HISTORIAS UBUNTU EN EL PQPI

Historia Ubuntu de Detroit SERGIO R. En Detroit había un barrio que se dedicaba por completo al sector automovilístico y, al bajar tan estrepitosamente el sector, el barrio entero prácticamente se quedó en la ruina y vivía prácticamente de las ONG y asociaciones colaboradoras. Uno de los empresarios que no quebró decidió compartir su riqueza con uno de sus empleados arruinados: -He pensado que como eras mi mano derecha, el mejor empleado que he tenido te voy a dar la mitad de todo mi dinero. -No es necesario. -Sí, sí que lo es. -Vale, pero preferiría que lo donará a mi barrio, “ubuntu”. El empleado, en lugar de gastarlo él, lo repartió al barrio. No hay felicidad si lo que te rodea es pobreza.

HISTORIA UBUNTU PABLO L.

Esto trata de un niño que no tenía donde vivir, vivía en un centro de menores. Le gustaba mucho el fútbol y un día jugando en el patio del centro lo vio un ojeador de un equipo de fútbol. Se puso a hablar con la gente del centro y al final pudo apadrinarlo. El chaval se lo tomó muy en serio y se puso a entrenar duro, y el ojeador habló con un equipo llamado Villa Botillo. Le hicieron pruebas y les gustaba como jugaba. Lo ficharon por una tenporada y fue cogiendo fuerza y volumen. A final de temporada el entrenador habló con su presidente. Le dijo que este chaval nuevo tenía que subir de categoría y al final habló con el presidente del Real Madrid Castilla y estuvieron haciendo pruebas, y decidieron ficharlo una temporada. Al ver lo bueno que era bueno lo fichó el Madrid y con el dinero que ganaba hizo una ONG de “Balones sin fronteras” y ayudó a muchos niños. NO DEJES DE SOÑAR, PUDIENDO HACER SOÑAR A MÁS GENTE.

MI HISTORIA UBUNTU DANI P.

Santi, mi entrenador de fútbol, nos dijo que acudiéramos todos al entrenamiento porque era muy importante, que nos tenía que comunicar una información buena para nosotros. Cuando llegué éramos once y Santi se enfadó bastante pero dijo que si de

verdad nos gustaba el fútbol hicimos bien en venir a entrenar. Cuando empezamos a entrenar que ya habíamos calentado se acercó con el entrenador del primer equipo y nos dijo que el que primero que cogiera el balón y llegará a la meta ese entrenaría con el primer equipo. Entonces decidimos cogernos de la mano e ir todos a la vez porque todos queríamos entrenar con el primer equipo. Santi e Iván, los entrenadores, se quedaron muy contentos con nuestra actitud porque todos pensamos el bien para el equipo y que estaba muy orgulloso, que así íbamos a encontrar grandes metas.

Nunca dejes de intentar lo que más te gusta porque nunca sabes cuando llegará tu sueño.

UBUNTU KATYA R.

Esto es un grupo de personas que se iban a bucear pero no se dieron cuenta que solo tenía oxígeno dos bombonas. Una de las personas se dió cuenta y cambió una de las bombonas para quedársela é,l pero la jugada le salió mal porque la cogió otra persona y él cogió una que estaba vacía. Se tiraron al mar a bucear y le empezaba a faltar el aire porque la bombona estaba vacía, pero el monitor se dió cuenta de que el chico no podía respirar y fue nadando rápidamente hacia él y consiguió subierse a la superficie.

Si quiere que te ayuden no fastidies a los otros, que si eres avaricioso, la gente no tiene la culpa, y ellos acaban ayudándote.

Ubuntu CARLIANE

En un pueblo muy pequeño que todos se conocían por la crisis, todos se quedaron sin trabajo pero había gente que tenía trabajo pero lo pagaba muy poco que no llegaba a alimentar a la familia. Y una vez, uno de los habitantes que ganó mucho dinero de una lotería quiso ayudar a todos los del pueblo. Con comida y lo que necesitaba y hizo una fábrica para ayudar al pueblo. Si puedes, ayuda a la gente por más que sea poca cosa.

El grupo de indigentes. KEVIN E.

En una ciudad asiática, en un barrio de los más pobres, un grupo de desamparados que siempre se reúnen en el mismo restaurante, por la parte de atrás, se dieron cuenta de que toda la comida que al restaurante le sobraba no les llegaba para repartir para todos. Decidieron buscar más desamparados como ellos y más restaurantes los cuales también tiraban la comida, para reunir más alimento y luego repartirla entre todos, para que puedan

comer todos. Así cada noche se reunían y buscaban entre todos alimento para poder vivir. Si uno no comía ninguno lo haría.

ÁLEX E. Era un grupo de personas que no tenían nada de dinero y debían dinero al banco porque debían una hipoteca. Les desahuciaron de las casas y el juez les dio una casa de acogida, pero solo era para el primero que llegar. Cogieron y fueron todos juntos y dijeron “Ubuntu”: vamos todos juntos y viviremos todos en la misma casa.

IES BOVALAR http://jardinesdelpqpi2.blogspot.com.es/

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful