Está en la página 1de 2

LAVADO DE MANOS

Existen estudios que muestran que el lavado frecuente de las manos disminuye la frecuencia familiar de
diarreas e infecciones respiratorias. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que la única práctica más
efectiva que previene la diseminación de los gérmenes en las guarderías es un buen lavado de manos por los
proveedores de cuidados infantiles, los niños y otros.
Algunas actividades en particular exponen a los niños y sus cuidadores a los microbios o a la oportunidad de
diseminarlos. Usted puede detener esa diseminación lavándose sus manos y enseñando a los niños a su
cuidado buenas prácticas para el lavado de manos. Esta práctica también es efectiva para su aplicación en el
hogar.
Cuando deben de lavarse las manos:
Niños:
○ A su llegada a la guardería o a su casa
○ Inmediatamente antes y después de comer
○ Después de usar el baño o del cambio de pañales
○ Antes de usar bañeras
○ Después de jugar en la caja de juegos
○ Después de manipular mascotas, jaulas de mascotas u otros objetos de las mascotas
○ Siempre que las manos estén sucias
○ Antes de irse a su casa o a la guardería
Empleados de guardería:
○ Al llegar al trabajo
○ Inmediatamente antes de manejar comida, preparar biberones o alimentar niños.
○ Después de usar el excusado, ayudar a un niño a usar el excusado o cambiar
pañales
○ Después de estar en contacto con fluidos corporales del niño, incluyendo pañales
húmedos o ensuciados, narices mocosas, escupidas, vómitos, etc.
○ Después de manipular mascotas, jaulas de mascotas u otros objetos de las mascotas
○ Cada vez que las manos estén visiblemente sucias o después de limpiar a un niño,
el cuarto, artículos del baño o juguetes.
○ Después de cambiarse los guantes usados para cualquier propósito(*)
○ Antes de dar o aplicar un medicamento o un ungüento a un niño o a sí mismo
○ Antes de irse a su casa.
(*) Si se están usando guantes, deben lavarse las manos inmediatamente después de que se quiten los
guantes, aún si las manos no están visiblemente contaminadas. El solo uso de los guantes no prevendrá la
contaminación de las manos o la diseminación de gérmenes y no debe considerarse como un sustituto del
lavado de manos.
Frotarse las manos bajo chorro de agua es la parte más importante de lavar los microbios. Las toallitas
húmedas o los limpiadores sin agua no deben ser usados como sustitutos del lavado de manos con jabón y
chorro de agua. Las toallitas pre-humedecidas solo deben usarse para remover residuos como comida de la
cara del niño o heces de las nalgas durante el cambio de pañales. Cuando no haya chorro de agua, como en un
corte de servicio, pueden usarse estas toallitas como medida temporal hasta que las manos puedan lavarse en
agua corriendo (de chorro de la llave).
Un proveedor de cuidados puede usar una toallita desechable para limpiarse las manos mientras le cambia
los pañales a un niño al cual no puede dejar solo en una mesa que se encuentre fuera del alcance de un
lavamanos. Sin embargo debe de lavarse las manos tan pronto como termine de cambiarlo y el niño puesto en
un lugar seguro. No deben usarse las palanganas como alternativa al lavamanos con agua corriente. Sin
embargo, si se ve obligado a lavarse temporalmente en una palangana, límpiela y desinféctela entre cada uso.
Se han reportado brotes de enfermedades relacionados con el tener que compartir las palanganas y la misma
agua.

Como lavarse las manos:


Siempre use agua tibia corriente y un jabón suave, preferentemente líquido. Pueden
usarse jabones antibacterianos pero no se requieren. Las toallitas pre-humedecidas no
limpian efectivamente las manos y no sustituyen al lavado de manos.
Mójese las manos y aplica una pequeña cantidad (1 a 2 c.c.) de jabón líquido a las manos
Frótese las manos vigorosamente hasta que aparezca una capa jabonosa y continúe por lo
menos 15 segundos. Asegúrese de frotar entre los dedos, bajo las uñas y alrededor del dorso
y las palmas de las manos.
Enjuáguese las manos en el chorro de agua. Deje el agua corriendo mientras se le secan las
manos.
Séquese las manos con una toalla limpia (desechable o de un solo uso) teniendo cuidado de
evitar tocar las manivelas de la llave del agua o del toallero con las manos limpias.
Cierre la llave usando la toalla como barrera entre sus manos y la manivela de la llave de
agua
Disponga de la toalla en un bote de basura y bolsa resistente a líquidos (de plástico)
Prefiera un bote de basura con la tapa activada por un pedal.
Considere el uso de una loción para las manos para prevenir que se resequen. Si usa
lociones, use líquidos o tubos que puedan bombearse, de tal manera que las manos no
tengan contacto con la boca del frasco. El contacto directo con la boca del frasco puede
contaminar la loción remanente en contenedor.
Cuando ayude a un niño con el lavado de manos, puede cargar al niño o hacer que el niño se
pare sobre un banquillo a una altura en la cual las manos del niño puedan estar libremente
bajo el chorro del agua.
Ayude a que el niño siga todas las medidas mencionadas anteriormente y luego lave usted
sus propias manos.