Está en la página 1de 1

Autor del Blog: Dra Nora I.

Castiglia
www.consumaciencia.com.ar - Email: consumaciencia@gmail.com
Síganos en Twitter @consumaciencia

Prefacio del Blog ConSuma Ciencia


"Escribir bien un trabajo científico no es una cuestión
de vida o muerte; es algo mucho más serio."

El objetivo de la investigación científica es la
publicación. Los hombres y las mujeres de ciencia, no
son juzgados principalmente por su habilidad; se los
juzga y se los conoce por sus publicaciones.
Un experimento científico, por espectaculares que sean sus resultados, no
termina hasta que los resultados se publican.
Un plomero no necesita escribir sobre cañerías, ni un abogado sobre sus casos
(salvo los alegatos); pero el profesional en salud quizás sea el único, entro
todos los que desempeñan un oficio o profesión, que está obligado a presentar
un informe escrito de lo que hizo.
Es por ello que la palabra clave en investigación es "reproducibilidad".
Así pues, el profesional de la salud que realiza alguna actividad científica no
sólo tiene que hacer ciencia sino también "escribirla".
Una mala redacción puede impedir o retrasar la publicación de un trabajo
científico excelente, y a menudo lo hace.
Como dijo Charles Darwin, "la vida del naturista sería maravillosa si sólo
tuviera que observar, sin escribir nunca (citado de Trelease, 1958).
En este blog presentaremos algunos principios básicos aceptados en la
mayoría de las disciplinas que han publicado otros autores acerca de este
tema, intercalados con un poco de humor y experiencias personales en el
asesoramiento diario a los profesionales de la salud.

Fuente: Extracto y adaptación: Cómo escribir y publicar trabajos científicos por Robert Day





Licencia de uso Creative Commons, publicable, copiable,
distribuible de cualquier modo, NO editable, NO
comercial, con obligación de citar al autor y la dirección
http://www.consumaciencia.com.ar