ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

ALTERACIÓN DEL FRENILLO DE LA LENGUA E INTERFERENCIA EN LA MASTICACIÓN LINGUAL FRENULUM ALTERATION AND CHEWING INTERFERENCE
Fga. Margaret Cross Silva Clínica Fonoaudiológica Cross, São Paulo; Especialista en Motricidad Orofacial, Brasil Fga. Maria Lucia Venceslau Carvalho Martins da Costa Instituto CEFAC, São Paulo; Especialista en Motricidad Orofacial, Brasil Fga. KátiaNemr Docente de la Universidad de São Paulo,USP; Doctora en Psicologia Social por la Universidad de São Paulo, Brasil Fga. Irene QueirozMarchesan Diretora do CEFAC- São Paulo; Doctora en Educación pela Universidad Estatal de Campinas.Brasil

Resumen
Objetivo: verificar si los individuos con alteración de frenillo lingual presentan alteraciones en la movilidad de la lengua y masticación. Métodos: la casuística de esta investigación fue compuesta por dos grupos, un objetivo y otro control, cada uno de ellos con 10 individuos. El grupo objetivo presentaba alteración del frenillo lingual. Todos fueron sometidos a los protocolos de evaluación del frenillo lingual y de la masticación. Las pruebas de la movilidad de la lengua y de la masticación fueron filmadas. Todos los frenillos linguales fueron fotografiados. Resultados: los datos recogidos mostraron que los individuos con alteración del frenillo tienen 5,447 veces más chance de presentar alteraciones en la movilidad de la lengua que individuos con frenillo normal. Los individuos con alteraciones de la movilidad de la lengua no mantuvieron constancia en cuanto al tiempo masticatorio. En cuanto a la masticación en el modo de trituración, el 100% de los individuos del grupo de control utilizaron los dientes posteriores. Entre los individuos con alteración de frenillo lingual, 47% masticaron usando los dientes posteriores y 53% utilizaron los dientes anteriores y/o hicieron amasamiento con la lengua. Con relación a las atipias musculares, los individuos con alteración del frenillo poseen 5,714 veces más oportunidad de presentarlas durante la masticación que los individuos del grupo de control. Conclusión: los individuos con alteraciones de frenillo lingual presentaron alteraciones de los movimientos de la lengua y alteraciones en la masticación. Palabras clave: Frenillo lingual; masticación; Sistema estomatognático; Limitación de la movilidad; evaluación.

Abstract
Purpose: to check if individuals with lingual frenulum alteration demonstrate chewing interference. Methods: the casuistry of this research was carried out with two groups, a target and a control group, each one with ten individuals. The target group had lingual frenulum alteration. All subjects were submitted to lingual frenulum and chewing evaluation protocols. This procedure was recorded. Results: the collected samples showed that individuals with lingual frenulum alteration have 5.447 times more chances of show tongue mobility alteration than individuals with normal frenulum. Subjects with tongue mobility alteration haven’t kept regularity when it comes to mastication period. As for the chewing, on the grinding mode, 100% of the control group used the back teeth. Among the subjects with frenulum alteration, 47% used the back teeth and 53% chewed with the front teeth and/or mashing with the tongue. Regarding muscle atypical movements, individuals with frenulum alterationhave 5.714 times more chances to show them during the chewing than individuals from the control group. Conclusion: individuals with lingual frenulum alteration showed tongue mobility alteration and mastication alterations. Keywords: Lingual Frenum; Mastication; Stomatognathic System; Mobility Limitation; Evaluation.

RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

Introducción
Las funciones orofaciales son realizadas por las mismas estructuras, cuando se encuentra alteración en una de ellas, difícilmente las otras están alteradas 1-3. Siendo así, el fonoaudiólogo, en su evaluación se debe estar atento a todos los músculos y funciones orofaciales, independientemente de la queja inicial. Una de las principales funciones del sistema estomatognático es la masticación, para que esa función se desarrolle con eficiencia es importante que todas las estructuras envueltas en esa actividad sean integradas. La lengua es un músculo fundamental para todas las funciones orales, incluyendo la masticación. Ella conduce el alimento en la cavidad oral, propiciando la masticación bilateral y alternada1-4. El frenillo lingual va de la mitad de la cara inferior de la lengua (cara sublingual) hasta el piso de la boca. Sus alteraciones pueden ser relativas a la de su fijación, que puede estar anteriorizada en cuanto a su extensión, cuando es corto. De estas dos situaciones se puede deducir una disminución de la movilidad de la lengua.5-8. Estando la lengua con su movilidad limitada, las funciones que ella ejerce pueden ser perjudicadas. Existen muchos trabajos sobre la interferencia de esta limitación en el amamantamiento y en la succión9. El bebé que tenga el frenillo lingual alterado tendrá problemas en la toma del pezón de la mama dificultando retirar la leche, interfiriendo inclusive en la ganancia de peso. La liberación quirúrgica del frenillo es indispensablemente indicada cuando se busca una mejoría de esa función8-13. Otros archivos analizan sobre la influencia de las alteraciones del frenillo en la producción del habla, siendo que los sonidos más alterados son las licuantes laterales, principalmente el vibrante alveolar simple13-15.

En la clínica fonoaudiológica se observa que algunos individuos, cuyo frenillo lingual es alterado, parecen tener la masticación perjudicada. Distintos trabajos necesitaran conocer diferentes aspectos de la masticación, como el tiempo de masticación con diferentes alimentos, eficiencia masticatoria, fuerza de la musculatura elevadora, dietas alimenticias y masticación 16-19, Sin embargo, no fueron encontradas investigaciones estableciendo relaciones entre problemas de frenillo y la interferencia en la masticación. La literatura apenas sugiere que las personas con alteraciones del frenillo y/o con dificultad en la movilidad de la lengua pueden presentar alteraciones en la masticación 5,7,8,13,20. Fue encontrado un único estudio que hacía referencia a las alteraciones de la masticación en sujetos con alteraciones del frenillo lingual 21. Siendo así, el objetivo de este trabajo fue verificar si las personas con alteración del frenillo lingual presentan alteración en la movilidad de la lengua y alteración en la masticación, identificando estas alteraciones.

Métodos
El estudio transversal con el que fueron evaluados dos grupos con 10 personas cada una, el grupo objetivo y el grupo control. El grupo objetivo estuvo compuesto por personas con alteraciones del frenillo lingual. Los dos grupos fueron evaluados utilizándose los criterios de evaluación de la movilidad de la lengua, de la masticación y del frenillo, normal o alterado, propuestos por Marchesan6,7. Tanto el grupo objetivo, como el grupo control, fueron compuestos por pacientes del Instituto CEFAC. La edad varió de 12 años y 9 meses a 25 años y 5 meses, con la media de 16,9 años. Fueron considerados como criterios de exclusión, sujetos que presentasen: mordida abierta anterior, mordida cruzada unilateral o
e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

bilateral, Clase III de Angle, ausencia de hasta dos piezas dentarias contiguas, respiración oral y/o que hayan sido sometidos a una frenilectomía o a terapia de lenguaje para la reeducación de las funciones orofaciales. Los criterios de inclusión fueron: personas mayores de 12 años de edad, de cualquier sexo que frecuentasen la clínica del Instituto CEFAC. Todas las personas fueron filmadas y fotografiadas durante todas las pruebas de movilidad lingual, y apenas filmados durante las pruebas de masticación. Los frenillos de las 20 personas también fueron fotografiados. La cámara utilizada para las filmaciones fue Panasonic color viewfinder 23 optical zoom lenscolocado en un trípode, respetándose la distancia de 1 metro, y la cámara utilizada para las fotos fue un Lumix Mega O.I.I./28mm Wide. Para la evaluación de la movilidad lingual se solicitaron de forma verbal los siguientes movimientos, los cuales debieron ser realizados con la boca abierta: lengua hacia afuera y hacia dentro de la boca; lengua hacia arriba y hacia abajo, tocando el labio correspondiente; y la lengua a los costados tocando las comisuras de la boca. Para la realización de la foto del frenillo lingual fue dado un modelo, y se solicitó que el individuo mantuviese la boca totalmente abierta con la lengua hacia arriba, dentro de la boca, no tocando ninguna estructura. Para las pruebas de masticación se utilizó pan con queso. Este alimento fue escogido por ser consistente, por la formación del bolo alimenticio bastante pegajoso. Es también de fácil división, permitiendo obtener porciones de tamaños iguales o muy próximos. Además de eso, este alimento también permite una buena observación de los movimientos masticatorios realizados, tanto frontalmente como de perfil. La lateralización del bolo RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

alimenticio también es fácilmente visualizable. Cada individuo comió 8 mitades de pan con queso. Los sujetos estaban sentados y fueron orientados para llevar a la boca, una mitad por cada vez, antes de iniciar la masticación. Para las cuatro primeras porciones, la instrucción fue que después que el alimento sea introducido a la boca, fuese masticado a gusto. En las dos primeras partes, los sujetos fueron filmados de frente. En seguida, fue solicitado que se sentasen al lado, para que pudiesen ser filmados de perfil durante la masticación, siendo escogido siempre el perfil derecho. Para los cuatro últimos pedazos, los sujetos fueron instruidos a masticar dos partes del lado izquierdo, siendo una por cada vez, y dos del lado derecho. Esas cuatro últimas acciones fueron filmadas solamente de frente. Después de las evaluaciones, las filmaciones y las fotos fueron analizadas individualmente por cinco fonoaudiólogos con experiencia de por lo menos siete años en el área de Motricidad Orofacial. Cuando había discordancia en algún ítem, el video o la foto eran revisados para la obtención del consenso sobre los resultados. La velocidad con que la masticación es realizada fue uno de los ítems evaluados, que generó más divergencia entre los evaluadores, una vez que ese aspecto fue bastante subjetivo. Siendo así, se optó por el conteo de número de ciclos masticatorios en cada porción masticada, así como, se utilizó un cronometro, contabilizándose el tiempo de cada masticación. La presente investigación fue evaluada y aprobada por el Comité de Ética en Investigación de CEFAC –Post- Graduación en Salud y Educación, sobre el n°132/07, ha sido considerada como sin riesgo y con necesidad del consentimiento libre esclarecido.
e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

Los datos obtenidos fueron sometidos al tratamiento estadístico, buscando establecer si había interferencia del frenillo alterado, en los movimientos de la lengua y en la función masticatoria. Fueron realizados análisis descriptivos y análisis inferenciales, utilizando la técnica de regresión logística y la de regresión para variables Gama) modelos lineales generalizados). El nivel de significancia (p) fue de 5%.

grupos de frenillos – alterados y normales – se ve que los valores de la mediana son muy próximos y parece no haber diferencias (tabla 5). Analizando la variable de la movilidad lingual (tabla 6), se observa que la razón de oportunidades para la variable de frenillo fue de 5,447 esto es, una persona que tenga el frenillo alterado tiene 5,447 veces más oportunidades de tener la movilidad de la lengua también alterada (p- valor = 0,003). Para la variable de atipias musculares durante la masticación (tabla 7), la razón de oportunidades para la variable frenillo fue de 5,714, esto es, una persona que tenga el frenillo alterado tiene, 5,714 veces más oportunidades de tener atipias durante la masticación (p- valor = 0,004). En relación a la variable de ciclos masticatorios en cada porción (tabla 8), se ve que la media para las veces en que los sujetos fueron instruidos a masticar de la forma como quisiesen, fue de 28,57 ciclos/ segundo (igual a 1/0,035). Para las veces en que fueron instruidos a masticar solamente por la izquierda o la derecha, por solicitud del fonoaudiólogo, la media fue de 33,3 ciclos/segundo (igual a 1/0,03). Esta diferencia de 4,73 fue considerada significante, p-valor =0,004. No hubo diferencia significativa entre los dos grupos de patrón masticatorio bilateral o unilateral, así como, con relación al “cierre labial” durante el acto de masticar.

Resultados

En cuanto a la movilidad de la lengua se encontró que el 35% de las personas con frenillo alterado (N=21) tuvieron la movilidad alterada, mientras que apenas el 15% de los individuos con frenillo normal (N=9) tuvieron alteración en la movilidad. Durante la masticación, el 42% de las personas con frenillo normal (N=25) no presentaron atipias musculares mientras que en los individuos con frenillo alterado, el 27% (N=16) presentaron atipias musculares (tabla 1). En la verificación del aspecto de trituración durante la masticación, el 100% de las personas con frenillo normal hicieron la trituración con los dientes posteriores. Ya entre los individuos con alteración del frenillo, 47% (N=14) presentaron este modo y el 53% presentaron otros modos, siendo que: 43% (N=13) utilizaron dientes posteriores y amasamiento con la lengua; 7% (N=2) utilizaron también los dientes anteriores (incisivos) y el 3% solamente los dientes anteriores (tabla 2). Observando la variable de tiempo de la masticación con la movilidad de la lengua, se ve que la mediana en el grupo de la movilidad alterada es un poco superior al del otro grupo (tabla 3). Para la variable de tiempo de la masticación, los dos grupos – frenillo normal y frenillo alterado – aparentemente gastaron el mismo tiempo (tabla 4). Observando la variable de los ciclos masticatorios en cada porción, en los dos RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

Tabla 1. Movilidad lingual ya tipias usculares durante la masticación, en los individuos con frenillos normales y alterados.

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

Tabla 2 – lugar de trituración del alimento en los individuos con frenillos normales y alterados.

Frenillo Normal Alterado

Posterior 30 (100%) 14 (47%)

Trituración Anterior 0 (0%) 1 (3%)

Posterior + lengua 0 (0%) 13 (43%)

Posterior+lengua+ anterior 0 (0%) 2 (7%)

Tabla 3 – tiempo de masticación y movilidad de la lengua alterada y normal

Movilidad Alterada No alterada

Mínimo 13 11

1º Quartil 20 18

Mediana 26 21

3º Quartil 36 27

Máximo 63 46

Media 28,37 22,98

Patrón desvío 10,95 8,2

Tabla 4 – tiempo de masticación en los individuos con frenillos normales y alterados

Frenillo Alterado Normal

Mínimo 11 12

1º Quartil 18 19

Mediana 22 24,5

3º Máximo Quartil 31 53 30,25 63

Media

Patrón desvío 25,25

Tabla 5 – Ciclos masticatorios por porción en los individuos con frenillos normales y alterados

Frenillo Alterado Normal

Mínimo 12 15

1º Quartil 25,75 23,75

Mediana 31 28

3º Quartil 36,25 34

Máximo 77 71

Media 32,14 29,92

Patrón desvío 11,4 10,12

Tabla 6 – Movilidad de la lengua y frenillo

Parámetro Frenillo

Estimativa 5,447

Error Estándar 0,564

P- valor 0,003

IC (1,866 - 17,241)

Tabla 7 – Atipias musculares durante la masticación y frenillo

Parámetro Frenillo

Estimativa 5,714

Error Estándar 0,611

P- valor 0,004

IC (1,818 – 20,659)

Tabla 8 – Ciclos masticatorios por porción con masticación espontánea o dirigida

Parámetro Masticación espontánea Masticación dirigida

Estimativa 28,570 33,330

Error Estándar 0,001 0,002

P- valor 0,000 0,004

IC (27,06 – 30,27) (29,48 - 38,34)

RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

Discusión
De acuerdo a las investigaciones realizadas, los números relativos a la incidencia de alteraciones del frenillo varían entre 0,2 a 12% de la población 5,7-15,20,21. La diferencia o dificultad en establecer estos números está relacionada con la falta de estandarización en el diagnóstico de esta alteración5,7,14 y a los pocos estudios sobre la prevalencia en la población 20. El número de sujetos con alteraciones dentarias, junto con la falta de incidencia de las alteraciones de frenillos no son altos, dificultó la obtención de un gran número de sujetos para componer el grupo objetivo. En la literatura se encontró datos en cuanto a la interferencia de la alteración del frenillo en la movilidad lingual7,8,13,20, siendo así que la movilidad alterada es uno de los criterios utilizados para indicar una posible alteración del frenillo lingual7,14. Las conclusiones de esta investigación concuerdan con la literatura, la cual apunta que los individuos con alteración de frenillo poseen mayores oportunidades de presentar alteraciones en la movilidad de la lengua 5,715,20 .

interferencia del frenillo alterado, pueda influenciar de forma negativa en el proceso de la masticación5,7,8,13,14. El trabajo aquí realizado mostró que, la movilidad de la lengua así como la masticación, fue peor en los individuos con alteración del frenillo evidenciando que la hipótesis inicial de los autores fue confirmada. En la literatura se encontró que el patrón masticatorio debe ser bilateral y alternado, pues esto posibilita la distribución de la fuerza masticatoria, intercalando periodos de trabajo y reposos musculares y articulares, llevando a la sincronía y equilibrio muscular y funcional1-4. Estudios demostraron que a veces hay un lado preferencial sin que eso, traiga prejuicio al sistema masticatorio 17,23,24, ese hecho comúnmente presenciado en la rutina de la clínica. En el presente estudio, a pesar de que los grupos se diferencian, por ser o no portadores de la alteración del frenillo, también no fueron observadas las diferencias significativas entre los grupos en cuanto al patrón masticatorio. La fase de trituración ocurre preferencialmente con los dientes premolares y la pulverización en molares 25. En el trabajo realizado por Casas, Kenny y Macmillan24, fue puesto un transductor en la primera molar permanente y los autores comprobaron ser este el lugar donde el alimento es aplastado, durante la masticación. Se considera como parámetro de normalidad la masticación realizada con los dientes posteriores (pre-molares y molares)25. Los hallados del presente estudio mostraron que el 100% de los individuos sin alteración del frenillo utilizaron los dientes posteriores en la masticación. Y entre los individuos con alteración del frenillo, solamente 43% presentaron ese patrón, y el 57% utilizaron otros patrones, que implica dientes anteriores y/o amasamiento con la lengua. En vista que la alteración del frenillo trajo limitaciones al movimiento de la lengua, se puede imaginar que la manutención del
e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

Existen muchos estudios sobre los diferentes aspectos de la masticación en la tentativa de comprender, por ejemplo, como los músculos funcionan1,17, las diferentes fases de la masticación 2, el tiempo de masticación con diferentes alimentos 16, de qué forma ocurre la masticación en los que utilizan prótesis dentales, o en los que presentan alteraciones dentarias oclusales, o incluso disfunciones de la articulación temporomandibular3,22,23, o diferencias entre niños y adultos4,24. Sin embargo, fue encontrado solamente un trabajo, que analiza sobre la posible relación entre la masticación y las alteraciones del frenillo 21. Se observa que muchos artículos refieren que la limitación de los movimientos de la lengua, posiblemente causada por la RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

alimento entre los dientes posteriores se vuelve más difícil. Siendo así, el uso del amasamiento con la lengua y el uso de los dientes situados en la porción anterior de la cavidad oral posibilitan la ejecución de la masticación. No hay diferencia en el cierre labial, durante el acto de masticar, entre los dos grupos. Sin embargo, el grupo con alteración del frenillo presentó un número significativamente mayor de atipias musculares durante la masticación. La atipia más presente fue la contracción exagerada del músculo del mentón y de los labios, que pudo ser justificada por el mayor esfuerzo para mantener los labios cerrados, una vez que ese grupo también presentó la masticación más anteriorizada. No fueron encontrados en la literatura investigaciones sobre esta variable. Lo que se puede desprender es que cuando haya algún desequilibrio en el sistema estomatognático, otras fuerzas musculares pueden concurrir para alcanzar una adaptación que permita llevar a cabo la función pretendida. La buena amplitud del ciclo masticatorio como el número de ciclos requeridos a la degradación del alimento, depende, además de las condiciones intrínsecas del individuo, del tamaño y consistencia del alimento. El número de ciclos necesarios para preparar el alimento para la deglución es constante en un mismo individuo para una misma porción de un mismo alimento. Entre diferentes individuos ese número es variable, esto es, individuos que utilizan un determinado número de ciclos para un tipo de consistencia mantendrá proporcionalmente el número de ciclos para otras consistencias. Esto quiere decir que mantendrá la misma velocidad, en rápido o lento para todas las situaciones25,26. Se observó que en los individuos con alteración de la movilidad lingual hay RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

variación en cuanto al tiempo de masticación entre las dos primeras mitades del pan trituradas en la primera prueba. Esos individuos no mantuvieron la constancia del tiempo de velocidad descrita en la literatura. La lengua, cuyo papel es fundamental en la masticación, cuando presenta movilidad alterada se puede mover de forma inadecuada, provocando esa variación en el tiempo de masticación. No hubo diferencia estadísticamente significante entre los dos grupos en cuanto a la amplitud, tiempo y número de ciclos masticatorios. Se observó que en los dos grupos evaluados hubo diferencia del número de ciclos masticatorios entre las cuatro primeras porciones masticadas de forma espontánea, cuando son comparadas con las cuatro últimas, las cuales fueron masticadas solamente a la izquierda o a la derecha. En la situación dirigida, fue necesario un mayor número de ciclos masticatorios. Esto parece ocurrir por tratarse de un patrón artificial, el cual se dio bajo instrucción y no de forma automática. Nuevas investigaciones deben ser desarrolladas con el número mayor de sujetos. También deberá ser considerada las variaciones de tipo y de grado de la alteración del frenillo durante la masticación. Como las funciones orofaciales interfieren en el buen desenvolvimiento músculoesquelético, nutricional, emocional y social, ese trabajo apunta para la posible interferencia del frenillo lingual alterado en la masticación, ese es un ítem más que debe ser siempre observado en las evaluaciones de motricidad orofacial. Conclusión Individuos con alteración del frenillo lingual presentan más oportunidades de alteración y la masticación. Los sujetos con alteración del frenillo presentaron: mayor dificultad en los movimientos realizados con la lengua; modificaciones en el modo de
e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

trituración de los alimentos y más atipias de la musculatura perioral durante la masticación.

Referencias Bibliográficas
1. Muñoz GC, Silva C, Misaki JK, Gomes ICD, Carvalho ARR. Análise dos potenciais elétricos do músculo masseter durante a mastigação de alimentos com rigidez variada. Rev. CEFAC. 2004; 6(2):127-17. 2. Tagliaro ML, Calvi CL, Chiappetta ALML. A fase daincisão no processo da mastigação: enfoque clínico. Rev. CEFAC. 2004; 6(1):24-8. 3. Cavalcanti RVA, Bianchini EMG. Verificação e análise morfofuncional das características da mastigação em usuários de prótese dentária removível. Rev. CEFAC. 2008; 10(4):490-502. dx.doi.org/10.1590/S1516-18462008000400009 4. Lima RMF, Freire OCB, Nepomuceno Filho JL, Stampford S, Cunha DA, Silva HJ. Padrão mastigatório em crianças de 5 a 7 anos: suas relações com o crescimento craniofacial e hábitos alimentares. Rev.CEFAC. 2006; 8(2):205-15. 5. Brito SF, Marchesan IQ, Bosco CM, Carrilho ACA, Rehder MI. Frênulo lingual: classificação e conduta Segundo ótica fonoaudiológica, odontológica e otorrinolaringológica. Rev. CEFAC. 2008; 10(3):343-51. dx.doi.org/10.1590/S1516-18462008000300009 6. Marchesan IQ. Avaliação das funções miofuncionais orofaciais. In: Lopes Filho O, Campiotto AR, Levy C, Redondo MC, Bastos WA. Tratado de fonoaudiologia. 2. ed. São Paulo: Tecmedd; 2005.p.713-34. 7. Marchesan IQ. Lingual frenulum: quantitative evaluation proposal. Int J Orofacial Myology. 2005; 31:39-48. 8. Hall DMB, Renfrew MJ. Tongue tie: common problem or old wives’ tale. ArchDisChild. 2005; 90(12):1211-5. 9. Wallace H, Clarke S. Tongue tie division in infants with breast feeding difficulties. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2006; 70(7):1257-61. 10. Wilson-Clay B. Prejudice against test weighing, like tongue-tie division, should be re-assessed. Arch Dis Child. 2006; 91(12):1042. 11. Breward S. Tongue-tie and breastfeeding: assessing and overcoming the difficulties. Commun Pract. 2006; 79(9):298-9. 12. Dollberg S, Botzer E, Grunis E, Mimouni FB. Immediate nipple pain relief after frenotomy in breastfed infants with ankyloglossia: a randomized, prospective study. J Pediatr Surg. 2006; 41(9):1598-600. 13.Karabulut R, Sönmez K, Türkyilmaz Z, Demirogullari B, Ozen IO, Bagbanci B, et al. Ankyloglossia and effects on breast-feeding, speech problems and mechanical/social issues in children. B-Ent. 2008; 4(2):81-5. 14. Marchesan IQ. Lingual frenulum: classification and speech interference. Int J Orofacial Myology. 2004; 30:31-8. 15. Gonçalves CS, Ferreiro MC. Estudo da relação

entre presença de frênulo lingual curto e/ou anteriorizado e a dorsalização do fone [r] na articulação da fala. Rev CEFAC. 2006; 8(1):56-60. 16. Melo TM, Arrais RD, Genaro KF. Duração damastigação de alimentos com diferentes consistências. RevSocBrasFonoaudiol. 2006; 11(3):170-4. 17. Oncins MC, Freire RMAC, Marchesan IQ. Mastigação: análise pela eletromiografia e eletrognatografia: seu uso na clínica fonoaudiológica. RevDist Comun. 2006; 18(2):155-65. 18. Apolinário RMC, Moraes RB, Motta AR. Mastigação e dietas alimentares para redução de peso. Rev. CEFAC. 2008; 10(2):191-9. dx.doi. org/10.1590/S151618462008000200008 19. Felicio CM, Couto GA, Ferreira CLP, Mestriner Júnior W. Confiabilidade da eficiênciamastigatória com Beads e correlação com a atividade muscular. PróFono. 2008; 20(4):225-30. 20. Segal LM, Stephenson R, Dawes M, Feldman P. Prevalence, diagnosis, and treatment of ankyloglossia: methodologic review. Can Fam Physician.2007; 53(6):1027-33. 21. Marchesan IQ, Oliveira LR, Costa MLVCM, Araujo RLT. Análise comparativa da mastigaçãoem pacientescom e semalteração do frênulo lingual. In: XV Congresso Brasileiro de Fonoaudiologia e VII Congresso Internacional de Fonoaudiologia; Gramado, RS, 16 a 20 de out 2007. 22. Pena CR, Pereira MB, Bianchini EMG. Características do tipo de alimentação e da fala de criançascom e sem apinhamento dentário. Rev. CEFAC. 2008; 10(1):58-67. dx.doi.org/10.1590/ S151618462008000100009 23. Souza DR, Salvat RP, Bianchini EMG, Ferreira VJA. Características mastigatórias em portadores de disfunção temporomandibular: estudo comparativo. Rev Soc Bras Fonoaudiol. 2005; 10(3):55-60. 24. Casas MJ, Kenny DJ, Macmillan RE. Buccal and lingual activity during mastication and swallowing in typicaladults. J Oral Rehabil. 2003; 30(1):9-16. 25. van der Bilt A, Engelen L, Pereira LJ, van der Glas HW, Abbink JH. Oral physiology and mastication. PhysiolBehav. 2006; 89(1):22-7. 26. Woda A, Foster K, Mishellany A, Peyron MA. Adaptation of healthy mastication to factors pertaining to the individual or to the food. Physiol Behav. 2006; 89(1):28-35.

RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

RevMOf 2014 Nov-Feb; 5(1):438-475

e-mail: revistadigitalmo@hotmail.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful