Está en la página 1de 3

La lógica del desarrollo de productos

El desarrollo de productos en una empresa


madura y que opera continuamente es una
actividad interminable y cíclica. Cada nuevo
producto acabado proporciona a su vez la base
para la siguiente secuencia de desarrollo, véase la
figura de la izquierda.
A pesar de su naturaleza infinita, el desarrollo de
productos es organizado habitualmente como una
serie de proyectos lineales, como en la figura de la derecha. La
razón es que es más fácil dirigir la actividad de este modo.

En todo caso, el punto de partida en el desarrollo de productos es la idea de la compañía


y la estrategia, o política del producto, incluso si estos no siempre están documentados
en las pequeñas compañías. Otros temas importantes son el estado del mercado y la
presión por parte de los competidores.

Los costes de desarrollo de un producto


tienden a crecer acusadamente (linea roja en la
figura de la derecha).
Lo mismo es cierto para los costes causados
en cualquier cambio en el diseño. En otras
palabras, las posibilidades (línea verde en la
figura) de afectar a las cualidades del producto
decrecen al mismo tiempo que el proceso
avanza. Por tanto, la compañía debe llevar a
cabo todos los estudios necesarios ya en la
fase de desarrollo del producto.

El desarrollo de un producto debe estar


bien organizado porque lo habitual es
que no haya tiempo que perder. "El
rápido se comerá al lento". La compañía
que lanza un producto antes que sus
competidores logrará beneficios durante
un tiempo de ventas más largo antes de
que tenga lugar el envejecimiento
comercial del producto (véase, en el
diagrama de la izquierda, la línea roja).
Además, el precio inicial, más alto, del producto nuevo producirá más beneficios que
los que puedan proporcionar los productos tardíos de los competidores más lentos
(líneas de color violeta y azul).

Un desarrollo de producto incluye varios aspectos de la investigación, planificación de


operaciones y diseño del producto, y está íntimamente controlado por la Dirección de la
empresa. Consta normalmente de las siguientes operaciones:
Fase Resultado de la fase
Análisis del mercado
Análisis de las tácticas de los competidores
Investigación Hechos sobre ideas y patentes de posibles nuevos
productos importables
Cálculo preliminar del producto
Especificaciones, tal vez diversificadas para distintos
mercados
Concepción preliminar del producto
Desarrollo de la concepción del
Diseño preliminar del producto
producto
Cálculo del producto
Concepción de la producción (¿Dónde? ¿Qué partes se
compran?)
El diseño está finalizado
Prototipos
Desarrollar el producto y el
Especificaciones para componentes
proceso de producción
Plan preliminar de producción
Patente de las innovaciones en el momento apropiado
Los primeros productos se hacen en la cadena de
producción y su calidad es comprobada
Se forma a los trabajadores
Preparación final del diseño y el
El equipo de producción está listo para la velocidad final
proceso de producción
de la producción (que se somete a comprobación)
La organización de marketing está lista
La organización de posventa está lista
(hay objetivos específicos para la producción regular que
Producción regular
no se indican aquí)

Nota, sin embargo, que el proceso descrito en la tabla arriba no siempre continúa hasta
el fin feliz. Las razones de esto pueden ser:

1. En cualquier etapa del proyecto es posible que la gerencia de la compañía


concluye que el proyecto está aventurado o no promete suficiente, y el proyecto
será terminado antes de que demasiado dinero esté pasado en él.
2. Muchas compañías grandes recientemente han encontrado ventajoso generar un
exceso de ideas preliminares para productos nuevos, es decir más conceptos del
producto que se utilizará para los productos finales. De este "banco de ideas"
ellos pueden luego seleccionar los mejores, y los diseñadores necesitan entonces
solamente un mínimo de tiempo de hacerlos listos para la producción. Por otra
parte, estos conceptos del producto innovadores pueden ser útiles en el
planeamiento estratégico, para la educación interna de personal y para la
publicidad. Es decir hay los proyectos de concepto de producto que incluyen
solamente las dos primeras fases de la tabla arriba.

El proceso de desarrollo de un producto normalmente incluye, como cualquier otro


proyecto, la gestión habitual de proyecto: tras cada estadio, se informa del proyecto a la
Dirección y se reciben objetivos para es siguiente estadio. Si la Dirección quiere
controlar el trabajo muy estrechamente, la vía normal es posponer el comienzo de la
siguiente fase hasta que la precedente esté aprobada. Este tipo de programación se
muestra en el diagrama de abajo. Las flechas rojas indican las acciones de dirección
llevadas a cabo por los gestores.

La programación sucesiva de un proyecto de


desarrollo lleva una gran cantidad de valioso tiempo.
Esto es por lo que en ocasiones se usa una alternativa
en que las fases se solapan ("ingeniería concurrente",
fig. de la derecha). Este método se usa también en la
tabla de arriba, donde, por ejemplo, el diseño de
producto se divide en dos estadios: preliminar y final.

El procedimiento exacto del desarrollo de producto depende de la naturaleza del


producto, de la extensión de la producción y de muchas circunstancias locales.
Especialmente la fase del planeamiento de producción generalmente es tan afectada por
condiciones prácticas que por lo tanto se omite de la discusión siguiente.

Hay algunas operaciónes lógicas que repiten en la


mayoría de los proyectos, sin importar la especie del
producto que resulta. Es claro que la actividad
dominante en las fases iniciales del proyecto es análisis,
mientras que en el punto medio del emprendiendo el
punto focal se pasa en síntesis y finalmente en
evaluación. Estas tres técnicas por lo tanto se
seleccionan como la estructura en la presentación
siguiente.

Por supuesto, el proceso del desarrollo de producto es


raramente tan sencillo que podría consistir en
simplemente una sucesión de apenas tres fases. En
lugar, sucede a menudo que cuando una subrutina en el proceso ha producido un
informe que se parece acabado, sin embargo resulta ser inaceptable y tiene que hacerlo
de nuevo, quizás otra vez como sucesión del análisis, de la síntesis y evaluación, en una
escala más pequeña. El proceso entero puede más se asemeja así a menudo a un espiral
(fig. en la izquierda) que una trayectoria recta.

Las páginas sobre desarrollo de los productos


industriales:

También podría gustarte