Consecuencias de la salida de un país del euro

ABEL GARCÍA GARCÍA Junio de 2012

En el presente trabajo se indaga sobre las posibles consecuencias de la salida de un país de la divisa euro: contracción aún mayor de la economía, devaluación de la nueva moneda, inflación, más pérdida de confianza de los mercados internacionales, encarecimiento del crédito, fuga de capitales, cancelación de proyectos de inversión extranjera directa, ruptura de relaciones diplomáticas y económicas y el contagio de la crisis.

Consecuencias de la salida de un país del euro

INDICE 1. 2.
2.1 2.2

Introducción ............................................................................................................. 3 Una visión general de la crisis del euro ................................................................. 4
Antecedentes ........................................................................................................................4 Raíces de la crisis .................................................................................................................5

3.
3.1 3.2 3.3 3.4 3.5 3.6 3.7 3.8

Consecuencias para el país que sale del euro ...................................................... 8
Contracción de la economía ................................................................................................8 Devaluación ...........................................................................................................................9 Inflación .............................................................................................................................. 10 Pérdida de confianza ......................................................................................................... 11 Encarecimiento de la deuda ............................................................................................. 11 Fuga de capitales ............................................................................................................... 13 Deslocalización productiva .............................................................................................. 13 Ruptura de relaciones ....................................................................................................... 13

4.
4.1 4.2 4.3 4.4

Consecuencias para otros países ........................................................................ 14
Contagio y crisis financiera global .................................................................................. 14 Default ................................................................................................................................. 15 Caída de los flujos comerciales ....................................................................................... 15 Riesgo político ................................................................................................................... 16

5. 6.

Conclusiones ......................................................................................................... 16 Bibliografía ............................................................................................................. 17

A. García García

Página 2

Consecuencias de la salida de un país del euro

1 . Introducción
La crisis del euro es cada vez más seria. Los distintos países periféricos (como Grecia y Portugal) y otros que no lo son tanto (como Italia y España) sufren los embates de la especulación y la crisis de confianza. Carmen Alcaide, para el caso de España, dice que “ primero, el Gobierno socialista negó la crisis; después la aceptó, y comenzaron las explicaciones en base al sistema financiero internacional y a la burbuja inmobiliaria en España, pero se aseguró la existencia de una fuerte solvencia en el sistema financiero español. Más tarde, el Gobierno, junto al PP, se comprometió en Europa con el pacto fiscal, admitió la necesidad de reformas y las comenzó junto a algunos recortes del gasto público, aunque de manera insuficiente. Mientras tanto, la desconfianza aumentaba y la prima de riesgo llegaba a límites peligrosos, hasta que el Banco Central Europeo (BCE) ayudó con sus declaraciones y comprando deuda española en el mercado secundario.

Cuando el PP ganó las elecciones, España ya se había comprometido a reducir el déficit público, y el nuevo Gobierno comenzó a introducir paulatinamente aumentos de impuestos, nuevas reformas y recortes en el gasto público, esperando recuperar la confianza de los mercados sin conseguirlo. Mientras tanto, las protestas de los ciudadanos y los sindicatos se han multiplicado. El nuevo detonante ha sido la necesaria nacionalización de Bankia (todavía sin concretar), un antes y un después en la reforma del sistema financiero, que está en proceso de conocer la verdadera situación de sus balances.

Ahora nos encontramos con una economía en recesión, con un consumo y una inversión muy débiles, que reducen la recaudación de impuestos, un nivel de paro cada vez más insostenible, que detrae cada vez más el consumo, y unas reformas económicas sin terminar. Faltan la gran reforma de las Administraciones públicas y especialmente una reforma financiera, cuyo alcance todavía presenta suficientes dudas hasta que sea del todo diagnosticado y se tomen las decisiones oportunas con los bancos y cajas que no puedan realizar su propia capitalización y necesiten de ayudas públicas del FROB español y/o del fondo de rescate de la Unión Europea para sanear su situación” . ¿Cuál será el desenlace de todo esto? En el presente trabajo indagamos sobre las posibles consecuencias de la salida de un país de la divisa euro (uno de los posibles desenlaces,
1

1

Carmen Alcaide. La solución está en Europa. Publicado en El País de España. http://economia.elpais.com/economia/2012/05/25/actualidad/1337959558_114590.html?goback=%2Egde_678567_member_ 118879483 (28/05/2012)

A. García García

Página 3

Consecuencias de la salida de un país del euro

quizá el más temible de todos), las que podrían ir desde una contracción aún mayor de la economía, devaluación de la nueva moneda, inflación, pérdida mayor de confianza por parte de los mercados internacionales, instituciones y otras naciones, encarecimiento del crédito, fuga de capitales, cancelación de proyectos de inversión extranjera directa, ruptura de relaciones del país con sus contrapartes de la zona euro y, especialmente, el muy temido contagio a los países de la eurozona en primera instancia, y al mundo entero al final.

2 . Una visión general de la crisis del euro
2.1 Antecedentes2
Los problemas en Europa comenzaron cuando la crisis sub-prime provocó un agotamiento de su crédito interno. El inmediato credit crunch se expandió desde el sector financiero hasta los sectores reales más sensibles: el empresarial e inmobiliario, con efectos devastadores para la vida de los ciudadanos en todo el continente, que persisten hasta hoy y amenazan con quedarse hasta el mediano plazo.
3

El primer signo real de la crisis se manifestó en agosto de 2007, cuando el banco de inversión francés BNP Paribas interrumpió la retirada de efectivo de sus fondos debido a que no era capaz de valorar equilibradamente sus activos. El Banco Central Europeo respondió rápidamente, inyectando 95 mil millones de euros al mercado bancario para mejorar la liquidez. Fue la primera de una serie de inyecciones de efectivo a gran escala orientadas a evitar que los bancos paralizasen su operativa.

2

Este

punto

se

basa

en

lo

comentado

en

eu4journalsit.

http://www.eu4journalists.eu/index.php/dossiers/spanish/C95 (28/05/2012)
3 En Estados Unidos, el mercado hipotecario sub-prime creció vertiginosamente en la primera década del siglo XXI. La expansión del fenómeno sub-prime coincidió con una ola de innovación en el mercado de titulizaciones, diseñada para diversificar y reducir riesgos. Una consecuencia de esto es que la deuda de las contrapartidas sub-primes penetró en los puntos más lejanos del sistema financiero mundial cuando inversionistas de todo el orbe adquirieron títulos que tenían deuda sub-prime como subyacente. Los problemas comenzaron en 2006: mientras los intereses bancarios aumentaban y el precio de las casas bajaba, los inclumplimientos en los préstamos subprime crecieron a niveles récord. De inmediato, inmumerables inversores en todo el mundo se vieron afectados. El pánico cundió al hacerse obvio que nadie conocía la

A. García García

Página 4

Consecuencias de la salida de un país del euro

En septiembre de 2007, el prestamista hipotecario británico Northern Rock fue forzado a buscar fondos de emergencia del Banco de Inglaterra. El rescate financiero fue notable y provocó el retiro de más de dos mil millones de euros en pocos días por parte de los clientes. Para calmar el pánico, el gobierno del Reino Unido decidió garantizar los depósitos. Durante el resto de 2007 y la primera mitad de 2008, los políticos parecían convencidos de que la economía de la UE no sufriría demasiados daños. Sin embargo, el derrumbe del banco estadounidense de inversiones Lehman Brothers en septiembre de 2008 condujo la crisis hacia un panorama completamente nuevo y mucho más oscuro. Con la confianza global en caída libre, se sucedieron una serie de compras y rescates financieros de bancos, prestamistas de hipotecas y compañías de seguros en Estados Unidos y Europa. Los fondos cayeron en picado mientras el sistema financiero mundial coqueteaba con el colapso.

Para finales de 2008, la perspectiva económica de la UE en su conjunto se había ensombrecido considerablemente. En noviembre de 2008, las cifras de Eurostat revelaban que la zona del euro y la UE habían entrado en recesión –entendida como dos trimestres consecutivos de contracción económica- en el tercer trimestre de 2008. En primavera de 2009 estaba claro que la UE se enfrentaba a un largo y lento camino de recuperación. La profundidad y magnitud de la recesión ha reavivado el debate ideológico sobre el futuro económico de Europa, poniendo en evidencia el denominado modelo de capitalismo anglosajón del laissez-faire. Las grandes preguntas que se están formulando ahora se centran en temas como el papel del Estado, los mercados de trabajo y los sistemas de bienestar. Las medidas políticas podrían estar dirigiéndose ahora en favor del modelo de economía social de mercado propugnado por países como Francia y Alemania aunque, a ciencia cierta, nadie lo sabe.

2.2 Raíces de la crisis4
¿Por qué es tan difícil superar la actual crisis? La respuesta, en resumen, es que la zona euro tiene problemas muy arraigados y hasta la fecha no se ha ofrecido solución alguna para los más acuciantes. Z. Darvas se plantea nueve cuestiones al respecto. En primer lugar, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento fracasó, cosa que trajo consigo una gran deuda pública en Grecia e Italia al inicio de la crisis. Los recientes acuerdos intentan solucionar este problema con férreas

fuente o el valor de su inversión y los bancos se volvieron reacios al préstamo. Un sistema diseñado para diversificar el riesgo había servido para camuflar su alcance y ubicación. 4 Este punto se basa en lo comentado por Z. Darvas en blogs/noticias/3671107/01/12/Las-10-raices-de-la-crisis-de-euro.html (28/05/2012) http://www.eleconomista.es/opinion-

A. García García

Página 5

Consecuencias de la salida de un país del euro

normas fiscales consagradas en las constituciones nacionales y un tratado intergubernamental con sanciones casi automáticas. Estas normas, de implementarse, podrían ayudar cuando la actual crisis se haya solucionado, pero no bastan para resolver las preocupaciones de la crisis.

En segundo lugar, sólo se fijaban en la disciplina de las cuentas de los Estados, y por tanto no se controló el comportamiento del sector privado . Esto tuvo como resultado un auge insostenible del crédito y la vivienda en países como Irlanda y España, y la emergencia de desequilibrios estructurales, como elevados déficits por cuenta corriente y una competitividad erosionada. En tercer lugar, no hubo mecanismos adecuados para fomentar el ajuste estructural. Algunos países, como Alemania, lograron ajustarse por sí mismos dentro de la zona euro (es decir, la competitividad de Alemania ha mejorado considerablemente en los últimos 15 años); pero otros, como Italia y Portugal, no lo lograron.

En cuarto lugar, no había ningún mecanismo para resolver la crisis para los países de la zona euro y, por consiguiente, la crisis del euro llegó por sorpresa sin que hubiera ninguna pista de qué hacer. Se tomaron algunas medidas temporales para los Estados que tenían problemas: préstamos bilaterales de socios de la zona euro para Grecia y el establecimiento de dos mecanismos de financiación: el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF). En quinto lugar, los sistemas de toma de decisiones de los bancos nacionales y la gran predisposición a la tenencia bancaria de bonos del Estado supone que haya una correlación letal entre la crisis bancaria y la de deuda soberana. Cuando un Gobierno tiene problemas, también los tiene el sistema bancario del país (Grecia), y viceversa (Irlanda). La mejor forma de abordar este problema es una federación bancaria en la que se centralice la toma de decisiones bancarias y la garantía de depósitos, algo que también exigiría la centralización de la regulación y la supervisión. Un eurobono, es decir, la concentración de las emisiones de títulos soberanos en un título común respecto del cual los países participantes son responsables solidarios, contribuiría a romper este vínculo letal. Pero los eurobonos exigirían una unión política mucho más fuerte entre los Estados miembros, cosa que aún no parece no estar en la agenda de los políticos.

En sexto lugar, la estricta financiación no monetaria del Banco Central Europeo/Eurosistema hace que los Gobiernos de la eurozona tomen fondos a préstamo como si lo estuvieran haciendo en una divisa extranjera. Esto es así porque, en principio, un banco central puede actuar como prestamista de último recurso para el Estado; es decir, imprimir dinero y comprar

A. García García

Página 6

Consecuencias de la salida de un país del euro

bonos del Estado (como hicieron la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra o el Banco de Japón durante la crisis). Aunque el BCE tiene un programa de este tipo, es extremadamente reacio a hacerlo y dice (hasta ahora) que estas operaciones se mantendrán limitadas. La falta de un prestamista de último recurso para los Estados no es un gran problema cuando hay poca deuda. El remedio para este problema está claro: establecer una unión política y fiscal más fuerte que pueda proporcionar las bases para cambiar las leyes del BCE. En tal caso, no es necesario que el emisor compre más bonos del Estado, ya que simplemente ayudaría con indicar que podría comprarlos.

En sétimo lugar, existe una espiral a la baja en los países en proceso de ajuste; es decir, el ajuste fiscal desemboca en una economía más débil, y con ello en menores ingresos públicos y más necesidades de ajuste fiscal . Es extremadamente difícil romper este círculo vicioso sin haber una divisa independiente. En EEUU, los estabilizadores automáticos, como el seguro de desempleo, son responsabilidad del Gobierno federal, que también invierte más en Estados con problemas, pero en Europa no se cuenta con instrumentos que puedan desempeñar papeles similares y no se habla de ellos. En octavo lugar, hay un ciclo negativo de retroalimentación entre la crisis y el crecimiento, no sólo en los países del sur de Europa en proceso de ajuste, sino en todos los países de la zona euro . Las limitaciones de financiación del sector bancario, los crecientes riesgos crediticios para los bancos debido a la debilidad de las perspectivas económicas, y los esfuerzos para elevar los cocientes de capital de los bancos pueden desembocar en una reducción de la oferta de crédito. Y la reducción de la disponibilidad del crédito amortiguaría aún más el crecimiento económico. Sin soluciones efectivas para gestionar la crisis, no es probable que el crecimiento vuelva en el corto y medio plazo.

Por último, en noveno lugar, la actual crisis no es simplemente una crisis bancaria y de la deuda soberana, sino también una crisis de tipo de gobierno. La respuesta de los legisladores europeos ha sido dispersa, inadecuada y tardía, y con ello han perdido la confianza respecto a su capacidad de resolver la crisis. Algunos observadores han llegado a la conclusión de que acordar una solución completa está técnica y políticamente fuera de su alcance. ¿Cuál es el panorama a falta de un paquete verdaderamente completo?

A. García García

Página 7

Consecuencias de la salida de un país del euro

3 . Consecuencias para el país que sale del euro
¿Por qué un país decidiría salir del euro? Santiago Calvo dice que “ el principal incentivo de dicha decisión sería la recuperación del control de la política monetaria y cambiaria, al mismo tiempo que la capacidad para determinar la tasa de interés. A partir de la recuperación de las funciones intrínsecas a un Banco Central Nacional, se derivan dos consecuencias no menores, que refuerzan la elección de esta opción. La primera de ellas radica en la capacidad de monetización que adquieren los gobiernos. Ello permitía cancelar sus deudas a partir de la creación de dinero, aunque dicha política esté indisolublemente atada a un aumento de la inflación. La segunda de ellas, es que la nueva moneda puede ser devaluada, obteniendo con ello mayor competitividad en sus economías a partir de una mejora en los términos de intercambio.”
5

No hay respuesta clara respecto a las consecuencias que sufrirá el país que decida salir del euro. Cualquier especulación o teorización al respecto, se hace teniendo en cuenta que no tenemos un antecedente de una crisis de esta magnitud. Lo más cercano es, definitivamente, la crisis argentina de 2001, pero la situación actual tiene muchas diferencias respecto al corralito gaucho. Basados en esa experiencia, los expertos plantean las siguientes consecuencias para un país que saldría de la zona euro.

3.1 Contracción de la economía
Si un país decide salir del bloque euro es porque, de por sí, ya estará en grave crisis económica. Seguramente el país vendría de una larga secuencia de políticas que alientan la austeridad fiscal (con su correspondiente efecto en el producto bruto interno y el crecimiento económico de corto y medio plazo), y alguna crisis adicional (la burbuja inmobiliaria reventada en España, la crisis financiera irlandesa, o el extraordinario nivel de deuda griego) sumados al encarecimiento del financiamiento público y privado debido a la percepción negativa de los prestamistas. Salir del bloque agravará todas estas patologías, retrasando la reactivación económica, y aumentando dramáticamente el desempleo. En el corto plazo, desaparecerán las inversiones y caerán las exportaciones debido a la salida del bloque europeo. Por lo tanto, el país se empobrecerá

5 Calvo, Santiago. Hacia una nueva fase del euro. Buenos Aires: Grupo de Estudios Internacionales Contemporáneos, 2012. www.geic.com.ar (28/05/2012)

A. García García

Página 8

Consecuencias de la salida de un país del euro

fuertemente, aumentará la desigualdad, y los conflictos sociales se multiplicarán, generando inestabilidad política y convulsión interna.

3.2 Devaluación
Una vez que un país salga del euro e imprima su propia moneda, lo primero que hará será devaluar con el fin de ganar competitividad respecto a los otros países . Inmediatamente habrá una pérdida de confianza por parte de los agentes económicos internacionales para con el país en cuestión. Aumentará instantáneamente el riesgo cambiario y, como comentaremos en el punto siguiente, se agudizarán las presiones inflacionarias.
6

La gran pregunta es: ¿Quién pagará los costos de la devaluación? ¿El Estado? ¿Los bancos? ¿La gente? Definitivamente es algo incierto, pero es claro que los depositantes en los bancos pagarán parte del costo si se repite la experiencia del “corralito” argentino. Por otro lado, c omo no habría un efecto por el lado de la competitividad en el corto plazo, es muy probable que el país intente mejorarla por el otro conducto: ajuste interno de precios y salarios. Respecto a esto último, Xavier Sala-i-Martín dice que “…si se reintroduce la peseta y se devalúa un 35%, los salarios reales de los trabajadores españoles (y de todos los que participen de la nueva moneda) bajarán un 35%. La devaluación monetaria es equivalente a la devaluación interna que los trabajadores quieren evitar. Lo que pasaría con la devaluación de la peseta es que el coste de comprar productos extranjeros, aumentaría un 35%. Por tanto, el salario NOMINAL del trabajador no bajaría, pero cuando fuera a comprar cosas, serían un 35% más caras y, por lo tanto, su poder adquisitivo REAL bajaría exactamente igual que si le bajan el salario y la moneda no se deprecia. Es más, las empresas exportadoras podrían vender sus productos en el extranjero para que la moneda barata les haría competitivos, pero TODAS LAS EMPRESAS QUE PARA PRODUCIR DEBEN COMPRAR INPUTS EN EL EXTRANJERO (como por ejemplo, petróleo, u ordenadores, o maquinaria), verían como sus costes aumentan un 35%, se verían obligadas a repercutirlo en sus precios, lo que también contribuiría a bajar el poder adquisitivo de los trabajadores ”
7

6

Aunque puede suponerse que en el corto plazo el aumento de la competitividad no tendrá mucho efecto por la especial composición de la balanza comercial que tienen los países europeos.
7

Xavier Sala-i-Martin. Singulares en el canal 33: el problema de la hiperinflación. http://www.salaimartin.com/randomthoughts/item/301-singulars-al-canal-33-el-problema-%C3%A9s-lahiperinflaci%C3%B3.html Original en catalán, traducido con Google Traslator y adaptado por los autores del presente trabajo (28/05/2012)

A. García García

Página 9

Consecuencias de la salida de un país del euro

3.3 Inflación
Es conocido que la devaluación y la inflación van de la mano. El país que salga del euro seguramente tendrá un algo déficit fiscal, el que ahora será combatido mediante el «impuesto inflación» (léase: maquinita, en lenguaje peruano). Al respecto, Xavier Sala-i-Martín dice que “cuando un país tiene moneda propia y el gobierno mantiene un déficit fiscal estratosférico, comienza a imprimir dinero para pagar las facturas. Y esto causa inflación. Y si sigue imprimiendo dinero, la inflación se cronifica y puede acabar en hiperinflación…la misma Argentina sufrió una hiperinflación en los ochenta que acabó con la destrucción de la moneda y la introducción del austral. De hecho fue aquella hiperinflación la que llevó a ligar la moneda al dólar. Bolivia tuvo una inflación que llegó al 25.000% en 1985 porque el gobierno tenía un déficit elevado. En Brasil pasó de lo mismo. Y en Bosnia, y Ucrania, y en Grecia y en tantos otros países, el Perú entre ellos.

Jon Tepper habló de 69 episodios de monedas únicas que se habían separad. Uno de los que mencionó específicamente es la desintegración del imperio austro-húngaro después de la Primera Guerra Mundial (Tratado de Versalles) y cómo se introdujeron diferentes monedas en Alemania, Polonia, Austria, Hungría, Yugoslavia, etc. Lo que no explicó es que en los años que siguieron a esta desintegración todos estos países sufrieron el peor episodio de hiperinflación que nunca ha visto el planeta tierra. Por ejemplo, en enero de 1921, el diario en Alemania costaba 0,3 marcos. Un año y medio más tarde, costaba 70 MILLONES de marcos. La causa de esta hiperinflación es que todos los países nuevos, con sus monedas nuevas se dedicaron a imprimir dinero para financiar los déficits de sus gobiernos (y en este caso, los déficits estaban forzados por el tratado de Versalles que puso fin a la Primera Guerra Mundial y que obligaba a los perdedores -es decir, los herederos del imperio austro-húngaro- a pagar reparaciones a los ganadores de la guerra).

El problema de las inflaciones y las hiperinflaciones es que llega un momento que hay que detenerlas. Y cuando esto ocurre, la crisis económica que se crea es muy grande. Por lo tanto, mirar las tasas de crecimiento de después de las devaluaciones e ignorar los efectos devastadores posteriores puede llevarnos a decidir salir del euro demasiado alegremente sin prever las verdaderas consecuencias”
8

8

Xavier Sala-i-Martín. Ibid.

A. García García

Página 10

Consecuencias de la salida de un país del euro

3.4 Pérdida de confianza
El mercado ha esperado que la zona euro se mantenga, y los gobiernos europeos han apostado por el fomento de la confianza mediante férreas políticas de austeridad con el fin de mostrar a los inversores que los países en crisis están tomando medidas serias para solucionar el déficit estructural. Si un país sale del bloque, la pérdida de confianza vendrá del lado de los gobiernos, organismos internacionales, inversores internacionales y las empresas . De inmediato, la prima de riesgo del país se incrementará enormemente de manera, lo que provocará un aumento del costo de financiación del país, lo que presionará hacia el incremento de las tasas internas, con el respectivo efecto en la economía real: más combustible para la recesión.

3.5 Encarecimiento de la deuda
Las deudas en este momento están en euros . Se transformarían a la nueva divisa, pero de inmediato habrá devaluación, lo que encarecerá los nuevos euros que se necesitarán para pagar las viejas deudas en euros. Este es un problema para las contrapartidas del país que tienen deudas con agentes del exterior. Para ellas, el riesgo de bancarrota generalizada es enorme, y los que prestaron en euros tendrán grandes pérdidas. Dependiendo del tamaño del país que abandone el euro, es muy posible que se dé una crisis bancaria. Este incremento del riesgo crediticio encarecerá rápidamente la deuda de los agentes del país con contrapartidas internacionales.

Elaboración propia

A. García García

Página 11

Consecuencias de la salida de un país del euro

La financiación externa no estaría disponible en el corto plazo. Los bancos, con casi seguros apremios de liquidez, tendrán problemas. Por todo ello, las tasas serán presionadas al alza, con el obvio efecto en la economía.

El corralito es una posibilidad latente en el escenario de salida del euro. José Manuel Lasierra dice, para el caso de Grecia, que “"de entrada va a vivir un corralito… Es decir, el Gobierno dictaría una norma prohibiendo primero que los griegos puedan seguir sacando sus depósitos de los bancos (ya han retirado un 12% de ellos para ponerlos a buen recaudo, bajo el colchón y, el que puede, en el extranjero). Y, segundo, permitiendo al Estado apropiarse de una buena parte de los ahorros que aún queden en los bancos y delimitando la cuantía de la que los griegos podrán disponer.

A continuación, deberá emitir una moneda (¿el viejo dracma?) muy devaluada, es decir cuyo valor será muy inferior al que ahora tiene la moneda que debe sustituir, el euro. Más aún, la inflación se disparará, así que, cuando por fin los griegos puedan acceder al dinero que el Estado les haya dejado en el banco, se encontrarán con que cuenta con un poder de compra muchísimo menor del que tenían cuando lo ingresaron. En otras palabras, se habrán empobrecido a marchas forzadas… Primero, con sucesivas devaluaciones que redujeran el nivel de su deuda. Segundo, abandonando definitivamente la UE. Sólo así podrían cerrar sus fronteras a la libre importación de sus mercancías, imponer aranceles y evitar que su déficit comercial se disparara aún más por la pérdida de valor de su nueva moneda.

Eso sí, con el crédito cerrado a cal y canto para el Estado y sus bancos, que ya no contarían con posibilidad de acudir a la liquidez del Banco Central Europeo, muchas de sus empresas y ciudadanos pasarían a ser insolventes. El país quedaría temporalmente paralizado. De hecho, en Islandia el consumo cayó de golpe un 25% tras su suspensión de pagos. Y eso que es un país de sólo 200.000 habitantes, y no de más de 11 millones, como Grecia”
9

9

http://www.publico.es/dinero/405316/el-camino-al-dracma-tiene-parada-en-el-corralito (28/05/2012)

A. García García

Página 12

Consecuencias de la salida de un país del euro

3.6 Fuga de capitales
El cambio de divisa provocará una inmediata fuga de capitales. Loa agentes extranjeros que anticipen la medida del gobierno sacarán sus fondos de los bancos del país; los agentes locales que puedan hacerlo y tengan información, también tratarán de sacar su dinero del país . Como puede suponerse, esto tendrá un efecto directo en el sistema financiero interno, que tendrá una menor cantidad de capitales disponibles para prestar, lo que presionará a las tasas de al alza por la interacción del mercado de fondos prestables. Un alza de las tasas impactará directamente en la economía, contrayéndola mucho más de lo que ya estaría, profundizando la crisis.
10

3.7 Deslocalización productiva
Todo país tiene una cartera de grandes proyectos en evaluación o listos para ejecutarse. La crisis económica, la devaluación, la inflación y la fuga de capitales harán que inversionistas «productivos» (inversión extranjera directa) pierdan el interés en invertir en el país. Por lo tanto, grandes proyectos se cancelarán, y el PBI disminuirá en el corto y mediano plazo. Lo mismo podría suponer con las fábricas de empresas multinacionales ubicadas en el país: probablemente podrían ser trasladadas a lugares menos volátiles económica y financieramente hablando, lo que contraería aún más la economía.

3.8 Ruptura de relaciones
Una consecuencia directa de la decisión del país de dejar el euro como moneda, es que el país deberá salir de la UE. Esto tiene implicancias directas en la economía. Primero, ya no se recibirán los enormes subsidios que la UE entrega a los países miembros, con los cuales se suele construir obras de infraestructura. Otra consecuencia, quizá más seria, es que se cancelarán las ventajas comerciales que se tienen por ser miembro de la UE. ¿Tiene esto un gran impacto? Sí, porque se calcula que el 60-70% del comercio internacional de los países de la UE, se hace entre países miembros. Por lo tanto, los aranceles que el país deberá afrontar apenas salga de la UE, hará que sus exportaciones sean menos competitivas, lo que afectará la balanza comercial, haciendo caer el PBI.

10

Como se comentó en clase, en estos momentos la salida de los depósitos de los bancos griegos es constante y aparentemente inevitable.

A. García García

Página 13

Consecuencias de la salida de un país del euro

4 . Consecuencias para otros países

4.1 Contagio y crisis financiera global
Se especula que la salida de un país del euro generaría una crisis de confianza de tal magnitud que se generaría la «madre de todas las crisis financieras», con un efecto directo en la economía real d la zona euro y el mundo. El mecanismo de transmisión sería, como es previsible, el financiero.

“Los bancos europeos entraron a la crisis del 2007 con balances muy apalancados. Parte relevante de este sobreendeudamiento lo proporcionó el mercado de bonos. Casi 750 mil millones de euros de éstos vencen durante el año 2012. Hacia fines del 2011 (octubre/noviembre) el mercado de bonos para bancos europeos casi se congeló y los spreads subieron dramáticamente. El espectro del riesgo sistémico volvió a emerger. El principal mecanismo de contagio de la crisis económica europea hacia el resto del mundo son sus bancos. Adicionalmente, dados los mayores requisitos de capital que la banca europea debe cumplir hacia mediados del 2012, la menor disponibilidad de financiamiento hubiese desencadenado un apretón crediticio que seguramente hubiese enviado a la economía europea hacia una depresión” .
11

En otras palabras, la crisis de confianza apuntaría a los bancos de los otros países, lo que podría generar crisis bancarias en los países periféricos europeos, lo que podría afectar, en el corto plazo, a la economía real, empujando a Europa a una posible depresión. De allí a afectar al resto del mundo hay solo un paso, considerando la interacción profunda entre los principales mercados internacionales.

11

https://www.larrainvial.com/chile/fondos/personas/noticias/DetalleNoticia/litros-de-liquidez-toneladas-de-solvencia (28/05/2012)

A. García García

Página 14

Consecuencias de la salida de un país del euro

Elaboración propia

4.2 Default
Aquellos agentes externos que prestaron en euros a agentes del país, perderían su dinero, incluyendo a los que le prestaron al gobierno (por ello la preocupación actual por la deuda griega, ya que mucha de ella está en manos de bancos franceses y alemanes). Una vez que el país no pague esta deuda, habrá un efecto contagio sobre otros países en crisis, ya que es posible que varios bancos quiebren por encontrarse en situación de insolvencia. De inmediato, subirán los spreads y aumentará el costo del dinero por la subida de tasas. De nuevo nos encontramos con una presión adicional para que las tasas suban, contrayéndose las economías de la eurozona.

4.3 Caída de los flujos comerciales
La salida del país de la UE disminuiría lo flujos comerciales entre el país y los otros miembros de la UE, afectando en cierta medida el PBI de los otros países. Esto, como ya se comentó, se daría porque al estar el país fuera de la zona euro, perdería los importantes beneficios que poseen los miembros de la comunidad europea para comerciar entre los países miembros. Este efecto puede

A. García García

Página 15

Consecuencias de la salida de un país del euro

ser marginal si el país que se retira del euro es pequeño, pero relevante si fuera un país más grande, como España o Italia.

4.4 Riesgo político
La expansión de la crisis sería un caldo de cultivo ideal para el encumbramiento al poder de grupos políticos radicales (ya se ve un poco de esto con, por ejemplo, los neonazis griegos). La historia nos muestra que en períodos de crisis severas la gente está más dispuesta a escuchar a voces radicales y demagógicas con ofrecimientos extremistas. UBS comentó que «las rupturas monetarias […] han finalizado con alguna forma de gobierno autoritario o militar, o con una guerra civil. Casos pasados de rupturas de unión monetaria han tendido a producir uno de estos resultados: o bien hubo una respuesta hacia un gobierno más autoritario que contuviera o reprimiera el desorden social (un escenario que tiende a requerir un cambio de gobierno desde el democrático al autoritario o miliar) o, alternativamente, el desorden social junto con la profundización de las grietas sociales ya existentes» (UBS Investment Research, 2010)

5 . Conclusiones
Como puede verse, el escenario ante una salida de un país del bloque euro es muy duro. Sin embargo, los costos de permanecer se van incrementando día a día. ¿Qué es lo mejor para los países de la zona euro, para el bloque como un todo, para el mundo? Considerando las consecuencias observadas en el presente trabajo, y sabiendo que proponer una estrategia en estos momentos es casi un ejercicio de quiromancia, nosotros creemos que el país no debe salir del euro si es que el bloque, como un todo, avanza en la consolidación de políticas supranacionales desde el lado fiscal, convirtiendo a la zona euro en algo parecido a los Estados Unidos. Comprendemos que esa situación es compleja dados los celos, nacionalismos e intereses políticos, pero si se logra negociar apuntando a esa dirección, no se debe salir del euro, afrontando los ajustes que sean necesarios. Sin embargo, si las cosas continúan como están, creemos que los países en crisis deben seguir el amargo camino de la salida de la Unión Europea con todas las consecuencias involucradas. Ya lo hizo Argentina en su contexto particular y a su estilo, y logró sobrevivir a pesar de su giro a la izquierda.

A. García García

Página 16

Consecuencias de la salida de un país del euro

6 . Bibliografía
• Alcaide, Carmen. La solución está en Europa. Publicado en El País de España. http://economia.elpais.com/economia/2012/05/25/actualidad/1337959558_114590.html?goback=%2E gde_678567_member_118879483 (28/05/2012) • Calvo, Santiago. Hacia una nueva fase del euro. Buenos Aires: Grupo de Estudios Internacionales Contemporáneos, 2012. www.geic.com.ar • Darvas, Z. http://www.eleconomista.es/opinion-blogs/noticias/3671107/01/12/Las-10-raices-de-la-

crisis-de-euro.html • Krugman, Paul. La creación de un «eurocaos». El País 16/12/2010.

http://elpais.com/diario/2010/02/16/economia/1266274805_850215.html (19-15-2012) • Machinea, José Luis y Schiaffino, Pedro. Una evaluación de la crisis europea: Europa en su laberinto. Palermo Business Review. N° 5, 2011. • • Riera, Miguel. Entrevista a Pedro Montes. El viejo topo N° 266, marzo 2010. Sala-i-Martin, Xavier. Singulares en el canal 33: el problema de la hiperinflación.

http://www.salaimartin.com/randomthoughts/item/301-singulars-al-canal-33-el-problema-%C3%A9sla-hiperinflaci%C3%B3.html (28/05/2012) • • UBS Investment Research, 2010. Últimas Noticias. Los economistas catalanes consideran imprescindible que España siga en la zona euro. http://www.diarioabierto.es/76768/los-economistas-catalanes-consideran-

%E2%80%9Cimprescindible%E2%80%9D-que-espana-siga-en-la-zona-euro. (19/05/2012) • http://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2012/05/13/salida-grecia-euro-costaria-276000millones/0003_201205G13P40991.htm (19/05/2012) • http://www.diariodesevilla.es/article/mundo/1257115/cuales/serian/las/consecuencias/una/salida/euro/ grecia.html (19-05-2012) • http://www.elblogsalmon.com/economia/las-consecuencias-de-la-salida-del-euro-para-espana (19-052012). • https://www.larrainvial.com/chile/fondos/personas/noticias/DetalleNoticia/litros-de-liquidez-toneladasde-solvencia (28/05/2012) • • http://www.publico.es/dinero/405316/el-camino-al-dracma-tiene-parada-en-el-corralito (28/05/2012) http://www.eu4journalists.eu/index.php/dossiers/spanish/C95 (28/05/2012)

A. García García

Página 17

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful