C,omunidad Campesina San Antonio de

n^n"^"

-

p^y-nJ

J

f'f

uestros qÚuo\os};{=>

Elizabeth Lino Corneio

f, \__
Los relaros recop¡lados en esre volumen son las voces de n¡ños y n¡ñas de SanAntonió dé Rancas (Cerro de Pasco). Encóntramos en la expres¡ón de
o qde no

entendemos.

rnv¡tac¡ón a conocer y s¡ a<aso m od ifi ca¡ nuestra realidad, aún qL e se¿ en el conteito del un¡verso que la ficción o el ejercicio lúdico nos permite. Son esos niveles de s¡mbol¡zación que necesitamos los ser.es humanos par4com pletar nüeltras vigjo nes de la v¡daEso

siento después de oíf:las voces de losniños y las niñas que me cuentan

lo que sus abuelos les h¿n contado.

Toda comunidad t¡ene derecho a l¡berar su expresión <readora. Su memor¡aguardada y ¡ugar y aprender y saber. Como ahora ya se que s¡ me encuentro con un zorro en el camino debo dec¡rle compadre o que s¡ a unapersona le cae un rayo no debe verla nadie hasia que reviva.
Saludo €ste paso de cosecha y s¡embra en un camino de recuperac¡ón de
Yoz y depáfabra qüe es urgente

recoriery multiplicar,

M

iguel Rubio Zap¿ta

t5BN 97e .r!7

\3 702-4

/4, ACERCATE
14997

tlt[[il

\f7

Koñrü;üP,D
EEz

-k,--

v

k

..

Comunidad Campesina San Antonio de Rancas
Pasco

Nuestros abuelos nos han dicho

Edición preparada por:

Elizabeth Lino Corneio

@

NUESTROS ABUELOS NOS HAN DICHO

O Noení E[,ibeth üno Coroejó
Pdmera edlciófl: feb¡eio de 2008 Recopiladoras: Noemi Elizabe¡h Hecho el depósito legal en

I-i¡o Cor¡ejo, Kristel B€s Lirdar

1¿

Bibüotec¿ Nacion¿l dcl Peru

N' 2007 13705

Derechos reserv¿dos. Prohibida l¿ reproducció¡ parcid o

ttul

de su contenido sin prcvi¿ autoriz¿ción de le .utora.

Lá ptesente publicación se bas¿ e¡ los relátos de t.adición oral recopilados en l¿ Comü¡idad Campesin¿ San

Antonio de Rarcas - P¿sco, Perú.
ISBN 978 9972 33 702 4
Impreso e¡ Peru P¡i¡ted

P€¡u

Diseno gráfico: NoemÍ Eü,¿beth Ljno Correjo, Dicgo Ilerná¡ Fafto Chut¡bes
Fotografías de interio.es: ruejandro Reles N{xlca, Noemi Ellzibeth

üdo Cornejo

Diseno de portáda: Dicgo Hcrnán Fafto Chumbcs

Dizgrmacióo

de

porEda:José Frmcisco Espho,a Funes

Acérc¿tc Comunicacio¡es Globales

loimagino.loco¡siso@súailcom

Av

28 deJuüo 823

HDacho-I-ima-Perú

eliz¿bethlino@g¡ail.con

KoñrüilP?

A
Y er
é/

/a menoia de Gabriel Gora A1ala

a foda¡ aue¡trot abaelot qte cre ldtl,

i

clr¡a

con

¡l

.¡i/encio

11

s
o o

Su

hijito

se quedó aüás y Ia señora al dar la

vuelta

se

convirtió en piedra

19

Quizás llegó no sabemos, de Francia creo que era

20
21

En 1960 dice h¿ h¿bido la Masacre de Huaylacancha, poi rierras
C¿oció¡
Canciótr

I

23
24 25

II

Cuzndo se mueran ellos, nosotros vamos a segrir haciefldo tas costrmbres

26

U¡a piedra de juguete

27 29
30 32 33 34

Iós

car¡avales, el cumpleáños de los mimales
es

ElJjrka

un espíritu, es cor¡ro
se

u

dios de los animales

Mi vicuñita

[ama Ca¡e]it2

Cre(en mas fue.res con
-Al

lr.al

zorro

se Ie debe decir cornpadre

Hay cháco de zorto y hay chaco de vicuña
Si el

zortlllo te apesta en tu ropa no sale en años

36

El untu
Todawía no me hc c¡uzado con sapos

37
38

Del caballo y del burro s¿le la mula El gato t¿nbién es di¿blo

39
40
47

El zorro y el cuy
En Rencas los velorios se realiz,n rres dies
Los muertos van con zapatilla

42 43 44 45

El camino para el infierno dice que es negro
Eso lne contó mi m¿má

El conden¡do creo que es eso que ¿nda, que quiere ágaÍar
En Tusi apareció el chup¿ s¿ngre y h¿n muerto dos personas La mesa debe estar üsta antes del mediodi¿
Cuando a una persona le cae el rayo no lo debe ver n¿die hasta que reviva

46

48

50
57

Mi namá rrre há dicho que

se llama

el Elmet

opa

Nu.¡¡¡o¡ ¿bulo¡ ta¡ baa dích, cs un libro de rel¿ros dc ]a nemoria v la t¡¿dició¡ oral. Las roces se sucede¡ como ocurre cuando uno narr¿. lmagi¡amos ¿ los seis ¡iños ! niñas como si esturie¡an contán¿lonos n nosotros l aunque oo renemos la f,osibiüd¡d dc ¡árr¿r, nos scnrimos el séptlmo que asisre a csas scs,oncs de relatos bre\-es pc¡o au¡que ¿hor¿ desdc nuestra co¡üció¡ de oventes lector. y tiene el regis 'niensos, rel¿ciooes recíprocas rro de quicnes üegan a cstablec* para que el acto de oarrar flu1.a rransparente y de quien sabe, con maestría tract al blanco l.negro de hoja jr)]pres¿ t¿ palábra de1 o¡ro xt nempu que imrc su siru¡cjón oral. La condjció¡ de cucnta cuentos y la espccial;z¿ción son dos l,entajas que considcro han estado cn juego en estc ir¿b¿io. pues se trara de dos ¡c,t¿blcs invesdgador¿s .le le tradición orat, me

o ct) o

r+

¡eltc¡o a Eüz¿beth Lino Corncjo ¡ I{ristel Best Urday
Es un¿ rccopil¿ción realizada e¡ l¿ comu¡idad Campesjna San A¡¡odo de Rancas, ¡os lte¡t¡ como un tejido donde se han pqesto todos 1os hilos de los relatos que circulan cn le com¿rc¿ a¡dine- St csto cs así,1o es tambié¡ en relación 2 1¡s percepcio¡es coridiánxs y la memoria social. Este tejjdo de ¡arraciones orales r¡dinas sc puede apreciar a 10 ldgo del libro. Des¿e el adk.lt¿, ese hombreciro pobre, dcñnldo como "graroso", hasta el compxdre zorro. Digo mcjor "conpadre" porque "Al zoiro cuando s€ ]e .lice 'zorro' se ofende, 2 él se le debe decú compadre. Dccirle 'zorro' es una ofensa pare é1. No se sabe porque se ofende, eso es un misrerio". Sin olridar la prcsencia acruante de ias ¿e1¿^des h"acór o ¡j/kd! e ^ndir,^s, //zr que dan suerrc a los pobladores, aun si es un iiagme¡ro, t2l como se arestigla: ..Mi ?7¿7 er¿ un cachi to, 1o cncontré en un puquio". Y por cierto, también, están los rela¡os sobre op¿, el ,rr,, las menciones condefl¿dos y 1á prese¡cia del gato como elementos de l¿ fabulac;ón ¿ndi1ra.

lD

o
Q..

¿

En csta recopilxción la muctc aparece como imagen dc 1a cotidJanidad r. está rclacionad¡ con 1o que ¡¿cen los padentes dcl difanto v lo que pudicra oclrrri,.con et muerto en su travesía uttedor. por eso, los ituales se tendrán quc rc^li2ú con sumo cuidado, de nanera que los rel2ros recl¡erdan cóño vet¿¡ po¡ ttes dias y luego hacet el "cinco días"; a1 ticmpo de incticn la importanci¿ de ]¿s z¿patjtlas para et 1,iaie que teáliza el que muere "Ellos corren a L¿ gloria, su cadáver est¿rá botado, pero su espíritu se va co¡ iodr ]a zapr¡i]la, el que está con zapato no r.a a po<1er"; sin obvir que 1as almas tetornan cada año; aunque ,,Los
nuevos muertos no vic¡en tod¿ví¿ iiencn que cstar al lado de Dios para
sc vuch.cn concten¿dos".

probü

si no reviven porque a veces

El libro, ¿si mismo, rcgisrrx norlci¿s, intenros por co¡seivar las form¿s del diátogo, regt!r!,,s cuti diaros, tal como se puede ¿preciar cua¡do se habla deL g¿n¿.lo,la cazx (chaco), t¿nro de vicuña como de zorros, donde la convcrsa se sucede con inst¿ncias quc cxige l¿ ¡cl¿f¿ciófl de 10s otros oyentes:'1L¿ sal se

les tira en el campo y ellos comen

/

icómo

se le va

tir¿t!

Se le amontona en liantas y

elos v¿n lamiendo

su sal" o fotmas de l¿ sabiduía cotidiana, "L¿ mula no sábe echar

cri¡".

Co¡ segurid¿d,

r abrelas,1ot hdn dí¡jto, tiere un elemento singular, ¿qu€llo que con maesúía s¿-

^.l¿r/,. ben recogerlas i¡vestigadoras: la memoria del pueblo como memoria de las luchas sociales dela comLr¡ided de Rancas. Cuestión que va más allá del mito como elemento de fabulación para ingresar a 1a histotia oral. Es decir, a esa ftanja de la memoria que desde el poder de la capital se quiere sileoclar; por eso las recopi ladoias no dudan en ponet en ewidencia la petsistencia de la memotia de la lucha en Rancas, al reproducir l¡s tres canciones y h lucha de los comuneros 0a masacre de 1960 e¡ Huayllacancha). Solo asi, la rnemotia se h¿ce ternura yvoz que se opone al silencio, para hablar, para que 1o que sucedió no pertenezca al olvido, precisamente potque la comunidad de Ra¡c¿s se puede preguntar, como creo que las voces de este übro lo
hacen: "¿Acaso sabes con quiefl te estas metieodoi/ ¿Acaso sabes con quiéo estás peleando?".

¡iñas que se han teunido para contarnos, pata enseñarnos, pata recotdarnos, que la ttadlción oral continúa de generación en ge¡eración a pesar de ]¿s ¡uevas fo¡mas de la guerta civiüz¿dora. Relatos que en su sencillez, brevedad y catácter fragmentario, muestran Ia riqueza cultural y nos invitan a conocer ese mundo de Rancas, peto esra vez desde e1 ttabajo cauteloso y especiaüzado eI ¡rarañiento de una escritura que s¿be el sentido del, de lá, que cueflta, como ' memoria y como tradición orzl.
Petea ahor¿ desde Ia ternur¿, desde la voz de seis niños y

Gonzalo Espino Relucé
Tulape, enero de 2008

Sa¡ Ant¡¡ni<¡ de R¿nc¡s cs l, c.rpital dc Simón Botímr, uno .te los trccc distritos dc 1a prorincia rtc pasco en el dcpertamenro clel nisno nombre. Se c¡cucntr¡ ubicado a 8 I{¡r. de 1a cápuxl de te pro!incja. Cc rro de Pasco, ,1.338 m.s.n.m. De acuc o a la Consrirución Pol'tica det Estado petta¡o, Simóo Botir ¡t ^ fuc crexdo como distrito, con su cepir¿] San Ant.,flio dc Ranc¡s, media¡rc l¡ T.eI N" 12292 det 15 de abr;l dc 195-5, sie¡do presidcfte dc la República cl cener¿t de Divis;ó. Manuct A. Odrí¿. Sus ane:os 1o conforman las conuflidadcs de Qriulecochx, Yú¿jhuanc¡, Sen pedro dc Rxcco, Sxcra F.amilia, paco)án, el ccntro poblado menor dc PaÍags¡x, el pueblo joven Jos¿ Cerlos Ntxriáregui, Champamarca 1. Bucnos Ajres. r\crualnenre su población es dc 17 mil habnan¡cs y sú superficic dc 617.15 km,.

r+

Para lleg¿r a Ranc¡s desdc Pxsco. El viajc ¡ur¿ e¡rrc scis

q!c

saie

rr¡Ísira una carrerera sin asfxlrar, salpicada de ¡csiduos mt¡ef¿tes. Et Faroramx entero sc riñe de color plom;zo, por las montlñ¡s cte desccho miúer¿t ecopiados a1 áre Iibre.
se

minutos

¡e h ¡ por rn sol ochc¡r.,

Lima,la capitrl dc1Pcrír, se vi¿jx e¡ autobírs hasta la ciudad dc (jetro de och{r homs, cn el que se rcco¡ren 315 Kl¡. Se completz ra rur¿ en un aüto entiguá Cxlle del,U¡rqüés, cerc¿ de1 bxrrio de t¿ Esperanza. En eproJmadamentc trcinra

!

o o

i-a crrretera xftárjesa las comunid¡.les ¡. Quitrt¡coch¿ ,r yurajhuxnc¿, cercenas at río Sx¡ Juan, aquc deia a su paso ]a lagu¡a Quiulecocha tanbié¡ contám;n¿da pol et órido y el retave minero.

,

^ Antonio dc Pl¡ua. l\ u¡os metros, e1 Conseio Distrital, la posr¡ médica y Ia c¿sa museo Simón Bolivxr, doode cuen¡a 1a historix, pernodó el libertador anres dc partir a tas pamp¿s de JuDín. A1 pie de ta cumbre de X{áchayc¿ncha cstá el cemcnterio en cuyo suelo descans¿n comu¡eros antiguos, vecinos de R¿nc¿s r. los trcs mártircs qtre sucumbicron eo Huatllacancha el a¡o 196{1. F-t coleaio de Ra¡cas se lama Simón Bo lír.ar, cue¡ta con educaclón inicial, primaria y secund¡ria. Los comuneros están org¿nizados en una junta coñun¿], que decide y discutc el trabalo .le la coúun;d¡d. También fu¡ciona en San Antonio de Ra¡cas l¿ empresa p¡estadora de scrícios mineros ECOSERM.
Los serllcios básicos en la comuoidad c¿mpesin¿ San Antonio de Ra¡cas no está¡ cubjertos en su tot2lidad, el agua potable se canaliza de un puquial, pero no ¡odos los pobtadores sofl beneficiados con squello. De igual forme e1 servicio de dcságüe es p¿rci¿]ye que aun se siglcn votcando desechos al ,io S¿n Juan. Se cue¡ta co¡ luz e]écrrica y alumbr¿do público, telefoflía mó\,i1con señat limi¡ada, tejefo¡ía púbtic2 teducida v la domiciüaria esrá en proyecro, no hay servicio de Internet y pata adquirt tos diários ranto
regionales como los que llegan de l¿ capital, hay que desptazarse hesra el cenrro de ta ciudad ¿¡tigua de Ce

Ya en Rancas en 1a plaza ceflüa1 cl monume¡to a Slmó¡ Botivar párece s¿tud¿r con sr galardíx te llcgade de los visitantes. su cspald¿ t¿ iglcsiá d€l puebto glarda celosamente la imagen dei patrón San

rro de Pasco. Las fuentes económicas de los fiobl¿dores de l¿ comunldad proceden principelmente de los trabajos mlneros en 1as compañías \¡o]can, Chancadora centauro Quicel, Conpañía minera Aurex, entre otras. LIoá prrte mi¡orira¡ia de la población subsiste de 1a ganáderia Geflado v¿cuno, ovejas, ,tpace, ll,na). L¿ agricultur¿ se m,neja de m¿nei¿ incipicnre con un¿ producción poco s;gnific¡tiva de máca, ta que en su mayoría cs para consumo domésdco, l¿ comercialización de este producto es mínima. Lleganos ¿ la Comunidad Campesina de Rancas en octubre del ¿ñc, 2003 r ¡ea[z¡mos nsrt¿s cun tinuas etr difcrentes fechxs hasta cl mes de maro de 2001. Viajes donde conocimos a gran parte de los poblactores con quienes ent¿blamos converseciones que erab¿mos a meflera de e¡rrevisra. Nuestro propó sro era trabaiar en 1¿ recopilación de rel¿tos sob¡e la his¡oria v tr¡dición oral, conocer las costumbres ! la cultura popula¡ de boca de sus comu¡cros, de 1os h;jos e hiias Rancas, quienes guatdan una teputación de luch¡dores e ifldomablcs, por ser esta le comunidad pioncra cn lDchas cxmpesinas. Logr¿mos el conr¿cto con los poblxdores gr¡cias a 1¿ mcdiación de la Comun¡ Koripampa, quienes adcmás fucron 1os que moti raron \ f¡ciütaron ¡uestra investigación en dich¡ comudd¿d. L¿ Comun¿ Kodpampa esú conform¡d¿ por un grupo de jóvenes mnqucños qu;enes rrxb¿i¿n efl form¿ conjunra real'zando ¿cdvjd¿des que se orientan a redimensioflar i promover lx cultura local a prrtir del reconocimiento de sus tr¡dicioncs, su fioaüdad es rcrorzár la ;denúd¿d i derla 1 conocer fuem de ]a comunidad. L¿s ¿cdv ¿cles que re¿liz¿ l¿ Conun¿ Korip¿mpa esráo dirigidas básicamente a los nrlos v jólenes, outriéndose de la erperiencie ¡ sabiduría dc los mayores. T-a comuna Ko¡ipempa trene el recoflocn¡ie¡¡o oñcia1 dc le comunld2d I acru¿lñeó.e está constituida como una ONG de desa¡rol]o.

pr;mera et¿pa de ]a inrestigación nos cntrcvistamos coo más de üciflta pefsonas de quie ncs grabamos sus testiñonios r rclxros, los conocimos en 1a coñu¡idad por;n¡ermedio de C¿rlos cor¿ Oscátegui, uno de 1os gestores de ]a Colnu¡¡ Koripampa. (lonrersxr¡os con ellos,v ellas en sus casas, cn c1
1a

Dur¡nte

campo, en el cenentedo, en el colcgio, e¡ l¿s calles, en Cerro de Pasco. Tamb;én recogi!¡os los tesrimonios de alg!¡os ranqueños rxdic¿dos efl la ciud2d dc Limr.

Un¿ de nuestr¿s ptimc¡as visitxs e¡ el mes de noriembre.le 2{l{)3 coincnlió con unx áci\.idad que realizaba

la Comuna Korip¿mp¿ cor los niños y jór..cnesr un paseo ¡1 distriro dc Tapuc cn la prorj¡ci¿ de Dxniel Alcides C¡rrnin, u¡ \.jlje en autobús gue nos regafti c1 ambienre neces¿rio l, el rieñpo d€ convcrs¡ción djstend;¿o con los lriños ,r niñas. E11os, curnrsos a¡te nuestro i¡¡erés se crplayaron al infornarnrx v:,bre su co¡runidad, cn¡rc risas v cxnciones plopias de u¡e cxcurslón de niños, surgieron los rcl¿¡os, los rec!erdos, l¿s hist.,rixs contadas po¡ sus pldres, m¿dres, ¿buelos y ¿buelas. Les llamó la atenclón el uso {]e l¡ grxbldorx y se dl\rertíao ¿l escuchar srs ircces gtabadas cn las clntns de ¿udio. Todos qrerían conter, hablaron dc

d, .,.m.,i¡r J.o,.,rñ, jJ

-\rs e\perie¡cias, ¿e s! comunidad, construyerofl hisrortxs cn grupo, sc autorizaron r,..tes¡urdi2aÍon ver siofles, se pasaron la posta paÍa seguir contrn.l ¡. Nos txplrcrun ct ¡nr9!c de t1s tral cjofles I.cos¡umbrcs

.. \1,...., ,1. ,r.\u.1"!.nr.

Dcl grupo qtre hizo et viaje finatme¡te ruero¡ cinco ¡ños quiencs no .lejdon l¿ c,nve, s¿ciútr hasu et linal' pendientes de llegar ¡ las ccrc¿nias dc Rülcas prra.ruedxrse efl un caniflo ccrcano a srs casas continuaron con los rclaros. clios fue¡on: C¿¡ia Sánchez ltar rct, ne Rodrjgue? Tun¡o, SusarJho J¿cqucll
tambi¿n con C;lna Sánchez Cabelto

.,,'. \.1,r(,.,.1,,r.R.. ",,.r irr"..-.¡,.,

ticrras en 1!60.lix carnal'elcs, eL cliaco de zorro, sobre ias costumb¡es cn el ctia dc ros n'uertos, su rerecii;n con la n¡turalcza v los ann¡ales, tos cle¡tos, los dichos poputarcs r l¡ rida en ta comun,dxct. Nos ltamó ]a atención oir de solo cn retxtos, sjno también en canciones et suceso quc en tqe el hiro quc cxmbió la Lisioria de I! comDn;dad: r¡ rucha camFesina por ias tierras y er e¡frcnt¿rdcrt.r con 1¿ empresa niocra Ce¡ro de Pasco Cooper Corpo.a¡ion en 1960. Aquet econtecimiento que de r.oz cle protesta ha pasado a ser un¿ marca de idenridad para cl puebto enrero, cs .jecir, aquelo ¿ parrir del cual sc reconocerl r'se corstrlrlen como sujetos pertencclentes a un espacio de¡erminado.

cl momcnto dc Ia lnresrigxción slrs ed¿dcs fructueb¡¡ enr¡e 9 r 14 años. Las narraciones de estos úiños sc coo'irticron en anticipada nuesrra de to quc cnconüaríamos más t.rde cfl tos restimo¡ios l relxios dc los comuneros de Rancas. Bi miio cte origen, et pattón Sxn In¡onio, ta fcr¡a ! su ficsra, la lucha por les

\te,,iu:. .r1u R.L,ie I.dr fu.r.re,u\.-¿ ^r e¡ c] cem€ntcrio cte Ra¡rc¡s, clura're ta ficsra de Toclos tos Sanros. En

'i\,encias ¡ abuelos, en un átea que alrern¿ el cspacio rural y l¿ ciudad. La alternancla enüe sus juegos, la !.ida cn sus estanci¿s donde está¡ sus animales, sus casas, cn t¿ comunlda{], en l¿ escuclx, l¿ innue¡ci¿ de la radio y 1a terevisión, de aquel mundo glob¿tizado que i't¡oduee en sus rict¿s r er ..r. im. grn., l"e,o.d,i"-, ,jn c t"rer,e. , ,. , n" o abuelos t' los más abúelos cn et c¿r¡po y la comunid¿d.

1fltcrés .te trabaJ¿r las literatums orales, la tecopilación dc rclaros de rra.lición ,,r¿r. reqrstr¡r r* costumbres yla cultura popuiü e¡ 1x'ersión de lc,s niños ),niñas, se centre cn el conocimrento e idenrifica ció¡ cte l¿s identidadcs rle estos pequeños reno\-adores de ta tradición, por cuanto 1a coostru!en ¿ parrir de 1o quc les conraron, reconstruye¡ los rel¿tos a pirtir de sl,s e\pericncias co¡t¿s, pero len¿s dc

Ll

tr¡rés de 10 oido y observado cn

x

sus padrcs

Prodl¡cto de xquela rccopilacitnr efectuada en Rancxs con 10s comu¡c¡os, con 10s !-eci¡os, con tos ¡iños v niñas obtuvimos un gren rorumen de reratos y restimonios, que cuenrafl cn r¿ voz dc ra comum.txrl 1¿ hisroria no ofic'al de Ráncas. t¿ que circule por las crltcs, te que se co[renta en ]as teuniór*, h .lue se li

cuent¿ 2los i¡ráneos. E1 señot Feüpe Ate¡c;o Tlrfino, comu¡ero de Ranc¿s, hizo que grabáramos el sonido de 1as campanas par¿ "Iev¿rl¡s de ¡ccuc¡do", e¡ su afán por contar¡os e ;nformatnos sobre su contunid¿d.

Todos sin distinci¡1n, ¿ su manera, hableron de Rrncas

!

dc sus vides.

Esr¿ pubhcación present¿ un coo¡unto.le relxros quc dan cuenta de la ComDnid,d L¡r¡feqrñx San Anto¡io de Rancas en la voz dc sus niños y niñ¿s, queremos que, ¿sí como para ¡osoüas iueron uoa bien

ve¡lda calu¡osa, abrevixda y ¿m€nx efl nuestra llegada a 1a conunidad,lo se¿n txmb;én pal¿ los lectores Se ha cuidado de mantener en la edición de los tertos la frescutx y espontáneidad de h convers¿ción, t¡ansmitlr le otalided, el uso corriente de las palabras t sus colistrucciones gr¿m¿ticálcs. No es un te¡to dc c¡cación [terari¿, sino 1¿ voz que queremos riaje ¿ ü¿!és de lns Letr,]s. En los textos no se señ¿la Ia identidad del n¿ftador, del niño o ¡iñe que cue¡ta. Si bien alguros de los relátos fueron nart¿dos en 219úfl monenro como experienci¿s individu¿les, estaban siempre apoi ados, acudidos r' ¿utorj,,¡ós c¡ sü versión por el erupo. El uso consrantc dcl "nosotos" y ei "nuesüos", nos da l2 muestta dc 1a vigencia dc vida en coúuüdad. Aquel ,or,to: írcb:lto, qre htl>tt d,c una comunidad que se distiogue del esnrcfr forineo Por esto, la ioz de los ¡elatos son atribuidos en su edición al conjunto y no ¡ los lndividuos. "Nüesiros abuelos nos h¿n dicho que cuendo ellos niuetan, flosoüos vtmos a scguLr Lacicndo las costumbres", ¿firmaba üna de las ruñas secu¡deda por el ¿sentimicnro de 1os denás Afirman sin dudar y convencldos quc hay un2 ta¡ea por dela¡te, recurrcn enionces ¿l recderdo dc sus abuelos y abuelas, a las histod¿s que ellos les contaron o que de ellos oieron, rclatan con soltura ¡ buen á¡imo los cuentos, los mitos y tradiciones de su comunidad. Lna comunidad de la.tue son parte y costumbres c1e las que son concie¡tcs están en la obLigacióú de sc transmisores para lá contlnuidad de su colturáGncias ¿ Kristel Best Utlay, con quien nos embarcanos en este viaie. Sin s" apol'o, sus palabras y so bre todo su t¡ábajo, esta inves¡ig¿ción no bubicra td¡ado el mismo cam;no, gracias pot su tomPromis". su resóD y sus gxn¿s ¿e caminar cada i'cz más lejos. Grxc;xs x 10s pobl¿dores de h Comunldrd Campesina San An¡onio Rancas, poi confiarnos sus p.rlabras y sus hrs¡ori¿s, pol ¿brir¡os las puertes de sus casas y compat tir sus mesas con nosotres. Gr¿ci¿s a la (lomuna lGdpampa por haccr posible nues¡ro trabaio cn Rancasj
a Carlos Gor¿ Oscátegtr; por tr.nsportarnos en la memo¡ia a ]a vida de Gabrlel Gora AFla, su P¿dre, J' 1 ü¿vés de é1, a la comunidad en ple¡oi a Gabticl Espi¡os¿ Suárez Por crear el Pueote co¡ 1a Comulla Koti pampa; aJosé Moreno Quispe por su amistad y por esta¡ sicl¡Pre firme en su comptomiso con Rancas; a

Alcja¡üo

Reyes Nfalca por sus fotogrefí¿s v los viajcs comP¿rtklos; 2 los l¡tegraflres de \Xáyanipas: J1i¿ñes
A1,\'

Gora Romero, Johel Riveta Sxntiágo,

Sa¡tiago Poñ4 Edmundo S¿nti¿go T.¿ure¡tc, Alex l\dri¡cula

Gota, po¡ ser ta¡ buenos aÍfirrio¡es; a la f¿milia Rivera Santi2go por sus reclbimiefltos sienpre calurosos, a la casa Tutmania pot hacernos patre de ella, a t¿ familia Cornejo Có¡dov" er CeÍo de pasco por su casa y su cariño incon¿icional, a Nesüas familizs Lino Cornejo y Best Urd¿y por su apoyo corsr,rLe y respero a nuesüo trabajoj a Silvia y Oüvia Rivera Satrtiago por su tiempo e jnform¿ción; e J¿vier Morates Mem por su amistad,lectuÍr y sugerercias; aJoséMmuel Bras Barros por su coñpañia y entusiasmo; a.Mmuet r_arrú Salaz2r por habernos contagiado su pasión por 1a voz y Ia memotia desde las aul¿s universitarias.

Graci2s a los niños de Retrcas que dejaron sus voces llenas de hisrorias en ¡u€stras chtas de aDdio, a e[os con especi2l c¿dño y gratitud va dediczdo este übro.

Eüzabeth Litro Corneio

Lima, etrdo de 2008

¡10

4taLtn

lefu

titl/|'pte

) tt). ,/¡1/0 et
Túbat Kafari

E

P.

L
a

Su

convirtió en piedra

Sefiofa

hijito

se

quedó ztrásyla al dar la vuelta Se

a

¡

F

Donde ahora es 4/ract,rha, anre, era Rat¡ras. D" e.e r. ," 1r i,tu | ,!ü,
un señor bjen granoso h¡bia lleg¿do diciendo: "¿Qu er m- rr r reld ¿r ¿e ,: . \.¡Cie c qucd"
regalar 1g(¿ porquc eratodo esqucroso. Solo una

señorale rcgxló y elviejiro 1e dljo;"Vete rú ytoda ru fanili¿ polquc aqui va ¿ habcr fin del nu¡do vete sin mirar attás porque Ranc:rs r.a a lunda se". I-¿ señora se fue, pero ha siclo terc¿ y miró
atrás. Cl¡ando elt2 voheó

\'io que Rarcas

inurdándose y entonces se convirtió en

estaba piedra.

ahí está esa lagun¿ h¿sta ahor¿, es una tagu gre¡de y eso ¡o se sec¿. Dicc que ctrxncto llegá al medio se \c quc esráo cas¿s ade¡ üo. püo en eI misDo nedio hay un remotino, si tí, Ieg¿s co11 tu b¿rco, úelor olvidate de sa lir, de ¿hi y¿ no sales.

y

19

Quizás llegó fIO SabemoS, de Francia

.

cfeo que efa

patrón San Antonto "l de Padaa e, .t rece de r-nio dc cida a:o. En a 'er a l'ay ganaoero.. Fl fue r" Srnro. a v¿,ias
La fcna re.te ¡ndo

petsonas

ha ayudado, cuando tenía¡ hambre les ayudaba éI, como bueoa person¿, y nuestros
1es

¿nr"p¿."Jo, o dec¡rron cr Fifóa de,qur.

20

z

i L
I
E

Pn 1960 dice labido fa Masacre
por

i ha de i Huayllacancha. :
tterras
F
¿

t

La empresa Coaper Corporafion s.
h¿bír llev¿do sus trerras desdc hace ttei¡¡a años. H¡n estado humillados, pero Ra¡c¿s no s€ ha quedado, no han queddo seguir así. Ellos han

Eso era et dos de m¿yo de 1e60, ta Nras¿cre .ie Hueyllac¿ncha. Esc lugar es cou, urr rzrrpaoa rorle, pura p¿npita y hry ltgun¿s pajas medio
negreadas. Ahí vamos todos tos anos.

guerido ¡ecupefaf süs rjerf¿s y lo h¿n
S-e.h¿n

ftveledo

veria Tufino. nllos son los tLes h¿¡ocs de Rancas. Alfonso R¡.üa erx pare cnronces el
presiilente .lc la comunidad, cl papá de nucsrra profesota.

Riveta, Teófilo Huamán y Sil-

logr¡dov rr.' ¡- m..t¡,,, Alfonso

No, no

es un¿ campaña

to que han crcerlo en honou los c,idos. eue.ia por cr rado de paia. - A mi abuclita le ha¡ dlsparado t¿mbiér por 1a csp¿tda, pero clla ha vivido ¡odar.í¡.

*
Dice quc ñás antes 1os de Caop¿r Carl)aüho" poní¿n en cada esquina rompe-par¿s para que cu¿lquier car¡ero que se asome sc rompiera su p;e, llegaban y cu¿rdo sc deban cuenta ya estaban rcto su pie. ..
¿Pic?, ;Eso se llama

Uue muy vaüente.

' Mur.valie¡te
gamonates.

¡1 enfrcntarse ¿ los v¿roncs. a los

E1h erx muicr y los deDás er¿¡ policías, ¡l¿mo puro varo¡es. A Ios gamonalcs no les háimportado sean hom bres, scen mDjeres, tes hao djsp¿r¿do nomÁs
o¿]es, era¡

paLll

Siheri¿ Tufino tie¡e su hiio, esrá vivo.

21

r.

- Yo pienso que los ¡anqueños han hecho bien en recDpeÍar sus tienás porgúe .l Cettu ¿e PdÍo
Coapet Car?atulio' sehabía apoderado mucho, Ie

h"bian ,enido en un cu,dJado ctxqudro ño

rr,

Yo pien.o q-c los qur han luchado por sus de rr¿s han sido bien valientes zl enf¡e¡ta¡se cor

Y.

prenso

qu.

d,

I
9

sus hijos, les debemos llevar u¡a merieoda o ¿l gnn2 cosa. Debemos hacer algo por su famili¿ no los debemos deiar aüás, ellos diero¡ 1a vld¿ pot 1as tierras, porque elos amaban ¿ ]as tierras, elos amaban a los pobladores y querían que no'orro' .u. ier.n^u{ c1 t lururo l¡ucna' covs. Tambié¡ debemos ser como e[os, va]ierrtes, no escapaf¡os, no estat escondiendo nuestra ca¡a, debemos luchar como Álfonso tuveta, Teófilo

b, no. ,,ri.É,cer c"d¡ ".o

¿

Huamán.

z

Y como Silveria Tufino tembié¡.

22

¿

é.

g
B

P
E.

Canción

I
R

F

He legado, no he legado

A mi tierra, a mi tier¡a A úi tierra ran deseada Como tzaqueño A mi tieria tan deseadz
Como ¡anqueño

Pot e1 camino prohibido He marchado, he marchado ?isando fir¡re ?ara no volver Pñando firme Para no volwer ¿Acaso sabes coo quién te esrás ñetieúdo?
¿Acaso sabes con quién estás peleando? Estás peleando con los vaüentes Estás peleando con los valientes

Alfonso Riveta, Teófilo Huamán Alfonso Rivera, Teófilo Huamá¡ Y Silveri¿ Tufi¡o para que re Io sep¿s Y Silveria Tufino p¿r¿ que te lo sepas.

2t

Canción

II

4

¿

Desde Rancas fuiúos a Huayllacancha Desde Rancas fuimos a Huayllacancha P2ra bosesionarnos en ¡uesfas tlefiás

c

z

er nuesttas tiertas Lindo, ündo r¿nqueño, v¿mos, v¿mos a luchar Lindo, ündo ranqueño, vamos, vamos ¿ luch¿t No desmayemos fuetzas que é1 no ganará.
Para posesionarnos

24

! L
É
E

F
6
E,

Canción

III

B

Me dicen, me cuentan Que en RaÍcas no hay valientes Me dicen, me dicer
Que en Rancas no hay valientes Por qué miente es¿ gente
Si en Rancas h¿y vaiientes

Por qué miente esa genre e¡ Rancas hay úes hé¡oes Don Alfonso Rivei¿, Teófilo Huamán
Si

Alfo¡so Rivera, Teófi1o Huamán Y Silveria Tufrno para que te lo sepas Y Silweria Tu6no para qDe te 1o sep¿s.

25

Cuando
el1os,

flOSOtfOS vamos a SePUlf haciendo las

se

lTluefáfi

" costumbres

Dice también, un fiejito más ¿ntes se vestíx pobre nomás, pero é1 era ¡ico, porque te¡ía oro. Nli
,b. cti,o l. cu"n,, . n i n,¡n:: L e ,/u t¿¡, lL< ne oro". Y mi trt¿má toda curiosa le prcguta al abuclito: "¿Verdad tienes oro?". É1 1" .""t".t., "Si pues, yo no avrso a n¿die porque critic¿n".

F' rrc¡ o ,e r.r:o. ,(.'F, d, m.nL-, do i,,..

Cuentan nuestros abuelitos

q....

donde estaba su oro y nad;e 1o encontró porque dice quc cl oro va se h¿bía escapado.

nuestras estanci¿s, de alguos noñás, hay ,r¿ r¿r de los incas, do¡de h¿n enterr¿do su vaso de

Mi

9
.9

z

Dicen quc eso está en sitios .lo¡de no hey bulla. Por ejemFlo, si alglien lo ha risto primero y ro 1o ha ido a sácar, pero le ha a contado e su comadre y la comedre va y lo saca, en poco tiempo ella se rnue¡e. Porque la otra no lo debe saca¡, siflo l¿ primera que lo vio. Dicen que en las no ches sale como candel2 y cuando lo pisan suená como 1ata, mi mamá ha pisado eso. Mi abueiito dice que le había avisado a su com p"J-e ) el lo lue:¡ ',car J rl ¿no ao n¿., .eia-

¿bueL a rc cucnrr que c-¿nJo rue . ., ¡r/n.i" e.con,ro un \. s. ¿c nro'er:ér h"c " u" )

Mi abuelito ya se ba muerto.

mi estancia ha encon¡fado tamb;én plata y una ollita, bastantes
É1 cn

Iin mi

estancia,

mi abuelita ha encontra¿lo

su

cáscara de huevo de los incas, en uná bolsita dice

estaba llenado y estaba enterrado.

26

3
E

ts

5'

a

¡

Una
La,

piedra

de

juguete

illa dice que sale de unas la-

t2.S, ¿e ptqtul Pero eso se e¡cuentra de suerte, se denc qDe tener suerte, eso no se en cueotra así por asi.

$tJ

Mi abuelita me ha cortado de la //a Dice que día se h¿bia despelrado er la mañaoita, sus

camefos estaban ahí pero había visro u¡ carnero chiquiro oomás, pequeñito, ese carnerilo est¿bá andaodo y quiso ¿garr¿rlo. Después elta se ha volrcado y cuando se dio cuenta eta una piedra chiquita, ya se h¿bía deformado. Pero di ceo que si en ese mlsmo momento la persona que lo ve 1o tapa con algo blanco, se convietren e¡ chiquitos aniñ¿les de piedrir¿ e¡ forma .te carnerito o de v¿quita, de la forma que 10 ha bía encofltrado e¡tre sus animales. Eso en los catnavales también se saca, y da buen¿ suerte.

l^ tla se le debe echar tambiér el azúcar ^ blanca, bl2nquito, bl¿oquito. Y su sal ram bién, su s¿l especial, igual que a ios ¿nimales.
\'[i Jla <ra un o encont¡c en r. puqu o. Dicen que ahilaTT¿sale en lamú¿nita. Yo est¿b2
.arq;to,
yendo poi 2gua, hice rüdo coo mi galón, ahí estaba

tomando aguaunavaquita, t^,ra c''¿6¿ . ¿(h a noma..

y

cuando me doycuen, la \aqu'
¿

yj .o h¡br¿

Mi tía dice que tambié¡ h¿ visto un
Si por €jeúplo 13 t//¿ es ñacho, eso empadra los carneros hembras y si es hembra ella da reproduc

páchi

c,ór.de porsr scemLarazanl¡sdemá,) echrncri¡.

to negriio y otro blaoquito. Ella dljo "icuau!, ¿Qué cosa ese pachito? iMe lo voy robarl". Se cayó y cuando se levantó los p¿chitos ya no e.'ab¿n, "dlo e,,ab¿n borrd¡i do. piedrra,.

27

Mi mamá tie¡e nn ild. Dice qae mi tío

esta-

ba jugando a la escondid¿ co1¡o chibolo, 1 cr e.. co.¡ ) ,1..e: ";Oh: qu. ündo una piedra de jusuete, de form¿ de u¡ carnero". La recoge y ]a llcva para que lo vea mi abuel;t¿, ni m¿mita. "Me he enconttado est2 piedrita, este iuguetito. ¿Quién lo h¿brá perdido? Voy a vendetlo" le dlce, y m; abue lita "trae para acá", se lo quita, "¿Cómo vas a
venderlo?, ¡Eso cs
z7.1al,

"¿Qué cos¿ es 77¿?" pre-

gunta mi tio; entonces mi abuelita lc erplicó. Mi tío se Io legaló y d€spués mi abuelita se lo ha regzlado a mi mámá, y es¡ es la que '7,1¿ . -4 ela ,iene. M; ¡bueLi,¿ nú u '1,. \'.., lo hubic¡2 taF2do, aünque s€a con su c¿l zón,.'.on lo que sea, ¿No ves que ias abucll tas se ponen blanco cte lana?, cor blanco se ¡,p/ ) \p cñave1e ". f ed.ir, ! e.o se,iene quc conserÍ¿r como un tesoro más preciado.

Sin toro mi v¿c¿ h¿ echado cti:t y sr ctia es

2

es dec1r, chusquito, esa cría es

nzr4 L1e i//a.Esa.'¡ez ¡o

teníamos toto, todavía no nos habírmos prestado
d€ l¿ cooperativa y de por sí ]a raca empezó a es

!

z

toro de ]a cooperativa sale un buen bcccrrito, pero éste cs un poquito chusco, /r,'4 de un lado es medio fl€gro ydelotro medio blanco. De l¿ r7¿ no sale fino, sale ch¡sco. So¡ chuscos pcro dao cría como finos.
¡Ar preñada. CDando la cria es de

NIis animalcs

¡o

cchan cría dc to¡os, dc machos.
esa

r/¿h¿ce echd crí¿, pero purahembra nomás. Reproduce solo dela r7¿, por eso solo naccn hembras, ni ufl solo toro tengo.

Eímip'!q ¡0hay;Iay

28

!

Los Ca{nay2.leS,.l

arumales

cumpleanos

de los

E,

Los cintamos a nuestros aninra, 1es. ¡" .o-o ¡le nosotros cuancto c¡ ¡uesrro
cumple¿ños hacemos con piñah, pero se hace con ceranelos, se te pooe serpenti¡a, se le pone
el arete, sc tita galletita, .ar¿melos. Haccmosp¿ ¡Los que pueden,los que pucdenl Yo sienpre h¿go.

- Pero está mal que en el dia det cu1¡pteúos del catnero h^g r' l^ fat¡¿tu¿r'4 porque e¡ sü. cuo
ple2ños 1o csrán marando. eso está mat.

'29

ElJirka

unespíritu, es como un dlos de los
es

animales
Lo que se le pone
Jbkd u¡o no se lo dcbe p"(t 'l li'ta. Por e"npu.i 1o
a,l

pongo la mesa y alguien ¿l signicnte dia va a co ..,".¡o,.¡¡.-c., dr', cn "r ¿no o en 1. ¿ño' su mano sc hace rlacla se arrugaLa mes, pata e1/z7.¿, se coloca en una piedra, el

los 2nlmales. .n ¡" no.¡.,.n
los carn¿vales, para que

Fn el Jirka se pone la mesa para r,
r'
perr d,

lt"

a .ieñpre e. r¿ r - r pr. or¡. le-. ., r iene 1os animales en la est¿ncia, cn e1 campo, enton ces ahí se pooe, en una es<luinita-

¡o

se

pic¡dan. Es en una

cuevita, en una pjedrita, ahí nomás se le pone un vaso de cada u¡o: un v¿so de galletás, unvaso de
nueces. Se le pone su coca

A

)

su cigarro, su vela

dños no nos dejan ir 2 poner l¿ mesa, nos mandan a jugat, porque ahi tienen que tomar y masticat coca y el que no tome tlene u¡a maldi1os

Toda la noche ¿ma¡ece la vela. Dice que cuando

ñ

!

I
z

te día. Si se acab¿ norm¿l quierc decit que los cerÍeros v¿¡ a aDmentar, pero si l¿ vela se apagá soplando, el ca¡¡ero ¿hí ¡omás se mue¡e. Si ]a vela se apaga llorando, derlitiéndose, es porque la ñisma dueña va a a¡dar llorando. También se ie pone clicha, un ramo de clavel ro.¿d. r urr. de bl.rco. -¿"/rr¿. Pli "no '. qu' nua y su cuarto de caña.

)r.ela e. " bcr..rgueardicndo h¿.r" e .,pu,,rr

-El

ri¿¿

es

espititu, es como un dios de los

animales. Es el espíritu de la tie¡¡a, de todas ]¡s

mont¿ñxs.

lls su pastot del zorto. Por ejemplo, si uná petsona no le pone su mcsa al JírAa, é1, m¿nd¿ x su mascota para que se coma todos sus ¡n, n¡'", r ,, n. le pone. comfl, ¡ ,"rbien 'e

30

3

l
ts

F

Tenemos que saludarle t^r\bién litA¿y elJitAd ^t salude diciendo íra, ira. kz dice, cuando se le pregunta, silva. Por ejenplo, cuando se ve a dar

nesa: "¿Quién me ha robado mi an;m¿]? ¿Me hafl robado o está por ahí¡'. Él ctice l¡¿.*

En la noche cua¡do un ¡arero quiere roba!

e1

l¡*z

sih.,. Silv¿ cuando se Ie pone su úesa. Yo en mi estancia tengo la calave¡a de mi ra¡¿tabue

lito, de mi papá su abuelito. Dice que cuando un
r¿tero quiere entrar, .le1anre de él se le pone y el

ratero se escapa o se desmaya. Le silv¿ t¡nbié¡ y ]e dice: "¿Quién anda por ¿hí¡". Pero dice que nosotros eso oo lo escuchamos, solamente el ta

* El quc.hu2 loc¿] d¡ cucnia del toc¿blo "lma" üs¡do e¡ l¡s lr€gunt¿s,l' cuya taducciónal car¿llano es qué . tr¡" es uo rL er, rr, u1" "on . ., r9.e ...c o. ñ,, rp r
dc este voc¿blo. Lós

e¡éiercan¿nie

"¡na?

n¡yoies cuentd ltre d /,¡¿; rres!¡ia

31

Mi

\'lcuruta se llama Canehta

Yo tengo un

Caffleflto.
petro, gallina, pato y un

Yo tcrgo carnero, VaC2, [2m2, alpaca, caba vo t""go
-

chancho,

I

Yo tengo efl mi estancia los princip¿]es que son t. la llama, a .¿r¡ero y la a1F2ca. 'u"u, yo tcogo lavaca, el carn".o y la alpaca, r"" go tengo ei perro, el gaúto, cl chancbito, tengo becerrito tambié¡. - Yo tengo vaca, carner", tt,-" y caballo Yo tengo c¿rnero, c¿ballo, vaca, alpaca, llama, cabra, p"'t. y g"r;to. - En la estancia ¡¿mbié¡ se saca leche- De una

ütros y de la leche de la vac¡ también sale el queso y 1á ¡áta. Yo sé ordeñxr vac¿, solita he aprendido, ñiran
sqla vaca se saca cuatro

Yo esroy apreodiendo. - Yo se mont¿r caba o. Yo tengo miedo al caballo, pero

z

do a mis abuelitos.

t2

E

B

B

Crecen
con la Sal

más

fuertes

P

F

-

A

1os animales les gusta la sal.

a

A mis ca¡neros

1a

vac¿ le aumenta l¿ lechc. A1c¿rnero

gusta, como

rambiénle 3 ¡osotros nos gusta el dulce a eilos ltanta

¿ toditos les gusta la s2l, hasta ¿ los más ch¡quitos ya res está empezando a sns tár Crecen más fuertes con t¿ sat, bie¡ gordos esrán.

La

sá1 se

les tira en el campo y ellos lo come¡.

timd Se Ie amo¡rona eo y ellos van lamiendo su sa1. icómo
se le va a

A tos car¡€ros t¿mbién

se tes ct¿ sal p2r2 que au_

mente su lechc para los pachitos chiquiros.

a su dueño, porque cuando mi abuelita va a su eshncia, cuando está llegando cmpiezan a llotar, corno unos niños empiezan ¿

El adm¿l conoce

hacer su pataleta para que les dé su

sal.

A tá tlama ño lc gusta la sat, solamente a la vaca, al caballo y al carnero. Las amas de cosrumbre nunca comen s¡t. yo no he visto á ningun¿ ltam¿
que coma sat.

J'

Al

zo|fo

se le debe

compadfe

decir

Af zorro sj rú lo

ves primero lo hrpnolrzas, pe-o.: et ,c ,c p.imero a rj re

En la punta de I¿ cola el zorto re¡e uná piedrita y éI antes de morirse se lo come, porque dice que eso es suerte. Nadie rene la cola de un zorro con la puflta, es un¿ boiita de la suerte y nadie 1o

AI zorro cumdo se le dice "zorro" se ofe¡de, a é1 se le debe decir comp¿dre. Decirle "zorro" es un¿ ofensa p¿ra é1. No se s¿be porqué se ofende,

EI perllo ige¿led
^1

zotto, pero

¿ veces

el zoffo

1e

El zorro p¿m co1¡ei

a los carneros primero los escoge. Los separa en el mc¿io del cofr¿l, los .¿,1c,u, c., ir a ,u ilrededo-, mr'¿ . ,ji e,,; r,.

a1 que üia rorro dice que no le .ob¡ ,u. birn r¿ ¿ o,ro ,r tio ¿ rob¿r y le tr¿e a su amo, le da también su

Algunos crí¿n zorros,

gordo y x ese gordo

se 10 carga

e¡ ]a esp¿]da.

34

E.

Hay

chaco

inay chaco de

vicuña

de.Zof_to y

3

¿.

F

es cuando cazzn al zorco, las"personas lo sigtetean.
chaco de Torro
Es como una faena que se hace cuando hay mucho zorto, cuando ya esiá periudicando a I¿ cooperativa, lo acuelda¡ en una asamblea. Y como
¿l zorro Io maran, venden su patita.

El

<oÍo cs coúo una diversiór También, v¿n los niños, se trata de cotretear al zo¡ro, se va ¿e ¿ia. fzr^bién h^y rhd¡o ¿e es tgr t. E¡ 'n'na', el ¿¿to ¿. un"nah^ceo como una facra: par.r qu las vacunen, pata que les corten la Ima y bdo,
ctaco d¿

El

pero

ro las matan porque las wicuñas son ünda bien bonitas, peto sor thicara:.

J'

Si el

zorrillo

en tu ropa

nO SaIe eh años

re II

aoesta

1

.l

J

l

:l

¿

I €

Si te picbe e1 zorrillo, huele feo. v
si te?rrrr en tu ojo te quedas cieeo. Por ejemplo, de acá hasta la cumbre apesta feo como si estu

z

36

B

E.

B

F

s 6 2

El

untu

!_
I

el puquio untu, ae eso se forma el s¡po. Son bien cal¿tiros, feos, al pri¡cipio son mcdio an¿r¿flj¿ditos.

Bn

también lnty

-Iglalito

a los s¿pos nacen esos, pero

scgu üe

cen se pueden formar tur, en tres formas-

sapo, en mn¿ o en

ff
c

-LI",!" ct. .r
Es cana
gorda.

c

"be/

¿.o n¡ un cL¡d,rdo ,

nn

cbalh"dy su colita es delgadita.
es

No,e parcc, " uña,"d/tt¿,.. .jbe,r

rr.

- Es un fenómero más o mc¡os.

17
I

me he cfvzado con SZpOS

Todavíano

Si con tu enimorado ms a algún sitio y el

se cruza por tu camtno es pafa mala suerre. r,-, p,r,r peteando noras

Sapo

cu¿ndo te cás¿s, p¿r¿ que te esté p€ga¡do tu es poso. Puedes irte lejos o sino puedes mofir. Tu p¿¡ej¿ te deja. Por eso si te ctuzas con un sapo debes matatlo, pisarlo ese mismo rato.
E
.E

/

Mi ¡ío me cootó que un sapo sc le ctuzó eo su .am:no. C. rndo,r,bx ¡br en l, O¡r'¿.or-1o \ igi
la¡tc, ól se juntaba con
sus amigos toda la noche,

-q

o el s¡po .e ¿p¡recro en el medio, mi tío lo aplastó y ahora él ya no traba-

z

ja ahí, se ha 1do lejos.

t8

I

E

6i

!

Del

caballo t'.1.1 burro sale la'mula

5

ro."be rch¡r cr, Dice que la mula va a echar cría cuandó rl a ser el lln del mundo. r,v¡¡jo:. aro, d," rio. rec,en \h r ccha-, n-. pi-x 9J, h. \r nn
L¿ mur"

t9

El

gato también es diablo
que cuando rue

Mi tío me ha contado
a la queb(ada

co¡ su hco¿no sc les hizo dc ooche y üie.on: "Po¡ acá vanos', y enconüaion una casa yle dijeron a una señora, ..Alójame ¿ya? No conocemos eI c¿mino, ya nos está haciendo
tarde", ela les hizo pasar. Luego le pregu¡taron: "¿Y por qué tu esposo esrá durmierdo tan teo

Unavez mi tío se fue ¿ su pueblo a \.isitar a su rí¿ y estaban cosechando pap¿. Se fucron ¡ almor z¿i y en ese mome¡to en que están almorzando
el gato sc sube al techo y empieza a or;nar y eso

le. cuenra: "\t esposo .esive \ 1nuere, no sé por qué, a veces
pra
cUr'

ro) Y

L!ego ell¿ s¿1e y les dicc: 'Ahí romás espére¡me voy a avisar a mi hermano que mi esposo ya se ha muerto". El1os se setr¡arc¡n, esttbzr, cha¡¿haxdo coca, e¡tonces en ese mo1¡ento entró el gato y empezó a iaúer ¿1 señor y el señor revivió.
Más tarde l¿ señora llega con toda su famrtia ! su esposo esiab¿ vivo y mi tío le dice: ,.Este gato es

Iega al plato del tío de mi tío y éI dice: "¡Esre gato mala scñ2! ¿Qué cosa esrá h2cieodo?" Lc empeza¡on a ti¡a¡ con un mazo, con todo y mu ¡ió. EÍtorces mi tio le dice: 'nsí no vas a marar aIgato". Lo echaton aI agua pero orravez et garo .e .-b,o. {l ooco ¡em¡o nomá. su uo m -icj, pot eso e] g¿to es di¿b]o.

z

diablo, este geto le ha becho despertar. Vamos ¿1 garo y io me ticron al agua y en ese momento murió el gato v mudó el señor, los dos ju¡tos.
a matarlo". Efltonces agarraron

l¡ebé trmbién lo mata el gato, cuando está durmie¡do v ]a memá se descuict¿ un r¡to, en to¡ces el garo enüa y con su rabo le rapa la n2r;2, el bebé y¿ no respift y muere. A veces se pone en su cuelio y Io ahorc¿. Ei diablo tienta aj g¿to y cl gato mat¡ al niño, por eso al gato se le

,\l

r-

40

a

2.

EIZofÍo

y el

cuy

Más lbajo estebx el cur sosrcniendo una roc¿ r, le dice ¡l ,orro: ''\'oI x buscar pjquetes y palos pare quc esta ioc¡ se parc bien boniro, est¿ foca

Hrbia un pastor que ren ía su pas1u gr.lnde , ",: ,i. -Fr , ,n"u". tu, F,.
el pasLor le habia puesto u¡¿ trampx. Et cuy I€g¿

y cae en

1a

trampa. Cuardo estaba atrapado ltcge

cl zoffo l.cl cuv lc dice:
"SÁc¿me dc acá, te vo) a a¡rarrar co¡ un^ de 1¡s L;j¿s dcl señor,,.

l

te ras 1c¿

sar

ra esrá por cae¡se t s; est¿ roca se cae ¡odos v¿ mos ¡ ñod¡, tenemos que sostenerlo" y ct zo rro ]e responde, "Sostenlo tú primero y dc xhí yo". (iuando 1c toca sostcner l¿ roca al zorro, cl cuy se va x busc¿r barreias, poo el cu¡ se va y no rcgres¿. El 2orro sigue sosrenie¡do la foca, r¡ ¿espués l'a aburrido piens¿: "Ya me c¿nsé,1,, vur 'U],.,,.5 T. , rr" i, pr"dr. q , ro- h¡,cr, ,,r "
scrá". Suefta l¿ piedra con miedo y no pasa n¿da,

",fo, u:

el..¡ re¡.s

."e /u.^

''Cor Di^n¿",1c dlce. "iY¡, yo me c¿so con Dianal", grita el zorc,.
E1 zorro dcsata al cuy I el cur to amarr¡_ Des pués llega el scñor persardor "Hoy dia voy a co

En oro lugar el cuy hace ur hueco ). 1e d;ce . o ro: 1., I t-:mrrñ llz.r . .¡i.l dolc ciso entra primcro y en ese momen¡o el
cuy apror.echa y tapa el hueco con u¡a inmensa piedre que e1 zorro flo podí¿ ¿tzer. A¡í el zorro se ¡rurió r el cuy saltando, salta¡do se fue ¿ su

mer chicharrón de cur". Pero cuando llcg^ a ta
rrampa, estaba el zorro, el cuv y¿ se h¡bí¿ ido. pegó durc ¿L zo¡to ¡, eL zorro se esc2pó.
I_e

41

p,nRancaslosvelorios se realizan tres días

Un día muere, enronces ese dra
nomas lO lapan COn Una relaLrna manta

con

o coo una ft2zada t no hacen saber nada. Al dia siguiente compran su cajó¡ I lo po nen ahí, en su ¿t¿úd, entonces tecién h¿cen eI llamrdo. Se ve1¿ dos ¡oches y se le entierra, pas2 un dia y se hace sus dr,, /¡l¿r

Er
ñ €

|os rtuc1 ¿ídi se l^\a l^ iop2 de1 muerto,

se

lava s¡ ftazada, toda su topa. Ese dí¿ se embúte 1a ropa del muerto, se h¿ce como un muñeco y
se vel¿. Esa noche en e1ve1o¡io de los cinco días

9

es m^s .hi"¿t¿, porque comen mote, comen pa tasca. A las lxv¿nderas, a las que lava[ 1a topa del

El que no merleoda o cl cpe no está paga su mu1
ta. Hacen chistes, cuentan cuentos, por ejemplo

muerto,

se 1es da

una buena porción. Se les da un

tazó¡ de mote l, ües o c.afto platos de patasca y

z

una buena presa de catne.

Lno hr,e." c,,r,' rep,¡unr. oo co¡rest¿ p¿ga su 1¡ulta con una cerveza, con m rdlicte, con c ñ^, con cu¿lquier cosa.

42

.-

!e

¿

¿
5

?

Los

fiIueftOS

van con

P.

z^p^1Ú.ll2
á

F

Primerxmente cuando muere el señotlo tapan en una mesá. Cuando le compran su ataúd lo lavan
y 1o cambi¿n, le poflen su temo y su corbata-

E,l muerto va con zapatilla por que la zaparilla e.s_ más ágil,- corten con la zapalsla, p.,". "nd^,", con zapato no pueden
se va

correr. Ellos corren a la gloda, su cadávet estatá wotado, pero su espíritu
con toda la zap¿tilla, el que está con zapato

4t

lntlefflo

. E-l camlno para el
dice que

negfo

es

Dice que para ir al infierno

se r.a

por un camino

. tl^o ¡""r a rsoJ'¡o-rr.'r

oc.niro

cho ncgro en la ropa de duelo.
dice que se debe poner un poco de blanco pot que sino cl cxñino del muerto lo están hrcje¡do

Dicen que no se debe poner mu-

nomás. En esos caminos para L a la glotia hay florcs, plantas I'cuando s€ ll€ga a la gloiiá sc vc

puro ióreres. Por ejemplo, si une mujer que es vieF ctee en Dios y lo al2ba y se muere asi <le vieja, entonces ahí se vuelve joven, nunca enve
jece, nunca y tiene de todo.

é
E

Dcpcndc cómo há sido la persona, depeode si ha creicto en Dios. Cu¿ndo creen en Dnx var rlcgres, peto cuando se r¿n x ir ¿t infierno se va¡ tris¡es. Los que van a ir á lx glor'r vrn ale

Hasta los oocc años tú ¡unquc tcnges pccados te
v¿s conJesús. Por ejeñplo, yo ahora no sé lo que

¡-e' h- .r,ernin"
a]

el

c..m,.

.. q { . , ¡ i,

hago todavia, pero a los doce, trece, ¿ht si sé Lo que hago. Si los bebitos sc ¡iuctcn, cllos sc val con Dios, pero si tú h¿s cometido un pec¿do, de repente has tomado, te has embo¡rachado, has matado personas ! mueres, enb¡ces y¿ te vas

infierno solo hasta medio cemino. l:-,n l¿ mit¿cl de1 camino dice que le amartan su pie con una c¿den¿ r'es¿ c¿de¡a lo llev¿ de frente al infieroo,

z

la cadenr es ncgra.

41

B

p.

B

5

Eso

frle contó m1 mzma

F
E

tli tienes ur hijito, se te muere y ,u r..¿. d ciendo: ;tor oué mi hijr o. po.qu¿ Dios h¿ sido tan injusto colrmigo?". En tu Sueño se te revela tu hijo. si to." cuenües que está volviendo es porque tu hljo se va a h¿cer en condenado, porque Dios le dice:" ¿Qué cosa te has traído de tu m¿má tú¡ ¿Qué cosa? ,\nda coüe devuéIvelo". Dice que Dios lo
Por eiemplo, si manda con un bueo propósito, peto el diablo ya lo malogia y se vuelve en conde¡ado.

Dice que los bebés que no son bautizados no son á¡geles. Mi ñamá dice que se ha muerto sr.r bebé sin que se bautizara y soñaba que su bebe estaba en el agua y no lo poüa sac2r, no crece

45

E1 condenado creo
que es eso gue

qüefe ag ftat

afldA,

que

E1 condenado es blanco, ""a" pu'" ¡ ce l¿. , u¿ r. de '¿ ma r¿-¡, ¡ndr en l- o .. ,r
dad. Él no debe vernos, cua¡do ve le luz ñuere.

I
z

Segrn la histotia de acá de Rances, Ios condere'.ren y "rdar. . n^oo" ,on lor respirat, sin nada. Su sangre no coagula, por eso
r

dice que los cc,ndenados end¿n.

46

! I
E

En Tusi

chupa S2flgfe muefto dotpersonas

apafeció

el y han

B

6
E

F
B

Djce que los rbupa sangre pcrsonas- norm2les y uenen

Samofltanas. Dice también que cuando

son Pa-

esrás por ahí caminando y e] señor te llama, tu nunca le deberias vcr a los ojos, d darle I¿ md,o,

porque si te agarra y¿ ahí qDedas muerto y si te contestas o vas, te chupa la sangte, son como los

47

La ffte s2 debe estar lista
antes del

mediodía

Es una costumbre qle todos los años haccn o .c,r.u. papá.. SegUn mlq abuelllaS,

ya pasaron diez eños, dc mi ¿buelita tembién ya

p".r-o.

c¿torce

r;.'. (l .. .i

Ú,e

\"n

,ho

al medio día los muertos llegan z cadz :u¡a de las casas, * ¿-i' *.
espíritus,
/¿

I

es por eso que se armz la nesa.

ll¡

se pone lo que le gustzba ¿1 mue.ro I en 'zr¿ cada esqui¡a su vela. Se pone r^ñbiér rbtitd, llañita, pajaritos, moroquitos, homb¡es sentados en los c¡ballos, la ¡'¿p#¿ es un pan.

NIi ¿btrelita dice: 't\hodta iu abuelito está co miendo con tu hcrmanita, por eso te¡emos que dcj,r en silencio la c¿sa para ¡o estorbatles". Porque a veces las almas no llegan cuando hry mucha bulla, tienen que cstar en silencio y con sus velas nada más, sin luz.

Mi abuelita me cueflt¿ que los mudtos vi€flen ¿ 1as doce y vienen soleme¡te los ¡ntiguos úucr tos, por decit mi abuelito Gabriel cste año no luelve todaví¿, porque rccién son dos ¿ños quc

Con la l¡ul1a a veces las almas se vx¡, por eso deiamos lx cas, en silencio y e¡ su mes¿ 1e Po¡e mos agra, porque dice que llcgan cansados.

fa ecido, vuelve cuando p¡s¿ más áños, e los tes años tecién regresa, el otro año si vendrá.
ha

I
z

Los ruevos muettos ¡o vienen todavía tienen q-e e.r. rl l"cu de D o' ¡,-r p- 'b"- . no e' i vcn porque ¡ veces se vuelven condenados. Por eiemplo, mi hermanito se ha muerto antes,

Mi ¿buel;tá e¡tes

de poner la mcsa l¡¿stica coca

y después se va al cemc¡tedo parx dejar en todo

48

E

:
É

Sibemos quc hr venido el ¡lm! cu¿ndo ]a com;

dsxl

rj

",1 ..¿u.\"a^e.lorl
fl¿da, canbia de

suro. Dicen

que las

¡lnus
sc

no comcn, solemenre hueletr

I

quc coo eso

A mi abueli¡¿ le hc¡ros pucsto su palra.

U¡a vez mi abuelita preparó su mesa r puso
su p1á

deb¿io bastante cenizr

ta¡o, su manzana, sus n¿r2.r, su nlotc, su prch¿menc¿, su chichar¡ón, sus mazxñorrxs, ur ph tito dc todo. Le ha¡ dei¡do su coce ! su c;garro rrmbiéfl. Parx clbebiro hemos dei¿do caranelos,
también maz¿morr2s, hemos dejado su leche, su pan y sus gallctitas.

prucha si lles¿ o

e.1,,"J,1.r'

¡o !.,

zepa¡illxs, p¿ra ver ]a cl álm¿. Dice que si 11cga

I

r. l-u, , e' L.enz¡.

Nosoros hemos visto esos dias 1as hucllas, un¿ zapatilla sc habix moi-ido más arrjbx y el otro

La mesr v¿ ¿ est¿r pl,esrx tres díes, hoy primero de floviembre, m¿ñrna dos y pxs¿do maña¡a tes hasta el r¡cdiodía. Después dc1 mediodí¿ )! sr van las alm¡s y alií ya sc rienen <¡ue rccogcr los pl¡tos. Cu¿ndo se recogen 1os pletos se vcn las hucllrtas de Los quc han venido e oad, deidl

En esos días dc todos /¡.rl¿rr,r no se pone ñúsica, ni nada, porque eÚ pcrturta x lxs alm¡s. Una ¡oche Jo pusc música y nli m¡má me gdró, me

dijo: "ivas ¡ esp¿n¡ar e tu abuelital ¿{lué haces prcndiendo 1a r¡dio?". Lo 2p2gué. A mi no ¡rc cta miedo, ya estamos acostunrbrados, dormimos rran.luilos porquc J;ce que e]1¡rs son los que nos

49

Cuando a Lrna rno befSOfIZ le CZe el raVo 1o debe

vef naAie

hasra que

fevlva

A mi oadrino don Valendn le ha
uegado el rayo dos \eces.n"drcr.\/
visto y ha tevivido a las doce de la noche sol;to.
En l¿ tarde a las seis más o menos le habí¿ c¿ido

*

!
z

el r"yo. por cso ¿ e\e rato rodanr ha te"uci ¿ do. El est¿ba cortando su údDPa, enrorces eÍ esc nomento reventó eI rayo y la luvia. A é] le entró por e1 reloj, su reloi no lo ha encontrado, no 1{) encuentra h2sta ahora, ba des¿Pdecido, sus botas saltaron y tod si .hdnPd ha rc\ent^¿o ^ cu¡ndo 1c ha caído et Ayo, ).a cr¿nod se ha áespetdiciado, e1 rayo lo voló.

Mi papá me ha contado que a mi caballo le ha llegado ei rayo. Mi c¿ballo estaba comiendo y
como sus cuaüo patas estaba¡ con bettadur¿s entonces el rayo lc ha perseguldo y h¿ muerto A los anlmeles les llega cl nyo y ya no rcviven, se mueren. F-n c¿ñbio a nosotros si nos lleg¿ reviviúos, si ¡¿die nos ve, Pero si nos ven ahí

50

E

a
¿

Había tna señora y su esposo erz opa. Iba ¿ h¡ber trna fiesta. I-a fies¡a c¡a a S¿n
Pedro y San Pablo, el srnto ¡cnia su cabailito. A ell¡ ]e habím dado un quin¡al dc harina para

nir. p. r . ono le ü,¿hr h", r¿ .Fa.14 .e ru, r''D. ebl. ¿ bu.c,r mi. (t ., ro, J se qued.; con su bebrro. Pe¡o el seño¡ como era opx h¿bia pi¡tado su casa cor la harine v cuando llegó la scñora le dice: "lfa a ya pinté l¿ casa,, L¡

l\4i mamá me ha dicho cuc se llama et Elmer oph

r 6
E,
E

l,

señora molesra le respoode: "¿O?a que has he cho? Eso no es para hacer nuesÚa fiesra".

pirrar la casa, eso era para

Después la señom se va nuevamcnte y deia dur miendo ¿ su l¡cbé, cuando el bebé se despiert¿ y €mpiezx a llorar, e1 señor v¿ y 1o cargr, y coúo
l¿ cabeza dei bebé

e¡ una parte

es stravecita, esa

prre ,Jpla.,r)
ra Iega y

eso le señor¿ saie y 1e dice ¿ su esposor irvoy a

n10.r".eno

ir un rato a laver ropa". Al poco rato que selc l¿
scñora ¿pareccn unos hombres que h¡bí2n ido a robar ]e cas¿ del op¿. Uno montado en u¡ cab¿-

é1 dice: "Mall¿ nucs¡¡o bebé está dur miendo, ¡e¡ía pus en ia cabez¿". L¿ señora vc a su bebé y estaba muerto, slo seso, 1¡ señora lo enterró en un cajón.

c".- r sú. d, ,". amigos iban por la parte rmsera. A ese que iba
U^

bl"n.u L. po"Jel"r .

de r/

L¿ scñora gu¿rdaba toda su plata p¿r¿ hacc¡ ta fiest¿ dc 32¡ Pedio, é1 le dicer 'r¿cse s¿nto quc tiene su cab¿lliro bl¿nco no?", su señora le dice que si y el op¿ le sigue preguntendo: ,,¿y para qué es esa plara¡", ella lc responde "es para da/', y guatda la plata cn un cajonciro. Después de

solito por del¿nte montado en su caballo, lo ve cl op¿ y como era bien opa le entrega todas sus riquez,s, le dice: "esro es par¿ Ud. mi esposa me dijo .lue estes iiq,¡ezas eren para Ud. porque Ud. es SaD Pedro", y c1 ladrón le responde: .,Está blen gücias, te voy a conceder nuchos mila gros", así se burla del pobre ,p¿.

51

T.uego como ya le había enüegad., todo oes se v¿1l

io que

Como \.¡ era talde sc fueton a dormir ¡ una cue

tetua, y¿ no habíx que robxr en la casa, los ladro-

\ ,l^f,,..h,c'

,n..re-.

1',' l'...'

co¡ todo

su dineto. Peto la scñor¡ va

,l',.

,.

-u. d-,tuP¡,
quezxs

d" .;.. ,L,.- .gi.J. .¿r. al ladróo, ell¿ v¿ cordendo l le preg'uta

rJ^ -qre.rnJo , I rbr. .r.

quc había pasado !' cl opa le respon¡€: "tú me has dicho que le íbamos a hacc¡ fiesta a Sa¡ Pe d¡o, r'a no Ic vamos a haccr nada, ya ie di toda su pl¿ta" ! ella molest¿r "¿Cómo v¿s ¿ hacer eso .pz? Eso cra pará San Pe<iro, ese es un l¡dtón".
T-¿

señora se va siguiendo ¿ los l¿dr.,nes

r"uc.pu. : ..d,t"p.

no rala a set que otro ladtirn venga". tilla vc quc ellos s. csconden en trn¿ cuev¿. Todos los
ladro¡es estaban ahi con todas 1as riquczas quc ,e l-ib rn rob^lo de i- dem .s ." r, L, ,en.r . sc qucda sentada pcnsando: "Talrcz pucdo cn trxr cux¡do oscufece". De rePente sueoan Pasos r ln se¡ora se ¿sust¿, en eso ve que era su csposo et a?d cúg n¿o su pucrta, "¿Quó haccs con esa pueri¿¡", el ,y'¿ ]e responde, "Tú me diiire que no (lejxra 12 puerrx".

I le djce r" - "\,)",.d,.,..

carga¡do su puertr y al s¿lir chocx e¡ l¿ entrrd¿ cte l¿ cncv¡, en tonccs la pucrte sc cac l cúpicze ¿ rod¿r y los ladroncs que estab¿fl en oúa cspxntan, piensen quc cl pucblo estaba rendo e xgarrarlos. Sonaba como teñblor, creíxn que er2 el fin del mundo. Tratan <1e cscapar ¡' se lenzan al agua, cn una laguu que estaba por alli. Sc 1a¡ z¿n diciendo: 'i\ nrí p¡ra que ¡o mc pase Íad¿". I-a scñom rc qüc sc van todos. baja a la cuci'a ¡' ercuentra todas las tiqrezxs que habiao robad., los I¿dro¡es, esas rirluezrs ctan diez veces de Io quc ellos hrbian juntado, encontraton oro, plata,
a su señora v sc va. É1 scgnia

.t,,rd,* - ¡'1d. .

,c.

1.

Ilr^ñc,. ¿

c-

r¿ dijo, 'Ahor¿ con esto podté h¡cei mi fiest¿,

\1,t.'

op¿

rdce".

cr.¡¡: "\frll.¡1..

ro cabalgar dos caballos", ella lo amarra en dos caballos, pero para pasar c1 ¡í<¡ 1os c¿b¿llc,s se abreo, se separan, entonces el op¿ se perte e¡ dos. Así l¿ señora se qued¿ con todo I' bota al ope e1 río. Ahí nomás qued¡ cl cuento.

"

señon seguíá mirxndo la cuevr <le los laclro y sc cstabe adclantando un poco, en eso el opa mita cn rn hueqrit<, donde había caca de pe rro, I como la c¡cx deL perrc, es blanci, le lrama a su esposa: ";l\{alla, vcnl" I clla pic¡sa: "¿Habtá enconttado la platal ¿Qué cosa h¿brá p¿s¿do?", regresx l¿ señor¿, ), el opa todo emocionado 1c
T.x

nes

tt"..l".

i. r.(,',si,

z

"¡Bwr es caca dc perto

'.

o1.e,

opal".

52

a

Los Narradores

Rosita Corina Santiago Susan Jhovana Valer C¡istóbal Jaquelín Roddguez Tufino Candia Sánchez Mattel Gina Sánchez Cabello Melecio Santiago Robles

53

con E¡izabeth Lino comejo y Kristel Best
u¡day, los niños ide ariba hacia abajo): Diana Oscátegüi Poma, Melecio Santiago Robles. Susan Jhovana valer Crlsióbal, candia sánchez Matel, xiomara Santiago Poma, cióvanñá Medrano De La Cruz, Rosita Cottina santiago, ,aquelin Rod rÍguez Tufino, Pamela Santiago Pomá, Elizabeth Gora Romero.
Tapuc, octubre de 2003

De izquie¡da a derecha: Xiomara Santiago Poma, candia sánchez Nlartel, Giována Nledrano De La Cruz, Susan lhovana Valer

Tapuc, octub¡e de 2003 Foto: Elizabeth L¡no Cornejo

En elcoregio simón Bolívar, después de uña actuación, Con el canel Susa n .,hovana Valer cistóbal, profesora y compañeros de auta. A lá defechar Elizabeth Lino Cornejo y Kristet

Rancas, octubre de 2oo3

'ffiIi,u,

Irlelecio santiago Robles,
Rancas, enero de 2004
Foto: Alejandro Reyes t\,talca

-

'_-,--v>;

Ros¡aa Cotr¡na

sañtiago y hermano

Foto: Alejandro Reyes Nlalca

Gina Sánchez Cabe lo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful