Está en la página 1de 2

LAS READMISIONES DE SEAT

En esta situación, la lucha contra la Resolución y el acuerdo de despidos en SEAT y por


la Readmisión de los 660 trabajadores/as despedidos en virtud del acuerdo, y de los
trabajadores despedidos por participar en acciones de paro en el conflicto, es
inseparable de la lucha contra el proyecto de Reforma laboral que promueve el gobierno
y los empresarios, y de la defensa de la estabilidad y dignidad en el empleo y contra la
precariedad. La defensa de los derechos de la clase trabajadora, pasa hoy por extender y
generalizar la solidaridad con los despedidos/as de SEAT.

El acuerdo firmado en SEAT rompe con principios elementales del movimiento obrero,
tales como: No firmar acuerdos de despidos; No participar en la confección directa de la
lista de despidos; No ser cómplices en despidos que discriminan a las mujeres en
general, mujeres embarazadas, trabajadores con minusvalías, mayores de 50 años
(condenados al pacto del hambre por su difícil recolocación), por motivo de afiliación
sindical, o militancia política.

Los criterios de la multinacional para confeccionar la lista de despidos son arbitrarios, y


de su aplicación resultan una serie de graves atentados a derechos fundamentales. De
asentarse y generalizarse estos procedimientos, la lucha contra la discriminación laboral
de la mujer sufrirá grandes retrocesos, de igual manera la larga lucha por proteger y
garantizar los derechos de los disminuidos físicos, etc. Por consiguiente, la lucha por la
readmisión de los despedidos/as debe estar unida a una gran movilización en defensa de
los derechos fundamentales y contra la discriminación de la mujer y otros colectivos.
Llamamos a las organizaciones y movimientos de defensa de los derechos de la mujer,
a las organizaciones defensoras de los derechos de los disminuidos, a todas las
organizaciones sindicales, sociales y políticas a emprender una vigorosa denuncia
contra estas prácticas retrógradas e inhumanas de la multinacional VW y de la dirección
de SEAT. Y a exigir al Gobierno de la Generalitat de Catalunya la anulación de la
Resolución, la Readmisión de los despedidos, la penalización de la Dirección de SEAT
por agresión a derechos fundamentales, y el cese inmediato del Conseller de Trabajo e
Industria Sr.Rañé y de su equipo colaborador más inmediato por su evidente
responsabilidad en la Resolución de despidos y su dejación en la defensa de derechos
laborales y humanos elementales.

Los trabajadores/as de SEAT dieron el día 23 un magnífico ejemplo de solidaridad, al


parar los talleres y oficinas de SEAT de Martorell, a pesar de las amenazas de las
jefaturas y el clima de terror infundido por un acuerdo de despidos firmado por los
representantes de UGT y CCOO. En esta magnífica respuesta, en los gritos unánimes
de los trabajadores contra el Acuerdo de despidos y de exigencia de dimisión de los
firmantes, se encuentra una parte de la esperanza para conseguir la readmisión de los
despedidos/as. Otra parte de la esperanza, decisiva, se encuentra en la propia voluntad
de acción de los despedidos/as que acordaron autoorganizarse en Asamblea el pasado 3
de Enero. El resto de la esperanza, para detener la ofensiva de la patronal contra el
empleo estable, digno y de calidad, y asegurar la readmisión de los trabajadores/as
despedidos de SEAT, se encuentra en la movilización de todos aquellos, jóvenes,
mujeres, trabajadores, activistas en defensa de los derechos, en la buena gente solidaria
que se resiste a descender a la barbarie y quiere otro mundo de justicia y derechos.
SEAT hizo muy bien al readmitir los trabajadores que habían despedido. Así no dejara a
muchos trabajadores en el paro.