COMÚN DEL TIEMPO DE CUARESMA

VÍSPERAS
CAPÍTULA

¶ Las I y II vísperas del Domingo tiene capítula propia. ¶ En el oficio de feria, se dice la siguiente:
Joel 2, 17

Inter vestibulum et altare plorabunt sacerdotes, ministri Domini, et dicent: Parce, Domine, parce populo tuo, et ne des hereditatem tuam in opprobrium, ut dominentur eis nations. R/. Deo gratias.
HIMNO

Entre el atrio y el altar lloraban los sacerdotes, ministros del Señor, y dicen: Perdona, Señor, perdona a tu pueblo, y no entregues tu heredad al oprobio para que lo dominen las naciones. R/ A Dios gracias.

¶ El Himno como sigue:
1. Oh bondadoso Creador: escucha la voz de nuestras súplicas y el llanto que, mientras dura el sacrosanto ayuno de estos cuarenta días, derramamos. 2. A Ti, que escrutas nuestros corazones y que conoces todas sus flaquezas, nos dirigimos para suplicarte la gracia celestial de tu indulgencia. 3. Mucho ha sido, en verdad, lo que pecamos, pero estamos, al fin, arrepentidos, y te pedimos, por tu ex celso nombre, que nos cures los males que sufrimos. 4. Haz que por la virtud de la abstinencia podamos dominar a nuestros cuerpos, y que, participando del ayuno, no pequen

más los corazones nuestros. 5. Oh Trinidad Santísima, concédenos, oh simplicísima Unidad, otórganos que los efectos de la penitencia de estos días nos sean provechosos. Amén.

V/. Angelis suis Deus mandavit de te. R/. Ut custodiant te in ómnibus viis tuis.
MAGNIFICAT

V/. Dios te enviará a sus ángeles R/. Para que te guarden en sus caminos.

¶ Tanto las ferias como los domingos tienen antífona propia para el Magníficat.
Canticum B. Mariae Virginis Luc. 1, 46-55

Magnificat * anima mea Dominum. Et exsultavit spiritus meus * in Deo salutari meo. Quia respexit humilitatem ancillae suae: * ecce enim ex hoc beatam me dicent omnes generationes. Quia fecit mihi magna qui potens est:* et sanctum nomen ejus. Et misericordia ejus a progenie in progenies* timentibus eum. Fecit potentiam in brachio suo * dispersit superbos mente cordis sui. Deposuit potentes de sede, * et exaltavit humiles. Esurientes implevit bonis: * et divites dimisit inanes. Suscepit Israel puerum suum,* recordatus misericordiae suae. Sicut locutus est ad patres nostros * Abraham at semini eius in saecula. Gloria Patri, et Filio, * et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, * et in saecula saeculorum. Amen.

Engrandece* mi alma al Señor, Se alegra mi espíritu* en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava;* desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí,* su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles* de generación en generación. Él hace proezas con su brazo:* dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos* y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes* y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su pueblo* acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abraham y su descendencia por siempre. Gloria al Padre y al Hijo,* y al Espíritu Santo, Como era en el principio, ahora y siempre,* por los siglos de los siglos. Amén.

¶ Al terminar el Magnificat se repite la antífona. A continuación se canta la oración propia de cada día, excepto los miércoles y viernes de cuaresma que se recitan las preces.
PRECES FERIALES

Kyrie eleison. Christe, eleison. Kyrie, eleison. Pater noster, (que dice en voz alta el semanero) qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in coelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie. Et dimitte nobis debita nostra, sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. V/. Et ne nos inducas in tentationem: R/. Sed libera nos a malo. V/. Ego dixi: Domine, miserere mei. R/. Sana animam meam, quia peccavi tibi. V/. Convertere, Domine, usquequo. R/. Et deprecabilis esto super servos tuos. V/. Fiat misericordia tua, Domine, super nos. R/. Quemadmodum speravimus in te. V/. Sacerdotes tui induantur justitiam. R/. Et sancti tui exsultent. V/. Oremus pro beatissimo Papa nostro N. R/. Dominus conservet eum, et vivificet eum, et beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in animam inimicorum ejus. V/. Oremus et pro Antistite nostro N. R/. Stet et pascat in fortitudine tua, Domine, in sublimitate nominis tui V/. Domine, salvum fac regem. R/. Et exaudi nos in die, qua invocaverimus te. V/. Salvum fac populum tuum, Domine, et benedic hereditati tuae. R/. Et rege eos, et extolle illos usque in aeternum. V/. Memento Congregationis tuae. R/. Quam possedisti ab initio. V/. Fiat pax in virtute tua. R/. Et abundantia in turribus tuis. V/. Oremus pro benefactoribus nostris.

Señor, ten piedad. Cristo, ten piedad. Señor, ten piedad. Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; V/. No nos dejes caer en la tentación, R/. Y líbranos del mal. V/. Yo dije: Señor, te misericordia de mí. R/. Sana mi alma, porque he pecado. V/. Muéstrate, Señor, hacia nosotros R/. Sed exorable para con vuestros siervos. V/. Venga sobre nosotros, Señor, tu misericordia. R/. Como lo esperamos en ti. V/. Que tus sacerdotes se vistan de justicia. R/. Y tus santos se regocijen. V/. Oremos por nuestro beatísimo Papa N. R/. El Señor lo conserve, lo llene de vida, y lo haga bienaventurado en la tierra, y no lo entregue en manos de sus enemigos. V/. Oremos por nuestro obispo N. R/. Que se conserve en la sublimidad de vuestro
nombre y apaciente con vuestra fortaleza.

V/. Salva, Señor, al que gobierna R/. Y escucha en el día en que te invocamos. V/. Salva, Señor, a tu pueblo y bendice a tu heredad. R/. Y gobiérnalos, y ensálzalos por siempre. V/. Acuérdate de tu Congregación. R/. La que posees desde el principio. V/. Reina la paz en tus fortalezas. R/. Y la abundancia en tus torres.

R/. Retribuere dignare, Domine, omnibus, nobis bona facientibus propter nomen tuum, vitam aeternam. Amen. V/. Oremus pro fidelibus defunctis. R/. Requiem aeternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis. V/. Requiescant in pace. R/. Amen. V/. Pro fratribus nostris absentibus. R/. Salvos fac servos tuos, Deus meus, sperantes in te. V/. Pro afflictis et captivis. R/. Libera eos, Deus Israel, ex omnibus tribulationibus suis. V/. Mitte eis, Domine, auxilium de sancto.

V/. Oremos por nuestros benefactores. R/. Dígnate, Señor, recompensar a todos los que nos hacen bien por vuestro nombre con la vida eterna. Amén. V/. Oremos por los fieles difuntos. R/. Dale, Señor, el descanso eterno y brille para ellos la luz perpetua. V/. Descansen en paz. R/. Amén. V/. Por nuestros hermanos ausentes. R/. Salva, Dios mío, a tus siervos que esperan en ti. V/. Por los afligidos y cautivos. R/. Líbralos, Dios de Israel, de todas las tribulaciones. V/. Envíales, Señor, tu auxilio desde tu R/. Et de Sion tuere eos. morada. V/. Domine, Deus virtutum, converte nos. R/. Y desde Sión defiéndalos. R/. Et ostende faciem tuam, et salvi erimus. V/. Señor, Dios de la virtudes, conviértenos V/. Exsurge, Christe, adjuva nos. R/. Y muestra tu rostro, y seremos salvos. R/. Et libera nos propter nomen tuum. V/. Levántate, Cristo, ayúdanos. V/. Domine exaudi orationem meam. R/. Y líbranos por tu nombre. V/. Señor, escucha mi oración. R/. Et clamor meus ad te veniat. R/. Y mi clamor llegue a ti. ¶ Dicha la antífona del Magníficat – o dichas las preces- se prosigue con la oración propia del día. V/. /. Dominus vobiscum R/. Et cum spíritu tuo. Oremus:(…) per omnia saecula saeculorum. R/. Amen V/. Dominus vobiscum R/. Et cum spíritu tuo. ¶ En las I y II vísperas del domingo. V/. V/. El Señor esté con vosotros R/. Y con tu espíritu. Oremus (…) R/. Amen. V/. El Señor esté con vosotros R/. Y con tu espíritu

¶ En las ferias.

V/. Fidelium animae per misericordiam Dei V/. Por la misericordia de Dios, las almas requiescant in pace. de los fieles difuntos descansen en paz. R/. Amen. R/. Amen.

ANTIPHONA BEATAE MARIAE VIRGINIS

Salve, Reina de los Cielos y Señora de los ángeles; salve raíz, salve puerta, que dio paso a nuestra luz. Alégrate, Virgen gloriosa, entre todas la más bella; salve, agraciada doncella, ruega a Cristo por nosotros.

V/. Dignare me laudare te, Virgo Sacrata. V/. Concédeme alabarte, Virgen Santa. R/. Da mihi contra hostes tuos. R. Dame fuerza contra tus enemigos. V/. Oremus. Concede, misericors Deus, fragilitati nostrae praesidium; ut qui sanctae Dei Genitricis memoriam agimus, intercessionis eius auxilio, a nostris iniquitatibus resurgamus. Per eundem Christum Dóminum nostrum. R/. Amen V/Oremos. Te rogamos, Señor misericordioso, que nos asistas en nuestra debilidad: que como nosotros conmemoramos ahora a Santa María siempre Virgen, Madre de Dios, también nosotros con la ayuda de su intercesión renazcamos a una vida nueva. Por Jesucristo nuestro señor. R/. Amén.

¶ En las dominicas y fiestas

***

Estaba la Madre de dolores junto a la cruz llorando, mientras su Hijo pendía. Cuius animam gementem, contristatam et dolentem pertransivit gladius. Su alma llorosa, triste y dolorida, fué traspasada por una espada.

O quam tristis et afflicta fuit illa benedicta, mater Unigeniti! Quae maerebat et dolebat, pia Mater, dum videbat nati poenas inclyti. Quis est homo qui non fleret, matrem Christi si videret in tanto supplicio? Quis non posset contristari Christi Matrem contemplari dolentem cum Filio? Pro peccatis suae gentis vidit Iesum in tormentis, et flagellis subditum. Vidit suum dulcem Natum moriendo desolatum, dum emisit spiritum. Eia, Mater, fons amoris me sentire vim doloris fac, ut tecum lugeam. Fac, ut ardeat cor meum in amando Christum Deum ut sibi complaceam. Sancta Mater, istud agas, crucifixi fige plagas cordi meo valide. Tui Nati vulnerati, tam dignati pro me pati, poenas mecum divide. Fac me tecum pie flere, crucifixo condolere,

¡Oh cuán triste y afligida estuvo aquella bendita Madre del Unigénito. Estaba triste y dolorosa, como madre piadosa al ver las penas de su divino Hijo. ¿Qué hombre no lloraría, si viese a la Madre de Cristo en tan atroz suplicio? ¿Quién no se contristaría, al contemplar a la Madre de Cristo dolerse con su Hijo? Por los pecados de su pueblo, vió a Jesús en los tormentos, y sometido a los azotes. Vió a su dulce Hijo morir abandonado cuando entregó su espíritu. ¡Oh Madre, fuente de amor,! Haz que sienta yo la fuerza de tu dolor para que contigo llore! Haz que arda mi corazón en amor de Cristo mi Dios, para que así le agrade. ¡Oh santa Madre! haz esto: graba las llagas del crucificado en mi corazón hondamente! De tu Hijo, lleno de heridas, que se dignó padecer tanto por mi, reparte conmigo las penas. Haz que yo contigo piadosamente llore y que me conduela del Crucificado,

donec ego vixero. Iuxta Crucem tecum stare, et me tibi sociare in planctu desidero. Virgo virginum praeclara, mihi iam non sis amara, fac me tecum plangere. Fac, ut portem Christi mortem, passionis fac consortem, et plagas recolere. Fac me plagis vulnerari, fac me Cruce inebriari, et cruore Filii. Flammis ne urar succensus, per te, Virgo, sim defensus in die iudicii. Christe, cum sit hinc exire, da per Matrem me venire ad palmam victoriae. Quando corpus morietur, fac, ut animae donetur paradisi gloria. Amen.

mientras yo viva. Haz que esté contigo junto a la cruz pues deseo asociarme contigo en el llanto. ¡Oh virgen la más ilustre de todas las vírgenes! no seas dura para mi, haz que contigo llore. Haz que lleve la muerte de Cristo; hazme socio de su pasión y que venere sus llagas. Haz que, herido con sus heridas, sea yo embriagado con la cruz y con la sangre de tu Hijo. Para que no me queme y arda en llamas, por ti, oh virgen, sea defendido en el día del juicio. ¡Oh Cristo! cuando hubiere de salir de aquí, dame por tu Madre que llegue a la palma de la victoria. Cuando el cuerpo feneciere, haz que al alma se le dé la gloria del paraíso. Amén.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful