Está en la página 1de 4

FISIOLOGÍA.

M. en C. Miguel Ángel Palomino Garibay


Centro Médico Nacional de México
Septiembre 2005

La Fisiología es la rama de la Biología que estudia las funciones de los seres vivos, intentando explicar
los factores físicos, químicos y biológicos que causan el origen, desarrollo y progresión de la vida.
Es una disciplina que estudia las interacciones moleculares y celulares que se realizan en los seres vivos,
confiriéndoles sus características funcionales.
Para los seres vivos la unidad básica y funcional es la célula, en ella se encuentran los mismos
componentes químicos, los átomos y las moléculas, que están presentes en la materia inanimada;
cumpliendo esos componentes las mismas leyes físicas y químicas. A medida
que aumenta el nivel de organización estructural en el organismo, aparecen
nuevas propiedades únicas para establecer una eficiencia funcional.
En los seres vivos el primer nivel de organización es el molecular, en él los
elementos químicos se organizan e interaccionan para formar las moléculas
base de la vida: Proteínas, Lípidos, Hidratos de Carbono, Ácidos Nucleicos.
Estas moléculas a su vez se organizan e interaccionan entre si para
constituir conjuntos moleculares mayores que son los responsables de la
estructura y la función celular. (Fig. 1)
El siguiente nivel de organización es el celular que para los organismos
unicelulares constituye su nivel funcional específico que les permite cumplir
con sus funciones vitales; mientras que para los organismos pluricelulares en
este nivel se presenta la diversidad celular, que permite la existencia de
diferentes tipos celulares, llegándose a distinguir por ejemplo en el ser
humano hasta 200 tipos celulares diferentes.
Aunque cada tipo celular desempeña una función determinada, todas las
células tienen características básicas similares en cuanto a su estructura y
organización. Los diferentes tipos celulares interaccionan entre sí para
formar los tejidos.
Un tejido esta constituido por un grupo de células que funcionan conjuntamente para realizar una función
específica. En los vertebrados se presentan cuatro tejidos básicos:
a) Epitelial.
b) Conjuntivo.
c) Muscular.
d) Nervioso.
Los epitelios están conformados por células unidas entre sí por especializaciones de la membrana
plasmática. Constituyen láminas que recubren superficies externas e internas del cuerpo o forman parte
de las glándulas endocrinas o exocrinas de los organismos.
El tejido conjuntivo se caracteriza por la presencia de células y matrices extracelulares formadas por
sustancias intercelulares amorfas y fibrilares, que le confieren una diversidad de funciones.
El tejido muscular lo conforman células alargadas, llamadas miocitos o fibras musculares especializadas en
la contracción, forman haces que pueden ser de diferente grosor y colocados en distintas direcciones
rodeadas por tejido conjuntivo que las mantienen unidas; pueden ser de movimiento voluntario como el
músculo estriado o esquelético, o de movimiento involuntario como el músculo liso y el cardíaco.
En el tejido nervioso las neuronas constituyen el principal de los elementos estructurales están tan
especializadas que la mayor parte no se reproduce y pierden su viabilidad si no tienen el adecuado
suministro de oxígeno, tienen una amplia diversidad de formas y tamaños. Se envían información entre
ella a través de prolongaciones y forman redes interconectadas en las que se elabora y almacena
información. Las células de la neuroglía que también pertenecen a este tejido dan sostén al sistema

Artículo original disponible en http://201.116.18.153/laciencia/biologia/bg_fisiologia.htm


nervioso. Además del soporte también protegen, nutren y realizan otras funciones vitales para la
integridad de la neurona; en este grupo de células podemos encontrar a los astrocitos fibrosos y
protoplasmáticos, los oligodendrocitos, la microglía y las células ependimarias.
Los tejidos se organizan constituyendo entidades anatómicas y funcionales denominadas órganos, los que
se agrupan constituyendo los sistemas. Cada sistema cumple con una función específica dentro del
organismo (Figura 2).

Figura 2. Organización estructural de un organismo, en donde se observan los distintos niveles de


organización.
Sistema Digestivo

Constituido por boca, esófago,


estómago, intestinos delgado y grueso,
y glándulas que producen secreciones
digestivas.
Los órganos que conforman el aparato
digestivo realizan funciones específicas
como la transportación de los
alimentos que sufren una
fragmentación mecánica en partículas
pequeñas y una digestión química.
Además se lleva a cabo la asimilación o
absorción de los elementos
alimenticios por la pared del intestino
que pasan a la sangre para llegar y
nutrir a las células y la eliminación de
los restos alimentos no digeridos en
forma de heces. (Figura 3)
Figura 3. Anatomía del Aparato
Digestivo Humano.

Sistema Respiratorio.

Artículo original disponible en http://201.116.18.153/laciencia/biologia/bg_fisiologia.htm


El sistema respiratorio está constituido de un sistema de estructuras que permite el paso de oxígeno
desde el agua o el aire hacia el interior del cuerpo, donde es captado por la circulación . Los eritrocitos
transportan el oxígeno desde las branquias o los pulmones distribuyéndolo a todas las célula del
organismo, recogiendo el bióxido de carbono en el camino inverso desde las branquias o los pulmones hasta
su eliminación al exterior del cuerpo (Figura 4).

Figura 4. Dos tipos de Sistemas respiratorios


presentes en los animales. A) Branquial (peces). B
Tráqueal (insectos).

Sistema Circulatorio.
El sistema circulatorio está formado por el corazón
y vasos arteriales, venosos y capilares, donde
circula la sangre, por otro lado la linfa circula por
el sistema linfático. Entre las funciones principales
del aparato circulatorio figuran el transporte de
oxígeno, electrolitos, hormonas y nutrientes a los
tejidos a través de las arterias y el regreso de
productos metabólicos de desecho mediante las
venas. (Figura 5)

Figura 5. De los diferentes tipos de corazón existentes en vertebrados.


Sistema Excretor.
El sistema excretor se encarga de la eliminación
de los productos de desecho del metabolismo a
través de la formación de orina. En él riñón la
undad estructural y y funcional es la nefrona.
(Figura 6).

Figura 6. Estructura y función del Nefrón

Artículo original disponible en http://201.116.18.153/laciencia/biologia/bg_fisiologia.htm


Sistema reproductor.
En el que se encuentran las gónadas, órganos encargados de la producción de gametos, así como los
conductos encargados de la maduración y transporte de éstos.

Sistema Nervioso.
El sistema nervioso que recibe transmite elabora y almacena información y representa el nivel de
organización más alto que es conocido en la materia viva, anatómicamente está dividido en Sistema
nervioso central y Sistema nervioso periférico.

Sistema Endocrino.
El sistema endocrino está constituido por un conjunto de células, tejidos y órganos que producen
mensajeros químicos capaces de regular a distancia, a través de la vía sanguínea las actividades de sus
estructuras receptoras o blancos.
La conjunción adecuada y óptima funcionalidad de los diferentes órganos y sistemas se refleja en un
estado de equilibrio para el organismo que le permite mantener todas sus funciones vitales y mantener su
identidad como ser vivo. El estado de equilibrio óptimo funcional se denomina Homeostasis.

Artículo original disponible en http://201.116.18.153/laciencia/biologia/bg_fisiologia.htm