Está en la página 1de 39

ALIANZA SOCIAL PROGRAMA DE GOBIERNO

RENE JOAQUINO CABRERA CANDIDATO A PRESIDENTE

CARLOS ALEJANDRO SUÁREZ GONZALES “CHARLES SUÁREZ” CANDIDATO A VICEPRESIDENTE

BOLIVIA, ELECCIONES DICIEMBRE DE 2009

LA RENOVACIÓN DEL LIDERAZGO Y LA POLÍTICA, ............ CON CANDIDATOS HONESTOS TRANSPARENTES, ............. CUYA JUVENTUD Y GESTIÓN, ................... CAPACIDAD Y

DE

SON SUS MEJORES ARGUMENTOS APOYADOS POR SUS EXPERIENCIAS Y TESTIMONIOS DE VIDA.

0.

INTRODUCCIÓN

En la presente introducción se resume la propuesta programática o Programa de Gobierno de Alianza Social (AS). Contiene los fundamentos ideológicos, los principios y valores y un conjunto de respuestas puntuales a la crítica situación por la que atraviesa la República de Bolivia como unidad territorial, la Nación boliviana como esfuerzo histórico social, y el pueblo o la ciudadanía en su diversidad social, étnica y regional. Complementariedad de los contrarios: Alianza Social (AS) ha construido una identidad política cuyo sello y característica principal es la complementariedad de los contrarios. Es la Alianza entre los distintos sectores de la sociedad; entre pobladores urbanos y rurales; entre indígenas y no indígenas; entre cambas y collas; en síntesis entre todos y todas, los y las ciudadanas de la República de Bolivia que teniendo distintas ubicaciones en el plano social, étnico y regional buscamos construir y fortalecer el espíritu de la Nación boliviana, como identidad nacional que aglutina y cobija a las distintas culturas y lenguas que pueblan el territorio nacional. Principios y valores: Los principios y valores que nos distinguen son la búsqueda y el ejercicio de la: Justicia social, Transparencia, Honestidad, Eficiencia, Inclusión, Solidaridad. Es una Alianza Social basada en principios y valores, que hace del hombre y la mujer en torno a la familia, el núcleo central para el desarrollo humano a escala humana; núcleo central, donde se encara y prepara las dimensiones biológicas, psicológicas, espirituales, intelectivas y afectivas, así como las sociales, económicas y culturales del ser humano para su interrelación con la sociedad. Proponemos el binomio: René Joaquino y “Charles Suárez”, ya que ellos encarnan y representan con sus testimonios y experiencias de vida, los valores y principios personales y familiares que proponemos. Afirmamos que los testimonios y experiencias de vida de René Joaquino y Charles Suárez son un sistema de vida cuyas referencias están en la práctica del día a día, y que por lo mismo no requiere de otros argumentos para convencer. Coherencia entre el pensar, decir y hacer Nuestros candidatos por así mismos reflejan una inmensa ética social y política construida en el ejercicio de la justicia social, la transparencia, la honestidad, la eficiencia, la inclusión, la solidaridad, el diálogo y el respeto al diferente. La coherencia de las experiencias y testimonios de vida siguen una ruta crítica que muy

pocos líderes han alcanzado: DECIR LO QUE SE PIENSA Y HACER LO QUE SE DICE. Por ello, una Izquierda Democrática No Confrontacional con principios y valores es lo que estamos construyendo en Alianza Social, y es lo que ofrecemos al pueblo de Bolivia. El enfoque de desarrollo a escala humana que proponemos combina las dimensiones de los principios y valores humanos y familiares, así como la ética social y política del hombre y la mujer ante su sociedad y el mundo. El ejercicio de estos principios y valores afianzan y con ellos construimos la posición de Izquierda Democrática No Confrontacional que supera las tendencias hacia el conflicto de los extremismos racistas del indigenismo revanchista y el neoliberalismo blancoide. Visión Entendemos la Visión como utopía posible. Como el horizonte de concreciones en un tempo determinado. El quehacer social, político y económico de Bolivia en gran medida se ha caracterizado por los enfoques de corto plazo y el coyunturalismo. Alianza Social tiene como Visión, transformar Bolivia a través de la renovación del entendimiento y la restauración de los principios y valores éticos y morales para desarrollar la Nación boliviana donde su población viva en un marco de justicia en todos los ámbitos, de equidad, igualdad de oportunidades, paz, desarrollo, unidad, respeto a los derechos de las personas y en la complementariedad de los opuestos; es decir, en la unidad en la diversidad. Visionamos una Bolivia a 50 años donde su población reconozca la soberanía y la bendición de Dios sobre la Nación boliviana. Estamos convencidos de una nación de bolivianos unidos, trabajando con una misma Visión y propósito. Todos somos seres humanos creados por Dios, libres y por nuestras venas corre la misma sangre. Consideramos necesarios afirmar la diversidad lingüística y cultural, pero nos negamos a reconocer otra naciones que no sea la Nación boliviana. Creemos en una sola Nación de bolivianos dignos, íntegros, comprometidos con Dios, su familia, su trabajo, su ministerio y su pueblo de hermanos. Misión La Misión de Alianza Social es trabajar como gobierno constitucionalmente electo a partir de enero del 2010, a favor de la nación boliviana; reencaminando los verdaderos roles de Estado en torno a la unidad del territorio nacional, la cohesión de la sociedad civil, el un gobierno auténticamente democrática y una economía que permita la superación de la pobreza y nos encamine al progreso y desarrollo. . Uno de los roles fundamentales del gobierno es preservar los derechos inalienables de su pueblo (a la vida, la libertad, el trabajo, la autorrealización, la dignidad, la felicidad y vivir según sus creencias); trabajar como una estructura del, para y por el pueblo; constituirse en un facilitador en la búsqueda de resolver los desencuentros entre los ciudadanos.

Identificar y estimular a los verdaderos emprendedores para lograr el desarrollo económico de la nación, sentados las bases para la consolidación de un Estado que en lo fundamental sea regulador del desarrollo. Dejar que sea la sociedad civil representada por sus estructuras organizativas e institucionales ( fundaciones, organizaciones no gubernamentales, asociaciones civiles, cívicas y sindicales, iglesias, clubes, etc.), contribuyan a los esfuerzos nacionales y las planificaciones establecidas de manera concurrente y subsidiaria entre los niveles nacional, departamental y municipal, además de la sectorial; de manerq eu todos estos actores sean responsables de encarar los desafíos emergentes de la situación de la pobreza y la insatisfacción de las necesidades de la población nacional. 1. DIFERENCIAS CON LAS CORRIENTES POLÍTICAS CONFRONTACIONALES

Algunas de nuestras diferencias con las corrientes del conflicto y la confrontación son: INDIGENISMO ALIANZA SOCIAL NEOLIBERALISMO REVANCHISTA BLANCOIDE La confrontación es lo La complementariedad entre La confrontación es lo principal. Los indígenas hombres y mujeres, entre principal. Los más aptos deben dominar. campesinos y citadinos, sobreviven y deben dominar. entre indígenas y no indígenas, entre cambas y collas es un desafío a concretar. Las esperanzas y El ser humano es el centro El ser humano es un más para expectativas del ser humano del desarrollo y la principal instrumento riquezas y son utilizadas para afianzar preocupación para definir las conseguir privilegios. políticas públicas. a caudillos indolentes. La familia se la orienta en La familia es el centro de la La familia reproduce a la sentido de clan económico realización humana en clase social como sujeto para buscar estatus social. interacción con la sociedad. dominante. Sociedad dominada por los Sociedad con justicia social Sociedad dividida en clases indígenas que someten a los e igualdad de oportunidades explotadoras y explotadas, no indígenas. para el desarrollo de donde cada clase ejerce su hombres y mujeres. rol. Privilegio de la economía Economía pública, privada y Privilegio a la economía estatal sin inversiones mixta, con inversiones privada e inversiones nacionales ni externas. nacionales y externas. externas. Hay campo para avales y Ejercicio de la ética social y La corrupción fue una de las hechos de corrupción. La política. Cero corrupción características de su sistema rotación de los dirigentes de como principal característica de gobierno. El cuoteo partidario evitó que los los movimientos sociales en del gobierno. los cargos públicos es una Transparencia, eficiencia y mejores técnicos ejerzan eficacia son principios que labores. característica del gobierno. se concretan en la práctica. Se respeta la vida desde que Se respeta la vida desde la Se respeta la vida desde que se nace. concepción. se nace. La educación centrada en el La educación centrada en la La educación centrada en la Estado. familia, donde los padres clase social. sean quienes ejerzan la primera responsabilidad.

Énfasis de la educación sobre el desarrollo de la cosmovisión indigenista y la llamada descolonización. Las políticas públicas privilegian a los indígenas. Tiene prioridad la salud curativa. Desintitucionalizar el país a título de Estado Plurinacional. Lograr gobernabilidad mediante el ejercicio del poder y la fuerza. Llorar sobre los 500 años de colonialismo y mirar al fondo del túnel oscuro de la historia para auto flagelarse. Contaminar el medio ambiente con quemas, chaquear las selvas tropicales y degradar el suelo con el cultivo de coca. Convertir los bonos creados durante el neoliberalismo en Bono Dignidad, Juancito Pinto, etc., para seguir manipulando de manera electoral a la ciudadanía más pobre. Cooptar a las instituciones fundamentales de la Patria mediante mecanismos no institucionalizados en las Cuentas Nacionales. Utilizar a las FFAA y Policía Nacional como fuerza de choque para conflictos sociales y políticos internos, incentivando el abuso y la no responsabilidad de los actos de algunos oficiales y de la tropa.

Énfasis de la educación sobre el desarrollo físico, intelectual y espiritual de niños y adolescentes. Los únicos privilegiados en las políticas públicas son los niños y los ancianos. Tiene prioridad la salud preventiva. Reinstitucionalizar la República de Bolivia como Estado de Derecho Intercivilizatorio. Lograr gobernabilidad bajo el concepto de administrar las contradicciones de diversos intereses. Tomar en cuenta el pasado, encarar el presente y desafiar el futuro con fe y entusiasmo.

Énfasis de la sobre el intelectual.

educación desarrollo

Las políticas públicas privilegian al capital. Tiene prioridad la salud curativa. Institucionalizar el país como Estado Social de Derecho.

Lograr gobernabilidad mediante el ejercicio del poder y de la fuerza.

Olvidar la historia antigua y reciente, y pretender ser posmodernistas sin considerar las condiciones estructurales de atraso. Proteger el medio ambiente Contaminar el medio y aprovechar la ambiente y destruir la biodiversidad para un biodiversidad a título de desarrollo sostenible. desarrollo económico. Propietarizar las rentas nacionales en favor de todos los bolivianos y bolivianas, y de las instituciones fundamentales de la Patria, de manera que el sistema de transferencia de las rentas nacionales sea estable, permanente, universal y se halle al margen de toda manipulación política electoral y de soborno a los mandos de las instituciones. Respetar los roles de las FFAA y Policía nacional, las que operarán bajo el amparo y los límites de una Ley de Seguridad donde se establezcan roles, competencias y responsabilidades de los militares y de los miembros del poder político, en caso de conflictos sociales y/o Distribuir parte de las rentas nacionales mediante el BONOSOL, Bono Esperanza, SUMI, etc., para cooptar electoralmente a la ciudadanía más pobre. Cooptar a las instituciones fundamentales de la Patria mediante mecanismos no institucionalizados en las Cuentas Nacionales.

Utilizar a las FFAA y Policía Nacional como fuerza de choque para conflictos sociales y políticos internos, y buscar su impunidad .

políticos. Mirar desde abajo y Desarrollar un cada vez someterse a los dictados de mayor ejercicio de la caudillos narciso populistas. soberanía nacional a partir del desarrollo interno, una política de no injerencia en los asuntos internos y una diplomacia profesional que establezca nexos diplomáticos y comerciales con todos los países del mundo bajo el principio de la interdependencia. Los recursos naturales son Los recursos naturales son para los indígenas de dominio originario del únicamente. Estado; su uso y aprovechamiento debe ser regulado por las leyes, bajo el principio de inalienabilidad, acceso preferente a los bolivianos/as sin discriminar por su condición étnica, social, de género, etc. Tomar como dioses a Aceptar la soberanía de Dios símbolos y tótem animistas. sobre Bolivia.

Mirar desde abajo y someterse a los dictados de los países centrales capitalistas.

Los recursos naturales son para el beneficio de los más ricos y de las transnacionales.

Hacer del dinero su dios.

2.

LINEAMIENTOS PARA EL CORTO, MEDIANO Y LARGO PLAZO

Asumimos a plenitud la soberanía de Dios en Bolivia. Bajo esta premisa declaramos nuestra fe y voluntad para iniciar una etapa de RECONSTRUCCIÓN de la Unidad Nacional. Para este propósito proponemos un plan de gobierno en torno a los siguientes lineamientos: Fortaleceremos el espíritu de la Nación boliviana mediante acciones de unidad nacional en el quehacer cotidiano de tipo social, político, cultural, económico, institucional, organizativo, partidario, etc. Reestableceremos la República de Bolivia y sus símbolos nacionales. La rojo, amarillo y verde ha sido y proponemos que siga siendo la única bandera de los bolivianos y las bolivianas. Buscaremos la unidad de los contrarios y la complementariedad de los diferentes asumiendo la diversidad social, sociocultural y regional de la Nación boliviana demostrada en la pluriculturalidad y el multilinguismo. Esta diversidad es una inmensa riqueza que debe confrontarse con la miseria de los racismos indigenistas y blancoides. Construiremos un Estado de Derecho Intercivilizatorio Democrático entre las vertientes culturales de las civilizaciones Occidental y la Andina – Amazónica. Avanzaremos en la recuperación democrática del orden legal y la institucionalidad de la república. Negamos toda validez a las pretensiones de imponer en el Estado y en la sociedad el concepto de pensamiento único, cualesquiera que sean los principios, cuerpos doctrinales o justificaciones de quienes lo buscan. Reconstruiremos el Estado, donde haya independencia y coordinación entre los poderes del Estado. Ejerceremos en la práctica el principio de igualdad de derechos y deberes entre los ciudadanos y las ciudadanas de Bolivia. Afirmaremos el sistema democrático donde cada individuo representa un voto, las elecciones son periódicas, libres, transparentes, con alternabilidad y diversas opciones de elegibilidad. Ya que constituyen la médula de la democracia, cuidaremos que el ejercicio del voto sea secreto y los mandatarios no se prorroguen en el tiempo. Respetaremos la primacía de la Constitución Política del Estado, pese a nuestra oposición a que se apruebe la CPE sometida a Referéndum el 25 de enero de 2009; de las leyes; la independencia del Poder Judicial y del Poder Electoral. Reconocemos los vacíos en el sistema jurídico nacional, por lo que proponemos enriquecerlo mediante la positivización de las normas consuetudinarias que surgen de

los usos y costumbres que respetan la vida. Propondremos que la administración de justicia sea bajo un único sistema judicial. Para estos propósitos, plantearemos un nuevo proyecto de texto constitucional, donde también se afirme el valor pleno de la familia, de la vida desde el momento de la concepción y la tuición educativa de los padres sobre los hijos. Afirmamos nuestra voluntad y decisión de vivir en un régimen de plena libertad de prensa, de información, de pensamiento y de expresión, en todos los ámbitos del quehacer social que incluye lo político, económico, ideológico, cultural y religioso. Trabajaremos por una auténtica inclusión social, económica, cultural y política de los hombres y mujeres de todos los sectores sociales, pueblos y regiones marginadas del desarrollo, donde se supere a los que antes excluyeron y hoy siguen excluyendo, ya sea bajo disfraces de demócratas liberales o de arrogantes nuevos Incas. Consolidaremos la nueva estatalidad con autonomías departamentales, municipales e indígenas en torno a las Tierras Comunitarias de Origen. Reafirmaremos nuestra vocación y práctica democrática y participativa, rechazando todo sistema autoritario y caudillista, de utilización de nuestro pueblo como pongos políticos o fuerza de choque, ya que ello además degrada su condición humana y distrae el uso de sus potencialidades y capacidades creativas y propositivas. Afirmamos que los recursos naturales deben favorecer ante todo y sobre todo, al desarrollo de hombre y mujeres de todos los sectores sociales, de los pueblos indígenas y mestizos, y de las regiones de Bolivia, sobre la base que los mismos son del dominio originario del Estado. Reconocemos la necesidad y el valor de la inversión pública y privada, nacional e internacional; la complementariedad entre los actores económicos estatales y de la sociedad civil en todas las forma de organización empresarial, cooperativa y/o comunitaria establecidas por Ley, en un ambiente de plena seguridad jurídica para todos y de vigencia de una institucionalidad sin recortes ni privilegios. Construiremos los escenarios del desarrollo mediante los diferentes instrumentos y procesos metodológicos y tecnológicos modernos que se producen en Bolivia y el mundo. Desarrollaremos un sistema educativo donde los padres de familia tengan la primera responsabilidad. Propietarizaremos las rentas nacionales en favor de los bolivianos y bolivianas y de las instituciones fundamentales de la patria, para que este sistema de transferencia de las rentas nacionales sea estable, permanente, universal y se halle al margen de toda manipulación política electoral y de soborno a los mandos de las instituciones. Respetaremos y haremos respetar los roles de las FFAA y de la Policía Nacional, las que operarán bajo el amparo y los límites de una Ley de Seguridad donde se establezcan roles, competencias y responsabilidades de los militares y policías y de los responsables del poder político, en caso de conflictos sociales y/o políticos.

Afirmaremos el ejercicio pleno de la soberanía nacional como decisión y construcción voluntaria y permanente de la Nación boliviana, y a la vez como un producto, entre muchos otros, del desarrollo propio y sostenido en los marcos de nuestra identidad nacional boliviana en interacción dinámica con el mundo globalizado caracterizado por la interdependencia; pero nunca bajo sometimiento alguno.

3. 3.1.

PROGRAMA DE GOBIERNO 2010-15 La crisis de Estado por la que atravesamos

Bolivia está atravesando una auténtica Crisis de Estado. Sus antecedentes se remontan al 2000, con las grandes movilizaciones campesinas e indígenas del altiplano paceño y el levantamiento popular en Cochabamba que demandó y logró recuperar la administración del servicio de agua potable, hasta ese momento en manos de una empresa transnacional. El Estado de Sitio decretado por el gobierno de Hugo Banzer Suárez fue ampliamente desacatado por el pueblo boliviano, lo que puso en evidencia el descontento de amplios sectores de la sociedad boliviana con las políticas neoliberales implementadas desde 1985; y simultáneamente mostró el debilitamiento del gobierno que junto a sus aliados partidarios no pudieron hacer cumplir sus disposiciones. La Crisis de Estado se hizo visibles el 2003. En febrero se produjo un claro enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, a raíz del amotinamiento de una parte de la Policía, opuesta al incremento de los impuestos directos sobre los ingresos que el gobierno quiso implementar; y en octubre, el levantamiento de campesino, cooperativistas minero, pobladores de barrios y de las clases medias urbanas de El Alto y La Paz, en oposición a la venta de gas a los Estados Unidos y a la construcción de un gasoducto por territorio chileno para cumplir los propósitos de la venta, lo que llevó a enfrentamientos con muertos y heridos que se resolvió temporalmente con la renuncia y fuga de Gonzalo Sánchez de Losada. Los gobiernos de Carlos Mesa Quisbert y Eduardo Rodríguez Veltzé, apaciguaron de manera coyuntural los niveles de confrontación política, pero no lograron sentar las bases para lograr cambios en las matrices básicas sobre las que se asienta el Estado, la sociedad y el desarrollo; al contrario, el débil accionar de Carlos Mesa y su negativa a promulgar la Ley de Hidrocarburos que se elaboró con base a los resultados del Referéndum sobre los Hidrocarburos del 17 julio de 2004, y el carácter transitorio del gobierno de Eduardo Rodríguez; en ambos casos, al dejar un vacío en la toma de iniciativas de reconducción para evitar una mayor profundización de la Crisis de Estado, en gran medida favorecieron el accionar político de organizaciones y liderazgos políticos y cívicos de corte racistas, regionalistas y confrontacionales en Occidente y Oriente. En este escenario surgieron y se consolidaron muchos liderazgos antidemocráticos que impulsaron e impulsan actualmente las acciones de desinstitucionalización del Estado. El triunfo electoral del Movimiento Al Socialismo, sus medidas políticas orientadas a la división y la confrontación de Occidente con el Oriente y el Sur; la exacerbación de un falso indigenismo; la construcción por medios de prensa, con imágenes políticas de confrontación entre indígenas y blancos en un país de amplia mayoría mestiza; lo mismo que el cálculo político del Gobierno al oponerse a las autonomías departamentales han

concluido en una extrema exacerbación de las contradicciones, que en la actualidad son de carácter antagónicas. El radicalismo regionalista de collas y cambas inducido por el gobierno y los Comités Cívicos; el ensangrentado proceso de la Asamblea Constituyente llevado al fracaso desde el Palacio de Gobierno; el enfrentamiento de Porvenir organizado por el Gobierno Nacional, en cuya cabeza puso a inocentes campesinos para enfrentarse con los cívicos autonomistas haciendo que se maten para recién intervenir con una Fuerzas Armadas y Policía que al menos deben explicar la muerte de un pastor evangélico sucedida en el aeropuerto; la intervención de las Prefecturas de Pando, de La Paz y Cochabamba posterior al Referéndum Revocatorio; etc., configuran diversos momentos políticos de un largo proceso que inequívocamente se muestra como una situación general de Crisis de Estado que está destruyendo a la Nación boliviana y al Estado. Esta Crisis de Estado tuvo hechos puntuales como los antes señalados y muchos otros más; lo grave es que tiene consecuencias en el presente y tendrá impactos negativos en el mediano y largo plazo. Al menos son seis los ámbitos que caracterizan la Crisis de Estado. Alianza Social, junto a diversos analistas y líderes de opinión considera que la Crisis de Estado se hace visible en los siguientes aspectos: A. i) LA SITUACIÓN Las normas jurídicas están ilegitimizadas y violentadas La Constitución Política del Estado (CPE) de 1967 con sus reformas posteriores fue cuestionado por la sociedad boliviana con mayor fuerza desde el 2003. Se la cambió por la nueva CPE aprobada en enero de 2009. Esta última tiene diversas características; una de ellas es la confusión, hecho que permite interpretaciones caprichosas que son aprovechadas por el gobierno para su sistemática violación. Los distintos sectores de la sociedad boliviana postulamos el cambio de la Constitución Política del Estado para que sea incluyente, para que contribuya a la construcción de la Nación boliviana dentro de un Estado republicano democrático, para que señale los nuevos horizontes del desarrollo. Pero lo que salió en medio de la Crisis de Estado fue un texto confuso, con rasgos racistas y en muchos aspectos ajenos a la realidad nacional, como por ejemplo, la sobre valoración del carácter indígena de la sociedad y su cualidad comunitaria, cuando en la realidad más del 65% de la población nacional es mestiza y el 64% vive en zonas urbanas que no son comunidades. El Movimiento Al Socialismo (MAS) enredó, ensangrentó e ilegitimizó el proceso constituyente evitando que la Asamblea proponga un texto constitucional. La Constitución Política del Estado aprobada en enero del 2009, mediante el Referéndum Constituyente, sirvió para sellar los acuerdos logrados por el MAS, PODEMOS, MNR y Unidad Nacional en el Congreso Nacional al margen de la Asamblea Constituyente, que no aprobó ningún documento de consenso. Estos acuerdos entre partidos que tienen los mismos vicios del viejo sistema de partidos incorporó las mentiras y los engaños que hacen inaplicable a la nueva CPE.

La Ley Electoral Transitoria para las Elecciones Generales de diciembre de 2009, en una nueva complicidad entre PODEMOS, MNR, MAS y UN, violaron la nueva CPE, cuando sin Ley de por medio que defina los alcances de las autonomías departamentales bajo los marcos de la actual Constitución, reconoció los sistemas de elección para Prefectos y Consejeros de los Estatutos Autonómicos de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija. Alianza Social en todo momento apoyó las demandas de Autonomías Departamentales. Uno de los engaños en este caso, reside en que la Ley Electoral Transitoria reconoce el sistema electivo de los Estatutos Autonómicos cuando el MAS combatió las autonomías y desconoció los Estatutos Autonómicos. La nueva CPE impuesta a través de acuerdos entre MNR, PODEMOS, MAS y UN es engañosa y confusa; pero además, la están violando desde el primer día de su promulgación. Eso quiere decir, que el orden normativo constitucional está siendo ilegitimizado y violado, lo mismo que las leyes sectoriales como la Ley SAFCO, por ejemplo, que ha sido echada a un rincón para que, mediante Decretos Supremos se aprueben los famosos Fideicomisos con que están malgastando los recursos públicos como en YPFB, COMIBOL, Empresa Metalúrgica Vinto; Empresa Minera Huanuni, Boliviana de Aviación (BOA), Administradora Boliviana de Carreteras y las fábricas que el gobierno se ha inventado para la producción de papel en El Chapare. Cuando un Estado no tiene normas claras, y peor si no se cumplen, ello quiere decir que estamos frente a un caos jurídico, y eso caracteriza a nuestro país en el presente. ii) Los poderes del Estado están desinstitucionalizados El Poder Ejecutivo sólo se dedica a la política, a enfrentar a los bolivianos, a inventarse conspiraciones, golpes de Estado y magnicidios de los que nunca ha dado prueba alguna; se olvidó de las necesarias respuestas económicas que la población y el desarrollo nacional requieren en torno al empleo y los ingresos; la gestión pública es pésima, y cuando algo hacen los “servidores públicos” del gobierno actual, lo hacen de manera dañina como lo demuestran los casos de corrupción en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Aduana Nacional, Migración, Viceministerio de Vivienda, por citar algunos. La Contraloría General de la República está intervenida por el MAS, parte de sus roles y competencias han sido transferidas al llamado Ministerio Anticorrupción, y entre ambas instituciones han hecho del control y de la fiscalización un verdadero circo donde su actividad y principal objetivo consiste en mal entretener a la ciudadanía. El Defensor del Pueblo ha sido acallado. No se le permitió llegar a Cobija los días de los enfrentamientos; y a su vez, esta institución ha preferido el silencio cómplice con el que desnaturaliza su razón de ser. Las FFAA y la Policía, desde sus mandos superiores han perdido profesionalismo. Optaron por ser fuerzas de choque del gobierno, actitud similar a la desempeñada

durante los tiempos de las dictaduras derechistas y fascistas. En ellas ejercían el mismo rol. La Corte Nacional Electoral no es creíble. Está parcializada con el MAS. La última prueba de ello fue su inicial resistencia a organizar un nuevo Padrón Electoral, limpio y transparente. En su momento, la sola presencia del Sr. José Luís Exeni desvirtuaba cualquier rol de árbitro neutral para los futuros procesos electorales. El Poder Legislativo desafortunadamente está constituido por levanta manos del MAS y los restos que quedan del neoliberalismo (MNR, PODEMOS y UN). Su razón de ser ha devenido en realizar pactos entre los cuatro partidos; la mayor parte de ellos vergonzosos y conculcadores de los principios democráticos. El Poder Legislativo no ejerce su rol fiscalizador porque los levanta manos no van a fiscalizar a su gobierno, y la llamada oposición no tiene voluntad para hacerlo. El Poder Judicial, cuestionado desde siempre por los altos niveles de corrupción, no ha tenido voluntad para realizar una asepsia institucional en los aspectos que le son inherentes, ni mejorar su desempeño frente a la retardación de justicia; aspectos que son invocados para justificar “la justicia comunitaria”. En la práctica el Tribunal Constitucional no funciona, lo que permite que el gobierno actúe de manera discrecional al no tener control de constitucionalidad. Este escenario demuestra una parte del déficit existente de institucionalidad coherente, organizadora de la función pública y responsable con los ciudadanos. En su ausencia se ha incubado y prospera una cultura institucional caracterizada por el abuso, la prepotencia y la corrupción. iii) El sistema de partidos y los mecanismos de mediación entre Estado y sociedad están en crisis y han sido parcialmente substituidos por los sindicatos hoy llamados “movimientos sociales”. A la cabeza se encuentran liderazgos antidemocráticos y prebendales, donde de la noche a la mañana algunos de sus dirigentes, por ejemplo, aparecen como propietarios de flotillas de buses, microbuses y autos de servicios públicos que operan bajo comportamientos monopólicos en términos de no dar oportunidad para el acceso a las líneas de servicios a otras personas, y oligopólicos en cuanto a que definen e imponen las tarifas por los servicios de transporte. Monopolio y oligopolio privado, no se parece en nada a comunitarismo, reciprocidad o solidaridad. Es posible que estas conductas sean elementos de una definición que el pueblo boliviano no conoce sobre la llamada revolución democrática y cultural. A nosotros nos parece un asalto en descampado. La crisis de mediación entre los partidos y la ciudadanía no es “por error de la ciudadanía o por falta de pueblo”, porque el pueblo boliviano está parqueado ahí, donde todos los días se encuentra: en las ciudades, los barrios, las comunidades, y cuando no halla trabajo, asume la condición de exiliado económico al migrar a otros países. Esta situación es porque los partidos políticos que se adscribieron al neoliberalismo incubaron y ejercieron en el pasado reciente, prácticas clientelares, prebendales y corruptas; cuotearon los Poderes del Estado y sus dirigentes se convirtieron en Jefazos de esos instrumentos que la democracia forjó para el libre

juego de las ideas y para la mediación con el Estado; exactamente igual como en la actualidad lo hacen los “movimientos sociales” del MAS y su Jefazo. La historia enseña que cuando los partidos políticos o cualquier otro sistema de mediación entre el Estado y la ciudadanía, entra en crisis, simultáneamente se abren espacios para que aventureros, migrantes políticos de todos los horizontes ideológicos y políticos antes conocidos, y hasta proxenetas, logren espacios de poder coyuntural. Esta anomia en la representación, en el liderazgo político, social y en muchos casos también cívico, demuestra la crisis de estos liderazgos en materia de asumir y aplicar principios y valores democráticos, de justicia, de participación y de real ejercicio de la ciudadanía, entendido como el cumplimiento de Derechos, pero también de Obligaciones individuales y en los entornos de la familia, la comunidad y la Nación boliviana. No han repensado en los valores y principios democráticos, de justicia, de participación y en asumir Derechos y pero también Obligaciones. Es una tarea pendiente e inmediata para muchas organizaciones empresariales, deportivas, cívicas, de padres de familias, de trabajadores, de gremiales, de transportistas, de campesinos e indígenas; pero también para las fundaciones y organizaciones no gubernamentales, entre ellas las instituciones de defensa de los Derechos Humanos, muchas de las cuáles a título de estar en un proceso de cambio han sucumbido de manera acrítica a consignas infantiles e interesadas como aquella que “si no estás con el MAS, estás con la oligarquía”, o aquellas justificaciones ilusas expresadas en que: “no estoy con el MAS, sino con el proceso”. Nosotros afirmamos que la historia reciente ha sancionado la inconsecuencia con los valores y los principios democráticos y de justicia a los partidos políticos tradicionales, que la misma historia condenará a todas las organizaciones, instituciones y a sus liderazgos actuales y emergentes que declaran su adscripción a la democracia y la justicia y no la ejercitan, ya que hacen parte y juegan roles en la anomia en que actualmente se debate la sociedad boliviana. iv) La sociedad boliviana está fragmentada por la diferenciación social de clases, étnica y regional. Se trata de una fragmentación que se ha disparado hasta llegar a los límites de un neo-tribalismo, representado en las clarísimas diferencias sociales en los ingresos y el uso de los bienes que la modernidad pone a disposición de las sociedades, siempre que se aplique el principio de la oportunidad; en la exacerbación maliciosa y engañosa de justos reclamos por reconocimiento de derechos, entre ellos de la auto-identidad étnica; y, por el acendrado regionalismo que llega a graficarse de manera inequívoca en dos supuestas Medias Lunas que dividen en vez de avanzar hacia la complementariedad de los contrarios y/o los diferentes, tal como proclamamos desde nuestra propuesta de construcción de la Nación boliviana, sabiendo que somos diversos, pluriculturales y multilingues. El neo-tribalismo, que no quiere decir la vuelta a las cavernas, es la territorialización de Bolivia, de sus departamentos, de sus provincias y de sus municipios; de sus áreas urbanas y rurales, en función a poderes fácticos que se

han construido bajo naturalezas económicas, sociales, políticas y culturales en los diversos espacios del territorio nacional. En este escenario, los liderazgos e importantes sectores de la población se guían con conceptos de auto-gobierno con base en normas definidas y aplicadas por quienes tienen y ejercen poder, de diversas naturalezas y tipos. En ellos, el Estado nacional está ausente o con una débil presencia legal, institucional y de políticas públicas coherentes para el beneficio al que aspira la ciudadanía. Ilustra esta situación Huanuni, donde se ensangrentó con una absurda lucha por el poder y el control de Pozokoni entre mineros sindicalizados y cooperativistas, sin que hasta la fecha se haya hecho justicia contra quienes, por acción u omisión fueron responsables; que en la provincia Omasuyos de La Paz se haya levantado ciertas formas de organización para-militar; que en el Chapare y ciertas regiones de Los Yungas de La Paz se limite el ejercicio de la Policía y de la Ley contra el flagelo del narcotráfico y la erradicación de la coca excedentaria; que en general, en cualquier localidad como San Julián, Yapacaní, Camiri, Desaguadero; Copacabana, Viacha, Quillacollo u otras, en cualquier momento y por cualquier reclamo local se bloqueen las carreteras y se afecte el derecho de tránsito y la seguridad de los bolivianos y las bolivianas. Esta neo-tribalización, con sus variantes de tipo regional, social y por ubicación territorial, sucede en las ciudades, donde el autogobierno de pandillas se ha impuesto como es el caso de El Alto y la zona Sur en La Paz, Equipetrol y Plan 3000 en Santa Cruz, la zona Norte de Cochabamba, por solo citar algunos ejemplos. En todos los territorios neo-tribales del país, salvando las diferencias socioculturales de cada escenario, el modelo y los procedimientos de poder son parecidos: No se cumple la Ley, no se respeta a la Policía, en algunos casos se expulsa a fiscales y jueces. Los jefes locales en correspondencia con el poder fáctico que tienen, establecen su ley, organizan sus grupos de presión y de choque, definen y cobran peajes, organizan la arbitrariedad y la injusticia, que incluso se ha tratado de cubrir bajo el manto de “justicia comunitaria”, explicación que en verdad ofende a los pueblos indígenas. En síntesis, el Estado no ejerce sus funciones y la sociedad se halla inerme frente a la prepotencia y la violencia que genera inseguridad ciudadana. Hay demandas justas, pero no son razones para tolerar y menos organizar situaciones de injusticia frente a terceros. Estas demandas ponen en evidencia la ausente de una cultura de diálogo y de consenso, y la falta de instrumentos e instancias del Estado y de la sociedad para canalizar las diferencias mediante abordajes modernos, más todavía cuando se trata de temas políticos que hacen al interés nacional. v) La disputa por el acceso a los recursos naturales renovables y no renovables y/o de sus rentas, son la base del desencuentro social, étnico y regional. Estas disputas, no son por el desarrollo sostenible, ni para dar paso a un desarrollo inclusivo y con oportunidades para todos los bolivianos y las bolivianas. En los últimos tiempos son cinco años de disputa, con muertos y heridos por el

acceso y el aprovechamiento de los recursos naturales renovables y no renovables. Es otra característica del período. En el centro de las mismas se halla las injustas estructuras de poder y de oportunidades que generó la Colonia y que no supo resolver la República. Su consecuencia, de manera general, es la pobreza, motivada por la exclusión de millones de bolivianas y bolivianos, que teniendo derechos como seres humanos no se les proveyó de instrumentos legales completos y sin “medias tintas”, y de instrumentos y procedimientos para acceder por medios legales. La base de la actual desinstitucionalización del Estado se encuentra en esta irresolución. Una de las consecuencias políticas de esta irresolución de carácter estructural se manifiesta en que hoy, el pueblo de Bolivia que ha sido el excluido de siempre, alentado con discursos demagógicos de personas que sin ejercer liderazgo social alguno, como algunos neoliberales gonistas, adenistas, miristas y licenciosos excomunistas, se cobijen en el gobierno bajo supuestas actitudes anti-neoliberales, anti-colonialistas y anti-imperialistas, excluyendo a campesinos, indígenas y ciudadanos de los sectores populares y de las clase medias. Esta paradoja, que marca el inicio de su próximo fracaso y de la decepción en torno a sus propuestas y a los roles de estos protagonistas coyunturales, no nos alegra, sino que nos lastima por la utilización de las expectativas, las esperanzas y las aspiraciones de tanta gente humilde; pero al mismo tiempo nos planea el desafío de revertir esta irresponsable conducción. vi) Somos MUY BUENOS en los PEORES indicadores del Desarrollo Humano. Todo el panorama antes descrito se asienta en una situación social y económica de exclusión y de pobreza. Los espacios de toma de decisiones para generar oportunidades de desarrollo para indígenas, campesinos, sectores urbanos pobres y clases medias se cerraron. No es una situación coyuntural o pasajera, se trata de una situación estructural, y por lo mismo histórica, a la que contribuyeron los neoliberales de derecha y lo continua el MAS. Por todos estos antecedentes afirmamos que no estamos frente a una crisis de coyuntura o una crisis política, sino que nos hallamos frente a una situación de Crisis de Estado, que como toda crisis de esta naturaleza y con estos componentes, merece una respuesta estructural y de Estado, donde converjan los distintos intereses de los diferentes sectores sociales, étnicos y regionales, de modo que encontremos mediante el diálogo y la concertación, mediante la complementariedad de los contrarios, los Nortes del desarrollo bajo los principios de la izquierda democrática. AFIRMAMOS QUE EL MAYOR DESAFÍO ESTRATÉGICO ES RECONSTRUIR LA UNIDAD DE BOLIVIA Para el caso, proponemos acciones de largo, mediano y de corto plazo en torno a la unidad de la nación boliviana y una alianza entre todos los bolivianos y las bolivianas para la convivencia pacífica y el cambio de gobierno mediante medios democrático electorales, para: reinstitucionalizar el estado; lograr la complementariedad de los contrarios en el plano social, étnico y regional; y, sentar los cimientos para el desarrollo nacional sostenible con base en una nueva ética y un nuevo liderazgo político de la IZQUIERDA DEMOCRÁTICA NO CONFRONTACIONAL.

3.2.

Características del pasado reciente

El pueblo de Bolivia puso sus esperanzas en la recuperación de los recursos naturales para financiar el desarrollo, pero este proceso se ha visto trunco por la fuerte corrupción detectada y admitida por el gobierno. Debido a la corrupción, también se han frustrado las esperanzas de inversiones en infraestructura, particularmente en caminos. Nadie jamás se hubiera imaginado que el gobierno del MAS sea comparado con los gobiernos anteriores en materia de corrupción. Los cultivos de coca han crecido en forma desmesurada y una buena parte del producto alimenta el narcotráfico. La ineficiencia mostrada en la conducción del gobierno no permitió que Bolivia aproveche creativamente la excelente coyuntura internacional de mediados del decenio. El mal manejo de las empresas públicas ha arrojado pérdidas hasta el año 2009 por alrededor de mil millones de dólares. La falta de respeto a las leyes y a la propia Constitución Política del Estado por el gobierno actual ha creado una situación de gran intranquilidad en la ciudadanía. La destrucción y/o debilitamiento de las instituciones (Justicia, Corte Electoral, Banco Central, Contraloría, Congreso Nacional, Prefecturas, Superintendencias) inciden negativamente en el desarrollo y en la evolución del bienestar de los bolivianos. Las características de la gestión política han tenido como resultado acentuar la división, las diferencias socioeconómicas entre bolivianos y el racismo. Como resultado de todo ello, el número de pobres y de indigentes sigue creciendo así como la desigualdad de ingresos y oportunidades. En el año 2008, había algo más de 6 millones de pobres y los indicadores de desigualdad mostraron una tendencia creciente. Se utiliza abusivamente la Justicia para acallar las críticas y a la oposición. Además de los discursos se ha hecho muy poco en favor de los campesinos y sus sistemas productivos agropecuarios. Con una marcada torpeza, Bolivia ha deteriorado sus relaciones diplomáticas con varios países latinoamericanos, Europa y los Estados Unidos. Sostenemos que el pueblo de Bolivia está dotado de una gran fuerza de voluntad para lograr mejor condiciones de vida y oponerse a los que medran a costa del trabajo esforzado de su población y de la riqueza nacional. 3.3. Principios de buen gobierno

a. Respetar y hacer respetar el Estado de Derecho, la Seguridad Jurídica y los derechos inalienables que Dios ha conferido a la población: Derecho a la vida, a la libertad, a la unidad, a la propiedad privada y a alcanzar la felicidad. b. Hacer cumplir las leyes que parten de la ley de Dios, la ley Bíblica y la ley del hombre. La ley del hombre se basa en la Constitución y se debe aplicar en todos los niveles.

c. Ejercer la función pública con un alto espíritu de honestidad y transparencia para efectivizar el cumplimiento de los principios morales; los que adicionalmente se proyecten a reconocer socialmente y a premiar el trabajo, la iniciativa y la creatividad e invención. Es un sistema donde las reglas del juego son claras, los premios son grandes y el cumplimiento de la ley es rígido. d. Las acciones de implantación del plan de gobierno buscarán la eficiencia, la eficacia y la participación efectiva de la ciudadanía y de las regiones. e. Organizar un sistema de administración pública, ágil, moderna y con la mayor simplificación de trámites para los distintos trámites y procedimientos a lo que debe recurrir el ciudadano. f. Se consolidará y profundizará la democracia representativa..

g. Se respetará la independencia de los Poderes de Estado. h. Se consolidara las instituciones y se elaborara normas que aseguren la tranquilidad pública y coadyuven al desarrollo. i. Las gestiones del gobierno serán conocidas y de carácter publico; no se dejará impune ningún acto de corrupción y/o que implique daño al Estado. El Estado garantiza la propiedad privada de capitales internos e internacionales. En el caso en el que el Estado por necesidad nacional y previo análisis relacionados con la seguridad nacional, requiriera ejercer tuición directa sobre la propiedad, gestión o administración de recursos privados nacionales y/o extranjeros, deberá someterse a las decisiones del CIADE.

j.

k. Todas las empresas establecidas para explotaciones, aprovechamiento o negocios en el país se considerarán nacionales y estarán sometidas a la soberanía, a las leyes y a las autoridades de la República. El Estado nacional seguirá con el régimen de concesiones y brindará especial apoyo a las inversiones estratégicas de alta rentabilidad de empresas nacionales y las de riesgo compartido donde el capital nacional sea mayor al del 51% de las acciones. l. Las donaciones y condonaciones que se administren bajo el concepto de fondos de inversión social serán canalizadas a los usuarios finales con un monto similar al de las donaciones y condonaciones con recursos del Tesoro General de la Nación.

m. Se luchará para superar los desencuentros actuales entre las diferentes regiones del país escuchando y atendiendo las demandas regionales, cumpliendo los roles y competencias definidas en los procesos autonómicos concertados. n. Se impulsarán las autonomías departamentales. Se aclarará su proyección y dominio evitando duplicidad de funciones y competencias. En el nivel departamental, se respetará la elección popular del Gobernador o Prefecto y de los responsables de las secretarias sectoriales. Se buscará mecanismos para optimizar el gasto proveniente de las regalías departamentales.

o. Se planificará las inversiones públicas nacionales y regionales con la participación de los nueve prefectos o gobernadores y sus representantes a la cabeza del Ministro de Planificación. Se formará un Consejo Nacional de Planificación, Consejos Provinciales y Departamentales de Desarrollo en coordinación con el Consejo Nacional de Planificación. p. Se adoptará métodos científicos de planificación de las inversiones y se establecerá mecanismos de seguimiento y evaluación. q. Se garantiza las buenas relaciones internacionales.

3.3. a.

Acciones en materia económica productiva Reposición y respeto al Estado de Derecho y la Seguridad Jurídica para las inversiones nacionales y extranjeras. Aplicación de un modelo de desarrollo económico cuyo centro sea el ser humano y que se base en el trabajo. El Estado dará máxima prioridad al desarrollo del capital humano y del capital social.. Nos diferenciamos de los modelos de desarrollo basados únicamente en las exportaciones, en el crecimiento de la deuda externa e interna, en las donaciones internacionales o en la explotación de recursos naturales no renovables. El modelo económico estará enfocado para: i) Mejorar los rendimientos de las inversiones, especialmente en la agropecuaria, la agroindustria y la industria, con énfasis en las pequeñas y medianas empresas, ii) aprovechar las sinergias empresariales de más de medio millón de pequeños y medianos empresarios y haremos de la ciudad de El Alto “La Capital de la Pequeña y Mediana Empresa”, iii) fomentaremos la creación de riqueza basada en los conocimientos, las destrezas y habilidades, con el soporte y apoyo de las ciencias y tecnologías de manera que seamos competitivos en el mundo globalizado. Reorganizaremos el Instituto Boliviano de Tecnología Agropecuaria (IBTA) y fortaleceremos el Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), como instrumentos para la investigación agropecuaria y la transferencia de nuevas tecnologías. Impulsaremos programas y proyectos con transferencia de recursos del Estado en favor de los emprendimientos productivos asociativos de pequeños y medianos productores rurales, que desde el examen de cualquier entidad financiera se demuestre como rentable y que sean competitivos en el mercado. La transferencia se producirá previa cancelación de una contraparte en efectivo de al menos el 30% de las inversiones productivas. Desarrollaremos programas de desarrollo agropecuario, agroindustrial e industrial en las diversas ecoregiones de Bolivia: La amazonía Norte, las pampas benianas, los de pie de monte amazónicos, el bosque chiquitano, el Chaco, el salar, el altiplano norte centro y sur, la región del lago Titicaca y en los valles mesotérmicos del país.

b.

c.

d.

e.

f.

g.

Crearemos el Seguro a la Producción Agropecuaria para permitir a los agricultores el traslado hacia el futuro, los daños y pérdidas sufridas en los malos años, o financiarlos con los ahorros del pasado. Crearemos el Ministerio de Industria y Comercio que promoverá la ejecución de políticas industriales con enfoque de demanda. Se impulsará las exportaciones de productos y bienes con valor agregado. Empeñaremos nuestros esfuerzos para crear condiciones de apertura comercial en condiciones equidad e impulsaremos la integración regional y la participación de Bolivia en la CAN y en el MERCOSUR. Se reiniciará las negociaciones conducentes a la extensión del ATPDEA y las negociaciones relativas a los acuerdos de libre comercio con la Unión Europea y los Estados Unidos. El Estado asumirá el control de la exploración, explotación, industrialización y comercialización de hidrocarburos y minerales, mediante empresas mixtas con el capital extranjero o en acuerdos de riesgo compartido. El Estado participará temporalmente como accionista en empresas privadas para facilitar y abaratar el acceso al capital. Se trata de una estrategia alternativa a la oferta de créditos concesionales con recursos estatales. Esta estrategia está orientada a apoyar a empresas existentes así como a crear empresas nuevas con el objetivo de acelerar el desarrollo Cumpliremos y haremos cumplir las leyes, políticas y estrategias destinadas a preservar el medio ambiente y la biodiversidad. Acciones en materia institucional Se repondrá el nombre de República de Bolivia. Para que la eficiencia sea posible en el manejo gubernamental, se estructurará una nueva arquitectura institucional. Como paso inicial, se procederá a la modificación de la estructura del Poder Ejecutivo de la siguiente manera: a) Sustitución del Ministerio de Producción por el Ministerio de Industria y Comercio, b) Conversión del Ministerio de Justicia en el Viceministerio de Justicia dependiente del Ministerio de la Presidencia, c) Los temas relativos al agua para consumo humano pasarán a depender de las alcaldías; y las represas, de las prefecturas, d) El Ministerio de Culturas se convertirá en el Viceministerio de Cultura dependiente del Ministerio de Educación, e) El Ministerio de Asuntos Legales se convertirá en un viceministerio dependiente del Ministerio de Gobierno, f) El Ministerio de Autonomías se convertirá en el Viceministerio de Coordinación dependiente del Ministerio de Planificación, g) El Ministerio de Planificación tendrá los Viceministerios de Planificación, de Coordinación y de Ciencia y Tecnología. Se suprimirá el Ministerio de Transparencia pues no se puede ser juez y parte al mismo tiempo. Sus funciones serán transferidas a un órgano civil de control social, independiente del Poder Ejecutivo. Ningún Ministerio tendrá más de 3 viceministerios. Uno de ellos será encargado del control interno del cumplimiento de las iniciativas ministeriales y

h.

i.

j.

k.

3.5. a. b.

c.

d.

gubernamentales así como de asumir el cargo de ministro interino en ausencia de su titular. e. Se viabilizará las autonomías previstas en la Constitución Política del Estado. En el nivel local, se mantendrá y profundizará el principio de autonomía y municipalización mejorando: a) El manejo de las finanzas municipales, que son actualmente motivo de gran preocupación, b) La coordinación y participación de las regiones en proyectos de desarrollo de interés nacional o regional, c) La democratización de los órganos locales y regionales de poder, d) Se eliminará la obligatoriedad de pertenecer a algún partido político para ser candidato a las elecciones municipales, e) Se desarrollará en el nivel municipal los servicios de registro civil, catastro y de Derechos Reales. Se promoverá un acuerdo en la Asamblea para la inmediata institucionalización y fortalecimiento de las principales instancias del poder judicial. Se restablecerá la independencia del Banco Central y se repondrán las Superintendencias. Se abrirá procesos administrativos y se realizará auditorias para identificar a los responsables y el daño al Estado en algunos emprendimientos públicos importantes. En el caso de YPFB se acelerará los procesos en curso. En otros casos, se iniciará las investigaciones que correspondan, particularmente, en ENTEL, BOA, ABC, PAPELBOL, CARTONBOL, CORREO, TELEVISIÓN BOLIVIANA, en el proceso de entrega de los cheques venezolanos y en los procesos en los que Bolivia ha sido demandado ante el CIADI. Se creará el Consejo Nacional de Planificación con la participación de los nueve prefectos y la presidencia del Ministerio de Planificación. Se promulgará la Ley Nacional de Planificación para normar la elección, diseño, ejecución y control de las inversiones públicas nacionales y regionales en el marco de las autonomías y la unidad nacional. Se convocará a un gran Diálogo Nacional bajo la responsabilidad del Consejo Nacional de Planificación a fin de viabilizar y poner en marcha las autonomías previstas por la Constitución Política del Estado y por las propuestas regionales. Se descentralizará la policía nacional a nivel departamental manteniendo el principio de unidad a nivel nacional. El jefe departamental de esta institución será elegido por una comisión conformada por el Prefecto o Gobernador, un representante del Poder Judicial y el Comandante General de la Policía Nacional. Se establecerá que los agentes de policía tienen la obligación, sin esperar ordenes previas, de intervenir en casos de flagrantes delitos y en defensa de la vida e integridad de las personas. Se implantará el registro único de ciudadanos con tecnología biométrica; estará a cargo de los Municipios quienes asumirán además la responsabilidad del Registro Civil. Acciones en el plano económico Proponemos como objetivo de la política económica el acelerar el crecimiento económico sostenible con equidad buscando erradicando la pobreza.

f.

g.

h. i.

j.

k.

l.

3.6. a.

b.

Nuestro plan económico buscará el desarrollo de amplio espectro, es decir, que beneficie a todos y cada uno de los bolivianos y bolivianas. Proyectos específicos son necesarios, pero no debe confundirse un plan de desarrollo con un listado de proyectos que benefician sólo a los que se encuentran en su entorno. Proclamamos que el aumento del empleo y de los ingresos laborales constituye el único instrumento para disminuir la pobreza y la desigualdad. Destacamos la necesidad de políticas para promover el acceso al mercado del trabajo y mejorar los rendimientos laborales. El mejoramiento de los rendimientos de las inversiones concierne a todas las ramas de la actividad económica, sobre todo a la agropecuaria, y requiere tratamientos multidisciplinarios. Propondremos Modificar la Ley General del Trabajo en una estrategia de aceleración del crecimiento buscando: a) Evitar discriminaciones laborales basadas en distinciones raciales, culturales, generacionales, de género o ideológicas, b) Incluir premios a las ganancias de productividad laboral, c) Establecer un sistema de seguro de desempleo modificando el concepto de protección del puesto de trabajo por el de protección al trabajador, d) Impulsar programas de actualización y capacitación para los trabajadores. Alentaremos las inversiones haciendo que estas sean interesantes para los potenciales inversionistas. No ofreceremos ventajas ni beneficios artificiales para ello, pero si haremos que las inversiones sean atractivas a partir del mejoramiento de los rendimientos de los factores primarios de producción (capital natural, capital humano y capital social), de la infraestructura y de los mercados. Haremos una Reforma Tributaria orientadas a: a) Establecer una nueva escala de alícuotas proporcionales a los montos imponibles, b) Evitar la doble tributación, c) Garantizar la devolución de los CEDEIN, c) Facilitar el acceso a la ciudadanía económica a los gremiales y disminuir los impuestos personales y de las empresas productivas. Desarrollaremos una economía equilibrada, con un déficit fiscal bajo, pero sobre todo priorizaremos el crecimiento económico y el empleo. Velaremos para el correcto y adecuado funcionamiento de los mercados. Introduciremos estrictos controles sobre los monopolios. Se controlará precios y beneficios de los servicios de agua, luz, comunicaciones y combustibles. Liberalizar el la comercialización de productos nacionales en el mercado interno e internacional de manera que se eviten las limitaciones a las inversiones en el sector productivo y se brinde seguridad jurídica a las inversiones productivas y comerciales. Apoyaremos a los emprendedores en sus necesidades de apertura de mercados, asistencia técnica, financiamiento, desarrollo de conocimientos administrativos y la consolidación de los valores. Pondremos en marcha mecanismos para que Bolivia cuente con un sistema financiero eficiente y diversificado que promueva el ahorro e incentive la inversión.

c.

d.

e.

f.

g.

h.

i.

j.

k.

Promoveremos formas eficientes de financiamiento a las empresas productivas y generadoras de empleo haciendo uso, parcialmente, de los excedentes del sector público que se encuentran bajo el sistema de reservas monetarias en el banco central de Bolivia. l. Lograremos la donación de la cuenta del milenio para lograr el desarrollo e industrialización del gas y las redes domiciliarias, y abriremos los canales de donación directa de recursos de la cooperación internacional a la sociedad civil organizada en fundaciones, ONGs, asociaciones civiles, cívicas, deportivas, gremiales, iglesias, etc. Entendemos que las naciones, organizaciones e individuos con mayores posibilidades económicas quieren donar para obras sociales y de desarrollo humano sin intromisión del gobierno. Para mejorar los rendimientos agropecuarios, preveniremos la erosión que afecta a más de un tercio del territorio nacional a través de la forestación, del movimiento de tierras, del manejo de aguas y de la difusión de tecnologías agrícolas apropiadas al tipo de tierra que Bolivia dispone. Aceleraremos la titularización de las tierras por el Instituto Nacional de Reforma Agraria, revertiremos al Estado las tierras concedidas por las dictaduras o por medios fraudulentos, elevaremos los impuestos sobre las tierras ociosas y aseguraremos el derecho pleno de propiedad para aquellas que contribuyen a la producción nacional. La justicia y la eficiencia económica inspirarán la política de tierras Impulsaremos la Seguridad Alimentaria a través de programas de carácter multisectorial. Fomentaremos el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas mediante: i) Simplificación y disminución de costos de la formalización, ii) Fortalecimiento de los servicios de desarrollo empresarial, iii) Democratización del acceso al capital, incluyendo el crédito, acceso al capital semilla y acceso a la bolsa de valores, iv) Modificación del régimen tributario, v) Se apoyará la generación de redes o cadenas productivas y el fortalecimiento de las redes de cooperación entre empresas, vi) Se apoyará en la identificación de mercados, vii) Se proporcionará protección contra la competencia externa, en particular, contra el contrabando, viii) Se premiará a la innovación, ix) Se incentivará la asociatividad, x) Se creará un Instituto de la Pequeña Empresa para la capacitación de recursos humanos, certificación de capacidades, transferencia de tecnología e identificación de mercados. Fomentaremos la creación de riqueza basada en los conocimientos, ciencia y tecnología que permiten ser competitivos en un mundo globalizado. Debido a sus importantes externalidades, los costos de promoción de conocimientos serán asumidos por el sector público en consenso con las universidades y centros de formación e investigación científica. Además, del IBTA, se creará el Instituto de Investigaciones en Desarrollo de la Industria (IIDI). El Gobierno de Bolivia asumirá la tarea de promover las exportaciones a través de la vía diplomática y consular. Será creado el Instituto de Comercio Exterior (ICE), como entidad técnica y operativa, para promover y facilitar las exportaciones. Será

m.

n.

o.

p.

q.

r.

una entidad autárquica con un directorio conformado por los ministros de Industria, Agricultura, Relaciones Exteriores y un representante del Presidente de la República que asumirá las funciones de Presidente. En el directorio participarán igualmente representantes de la Cámara de Industrias, de la Cámara de Comercio, de los agricultores y de los pequeños empresarios con derecho a voz y fiscalización, pero sin voto. s. El Estado asumirá el control de la exploración, explotación, industrialización y comercialización de hidrocarburos y minerales. Se hará una convocatoria a nivel mundial para contratar a profesionales bolivianos especializados en hidrocarburos y minería ofreciéndoles remuneraciones competitivas bajo la modalidad de bonos de producción. YPFB, sus empresas satélites, y COMIBOL serán manejados con estrictos criterios de gerencia y empresariales, evitándose su politización. Los miembros de sus Directorios serán escogidos por el Congreso de la Nación sobre la base de concursos de méritos. El Estado participará también en la actividad empresarial en las siguientes circunstancias: a) Cuando una cadena de producción, con interés social y económico para Bolivia, requiera que el Estado, en ausencia de interés de la empresa privada, se haga carga de uno de sus eslabones, b) Cuando una actividad implica el ejercicio de un monopolio natural (agua, electricidad, comunicaciones, etc.) y que sea difícil o imposible controlar la extracción de rentas monopólicas al otorgarse concesiones al sector privado. Se emitirá una Ley que norme la participación del Estado en empresas. Se establecerá estrictas reglas de evaluación de la necesidad de dicha intervención y su control respectivo. Además de los casos antes mencionados, el Estado participará temporalmente como accionista en empresas privadas para facilitar y abaratar el acceso al capital. Se trata de una estrategia alternativa a la oferta de créditos concesionales con recursos estatales. Esta estrategia está orientada a apoyar a empresas existentes así como a crear empresas nuevas con el objetivo de acelerar el desarrollo. La creación de estas empresas bajo la modalidad explicada precedentemente seguiría la siguiente estrategia: i) El Estado crea con los recursos que tiene pensado dedicar al crédito un Fondo Nacional de Capitales Estatales (FONCE) y un Servicio Nacional de Capitales Estatales (SENACE) que los maneje. El SENACE será una institución autárquica, ii) El SENACE llamará a concursos públicos y democráticos de perfiles de inversión a los cuales se podrá presentar cualquier ciudadano, empresa o institución nacional, iii) A disposición de los ganadores de los concursos, se podrán recursos para terminarlos en su versión de proyectos finales. iv) Los proyectos pequeños serán reagrupados en esquemas similares a las denominadas “sociedades de garantías recíprocas” donde el Estado, a través de SENACE, y/o instituciones privadas se porten garantes de la idoneidad de sus administraciones, e) Sobre la base de los proyectos finales, se conformarán SAPES (Sociedades Anónimas con Participación Estatal) con participación accionaria del SENACE con los recursos del FONCE. v) Los ganadores de los proyectos deberán comprar, por lo menos, algunas acciones. Estas empresas funcionarán como sociedades anónimas, siendo el directorio de

t.

u.

v.

w.

ellas el encargado de nombrar a su presidente y planta ejecutiva. En dicha selección, se priorizará la presencia de los ganadores de los proyectos. x. Las acciones de propiedad del Gobierno en las SAPES serán ofrecidas en venta pública desde el primer día de constitución de estas empresas hasta su total transferencia al sector privado. Recuperando de esta manera el capital invertido, el SENACE podrá utilizarlo en promover nuevos emprendimientos. Las utilidades que correspondan al Estado irán a alimentar el SENACE. Inicialmente, el FNCE podrá alimentarse sólo del aporte del gobierno central, pero, se interesará en el futuro a las prefecturas y alcaldías a participar en el financiamiento de estas empresas. Se promulgará una ley permitiendo la conformación de empresas anónimas entre diferentes entidades públicas de manera a viabilizar proyectos regionales de inversión apalancando financiamiento. Estas empresas serán denominadas SAE (Sociedad Anónima Estatal). La Superintendencia de Empresas (SEMP) será encarga de fiscalizar las SAPES y contribuirá a la formación de directores y de síndicos1. Se promoverá la formalización, consolidación y desarrollo de las empresas comunitarias. Crearemos un Banco del Pueblo como institución financiera de primer piso en sustitución del Banco de Desarrollo Productivo. Será de carácter nacional conformado por una red de bancos regionales con los recursos originados en los dividendos de las empresas públicas y con recursos regionales. Estos bancos competirán con la banca privada, en igualdad de condiciones, pero respetando márgenes adecuados de diferencia en las tasas de interés activas y pasivas, asegurarán sus servicios en todo el territorio nacional, servirán a las pequeñas empresas y al sector campesino y promoverán las actividades productivas. Apoyaremos la diversificación democratización de su acceso. de los instrumentos financieros y la

y.

z.

aa.

bb.

cc.

dd.

En consenso con las Universidades, se creará el Instituto Nacional de Energía con la misión de identificar la viabilidad de fuentes de energía alternativa sostenibles y no contaminantes. Se promoverá el uso del internet y la adopción de Sofware Libre.

ee.
1

Las ventajas de esta propuesta son las siguientes: a) Rápida implementación (6 meses), b) Asignación de las inversiones con la participación de los agentes económicos que se encuentran inmersos en la actividad productiva y no por funcionarios públicos ni consultores que conocen muy poco de ellas, c) Transparencia en el uso de los recursos públicos (en la operación de venta de acciones, las empresas tendrán que mostrar gran transparencia, de otra manera no habrá compradores), d) Maximización de la eficiencia por el uso de criterios empresariales y de mercado, e) Importante disminución de los gastos financieros lo que hará que muchas empresas sean viables. Los riesgos de esta propuesta son, por un lado, los de cualquier emprendimiento público (ineficiencia y corrupción), aunque posiblemente menores por sus propias características, y específicos con relación a una baja respuesta del sector empresarial privado y a la complejidad en el manejo del SENACE.

3.7. a.

Acciones en materia político-social Bolivia requiere con urgencia fortalecer la cohesión social de manera a asegurar la unidad nacional y facilitar los consensos que llevan a acelerar el desarrollo. El fortalecimiento de la cohesión social es un proceso paralelo al incremento del capital social, entendido esto, como la capacidad de producir una mayor cantidad de bienes tangibles e intangibles a través de mecanismos cooperativos. Los bienes tangibles se refieren a las mercancías y a los bienes y servicios producidos a nivel doméstico. Los bienes intangibles son la paz, la solidaridad, la reciprocidad, etc. El gobierno ejecutará el programa Avancemos Juntos con el objetivo de fortalecer la cohesión y el capital social. Este objetivo se logrará aumentando la confianza entre ciudadanos, entre éstos y las instituciones, y entre éstos y el Estado así como fortaleciendo los sentimientos y actitudes de solidaridad. Basados en estos principios, el programa Avancemos Juntos buscará: i) mejorar el conocimiento de los ciudadanos entre sí, particularmente, entre ciudadanos que pertenecen a diferentes culturas y/o habitan en diferentes regiones, ii) Difundir las ventajas que significa la cooperación para el crecimiento económico y la paz social, iii) Transparentar toda la información pública, d) Promover el aprendizaje de las culturas nacionales. Construiremos entre todos los bolivianos un país donde todos seamos iguales frente a la ley, a la justicia, a la educación, a la salud, a las oportunidades laborales y de acceso a los servicios básicos, a la tecnología y al crédito. Defenderemos intransigentemente el Estado de Derecho y la Seguridad Jurídica; respetaremos los derechos de los ciudadanos, en particular, la libertad de pensar y actuar, la libertad de prensa y la privacidad. Se eliminará cualquier sistema existente de control de los movimientos ciudadanos con fines de represión. Defenderemos la vida humana, no permitiremos los asesinatos ni masacres y atacaremos con firmeza todas las causas que podrían poner en peligro a nuestros conciudadanos. Teniendo en cuenta el avance de la delincuencia, se pondrá mucho esfuerzo en garantizar la seguridad ciudadana dotando al país de una policía eficiente y honesta. Fomentaremos y aseguraremos el ejercicio pleno de las diferentes culturas bolivianas, como un elemento esencial en la construcción nacional. Impulsaremos la práctica de la NO discriminación por género, color de la piel, ideología, religión, discapacidad, edad, en el mercado laboral, en la oferta de servicios públicos y en todos los campos del quehacer humano. Promoveremos medidas orientadas al pleno desarrollo de la mujer, al ejercicio de sus derechos ciudadanos y cívicos, al respeto a su integridad física y a su dignidad, a asegurar su participación en los mecanismos de decisión social. Se desarrollará servicios públicos orientados a liberar el tiempo de la mujer. Los únicos privilegiados en las políticas públicas serán los niños y los ancianos.

b.

c.

d.

e.

f.

g. h.

i.

j.

k.

Se dará particular énfasis al fortalecimiento del sistema de partidos políticos con el propósito de avanzar y consolidar nuestro sistema democrático. Se proporcionará recursos fiscales para la formación de cuadros políticos y se impondrá a los partidos tres importantes responsabilidades: i) Elaborar propuestas de desarrollo, ii) Sugerir los nombres de sus mejores cuadros para ocupar puestos públicos, iii) Responsabilizarse por los actos de éstos. Se emitirá una nueva Ley de Partidos Políticos. Se fortalecerá el sindicalismo y se garantizará su independencia política. El crecimiento de capital social irá acompañado del desarrollo y consolidación de instituciones públicas y privadas y de una nueva normativa acorde con los principios que inspiran este plan de gobierno. El gobierno velará para que las instituciones públicas sean las adecuadas para satisfacer las necesidades de desarrollo y establecerá un ámbito favorable para el desarrollo de instituciones privadas autónomas, sin intervención gubernamental, pero asegurando que presten apoyo a los ciudadanos. El Gobierno velará en todo momento para que todos los grupos humanos, sin distinción de cultura, idioma, religión o género tengan una participación igualitaria en las decisiones nacionales, locales e institucionales. Acciones en el ámbito de la Familia

l. m.

n.

3.8.

El Estado reconoce que la familia es el pilar fundamental sobre el que se asienta a la sociedad. La familia es la unidad natural más importante de la sociedad. Para que se mantengan las familias fuertes deben existir la disciplina, el entendimiento, el amor y la perseverancia. La unidad familiar se logra a través de matrimonio entre un varón y una mujer que en su momento engendraran a sus hijos. Como va la Familia, va la Nación. La familia es el centro de los valores de una sociedad. Requiere de una educación, entrenamiento y discipulado que haga de todos ellos hombre y mujeres de bien. Los padres tienen el derecho de elegir el tipo de educación que deben recibir sus hijos. La familia requiere de un medio ambiente saludable para desarrollarse espiritual, intelectual, financiera, física y moralmente. Todas las esferas de la nación deben trabajar en forma conjunta logrando este medio ambiente. Reconocemos la necesidad de instruir a las familias en las necesidades espirituales, intelectuales y emocionales y físicas de sus integrantes. En lo espiritual serán las iglesias las que satisfagan esta necesidad. En lo intelectual se consolidaran modelos educativos de alta calidad filosófica y científica que formen a los futuros emprendedores de Bolivia. Se desarrollarán universidades para la familia que enseñen no solamente la instrucción secular pero también valores y principios.

Apoyamos la preservación de la vida desde la concepción hasta la vejes. El Estado protege y fomenta la integridad familiar y su desarrollo sano en lo físico, mental y espiritual tanto de los cónyuges como de los hijos. El Estado suscribirá a través de leyes, un contrato con las Familias bolivianas en el que se comprometerá a: Permitir la oración y rezos voluntarios en los colegios públicos y privados y proteger la libertad religiosa de los ciudadanos. La promoción de la abstinencia y el autocontrol como método de prevención del embarazo y la educación sexual. Reforzar los valores que se enseñan en los hogares y en las iglesias. Realizar consejería psicológica solamente con el consentimiento de los padres. Permitir que los padres tengan potestad sobre los contenidos de la enseñanza a sus niños y de elegir en que escuela o colegio quieren que estudien sus hijos. Respetar el derecho de los padres de dirigir la crianza de sus hijos. Legislar que las parejas con dos o más hijos de padres trabajadores que vivan bajo un mismo techo, tengan un 25 por ciento de reducción en sus impuestos al fisco. Garantizar y asegurar la vida humana de los niños concebidos que están en el vientre de la madre. Se considera vida humana a partir de la unión del huevo de la mujer con el espermatozoide del varón. Apoyar y ayudar a que las organizaciones caritativas y religiosas sin fines de lucro que apoyan a la familia y a los desamparados puedan operar a favor de la sociedad. El Estado protegerá la salud física, mental, espiritual y moral de los jóvenes desde los trece a los dieciocho años y defenderá sus derechos al hogar y a la educación escolarizada hasta el bachillerato y a su seguridad personal. El Estado invertirá en la juventud para su educación en todos sus niveles. En la educación superior a través de las universidades públicas y con igualdad de oportunidades a una educación en las transversales de la educación y la formación en valores; contribuirá a desarrollar sus aspiraciones culturales, musicales, folklóricas, matemáticas, científicas, tecnológicas, emprendedoras, intrapersonales, extrapersonales, física, etc., promoviendo actividades tendientes a su desarrollo integral y la construcción de infraestructura para la recreación deportiva, social y cultural de los mismos. El Estado garantizara la equidad de género tanto en el ambiente público como privado y los poderes del estado deberán considerar esta equidad a la hora de proponer legislación nacional para cualquiera de las áreas del quehacer nacional. Nuestro gobierno considera al aborto como algo ilegal y propone el castigo como un delito penal. El hombre que embarazaré a una mujer es corresponsable de la crianza y cuidado del hijo hasta los 18 años de edad. En mutuo acuerdo la pareja podrá dar a su hijo en adopción. El Estado patrocinará y apoyará las labores culturales, folklóricas y deportivas tendientes a promover nuestra cultura y nuestros valores tradiciones y el deporte como una forma de mantener un cuerpo sano en la población y las familias.

El estado prohibirá y restringirá la pornografía por cualquier medio televisivo, de revistas, periódicos, videos, CD´s, DVD´s, Internet, cable y otros. 3.9. Acciones en materia técnica, tecnológica y científica

Proponemos la educación dual que consiste en el desarrollo cognitivo combinado con la practica científica y tecnológica. Apoyamos las políticas de transferencia de tecnología que nos permita traer tecnología de los países más desarrollados, aprenderla y desarrollarla en nuestra nación. Apoyamos el proyecto de la “info-via” que desarrollará la salud, los ferrocarriles las redes comunicacionales, y de los canales de distribución a través de las redes tecnológicas de fibra óptica, satelitales, conexiones de internet, ADSL y radio. Apoyaremos el desarrollo de científico y tecnológico de desarrollo de software, desarrollo matemático, fabricación y ensamblado de tecnologías de punta y aprendizaje tecnológico a través de transferencia e investigación. Apoyaremos el desarrollo de doctores, profesores y científicos. El estado fomentará el desarrollo de la ciencia y la tecnología reduciendo la brecha digital e invirtiendo en áreas de investigación y capacitación para su desarrollo, los descubrimientos y las invenciones en todas las áreas científicas y principalmente en aquellas que hacen al sector productivo. El gas, petróleo, minerales y productos agrícolas deberán ser industrializados y exportados una vez alcanzado el valor agregado. 3.10. Acciones en materia de políticas sociales Apoyamos a que la sociedad civil (fundaciones, organizaciones no gubernamentales, asociaciones civiles, cívicas y sindicales, gremiales, iglesias, clubes y otras) se desarrolle para satisfacer las necesidades de la mujer, el desarrollo de padres responsables, la niñez en situaciones de desventaja, los ancianos, minusválidos, drogadictos, centros penitenciarios que practiquen la restauración y reconciliación de los individuos, la preservación y conservación de la naturaleza, la preservación de los animales y otras áreas que requieren de atención por parte de la sociedad civil. Apoyamos la preservación de la vida y la salud de los individuos. Entendemos la imperiosa necesidad de nutrición del ser humano primordialmente desde su concepción hasta sus tres años de edad que es el periodo en que se desarrolla plenamente su cerebro. Promovemos la salud mental, espiritual y física. La salud espiritual a través de una relación personal con Dios y con el hombre. La salud mental a través del desarrollo del conocimiento y el cuidado de los sentimientos. La salud física que requiere en cada ser humano una buena nutrición, un buen descanso y buenos ejercicios físicos. Impulsaremos el deporte profesional para alcanzar preseas internacionales en los campeonatos y olimpiadas mundiales. 3.11. a. Acciones en el ámbito del Desarrollo Humano La política de Desarrollo Humano tendrá como objetivo aumentar el acervo educativo de los bolivianos, el desarrollo de la salud, en particular, el desarrollo integral de los niños y el desarrollo emocional y espiritual..

b.

Se proclama que el gasto público en educación y salud debe servir a igualar las oportunidades rompiendo los efectos intergeracionales de la baja educación del medio familiar de muchos niños y niñas y los relativos a la nutrición. Se creará el Instituto de la Familia con los objetivos siguientes: i) Contribuir al desarrollo integral de niños y niñas, poniendo especial énfasis en el puerperio, nutrición y estimulación temprana, ii) Educar a la comunidad en tareas de prevención, defensa de la salud y erradicación de la violencia. Será una entidad descentralizada cuyo directorio estará conformado por representantes de los ministerios de salud y educación, de la asociación de municipios y de instituciones de la sociedad civil.

c.

d.

Una de las primeras medias que emitirá nuestro Gobierno es la de promover proyectos y recursos en favor de la infancia y juventud desprotegida, conformada por niños, niñas, jóvenes de y en la calle, huérfanos, mendigos, trabajadores, niños con necesidades educativas especiales, etc. Nuestro Gobierno hará de la infancia y la juventud una de sus prioridades. Se pondrá particular énfasis en políticas orientadas al desarrollo temprano de los niños. Todos los bolivianos juntos, mejoraremos la Educación. La política educativa se extenderá a acciones fuera del aula y la familia. El Estado garantizará que todos los niños asistan a los ciclos pre-básico, básico y terminen el bachillerato. Promoveremos la profesionalización de los jóvenes como una estrategia de desarrollo. Teniendo en cuenta que Bolivia ha logrado una alta cobertura escolar en el ciclo básico y que persiste la deserción de adolescentes en el ciclo secundario, se concentrarán los actuales incentivos a la escolaridad en esta última etapa de la enseñanza. Se fomentará la creación de internados gratuitos para jóvenes de áreas rurales. Elaboraremos políticas para la dignificación de los maestros y el fortalecimiento de su prestigio social y profesional. Se posesionará a la educación profesional y al conocimiento como uno de las prioridades del desarrollo; para ello, se establecerá incentivos económicos y sociales. Se desarrollará un sistema de acreditación de habilidades profesionales no adquiridas a través del sistema formal de enseñanza. En consenso con los Municipios, se promocionará centros de lectura en todo el país; se establecerá que todos los periódicos les distribuyan ejemplares gratuitos y que los municipios destinen una parte de su presupuesto a la compra obligatoria de libros nacionales. Desarrollaremos programas educativos para los adultos no escolarizados relativos al fortalecimiento de la lecto-escritura y a la educación ciudadana, cívica y a las diferentes estrategias para abordar los temas relativos a la consolidación y fortalecimiento de las familias y la sociedad. En consenso con las Universidades se impulsará una Reforma Universitaria orientada: i) A devolver a la sociedad en conocimientos las inversiones realizadas en las universidades, ii) Abrir canales de cooperación científica y técnica entre las Universidades, la Sociedad Civil y el Poder Ejecutivo, iii) Establecer un sistema nacional de medición de la calidad educativa. En consenso con las Universidades, se proporcionará becas de estudio completas a los mejores estudiantes de familias de escasos recursos. Lanzaremos la Revolución de la Salud. Aseguraremos el pleno desarrollo físico, intelectual y emocional de niños y jóvenes. Nos preocuparemos por la salud de

e.

f.

g.

h.

i.

j.

k.

l.

m.

n.

o.

los que requieren atención y cuidaremos de las personas ancianas y de aquellas que sufren de algún tipo de incapacidad. Se dará gran impulso a la erradicación de las grandes endemias (chagas, malaria, dengue, leshmaniasis, fiebre amarilla) con un enfoque de tratamiento integral (saneamiento, agua, medio ambiente, etc.) en coordinación con los municipios. p. Se pondrá énfasis en programas de educación para la salud dirigidos a los diferentes sectores de la población. Se restablecerá el principio de la gratuidad de la atención primaria y secundaria de la salud para toda la población. El tratamiento de diálisis será gratuito. En un plazo no mayor a los 5 años, se asegurará que todos los bolivianos tengan acceso a agua limpia y no contaminada. En consenso con los municipios, se establecerá que éstos deberán dedicar por lo menos 4 mil metros cuadrados por cada 10 mil habitantes a áreas deportivas, financiar escuelas públicas de las diferentes disciplinas deportivas y ofrecer cursos gratuitos de diferentes modalidades de gimnasia en plazas y parques. En consenso con las municipalidades, éstas propiciaran eventos artísticos y organizaran concursos en las diferentes disciplinas del arte. Apoyaremos al arte y a los artistas como políticas orientadas al desarrollo pleno de las capacidades humanas. Los espectáculos deportivos y artísticos contarán con el apoyo público para permitir su amplia difusión a lo largo y ancho del país. Proponemos un sistema de seguro social de largo plazo basado en 3 pilares: i) la bonificación universal, ii) el sistema solidario o de reparto, iii) el sistema de ahorro individual. Solucionaremos el grave problema del déficit de la seguridad social dejado por la capitalización de las empresas públicas. Defenderemos los derechos y la dignidad de las personas de tercera edad y de los jubilados. Se asegurará el derecho de los prisioneros a condiciones de vida en medio salubre, al acceso a los servicios de salud, a la intimidad, al derecho de visita y se promoverá cursos de capacitación para facilitar su inserción en la sociedad.

q.

r.

s.

t.

u.

v.

w.

x.

3.12. Acciones en materia de preservación del medio ambiente a. El Gobierno desarrollará políticas robustas de cuidado y preservación del medio ambiente. Se analizará nuevamente los posibles daños ecológicos que podría provocar en la biodiversidad del Pantanal el contrato de explotación de hierro en el Mutún. Antes de dar curso a la explotación de litio, Bolivia hará un análisis cuidadoso sobre su impacto en la biodiversidad del Salar de Uyuni. En un plazo no mayor a los cinco años, se procederá a la limpieza del Lago Titicaca y a la desviación de las aguas servidas vertidas en él.

b.

Se establecerá una nueva normativa destinada a preservar la naturaleza de la desforestación provocada por la tala de árboles en el oriente y norte del país. Se promoverá sistemas de eliminación de aguas servidas no contaminantes en las áreas urbana y rural. En consenso con los municipios, se promoverá mecanismos no contaminantes de reciclaje de la basura. Se adoptará estrictas normas medioambientales en lo referente a la emisión de gases por parte del parque automotor. De manera a disminuir el tráfico vial en las principales ciudades, se impondrá la obligación a los automotores privados de llevar por lo menos dos pasajeros. Se promoverá la construcción de ciclo vías y se promoverá el uso recreacional de la bicicleta. Se promoverá, desde el Estado, el transporte masivo de pasajeros buscando disminuir el consumo de energía y la contaminación. Se promoverá la producción de energías renovables: sol, viento, biomasa, geotermia, etc. Se adoptará estrictas reglas para la eliminación de residuos y desechos tóxicos en la actividad industrial y médica. En consenso con los municipios, se planteara medidas orientadas a preservar el derecho al sol en la construcción de edificios y viviendas y en los planes urbanísticos. Se estudiará la posibilidad de reconstituir un sistema de transporte por tren como alternativa al transporte carretero en una estrategia de preservación del medio ambiente. Para las ciudades, se estudiará la posibilidad de introducir el transporte por tranway. Se incluirá en los programas escolares módulos para fomentar en los niños el cuidado por el medio ambiente. Se establecerá un sistema de premios y de castigos (bonus y malus) para la actividad industrial en lo referente al cuidado del medio ambiente. Se pondrá énfasis en diseños urbanísticos que faciliten la adopción de las políticas anteriores.

c.

d.

e.

f.

g.

h.

i.

j.

k.

l.

3.13. Acciones en materia de política de defensa y las FF. AA. La política de defensa es el conjunto de principios y criterios con que el Estado concibe la Defensa Nacional con vistas a preservar la soberanía e integridad de nuestro territorio y lograr los objetivos nacionales y de gobierno que hace parte de nuestra oferta electoral. La política de defensa de nuestro Plan de Gobierno será una política de Estado que se funda en los valores, principios y tradiciones propios de Bolivia. En tanto política de Estado, exige estar por sobre el juego político contingente y trascender los proyectos y la acción de los sucesivos gobiernos del país.

Su permanencia en el tiempo será válida en la medida en que no varíen las condiciones que motivaron su formulación. Necesita tener suficiente dinamismo, de manera que pueda adaptarse a los cambios que ocurran en la situación internacional y que afecten a la Seguridad Nacional. Además, es preciso que sea concordante con el posicionamiento del país en el sistema internacional en razón de la participación de Bolivia en operaciones de mantenimiento de paz y en el nuevo enfoque de la seguridad cooperativa. (UNASUR). En su formulación considera la participación de todos los entes orgánicos del Estado que tienen responsabilidades directas en la defensa, destacándose el papel protagónico del Ministerio de Defensa y de las FF.AA., como asimismo del Ministerio de Relaciones Exteriores y de las Comisiones de Defensa de ambas cámaras del Poder Legislativo. Asegurará el máximo compromiso ciudadano con la política de defensa. Para esto requiere situarse plenamente dentro del marco jurídico institucional vigente en el país, así como reconocer y respetar los tratados y acuerdos internacionales incorporados a dicho marco, de manera que esté en posesión de la legitimidad propia de toda Política de Estado y que sea representativa del compromiso político que vincula al Estado con los ciudadanos nacionales y con la comunidad internacional FUNDAMENTO El fin último que orienta la política de defensa de nuestro futuro gobierno está contenido en los Objetivos Nacionales de nuestro proyecto nacional, en cuya consecución interviene todo el poder nacional. Su fuente es, principalmente, la situación político estratégica. Esta es la que establecerá, entre otros aspectos, los criterios para armonizar las acciones por ejecutar en los ámbitos del desarrollo y de la defensa tendientes a eliminar o atenuar las vulnerabilidades del país, de modo de alcanzar una condición que permita asegurar la consecución de los objetivos nacionales. La política de seguridad de consecuentemente ha identificado que vulnerabilidades serán enfrentadas mediante la defensa, las cuales figuran en la situación política estratégica. SITUACIÓN POLÍTICO-ESTRATÉGICA Bolivia desde el punto de vista de la defensa, seguridad y FF.AA, tiene los siguientes frentes. Frente interno, por la confrontación entre oriente y sur (media luna) con el occidente, el racismo profundizado y los conflictos sociales. Frente con riesgos la región del Chapare. Frente con riesgos los Yungas. Frente con riesgos El Alto Frente de Seguridad Ciudadana. Frentes constantes: Lucha contra la pobreza, contrabando y narcotráfico. Frente externo, el diferendo territorial con Chile, y la amenaza de conflicto por la explotación del agua del Silala, azufre, ulexita, bórax, etc. Participación en fuerzas multinacionales de mantenimiento de la paz. Lo más urgente y alarmante , por el peligro de disociación nacional y amenaza a la democracia e institucionalidad, esta dada por la confrontación oriente – occidente , la protesta social violenta, los fundamentalismos étnicos que amenazan la Unidad Nacional, debe ser enfrentado con mucha decisión .

El apoyo a la institucionalidad democrática por parte de las FF.AA. ha sido apreciada por la sociedad boliviana, sin embargo en los años del gobierno del MAS se ha criticado la “obsecuencia de las FF.AA. fortaleciendo con sus críticas el espíritu de cuerpo institucional contra sus detractores. Existe una falta de voluntad peligrosa en los bolivianos de las ciudades y áreas urbanas que con su indiferencia nos impide tomar acciones colectivas que nos permitan enfrentar políticamente la realidad actual de destrucción del Estado Republicano. En medio de la crisis que estamos viviendo nada es más importante que iniciar un profundo proceso de reflexión y dialogo que nos permita comprender las enormes posibilidades que tenemos como sociedad organizada en la dinámica de una nueva era. Para contribuir a atenuar los efectos de catástrofes naturales y para apoyar la proyección de Bolivia en el exterior, incluyendo las Operaciones de Mantenimiento de la Paz y la cooperación internacional en el ámbito de la defensa. Estas orientaciones están dirigidas al Poder Nacional como un todo y no a las FF.AA. en exclusiva. Para ellas debe elaborarse, a partir de la Política de Defensa, una Política Militar, donde se impartan criterios de aplicación específica para los tres componentes de las Fuerzas Armadas. El alarmante diagnóstico de la situación institucional en todos los campos agravado , por un entorno coyuntural nacional e internacional adverso a las FF.AA. que empieza a exigir su reestructuración y lo que es peor su proscripción, nos motiva a expresar en este plan de gobierno que si a eso se suma un diagnóstico de la inviabilidad de países con poco peso específico económico y político en un mundo globalizado debemos relacionar la pervivencia de la Institución con la pervivencia de la Patria. MARCO DE REFERENCIA La Política de Defensa de Bolivia, en el plano político-estratégico, será de carácter eminentemente disuasivo y su orientación fundamental defensiva. Se enmarcará dentro de los siguientes principios generales: A. Alcanzar los Objetivos Nacionales con el mejor aprovechamiento de lo que el país posee, considerando que Bolivia no abriga propósitos agresivos contra ninguna Nación, sin descuidar las reivindicaciones territoriales en el ámbito vecinal. Proteger a su población, defender sus intereses nacionales, salvaguardar su independencia política, su soberanía nacional, su integridad territorial y preservar sus recursos naturales de carácter estratégico. Estructurar un Poder Nacional homogéneo y consistente, en el que la capacidad militar guarde proporción y congruencia con el resto de las capacidades Nacionales. Esto significa evitar un poder excesivo en relación a ellas, así como un poder militar insuficiente que no justifique su existencia como factor disuasivo y de apoyo a la política exterior.

B.

C.

Incrementar el Poder Nacional a mediano plazo y en particular, su potencial bélico, para su defensa y el resguardo de los recursos naturales, frente a amenazas externas. Fomentar el compromiso ciudadano con la Seguridad y Defensa Nacional, contemplando, entre otros objetivos, las previsiones necesarias para la prestación del Servicio Militar Obligatorio. Contribuir a la defensa y promoción de la paz internacional, de acuerdo con el Interés Nacional. Contribuir con la Seguridad y Defensa Interna, referida a contra subversión, sabotaje , terrorismo, narcotráfico.

D.

E.

F.

La disuasión es un efecto que las FF.AA. de Bolivia deben incrementar para lograr que la percepción adversaria acerca de la fortaleza de las capacidades que el país posee y de la voluntad política de éste para emplear el Poder Militar en resguardo de su Interés y recursos nacionales. Es, por tanto, un efecto producido por el adecuado equilibrio entre el desarrollo y la defensa del país, pero que, además, exige hacer creíble su voluntad y capacidad de emplear la fuerza militar si fuera necesario. Esto es lo que se conoce como la "credibilidad del disuasor". La presencia de una fuerza militar convenientemente organizada, equipada y entrenada, unida a la credibilidad que se proyecte a un eventual adversario en cuanto a su empleo, son aspectos consubstanciales a la disuasión. Por lo mismo, ella no se limita sólo a la opción defensiva en la alternativa estratégica entre ella y la opción ofensiva. La disuasión pretende desanimar lo más anticipadamente posible cualquier intención adversaria de interferir contra los intereses vitales propios, representando que el costo a pagar será más alto que los beneficios por obtener. La mera opción defensiva, por tenaz que sea el esfuerzo por defenderse, puede ser insuficiente para disuadir a un adversario obcecado. Resulta importante no confundir la esencia del mecanismo de la disuasión con el carácter de una Política de Defensa. En nuestro caso, Bolivia debe tiene una Política implícita de Defensa. Pero, a la vez, basar el dispositivo de defensa en el empleo disuasivo de sus Fuerzas Armadas, en particular, y de su Poder Nacional, en general. En cuanto al empleo de las FF.AA. en apoyo a la Policía Nacional depende de cuándo son sobrepasadas La apreciación y determinación de esta situación la adoptan los órganos constitucionales (Congreso Nacional o Consejo Supremo de Seguridad y Defensa Nacional) al aprobar los estados de excepción constitucionales. Política militar Las orientaciones generales a las FF.AA. respecto a cómo se concretarán las normas propiamente militares que se derivan de la política de defensa son las siguientes:

Precautelar los recursos naturales estratégicos incrementando el Potencial Militar. Constituirse en Fuerzas. Armadas con poder de disuasión incrementada. Disponer de un sistema de fuerzas acordes con las necesidades de Seguridad y Defensa Nacional. Diversificar del rol de las FF.AA. en el contexto de la democracia boliviana. Apoyar al Estado en el desarrollo humano con la participación del personal de cuadros y tropa. Distribución del territorio nacional por áreas estratégicas. Disponer de Unidad de Doctrina Estratégica Nacional. Mantener a las FF.AA. y Policía bajo un solo Mando, regidos por leyes y reglamentos militares, conforme a las necesidades de Seguridad y Defensa Nacional externa e interna respectivamente. El Estado destinará el 5% de los fondos provenientes de los procesos de cadena productiva del petróleo, gas y minerales en Bolivia a la Modernización y Potenciamiento de las FF.AA. de la Nación a través de la creación de un Fondo para la Defensa Nacional destinado al desarrollo de armamento, equipamiento, infraestructura, entrenamiento y mejoramiento integral de las condiciones económicas y sociales de la familia militar. Disponer de Comandos de Áreas Estratégicas Unificados especializados y prácticos, con capacidad de traspasar del tiempo de paz al de guerra sin traumas.

ESTRATEGIAS PARA LA POLÍTICA MILITAR A. Aprobación de la Ley de Seguridad y Defensa Nacional que contiene los estados de excepción donde actúan legalmente las FF.AA. y la Justicia Militar .es adecuada y modernizada en relación a las reformas de la justicia boliviana y el orden jurídico internacional. Optimizar el funcionamiento y eficiencia del Sistema de Defensa Nacional. Aprobación de la ley de COSSMIL propuesta por la institución armada. Nuevo despliegue del sistema de fuerzas por Áreas Estratégicas. Responsabilidad de las FF.AA. en la protección de recursos mineralógicos, energéticos, hídricos y otros de orden estratégico. Mayor dependencia de la Policía Nacional de las FF.AA. en tareas de Seguridad y Defensa Interna, bajo leyes y reglamentos militares con instrucción especializada de acuerdo a su misión específica.

B. C. D. E.

F.

G.

Asignación de Porcentaje a las FF.AA. del 1 % por la explotación y venta de recursos estratégicos para incrementar el potencial militar y garantizar la Seguridad y Defensa Nacional. Especialización de cuadros en las FF.AA. por áreas estratégicas para el cumplimiento de misiones de Seguridad Ciudadana con equipamiento (antimotines) y entrenamiento adecuado. Desarrollo Humano Integral del personal de Tropa en las FF.AA. con capacitación especializada para desarrollar áreas estratégicas mediante intercambio de servicios con empresas que operan en cada Áreas Estratégicas (Minería, Agricultura, Ganadería, Hidrocarburos, Protección del medio ambiente , Protección de recursos forestales, Sanidad Operativa, Veterinaria, Agropecuaria, y otros de interés de la área o zona a desarrollar). Realización de programas de acción cívica con el Servicio Premilitar y capacitación en desastres naturales y protección del medio ambiente paralelo a la instrucción militar especializada. Preservación del Servicio Militar Obligatorio como fuerza de disuasión permanente. Creación de fabricas militares para el aprovechamiento de recursos estratégicos en la industria bélica con asesoramiento extranjero mediante el intercambio de tecnología por materia prima. La Institución Militar de nuestro país debe tender a la expansión del patrimonio Institucional, tanto en bienes muebles como inmuebles.(Plan nacional de vivienda militar)

H.

I.

J.

K.
L.

M.

3.14. Acciones en materia internacional a. Todos los bolivianos juntos construiremos un Estado Digno para que la presencia de Bolivia en el contexto internacional implique entendimiento y concertación y no la sumisión grotesca que sufrimos en permanencia. En todos los foros internacionales Bolivia defenderá la paz y la no intervención. Se reposicionará el tema marítimo en negociaciones multilaterales y se convocará a expertos para sugerir soluciones para poner punto final al problema marítimo. Plantearemos en todos los organismos internacionales el pago del 100% por el uso de las aguas del Silala, y cualquier tipo de convenio con la República de Chile deberá ser homologado por un referéndum nacional. Lucharemos para crear condiciones de apertura comercial en condiciones equidad.

b. c.

d.

e.

f.

Propulsaremos la integración regional. Se fortalecerá la participación de Bolivia en la CAN y en el MERCOSUR. Se reiniciará las negociaciones conducentes a la extensión del ATPDEA y las negociaciones relativas a los acuerdos de libre comercio con la Unión Europea y los Estados Unidos. El principio que sostenemos es que Bolivia debe participar en todas las negociaciones y negociar hasta llegar a satisfacer las aspiraciones nacionales o, en su defecto, retirarse de ellas. Se impulsará el comercio exterior a través de embajadas y consulados. Se recompondrá las relaciones diplomáticas con el Perú, Colombia, los Estados Unidos y la Unión Europea, deterioradas por el gobierno actual por razones

g.

h. i.

3.15. Acciones en política cultural a. Somos una nación pluricultural y multilingüe, indígena y mestiza, que necesita pasar del reconocimiento de la diversidad cultural a la acción intercultural. b. No se puede desconocer el aporte de cada una de las culturas que hacen a la gran nación boliviana, aporte que se traduce en mosaicos culturales que conforman el gran mural de la cultura boliviana. c. Nuestra diversidad cultural debería ser nuestro mayor capital social y humano para enfrentar los desafíos de la globalización con una identidad nacional fuerte y generosa. Bolivia, septiembre de 2009.