Está en la página 1de 3

IDENTIFICACIÓN DEL MODELO FORMATIVO APLICADO A PARTIR DEL ANÁLISIS

DE UNA ACCIÓN EDUCATIVA

CASO PROPUESTO (TECNICO DE FORMACION ON-LINE)


Nos encontramos ante un curso de formación de formadores online que se compone de 6
módulos. Se puede impartir con diferente carga lectiva; mínimo dos meses (25 horas),
máximo 5 meses (60 horas). La guía de aprendizaje es la que determinará el itinerario y la
temporalización, en función del tipo de oferta y de estudiante al que se dirige la formación.

El curso se distribuye exclusivamente en soporte digital desde un aula situada en un


entorno virtual de aprendizaje. En ella se encuentran los siguientes espacios de
comunicación: tablón del profesor (para dar indicaciones sobre el curso, pautas, proponer
la evaluación, etc.), el debate (para las actividades de discusión propuestas por el
profesor) y el foro (para otras cuestiones del curso y para compartir actividades de
aprendizaje).

Inicialmente, y durante unos 15 días, los estudiantes realizan un taller virtual con un
consultor experto para conocer las prestaciones y funcionalidades del entorno.

El curso a analizar se encuentra disponible en la dirección web:

http://cv.uoc.es/~fcaulas/20041/90.849/m2/web/index1.html

DESARROLLO
Antes de concluir cuál es el modelo formativo aplicado en el curso “Técnico de formación
on-line” analicemos algunos de los elementos básicos de todo proceso formativo on-line.

Plataforma: el curso va a ser impartido de forma online. Llama la atención que se puede
impartir en 25 o 60 horas dependiendo del tipo de curso que se piensa ofertar y el perfil
del estudiante al cual se dirige la información.

El diálogo, de acuerdo al enunciado del caso, entre el formador y el estudiante se da a


través del uso del tablón del profesor, debates y foros de acuerdo al enunciado del caso
propuesto. El diálogo se genera mayoritariamente por parte del docente, los foros y la
comunicación por e-mail son los únicos medios para la interacción entre estudiantes
donde eventualmente se den algunas construcciones nuevas de conocimiento con una
intervención mínima del docente.

Se contempla un módulo inicial para que los estudiantes alcancen el dominio necesario de
la plataforma y sus herramientas, de tal forma que el desarrollo del curso sea lo más
provechoso posible y minimizar el tiempo de respuesta en cuanto a inquietudes técnicas.

Contenidos y tareas: los contenidos y las tareas son predeterminados por la institución
educativa, existen algunos materiales complementarios que se encuentran referenciados
en el marco principal del curso, no existe información al respecto pero al parecer son de
consulta opcional por parte de los estudiantes.

El acceso a los contenidos y actividades no es apropiado para un curso on-line, no


corresponden a un diseño modular y aunque los contenidos son secuenciales pierden su
utilidad al estar en una ventana externa que se superpone a la pantalla de contenidos del
curso lo que limita un poco una buena navegación por ellos.
Los objetivos y el cronograma de los módulos se muestran cuando se accionan los
botones correspondientes en los primeros temas de cada unidad.

Llama la atención el uso de la multimedia en la presentación de la información general de


cada módulo, quizás es lo único que diferencia el contenido digitalizado de uno impreso.

No hay ningún margen para que el estudiante tenga influencia sobre el contenido, los
contenidos son impuestos por la institución o el docente, queda a opción del alumno
complementarlos con las referencias dadas o con sus propias búsquedas bibliográficas.

Acción tutorial y seguimiento: el docente tiene en todo momento el control del


contenido, las tareas y del proceso (tareas, diálogo, etc.). El apoyo viene principalmente
del docente, aunque eventualmente puede haber algo de colaboración entre los
estudiantes en el espacio del foro.

El seguimiento del proceso es realizado por el tutor y la institución, durante el desarrollo


del curso este seguimiento recae principalmente en el docente.

CONCLUSIONES
Por todo lo anterior podemos inferir que de acuerdo al modelo pedagógico de los
cuadrantes de Coomey y Stephenson (ver figura 1) este curso se ubica claramente una de
las esquinas más alejadas del cuadrante noroeste (NO) debido al alto grado de control por
parte del profesor de los procesos, los materiales y las tareas. Todas las características
DIAC (diálogo, implicación, apoyo y control) que identifican los cuadrantes, por
consecuencia, tienen un alto grado de control por parte del docente/formador.

1
Figura 1. Cuadrícula de paradigmas pedagógicos de Coomey y Stephenson

Si analizamos a profundidad las actividades del curso notamos que no hay muchas
1
Tomado de: STEPHENSON, J y SAGRÁ, A. Modelos pedagógicos y e-learning
oportunidades para una construcción colectiva del conocimiento, aparte de los debates
solo una de las tantas actividades programadas tiene carácter grupal.

El modelo de formación a primera vista es instructivista dado el evidente control por parte
del docente aunque las actividades y los debates a mi parecer permiten la construcción de
nuevos conocimientos basados en saberes y experiencias anteriores así que opino que
hay una mezcla de instructivismo/constructivismo. El proceso es centrado en el profesor y
es del tipo postindustrial al utilizar los recursos disponibles en la sociedad de la
información.

Hay muy poca información para determinar si este es el modelo que más se adecua ya
que hay que tener información sobre el tipo de estudiante, la experiencia previa en cursos
mediados por TIC’s, etc. En todo proceso educativo la única constante es que todo debe
ser susceptible de mejoras y este curso no es la excepción.

Jairo Acosta Solano


Estudiante Maestría en Educación y TIC’s