Está en la página 1de 158

Nll.o.

lstHc10

jEt

J

U;:':!'!I.~!~~ 11lstr'UCc1:J.11

,";0;~L"{

:-J"llef1c~1JL~J¿,

[")JrllccluJ

Sscchn

l+sI1s1'31 cie dl" Instrnccieéll

; nS,l'IlCCl,f1

.'c"óbllL:8,

lVlsd1a

v

SUpBI'lor,

Larevolución de 1814
Dr. D. LUis Antonio

Egutgureri~-'--

OBRA PREMIADA EN fL (JON(¡(JltSO OfiCIAL CONVOCADO Al ffECTO

Otmiquíc, .i l05 ~lumno¡; d£ ln\lll'u"ión Mcçii~ dt: la l!epibhc.l
;lI COlll11imOrar9t

fi PR1M€R

C€NC€I"lHR1" d( ern? ,\.:,~ntrrimimt••

- : ¡ ;\/1 A •.

LA REVOLUCION DEL CUZCO EN 1814
========-------.. ------~;- ---'.

-.

-."

-

~

lVi11:l1ste.• 'lD

,i"

,I LlEtlGlfi,
Gellsl'al

11lSIT'u¡;cljLl

~~d¡IL

y

BI!iU8f1t:"'lJCI¿,

llJpsccÜ'IJ

j8

; rlstl'llCC;lܡ

PÓtlJ1ce,

Sm:cilín

d¡;

instrllcción

lVl.sll1a

v

Supsrior.

La revolución de 1814
POU El.

Dr. D. LUis Hf)tof)io Egu 19ureri~~~---~OBR4 PREMIADA EN El GONf,UIrSO OFICAALGONVOC400 Al fffC,TO

Oh¡wquio ~

lOll

.dumnos d•• Illutl'ul'Ción Mc;iia âe la P.epÍll>lica C€N1:::eNRRIO de ~W' .1contmmimt ••

;ll conmemorar!lc el pRIMER

.'

- i i i\.il A.-

lIb: II/S1". 1.{XLCfI.•• ..1)">" I-\¡~T('Hl('l) nFI. ¡.ACSTR() TH' LA t:"IVt:nS[[).(J... FIU)SOFíA 1.0.LU(:O F¡.ILíT1CA EL PUUJ.U13RA~ })EL A L nH< L." [\'lAl'~'()S.::>i ¿ •. 11 ¡¡{"l'C'U.\)'At'L '::1.\1 .TAj.. Rf I:FLIIJX IH lIP. ¡KI ...\l¡ ilE •. CAI'. FAcn. CAT \1.ES (P!U.'i1AIlA COLf:t:IOS E~ '.I..!UCO \' DE LOS !Ü:AI. .Yf.A Ul' SA' S".¡. ) 1812. J)II'I. -IKI3.i..1. V MAR(:IlS.--IOl~). LA 'l'RA [)Il:l'-). CT.T"AS.

"Revolución del Cuzco". "La Revolución de 1814". El j'. los suscri tos. K.el centenario de la sublevación de Pumaccahua. procedieron á leer indi vidualmen te los seis trabajos cuyos ti tulos y seudónimos se expresan á continuación: "Rebelión de Pumacahua de 1814". miembros del Jurado encargado de examinar los trabajos á que se re:fiere la cláu'sula Ba de la resolución ministerial de seis de marzo del afio en curso. de la Universidad Mayor de San Marcos.1rado á quien se encargó el exámen è. P.D. "Historia de la Revolución del Cuzco". sobre el hecho histórico de la Insurrección de Pumacahua.oti va d.Dirllceión Gener~1 LiGia. remi te la siguiente acta: "En la Secretaria de la Facul tad de Letras. El úl timo Qqueshua. Tho. Luis Antonio E~uiguren. Ciudad. "Revolución de Pu_o . Sefior Dr.. Herodoto. 27 de mayo de 1914. El Demonio de los Andes. á los ea toree días del mes de mayo de mil novecientos catorce.e los trabajos que se presentaron al concurso abierto por este Despacho con II.

Salazar.-Carlos Wiesse. y a tendiendo á que el firmado por "El úl timo Qqueshl:.-C. resultó corresponder á den Luis Antania Eguigul'en y para cons tancia.I'a su conoc~. Ticianelo.arle el pre~io.en gran parte inédita. . por el buen manejo de los procedimientos de la crítica histórica. Discutido el méri to de los mis:nos. ordena3ión y exposición de los hechos constitutivos de la materia historiaè. pê::. por S~ do~~mentación. supera á los otros trabajos hasta el punto de no admi til' comparación con ninguno de éllos." Que me es grato trascribirla á Ud.a.reveladora de una labor eur1stica enco:~iable. y por la selección. abierto el rela ti va al premiado. RoSejomensol. Dios guarje á Ud.a". Y después de incinerar los demás sabre'S. acordaron ot::Jr2.-Luis Ego-Aguirre.r:!1ien to. y "Actuación del Brigadier Pumacahua y sus antece-dentes". exterdieron y firmaron la presente. H.nacahua". ajus te.

a de nue:-.)l:io. Jo~.írico. caplw!os: 1" el estado de Sad-. en lenguaje sencillo y sin p~eter. 5° negoci~lciones entre A..¡npañ~ts de Pll:lO.. 4" m::JVimÍentos separatistas conexos y c". S? .vam.~0 \" sus in.titncio~lCs ell el ¡x:ríodo cn que se desarrollaro:l los :1c:)!ltec¡mi~IJtos y la" cansas Je este movimiento sep:lfati..Ea R~l'oJu{'iõn dd <luzco ~" "\mados Xad~ repercute 1814 jóvenes: torias mejor en Jas almas que las ¡iestas record acie hec:lOs memorahles acaecidos en la Patria: sobre todo. U . 3° COIJ:11. ell los !'.~ Je la llI:tgn:1. el estudio de este suceso hist.¡ta. techa: 3 de agosto de {~f 4. Para el mejor entondimiento vuestro.hua Ó rebelión del Cuzco ell 18q: \'.s á rcferirDs est:t p.w de e:\tos acontecimientos es la llamada suhlevación de Pll:nacc.ciones bibli:::>:~rá:1ca!'. más vigor ..basca! y el Excmo.i las energ-ías del hombre.é Angulo: ({ gobierno ¿el Cuzco: ï0 la Reconquista y 105 Últimos mártire£ de la ¡amada.ig-i".\l1léric~ a¡¡te. IIl1ail1an~a y Arequipa..'. siempre regidos p()r la mano Omnipotente de Dios. ninguno de los g-randio'los episodios de la emancipación del PerÚ podía dar á vu~strO:3 nobles espíritus IJ)f'j.1C" i>relí·niJlare.tra Historia. y que or:g-illan efectos más ó menos a~llp)íos en la vida de 10£ puehlm.. hechos que nos ligan con nuestros antepasados en respetuoso homenaje de gratitud.i"llÍefltè.)res enseñan~as que.. .\potcósis de la posteridad ngradecida. aqllclb:. hechos que parecen dar más raices á la nacionalidad. -El PerÚ ilJÍcia:ldo la ïC\'oluciÓil ótmericana: '2° la situación dd C~E.

A imitación de España.) pernano Felin. Los pactos de B3.:>s I80R y 13·J9. la América Española se sintió soJid.)alizados en la 1\'letrópoli en ¡oSoR. Juntas de Gobierno compuestas por americanos.l1 sus ilusiones de rc~eneraci6n en la persona del nuc\'o rey Fernando V II. . como sabéis.-8- El primer sentimiento que en América produjeron los sucesos r. Villanueva.• \11te la ac~)metida dû ~apoleón.¡ rcsistencia la autoridad de la J unta Central. Formados con el pretesto de defender la integridad de los doninios de España contra la sospechosa tiJelidad de los mismos gohernantes españoles.la Cil n:n de las Últimas sesio:les de Cortes I.ce. Y fueron mu:ha:: las mani[esta:iones de lealtad (I.yona. C]ue desde hacía tiempo estaban latentes en todos los ánirll:Js. la reprobaci{¡1l rué general y el autor hubo de retirar su proposición.\.na e:l lavar de la Infanta Carlota fné prùllull:~j. <::rearon en las colonias la si tuació n mis azarosa en pueblos que. En los primeros momentos. (I) Vide <::EI Imperio de los Andes> par Carlos .e 103 colonos en los añ. las abdicaciones y retracta:iones de Carlos I V Y de Fernando.. Se reconoció si. la causa de E"paña pareció perdida para siempre.1. y las prekncíone5 de la Infanta Carlota (¡). La {¡¡tima \OZ penH1. Después vino e! desconcierto y las rebeldías aud<Í. pÇro poco á poco se abrieron ¡nso las ideas de autollomía rcgion:d. fué de aso:n I)ro. las J untas y cabi!tlos reu~iaron obedecer á 105 Virreyes y Capitanes Renerales é iniciaron la insurrección. constituyeron ak-unas provincias. Tanto los criollos como los españoles cifrab3. Estas juntas y los cabildos fueron los instrumentos que para la e:nancipaci0!1 5é: necesitaban. estaban acostumbraùos á ur il larga obediencia. y luciendo tt¡dos solemnes protestas de amor á la corona y á la metrópoli.-"Drario de G::)[tes:l': 2-1-de SetÎembre de 181~.mr el Diplltacl.uia on España..

:pontánco. Rivera eLl Arequipa y José A!1~ula en el C. por el éxito de la Idea. con Crespo del Castillo.! una harra de grillos i los presidios de Moliendo y del Callao) ¡Dr ha:)~r q\l3rid:> en (1) Para las revoluciones de IJuánnco y Huaman¡!a. Egniguren.-envi:ldo á España bajo partida de registro <por SUoR ideas revolucionarias y su adhesión á los de Buenos Aires> (Febrero de dI3): la revolución de los Payllardelli y Gómcz (Octubre de r8r3).. El ejemplo que en r809 diero:1 Quito. c::t:n. las tentativas de :\Ianuel José Rivera y Antonio Ferrándiz. surgieron las rebeliones de Zela (.~ seg-uían con fruiCIÓ:l inte~lsa los lll:)\'j.lZCOeran lllg-artcnicntes elel pensamiento de Belgrano. inIcrman¿o á la Rfgeccia. vi de: «Guerra Separatista del Perú> I y Il t. Los pueblos de nuestra costa y de nuestra sierra trahajaran en la medida de su situación..a (junio de 18r r). (Inedita. aunque en su mayor extensión permaneció fiel 'á Abascal. P.. Durán l\hrtel y Berrospi (Febrero de ¡Rr2). eli J inamang-a.s di\'ersas seccione:s en que se secundab.Ie3en la. del más puro am~rica:lis:ll).1.. La Paz y Chuquisaca.-9TaJos los camreones amcricanos <luc c1irj~~íanel movimicnto separatista estaban en activa y mutua cr>rrc'pondenciR.ni('~ltê). El Alto Perú y la Presidencia de Quito iniciaron el movimiento secundado en nuestras provincias del interior Call las tentativas de l'.) . vide: Carta de la Audiencia del Cuzco: r r de Diciemhre de 18r3. (r) La costa.Junio de rSrr) en Tacna. los planes desgraciadamente abortados de Fray Eugenio Castro.. enviado. en Tacna. nuevamente en Huánuco y con las rebeliones de 5 y 9 de noviemhre en el Cuzco. prep:natoria. la tentativa de los conspiradores limeños en Julio de l~r 2.1 e::.1:atías Cabrera y Ruiz de la Ve¡. Para Jas ftueliones de S y 9 de Xoviembre de 1813 en el Cuzco. de la gran revolv-ción que vamos á narrar.lyllardelli en Tacna. Por doquiera aparecieron juntas que asumieron el g-oIJierno. en Huánuco: con Cáceres y Calero (Enero de 18r 3'J.l. fué seguido ~)or tajas las secciones de la América Española.tc movimiento cxtenS) y e:. CO.

\'. tralización decidiera pre a:.:zt3 aJ \'ersarios dê t~)lla re\'oluciúa.¡vertida cor:l') estaba Li· de los rcalist.\. .t.:entc. :\I.. La capital del Virre. I~I I Est:1. f¡¡j la :¡. (r) Et ..\.. Todas estas rebelèías de los pat:Îotas :>:ehaJ)ía hicl estas. que f)alhban vonb.¡:'.)i1. no hubiera hera de las grandes los Cll las más l>'..>'. carta de 2 Je.:-:):. ¡CÓmo ciudades.Lt provircias: In resultado era de .").l.'S cl'le de . insurreccionar los espírit us ine¡uietos de la !~nn ciuc!<icl mistiQni1.Uir:.:J:1::: ¡¡¡{. y morando allí Lt \!:lElrnÎ.~() á la verdad.rú.lll». ¡iural.u!<trcs que.)r Pére:: ele TlIdela C.de los 1'<11" par "u aspecto lo pueblan.. el triunfo de las re\'tl¿!t::s depe.\¡nérica. L:¡u. Itubiua de sus comunicaciolles en condiciones mucho :ná3 :!e.. propagado prueban Ltmbién que el espíritu en las de los t!. E: Vlrr::y . _\rcrJ'li.t:atIc !o qne hicieroll. :\1.\l. liil1eîi)s no pudieron co..Jioi1Cia. las CJ.\'¡:¡to albcl'."l c):¡ insnr.:ÍÓIl más fuerte y terrible lh: .Hle de la opinión que de la es capita] físico el y mcnos de que la Repúblic. Ei "'cra. . por hOl11og-énco poderosa la moralidad para de t¡ue sido política :\'¡¡e:...es ClI el PerÚ. cenLinn sic:nvi\'e lejanas e:¡- oastante sentido. L'J qac collt':. \/osotros saoéis que en el PerÚ.li'ë: de r31:'.Í S..\mérica.d)a g'ran número de cmpleados de admini:..l\hlldo poner ell lil'crl"d.1Z. <lie h C)!ldllêta irre~. se sc~~ulr¡.lrrcstó el empuje de los revolucionarios perua:¡o...bct.Iito.ls. ia sucrte VèC'~S siem¡)rc el más centraiizado. Cil .ctitud indifercnte de la grall mayoría de los limelia". sia te!\~r e:\ 1~~lent.\requíp:t. si se provincias por la facilidad pam la j¡¡s:lrrección las de la sierra. p::Jr ra%. ." o:l:i:)lLd llltci!Ùc:lte:h n:H'i3:n. comerciantes llatllralll1c:lte. r:cc) de la illsllrn'cci'. ya en la di\'crsidad tro las r..i .<)d~ j"q.f:len Si el éxito coronado 103 movimientos \'cr:íicaclJS lli:nl. y i1Hlcstranza cion y nUincrOS03 cran. ma.·.lhr de Ia !\:¡. del el buen P.- 10- l'lo\icm brc de I S r:. collces hacer más ma cn cuartel dirig-cnte::.í: reclui.~~C~l~:lcía:~ qll::.. pCnii¡:.\h:lscal se Cjuei<'>.)ne3 ecollÓmi. (I). b reïo!ució[~ habría terminado en breve p{. (f:¡.'!ll (L: .Î:'?:liió á fil1è~ de 1"[4libertar i Sll dd~njiJ).n.

anunciaba con inspiración g-c:lial.-¡ de 1¡50 para coronar al Inca Felipe. Luego. . independizar la . fueron muy P:)'~. la f:.. en 179S los peruanos enviaron á.'llllI"IlJÎOIlCS se suhlevan en el Amazonas y llevan la sedición Insta el centro de )¡"ueva Granada. (I )-¢:La '.\~uirre y sus .1.zarro y en 1542 Francisco Fernández Jinín..>tahlccer una monarquía orleanista (I): el~ ¡BoS se denunciaron los planes qae para libertar á su patri!t proyectaban los profesores de I Coleg-io de San Fernando: en I S09 Pardo y sus IO C·3mpaDero::.ran tl. por Ú!timl) l. <.5 tuvo lug-ar el cruento sacrificio de l':halde y . que precedieron al gran levantamiento de Tupac Amaru y de los Catari en I ¡80.~2. y.:ap2rl1~. anexa de v:nias otras suhlevaciones de la belicosa provincia de Huaroc.s vincuhciones c·on España: y ell los pri:l1cros añ:)s de la fc:uerra separatista.-\:nérica: en 18:.:~.c"tr~ch~.. casi diría hihlica.:. tram:l. debéis !"a'ler ql1~ la ide'l ele la re\'oiuciCJn am~~icana n1.leFray H:utolomé de las Casas. en 1~IJ conspiran i\nchoris.¡nten¡. la si~lli:ÎcaciÔll del cambio de ~0bierno.- II- L:t no!Jl. L:1 clase media y el pucblo eran indiferentes á. En ISSa . Pero.':lslos tíulo" y m~yorazgos qne simratj~aron call los insur~~·~::tes. r¡\le los descentlientes de conquistado-re.ta la reheiión de Ai"" Illea en las montañas de Jauja.. en ISiO se levantó en armas GO:lz:llo r. rehelió. dO'l . l. En 16¡0 tiene lugar el levantamiento de Salceda en Puna y otras muchas insurrecciones de indios desde el gohierno del Conde de Lemus h.ll otra conspiración. m.(ura americana. :\pcnas iniciada la CO:lq~li5ta.ció en vuestra Patria.:â Q". S:trayia y Boqai en la mi3ma capital del Virreinato. en 180¡ el intento hecho para c.irí.losé C::to á solicitar auxiiios de las Cortes de Europa para.\g"uilar en el Cuzco. «no querían otra cosa en romance que despojar y echar 6 de~tcrrar á los Reyes de Castilla de tojo aquel orbe y quedarse ellos call é!$. á pesar de que cn el Perll careciamos de jefes denolhdos qne dirigieran elmo\'imiento de la em:ll1cipacióll. efectivam=nte. lVIon:nquía en América» par Carlos Villanueva.l'.

pero desarrollarse por la opresión de la fuerza. tuvo que los discípulos de la idea vinieran á ayudarlo la tutela. de una lealtad y una energia que formaba contraste con la actitud de los Itnri~aray. dejaron exahustos los fondos del Consulado: los comerciantes y propietarios se arruinaban: no era lJosible soportar el peso de la lucha contra la América del Sur: y el régimen colonial.Í'. Carrasca y Cisneros. verdad es también que el prestigio y las altas calidades del Virrey" Abascal el mAs notable de los gobernantes españoles. acong-o¡Rd. Virreyes vacilantes. el Perú. principió el Perú á advertir un cambio en el ambiente.- 12- ¿Quién.)logio m. pero si la labor en otras partes de América se redobló de ISla á 18J4 siendo supenor sn esfuerzo al del Perú. al presentar batalla en el centro del bastión más fuerte que tenía España en América.~i.lorioso? Verdad es que para los trabajos emancipadores faltaba en e. en este Virreinato también hi· cieron esfuerzos laudables un puñado de patriotas que revelaron osadía. PerÚ un Jefe 6 director que les diera unidad.)!les y U:l marti{. Las necesidades de la guerra llegaron á produ(~ir la escasez y hasta la miseria. cuál naci. El como no pudo necesidad de para salir de Desde I812. dificultaba el em· puje de las armas de los insurgentes patriotas. Nada abat:a á los patriotas: en Lima mismo apa:eció el Siltélite. cuyo pnn- .:>r y ¡. acabó por ser desastroso é insufrible.)!] de A:l~(~rica puede mostrar un cuadro más extenso de rèvolu.o que abaten á los pueblos! Horas triste. los donativos y auxilios que el Virrey exigía. en que es necesario predicar en todos les tonos. La idea de la revolución americana nació en Perú la' enseñó intelectual y activamente. Así hay--amados jóvenes-muchas horas de amargura y desasocie¡. como véis.. tomar la pluma y esgrimiria en defensa de la patria sacrificando la vida y los honores si fuere preciso. que antes aseguraba la modesta tranquilidad en que vivíamo.

que roca:: días antes de la rebelión de Iluá:1uCO decía: «.: Salve ¡Oh PerÚ: iO:l .1/ellsÙíll d. cambiando la opinión de homlJres y pu~blos: Lima. en la sublevaciÔtJ de Tupac Amaru.///d/IIS <llt( Je' 1l/'v!lClI .-/..i. ffJvieF/II/ I'stv es.io C. Las Cortes de Cadiz.. Fernando López Alùana.l. asi <jltt I{'.' [¡1/olli/7/ d. jamás enunciada antes en el suelo americano. estudiantes más prestig-iosos no cesaron en su acción de propaganda. . co:no sabéis.-p. lo:. fueron..a que Abascal y los reaccionarios opusieron al Satélilé. cortesana. elccción de sus diputados hizo despertar en la muchedumbre el sentimiento del derecho. que !:tabían prestado positi\'oS servicios á la 1\lonarquía.»: (1)--.Qu:. El estudiatlte carolina José Sánchez Carrión.fdicidad dc .I/I(..istro de Bolívar. Por toda . como Consejero de Estado á despecbo de los que pensaban con el Ministro Gál ••. pero de bandos perjuicios para el porvenir de España.:)al reùactor era U:l estudiallt. . como Vicente Ang-ulo y Pumaccahua..t Cil /.seal/. . la resistenc. se democratizó un tanto.7('. é. que hubo de clausurarse después de este segundo !lúmero? 2\iuevas hojas efímeras morían y renacían á cada instante.f ji'allceses y cs prcciso Iii' (¡) y al día sig-uicllte hacíase esta hermosa declaración.id S. importó. tres si:::l'ls p. Villalta./ las f'lditl::.\~llérica O¡1~¡:e'::a! SUII p.' hit'/TO <jllC kl r(!. dijo en esa ocasión. se tornan aguerridos insurgentes.zdos. de gran importancia para 105 ideales americanos.'{I' d.:~ ncog-ranadiilo. ¡Oh podero~a Lim...-}/II/rÙI1.\mérica !:l.'s y el ctlrt' Cil Esta/ia q.- 13- c. ez «que !la convenía otorgar empleos á los americanos>.(/u..' ambas ¿IIllÙÙ'as~. ./S. hasta que en 18q Fernando VII suprimió la libertad de imprenta. cOlltÙlIfe 01 cI!d ti (j'/Jj' alltl:!{II. y fruto exclusivo de la enseñanza que se daba ell San !vlarcos: «pu" pa/J'ici otlelldc¡IIUS tuJa t'a t'tUI'7 c.'ores ('JIlt'cer!i's co:'¡o /UïJlJaIIUS.: 20 de fe~)rcro de IKI2.RI P¡O. La eleccióll del limeño José 13aquíjano. que fué después ?lIi¡.ii/lit. conmoviÓ al Pení entero. ¡lll/Id!.

Í su grato c:.. ¡ ¡O). C"latayud . .'! olllln) pail/l. territorio de Sud-América en 1814 está constantemente cruzad) por ejércitos que se disputan el predomínio. y casi al mismo tiempo qne esta briJIante falanje esparci6 con discreción y temor muy r. l'.'1a !li'. ill'/lIsIÙia. A:1tonio i\'Iiralla.ras: ill/rllllillld.?" ¡¡tíIC'.()U~ q- la hDrrible cadena roto: y .:.\' 10s l'.'Ill ltis/oria cs la l1/lolra. E.crí to por Haq uíjano li nanue. Hui/-. (3)--Carta á Jos Esp.1S ió t1 señalada para desen vol ver el mag-nífico cuadro q 'JC á nuestra vista. llam2.. Corta es la exte. en 1ï98) dió á la publicidad en 1ï91 un folleto de propaganda vertiào en varias lell' guas. ad\·ierte que es necesario terminar con la dependencia de Espa:i. (Lima H'12).YGuzmán de la Co.i/ra Pel/ria . el P . csr/al'i/ut! J' ti".jJ1 de las fIestas celebradas con motivo de la promoción del Ex(. Cerdán. (. (!el cual los primeros <patriotas> hicieron su libro de comhate. (2) --'-«E! i\Icrcurio. Elogia Guzmán á los Generales american::J5 de .rc"ltldcl l'.da g-eneraci6n de «El Mercnrio> arrojó en el cam· po intelectual la semilla generosa de la Idéa (2). SO. . (I) Ln. y ununc a con frase resonante y bíblica que <:rI )JlN/!{'/!!(J dt Sf.:npañía de JesÚs (natu~al de Arequipa y muerto en Londre¡.\' Cisneros etc.mo.~'¡lt!{I1> (4).s.¡¡oie:: Americanos por uno de sus com- patriota. p~:.íI/"..¡.-. El epígrafe 1: Vil/te! all/or pa/rÙ/''» (3) revela el sentimiento de <lHe estaha inspirado su autor. Lila potlni ur af. <El ¡V/lC7'O Jll1l1d(J-escribe(S 1Il/..?. señor doctor don José B?quíjano al Suprem) Consejo de E3iado por J.turales los principios de libertad é independencia.truendo La "anta libertad batió riendo Sus alas celestiales Sobre tu fLÓrtilsuelo. D:)n Francisco de ?dontalvo es el Capitán general de las provincias del :\'orte y dOli José de Ab?:>Ha~i'l ya (I )'--Hrc\'e desc:-ipci. .\ueva Granada en la insurrección de los Comuneros. Fi bd e :1:a.> era e:. se presenta. 22-29.'1l0·..Iuall Pablo Viscardo .)---UJidem.

I'í - cal ciirijt (::J. . Ç)uito á principios.\3::.ce ~uerra ùe fusilería sill:) ta:n:)iC::1 (¡)-C:::rta Jita) .:1 I'()~ t0:1a:.:nli de sufre elel lSq. inspire des' conE:wza (. á excepción de Cart~. Pezuela ooedccen lo:: mandatos del \ïrrey de! T't'r\: ~'1:::'::'.'k-.)--(~"C:- ¡:.e ~'. refugiac!os ùespucs bajo en l\Iontevi:1e0 de un largo las órdenes s~tio del A•.' de ta fecha. C:1l 2.! Panam.sición.Ill. Desg:uciaùarntnte tam[¡ién.: lr. sufrió el revés de Chillin)' en sfg'uida la ùepc.i. estaba en posc"iÓn cie las armas españolas y Ca.le . revés ell2 Juanambír.1l('Il~e ell ¡1e.~no Í(~rrea L)s ~.·:jt~rCiL1 l\e.Lllla el EOJar ele !os \ïrreyes del PerÚ.lctuoso hast.Junta por las armas de G:}bierno todo de Chile :¡_te individuo co:nunicZlciún con las pro\'incias del PerÚ.:m Toribio l'fOntes.hel!o i:n. Lc~ ¡. . General en Jefe de la Armad:¡.:ecr\ :'\aciJ::ai.lhs reorganizahan las reales milicias.~ c. de abril del aG. con valentía y distinción caracterí-ti· cas en él.5untJ:.:·I' de los m¡¡. á órdenes de Calzada. Las tropas realista3 r~ci:lieron reÍucrz::¡ de Soo hombres envi. ¡:10'. «C¡:IC fueran Desde pasados IS¡.~.. r:I f.( fl'):a Je Ha8nos .dos por Abascal :1 ó~deIles del brig.U1J.:.)¡S e:1 il)'!. Buellos Aires no sólo h". al cu~rpo expedicionario de Chile.lCIl c. (1. el Dictador Carrera que en 'l\J~ahuano había capturado.lTo:1o el Lo> p". La conunicaciún ùe Chile con el PerÚ estaba desgraciadam~nte dispu. Goycncrhe.\'ari. los españoles.o. (I).1 de encw de l~l. espar%a noticias falsas> (2).los victoriosos estanda~tes de 1:t :nun. partE':. SllCU:1~\:C:\ l11:ti~te'¡¡iJJ ¡~C la lIieln.1Ùicr Ga. destinadas á unirsc á las tuerzas diseminadas en Harinas.> la .n en Potosí y acuñan moned..:.rqu:a. nn serio mira:1te mi:'ffio litoral. B:'.o tllviera entorpecida.ÏJ Aires.'. (~~ ¡Sr:.'\ (le ¡uni:J ¡':Jr 1.d entró ti.) ."n'l.caiotas i'cl1rtr~. D.\' h rcvo!uc:i{'1l chi:clla cede también á los ata:Fles terribles q'. el convoy de guerra que el Virrey de Lima el\\'i:..Vijè: del \ïney elel PèrL'l: 2.illL:<1.\'I1.~t!dario:.JJS realistas- l\léjico y ¡1\H. en las orilbs des:le Pùrtoc.. injustificada.s: r:cro c:: 110\-ie:l1h. e:l l2.i.\'.l. eleI Sur.¡I.~i~al y Ci~h:1.

. los impresos peruanos toman un tO!. (2)-EeclamaciÓn de Trujillo: 16 de julio de 1SI3-(Inédito) y de Tarma 13 de julio de 18I1-(Inédito).» y «la imposibilidad de atender á los gastos con que se le ~ran'.•..000 pesos. :\bascaJ.:) que indica :¡ue se <a"T. crecía imponente y terrible. ell Lima á 8 de enero y 12 de mayo de 1814. no se dá reposo para enviar au:-:¡iiüs Ú Gaspar de Vigodet en la fragata Aurora y 200. Pero llega para el ponderado y activo Virrey un momento de estupor.(Inédita.. <deponer su actitud. á un olvido de lo pasado y á cesar en las san¡.r á conflictos múltiples (2). InÚtilmente en enero de 1814 el Virrey del PerÚlarEa su j>rùd<lIl1<l á los habitantes de Buenos Aires convidándoles á.I:) propagaltla de ideas. á cos:z~ de no pocos esfuerzos.rientas excenas>. <por la situación apurada del país::> (I). Las elecciones de diputados en el PerÚ ban dado lu:~r. (5)-Carta del Virrey.11dolos á la tranquilidad y á permanecer unidos á España:>: la C. fecha 31 de mayo de 1814..(Inédita). (4)-Carta del Virrey acompañando los impresos salidos ea Lima ¡í 31 de marzo de 1814. preocupado en auxiliar á Pezllela COI:t:·a la a~ .It: la 1.::l. :errida división cie la caballería de los .'rmOII. Obi iga á Pczuel3.!{<llIdl(iS.c1 movimiento separati"ta. inÍltilmente también dirige proclama en febrero de 18q á los habitantes de todo el Alto PerÍI «cxcit.) .(Inédita)." (4). (3)-Carta del Virrey acompañando Jas impresos salidos.· soluta escasez de fondos en que se halla la Hacienda PÚhlicr. (I)-Carta 24 de diciembre de 18I3-(Inédita). que se dirigen á los cabild?s del F'Úú solicitando apoyo y levantando Jas ánimos adormecidos. Su mejor exponente es la esp~Ja y el' \"eT~ ha del doctor Castelli y de Belgrano. Lo abandona todo. la necesidad de ordenar al sumiso Cabildo de Lima CqL¡e· se mantuviera en los límites s(ñalados en la Constitución Po:ítica> (5) y los denuncias y los [(1/11f/¡>ls de que tuvo notici8. bajo eJ coma:¡do de José de San Martín.1.> (3): ela al."tll'rl Id llOra . hacen temer á Abascal que el PerÚ y su carnada» Lima si~an .

Arequipa..r las conmociollcs peruanas que lo intranquiliza!J2.llC anhela aínisi.. Joaquín de la Pezuela-(Inédito). En agosto de Ü. Puna y Hua. .q llegó á conocimiento de i\uascal que Cuzco.» (2)-"Holívar> por Jules Mancini (París 1912) pá¡{ina 589. lTIllchos años. Disponga US.n forjado. Oue de la Tesorería Generai del Ejército se cntregue al Capitán don :'¡.- r..3 retirarse ha"ta la fortiiicación de Cctagaita (r) micntras él se prepara á. domi:H'.JI1ar á su Señor cn la misma casa Solariega. ciento setenta y un pesos gastarlos en los E~pías precisos para las atenciones del Ejército de mi orden. Cuartel General de Cota~ayta y Octubre 2 de 1Sq.Jerrojarlo con los mismos grillos y mancornas qne para él se hrtlÙ.t1'iar~o de lo. y Cl. Estas Intendencias permanecieron durante tedo el año de ¡br + co:no un ~hogar latente de re\'olucíÓ¡¡:l>. Vias gnarde á CS.n.-- . sin6 rorque revelaban U:la audacia sin IÍmires: la audacia del esclavo l. que tenía de::contado. (z) (¡)-<Señor Intendente del Ejército. no porque dudase del éxito.nanga se dejaban gallar al esp:citu de enwncipación. Santos.

-rti-

Il

Las causas de un ;1n';i"lj~:ltJ (an e,>~l~) co:n') .:.¡ 'JU'2 va· ,i narrar, no se pr,JJ'-':'~1 ,1= al S')::) g-)O)ó: s~rí:t :,unnme:,tû pro] ja recorrer las revoiucio:ws de Tu;)ac ,\ l1laru y ]a~ ùe Ub<-.l· de. reveladoras de perturhaci()!les y de hondo malestar en la Intendencia del Cuzco. ¿ <)ué cra el Cuzco en el lapso de r 8 r 2 â
m1~S

1':;14

1

lla.bía perdido un tanto de su antj~uo explendor, pero no c\)sta!]t~ esta era después de la capita] del Virreinatn el ¡\l~~ar donde la cultura era más vasta, caminando á la par que elmo\'¡' mient') económico. DL'll Juan Bautista de Lavalle decía en Ahril de ¡8I7 al Virrey Pezuela: «Arequipa, Excmo. señor; !lO puede estar cn paralelo con el Cuzco, ni ell razón Je sus proporciones, ni con respecto á St1S fati~as: el Cuzco igualado indehidamente con Are· liuira para el contin~clJte de I,)s 20,000 pesos teniendo 1 I parliàos pin,;iies cn contribución de naturales, y Arequipa sólo ï de miscria, ha tratado de sostener una guarnición de 100 hombres, yen :\requipa se consulta á la de 600: el Cuzco consta seg:Llramen te d'l más población, de veci no,; m<is acomodados, '! ta! \'ez de Jas que hayan hecho menos ert).;acio;¡cs: todas estas enormes diferenci,ls son notorias á V. E. por sus conocimientos pr{c:tic0S en a:nbas provincia;;:>, (I) La )llll1ellSa cantidad Jç españoles (2) que había Cll el CtlZCO, hi~o quizá que Sil desp,')tica acción se dejará sentir lll~l' cho m,is e ue en otros lugares do;¡J" eran mellJ;; llllilJCrOSOs. Lê\, bc~]:t por la vida acrecía así la, rebelión en todas forllla". Las ( ]). -C:lrta lllri~i :ral (inédita). L~s d¡·uJas de ];r.l\eal J Iacienda cé';ldían á 6-1.,oJO pesos. Libro 1SU Fol. [.
~1
CI/O'!',:

«;).)r cobr:tr»

en

I

?\'Ianmd Caja

del

8 I 2 asCuzco.

S.fir<i!is!,¡

del PerÚ, T. L

-

1)-

exacclOnes mantes: quieta en dciar los in:lios

de allí que que en otra las armas.

á los indígenas desposeídos la masa abori~en
región dcl Virreinato de calmado el espíritu Después se habían encender cuzqueño. yen de Jas cielo,

Je fuera

sus

ticrras

eran mis

alar-

en el Cuzco de Tupac pero

¡·h-

y que fueran un tanto; rebelde significativos Ejércitos,

los Últimos Amaru, cn
1;)12

la rebelión

del Cuzco nuevamente

sintió

y discretamente habían lanzó que, quiso una alarVil]a]prohacery nacien-

huraño mado ta, c:ama

del indÍg'~na

¡lechos
Abril Eeales

á las autoridades,
de ca:npo

de ese año don ;'vlanuel del Cuzco

mariscal

á <los fieles indios
(r)

de la provincia parece

do baio de un mismo nos amigos". Cuanto

'-Jue la naturaleza Benito de

á ]a ilustración,
del Ecal Lorenzo Coleg-io para Vidaurre, ilustraba landables

el doctor Semi llario mamenerJo espíritu

la Concha de .\ bad, estado.

J ara,
hacía tel

rector

de San .-\ntonio en floreciente ilustrado, ulla ~eneración.

esfuerzos

1;0:\ :VIanuel HamÍrez laciÓn meridiana ccdas

era un apósH.afael la legisveía con que de pro-

que en el misterio Are~lano pOlliélldola claridad de

á toda
valeroso de todos.

era el tribuna al alcance la situación y lejos
11)15

ljue vulgariza patriota,

El Obis;)) autoridades,

.-\rmendaris,

altivo de imitar cspíritual la

J \'iftuoso al OIJispo

creaùa

en el Cuzco

por las dis-

de Arequipa,

el :z'l de Enero di:· todo el Perú, sus senti:l:icntos El doctor

Jall:~6 su pastoral :\mérica, ahando:lil

--=con el objeto y toda la

ct: raI' la ¡~aci!icaci0n de al;e;¡t¡:, á los patriotas

y biea toda

y temporal su diócesis l~ector

de su diócesis, :Uon:uquía:>, que \'¡olentar Je San

y a:ltcs

c,uí;:;Í::1OS de la emancipación don Felipe de Loayz3, por ¡!leíta

americana. del Colegio

Flanci~C:J Jê B.Jrj:t,
Z:l

ca¡,:ino lIe CiC:lci:! recorriJ() ~lcdrallo, los Melgar tiene,1 e;l el C:.Ira I~~ctor Uil

á Iaju·¡entu:..I estuùiosa ¡O~ Es,¡uive! ~avia,
C:V::¡èl'è?i:JS ilustres, PctrroquÙI y a:J:le:,;-aclo

i ,;eg-uir el
les EspincY lo" indios

y otr03 pastor

de la 19'icsia

(de
vir~uoso

indios) que los

dO:l Jese: Dí::.~ !;cij·:lO

-

20-

alivia en sus dJlores. En lo militar, don Mateo Pumaccahua en 5 de Enero de 1812, en Sicasica, al frente de su ejército de ~aturales está si,~mpre expedito <{como un le6n~ para auxiliar ni PerÚ, cuyo Jefe, el General J osé Manuel Goyeneche, lo cuenta entre sus amig,)s y lugartenientes más valerosos. (I) El ï de Erero de 1812 era Gobernador btendente de la provincia del Cuzco el General Goyeneche, y como conocedor cie los asuntos del Alto Perú, las remisiones de caudales aumenta· ron considera Clemente, á tal punto queoel Virrey de Lima, por decreto de 12 de Dciembre ordenó que se <recibieran en la CajJ. del Cuzco cauda]'~s para el auxilio del Ejército del Alto Perú con <:arg0 de reintegro á los interesados por la general de Capitanía de·Lima". El llueva Gobernador Intendente, don Pedro Ant. Zernados Bermúdez, para mantener la misma situaci6n favorecedora del Ejército huho de realizar empréstitos en calidad de <préstamos voluntarios:!> y los primeros que llevaron el peso fueron los lVlor:asterios (2), el Cabildo Eclesiástico y las Iglesias (3) y las Cajas de Censos de Indios (4). El mes de IHarzo de 1812 se distinguió por la enorme cifra de desertores que hubo en el Ejército del Cuzco. El 3 del mismo mes las tropas del partido de Paruro habían salido para Oruro. Era el mes de Abril y rué necesario recaudar 1:1n donativo especial~ <en las presentes urgencias para la defen~a del Estado:. y se reunieron mil pesos. La Real Audiencia con su Regente Pardo y sus Oidores Zernados, Goyeneche (Pedro Antonio) y Vidaurre, permaneció inalterable ante la situación que se veía llegar. Las expédiciones al Alto Perú son Inás frecuentes: el 12 de Mayo salió Pumaccahua de Abancay en una 'expedición importante C5;. La Caja del Cuzco adeuda no s610 ya á los particulares sino también á. la

(I).-Libro Manual de la Caja del Cuzco 1812 foI. 19 vita. (2).-Libro Manual de la Caja del Cuzco 1812 foI. 27 vita. (3).-Ibidem. 69, 73. (4). -Ibidem. 74 vIta. <5).-Id. fol. 45.

._~ .

('7 )-Ob. (:o)-Ob. 11. A mediados de julio la Hacienda cambia de suerte Call el alivio de dar de baja á Jas soldados inÚtiles para el servicio. 2. fol. que ell 31 de diciembre de I80Q había prestado para auxilio del Real Ejército. cit. fol. Busquet. Estevan.. ¡6. Los reos eran Pedro Videla. 56 vIta. cit. Grandiller y Olivera (6). (3)-Ob. fol. fol.000 pesos.> de julio fueron trasladados á Lima bajo la custodia de] capitán LohatÓn (:~) que ya de regreso en junio IS. Los sucesos que entretanto venían realizándose desde enero con motIvo de la promulgación de la Constitución -" la proclama del doctor Arellano dieron motivo á que se tomaran medidas (I)-Libro Manual de la Caja del Cuzco ¡812. I~stas y otras economías permitieron cumplir algunos compromisos y Pumaccahua. (-. 67 y fol. sohre todo en que éstos reci biuan lecciones de «primeras letras» (5) y en el mejor servicio del Hospital de Naturales. ln~ares de Jernsalém~ (r). 107. los recibió nuevamente (¡). ((i)-Ob. y á lo!. prisioneros gastaba mensualmente la Plaza de! Cuzco Si 1 pef-OS y el ¡ <. Ell la alimentaciÔn Je'. 45 vita. «Santo!. (4)-()b. cit. B3.- 2¡ -- <Cofradía de los lemolores:. El %2 de diciembre el teniente Vicente Angulo se dirigió á la capital del Virreynato conduciendo tres prisioneros del Alto PerÚ (3). 49 vita. En 1813 era Presidente Gobernador r ntendente del Cuzco el Brigadier àon Mateo García Pumaccahua quién puso todo empeño en mejorar la situación de los indios. rcg-resallliu ei 24 de ainil del siguiente año {4}. cil. !la .)--Libro . Pla. sin iuterés alg-uno. Las misiones del \-alle de Cotabambilla (Urubamba) no fueron descuidadas por los padres Coll. cuyo administrador era don Buenaventura Loayza. fol. 54. !{ocamora. Llovet. fol. fol. 28 vita.Jfanual Cuzco 18/3. cit. MariaToro é Isidro Escarsa. volvió á Lima conduciendo prisionero á Julián Peñaranda.

y el 20 de diciembre. cil.- 22- eficaces en el armamento del cuartel y el auxilio al Ejército del Alto P"lrÚ. pudo reclutar 733 plazas (7) y don Ramón Castedo. otros 71 '!Ombres (4). puso á disposición del capitán Francisco Olazábal comisionado conductor. no fué tan feliz. fol. y el partido de Aimaraes envió en 4 de mayo 266 hombres (6). pOI-que de los 100 hombres rec1utados para auxiliar al ejército del Alto PerÚ se le desertaron más de la mitad. (5)-]d. 266 hombres para el ejército del Alto Perú (R). (6}-Id. ¿ Qué iba á pensar el celoso Gobernador que hasta el modesto portero de la Real Audiencia. era Gobernador Intendente el Brigadier Martín Concha. S7 vita. y de partido. era uno de esos terribles insurgentes? El 4 de enero se dirigieron expresos á todos los Subdelegados de [os partidos COll la Proclama del Mariscal Picoa~a. (. 127. Subdelegado de Chumbivilcas. r5. en julio 7. 8 vIta. fol. fol. El I~ de febrero salió otro conting-ente y los reclutas del partido de Calca el último día de ese mes. se procedíó al armamento cn fomB. Pero el Subdelegado de Tinta don Ramón Carmona sí pudo enviar una centena de hombres (S). de la Plaza del Cuzco (r).{ente de ~Cl() hombres (3) y de Cotabambas. después de las denuncias yasonadas de que pasamos á ocupamos. El año 14 no modificó en nada la situación de la antigua Metrópoli de los] ncas. el Subdelegado del Cercado. 15.H)-Id. 109 vIta. fol. Miguel Ramón Aguilar. . quedando en la plaza del Cuzco S compañías acuarteladas. fol. José Domingo Eráusquin. 101. DOli Gregorio Rosas Subdelegado de Urubamba. En enero 23 salió el primer contin¡.5i'l. (1 )-Ob(2)-Libro (3)-ld. 35 vIta. dos días después. Manual Cuzco (r814) fol. (4)-ld. (7)-1d. fol. ordenando que se reelutase ~ent(! y contribuciones para el ejército del Alto Perú (2) y eon [a circular del Intendente ordenando la reunión de las juntas de parroq1ia.

sufrían por el Illal !{o\¡jerno de sus ministros \{ los insoportables pechos que. pág. pág. cuyas leyes tengo por experiencia se hallan suprimidas y despreciadas. movieron á (I )-Documentos históricos de Odrio60la. sino que su aplicación es á estafar á esa misma gente. y que desde la conquista no han mirado á aquellos vasallos á adelantarlos. estas fuerzas y algunos individuos del ((Regimiento ~acional de Limal>. á que cesen en él todas las ahusivas introduccionei' que por los mismos corregidores y otros sujetos se habían plantiflc:ado: colocándose en todos los carg-os y ministerios llnas personas inep· tas para ello. tomo I. Odriozola. le decía: ((La mía es la única que ha quedado de la sangre real de los Incas. Estas vejaciones que. todo resultante contra los mismo!' indios y demás personas :-' disposiciones de los mismos Reyes de España. r7. Esto me ha estimulado á procurar por todos los medios posibles. (2)-Relación histórica de la revolución de Tupac Amaru apud: Documentos Históricos. Reyes de este Reino. que ha tres si~los las vierten sus ojos (I).uerra con los ingleses.- 23- Custodiaban la Plaza del Cuzco: el comandante André!' }{endón al frente de la «Compañía de ArtilIerOSl>. Esas mismas causas. el comandante don Martín Gavina Concha con el «Piquete de Dragones Montados». infelice>. imponían á los pueblos. . 128. Nada pudieron contra el hien urdido golpe de los Angula. armaron el hrazo temible de Tupac Amaru (2). ámen de los recursos de dinero y gente para el Alto PerÚ. con motivo de la ¡:!. Causas del levantamiento En el oficio que Tupac Amaru dirigió en '3 de enero de I ¡K I al Cabildo del Cuzco. sin que respiren á la queja. y la ciudad quedó en poder de los patriotas en la /loche del 2 al 3 de agosto de r814. Esto es tan notorio que no necesita más comprobante sino las láf(rimas de esto>. tomo 1.

contra las termim. reproducido en Odriowla <Documentos HistÓricos> tomo III. pág.-Documentos históricos de Odriozola. I.24 --- Ubalde. encargado por el PresideEte Mariano j{icafort de redactar la memoria histórica sobre as tllrlmlencias del año [4. (¡)-Diccionario de Mendibnru. 492. I2j. advierte como la imitación cie lo lue en Buenos Aires sucedía. El Regente de la Audiencia del Cuzco. la lectura de los papeles públicos que venían de la Península. por haber anteriormente intentado igual trastorno y salieron de altí sacados en triunfo> (:')). pág. . (4)---Esto no era nuevo en el Cuzco. tomo II.icasl>. que su indócil Presidente quiso reunir ell aquella ciudad. Campero (I). El Intendente Concha era inaparellte ¡Jara la situaciÓn. (Ú-Id. el deseo de tener un ayuntamiento elegido conforme li sus deseos (4) y el conocimiento que tellian de la crítica ~ituación del ejército del Alto Perú fucron causas generadoras del movimiento separatista del Cuzco. dice Mendiburu yEf Pensar/r)!' dd f'tní agrega que la sublevación del Cuzco <provino de la fuerza armada del país. el cclo por los empleos ocuparas casi siempre por españoles. <Sus disposiciones siempre fueron tardías y poco enér¡.ehallaron en el cuartel más oficiales que los que estaban en los calabozos. pág-.mes órdene~ de este gobierno>: «En la tenebrosa noche en que se proclamó la Independen· cia 1\0 ~.(. T. En 1758 huho \ln pequeño movimiento por la elección de alcaldes.).l perspectiva de la igualdad general proclamada en las Cortes. Al{uilar. al Cacique Cusihuana (2) y á otros á la revolución de 1805 V esas causas subsistían con mili fuerza en la época que aquí bosquejanlOs. (5 )--EI Pensador del PerÚ. III. 167. mayor decoro de la antigua capital de los Incas> sentía más de cerca -:odo el peso del régimen colonial. La <{:¡delísima Cuzco> adornada por Carlos II I (2 de octubre de 1783) con prerrog-ativas idénticas á la capital del Virreynato y con su Audiencia Pretorial que se hahía fundado «parI'.--. (3) . pág. 4-6.

<tqne ya no espanta la muerte á sus fanáticos mártires. según nuestra actual situación política.la insurrección en tales t~rminos. pensamos con el noticioso y anónimo pensador.qué dolor! las aguas de las fuentes más pu~as se corrompen más y más según los lar~os y diversos cauces por donde fluyen>. (I )--Ibidem pág. gobiernan') y manifiesta como las arbitrariedades é injusticias después de la acia~a noche de! 5 de :\'oviembre tenía irritado5 á los clIzqueños (2). célebre por su despotismo y por el terrorismo que despleg-aba en el g'obi~rno. .tos los primeros alborotos y la comunicación con los extranjeros contri huyeron á arrai~a:.' y si ya conocemos por la parte española Jas causas del movi:niento.. N° 16. que no tenían tall mala reputación como ValdeHoyos. Los clIz. José An¡!ulo decía el Virrey de Lima: «que la obediencia de Jos pueblos y de la fuerza armada no pueden conservarse sí aquellos !lO están persuadidos de la :ustilicación y rectitud de ias autoridades y magistrados que la.\' elemento de su constitución> (I). que habría de impedir aquella <exclusión sistemática de los americanos en los empleos pÚblicos>. reputándoJa como la esencia .!lteños que tallto habían padecido con sus anteriores jefes.- RI POIsat/or dell'atÍ creía que una de las causas que más habla contribuído al movimiento del Cuzco era la circunstancia de ser el Brigadier Concha oriundo del lugar. res ide ell la severidad de la Regencia del Reino: pero . 162. «Él poder ejecutivo. 'La miseria en que quedaban las viudas de los que combatíall en el :\Ito Perú en servicio del Rey y la horf~lndad de otros tenía á las familias ahatidas y desoJadas.- 2:. (2) ·-Doe. lo cual impedía su severidr.d. que la indift:rencia con que {uerpn vi. la tiranía de las contribuclones y este nombramiento aceleró el grito de IndepeNdencia. Llama <cruel gouierno» al del Brigadier Concha y protesta del nombramiento del marqués de Valde-Hayo!'. debemos escuchar á los pittriotas. temieron sufrir en su ~ohierno. Más bien.

. La Paz y Buenos Aires (2). )l'l' 28. Las casas de Chacóll y Be· cerra. 361. Los patriotas por boca.-Mend¡buru T. N" 7. el sentimiento de americanidad se infiltraba en el corazón Ge los cuzqueños.ares de reuni6n (5). la :\rnérica se hallaba creciendo. Hurtado de Mendoza y Carbajal conquistaban para su causa á las milicias del cuartel.titución Política de la Monarquía fué otra de las causas de esta terrible rebelión. Cs).~. eran generalment~ los lu¡. que son los mismos de su descubrimiento. ¡Cómo no iba á progr~sar al clero y la masa índígena~ una revuelta que tenía á Sll favor Los patriotas se reunían en juntas nocturnas. Además.-Doc. La prisi6n de Fernando VII fué otro de los pretestos que los patriotas ale~aron para favorecer su causa: <No hay más Rey en el día que el capricho del europeo". de J o¡.).-Doc. Los presbíteros Francisco Carrasc6n y José Feijóo hacían las propagandas de las <voces seductivas» por medio de pasquines para pre¡:>arar la opinión: y mientras jDsé AnguJo y Bejar. N~ 12 Y 13· (3). la del presbítero Muñecas. la Quinta de la Zarzuela. pág. cambiando de lugar para no despertar sospechas. Las infracciones de la Con. II. (4.-Doc. Vicente Angula trabajaba cón los Subdelegados por medía de su herma- (1).-Doc.¿ Angula dijeron entonces al Virrey del PerÚ: que pusiera término á la guerra dewastadora que hacía 5 años afligía al Desaguadero. :-.<Estas quejas de la América tienen 300 años de alltig-üedad. decía Mateo Pumaccahua b). (2). y saliendo de esta infancia de Jas naciones en que de ordinario son presas de otras más fuertes 6 más astutas (r). y en su declaración al borde del suplicio agrega que la revolución fué suscitada por la inexistencia del Soberano (4).¡'> 26. pero por la serie pro~resiva de las revoluciones human'l.

lariano. . La Aurora Austral que inquietó al pueblo cuzqueño en 1743 no causó tanto estupor como el estallido del 3 de Agosto de 1814. los españoles realistas creían. como entonces.- 27- no l'. que llovería fuego del cielo en señal de castigo y los patriotas vieron colmados los más intensos sentimientos èel corazón. y con los clérigos por intermedio del Cura de So· raya (partido de Aimarae¡¡) doctor ]iménes Sahuaraura.

pág. de 1812. con otras dos. el famoso letnulo doctor Hamírez Arellano y hasta el tesorero (r) -Discur~o del Diputado M. yo te pronostiqué tu fin!:t . Jas ideas liberales que haLían surgido en todas las colonias americanas al amraro de las nuevas instituciones dadas por las cortes constituyentes de E~p:::ñd.--en las eruditas páginas de la Rtt'lsta Po-liaNa. La rc\·o!ución del Cuzco de 1:iq. en efecto. gloria de la ciencia n¡¡cional.ó el pecho del insigne patriota Muñecas. que traspa . habían penetrado hasta el seno de la misma Real audiencia. el benemérito Pumaccahua. Así es cómo el oidor doctor don Manuel L. tornando más cuerpo en las clases ilustradas. Amigo. que más tarde tuvo tan distinguido papel en nuestra revolución (¡). sin darle tiempo parol presentar sus preces al Juez Justo por sus culpas privadas.José Casimira Ulloa.:¡ital misma del Virreinato. los Angulo mi inseparable confidente don Agustín Becerra.III Vimos á ciar á la relación de este hecho memorable la autoridad de la frase del doctor . Vidaurre. de tal manera que el triple golpe simultáneo descargado sobre la dominación colonial iba á poner rápido é ¡!Imediato término á su existencia. contra la modificación del proyecto de Constitucion. de donde habían cundido hasta las ínfimas clases sociales. con nuevos do· cumentos.. Por lejana que e~tllviera ésta de la capital del Virrcinato. y la otra en la ca. Vidaurre. iniciada cleQde el año anterior. realizada la una en el mism) ejercito del PeeÚ acantonado en Suipacha. L. También oigo el estallido del fusil de dbnde salió la bala. Reseñe. 6 dice: <i:distingo 105 ensangrentados cuerpos de mis íntimos amigos.nos ure\-emente e~tos preliminares del gran levantamiento de la Antigua Metrópoli del imperio peruano. limitándo lOS á anotar sus frases)' á rectilicarlas. debia coincidir.

que preparaban el espíritu de las poblacÍones del centro y sur del PerÚ para la obra de su independencia. (z). pero una seria enfermedad postró en cama á Pumaccahua y con el cambio de gobierno se dispuso que ya no era necesaria la partida de Galeano. y (I) . cuyo Tesorero era don Baltazar de Villalonga. Libro Jlfayor de la Ca/a del Cuzco 1814. (I) cal~allero cruzado de la orden de San Juan. el de la Audiencia. Dos bandos se disputaban el triunfo.. . Formado por la Contaduría de Tributos de Indios el Censo del Cll~CO. después de compulsar el censo. desde . El 29 de Octubre de 1812 había ordenado el Virrey de Lima que.. en la proporción de uno por el Cuzco y das por Purl'). fol. amigo d~l doctor Arellano.- 29- don Bajtazar VilJalonga. 'cuyo candidato victorioso rué el licenciado don Manuel Galeano. E n esta ocasión se hizo cargo de la Presidencia accidental del Cuzco el Brigadier don llfateo Gracia PUlI/aCca/wil.-Sorprende que Villalonga. Con este motivo. No satisfeclns con la derrota. yel bando popular de los cOl!stitucio1lales que tenía por jefe al doctor Ramírez Arellano. Es interesante oír á Pumaccahua con este motivo. 14. se acordó que se nombrarían por est'l Intendencia (C¡èlC compren:lía Cuzco y PililO) tres diputados y ocho electores. quien desplegó toda su energía para que se despachara al diputado Galeanq. culpando de esta omisión á: <Un espíritu de partido nada conforme á la justicia y mucho menos al interés de esta Provincia» .--Había sido subdelegado de Urubamba. continuara en 1818 aún al frente de su alto empleo. (2) oidor honorario. se hicieron los más activos propagadores de estas ideas. en razSn de su mayor población..\[oviembre de I8I2 hálIabase el Cuzco enormemente conmovido. debían nombrarse diputados y electores para las Cortes ordinarias de I8I3. el ayuntamiento dificultó la partida ciel diputa:lo electo y les cerraron las Reales Cajas.

sus muchas <: necesiti ades. y postuladoe res de la ¡u~.> (I) agrega: En tlles circunstancias llegó oficialmente al Cuzco la Constitución española de rgl2.nía popular. todas las necesidades del Cuzco.ación habrá tenido desde su primera «' más principal <cuna. 1814. y luego. pero que ciertas 6rdenes. que había sido jurada y puesta en ejecuci6n en Lima. refiriéndese á las ventajas de la Constitución y de la sobero. de la Constituci6n. M. en Jas actuales. <Ahora que la arbi. torno la voz . (2)-< La implantación del regimen constitucional creado en España en 1812 que oponían las autoridades produjeron un gran descontento en la provincia del Cuzco. lo cual di6 lugar á que este gran patriota' elevara en 17 de eaero de 1813 una hermosa proclama (3) manii~stando que los verdaderos hijos de la Naci6n eran los amigos.~ Vide: Barros Arana.célebres é impor4: tantes :.. generales y particulares. va á quedar "sin rcç'resentación. La proclama circul6 en Lima y por toda América y sus más valientes párrafos decían. Imprenta de los Huérfanos. porque ya antes había r'ecíbido a]~unos ejemplares por vía particular el doctor r~afael' Ramírez de Arellano.)to en Cortes y la más nccesitada de descubrir en el < seno ck estas por medio de sus representantes. (2) Decimos oficialmente. las más. sobre los méritos de Galeano. había hec'1O aplazar su inmediato juramento a[ presidente de la Real Auàiencia. de 4: nosotros: ahora que los pregoneros dd la verdad. .trae riedad é injusticia convertidas en densos vapores se alejan. secretas talvez. porque dice en frase re":'" veladora y én fecha que se adelanta en dos años (Setiembre 25 1812) á la rllvolución..30' ~Por este motivo solo veo c~n dolor que la ciudad de] Perú la que hace por privilegio especial pri< mer V. (3 l-Proclama.Carta de Pumaccahua á S.ticia han recibido el ramo de la oliva amincia:dor¡\ < de las dis ¡padas tempestades. Lima. En la Biblioteca Nacional.in duda que la ). políticas. dice: c¡Qué ventaja! Con la soberanía (1). . Documento de gran interés.

en cuesti6n no. desde que en él Se permitía~ los reclamantes amenazar.. re ... Lima. diputado provisional del alto Perú.s que fuesen sus término.i611. No entregarán el tim6n de la monarquía á « maÎ10s inexpertas que comprometan la existencia po. libre por las leyes constitucionales del día... disimulando. cAquel humilde artesano que en su taller.• Habiendo pasado cuatro días de la Ileg-ada de la Constituci6.31 « y poder legislativo vigilántes sobre su propio inte¡:és.' s610. Por mo. En r822 fué con Hip6lito Unánue. <£1 erario público no será el fomento.~ ofensivo. de una ilimitada pro«fusi6n..día merecer otro calificativo del Regente.s.derado. . coartando todo lo que puede ser< no. se elev6 un pedido firmado.r treinta vecinos del Cuzco.dos en el primer lugar que ¢ le darán sus herm'anos .». . Mendoza y Alarco. su redactor Ramírez de Arellano fué arrestado para ser remitido á Lima (I) á 6rdenes del Virrey.ria exacta é. « servan al mon<¡.rca aquellas facultades con' que ha de ser el «padre de sus vasallos. el recurso.te según los votos coloca.n sin haberse procedido á su jura y promulgación. (1 )·--Posteriormente fué también arrestado.nerlo con « opre~.. el espacio de dos años. en las vi rtudes el verdadero honor y nobleza. po. serán r. ni obedecida la jurisdicci6n de los alCaldes que fuesen elegidos por él. Aunque el terror hizo retirar á algunos reclamantes su firm~ del citado recurso. en su <Memo. justamer. rial ace/erado. E. y preso en esta cárcel por V.nañana q.imparcial de la insu"'7 rrecci6n de la Provincia y Çapital del Cuzco en el Reiría del PerÚl>. 1820. califica de insultante. una alma grande. y aquel retira« do labrador que en sus faena primero escurrían el sudor que <r lograban el pan.nsabilidad para repo. y poseyendo e.lítica . que redact6 el referido letrado doctor Ramírez Arellano y que el Regente de dicha audiencia. con que no sería recol1()cido el ayuntamiento. Vide: AÙ1llopor Ramírez Arellano <indultado por el Rey desde ahora tres años.•. en nombre del Cuzco. po. Luna. ni se prodigará sin respo.

1.~jetos los hijos de precio inestimable. ctidhèy. según el Regente Pardo.t de<~nèiJal Jmpiresi6n pudiera exaltar más los ániñ{~ Î.t impedido ser electo diputado. He aquí restituída la libertad. á cuya cabeza se encontraban los h-eridanos Ari~tilo.lt<W!_.h'ftri)~Mn]atld~ithfÜ6 'è'n el Virrey como en la Real Au- trùs l.'~IJ!)Jrt. y era necesario también 'impe. !~OI~l~iendo las rejas de su prisión y pol11éndolo en Iibertad. Los patriotas cuzqueños. 4:Abolidos los cargos perpetuO&' e que debían su ori~en á una pública subasta. 5e1'Ié':habí. se decretó el arresto del doctor Arellano..-¡.¡¡\~~ .1i. arde-há l'a formación del respectivo sumario.R'I¡ŒwH. pocos días aé~du'~s.acjuelIás . lo que hizo .t):) ~~"i: ~ . acaudillados por el Tesorero Vi· Ii~io'ng'a!. que era Presidente interino.~~~' I è!Jtfindaloso atentado. '.a:st ~s C¡ué'cofl'vocados los electores municipales.clk~ se encontraha preso Arellano. i:: Consecuente con las principias de su proclama.- 3Z- y'êl Brigadier Pumaccahua. y atribuimos la jurisdicción á los C: qi1èhan de)uzgar. ' " ! al ~d q\t¡PElf\.'ri}d:~l.. p~5¡tó. no desmayaron sin embargo en su prof. que triunfara la lista de electores municipales que pi\ttbcî'nata. á cuyas trabas < dÚlbãmo:.. formamos <'{¡riestro:. canforHié'díd'et'ùw"dè li1~~gencia de 23 de mayo de ISI2.di¿eI' lÀrli~f6n. e:sb-e~iafhièWièèn la parroquia de la Compañía.d:¿rn. y en su ptis'i6ri 'pódrfa'cûicular que las leyes qlledarían escritas y la :dPresi66 c\jntiÜli¡{tía con mayor fuerza.. ~ehnii:r(Wen nÚmero de más de mil el 7 de febrero d~' i'SI3.~.> " 'Ya hetnds vi'sto cuán engañado estaba el patriota. Et temc.1\. el doctor A'tt:'1liiiô'resolvió dar b:Üalla para alcanzar el triunfo de los sujé't6ir 'de s'ti confianza en el Cabildo COflStitllcZonal . Vista la causa. atrop~hando s'u gl.ç.~~~de lenIdad contra los autores ~. j qUJe~. 4:La Piltria ¡lb' lá lúlci'e~da ni patrill/onio de alJ'lIl/as persimas é fallli/ias>. haBUr'Jidld Ramirez Arellano. :. dejaron correr impune . .lYlrntamientos.'~. J) '~:'I. Veremos si el pueblo del Cuzco se resigna á este nuevo últraje. cerca dJ"I~ . .:\lioIŒncias.

- 33- . i\1uy se[!uro había sido el éxito de este primer ensayo de las fuerzas de los patriotas para que no se alentasen en la persê-é'l1siónde sus liberales proyectos. á cuyo efecto ba- (I)--Es admirable el comportamiento de éste esclarecido y virtuoso patriota. pero ni UD donativo le merecieron las tropas del Hey. Estos oficiales en su prisión y destierro habían sido ganados al espíritu de la revolución americana por sus vencedores. aprovechando para ello todos los elementes que tenían á su disposición. org-anizando la insurrección d~ Ulla manera más seria. con su prelado á la cabeza. no lo estaban para trabajar y morir en favor de ella. y aunque juramentados para no servir contra la patria. no obstante baber sido desaIJrobada por Abascal.nis audaces á sus autores. . que prisioneros en la batalla de Tucumán por el ejército argentino. por lo que habiendo constituído el ca. además del clero. Su lógica inflexible le hizo apartarse del teatro de los sucesos. revelación que ratificó el 9 del mismo mes. La denuf\(~ía Por des~racia. e! Obispo Armendaris (d. después de la terrible tragedia. dia designado por los patriotas para verificar el movimiento asaltando el cuartel. se encontraban algunos oficiales cuzqu~ños del ejército real. Entre esos elementos. el servilismo y la abyección en que el regimen colonial !labía educado á sus servidores y sÚbditos hicieron flue uno de los que estaban en el secreto de la conspiraci6n Il) revelase á la autoridad el 5 de octubre de 18[3.)ildo á Sll fmtera satisfacción comenzó éste á hacer oposición á todas las autoridades. principalm¡:ate á la referida Real Audiencia. habían sido puestos en Ji0ertad á mérito de la Capitulación de Salta.

don ] uan Carbajal y muchos otros. diligencia tanto más urgente. sinó hasta por el negellte y Fiscal de la Audiencia. <Libro Manual del Cuzco:. y sobre todo el espionaje. que sirvió á Mariano Angula para ponerse á salvo. (I)-E'l diciembre 22 de 1812. don Vicente Angula era teniente de las tropas del Rey. el escribano .!CO así lo suponían. por lo que redoblaron su celo en defcllsadel' orden. don Gabriel Bejar. ante quien formalizó su declaración Arriaga. El denunciante ZubiSilueta comprendió en su denuncio. El Regente Pardo atribuyó . merced al cual el '> de noviembre fué sorprendido el l:hig'l. Z8IZ.esto á haberse incurrido en el notable error de que no se hubiese pensado en el reconocimiento de las habitaciones de los reos. contigua á dicho cuartel. . de cuyas indagaciones no resultó sin embargo prueba alguna de su delillcuencia. que la había recibido el primero de Ull oficial de la caja. así es que cn el acto dió á sus amigos el respectivo aviso. de que en la noche de ese día debían los conspiradores verificar el asalto del cuartel.Yrondas. Presidente interino del Cuzco. Los tres primeros fueron puestos inmediatamente en arresto. 83 y 107: (z)-Éste traidor fué después un servil de los patriotas. <Libro Manual de las Cajas del Cuzco:'. á la sombra del entierro de un párvulo en la parroquia de la Compañía. iniciándoseles el respectivo sumario judicial. 1815. folio 10 y 16. fol.ja y aduana. multiplicando las patrullas . ase~u· rando que los coojurados eran más de docientos. mandadas no sólo por los principales vecinos. veinte cartuchos que el 9 dt~ octubre le habían dado los conspiradores. Arriaga (2) y el segundo de un vecino Taboada. era uno de los conjurados.Iosé Agustín Becerra. Las autoridades del CU.- 34- bían comprometido á Jas oficiales que montaban la guardia. al hacer su denuncia. don Marcelino Vargas y don Mateo Lobatón.á don Vicente Ang-ulo (I). La resolución de éstos era bastante inquebrantable para no doblegar se por tales contrastes.dier Concha.. cuanto que Zubisarreta había mostrado. con la declaración hecha por los contadores de la Rea! ca. Felizmente para éstos.

(t!.. por cuya causa y las prisiones de Vicente Angula hecha en persona por el denunciante Arriaga. se encontraba en el Cuzco. jefes pri ncipales del movlllllpnto. á la hora convenida. Tall ]ue<.\J¡ascal tuvo conocimiento de estos hechos.éndose Sill embarga puesto ell libertad bajo de fi. quién rechazó dichas reclamaciones. si es que ellas tuvieron lugar. donde se encontraba el cuartel.ente Fiscal dOll Agustín Ampuera (2) actuaron una sumaria información para comprobar la realidad de las muertes. . ~e reunió el Cabildo al día siguiente)' resolvió reclamar (I) contra estos hechos al Presidente COllcha.ulza.\rellano y Ampuero para ser juzg-ados.l/ayo/" de la C£l. . se reunió una gran masa del pueblo. sin que ba. y Jas de los curas Feijóo y Béjar.1it titi CI/::. que ocupando la plaza mayor se dirigió al puente de La ~Ierced. de manera que. el Teniente Alcalde dOll l'vlartín Valer y el A¡. ordenó fuesen conducidos á Lima Valer. al \'¡carin de la parroquia del Triunfo doctor dell (1 )-j'rodo honor á ese CabilJe Constitucional del Cuzco. folio 16. El fuego del piquete mató á tres personas. Libro .o como . ell cuyo documento se vi6 por las autoridades una tendencia subersi va. tenicnte corone! don l\brtín Valer! (2)-£:1 setiembre de 1814. no tu vieron tiempo para hacer las prevenci . y la de Hurtado de :vrendoza.)r el piquete que se había co/acado desde las siete de la noche para custodiar ese punto. habiéndose roto el fuego contra é/ p.stase las exhortaciones para contenerlo. presidido per el ¡dcalde del primer voto.- 35- P~ímerà h~ntati"à Los :\ ngulns. desde que se daba á las víctimas el título de mártires de la patria. A pesar de esto. hahi. )nes y dictar las contra-órdenes necesarias. 18 q.

Los demás arrestados. sinó á temor por el estadà de excitación en que se encolJtraba el Cuzco á consecuencia dd fusilamiento del pueblo verificado en dicho día y á la importancia que el mismo Presidente dió á la conjuración. aunqUe: entraron á la prisión.I Ca/. como consta en autorizados documentos. sin embargo. con tristeza. Ciprián Farinas. Así como el proceso de los patriotas de Hnánllco desapareció del Archivo de la I1ustrisima Corte Superior. en las noches. José Rosales. c1ió 1\1~ar á que los arrestados sedujesen la tropa acuartelada C~)y consumasen el poderoso levantamiento del 3 de agosto de 1S 14. celebró solemnemente la fiesta de· la <Dicención de :\' uestra Señora á esta ciudad>. lo que. pues tal debió ser ésta que el iVlinistro ele Ultra Mar.. (:»--A ~Iiguel María l{iofrÎn.ls dc'! CIIZ<'O 1813. han desaparecido también estas piezas originales de la rebeliÓn de Pumaccah~a. ordenó se diesen las respectivas gracias á los denunciantes y á todos 105 qne tomaron parte ell comb~tirla. ell virtud de estarse sustanciando la competencia pro:novid:1.'ista Peruana. Lib}'¡) ¡1ftTIl/fll! dé !'1. Apud: lte. ['i· ¡j¡-¡) Jía)'or dl' !d Ctlj. don GCl. á lenidad. se~lÍll el Reg-ente PareJo.'que ya no existen en esta importante oficina. . Esta benevolencia con los autores de la conspiración frus' trala del 5 de noviembre C. Gaspar Alévalo. en la 19-Iesia Parroquial del Cm:co de la que era Hector.uascal: Madrid lH de junio de 1814. al recibir 10:5 informes sobre ella.l dcl CIlZ(¡) 1814 folio 32. en 19 de agas ta de 18 q. con asistencia del Gobierno precedido por Angulo. se les permitía pasear libremente haf'tél.hriel Héjar. Cd-Hemos tenido oportunielad de ver.J osé Díaz Fei jóo. que se encontraban en el archivo de la Real Audiem:ia del Cuzco y después en el Archivo ~acional C~) como lo ase~\\ra el doctor señor dOll J osé Casimiro UlIoa. folio 90 nlelta. por el alcalde Valer. (4)--Oficio de LarcliÛbal á A. los cllviaroll á Lima l>aju la custodia del capitán Antonio Martínez.) no debe atribuirse.é Díaz Feijóo (1) y á don Vicente Ang"ulo.Iosé Ang-ulo ~' don 1\Jan\lel Hurtado de )'Iet\d()~a. que dehió anticipar en 10 años la realización de la indep~ndencia del PerÚ.Jo:. don . que la pidieron. ( 1) .

José Angula. junta<mente con don J osé Gabriel Béjar y don Manuel Hurtado Mendo<za. y algunos españoles enropeos díscolos <qlll' se habían acarreado la púl. á las demás autoridades y á rnuchos españ~des.: <Si Dios pone en la reVOlllc. insultes. señor José Pérez Armendáriz.>lica detestaciÔn. cuya propia palabra va á decimos cômo se realizó este grandioso acontecimiento. de noviembre del año anterior: á las 2 de dicha <mañana estuvo á nuestra disposición toda la fuerza armada de <este cuartel.ióll del Cu?- co pone las dos>. . la primera figura de este portentoso episodio. y ellos misnDs nombraron y aclamaron Comandante General de las armas á don . (I )-Se u.- 37- ------.-- El momento hisUwko Lejos de extiog-uirse el conato de revolución. aprisionando al Presidente y oidares (menos á don 1\Ianuel Lorenzo Vidaurre).la mano le atribuyen las famosas sobre las cosas de la tierra palabra:. calumniados por los desgraciados y sangrientos sucesos del 9 <de octubre y :. que no estuvo en mis mallas evitarias. <Yo me hallaba preso en un calabno de este cuartel. El Obispo Iltmo. robos. Los arrestados sedujeron á la tropa aCll~rtelada y en la noche del 2 de agosto ejecutaron el movimiento. (I) los cabildos secular y eclesiástico y la diputación provincial dieron á cOllocer las simpatías que abrigaban por el sistema proclamado en ]a mañana del dia 3 de agosto.'l·han nuevos planes para consumaria. Sucedieron al~¡¡110S desÓrdecnes. se prep3r. dei ando á los «demás en el reposo de sus casas. Aquellos tenaces demoledores del imperio colonial iban á contemplar por fin la grandiosidad de su esineom. aclamándome por su C'Jmandante General: á las 4<de la misma mañana se hallaban ya detenidos en este cuartel <todas las autoridades.

que por inferirles el menor vejallle'l..ns de los quejosos.!s pequella corrupción~.. cone vinieron finalmente en que como las apuradas circunstancias e exi~íau prcservarse de toda corrupción que pudiese aventurar e el reCJnocimiento á la autoridad de las Cortes Soberanas. (2) Al doctor ¡\Tanuel Lorenzo Vidaurre le ofrecieron el gobierno político. lo cual no huhie«sc st. se nombrasen 3 e individnos.. Después de \::>s --« muclns altercados. de los patriotas del Cm'co: no queremos variar de gobierno. « Inmediatamente excité á las corporaciones nomnrasen un . que no se derramó una gota de sangre.ro~é Angulo al Virrey Ahascal (doc. . sino variación de gohernantes que abusan de la autoridad. si dejo en libertad á los señores que tocla\'Ía se «hallan detcnidos en este cuartel con todo el decoro que pr>rmiq!ten las circunstancias.:-ios en los señores Brigadier don l\'Tateo García Pumace cahua. más bien por precaver]os de las :tse· ·~chan.éino. cu)"a elección recayó por pluraliùad absoluta d·~ « sufra. Coronel don D:lmingo Luis Astete y Teniente Coronel < cion Juan Tomás l\Ioscoso. y á la iRmediata de V. (r) En realidad. pero no quiso aceptarlo y se nombró en la clase de suplente para el caso de ausencia y enfermedad delas individuos (r)-Oficio de . decía Ang"ulo al Tlltendeate de Puno.:ct'dido. Kt? 6) (2) -DOCUI11C:ltO X" 5.E. personas conocidas por su honor y e demás prendas que les han acarreado la aceptación general y « CJue son incapaces de la m. sobre si el jefe político sería ulla él se for'c marÍ:t una junta de 3 Ó 5 individuos. honrado y naùa ambicioso.38~pero ten~o la satisfacción de tener el honor de partIcIpar á «V. Call arreglo á la « Canst itllCióll y leyes posteriores de las Cortes Soheranas. á la e de nuestro amado monarca don Fernando VII.l del H.c1: jefe político haciendo dimisión en sus manos de la Co:nanda:1• cia Militar. esta junta política corre~pondía al primitivo pensamiento. E. que copulativamente reue: n iesen todas las atribuciones del jefe político. que tuvieron á bien confirmaria. á la de la l\ee ~enci.

de Odriozola. .v Ustaris. sinó que juré solemne. y verter por él mi sangre. cabogado de las audiencias nacionales del reino y profesor conocido por la rectitud de sus intenciones y por la abundancia de sus conocimientos políticos y leg-alep. (Documento inédito). y más que ellos á. ser fiel al Rey. cuanto he hecho. (4)-Mend'iburu dice que fué don Vicente Angulo pero en et dccumento anteriormente citado se lee: <sería demasiado largo si detallase á V. (3 )'-Ollcio de Astete al Marquez de la Concordia: 10 de setiembre de [8I~. mirándome como eJ única e: án¡. consecuente á este « paso han sido los demás que he' dado en los dos meses que e: ejercí el g-obierno político á instancias de las corporaciones que e me hacían responsable á Dios y al Rey. en un documento inédito.. pág.>. Así lo advierte el realista autor de cEl Pensador del Perú~ (2) yel mismo dOfl Domingo que se gloriaba de ser el héroe de la acción de Machaca y qne. persuaciones y oficios del señor e Picoaga que me estrechaba á tomar este mando bajo de laa c severas responsabilidades~. dice: « A presencia de los tiranos y en presencia de un pueblo en e: furecido y conmovido se me exigió un juramento patriótico.ingo Luis Astete era un realista consumado.le Mariano Angula vino á asesinarme en persona asociado de más de mil criminales y que sa!\·é por un mila~ro conocido de la Providencia:.) (I )-. así consta e: de la!5actas que se le han remitido á V.Proclama de Angulo. (3) Después de leer e~tas líneas se comprenderá perfectamente por qué el 30 de noviembre don Mariano Angula al frente de un grupo del pueblo asaltase la casa de Astete. Ilota r. (z)-Documentüs Históricos 2-15. si no salvaba el Cuzco e de la anarquía á que se encaminaba. y publicamente con e la mano puesta sobre los Santos Evangelios.- 39- de la junta.el tutelar. que tuvo que huir !Jara librarse de las iras populares. (4. E. que me pusieron e delante. á dOll Jacinto Fernández . (1) Don IJon. y padecido hasta el momento en q·. á e que no sólo me negué. E. tomo Ill.

oso y Fernández. Llamado al Cuzco Pumaccahua.. (partido de Ur{¡bamba) y que siendo Cacique de Chincheros (en la provincia de Calca y Lares) tenía gran ascendiente sobre los indios. Se trazó en seguida el plan de las expediciones ' . hahían prestado servIcios y demostrado sus afectos á la 1Ionarquía Española. pidi6 la bendición al superior del convento de Nuestro Padre San Francisco de la población de Urquillos abandonó las comodidades de su hacienda c:Sola~ y tornó á estrecharse en un abrazo de solidaridad fraternal con sus amigos las Angulo. sintió en su coraz6n todas las amarguras que padecían los de su raza. que estaba en Urquillos.• y comienza la epopeya sangrienta! .. igualmente.- 40- Mos.

cale~ de la lJiputacíón Provi:lcial~. y puso en servicio de la causa todas sus extraordinarias dofes. :\ll¡ e:\p¡i~a las causas por qué fué arrestado. 1. tuvo la audacia de minar el poder colonial. .- 41- IV ~o fué el movimiento de fines de 1813 en Cuzco. de la que Sellvó milagrosamente. á mediados de 1815. encabezó el desgraciado Payllardeli. El doctor Quiroz. joven de alta alcurnia. Tacna y Huânuco los Ültirnos fracasos de las tentativas revolucionarias que precedieron al formidable levantamiento de Úl14. fué en 1812 desterrado á Arequipa por sus desmanes contra las autoridades en las elecciones para Diputados á las Cortes de Cadiz que tuvieron lugar aquel año. Dotado de un carácter impetuoso y ardiente. Lima. Quien Je encerró en las Casas l\Iatas del Callao de la que lo sacaron pocos días después las influencias de su familia. poniéndolo á dos dedos de su ruina. en su mismo alcázar. Sospechando el entonces Intendente de Arequipa don José Gabriel l\roscoso que Uuíroz había tomado alguna participación en el movimiento revolucionario de Tacna que. con poderosas relaciones.514. en combinación con los patriotas del Cuzco.J de ~)cljroz «al ~ei10r Prc"j¡!ente " Va. vino á establecerse en Lima en 1803. después de haber hecho sus estudios en Guamanga y recibido allí el grado de doctor. Jo remitió al Virrey. }'Ierece también su debido lugar en la histNia el org-anizudo y dirigido en la capital del virreinato por el abogado doctor don Francisco de Paula Quiroz. (1 )-Vide: Memnri:I. que. (¡) Consagrado al ej~rcjcio de su profesión no había 01 vidado SllS ¡l<ttrióticos proyectos.

junto con seis oficiales más. que al servicio del ejército argentino y habiendo sido hecho prísior:ero en Arequipa. Única fuerza que gnarnecía en e5:)S momentos Lima. . Des~r<. El Virrey Abascal no fné extraño á ellos. jefe del b~talión de cívicos El NÚmero. se encontraba á la sazón en uno de los calab:)zos de la Inquisición.luntad de los oficiales y clases del N Ílmero que cubría consfantemente las guardias de 10£ prisioneros: siendo ayudados por el pardo Francisco Vélez y por un noble patriota. que se esperaba de un dia á otro de España. muerto desg-raciadamente en edad temprana. Bajo sn dirección lo~raron éstos ganarse la vc.pués de la lle~ada de! regimiento nó la diso!u(:ióll del ~t'lmero y la prisión del Talavera. . arde· referido Conde. Otro de sus cooperadores fué el joven oficial peninsular. don :'Iatias Vásquez de Acuña. hermano del señor del mismo apellido que. en donde y en Casas Matas sufrió siete años de más penoso cautiverio.1' el dia menos pensado se annnció la llegada al Ca·· lIao de las tropas peninslllares. antes de que lIe~ase el regimiento Talavera. don Tomás Menéndez. entre vacilaciones y dudas se dejó pasar ~I tiempo. ello pudo ~anarse la cooperación del afamado Cende de la Veg-a. lo que desbarató completamente los proyectos de Qlliroz y del infortunado Conde de la Vega. don Juan Pardo de Zela. pues inm~diatamente áe~. por consecuencia de los refuerzos enviados al Alto PerÚ después de las derrotas del ejército real en Tucumán y Salta. enviado como un azote á las des~raciadas poblaciones del PerlÍ y Chile que aterrorizaron los oficiales y ~oldado5 de ese regimiento con sus e"pantosas iniquidades. como Presidente del Consejo de Estado. El plan de Quiroz y sus compañeros era proclamar la i"d. compañeros de su infortunio.~pendencia con el apoyo de los soldados del :"úmero. general después de la RepÚhlica.ciadamente.- 42- lVIerced iÍ. ri~ió en dos distintas ocasioues los destinos de la RepÚblica.

éxito todavía más trá~ico y desgraciado. qlle él era el vivo ejemplo del -ca~ldillo israelita que murió antes de pisar la tierra prometida. el doctor Quiroz.'.a serán objeto de u¡. El movimiento dehió estallar el zR de octuhre de 1814. pero por lo mIsmo m. refiriéndose al patriota dOil SantêJ6 Figucroa que.l aristocracia de Linn. cuando se preparaba la expedici6n de San :\Iartín. pues falleció á fines de dic!lO año. fueron or~alliz:. cooperÓ á los preparativos de su desembarque.> á los prisioneros. por órdenes del Virrey Aoascal.tían bajo e/11::>mbre de ejército del Alto Perú. Así salvó el régimen colonial del golpe poderoso proyectado e:l Sll ois iormídable fortaleza del PerÚ.'. que desde 1809 COlll\J<. sus cómplice5. por los inRujos de I.\' patri(ltica resignación. á cOllsecucl:cia (I)-Vide: Diccionario Histórico de l\Iendibl1ru.'\19.libra del autor de estas páginas. de ¡CIe calabú. El actor principal de la cOllsi'iración.¡ . sal\'0 de esta persecución y en 1. Los episodios de esta conspiración y de la cOllspiraci0il ji:lleña de ~)lliroz y df'l Conde de la Ve¡. tomo If'. no teniendo la fortuna de presenciaria. decía c~n amarga. y de sus podero~as reiacioll~s en ia misma Corte. Saoido e3 que las fuerzas realistas.Jas en ese étiio. pá~ina 42. E: COlide de la Vega fné puesto en libertad á los tres mese. al sentirse morir Quiroh. qne debiera desarrollarse sllcesivamente aunque con un . á los que tenía particular afi-ciÓIl.- 43- transponallJ:. .~os de la inquisición á las Casas ~iata5 del Callao. pero que no paralizó la realizaciÓn de sus vastas combinaciones en el Alto PcrÚ y el Cuzco..tS glorio"o (I). de resultas de una estocada casual que recio bió Cil bs ejercicios (~e es~rima. Henjan:ín Vicuña lViakenna cuenta.

-

44-

de los disturbios de las provincias de aquella antigua secciÓn del Virreinato, engrosándose sucesivamente en el departamento, del Cuzco, cuyos hijos compusieron gran parte de dicha tropa. En 1814 se distinguió en él muy especialmente el Número I compuesto casi todo de cuzqueños, que había sido hasta en,tonces, y aun después, modelo de valor y de disciplina en todas 12.s campaña~, verificadas en esa época. tomando parte principal en las victorias que en ellas tuvieron luga.r. En el ejército del Alto Perú existían muchos jefes y oficiales americanüs, que por su pericia é intrepidez en los comhates, habían ganado alto prestigio y ascendiente. Uno de esos jefes era el coronel salteño don Saturnino Castro, elevado á esa alta clase por su conducta en la batalla de Vilcapugio, en la que tuvo la suerte de salvar de la derrota CDmenzada ya en el ejército real, m~diante una brillante carga del escuadrón que comandaba con el nomore de <Partidarios:.. qne' se cambió con el de c:Dragones de Ancacato~, por conSect¡enel~ de dicha vlctoria. Cuando en agosto de 1814 tuvo lugar el levantamiento del Cuzco, el eiército del Alto Perú se encontraba, corno hemos dicho, en SLlipacha, en el movimiento de repliegne operado por Pezue!a de que hemos hecho también mención. A la ~uspicacia de su jefe, el general Pezuela, no se le p:). día ocultar la funesta in(l'.Iencia qne este levantamiento podia, ejercer sobre un ejército compuesto en su mayor parte de cuz· queños; asi es que todo su conato, al princípio fué ocultar la. noticia hasta tomar sus disp:>siciones precautorias, U:la de la" e ¡ales fué la iniciativa de un armisticio con el general Rondeau, jefe del ejércto argentino, que no pudo llevar á cabo por la e:-.ig lOcia de éste de la retirada del ejército realista hasta el Desa .. glladero. Los caudillos de la revolución cuzqueña no tuviercll gr:;n trtlbajo sin duda para hacer llegar hasta el campamento de Sl~ipacha la noticia de su actitud, sobre todo contando con inteligencias entre los jefes de su campamento, uno de los cuales era

-45-el coronel Castro, quien ganado de antemano para secundar su mo\-imiento, se resolvió á verificaria fiando demasiado en el provi'.1cialismo de los soldados clIzqueños. El infortunado vencedor de Vilcapugio no había llegado á comprender el poder que la disciplina tal cual se practicaba en los ejércitos españoles' tiene en el ánimo de so]dado~, educados trescientos años bajo el duro régimen de la servidumbre colonial. Él pag-ó Call su trá~ica y gloriosa muerte tan ligero como funesto error, cuyo arrepentimiecto no creemos, sin embar~o, que llegase hasta los tristes extremos con que los pinta el historiador español Torrente. Sea como fuese, Castro, inspirado por su patriotismo y el arrojo de su carácter, concibió el plan de sublevar el ejércit-J ciel Allo PerÚ. contando con el afecto de sus soldados y con el U'11Orde los cuzqueños á sus paisanos suhlevados. Al efecto, comcn%Ó por ponerse al habla con el general del e;ército argentino, situad':> cerca de Suipacha á Hn de que sa • aproximase call sus fuerzas á las posiciones del ejército real, !Jara proteger el movimiento proyectado, que debía estallar en la noche del l° de noviembre de dicho año de 1814. Pe;,mela tuvo aviso de los proyectos de Castro y ordenó su aprehensión, que éste trató de eludir precipitando la realizaci6n de sus designios. Encontrándose separa.do del mando de su escuadrón por estar con licencia temporal para marchar â Lima, se acercó al cuerpo acompañado de algunos soldados, creyendo seducirlo con el ascendiente poderoso que tenía sobre él; pero apenas se resolvieron á se~uirlo algunos soldados, rehusando hacerla el resto y hasta Sll propio hermano, que continuó sirviendo en el ejército real. Este desen~aîio no abatió, sin embargo, el resuelto espíritu de Castro, y más esperanzado con el patriotismo de los cuzqueños que componían el ler. regimiento, acantonado en Moraya, se dirigió á ella, enviando antes una intimación al General Pezuela para que se rindiera bajo las cç>ndiciones determinadas en

dicha intimación. Al mismo tiempo hizo circlllar en el campa-menta una proclama, asegurando el triunfo de la revolución del Cuzco y aCJsando al General PczueJa de querer sacrificar á. los cuzqueños. Nada f;.¡é bastante para triunfar de los hábitos de sumÎ"ión de los indolentes hijos del Cuzco, y el alucinado y valeroso je:'c salteño, descubierto ell la inexactitud de sus noticias, ó má:.; bien desatendidos sus patrióticos llamamientos, haho de resi~nnrse á emprender la fuga, habiendo sido aprehendido en el momento en que se preparaba á tomar su caballo. Si ha d~ creerse el inexacto autor de las <:VIemorias para la historia de 'as armas españolas en el Perú>. el General García Camba, la ~~b.l'ección de los cllzqueños se llevó hasta eJ punto de reclamar ellos mismos el casti~o del desgraciado Castro. I~emitido pre¡;o al campamento, fué sometido á un consejo de Kllerra, !.ill que sus grandes servicios, entre ellos la sah'ación del ejÙcito :-eal en la j )[nada de Vilc;tpugio, le valiera una noble y merecida absolución, llevando el duro Pezuela su in~ratitlld ha!;ta hacerla pasar por Jas armas, al frente de ese ejército que él había librado de la verg-iienza y de la muerte. Así acabó sus días, dice García Camba, uno de sus compañeros de armas, ese oficial tan distinguido y de tantas esperanzas, mientras fué /leI á SllS del.eres, haciendo de este moùo justicia á las altas cualidades del gran patriota salteño, que resarció ampliamellt~ con su sacrificio el error de haber combatido antes la causa que debía glorificar después call su martirio. Tan doloroso fracaso de una de las combinaciones del plan iniciado en El Cuzco, no fué sillo el preludio de otn'l más desdichado y crut Ilto, en que el patriotismo desafió la. ferocidad española perscllitlcada en hombre!'; como el General Ramírez, que después de haber alzado centenares de patíbulos en el Sur del PerÚ, villa á h:vantar el rollo y á sembrar de espanto la capital del Virreinato en Jas agonías de la dominación peninsular.
y obediencia

~I Subdelegado de Larecaja. como hemos dicho.. . había residido mucho tiempo en La Paz y había adquirido con este motivo lo.lsta pasar al Desaguadero y ocupar La Paz el 24 de setiemhre. si fueron debidas en g-ran parte al entusiasmo p0r la revolución de todos los pueblos de su tránsito. le fueron también á las dotes de actividad y energía de sus jefes. En ellas había adquirido no sólo alg-una experiencia militar. fuente de sus recursos y de colocarIa en1re dos fue~os: el de ellos mismos . fué sargento I'" del regimiento primero del Cuzco. mismos conocimientos prácticos que Pinelo. la que reunió mayores elemento~ y la que en más vasta escala desarrolló sus operaciones h. las campañas del Alto Perú. á órdenes de Pinelo y Muñecas. que desgraciadamente no aVUllZarOR. a:ltes de un mes de su partida. El memorab~e cura Muñecas se encontraba casi en las mis' mas circunstancias. Aunque nacido.Y el de las fuerzas de Handeau. él y su hermano. asi como á la débil resistencia que pudieron oponer á las huestas revolucionarias las autoridades realistas de aquellas provincias. sinó conocimiento práctico de las localidades.- 47- Compañõ sohre Puno Fué la expedición á Puna. habiendo hecho. teatro de sus operaciones militares. además de las relaciones é influencias que en los distritos del Alto Perú debieron darle la participación que tuvo su referido hermano en los nlOvillliclltos revolucionarias de esa parte del Virreinato deseJe 1810. (r) --El plan era cortar la comunicación de Pezuela con la capital del Virrcynato. la ¡)(iIRera que partió del Cuzco. Estas ventajas. (r) Pínelo. en Tucumán. á órdenes del infortunado Picoaga. se~ún refier~ don Modesto Basadre en uno de sus i11portantes apuntes históricos.

doce y media arrobas de chocolates cacao. de donde fué salvado milagrosamente niño atln.ro Mitlltla.Salida la expedición del Cuzco. En la noche del 25 de agosto esa fuerza. en el valor de dos arrobas. fol. sinó que sus filas se fueron engrosando CDilsiderablemente con la numerosa indiada que ~e le reunía de tOlbs lOS distr tos.. Don Modesto Basadre ha referido la espantosa historia que se verificÓ en el pueblo de Phara. dando lugar á que en la madrugada siguiente fugasen de Puna todos los funcion~rio. sobrino de un rico minero de Carabaya. (d-EI 3l de diciembre de 1814 el Intendente accidental don José Cano se preocupaba de la recepción de Quimper. públicos y algunas familias pen. en dirección á Puno. quien al acercarse las huestas revolucionarias y no contando más que {. (21-cEn R de noviembre de 1814. el antiguo Presidente de la República General don José Rufino Echenique. á 14 leguas de su capital. cuando la memorable rebelión de José Ga. Pillelo y Muñecas (2) tomaron de-esta manera tranquila posesión de Puna el 26 del mismo mes.luan Manuel Pemlta el mando de la provincia.briel Tu!)ac Amaru. á quien lo había confiado su padre. verificó su pronunciamiento.nsulares temerosas de las iras populares. no sólo recibió la adhesión de todos los pueblos ele su tránsito. Subdelegado de Azángaro. por Ull. pastor que lo mantuvo oculto dos años. LiI. especialmente los de Azángaro y Carabaya. desde dondè inmediatamente intimaron rendición al Comandante del fuerte del Desa.on 200 soldados y 500 reclutas. cuyo pronunciamiento por la revolución fué acompañado ele las mismas escenas de salvaje carnicería de que esos mismos lugares fueron teatro 34 aíios antes. en la provincia de Carabaya. son data iS pesos un real entreg-ados al doctor don Ildefonso Muñecas. .' {Ù las Caias del Cuzco 1814. &». resol 'lió retirarse á Areq uipa. á mediados de agosto. seducida por los agentes y partidarios de la revolución del Cuzco. Era gobernador de Puna don Manuel Químper (1). dejando al alcalde constitucional de primera elección don . 10 vIta.

ya. On. Justo 6a"ua¡:~ul'a.DI'. . (Ul'a de eora.

s numerosas tropas de Tupac Amaru. acrecentadas con los innu:nerables indios de los distritos de Chucuito. El conductor Mariano Rodríguez los entregó Cen el punto de Zepita> ob. 1H14. 3 vIta. y dejando en poder de los revolucionarios un abundante parque mientras él se dirigía en fuga hácia La Paz. que treinta y cuatro años antes había sufrido igual . creyéndose bastante fuerte para defender el paso del rio con los r3 cañcnes que tenía. en la isln. envió plie~os extraordinarios al General Ramírez. q'le sitiaro:1 call sus numerOjas fuerzas. Revuelta se vió abandonado de los suyos y tu va que evacuar la fortaleza el I I de setiembre.e Valde-Hoyos. á Á8 vecinos notables cuya adhesión á la causa realista les inspiraba desconfianza. poniendo antes en se~uridad.u gente l_luesale en alcance del capitán don Jorge Carrión que se condujo al punto del Desaguadero con el fin de tratar su seguridad>. siendo jefe de la plaza el anciano Marqués è. Intendente de la provincia. quien rechazó la intimación.- 49- ~uader(J (r) don Joaquín Revue]ta. (2)-El Gobernador Intendente. dándoles muerte á garrotazos y contra una piedra de granito existente todavía en la puerta de esa Ig-Iesia. Aunque se les encerró en la Iglesia. En posesiÓn del Desaguadero los cuzqueños reforzados con su guarnición y la de Pruna y con los cañones que les abandonó l\. siguieron tras de éste su marcha á La Paz. fol. pues. no tenía para su defensa más que 300 hombres y cuatro piezas de artillería en regular estado. padre del ~eneral que más tarde llegó á. acompañado sólo de 14 hombres. Al aproximarse al Desaguadero (2) los revolucionarios cuzqueños.¡guadero. su marcha sobre el Des. cit. .evuelta. la indiada del Cuzco los atac6 al ùía sig-uiete. 2. y como segundo suyo el Brigadier Ballivián. La Paz. Los expedicionarios emprendieron.'ia pesos entregados al sargento primero don Mariano Machicado para el socorro de ~. foI. Libro Manual de las Cajas de Puna. Omasuyos y Larecaja que se les juntaron. heridos la mayor parte.asedio de las todavía má. de Capachica. (I )-<EI 12 de noviembre son data . ser Presidente de Bolivia.

La ciudad qued6 á discresi6n de la indiada. que fué muerto en el ataque del puente de las Concebidas. de 100 voluntarios peninsulares. barricando especialmente hs dos principales avenidas. Ca Paz guarda todavía memoria de ese espantoso día. hondas y macanas. que cubrió ce luto y de sangre sus calles y plazas.~ la separan del valle Pato-Pato. sabiendo que una dÎvisión del ejército de Pezuela se encontraba en marcha desde mediados de setiembre en protección suya.uarnición con sus jefes y los principa. jefe realista de pericia militar. pas6 el río por la alameda. y denominada por los más altJs de ellos llamados Chascalla. quienes los encerraron en el cuartel y en el Cabildo. después de un fingido ataque al puente de las Concebidas. logró hacerse dueño de Ja ciudad. y cuya responsa- .i un rico comerciante Romerín. que circundan los cerros qu. después de una vigoroza defensa de su diminuta guarnición. creyó que podría sostener el sitio hasta su arribo. Situada La Paz en una profunda hoyada. El 24. 8 coroneles y todas las autoridadES de La Paz. á cuyo efecto cerró las dos princiIJales boca-ea' lIes de la ciudad con madera y adobes. La ::. Entre estos se encontrab. en número de 59. y ayudado por Jas indígenas de Jas barrios de San Pedro y San Sebastián. Jas revolucionarios cuz<.les vecinos españoles cayeron en manos de los vencedores.jueños se posesionaron de esas alturas el 22 de setiembre. la que conduce al puente de las Concebidas y la qce va al actual colegio de Educandas. entre los cuales se encontraban 5 brigadieres. que no tuvo más ayuda que la de una columnc. Estos sangrientos desórdenes fueron coronados cuatro días después por la más horrorosa hecatombe que cuentan los anales de los excesos p0pulares. secun· dados por más de 20.- 50- Valde de Hoyos. cue repitió las mismas escenas de matanza y de pillaje de que había sido teatro en la toma de 1782. colocando allí ocho piezas de artillería y sus 500 fusileras.000 indios armados como de costumbre de lanzas. acreditado valor y reconocida lealtad. Pinelo.

que se escondió. pero encontrado después por la multitud fué despedazado igualmente que sus infortunados compatriotas.-51bilidad ban declinado recíprocamente los vencedores y los ven· cidos. se incendió el dep65'ito y ocasionó la explosi6n que hizo desplomar el cuartel y gran parte de los edificios inmediatos. Una chispa que salt6 de uno de los fogones inmediatos prendi6 aquel reguero. la esposa del Brigadier Vallivián.000 pesos fuertes. don Rudeci ndo Barrionuevo. De todos los que se encontraban en el cuartel solo salv6 un capitán de Pinelo. El pueblo espantado acude al lugar del siniestro y una voz maligna pronuncia la palabra traición! Fué ella un grito de muerte. con pistola en mano. casi literalmente. plazas se encontraban sembradas de cadáveres mutilados y miembros palpitantes. hecho por el teniente coronel del ejército real don Juan José . Arroyos de sangre corrían por las calles y la:. que vivió hasta muchos años después. Hubo. La muchedumbre encolerizada se arroja sedienta de venganza sobre los prisioneros á quienes mata y despedaza. Las casas de los peninsulares fueron puestas á saco y el botín que recogió la codiciosa v sangrienta muchedumbre se calculó en 600.5OS y ií. y habiéndose roto uno de elIas. formó en el tránsito con el derrame necesario una especie de guia hasta el depósito. una respetable matrona. se condujeron al cuartel algunos cajones de cartuchos de otro almacén. sus guardianes. sepultando indistintamente entre sus ruinas á los pre. De los presos del cabildo sólo pudo salvar por un instante el peninsular Echevarria. conteniendo con su enérgica resolución á los saqueadores. He aqui. el relato oficial de la catástrofe. asesinado ese día que. en la mañana del referido nefasto 28. sin embargo. asustá:ldose sus verdaderos autores de tan nefanda obra. SegÚn los jefes españoles. defendió su hogar del saqueo. De aqui la doble versión española y cuzqueña de tan trágicos acontecimientos.

Hoyos (2). y donde nunca creyó se le hiciese (1)-<tDiario & sobre las provincias interiores de La Paz. 1 . entre sus «grandes vicios el de la refinada hipocrecía. siendo así que sólo <él habia sido el antor de la guerra. Mientras tanto los del Cuzco. que habían pedido su cabe<czatodos los vecinos y que había sido librado por las plegarias <del capellán y la generosidad del comandante. y para hacerse un mérito con lo que lisonjeaba su ambi. El Capitán General Augulo. N<?12. que profesaban la más pronuncia da a versión al Marqués de Valde. tuvo la <cperfiiia de no avisar al comandante militar que tomó la plaza á <discreción. 1815. <cdet(¡das las minas que tenía preparadas. donde Se hallaban todos <los pobres europeos que h'abían sido indultados: ellT'ismo Val de <cHoyas estaba comprendido en esta gracia. lo refiere del sig-uiente modo: <El Marquez de Value-Hoyos tuvo. cuya traslación á la Intendencia de esa provincia precipitó la sublevación de age·sto.- 52- Alcón. atribuyeron á éste toda la responsabilidad del hecho. ni á los uemás prisioneros de guerra que babía <ccomprometida con la más sangrienta y obstinada resistencia. pues engañó la pe<netraci6n de V. en su respuesta al Virrey Abascal de 28 de o~tubre de 1814. para engañar <á V. <ciÓn. de 12 de julio.rtel principal. y esa representación de los vecinos de La <Paz. sin duda. reproducido en el tomo III de los Documentos Históricos del Perú por Odriozola. de que fué una de las víctimas. E. solamente fué capaz <cdela flaqueza de denunciar la que tenía bajo sus pies. ell su Diario de la Expedición del Mariscal de Campo don Juan Ramírez (I). <~)-G:El Investigador» Lima. que vió frustrado sus atroces de«signios de envenenar la tropa que se había posesionado del De<saguadero por consultar la seguridad de esa provincia. Puesto en salvo <con la excavación de la mina qne había puesto en la misma casa <tde Gobierno en que habitaba. A.requipa y CUZCO" Lima. más no «la que tenía en su cU8.E. Puna. obra de la coacción y de las tinieblas sería sin duda orga<nizaca por el mismo Marqués de Valde-Hoyos. 1813. Este grande malvado.

nos e. á palos y pedradas le dieron una muerte e peor de la que él causó á las cómplices europeos que se abrae zaron y sepultaron en el incendio y ruina del parque y cuar-c tel. Qué horror. La explosión sobrevino de ciia y' < cuando se estaba celebrando la misa sole~l1e de gr.{uer. yaull'lue se «dejó ver armado. y abusando de la franquee za con qué' se le trataba. Excmo. días de prisi6n.:osta de ececraule <z6n. que c:ha hecho' yerter tantas lágrimas á' la pres'en'te y qued~rá en c:la memoria de los hombres como uno de sus más horrorosos e cuadros. señor! Qué desolación! Qué abore to de tiranía! Y ¿este era el buen jefe político y militar yue' eV. En efecto cometi6 el más exque puede imaginarse en el más despiadado cora- <Después . sobornó á otro malvado como él. testigo fiel de los tiempos. que cuanto eran intrépidos en la guerra < eran benig-nos. se persuadi6 ya estar fuera de todo que podía proporcionarse una evasión aunque fuera á los mayores crímenes.de A.a: el desorden y turbación que causÓ. E" ppes la 'opinión \ \ " . y que debían ponerse en libertad el e horroroso día 28 de Setiembre próximo. «:. para que pegase la mecha de otra mina secreta qùe tenía bac:jo del cuartel principal en que estaban más de 80 europeos «: prisioneros de guerra.aciis. su apoe logia. fuera de ella. y.birá c con espanto Ia conducta del Marqués de Valde-Hoyos: y secra muy sensible que repita que hizo alguna vez V. de custodiado.- 53- <el honor <riesgo y e<. La historia. <t <Las medidas de Val de. abusando de la bondad de los oficiales.Hoyos se desconcertaron en el c:tiempo y en los resultados. des«: pués de la cual debíaponerse en. E. E.nviaba? Qué profunda hipocrecía no tendría este < malvado que engañó la persp\cacia de V.á Cuyo « favor penso fugar. es~ri. no embarazó que el pueblo le recollociera in< mediatamente pqr únièo autor de tanto estrago. J)í~ funesto! Día c:horribL:lt cuya memoria hará gemir á las edades futuras. libertad á todos los pri sio--: «: neros do .

indudablemente por la explosión de una mina. que en hora ad versa para ella se repitieron más tarde en . sin preveer el peligro que pudiera causar y. que junto con sus exacrables consecuencias manchó con sangre las páginas de la historia de la patriótica sublevación del Cuzco de r8t4.~ .e:. Si como lo pretende el infortunado capitán general An~ul o. .os.< < 54- ¡{eneraJ r de los menos advertidos jamás se equivocó s610 al concepto de Valde-Hoyos. que el re~ue· ro hubiese sido tal. así como en la necesidad de cohonestar sus atroces y sangrientos sur.rbaro plan. La revoluci6n debía espia r muy pronto estas desgraciadas faltas. de otra. de lo cual tengo documentos origi< nales de todo el Perú y de esa misma capita]l~ ¿ C:Jál es la verdadera de estas dos contradic torias versiones? Me:litand. La existencia de otras minas y la costumbre en esas ép0cas de emplear este horrorozo medio de defensa militar. dan derecho á creer que la catástrofe fué causada. el criterio imparcial no puede dejar de indignarse en favor de la víctima. Valde· Hoyos se hubiese servido de aJgun~ para consumar tan nefando y bá. pero se hace difícil creer igualmente como. de una parte. que tanto contribuyó á su descrédito y á entibiar talvez muchas leales y sinceras adhesiones. lo habría señalado por su nombre y la tradición popular habría conservado algunos informes á este respecto.::>primeramente en la ceguedaJ de Jas pasiones políticas de que estaban poseídos los insurrectos cuzqueños y en su odio profundo al desgraciado Marqués de Valdc:. como hecho expresamen te para dar lugar á la explosión.Hoyos. se llevase el descuido ó el abandono hasta dejar regada la pólvora desde el depósito hasta el cuartel. prendida talvez por alguna imprudencia ó circunstancia casual de que nadie pudo tener conocimiento. Nuestras indagaciones no nos han permitido hasta ahora esclarecer la verdad de este t·ristísimo hecho hist6rico.

había llegádo á Oruro y que su vall¡:uardia se dirigía á marchas fc. llegó la noticia de 105 caudillos cuzqueños que la división que. y envíó al Cura Muñecas á la provincia de ¥ungas en busca de mayores refuerzos.- 55- no menos odiosas form:ls.. Pinelo resolvió regresar inmediatamel1te á su cuartel del Desaguadero á organizar sus elementos de defensa. Angula y el antiguo capitán del ejérl\Iendoza. y esa expiación comenzó á cumplirse el mismo terrible 28 de Setiembre. citada expedici 6n e-I día de mañana Haca . la hora de la derrota y de los desastres para las victoriosas huestes de la revolución del Cuzco. la expedición destinada Béjar.. que en posesión de Arequipa pareció un instante haber coronado el triunfo de las armas revolucionarias. Por consecuencia de estas noticias. Ese día. cuyo desastroso curso no pudo evitar ni el mismo éxito brillante de la expedición comandada por Pumaccahua. 500 pesos~. Había sonado. Campaña de tluamân~a Confiada.-Son data 500 peso~ que de orden de! señor Capitán General fecha de este día ~Q 78. el General Melón. ai mando del Brigadier Ramírez se había desprendido del cuartel General de Pezuela. el auditor don Juan Pinto (I )-<l:Febrero 14. en medio de la embriaguez popular que causara tan espantosos desórdenes. cuenta del año 18[4.rzadas sobre La Paz. en efecto.Mariano Angulo . Li bra Manual de la Caja del Cuzco para la. . pues. dejando la custodia de la ciudad á uno de sus tenientes. en vez de reprimirse. folio 15. con el título de Brigadier.. se entregaron al señor Comandante del Cuartel general de esta plaza don Mariano Angulo para que auxilie á la gente que se sale del partido de Abancay :i reunirse con las tropas auxiliares de H uam anga y se dirige á dicho Partido á prácticar la. como hemos á Huamanga (I) al" Cura ayudado por don Mariano cito argentino Hurtado de dicho antes.

cuatro esperaba por las fuerzas su emisario Fray José y se enviaron el camino: enviado eran de las dueños Mariano armas militar El Cabild(l el Gobierno guardián Moyano. patriótas. C. río que de un 31 de de dicho verdad líneas el 15 . á las 12 de este día coronel ciudad. y de la administración escrutinio de las reales dt" las Rentas (I) Al saberse en I-Iuamanga la sublevación del Cuzco se acuarteló u 'la numerosa comí)aiïía bajo el comàndo del ofIcial .je Febrero resistencia de el la ¡)\les las milicias acuarteladas por el gabemo ponerse en y pusieronse (de que era Comandante interino sobre de parte bastante de las provincia En puente nand:> Ibazda) cuando debían se sublevar. don FerPruga. de ·. Li bra Manual de las Reales Caja de H uamauga 1814. vergonzosa de Pruna elocuencia pesos resulta que si nos atene<Agosto brota sigui. en que así mismo fueron comprebendidos los de Huanta.as. marcha de Béjar. «Siguiendo el ejemplo de aquella ciudad los acuartelados de aquí. comandante Antonio del de las ar\l1as á virtud de Ochoa. la columna de operaciones el Pampas. que se hailaban en el convente de Santo Domingo «Libro ¡¡fanual de la R.entes de la noche Ruiz en el Libro 50) Manual entre~ados de Caja de Huamanga.J uan J 0sé GO:lzález. P.)n. ante por el pueblo de gobernador circunstancias de Paula del día de hoy en doctor don Francis~o £lé ocupada nombró Jubilado Lector de haberse ocultado Desguarnecida 'de Lima del conde Guerra:»se 20 I-1uamanga al R. absolutos Castro del Cuzco:»- á explorar En 15 de Setiembre pero ya el cumpliendo' de Setiembre orden Hurtado del los patriotas <Comandante de la situala don Manuel y tanteÓ y así' '. cometieron igual delito. fol. 69.y Guerra diviezo salió y les Comisarios y don Leonardo (I) también Bornas de Y atravesó de guerra sin don Francisco Val. El capitán hizo el reconocimiento. 101. ve¡¡to de San Francisco compañías un resfuerzo por la <Junta de Lima. 77 vIta.esta provincia del señor don Francisco coronel teníentfl regimiento cie esta Pruna>. ción de Huamang-a. en la el á don Juan orden graduado aclamado mañana señor José y González. y Mendoza ca. . la situación lilas á la asiento de 18q. de I-Iuamanga dI5..

Exhaustas¡ las reales cajas. la capital del Virreinato y el Virrey se conmovieron profundamente. al mando del teniente cor?nel don Vicente González. pág. escapó milagrosamente de sus manos. y al emprender su marcha á Chile. mientras que los cuzqueños se replegaron para organizarse en H uamanga. Tarma y H uancayo.- 57- esta suma que ascendía solamente á 2. (I)--Li'oro Manual de las cajas de Huamanga.306 pesos formaron los fo'ndos de las tropas (I). parte del <Concordia». A la nC1ticia de tales sucesos. Esta columna.foI. creyendo que se iba á desplomar desde sus cimientos el ya carcomido edificio colonial.RI Pmsat!or del Perú ob. Jauja é Ica dan grandes cuidados. Este dohle pronunciamiento puso á les revolucionarios del Cuzco en posesión de las des principales provincias del Centro. habiendo llegado á Lima ca~i desnudo y IIeno de contusiones (2). oficiales y las correspo~dientes municiones. atajar el torrente. 7S. y H uanta. interceptando de este modo las comunicaciones de la capital del Virreinato con el ejército del Alto Perú y amenazando á Jauja. donde se reforz6 con quinientos soldados de las milicias á Órdenes de su coronel don José Laz6n.Talavera.» . es decir. cuatro piezas de artillería. 'Era necesario sin embargo. (2) -. cit. segundo jefe de dicho batallón '. Tarma. quien después de haber sufrido los mayores vejámenes de los insurrectos. toda su mortífera influencia se dirigía contra los pueblos de los alrededore~ de Lima. En Huancavelica tuvo lugar el 2 de Octubre igual insurrección de las milicias que había reunido para su custodia y defenza su intendente Vives. 148 «plantado en aquella villa el trono del desenfreno y la licencia. casi los alrededores de Lima. lS14. el Consulado erog-ó ci ncnenta mil pesos. con cuya suma se organizó y equipó una columna formada por los ciento veinte hombres que dejó en Lima el batallón Talavera. emprendió su marcha sobre Huancavclica donde se le incorporaron 100 hombres de milicias.

dos partidas de 25 talaverinos cada una _" ochenta mili-cianos de Huunta. Subtelliente de COIU~JaÎ1íade Infantería de I-Iuanta. cuatro cañones y mucha caballería. presentándose el 30 de setiembre. 70. libr() :¡(al/ltal ¡ù las CI~itls dt l. á órdenes respectivamente del capitán Valdez (I) Y del <:oronel de milicias don Pedro José Lazón. en agosto de 1813 era. If! de octubre: en el que la c:iudad de Huanta (2) y sus alrededores fueron teat ro de la más sangrienta lucha que registran los anales de ese.. á las I I del día. y de la que se conserva hasta hoy la más odiosa memona (r}-Viœnte Valdez. Er virtud de la propuesta para capitán que presentó el Coronel Lazón.58Fuertes con cinco mil hombres.\'0 contando González con fuerzas bastàntes para marchar contra los insurrecto. lo avanzado de la hora obligó á ]os:omhatientes á aplazar el combate para el día siguiente. en el pueblo de Hllamang'llilla.-. resolvieron salir al encuentre. después de haher tenido lugar un encuentro de las avanzadas de ambas colulnlias el 25. resoki6 defenderse en las afueras de la ciudad. en las alturas inmediatas á Huanta. Tres horas de vivo flleg-o fueron suficientes para que dichas partidas 'lograsen su objeto. á lin de contener el incendio que dichos insurrectos habían prendido en algunas casas y haciendas inmediatas. fol. cuatro meses y catorce días>.1/{l1mallg-'I. célebre ell la historia de nuestras guerras civi-le:. A pesar de estas ventajas. BIas del Poso era capitán en la misma g-uarnición y amoas salieron en expedición á Huamanga. y desalojarlos de las posiciones hasta las cuales se hahían adelantado.Los patriotas enviaron como parlamentario al Capitán :\'Iariano Castor que lo mataron alevosamente.:. 110 hahiendo ellas sufrido más pérdidas que las de un soldado del Talavera y dos miliciano:. el Virrey eligió á Valdez.. de González. (2). 1814. ocasionando ochenta bajas ell las filas de Jas revolucionarios. u\!ar. contentánùose con destacar en la tarde de dicho dja treinta. . Documento núla 2.¡' mero 14. . Había servido al Rey <ci iez y siete años. heridos. trecien-tos de ellos armados de fusil.

La columna mandada por él en persona. CllYOS cañones situados eH la plaza habían sido desmontados en su mayor parte. por dOllde acometía una de las de los insurrectos. que comenzaron á retroceder. La acción comenzó á!as () de la mañana. animando á sus soldados con su palabra y con su ejemplo. bastó para arrollarlas completamente y en la mayor confusión. que había atacado por el puente había logrado penetrar en las primeras calles. quedándose COll sus dos cañones y reslJccti vas municiones.- 59- por la ferocidad de los vencedores. Gonzáll~z dividió también sus fuerzas en dos columnas. como hemos dicho. dOll Felipe Añaños. que hicieron fre:lte á las de los cuzqueños. compuesta de 25 talaverinos . dejando un cuerpo de tropas á su reta~\1ardia. situado. Una parte de la fuerza insurrecta. en el lugar llamado Espíritu Santo. en Espíritu Santo. como dice en su parte del combate González. Hora y media de un vivo fuego de fusilería de ambas columnas. hizo caer el ánimo brioso de los cuzqueños. con la consigna de defenderias hasta morir.Yun?\. haciéndose general su derrota y lanzándose á la fuga. El toque de las campanas por los vecinos del pueblo en señal de victoria y los vivas al Rey. dejando una parte en el pueblo para defenderia á órdenes de uno de sus capitanes. hora en que los cuzqueños. acabaron de producir el pánico en los rebeldes. La otra al mando del Coronel Laz611. colocando sus tropas en la~ boca-calles que encontraban libres. por dos lades. lo que alentó á los realistas para marchar adelante hasta arrojarse sobre la batería de sus enemigos.compañía de lanceros. dada personalmente por . se dirigi6 del lado de Casacancha. venciendo la resistencia de los defensores. que hizo Ulla horrorosa carnicería sobre los cuzqueños. Una carga de frente á la bayoneta. atacarOll al pueblo. en la que fueron inhumanamente sacrificados. lo que obli~ó á González á reple~arse. . sin embargo. se avanzó sobre el centro de ellos.González.

Abandonada H uamanga después de tan horrorosos hee-hos. Estos. quedando muertos lioo insurrectos. que sus jefes no podían dominar.l mism~ su odio persona] en el infortunado Moya. compuesta del Vicario. En les jefes peruanos que más se distinguieron fueron el Coronel de Milicias don Pedro José Laz6n y el Teniente don Martín José de 19uaín. en los furores dei despecho y de la venganza" se entregaron á los más' sangrientos excesos antes de emprender la fLlga.. 24. el desg-raciado Hurtado de Mendoza.ón.riento combate. que rivalizaron en ferocidac con los famosos taJaverinos. ' . el Subdelegado de. Siete horas duró este san¡. una diputac'. sin ser pers¡~guidos por González.- 60- principalmente por los milicianos de Huanta. donde se habían refugiado los v(Oçinos. desgraciadamente.Eguig4ren. perdiendo además tres piezas de artillería. El' Coronel don Francisco Tinopa. arrastrándoo sacrílegamente de la iglesia parroquial de la Compañía donde se había refugiado. presa de las más feroces pasiones. quien permanecÍó en Huanta hasta el 3 trabajando día y noche en montar dos cañones y dando descansD á sus tropas para emprender la marcha y el asalto de aquella ciudad. fué acusado de haber cebado ¡.' (2)-Este desgraciado había en 18I2 denunciado una conspiración de les patriotas de Huamanga: Vide: tomo II. Guerra Separatista pág. no halJiendo confesldo los vencedores más que ï muertos y 15 herid::ls. Aunque es de creerse que ellas fueron la obra dt una indiada ignorante. Vilca-H uamán don Cosme Echevarría (2) Y el capitánde'milicias don Vicente de la Moya fueron Jas víctimas de tan extra viado como ciego furor. innumerables heridos y apenas 40 prisioneros. que dejó cubiertos de ca:láveres las calles y alrededores de Huanta. General del Obispado (I )-Fué nombrado interinamente comisario de guerra. CI) Béjar y sus huestas corrieron á reorganizarse á Huamanga. uno de estos.

Además auxiliaron con donativos á lás tropas del Rey.Il." Cajas rie /[¡(allllIlI/. fol.(r) ciel alcalde de scgllnda nominación y de varias distinguidas personas. del Pozo y Quintanilla y los frailes Po. 80. Efectivamente. En Jauja recogió este Capitán dos cañones que existían allí y continuando su marcha llegó á reunirse en Huamanga al Corone) González á. Munarris. fol. ob. Romero. emprendió la marcha ¡¡obre Huamanga. encargando de conservar el orden á su segundo. Conminado González por el Virrey para marchar contra los insurgentes de AndahuayJas. cit. no sin haber sofocado antes una tentativa de reacción realista en el pueblo de Tinta. foI. El Rector del Seminario. fol. 18/4. 87. cuando á principios de octubre Abascal recibió en LIma la noticía de )a sublevación de Huancavelica. dejó H uamanga en la noche del 22 (2). fol. cit.- 61 - . 83 y los Palomino. alano y Calle. tanto eclesiásticas como ci viles. pri ncipios de enero. En noviembre 3 erogó la Caja de Huamanga para el mismo Ejército r.500 pesos 5 soles para la expedición de Gonzáiez. cit. Al an·JChecer del 4 de octubre los vencedores de Huanta verificaban su entrada á H uamang-a. J7. cit. se dirigió á Il uanta á pedir al Coronel González la ocupaci6n y defensa de la ciudad. posesionado de Andahuaylas hahía logrado rehacerse y reforzarse con mucha gente de los pueblos vecinos y creytindose bastante fuerte para intentar un nuevo combate. )0 ob]ig-6 á desprenderse de 100 hombres del rea) de Lima. ob. oh. oh. Pareja yel Prior de )a Comnnidad de San Juan de Dias. cil. los que mandó e) I2 al mando del capitán don Felipe Eulate.melo. fol. fol. los abogados: del Arca. Afaltua{ IÜ {a. id. el Intendente (r)-José (2)-LiÓro Cerda. Los curas Muñoz y Melo. 1)4 vIta. 140 pesos I real. Béjar. ob. de la Piedra. el temor de que ella pudiese propag-arse hasta los valles de Jauja é Ica. en donde rcor~anizados y reforzados con algllnas fuerzas enviadas de Lima. 89. mientras tanto. 83 vita. emprendieron dos meses después sus operaciones sobre los restos de la expedición de Béjar. Doña Manuela de Echaheguren. . El Teniente don José Fiscar recihió 2.

y unido á é->te á una legua de Tambo.tas. Así. en número de 350 fusileros. protegiendo la retirada del ejército libertador. En esa tarde las tropas de Béjar y Mendoza. En la segunda. las que opusieron ¡{ran resistencia á los reali<. alÍn que con resultados distintos á las armas independientes.mba y Chilcas. entre cuzqueños y huamanguinos. El día anterior el jefe realista había destacado 50 hombres y un cañón al mando del comandante Laz6n contra las fuerzas rebeldes que se encontraban á inmediaciot.es del pueblo de Tambo. que debía eternizar su nombre pÇlr dos históricos encuentros en el intervalo de la años_ La tarde del 27 de Enero de 1815 presenció el cor~bate que debía repetirse en la del 3 de Diciembre de 1824. sucedió. COTI ':. continuó Sll marcha en dirección de San Miguel. obligándolos á.~a se adelantasen hasta las alturas de la famosa hacienda Matará.iderable de indios con hondas y lazos. dispuso que el coronel Lecoma con 50 fusileros y 70 lanceros se adelantase á cierta distancia para atraerlos seducidos por la pequeñez de la fuerza.0 hombres del Talavera y dos compañías del regimiento de Huanta.- 62- interino v Cor::mel de los reales ejércitos don Narciso Basa!{oytia. sufriendo en el tránsito los ataques de los rebeldes. 4 piezas d~ artillería y un n¡ímero cO'1. Ninaba. que domina la hoyada en que se encuentra .. Salió González la citada no~he en socorro de Lazón. Temeroso González de que los rebeldes emprendiesen la retirada sin presentarle combate. en efecto. logrando González que Béjar y Mi'lldo. aparecieron posesionados de la altura conocida con el nombre de Castillo del Inca. En la primera sucumbi6 ese grupo de denodados descendientes de los Hijos del Sol. retirarse hasta Huaraco. el bravI) é infortunado general Morán. preparó el inolvidable y glorioso triunfo de Ayac lIcho el 9 de Diciembre de r 824-. que ocupando las alturas les dis putaba n el paso. que habían jurado morir por la libertad de su patria el 2 de Agosto de 18r4.

no teniendo los vencedores más pérdidas que seis muertos y tres heridos. en donde se habían reunido bajo su mando 500 de á caballo. interceptaban sus co:nun:caciones y ouligaban á González y Basagoitia á vivir en perpetua alarma. viéndose á veces en la necesidad de operar algunas salidas para batirIos. no obstante de habérsele inutilizado su artillería á los tres primeros tiros. supo. Angula y Mendo¡~a. ayudada por los patriótas de Abancay y pueblos circunvecinos. hacienda. inc~ndiando los pueblos que lo favorecían. pero acuchillados por sus perseguidores hasta á más de una legua de distancia y dejando cubiertos de cadáveres su tránsito. Refugiados nuevamente en Andahuaylas. á pesar de su porfiada resistencia. Hora y media de un activo fuego de los talaverinos auxiliados por los de Huanta fué suficiente para que. Tal sucedió en la tarde del 15 de Febrero en que González. cuyos indios habían manifestado simpatías por los insurgentes. que hostilizaban incesantemente á Huamanga. sin embargo. jefes de la expedición. los insurrectos se viesen forzados á abandonar su artillería. y ponerse en fuga. habiendo salido de Ayacucho con 240 hombres y una pieza de artillería. .la citada Josa. dividiendo su fuerza en tres grupos apostados el uno en el camino de Ocros. compuesto de dos compañías del aguerrido Talavera. logró organizar fuertes partidas. 63en extremo venta- posición estratégica González. llegara al pueblo de Chiano. El patriotismo de Béjar. atacó de frente las formidables posisiones del enemigo. Esta ve:~ aún la disciplina y la superioridad del armamento triunfaron del valor y del número. otro en el de la hacienda y reservándose el otro. 4 leguas más adelante. su actividad incansable. sobreponerse á tan rudos contrastes. que entregó á las llamas en castigo de su atrevimiento: haciendo lo mismo con la hacienda del cabecilla Gutierres. más 6 menos mal armadas.

Se hicieron obras de circunvalación. En los cerros de la Picota y Acuchimay se establecieron dos reductos con dos fozos. desalojándolos nuevamente de sus posiciones. sin hacer uso de sus hondas.Gutierres intentó ven¡ar estos crímenes atacando la noche del 17 el campamento de González. pero fllé rechazado por SllS avanzadas. contra los tiros de cañón y de los 240 fusiles de sus enemIgos. con extraordinario. mientras tanto. fuerzas realistas y Genzález. A pesar de esta. ell número de 70 i'usileros. Atuntocto y Atunguana. Su valerosa resistencia fué tal. que se pusieron á tiro de piedra á mano. lo que no acerca(~o Mendo- El pánico era grande en Huamanga y se ponían en ejecución por sus autoridades todas las medidas de defenza posibles. apellidado el Pucatoro. amenazaban Huamanga. Béjar y Mendoza. al amanecer del IS se presentó. Este jefe aprovechó su proximidad á las para ponerse en comunicación con Basagoitia ciendo la entrega de su tropa en cambio de un pudo llevar á efecto por entonces por haherse za con su gente. el uno con la capacidad bastante pua cien hombres y cuatro cañones de campaña y el otro para . á las que contribuyeron los orincipales vecinos. que ellos defendieron tenazmente hasta la distancia de 3 leguas. ofreindulto. siendo el resultado de esta nueva y sangrienta jornada la pérdida de parte de los insurrectos de 250 muertos y más de 80 heridos. con 800 hombres armados de fusiles y escopetas. algunos de á caballo y 400 honderos en la5 altura:. habiendo adelantado hasta tres leguas de la ciudad á 5 mil indios montados y armados de rejón. de cantrapozos y parapetos á una cuadra de la plaza. al mando de don José l'VIanuel Romano. 18 cañones de campaña y dos culebrinas de á 8 fundidas en Abancay y 40 cargas de pertrechos. dice González. de Rucumachay. esfuer:~0:3de actividad. en las qne los atacÓ González.

de marzo cuando se recibió el oficio de don Pedro Paz. con motivo de la expedición á Matará y lo ocurrido en H uamanga con la guarnición de ella en los 8 días que con sus noches se mantuvo sobre las armas. á Ulla de los jefes de la expedi.~/"cJ JIII)'()/". . 15. ción. Libro /Wllllual de la Real Giuá de .- 65- 62 cañones. conducidos á su costa por los alcaldes y curas de esos lugares. 1814 fol. En 31 de marzo los trigos del insurgente Jacinto Alcozer. foI. Los recursos los sacaban de los efectos secuestrados á los sindicados como patriotas (I). (I)·-. lo que no le impidió correr más tarde la suerte desgraciada de sus compañeros.'IaLCOS Pantoja le remataron 1zr arrobas de a~uardiente y á liaría Avilés el producto de sus trigales. don Mariano Angula. (z) anunciando la toma de CUllCD por Ramírez. De Huanta. durante la ausencía del Comandante González en la persecución de los insurgentes de Tambo Chilcas.En 25 de Febrero á ¡'. foI. San Miguel y Matará. C//z<·o. li.. 15. lo más importante. Alentados con esta noticia algullos milicianos y el vecindario de Talavera. Chilcas y San Miguel apresaron los defensores' y tropas del Rey> fol. (3). 32 vita. Tal era el estado de l-Iuamanga el 24.Ifuamang-a I8i5. general de los insurrectos que sitiaban l'datará. (3 )-En lO de Octubre había salido de expedicionario á Abancay. don Pedro Paz. 'iS. Loricocha y I-Iuamanguilla vinieron 500 indios lanceros. Por consecuencia de esto. cuyas avanzadas ocupaban Abancay y marchaban á I-Iuancarama. 41 vita. propuC\o la rendición de sus fuerzas y su entrega. hicieron rendir dos compañías que iban á reforzar la división de Matará. el 26. ab. así como seis cañones y. y los muebles de Romualdo López <comprendido en i¡{ual delito> y se vendió el gana::lo vacuno de los <indios ¡¡'Jlt/"g-I'I1/eS1> queen las salidas del pueblo de I I uanta contra el de Tambo. sorprendiendo 140 cargas de pertrechos que se haIlahan en los altos de Mo)"obamba. cil. de' regreso de H uancarama. (2)-235 pesos invirtió don Juan Enrique en la compra de víveres para las tropas del Rey. foI. don Mateo González y un Capitán.

No murió. El 14 d~ Abril Pucatoro se entregaba en la plaza de Huamanga Ctlll foUS oficiales.. porque prisioneros de Huamanga fueron remitidos al Cuzco. (11---Ibidem (zl-Ibidem foIs. El _25 de marzo llegó un piquete de CO¡¡(1JrtÙa y solo 5 individuos del grupo de artillería que· daron con su jefe Jiménez. por haberse destacado los demás á la ciudad del Cuzco (2). En Hllamanga. no menos sang-rienta y trágicamente que las demás. ù. 29 y 3 I. dando muerte al indomable Santafesino. 49. en el motín de Pucatoro. Béjar logró escapar para caer prisionero en Zurita y ser entregado como sus . pues.- 66- El infame Pucatoro aprovechando de la situación para llevar . soldados y pertrechos. las puertas de la capital del Virreynato las armas de la revolución cuzqueña de 1814. de Paz y de González. como lo asevera el «Diccionario Histórico del Perú:'. provocó un motín en las fuerzas de Mendoza.6 la ciudad el <Regimiento l-Iuanta>. 50 vIta. La hora de los atropellos había llegado. llevados en masas á las cárceles del Cuzco y del Callao sin hacer diferencia entre jóvenes y ancIanos. I-le allí como termi nó. siendo indultado de su cie lita de rebelión contra su monarca.á efecto sus traidores planes. 53· .. y los pobres indios sufrieron horrihle<. la expedición que trajo casi hast'l. con Mendoza. fol. se fortificó el cerro de Picota que dominaba la ciudad (1) y los de Acuchimay y permaneció al frente de la plaza el Comandante de la Real Artillería don Vicente J iménc1.)nde se les ejecutó el 29 Je Marzo con sus demás infortunados compañeros.jemás compañeros á la ferocidad de Ramírez. Don \{ariano Ang-ulo sufrió la suerte de Béjar. extorciones. hastà el mes de Mayo en que guarneci. por su traición á la causa cuzqueña.

el Virrey Abascal comprendió la suerte que debia correr Arequi~a. punto de su destino. pues los insurrectos no podían dejar de comprender la importancia de su ocupación. . Su sueldo era cie soles mensuales. dio de incomunicar al ejército del Alto Perú y privade de todo recurso El ilmtre Intendente de Arequipa don José Gabriel Moscoso. la Junta de Guerra reunida en Lima en I3 de setiembre. (2) habiendo (I)-General en Jefe de la Expedición. dirigía incesantes peticiones de auxilios al Virrey.- 67- J)esde qu~ se tuvo en Lima la noticia del formidable alzamiento del Cuzco. 300 . tenía el mismo sueldo. comandada por Pumaccahua y Angula. en lo que era secundado por el Cabildo 6 Ayuntamiento Con este motivo. capellán de las tropas de dicha expedición. como el mejor mei. resolvió se pusiera á órdene~ del Mariscal de Campo don Francisco Picoaga una compañía del real de Lima. abrigando los mismos temores y reconociendo su falta de elementos para defender la ¡. lV1ientras tanto Pumaccahua (r) y Angula. (2)-General de la Expedición. no pudieron llegar oportunamente á Quilca. El doctor Agustín Cassio era el auditor de guerra y el e1octor ] osé Diez Feij6o. Estas fuerzas se embarcaron en la fragata Thomas. de donde debían marchar á Chuquibamba y de aIJí en socorro de Arequipa. que habiendo hecho una navegación pesadísima.¡rovincia y dominar el espíritu revolucionario que comenzaba á manifestarse.'joo fusiles y oaos artículos indispensables para reforzar Jas tropas que el infatigable Intendente Moscoso había reunido para rechazar la expedición.

Moscoso y Picoaga. especialmente de los eclesiásticos y miembro. habiéndose podido escapar el {dtimo. 500 de ellos armado~. huyendo en todas direcciones y abandonando completamente á los insurrectos del Cuzco. ayudados por el Brigadier don Pío Tristán y del Sargento Mayor del Real de Lima don Luis Antonio Maria del Valle. El valor personal de los jefes no pudo sobreponerse al número. El fué de muy corta duraci6n y su éxito no podía ser dudoso. . Existiendo en Arequipa gran número de adictos á la revoluci6n. de fusiles y el resto de lanzas. Presidente interino de La Paz. sali~ron al encuentro de los cuzqueños hasta la distancia de 4 le~uas d~ Arequipa y á las inmediaciones de Cangalla.- 68emprendieron con terminado los preparativos de su expedición. cayeron prisioneron. reuniendo la poca fuerza de que podían disponer. los caudillQs victoriosos hicieron su entrada triunfal el día siguiente. Libro A£ayor de la Caia dd Cuzco. se trabo el combate entre ellos. Don Juan Angel de 13ujanda era el Habilitado de las tropas auxiliares de Arequipa. ella su marcha sobre Arequipa (I). para sueldos de la gente de dicha Divisi6n que va á expedir de esta plaza.isÙfll de NaIl/raIn expedida á la ciudad de Arequipa (14 de setiembre) obra citada. folia 16. se entre~aron á don Antonio Ochoa.son data 2000 pesos que de orden del señor Capitán General. Cornponíase esta expedición de 5000 hombres. Moscoso y Picoaga. Intendente proveedor de la Divisi6n del señor Teniente General. N<? 84. fecha de este día.:' Libro Manual &. don Mafeo García Pumaccahua. salvándose así de la triste 5uerte que les estaba reservada á sus compañeros. folio 36. 1814. 'lIta. y pronto vieron á sus soldados abandonar fujitivos el campo de batalla. avistados ambos ejércitos en el lllg-ar llamado la Apacheta. El 9 de noviembre. Antonio Ochoa-2ooo pesos. y Valle. Baca. macanas y hondas. dada la desigualdad entre ambos. en medio de los más estrepi tosas vivas de gran parte del vecindario. folio 36 'lIta. considerable número de caballos y algunas piezas de artillería. Jacinto Ojeda era el Habilitado de la DÙ. de (1 )--<Febrero 22.

.

tiene la calidad de ser el depósito de los más «científicos decididos patriotas. E. por lo que resolvieron intimar al Virrey la cesación de toda hostilidad.----Excmo. á cotra mejor causa. en los si~uientes términos: «Para inteligencia y ~obierllo de V.-Vicente cAn"ulo. creyeron Pumaccahua y Angulo que nada podría impedir ya el triunfo definitivo de la revolución del Cuzco. por medio de este ejército a\lxi<liar de nue"tro mando. V. <Dios guarde á V. muchos años. divina y <sólidamente afirmada en América.. le anoticio que las <irresistibles armas de la patria.:ipalidad misma se uniÓ á estas manifestaciones. se declararon también abiertamente por la insurrección. á pesar de la más empeñada pericia militar de los mejores <oficiales generales. Las provincias de MOljuegua. noviembre I2 de 1814 -Mateo Pumaccahua. debiendo por lo mismo proscribir V. Chuquihamba. opuesto al actual sistt'ma de la humanidad. Todas la. economizando la san¡. á quienes deseo complacer con cesta memorable noticia para que dispongan el ánimo de V. que recibieron i~ualmente expontáTleas donati vos. por el espacio de tres horas y media. señor Virrey del Perú.») . Esa plaza que <rll1anticne á. de los que conservo prisioneros á Jas de la <adjunta y del obstinado activo fuego que opuso el expirante an<tipatriotisrno en la fuerza total de cerca de dos mil hombres ar<mados.uerra anatematizada por la opinión pÚblica. todo <procedimiento sanguinario.- 69- Jas órdenes religiosas. á la noticia del triunfo de Pumaccahua. á fill de que hiciese cesar una ¡. E.-Cuartel general de Are<rquipa. Envanecidos con su victoria. Camaná y casi todos sus partidos.E. La l\luni. han triunfado en esta provincia de Are«quipa. que siempre fueron los más entusiastas partidarios de la causa de la emancipaci6n.re de nuestros <semejantes. E. E. adhiriéndose al pronunciamiento del Cuzco y ofreciendo escribir al Virrey.s puertas de las principales casas de Arequipa se abrieron á los vencedores.

el jefe español que después de su brillante triun(I )-<Entró el ejército vencedor en aquella ciudad. bien por la falta de víveres 6 <por otros de los muchos accidentes que en prudencia eran temi<bles. ocasionasen su entera ruina y destrucción. dice. volar al socorro <d~l General Pezuc]a y de sus valientes y beneméritas tropas.e alcanzar para. y <que en cualquier estado tratase con los insurgentes la neg-ocia<ción más decorosa que pudie. El mismo Abascal pinta lo apurado de su situación en las siguientes palabras. profunda sensación. esta desesperada situación para el Virrey y su corte. y al dar el tquién 1'he? la primera de sus avanzadasá un pequeño grupo de insurgentes que paseaban á manera de unas sombras por sobre la superficie de aquel vasto sepulcro. En efecto. la ocupación de La Paz y los desastres que Cen ella habían hecho los enemigos. Habría contestado España si en vez ..- 70- Esta intimación fué recibida por AbascaI en las más críticas circunstancias. á consecuencia de la rendición de Mon«tevideo y con los considerables caudillos de rebeldes que suce<diéndose de contínuo en los partidos.> Poco duró. causando en Lima la noticia de la derrota de Picoaga y la entrada de los cuzqueños á Arequipa. Tampoco se tenía noticia del Coman<dante General Osorio en Chile. en conformidad de lo <resuelto por la J unta de Guerra para activar sus operaciones. ni del estado de la ¡{uerra de <aquel reino. sin embarg-o. incomodaban y molesta<ban al ejército en términos que. call motivo de la aproximaciÓn de lus victoriosas tropas de Ramírez (I). pue>: algunos días después llegó á su noticia el abandono de Arequipa por los insurgentes. respondieron con la mayor altanería: la patria. y <era en fin de recelar que reforzados en Jujuy y Salta los enemi<gas del Río de la Plata. Ignorábase la suerte de las órdenes que hasta por <triplicado se habían pasado á aquel jefe. pero se ignoraba la acci6n <que se ha descrito Oa de Chacaltaya) y la consiguiente recupe<ración de aquel punto. de su Relación de Gobierno: <Sabíase.

así como los demás empleados para el servicio de la administración pública. El Pensador del PerÚ. Ya el 7. de acuerdo con el Ayuntamiento nombrado por él. nombrar sus respectivas autoridades y reunir fondos con que atender tanto á sus propias necesidades como 5. así como los 10. El vecindario paceño no correspondió á este llamamiento.dor de La Paz al Teniente Coronel de Ejército don José Landaver. comprendiendo la necesidad de activar la persecución de los rebeldes.n de esa ciudad. menos una compañía de guarnición para dicha ciudad. por lo que Ramírez. les propaso las satisficiesen con algunos donativos 6 préstamos voluntarios. pues no lo hicieron con la muerte á los ojos:.000 que debían cubrir el empréstito que hizo el vecindario de Oruro para la salida de la expedición. . persona que por su notoria honradez merecía toda su confianza.-71fa de ChacaItaya. página 182. para esperar allí sus órdenes. no se detuvo allí sinó el tiempo necesario para restablecer el ordf. las del ejército de Pezuela. más otros 30. Para proporcionarse fondos. mientras el Virrey resolvía lo conveniente. nombrando igualmente Subdelegados competentes para los d iversos partidos. Ramírez dejó La Paz el 9.000 pesos inmediatos. an expreso del Desaguadero mandado por los mismos rebeldes rezagados allí. había ocupado La Paz el 3 de noviembre. impuso un empréstito forzoso de 63.000 que debían remitirse al General Pezuela. Ramírez reunió á las corporaciones y vecinos notables de La Paz. nombró Gobern. Arregladas así las cosas. y habiéndoles hecho presente sus necesidades. con 4 piezas y algunos artilleros. le había hecho conocer la disposide bayonetas y balas hubiesen penetrado los soldados del rey leyéndoles altisonantes manifiestos ¿ Claro está que nó. después de hacer partir el 5 al Comandante Saravia hasta Saga. con todo su ejército. Con flOes tales.

porque los referidos n~heldes á la aproximación de Saravia se retiraron á Puna. para que corriese con los gastos del <Hospicio del Señor General Manseal de Campo.-72ción de éstcs de en tregarIe el parque de ese lugar. . con dirección á Puno (I). por los esfuerzos del cura Mamiani con la gente de su parcialidad. fueron juzgados y ejecutados como traidores al Rey. Las tropas se detuvieron en PaucarcoJla donde se envió pasto para las mulas. 1814. la enviaba para someterse á las armas de] Hey. lo que no tuvo efecto. que ponía en su conocimiento la evacuación de esa ciudad por los rebeldes. recibió Ramírez una diputación del Cabildo de Puna. que había lo¡:rado reunir. 4. cuyo ofreci· miento correspondió el General español con una promesa de indulto en caso de verificarIa. se le ordenó continuase su marcha. (I)-EI17 de noviembre se comisionó al Regidor don José Cano. á fin de mantenerse en comunicación con La Paz. santificando con su muerte la causa de la independencia que habían 2\brasado. Al efecto. finalmente. que habiendo sido antes oficiales del ejército español. Allí. la que fué altaneramente despedida por el jefe español. lo que verificó. que no pudieron tampoco lle\-ar á cabo. Libra Manual de las Cajas de Puna. Noticiados estos hechos el 8 por Saravia. En este lugar encontraron los peninsulares dos cañones de bronce y varios de estaño que habían sido fundidos antes por los cochabamhinos. bajo la intimación de que iha á tomar posesión de esa ciudad. con 50 hombres de guarnición. Fué aquí también donde fueron aprehendidos los infortunados patriotas Salinas y Gómez. que se dejaron al cuidado del Capitán Giani. después de una marcha de 52 leguas desde La Paz. la expedición peninsular que emprendió su partida del Desaguad~ro el r6. donde dos días después se le reunió Ramírez. habit'ndo intentado antes el incendio del mencionado parque. donde entr? el 23. pólvora y otros artículos. cJon Juan Hamírez> foI. entrando el Il en el Desaguadero.

No sabemos si el mismo 19 Ó el 19 de enero se aprision6 de orden del Gobernador al Sllbteniente don Carlos Béjar> (2). procedente del mismo Arequipa. que fueron confirmadas á su Jlegada á Puna por un oficial. Frente á la guarnición de la plaza de Puna quedó el Capitán dOll Manuel Pino. ~o quedó tranquilo Puna. acelerase su marcha par el riesgo q ne corrían su vida y la de sus infortunados compañeros.- ï3 En el camino habían Jleg-ado á las tropas de Ramírez vagas noticias de la derrota de Picoaga en AreqÙipa. la que. Sesenta y dos zón de un extraordinario que vino del ejército y quipa en alcance del señor Mariscal Ramírez y de la fecha>. desde su prisión por el desg-raciado Mariscal. resolvió rr. . lIeg6 el l° de diciembre á Pasto Grande. la administración ¿e Puna. después de una penosa marcha de 7 leguas (I). encargándose de este gobierno el Teniente Coronel don :r.archar cuanto antes sobre Arequipa. 6. Esta circunstancia y el temor de que la marcha al Cuzco dejase interrumpida la camu· nicación de la capital con el ejército. en el que pedía á Ramírez. del modo más conveniente. de acuerdo con sus opiniones. <las autoridades y los Ministros quedaron sorprendidos cuando supieron que en las ~oteras de la ciudad tenían á los insurgentes. fol. (2)-Ob. cit. hecho lo cual partió la expedición el i6 para Vilque.Iartín l\1anuel de Rivarola. Con "Cal propósito se procedió á arreglar. escrito call lápiz. 1815.•.ó á Ramírez á reunir una junta de jefes. donde llegó ese mismo día. Continuando su marcha la expedición de Ramírez. El 19 de diciembre Béjar entró á saco. en donde por un transeunte (¡)-«Diciembre 9 de 18r4. Libro Manual de la Caja de Puna. Profunda fué la impresión que la noticia de estos sucesos causÓ en las tropas peninsulares. 13 y Libro Manual. fol. algunas de las cualcs habían servido antes á órdenes de Picoag-a. que se había encontrado Cil el combate del la y era portador de un mensaje. pesos por rapasa para Arecamina hoy día 1814. obli¡.

cit. diciendo al parlamentario que su contestación la daría personalmente y deiándolo en libertad. efectivamente.74 tuvo conocimiento del arribo de los rebeldes á Apo. de haberse pronunciado ésta por la Revolución. los rebeldes llevaban consigo á los des¡.. (I )-EI General Ramírez despachó desde aquí un cañari en correo extraordinario á La Paz. Fué este don Casimiro Figueroa. evacuaron e. ob. anterior fol. al servicio de los insurgentes.zco y Puno. el 30 de noviembre. Moscoso y Valle. En el punto llamado Atrio de Toledo se apresó al religioso patriota Juan de Diana ob. foI.'\. dej. entre ellos una considerable caballería. Ramíre. no obstante de que era un oficial del ejército realista. del ejército vencedor I sobre Arequipa.000 homhres de todas armas.ta ciudad. .:. en donde. con 31 piezas de artillería de diversos calibres y 12. bajo la custodia de una pequeña guarnición. formada en los distritos de Arequipa. Cr) lugar distante 10 leguas de Arequipa y que separan los caminos de Cu. Como preciosos rehenes. El Gen~ral español rechazó altivamente tal intimación. S. llegó ei 5 hasta dos leguas de Ape>.rcha acelerad. hallándose reconociendo el terreno y colocando sus avanzadas. intimándole rendición" á virtud de las noticias recibidas de Lima.raciados prisioneros Picoaga. forzando sus marchas y después de ahuyentar todas las avanzadas de los cuzqueños. quedando prisionero el Virrey.:ndo en las cárceles á los demás. El supuesto pronunciamiento de Lima fué evidentemente un a rdid para desalentar á las tropas de Ramírez y aumentar el entusiasmo de las rebeldes. Pumaccélhua y Angulo. 8 vIta. yendo á situarse en dicho pue· lib de Apo. comunicando este suceso. con cuyo objeto sus caudillos la publicaron por bando tanto en Arequipa como en el Cuzco. sab'edores de la derrota de Pindo y Muñecas en los altos de La Paz y de la m'l. recibió un parlamentario de Pumaccahua.

en busca de Jas cuzqueños. que no tenían como conducir por hahedos hecho lle\'ar en brazos de Areqnipa hasta allí.>c cuanto auxilio de gente y armas les fuese posible. emprendieron su marcha á Apo.75 En la primera fué el mismo Ayuntamiento quién la hizo circular con el mayor jÚbilo. Los caudillos rebeldes. le manifestaba la buenR disposición del vecindario para recibir al ejército. el cabildo eclesiástico y vecinos notables. les avisó que temiendo los insurrectos ser atacados ese día. junto con la noticia de la llegada 31 cuartel general de Pumaccahua de 400 cuzqueños y 200 fusiles. cuando el 6. anunciaban que ulla junta de guerra había encontrado más conveniente no atacar á Ramírez. desde la noche anterior habían abandonado el campo y que no creyéndose todavía seguros. Al llegar el mismo día á Chilligua Chico. sinó emprender Ilna retirada honrosa. bajo la presidencia de su Ayuntamiento. previniendo se les mandu. así come otra comisión . en la mañana del 6 de diciembre. En virt.amírez hizo descansar sus tropas en Apo todo el día 6. las tropas rea]e~.ud de esto. Al recibirse en Arequipa. un arriero que les había servido de guía. H. recibió un o/lcio del Ayuntamiento en el que al mismo tiempo que les daba las gracias por haberle libertado con su aproximación de las violencias de Jas insurgentes. consignaron en una acta su protesta contra la rebelión cuzqueña y su nueva adhesión al gobierno de Fernando VII y nombraron comisiones que la pusieran tanto en manos del Virrey. como en las del General Rarníre~. la retirada de Pumaccahua y la fuga de las antoridades insurrectas á que ella dió lugar. al comunicar tal supuesta noticia al Cuzco. sin embargo. abandonando sus cañones. al amanecer habían tomado h ruta del Cuzco. continu6 su marcha el 7 hasta Chilligua. se reunieron en la sala consistorial. á pesar de la nieve. donde al llegar encontró ya desenterrados 4 cañones con sus cureñas y respectivos pertrechos.

surg-entes. Se nombró Gobernador en lo político al Alcalde de la 2~ nominación don Buenaventura Berenguel y en lo militar al coronel don Francisco de la Puente. al Síndico procurador doctor don Mariano (r)-EI Coronel retirado José Menaut natural de Arequipa. al presbítero doctor don Juan Felipe Portugal. El Mariscal Ramírez señal6 la tercia parte de los bienes: ciento cincuenta pesos.que marcbarse general. Para componer la diputación que debía saludará Ramírez !le nombró al Gobernador eclesiástico doctor don José Cáceres. El Fiscal doctor Larrea mandó devolver los efectos <siempre que voluntariamente y por las circunstancias del día y necesidad del Ejército Real que liberte los bitnes de las manos in-.~i<Ín. . al canónigo doctoral doctor don Manual Menant (I). Se le respondió ((que como efectos de represalia no se le devolverían sino es ablando>. Es un robo. Esto dió origen á un hermoso recurso del Coronel Menaut probando como las presas le~ítimas están autorizados por el derecho de gentes en las guerras que se hacen las naciones entre si pero <nada de esto se entiende con los insurgentes y vasallos rebelados ele una misma naci6n>. haga un donativo gracioso y expontáneo para el auxilio de dicho Ejército>. siendo Ulla de ellos el Coronel de Tinta don Francisco González que tanto se distinguió después en la sangrienta persecusión de los rebeldes. por «el dere· cha que ha adquirido el Fisco sobre ellos y á las apuradas estrecheses del Erario>. mientras el Virrey disponía lo conveniente. como su hermano el canónigo se presentó ante el general Hamírez reclamando una consignación enviada desde Lima y tomada por el Intendente de las tropas del Cuzco Juan Angel Bujanda y depositados por los rebeldes. al Regidor doctor don José Fern?ndez . entre ellos varios sacerdotes que habíall venido con los caudiIJos cuzqueños y á poner en libertad á los prisioneros que éstos habían dejado allí. 76posible á saludar á dicho á la mayor brevedad A la. al cura rector de la Catedral doctor don Rafael Guillén. y como tal no han adquirido dominio sobre aquellas especies. vez se procedió á aprehender á los partidarios de la insurrec. Expediente: IC? de dciembre de 1814.Dávila.

cuanto el terror que acompañaba al vencedor y sus soldados. lIeg6 hasta las inmediaciones de Arequipa. El comisionado para llevar el acta del cabildo al Virrey fué el capitán don Lorenzo Murguía. de que acababan de dar en La Paz y Puna las más sangrientas pruebas. 40. y colocado á la cabeza de su columna se adelantó por las calles de la empavesada ciudad bajo una lluvia de flores. tropas se formaron en batalla y á la llegada de sn general. Su inesperada retirada de la ciudad. en su desesperada situación. á que iba precipitándolo la inexperiencia de sus infortunados caudillos. d ande hizo alto para organizar su entrada triunfal. era la señal de que habia sonado para el glori:>so alzamiento de 18!4. que 25 días antes había recibido 'sus vencedoras huestas. recibiendo las felicitnciones de los cabildos eclesiástico y secular. (I)-EI l° de setiembre el g-obierno patriC1ta del Cuzco envió á la Plaza de Puno. .il1aj'orde la CaJa dc! Cl/ut? 1814 fol. al Teniénte Coronel don José Cisneros Cavero y al Capitán don Mariano ValcárceI. Laf. la artillería le hizo el saludo de ordenanza. habían ejercido sobre el vecindario de Arequipa. al Teniente Coronel don Francisco de Rivero y Bustamante. y de todo el vecindario. A estas demostraciones de júbilo no contribuían tanto las adhesiones sinceras al regimen peninsular.-77Ureta. en misión especial á don Simeón González y á don Pedro Aguirre (Libro . así como á las violencias que los caudillos cuzqueños. (d Expedidón de las tropas rcalistas del General liamírez Hemos dicho antes que la noticia de la revolución del Cuz· co fué recibida en el cuartel general del ejército del Alto Perú. El ejército realista continuÓ su marcha el 8 y el 9.la hora de su fatal término.

pues. al mando de Rondeau. Los partidos se presentaban á su elección. la situación de Pezuela. lo que logró alcanzar por fortuna suya. rodeado de tina parte por considerables guerrillas y amenazado del ejército argentino.iScuando éste se encontraba en Suipacha. y teniendo á sus espaldas la formidable insurrección del Cuzco.r de la severa disciplina establecida en su ejército. retirándo~e con todas sus fuerzas hasta las márgenes del Desaguadero. pudo ya discutir con serenidad el plan de c. aun sin esperar la aprobación de Abascal. se vió obligado á verificou el General Pezuela. trabajar sobre ~us oficiales y soldados para que los sentimientos del honor y de la fidelidad triunfasen sobre los de la naturaleza y de la sangre.)nducta que debería adoptar. Era el uno evacuar las provincias reconquistadas en el Alto Perú á costa de tanta sangre y saerificios. á causa de la rendición df~Montevideo :! de los desastres sufridos por las armas' realistas en Santa Cru. como lo dice el mismo García Camba. Crítica era. 'Ille interceptaba su comunicación con la capital del Virreynato privándolo de todo recurso. la correspondencia esparcida en el ejército había revelado demasiado pronto el secreto que se proponía guardar. de donde la actividad de Abascal debía~ enviade los necesarios refuerzos. recibiendo de ello un expléndido testimonio en el fracaso de las tenLltivas de seducción revolucionaria del intortunado Coronel Castro. á fin de detener allí la insurrección y conservar su comunicación con la capital. Sèguro de esa fidelida.u empeño en semejante conflicto fué. ejecutando la retirada que. cuya mayoría era formada por cuzqueños. . porque..d y del pode. que comprendiendo la situación del general realista había puesto como condición el armisticio solicitado por éste la retirada de su ejército hasta el Desaguadero. no fué posible evitarIa. A pesar de todas Ias precaucionus tomadas por el astuto jefe para que no se hiciese general dicha noticia en sus tropas. como dice Torrente.~ de la Sierra y Valle Grande. Todo ~.

que padecía ya desde el mismo campamento de Suipacha. Pezuela designó para componer la división. de seis piezas de artillería de á 4 Y un piquete de {O caballos. El 15 de Setiembre emprend ió su marcha á ese lugar el ejército realista. posesión estratégica que reunía las condiciones indicadas. sin abandonar las provincias reconquistadas. jefe que del'pués de Pezuela gozaba de más prestigio en su ejército. pues en el tránsito fué acometido por una terciana. que ha decir de Garda Camha lo solicitó el mismo. practicando inmecliatamente la formación de las trincheras y baterías que se creyeron necesarias para su defensa. que se encontraba en Potosí y debía reunirse con el anterior en Oruro.n primer lugar al regimiento 19 formado todo de cuzqueños. Una junta de guerra reunida por Pezuela en Suipacha discutió los inconvenientes y ventajas de uno y otro plan.200 hombres. resolviéndose la expedición al Cuzco. del batallón llamado del General. muy á disgusto del General. cuyo total de fuerzas ascendía á 1. . de que tenía dadas ya y dió posteriormente las más odiosas pruebas. previa la ocupación por el ejército realista de Santiago de Cotagaita. En Tupiza se organizó la expedición destinada al Cuzco. El General Ramírez sólo pudo llegar á Oruro el 15. p. la expedición realista de Tupiza lleg-ó á Oruro el 12 de Octubre. Después de una penosa marcha de 120 leguas. como por su energía llevada hasta la ferocidad. en donde se reun!6 con el batallón del General que había llegado días antes. que le permitiese ponerse á cubierto de todo ataque del ejército argentino. cuyo mando por unanimidad de votos de la junta fué acordado confiar al General Ramírez. así por sus talentos militares.- 79- Era el otro colocarse en una posición ventajosa. pero cuya defensa le facilitase disponer de las fuerzas que se conceptuase necesarias para debelar la insurrección cuzqueña. del que tomó posesión el 19.

procurando introducir en la ciudad. así como la de los !iangrientos :.- 80- No obstante el mal estado de su salud. sus altos. como se cumplió eDil tres desgraciados que cayeron en manos de sus avanzadas. donde pronto se le reunió y el segundo del primer regimiento. una ó dos compañías que restablecieran la autoridad real y no permitiese ningún desacato á sus armas. que se decía aba:ldonada. á conocimiento del jefe de la expedición realista la toma del De. bajo la protección de la guarnición que había logrado introducir Saravia. Algunos emigrados que se presentaron en el campamento rCllista. por avisos secretos y confidenciales. y !lU realización le proporcionó en breve los recursos para proveer de lo necesario á su expedición.tado de sus armas y de su parque y arbitrarse recursos para proveer á sus soldados hasta de calzado. permitiéndole adelantar al batallón del General. Con tal objeto arbrió un empréstito en el vecindario de Oruro. El 24 dE' Octubre se puso en marcha el resto de la expedición realista. empE·ñando su propia firma. al mando de su Comandante don] uan de Dias Saravia. Ramírez diá orden al Comandante de su vanguardia Saravia de avanzar sobre La Paz y situarse el'.. Ocupado de estos arreglos llegó. confirmaron la noticia.aguadero por los cuzqueños. con su teniente coronel don Julián de la Llave. Ramírez inmediatamente después de su llegada se ocupó de revistar sus tropas. salidos el mismo día de La Paz. reconocer el e~. bajo pena de muerte. á consecuencia de la marcha y de la penuria de su caja militar. los que habían sostenido ya un tiroteo con una de sus guerrillas. llegando el 2r á Calamarca. agre~ando que dicha guarnición incorporada á la vanguardia 5e había replegado ya cinco leguas hasta la Venti- .¡ desastrosos sucesos ocurridos en La Paz. en donde un parte de Saravia hii'o saber á Ramírez la aproximación de los cuzqueños por el camin:) real. Con la 1I0ticia de estas hechos. hasta Suipacha. con dos piezas de artillería.

en el mayor silencio. me ordenó V. \ 12. á quien se le ordenó permanecer allf hasta esperar la reunión con el resto de las tropas. salvando mi vida en el Convento de San Francisco hasta el día en que entr6 nuestra respetahle auxilio. S. levantaron el campo: asi es que cuando al amanecer el 2 de Noviembre Ramírez levantó el suyo. Teniente de la primera compañía de Dragones al General Ramírez fecha 15 de Noviembre de 1815 le dice: que servía bajo el mando del Marqués de Valde-Hoyos <hasta el momento en que ocuparon aquella plaza las armas revolucionarias. se encontró sin ellos al frente. los revolucionarios aprovechando de la noche.gua guarnición.-RecIamación de Juan José de Zúñiga. emprendierdo resueltamente su marcha á los altos de La Paz. He aquí como el Teniente Coronel Alcón describe la linea de bata!i. acuartelé 60 hombres de la ant. para que me diera destino. lo que fué ratificado al instante por otro parte del mismo Comandante Saravia.-81lia. en un terreno superior al que llevaba nuestro ejército: ha- (r). S. se había dispuesto á ofrecer combate al ejército realista. para atacarias. destacando sólo algunas patrullas que reconocieran y vigilaran las posiciones de los cuzqueños. con los cuales marché al campo de la Ventilla. donde acampó la división. aprovechando los accidentes del terreno. en que me presenté al Comandante de la guarnición el Capitán don Francisco España. que se hallaban atrincherados á dos leg-uas de distancia • . viniera en el primer regimiento en el el cual tuve el honor de batirme hasta ver derrotado á los insurgentes:. . en cuyo acto quedé con solo lo del cuerpo. El ahandono de sus trincheras por los cuzqueños no había sido sine) para replegarse á las ventajosas posiciones. donde el grueso de su fuerza. Esta reunión se verificó en medio de aplausos á las doce del siguiente día en la Ventilla (1). aproximación de Ramírez. (Inédito). donde se distribuyeron por orden del señor General don Juan de Dios Saravia y hitbiéndome presentado á V.a formada por los cuzqueños: < Estaban formados á nuestro frente en tres lineas de fane:do..

y en «: la misma banda amagando envolver nuestra izquierda y á re· «: taguardia Se dejaban ver varios trozos y partidas de caba. B. además. Al aproximarse los realistas. Eran Jas 12 del día cuando Ramirez se afrontó á las posi. por la pelldiell~e del camino.arnÍrez logró colocar tres piezas de artillería. Sobre una pequeña lama que avail. ciones de los cU74ueños y no desperdiciando un instante des. logrando salvarse Pinelo y Muñecas y no cayendo como prisioneros de los realistas mas qu~ lOS . proclamando á sus soldados antes de darles la orden dd ataque. en semi c cuadro. que teniendo pocos fusiles no podían contestaria con ventaja. plegó en batalia sus tres columnas. condos culebrinas de á 6 Y una pieza de á dos.: zaba á t.[] derecha habían colocado un cuerpo numeroso de ine fantería de t0das armas y de una formación irregular. la que no podía avanzar. con los claros neces'lrios para des plegarias en batalla: 4 piezas de artillería escoltadas por la caba1\ería iban á la cabeza y el bata1\6n del General á retaguardia. Por fortuna suya. Poco duró esta lucha desigual. dejando su artillería en poder de los realistas y haciéndose general su derrota. bajo cuya protecci<Í1l pudo su infantería romper un fuego vivísimo sohre los cuzq ueños. « lIería. al mejor armamento y la pericia. los cuzqueños iniciaron el combate con las piezas de su artillería. y formando una sola línea colocó ell el cento el batallón de su nombre. el mal estado de la caballería de Ramírez no le permiti6 perseguirias. > « bían colocado 5 piezas de á 4 en la primera Ramírez emprendió su ataque dividiendo su división en tres columna5.- 82- y 2 de á 2 en la se· c gunda: tenían su izquierda apoyada sobre la cortadura 6 gran « bananc:> que forma el Alto de La Paz y su espalda sostenida «' por los cerras de Chacaltaya. que sacrificaban mucha gente de la di· visiÓn de Ramírez. con otras dos. y cediendo al HUmero. tao certera según la confesión del mismo Alcón. no tardaron los rebeldes en abandonar sus posesiones.

con el propósito. de los cuales sólo 500 estahan armados de fusiles. El botín recogiclo por Ramírez fué de la piezas de artillería de las tomadas por los cuzqueños en el Desa1{uadero.-Por parte de los realistas don Agustín Cuellar. Algunos vivas y aclamaciones al Rey y á su General se dejaron air también. pero nada fué bastante á disminuir la notoria crueldad del sanguinario H. causa realista. sin duda. reconocida como suya por elregimiento NQ 1. donde debería conservarse con una leyenda que inmortalizase la lealtad de dicho regimiento á la causa realista. una comisión de eclesiásticos y de vecinos ~e adelantó á recibirla. se distingió el Comandante . (I) Ramírez dispuso que dicha bandera. de calmar Ull tanto las iras del vencedor. sinó el efecto del habito de la subordinación y de la obediencia. ISO fusi· les y la handera del batallón que había traido la expedición del Cuzco y que les fué arrebatada por el sargento mayor Angla. Antes que la víctoriosa expedición formada en columna franquease sus puertas. no verificando su entrada á la ciudad has· ta el siguiente día. (r). da.000 hombres de todas armas que tenían los insurrectos. se le restituyese.amírez. sino probablemente la poca confianza que le inspiraba á Ramírez el estado de La Paz. producida por la rígida disciplina de los ejércitos peninsulares.de los 4. En desagravio del patriotismo cuzqueño de· hemmõ consignarlo así: ya que los escritores de España se han complacido en presentar el hecho como el más elocuente testimonio de la fidelidad de ese puñado de peruanos al régimen colonial. ~o el cansancio ni las fatigas de la jornada. que antes de entrar á sus cuarteles les autorizó á su tropa para que emplease individualmente sus armas contra el que se manifestase adverso á la. lealtad que fué no ciertamente el resultado de la conciencia de su deber. á fin de que fuese lIevaàa por él hasta el Cuzco. lo obligó á acampar en sus inmediacione~ todo el resto del día de su victoria.

él s610 había estado como curioso en la plaza. y así. con las que Ramírez se propuso vengar las víctimas del nefasto 28 de Setiembre. su primer acto fué instituir un consejo de guerra para juzgar á los prisioneros. . U n<l. la Paz fué featro durante algunos días de nu.rueso de las fuerzas insurrectas que acababan de pose3ionarse de Arequipa. se reserv6 para él:. Libro Mallllal de CaI'g-o y dll/Il de la Exj>c(ltcidll destina al Cuzco. diciendo que en los acontecimil~nios del 28 de Setiembre. cuyas filas habían corrido á engrosar los fugiti\os de La Paz. En éste día el cabildo de Puna entregó al General Ramírez 3. to.. á quien otro glorioso camarada suyo en la división de Pumaccahua debía seguirle más tarde en tan infausta suerte. Formaha parte de este consejo un capitán.--:\1 oficial García que fué comisionado á prender al rehelde Villagra. el dicho Ganti le contestó: «tanti CUL ¡osi en la. El trilnfo de Chacaltaya y las medidas de terror ejecutadas por R. veintiocho pesos para que gratifique á los individuos que llevo. de poner fin á la insurrección cuzqueña. no podían alcanzar á llenar su propósi.. si él más formalidad.-plaza.de las víctimas dd implacable vencedor fué el doctor don Manuel VilIag-ra (I). italiano de nacimiento. Principia el 22 de Octubre (Ù 1814 á 22 de l'olio de 1815. entregue Ud. Juan Ramírez se le impuso á doña Tomasa Velarde por los motivos que S. de quien cuenta Basadre que habiéndose (¡efendido uno de los acusados. de los cuales 1. S. con la más escandalosa festinación en los procedimientos. no habiendo desaparecido tampoco los (1).wrosas ejecuciones. 5 de los cuales fueron sorteados y ejecutados inmediatamente. den Santiago Ganti. auditor de la división de Pinelo.750 pesos 5 reales. 25 de ~oviembre de 1814. á la horca~.657 pesos 5 reales eran de donativo voluntario y los restantes <donativo forzozo que de orden verbal del señor General D. Ramírez (rúbrica) Recibí la cantidad dicha arriba f:n dicho día. Cuartel general de Puna.amírez cn La Paz. pues aún quedaba en pié el f. García (rúbrica) Al señor don Francisco Noriega (inédito).Entrado en La Paz y restablecidas por él sus autoridades.

Don Gabriel Cuñado y don Laurencio Béjar eran Cirujano~ del Ejército realista. necesario remediar cuanto antes tan urgentes nece~idades. Comandante de Cuerpo de las Provincias de Pomabamba y Laguna. encontrándose de¡..Era Edecan de H. á la perspicacia de Ramírez no se ocultaban las grandes dificultades que tenía que vencer aÚn para poner térmí:lO á la insurrección. donde la insurrección había echado profundas rafees. en el propio territorio del Perú.Ssrestos de la expedición de Huamanga. pues. el Teniente Andrés Díaz y Cru::ado y su Secretario el Teniente lVlanuel Ponferrada. las fatigas de su penosa marcha de cerca de 300 leguas por ásperas serranías y áridos despoolados habían ¡educido sus tropas al más deplorable estado. .0 obstante sus fáciles victorias. antes de proseguir el relato de la víctoriasa expedición del jefe español.. no había. cuyas operaciones y fio no menos desgraciado que la de Pinelo narraremos brevemente. que se conservaban en armas.'.\requipa. (d. enviando comisíonados. producido la sumisión de los demás lJartidos de la provincia. por otra parte. . especialmente los de Caillollla y Chnquibamba. como más inmediatos al Cnzco.amírez. tan agenas de su carácter. Era. El restablecimiento de la autoridad real en la ciudad de Arequipa. (¡) Bada Iluma(~hirí Aunq ue triunfante y aclamado por el Cabildo y vecindario de .nudas y descalzas y con su armamento en bastante deterioro. Las fuerzas de que disponía Eamírez no le permitían emplear la violencia para reducir al orden á los dichos partidos. por lo que se vió en la necesidad de apelar á las medidas de conciliación.

(d. I. de cuyos caud·i·llos se apoderaron los mis.- 86- con proclamas y autorizaciones.amírez. (2) en quienes Ramírez quiso hacer un ejemplo de severidad para intimidar á los revolucionarios.-EI l)ustrisímo señor Obispo don Luis Gonzaga de la Encina entregó 1. haciéndolos juzgar y condenar á. no podía encontrar mejor jefe á quíen confiaria que al Brigadier don Pb Tristán. entregándolm. dice J\Iendiburu T.-Era hermano de padre del fa-masa miembro del gobierno patriota del Cu. Era el tributo. que cnvi6 á las cabeceras de Caílloma á espiar los movimientos de los rebeldes.000 pesos como donativo para auxilio de las tropas del Rey en 12 de Enero. Libro jlfállllal (te la E. . una actividad acreditada en servicio del Rey y sobre todo unánime adhesión de los arequipeños para el ejercicio de tan importante cargo (3). En cuantc. (3).~co_ el reali~ta Domingo Luis Astete. Ul. así como para contener las atrevidas excursiones de los chuquibambinos. organizaoa una compañía de veteranos. muerte por ur:a comisión militar. Óág-.-Argentino.\j>eiIÙÙ)n a! CIIZ(0-1814-1815. 530. al comunicarIe su nombramiento que tenía la plenitud de conocimientos. con sus Mientras tanto H. de quien decía Ramírez al Virrey. á manera del jalón de martires. destinada á guarnecer la ciudad á su salida y un cuerpo de caballería. lo que lograron conseguir ell algunos. que en cada etapa de su marcha dejaba ese soldado avariento y cruel. Los insurgentes respectivos procesos de menor valía fueron remitidos á disposición del Virrey AbascaI.mas reaccionarios. que los remítían sucesivamente á Arequipa. al gobierno político de la provincia. en nÍlmero de 250 hombres. á fin de provocar una reacción 'tn esos pueblos á favor de la causa realista. foi 13. junto con sus armas á dichos comisionados. al mismo tiempo que hacia cal!:ar y vestir á sus soldados y reparar sus armas. y entre éstos se encontraron el respetable y anciano cuz·queño don José Astete (d y don José Chirveches.

sellando con su noble sang-re su acrisolada constancia». por lo que babía ordenado á Gonzáles avanzase sobre el Cuzco.r. que asesinarGn en la ciudad del Cuzco. Este contraste de los insurrectos tuvo sin embargo su compensación en Tinta. con notable desagrado del Virrey. Este retardo no podfa dejar de causar las máe. envio al Intendente de Puna don Manuel Ql1ímper con sus respectivos empleados.I. encabezada en ese partido por el Teniente Coronel Ruiz Caro. había podido verific'l. lo que este tampoco. á ocnpar dicha ciudad.(¡!. le agregaba el creciente estado de la insurrecci6n de Chuquibamba y la reunión de más de 10. la noche del 29 de enero los insurg-entes.\·¡.:. en la que á las anteriores causas de su demora. como 10 bernas dicho antes. Arequipa casi dos meses. por que no pudieron vencer su heróica. q4e conjeturó no se demorase allí más que unos pocos días.- lil E.ln la mira de encorralarlos allí é impedir/es el paso del Desaguadero.- Bi- La realización de todas estas medidas retuvo á Ramírez en .. 1Ii [4. en el calabozo de la cárcel en que estuvo preso. Hetirados los cuzqueños hasta Sicuaní habían remitido al Cuzco á SllS dos notables prisioneros. sino que. Ramírez entre tanto no se hahía mantenido inactivo respecta á los insurgentes del Cuzco.fn al C. (¡. peliKros que el Virrey vió aumentarse con la marcha al Desaguadero de una columna de cuzqueños que el comandante Barra a!canzc& y derrotó á las orillas del l\1aury.ibn' J/'lIl/flTl al Coronel en Chibay_ 14. fol.. C. á Ci)-El 19 de enero se enviaron provisiones Francisco de Panla GOllzáles que estaba destacado . que apenas pudo escapar con 40 bombres hasta el mismo Arequipa Cr). carg-ado de g-rillos y de esposas.. vi vas agitaciones á Abascal.000 rebeldes en Sicuani. donde su denuedo logró sofocar una reacción realista.1S i 5. . (¡)--:Francisco Picoag-a yo Arriola.. Invitación á sus exequias en la Ig-Iesia de San Agustín de Lima. No sin recelos ni peligros pudo Químper mantener el orden CIl la provincia y la franca comunicación con La Paz y el ejército. fiddidad y amor al Soberano. l\'Iariscal de Campo de los Heales Ejércitos. Picoug-a (2) }' Moscoso.·dici. quien en r2 de enero recibió una comunicación de Ramírez.

especialmente á las tropas de Ramírez. resolvieron su muerte. Los autores de este crímen político no comprendían que la ley histórica de las reacciones muy pronto habría de cumplirse en sus propias cabezas. Tan cnlel como estéril la ejecución tuvo lugar en la mañana del citado día. 101.- 88- ftuienes mantuvieron en la más estrecha prisión hasta el 10 de febrero en qu. le hicieron al fIn tomar la resolución de emprender la marcha sobre los ~nsurrectos: pero habiendo pedido los estados de las compañías )' visto por ellos el considerable número de enfermos.J{allual dl' 1'1 E. Pronto la circunstanciada relación de todos sus pormenores produjo ho más general y dolorosa certidumbre.rme á la opinión de los facultativos. . 1814-1815.istir de su adhesión al Rey. explotando Ramírez este justo sentimiento para reani. se vió obligado. de dos ca~áveres pelldientes de una horca en su plaza mayor. Homa. espe~ialmente en Picoaga. á aplaz:lrla has· ta el Il. Esta n)ticia y las constantes instancias del Virrey. confe. en la que el vecindario del Cuzco vió renovado el mismo sangriento espectáculo del 2 de agosto.-"j>cdiciÓ¡¡ al Cuzco. donde las simpatías que se tenían por su antiguo Intendente y la magnitud del hecho hicieron dudar de su autenticidad por algún tiempo. 19. respetados por !Ou'l1Oderación en los pueblos donde ejercieron autoridad. pero en quienes ella castigó sus derrotas y vengó así. La noticia de esta ejecución llegó á Arequipa pocos días después. con la esperanza sin dllda de que ella intimidase á los re~listas.. como su inevitable y fatal expiación.onar el valor de sus tropas (I).~ agotados todos sus recursos para hacerlos ue:. (I)-El 9 de febrero salió una I!/lerri/ltt al Partido de CaiLi¿'re. Tal fué la suerte que la implacable insurrección cuzqueña s:eservó á dos fieles servidores del régimen peninsular. á las víctimas de sus predecesores del año I ¡So.

pondrían en absoluta incomunicación al ejército peninsular COR Lima. acampando la noche en Cangalla. que dejando á. la expediciÓn continuó su ascenso penoso de la Cordillera. Puna y La Paz en po:ler de los re!3~ldes.uelta la continuación de la marcha hasta vencer la rebelión. en que se lç reunió St. habiendo adelantado algunas partidas hasta Lampa. cubrien-do de nieve los caminos y dificultando muchísimo la marcha de los soldados. sali6 de Arequipa. pues á todos sus jefes y les pidió su pa- Unánime fllé la opinión sobre las peli~rosísimas consecuencias del cU1nplimiento de la orden del General en jefe.- 89- En este día. en número de 1.')0 dragones. recer. La ascensión de la cordillera hasta el 15 (ué bastante penb-sa. Ese mismo día el jefe expedicionario recibió también un expreso del General Pezuela. jefe. ohligándolo á disolverse y á comprometer la suerte de la dominación española en América. siempre baj0 eJ mismo temporal deshecho y caminando sobre la nieve. par . con el resto de su tropa.200 infantes y . Arequipa. Enviada en estos términos la respuesta á Pezuela. de donde cOltinuó su marcha á la mañana siguiente. le ordenaba contramarchar á Potosí. fué re. En consecuencia.. que ameIlazaban al mismo Puna. Era!l muy graves y solemnes las circunstancias para. por el que manifestándole lo apurado de su situación por la aproximación de Jas tropas argentinas. reforzada la expedición de l\<tmírez con algunos reclutas y dispersos. que Hamírez aceptase exclusivamente Ja responsabilidad de una decisiÓI'. tuvo Ramírez aviso de que los· insurrectos reunían todas sus fuerzas entre Ayaviri y Pucará. Llegado el citado 15 á Pati. á causa de una tempestad que duró todos esos días. lo que pondría á Hamírez en ac!ÎtuJ de acudir después en socorro del Ejército del Alto P~ní. En el acto reunió.

entido razonado de Angula. ge Las fuerzas de los reueldes. intill1ando á los rebeldes Sil inmediata sumisión al Hey y ofreciéndoles en este caso el más generoso inùulto. pero la creciente de los numerosos ríos r¡ue se e!lcuentran en las faldas de esa parte de la Cordillera hasta Lampa.bía llevado á ella el concurso de ~ll patriotismo y de su talento.~osos. distante otra~ 4 leguas. y quizá por su propio dictado. en el que decía que si la América era un don dd cÏJ!o dchíll1 d¡s[rutarla juntos. dándose IlII fraternal abran y uníéndose para trabajar por su felicidad comÚn. c:uyo arrogar:te y agresivo lenguaje. el efecto que estos patrióticos llama- .x) se hin más propicio. y que p:::JCOS dias después debía santií1ca. Le. contrastando call el ~. Auùitor de Guerra de la insurrección. el vi~or de SllS razQI1amient05 y la correcci:Sn de su forma. sig-uió haciendo no menos penoso el camino. le dirigió el 28 un oficio. invadeable del río decidió á Ramírez á seguír su dirección por el pueblo de Pucará. Tres dils descansó la expedición en esta ciudad. Los no!. uno ¿e ~us jefes. Al día si~lliente la división realista volvió á emprender su marcha. que pusieron á prneba la resignación r el sufrimiento d~ las tropas realistas. Ell este pueblo el General español recibió un nuevo mensaie de los rebeld=s. Angula.000 pesos ~ara la Caja Militar.les sentimientos expresados en este histÔrico docllmento. firmado esta vez por Pumaccahua. quien le contestó en los indignos términos de que se avergonzaría tal ve2 el culto Abascal. hacen comprender que él fué o~)ra del i. Temiendo. sin embargo.rla con su martirio. en donde le unió el Teniente Coronel Lacón. mientras tanto. Ramíre2 c:Jntestó el mensaje con su habitual altanería.- 90 senderos fré. sin odios ni disturbios. y sabedoras de la aproximación de Ramírez. conduciendo 28. permanecían acantÓnadas ~11 Ayaviri. caminando 4 leguas hasta hacer alto á la orilla del río Ayaviri.¡brtulJad:J ¡\'Ielgar. Desde el 19 el tiern. que h3. no hizo más que exacerbar la c()!era del jde realista.

qtle obligó á los realistas á sostener un tiroteo con una compañía de cazadores. Ilabiendo notado. en los que los soldados se sumergían hasta la cintura. Los cuzqueño>i levantaron el campo á las 2 de la mañana. así es que Ra· mírez di'. esta penosa marcha por p:wtanas más cenagosos y profundos todavía.-9r- mientas pudieran haber producido en el ánimo de sus soldados. pues.y . 'Cuzqueños en su mayor parte. sin desalentarse !".chos oficios. en Jas días 6 y 7. especialmente en una ang-ostura del camino.PlISO la conS'trucción de las correspondientes balsas para pasarlo. otro en la rinconada de Chuquibamba. verificándolo los españoles á las 6.oin embargo y seguidos siempre por la otra banda del río por los obstinados rebeldes. las tropas de Ramírez continuaron SlI marcha p8r los pantanosos terrenos de la otra ribera. no omitió poner en su conocimiento cl. camino sobre Humachiri. al emprender los realistas el paso del río. después de la llegada de grandes partidas de gente al campamento de los cuzgueños. la que forzó á los cuzqueños á re pleg1rse sobre las cllmores. que es tu vieron listas desde la tarde del S. al mando de Vicente Angula y el tercero cerca de Ayaviri. interpretándolos como la revelación del miedo y de la zozobra de los rebeldes. no sin sufrir los tiros de la artillería de aquellos. al mando de Pumaccahuu. á la falda del cerro que dominaba la pampa. Al anochecer. habíase retirado éste un <':lIarto de legua. para aprovechar con su artillería las ventajas de su posición. resolvíó no verificaria por ese punto y continnar su m:ucha adelante hasta las cabeceras del Il umachiri por donde fuese más vadeable. sin embargo. En los días 9 y 10 de marzo se continu6. el General español desde la víspera que. éstos se encontraban divididos en tres campamentos: uno al frente del campo español. Lo caudaloso del río no penmtIa su vado. Situados éstos á la otra banda del rio Ayaviri. al mando de Béjar.

entre ambos ejércitos no podía aplazarse ya. ::. dejando libre el vado al ejército realista. se encontró Ramírez con el caudaloso rio Llalli. pues. El encuentro. y si éste podría entrar inmediatamente en el goce de su independencia. en el estado de impotencia en que me ví. por los obstáculos que los leales tu- . y se verá que por la desigualdad ell el <número de combatientes. El Virrey Abascal agrega: <que se compare esta acción con elas antiguas y modernas que han dirigido los más hábiles gene<rales.- 92- desalojandc il na descubierta enemiga que se habia colocado en las alturas pa. Practicado éste y trasmonfando una pequeña loma. Hablando de esto. que se examinen sus circunstancias y los gloriosos resul<tados de unas y otras. dice en su parte el mismo General Ra. Pocas acciones de armas han tenido lugar durante la guerra americana comparables con la que decidió de la suerte de la insurrección cuzq ueña de 18 I 4. mírez: <el resultado de semejante acción no cabe en el orden natural de las cosas. ni mis esperanzas aspirarían jamás á tanta dicha. respecto á la superioridad de fuerzas con que se hallaban los rebeldes~.in embargo.)ntraban ya los rebeldes con todas sus fuerzas reunidas. que acababan de adquirir otros pueblos de América: he ahi explicados los esfuerzos hechos de una y otra parte para asegurarse la victoria. Poca fé. la que batida por los Dragones de Tinta y una comp<:ñía de fusileros huyó á la opuesta banda. ni su número.ra impedir el paso del rio. por desventajosas que fuesen para Ramírez las posiciones ocupadas por los cuzqueños. ni las posiciones que ocupaba y en la que lo tenían cercados los insurrectos le podían inspirar la más pequeña esperanza de triunfo. parece haber tenido en ella el jefe de los realistas. Iba á resolverse en ese combate si continuaría ó nó por algún tiempo más el régimen colonial en el Perl¡. en cuya opuesta rivera se enc.

la victoria de Llalli y mejor dicho de Humachiri. con 6 piezas de campaña y los Dragones de Tinta ocupaban la margt'n derecha del Llalli. el lugar del combate.- 93- <'¡ieron que vencer y por la calidad de unos y otros contendien<les. es un fenómeno ex<traordinario.3(l(). Treinta mil combatientes cubrían esa basta línea defendida por 40 piezas de artillería de diverso calibre y servidas por artilleros desertores de las filas realistas y aguerridos en las campañas del Alto PerÚ. adelantándose ¡xua vadear el río en el momento necesario. cuya línea de batalla se extendía hasta la distancia de tres leguas. apoyándose en una pequeña altura 6 alta zona de dicha margen. La tropa de Hamírez en nÚmero solamente de r. ocupando no s610 esa parte del llano. casi todos parientes y relacionados por particulares inte<reses. Tres cuerpos de caballería protegían lo!> flancos de dicha línea. cuando los disparos de 6 piezas de artillería de los cuzqueñCl~ hicieron compren- . no podía ser más des\'en- Era una llanura atravesada en toda su longitud del Oeste al Este por un río. sin6 las faldas de los cerros inmediatos. á lin de darse el tiempo de colocar su artillería en el referido morro yo estudiar el sitio más conveniente por donde vadear el río. á cuya margen del norte se encuentran las serranías que conducen de~de lIumachiri á Santa Rosa. resolvió hacer alto. Comprendiendo el jefe español lo desventajoso del terreno donde los reveldes habían resuelto esperaria para librarle su último combate. La ribera del norte era ocupada por los cuzqueños. á cuyo efecto. tajoso para Hamírez. la tropa comenzó á colocar sus tiendas y á descarg-ar las bestias. Apenas había terminado esta operación. porque <este futi el nombre que le dió el vencedor. un prodigio no presente con que la fortuna quiso <señalar la ascendrada lealtad y fidelidad de nuestros soldados <cuzqueños>. En efecto.

sinó de que había sonado la hora del combate. atravesó el río por un vado fácil. española obtuvo ell esos momentos un verda- . provocaciones. bandera ne~ra levantada en el campamento insurrecto era h señal. que Ramirez mandl'> reforzar con 30 hombres. Ya un cuerpo de caballería rebelde. has ta llegar al perEíl de la orilla del río.{os á las tropas realistas. Entre tanto. lo que ~ontuvo valerosamente por este lado á los cuzqueños hasta el fin de la jornad a. acercándose á la margen del ríl) ocupada por lo!» realistas. á la izquierda del campo realista. las filas insurgentes se iban engrosando rápidamente. otro cuerpo de caballería rebelde que había vadeado también el río amenazaba el costado derecho. al mando de su capitán el Teniente Coronel don Manud Venero. en cuya protección hizo desfilar el jefe español la primera compañía el.} Granaderos del primer regimiento. como á distancia de media legua. La discir·lha dero triunfo.~su resolución anticipada era terminaria en ese lugar y en ese día. La. posesionándose de su campo. Ramírez .10 podía vacilar ya y su experiencia militar comprender que sólo podía salvaria un golpe de audacia. evitando así la realizacióa del hábil plan de los rebeldes.ey. de tomar entre dos fue. Las dos piezas de artillería cúlocadas por él de antemano para contes'tar 103 fuegos de la misma arma de la otra banda. amenazando ese ªanco. mientras ellas intentasen vadear de frente el río. no sólo ele que no se daría cuartel á los enemigos. le hizo Teniendo formada su tropa en orden de batalla desde el principio del cañoneo y después de proclamaria y de vi var al H. bajo los fuegos de la artillería de los rebeldes. hasta hacer air estos sus patriótica~.- 9<4-- der á los realistas que no les dejaban elegir la hora ni el campo de la lucha y c¡u. la hizo t:esfilar de frente. eran toda la protección para el paso del ríQ por su columna. Al mismc tiempo que aumentaban los disparos.

que se reservó personalmente Ramíre. menos roa !Jo:nbref. Los 800 IÍnicos cuzqueños armados de fusiles y los miles de palos y macanas no pudieron resistir un ataque tan intrépido co. por lo que Ramírez aprovechó el momento para reforzada con todos los oficiales que estaban de reserva y que mandÔ á órdenes del Teniente Coronel don Manuel Ponser~ada. ni el triste espectáculo de algunos de sus compañeros arraqrados por las aguas. así desnudo5. sin que 105 detuviesen ni las balas eremi~as.nn desesperado: así es que apenas bastaron 1. sin er:1barg-o. viéndose perseguidos por muy pocos realistas. sin embarg-o.- .:¡clos de Ramírez con el agua hasta el pecho.5 minutos para {pe .¡ y el fusil al cuello. y los sold. en bastante orden.~. la cartuchera á la <:il. pronto desalojaron de sus posiciones á los rebeldes. rompiendo un nuevo fuego sobre la co:U1nna realista.los cerros. El campo parecía ya dominado cuando a I trasmontar el cerro. Mie'1tras tanto. Llegados á la otra ribera. la compañía de Granaderos que defendía la aJa derecha había logrado vadear el río y atacar valientemente la iquierda enemiga. que marchaha de frente sobre ellos. sin6 que reconcentrados en las alturas. llenos de ang-ustia por lo fangoso del f0:ldo. atravesaron e] río. Los rebeldes no se daban por vencidos. se arrojan sobre los cuzqtl~ñcs.¡'e.~. segÚa confesión del mismo l~a· mírez. quienes cargando á galope hicieron en los rebeldes la más espantosa carnicpría. colocaron en batería las pi3zas que les quedaban. volviendo á rehacerse y cargar desesperadamente sobre ellos: fué entonces {:uando inten'iniendo el mismo Ramírez con sus roo hombres de . Lanzadas todas estas fuerzas sobre .:o:ne'1zase la confusiól1 entre ellos y la retirada hecha. no haciéndoles la prímcra descarga sinó cuando ya estahan á :nuy pocos pasos de ellos. se forman nuevamente en batalla y á paso redoblado. reforzada -con Jas guerrillas que habían defendido los flancos.95 - Para pasar el río tué prtciso arrojar los vestidos.

que selanzaron por retaguardia sobre su campo.el río Je la quebrada de Humachírí. Aunque salvado así el campall'lento.. La caballería. apeló al desesperado recurso de ar:nar á las maieres con lanzas y palos de las tiendas. en donde se encontraban Jas equipajes y Jas mujeres de Jas tropas de Ramírez. no le era posible continuar la p~rsecuci6n: por lo que fué nece· sario repleg-use á su campo. que se temía fuese asaltado por las guerrillas de los rebeldes por las serranías del Jada de Santa Rosa. pasar el río á esas horas.. incorporando entre ellas 12 fusileros que pudo tomar de la guerrilla más inmediata. puso término al combate dispersá:ldoJos co:nplc:tamente. en el estado de desllJdez en que se encontraban sus soldados.ados á la orilla del frente á Jas 9 de la noche. más ï heridos.- 96- reserva. y colocándolo en el morro)ogr~ron hacer con él dos disparos. de d. . La pérdida de los vencedores en tan merí10rable jornada Sl)lo fué de ï muertos á bala y 6 ahog-ados. que dispersaron la cabaliería enemiga. él no pudo esa nochemisma dar abri¡. al mando del teniente coronel Aragón. Así había sucedido durante la refriega. no crey6 prudente Hamírez. Estas mujeres arrastraron también un cañón.r su campo y practicar el reconocimiento del de la batalla de la víspera.o á los vencedores. 43 fusiJes y gran cantidad de pertrechos. A la primera luz del día el jefe vencedor mandó traslada. pues llc. Sobreviniendo la noche y estando deSiluda la tropa reali~t?.arnÍrez. mañana siguJente. el capellán doctor don Estel-an Rodríguez. segílll el parte del l\Iariscal H. debiendo ser su número mayor. En tan crítica situación. salieron 300 hombres bien montados. resolviendo pernoctar en esa orilla hasta la. completó la dispersión. que por creedo inutilizado se había abandonado en el campo. Mientras qUt: el grueso de las tropas realistas atra ves a!>/\.:ll1de se recogie~on 3i piEzas de artilleria.

Toribio Pala. Las funciones que ejercía I\Ielgar entre los insurrectos. después de recibir del párroco los auxilios espirituales>. «La Revista Americana>. <La Bolsa> de Arequipa 7 y 9 de setiembre de 189r por G. Holguín. El botín de la victoria lo completaron los 150 prisioneros tomados después. Sus oLras literarias y su martirio le han dado un ln~ar prominente en las letras y en los anales patrios. Los tres primeros. sin más tardanza que el tiempo necesario para hacer sus disposiciones testamentarias. por que por sus ante>.» Pensador del PerÚ. (r:i-EI a. otro Coronel yerno de PUlllaccahua.t(. el hecho de no haberse determinado su número. Lima. Ar¡gel GÓmez. Entre é~. exclamando: hombres de ese talento no deben morir. 189) «sobrino de (2)-. sintió mucho Ha haberJo recibido antes.:edentcs. por J. ni el de ningún herido en eJ parte de Ramírez. le hizo aplazar su sangrienta ejecución para el día siguiente (. dice (pág. <El 12 fué ejecutado en la plaza de Hum~chiri.l"na contante tradición confirma qlle escribió en verso U:1 me'TIorial á l~all1írez. <~oticias lJio~rájlcas sobre Mariano Melgar~. el Cacique de H umachiri (Il y el 1:1fortunado Auditor Je Guerra del Ejército Cuzqueño doctor don i\Iariar. aprehenJidos durante el combate. Al (cerIa el g-enera] eSIFñol. Melgar merecía esta triste distinción.o Melg-ar. nos inclina á creer ~~ueno se diá cuartel á los vencidos y que los cadáveres que se encontraron en el llano de Hurnachiri pasaron de Jas mil que fija el diario de Alcón. su~eriéndole al jefe realista la esperanza de obtener de él algunos informes.l). De los cuzql1eños. .¡uel indio. S11 instrucción y su talento fué una de las más gloriosas figuras de la revolución de 18r4.s se encontraba el Coronel Dianderas. no lo entre~(Í hasta después de Sll fusilamiento. (ueron ejecutados.- 9ï- ~ada la tendencia constante de los realistas á disminuir siempre el número de SllS muertos y heridos. y que el of1cial que lo custodiaha.

quiso aterrorizar á los peruanos y n-atar el espíritu de la revolución. se dió tiempc para dar vuelo á su sentimiento y gt:nio poético. que por lo mismo talvez.- 98- Los historiadores nacionales y extrangeros y aún los ViaJeros de ultramar han rec. lvlientras Miller. vivió lo bastante para enriquecer la poesía nacional con cantos que harán imperecedera su memoria. especialmente su Oda al mar. Comandando una columna de voluntarios desde aquella ciudad é incorporándose en ella co:no Auditor del Ejército de Pumaccahua. comparándolo con los poetas más renombrados de su género de la antigüedad y de la edad moderna. Eierciendo desde muy temprano el profesorado en el Sem inario de Arequipa. que se han comparado con justicia á los Tristes de Ovidio. en efecto. vió estallar la poderosa insurrección cuzqueñll. . que derramó en muchas composiciones de índole nacional. aunque fusilado por Ramírez á la edad de 23 años. y vuela presuroso desde Chuquibamba donde se hallab:¡. ni su talento interesaron á su despiadado vencedor. para presentado como uno de los más avanzados representantes de nuestra nacionalidad y de nuestra poesía. y es secundado el movimit>nto á presentarse al jefe revulucionario. Melgar. revelan gran fuerza de imaginación y de sentimiento. que habiendo tomado posesión de Arequipa ganó todas sus simpatías.)gido los pormeaores de su vida y de su ~loriosa muerte.ontrariada pasión. D' Abadie lo apellida el Tirtea de la Eevolución de 1814. aunque se resientan de falta de cultura y corrección. Prisionero en la fatal jornada de Humachiri. no dándole tiempo Einó para h3cer sus disposiciones espirituales Ni su juventud. Sus poesías Jíriclls. l\Jelg-ar no palideció al air su sentencia y rindió su vida con la misma firmeza y serenidad. fué sometido á un consejo de ~uerra y condenado á muerte. refiriéndose al caracter de sus poesías lo lJama el Thomás Moore del Perú. Entregado á los estudios literarios y víctima de una c.

- 99- El cadá ver de Melgar. fué recog-ido por el cura de Ayaviri y enterrado al pié de un altar de su il!:]esia. . Las Juchas posteriores no fueron sino espamos de agonia. Humachiri es á manera del epilogo glorioso de esta revolución incrue:1ta. segÚn uno de sus biográfos. de donde tué trasladado con gran pompa al cementerio general de Arequi~a en 1833. La revolución habia aquí terminado vitualmente. que habrían de ahoga Tse en sangre. El patíbulo de Melgar tué el principio de las sangrientas ejecucione5 del implacable vencedor de H umachiri.

Destituído el gobierno de Lima de casi todo elemento de defensa. pero no sin hacerles ver la amenaza del castigo que se les esperaría si así no lo hicieran. á órdenes de Osario. desde que por una parte el ejército real se encontraba. tares organizadas por el gobierno revolucionario del Cuzco. aprovechan40 al efecto de la misma actitud asumida por los revolucionarios. Cuzqueños: cuando algunas provincias de América se sublevaron . del Po·ú. ~ue se habían puesto al habla con él. sus primeros esfuerzos se limitaron á ganar tiempo apelando á medidas de conciliación. (I) cuando catorce dias antes se habian recibid:> las plausible!! nuevas de la entrada á París del ejército aliado. (I).n la campaña del Alto Perú y las fuerzas recién !legadas de la metrópoli habian marchado. la fuga de Bonaparte y el ingreso á Madrid del amado monarca Fernando VII.- 100 - v Antes de narrar las péripecias de las tres expediciones mili. (2)-<EI Virrey del Perú á los habitantes del Cuzco. el sagaz Abascal no descuidó hacer mérito de éstas circunstancias para influir en él ánimo de los cuzqueños. á la reconquista de Chile. El PenHido. hasta su desastroso término haremos una breve reseña de las me· didas adoptadas por el astuto Virrey Abascal para oponerse á su progreso hasta vencerlas completamente.-}{eunió á los primeros ofisiales de la guarnición y deliberó la salida expedicionaria á H uamanga. Tal fué el sentido de la proclama que dirigió el 20 de Á¡{OSto á los habitantes del Cuzco (2). Llegada á Lima la noticia de la sublevación el 20 de Agosto. ocupado t. reconquistando to·' do el territorio del virreinato que alcanzaron á dominar. invitándolos á deponer las armas y ofreciéndoles tratarlos en este caso con toda consideración y humanidad..

l Muñecasal ür III grito de lndepmdmcia en Larec:aja .proclama dd Cur.

ocijo &. en acción. por el Marqués de la Concordia. que bajo el nombre del Pensador del Perú (2) hizo una historia de estos sucesos. por ocuparias quasi todas las tropas del monstruo que desolaba la Europa. todos los recur50S de que podía disponer.-·El 29 de ag-osto se mandó abonar al Sub-Inspector del cuerpo de artillería 7. J osé Salazar se le entreg.') 3 págs. Ílnicos que podían oponer á esos millares de indios que llenos de entusiasmo engrosaban cada día las huestes revolucionarias. AI habilitado de la expedici6It Dn. (3). el enérgico Virrey apenas contaba con r20 homhres que hahían quedado en Lima del regimiento Talavera. (inédito) .-<A la Nación Española. se contaban por millares los patriotas que se dirigían á engrosar las filas de Jas insurg-entes cuzqueños 6 se pronunciaban abiertamente en favor de su causa. el Pensador del Pení> Lima.. pretestaron estar ésta irremediablemente perdida. (2). (3) A efecto de g-anar tiempo call ofrecimientos de perdón y de clemencia y aprovechando de la ocasión que Je presentaba el recóntra la Madre Patria.-60 pags.aron en 31 de agosto 1. cincuenta mil pesos. inmediatamente. y después de oir su consejo. en fol. (1).200 pesos. Para proceder con más acierto. desde lueKo. Abascal reunió en 30 de dicho Agosto. (I) La impre~. ha bían jurado llenos de extraordinario re¡. una junta de los primeros oficiales de la guarnición.: 20 de Agosto de r 81 4.500 pesos para la conducción de la artillería y municiones etc. Abascal puso. pues los ánimos se encontraban preparados y. á órdenes del Teniente Coronel Vicente Gonzáles. y cautivo el adorado Rey que como todos los españoJes. Mientras tanto. I8r4 40. El' tribunal del consulado «ofreció exhibir de pronto por vía de donativo:.El H.ión producida en Lima por el acontecimiento era de alarma. la salida á [luamanga de los referidos 120 hombres del Talavera. como dice el escritor Peninsular. de la expedición.- rOl - Para que los hechos siguieran á las' palabras. no obstante lo extremo de las circunstancias. resolvíó.ecibo (inedito) lleva fecha: 23 de ag-osto de r8I4.

D. recordando á los cuzqueños los sentimientos (r l. «Cuando mi representación. &. opuesta á los verdaderos sentimientos de un caballero. la contEstó.) para ello términos que no permitiesen duda alguna. bajo las «calidades que le propongo. caminar se«guro de que no podré dejar de cumplir lo que prometo. «no he sabido faltar jamás en lo más mínimo á mi palabra y es«toy mucho más distante de incurrir en el día en semejante fla4:queza. Esws ofrecimientos. decía.- 102 - cibo de la nota que el Brigadier Angula le había dirigido el 13.:!> :\0 satisfecho con esto. esforzándose por desvanecer Jas quejas expresadas por el j~fe político del Cuzco. etc. aceptando como U'l acto de arrepentimiento la conducta observada por Angula y ia junta de gobierno y ofreciéndole á éste la decente y cómoda colocación á que podía aspirar. Caballero gran cruz de la Distinguida Orden de Carlos III.. ha sido muy inferior á la que en el día me condecora. <hombre de bien y revestido de los altos empleos á que me ha 4:elevado la providencia. Bartolomé María de las Heras.<:\os el Dr. 26 de Agosto de 1814. para que pudiesen ser más aceptables. los garantizaba el soberbio Virrey con su palabra de honor. al terminar la citada res<puestl. del Consejo de S. hizo que el Arzobispo de Lima. en la que el au¡¿:usto prelado. á nuestros muy amados hijos en el Señor los que componel1 la capital y Diócesi3 del Cuzcc. . con cuya protesta puede U. M. doctor don Bartolomé María de las Heras. siempre que depusiese las armas y entregase el mando político y militar á la persona caracterizada del país que él eligiese. comprendiendo la influencia que podía teler en el ánimo de los sublevados la palabra del jefe de la Iglesia. justificando los procedimientos de sus aut)re~ con su deber de reprimir los desórdenes. . por más que ellos pareciesen humillar su conocida altivez. por la gracia de Dias y de la Santa Sede Apostólica. poniendo en libertad á los ma~~istrados y europeos que se hallaban presos en el Cuzco sin causa ni formalidad de juicio. empleand.Lima. su capellán de Honor. les dirigiese una pastoral (d.

Era demasiado tarde para que estas medias de persuación. de exacerbar las pasiones. que debían de ser tan efímeros. <No es capaz de explicarse el entusiasmo y valor con que el <Cuzco. aprovecharon de la proclama del Virrey para recapitular en una violenta respuesta todos los cargos hechos por la América á la dominación colonial. por alto que hubiese sido su orígen. á cuyo efecto. pudieran producir el efecto deseado. cuyas noticias respecto al restablecimiento en el trono de Fernando VII se negaban absolutamente á creer. virtuosos pueblos. por otra parte. que no deseaban sinó enardecer las iras populares.- lO3 - de respeto y de amor que le habían manifestado cuando fué su pastor. retemplar los espíritus y fortificar más ~a res(>]ución de llevar á término los propósitos iniciados. Las expediciones enviadas á esos lugares seguran su marcha victoriosa y la embriaguez de estos triunfos. La Paz y otros pueblos ó se habían pronunciado expontáneamente. han tomado el . El movimiento político. el Desaguadero. Puno y Huamanga. primera. si fuese necesario. cuando lIe~aron al Cuzco aquellos documentos (25 de Setiembre de 1814) había hecho progresos considerahles. no permitía prestar oído á otras proposiciones que no fuesen la realización de los fines políticos que perseguía la insurrección. y esforzándose por desilucionar/os de las esperanzas que les prometía la independencia. del sentimiento nacional es dig-ila de cOllsig-narse. H uamanga. intt"rpondría sus ruegos para alcanzar su clemencia. Cerna slIcede en semejantes casos. Pun(J. El rechazo á todas las insinuaciones de conciliación. Los trihunos del Cuzco. 6 habían sido sometidos á las armas de los insurgentes. les pedía abjurasen su engaño. no pudo ser más completo y absoluto. ne economizando las acusaciones y las injurias personales al mismo Virrey. Tal explosión. que les libraría del castig-o del esclarecido jefe protector de su seguridad. cansados de ex<perimentar tanta iniquidad de sus progenitores.

monumentos vivos que califican «estos atributos: allí la sangre humeante del justo Aguilar y del c:inocente Ubalde: allí una desordenada ceguedad de providen«cias que consumíeron.tiva años ha: allí el robo autorizado:. lo que «nos cue:. la hipocrecía. díganlo esos expedientes del archivo <de la secretaría de cámara. «partida. des<truyendo á la opulenta Lima. la ingratítud.rios de la injusta causa. usurpadores de los derechos del <pobr'~.. Marqués de la discordia española. que antes en el estado natural de elos Incas se ignoraban. poniendo en pri«sionf:s á los injustos magistrados y á los díscolos europeos. Dero sábios intérpretes de la del cm<budo. crueles homicidas. y noticias de Rey restituido. «sienco delito en unos el de administrar la injusticia. que vendi6 á su autor el Verbo . informes los más <sangrientos á la Corte contra la fidelidad de esta ciudad y sus <provincias./ aniquilaron á los desgraciados delTian<dantes. según lo demuestra el miste«rioso suceso del 3 de agosto próximo pasado. Estos son los que se jactan de habernos dado <el ser racional: ¿semejante medida es la sana moral y la ascen«drada política? Si.- 104 <azote de la justicia contra ellos.ta! jQué cara te han vendido estas simoniacos! Estas <son más ambiciosos que Judas. vuèstra <monL son todos lo~ vicios y vuestra IJolítica la mentira de vues«tras handos. Y en los otros. lisongeros del rico. el <adulterio y de cuanto crimen. torcidos aplicadores (le la ley. «igïlolantes de la legítima. «:5ancionada por las instrucciones experimentales de un estudio <contíf\Uo de robos y homicidios. La ley constitucional no es el fundamento «de vuestro gobierno. y los que se conocían se casti¡:aban con «pena corporal. vile:. el rencor. ¡Oh monstruo inhumanoi <¿Tienes cara para representar á un pueblo virtuoso lo escanda<losa de su conducta. á. darnos ejem«plo de la mentira y simulación. sino la reservada de vuestro ¡!abinete. y que en ellos aun no se ha pronunciado la sentencia ~defin. y para blasonar de que vuestros compañe<ros n(IS han dado el ser religioso? ¡Ah religión santa. excepci6n de raros. que alimenta semejante mons«trua de iniquidad. fraguadas todas en «vuestro gabinete: la maquinación con el brutal Pezuela.

basado en una tregua ó armisticio con el gobierno independiente del Río de La Plata. de 28 de setiembre. me borre con otros millares de la lista de los vivos y «haga llover sobre estos pueblos desolados rayos y tempe'stades. Dentro de breve V. E. experimentar todas sus calamidades á los generosos «habitantes de esa costa. y aun no se «han saciado. ¿ Y creeremos «que se mantengan en una inercia tan contraria á sus principios «y recursos? Aquí debe V. concluye con estas proféticas palábras. y de referirle la espantosa catástrofe de La Paz. le habría el camino de una reconciliación. no sólo fué más respetuosa y comeùi· da. ni saciarán jamás. mientras las cortes soberanas sancionaban la paz y declaraban 6 que las provincias del Río de la Plata no eran parte de la monarquía española. porque no es posible que la indiferen«cia política del gabinete de Buenos Aires repose con la con· «quista que ha hecho. La toma de Montevideo ha «sido la tiltima ruina del Perú. mis«mo y esa capital verán al enemigo con una escuadra y gente de «desembarco que traerá la guerra sobre el propio territorio. atribuída por él á la malignidad del desgraciado mar· qués de Valde-Hoyos. «marinos y su gcbierno es enteramente militar. Con ella está inexpn¡. sojuzgue con sus armas esta pro«vincia. sino que en ella.- 105 - <humano en 30 dineros: pues siglos ha que bajeles llenos de oro «y plata conducen el precio en que te han vendido.nablemente asegu«rada su capital y provincias inmediatas: tiene tropas. E. manifestar su rectitud y política: «de lo contrario aunque V.~ La contestación del capitán general Angula al oficio del Virrey de 2 de setiembre.os después debían tener su realización más completa: «Esta capital (Buenos Aires) se halla ahora con fuerzas na· «vales y terrestres insuperables. Ese notable documento después de rectificar los conceptos del Virrey. que diez ar. haciendo los más proféticos rron6sticof'.E. . relativos á los hechos de que antes había hecho mérito en su oficio de r6 de agosto. . de que nos ocuparemos despué3. buques. y «que hará. 6 estipulaban con ellas los pactos que fueren convenientes.

)s.r al Rey y solamente aumentaría las desdichas de los <tristes americanos. para que conociese que.> Estas predicciones estaban cumplidas al terminar el año 1824.e::-vará V. la respuesta dada por el Virreyel 16 de noviembre al anterior oficio. antes de agotar los re<cursos de la prudencia por el bien de sus semejantes~. En cuanto á la pastoral del Arzobispo de Las Heras. por lo que pudiera suceder. E. concluy6 por notlf1car al caudillo cuzqueño que si no se avenía pronto á la razón. Breve y terminante fué. El Virrey. la reposició:l de Fernando VII el 14 de ma· yo en el:rcmo de sus mayores. 4:UI1 hombre de sn dignidad y de su alto carácter no era «posible que faltase á la verdad en lo más mínimo. La reconquista de Chile por la batalla de Rancagua del '2 de octuh:e anterior. envió copia de su contestaci¿n á la junta de gobierno del Cuzco. el Perú. se arrepentiría antes de mucho del daño que con harto dolor su:n había cansado y causaba á sus naturales y á sí mismo. después de haber anulado en Valencia la constitución sf.r valeroso Angula.lncionacla por las cortes españolas y el envío decretado por él de 40.106 - <tno con:.000 hombres para sujetar á los american. á fin de evitar mayor . Angula se limitó il pedir respetuosamente al ilustre prelado interpusiese sus alt3s valimientos cerca del Virrey para que éste aceptase sus prüposiciones y ordenase al Mariscal de Campo Pezuela capitulase con el ejército del Río de la Plata. en la cual. cuyos trasportes habían llegado á Cadiz y la Coruña el 20 de junio. será responsable de su pérdida á <la naciÓn . después de una lacól1. tenían muy envanecido á Abascal para que pucliesen intimidarIa las patrióticas profecías del previsor .ca enumeración de los hechos anteriores. pues. en los términos más decorosos que pudiera conseguir. y que no ig«norase qu~ su lenidad y deseo constante de un acomodamiento «racional e:-a hijo de un temperamento humano y opuesto á usar <tde la fuerza y derramamiento de sangre.

El 16 de )l'oviembre. Todas estas negociaciones que. sólo tenían el carácter de dilatorias. al menos en cuanto al Vi· rrey de Lima. . fecha de la última nota de Abascal.- 107 - efusión de sangre y restituir al Cuzco á su antiguo estado. adversos á los cuzqueños. que se desarrollaban sangrienta y trágicamente en las comarcas á donde habian llevado sus armas lo.S revolucionarios del Cuzco. se habían librado ya los cruentos combates de Huanta y Chacaltaya. yel de la Apacheta que abrió las puertas de Arequipa á las victoriosas armas de Pumaccahua. no impidieron á uno y otro negociador el curso de las operaciones bélicas. con· servando el Perú para la nación española y para el amado monarca Fernando VII. efectivamente.

pero si los gobernantes que abusaban de la autoridad (2). y era la Constituci6n de 1812 severamente aplicada como jamás lo fué ni en la Península. las corporaciones y comunidades hablan concurrido á dar gracias al Omnipotente yesos días trascurrieron con iluminaciones.- 108 - VI Constituído el gobierno del Cuzco con Pumaccahua.mente. N9 16. siendo por esto reemplazado con el doctor Jacinto Fenándiz Ustaris. Capitán General de las Armas de la Patria: la junta política á veces tímida. Efectiva. señor doctor José Angulo repartía entr~ sus familiares. pero todo resultaba miserable para los gastos de guerra y los sueldos militares y las prebendas políticas que t-l Comandante Excmo. Astete organización política y s610 la Audiencia hubo de suspender sus labores. Domingo Luis Astete relata como fué menester que el desgraciado Picoaga le escribiey Moscoso no se turbó nada de la (I)-Doc. el gobierno no había variado. De hecho el amo y señor del Cuzco era José Angula. (2)-Doc. . adoptaba situaciones equívocas. N9 15. Pocos días permaneci6 Pumaccahua en el gobierno. porq ue los preparativos de la expedici6n que había de emprender lo tenían absorvido. salvas y CO'l extremado placer del pueblo (I). El 5 de agosto y el ï del mismo mes el gobierno. comerciales y políticas con las provincias limítrofes se guardaron cuidadosamente. á veces hipócrita y siempre más realista que el mismo Rey. Las rrismas entradas llegaban á las Reales Cajas desde los más distantes lugares. repiques. Las relaciones legales.

don Juan . delegado de Calca. CU7. (3)-Libro Mayor del Cuzco. al tener noticia ciel cambio d~ gobiern') dc·. ~La obediencia de los pueblos se asegura meior con la equidad que COllel despotismo". (4)-Cambio de rumbo al triunfar la revolución. (s)-Libro Mayor del Cuzco.rre<ia de Ang'lllo.) y el de Aoancay doctor Marcos Lel::ama. envía las primeras tropas rumbo de Hua1nanga.>ilit. don ~fanuel Minaura (. recibe 8.í Arequipa y dOll Jacinto Ojeda lo e~ de la Divisi6n de ~aturales hacia el mismo lugar: todos preparan sus bagajes ill(I)-Doc. de afJuella familia de patriotas co' rre el 19 de agosto á llevar socorro á la guarnición del puente de Apurímac.. .eino para eX¡lresarlcs que los cuzqueños se hacían justicia contra las malas autoridades (2).José Ang-ulo al Vine\' Abascal. fol.¡ca C. decí<l.a. El Comisario de Guerra de la ex~)edición de [Iuam:lllg. don Juan Paolo Eguilllz.~pe' dición . y el Virrey de Lima el ¡'¡}timo día del mes. es el hal. mientras se preparaha la exp. r-. ISIS.':.lanuel Espinoza y el Justicia Nhyor de Paruro. El 1 I ck agosto había Angula lanzad8 una proclam"l á las provincias d=1 Virreynato.- lOg - ra para que conservase ese cargo en el cual podía prestar muy buenos servicios (I).do de la e.j. :\1arianc lb. N<? 16.). Comandante: General de las Armas dcspacha. traoajan ell su circunscriílción por el defillitivo triunfo. N94S. El 23 del mismo mes el Excmo.í:1 al Desaguadero (II) cie agosto) por el Ceronel lHanuel Pille'o.~l primer momento le notificó que lo sucedido en el CU7.dici.CO era sedición y no sublevación y tll\'O por norma acudir á Jas Cortes y á la Regoenc:a del H. y mientras el Coronel :\fatías LobatÓn marcha en observación hacia Andahuaylas. N? 2. (2)-1>oC. Coronel Leonardo Bornai.CO. Descle .008 pesos Inra la eX¡1edición (SI. y lo mismo sucede desde el principio con el cura de Chillcheros. '3Î y 40. 1814.\ngel Bujanda. á Fra)' Malluel Correa con reservada comisión á Chuquis. El Sut.

la Cruz en una mano y la espada en la otra. ofreciéndole la más cómoda y decente colocación á que aspirase si deponía las armas. . El JI. Expedición de Arequipa y Vicente Angula segundo General de la Expedición. NQII. General en Jefe de I". La ciudad imperial toma un colorido El impetuoso Muñecas. unos y vencer á otros. (2) (r)-DJc..clldido á la violencia y no á la representaèi6n ante él <para dictar jas convenientes providencias> y lo reprendía con la voz de irlgrato. que sin tener presente los dos ascensos que había logra:lo. AI reei bi r. el 20 de setiembre.- 110 - dispensables especial. explicando con entu ••iasmo elocuente 105 sucescs del Cuzco. El Brigadier Pumaccahua. dos con sus haberes del r 2 al 20 de setiembre. el oficio del Virrey todo su cele se reducía á auxiliar á las tropas expedicionarias que debían luchar con el Regimiento Tala'{era. N" la. la cual tué refutada victoriosamente por José Angulo el 17 de setiembre. el valeroso capellán don José Diaz Feijóo y don Agustín Cassio Auditor de Guerra son despacha. lo había cambiado rad ¡cal men te La respuesta de Abascal al oficio que Angula le dirigiera en 13 de agosto era una amonestaci6n y reprensión: lo amonestaba por haber . Cr) La guerra estaba ent"blada: y si José Angula tuvo antes el pensamiento sincero de un advenimiento.:. Recordaba ela sangre humeante del justo Aguilar y del inocente Ub:Ùle:' y llamaba á Abascal <el Marqués de la Discordia Española>. se había lanzado á las vías de hecho. Un día antes había llegado al Cuzco la proclama de Abascal. había don Mariano Angula expedicionado hacia Huamanguilla. y posibles. (2)-Doc. sale precipitadamente de la ciudad para convencer á. No estaba ya José Angula para merecer estas ofertas y demandas.

eJ doctor Ramírez Arellano. formase su guard ia de 12 alabarderos y nomJ brara sus <familiares de honor~ á don Pedra BuellO y á don José Manuel Rivera. doctor Angula era toda la aristocracia del Cuzco.Sub-delegado de Abancay y Domingo Rosas. Elltre los doctrineros: Mariano Bravo.lariano Garda l-'umaccahua. se leía el lema del gobierno: <>=La Constitución Española y magistrados obedecidos».as. Sub-delegado de Urubamba. Imprime joh Perúl tu libertad.- III - Nada significaba que el laborioso minero de Tarapacá convertido en el Excmo. Chacón Becerra. y dentro del escudo. eran verdaderamente favorecedores de la causa separatista: Penní¡¡ Quispi Inga. Los contertulios del Excmo. el Coronel José r-. señor José Angula. Cura de Accha Anansaya (Paruro) .Sub-deleRado de Tinta. de la relig-ión defensor.Sub-delegado de Quispicanchi. Sub-delegado del Cercado. bordado con admirable destreza en uno de los Monasterios de la ciudad. Mariano Angulo. &. las dignidades eclesiásticas principalmente el Ilustrísimo Obispo. se ciñera la rica banda de Gobernador. En la orla del escudo se leía: «Viv¡¡ el valeroso restaurador de la Patria. Cura de Andahuaylas. auditor de guerra de la capitanía general. Gregorio Ro¡. en la cual se leía esta inscripción de mal gUii[O: «En lámina de oro no de bronce. En que del Cuzco sola su lealtad Te puso como el munùo hoy reconoce~. el secretario de la Comandancia General de Armas don Marcelino Pinto Rodríguezj el Auditor de Guerra José Mariano Lorena. Rafael Zeren de Urbina. hermano del escla recido Brig-adier. &. abandollara su sencillez de cristiano práctico. Comandante General de Jas Armas de la Patria. y temor de los injustos magistrados>. Entre los Sub-delegados del Cuzco. Antonio Pancorbo.

1814. Cura de Chinchaypuquio. Cura de Soraya. etc. Maria 10 ZÚñiga. Cura de la doctrina de Huaracondo. también favorecían la causa. José Mariano Lcayzll. Francisco Zllmalare.- II2 - (r). Cura de Huaquilca. mientras en Lima se verifican prisiones entre los patriotas que pensaron sublev. £01. 43. el gobierno del Cll. cuyo Alcalde Domingo León e~tablcció el taller de maestranza (2). en la Metrópoli de Jas Incas se acuartelaban nuevas compañías. José Mariano Salas. la «Caballería decidida~ la «compañía de Artilleros». Mientras se realizaba el combate y la terrible matanza de Huanta. Cllra de Yucay. Justo Jiménez Sahuaraura. Juan de Dias Niño de Guzmán. J\-1ayor de las Cajas del Cuzco. 8. Mayor del Cuzco 1814·. Cu'a de Tapairihlia. Jo mismo que liLS <¡Compañías ce Paruro y de Quispicanchi:l> á los Reclutas bajo el mando del Capitán don Mariano Lechuga. fol. y el 20.ar á las tropas y p legar- (I) -Libro (2)-Líbro (3) -Libro ~YIanual del Cuzco I8r5 fol. los patriotas del Cuzco. pero los réditos d. Cura de Pitanhuasi.cllpi. Cura de Chalhuanca. eran pagados con religiosa pUlltualidad (3). el Comandante Ignacio Luna y el Capitán de Artillería Agustín Rosel. dominaban hasta Andahuailas y Huancuve:ica. Entre los Callildos constitucionales fué el de Ch~lhllanca el más arJient. don Ramón Loayza. En el mes de Octubre.~ partidario cie la situación creada por los patriotas del Cuzco y el de Abancay. 41. Cura de Chec<1.~ los empréstitos del anterior régimen y Jas sueldos devengados de las autoridades caídas.~CO efectivamente no había hecho sinó cambiar á las autoridades que se había 1 hecho notar por el abuso ó la arbitrariedad. Tomás Guerrero. El 5 de Octubre saliÓ en expedición á Chuquibamba y Caravelí al frent(: de 50 hombres el Comandante don Casimira Angel Figueroa. se ejercítaban. En el U'neno de la Hacienda Pública. José Pascual Herles. A:~llstín Holgado. . Cura de Pantipata. el «Piquete d(l Cabaliería:l> &.

Las I-leras. gario tán Juan del Cuzco. ])elg-:tdillo Era tarde! el Excmo para Lampa se arregla y Valdez.beza de una revolución. á Mariano el valor oro y con él mandan Escudos de los ser- de la causa dado pruebas de guerra. que llevando El 26 sale Mientras declaraba señor refuerzo allí havía Angula caído con furioforal Capi. dirije y de los Independientes.- 113 - se ai movimier. Sahuaraum. el mismo Paz. se recibió en el Cuzco Arzobispo la respuesta revela que en 28 de Octubre otorgada al Perú diá Angula de este á este triota: este el pensamiento la paz general y una capitulación de conseguir (2 de Setenía grande la que me ha con el ejército deseo.tiJ]o etc los Puntos de don Luis Salas se entrega de premiarse José Manuel don Carlos que rescate habíé' la dirección pesos con vidores había para que en la maestran:m. documento quería del entrar del El 24 de Octubre. es decir. . á la c¡. general. se soldados Gregario manga. hasta Yauri eran del Code su patriotismo conducieudo El Cu ra don pertrechos los hombres mandante do El 29. El Ca<. bando nula la Constitución despacha á la expedición el Comandante convenientemente se hacen Dámaso hacer y la actividad fuertes Aparicio los por :as Cortes. en La día llegó derrotada día que antig-uo constante Pinelo y doña l\Iartina lograron palabra del Cuzco. 41.to so estruendo mada manga. ñecas ternal Pastor y J aci nto Fernández y de la confianza de Arequipa de campaña de las comisiones á CI). de HuaGrebajo ¡{astas 500 e. Jara difíciles expedición y tiendas en 15 de Octubre. la conducienel Capitáfl de H uay Mula pavenerado pa- bag-ajes Figueroa y ese mismo Aranguri. puesto Río de la Plata Angula debía y le encargaba el oficio del Virrey luchar esta <La Divina de Lima Abascnl vez con quien Providencia des cualidades de político. Mayor Cuzco me hace responsahle (I)-Libra 1814 fol. Fig-u'~roa. El 25 recibió tiembre).

cuando en 30 de noviembre recibió la intimación de Pumaccahua y Vicente Angula le hacían desde el cuartel de Arequipa. En esos dias habia llegado la nota en que el lVlariscal Picoaga. intimaba rendición al gobierno. -Documento número IS. pudo referirles lo que su espíritu observador había observado entre los intelectuales patriotas de San l"larcos y San Carlos. entretanto las Corte Soberanas sancionen la paz. E. . (2) .- 114 - suerte de estos pueblos> decía Angula al Marques de la Concordia. triunfos porque <esa plaza que mantiene V. Quiroz Nieto y otros. ó que las provincias del Rio de La Plata no son parte de la :\'10narquia Española. y estaba en error al creer que era lo mismo pelear con cuzqueños que contra ellos> (I). Mariano Melgar.. para que proscribiendo todo procedimiento sanguinario se c:)n virtiese á mejor caU5a.!> (2). y declaren. Nada hace creer que Pumaccahua conociera el revés sufrido en Achocaya por las tropas de Pinelo y de Muñecas (2 de noviembre de 1814). Angula le replica: <Detenerme en demostrar sus so\ídez y justicia sería envano. el Auditor de Guerra. como el Virrey se había límitado á amonestarlo y entrar en polémica sobre si las causas de la revolución habían sÍdo 6 n6 justas. Y. tiene Ja calidad de ser el depósito de los más científicos decididos pa· triotas á quienes deseo complacer con esta memorable noticia. NQ 13. (I I-Doc. ó que estipulen con ellas los pactos que fueren convenientesJ>. le noticia· ban su. desde Arequipa. Todavía el Virrey de Lima no salió de Jas trabajos que le costó averiguar la conjuración urdida en Lima por el Conde de la Vega del Ren. Ciertamente <pjeoaga era enemigo declarado de su Patria. pues de los intereses públicos. solamente pueden juzg-ar con sanidad los hombres imparciales y la severa posteridadJ>. Luego descubre su hondo pensamiento: <Pong-a término á la guerra por una tregua ó armisticio.

el día 13 se despachó un piquete de caballería á Chuquibamba y el 28 se destinó al Capitáfl Juan Manuel Carbajal al pueblo de Marcari á cumplir una comisión de importancia. al Teniente Juan Clímaco Carbajal. al Teniente Juan Carlos Florez. pero carecían de armamento y ni el plomo comprado era bastante. (2)-Libro Mayor de la Caja del Cuzco. y la confución á que sujeté á los consultores 6 sabios que me presentó el revelde para discutir sobre su errado sistema>. á YautÏ. Domingo Luis de Astete sostuvo el indulto librado ~por el decoro de su persona. (2) El Excmo. 1814. enviaba al Teniente Francisco Barco en expedición á Andahuaylas. 1814. (3) (I)-Libra Mayor de la Caja del Cuzco. 42. al punto denominado Cochasayhuas. señor José Ang-ulo invitó en 24 de noviembre á lo Junta Política y á las personas prominentes á discutir el indulto of~ecido por el Virrey. El la había llegado derrotado de Huamanga el Presbítero Francisco López (r). insuficientes. fol. Melchor Ríos y Melchor Cáceres se daban abasto para trabajar las cartucheras. porta bayonetas J' Nj(lllCS. . ni el maestro herrero Lucas Torres podía satisfacer por sí la construcción de cafzones de escoPdas el armamento era escaso y las armas que entregó don Francisco Carrascon. á Andahuaylas. El Teniente Mariano Félix Tito marchó el día 12 conducicndo pertrechos de guerra á Andahuaylas y el 17 llegó como derrotado del mismo lugar el encargado Antonio Francesqui. Anterior nente había salido en expedición á Huamanga el Coronel don Pcdro Paz. La situación de los patriotas había cambiado y la Junta Gubernativa lo comprendía así. 43. Tenían hombres. fol. el Sargento de Artillería Justo Pinto. en 2 de noviembre. ni los maestros sillero~ Francisco Merino. al Capitán 19'nacio Lucero.- Ils - Mientras tanto el gobierno del Cuzco. á Parinacochas. (3)-Documento número 45.

y los Becerra. tomo III. y de otro los realista~.\I1laru y así come¡ durante aquella rebelión Jacinto Rodríguez. Docurnemo Histórico ele Odriozola. sostenían tesis contradictorias.emancipación para fundar por su cuenta una monarquía inde')cndiente y otros trataron de la representación soberana en la casa de los Incas. (5 l-El asunto se discutió seriamente en el Congreso de Tucumán. Era que en el movimiento conducente á. que llevaba grabada la IltaeCllpacd. (2)-Re1ato Histórico de la Revolución de Tupac Amaru. 25. La di"cu3iÔn debió ser larga.l de los Incas.- II6 - En (~ambio. el vibmnte Cura Feij50 de un lado. Era 3iempre el sistema monárquico á que tendían Jas hombres del movimiento emancipador hispano-americano.!a imperia. No eran solamente los patriotas peruanos los que así pensaban. de la Junta Política. hasta que ChacÓn Becerra recordó la grandeza de la rehelión de Tupac . (4)-Documento nÚmero I!. El pensamiento de Aguilar y Ubalde e: I80s no fué ex:raño á este prop·)sito. Chacón Becerra presentaba. el Ulh"O de los indios y que las señoras éspañ01as dejasen sus cortos faldellincs para vestir los largos {lesos de las indias (2). José Angulo un medeio de las armas de] nuevo g-ohierno.000 il¡CdS señores de este suelo~ (4). En IÎ:O se pretendió coronar al Inca Felipe y en ¡¡82 Tupac Amalll persiguió el mismo pro~rama de mon?rquía conti-' nental ab)rig-ell. El mismo José Ang-ulo en 17 de setiembre decía al Virrey contar con «30. para renovar su memoria (3). . !tino que arncricanos como Belgrano y Guemes qU'~ríal1 resucitar la dinastía de los Incas dándole al Cuzco por capital del Imperio (5). intentó que como sírr bolo se vistiesen todo:. Chac6n y Becerra (J) se opuso al indulto limitado que ofrecía el Virrey ávido de castigos ejcmplarizadores. des· hacerse d=l dominio castellano. pág. (3)-1)ocllmento número 46. dominaban dos tendencias: unos querían l~. el fogoso Arellano.Í. La prensa de Buenos Aires ridiculizaha este pro(I )-Diccionario de Mendíburu.

noble la legitimidad de la representación soberaIncas. El ex-gobernador político desde su estancia de Gl1ambutio auxiliaba á los realistas que trabajaban por la vuelta del régimen . (r) Belgrano en 27 nos: «:me parece que y jnsto de reconocer na en la casa de los Cuzco]>. El a. 98. pág.. «:Salvé por un milagTo-dice Astete-pagándolo mis bienes entregados á su pillaje» C¡. 18r4.).Oratoria argentina. Villanueva. etc. El 25 dej6 de ser g-ohernador político don Domingo Luis Astete (3).t. (3)-Libro Mayor de la Caja del Cuzco. Recopilación cronológic'). . (2) -. fol. inútilmente hizo lla- (I )--«Bolívar y el general San Martín~ por C. de proclamas. por Nepta!í Carranza-. 29. se encontraba encerrado eR los calabozos d~ Ceuta desde r¡8z]>. y situando el asiento del trono en el Este pensamiento era tema de sus mÚltiples cartas con Jas Angula. El espíritu altamente equilibrado de ] osé Ang-ulo estaba intranquilo con los sucesos desarrolhdos. don Juan Bautista Tupac Amaru. puesto que el Úllico candidato. pero no se realizaría el re~reso del Inca ! Bien. pero esta renuncia díó la campanada de alarma sobre la falta de armonía entre las autoridades militares y el gobierno civil. De una en otra desavenencia se abrió paso al desorden y á los excesos. (2) de julio de r8r6 había dicho á Jas tucnmase realizará el pensamiento nacional. (.¡ojamiento de Astete fué asaltado el 30 de noviembre de 1814 por Mariano Angula al frente de un grupo de pueblo.)-Documento número 45.- II? - yecto «por falta de base práctica. se co:nprenderá cual podría ser el epílogo de la conferencia ~obr'3 el indulto limiltldo ofrecido por el Virrey. tomo J. A. Los ganados de sus estancias fueron consumidos y saqueados eJ aventadero de oro que poseía dando muerte al Teniente Coronel Bl1enaventura de la Roca cuyos servicios utilizaba Astete.1905.

La carta había sido escrita antes de la derrota de Achocaya y Angula esperó en vano el refuerzo ofrecido. (6)-Libro Mayor del Cuzco. el envío por Fernando VII de 4-0. C::. la derrota de Rancagua y la confidencia que le hacía de saber que el gobierno de Cochabamba negaba el apoyo solicitado. comanda ~a por el Coronel Buenaventura Bernal (3) pero tres días antes había llegado otro derrotado de Huamanga. / • 1814. 43. 32. ofreciéndole acelerar sus marchas «hasta estrecharse recíprocamente>. el Coronel . 4-3. El 8 óe diciembre. El 19 del propio mes recibió Angulo carta de Belgrano. (2)-Vocumento número 17. cuando esta ciudad la habían abandonado los patriota. Ent6nces Angula fué nombrado también Dele¡¡ado f'oiítico. . fol.cachani dirigía el Teniente General Pumaccahua á JOlié Angulo.)-Líbro Mayor del Cuzco. N9 2~.Juan Landeo (4) y el emigrado juan Pablo Santa Cruz. comunicándole las noticias de una revolución en la capital del Virreinato (ï) . (r) El oficio del Virrey de Lima de 16 de noviembre lo hizo pensar mucho: el bloqueo de Montevideo. porq ué (I )-Docurnento número 43.000 hombres para sujetar á los Américas. (2) El ] 3 de diciembre llegaron los prisioneros de ~uerra de Arequipa. día de la Purísima Inmaculada Concepción.- 1I8 - mar á A:>tete. fol. donde escucharon un elocuente y vibrante surnÓn. desde el campo de Vi¡¡. Capitán General y el Gobierno Político á la Iglesia Catedral. escoltados por la División de Naturales de Tinta. teniendo así doble caracter. (4)-Líbro Mayor del Cuzco. (7)-Doe. 3~L fol.> el 6 del mismo mes. (6) El 15 de diciembre los patriotas cuzqueños estaban de plácemes con la carta que. El 24salió una expedición á Sicuaní (5) y el 17 había salido en expedición rumbo de Arequipa don lVlanuel Manzaneda. concl1rrió el Excmo. fol. lo intranr¡uilizaron sobremanera. (3)-Libro Mayor del Cuzco.

Al finalizar el año. 1816. 1814. (r) El 19 àe diciembre marchó á Lampa el Coronel José Castro y Peralta y el 22 del mismo mes. el Coronel Bernal condujo hacia Sicuaní á cLos Nobles de San Gerónimo y Chinchero> junto con los sarg-entos Santander y PortulSal al frente de sus grupos. se dirigen á Sicuaní. Triste presentimiento! El Capitán Juan María Peralta expedicionó el 24 CIe diciembre. expedicionó sobre Sicuaní que parecía ser el lugar que más atención reclamaba de los patriotas.lBrasil é Inglaterra> por Belgrano. (2)--Libro Mayor del Cuzco. fué enviado al mismo punto. marcha hacia el mismo lugar.- 119 - Belgrallo fué nombrado Diputado ante las Cortes del Brasil y España y se encontraba en Londres cuando tuvo lugar la reconquista del Cuzco. El Capitán Marcelino Nancay. y el Capitán Clímaco Carvajal. El azo¡. N9 24 Y «Relación de mis pasos y ocurrencias de ml viaje p. Capitán General. El 28 de diciembre sale nueva é importante expedición hacia Sicuaní. «en pronta marcha> se dirigió á Sicuaní (2) y el mismo día el Teniente General Puma€cahua se ocupaba de auxiliar la tropa de Chincheros que salía de campaña. fol. comandada por el Coronel don Marcos Chillitupa y formada por clos nobles y gente de las ocho parroquias> (3). formaba. al frente de 100 homhres. y es rt:Íorzado en ffuanoquite por el Capitán don Juan Collazos. de regreso de su misión en Yauri. 43. Señor J osé de Angulo. Las dos compañías de c: Naturales de Abancay > con los capitanes Juan Bautista Aldo y Rafael Guillén.n (l)--Doc. 38. . El Capitán don lldefonzo Raimundo de Unz:ueta.ue de H uancavelica y las entradas de la Bula de Santa Cruzada. al frente de un numeroso grupo de indios.. (3)-Libro Mayor del Cuzco. fol. El Teniente Manuel Torres el 23. según corte y tanteo que practicó el Excmo. los caudales del Gobierno del Cuzco estaban mermados.

-

120 -

las especies de efectivo valor allí depositados. Quizá si 110 se hubieran puesto en vigencia las Reales Cédulas, como £ucedió, la Hacienda pÚblica habría podido estar en auge, pero los principaks fondos impuestos á rédito en la Hacienda ya á favor del I lospital d~ San Andrés, del Colegio de Indios fiables de San Borja, de diversos interesados, la mayor parte reaJistas, la enag-cnación de bienes de obras pías, y caja de consolidación y el rédito también del Empr¿stzio Patriótico que hicieron diversas persa/" :IS, comprometió la Caja en más de 632,943 pesos. Debe;nos cerrar este ligero esbozo del gobierno de los pariotas del Cuzco-desde el 3 de agosto hasta el 31 de diciembre de 1814- :on do;; observaciones: la primera relativa á su manera de cond lIcirse y la segunda sobre el patriotismo de las gentes acomodadas d~ la Ciudad Imperial. ResÚltaron exactas las palabras de Angula al Virrey cuando le decía: 4:n(1abusaré jamás de la situación en que la Providencia me ha ::Juesto~, «no tomaré venganza alguna de mis antiguos ofensoresl> (d. Si no les dió libertad fué porque reunidos Jas miembros de su consejo, Becerra nombrado <Juez pesquizador 6 de vigilancia para que celase la conducta de los fieles defensores del Rey>, se opuso á ello (2). Habiendo recibido la renuncia de los miembro~: de la Real Audiencia, cuyos personeros estaban presos 6 pr6fugos, quería formarla con los abogados de esa ciudad <que después del trabajo de muchos años no suelen tener otra reCOffi)enSa que la miseria y desdicha>. Hasta aquí los patriotas no habían derramado una gota de sangre. La revolución no fué cruénta ni anárquica. Se recompensó el mérito de antiguos vecinos que á pesar de su actitud y servicios habían sido olvidados. A Pumaccahua, se le abonó en 2 de setiembre sus haberes de 2':; meses atrás. (3) Se libraron providencias para el sembrió y cultivo del taba(1 )-D Jcumento número 6. (2)-Documento número 46. (3)-Libro Mayor del Cuzco, 1814.

-

121

-

co, sin perjuicio de su estancamiento, asunto olvidado y de pública utilidad, que se había pospuesto por consultar la opinión de los directores de la capital del Virreynato, que habían establecido un moncpolio autorizado por el gobierno. Las misiones cuzqueiïas se atendieron de manera especial, Pumaccahua fué nombrado Patrono de aquella~ y se entrel:!aron á sus primitivos fundadores los dominicos. Cr) Afianzar la seguridad y prosperidad pÍlbJicas y adaptar la legislación á 12.5 condiciones del medio, fué la ohra abnegada. del ¡.;obiernc de los patriotas del Cuzco. Desgracia.damente, los intereses creados por la Monarquia prevalecieron. Los ricos propietarios temieron por sus cosechas y por la; ganancias de sus minas. El error de los patriotas de colocar frente al gobierno político algunas personas de abnegación realista, fué un factor que mucho daño hizo á su causa. Mientras en otras regiones, patriotas y realistas recibían valiosos donativos, los cuzqueños bien fuera por apatía ó por desinterés d<~los caudillos del movimiento. apenas si favorecieron con ereg·aciones el triunfo de la causa. Por eso es menester consignar los nombres de los que hicieron donativos voluntarios á la Patria: Agosto 9- Don Mariano Meléndez Páez . '$ " I3-DOn Matías Martínez y Fermín Zavaleta. ,,13-])onJuanJoséMiota , Setiemhre 2-Capitán Francisco Araillaga . " 3-Don Juan José de Olañeta . •• 20-Don Pedro Solana . Octubre loo-Don Lino Sanz . " 13--])on Francisco Motilva " " 20-Don Juan Canal . " 20·-Don Juan García . 21-Don Marcos Fortón .
0.100 3.000 3·000 5·000 2,500 0.100 0.500 0·500 0.200 0.200 0.200

"

(I)-Vide: Gubernativa.

representaci6n (Inédito)

del Padre

Hurtadp

á la Junta

-

¡22

-

~oviel11hre 3-DOn

Franco Zumalave,

cura de Yu0.236
0.600

cay ............•...............

9-Don Fructuoso López . " ¡q--Don José María Loayza. cura de Che" ccacup] . 23-Don José Acosta . Diciembre 6-Don Juan Hernández , , . CAcuenta de 4.000 que ofreci6) ,. J s-Don Baltazar Villalong-a . Don J oSÉ de Reyes en 3I de agosto hizo un empréstito de .' .

0.100 0·300 1.000

2.000

0.980

(r)

EJ año de 18'5 en el Cuzeo
La atención del Excmo. señor José Angula estaba contraída al arregk de la maestrallza y á llenar las necesidades de las di. versas se<:ctones de expedicionarios. Se atiende á 'fadeo Marchani. mÉ'dico y cirujano de la expedición de Huamang-a, para los gastos del botiquín de guerra. (2) A M••I'(:05 de Arriaga se le pagó el importe de 114 arroba,> de coca «para los indios que salieron al servicio de la patria para Jas pueblos del CoJlao:'. h) El 3 de enero. don Eduardo Navarro y Luna, cura propio de la doctrina de Capi condujo al Ejército de la patria cerca de 12,600 pesos y acude presuroso á Humachiri á recibir las últimas palabras del martir de la patria, del adolesc~nte Melgar, cymb'llim¡ St'culi,símbolo de ese siglo de furor y de sangre en los tiranos de amor y poesía en el alma abnegada de los mártires! AI ilustre patriota Coronel Francisco Monroy se le despacha en IfS de enero cal ejercito auxiliar del Oriente:. y poco después (r'-Libro (:;¡ l-Libra b)-Libro Mayor de las Cajas del Cuzco. 1814 Manual de las Cajas del Cuzco, ¡8q,. foJ. 5. Manual del Cuzco. ¡8I5, fol. 5.

16. fol. 14. el capitán Manuel Bárcena acudía á la ciudad con refuerzo considerable de hombres reclutados en el pueblo de Accha y el 21 de enero se desp~chó al Auditor de Guerra del Ejército Auxiliatorio de Huamanga. (I )-. Por método y necrología repetilIlOS este acontecimiento. Presentado. y dos dias después al subteniente de artillería Francisco Mendoza. (3) El I5. b)-Libra Manua<l de la Caja del Cuzco. El I I de febrero. Los cadáveres de Picoa¡. (2) El IC? de fehrero se despachó la expedición de Ayavirí baio el comando de Manuel Bárcena. capitán de cazadores y á los capitanes Pedro Coronel González y Faustino Valdivia. 1815. <como pertenecientes á la Arca y caudales de la misma Santa Iglesia Catedral con calidad de satisfacerle en e[ término de seis meses> la suma de cinco mil pesos.a y de Moscoso. el Deán y el Ecónomo Faltriquero de la Iglesia Catedral del Cuzco entregaban á las Cajas reales. El sermón fué una magnífica pieza oratoria d@1 R. yacian colgados en una horca eh la Plaza del Cuz· co. el Cuzco se sintió estremecer. donde estaba el ejército de la patria.Libro Cd -Mendiburu. rumbo de Andabuaylas. como hemos dicho.- 123 - !. el Coronel Comandante del Cuartel General de la Manual del Cuzco. tomo VI. foJ. El 30 de enero. rumbo á Yauricocha. de orden del I!ustrísi'no Obispo doctor José Pérez:. (I) El Coronel Matías Medina disciplinaba con actividad la 4:compañía de Morenos y Pardos>. don Juan Eucejo. cirujano de las tropas de Pumaccahua. los empecinados realistas. P. I8I5. Juan Pinto y Guerrero. La Junta Gubernativa asistió el 2 de febrero á la solemne fie~ta religiosa en celebridad del Misterio de la Purificación de Nuestra Señora.. . Fray Francisco Mendoza. del Orden de Nuestra Señora de la Merced.

don Antonio Oc'lOa. fols.. capitán Vicente Ante7. (3) Era insostenible ya la suerte del Gobierno del Cuzco. don Mariano Angulo. desde el cuartel de Ayavirí. EI. sólo las tres compañías acuarteladas. la segunda de artillería y la Plana Mayor. (2)-La conducta (I)-Libro . se entregaron 2. al saber ni avance terrible de Ramírez. De acuerdo con el Gobierno del Cuzco. En estos meses de febrero y marzo. 12 Y IS.I uan BO-La para la habilitación de las minas de la Patria (Santa Cruz y Nuevo Potosí) en el partido de Parinacachas.ana vigilaba la fundición de los viboro'1es. El 22. el curso de expedicionas requería un gasto exhorbitante y después del fusilamiento de Picoaga y Moscoso. El 20 de febrero Sé: conoció en el Cuzco la derrota de las armas en Matará y Cuesta del Incay el avance de las tropas del General Ramírez. sino el de la pluma que discute con serenidad las conven iencías de los pueblos. La falta de armamento. 1815. á aquel General para entrar en arreglos decorosos y conseguir la pacificací6n n. Manual del Cuzco. Se señalaron contribuciones provisionales y se diá una asignación á . y los triunfos y matanzas de sus tropas.:) por media de la espada que triunfa en el momento y luego languidece. la de Paucartambo. Vicente Angula había oficiado. ilustre antepasado dei antor de estas líneas será lema de un artículo especial. importaron 292 [ pesos.000 pesos al Intendente proveedor de la Divi3Íón de Pumaccahua. Comisario de Guerra de la Divi siÓn Béjar. el Erario luchaba á porfía por cumplir con todas las necesidades y compromisos.28 salió el capitan Miguel Zegarra conduciendo á los mÚsicos militares para el Ejército. de este militar pundonoroso. salía al partide de Abancay á re:lnirse con las tropas auxiliares de Huamanga. el 27 salió la expedición del oriente con el subteniente Mariano Meza y el teniente don Francisco Valdivieso (2). ('1}-Documento número 25.- 124 - Plaza dd Cuzco. (I) E. el 28 de febrero.

facsimíl~s d~\cs patriõtas de 18 14· .

{ar y el 10 el fusilamicnto del cuasI octo¡. j"lImaccnhua. El Comandante Melchor Url. .12 había militado con ellos habría de poner"e al frente de las indiadas que. inconscientemente. (3)-Diccionario àe Mendiburu: El Capitán artículo Chacón Becerra..\' se separaron para unirse en la eternidad.ey serían perdonados. secundaron sus propósitos! Don José :'Ihriano de C~arte hahía cumplido la consigïla del Virre:-'. Confiarcn demasindo en la lealtad de los oflciales que hahían servido á su.IJo.-\mérica.). particulares. El :.-p.calde. como un leó:l en las selvas de . El General I{amí rez avanza. el Coronel don l\Tanín Valer.125 - José i\fanuel !{i\'cro \'igilaba la fabricación de .ll/lol/l's. unidos con los lazos má:: íntimos que pueden unir á los hombres: !a ~omunidad de idea. El 1 r tuvo lugar el encuentro de Illlmachiri y el sacri. licio del adolescente i\fel¡. órèencs. Oll'oi. es ahora quien res¡Jonde al sanguinario Harnírez invitándolo á definir la cuestiÚn no por medio de la pluma sino en el campo de batalla (1).10 de marzo ell la quinta «l'uquil'» propiedad de Chacór.::ahua. i0ué hahían de creer que ese ll1i~rno día y aquel mismo a. y Becerra ob:equiaba éste patriota (l ~us amigos Béjar y Angula oon uni! fIesta c. (2)-Documento número 27.·.ina eSIJedicionaha á (}ui<. que en 1:-. l\amírez sabía hien que sus bayonetas humillarían la altivcz C~) de los patriotas inleri~Jres en disciplina y arIllamento~..:enario Pumac. que sería la Última reunión de estos espíritus fuertes.o y ~entirnientos. Ignoraban el saplicio de "felgar v de l'umaccahua .~uI11ento l1límero 26.IS y demás necesarios del armamento. ¡Jero no en ardor bélico. èe encabezar la reacción de los realistas y el 20 de marzo es gohernador l'leI Cuzco. (1). Lanza proc lamas por doquiera que pasa y á Vicente Angula Je responde q~le sólo rindiéndose á la tropa del I\.juijana y para "ubvElonir á estas ne~esidaJes se tomaron lonjas de la ~aia de depósito.

el 23 de mar~0. 29. La independencia del Cuzco y el gobierno de los pa~riotas hahía durado 7 meses Y 17 días. 28 vita. y parte al finado insurgente don :Vlateo Pumaccahua. que el 25 hizo su triunfal entrada en el Cuzco. El 18 se cllm\llli@ la fatal sentencia con el infortunado Becerra. desgraciado prevendado don Francisco Carrasc6n quiso librarse de todo castigo y ohló 50 pesos. foJ. El. . Aqllel J'. fol.- 126 - Triunfantes las autoridades realistas. I8IS. del Cura de Chincheros. (:.egidores realistas Francisco Borja. Villacorta. <227 pesos '01110 correspondientes. (s)-Libro i\Ianual del Cuzco. (4:-Los patriotas quisieron recuperar nue\·amente la ciudad y Ull:> de los que más se distinguió en este inte ••to fué el pardo Lorel'zo Santos. fueron apresados en Zurite á 7 leguas más ó menos del Cuzco.rito se ahogó dentro (d-Lihro l\fanual Cuzco. pero el IS de ahril se le apresó en la cárcel de Corte y al preshítero Ang-ulo en la cárcel de San Francisco (2). parte de las contrihuciones provisionales de los indios de aquella doctrina. fol.rciso López de ~eira y Buenaventura Loayza fueron de los primeros. seglÍ n se aseguró por las gen tes de dicha población>.~).ral Hamírez. don l\lanuel ]l. Melchor l\Iinauro.I-Libro l\lanual Cuzco. (I) Luego continuaron los donativos para la defensa de la real corona y los H. don Luis Arteaga. recibieron. 29 'lHa. Los indios de Carca condujeron á los patriotas pnslO_eros (3) y d 24 salió un extraordinario llevando al Excmo. ~Il. Virrey don J osé de Abascal la noticia y del éxit6l de las armas realistas. Lo!'. 3. y Gazeta de Gohierno del 16 de mayo de 181 'i.linauro. y á Béjar le tomaron más de . foI. por algunos vecinos. I~I5.OCO pesos ('i). Simón Bobadilla. IHI5. ÛL (2)-Libro Manual Cuzco. que sirvieron para las fiestas en honor del GenE. 1815. :\ngulo y Gabriel Béjar que abandonaron cautelosamente la ciudad con algunos leales después de la contra revolución (.

cumpliendo su misión. por sÓlo la Slíplica del Obispo L. y sus almas IJ:. de mayo entraban las fuer%as de Hamírez al Cuz' co despLés de ï mese~ de campaña.- 127 - del Virreynato del Pení. en repres. lo cllal se cumpli6 ~I 2') chi mismo mes. ])os días antes los hennanos An~ulo entraban prisi:meros y entregado~ á lIna parodia de CO. Las ejecuciones continuaron en los sj¡!ui(~ntes días.lrísimas de amor patrio volaron al infll1ito á recibir el premio de los esforzados del ideal. Qué distinta conducta la de los patriotas! Ellos.dia del fusilamiento de los patriotas en Arequipa. respetaron hasta al tralelor Arriaga.1sejo de Guerra. Pali7.3. los sentenció á. se hallaron aislados. El día 2'. . la últil1a pena. . que empleó trámi~es \'erbales.. y los perlla:lO.\" la ejecllciÓn de Picoag-a yo Moscoso fué solo un lunar triste.

í los Dragones de Tinta para custodiar y conducir al prisionero.] orden á lo" ¡. á donde PU1l1acrahll<L cell \111 pet}ncño resto de S\1S derrotadas tropas.. .te partido. así corno al Virrey y al GClleral e. para leTantarse contra él y practi. despachando en el acta .' l}ne temía toda\Ía a¡gUlla. (:2) En la l1añana del día siguiente el desgraciado Bri~adier Pumaccahr a era presentado al feroz Ramírez.lllehlos subIt vado" y aÚ Il provocar una reacciÓ¡1 expontánca de ellos CIl f"vor de la cansa realista..: resistencias de los nuevos puehlos que se bal.1 jde del Ei.UTa (I). lo recibió con toda atención.-revo]ución en favor del Rey. quien. C¡)-lliario ne las operaciones del General Ramírez. El odioso recnerdo de estas existía todavía vivo en sus habitantes.íall adherijo á . se dirigió para reorgallizé¡las y llevarlas á la defensa del CU7. car su caIY.a sn triunfo:. no perdiCl Ull m0Il1C¡1to CIl COI11Unjcarlt's Sll relerido triunfo. Tal sucedí() en el partido de Tinta. 1\la)'o 1815. que no eS\Jera[. SiCIU¡'1í. que en fuga por dicha villa. El je:e eS\Juiiol se promctía reducir así k.- 128 - Ham:rez.a -t:l'Jo]uciÓn cuzqu6ia. c:Gaceta de Gohierno~.> cuantos vecinos de l\Iaranganí. al decir de¡ los panegiristas de ((ste. En ca:nino del Cuzco desde el 13. quienes aprovecharon la ocasión del tránsito del Caci.:rcito dd .co.Alto PerÚ. por cuya razón P'ùmaceahuil h~hía retrocedido desde allí para reprimiria cometiendo al!Su nas v olencias. hahía intentado días antes una cOlltfé. A(lud. cabeza de e. recomendando á su tropa iguales consideraciones en sn favor. (I )-Lo captnráron uno. Ramírez recihi6 el 14 la noticia de ta:") importante captura.

tL'ha á la ciudad (I)-Doc.tbeza Pumaccahua. ql:e se avist{) 1. cuzqueibs luga mcnos ciudad i:lfortunados ~ido capturados el Je) caudillos en su del Angula al veridejar que habían en esta del Cuzco la reacción. debilithtl call l.t qnc. al CU7.uicnc:ias juzgamiellto del infeliz Ile~ado }')l i~:\~ier La mi:ill1a declaracit)ll I11. su entrada aceleró triun- su I11.)o que por de esquinas salían de la por y de entraba la c. ::n el s. los le dir:- git) este Teniente hn:llillantE' General?:> apóstrole: ¿ 'lu": ¡je es lo q . destrozado brazos á Arequipa.t á la inùependencia fué decapitado.lichado Ell e¡)igrama aludía al vcqiJ:J de cordellate 'jUlo prisionero. sIn embarg-o. hal:ía cné\ndo lénith prcnsa realista I{amíre7.Í. dui verdadera delincuencia .1da a: Ccmal't!nn(e y sometido de n¡~ 'nicio.tr las ap.~ él usted? COll un título.¡cca]¡u:l .jar. á un consejO revela de ella. é~(e eiército to:n.:. donde ?'\ü teniendo que temer verificó del Cuzco. . (r) '..l:J de ('ondecorars. de ulla de la. la victinaciÓn (bu se. :\" .t I!. que no podí.'[1. no ticm..'encedor el 17 á Sicualia podía el que haI..ervicio los Últimos real y qlle su cadáver querido vid. ]0:. j.¡.1.d desgraciado «Señor Donde :\I:trqnés e~(. del PerÚ.:vo]nciÓn cacique. una de las El 23. el ('e:. el ac:o (itle fu(~ c:l(rcgndu sC~(lían al guerrilb~.\~o y uno trofeos.i l'u¡. verificvrse á la noticia Eanlírez de la derrota ya nada imperial.~ .11 clé llcn.le le ha ~uceclido bordados El sangricnto lle\'a. cabeza grientos pÚhlica de fuese.:.ÍS se !lll~.{ la edad del días de de sus ejército S\1 77 años.ía para retarhahía de su enviar como su san- el eitrcito l)lll11~~caLll.- I ¿l) - La mi~'m. gnerra. En la plaza envejecido ccnsagmr patria. Caci'lue. 1'.]¡tcler noticias y partidarios ljue que LI de la situa- la r. Se. al mismo plaza otra Et.t corno ní.CÓ en dicho ción ckI (:1:7CO. ficarse de Zurite. de Lirna cuenta.]' de y .

Matías Gonzáles y el escribano . :í. T. Poco después Jo fll(~ el .::\ ejecución de Chacóll B::cerra tuvo lugar el li) de ahril. 11. para saciar la ~(:d de veng-anza del implacable jefe peninsular. El 3r lo fué Tudela. 1 ~ .-¡ sesudo Yi rrey A bascal.'). Tanta:.I osé Agustín Chacó n y Becerra fueron pasados lur las armas f~l 29 (2). ~o alg-unas le~uas á recihirlo. presidió el consejo de g"uerra permanente que s€ntenció á muerte á los principales patriotas (r)..iento y avecindado en La P_z.ncavelica.g-eneral Paz. pá. Los tr3s hermanos Angulos.- IW- fa! el 2. II.? \ïde. peruano de nacilr. al no mediar la clemencia (l. sin embargo. Vidé: La sentencia condenatoria en el Diccionario de l\Iel'diburu T. Las pl isiones fueron numerosas y á ellas se sig-llieron h~ castig-os m is ejemplares. T. ¿ Becerra estuvo complicado en la revolución de I Ko:. . hecatombes no eran bastantes. Béjar. Il r.tuvie(I)--:'IèlldilJUro. "Gr. todos los que en la presidencia del Cuzco. Sabedor éste de la ejecución de los principales cauùillos dd la insurrecciÓn cuz(jucña. pág-.cola. PUllO y aun los de! Airo PèrÚ e:.).man~a y l"lH. ¡rèœdido de todas las corporaCIOnes. (2)-1. que habían sali- LáS represalias ~' el martirio de h rc\'o- La pn ~~'Ilria d:d ~:1n!![¡e!1to v¡>ncedo[ en la cUila lución no podía dejarse de señalar por las más sang-ríentas persecllciones contra todos los que ciirecta ó ind ¡rectamente habh n tenido algTn<l pute en ella. que la" habría Ilc\'i¡do más lejos toda\'Ía. por la que ofrecía indulto y absoluto olvido de sus delitos.!. intendencias de Hu. El coronel Hamón Gonzáles Berned. el 14 de abril expidió una proclax&. Documento histórico de Odrio. no obstanto~ FU rendición en I I uamanga.

j compuesta de don . y se hace tanto más oril{inal cnanto más se r~tiran. porc¡ue se persuaden t')dos Llue las contribuciones á que se les ha sujetado. ejercitab3.Jitante~ del Cuzco.)! -- sen en armas contra el lxe)'. se nombró otra comisión militar.')!l véase lo Llue dice don Domingo Luis . para jU/~g-ará todos lo~ sospechosos ó cómplices en la insurrección. son dictadas por mí.' ri ()¡fi() popular. Ramírez. á quien no Ljuedaban más cauezas revoluciollarias Ljue cortar y distribuir como trofeos á las principales ciudades del Sur del Pení. cOl1cedién.~ . ?\lielltras tanto l\amírez.- J.loles el plazo de dos meses para efectuar su sumisiÓn y haciendo un nueV0 y sincero juramente de vasallaie al l{ey. su saña con algunos otros actos de terrur que. Para llenar este dollle li. Esta comisión fu. al mismo tiempo que llenaron tall odioso objeto.-\ propÓsito de esta contribuci.) p~r el señor l{amírez de primer V')cal de la . y alejan de aquí los hombres de bien.luan de Vias Saravia. me ha conciliado él/(UIlIIIOIl.I anta Económica. cuyos actos se reservó el derecho de revisar el jefe español. junto call la comisión eS junta encargada de hacer distribución del cupo.anizar y equipar su ejército para reg-resar cuanto antes al cuartel g-eneral de Pezuela. le ¡Jrocllraron los medios de reorg. donde ya en muv necesaria S\l presencia. En la proclama que al efecto dirig-ió á Jas haJ. y por que tal vez mi modo de pensar 110cOIlvina con ellos. (1)-. sinó cl)mo U11derecho á cuyo precio sólo podrían obtener SN perdón.~stete en el Documento \:') 45: <\Ii existencia en el Cnzco es cada día más peli~rosa. les presentaba esta expoliación. y la comisión que ~e me di.lI. no sólo como una gracia del saqueo Llue ellos habían tenido 6l~ los vencedores. cuya cuota se reag-ravó á los sindicados de simpatíOl ó la más pequeña colaboración á la causa de los rebeldes. Cno de esos actos fué una contrihución (I) 6 cupo forzoso á todos los habitantes del Cuzco. Las veces que bajo de mi I lacienda de GU<ll11butio me llenan de pasquines.

tel \"enero. á la batala de H umachiri y á las acciones de la Apacheta. de Vivero. Lima...-.Julián de la Llave. Vide.ul'. don A~nstín Venero. Como tipo del modo como ella desempeñó sus atrihuciones c6mo ejer:iÔ H. limpieza de las «calles Call Sil g-rillete. pá.te proceso se~uido contra don !vrignel A~uilar «~"resultando de él. «entendién. clan Mariano G(lmez y don ~ecretario.Juan H..amírez .lose su prisión en ésta.~ (z)-Había sido portero de la Real Audiencia. á la de Arequipa.Julián .-Macnuel Pon cerrada. Ag-nstín Ga«marra. eïercitándose en unos oÜciCls los más hajas «y odiosos. escarmentando á sus autores "cómplice. todo bien examina«do. haber practicado entre los revolucionarios «de esta provincia nnos comedimientos que sindican su adhesiÓn «á esa cama infame. y condena á que el re«ferido ilri¡:nel Agnilar sea penado á la prisión de un añil entero «en los ohnjes de esta provincia donde dltberá" pur¡!ar s¡. secretario. de Lavalle y D. r5. eG'llería de retratos de los gobernantes del Perú:!> por r.- 132 - don . etc. destinado á la.amírez sn facnltad de revisar los fallos.-luan de Dias Saravia. con lo demás que resulta del expediente: oída la «conclusión del I1scal y defensa del padrino. r893. la que certil1co. l\I. lia c::Jcden~ldo la comisiÓn militar. Marchó á las órdenes del General Ramírez y concurrió á la toma de La Paz el 2 de noviembre.-Al'ruebo el aHto pronnnciado por la comisión milItar. secretario. -Cnartel General del Cuzco y l\layo 22 de Clí'15. e¡) don l\'Ial~uel Pedro Francisco Hern:ra. .¡ delito: «¡Jara lo que devuélvase este proceso al señor General en jefe «de esta e::pedición.. CaIola. .Juan Ne<poInuceno Lim. y para su cumplimiento pásese al señor cPre"idenk Gobernador Intendente.» (¡)-I:slUvo en Moraya pidiendo ~marchar á combatir la rebelióu del Cuzco hasta extinguiria.le la Llave. Pedro Francisco He«rrera. Cnartel General del Cuzco y Mayo ¡:-" dE~ «ISI5. :2 ) . i\Iariano Gómez. he aqní uno de ei los y la modificaci6n hecha de él por el vencedor de Hnmachiri: «Visto e:.-Es copia de su orig-inal. I" Gamarra. A.

conforme á SllS clases. en testimonio de rc"peto y g-ratitud.¡reles recogidos en los campos de batalla contra los insur~entes de Buenos Aires.)Gll1posas e'\equias el 8 de abril. obsequiada probable. los dos principales trofeos de sus victorias. Intendente de la hizo celebrar el 23 de abril una solemne misa de grao . El 13 fué restablecida con no menos celebridad la Real Al'di~llcia. con la gracia de poderios vender ó desprenderse de ellos á su arbitrio.1andante del primer regimiento don l~amón González Eernedo.- 133 - Junto con el casti~o de los culpables debía practicarse el ·¡Jremio ó recompensa á los vencedores y el honor á la memoria de los que habían sucumbido en servicio de la causa realista. se ofrecieron ellos mismos á venir á sujetados á la razón y obediencia del soberano~. En Arequipa el Brigadier don Pío Tristán.dió cierto J~. que .ímero de topos de tierra. á ~aber: el estandarte que se les tomó á los cllzqueños en Humac!. al COr. ReCOInpenSas A los realistas Abascal. en premio de sus sen'i· :ics.¡trépidos oficiales y soldados del ejército del Alto PerÚ.)or no ver marchitados con la revolución del Cuzco los copiosos J". Los cadá\'eres de Pico<1g"a y Moscoso fueron exhumados y :nslad"dos al templo de San Francisco.:ri y el uniforme de don . Al Virrey de Lima le remitió Ramírez.José Ang-ulo. como lo indica su leyenda: <Viva el valeroso restaurador de la Patria: de la relig-ión defensor y terror de los injustos mag'istrados~. prOVInCIa. en cuya presidencia se colocó. donde se les celebraron . les concp. en decreto de 13 de abril."l1cnte por el Cabildo del Cuzco. los que no quisieran radicarse en el partido en que se les hiciera la adjudicación. Parte de este uniforme era una banda. <en reconocimiento á los i.

Cono. los consa~r6 il<{ualmente á preparar el re¡neso de sus tropas.as infortunadas víctilPilS de la rebeliÓn del Cm:cc. Para esto le era nece::. de las partidas de PUllO se confió á otro jefe.ltrofes.dvaie ferocidad. d iri~iéndole un men "a¡~ de felicitaci'}ll el 23 de abril. el carro triullfal de la victoria>. ¡'Illico caudillo sobreviviente del ¡.r algllrlOS días después e. . los cuales eran alentados desde Larecai? por el infatig-able cura ?vluñecas. Desembarazado de este modo su tránsito. que recibió pronto la lI(Jticia de la dispersión de esta y muerte de !\Icodoz<l. pudo Gon~ález continuar Sll marcha al Cuzco. cuyos antecedentes lo señalaban para tan importante comi. ell que llamaba lÍ l\amíre~ <el r~taurador ciel Cuzco. haber sidü digno lugarteniente de Ramírez. Fué este jefe el Coronel de 1\Tilicias don Francisco de Paula González. con los actos de la más g. á quien para distinguiria del anterior.co. Pico3g-a ) el Intendente :\Ioscoso. el ejército y l"s poblaciones lo bautizaron con el diminutivo de su apellido.('S al afortuuado vencedor de II ulllach iri. En cnyo socorro se mandó un destaoamento.\eqnias pOI .- r~+ cia por el triunfo de lIumachiri . el que ha !levado. el libertador de las cuatro provincias lin. reor~anizando la administración y reprimiendo la insurreccióll. El Cabildc de Arequipa hizo objeto de sns ma!lifestaciol. La pacificaciór..:-ran alzamiento de la madrugada del 2 de ag-osto.ión ~. No fucron éstas Jas últimas ovaciones qlle recihieran jas paciJicadores del CU7. cuyos hechos posteriores probaron. de la apurada situación del ejército de Pezuela l(ls tres meses que pasó eJol.ario poder dejar a!lí una ~uQrnición y' aniquilar al mismo tiempo las bandas de insurrectos que toda\'ia dominaban en mnchos de los partidos de PUliD.edor Ramíre7. por donde qUiera que ha pasado. especialmente en Azáng-aro y Carabaya. Para lo primero cOlltaba l{amírez con las fuerzas que á órdenes del talaverino don Vicente González se encontraban detenidas en H l1al~anga por los restos de la expedición de MenJo~a y Béiar.el Cuzco.

e:desórùenes de la anarquía. Era minahan grientos lIe! Cuzco. las de dOli su digno fJrotector. del si~uiente modo: 4: Después de la derrota de « las fl1er.neJores de la causa realista. segÚn lloell su alllla los arranques de su astucia:r de sus sanodios . habienJo excediclo sus atrocidades á. era Opillió¡! lllUY válida ljue lo. Ramírez le dió el título de fntcndente <. COll at¡ nel ¡Julso y prudentc com.~as del Cuzco y Puna en los altos de La Paz y en las «orillas del :\Iauri. comisionados reclamaban. «de Ja que más adelante se felicitaba el mió'ma Virrey)}. ClIYOS vecinos armados contra el IlItenoente por las faltas. corno exponía el Ayuntamiento al' e: Virrey. coma lo referiremos pr. dispersos 4: habían llùvallo muchas armas á los pueblos. los cuales por I. al pueblo sólo.- 1.'en de su nombramiento lo refiere García Camha.ejo que la llled ida. e: qlle le atribuían.lez. Tal (ué d lll. mirada torba y altiva.. Como el e: Je Capachica. al efecto y la iujustif1cable la pacie. la misma capital de Pu-e: 110. se~Ún refiere don ~lodesto t::asadre. en el partido de Il uancané. c: la eleccióll de Gom:ález ¡Jara el maudo de la provincia de PUHO.5 - El ori!. El jefe superior c:qne Ill¡Uldaba ell PUllO 110 había proccdjjo á la ejecución de c: esa orden. .]tiro 4llC produje... dejando entregada la [lohlación á la suerte y los. GonÚ.IZ0.¡cia conducta de los veci- exasperó de Capachica.I~ l'uno y ning-uno mejor qne él podía secundar ~n 5\1 ansell-cia su sangrienta persecusión á los rebeldes.>roe: videllcia general se habían mandado recog"er. Pumaccahua. ell ~ns ilh:rnOlias. y aUllque había tcnido antes vínculos con. alcanzó la convulsión il. de· fueron allí sacriticadus Illás :le ¿o hombres leadescontento no se circuuscribLl. se había hecho UllO de los más fen·jentes sostl. lo rednjeron it la triste necesidad de aballùoc: nar sn puesto. Para fê. I lahia militado ell la call1jJaÎ'ioél Je Huamallgi'\ á órdenes de Vicente Gon<.. e: nos del pueblo c:cuyas resultas «les. c y las circunstancias c: Je lo. COll fecha 23 de 11l:l.':'xin<lmente. naturaI' de corta estatura.cilitarle su odiosa comisión el Brigadier Trist:íll- .ilez.

hasta el 25 de Julio en que Pezuela recibió en Challapata la noticia de que ese día se incorporaría en su cuartel g-eneral la victoriosa expedición pacificadora del Cuzco. Guarnecido el Cuzco por Vicente González y terminadas las mencionadas disposiciones para la pacificaci6n de Puna. de este honor los pacill.000 pesos. Formado éste en cuadrilongo el referido 25. dice Garcia Camha. á fin de hacerse perdonar su anterior conducta. RamíJez resolviÓ su partida. recibió con los honores militares á sus valientes compañeros. tomó sus medidas para que recibiera su Úl- Ella c::ra merecida por los que después de haber cami nado más de 53D leguas. emprendió Ramírez su regreso. Dignos eran. se resolvieron á no ahandonarlo. á quienes había animado la esperanza de quedarse en su país. de que tanta necesidad tenía en ese mollllCnto el ejército de Pezuela. Las nJmerosísimas hajas fueron llenadas con reclutas y el 9 de J unie. que unlo á los 95 de Chuquibamba. vol vía con 300 y más plazas de las que sacarOll de Orllro y un contillg-ente de 150. á quienes el terror hizo ofrecerse para este servicio. Su tránsito rápido por Puno y la Paz no se distin~uió sinó por el reclutamiento con que fué engrosando sus Jl1as. lo auxilió con 100 hombres. Los leales cuzqueños. . y todo géner::> de artículos de equipo. pues á su juicio esa gloriosa expedición ocupará siempre UIl lugar muy tlistinguido en los fastos militares. de Puno. á pesar del i>ai~O de su ajuste y de todo género de promesas que les hiciera Sil General.Gobernador de Arequipa. Inmediatamente tima ovación. cuya aproximación fué la señal de una espantosa Jeserción en sus filas. t:adores de La Paz. á quienes el jefe de las tropas reales del Alto Perú les dirigió entusiasta proclama. de Arequipa y del Cuzco. despidiéndose del Cuzco y jejando alii el odioso recuerdo se sus sang-rientas represiones.

Todavia existian l\Iuñecas.ente y sostuvo la illsurrecci(¡n. debía nHntener levantado . Las semillas arrojadas por los revolucionarios de 18q y fecundizadas con su generoso sangre debian continuar fructificando. y la fer0z persecusión de los tenientes de la Monarquia 110 podia más que aplazar su gloriosa expansión. la expedición de l{amirez es digna de tales elogios.:. ni los patíbulos de Sicuani y el Cuzco debian ser los últimos ell que los patriotas peruanos consagrasen la libertad de su patria. Yauri.ndese fre.el e~-- tandarte de la revolución cuzqueña. Los restos dispersos de las huestes de An gula y Pumaccahua habian jurado vengar la sangre de sus jefes. y tuvo la suerte de escapar del amar~l) y decisivo contraste J:l Ilumach:ri. Becerra y Carreri para derramar su sangre y ofrecer sn cabeza por conquistar la independencia del Perú. La relación de sus desesperados esfuer7. uati¡. Los inelios Je Pichi¡.'tircs de la.1. Carrión.- 137 - Bajo este punto de vista y el de la causa colonial. Los Ùltirnos nui. y mientras no sucumbiese el último de ellos.0s y su glorio~a muerte son el más digno epilogo de la histeria de la revolucióll del Cuzco de 1814.[uñecas se illcorporú á las tropas de Pumaccahu3.u.:.ornada Después de la derrota de Achocalla. Ella salvó por el momento la monarquia de uno de los mayores peligros que hahia corrido hasta entonces en el Perú. En I1umachiri 110 había sido esta vencida definitivamente. Pero este triunfo no podia ser de gran duración. (oporaque y Checca se sintieron ultrajados Call la muerte . Con algunos di"pcrsos corriú á las provincias rie PUllO ell las que reuniÓ ¡. ~Ionroy.:uelltcmente en el partido de l-Iuancané y Larecaj'l \" excitando el elltlls¡aSrllO Je los puellIos. el ardororo presIJitcrG dOll Ildefonso ).

Corollel Got1zá. (3)-Lihro 1I18. (¡) Estos les salen al paso. Cd-Libra "TalmaI de la Caja de Puno.ril había salido del Cuzco para Puna la ex-¡'edición al m.\stete para que salvara los libros de cuentas y ~Igllnos objetos.:lera la fuerza del número y de! armamento los abate. Los indios defienden con galgas su posici. El .illl se vuelven á unir y .íll. 1. fol.. 29. ¡SI'::.rando. y antes . y se sul'!evaroll. ~\' 35.e alejan al ele\'ado S'lll '<'.". ~fo deiando 1\<tS de una centena en el campo de batalla. micnt¡as . s~ hallaba pacificado del todo.EJ G de al. «Libro Caja y Data de la Expedición de Ramírez» IRI4-IKI5. Los indios que .perlas con s ~l :ruz de diamante:!>.I'udieron escapar del exterminio de Still .--Y Dic. entró González á Li\'itaca ignorando el estado de los pueulos vecinos. 1 r. (4) ])ebiendo reparar el armamento. comisionándose al indio Mariano . 1\'.{ol. Puna.lJ.)n en Capachica y temerosos de que invadieran la capital completamente dcsguarnecida. .. iU caballerí~. ¿i\·idida en dos grupos los estrechan por los coso'. donde los realistas circuIlve- (1). jefe de las tropas realis~as destacadas el'.:i. Mcnc1ihnru.. de caer en pJder de! enemi~o se precipitaron en la corriente del . fol.nual de la Caja de Puno por el afio de 1315. atraviesa el lrul.>amba en persecnción de los rehelùe~. (2)-])OC. (2) U'\wo. El 13 de marzo esta· lIó la revolu.10 de Capachica r estar amenazada esta capital y de estar en d mismo caso Jas demás autoridades y emple~dos. . el caudillo Inca. del depósito particular «CO:l una gargantilla de . ~'. se remitieron al Cantón Jel DesaguadEro los recursos de las Caias (3). por hallarse «el vecindario €l1li¡.lez se prepara á desalojarlos del mo:¡te. . .d\do del Coronel González. 12. pág-. oambian algullos disparos y .á fortalecer 3l(S filas y obtienen dos consecutivas victorias en los alrededores de Chumbivilcas. :: haberlo hecho yá el señOf Gobernador Interino al an~anecer de este día call motivo del deg-ueJlo hecho en el pue1.- 1:\8- -ominosa de Pumaccahua. 149. El Corollel Fralcisco de Paula González.cTlI para la defensa.os del rie.

recibieron á sus e:lemigos con lluvia de artillería. á CuriÓn y á .ále/. jefes y un religioso de San juan cie Vias (3). L pá~. (1) es ahora su caudillo (2).esto de exting'llir por sf mísmo su preciosa extistencia á la vista de su:.ldidos más de 1)0 soldados y 150 prisioneros. pero la táctica militar no se in.tt1p¡etamente por las aguerridas tropas de González. T. pero Jos rel"eses siembran el desaliento. El 2{ de abril Ileg-ó á Ya mí que era el centro de los pueblos conmovid0s. nÚmero 30.) un refl1erzo enviado .'i más ele los caudillos.-Documento (3 -Documento Ilistóricos de ütlrioz~)b nÍlmero 37. entre ellos al>f:1I1O. Los derrotados corriéronse á . al Virrey de Lima.-- 13Q - vi:1ieron á detcnerlo. Cr -Documentos (2 .:lOS tulos.eliSión ele 6 leg-lius que los perseg'ui han quedado más de ¡DO cadá \'eres en casti~o de su obstinación" decía González. siend:¡ batidos posteriormente e!1 CilLnsaya y Chiapata. y el 13 de abri I las tropas del Coronel Gon. Batidos '~(.\lIdia. El 2-Ó ùe mayo excursionó hacia Pal1carcolla donde los patriotas Francisco ~'Ionroy y Tomás Carreri lo esperaba para disparar desde los Últimos redu<:tos sus cañones y.. ni el triullfo es siempre de la buena cansa. perseguidores.1. compañero de Turae Amaru. Coronando las alturas del pueblo.p. Anselmo . que fueron inmolados y sus c~J)ezas cc!ocadas ert los pueblos Call el objeto de escannen('. <En la ex.usiJes.:i~os al \'crse acosado por las partidas que iban en su persec'lciÔlI: tUI'O el àc!mirable p.000 insurgentes. 1.mente derrotados. El pa:riota Monroy 110 habria cie morir á nlano de sus ene¡. Para usufructuar de la victoria el Coronel español queeló en Paucarco:la ilasta el 3 de juuio. se atrincberaron ell Asilla.)rovisr. día en que logró prender á Carreri. rccibl. . descendiente de" GerÔnin: o A ndin el rehelde. pero !"r:eron nue·.'él. quedaron tè. GOIl/.átez los bate en Tucto y el 19 los alcanza entre Livitaca v Calalli.\Úngaro donde había cerca de 2.

á :Muñecas. nota 3. <El Comercio>.- 140 - por Tristán:) en Carahaya..1 tiro por la espalda. y sobretodo del insigne Ildefonso Muñecas el más digno epílogo de la Historia de la Re\'olu· ción del Cuzco. E) docor Lorenzo Vidaurre (2) dice de este insigne patriota. 7. alcanzó y batió á Lueg-o volvió á H uancané á atac. pero las acciones de la Apacheta. González hermano del compadre. Carrión. Los mismos enemigos se a\'ergonzaban de este acta criminal cometido en la persona de un eclesiástico que amaba á su patria y la quería libre. once días después del fusilamie. Cargado de grillos lo traian al PerÚ. Ca.r Esta figura ilustre digna de ser estudiada con detenimiell¡::J. le disparó u '. otro grupo d~ insurgentes. de C01limari (4 de febrero). por 500 pesos Y una charreteŒo En el sitio donde lo victimaron existe un mont6n de piedras y una cruz tln memoria del hecho. de Soralucho (7 de noviembre). de Caiola (25 (z)-Se dijo que )J. por el Coronel A veleira. (I) Se calificó de casual y fortuito este suceso en el sumario que l"e mandó seguir para averiguaria.ltoo de Prado. cuando el ï de mayo.r6 fueron fusilados 14 de sus compañeros de armas. Lima.J>isCUrl¡Ocontra la modificación del pn~yecto de Constitución. se refugió en Camata (provincia de Larecaja) en casa de su compadre l\1anuel Gonzáles que lo entregó á los españoles por 500 pesos.rreri... en el sitio de Pato. Santiago Prado. pá~. c:al saber que lo iban á asesinar. Verdaderamente son los últimos esfuerzos de Monroy. que. 2 r de marzo de r BS9· (2). El 23 de abril de I'. después de la batalla de Yíluma. suplicó se le diese tiempo para hacer un acto de contricción: no se lo consintieron esos feroces>. un tiro que salió de la escolta lo dejó tendido en el suelo. . sn Patria. hallándose en un paraje entre Tiahuanaco y Huaqui..

Ioriosa jornada (I) comenzada el 3 de Virreynato del PedI.i:!eIllcs José Antoniú de L:lva'ie. ¡:c. pág. con el patriotas Salas.- J4J -- de enero de J.'lJ6) y fusilamiento de los el fi n más exacto de agosto de 1814 en el de Pelucha en marzo Jel mismo año. de! l'Crll. 15. Galle~os y otros. (I )-Galería àe Ins Pre::.r el doctor Jon . señalan la ¡:.

) (¡) .' -/ ./ Illoral /1'.'.anizadür. que entonces sucumbieron..ente óe I ~2::. Ciudad «!a.t .~"I.II/.¡.1/ /11. de este acto legislativo de justicia.¡.\·~.I'.'.' (I '¡ . A ¡::-ui lar y Pu maccah ua. l' .\1111<1 "irtuosa.'! /¡lni (21. ... es necesario que la gelleraci()1l presente rinda un tributo de <\g-radecimiento más amplio y sin límites á todos los preclaros mártires de ia Lihertaù.' /()t'tr.>eruanos C balde.~'I/flÍi'il.~dí3¡ma <I//Ij¡(rd /"t!'il~/'I' li"¡(I/'U 11i/i'. declarÓ beneméri tos á la Patria á los ¡.l' t'¡11/ il//t'l/"'I' /illl' . . cuando el dominador Todopod ~r<)so \ïrre" SÙ'lI/fl'o' II/{> li/lI de la Imperial del PerÚ: ///rTl/I'.. comprend ¡entia también á dO'1 \'icente Ang'ulo.' ler ç ".r (J/ 4Ut' debemo:" . ·-l>oC\:1l1ent0 11l'\Inero (:\) -.:.111 • fi. .2 - VIII Conslll1la.!.//. espíritu equilibrado y or¡.It/ imitar: . 1l')('umentCl nÚmero I.· t'/ (1/ IIU}F.' :le e¡e".a.¡ I'/>nr.1IIYd..' de 1'¡(nJlrd /"r(f<" 1/1'11I/"'1"" Lecciones de mode. .'. más no á sus hermanos ni á los demás caudillos de la rc\'o]uciÓn de ¡:)q y se dispuso «que sus nomhres ~.<C.'. JllIt.\'({ J:'/I.' .t> colocasen á la par de los más celosos defensores de la independencia> ..'"ci· 11/11.Iosé An~l\]o.~. DillS I'.Iloc\\l11ento mimero (2) I I.""/I(lII¡'lIh·--dccÍaillizi 1/11/11/'1'. 1-.\'i Jlt'.d il.ti.'11'1'11(' !¡(.- 14.de fl~ di<>. Yo p·do el recuerdo de . I ¡.'/ra /Ill/l'rIt.rrabar en doradas letras: !ug-rlrll'l!/( <.' /1 '.'! ¡"S .' .\'t'rei ///(lrÙ}.r (///1' del Cuzco dice ." il//.'· I't)l" C..' I'(!/~ /. pero nunca tan g-rande como cuando estalló en aquella fra~e qne la IYJ:-'teridad ha debido ¡." CI/l/fu.i.rlIJ. J..~.-\ pe~.'rJI.'S>.da la independencia del PerÚ..• /11 /l/I'IIII'I't'I/ />/(1/ // J. '!/Ii' .< .Ii-( <. el soberano Congreso Canst il n:.¡ I'lrl'il /'/!nr.\"('/llfJ.

P"/III1{¡"'.'(I/cer tI//w.¡"H. (3) Yo pido ci recuerdo dé la Constitución de <. C¡.!5. apasionado de la can.11 d. que decía al General Español.lra dd jl/rall/clllo far'l (IIlIIjlir /ill't' pen.'i'a /1sti'll ti caer ('S lfl1 IccÎII t'JI Itl/. J~q. IS¡'¡'-I.1I"bra 'l'II' dI' /11'1/(11'. (1 )--Mendiuuru.u.1' J/1I(.'Ir" silll"..Ç(lsleller la C. (:.onarios (6).) para cntreg-arse á los azares de una terril>le contienda. tomo I I....:CO.::ente hubo de cambiar d€ situación: en JO de ellcro e lcolltra:nos ell las filas realistas llcvando calzado y .-¡dll por dl'Slrll/rld.< .1/0'. folio '¡'ï.'.<[//C!IIt / -. ï2." tlll!t'rÙlai!cs I/.'. I/lIi!1/.llal1l1a/ ¡/r /.'"lI. 11".") con el prisionero (I). . (2) y e:l otra ocasió¡¡ le dice: <.1J' de /'11/11 wi f.- . que en el {¡ltim" término de la vida no sintió el peso de los Mios para levantar la encor\'ada cerviz. compa.' . abandonó las espectati vas de la Iu:rativa carrera de las armas." !toy /. el caudil!o amante 1812..'S /'/'Ii/j'..¡rulI â /I/Ia1'. al CII~(".. ':5)--LiLro i\Jannal del Cll. pág-.I'. Yo pido el recllerdo de José Gabriel Béjar. que pnso los CC:lOcirnientos de su arte de cirujallo al sen-icio de los expeJi.. (6)--Lihro :\Ianllal del C~zco.. 425.'/Islit. \'uelta.\'illll rr(/lIlJIlí ow ticJII!>I) />or ri jerdl>1l j" 1/0'1l/ 'lI/C ¡. para Francisco de Paula J. c.)Ij.'It" !rÎ(ÎpÙ¡S l~ (4) EJ. .' 101. fol.¡ j'acl'I/i¡'1l (.'i..ir". octog-enario luchador. 1t-ir.'aIii!.!liJ t'Std qlle sc Ii/'crl.raes C:. ¡perl' qlle ù':t /11.'-11I'1. l'III' . benemérito.)--J)oCllll1ento nÚmero 26. juzgó indiRno de su nobleza resi~narse á ver á los indios arrastrando ominosa servidumbre. I:'. SIlS a¡-lIIas J' . N"/¡iÍJ'(~ Posteriorde 11:>15 lo e!cmelltos GOI::dlez.. fl't'IIU'II' ¡/tll'l'. .'.)--Docllll1ento nÚmero :./ya (xf"nia de Vicente Angula. . como Pumaccahua..fll 'lllc . cuyos brazos n0 se aplacaron nllnca: y para su hermano Laurencio.~r/('l (asie- o. (2)--Documcnto nÚmero 26.'I 101. Y para i\-Iariano f\ng-u)o. /'lj' k'II:1). y sus ricos minerales de Anga • .- 14-3 - Yo pido el recuerdo de Pumaccahua. y le ùice al General H..amírez: <A fI' de rlml.\'1(. lJescelldiente de Incas.Il ch-stacamento de Chiba.Ir. 'IIII' Ill' /IIr {lI/'.1 1:'. q..ic-i"s.

1licnte. tomando parte en los consejos de guerr. de Jas An- sa. de Béjar. l\Ielgar la proclamó en alta voz y uni~ndo h acción al canto. es un culto. tan suspirado.: Silvia. Yo pido el rccllcrdo de Jas An~ulo. tuiría un crimen. tan tem· Admirad en él al tipo ideal del artista y del hombre.: amores terrenales está el amor á la Patria. Sepan que espiró el mal y que hemos dado El primer paso al bien. del ilustre )oeta mistiano. dudando si el invocarla consti.- I-t4 Y par. tocarse l:-.. Paz y Villagra.. y Ang:ub en sus acuerdos. pero que sobre todos lo. Melgar debió ancha frente y sentir que sus destellos Sf) apagaran prano. Para Chacón Becerra gula. Contemplad al can· tor d. aprended en ella que el amor purísi mo hacia la mujer amada. ùe aquellos caudillcs que guiaron al combate . Co:no Ch. El sabio despreciado.¡~ui. hábiles en la refrie¡~a.donde pide el castigo de los traidores á la Patria con arre~iJ á la ordenanza y dirigiendo la punteria en los ejercicios d@ fuego. Pido el recuerdo de Juan CarlJajal. ¿ Y Melgar? Aprended jóvenes generaciones en la vid::. González. Becerra It Santiago Prad:> en cuya mente germinó esta inmortal epopeyé' .. LJespotismo severo Ibid' La India llorosa. unlco extran~er:) -si puede llamarse extrangero á un americano abneg-ado y Y. colgó su lira un instante y la deliende hasta su illtimo alien :0. . el leal amigo y consejero y para el porteño I {urtado de I\Iendoza. Cuando se temía desear la libertad. ilustrando á los generales Pumaccahu<. el orbe entero.eaier sobre el patíbulo.\'Iatía~ Lobatón. i\farceli:10 Vargas y Ar '.. hasta rei~ar á la temeridad inaudita y al crimen.

-

145 -

á los indios '1.rrnados de hondas, chuzos, y macanas; de los cinco cmdillos de Pal1carcolla, de Pedra Casilla, Cipriano Oblitas, .\!lselmo A ndía, Andrés Carita: de Carreri y Carrión y el sublime Monroy. Yo piela el recuerdo de esas masas anónimas de indí~enas y mes tizas victirnados en San Sau, en Tacto, en Livitaca, en Pau£;¡rcolla, en Tarac, en I I uanta, en Matará, en Hucumachay y ell la Apacheta de Collimani, en Moho, en I-lumachiri, en e hacaltaya, en los cerros, á las orillas de los ríos y á las puertas de la untig-ua metrópoli de los Incas. Yo pido el recuerdo de los patriotas que en Arequipa, Puna, ] I uamanga y Lima, y todo el PerÚ apoyaron en las medidas de sus fuerzas la obra superior de los rebeldes del Cuzco. Pido un recuerdo especial del desgraciado coronel Saturnino Castro, de :")llirox, Pardo de Zela, Vélez, Menéndez y el Conde de la Vega del Rell. De Cosia ¡\Jzamora, Francisco Carazas y el l\Iarqués de Villa Hermosa, ides del movimiento de los lJatriotas del 11 isti. Pido un recuerdo de los tribunas Becerra, lbmírez Areliana, y Amp·.lero. Pido un recuerdo de los ayuntamientos !latriotas y de los que valientemente, sin cálculos cobardes, 2.~lxiliaron el erario de los insurgentes. Del octoi:'enario cuzt; ueño don .I osé Astete que con su sang-re generosa borró Jas dehilidades de otro de los de su nombre, y de José Chin'eches t;l aguerrido argentino. ¡Argentino! Sí. Esta voz trae á la me¡noria el nombre de quien siempre tuvo el más intenso cariño 1l')r los patriotas peruanos y que sintió en su corazón generoso la:; palpitaciones de) Cuzco en )a hora ma~lla: Manuel Belg-ra)lO: dediqlléln:)sIe un recuerdo! También dediquémoslo á los inocentes que sufrieron en calabozos profundos la ira de las autoridades despóticas Cr) y á las infelices esposas de aquellos mártires casti~ados con la mlsena.

(1) -Documento

nÚmero 43.

Protejamos al indio en memoria y g-ratitud de los qlW formaron lil arcilla del gran mannol, v que sucumbieron por la Patria. con el denuedo de Cahuide, de Tupac .-\l11aru y l',¡· macca-lUa. Bendigamos las creencias benditas de nuestrJS pro~:enitores al buen sacerdote cntóJico; recordando la 1l1~l11Dria de Juan Ang-ulo, de- Carrascón, Je Juan de la ?lfata. lie Feij6o. de Becerra (l), de .Jiménez Sallllaura (¿)~ de .\ntol:io Valdez.; 110seamos injustos ni reneg-ado~. olvidando los bene.icios de la fé cristiana que era la fuerza vivificadora de las hut.stes de Ildefonso Muñeca~ y de otros capellanes que despertann briosamente el sueño irredento de jas multitudes. COI'l llu~o. <puesto que somos la H ¡storia:., casti~uernos, anatematizando la memoria àe lüs delatores, de los réprobos JI de los malvados.
y protejamos

y ahora permitid al autor que ha hilvanado estas fugaces apuntaciones-con la rapidez que exigía un plazo corto--()Ile pueda decir sin distinción aI~l1lla á aquellos mártires de la gb[losa epopeya, parodiando á aquel paisano de la prImera pD-

(J )-«Levantó el g-rito con toda su familia, dió ejemplo oí todos I,)s curas del ohispado .... " (ué de c-upellán de la vang''.1ardia á la ciudad de Arequipa. A la entrada de h~amírez tuvo que ocultarse Becerra en un s6tano por ocho años privado de kllllZ del S'ol. de la comunicación de los homlJ.res y suieto á la
más atlo"
(2)

miseria,

etc..

vide:

«El Telégrafo>

(1:-;2~).

---<[Proporcionó recursos considerables. l~stll\'o preso un año en el Cuzco .\' se le suspendiÓ la asig-llaciÓn que tenía en las
Cajas. El año JI) fué quemada su casa y saqueada por GOllzi·

tez. ama.~~ada su vida y bajo un contínuo de CIl:llhl1allc:l.~. id.

espionaje

CIl su ctlr"t')

-

q ¡ --

clama illsnrg-e'lte: <fados sois U~JOS t¿ i;.:,uales, y os reconoce·' mos por nuestros libertadores» (I), y lJUC C01ll0 llel¡,::rano--al recordar la g-ralldiosiJad de la (echa centenaria. :; de ag'osto de 19q-dig'<l COll espíritu (h~ devoción: «La ~ralldp.7.a de aquel día s()hreco~e mi espíritu». (.~) (¡)-Docl1mento ni'llllero ? L~)Documcnto n¡í mero :.24.

lo( 14.?.-Carta ¡~I¿.' K. tomo II L :\~ 3. DoCl1l1~(. 29 de agosto de r8q.to.osto de IÍ'lq y su remisión de ago'. 20 r.i\tos I I istÓricos de Odriozola. hoia~. Hi. apud. Docurnen tos I i [stáricos de Odrio%Ola. Documentos H ist. II VocumentOf 11isttiricos de Odrio.Docum¢ntos justifitatioos de Lardizabal á Abasea'. ag-os to de I H14. zola. impresa en Lima en 2 . u:illteca 0:acional. Il de av-osto de I HI4. apud.Proclama do 105 patriotas det Cuzco. :\" fi. a¡'JUd. NY 9. rf) de ¡q. Cuzco 13 de ::'>1'. torno III. de ). . :\" z. r8 de junio de apud. cias del V¡rreynato. tPI\10 apud.-'.>ricos de Gd riozola. al Virrey en 27 i. impresa en Lima en 3 hojas.---Proclama del Arzobispo de Lima al pueblo de.-Manifiesto de José Angula al pueblo del Cuzco. :'-:":..--La denuncia de Zubizarreta.-. apud.-Oficlo do José Angulo á Abascal. lJocumentos lIistoríco\i de Odriozola. "Hevista Peruana>.--La denuncia do Mariano Arriaga. José Angula á tas provia. torno II r.--Circular del Excmo. tOIllO III. Biblioteca :-\acionaI..--Proclama dol Virrey al puoblo del Cuzco. COl110 III.. J)OCUlilel1tos l-I istóricos de Odriozola." 4. Cuzco.. él¡!'osto :'\(l de l.r. apud.

-0flclo de Abascal á la Junta Política del Cuzco. octubre 30 de 1814. -Carta de Betgrano al gobittrno del Cuzco. 6 de diciembre 4 de diciembre de J~I4. 4 de diciembre de 1814.15° - N? IO.--Proclama de los Insurgentes de Arequipa.20 del Ayuntamiento de Arequipa al Virrey. Q --Acta de los realistas id. Odriozola. de 1814. id. NI. de tebrero de Il)Jí. impresa en Lima en 2 hojas. noviembr~ 18 J 4.>JS. id. impresa en Lima en 2 hojas. 14. 12 de noviembre de 1::)14. NV J9 -Oficio N9.} la sobre el triunfo obtenido en los altos de la Paz. de de que habla ell el dode Gobierno de Lima::tde N I5. ---José Angula refuta la proclama de 1::)14. impresa del Virrey. N9 Il.nbre de ¡ï hojas. NQ lH. Q NI. cuartel de Bartola. . de Arequipa. impresa de setiembre en Lima en 2 ¿ de s~tie.> I 3. N' 23. N'? 22. id. 2~ Ramirez.-parte del General Ramirez al Mariscel Pezue· NI. _José Angula contesta a' Arzobispo de Lima. N 2].:)14.--lntimaclón de Pumaccehua y Vicente Angulo al Virrey. J6 de noviembre de 1~14. 6 de diciembre de 1. id. W' 24.-Oficlo del Ayuntamiento de Arequipa al Mariscal Pezuela. tomo III. tomo I II.--Oficlo del Virrey á José Angulo. üdriozola. N~ 12.--0flclo de Pezuela á Abascal. ¡hIjas. (r3 de noviembre 1814) comunicando el triunfo cumento número 14-<Gaceta diciembre de 1814. 28 de octuhre de lè"lq.--0fieio de Vicente Angulo al General Ayavirf. 15 de diciembre de 1814.-Bando del gobierno del OuzeD. 1814. N0 J7. 16 d. en Lima en 2.·-Oficlo de Abascal á Angulo.

N" H. -El Coronel Conzá!ez oficia al Virrey la derrota do Monroy y Carrori. Lima. bbrno del Cuz::o so2Jre premios á los de. 10 de abril de ISI'. 14 de abril de 1815.-'.--0ficio do Pumaccahua Cola¡xl. -Nota de Ramirez al gobierno realista del Cuza ea con la nómina de sus victimas.I1fJtle. 21 de abril 29.13. 21 de ISI:. nunciantes y servidores en noviembre de· 1813.. 29 cie maya de I~. Parte circunstanciado del Goneral Ramirez al Virrey del Perú sobre la derrota de los pa· triotas. 2_~ de abril de 1815. 7 de marzo de pre- --D3claracj:)ne3 so en SicuanÍ: dai Brigadier Pumaccabua. Ó al General id. id. por el General Ramirez. de ma[)~e de 1815.-Oficio del Virrey don Toribio da Aceita' sobre el ofrec~do indulto. 1'\0 3K.\" . de Ramírez.!5...-Parte de Ramirez á Abasca. . Yauri.c por el Virrey á los mUita. N" 31. id. 19 de mayo :le I~IO.. --Premios concedidos abril de 1815.. :'\' z5. 25 de abril de ISI:. - :\. :\'" LÎ. id.-Oficio del Brigadier Martín de Concha a' go. Ralación de las armas y pertrechos encontra. Pucará Remirez. KQ 36.-Contestación Ii.--Proclama de Pio Tristán á los areqll'ipañH. 1'\"2. res expedicionarios.. N" 35. N" W.. 13 de ahril de I!:lIS. l'y 3i. id. dos en el Cuzco. id. ¡'). 27 de mayo de ISIS. li de marzo de I~I5.-EI Coronel Francisco de Paula Gonzalez al Virrey. Cuzco 3 de abril de IBI5. 1'\" 3I. ción de los indios dominados por González.--EI Cabildo de Arequipa al Mariscal de Campo Ramirez.- 151- :. N'·' :p. sobre la subleva.

al Virrey de Lima. N" 42. Callao. NI? 4I. Dicciol1Qrio de Mendiburu.. NQ 45. Cuzco.-RscursD de la esposa dBI capitán Alosllla Ar..IlIéJito.--Sentencia contra Chacón Becerra. NI? 43. Cuzco. rez sobre el trlunlo do Yasaca y de su expedición á Asilla.-Racurso de Pablo Avelbneda indio de Huanta apresado injustamente y remitido al presidio del Callao." de abri! de 1815. 9 de junio de IKI. 3 de junio de ISIS.! 39. lunto con 22 naturalos y dos eclesiásticos.-00clo de Domingo Luis Astete. . del Gobierno Político del Cuzco. lIde setiembre de 1815.-0ficlo del general Trlstãn al Virrey de Lima sobro necesarios recursoS de guerra.-Parte del Coronel Gonzá!ez al Mariscal Rami. pá!!. NI? <4o.- 132 - Nf. I'. ~ guedas sobrO'los malos tratos del Coronel Vicente Gonzáloz. N° 46. 24 de maya de IbIS.-lbidem.--l\Iúltiples p~peles que contienen datos para la biografía de los héroes de la revoluci6n cuzqueña y que será •• objeto de una publicación espeçial. 36I. Inédito. N9 44.quipa. Azán~aro <) de junio de I S I s. Inédit. Are.). l-I uanta. Ia de setiembre de IRIS. tom@ II.

señJr Presidente y Vocale:.-\yuntamiento ell manifestación de sus operaci0ne!. 112. Lima.. etc. tJmo III '! en el libra de Vicuña . H.\bnuel Pardo. lSq. Lima.. I lTIprellta de RuiZ-52 páginas.-Elogio fúnebre del señor dOll José Gabriel ?-.eproducido en Odriozola tomu III·. (Abril la de I~I(j) Odriozola. 23 pág-inas. 2. Ell la Biblioteca ~aciollaI. I ::lID. Imprenta de los Hl1érfano-. natural y vecino de la ciudad de Arequipa~' su síndico procuradür. Gobernador Intendente de Arequipa en las exequia::. (Explica en q pig-inas las l~ausas de Sll prisión \' envio á Lima).~ por dOll Juan J osé de Alcón teniente corollel agregado de la llueva expedición de r-.\Iackena. al Excmo.[DCCCX V en su marcha de la ciudad del Cuzco..eg"en:e de la Real Audiencia.Bibliografía l. . 4. Imprenta de los HlIérfallos.-Noticia de lo ocurrido en la ciudad del Cuzco la noche llel 5 de noviembre de IÎlI3 dada de orden de su Ilustre .-Mem'Jria de la insurrección del Cuzco y de las cau- sa..-Vide: Gaceta de Gobierno (marzo de 1815). s. de la Diputación Provincial.Ills(wso. pág".-Diario de las operaciones del Genel'al Ramil'ez. 3. qne la motivaron formada por don .-EI doctor Francisco de Pauta Quiroz y Nieto. H. que el Cahildo hiZO en su sulragio el 9 de mayo cie l:-)l'i por el docwr l\'Iateo J oaq ui n de C0ssio.

-La Imprenta ridiculizando de los Huárfano~.l'..lIIiÍrc. ISra.. los hechos de la revolución en el Alto y Haia PerÚ y en Chile para explicar el acierto de lits medidas adoptadas por el Virrey. Huamanga y el de la Tes(1rerÍil de la exj>t'rliddn dI' ¡":. Torrente.-Documanlos de Odrlozola. C6rdova U rrutia y lhrros Arana. 1m- Pastoral del Ilustrísimo de Ia Encina. I ~l::. 7. ~. 96 pá. Apud: Revista Americana.~\· :\lns:.. Hasadrc.-La Revolución de la IAdependencia del Perú por Vicuña :\lackena. . artículos del doctor J. Tomo III. Imprenta de Ruiz. 1 Nota-Intencionalmente repetimos varios sucesos en di versos ]u~:ares de este folleto para consen'ar la relación cronol6gica <le los hechos en las diferente! accione!! de armas.. 8.-AI Rey Nuestro Señor •.¡Ónas copiado en el tomo I II de Documentos H istóricos de Odriosola . 14 . -Llbros de Carga y data de las Caias del Cm:co. Ulloa que aquí seguimos. Ir. \). la gloria del martir Indig-oa.rJ. Obispo de Arequipa. s.-La última di~posiclón de los bienes de Pumacca- • hua: nI. Gonzalo Lima.II'. prenta de Ruiz. de S.al contra lo~ car~os formulado por el diputado de Are-:juipa Rivera.cm\. En la Biblioteca Nacional. en las sesiones de Cortes. l{evisa el f>ol. I~I:5.-Edleto 154 señor don Lui:.6. Arequipa. Puno. Camba. 12.. puhlicación w. Lorente. 611 páginas en defensa del Virr.- revolución de 1814. al Cuzco (años de 1~I4 y l::ilS) M.-EI Pansador del Perú' Lima. :. EI Pensador del PèrÚ: Lim? 1 5 -€nero de ISI::._Artículos de Mendiburu.