Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

0

Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición Manuel Antonio Velandia Mora 1 PhD. Mg. Lc. 13/02/2014. Alicante, España
Este escrito es una aproximación a cómo escribir un ensayo de tipo académico, provee al lector algunas ideas sobre: el concepto mismo, el uso de la metacognición como estrategia escritural; las partes que debe contener todo ensayo; y algunos elementos a tener en cuenta a la hora de escribir. La palabra ensayo proviene del latín exagĭum, peso. Según la (RAE, 2013) es el escrito en el cual un autor desarrolla sus ideas sin necesidad de mostrar el aparato erudito. La palabra ensayo proviene del verbo ensayar que significa probar ensayo (Acción y efecto de ensayar). Para (Cáceres Ramírez, s.f.), el autor francés del siglo XVI, Michel de Montaigne, es el creador del estilo ensayístico. Este escritor galo fue el primero en llamar a sus escritos con ese nombre. Los mismos se caracterizaban por expresar de una forma libre el pensamiento de su autor. El ensayo Académico es una forma de composición escrita en prosa, generalmente breve, cuyo propósito es responder una pregunta o resolver un problema específico por medio un argumento. En el ensayo el autor adopta una posición inequívoca, que expresa en el argumento. El ensayo no busca demostrar una hipótesis (no es una investigación) sino respaldar una postura determinada por la vía argumental. El ensayo académico es utilizado como forma de incentivar el juicio crítico de los estudiantes. Se diferencia del ensayo literario en que este último tiende a ser un recuento personal (ficticio o no) que no necesariamente intenta probar algo a través de un argumento. (Ramírez Quintanilla, 2005) Una buena pregunta es la clave de un buen ensayo, lo que implica desarrollar una línea de argumentación, para dar respuesta al interrogante, que respalde la propia postura frente al tema. Las ideas se entrelazan en forma organizada para dar una lógica interna a la composición; de ahí la importancia de hacer una metacognición previa a la escritura del ensayo. La metacognición como estrategia escritural La metacognición es la toma de conciencia para la gestión de los procesos mentales que se siguen para dar solución a un interrogante o problema. Hacer una metacognición es organizar las tareas intelectuales que se llevarán a cabo para
1

Velandia Mora, Manuel Antonio. Doctor por la Universidad de Alicante y Diploma de Estudios Avanzados –DEA- en Enfermería y Cultura de los Cuidados, DEA y Candidato a Doctor en Intervención Psicopedagógica. Máster en Gestión de las políticas públicas e Interculturalidad, Máster en Educación, Sexólogo, Especialista en Gerencia de proyectos educativos institucionales, Sociólogo, Filósofo. Premio Extraordinario de Doctorado por la Universidad de Alicante, por la producción académica postdoctoral, periodos 2011-2012 y 2012-2013.
Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

1

gestionar la resolución de un interrogante o problema, por eso se afirma que es un macro-proceso, de orden superior, caracterizado por un alto nivel de conciencia y de control voluntario, cuya finalidad es gestionar otros procesos cognitivos más simples y elementales. Escribir la metacognición del texto es un proceso previo a la escritura misma. En tal sentido, para escribirla es necesario haber leído con anterioridad sobre el tema del cual se desea escribir y tener una posición personal al respecto. Ahora bien, el ensayo puede partir o alimentarse de la reflexión de otros, pero tanto los argumentos propios como ajenos deben fundamentarse de tal forma que logren convencer al lector. La metacognición es el mapa de trabajo, el plano del escrito, que muestra la estructura que se pretende seguir para dar solución al tema planteado. Cada idea en el mapa se convierte a su vez, como mínimo, en un párrafo y cada párrafo tiene sentido completo, generalmente se soporta en un argumento y éste en una fuente bibliográfica; ello nos lleva a comprender que hay tantos párrafos como argumentos se utilizan para afirmar o refutar cada una de las ideas. Solo inicie la escritura final cuando además de la metacognición, tenga claro los argumentos que utilizará y las fuentes bibliográficas con las que los soportará. Se recomienda primero preparar la bibliografía y transcribir las citas que utilizará como soporte, para que cuando escriba el texto, solamente tenga que copiar la cita de donde la tenga preparada y pegarla en el texto en el lugar que corresponde; e inmediatamente poner la cita bibliográfica. Una buena manera de hacer esto último es usando en el programa Microsoft Word la opción referencias/administrar fuentes. Al respecto puede mirar cómo hacerlo en (Microsoft Corporation, 2014). La metacognición no aparece en el ensayo, es solo una ayuda didáctica y operativa para el escritor. Al final de este escrito encontrará un ejemplo de escritura usando la metacognición. Sobre cómo trabajar con los argumentos Nada nuevo se ha dicho al respecto después del filósofo (Toulmin, 1964); él recomienda como mínimo, según cita Ramírez, que todo argumento se compone de: Afirmación (A), debe estar en directa relación con la pregunta inicial. Datos (D), corresponden a los fundamentos teóricos o empíricos que se han descubierto en las lecturas o trabajos de investigación. Justificaciones (J), enunciados hipotéticos generales que funcionan como puentes entre la Afirmación y los Datos. DATOS JUSTIFICACION AFIRMACION El esquema también incluye: Respaldar (R) la Justificación (citas bibliográficas), Precisar (P) o matizar la Afirmación y la posibilidad de Objetarla(O) o refutarla. Estructura de un ensayo Título: es un enunciado breve, preciso y claro del tema que se trata. El título es lo último que se define en un ensayo para que se ajuste al contenido desarrollado a lo largo del trabajo. (Cañón, 2002).

Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

2

Al titular evite el sentido común, recuerde que el título es un gancho que debe atrapar al lector, porque es el primer punto de contacto con este. Un error frecuente es titular usando la misma frase que utiliza el docente que pide el ensayo: “Trabajo en equipo”. Observe que este titular es demasiado genérico y que no aporta nada nuevo, no engancha. Introducción: expone claramente el argumento del ensayo además de adelantar las conclusiones. Presenta la estructura del ensayo, es decir, la secuencia con el que este va a desenvolver la idea. Se recomienda hacerlo en un párrafo o máximo dos. Cuerpo del ensayo: desarrolla el argumento en el orden definido por la introducción. Por lo general la primera parte se inicia con un resumen de lo más relevante de la literatura sobre el problema analizado. Con esa base se va desenvolviendo la trama, exponiendo el argumento paso a paso, con el apoyo de un buen número de referencias bibliográficas. Esta es la sección más densa del ensayo. Conclusión: es un resumen breve de la idea principal y sus puntos de apoyo. Presenta la opinión personal del autor en forma breve y precisa (dos o tres oraciones, no más de un párrafo, máximo dos). Las conclusiones no requieren ser muy extensas puesto que al ser el ensayo argumentativo todos los elementos de juicio quedan expuestos en el cuerpo del mismo. Referencias bibliográficas: son muy relevantes en un ensayo ya que al estar regido por el principio de economía de las palabras, el texto del ensayo está densamente estructurado pero con múltiples citas que redireccionan al lector hacia referencias secundarias. La lista de referencias debe estar ordenada alfabéticamente. Si trabaja en Microsoft Word puede conocer cómo hacerlo en (Microsoft Corporation, 2014). Algunas consideraciones a tener en cuenta    Evite grandes resúmenes de teorías o libros. Privilegie la densidad o profundidad sobre la extensión de las descripciones. Escriba desde la perspectiva de un experto: utilice frases con respaldo bibliográfico y NO opiniones o puntos de vista personales (que no tienen fuentes). Usted mismo puede ser una fuente si ya ha publicado la idea en un documento que pueda citar. Demuestre independencia y espíritu crítico.

Coherencia: haga una exposición de las ideas en una secuencia lógica, esto lo prepara en la metacognición. Consistencia: evite la contradicción entre la ideas con relación al mismo objeto; si considera que hay excepciones, entonces ello debe quedar claro. Claridad: recuerde que usted escribe para un lector; si tiene clara una psicografía del mismo (perfil que contenga edad, nivel de formación, experticia en el tema, intereses) le será más fácil hacerse entender. Compruebe que la idea que usted pretende transmitir ha quedado clara en el papel; que usted lo tenga claro en su mente, no significa que lo esté en el papel para el lector. Lea el texto luego de dejarlo reposar y hágalo de forma crítica, como si lo viera por primera vez. Cambie lo que considere necesario modificar. Concisión: decir lo justo y no entrar en la redundancia. Profundidad: no deje nada sobreentendido. Defina los términos más importantes.
Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

3

Pertinencia: el contenido debe de tener relación con el tema planteado, no trate de meter las ideas con calzador. Argumentación: tratar de persuadir al lector, sustentando el problema. Elegancia: el texto debe de estar bien escrito y presentado de forma adecuada, recuerde cumplir los parámetros que le han exigido: formato del papel, márgenes, espaciado, tipo de letra, tamaño de la misma, extensión, normas técnicas para las citas bibliográficas; si no le han dicho qué normas usar, decídase por las de la APA, que son las más frecuentemente utilizadas en América Latina. Al respecto de los mínimos de las normas APA lea (Zavala Trías, 2009) Ejemplo de escritura por metacognición Primero, antes de escribir la metacognición, para tenerla clara, un buen ejercicio es contarle a alguien lo que desea escribir y tomar nota de ello. Observe las preguntas que le hacen, generalmente se refieren a ideas que no están claras o a elementos que le hacen falta; Segundo, escriba la metacognición; Tercero, tenga en cuenta el número de párrafos que necesitará para desocupar cada idea. No olvide los criterios de extensión que le han solicitado, en caso de que al hacer la prospectiva del espacio que utilizará analiza que el espacio le quedará corto o largo, modifique la metacognición quitando o poniendo más elementos; Cuarto, prepare las argumentaciones y recuerde las citas bibliográficas con las que las soportará; Quinto, trascriba los datos de la bibliografía; Sexto, transcriba las citas que utilizará textualmente; Séptimo, desocupe las ideas de la metacognición, escriba los párrafos que considere pertinentes para cada una de ellas; aliméntelas con la(s) cita(s) y la bibliografía(s) pertinente(s); Octavo, revise el texto, mire que cumple con lo que se comprometió a hacer en la metacognición; analice que queda claro para el lector. Haga las revisiones secretariales que considere pertinentes. Por principio, en cada revisión haga una copia de seguridad del texto antes de modificarlo, es probable que desee utilizar una idea como la tenía escrita y no en su nueva versión; Noveno, revise el primer párrafo (Introducción); Decimo, titule el ensayo; Undécimo, haga la bibliografía, el programa Microsoft Word automáticamente. lo hace

Metacognición Título Texto introductorio La importancia del cambio de

Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

4

paradigma. De la problematización por el maestro al aprendizaje autónomo. El concepto de crédito La proporcionalidad de 1 a 3 en la distribución de créditos. La triada Educabilidad, enseñabilidad y pertinencia. (ilustración) La pertinencia de la formación por créditos El sistema de créditos en Colombia Flexibilidad curricular y diseño del currículo El desarrollo de competencias. Lineamientos institucionales para el sistema de créditos. El sistema de créditos tiene la finalidad operacionalizar el desarrollo de las competencias Ejemplo concreto: la UCC el desarrollo del competencias se entiende como El desarrollo de competencias en el ciclo de transformación.

Competencias investigadoras y conceptuales Competencias para la planeación, el proyecto y la programación Competencias operativas para la implementación, el acompañamiento y la gestión La educabilidad del estudiante para el desarrollo de una competencia se

Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

5

fundamenta sobre el cultivo de sus funciones tricerebrales en los diversos niveles de actuación Ejemplos de programas que implementan la modalidad de créditos La operacionalización de los créditos y su relación con las cinco estrategias de MICEA (Metodología Interdisciplinaria Centrada en Equipos de Autoaprendizaje) Cómo se usan las diferentes estrategias de MICEA, El aula dinámica con eje en la problematización y la conceptualización. El trabajo en equipo a la asesoría con eje en lo procedimental La competencia profesional con eje en el taller de socialización. Se tiene un formato general para el diseño de unidades temáticas con MICEA El uso de las mediaciones tecnológicas es explícita en cada módulo MICEA Virtual apoya el desarrollo de las competencias necesarias, La diversidad de fuentes de consulta. La búsqueda experta El trabajo en Equipo Colaborativo, Cooperativo. Formación de redes la articulación de equipos Acompañamiento del profesor. La diversidad de medios para la asesoría virtual: correo, chat, audio,

Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

6

video, lecturas, links. Socialización con audio y cámara. El plan de estudios por créditos Total de créditos. Flexibilidad curricular y flexibilidad pedagógica Segunda lengua se debe hacer evidente en cada módulo con libros, lecturas y links.

Bibliografía Cáceres Ramírez, O. (s.f.). Recuperado el 24 de diciembre de 2013, de ¿Qué es un ensayo?: http://reglasespanol.about.com/od/comohacerunensayo/f/Qu-E-EsUn-Ensayo.htm Microsoft Corporation. (2014). office.microsoft.com/es. Recuperado el 16 de diciembre de 2013, de Crear una bibliografia: http://office.microsoft.com/es-es/wordhelp/crear-una-bibliografia-HA010067492.aspx RAE. (16 de enero de 2013). Real Academia Española de la Lengua . (Real Academia Española) Recuperado el 10 de mayo de 2011, de Diccionario de la lengua española, vigésima segunda edición: http://www.rae.es/rae.html Ramírez Quintanilla, L. (noviembre de 2005). Universidad de Chile. (D. d. Instituto de Asuntos Públicos, Ed.) Recuperado el 10 de febrero de 2014, de ¿Cómo escribir un ensayo? Documentos apoyo docente N° 2: http://mazinger.sisib.uchile.cl/repositorio/pa/instituto_de_asuntos_publicos/r 20051251015ensayo.pdf Toulmin, S. (1964). The uses of argument. Cambridge: Cambridge University. Zavala Trías, S. (septiembre de 2009). Biblioteca de la Universidad Metropolitana. Recuperado el 16 de febrero de 2014, de Guía a la redacción en el estilo APA, 6ta edición.: http://www.cibem.org/paginas/img/apa6.pdf

Cómo escribir un Ensayo Académico a partir de una metacognición. Manuel A. Velandia Mora. MAVM Editorial, España.

7

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful