Está en la página 1de 1

003-003_edit_Linux7 07.06.

2005 11:48 Uhr Página 3

EDITORIAL

LA IGNORANCIA
ES FUERZA Estimado Lector de Linux Magazine
Nos sentimos orgullosos de nuestros
orígenes como publicación, que se
remonta a los primero días de la revo-
lución Linux. Nuestra revista hermana,
la publicación alemana Linux Maga-
zin, fundada en 1994, fue la primera
revista dedicada a Linux en Europa.
Desde aquellas tempranas fechas

M
e imagi- Todo un logro. Mas, cuando le
hasta hoy, nuestra red y experiencia
no que hice notar que sus patentes pro- han crecido y se han expandido a la
serían bablemente eran ilegales según par que la comunidad Linux a lo ancho
hasta buena gente la actual directiva, se puso muy y largo del mundo. Como lector de
en el fondo, que serio e hizo una nota mental de Linux Magazine, te unes a una red de
información dedicada a la distribución
amarán a sus llamar a su abogado por la del conocimiento y experiencia téc-
familias y respeta- mañana. Por su lado, Mr. Y me nica. No nos limitamos a informar
rán al prójimo y preguntó si no estaría citando sobre el movimiento Linux y de Soft-
todo eso. Tenían cara de buena gente. una ley antigua, de 1929, o así. ware Libre, sino que somos parte
integral de él.
Pero estaban ahí para defender las “Directiva sobre las patentes
patentes de software. de software del 2003” le respon-
Los dos ponentes lo eran en una sesión dí, levantando el fardo de folios del que se Todo el mundo estuvo de acuerdo que
sobre patentes en el ámbito de la TI, cele- compone la actual directiva. Pero eso es debía existir el software privativo y el
bradas en el Parque Tecnológico de irrelevante. Como si la ley es del Siglo de libre, pero de nuevo, el desconocimiento
Andalucía, donde tenemos la redacción de la Luces: es la ley vigente y hay que aca- (¿he dicho que la ignorancia es peligrosa?)
la revista. “Jopé,” me dije cuando apare- tarla. le hizo soltar a uno de los ponentes:
ció el tríptico anunciando el evento en mi Después vino la absurda pregunta, que- “Bueno, entonces para que los dos convi-
bandeja “el enemigo a las puertas”. Me riendo saber por qué los desarrolladores van, los del Software Libre han de permi-
apresuré para allá, con una carpeta repleta del software libre no patentan y quedó en tirnos patentar a los del Software
de argumentos contundentes con los cua- evidencia la ignorancia imperante relativa Privativo”. Brillante. O sea que hemos de
les atizarles. tanto a la naturaleza de los patentes como darle la libertad a las megacorporaciones
Mr. X, era el responsable de a las bases del software libre. Muy peligro- (o minicorporaciones, me da igual) acapa-
Investigación y Tecnología de una empre- so todo esto. Por supuesto que hay radoras de patentes a registrar cada una
sa de desarrollo de software. El otro, Mr. Y, muchas razones. Una, y la que esgrimí en de las ideas que se les ocurra y ellos nos
era profesor de un departamento de la aquella ocasión, es que entra en conflicto darán la libertad de defendernos en el jui-
Universidad de Málaga. con el espíritu - y la letra - de la mayor cio cada vez que infrinjamos una de sus
La postura de Mr. X aún lo puedo medio parte de las licencias del software libre, chaladuras, como el doble clic, los interfa-
entender: pertenece a una empresa y está incluyendo la GPL. ces con pestañas o el XOR aplicado a gráfi-
metido de lleno en esa carrera de ratas en Otra es que muchos proyectos de SL no cos. Me parece que no.
el que se ha convertido el mundo del vienen auspiciado por grandes empresas Sin embargo, la más peligrosa de todas
desarrollo comercial de software. Pero la como Sun con OpenOffice o IBM con las cosas peligrosas que se malinterpreta-
de Mr. Y… si el tema de patentes de soft- Eclipse, sino que son el producto de ron ese día por el desconocimiento gene-
ware ya es un terreno harto resbaladizo, el pequeñas empresas o simples grupos de ral reinante, al menos para Mr. X y Mr. Y,
promocionar las patentes desde la univer- usuarios que ni tienen los recursos, ni el es que, estaban tan metidos en su fabulo-
sidad, institución diseñada para la disemi- tiempo, ni las ganas de ponerse a investi- so mundo donde las restricciones artificia-
nación del conocimiento, me parece un gar si están infringiendo la patente de les al mercado promueven la innovación y
gran error. alguien. Bastante tienen con escribir pro- permiten a PYMEs codearse con las gran-
La cuestión es que ambos tenían a su gramas. Si en esa batalla se metieran, des megacorporaciones, que no se daban
nombre un par o tres de patentes, descara- nunca escribirían ni una línea de código. cuenta de que con la aprobación de la
damente de software, descaradamente Básicamente toda la argumentación en nueva directiva, serían los primeros en
infringiendo la directiva en vigor aproba- favor de las patentes se reduce a que hay sucumbir a la presión legal que ejercerían
da en el 2003. No habían acabado sus que patentar por que otros patentan y, si sobre ellos esa liga a la cual tanto ansia-
ponencias, cuando yo ya tenía la mano no patentas, te patentarán. Lo malo es que ban pertenecer.
levantada, dispuesto a no dejar pasar la casi nadie se ha parado a pensar en las Que miedo.
oportunidad de hacerles ver lo erróneo de consecuencias de esta loca carrera suici-
sus posturas. da. ¿A qué me suena todo esto? Desde la
Mr. X, al principio de su ponencia, esta- fría lógica y el sentido común, parece un
ba bastante orgulloso de sus logros. sistema intrínsecamente perverso, perver-
Normal: estaba sacando una empresa ade- so en el sentido en que trastoca los mismo
lante y tenía en cartera tres o cuatro principios que alega defender, es decir, los Paul C. Brown
patentes de software para su compañía. del libre mercado. Director

WWW.LINUX- MAGAZINE.ES Número 07 3