“LA LEYENDA DE LAS HATORS”

Se cuenta que un faraón y su esposa estaban desesperados. Llevaban mucho tiempo esperando tener un hijo que les llenase de alegría el palacio y sucediera al faraón llegado el momento. Rogaron, rezaron e hicieron ofrendas a todos los dioses, hasta que al fin sus s plicas tuvieron respuesta y tuvieron un precioso varón. !uando las siete hators acudieron, como de costumbre, a hacer sus profecías para el futuro del peque"o, el palacio volvió a llenarse de tristeza y rabia, pues afirmaron que el príncipe moriría a manos de un perro, un cocodrilo o una serpiente. #l faraón decidido a salvar la vida de tan deseado hijo, ordenó construir un gran palacio en el desierto con la idea de alejar al príncipe de todo mal. $llí fue donde el ni"o vivió y creció...., y al crecer, el gran palacio se le quedó peque"o. #l rey tuvo que meditar detenidamente si debía acceder o no a la petición de su hijo, que deseaba tener un perro. $l final, le concedió el deseo, pensando que un cachorro no podría hacerle da"o. #l perro y el príncipe se hicieron inseparables, pero eso no era suficiente para que el joven, lleno de vitalidad, fuese feliz en su palacio, que para %l era su prisión. &ue así como un día decidió huir con su perro hasta una ciudad en le que nadie le conocía. #n esta ciudad, 'aharin, la princesa, había vivido tambi%n aislada en una torre de la que, por orden del rey, nicamente saldría cuando uno de sus pretendientes consiguiera llegar hasta ella de un salto. 'uestro príncipe lo consiguió, y el rey, aunque le preocupaba el hecho de no conocer la procedencia del muchacho, tuvo que cumplir su promesa. !omo el príncipe y la princesa compartieron sus pasados %l le confesó su procedencia y le contó la profecía de las hators. La princesa siempre vigilaba atentamente que nada le ocurriera, y una vez, mientras el príncipe dormía, ella consiguió matar a una serpiente que intentó atacarle y a la que el perro se comió despu%s. $"os m(s tarde, su perro intentó atacarle, y el príncipe huyó arroj(ndose al río. #n el río se encontró con un cocodrilo. )esde el día que el príncipe nació, este cocodrilo había luchado cada día contra las aguas que trataban de matarlo para proteger al heredero del faraón. #l cocodrilo estaba tan cansado de luchar que, en lugar de atacar al príncipe, le propuso no hacerlo a cambio de que %ste ayudara a librarse del acoso del espíritu de las aguas. &ue así como los dos juntos vencieron y el hijo del faraón pudo salir ileso del agua. !rey%ndose a salvo, el *ríncipe se tumbó a descansar en la orilla, pero su perro, que había permanecido al acecho, volvió a atacarle. #sta vez, el hijo del faraón tuvo que matar a su perro, y pensó que por fin era libre, que había vencido al destino y podría vivir para alg n día suceder a su padre. +ientras la princesa y %l saltaban de alegría, fue a cumplirse la profecía de las hators, la serpiente había salido viva del interior del perro y, de un picotazo, acabó con la vida del heredero del faraón.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful