Está en la página 1de 320
OssorioGILSANST11/14.indd 1 www.bvdrais.cl 1 6/11/08 21:52:47

OssorioGILSANST11/14.indd

1

www.bvdrais.cl

1

OssorioGILSANST11/14.indd 1 www.bvdrais.cl 1 6/11/08 21:52:47

6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd 1 www.bvdrais.cl 1 6/11/08 21:52:47
OssorioGILSANST11/14.indd 1 www.bvdrais.cl 1 6/11/08 21:52:47
OssorioGILSANST11/14.indd 1 www.bvdrais.cl 1 6/11/08 21:52:47

21:52:47

2 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 2 6/11/08 21:52:47

OssorioGILSANST11/14.indd

2
2
2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 2 6/11/08 21:52:47

6/11/08

2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 2 6/11/08 21:52:47
2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 2 6/11/08 21:52:47
2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 2 6/11/08 21:52:47

21:52:47

OssorioGILSANST11/14.indd 3 1912-1949 Gustavo Ossorio 3 6/11/08 21:52:47
OssorioGILSANST11/14.indd 3 1912-1949 Gustavo Ossorio 3 6/11/08 21:52:47

OssorioGILSANST11/14.indd

3
3

1912-1949

Gustavo Ossorio

3

OssorioGILSANST11/14.indd 3 1912-1949 Gustavo Ossorio 3 6/11/08 21:52:47

6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd 3 1912-1949 Gustavo Ossorio 3 6/11/08 21:52:47
OssorioGILSANST11/14.indd 3 1912-1949 Gustavo Ossorio 3 6/11/08 21:52:47
OssorioGILSANST11/14.indd 3 1912-1949 Gustavo Ossorio 3 6/11/08 21:52:47

21:52:47

4 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 4 6/11/08 21:52:47

OssorioGILSANST11/14.indd

4
4
4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 4 6/11/08 21:52:47

6/11/08

4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 4 6/11/08 21:52:47
4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 4 6/11/08 21:52:47
4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 4 6/11/08 21:52:47

21:52:47

Gustavo Ossorio Ossorio

Obr

complet

a

Edición, recopilación e investigación Juan Manuel Silva y Javier Abarca

Beuvedráis

e investigación Juan Manuel Silva y Javier Abarca Beuvedráis OssorioGILSANST11/14.indd 5 5 6/11/08 21:52:48

OssorioGILSANST11/14.indd

5
5

5

e investigación Juan Manuel Silva y Javier Abarca Beuvedráis OssorioGILSANST11/14.indd 5 5 6/11/08 21:52:48

6/11/08

e investigación Juan Manuel Silva y Javier Abarca Beuvedráis OssorioGILSANST11/14.indd 5 5 6/11/08 21:52:48
e investigación Juan Manuel Silva y Javier Abarca Beuvedráis OssorioGILSANST11/14.indd 5 5 6/11/08 21:52:48

21:52:48

6 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 6 6/11/08 21:52:48

OssorioGILSANST11/14.indd

6
6
6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 6 6/11/08 21:52:48

6/11/08

6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 6 6/11/08 21:52:48
6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 6 6/11/08 21:52:48

21:52:48

Índice

¿pOr qué leer a GustavO OssOriO santiaGOs?

por Juan Manuel Silva Barandica

Bibliografía de “¿ p O r qué leer a G ustav O O ss O ri O s antia GO s ?”

GustavO OsOriO: pOsible pOética

por Javier Abarca Medel

Obra

c O mpleta

P o é t i c a

por Javier Abarca Medel Obra c O mpleta P o é t i c a •

Presencia y memoria 1941

Prólogo (Rosamel del Valle) Presencia numerosa Permanencia nocturna Distante unidad Como a crecimiento es transcurso o fin Resumen de ausencia Emigración al presente Espacio de los ojos Círculo y destrucción Propósito Ocupación del mundo Implacable nombre Invitaciones Germen de voz Contribución a recordar Vértigo o viaje Aire accesible Llave encendida Convocación al ser El espacio puro para resplandecer Sobrevida Presencia y memoria Voz sin término Llegada Voluntad circundada

Presencia y memoria Voz sin término Llegada Voluntad circundada OssorioGILSANST11/14.indd 7 15 21 23 7 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

7
7
15 21 23
15
21
23

7

Presencia y memoria Voz sin término Llegada Voluntad circundada OssorioGILSANST11/14.indd 7 15 21 23 7 6/11/08

6/11/08

Presencia y memoria Voz sin término Llegada Voluntad circundada OssorioGILSANST11/14.indd 7 15 21 23 7 6/11/08
Presencia y memoria Voz sin término Llegada Voluntad circundada OssorioGILSANST11/14.indd 7 15 21 23 7 6/11/08

21:52:48

• e l se ntid o so mbrío 1948 El sentido sombrío de Gustavo Ossorio

e l se ntid o so mbrío 1948

El sentido sombrío de Gustavo Ossorio Helada voz Hoy, sólo hoy Naufragio lento

Advenimiento

Seducciones

Entraña

Muerte encencida Celebración oculta Ventana abrasada El cimiento interior El sentido revelado El tiempo inseguro El sentido sombrío

El huésped y el fuego La jornada perdida La sombra desatada

i

ii

25 27
25
27

Sumisión al orden oscuro Violenta espera Regreso a la imagen señalada

Prolongación del abismo que arde El día prohibido Restitución invisible El hábito La presencia abatida Del apagado amanecer La mano lejana

*

Levanto de mí la pasión……

Y ando, semejante a la sangre pura…

Semejante a una luz para servir al sueño…

A un lado mío va la sombra devorada…

La sombra para merecer el día…

A otro lado la memoria sin límite…

Moviéndose para permanecer… Cada palabra tuya llena el viento… Cada voz abre a la visón su llave…

8 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

Cada voz abre a la visón su llave… 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

OssorioGILSANST11/14.indd

8
8
Cada voz abre a la visón su llave… 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

6/11/08

Cada voz abre a la visón su llave… 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd
Cada voz abre a la visón su llave… 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

21:52:48

Descubre al sonido su larga escalera…

La visión y el sonido que crecen…

Cuando un hilo apagado toca las sienes… Denunciando al hombre la muerte… En la entraña que vanamente… En los ojos que extinguen por…

En la presencia igual que…

O una tiniebla de arena…

Está la mano solitaria, la mano ciega…

Enseñando las abatidas cosas… Sosteniendo el abismo… Sin danza… Mientras la frente suspende

Y

algunas flores renuevan

El

enigma martiriza el…

Yo adiestro su fijo movimiento… Pero lo siento próximo… Junto a los callados perros… Prontos a volar… ¡Ah, si fuera posible huir…

Si fuera posible tener un pie perdido…

En el invierno…

Y

la garganta atravesado…

Si

fuera posible conservar para siempre…

Un poc de angustia en el vidrio…

Algún ángel solícito cuidaría la muerte…

El frío secaría los sueños inseguros…

Un espejo bruñido mostrarla… Para leer el mensaje… Tus manos, por fin, hablan… Rodearían de claridad la casa… Empuñarían la espada terrible… Una revelación se incorporaría…

Para prolongar tu contacto… He aquí, pues, la hoguera…

La

espina y el vértigo…

El

nacimiento, el latido y la esencia…

Perezcamos mientras somos fuertes…

Llenemos de estatuas la sombra…

Al borde de la tierra…

Un mar de cenizas ardientes…

sombra… Al borde de la tierra… Un mar de cenizas ardientes… OssorioGILSANST11/14.indd 9 Í ndice 9

OssorioGILSANST11/14.indd

9
9

Índice

9

sombra… Al borde de la tierra… Un mar de cenizas ardientes… OssorioGILSANST11/14.indd 9 Í ndice 9

6/11/08

sombra… Al borde de la tierra… Un mar de cenizas ardientes… OssorioGILSANST11/14.indd 9 Í ndice 9
sombra… Al borde de la tierra… Un mar de cenizas ardientes… OssorioGILSANST11/14.indd 9 Í ndice 9

21:52:48

*

Llave externa Imagen recobrada Evasión y retorno Para sentir el dolor de la invación La mano ajena La puerta infranqueable Necesidad del miedo Aparición de la raíz Espada y sombra Señal antes del norte Silencio a prisa Conquista del sueño

contacto terrestre

i

ii

iii

iv

v

25
25

• TexTos publicados en anTologías y revisTas

Tiempo de perseverar La fuga Un poeta chileno: Gustavo Ossorio Atlas de la poesía de Chile Poetas chilenos (1557-1944) 33 nombres claves de la actual poesía chilena Evasión y retorno Raíz de la huella España en las alturas

Texos inédiTos inéditos i

Síntesis del acaso

inéditos ii

Expresión del paisaje y su misterio Expresión del paisaje y su misterio

10 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta

del paisaje y su misterio 1 0 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 10

OssorioGILSANST11/14.indd

10

del paisaje y su misterio 1 0 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 10

6/11/08

del paisaje y su misterio 1 0 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 10
del paisaje y su misterio 1 0 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 10

21:52:49

Camino interior Realidad del día Misión del recuerdo Espacio de improviso Cierto movimiento del silencio Curso de la luz entre los días Tradición de sentir Comienzo del viaje Estructura del silencio Tierra cálida Precisión de hallar Parábola de tu proximidad Origen del horizonte Itinerario del recuerdo Paralelo de viento y muerte Actitud ante ti Recuerdo frágil Cielo total Extensión insegura Teimpo suspenso Hora de tentación Don de tu presencia

inéditos iii

Poema inédito previo al libro presencia y memoria

inédiTos iv

Eco adentro del cariño Estado de recuerdo Hora numerosa Aspecto de sacrificio Canción de caza del poeta Viento de la guerra La fuerza que anda Hay una columna en la que me apoyo El ejemplo oculto Eco del tiempo

una columna en la que me apoyo El ejemplo oculto Eco del tiempo OssorioGILSANST11/14.indd 11 Í

OssorioGILSANST11/14.indd

11

Índice

11

una columna en la que me apoyo El ejemplo oculto Eco del tiempo OssorioGILSANST11/14.indd 11 Í

6/11/08

una columna en la que me apoyo El ejemplo oculto Eco del tiempo OssorioGILSANST11/14.indd 11 Í
una columna en la que me apoyo El ejemplo oculto Eco del tiempo OssorioGILSANST11/14.indd 11 Í

21:52:49

i nédiT os v / Textos en francés Espace tout à coup L’Houte et le feu La danse et le ciel

Le jour defendu

Apparition de la racine Soumission a l’ordre obscur L’amour et la défaite L’example inconnu

selección de Prensa

A la poesía brillante, Gustavo Ossorio prefierió la

bella desgracia de hacer una poesía oscura / Anguita

-Presencia y memoria, de Gustavo Ossorio / Ogaz -Crónica literario / Latchman -EL sentido sombrío, de Gustavo Ossorio / Danke -En la memoria de un poeta / Merino Reyes -Un poeta más pafra lamuerte / Del Valle -Recuerdo de Gustavo Ossorio / Alegría -Gustavo Ossorio / Díaz Casanueva

cartas

Enrique Gómez Correa a Gustavo Ossorio Carlos Drummond de Andrade a Gustavo Ossorio Gonzalo Rojas a Gustavo Ossorio Gustavo Ossorio a su madre Humberto Díaz a Guztavo Ossorio

12 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta

Díaz a Guztavo Ossorio 1 2 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 12

OssorioGILSANST11/14.indd

12
12
Díaz a Guztavo Ossorio 1 2 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 12

6/11/08

Díaz a Guztavo Ossorio 1 2 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 12
Díaz a Guztavo Ossorio 1 2 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 12

21:52:49

Agradecimientos

A don Hugo Ossorio Farías y a don Gustavo Ossorio Farías por proporcionarnos material único y valiosísimo sin el cual no hubiésemos podido realizar este libro.

Los editores

sin el cual no hubiésemos podido realizar este libro. Los editores OssorioGILSANST11/14.indd 13 13 6/11/08 21:52:49

OssorioGILSANST11/14.indd

13
13

13

sin el cual no hubiésemos podido realizar este libro. Los editores OssorioGILSANST11/14.indd 13 13 6/11/08 21:52:49

6/11/08

sin el cual no hubiésemos podido realizar este libro. Los editores OssorioGILSANST11/14.indd 13 13 6/11/08 21:52:49
sin el cual no hubiésemos podido realizar este libro. Los editores OssorioGILSANST11/14.indd 13 13 6/11/08 21:52:49

21:52:49

«Mi pensamiento encalla en los signos» G.O.

14 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta

encalla en los signos» G.O. 1 4 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd

OssorioGILSANST11/14.indd

14
14
encalla en los signos» G.O. 1 4 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd

6/11/08

encalla en los signos» G.O. 1 4 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd
encalla en los signos» G.O. 1 4 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd

21:52:49

¿pOr qué leer a GustavO OssOriO santiaGOs?

por Juan Manuel Silva Barandica

i

H abiendo tomado para el título un verso de Ezra Pound, es adecuado, al menos, comentar dicho préstamo. Así como el caso de Gustavo Ossorio, el Modernis-

mo anglosajón (Pound, Elliot y Yeats, al menos) es la bisagra o el punto de encuentro de dos realidades: la tradición y la ruptura. De la misma forma, la segunda vanguardia poética en Chile, a saber, la también conocida como Generación del 38, bebiendo de la generación poética del 27 en España ( Poetas de la Claridad), del surrealismo francés y el arte de vanguardia europeo (Poetas de La Mandrágora), de cierta ma- triz bíblica-cristiana esotérica (Movimiento David) y de un cúmulo de experiencias disímiles en la realidad de la poesía moderna (Juan Negro, Aldo Torres Púa, Jaime Rayo, Omar Cáceres, Victorino Vicario, Hugo Goldsack, y una serie de escritores no afiliados directamente a un grupo o tendencia), se presenta como un ámbito aún en estado salvaje para el analista. Más allá de las dificultades primarias, es posible descubrir la coexistencia o tensión entre lo tradicional y lo rupturista. Aunque por lo general haya existido una radicalización del pensamiento artístico, casos como el de Eduardo Anguita y Gustavo Ossorio son de vital importancia para describir tal tensión, propiamente moderna, en la poesía chilena.

Ossorio es un caso particular. Según variadas fuentes puede haber nacido el 31 de enero del año 1911 ó 1912 en Santiago, muriendo prematuramente a causa de tisis en el sanatorio El Peral el 7 de marzo de 1949. Hombre de pocos amigos, su vida fue un completo enigma. Ya sea Víctor Castro, Luis Merino Reyes o Fernando Alegría quien se haya referido a él, las únicas señas son las que dan cuenta de sus muchos amoríos, su gusto por la pintura a la acuarela, la cercanía a poetas como Rosamel del Valle y Humberto Díaz-Casanueva (prologuistas de sus dos libros en vida), el grupo La Mandrágora (en cuya revista participó en los números cinco y seis), así como al- guna participación en la ideología comunista (propia de aquellos años de república y fascismo) y la redacción de un texto de la masonería. Por lo mismo, aunque a primera vista no sean de mayor importancia estos datos biográficos, son los únicos con los que se cuenta. Además de su extremo laconismo vital, Ossorio alcanzó a publicar

Además de su extremo laconismo vital, Ossorio alcanzó a publicar OssorioGILSANST11/14.indd 15 15 6/11/08 21:52:49

OssorioGILSANST11/14.indd

15
15

15

Además de su extremo laconismo vital, Ossorio alcanzó a publicar OssorioGILSANST11/14.indd 15 15 6/11/08 21:52:49

6/11/08

Además de su extremo laconismo vital, Ossorio alcanzó a publicar OssorioGILSANST11/14.indd 15 15 6/11/08 21:52:49
Además de su extremo laconismo vital, Ossorio alcanzó a publicar OssorioGILSANST11/14.indd 15 15 6/11/08 21:52:49

21:52:49

en vida sólo dos volúmenes de poemas: presencia y memoria (1941) 1 y el sentido sombrío (1947) 2 , dejando inédito el libro, llamado contacto terrestre, publicado en 1968 por la colección de poesía universal de la revista Orfeo, así como por el Boletín Chileno- Árabe de Cultura N°3 3 .

Fugaz y oscuro, Ossorio se hizo de elogiosos comentarios por parte de los ya nombrados antologadores, así como de Nicomedes Guzmán, Eduardo Anguita, Dá- maso Ogaz y Andrés Sabella. Breves también los comentarios a su obra, únicamente rastreables en diarios de la época, uno que otro acto de memoria, y la inusual agude- za de Rodrigo Verdugo y Leonardo Sanhueza en actuales consideraciones. Mas, aun así no es posible cuantificar más de una treintena de escritos sobre su obra, entre antologías, artículos de diarios y breves referencias a su desastrado sino en algunos libros sobre poesía chilena. Por ende, Gustavo Ossorio no puede ser considerado más que como un poeta olvidado, un poeta que por desventuras canónicas ha sido parcialmente borrado, y hoy reaparece en el primer intento serio de estudiar su poesía, una poética que, aunque trunca, asombrará a los actuales lectores, como lo hizo con sus congéneres, reacios a internarse en ella más que en inexactos reparos estilísticos. Tal asombro (menos antojadizo aun que recordar los versos de Pound

para el caso de una poesía casi aporética, en su pendular entre lecturas, ideas e intui- ciones tradicionales –material poético–, a saber, clásicas, y una voluntad de avanzar por los oscuros derroteros de la poesía carente de fundamento en su modernidad vanguardista), tal asombro, repetimos, es en su poesía ya un indicio de su condición de bisagra. Dintel entre un mundo espiritual intuido, un imaginario tradicional y sim- bólico occidental, y la creciente modernización, la cruenta Segunda Guerra Mundial,

y el rumor de muerte que inunda los versos de gran parte de los poetas de esos

tiempos. Mas ni la muerte, ni la espiritualidad, y ni siquiera la convivencia de agentes tan disímiles como la fe y el descreimiento nihilista hacen pie ante el asombro que dice la poesía de Ossorio. Su poesía es ser esos dos mundos (antiguo y moderno) en una atemporalidad que dibujase a veces de manera mítica, y otras veces casi mística- mente, aunque nunca dejando de vincularse con la materialidad. Y es esa materialidad

el ámbito en que su poesía coquetea con la mudez o la ininteligibilidad; pues su labor

es también metapoética, llegando incluso a plantear ciertos temas concernientes a la filosofía (presencia, memoria, permanencia, etc.), en un abanico de múltiples aristas sombrías de su obra. Así, tal es su aporía y genio: la incapacidad de resolver en una poética el conflicto estético de su tarea.

Ossorio no llega a ser ninguno de los caminos propuestos, quizás por su corto paso por la tierra, o quizás por la voluntad de hacer una estética que involucre terri- torios subterráneos. En un tiempo en que la poesía jurábase la potestad de cantar y pregonar elegías, Ossorio se involucra en ella, hospedándose, para intentar transmitir aquello callado, la espiritualidad y metafísica que se mantiene velada a la razón, sin ol-

1 Gustavo Ossorio, presencia y memoria, Santiago de Chile, Imp. Ahués, 1941.

2 Gustavo Ossorio, el sentido sombrío, Santiago de Chile, Imp. Ahués, 1947.

3 Gustavo Ossorio, “Contacto terrestre”, Boletín Chileno-Árabe de Cultura, 1964, pp. 42-66.

16 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta

de Cultura, 1964, pp. 42-66. 1 6 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd

OssorioGILSANST11/14.indd

16
16
de Cultura, 1964, pp. 42-66. 1 6 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd

6/11/08

de Cultura, 1964, pp. 42-66. 1 6 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd
de Cultura, 1964, pp. 42-66. 1 6 Gustavo Ossorio / O bra c O mpleta OssorioGILSANST11/14.indd

21:52:49

vidar la física en que ella se ausenta. Como otros grandes poetas (Nerval, Hölderlin, Novalis y Rilke), lleva los problemas de Dios al humano para mostrar qué podría ser aquello que se cree bajo ese nombre. Su asunto y morada es el lenguaje, la nomina- ción. Y su poética es esa búsqueda de decir aquello que se ignora, pero que se intuye. No es un poeta crédulo, ni menos un buldero o seguidor de ideologías. Su camino es solitario y así también su poesía. Por eso, el interés surge, causalmente, de esa fresca antigüedad que sólo lo excelso puede tener: vino nuevo en odres viejos.

ii

Como ya se ha presentado, la poesía de Ossorio es una textualidad difícil, árida y de pocos lectores. Ya comprueba dicha sentencia el escaso tratamiento que su obra ha tenido. Sea por el desconocimiento de su situación biográfica o por los movimientos canónicos que hicieron sobrevivir a poetas como Gonzalo Rojas o Nicanor Parra, en su “generación” (si es que se puede hablar de generación sin proyecto estético, o características afines), en desmedro de poetas como Victoriano Vicario, Hugo Gold- sack, Jaime Rayo u otros, el problema principal es el exiguo interés de los analistas en una poesía oscura, con ribetes esotéricos y metafísicos hoy en día. Más allá de la publicación de libros de Mahfud Massís, Carlos de Rokha o la pOesÍa cOmpleta de Rosamel del Valle, son sólo unos pocos quienes rescatan del polvo y el olvido la va- liosa escritura de esta época. De gran valía, tanto por la pléyade de estilos, visiones y poéticas que existían, así como por la calidad que tuvieron algunos de dichos poetas. Así, tanto en la prosa de Pedro Prado, los ÚltimOs pOemas de Vicente Huidobro y algunos poemas de temblOr de cielO, las dos primeras residencias de Pablo Neruda

y el libro desOlación de Gabriela Mistral, es posible encontrar un acervo tradicional poético de esta materia negra y densa que plena la poesía de Ossorio. De este modo, la fragmentariedad de Huidobro, la nominación y la amenaza oscura de Neruda, el prosaico pero poético tono de Prado y la vinculación trascendental, la esperanza ciega y el desconsuelo de Mistral, configuran la melancolía en Ossorio. Hay de esta poesía en la suya, aunque no alcanza a ser más que una referencia, un punto de fuga en que su escritura se desplaza libre y a la vez acorralada por espectros tanto de este mundo como no. Su poesía es en la poesía chilena. Bebe además del críptico lirismo

de Rosamel del Valle y Humberto Díaz-Casanueva, y comparte la fascinación tradi- cional religiosa con Anguita. Pero como toda gran poesía, su vínculo es con la palabra:

con el poema del GilGamesh en la situación mortal de la existencia y su caducidad, con el mahabharata en la visión de una gran batalla entre los hombre siendo en el fondo familiares, con la biblia y su infinito cúmulo de historias y figuras, con Ibn Arabi

y Rumi en la búsqueda de la extinción en Dios y con San Juan de la Cruz en el periplo de sanar la herida divina.

Su búsqueda no es nueva, y tampoco sus medios y procedimientos. Se encuen- tran en Chile, América y en Occidente. Lo particularmente extraño, es que no son muchos quienes se han enfrascado en estas batallas en Chile. Si bien Gabriela Mistral

en estas batallas en Chile. Si bien Gabriela Mistral OssorioGILSANST11/14.indd 17 ¿p Or qué leer a

OssorioGILSANST11/14.indd

17

¿pOr qué leer a GustavO OssOriO? / Prólogo I

17

Gabriela Mistral OssorioGILSANST11/14.indd 17 ¿p Or qué leer a G ustavO O ssOriO ? / Prólogo

6/11/08

Gabriela Mistral OssorioGILSANST11/14.indd 17 ¿p Or qué leer a G ustavO O ssOriO ? / Prólogo
Gabriela Mistral OssorioGILSANST11/14.indd 17 ¿p Or qué leer a G ustavO O ssOriO ? / Prólogo

21:52:50

y Eduardo Anguita pueden ser considerados poetas religiosos, son poetas de una re-

ligión, o bien, con un imaginario condicionado por la labor poética o por los marcos del cristianismo en América. No es el caso de Ossorio. Emparentado con los arroja- dos buscadores del sufismo y de la cábala, su búsqueda a veces parece herejía, pero a

diferencia de ellos, no hay una tradición de la que sea estandarte, ni menos una con- vención religiosa que lo ampare. Su navegación es libre. Pareciera buscar aquello que supera a todas las divinidades identificadas en las religiones; así su heterodoxia parece haber llevado su búsqueda a la poesía como medio de comunicación con ese mundo desconocido: donde todas las creencias convergen. Bebe de variadas fuentes, como se mencionó, y es esta particular y contradictoria creencia en un orden previo, que baraja

la ausencia, el desgarro y la devastación humana, la razón que lo lleva a internarse en

dichos misterios. Por lo mismo, es de vital importancia describir el proceder poético de Gustavo Ossorio en la poesía chilena, como otra posibilidad de comprender a la misma poesía chilena. Ossorio es un caso de excepción, quizás como muchos otros en el continente que aún no han sido estudiados (vale el caso de Jacobo Fijman en Ar-

gentina). Tal es la razón para estudiar por primera vez con detención y rigor, los pro- cedimientos y sistemas que abarca su producción: fijar la poesía de Ossorio como un modo excéntrico de comprender la poesía en Chile, así como una posible vinculación

a futuro con nuevas poéticas que, sin lugar a dudas, no serán nacidas de la nada.

iii

Variados han sido los intentos de situar la poesía de Gustavo Ossorio. Desde las primeras críticas aparecidas en diarios del año 1942 a raíz de presencia y memOria, las opiniones se han encargado de recalcar la dificultad de su poesía. Ya sea Rosamel del

Valle: «De ahí a que la poesía de Gustavo Ossorio había un leguaje extraño, un lenguaje de dialogo permanente con la noche y la muerte». (Un poeta más para la muerte: 4); o Francisco Santana: «Voz abismal, sentenciosa, dolorida de símbolos e interrogaciones

) (

Asoma cierto hermetismo que no afecta mayormente la substancia poética». (Evo-

lución de la Poesía Chilena; 238). La labor crítica no intentó aproximarse a su poesía

más que por elogiosos comentarios o por cacofónica expresión, símil de poesía. Aun- que meritorio, el trabajo de los primeros comentadores es pobre. Salvo excepciones

como las de Anguita, Del Valle, Díaz-Casanueva y Dámaso Ogaz, la reflexión acerca de

la poesía de Ossorio entre sus contemporáneos fue lacónica y perezosa.

Suspendiendo la periodicidad, la escritura de libros sobre poesía chilena tam- poco subsanó los problemas comentados. En Carlos René Correa, Hugo Zambelli (única publicación en que Ossorio expuso su poética 4 ), Víctor Castro, Jorge Elliott,

4 «La poesía no es para mí ni el anecdotario rimado, ni el romance, ni nada que emita destellos ni signifique una decoración amable ni una música sensual. Ella es para mí el verbo encendido que con tremenda voz clama por el lugar justo del hombre entre sus semejantes; y es el vestido mágico para aparecer y desaparecer a voluntad; y el don de salir de uno mismo o de entrar en uno como un ojo encendido, para visitar la sima profunda». En Hugo Zambelli, 13 pOetas chilenOs, Ediciones Roma, Valparaíso, 1948, p. 72.

18 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta

Roma, Valparaíso, 1948, p. 72. 1 8 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 18

OssorioGILSANST11/14.indd

18
18
Roma, Valparaíso, 1948, p. 72. 1 8 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 18

6/11/08

Roma, Valparaíso, 1948, p. 72. 1 8 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 18
Roma, Valparaíso, 1948, p. 72. 1 8 Gustavo Ossorio / O bra cO mpleta OssorioGILSANST11/14.indd 18

21:52:50

Francisco Santana y Raúl Silva Castro, es posible encontrar algunos datos y ciertas intuiciones valiosas, mas la indefinición y la ambigüedad para con sus contemporáneos fue directamente proporcional al nivel de incomprensión que tuvo su poesía.

Ahora bien, el punto de concordancia y, quizás, la armonía entre las opinio- nes, se ha resuelto con el tiempo en los lúcidos artículos de Leonardo Sanhueza y Rodrigo Verdugo; mientras el primero explora ciertos aspectos biográficos de im- portancia intentando visualizar una poética, el segundo plantea la inadaptabilidad de Ossorio para un modelo epocal de la poesía chilena, reuniéndolo con otros casos excéntricos (Boris Calderón, Heriberto Rocuant y Jaime Rayo). Y si bien son poco exhaustivos y abarcan rastros superficiales de la poesía de Ossorio, sus intuiciones son valiosas para este trabajo. Retomando, si se pudieran trazar ejes de discusión entre los críticos, serían estas:

• La oscuridad de la expresión de Ossorio, ligándolo a una matriz espiritual, esotérica, metafísica y religiosa.

«En forma constante, situado en los límites de su propia muerte, con una lucidez que es heroísmo por la cruel inteligibilidad a que trata de some- ter su MEMORIA primordial, este joven e inexorable poeta, hereditario de los grandes buscadores metafísicos, nos entrega una nueva colección de poemas con experiencias más purificadas, pero no menos terribles. No hay fantasmagoría aquí ni realismo cromático, sino tensión constante y atención radioscópica para captar lo que transcurre debajo y encima de los muros terrestres, vivencias que no excluye y que por el contrario acepta como probatorias de su propio espíritu». (Díaz-Casanueva: 5)

«Ossorio concibió la poesía como una religión, como la menos efímera de todas, por ello exclamaba: “Mi vida ha sido sedentaria, pero torturada por mil razones. La poesía y la pintura son mi llaga y mi salvación”. Es sucesi- vamente profundidad y revelación. Profundidad, porque imagina y provo- ca nuevas relaciones entra la vida y la muerte; revelación porque aporta siempre un sentido complementario a las verdades primeras que la simple razón se esfuerza en reconocer como definitivamente validas». (Ogaz: 2)

• La primacía del dolor y la angustia en su poesía por una vida torturada en búsquedas existenciales, sobre la raíz de estos problemas humanos.

«Gustavo Ossorio ha preferido bajar la cabeza y escuchar lo que empie- za a hacerse presente debajo de su alma, lo que todavía es un ruido, ya que sin duda alguna tiene algo que extraer de la espantosa realidad del ser y su tránsito terrestre. O sea, el lado oscuro de la gracia». (Del Valle, “Presencia y memoria de Gustavo Ossorio”: 12)

Valle, “Presencia y memoria de Gustavo Ossorio”: 12) OssorioGILSANST11/14.indd 19 ¿p Or qué leer a G

OssorioGILSANST11/14.indd

19
19

¿pOr qué leer a GustavO OssOriO? / Prólogo I

19

Ossorio”: 12) OssorioGILSANST11/14.indd 19 ¿p Or qué leer a G ustavO O ssOriO ? / Prólogo

6/11/08

Ossorio”: 12) OssorioGILSANST11/14.indd 19 ¿p Or qué leer a G ustavO O ssOriO ? / Prólogo
Ossorio”: 12) OssorioGILSANST11/14.indd 19 ¿p Or qué leer a G ustavO O ssOriO ? / Prólogo

21:52:50

• La inmadurez de su poesía por la trunca experiencia de una muerte a corta

edad.

«Antes de examinar las nuevas generaciones debemos recordar a un poe- ta que murió prematuramente y cuya obra constituía una alta promesa; aludimos a Gustavo Ossorio. No nos parece que logró expresarse ple- namente». (Elliott: 126)

• La presencia de la muerte como factor determinante de su poesía. Conside-

rando a su persona enfermiza, como el agente de una poesía que intuye el destino aciago, así como su último libro (cOntactO terrestre) como el reflejo de una batalla contra la muerte. Esto, pues lo habría escrito en el sanatorio El Peral en la última fase de su enfermedad.

«Vivió un aire de desesperanza, intuyó el misterio de la muerte que se le avecinaba y estallaba en himnos del subconsciente que se estrellaban rotundamente con una realidad que devoraba su paso por la tierra». (Correa: 287)

Luego de enumerar estas principales tendencias, son remarcables las continuas variaciones en estos focos de atención, llegando a explicar la poesía de Ossorio, no desde la poesía misma, sino que desde el prejuicio o la superficie de la misma.

Ineludible es que cada una de estas visiones da luces al estudio que se quiere emprender. Esto, pues, de cierta forma, cada una de ellas tiene algo de razón, aunque no por separado. Todas son una de las formas de leer la obra de Ossorio, que no distaría demasiado de una primera lectura. La poesía de Gustavo Ossorio es oscura y

de difícil entendimiento, cifrada en búsquedas de lo humano y lo divino, se ve el paso de la muerte por ella como una intuición. Así, de la misma manera que es criticable

el juicio de los comentadores de Ossorio, necesario es partir de sus aproximaciones

aunque en esto haya algo de ironía. Por lo mismo, retomar la vertiente metafísica agregándole la existencial, para descubrir en su poesía el peso de una tradición Oc-

cidental de buscadores del más allá, o de las respuestas al adverso devenir, dándole

a esa tradición el carácter tanático que la presencia de lo inefable en ella tiene (ya

sea en la escatología como revelación, o en la búsqueda filosófica la iluminación), encausará esta investigación hacia la búsqueda de ciertas estructuras tradicionales en Occidente que habitan en esta poesía, iluminando así la oscura sensación de asombro que ha causado en sus lectores, estableciendo una lectura crítica, una descripción de su poética y un intento por diseñar una forma alternativa de leer cierta poesía que existe en la historia literaria chilena.

20 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

en la historia literaria chilena. 2 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 20 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

20

en la historia literaria chilena. 2 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 20 6/11/08

6/11/08

en la historia literaria chilena. 2 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 20 6/11/08
en la historia literaria chilena. 2 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 20 6/11/08

21:52:50

Bibliografía

de

“¿pOr qué leer a GustavO OssOriO santiaGOs?”

• Libros de Gustavo Ossorio

1. Ossorio, Gustavo. contacto terrestre, Boletín Chileno-Árabe de Cultura, Santiago de Chile, 1964, pp. 42-66.

2. . el sentido sombrío, Talleres Gráficos Ahués, Santiago de Chile, 1947.

3. . presencia y memoria, Talleres Gráficos Ahués, Santiago de Chile, 1941.

• Antologías

4. Arias de la Canal, Fredo. antología de la poesía cósmica chilena, Frente de Afirmación Hispanista, México, 2004, p. 97.

5. Castro, Víctor. poesía nueva de chile, Zig-Zag, Santiago de Chile, 1953.

6. Correa, Carlos René. poetas chilenos, Ed. La Salle, Santiago de Chile, 1944.

7. . poetas chilenos del siglo XX, Zig Zag, Santiago de Chile, 1972.

8. De Undurraga, Antonio. atlas de la poesía de chile, Nascimento, Santiago de Chile, 1958.

9. Elliott, Jorge. antología crítica de la nueva poesía chilena, Publicaciones del Consejo de Investigaciones Científicas de la Universidad de Concepción, Santiago de Chile, 1957.

10. Ossorio, Gustavo. “Evasión y retorno”, Revista Mandrágora n o 5, junio 1941, pp. 2-3.

11. . “Raíz de la huella”, Revista Mandrágora n o 6, septiembre 1941, p. 2.

12. Pablo de Rokha, cuarenta y un poeta joven de chile (1910-1942), LOM, Santiago de Chile, 2002, pp. 39-45.

13. Zambelli, Hugo. 13 poetas chilenos, Ediciones Roma, Valparaíso, 1948.

14. Homenaje a Gustavo Ossorio”, Revista Orfeo n o 33, 1968, pp. 98-114.

Libros de crítica

15. Santana, Francisco. evolución de la poesía chilena, Nascimento, Santiago de Chile, 1976.

16. Silva Castro, Raúl. panorama literario de chile, Ed. Universitaria, Santiago de Chile, 1961, p .125.

Artículos periodísticos

17. Acevedo, Olga y Santelices, Raúl. “Aflicción por Gustavo Ossorio”, Revista Pro-Arte n o 36, marzo, 1949; p. 4.

18. Alegría, Fernando. “Recuerdos de Gustavo Ossorio”, Revista Atenea, abril, 1949, pp. 37-40.

19. Anguita, Eduardo. Revista VEA, n o 147, 4 de febrero de 1942, p. 28.

20. Castro, Victor. “Gustavo Ossorio”, Las últimas noticias, 5 de marzo, 1973, p. 5.

21. Cuevas, Raúl. “Poesía de Gustavo Ossorio”, Las últimas noticias, 5 de enero, 1942, p. 6.

22. Danke, Jacobo. “el sentido sombrío, de Gustavo Ossorio”, Las últimas noticias, 15 de febrero, 1949, p. 3.

de Gustavo Ossorio”, Las últimas noticias, 15 de febrero, 1949, p. 3. OssorioGILSANST11/14.indd 21 21 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

21
21

21

de Gustavo Ossorio”, Las últimas noticias, 15 de febrero, 1949, p. 3. OssorioGILSANST11/14.indd 21 21 6/11/08

6/11/08

de Gustavo Ossorio”, Las últimas noticias, 15 de febrero, 1949, p. 3. OssorioGILSANST11/14.indd 21 21 6/11/08
de Gustavo Ossorio”, Las últimas noticias, 15 de febrero, 1949, p. 3. OssorioGILSANST11/14.indd 21 21 6/11/08

21:52:50

23. Del Valle, Rosamel. “presencia y memoria, de Gustavo Ossorio”, Boletín Árabe, enero, 1942,

p.

12.

24. . “Un poeta más para la muerte”, Revista Pro-Arte n o 37, 24 de

24. . “Un poeta más para la muerte”, Revista Pro-Arte n o 37, 24 de marzo, 1949,

p.

4.

25. Díaz, Humberto. “El sentido sombrío de Gustavo Ossorio”. el sentido sombrío. Op.Cit.; pp. 5-6. (?)

26. Díaz, Humberto y Merino, Luis. “Gustavo Ossorio”, Boletín Árabe, marzo, 1949, p. 7.

27. González, Raúl. “presencia y memoria”, El Siglo, 10 de mayo, 1942, p. 4.

28. Laquedem, Isaac. “Gustavo Ossorio”, El diario de Aysén, 20 de enero, 1981, p. 3.

29. Latcham, Ricardo. “Crónica literaria”, La nación, 29 de agosto, 1948, p. 8.

30. Lomboy, Reinaldo. “Presentación”, Revista Zig Zag, 22 de enero, 1942, p. 64.

31. Merino, Luis. “De los pájaros a los poetas”, La nación, 31 de julio, 1960, p. 6.

32. . “Los poetas muertos”, Las últimas noticias, 10 de marzo,1949, p. 4.

33. Muñoz, Marino. “El poeta Gustavo Ossorio”, La prensa austral, 9 de octubre, 1997, p. 2.

34. . “El poeta Gustavo Ossorio”, La prensa austral, 22 de febrero, 2001, p. 6.

35. . “Temuco, Santana y las voces”, La Prensa Austral, 30 de marzo, 2006, p. 7.

36. Ogaz, Dámaso. “presencia y memoria, de Gustavo Ossorio”, La Nación, 26 de enero, 1958, pp. 2 -5.

37. Sabella, Andrés. “Gustavo Ossorio”, Las Últimas Noticias, 5 de agosto, 1979, p. 5.

38. Sanhueza, Leonardo. “Gustavo Ossorio: cuando la muerte entra por los dedos”, Revista de Libros, El Mercurio, 12 de enero, 2001, p. 11.

39. Santana, Francisco. “presencia y memoria”, Revista Atenea n o 201, marzo, 1942, pp. 329-331.

40. Verdugo, Rodrigo. “Cuatro poetas chilenos olvidados”, Revista Derrame, noviembre, 2001, pp. 27-28.

41. Columna sin autor, ”Un poeta chileno”, Revista Ercilla, 4 de marzo, 1942, p. 17.

42. Columna sin autor, “La fuga, Gustavo Ossorio”, Revista Millantún n o 8, abril, 1943, pp. 14-

15.

22 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

o 8, abril, 1943, pp. 14- 15. 2 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

OssorioGILSANST11/14.indd

22
22
o 8, abril, 1943, pp. 14- 15. 2 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

6/11/08

o 8, abril, 1943, pp. 14- 15. 2 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd
o 8, abril, 1943, pp. 14- 15. 2 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd
o 8, abril, 1943, pp. 14- 15. 2 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

21:52:51

GustavO OssOriO: pOsible pOética

por Javier Abarca

M ientras colaboraba en revistas como Mandrágora y Pro-arte y participaba de los principales movimientos intelectuales de su época, Gustavo Ossorio fue cauto

y leal a sus propias percepciones poéticas. Trabajó su obra tanteando a través de la

correspondencia con unos pocos amigos, en la que adjuntaba sus textos y hallazgos. Este desarrollo silencioso de la obra de Ossorio constituye una muy particular ma-

nera de crear.

Como señala Eduardo Anguita en el año 1942 «su poesía, junto a la de otros poetas de su generación (Arenas, Jorge Cáceres, Cid, Julio Molina, Teitelboim y otros), no es precisamente esa poesía hecha para alagar, fácil de imágenes y color superflua

y elegante que con tanta profusión viene produciéndose en chile al lado de los au-

ténticos poetas que son los menos pero cuya calidad salva el honor nacional chileno, en tal sentido: Huidobro, Neruda, De Rokha, Rosamel del Valle, Díaz-Casanueva, y los ya nombrados, y que no sirve absolutamente para nada. No. Esta poesía, en el mismo sentido que lo es la obra de Rilke, de Mallarme, de Eluard: poesía que tiende a

escuchar ese orden olvidado, a reestablecer el verdadero orden de los objetos, ahora sugestivamente alienados por el hombre. Es poesía como “acto de conocimiento”» 1 .

En una carta a la poetisa argentina María Adela Domínguez, Gustavo Ossorio

expresa:

«El hombre-poeta no es sino el vehículo que pone de manifiesto, que tiene la facultad de desentrañar la fuerza extraña que es la poesía. O sea, el creador; el crea- dor capaz de expresar la batalla del ser, huyendo de la FORMA fácil, para hundirse en los estratos profundos y extraer de los propios orígenes emocionales el contenido estético-filosófico».

La palabra en Ossorio pregunta y responde a la vez, porque dice y no dice a su antojo; va dejando entre silencios una húmeda inquietud, la duda que cuestiona. Pero

1 «A la poesía brillante, Gustavo Ossorio prefirió la “bella desgracia” de hacer una poesía oscura» Eduardo Anguita. VEA, 4 de febrero, 1942).

de hacer una poesía oscura» Eduardo Anguita. VEA, 4 de febrero, 1942). OssorioGILSANST11/14.indd 23 23 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

23
23

23

de hacer una poesía oscura» Eduardo Anguita. VEA, 4 de febrero, 1942). OssorioGILSANST11/14.indd 23 23 6/11/08

6/11/08

de hacer una poesía oscura» Eduardo Anguita. VEA, 4 de febrero, 1942). OssorioGILSANST11/14.indd 23 23 6/11/08
de hacer una poesía oscura» Eduardo Anguita. VEA, 4 de febrero, 1942). OssorioGILSANST11/14.indd 23 23 6/11/08
de hacer una poesía oscura» Eduardo Anguita. VEA, 4 de febrero, 1942). OssorioGILSANST11/14.indd 23 23 6/11/08

21:52:51

esta duda es un recurso, un tono mediante el cual logra poner al menos un pie en la orilla de ese mundo invisible.

«Allí el hombre recurre a fundar su palabra

O el espacio de su voz

Allí percibe la simultánea estatura de su soledad Y su inútil espina Allí ocurre a morir para no oír de pronto la sombra Como un eco» 2

La seguridad en la palabra fundada, la voz, es vínculo que contiene y sujeta por

repetición la soledad y la nada particular del hombre que lo percibe. Ecos que repiten lo que quiere tocar y también lo que no quiere oír: son lugares de la memoria. En estos lugares posibles, el poeta construye el puente: el Enigma. Cruzar este puente

requiere estar consciente, presente. Por ello la memoria, separando una cualidad de otra, le permite al poeta estar en sí mismo sin abandonar ninguno de los mundos posibles que trata de asir.

«Hay aquí un juego alterno de aproximación y de huída de la muerte admirable experiencia espiritual» 3.

Esta epifanía fundamental es nostalgia de lo que adolece, lo que se ha perdido y que puede aún ser recuperado. Dos vidas para los sueños, dirá el poeta: es una ana- logía que se queda en los recuerdos. Lo aparente y lo transitorio también, pues esa visión se encarna distinguiéndose desde la experiencia y lo arcano.

Pero hemos de tener cuidado al andar en la poesía de Gustavo Ossorio preten- diendo descubrir una forma de religión poética 4 . Ossorio es un poeta que pregunta desde, por, y a través de la palabra. El origen de su enigma -que tanto le atormenta- está en amoroso abrazo con la duda que pregunta.

El poeta consciente del enigma que anuncia la palabra, da cuenta, a la vez, que

no puede revelarlo. Inevitablemente da con un sentido (certeza) sombrío, no por os- curo, sino por ser repetición de lo visto a través, o a pesar de las mismas palabras.

Se hace cargo y da cuenta de ello, en tanto él está sujeto al verbo que dice y niega a la vez. La palabra como extensión del cuerpo (materia), no sólo ve, toca. Y cuando toca las cosas, algo de él queda como una pátina mohosa al pasar por ellas, y algo queda de ellas en él, en ese tránsito. Construye un puente al preguntar, y ese puente es la palabra como extensión de la materia que participa de ambos mundos.

una

2 Gustavo Ossorio, presencia y memoria, Talleres Gráficos Ahués, 1941, p. 63.

3 Ricardo Latcham. Literatura Aflicción por Gustavo Ossorio, Pro-Arte. (?)

4 «Ossorio concibió la poesía cual una religión, la menos efímera de todas, por ello exclamaba: Mi vida ha sido sedentaria, pero torturada por mil razones. La poesía y la pintura son mi llaga y mi salvación».

En “presencia y memoria, de Gustavo Ossorio”, Dámaso Ogaz, La Nación, enero, 1958.

24 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

Ogaz, La Nación, enero, 1958. 2 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 24 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

24
24
Ogaz, La Nación, enero, 1958. 2 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 24 6/11/08

6/11/08

Ogaz, La Nación, enero, 1958. 2 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 24 6/11/08
Ogaz, La Nación, enero, 1958. 2 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 24 6/11/08
Ogaz, La Nación, enero, 1958. 2 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 24 6/11/08

21:52:51

Por eso el tono de la poesía de Gustavo Ossorio trasunta un afán de precisión, desta- cando lo que sucede y lo que queda, esa pequeña parte de uno junto a las cosas que nos anticipan o nos detienen. Esa diferencia es suficiente para llegar al mundo invisible que desea ver –saber–. Ahí, en ese lugar intenso, íntimo, como «Los libros amarillen- tos que rechinan al abrirse» 5 , algo se muestra, lo que las cosas necesitan para estar sujetas o lo que el hombre sujeta al pasar entre las cosas.

El color, por ejemplo, la diversidad de sus tonos y sus interpretaciones simbó-

licas, sugiere la cosa nombrada, el secreto que asemeja una resonancia significante desde el propio color y que la palabra necesita para revelar el enigma. Las preguntas tienen desde acá una vibración específica, una categoría. (6)

El poeta, solo ante el enigma, con paciencia de alquimista, espera junto al fuego,

con el afán de ver en el fondo del crisol, la exacta palabra que una vez dicha, evade. Entonces, preguntar es una manera de sujetar el enigma sin responderlo, preguntar es el enigma y el puente.

“El poeta desde la poesía, adquiere cada vez más conciencia para su sueño, precisión para su delirio” (7)

“Estamos ausentes, Estamos solos, Estamos lentamente vivos a causa de los sueños. Pero nosotros no sabemos nada de esto. Subir y bajar con unos gritos desgarradores No puede probar nada.”(8)

El plural es intencional, involucra a otros porque el poeta no olvida que su au-

sencia, su soledad, también es de otros; sin embargo, esa complicidad no prueba cosa

alguna. Hay honestidad al decir:

“Expreso tan claramente como puedo Esta conquista de aceite helado,

Este polvo directo sobre las calles Que mueven los pasos hacia un viaje comenzado siempre, Conjunción de inmóvil permanencia

Y lágrimas sin duda. (9)

5 Ossorio, Gustavo: “Contacto Terrestre”. Boletín Chileno-Árabe de Cultura. V, 1964.

6 “la lectura de Ossorio conduce a problemas relacionados con la metafísica, no porque el autor se lo ha propuesto, sino debido a la tensión particular de sus versos. Hay aquí un juego alterno de aproximación y de huída de la muerte, que demuestra la atracción del asunto sobre los sentidos del poeta y su filosofía particular”. Ricardo Latcham, Crónica literaria, La Nación, 29 de agosto, 1948

7 Maria Zambrano, FilosoFía y poesía, Fondo de Cultura Económica, p. 84

8 Gustavo Ossorio, sentido sombrío, Talleres Gráficos Ahués, 1948, p. 64.

9 sentido sombrío, pp. ?

1948, p. 64. 9 s e n t i d o s ombrío , pp. ?

OssorioGILSANST11/14.indd

25
25

GustavO OssOriO: pOsible pOética

25

t i d o s ombrío , pp. ? OssorioGILSANST11/14.indd 25 G ustavO O ssOriO :

6/11/08

t i d o s ombrío , pp. ? OssorioGILSANST11/14.indd 25 G ustavO O ssOriO :
t i d o s ombrío , pp. ? OssorioGILSANST11/14.indd 25 G ustavO O ssOriO :
t i d o s ombrío , pp. ? OssorioGILSANST11/14.indd 25 G ustavO O ssOriO :

21:52:51

Síntesis y significado parecen estar unidos de manera cautelosa si se quiere, astuta en su simplicidad. ¿Qué es lo cierto?, ¿qué se mueve?, pregunta como un niño atento. Es una elección primero, luego una aceptación de lo que se ha descubierto, y entonces negarlo es permitido porque no se está obligado a responder.

Esta simplicidad es lúdica.

«He aquí que se divulga el alma iluminada

Y habita su nada particular;

He aquí que entro

Y logro coger al pez antes de su agua.

Avanzo y me apoyo sobre esta forma de error» 10

Una vez que la certeza divulga y habita en la palabra, validando su poética de la pregunta, esa distancia que existe entre el pensamiento y la palabra le permite tam- bién declarar que todo esto puede perfectamente ser un error.

10 sentido sombrío, pp. ?

26 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

10 s entido s ombrío , pp. ? 2 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta

OssorioGILSANST11/14.indd

26
26
10 s entido s ombrío , pp. ? 2 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta

6/11/08

10 s entido s ombrío , pp. ? 2 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta
10 s entido s ombrío , pp. ? 2 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta
10 s entido s ombrío , pp. ? 2 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta

21:52:51

OssorioGILSANST11/14.indd 27 O bra cOmpleta 27 6/11/08 21:52:52

OssorioGILSANST11/14.indd

27
27

Obra

cOmpleta

27

OssorioGILSANST11/14.indd 27 O bra cOmpleta 27 6/11/08 21:52:52

6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd 27 O bra cOmpleta 27 6/11/08 21:52:52
OssorioGILSANST11/14.indd 27 O bra cOmpleta 27 6/11/08 21:52:52
OssorioGILSANST11/14.indd 27 O bra cOmpleta 27 6/11/08 21:52:52

21:52:52

28 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

2 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 28 6/11/08 21:52:52

OssorioGILSANST11/14.indd

28
28
2 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 28 6/11/08 21:52:52

6/11/08

2 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 28 6/11/08 21:52:52
2 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 28 6/11/08 21:52:52
2 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 28 6/11/08 21:52:52

21:52:52

pOética

Fragmento de una carta de Ossorio a la poetisa argentina María Adela Domínguez

«¿q ué es pOesÍa? ¿acaso el relato literario, retórico de algún suceso par- ticular? ¿La narración en verso medido y rimado de alguna anécdota

en la que hayamos actuado o nos haya conmovido por cualquier razón? Algo más, sin duda. La poesía no es verso, como el verso, en general, no es poesía. Sólo oca- sionalmente se produce esta conjunción. La poesía, intrínsecamente, es creación, es el surgir de ALGO nuevo, especial, independiente del resto de las cosas de la naturaleza y del hombre como actor en las cosas de la vida. El hombre-poeta no es sino el vehículo que pone de manifiesto, que tiene la facultad de desentrañar la fuerza extraña que es la poesía. O sea, el creador; el creador capaz de expresar la batalla del ser, huyendo de la FORMA fácil para hundirse en los estratos profundos y extraer de los propios orígenes emocionales el contenido estético-filosófico –esto es, eminentemente humano– que es la poesía. En magnífica síntesis, Pablo de Rokha dice: “La estética es el conocimiento intuitivo del universo, formulado en esquemas y axiomas conceptuales”. Y esto es, en cierta forma, una sintética descripción con- ceptual de poesía. El paso, a través del hombre-poeta de este conocimiento, hace surgir la chispa mágica: la poesía.

«Por eso es que lo anecdótico, lo narrativo, en el sentido de la relación de un estado de ánimo o de la descripción del panorama, no es poesía. Vida es una cosa, poesía, otra. En oportunidades se entrelazan hasta no distinguirse sino el resultado de la unión: el poema. No es lo común, desgraciadamente. Caben, desde luego, cier- tos aspectos de poesía en tal modalidad: las imágenes felices, el clima misterioso que logra desprenderse de una oración cualquiera, incluso, a veces, del total de un poema narrativo. Pero eso es esporádico, accidental. Es como alguna “parte bonita” en algu- na melodía o cuadro, cuyo total es una vulgaridad. El poema debe ser la revelación del proceso de UNIFICACIÓN de fondo y forma, la trascripción objetiva y accesible del mundo subjetivo y arcano del hombre, expresado sin énfasis, depuradamente. ¿Siempre se consigue esto? Naturalmente no. Y de aquí la oscuridad conceptual, la ausencia de lógica, de sintaxis incluso, de muchas producciones poéticas actuales.

lógica, de sintaxis incluso, de muchas producciones poéticas actuales. OssorioGILSANST11/14.indd 29 29 6/11/08 21:52:52

OssorioGILSANST11/14.indd

29
29

29

lógica, de sintaxis incluso, de muchas producciones poéticas actuales. OssorioGILSANST11/14.indd 29 29 6/11/08 21:52:52

6/11/08

lógica, de sintaxis incluso, de muchas producciones poéticas actuales. OssorioGILSANST11/14.indd 29 29 6/11/08 21:52:52
lógica, de sintaxis incluso, de muchas producciones poéticas actuales. OssorioGILSANST11/14.indd 29 29 6/11/08 21:52:52
lógica, de sintaxis incluso, de muchas producciones poéticas actuales. OssorioGILSANST11/14.indd 29 29 6/11/08 21:52:52

21:52:52

Esto en lo que se refiere, claro está, exclusivamente a poesía. La transformación, la nueva forma, el sentir estético de hoy, abarca todas las artes, desde luego. Definir por medio de la expresión la situación del propio yo en el espacio-tiempo: he aquí

la tragedia del hombre; he aquí, por otra parte, una fuente de poesía. Con lo que

se tiene, por una parte, que la poesía, el arte en general, es una REALIDAD POR SI MISMA, sin relación necesaria con nada ajeno a su intrínseca calidad. Y por otra, que el hombre, vehículo indispensable, intermediario, principio y fin, ha de echar mano, en cierta forma y medida, del mundo objetivo para dar consistencia, apariencia, SO- NIDO, a la poesía. Nada más.

«Nuestro yo es un misterioso filtro a través del cual pasa, extraño y retor- cido, el fenómeno poético. ¿Cómo surge? He aquí el poeta, el hombre-poeta en acción. En cierta forma, dictado automático, en su mayor y mejor parte, elabora- ción cuidadosa (nada de arbitraria INSPIRACIÓN) es el proceso de la gestación del poema. El poeta experimenta en su interior la necesidad orgánica, como respirar,

o comer, o amar, de manifestar la maravilla, el mundo sui generis, producto de su

espontánea creación. El universo objetivo le brinda el idioma en qué verter ese cos-

mos interno; le brinda la forma, la manera de expresarlo, la apariencia indispensable para que sea accesible a quienes logran adentrarse en su senda. Una EXPLICACIÓN de la poesía –entendida de acuerdo con lo que va expresado– es algo punto menos que imposible. En líneas generales, muy esquemáticas e incompletas, es posible a medias. Todo lo que queda dicho es justamente un intento de ello. Pero ENTRAR

al poema, descomponerlo en sus múltiples y correlativas partes, es labor que vale

mejor no intentar, pues conduciría quizás a qué peregrinas conclusiones. Si no se ha

logrado explicar a ciencia cierta los misterios del mundo exterior y la astronomía, la física y la química se complican más y más a medida que avanzan los conocimientos.

Y no sólo no se los ha explicado, sino que cada día se aparecen como más abstrusos

en razón (extraña paradoja) del propio adelanto de la ciencia y del acerbo cada vez mayor de nuevos y desconcertantes conocimientos. Si no se ha conseguido tal cosa, ¿Cómo pedir que se consiga lo mismo en un mundo hecho de tan extraños como

diversos materiales y matices? El poeta Eduardo Anguita dice: “La poesía es algo de adentro y de afuera, y en el espacio que va de lo soñado a lo realizado se mueve todo su ser con una extensa escala de valoraciones”. En resumen, el poema es el poema.

El solo, circunscrito a su propia atmósfera y órbita. Nada más. Nada menos».

30 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

órbita. Nada más. Nada menos». 3 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 30 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

30
30
órbita. Nada más. Nada menos». 3 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 30 6/11/08

6/11/08

órbita. Nada más. Nada menos». 3 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 30 6/11/08
órbita. Nada más. Nada menos». 3 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 30 6/11/08
órbita. Nada más. Nada menos». 3 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 30 6/11/08

21:52:52

presencia y memOria

p resencia y memOria OssorioGILSANST11/14.indd 1941 — Santiago de Chile, Tralleres Gráficos Ahués — 31 31

OssorioGILSANST11/14.indd

1941 — Santiago de Chile, Tralleres Gráficos Ahués — 31
1941
— Santiago de Chile, Tralleres Gráficos Ahués
31

31

y memOria OssorioGILSANST11/14.indd 1941 — Santiago de Chile, Tralleres Gráficos Ahués — 31 31 6/11/08 21:52:52

6/11/08

y memOria OssorioGILSANST11/14.indd 1941 — Santiago de Chile, Tralleres Gráficos Ahués — 31 31 6/11/08 21:52:52
y memOria OssorioGILSANST11/14.indd 1941 — Santiago de Chile, Tralleres Gráficos Ahués — 31 31 6/11/08 21:52:52
y memOria OssorioGILSANST11/14.indd 1941 — Santiago de Chile, Tralleres Gráficos Ahués — 31 31 6/11/08 21:52:52

21:52:52

3 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 32 6/11/08 21:52:52

32 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

3 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 32 6/11/08 21:52:52

OssorioGILSANST11/14.indd

32
32
3 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 32 6/11/08 21:52:52

6/11/08

3 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 32 6/11/08 21:52:52
3 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 32 6/11/08 21:52:52
3 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 32 6/11/08 21:52:52

21:52:52

h e aq u Í u n p O e ta joven que ha preferido la bella desgracia. Pudo haberse dejado tentar por las sirenas y buscar aquella para tantos adorable luz que no hace sino

abrir puertas y por donde se pasa en una amable barcarola, en un dejarse rodear por el buen rumor y la buena atmósfera. Pudo haber empezado a hacerse acariciar por lo que se llama el buen tino, por el bello entendimiento, por la corona fácil de los cinco sentidos vaciados en la parte menos insegura del hombre. Es decir, pudo partir con el romance o con cualquiera otra lámpara de oro con la que se suele conseguir, de inmediato, algo se- mejante a la satisfacción propia y ajena. Pero no ha sido así. Gustavo Ossorio ha preferido bajar la cabeza y escuchar lo que empieza a hacerse presente debajo de su alma, lo que todavía es un ruido, ya que sin duda alguna tiene algo que extraer de la espantosa realidad del ser y su tránsito terrestre. O sea, el lado oscuro de la gracia.

Admiremos el rumor lento y despiadado de estas páginas que apenas saben ofre- cernos una copa de alegría, una voz de hombre envuelto en pequeñas luces, pero que nos conducen de la mano por nuestros propios secretos, por nuestras propias zonas, por las escalas menos holladas de la angustia. ¿De qué nos serviría una copa demasiado brillante o una voz lavada por la música? Nuestro estremecimiento es casi siempre un mensaje cifrado. Y no se diga que el poeta busca adrede las tinieblas. No se diga que su voz desea cavernas para oírse temblar y prolongarse en el eco. No. Dígase solamente que el poeta es el reflejo más o menos exacto del mundo, demasiado solo y demasiado acompañado en los laberintos de su claridad desgarrada. ¿Y que otra luz mayor que la que se trata de no perecer en un rumor de abismo en abismo, de ser en ser?

Agregad a esto la extraña lección Gustavo Ossorio no la ha buscado sin duda. Pero pudo haberla rechazado como tantos que prefieren hacerse un buen lecho de lirios de la sangre responsable de su juventud. Presencia y Memoria pasará sin ruido al través de nuestras estatuas. Pero su paso logrará sumarse al de la poesía que le basta respirar y hacer crecer un árbol en la arena nocturna.

respirar y hacer crecer un árbol en la arena nocturna. OssorioGILSANST11/14.indd 33 Rosamel del Valle 33

OssorioGILSANST11/14.indd

33
33

Rosamel del Valle

33

respirar y hacer crecer un árbol en la arena nocturna. OssorioGILSANST11/14.indd 33 Rosamel del Valle 33

6/11/08

respirar y hacer crecer un árbol en la arena nocturna. OssorioGILSANST11/14.indd 33 Rosamel del Valle 33
respirar y hacer crecer un árbol en la arena nocturna. OssorioGILSANST11/14.indd 33 Rosamel del Valle 33
respirar y hacer crecer un árbol en la arena nocturna. OssorioGILSANST11/14.indd 33 Rosamel del Valle 33

21:52:52

34 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

3 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 34 6/11/08 21:52:52

OssorioGILSANST11/14.indd

34
34
3 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 34 6/11/08 21:52:52

6/11/08

3 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 34 6/11/08 21:52:52
3 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 34 6/11/08 21:52:52
3 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 34 6/11/08 21:52:52

21:52:52

presencia numerOsa

Simultáneamente Flor Número del día

5

Anillo del cielo

Vivo espejo presente

10

Tus ojos Espuma de luz Sueño de estrella Tus cabellos

Ala infinita Agua disuelta

15

20

25

Brilla en tu llanura interior Claridad Cierta palpitación pasea por tu nombre

Una llama azul Sostiene tu dulce rumbo Alrededor de tus sienes Se precisan los viajes del viento Lámpara tenue

Ah la lejanía Cada flor Cada beso tuyo En actitud de fin De tu paso

Va desprendiéndose la noche Como una gran edad.

1 En una versión de febrero de 1937, sin separación de estrofas se presenta así: «Simultáneamente / flor / número del día / ordenada de cielo / vivo espejo presente / libre mano vegetal / tus ojos / espuma de la luz

/ sueño de estrella /tus cabellos ala infinita / el agua desprendida / disuelta / brilla en tu llanura interior /

claridad / el sueño pasea por tu nombre / una llama azul / sostiene tu dulce rumbo / alrededor de tus sienes

/ se precisan los vientos / lámpara tenue / la lejanía / cada flor / cada beso tuyo / de tu paso / se desprende la noche / o también el confín de la ansiedad».

la noche / o también el confín de la ansiedad». OssorioGILSANST11/14.indd 35 p r e se

OssorioGILSANST11/14.indd

35
35

pr e se ncia y me mor ia

35

noche / o también el confín de la ansiedad». OssorioGILSANST11/14.indd 35 p r e se ncia

6/11/08

noche / o también el confín de la ansiedad». OssorioGILSANST11/14.indd 35 p r e se ncia
noche / o también el confín de la ansiedad». OssorioGILSANST11/14.indd 35 p r e se ncia

21:52:53

permanencia nOcturna

En la garganta de la noche Una gota de delirio Al hombre no alcanza la fatiga de su sombra

5

10

15

20

Cada vez que el color nace

En un círculo de fuego puro La voz de la noche Se hace dulce acuario Sometido al aire de los años

La sombra

El hombre

Los pueblos y su naufragio La agonía del fuerte

La despedida del que nunca partió

Y nuevamente la sombra

Sufriendo la ausencia de su litoral

La manera de visión Tiene una cadena

El desierto entusiasmo de su inmovilidad

Por su grito y su sal

El tiempo contiene ciertos nombres

La piel llena de estaciones frutales Se apoya débilmente sobre el sueño

36 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

apoya débilmente sobre el sueño 3 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 36 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

36
36
apoya débilmente sobre el sueño 3 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 36 6/11/08

6/11/08

apoya débilmente sobre el sueño 3 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 36 6/11/08
apoya débilmente sobre el sueño 3 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 36 6/11/08

21:52:53

distante unidad

Que media noche a menudo Mientras te recuerdo Qué luz de año y día en delirio Cuando muerdo el silencio

5

De

tu cuerpo de lirio que huye

No hay cómo circular ahora

Entre una gota y otra gota

De

tu mar cotidiano

Ya

no hay como cruzar y arder

10

Ante el aire inconcluso

Que corroe la edad que se avecina

En

el fondo uniforme de esta espera

Únase mi vana sal

Mi

sabor de designio línea triste

15

Y

tu profunda extensión de número súbito

Únase una vez en la tarde irresponsable

El

desorden conmovedor de tu forma

Y

el doliente golpe de mi esperanza prófuga

Igual que mucho abandono

20

Entre el pecho y el fuego

En

longitud ocultándose

Igual que una facultad para obtener tu sangre Así reposo Mientras la voz nocturna

25

Busca un hueco en el cielo

Y

arde

Únase el humo

Al

color central de la tierra y su vestigio

Yo

cavilo

30

Esfuerzo mi oído callado hacia ti

Y aumento la medida de tu útil residencia.

callado hacia ti Y aumento la medida de tu útil residencia. OssorioGILSANST11/14.indd 37 p r e

OssorioGILSANST11/14.indd

37
37

pr e se ncia y me mor ia

37

ti Y aumento la medida de tu útil residencia. OssorioGILSANST11/14.indd 37 p r e se ncia

6/11/08

ti Y aumento la medida de tu útil residencia. OssorioGILSANST11/14.indd 37 p r e se ncia
ti Y aumento la medida de tu útil residencia. OssorioGILSANST11/14.indd 37 p r e se ncia

21:52:53

cOmO a crecimientO es transcursO O fin

El

día

Y

la quietud de su destino fijo

Mi opresión material

Conocida completamente

5

A

través de dulces palabras nocturnas

Los ojos son perfectos frente al día y su lindero

 

Fatiga

 

Sombra obligadamente

Y

el material ya fraguado de desgracias

10

Como pálida burbuja bajo lágrima o piedra

La

noche

Baja hasta el riesgo de alguna segura voz Baja amanecida Cuando del corazón de Dios

15

Salen trotando a grandes lutos Las gacelas del invierno

Hay un eterno curso de idénticos olvidos

En

este momento tan decisivo

El

aire especialmente en cuerpo de su medida

20

Falta al suelo

Se

pega a una congoja apartada de mi frente

 

Vigilia

 

Y

ya no hay entonces

Motor de poder ni reino blanco

25

Que origine en silencio un desmayo a la muerte

O limite la acción

A una forma de fiebre levantando

Aunque sobre lo que digo

Ya

no hay nada más que agregar

30

Aunque sobre lo que crece del color Antes que la única cosa inmóvil encuentre su salida Aunque sobre el fin o su transcurso útil Flotara un bosque del porvenir

38 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

Flotara un bosque del porvenir 3 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 38 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

38
38
Flotara un bosque del porvenir 3 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 38 6/11/08

6/11/08

Flotara un bosque del porvenir 3 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 38 6/11/08
Flotara un bosque del porvenir 3 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 38 6/11/08

21:52:53

35

40

45

50

55

60

65

70

35 40 45 50 55 60 65 70 OssorioGILSANST11/14.indd O siquiera una sola fruta Impusiera su

OssorioGILSANST11/14.indd

O siquiera una sola fruta

Impusiera su exacta claridad Aunque hubiera una desesperación lenta Entre los distintos paraderos de la voluntad

Y sus grandes ventanas celestiales

Nada

Seguramente nada Alcanzaría el terreno que tiembla en mis dientes Cuando el ojo obscurece por completo Nadie tampoco habitaría el nombre Angustiado de fantasmas que muerden metales idénticos

Cuando entre los cabellos y el sueño Sólo quedarán algunos élitros perdidos Y tenaces viñedos finales

No sé qué se puede desear Cuando a través de las paredes nace una soledad

Y la mano impenetrable

Que guía las horas hacia el silencio Roza el descanso Con una aventura escalando orillas

O

con la extraña distancia que parece recuerdo

O

vana precisión de pez invadido de historia

Una tarde de gastadas violetas Detenida en el duelo Sin origen ni arma afilada

Es la tarde simplemente

Yo repito que esto es pálido de mirar

Porque hay un perfecto encierro de cielo En la agonía de quien desconocemos

Y la fortuna apresura su máquina de discordia

Cuando el espejo experimenta su frío

El hielo hace algunos pueblos

Saluda hacia el norte

Y torna a su propia vera sin acercarse a la salud

Invadido de rostros De agua a millares

Hay una gran prisa de contarlo todo Los caballos corren fijamente Algo recuerda hacia el mismo lugar

39
39

}Tan’bien cortados los

pr e se ncia y me mor ia

39

fijamente Algo recuerda hacia el mismo lugar 39 }Tan’bien cortados los p r e se ncia

6/11/08

fijamente Algo recuerda hacia el mismo lugar 39 }Tan’bien cortados los p r e se ncia
fijamente Algo recuerda hacia el mismo lugar 39 }Tan’bien cortados los p r e se ncia

21:52:53

75

Cuando su vientre en mis oídos Consumida la sangre

Oh cómo se lee después sin esfuerzo Cualquier pena honda Salida hacia presencia sonriendo segura

Considerar la voz Considerar la fiesta de los helechos habituales

80

Junto a la idea sencilla de la nube Que levanta collares y amarguras De improviso no es tarde y amo

El corazón se queda con un vestido azul y su deseo

85

90

95

100

105

Asistido de lluvias

Ventura intermitente nada trae Cuando los hombres ceden abrumados de campanadas entusiastas

Un sitio limitado

Donde comienza a levantarse la aparición Flor siempre separada de su cuerda

La cuerda que sale a la aurora

Y no sabe detenerse

Flor

Y la manera de la esperanza

La cual se despeña dulcemente

Por las laderas de la tiniebla al menor gesto de los dedos

Ahora el pueblo negro Hace ronda en torno a viejas torres Oh vosotros No hagáis causa común con el aire de las mañanas

La dulzura que brota de las pisadas Cae en ínfima agonía

Yo conozco la tranquilidad de las lámparas En tanto estiran sus corales Las cosas abiertas y su extenso ardor

Se edifican entre largos canales de amargura Preparan asimismo su terrible ceniza Secretamente al lado del corazón

40 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

Secretamente al lado del corazón 4 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 40 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

40
40
Secretamente al lado del corazón 4 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 40 6/11/08

6/11/08

Secretamente al lado del corazón 4 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 40 6/11/08
Secretamente al lado del corazón 4 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 40 6/11/08

21:52:53

Pero el verde sabor de sus fibras Apagadas de lentas gotas lineales

110 Va señalando la próxima cadena Eficaz de multitudes muertes

señalando la próxima cadena Eficaz de multitudes muertes OssorioGILSANST11/14.indd 41 p r e se ncia y

OssorioGILSANST11/14.indd

41
41

pr e se ncia y me mor ia

41

próxima cadena Eficaz de multitudes muertes OssorioGILSANST11/14.indd 41 p r e se ncia y me mor

6/11/08

próxima cadena Eficaz de multitudes muertes OssorioGILSANST11/14.indd 41 p r e se ncia y me mor
próxima cadena Eficaz de multitudes muertes OssorioGILSANST11/14.indd 41 p r e se ncia y me mor

21:52:53

resumen de ausencia

Mientras somos felices

El nombre es nuestro enemigo

Nada más que un anuncio Esparce el deseo

5

Porque en todas partes

El

nombre guía

Y

la mano se desprende

De sus dedos a sus posibilidades

A

su reducida historia

10

Sólo posible entre un sueño y alguna sombra que se cierra

La noche Lanza en persecución sin objeto Sus negaciones provisorias

De esta manera

15

El

anillo que limita el temblor redondo de la lágrima

Se perfuma de voces

Así podemos gozar La permanencia de lo ausente

Los ojos

20

No entienden la lengua de la nube

42 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

No entienden la lengua de la nube 4 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

OssorioGILSANST11/14.indd

42
42
No entienden la lengua de la nube 4 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

6/11/08

No entienden la lengua de la nube 4 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd
No entienden la lengua de la nube 4 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd
No entienden la lengua de la nube 4 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd

21:52:54

5

10

15

20

25

30

5 10 15 20 25 30 OssorioGILSANST11/14.indd e miGración al presente Recordemos los elementos de tu

OssorioGILSANST11/14.indd

emiGración al presente

Recordemos los elementos de tu voz Ajenos al día que te informa

Naciendo del agua sin objeto preciso

O de algún estremecido aire anterior y secreto

Recordemos el origen enorme de su fuerza En el pasaje de mi admiración

Tu voz

Desde el poder necesario de saberte En cualquier confín del tiempo

Hasta el temblor en la ruta de tus labios

Tu voz transitando de pronto

Entre el letargo de las mariposas

Y un detenido pensamiento final

Reconocer una fuente innumerable para la acción decisiva

Porque tu vértigo invisible Está azotando la eternidad dispuesta a la tierra

Y veo que es tuyo el cristal meridiano de la lejanía

Revestido de inaccesible afán

Y tuya también la sima profunda

En que resplandece atardecida primavera de asombro

Reducir a un solo número

La teoría de tu función en mi vida

Y saber por fin que existe una continuidad

Entre el naufragio de toda angustia perdida

Y el curso de tus alas sobre el color de los años

Procuremos determinar el pasado de tus ojos Cuando algunas estrellas Condensaban el gas de su sueño en tu mirada

Y nada se sabía aún

Del cálido hemisferio lleno de enigmas y rumores En que sucedía la soledad de mi densa espera

43
43

pr e se ncia y me mor ia

43

lleno de enigmas y rumores En que sucedía la soledad de mi densa espera 43 p

6/11/08

lleno de enigmas y rumores En que sucedía la soledad de mi densa espera 43 p
lleno de enigmas y rumores En que sucedía la soledad de mi densa espera 43 p
lleno de enigmas y rumores En que sucedía la soledad de mi densa espera 43 p

21:52:54

35

40

O definir el sortilegio de tus manos Sosteniendo algún azar de cielo Edificando la absoluta alegría en el ámbito de mi ventura

Continuando la desolación violenta del recuerdo Cuando yacía mi espacio presente Sin el resplandor de tu sentido prófugo

Subamos hasta la diversidad de tu latido Destinado a ocultar la memoria de la sombra

Mientras me invade una sorda proporción de presagios

Quedaremos por fin aquí En el momento de escuchar cómo gira el canto En este lugar que no se podrá ya olvidar

45

Quedemos aquí

Mientras transcurre la ruta del verso Y perdura la llama desnuda del miedo En tu transparencia

44 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

del miedo En tu transparencia 4 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 44 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

44
44
del miedo En tu transparencia 4 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 44 6/11/08

6/11/08

del miedo En tu transparencia 4 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 44 6/11/08
del miedo En tu transparencia 4 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 44 6/11/08
del miedo En tu transparencia 4 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 44 6/11/08

21:52:54

Donde yo espero

espaciO de lOs OjOs

 

Y

la lengua estaciona esa claridad tuya

Y

borra los sucesos de habitar

Y

prolonga el tránsito de mi sangre

5

Dónde y para qué

El

cabello

Su

frecuencia y su estío sin contacto

Entre mis dientes el vértigo de acto y ser

Oh mientras soy seguro y aguardo

10

Mientras derribo el antiguo velar

 

Salgo

 

Guío y mi calor se levanta entre aguas Cada hora cada hora

Negra vida de sonido semejante a días

15

O

pasos resplandecientes

Soy número y fin Reposo y párpado iluminado

Tú decides el asilo del extraviado tiempo Entre tibio morar y mano arrasada

20

Tú decides asimismo lo inexpugnable del miedo Lo pavoroso de los huesos en sordo subterráneo

Sobre distantes armas Sobre incestos rituales en la noche Oh perdida lenta llama

25

Qué piel de piedra amarga o cortante sueño Qué oscuro movible fondo de límite

Tú das metal abismo apenas al humo que oigo subir Contiene sobre hierba sobre tiempo unido Los ojos

30

El

océano

Ojos tuyos gran puerta y lluvia para defender el eco

océano Ojos tuyos gran puerta y lluvia para defender el eco OssorioGILSANST11/14.indd 45 p r e

OssorioGILSANST11/14.indd

45
45

pr e se ncia y me mor ia

45

tuyos gran puerta y lluvia para defender el eco OssorioGILSANST11/14.indd 45 p r e se ncia

6/11/08

tuyos gran puerta y lluvia para defender el eco OssorioGILSANST11/14.indd 45 p r e se ncia
tuyos gran puerta y lluvia para defender el eco OssorioGILSANST11/14.indd 45 p r e se ncia
tuyos gran puerta y lluvia para defender el eco OssorioGILSANST11/14.indd 45 p r e se ncia

21:52:54

35

Ojos y viento nocturno inundado Conciencia espacio íntimo del relámpago Vamos con una voz y un beso vegetal Miro en la dirección del rayo

A devorar mi propio mar

A pregonar la propia línea nevada y a punto de latir

Miro en la dirección del rayo Pero sólo veo la sed viva de tus ojos

46 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

sólo veo la sed viva de tus ojos 4 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta

OssorioGILSANST11/14.indd

46
46
sólo veo la sed viva de tus ojos 4 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta

6/11/08

sólo veo la sed viva de tus ojos 4 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta
sólo veo la sed viva de tus ojos 4 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta
sólo veo la sed viva de tus ojos 4 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta

21:52:54

cÍrculO y destrucción

Cuando los ojos bajan a una última posibilidad

Y en el comienzo de los caminos

Hay un duelo de ausencia

Cuando el calor lega al aire su acontecer

5

Y

el inventario del corazón

Ha tocado a su fin

Y

todavía

Cuando se desata en abismos la sangre

Desde una corriente de sueño dividido

10

Y

el orden exterior de la vida

Origina fantasmas que esperan hacia nuestro nombre

El

resto asombroso de luz

Que se junta a todo lo que acaba Moviéndose como una intención

15

De ventana

O

de angustia

Llega a la profundidad de la desventura

Es

sencillo salir

 

Fluido

20

Olvidando el hecho de día Para conquistar la virtud

O

su blanca libertad hecho precepto

Es

simple neutralizar la muerte

Con una visión cualquiera

25

Reducirla

Acosarla a su reducto

Que se abre siempre a un costado del hombre Mientras sueña

O

anda

30

O

va

Hay que determinar la historia de estos días imperfectos

Hay que desentrañar su afirmación falsa de llegar

Adherir una actitud a lo inexplicable de su sombra Encontrar una puerta

35

Y

pasar a su través

Para llenar las manos de confianza

Y pasar a su través Para llenar las manos de confianza OssorioGILSANST11/14.indd 47 p r e

OssorioGILSANST11/14.indd

47
47

pr e se ncia y me mor ia

47

a su través Para llenar las manos de confianza OssorioGILSANST11/14.indd 47 p r e se ncia

6/11/08

a su través Para llenar las manos de confianza OssorioGILSANST11/14.indd 47 p r e se ncia
a su través Para llenar las manos de confianza OssorioGILSANST11/14.indd 47 p r e se ncia
a su través Para llenar las manos de confianza OssorioGILSANST11/14.indd 47 p r e se ncia

21:52:54

Y tomar un paso después Un paso que no impida desaparecer Porque es posible morir

40 Afirmando la muerte en nuestra vida O solamente queriendo estar feliz Cuando hay un viento especial Deslizándose por la luz

48 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

especial Deslizándose por la luz 4 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 48 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

48
48
especial Deslizándose por la luz 4 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 48 6/11/08

6/11/08

especial Deslizándose por la luz 4 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 48 6/11/08
especial Deslizándose por la luz 4 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 48 6/11/08
especial Deslizándose por la luz 4 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 48 6/11/08

21:52:54

5

10

15

20

25

30

35

5 10 15 20 25 30 35 OssorioGILSANST11/14.indd p rOpósitO Cruza el pequeño viento la tierra

OssorioGILSANST11/14.indd

prOpósitO

Cruza el pequeño viento la tierra Aparecido caído de alto fuego Pegado al agudo súbito de ti He aquí tu gran rumor venido a limitado extremo Precediendo a las cosas adorables

Ávidamente penetrando He aquí por otra parte Tu tranquilo material Tus ojos tus manos la longitud de tu voz Lleno todo de oculta destrucción

Y

El lugar de tu sombra completamente Para medir tu circulación abro mis brazos Tu circulación larga anochecida Extremada de siempre ser

Sustancial de abarcar de invadir Tocado el directo invisible Rodeo lleno de perdición

El tiempo perpetuo alrededor

Como si hubiera una gran siembra

De piedras resonando Ah si yo estableciera mundo adentro

Si yo aumentara un poco cada día

El ininterrumpido sello de mis estaciones conocidas

Si siquiera sometiera a mi medida

La ciencia de velar antes o después Por tu acaecer contrario al extravío Justa Tu cara enteramente hacia alto dueño Tu abandono a hora de brotar

Tu defensa a menos sangre cada vez Dispuesta y postrera Cómo cae confusa cae Cómo adquiere gran pasado Tradición entraña sistema de acabar

también

Desde mi calor independiente

49
49

pr e se ncia y me mor ia

49

entraña sistema de acabar también Desde mi calor independiente 49 p r e se ncia y

6/11/08

entraña sistema de acabar también Desde mi calor independiente 49 p r e se ncia y
entraña sistema de acabar también Desde mi calor independiente 49 p r e se ncia y
entraña sistema de acabar también Desde mi calor independiente 49 p r e se ncia y

21:52:54

Abarco tu callar tan común Ante mi adverso lugar Que une viejas muertes Yo te aguardo

40 Mientras algo se trastorna Fuerza apenas desmentida Definitivo apareciendo

50 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

desmentida Definitivo apareciendo 5 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 50 6/11/08 21:52:55

OssorioGILSANST11/14.indd

50
50
desmentida Definitivo apareciendo 5 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 50 6/11/08 21:52:55

6/11/08

desmentida Definitivo apareciendo 5 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 50 6/11/08 21:52:55
desmentida Definitivo apareciendo 5 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 50 6/11/08 21:52:55
desmentida Definitivo apareciendo 5 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 50 6/11/08 21:52:55

21:52:55

Ocupación del mundO

Porque me despierto a veces Aumenta mi destino a sucumbir Me impregno de tus vegetales tintas De tu adorable gran relámpago

5

De tu nocturna obligación

Voy por el inalterable paso del viento

A

ser yo solamente

Largamente contra mí

Hundo lo que mi piel estableció

10

Avanzo con dos alargados fríos Hacia la pérdida final Todo el valor apenas profundo

A

lento ígneo pie

Revuelve las cosas establecidas

15

Las cosas que vemos y tocamos

Hoja leve

Alto vacío

Desventura

Circulación

20

Rumbo confuso Tú partes invadida de mí Partes a hurgar mi vestigio Tu raíz plasma refugios profundos

En lo lejano

25

Rueda inaccesible el denso vino del recuerdo

A

veces se entreabre la frente

Para temblar por esta presencia celestial

A

veces parece sacudir las mañanas

Replegarse en mi cara

30

Estimulada de sucesivas estrellas Para quedar al fin

Entre los huesos y el puro fuego externo

Desposeído

Lento de perfección

35

Quién limitó la seguridad de temer Quién hizo y deshizo el tiempo de gran confusión

de temer Quién hizo y deshizo el tiempo de gran confusión OssorioGILSANST11/14.indd 51 p r e

OssorioGILSANST11/14.indd

51
51

pr e se ncia y me mor ia

51

hizo y deshizo el tiempo de gran confusión OssorioGILSANST11/14.indd 51 p r e se ncia y

6/11/08

hizo y deshizo el tiempo de gran confusión OssorioGILSANST11/14.indd 51 p r e se ncia y
hizo y deshizo el tiempo de gran confusión OssorioGILSANST11/14.indd 51 p r e se ncia y
hizo y deshizo el tiempo de gran confusión OssorioGILSANST11/14.indd 51 p r e se ncia y

21:52:55

40

45

Que quedó olvidado en tu piel Quién emigró al perfume geográfico de tu curso preciso Quién quién pudo traer tanto día a nuestro sueño

Perpetuamente respiro el pesado miedo De saberlo alguna vez Por las calles Entre estos lugares habitados Por completo tu forma pura

Va tranquila

52 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

tu forma pura Va tranquila 5 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 52 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

52
52
tu forma pura Va tranquila 5 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 52 6/11/08

6/11/08

tu forma pura Va tranquila 5 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 52 6/11/08
tu forma pura Va tranquila 5 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 52 6/11/08
tu forma pura Va tranquila 5 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 52 6/11/08

21:52:55

5

10

15

20

25

30

5 10 15 20 25 30 OssorioGILSANST11/14.indd i mplacable nOmbre Densa apariencia de continuidad Yo encomiendo

OssorioGILSANST11/14.indd

implacable nOmbre

Densa apariencia de continuidad

Yo encomiendo la noche a tu guardia fiel

Y voy tranquilo a consistir

Alargado

Húmedo

Exterminado

Cada sudor y cada sed transcurren Ante cada espuma descubro el pie o su huella

El pie levantando paisajes inesperados

Oh lámpara fija que tú pueblas Así brilla inalterablemente mi desmedido inmóvil aceite

Así

Espeso desesperado

En disposición de mar y de olvido

Acontezco

Y dispongo sencillamente mi incertidumbre hacia ti

Desnudo quedo Creciendo cada vez un poco más Adentro de la amarga pregunta

Quiero mover de astro tu rededor de eco Adelgazar tu raíz Tu confuso hilo Hacia un tiempo más seguro Sobreola de dura flor

Sobreespada de completo temblor Sobrecuerpo de profundo vigilante Pero ya habrá ocasión de rumor Tu nombre Confundido con su origen circula

Sobre espacio de amar

53
53

pr e se ncia y me mor ia

53

de rumor Tu nombre Confundido con su origen circula Sobre espacio de amar 53 p r

6/11/08

de rumor Tu nombre Confundido con su origen circula Sobre espacio de amar 53 p r
de rumor Tu nombre Confundido con su origen circula Sobre espacio de amar 53 p r
de rumor Tu nombre Confundido con su origen circula Sobre espacio de amar 53 p r

21:52:55

5

10

15

20

25

30

35

invitaciOnes

Acoge acoge lo perenne lo ardiente

El camino que pide su entraña

Según el fuego Según el modo de invasión

En el instante de alba atónita Cree tu pasión la actitud de unir Cualquiera tremenda cosa Falso fundamento

Relámpago hambre o mitad del corazón

Cree tu ilimitado espejo más formas de idolatría Por encima de los siglos sin días Frente al trigo

O al origen de una mirada que va a nacer

Que nadie nunca lo sepa

Cavado de espanto a espanto Hecho de cristal o sangre viva Alto Distinto hacia los labios He aquí tu rostro ritual que sólo yo conozco

Mediando entre arena nocturna y perfecciones Conozca el fin sombra de suelo Más abajo de lo violento vivido Tu embajada de gérmenes azules De pájaros reuniendo bondad

Nombre tuyo Fascinación de proseguir Ah sin parar un instante yo sueño

Es justo que llegues

Abre tu iluminación tu inventario mágico

Desde el vértice de un trueno Formula tus serpientes de amanecida Echa a andar la gran historia nuestra Desmadeja la obstinada muerte Torcida en su orbita de ciego puente

Por esto o aquello o la noche Ceremonia régimen instaurado para vigilar

54 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

régimen instaurado para vigilar 5 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 54 6/11/08 21:52:55

OssorioGILSANST11/14.indd

54
54
régimen instaurado para vigilar 5 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 54 6/11/08 21:52:55

6/11/08

régimen instaurado para vigilar 5 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 54 6/11/08 21:52:55
régimen instaurado para vigilar 5 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 54 6/11/08 21:52:55
régimen instaurado para vigilar 5 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 54 6/11/08 21:52:55

21:52:55

40

45

40 45 OssorioGILSANST11/14.indd Entre espadas y clamores finales Pon un collar de misteriosas palomas sobre el

OssorioGILSANST11/14.indd

Entre espadas y clamores finales Pon un collar de misteriosas palomas sobre el recuerdo Cierra los horizontes exigentes

O ábrelos para siempre Ve la verdad Acallemos el sortilegio de espantos Que acontece bajo nuestro destino Penetremos al enigma

Horademos la voz impenetrable Disuelta en primitiva tiniebla Puede ser el comienzo del viaje hacia más vida

55
55

pr e se ncia y me mor ia

55

en primitiva tiniebla Puede ser el comienzo del viaje hacia más vida 55 p r e

6/11/08

en primitiva tiniebla Puede ser el comienzo del viaje hacia más vida 55 p r e
en primitiva tiniebla Puede ser el comienzo del viaje hacia más vida 55 p r e
en primitiva tiniebla Puede ser el comienzo del viaje hacia más vida 55 p r e

21:52:55

Germen de vOz

No amo la voz humana Adversario desmedido

Durante el territorio de nuestro pie

5

10

15

20

25

30

35

La

luz lenta junto al día

En

orden siempre por cada sobrevida

La flor que sin tregua sucede Con evidente miedo de morir Qué seguridad mientras un nuevo olvido

Se levanta y sube a la frente

Redondo de otoño Qué fijo límite situado a golpe de hueso

Sobre color o mar En mi corazón se aletarga Cierta proposición de espera en él se reparte

Un aire sordo se propaga Cierta gastada propiedad Cíñele de inmóvil pobreza Aleta los ojos Un poco después de suceder

De extremo a extremo del agua

La voz humana suma cielos enemigos

Alerta los ojos

Tendidos al paso circular de la noche Que nadie lo olvide ya

Sobre voz Sobre roca combate principio de voz

Se funda el día

Tan tenaz de ruina Pero ya no se sabe seguir

Nadie podría nunca seguir

La estrella hace su ascensión como siempre

Un hilo gris la ata

El movimiento germina

Cumple con eso su pacto piadoso

No hay medida

O palabra

56 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

piadoso No hay medida O palabra 5 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 56

OssorioGILSANST11/14.indd

56
56
piadoso No hay medida O palabra 5 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 56

6/11/08

piadoso No hay medida O palabra 5 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 56
piadoso No hay medida O palabra 5 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 56
piadoso No hay medida O palabra 5 6 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 56

21:52:55

O

falsa vida insalvable

La

voz humana avasalla

Gira sube su barrera establecida

40 Socava solidaria su base de minuciosa tierra

Entretanto Aún palpita en el mundo cardinal Una certidumbre llena de bondadoso eco

en el mundo cardinal Una certidumbre llena de bondadoso eco OssorioGILSANST11/14.indd 57 p r e se

OssorioGILSANST11/14.indd

57
57

pr e se ncia y me mor ia

57

cardinal Una certidumbre llena de bondadoso eco OssorioGILSANST11/14.indd 57 p r e se ncia y me

6/11/08

cardinal Una certidumbre llena de bondadoso eco OssorioGILSANST11/14.indd 57 p r e se ncia y me
cardinal Una certidumbre llena de bondadoso eco OssorioGILSANST11/14.indd 57 p r e se ncia y me
cardinal Una certidumbre llena de bondadoso eco OssorioGILSANST11/14.indd 57 p r e se ncia y me

21:52:55

cOntribución a recOrdar

Es importante saber Cómo se cierra el recuerdo Sobre las cosas

Sobre su forma y su activo enigma

5

Porque sólo existe el sol

A

causa de cierta blanca esperanza

En cambio el recuerdo En medio de las láminas del insomnio Alza siempre su vuelo

10

Combatiendo la llamada de la frente Una agonía conocida

Y

el temor a la mano imperturbable

Bastan para llenar de ojos el aire

Entonces

15

La amplitud de lo que se olvida sobreviene Con su aspecto tan natural

El

estado de todo

Oh adiós de la legua sin duda

La virtud de subsistir

20

La vana actitud ante cualquier fin

El

hombre calla ante su absoluta probidad

Pero el recuerdo hace subir al árbol tranquilo

Normaliza su tarea inmóvil Para uso de incompleto delirio

25

No obstante

Un blando espanto gana el corazón

Y

su fuego hermético

Un sonido de hielo y accidente Hace ámbito y número

30

En el fosforescente hilo del recuerdo cerrado Ninguna libertad alcanza al hombre Al hombre que prepara su caída

Y

conoce oscuramente

El

sortilegio de su andar por el mundo

35

Así no haga de la estrella un pensamiento Ni suceder ninguna flor de su garganta

58 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

ninguna flor de su garganta 5 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 58 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

58
58
ninguna flor de su garganta 5 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 58 6/11/08

6/11/08

ninguna flor de su garganta 5 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 58 6/11/08
ninguna flor de su garganta 5 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 58 6/11/08
ninguna flor de su garganta 5 8 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 58 6/11/08

21:52:56

40

45

50

55

40 45 50 55 OssorioGILSANST11/14.indd Es importante saber De qué manera el recuerdo reclina su raíz

OssorioGILSANST11/14.indd

Es importante saber

De qué manera el recuerdo reclina su raíz En el agua que sabe desaparecer

Donde vigila su abierta semilla

Si el astro urbano

Caído en el centro mismo del tiempo Hace razón la ardiente joya Transparente de amor

O algún náutico esparcido elemento

Próximo al fin Cercando de olvido el comercio de cada día Torno luego a saber todas las cosas Las cosas que se van por donde mi pecho se abre

Las cosas que esperan su medida Escondidas adentro de la tiniebla Desde aquí Verifico la plenitud de recordarlas De bajar o subir a su mundo disperso

Pienso en su verde laberinto Ancho espacio que arde Lleno de puertas prestigiosas

59
59

pr e se ncia y me mor ia

59

su verde laberinto Ancho espacio que arde Lleno de puertas prestigiosas 59 p r e se

6/11/08

su verde laberinto Ancho espacio que arde Lleno de puertas prestigiosas 59 p r e se
su verde laberinto Ancho espacio que arde Lleno de puertas prestigiosas 59 p r e se
su verde laberinto Ancho espacio que arde Lleno de puertas prestigiosas 59 p r e se

21:52:56

5

10

15

20

vértiGO O viaje

Sube el llanto Por un borde dividido Por un despertar Hacia la lengua y lo que viene

Yo he perdido mi presencia Yo he dejado justamente el humo inesperado de mi cabeza Sobre la oscuridad que va moviéndose

La muerte se conturba

Y torna a su óxido redondo

Memorable estar y llama

Mientras el cuerpo se abre

A su acto desconocido

Por la arena o la mañana clavada a la noche

Qué puede que podría poder el ruido del error

Ante la mano caída de espera Qué podría el error opuesto al fin Olvidado de la sangre Con una persecución y un área de sal ahora

Yo perdí mi presencia

Pude haber el secreto de ir y de venir Por el invierno

Qué día y paso en la atmósfera de vidrio Para siempre

60 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

atmósfera de vidrio Para siempre 6 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 60 6/11/08

OssorioGILSANST11/14.indd

60
60
atmósfera de vidrio Para siempre 6 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 60 6/11/08

6/11/08

atmósfera de vidrio Para siempre 6 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 60 6/11/08
atmósfera de vidrio Para siempre 6 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 60 6/11/08
atmósfera de vidrio Para siempre 6 0 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 60 6/11/08

21:52:56

5

crecimientO

Sacude de mí este sol De consumida huella Lleva de mí su material anillo Su visión repetida de historia

La inmóvil claridad de tu existencia Basta al vigilante ardor de la alegría

Tus ojos abren un surco de prolongado fuego Lleva hacia tiempo pronto lirio Esta ola y su intacta forma

10

De ti sale un leve vapor de soledad Que se adentra en la suerte de los días

Los días que cantan la rosa de su sombra El vigor de su espejo que resuena

15

20

Ilimitado sueño

Lento nombre que contemplas Ser que consumes la ilusión detenida

Haz en los ojos una noche Una puerta sostenida Un blanco mar de perdidos dominios

Aumenta la estrella hacia una luna de voz

Encausa estas aguas sin error Mientras se aleja incesante el abandono

aguas sin error Mientras se aleja incesante el abandono OssorioGILSANST11/14.indd 61 p r e se ncia

OssorioGILSANST11/14.indd

61
61

pr e se ncia y me mor ia

61

error Mientras se aleja incesante el abandono OssorioGILSANST11/14.indd 61 p r e se ncia y me

6/11/08

error Mientras se aleja incesante el abandono OssorioGILSANST11/14.indd 61 p r e se ncia y me
error Mientras se aleja incesante el abandono OssorioGILSANST11/14.indd 61 p r e se ncia y me
error Mientras se aleja incesante el abandono OssorioGILSANST11/14.indd 61 p r e se ncia y me

21:52:56

aire accesible

A punto de qué golpe o calor

Para qué trance de oculta muerte Te inclinas y llegas a mi rumor Cerrado aceite para mi nuevo perecer

5

Dolor y tu paisaje secreto a flor de voz

Vives ya en esta lumbre de angustia Alta y dispersa Mientras mis ojos Apenas dominados de puntuales abismos

10

Suspendían tu nombre ausente Bajo la llave de mi paso En un aire de herida presencia

Ah y si no hay una región especial para ver y arder

Si

no hay una forma de naufragio o escala

15

Para respirar y vencer

Y

si miro hacia lo destruido

Y

se enciende de pronto alguna vacía lámpara

Pero las cosas y el fuego te anuncian Prontos al mar

20

A

cierta espesa muerte preferida

Admirable y permanente

Entras a mi materia parecida a un furor

A

una noche de dura orilla

Entras a ella como mensaje inextinguible

25

Tu movible memoria sola incorporada a mi piel Tu mano por fin dulce y necesaria ardiendo Tus ojos en lejano abandono Con una raíz y un destino

62 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

Con una raíz y un destino 6 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 62

OssorioGILSANST11/14.indd

62
62
Con una raíz y un destino 6 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 62

6/11/08

Con una raíz y un destino 6 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 62
Con una raíz y un destino 6 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 62
Con una raíz y un destino 6 2 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 62

21:52:56

5

10

15

20

25

5 10 15 20 25 OssorioGILSANST11/14.indd l lave encendida El extremo silencio de los ojos Y

OssorioGILSANST11/14.indd

llave encendida

El

extremo silencio de los ojos

Y

ese ruido de la vida

Que no vemos Que está

Innumerable y sin poder avanzar Alrededor de los dedos En las uñas y en el delirio Me anuncian el aire indescifrable Donde crece un árbol para dar sombra al sueño

El calor se apodera de nuestros secretos

Cae de la cara como una palabra

Como una arena iluminada Le escucho Soy su victima y le amo

El calor que ahuyenta la angustia exterior

Abre tu corazón como una definitiva lámpara Y alza algo más el sol a fin de no abrasarte

Este es el prolongado ánimo de eternidad Que hace la flor

O echa a volar su olor de indefinido azul

Pero hay el agua y la sal detenida Hay la invisible serpiente en libertad Que confunde las lenguas

No lo olvidemos si no queremos morir

Es que nunca entraremos Nunca tendremos la fuerza para entrar a la revelación Que nos ata las manos Que rueda por la piel y se detiene en los besos? Es que nunca tocaremos su entrada de dulce vapor?

63
63

pr e se ncia y me mor ia

63

detiene en los besos? Es que nunca tocaremos su entrada de dulce vapor? 63 p r

6/11/08

detiene en los besos? Es que nunca tocaremos su entrada de dulce vapor? 63 p r
detiene en los besos? Es que nunca tocaremos su entrada de dulce vapor? 63 p r
detiene en los besos? Es que nunca tocaremos su entrada de dulce vapor? 63 p r

21:52:56

30 Nunca si no desertamos del espejo Que continúa el error de nuestro ser Si no cerramos la historia con una gran llave negra Si no abandonamos para siempre estos pájaros engañosos Estos días crispados

3 5

Llenos de cavernas y palabras envejecidas Por breve rito y en contacto de tormenta Para contener tu mirada Para abarcarla y rodearla Sin necesidad de ir y venir por tus ojos

40 Hemos de arder en el temblor sin término Que asigna al aire mi respiración

64 Gustavo Ossorio / Obra cOmpleta

Que asigna al aire mi respiración 6 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 64

OssorioGILSANST11/14.indd

64
64
Que asigna al aire mi respiración 6 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 64

6/11/08

Que asigna al aire mi respiración 6 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 64
Que asigna al aire mi respiración 6 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 64
Que asigna al aire mi respiración 6 4 Gustavo Ossorio / O bra cOmpleta OssorioGILSANST11/14.indd 64

21:52:56

5

10

15

20

25