MARZO DEL 2014 AÑO 49 - NÚMERO 04

w w w.mir-chile.cl

www.elrebelde.cl
Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

digital EL REBELDE
ÓRGANO OFICIAL DEL MOVIMIENTO DE IZQUIERDA REVOLUCIONARIA

¡¡ Por una Vida Digna para Todos !!

¡MIGUEL ES EL EJEMPLO, VENCER NUESTRO DESTINO!

VIII° Congreso Nacional del MIR

A 40 años del último combate de Miguel Enríquez y a 30 años del nacimiento de la JRME.
Visita: www.mir-chile.cl o escríbenos a: comunicaciones@mir-chile.cl

EL REBELDE
Marzo de 2014

Entrevista a la Cra. Secretaria General

El Rebelde entrevista a la compañera Secretaria General del MIR E.R.: Estamos a días del cambio de Gobierno, donde vuelve la Concertación que ha incorporado al PC al gobierno, ¿qué proyecciones hacen de este nuevo Gobierno? S.G.: Es difícil hacer una proyección favorable, sobretodo, en cuanto a las aspiraciones que se han postergado por más de 20 años del pueblo chileno, ya que las reformas que se plantean en los 100 días del nuevo gobierno de Bachelet siguen enmarcadas en el modelo neoliberal y seguirán siendo regidas por la Constitución del 80, que sólo ha tenido algunas formas periféricas hechas en el gobierno de Lagos y la ratificó con su propia firma, o sea, dicha Constitución tiene dos almas: una Pinochetista y otra Social Demócrata; coincidiendo ambas en la esencia del modelo económico neoliberal y la democracia en la medida de lo posible. Es probable, que en materia educacional este nuevo gobierno avance por el mismo camino de la administración del saliente Piñera, vale decir, rebajar costos de aranceles y otorgar mayor acceso a los créditos con respaldo del Estado; así como la creación de algunos Institutos Profesionales al alero del estado, o sedes regionales de algunas Ues del consejo de rectores; pero no está en carpeta terminar con la educación particular subvencionada en la primaria y secundaria, mucho menos con las UES privadas, por el origen de sus dueños, muchos de ellos Bacheletistas. Es posible que alguna de las medidas, por pequeña que sea, el equipo creativo la magnifique como resultados de un avance en la reforma a la educación.

Entrevista a la Cra.

Mónica Quilodrán
Secretaria General del MIR de Chile.
Se puede hacer una aproximación de que así como el gobierno de Piñera era continuidad del anterior, éste terminará los proyectos ya aprobados, los que se implementarán en los siguientes cuatro años. De verdad, es que por más propaganda que se haga sobre el nuevo gobierno de Bachelet, no encanta a nadie. No hay que olvidar que la abstención logró superar cualquier estimación aproximativa, y la intervención que hicieron con candidatos para todos los gustos tampoco la atenuó. Los ciudadanos en general no esperan mucho, más bien están resignados a que se mantenga el abuso permanente que ha existido en estos cuarenta años. No estamos frente a un fenómeno nuevo en la lucha de clases, es una continuidad ininterrumpida desde el 1990. E.R.: ¿Creen que el cambio constitucional es factible ahora?. S.G.: Para que haya un cambio constitucional debería haber un gran movimiento político social que quisiera cambiar el modelo económico, y eso a su vez significaría un cambio sustancial en las correlaciones de fuerzas. Por ahora, tal como lo dijo Bachelet

2

EL REBELDE
Marzo de 2014

en su propaganda de candidatura, la constitución correría por carriles institucionales. Eso significa que será el Parlamento quien tendrá en sus manos la primera y la última palabra. ¿Por qué van a cambiar un traje a la medida? El modelo económico no le afecta a la elite gobernante, al contrario, los ha hecho ganar mucho dinero; por el contrario, en materia institucional le afecta a los trabajadores. Hacen acuerdos para que queden cómodos todos los sectores políticos parlamentarios que están dentro del rayado de cancha de la constitución del 80, el sistema electoral satisface a ambos conglomerados, incluso al PC, pues se ven inflados sus porcentajes de votación, debido a que no se considera como universo a los votantes que anulan o se abstienen. El sistema de Partidos Políticos es demasiado corrupto, basta tener mucha plata para comprar padrones con firmas y un Notario dispuesto a ganar dinero. Para lograr un verdadero cambio de la Constitución, tendríamos que tener una izquierda bien cimentada en las bases del pueblo chileno, y la Concertación–PC sabe que eso no existe por ahora. También saben que pueden entregar cualquier excusa para hacerse los tontos con el tema, pues echan la culpa a la derecha que no quiere cambiar el modelo y, si eso no es suficiente, siempre inventarán una ultraizquierda que les aserrucha el piso. Por lo tanto, creemos que sólo harán algunos tibios tentativos, como para decir que algo hicieron en estos famosos 100 días. E.R.: Entonces, ¿Esta Nueva Mayoría es un invento mentiroso más de los muchos que se han hecho en estos 24 años de gobiernos civiles manejados por la Concertación, con el intervalo del gobierno de la UDI y RN?. S.G.: 24 años son demasiados sin hacer cambios, años en que sólo se ha pisoteado la dignidad de las personas. Son 24 años donde sólo ha existido abuso de poder, no se han respetado los derechos más elementales de las personas; tiempo en que se ha

perseguido a los luchadores sociales, se ha discriminado a los trabajadores manteniéndolos a punta de salarios mínimos, salarios que no les alcanza para sobrevivir. Se pasó a la propiedad privada de consorcios nacionales y extranjeros nuestras riquezas mineras, así como los servicios básicos de agua, electricidad, salud y educación. Han sido los años más duros para los luchadores sociales honestos, donde hemos visto como se juegan con los derechos humanos para elegir candidatos que nadie conoce y que después están 20 años en el parlamento; como se juega con las ganas de salir de la pobreza; como se juega con las aspiraciones y los sueños de futuro de las personas comunes y corrientes y como usan los servicios de inteligencia hechos al dedillo para desarmar las organizaciones políticas serias, o armar otras dirigidas desde los mismos centros de poder. Estos 24 años han sido tan o más difíciles desde la dictadura, porque además, vemos dramatizadas nuestras historias en la TV, como si sólo durante la Dictadura se hubiese violado los DDHH, siendo que estos se violan a cada rato, como si los muertos y torturados y perseguidos en democracia sea natural, o fueran costos necesarios. De esto y mucho más, está cansada la ciudadanía. Éste es el único país que condena el robo pequeño, pero a los verdaderos delincuentes, el gran comercio, los bancos y los políticos se les rinde pleitesía. Este es el país que ha condenado a los sectores populares a vivir soñando en que algún día la situación cambiará para ellos, y los ha condenado a una cultura delictual, con códigos y lenguaje propio, sobre todo a los jóvenes, así no se ponen a soñar con llegar a la Universidad y o a tener un gobierno propio, con un modelo político, económico y social distinto. La Concertación contribuyó en forma desmesurada a destruir el sueño juvenil de los sectores populares, con ayuda de una izquierda que tenía que hacer méritos para entrar en el parlamento y en el gobierno, para lo cual, se sacaron los zapatos haciendo

3

EL REBELDE
Marzo de 2014

daño a los jóvenes y a los trabajadores en este país. Esta situación, más todas las frustraciones que se han acumulado en estas décadas, hicieron que la Concertación perdiera las elecciones con Frei. Es por eso que prepararon con mucho engaño la segunda vuelta de Bachelet y por lo que para tener una mínima credibilidad debieron incorporar al PC a ese conglomerado, llamándolo Nueva Mayoría, cuando en realidad de mayoría no tiene nada, ya que en las dos últimas elecciones se ha producido una abstención mayor que la participación ciudadana. Tampoco las marchas estudiantiles eran inocentes, ya que el vamos fue dado por el Consejo de Rectores de las Universidades tradicionales, que garantizaba que los estudiantes no perderían sus semestres académicos. Si uno hiciera memoria del año en que se hicieron las primeras manifestaciones masivas, la CONFECH no tenía plataforma ninguna, eran los Rectores los que usaban la vocería para reclamar financiamiento al gobierno de Piñera. Recuerdo a una dirigente estudiantil que repetía hasta el cansancio que necesitaban mayor financiamiento basal para las UES del Consejo de rectores y no salía de ahí; sólo con la participación nuestra se fue imponiendo en las movilizaciones estudiantiles un reclamo por la educación gratuita, laica y democrática. Es desde el norte donde parte la exigencia del 2% del CAE, a partir de nuestros poquitos dirigentes estudiantiles. Si no hubiese habido esa intervención, estas movilizaciones sólo habrían servido para levantar candidatos para las elecciones que se tenían que realizar por los plazos institucionales establecidos, considerando que era ese el objetivo de estas marchas. Por eso, lo de nueva mayoría es una propaganda engañosa y que nadie cree. E.R.: ¿Qué balance se puede hacer del gobierno de Piñera?. S.G: Nosotros no podíamos tener expectativas sociales con el gobierno de la Alianza, pues sabíamos que sería de continuidad y

de perfeccionamiento del sistema neoliberal iniciado con Pinochet, continuado por la Concertación y, obviamente, por el gobierno que sale el 11 de marzo. Por eso, esto no parece un cambio de mando, sino más bien un cambio de guardia. Podríamos señalar que como entre gitanos es difícil verse la suerte, el gobierno de Piñera pudo hacer algunas reformas que el sector empresarial le permitió. Además, este sector no tenía ningún aliado de contención social en estos cuatro años que mitigara las demandas sociales. Algunas cosas resultaron favorables a los consumidores, porque algunas instituciones pudieron defender algunos derechos, pero en general, fue un gobierno donde la clase empresarial salió muy beneficiada Si bien ya habían tenido todo lo que habían querido desde el punto de vista legal y de ganancias con la Concertación, para ellos este gobierno fue espectacular. No hubo ni mayor ni menor punto democratizador. Es muy difícil hacer balances cuando el comportamiento fue igual al gobierno de la Concertación, dirigido desde el mismo centro del poder. E.R.: ¿Cómo ven ustedes la reforma tributaria ofrecida por la propaganda electoral de Bachelet, uno de los puntos ofrecidos para los primeros 100 días?. S.G.: En realidad creemos que mayores reformas tributarias de las ya hechas por el gobierno de Piñera van a ser difíciles, ya que se está hablando de recalentamiento, o estancamiento, de la economía. No creemos que vayan a subir los royalties y esperamos que no sigan aumentando el IVA, como ya lo hizo Bachelet en su gobierno anterior con la excusa de aportar dineros a educación, porque si el 19% es alto para los salarios reales, imaginemos lo que significaría una situación así para todos nosotros, pero creo que la propaganda es sólo eso: propaganda. Sobre todo, cuando no hay disposición de cambiar el modelo económico neoliberal.

4

EL REBELDE
Marzo de 2014

E.R.: ¿Cómo ven el papel del PC en el Gobierno? Pensando en que tiene varios funcionarios, de primer y segundo orden. S.G.: Cuando se asume una responsabilidad de esta envergadura, significa que hay algunos problemas graves de conciencia, ya que es un gobierno de continuidad neoliberal, que no ha democratizado la sociedad y que ha perpetuado los abusos. El solo hecho de llamarse Partido Comunista no permitiría aceptar la situación que vive Chile sin una democratización real y con un modelo político social excluyente. También el PC sabe que no hay un movimiento social que pueda luchar por los cambios significativos, porque de alguna manera ellos mismos lo han impedido para agradar a la DC; por lo que uno podría sólo anticipar, que harán grandes negocios, pero que grandes logros sociales no habrán porque el PC esté en el gobierno. Que el PC no eluda su responsabilidad resguardándose en que pataleó defendiendo al Gobierno de Venezuela o que haya hecho algunas escaramuzas sobre los derechos humanos, pues deben responder por la misma incongruencia del famoso programa de gobierno que tanto defiende el PC. Puede que sus figuras resultes simpáticas y que la sociedad no les mire desde ahora con tanta desconfianza por el paso que dieron, que de audacia no tiene nada, sino más bien de oportunismo. El hablarle fuerte a la DC por Venezuela, cuando obtuvieron de estos mismos los cupos exclusivos parlamentarios, puede servir para el exterior de Chile, pero no para adentro. Que no se olvide que el compromiso con la continuidad del régimen de Pinochet, no sólo está en la Constitución, sino en el mismo modelo neoliberal. Si pudiésemos hacer un balance de lo que hicieron los parlamentarios del PC en la legislación pasada, fue sólo agradar a la Concertación. E.R.: El MIR está en Congreso. ¿Qué se espera de este evento?, ¿Cómo piensan articular sus resoluciones con el escenario político nacional, donde con la incorporación del PC, cualquier medida que por mediocre que sea aparecerá como logro de izquierda?.

S.G.: El Congreso es un evento democrático, donde la discusión será tremendamente libre para que las resoluciones sean después acogidas e implementadas por todos. Todos los compañeros saben que la responsabilidad de un Congreso es fijar la línea política, eso impulsa un trabajo sistemático que lleva a dar pasos concretos en el camino de los cambios al sistema político, económico e ideológico, lo que es nuestro objetivo. Seguimos pensando que el socialismo es el único sistema político económico y social que es integrador y respetuoso de los seres humanos. Es desde ese punto de vista que fijamos nuestros objetivos programáticos, no desde otro prisma. Puede ser el camino más largo y más difícil, donde se encuentran más enemigos que amigos, pero ése es y ha sido siempre nuestro camino. Ahora, no pensamos que estos próximos 4 años sean difíciles, más bien habrán definiciones de quién es quién, y la sociedad o el Pueblo chileno sabe de antemano diferenciar lo que necesita y lo que están dispuestos a dar los gobernantes actuales, ya que todo pasa por un principio neoliberal. Y sobre las alianzas, estamos dispuestos a trabajar con quienes quieran construir una nueva sociedad, romper con el neoliberalismo y su Constitución. Es en ese camino que consideramos al socialismo como nuestro objetivo, partiendo por la democratización real de la sociedad. También construir en base a estamentos organizados, desde los trabajadores, los estudiantes y los ciudadanos en general. E.R.: Hoy es 8 de Marzo, ¿Qué piensa usted sobre esta fecha?. S.G: El 8 de marzo es una fecha tremendamente simbólica, porque se conmemora un hecho de explotación y de discriminación de las mujeres trabajadoras. Fueron obreras que se quemaron en la fábrica en que trabajaban pidiendo aumento salarial y, lamentablemente, aún hoy vivimos segregadas por nuestra condición sexual: sufrimos desigualdad en los estudios,

5

EL REBELDE
Marzo de 2014

en el trabajo, y maltrato físico en todas las situaciones en las que nos encontramos; ni hablar de la violencia psicológica en los medios de comunicación, en nuestros hogares etc. ¿Quién no se jacta de tratar a una mujer de tonta o de darle una connotación sexual segregada?, como por ejemplo: señalar que sirve para la cama, o la cocina, o limpiar la casa, etc. La violencia que ha sufrido la mujer durante todos los estadios humanos ha sido similar a la segregación racial o étnica, o la que sufrían los niños. Para estos últimos, por lo menos, algo se está corrigiendo. Lamentamos que la condición en la que vivimos las mujeres sólo quede en una queja social, hasta sin fuerza, como si el relato fuese suficiente resarcimiento de los que nos debe la sociedad. Hace algunos años, TVN hizo una especie de dossier sobre el embarazo juvenil; uno esperaba que esta dramática situación diera como resultado políticas públicas de intervención en esta materia. No se trata de entregar píldoras del día después, más bien de intervenir en la prevención de dicha situación por la vía del acceso a mejores condiciones de vida y que culturalmente hubiese habido una toma de conciencia que las mujeres somos sujetos de derechos como todo el mundo. El embarazo juvenil en las poblaciones tiene distintas características, no es sólo una: la soledad en que se encuentran las adolescentes; las violaciones a las cuales han sido obligadas, no sólo parentales, sino de los propios enamorados; la mayoría también han sido hijas fruto de relaciones fugaces; entonces se produce una profecía auto cumplida. En fin, el embarazo se vuelve en una forma de sentirse tomadas en cuenta en una sociedad sorda. Pero como todo en Chile, fue un espectáculo más, con algún fin no específico, y las chicas quedaron solas, con un destino sin seguridad: no hubo intervención dándoles prioridad laboral o educacional, ni más salas cunas en los propios establecimientos para incorporarlas al trabajo, ni mucho menos hubo un plan de seguimiento a esa situación en que se encontraban miles de adolescentes. Lo más trágico es, sin embargo, que la sociedad ya ni se horroriza con las violaciones infantiles, ni la prostitución precoz, u otros hechos similares, total son sólo mujeres. Curioso, cuando son más las mujeres que votaron por la actual Presidenta. Creo que la fecha en sí ya no dice mucho, lamentablemente, por el mal uso que se ha hecho mediante propaganda consumista. Pero sí debiera haber una apertura institucional para las niñas, adolescentes, adultas y viejas, en que la vida de las mujeres pueda tener un cambio objetivo, ya sea desde el punto de vista profesional o en lo que cada una de ellas decida hacer. Sólo sé que las mujeres son las que sostienen a los hijos y, por ende, la familia; y que sin el trabajo doméstico de nosotras no habría riquezas industriales, ni ciencia, ni reproducción posible de los seres humanos. Eso es lo que hay que tomar en consideración. E.R.: En lo internacional, en América Latina, de nuevo hay una ofensiva de los EE.UU. por derrocar al Presidente Maduro, queriendo incorporar de nuevo a Venezuela al mundo de la economía neoliberal globalizada. ¿Qué piensa el MIR sobre esto?

S.G: La ofensiva de los Estados Unidos se ha hecho aún más violenta contra el Gobierno del Presidente Maduro, pero permanentemente han estado trabajando para sacar al Gobierno Bolivariano. No olvidemos todos los complots, e intentos de golpe de estado al presidente Chávez y las denuncias que él mismo hizo sobre que el cáncer que le quitó finalmente la vida había sido inoculado desde la CIA, porque estaban imposibilitados de dar un golpe de estado, en la medida que las Fuerzas Armadas Venezolanas estaban comprometidas con el proceso Bolivariano. Así, un año atrás, un 5 de marzo el Presidente Chávez dejaba de existir físicamente y el imperio lograba el objetivo de vengarse del Comandante Chávez, porque en su manual los militares latinoamericanos, según ellos, deben estar al servicio del poder de los EEUU y de la oligarquía que ellos permiten. En Venezuela sucede al contrario, los militares están al servicio de su pueblo. Hasta el momento han invadido el mundo con propaganda realizada a punta de montajes sobre las manifestaciones en contra del Gobierno Bolivariano. Todos sabemos que las cadenas de información televisiva son controladas por multinacionales muy poderosas, pero hasta el momento no han logrado engañar a nadie. Detrás de la sedición esta la Socialdemocracia y la Democracia Cristiana, fundamentalmente, ya que esas eran las fuerzas que gobernaban Venezuela antes de la instalación de los gobiernos Bolivarianos. El MIR desde el primer momento ha apoyado al Presidente Chávez, así como apoya al presidente Maduro. Recuerdo hoy a propósito de haberse cumplido un año de su fallecimiento, cuando hubo esas tremendas inundaciones en Venezuela por los años 90 y el Presidente Chávez iba en unas embarcaciones salvando gente. En ese entonces, nosotros dijimos: este es nuestro Gadafi, será nuestro libertador pensando en Bolívar, y como la profecía dice que los pueblos se levantan cada cien años, pensamos que nos había llegado también nuestro turno histórico. Creemos que todo lo que se pueda hacer desde afuera para desestabilizar el proceso Bolivariano, sólo puede ser un tentativo sin resultados si adentro de Venezuela el proceso es sólido y hay un pueblo organizado y aguerrido defendiéndolo. Pero también sabemos que la solidaridad activa y permanente, sin pestañear, hacia Venezuela es un requerimiento necesario para todos los revolucionarios. Creo que es válida la solidaridad militante;

6

y aquí estamos, sólo ordenen lo que tenemos que hacer. E.R.: ¿Cuál debería ser el comportamiento de todos los sectores sociales para cambiar el estado de cosas, en estos próximos años ,en nuestro país?. S.G.: Creemos que necesitamos un movimiento social fiscalizador de cada medida y cada ley que emanen los gobiernos. Un ejemplo sería revisar los costos del TranSantiago, y por qué sólo en este país de Latinoamérica es tan caro el transporte público, el que se encuentra en manos privadas. Deberíamos revisar las concesiones de las carreteras, así como revisar el medio ambiente en que vivimos. Debemos fiscalizar la educación municipalizada y privatizada, así como saber qué es lo que se lleva a cabo con los recursos que pagamos en las UES privadas y del consejo de rectores. Deberíamos exigir un trato digno y respetuoso hacia nosotros desde académicos y desde el Ministerio de Educación. En lo laboral, democratizar los sindicatos, federaciones y confederaciones sindicales; fiscalizar

nuestros salarios y los aportes sociales; denunciar las discriminaciones y segregación. En lo habitacional, fiscalizar el Ministerio de Vivienda y la entrega de subsidios; así como la calidad de la vivienda, logrando así menos endeudamiento, ya que los aportes estatales se han convertido es subsidios a las constructoras y no para las personas que necesitan una casa. Estar pendiente de lo que sucede en salud, si cada uno aporta en Fonasa o Isapres no debería haber problemas en la atención preventiva y primaria de salud. Fiscalizar cada peso que produzca el país y hacia dónde va; qué pasa con los sueldos millonarios que gana gente improductiva como son las famosas autoridades políticas. Si logramos eso, estamos a un paso de una vida digna. Si logramos hacer conciencia del poder que tiene la soberanía popular, estamos en la vía correcta de cambiar el rumbo del país, hacia un futuro de participación y justicia. Recuperaríamos nuestros derechos sociales y políticos reales, estaríamos todos dispuestos a cambiar la Constitución.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful