Está en la página 1de 10

ESTRÉS LABORAL

Esta respuesta da origen a una serie de cambios físicos, biológicos y hormonales previa evaluación
consciente o inconsciente de los factores denominados estresores.

Para simplificar el análisis de una situación diaria, podemos decir : una persona recibe señales tanto externas
como internas y para mantener un cierto equilibrio reacciona. Esta reacción es la que permanentemente
mantiene en funcionamiento los diferentes sistemas que regulan la interacción del hombre y su ambiente con
lo que siempre el organismo humano va a generar un determinado nivel de estrés.

Cuando estas señales o estresores tanto internos como externos, incrementan su intensidad y el organismo
no logra su manejo y/o equilibrio, y se acumula una determinada cantidad de energia que no se logra
canalizar o sea no logra descargarse en forma adecuada, esta energía se canaliza sobre diferentes partes del
organismo provocando patologías variadas en los distintos sistemas corporales.

TIPOS DE ESTRÉS

Dentro de lo que denominamos estrés aparecen dos clases : el eutrés y el distrés.

El eutrés: cuando el organismo responde armónicamente respetando los parámetros fisiológicos y


psicológicos de la persona, o sea cuando la energía de reacción ante los estresores se consume
biológicamente y físicamente, estamos en presencia del denominado eutrés, o sea podemos decir es el
estrés “bueno”, el necesario para que podamos seguir desarrollándonos como personas.

El distrés: estamos en presencia de lo que se denomina distrés o estrés “perjudicial” cuando el organismo
no responde en forma suficiente a los estresores, o responde en forma exagerada, ya sea en el plano
biológico, físico o psicológico, no pudiendo consumirse el exceso de energía desarrollada.

LAS FASES DEL ESTRÉS (DISTRÉS)


Dentro del desarrollo de lo denominado estrés, en su faz patológica o sea al que denominados distrés,
se observan tres fases :

1. 1era fase o reacción de alarma


2. 2da fase o estado de resistencia
3. 3era fase denominada de agotamiento

1) 1era fase o reacción de alarma :

Cuando el organismo sufre una amenaza, se estimula el hipotálamo, que es el área del cerebro que produce
“factores liberadores” que son sustancias que cumplen la función de mensajeros, llevando las señales de aviso,
( mediante el envío de sustancias), de haber recibido una alarma, a las distintas zonas del cuerpo. Una de estas
sustancias es la hormona denominada ACTH (hormona adrecorticotropica) que viajando por el torrente sanguíneo
llega hasta la glándula suprarrenal, haciendo que ésta produzca cortisona u otras hormonas denominadas
corticoides. Otro mensaje o señal que va por la vía nerviosa desde el hipotálamo hasta la médula suprarrenal va a
provocar la secreción de adrenalina.

2) 2da fase o estado de resistencia:


Cuando la amenaza que percibe el organismo se prolonga en el tiempo (amenaza por agentes lesivos físicos,
químicos, biológicos o sociales) puede ocurrir un equilibrio dinámico u homeostasis entre el medio ambiente interno
y externo de la persona o una disminución en la capacidad de respuesta, debido al agotamiento de las glándulas del
estrés. Si el organismo posee la capacidad suficiente para resistir durante mucho tiempo, no aparecerán problemas,
de lo contrario, se avanzará a la tercera y última fase que es la de agotamiento.

3) 3era fase o de agotamiento:


El agotamiento del organismo por una situación prolongada de estrés, va a provocar un gran deterioro de las
capacidades fisiológicas y con ello la enfermedad estrés ingresa a esta última fase denominada precisamente de
agotamiento.
Las capacidades del organismo se reducen al mínimo y por lo tanto sucumbe fácilmente a los estresores tanto
externos como internos.

EL ESTRÉS LABORAL

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define al estrés laboral en los siguientes términos :
” Esta enfermedad es un peligro para las economías de los países industrializados y en vías de desarrollo.
Resiente la productividad, al afectar la salud física y mental de los trabajadores.”

En relación a las ventajas competitivas y cómo son influenciadas por el estrés la OIT sostiene que :” las
empresas que ayuden a sus empleados a hacer frente al estrés y reorganicen con cuidado el ambiente de
trabajo, en función de las aptitudes y las aspiraciones humanas, tienen más posibilidades de lograr ventajas
competitivas.”

Cuando un trabajador se encuentra sometido a estrés tiende a abandonar su trabajo, por ese motivo
algunas empresas suelen tener un alto índice de rotación. Otro estresor, puede ser el pensamiento que puede
invadir al trabajador en cuanto a que no posee un firme estabilidad laboral y en cualquier momento puede
perder su puesto de trabajo.

El estrés laboral puede ser : episódico o crónico. Es episódico por ejemplo, cuando se sufre el despido
laboral y se lo denomina crónico cuando surge debido al ambiente laboral, la sobrecarga del trabajo, las
alteraciones de los ritmos biológicos, las responsabilidades y decisiones muy importantes, etc..

SITUACIONES EN QUE SE PUEDEN DESARROLLAR EL ESTRÉS LABORAL


Dentro de las organizaciones, son varias las situaciones donde el trabajador está expuesto a diferentes
estresores que lo pueden llevar a sufrir estrés laboral . Las mismas son :

1. El ambiente laboral inadecuado


2. La sobrecarga de trabajo
3. La alteración de los ritmos biológicos
4. Las responsabilidades y decisiones muy importantes
5. La estimulación lenta y monótona
6. Las condiciones laborales inadecuadas.

Veamos una pequeña síntesis de cada una de ellas :

1) El ambiente laboral inadecuado:


Aquí aparecen los denominados “estresores ambientales” como podrían ser : iluminación deficiente, alto nivel de
ruido o ruidos intermitentes, excesivo nivel de vibraciones, presencia de contaminantes químicos en la atmósfera,
altas o bajas temperaturas, trabajos en altura de alto riesgo, trabajos en instalaciones eléctricas, atmósferas mal
ventiladas, trabajos en máquinas de alto riesgo (balancines, cizallas, prensas, etc.). Los estresores ambientales
exigen al trabajador una doble adaptación : física y psicológica.

2) La sobrecarga de trabajo:
En esta situación el estrés se produce por una sobreestimulación. Aparecen exigencias psicosensoriales violentas,
simultáneas, numerosas, persistentes y variables. Se suele presentar en actividades como las de : controladores
aéreos, obreros en cadenas rápidas y complejas; trabajadores sometidos a cambios continuos y abundacia de
información; víctimas de catástrofes, emigrados; empleados que deben ingresar información a sistemas de
computación. El estrés que se genera por sobreestimulación produce: tensión nerviosa, fatiga, irritabilidad, crisis de
decisión, ansiedad, confusión , embotamiento, desconcentración.

3) La alteración de los ritmos biológicos:


En este caso se alteraria el ritmo del ciclo circadiano y traería como consecuencia alteración de las constantes
biológicas que provocarían la aparición del estrés. Estos cambios requieren un esfuerzo adaptativo con lo que se
genera: irritabilidad, disminución de la concentración, trastornos en el sueño, fatiga, ansiedad y modificaciones
problemáticas en las relaciones sociales, conyugales y sexuales. Este caso se podría dar en : trabajadores
nocturnos, pilotos de líneas aéreas y azafatas; controladores aéreos; personal sanitario; personal de seguridad;
trabajadores del transporte; diplomáticos; atletas profesionales,etc.

4) Las responsabilidades y decisiones muy importantes:


Es el estrés que se puede dar en personas que desarrollan tareas jerárquicas muy importantes con un alto grado de
responsabilidad como podrían ser aquellos que tengan responsabilidades numerosas y variables; los que desarrollen
un trabajo intelectual excesivo, los que se encuentren sometidos a tensión psicológica contínua, los que trabajen en
áreas donde exista una alta inseguridad en el trabajo; los que trabajen en sectores donde se imponga una alta
competitividad; los que trabajen bajo una constante presión para lograr alta eficacia; los que trabajen siempre
contra el reloj; los que se deban adaptar permanentemente a situaciones nuevas con datos inestables, etc.
.Aquellos que deban trabajar en las situaciones antes indicadas pueden padecer estrés acumulando factores de
riesgo para su salud y se pueden sentir agotados físicamente, con diversas manifestaciones psicosomáticas,
transtornos del sueño, disminución del deseo sexual, impaciencia, pérdida de la iniciativa, dificultad en la toma de
decisiones, adicciones, etc.

5) La estimulación lenta y monótona:


Esto se puede dar en aquellos que trabajen en una cadena de montaje lenta y monótona; en las personas que se
tuvieron que jubilar bruscamente; en aquellos que tienen unas vacaciones excesivamente tranquilas, etc. Esto les
generará distracción, falta de atención y un posible aumento de accidentes de trabajo.

6) Las condiciones laborales inadecuadas:

Este caso se puede dar en obreros no calificados surgido por malas condiciones de trabajo; salarios bajos; una
alimentación inadecuada e insuficiente; la ausencia de perspectivas de progreso; las pocas posibilidades de
recreación; la presencia de una inestabilidad laboral por renovación de equipamientos o cambios en los procesos de
producción; nueva disposición en las líneas de montaje, etc. . Si se analiza el estrés desde una optica organizacional
a los efectos de prevenirlos se pueden visualizar los estresores extraorganizacionales,y los intraorganizacionales

ESTRESORES EXTRAORGANIZACIONALES

Son los que aparecen fuera del ámbito de la empresa. En este punto se deberán tener en cuenta la
incidencia de las relaciones familiares, sociales, políticas, económicas del país y ver cómo inciden sobre los
trabajadores, los cuales vuelcan esta problemática en el ámbito de las organizaciones. El nivel de estrés
surgido fuera de las organizaciones seguramente se potenciará con el adquirido dentro de las mismas dando
como resultado una profundización de la enfermedad si ya se ha instalado.

ESTRESORES INTRAORGANIZACIONALES

Dentro de una organización y a los efectos de facilitar el estudio e investigación de los estresores lo podemos
dividir en cuatro tipos:

1. Estresores del ambiente físico


2. Estresores de nivel individual
3. Estresores de nivel grupal
4. Estresores organizacionales

Los estresores del ambiente físico :


Estos ya fueron nombrados en el ambiente laboral inadecuado.

Los estresores de nivel individual:


E n este punto aparecen la sobrecarga de trabajo; los conflictos de roles ; ambigüedad de roles ( no está
claramente definido el organigrama de la empresa); discrepancias con las metas de la carrera laboral

La sobrecarga del trabajo: este problema podría ser objetivo o subjetivo de acuerdo a la valoración que cada
persona haga de sus tareas. Si a una persona se le asignan demasiadas tareas donde tiene que asumir
responsabilidades que exceden su capacidad normal se le puede provocar una elevación del nivel de estrés,
si son fumadores incrementarán su vicio, se le elevará la presión arterial, el índice de colesterol, etc. Además
tendrá cierto grado de insatisfacción, se le disminuirá la autoestima, tendrá una sensación de amenaza, se le
puede provocar taquicardia, y podría aumentar el consumo de estupefacientes, etc. .

Desde lo laboral pueden disminuir su motivación , lo aportes o sugerencias que pueda realizar y puede
aparecer un aumento del índice de accidentes y el deterioro de las relaciones interpersonales con un aumento
del ausentismo.

El conflicto de roles: este problema también puede ser objetivo o subjetivo.

Es objetivo cuando existen dos o más personas dando órdenes contradictorias. Será subjetivo si aparece
una contradicción entre la orden que tiene que dar un individuo y la escala de valores que dicho individuo
sustenta. Esto genera gran ansiedad e insatisfacción por el trabajo, se disminuye la creatividad de la persona
sometida al conflicto, se suele dar una aumento de la presión arterial y aumento del nivel de colesterol.

La ambigüedad de roles: hay una falta de claridad en las misiones y funciones del puesto de trabajo, no
están claramente definidas las responsabilidades del puesto. En estos casos se suele producir un alto nivel de
estrés, depresión, deseos de abandonar el puesto, hay disminución de la autoestima por la falta de
satisfacción en la tarea que se realiza. Se hace necesario desarrollar un buen nivel de comunicación e
información.

Las discrepancias con las metas de la carrera laboral: en este caso dado que hay dudas sobre la carrera
laboral o profesional de la persona dentro de la organización comienzan a marcarse las inseguridades
laborales, dudas sobre los ascensos y las legítimas ambiciones que se van frustrando. Esto puede provocar
cierto nivel de ansiedad, frustración, depresión especialmente entre los 40 y 50 años. El rendimiento laboral
va a decrecer y su pueden facilitar ciertas adicciones hacia el alcohol, las drogas, el café , el tabaco , etc..

Los estresores de nivel grupal

Los estresores a nivel grupal que se pueden hallar en las organizaciones son: la falta de cohesión grupal; los
conflictos intragrupales; los conflictos intergrupales y la falta de apoyo a los grupos de trabajo. Dado que se
denomina grupo al formado por dos o más personas que comparten valores, metas, normas y que interactúan
entre sí, la mala relación interpersonal entre los componentes del grupo , los conflictos que puedan surgir
entre los distintos grupos que componen la organización o la falta de apoyo a dichos grupos por parte de la
dirección de la empresa pueden generar alto grado de inseguridad, hacer crecer el nivel de ansiedad y el
ausentismo como una de las formas de alejarse de los conflictos.

Los estresores organizacionales

En este caso puede elevarse el nivel de estrés de los trabajadores debido a un mal clima organizacional;
estilos gerenciales inadecuados; tecnología obsoleta; diseños y características de los puestos
antiergonómicos; fechas de finalización de los trabajos no racionales, etc.

Mal clima organizacional: una organización posee una cultura basada en una escala de valores que va
estableciendo la formación de una atmósfera particular. Este atmósfera da paso a un clima que condiciona la
conducta de las personas que integran la organización. Su valoración es de carácter subjetivo. Por lo tanto se
pueden apreciar climas tensos, relajados, cordiales, etc. Etc. Estos climas facilitan o no el aumento de los
niveles de estrés en las personas según su susceptibilidad o vulnerabilidad.

Estilos gerenciales inadecuados : los estilos que adopte la gerencia pueden estar caracterizado por
estructuras rígidas e impersonales, por una supervisión autocrática donde la participación está vedada con lo
que esto seguramente incrementará el nivel de estrés de los integrantes de la organización.
Tecnología obsoleta: si la empresa posee una tecnología obsoleta y con alto nivel de riesgo esto ayuda a
elevar el nivel de estrés de los operarios. Otro aspecto podría ser en un extremo opuesto tener tecnología de
última generación y no capacitar correctamente en el manejo de la misma con lo que también puede elevar el
nivel de estrés de las personas.

Diseño y características de los puestos antiergonómicos: se puede elevar el nivel de estrés de las
personas si se las coloca a trabajar en puestos donde los esfuerzos tanto físicos como cognitivos son
elevados con lo que es importante realizar un análisis de las condiciones ergonómicas de los mismos.

Fechas de finalización de los trabajos no racionales: cuando se colocan fechas que son en realidad
inalcanzables se contribuye en la elevación del nivel de estrés de aquellos que están comprometidos en las
tareas en cuestión.

LA PREVENCIÓN DEL ESTRÉS LABORAL EN LAS ORGANIZACIONES

Son variadas las acciones que se pueden emplear para reducir el nivel de estrés en las organizaciones, a
continuación se indican las que se consideran más importantes :

1. Requerir de un especialista el análisis de las condiciones de trabajo para identificar los aspectos
estresantes y producir los cambios correspondientes.
2. Realizar controles médicos anuales para detectar patologías relacionadas con el estrés
3. Capacitar al personal en el manejo del estrés
4. Verificar que el volumen de trabajo que se debe desarrollar es compatible con las habilidades y
capacidades de los recursos humanos con que cuenta la organización.
5. Tener en cuenta al diseñar los puestos de trabajo que los mismos puedan brindar el estímulo y las
posibilidades a los trabajadores para que utilicen sus habilidades.
6. Definir claramente las misiones y funciones de cada puesto de trabajo y comunicárselas a los
trabajadores.
7. Dar oportunidad a los trabajadores de participar en las decisiones y acciones que afectan a sus
trabajos.
8. Mejorar las comunicaciones reduciendo las incertidumbres sobre el futuro de los trabajadores en los
diferentes puestos de trabajo.
9. Proveer de oportunidades, para que haya interacción social entre los trabajadores y puedan volcar
sus inquietudes sobre los trabajos que se están desarrollando.
10. Implemente un sistema de calidad total
11. Establecer las prioridades de los diferentes niveles organizacionales.
12. Concienciar de los peligros de la sobreestimulación o subestimulación laboral y la incidencia sobre la
salud de los turnos rotativos.
13. Capacitar al personal de conducción para que conozca como ejercer un liderazgo resonante para el
logro de un mejor aprovechamiento de la inteligencia emocional.
LA PREVENCIÓN DEL ESTRÉS LABORAL EN LA PERSONA

Recuerde que:
Toda persona que desarrolle tareas dentro de una organización debe conocer los
aspectos básicos para protegerse de sufrir un elevado nivel de estrés entre los
cuales se indican los siguientes:

1. Tome conciencia de los medios que dispone para protegerse de los riesgos que encierra su trabajo.
2. Capacítese, infórmese sobre los peligros del estrés elevado.
3. Mejore sus relaciones interpersonales
4. Evite mezclar entre los factores personales y los laborales
5. Maneje adecuadamente su tiempo libre
6. Modifique su conducta emocional laboral
7. Detecte, reduzca y suprima los diferentes tipos de estresores
8. Sea realista
9. Tome lápiz y papel y escriba los motivos de estrés o preocupación
10. Escriba varias alternativas para la solución de su problema
11. Analice las ventajas e inconvenientes de cada solución y ordénelas de mejor a peor.
12. Intente llevar a cabo la más factible y satisfactoria
13. Si la primera solución no funciona utilice la segunda y así sucesivamente
14. Trate de quitarle la parte emotiva al problema
15. Defina prioridades.
16. Desacelere sus actividades
17. Organice lógicamente su tiempo
18. Desarrolle estrategias de enfrentamiento del estrés.
19. Cambie su comportamiento en el trabajo.
20. Modifique su estilo de vida.
21. Realice una actividad física adecuada a su edad.
22. Mantenga una dieta equilibrada.
23. Controle las adiciones (elimine el tabaco, reduzca el consumo de alcohol, etc.)
24. Practique técnicas de relajación y respiración.
25. Según el grado de estrés que esté soportando consulte con un profesional.
26. Según sea el nivel de estrés que esté soportando comience una terapia médica y/o psicológica

En relación con las preocupaciones :

1. Evalúe la importancia de su preocupación. La mayoría no tienen razón de ser.


2. Si la preocupación es constructiva, analice las diversas posibilidades de solución y adopte la más
conveniente.
3. Si es destructiva, trate de olvidarse de ella, cuando lo invada desvíe su pensamiento hacia recuerdos
agradables o busque rápidamente una tarea para realizar, manténgase ocupado.
4. Si es algo inevitable, acéptelo, si es algo que no puede cambiarse acéptelo, poner resistencia lo
perjudicará.
5. No se deje atormentar por el pasado. Utilícelo como lección no como obsesión. Viva el presente.

Ingeniero Francisco Pablo Saitta


Licenciado en Psicología

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Estrés laboral . Alcmeon 19 – Dr. Oscar E.Slipak – Material bajado de Internet.


El estrés en el trabajo – NIOSH – Material bajado de Internet.
Estrés y trabajo – Medspain – La nueva revista de Medicina y Salud en Internet.
La enfermedad de la clase trabajadora del siglo XXI – Material bajado de Internet.
Cursos de equilibrio físico y mental para combatir el estrés – Psiquiatría.com – Material bajado de Internet
El “Síndrome de Burn Out” en los profesionales de la salud- Psicología y Psicopedagogía – Material bajado
de Internet
El acoso laboral y el síndrome de estrés – Psicoconsul – Material bajado de Internet.
Estrés laboral, consideraciones sobre sus características y formas de afrontamiento – Roberto Rodríguez
González y otros – Material bajado de Internet.
“Como vencer el estrés” – Guía práctica para seguir el camino acertado Editorial Abeto.
DavisK. ,Newstrom J.W. “ Comportamiento humano en el trabajo” . 10° edición. McGraw Hill

Acerca del Estrés y los factores personales

Dentro de los mecanismos biológicos normales, encontramos este que nos


ocupa, el estrés, que nos permite en cierto sentido una adaptación a
situaciones de temor, nuevas o de un posible peligro, pues produce cambios
biológicos que nos capacitan para resolver un tipo de problemática relacionada
con la subsistencia, ante una señal de peligro aumenta el ritmo cardíaco y
respiratorio, la presión arterial, la sudoración y la tensión muscular, de allí que
en el pasado los que se estresaban más rápidamente eran los que podían
salvar su vida.

Vemos entonces las dos caras del estrés, por un lado significa estar motivado, y por el otro
estar sobrecargado de tensiones, con estos elementos podemos definir como estrés
perjudicial o patológico como una sobrecarga de estímulos que recibimos, sin posibilidad
de manejarlos con éxito. Tengamos en cuenta que un alto nivel de tensión es perjudicial
para la salud física y mental y un bajo nivel de tensión puede provocar poco rendimiento,
escasa motivación y desinterés, esto indica la necesidad de buscar un balance, con el cual
nos encontremos en capacidad potencial de creatividad y trabajo, obteniendo satisfacción
por esto. Ante situaciones de cambio, toma de decisiones, habrá aparición normal de estrés,
no puede evitarse pero sí podemos aprender a minimizarlo y manejarlo.

La cualidad más importante del estrés normal, el que nos permite protegernos de algún
peligro físico estando más alerta para resolver algún problema, es la de reducirse una vez
pasada la situación estresante, regresando rápidamente al estado de equilibrio, sin daño
físico ni emocional Por el contrario, el estrés perjudicial, implica un período de tiempo más
largo, en el cual nuestros recursos de adaptación son presionados, durante períodos de
tiempo que van desde semanas, hasta meses.

El estrés no es una respuesta normal cuando lo provocamos con estímulos imaginarios,


como pensar por ejemplo: "no seré capaz de educar bien a mis hijos", "si la gente supiera
como soy en realidad me rechazaría", "nunca voy a poder hablar con la persona que me
hace la vida imposible" etc. Es nuestra forma de pensar la que crea nuestros estado
emocionales, el pensamiento y la emoción son un círculo cerrado de causa y efecto.
Veamos un ejemplo: pensamos que si nos declaramos a la persona que nos gusta, nos
rechazará. Ese pensamiento se convierte en miedo y ansiedad, emociones que a su vez
pueden generar nuevos pensamientos: "si me siento tan nervioso, tal vez esto quiera decir
que no estoy del todo seguro do lo que debo hacer", es decir nos vamos separando del
hecho o de la situación, restándonos posibilidades de éxito.

El estrés puede existir sin que el pensamiento lo alimente. Podemos estar al lado de una
víbora, que nos informaron que no es peligrosa y sentir igualmente miedo, aun cuando no
estemos pensando que nos va a picar. Pero la emoción, si nos quedamos algún tiempo al
lado de la víbora va a ir desapareciendo sin el pensamiento negativo, acostumbrándonos tal
vez a su presencia inofensiva.

Podemos estar frente a un problema económico y, a pesar de saber que en el pasado hemos
enfrentado con éxito problemas similares, en lugar de ocuparnos en cómo resolverlo, nos
dedicamos a pensar cosas terribles que pueden suceder, siendo frecuentes pensamientos de
este tipo "este es un problemas sin solución, es totalmente diferente a los que tuve antes y
no podré resolverlo". "Nunca podré solucionarlo porque soy incapaz, ¿por qué me tiene que
suceder siempre a mí?, ¡qué injusticia más grande!". Este tipo de pensamientos tienen el
mismo efecto, sobre el problema, que el que podríamos lograr si intentáramos apagar un
incendio con nafta. Impidiéndonos la acción mas efectiva que es planificar a conciencia
como enfrentar el problema.-

El rechazo a la posición de víctima frente al problema del estrés, es el que nos lleva a una
actitud más saludable, más positiva y esto implica un cuestionamiento personal:
¿Qué hago yo para crear estrés en mi vida? Asumo más compromisos de los que puedo
cumplir. Intento hacer todo perfecto, sin márgenes de error.
Me propongo como deber, ser el mejor en todas las facetas de la vida. Opto por no delegar
nunca responsabilidades por miedo a que los demás se equivoquen.
¿Qué hago yo para provocar estrés en mi vida?, Si algo llega a salir mal en mi matrimonio
o en mi trabajo o con mis hijos ¿pienso obsesivamente en ello? Si cometo un error ¿me
quedo rumiante mentalmente sobre ese error?
Cuando no puedo dormirme ¿es porque estoy pensando en todo lo que tengo que hacer al
otro día? Cuando no me duermo rápidamente ¿me pongo a pensar que no podré dormir en
toda la noche y que al día siguiente estaré agotado?
Con mis pensamiento yo mismo estoy haciendo que la profecía se cumpla.
¿Qué hago yo para permitir el estrés en mi vida? Acepto hacer cosas para no ofender a los
demás, cosas que no son de mi agrado, que no se que hacer o que no quiero hacer, como
prestar el auto, salir de garantía, organizar algo que pienso que no dará resultado, suplir a
alguien en el trabajo.

Otras veces evito tomarme el tiempo necesario para descansar o divertirme. Cuando
programo mis actividades, olvido reservar un tiempo para los imprevistos, y cómo estos
suceden , termino el día corriendo para cumplir con todo lo que me había propuesto.

Adoptar una actitud antivíctima del estrés, es ser responsable frente a nuestra propia vida.
Implica darnos cuenta constantemente de lo que hacemos para crear, provocar o permitir
experiencias estresantes o al contrario para evitarlas, si así lo decidimos.
Como una ejercitación de esto que estuvimos viendo tratar de hacer lo siguiente, aunque
sea mentalmente, con las respuestas que fuimos dando en el test anterior. Cuando
indicamos que SI pasarlo a AVECES, y cuando la respuesta es AVECES pasarlo a NO,
proseguir hasta que el nivel haya sido el deseado o el tolerable.

Fuente: Seminario, Acerca de la problemática del estrés.

NIVEL DE STRESS - ESTRÉS

Conteste el siguiente cuestionario. Sea honesto al contestar.


Hágalo por: "SI" , "NO" o "A VECES"

1. ¿Se apresura en ir de una parte a la otra, aún cuando tiene tiempo?


2. ¿Siente que en general debería ser más ordenado en su vida?
3. ¿Habla rápido?
4. ¿Camina rápido?
5. ¿Siente que no puede confiar en nadie y todo lo tiene que hacer personalmente?
6. ¿Su médico le informó que tiene hipertensión esencial o "presión nerviosa"?
7. ¿Utiliza habitualmente el alcohol como autoterapia para el estrés?
8. ¿Le resulta muy importante mantener la buena impresión que los demás tienen de usted?
9. ¿Le resulta penoso verificar que reacciona violentamente ante cosas que luego se da
cuenta que no eran tan importantes?
10. ¿A menudo se siente sobrepasado por sus responsabilidades?
11. ¿Trata mal a las personas que quiere?
12. ¿Termina las frases a otras personas por impaciencia?
13. ¿Se dedica al mismo tiempo a dos actividades o pensamientos diferentes?
14. ¿No saber decir "NO" a lo que no quiere hacer?
15. ¿Piensa que los demás se esfuerzan menos y obtienen más cosas que usted?
16. ¿Pospone la necesidad de ir al baño?
17. ¿Come rápido?
18. ¿A menudo se siente deprimido, sin ninguna razón aparente?
19. ¿Ingiere algún tipo de psicofarmaco?
20. ¿A menudo siente angustia sin saber por que?
21. ¿Vive pensando en el futuro?
22. ¿Se siente culpable cuando descansa y no hace absolutamente nada por un período de
tiempo?
23. ¿Toma demasiado en serio su trabajo?
24. ¿Muchas veces se sorprende a si mismo pensando en los errores del pasado?
25. ¿Tiene dolores de cabeza, nuca o espalda habitualmente?
26. ¿Duerme menos de lo que le gustaría hacerlo?
27. ¿Tiene las mandíbulas apretadas?
28. ¿Tiene todo su tiempo ocupado en actividades, sin dedicarle tiempo al ocio?
29. ¿A menudo se siente cansado sin saber por qué?
30. ¿Tiene hábito de fumar?
31. ¿Siempre siente que le falta el tiempo?
32. ¿Asumo más compromisos de los que humanamente puedo cumplir?
33. ¿Intento hacer todo perfecto, sin margen para el error?
34. ¿Me propongo ser el mejor en todos los ámbitos de mi vida?
35. ¿Termino el día corriendo para terminar con todo lo que me había propuesto?

Por cada respuesta: "SI" CONSIDERE UN PUNTO.-


Por cada respuesta: "A VECES" CONSIDERE MEDIO PUNTO.-
Por cada respuesta: "NO" CONSIDERE CERO PUNTO.-

Haga la sumatoria de puntos obtenidos.-.............

¿Qué le parece a mayor cantidad de puntos, mayor o menor estrés?

Si, la suma de puntos es igual o mayor que 20, el nivel de stress es alto.-
Si, los puntos obtenidos son iguales o menores que 10, la salud en este aspecto es óptima.-
En el caso intermedio, se encuentra uds. Con la cantidad tolerable de stress .-
En próxima nota , abordaremos algunas de las forma para hacer decrecer esos niveles que
resultan perjudiciales.-

Lic. Horacio Villamonte