Una relaci´ on evidente y algo tonta es que aparecen n´ umeros. Pero las matem´ aticas son mucho m´ as que trabajar con n´ umeros y hacer cuentas. En las actividades que vamos a realizar a continuaci´ on vamos a jugar con (y no al) domin´ o. La idea es que pens´ eis, que busqu´ eis un motivo a las cosas que suceden, pues esto s´ ı tiene mucho m´ as que ver con las matem´ aticas (todo en realidad) que los n´ umeros y las cuentas. Nunca est´ a de m´ as saber un poco de la historia de aquello con lo que uno va a trabajar. S´ olo vamos a dar unas peque˜ n´ ısimas pinceladas. Se cree que el domin´ o, como tantos otros juegos del mismo tipo, naci´ o en China hace unos 3000 a˜ nos. De all´ ı pas´ o a Egipto y cuando lo descubrieron los ´ arabes le a˜ nadieron las fichas blancas1 . En Europa, d´ onde somos tan listos y creemos haberlo inventado todo, no consta que se jugar´ a hasta el siglo XVIII en Italia. Actualmente existen incluso campeonatos nacionales, europ´ eos y mundiales2 . Por u ´ltimo indicar que el domin´ o tiene una relaci´ on muy muy estrecha con los dados ¿Se te ocurre cu´ al pueda ser?

2.

Contando Fichas

En un juego de domin´ o usual aparecen las cifras entre 0 y 6. Como dibujar aqu´ ı las fichas de domin´ o es muy complicado las representaremos con los n´ umeros entre par´ entesis; por ejemplo (1,4). Vamos a contar cu´ antas fichas hay en un juego de domin´ o. En realidad esto es muy sencillo, s´ olo hay que contar a mano, despu´ es de un breve tiempo se llegar´ a a la repuesta que es 28. Pero, si quisi´ eramos fabricar un macro-juego de domin´ o en el que aparecieran las cifras desde 0 hasta 25 est´ a claro que har´ ıan falta muchas m´ as piezas ¿cu´ antas?3 Si quisi´ eramos llegar hasta 4 el 50 empieza a ser inc´ omodo tener que contar . Parece entonces que nos puede interesar buscar una f´ ormula para contar el n´ umero de piezas que forma un juego de domin´ o en funci´ on de las cifras que aparezcan en ´ el. Para ello vamos a revisar el modo en el que hemos contado las 28 piezas del juego original. Vamos a fijarnos primero en cu´ antas veces aparece el 0. Lo hace en el (0,0); en el (0,1) y as´ ı hasta el (0,6); es decir, 7 veces. A continuaci´ on nos fijamos en el 1. Aparece en el (1,0)
1 2

Recuerda que los ´ arabes son los que introdujeron la cifra ‘0’ en Europa Puedes buscar informaci´ on en internet sobre la FIDO 3 Veremos que son 351 4 Salvo que te guste mucho contar hasta 1326

1

Veamos c´ omo lo podemos resolver.. 6 qu´ ıntuples o m´ as. en el (1. Se pueden contar m´ as o menos f´ acilmente. + n + 1 S = n+1 + n + . ¿cu´ antas fichas distintas aparecen en un “trimin´ o” con las cifras de 0 a 6?5 Puedes tratar de pensar lo mismo que en la pregunta anterior pero para fichas cu´ adruples. 1. .. + (n + 1) Tenemos ahora otro problema: calcular el valor de la suma 1 + 2 + . ¡Ojo con las fichas iguales! Ver Ap´ endice. el 3 lo hace 4. .1) y as´ ı hasta el (1.[pero ¡ojo! este ya lo hemos contado]. + (n + 1) = S = Y as´ ı. . siguiendo un m´ etodo. si en nuestro juego queremos que aparezcan las cifras 0. . 2 . Si seguimos mirando veremos que el 2 aparece 5 veces. + n + 2 Como aparecen n sumandos tenemos que: 1 + 2 + 3 + . 5 6 Son 196. tenemos tambi´ en la f´ ormula que busc´ abamos: F (n) = 1 + 2 + 3 + . . . el 5 en 2 y el 6 en 1. Vamos a llamar S a la suma que estamos buscando y nos damos cuenta de lo siguiente: S = 1 + 2 + .6) lo que nos da un total de 6 apariciones.. . Esto nos va a permitir exportar esta manera de contar a otros casos mayores. . + 1 2S = n + 2 + n + 2 + . . As´ ı el n´ umero de fichas que aparece es: 26 + 25 + 24 + . . S´ olo nos queda sumar y tenemos: 7 + 6 + 5 + 4 + 3 + 2 + 1 = 28 Lo importante de la forma en la que hemos contado las fichas reside en que lo hemos hecho ordenadamente. el 4 en 3 ocasiones. n y contamos de la misma manera veremos que el n´ umero de fichas total (que llamaremos F (n)) es: F (n) = 1 + 2 + 3 + 4 + . el 1 lo hace en 25 y as´ ı sucesivamente. . . .. .. + (n + 1). Por ejemplo supongamos que tenemos un domin´ o que llega hasta el n´ umero 25 y vamos a contar del mismo modo que antes. un par de preguntas (una m´ as inc´ omoda que la otra): ¿De cu´ antas fichas estar´ ıa formado un domin´ o si no hubiera fichas dobles? Si las fichas son triples. + 4 + 3 + 2 + 1 = 351 Es m´ as. . Quiz´ as quieras probar con n=3. En este caso el 0 aparece en 26 ocasiones. + (n + 1) = (n + 1)(n + 2) 2 (n + 1)(n + 2) 2 Despu´ es de todo este trabajo.

Las fichas dobles juegan un papel especial que aqu´ ı no vamos a tener en cuenta. ¿puedes ahora? ¿con qu´ e cifras has empezado y terminado? Quita otra m´ as. Haz una partida perfecta (si puedes). con el que emplea las cifras de 0 a 6 (aunque es verdad que nos hemos olvidado de las fichas dobles). Llamaremos a una partida semiperfecta si logramos utilizar todas las fichas pero empezamos y terminamos por n´ umeros distintos. ¿Tienen algo en com´ un? Elige dos o tres conjuntos de al menos 6 piezas que te permitan hacer partidas semiperfectas. es decir. ¿habr´ a alguna manera “mec´ anica” de obtenerlas todas a partir de una concreta? 3 . ¿Tienen algo en com´ un? ¿Te atreves a hacer alguna conjetura sobre qu´ e tiene que cumplir un conjunto de fichas de domin´ o para que puedas jugar una partida perfecta? ¿Y para que puedas hacer una partida semiperfecta? Hasta ahora hemos estado jugando con el domin´ o habitual. nuestras partidas van a ser “lineales”. ¿Qu´ e tiene que cumplir n para que podamos hacer partidas perfectas? Seguro que se te ha ocurrido fijarte en que empezando con una cifra cualquiera hay muchas formas de hacer partidas perfectas. Nos planteamos jugar con un domin´ o que emplee las cifras de 0 hasta n (olvid´ andonos tambi´ en de las dobles). ¿Con qu´ e n´ umero has empezado y terminado? ¿Crees que podr´ as hacerlo con otro? ¿Puedes hacer una partida semiperfecta? Quita una ficha cualquiera.3. La Partida Perfecta La mec´ anica del juego del domin´ o es bien sencilla: colocar unas piezas a continuaci´ on de las otras con la u ´nica regla de que s´ olo pueden tocarse por el lado en el que comparten n´ umero (si lo hacen). ¿puedes hacer ahora una partida semiperfecta? ¿Crees que es importante la segunda ficha que has quitado? Nos olvidamos ahora de las fichas blancas. es decir. vamos a jugar sin fichas dobles. Diremos que hemos hecho una partida perfecta si logramos emplear todas las fichas empezando y terminando por el mismo n´ umero. De hecho. ¿Puedes hacer alguna partida perfecta? ¿Y semiperfecta? Elige dos o tres conjuntos de al menos 6 piezas que te permitan hacer partidas perfectas.

Un grafo as´ ı se dice que posee un ciclo euleriano 9 Un grafo as´ ı se dice que posee un camino euleriano 4 . ¿Qu´ e domin´ o te queda a partir de los siguientes grafos? ¿Crees que tendr´ a alguna importancia la manera de numerar los v´ ertices? Dibuja el grafo que se corresponde con el domin´ o habitual. Es decir. Grafos y Domin´ o Hay diversas maneras de definir lo que es un grafo.4. Si haces esto con todas las aristas de tu grafo tendr´ as un conjunto de fichas de domin´ o (f´ ıjate en que algunas pueden estar repetidas). ¿Cumplen los grafos anteriores alguna de esas propiedades? Dibuja un grafo cuyo domin´ o permita hacer una partida perfecta y otro que permita una partida semiperfecta. ¿En qu´ e se traduce eso en tu grafo?8 ¿y una partida semiperfecta?9 Traduce las condiciones que deb´ ıa cumplir un domin´ o para tener una partida perfecta a lenguaje de grafos. Para cada arista que una dos v´ ertices puede tomar una ficha de domin´ o formada por los n´ umeros de esos v´ ertices. Te pones a jugar y consigues una partida perfecta.7 ¿Se te ocurre alguna manera de poder tener en cuanta tambi´ en las fichas dobles? Imag´ ınate que has dibujado un grafo y que has construido su domin´ o. pero como una imagen vale m´ as que mil palabras. pero eso no importa. Dibuja un grafo conexo cualquiera y numera los v´ ertices. nos vamos a conformar con dar un ejemplo: Un grafo se dice conexo si siempre tienes alg´ un camino que une dos v´ ertices cualesquiera. Al rev´ es. 7 8 Este se llama grafo completo de 7 v´ ertices. Haz lo mismo para partidas semiperfectas. hemos visto que pr´ acticamente grafos y fichas de domin´ o son lo mismo. si tienes unas cuantas fichas de domin´ o puedes fabricar un grafo poniendo tantos v´ ertices como cifras distintas aparezcan en las fichas y uniendo esos v´ ertices seg´ un las piezas que tengas.

por ejemplo. vamos a hacer un juego empleando el tablero de ajedrez y las fichas del domin´ oy as´ ı todos contentos. Si se os pide que utilizando piezas de domin´ o cubr´ ais todo el tablero de ajedrez pensar´ eis (con raz´ on) que eso es una tonter´ ıa. Como el tablero tiene 8 casillas por fila ser´ a suficiente tapar cada fila con 4 fichas para cubrir todo el tablero. Intentadlo. Pero suponed ahora que quitamos dos esquinas opuestas del tablero y se os vuelve a pedir que lo cubr´ ais con fichas de domin´ o. comentario o inquietud.es 5 . Despedida Puede haber alguien que piense que el domin´ o no es un juego lo suficientemente intelectual como para dedicarle atenci´ on y prefiera el ajedrez.5. Si la lectura de estas l´ ıneas te ha suscitado cualquier duda. Bueno. puedes escribirme a: oller@unizar.

como dec´ ıamos antes. tenemos una variaci´ on pues no podemos dividir la ficha en dos mitades. hay (n + 1)k formas de rellenar una ficha de longitud k . Este n´ umero k es (n + 1) pues para cada casilla tenemos n + 1 opciones. Para obtener una ficha sim´ etrica 2 k+1 k −1 bastar´ a con fijar las 2 casillas iniciales y la central. Hay que tener cuidado con las fichas que son iguales. Primer m´ etodo: Comenzaremos considerando el caso en el que k es par. ak (n) al n´ umero de fichas que son asim´ etricas y fk (n) al n´ umero total de fichas de k -min´ o. las asim´ etricas aparecer´ an exactamente dos veces. De todas estas. ahora vamos a buscar una f´ ormula de recurrencia. Primero calculamos todas las maneras en las que es posible rellenar una ficha de longitud k con las cifras de 0 hasta n. En el caso del domin´ o usual esta distinci´ on se corresponde con fichas dobles y normales. como la ficha debe ser sim´ etrica. Esto puede hacerse de (n + 1) 2 formas y de este modo resulta que: k+1 sk (n) = (n + 1) 2 Un razonamiento similar al caso anterior nos permite concluir que: (n + 1)k + (n + 1) fk (n) = 2 k+1 2 Segundo m´ etodo: El m´ etodo anterior nos proporcionaba una f´ ormula general. Adem´ as. 6 . pero como cada una de ellas aparece dos veces resulta que: k (n + 1)k − (n + 1) 2 ak (n) = 2 y as´ ı: k (n + 1)k + (n + 1) 2 fk (n) = ak (n) + sk (n) = 2 Ahora analizamos el caso en el que k es impar. algunas ser´ an sim´ etricas el resto asim´ etricas. Un k -min´ o es la generalizaci´ on directa de un domin´ o. basta con rellenar la primera mitad para tener la k ficha completa. a la hora de contabilizar las fichas sim´ etricas. Esto puede hacerse de (n + 1) 2 maneras distintas y por lo tanto sk (n) = (n + 1) 2 k El resto de las fichas ser´ an asim´ etricas. Llamaremos sk (n) al n´ umero de fichas de k -min´ o que son sim´ etricas.Ap´ endice: Contando Fichas de k-min´ o El objetivo en este apartado es encontrar una f´ ormula general que nos permita averiguar el n´ umero de fichas que forman un k -min´ o en el que aparecen las cifras desde 0 hasta n. Descubramos cu´ antas son sim´ etricas: como k es par podemos dividir la ficha en dos mitades. Evidentemente se tiene que fk (n) = ak (n) + sk (n). Observamos que esencialmente hay dos tipos de fichas: unas son sim´ etricas respecto a su centro y otras no. Lo que podemos hacer ahora es separar la ficha en dos partes iguales 1 de longitud k− con una casilla de separaci´ on entre ambas. es una ficha formada por k cuadrados en cada uno de los cu´ ales aparece una cifra. La primera parte del razonamiento discurre por el mismo camino. Sin embargo.

mientras que pueden obtenerse fichas asim´ etricas a partir de cualquier origen. Si k = 2 podemos remitirnos a la primera parte e sucede en del texto y recordar que s2 (n) = n + 1 y que a2 (n) = n(n2+1) . As´ ı lo que hemos visto es que: sk+2 (n) = (n + 1)sk (n) El modo de obtener fichas asim´ etricas es algo m´ as complicado y es. fk (n) para cualquier valor de k . obtendremos por este camino (n + 1)2 ak (n) nuevas fichas.Comenzaremos por un par de casos particulares de k . En primer lugar observamos que a partir de una ficha de longitud k podemos construir otra de longitud k + 2 sin m´ as que a˜ nadir dos casillas una por cada lado de la ficha original. Es decir. Si k = 1 todo es muy sencillo pues obviamente a1 (n) = 0 y f1 (n) = s1 (n) = n + 1. a2 (n) y s2 (n) podemos obtener. adem´ as. Si la original es sim´ etrica hemos de tener cuidado con las repeticiones y si contamos con un poco de cuidado veremos que aparecen n(n2+1) sk (n) fichas. Si la ficha original es asim´ etrica podemos completarla con cualquier n´ umero por cada uno de sus dos lados y obtendremos siempre fichas asim´ etricas y distintas. Vamos a analizar qu´ el caso general. diferente seg´ un si la ficha original sea sim´ etrico o no. por recurrencia. 7 . Hemos probado pues que: ak+2 (n) = (n + 1)2 ak (n) + n(n + 1) sk (n) 2 y por lo tanto fijando a1 (n). Actuando de esta manera es f´ acil observar que s´ olo pueden obtenerse fichas sim´ etricas a partir de fichas que ya lo eran. s1 (n). Adem´ as es sencillo ver que por cada ficha sim´ etrica de longitud k pueden obtenerse exactamente n + 1 nuevas fichas sim´ etricas. Supongamos que conocemos tanto ak (n) como sk (n) y veamos c´ omo construir ak+2 (n) y sk+2 (n).