Está en la página 1de 28

EL EDITORIAL

M
éxico, parece ser el mismo, a
41 años de distancia de aquel
2 de octubre de 1968. La histo-
rial oficial presenta como causa
de los hechos, un conflicto entre estudiantes
preparatorianos que fue reprimido por cuer-
pos policiacos y que días después, culmina-
ría en la matanza de la plaza de las tres cultu-
ras; el país con memoria, sabe que no fue así.

Hacia 1968 las condiciones económicas y sociales


tenían luz roja, ideales y promesas de la revolución
UNIVERSIDAD NACIONAL habían quedado guardados en el último rincón
AUTONOMA DE MÉXICO del desarrollo estabilizador iniciado por Manuel
Ávila Camacho, el llamado “milagro mexicano” no
FACULTAL DE ESTUDIOS fue tan celestial para el grueso de la población,
SUPERIORES ARAGON ya que como en toda buena historia mexicana,
la riqueza nacional producto del empuje de este
CARRERA modelo económico, se concentró sólo en el 10%
CIENCIAS DE LA COMUNICACION de los bolsillos, el país estaba polarizado, sus es-
Y PERIODISMO tudiantes, obreros y diversos grupos marchaban
5º SEMESTRE en las calles, el estallido social era inminente,
GRUPO el conflicto entre estudiantes, sólo la mecha.
1551
PROFESOR Hoy, después de cuatro décadas, el panorama
CHÁVEZ GUZMÁN MOISÉS parece repetirse, nuevamente las condiciones
ASIGNATURA económicas y sociales son aplastadas por los li-
GÉNEROS DE OPINIÓN neamientos que impone un sistema económico
impulsado en los ochentas y consumado en los
DIVISIÓN EDITORIAL noventas. Grupos obreros, campesinos, univer-
CORRECTORES sitarios y ciudadanos hacen escuchar su voz, se
LÓPEZ GLORIA PAMELA JANIN debe aprovechar el sendero construido por las
MENA HERNÁNDEZ MARIANA vidas de quienes cayeron victimas de las balas
RINCON ROMERO SERGIO cobardes, camino que nos guía a la apertura
ROSAS GÓMEZ OBED informativa impulsada por las nuevas tecno-
MARTÍNEZ DÍAZ KARINA logías al servicio del desarrollo humano y así,
COORDINADORES conseguir una verdadera transformación social.
CERÓN SANTOS EDUARDO JAVIER
CHÁVEZ HERNÁNDEZ NANCY Es de vital importancia convertirnos en un
MENDOZA VALERIANO MILDRED YAZMÍN pueblo que cuestiona mucho y olvida poco,
NAVARRO VÁZQUEZ MÁRIA FERNANDA que reconoce su pasado y no repite en el pre-
VILCHIS MARTINEZ ELIZABETH sente, sólo de esta forma caminaremos con
DISEÑO mayor firmeza para construir el México que
HERNÁNDEZ TURCIO GERARDO muchos queremos, un México que alza la cara
y ve con mayor esperanza hacia el fututo.
ÍNDICE
México 68: la organización popular
Alejandro Badillo Álvarez
Página - 3
La Plazade las 3 culturas… y 2 matanzas
Ruiz Rivera Alfonso J.
Página - 4
Otro año más de lucha por ideales
Márquez García Alma Isela
Reyes Jiménez María de los Ángeles Jaqueline
Página - 5
La represión política: Un mal interminable
Oliva Reyes Christian Eliseo
Página - 7
2 de octubre; lo que olvidamos
Mena Mariana
Página - 8 1968: Un pasado muy presente
López Gloria Pamela Janin
Hernández Turcio Gerardo
La furia que fue arrebatada a balazos Página - 9
Rincón Romero Sergio
Página - 11
¿2 de octubre, no se olvida?
Hernández Galván Roberto
2 de octubre de 1968 Página - 13
Flores Molina Blanca Lilia
Mendoza Valeriano Mildred Yazmín
Monterrubio García Sheila Sharon
Reséndiz rojas Nayely Memoria colectivo en imagenes
Página - 15 Rodríguez Trejo Eduardo
Página - 17
Gráfica del 68
Navarro Vázquez Mária Fernanda
Página - 18
2 de octubre… ¿No se olvida?
Chávez Hernández Nancy Yadira
García Gastaldi María Fernanda
Martínez Díaz Ana Karina
Página - 19 El estado de terror
Vilchis Martínez Elizabeth
Luna Ochoa Ricardo Isaac
El espíritu del 68 ¿Qué queda de él? Página - 21
Navarro Vázquez María Fernanda
Monroy Jaime Perla Yoshahandy
Página - 23
México 68: la organización popular

A
Badillo Álvarez Alejandro
ño con año en el segundo día el gobierno tigre sea vegetariano.
del decimo mes se repite el fa- Cabría reflexionar ¿estamos orga-
moso ritual: la marcha del 2 de nizados igual que ellos? ¿Sabemos
Octubre no se olvida para con- en realidad lo que conmemoramos?
memorar aquel movimiento estudian- ¿Sirvió de algo ese legado estudiantil
til que termino en matanza allá por el y sus lamentables consecuencias? Se-
sexenio de Díaz Ordaz, claro sin olvidar ría bueno saberlo y revivir a la opo-
la presencia del para entonces secre- sición sepultada por la doctrina Sali-
tario de gobernación Luis Echeverría. nas, donde el sistema de poder ni los
Así, en estas fechas existe una serie de veía, ni los oía, ni los sentía, ni los olía,
foros, análisis, entrevistas, declaracio- como en nuestros tiempos ¿verdad?
nes, acusaciones, exigencias, denuncias,
galerías fotográficas, marchas, entre Dejar de hacer ese ritual anual de
otros eventos, pero ¿merece tal acon- cada 2 de Octubre y rescatar su ver-
tecimiento que así lo conmemoremos? dadera esencia debería ser lo elemen-
¿El 2 de Octubre es sólo lo que paso la tal para honrar semejante activismo
tarde y noche de ese día? Esto no es así. social. Aquellos héroes, estudiantes
organizados del 68 y demás perso-
El 68 nos dejo (como aun debería ser- nas que se aliaron a ellos, no busca-
lo) un legado sin igual de un movimien- ban libertades, iban por el cambio;
to popular estudiantil que propago la no eran soñadores ni rebeldes, era
ideología del proletariado a las masas una ideología del proletariado ma-
sociales y que dejo de delegar al gobier- nifiesta. ¡Viva la dignidad del 68!
no para actuar por un cambio. Existió
una organización del proletariado
donde todos eran para uno y uno era
para todos, sin dejar las decisiones a
un solo líder y solo así conformados
en una autentica organización legiti-
maron la actividad política de la opo-
sición y validaron la critica rigurosa al
sistema de poder. Así fue México 68.

Honrar el movimiento del 68 se-


ria seguir sus ideales; sin embargo,
cuando llego al poder Luis Eche-
verría distorsionó la historia, aun
mas de lo que ya se había hecho, y
anulo la cultura política y conformo
una cultura de tres catálogos: la cri-
tica sin propuestas, el gobierno es
malo…; delegar al poder, el gobierno
debe…; exigir, ¡eeexigimoooos! que

3
La Plazade las 3 culturas… y 2 matanzas

T
Ruiz Rivera Alfonso J.
al vez la plaza más memorable, SRE, además de que la arquitectura
por contener en ella arquitectu- moderna de los alrededores son obras
ra de tres distintas culturas de de Mario Pani quien reflejó actualidad
diferentes épocas, la de Teno- e innovación en estos edificios que
chtitlan representada por pirámides y siguen vigentes hasta el día de hoy.
ruinas prehispánicas del pueblo Mexi-
ca, la cultura española constituida por Pero a más de 400 años de la prime-
un convento y catedral católica de San- ra batalla y matanza, por primera vez
tiago del periodo colonial y finalmente y por pelear por sus derechos consti-
la del México moderno encarnada por tucionales, alumnos del IPN, la UNAM
la torre de Tlatelolco sede de la ex Se- y demás escuelas, conjuntamente con
cretaria de Relaciones Exteriores(SRE). maestros y obreros que ya llevaban
meses en huelga se unieron en la plaza
Esta plaza se comenzó a construir en cuando grupos militares ocasionaron
1530, en el periodo de la conquista, lo que actualmente causa enojo y des-
nueve años antes de que aconteciera la contento de los ahora estudiantes y to-
primera matanza en ese lugar. El 13 de davía maestros de nuestra institución.
agosto de 1521 se sufrió una decisiva
y última batalla de la conquista entre Gracias a este popular acontecimiento
Mexicas y los hombres de Hernán Cor- esta plaza se ha convertido en el punto
tés, quien unos días antes arribó a su de encuentro de más huelgas y mar-
mercado, sin saber que caería derrota- chas de jóvenes que no olvidan esos
do Cuauhutémoc en ese mismo lugar acontecimientos. Tanto así a cambiado
que ahora puede verse una la historia del lugar que en donde era
placa que dice “aquí fue los edificios de la Secretaria de Rela-
capturado Cuauhutémoc” ciones Exteriores, ahora es el Centro
que nos hace siempre re- Cultural Universitario y el memorial del
cordar. El cronista Bernal 68, en donde también hay varias pintu-
Díaz del Castillo describe ras y que es visitado por miles de per-
que la matanza fue tan sonas entre su mayoría estudiantes.
sangrienta que no se po-
día caminar por ahí por los Ahora podemos decir que esta plaza ya
cadáveres de indígenas. tiene mucha historia negra de lucha y
sangre. Pero antes podíamos apreciar
Esto seguido de ataques cosas como la arquitectura y las ruinas
militares en el siglo XIX que permanecen inmersas en el lugar
usando la Catedral como que ya era de gran importancia turís-
refugio, esta también tica y no solo por éstas razones, sino
empleada como colegio por la unión de las ya dichas 3 culturas.
para indios nobles. Pero Pero después de un hecho tan terrible,
no todo fue sangre y su- sin precedentes y que hubo cientos de
frimiento en esta plaza. Desde muertos de por medio tengo que ad-
1976 alberga los archivos de la mitir que ¡el 2 de octubre no se olvida!

4
Otro año más de lucha por ideales
Márquez García Alma Isela
Reyes Jiménez María de los Ángeles Jaqueline

A
Cuarenta y un años de Díaz Ordaz, el ambiente de repre
uno de los episodios más sión obligó a los jóvenes a parti-
sangrientos del país, la cipar e involucrarse en guerrillas
matanza de estudian- para enfrentarse al gobierno; era
tes del 2 de octubre de 1968 en el único camino que les quedaba.
la plaza de Tlatelolco organizada
desde el gobierno para cortar de Septiembre se mandó al ejército
tajo el movimiento estudiantil, to- ocupar el Campus Universitario
davía no se conoce el número de produciendo decenas de estudian-
muertos y cada vez se descubren tes heridos. Aún así, las protestas
más cosas sobre este suceso de continuaban a ritmo creciente,
la historia nacional, que es igno- mientras los participantes de las
rada y escondida por el Gobierno. olimpiadas comenzaban a llegar.

En esa época México era la ciudad El 2 de octubre se congregaron


ideal, por su próxima organiza- casi 50,000 estudiantes. Sin em-
ción de los Juegos Olímpicos por bargo, de todas las calles aleda-
lo que podría convertirse en un en ñas aparecieron las fuerzas del
foco publicitario, pero el gobierno ejército, rodeando la plaza. Se
mexicano no estaba dispuesto a disparó una bengala… y la ma-
ser parte de las revueltas en fechas tanza comenzó, oscureciendo el
tan importantes. En medio de un mañana de cientos de jóvenes
contexto de represiones políticas y convirtiéndose en una espe-
con un atraso en la democracia se cie de mal viaje para mucha gen-
caracterizó al gobierno de Gustavo te, para jóvenes estudiantes.

5
En la actualidad diversos sectores Los contingentes formados por
sociales demandan justicia por padre de familia, maestros, tra-
ese crimen que marcó a México bajadores y estudiantes que cada
y por el que nadie ha sido juz- año recuerdan y demandan por
gado ni sentenciado. Cada año, los caídos, aun tienen la espe-
las organizaciones civiles y polí- ranza de que los jóvenes pre-
ticas marchan desde Tlatelolco sos, muertos o desparecidos el
hacia el Zócalo capitalino para 2 de octubre encuentren al cul-
recordar a las víctimas y para pable de comenzar todo esto.
reiterar su exigencia de justicia.
Entre murmullos se conoce el
“Fue muy alto el costo que se nombre de quien inicio la guerra
pagó esa noche (2 de octubre) entre el estado y los ideales de
por el avance de la democracia, jóvenes estudiantes, el nombre
pero ahora es cuando debemos del culpable por varios años per-
hacer que haya valido la pena maneció oculto sólo por tener un
el sacrificio de los estudiantes.” alto puesto y poder en el país.
Los jóvenes del 68 le dieron una
lección a la sociedad adulta, que Al paso de los años varios jóve-
ya estaba enfrascada en un con- nes se han unido a esta manifes-
formismo, en un: ‘las cosas son tación, formando nuevo grupos
así y no se puede hacer nada’, en de apoyo y organizando nuevas
la apatía. Se debe aprender de alternativas para que el pueblo
ellos el sentimiento de unidad. mexicano siempre tenga presente
Pues en ese entonces se unieron lo que ocurrió y así continuar con
jóvenes de todas las escuelas, las la lucha contra la impunidad de
clases sociales o culturas. El reto gobiernos fascistas y autoritarios.
de los jóvenes del 68 era el de en-
frentarse a un gobierno autorita- Los medios de comunicación no
rio y exigir democracia y libertad se salvaron de ser callados y re-
primidos por miedo a que in-
Ahora es cuando debemos pre- formaran lo que sucedió en esa
guntarnos ¿Qué está pasando plaza, por lo tanto fueron some-
con nosotros? ¿Por qué nos he- tidos a una estricta vigilancia por
mos conformado sólo con ser órdenes del presidente Díaz Or-
testigos de los acontecimientos daz. Muy pocos se han atrevido
y nos hemos negado la oportu- a comentar lo que pasó ¿será
nidad de formar parte de ellos? por miedo a ser también des-
aparecidos como los estudiantes
Todo lo acontecido esa tarde ha Así, la historia de los estudiantes
inspirado a la sociedad que inten- en México se escribe alrededor
ta no mantenerse callada, al con- de un hito: el antes y el después
trario siguen pidiendo justicia. del movimiento del 2 de octubre.

6
La represión política: Un mal interminable

A
Oliva Reyes Christian Eliseo
l hablar de 1968, no se puede obvia que parezca es sencilla: no.
evitar recordar la más triste, La represión sigue ahí, seguimos con-
cruel y sanguinaria muestra viviendo con ella, sólo que ahora el
de autoritarismo por parte gobierno usa otros métodos de ma-
del gobierno de Ordaz. Un brutal y ver- nipulación y obstrucción que por ten-
gonzoso hecho en el cual se usó la re- dencia hace muy fácil cambiar de pa-
presión y el poder mediático para ca- recer a la gente, nos hacen creer que
llar a los estudiantes que sólo querían tenemos la facultad de tomar nues-
alzar la voz, que únicamente querían tras propias decisiones, sin embargo,
hacerse distinguir, exponer sus inquie- sucede siempre todo lo contrario.
tudes y peticiones a las autoridades a
los cuales “agredían” con su disparates. Los medios nos tienen en acecho,
nos convirtieron en sus esclavos,
El gobierno no estaba solo en este pero a través de los años el gobier-
fascismo, ya que tenía atrás de él a no tiene en ellos a su principal alia-
sus compañeros fieles, a sus mayores do, lo considera como su socio al
aliados: los medios de comunicación. cual le ha dejado la encomienda de
Al perpetrarse esta atroz matanza darle una reputación intachable.
en la que miles de estudiantes fue-
ron asesinados de una manera indig- Después de lo sucedido en 1968, el
nante, los medios (televisión, radio gobierno ha dejado que la gente se
y prensa escrita), minimizaron los exprese, le ha metido la idea de que
hechos, mostraron como culpables a puede actuar libremente, pero todo
los estudiantes y los definieron como esto es un espejismo y una mentira. Es
revoltosos y como provocadores. cierto que el gobierno tuvo que ceder
un poco, puesto que no puede repren-
En ese tiempo el entonces presiden- der a la sociedad de una manera tan
te Gustavo Díaz Ordaz y quién tiempo nefasta como aquel día. El 68’ marcó
después aceptaría haber sido culpable un eje importante en la sociedad de
de esta matanza, lógicamente encon- México, otorgándole espacios futu-
tró el escudo perfecto, ya que tenía ros para la expresión de sus ideales,
muy buena relación con los medios de con la incertidumbre de ser masacra-
comunicación y éstos no dudaron en dos y exterminados como animales.
protegerlo, al decir que él sólo hacía
cumplir sus funciones y obligaciones; Probablemente no existe un cambio
además la próxima inauguración de los en mentalidad y de exigencia, ya que
juegos olímpicos en ese año, serviría de se ha quedado tatuada esa represión,
cortina de humo para darle fin al tema. quizá se vive con miedo, con temor
que se vuelva a repetir un suceso
Pero, ¿Las cosas han cambiado? tan horrible. Ya que no podemos en-
¿Será cierto que existe una verdade- gañarnos... no podemos derrocar a
ra expresión y democratización en un sistema tan bien organizado y tan
nuestro país?, la respuesta por más poderoso como lo es, el gobierno.

7
2 de octubre; lo que olvidamos
Mena Mariana
El 2 de octubre de 1968 es una fe- sanado las grandes heridas del
cha imborrable en la historia trági- 68, al contrario las ha agravado.
ca de nuestro país. Miles de estu- Los viejos políticos se queda-
diantes unidos en una sola voz se ron impresos en la memoria de
reunían para protestar en contra los libros de historia y ninguno
de un gobierno autoritario y que pagó por dichos crímenes, no
no tenía como carta de presen- hubo justicia para la educación
tación la libertad y la democracia. y aún no llega a ella. Menos apo-
Ante dicha exigencia el gobierno yo económico e inversión en
respondió; cientos de estudiantes materia educativa, más impues-
fueron asesinados, Tlatelolco se tos, pobreza, deserción escolar,
llenó de sangre y el país de odio.
Hoy a 41 años de tan vergonzo-
sos sucesos, el 2 de octubre que-
dó en el olvido, al menos en la
memoria de la política actual.
Y es que en 2009 los estudian-
tes hemos tenido que enfren-
tarnos a tan pobres políticas en
nuestro país, en donde al actual
presidente poco le importa la
educación, lo que nos sitúa ante
un panorama desolador y difícil.
El panismo no ha significado una
ruptura y continuidad después
del priismo, mucho menos ha

8
1968: Un pasado muy presente
López Gloria Pamela Janin
Hernández Turcio Gerardo

A
41 años de distancia, pese a lo
que muchos creen, México ha
cambiado. Sin embargo, no es
algo por lo que debamos sen-
tir orgullo o alegría incontenible pues,
infortunadamente, los aspectos más
escalofriantes y sombríos del sistema
político son malestares vigentes que no
dejan de resonar en lo más profundo
de la sociedad. La máxima capitalista,
la explotación del hombre por el hom-
bre, se manifiesta aún latente y, peor
aún, renovada. La pobreza se agiganta
gracias a la falta de austeridad en los
gobiernos mexicanos. La violencia, la
guerra, es cuestión de todos los días.
Las necesidades básicas se han conver-
tido en un lujo que no todos se pueden
dar. La corrupción y el nepotismo son
manchas que se han extendido veloz-
mente, igual que el miedo. El terroris-
mo es ahora una forma de gobernar y
las fuerzas policiacas y los medios de
comunicación son las principales armas.

La movilidad y grado de conciencia que la violencia física, aunque no completa-


se vivió en 1968 cayó a un abismo en mente, ha cedido su lugar como elemen-
cuatro décadas gracias a la técnica re- to primordial de control a uno que lo es
presiva del Estado. Así, el sentido de jus- aún más: los medios de comunicación, la
ticia e igualdad, de equidad, democracia manipulación en su máxima expresión.
y liberación se han desvanecido poco a
poco con el pasar de los años. La urgen- La influencia que éstos, los medios de
cia por solventar la situación económica comunicación, ejercen sobre los indi-
actual acapara la capacidad humana de viduos es exponencialmente más vio-
idealizar una forma de vida mejor, más lenta y agresiva, pero, sin duda, más
digna, de pensar en la posible forma de eficaz. La televisión, la radio, la prensa
llegar a ella y ni qué decir de organizarse y demás medios, salvo contadas excep-
para lograrlo. Las pistolas y metralletas, ciones, no pueden negar su naturaleza

9
Es hoy, en nuestros días, en
los que de los ideales eman-
cipadores modernos del siglo
XIX solo quedan recuerdos,
cenizas que las flamas de la
Posmodernidad y del Neoli-
beralismo consumieron y han
dejado sepultadas en el olvi-
do. Es hoy cuando el 2 de oc-
tubre de 1968 pareciera estar
más lejos que nunca. Es ahora
cuando la idea de revolucio-
nar al país y su política capi-
talista y oligárquica mediante
la lucha intelectual, en la que
los libros y el pensamiento
bastan como arma, no es algo
más que una utopía. Cuando
el dolor y el sufrimiento ya
no hacen eco. Cuando la ca-
pitalización de todo cuanto
existe impera ante la moral y
la dignidad. Cuando la Plaza
de las Tres Culturas es sólo
un registro histórico carente
de vigencia. Cuando el 2 de
empresarial y el principio básico al que octubre de 1968 solo es re-
obedecen es al de generar riqueza, una cordado el 2 de octubre, cuando la lu-
que debe ser protegida a como dé lugar. cha estudiantil es sólo una efeméride.
Es por ello que, a través de su calidad de
transmisores masivos de información,
quienes ostentan el poder los ocupan
con la firme determinación de legitimar 1968 se ubica a 41 años. La injusti-
el capitalismo como la forma de vida cia y la desigualdad son temas de
ideal de todo ser humano; “inyectan” hoy. Entonces, las armas, la guerra,
formas de pensar prefabricadas que li- una masacre. Hoy, medios de comu-
mitan la capacidad de análisis y convier- nicación. Hace cuarenta y un años,
ten la acción humana en simples repeti- el PRI. Hoy el PAN. En 1968, Tlatelol-
ciones autómatas. Alienan a la sociedad. co. Desde entonces… una larga lista.

10
La furia que fue arrebatada a balazos
Rincón Romero Sergio

L
a izquierda en México a partir fueron irrumpiendo los planteles del
de la década de los 60s, había Politécnico y de la UNAM, los estu-
tenido para ese entonces va- diantes y profesores, comenzaron a
rios procesos de maduración, organizarse, comenzó la movilización,
los jóvenes rojos de aquella época, teniendo como estandarte los seis
estaban inmersos en un mundo lle- puntos del pliego petitorio, la socie-
no de cambios, de lucha, guerrillas, dad civil mostraba apoyo, los mineros,
levantamientos y de un despertar ferrocarrileros, obreros y personas
de conciencias, hechos que defi- que por una u otra causa defendían
nieron el rumbo de una sociedad. su derecho a expresarse libremente.

La participación ciudadana se convertía Aquella noche del 2 de octubre la ma-


en un compromiso con las ideas, con la nifestación realizada frente al edifi-
sangre derramada por los camaradas, cio Chihuahua en Tlatelolco, terminó
en fin, ese compromiso por un mundo cuando dos luces de bengala fueron
mejor. Los movimientos de insurgencia, lanzadas desde un helicóptero, pero
el asesinato de Rubén Jaramillo en el con ello comenzó una masacre, eso no
62, el movimiento de Salvador Nava en fue lo peor, la gente que estaba ahí es-
San Luis potosí, la intromisión del ejer- taba dispuesta a morir por la lucha, a
cito en universidades del interior de la defender sus ideales, estaban realmen-
república, la represión de movimientos te comprometidos, lo malo fue que los
obreros y magisteriales, la organización elementos del Estado Mayor Presiden-
de colonos en la ciudad, la presencia cial, el Batallón Olimpia,
cada vez mayor de las mujeres exigien- la policía y el ejército en
do igualdad, las obras de Marx, Lenin, general, no dejaron que
Mao Tse-tung, la juventud rebelde que estos valientes jóvenes se
se adentraba a los partidos comunistas defendieran justamente.
y socialistas, el ejemplo y la admiración Aquel movimiento que
por la Revolución cubana, el Che, Fidel pretendió tomar el cielo
Castro, los movimientos armados de por asalto, acabo con san-
América latina, todos esos aconteci- gre y muerte probando el
mientos, hechos y personas, fueron las infierno. La lucha ya un
raíces para que la juventud mexicana poco agonizante, en esa
levantara la voz, luchara, arriesgara su etapa se pudo ver a un
vida por sus ideas, despertara men- Julio Scherer que com-
tes, reviviera muertos, desencadena- batió desde su trinchera,
ra una bestia feroz llamada libertad. una Elena Poniatowska
La riña entre bandalos y estudiantes que convirtió en crónica
aquel 22 de julio del 68, fue la excusa la masacre y el terror y
para que granaderos se adentraran Monsiváis que conto in-
a los centros de estudio, poco a poco finitamente lo que vivió.

11
La masacre de aquel 2 de octubre no sólo despertaba de un sueño de represión.
acabó con un movimiento, sino con los Como todos los años, jóvenes salen
sueños, la esperanza, lucha, conciencia a las calles a exigir justicia, libertad y
y la furia de las generaciones venideras. a recordar aquella masacre que vivió
la historia mexicana contemporánea.
Después del 68 llegó el Halconazo, el
10 de junio de 1971, y con eso el terror, “2 de octubre no se olvida, es de lu-
después de aquellos sustos nada vol- cha compartida” es la consigna que
vió a ser igual, antes de estos negros gritan los contingentes, avanzan a la
acontecimientos los corazones latían a plancha del zócalo capitalino, pero no
un mismo ritmo y a un mismo tiempo, es lo mismo que en aquellos años el
era una sola voz la que gritaba consig- compromiso con los ideales de cam-
nas, un pueblo entero que luchaba y bio, hoy solo un puñado de gente esta
que resistía con honor. Hoy a 41 años comprometida con la lucha, la izquier-
de aquella noche en Tlatelolco, las co- da en México a perdido fuerza, los es-
sas han cambiado por completo, nadie tudiantes no se organizan, Politécnico
puede negar que existe resistencia, lu- y UNAM es sinónimo de antagonismo,
cha, compromiso y organización, ejem- “Rojo Amanecer” es una gran pelícu-
plos de ellos es el EZLN, EPR, APPO, la que relata la masacre de Tlatelolco.
los Sindicatos Magisteriales que han Robar “chelas” del “Seven” de la calle
resistido y enfrentado causas y conse- de Madero, grafitear durante la mar-
cuencias, a un Atenco que no olvida, al cha, golpear policías, lanzar petardos,
Comité 68. ¿Pero donde quedo aquella mentar la madre a lo pendejo, es en
consigna donde sólo se escuchaba una lo que se ha convertido esta fecha, el
voz? Donde una sociedad completa verdadero espíritu rebelde y comba-
tiente ha quedado en el pasado, o en
las almas de los caídos. Aquel ase-
sinato cortó de tajo la participación
política de una sociedad por com-
pleto, ese miedo que implemento
el Gobierno Federal de aquel en-
tonces, ha permanecido en espíritu,
corazón y memoria de los jóvenes
de esos tiempos, ahora se podrá
entender porque el dos de octubre
no se olvida, en efecto no se olvida
esa represión, ese terror, esa injus-
ticia. Finalmente para que las gene-
raciones futuras no siguán con ese
esquema, se debe recordar la lucha,
los sueños y los ideales de aquella
generación de soñadores y rebeldes,
porque “aquel que no conoce su his-
toria, esta condenado a repetirla.”

12
¿2 de octubre, no se olvida?

¡P
Hernández Galván Roberto

ero si ya se olvido! Por lo Estando dentro de la marcha me llevé


menos para el pueblo en la gran sorpresa de que cada grupo,
su mayoría, me di cuenta o por lo menos los que más se ha-
al estar dentro de la “gran cían escuchar hacían su propio pliego
marcha”, con la cual se conmemo- petitorio, en su mayoría se escucha
ra a los estudiantes en su mayoría, mejora de sueldos, así como la apli-
así como huelguistas, niños, padres cación correcta de un sindicalismo
de familia y demás caídos en lo que autónomo, no privatizar la univer-
fuera la dichosa matanza del 68. sidad nacional, unas tan extremis-
tas, extremistas mas no irracionales,
como el deseo de muchas personas
de que Felipe Calderón Hinojosa (Fe-
El 4 de agosto de 1968 el mo- Cal) muera, o mínimo que sea desti-
vimiento estudiantil hizo un tuido de su puesto, gracias a la incon-
pliego petitorio el cual pedía: formidad de la masa por la ineptitud
de FeCal así como de su gabinete.
- Libertad a los presos políticos (de-
tenidos en manifestaciones ante- ¿Pero realmente se sigue el sen-
riores que dieron pie a la del 68). tido de esta marcha? ¿Nadie cree
que sea sólo un pretexto para que-
- Derogación de los artículos 145 y 145 jarse de otras cosas por las cuales
BIS del código penal federal (Instituían se debe protestar cualquier día de
el delito de disolución social y sirvie- año? ¿es nuestro derecho no? ¿La
ron de instrumento jurídico para la marcha sigue con el mismo senti-
agresión sufrida por los estudiantes). do que se le dio en un principio?

- Desaparición del Cuerpo de Gra- Lamentablemente, las respuestas


naderos y que no volviera a exis- nos las dan aquellas mujeres de los
tir un cuerpo policiaco (de repre- sindicatos que se oyen dentro de la
sión y disolución) igual o parecido marcha diciendo: “pues nada más
a esté nunca (lo cual nunca pasó). firmamos como siempre y ya nos
vamos verdad”, las jovencitas de
- Destitución de los jefes poli c í a - CCH que asisten con sus famosos
cos. panqués de marihuana para vender
a “la banda”, las porras de diversas
- Indemnización a los familia- escuelas y sindicatos que a la vista
res de todos los muertos y heri- del espectador hacen parecer que
dos desde el inicio del conflicto. compiten entre ellas para que se
escuche quien tiene más presencia,
- Deslindamiento de sus cargos a los los distintos grupos que se no se ven
funcionarios culpables de los hechos apoyados y que al contrario, cada bo-
sangrientos (que tampoco pasó). lita por su lado, dejando ver el mal-
dito individualismo del ser humano.
13
“Pues nosotros venimos a apoyar a Esto es una realidad, 2 de octubre no se
este movimiento y pues a echar re- olvida, así como todas las injusticias que
lajo, de eso se trata” palabras dichas el estado ha realizado para la población
por Marina, estudiante de CCH Azca- en su mayoría, así que no olvidemos
potzalco, éste tipo de acciones son las que no sólo existen días especiales
que demeritan a este movimiento, lo para exigir los derechos, tenemos todo
que yo no deseo hacer con tan impor- un año para exigir nuestros derechos,
tante hecho histórico a nivel mundial. todos y cada uno de nosotros tenemos
el derecho y obligación de desaparecer
Es de suma importancia rendir homena- ese miedo de exigir, lo que se debe,
je a aquellas personas que han caído en siempre y cuando se sepan pedir las
lucha por sus derechos y los cuales tuvie- cosas, en el pedir está el dar, y no me
ron el valor de caer por los derechos de refiero a destrozos en la calle o maltra-
ellos mismos y los de su país en general. to a vía pública, que hasta cierto punto
el mismo estado provoca este tipo de
Sin embargo, a quién le gritamos, a manifestaciones también, me refiero
quién exigimos, yo no vi ninguna mesa, a que para pedir, hay que saber orga-
o lugar para el dialogo con represen- nizarse, saber apoyarse, saber dar un
tantes gubernamentales, sólo se vio poco de nosotros para el bien de todos
gente gritando consignas, exigiendo y no para uno mismo, ya sea una forma
sus derechos, a la misma gente que va por así decirlo, pasiva, o con la agresión
pasando por las calles, yo no vi a nin- que ha distinguido a todas las revolucio-
gún gobernante, secretario, etc. escu- nes, pero si sabemos exigir lo que de-
chando las peticiones asomado por un beríamos tener desde hace mucho, de
balcón de palacio nacional, de hecho, esta forma y sólo así recibiríamos res-
yo no una sociedad politizada aque- puestas y no indiferencia del estado y
llos testimonios del 68 nos platican. manipulación de ciertos medios para la
demeritación de tan importante causa.
Será por esto que no se recibe una
respuesta satisfactoria a pesar de de
que van 41 años de marchas consecu-
tivas, olvidando que las peticiones se
han transformado en cosas tan biza-
rras, desde el concepto de lo que fue
octubre de 1968, como “El EZLN no
se olvida”, dejando de lado este pun-
to, se nota que después de 41 años de
marchas, no se ha dado respuesta ni al
pliego petitorio de 1968 ni a las cientos
de peticiones actuales, si se sigue mar-
chando y gritando a la calle, podemos
seguir cien años en lucha y cien años
sin olvidar, pero cien años sin reci-
bir lo que por ley es nuestro derecho.
14
2 de Octubre de 1968
Flores Molina Blanca Lilia
Mendoza Valeriano Mildred Yazmín
Monterrubio García Sheila Sharon
Reséndiz rojas Nayely

“U
na de las matanzas más En la conmemoración por el 2
sangrientas en la historia de octubre que se realiza año
de nuestro país ejecutada con año caben varias voces…
por el gobierno. El núme-
ro de muertos no se sabe con pre- Algo muy parecido a los inicios de
cisión, fuentes oficiales refieren no este mismo movimiento en 1968.
más de 50 mientras que investigado- Están quienes asisten para de-
res afirman que fueron más de 300. fender los mismos ideales por los
que protestaron nuestros com-
La tarde del 2 de octubre de 1968, pañeros caídos, sea también por
en Tlatelolco, en la Plaza de las Tres sus tierras, o por sus derechos pi-
Culturas, se realizaba una gran mani- soteados de libre expresión, au-
festación estudiantil en demanda de tonomía o capacidad de decisión.
mayor libertad de expresión, a unas
cuantas semanas de que se celebra- Podemos observar y distinguir
ran en México los Juegos Olímpicos. perfectamente las distintas ca-
ras que contemplan la mayoría
Después de que desde un heli- de los acontecimientos con peso
cóptero que sobrevolaba la Plaza en la sociedad, y son aprove-
arrojara una luz de bengala, justo chados y/o distorsionados por
cuando se iniciaba el mitin, em- los medios de comunicación.
pezaron los disparos en contra de
los miles de estudiantes por parte
del famoso Batallón Olimpia, po-
licías vestidos de civil, identifica-
dos por portar un guante blanco.”

2 de Octubre del 2009

En aquel entonces y en la actuali-


dad se trata de situaciones muy pa-
recidas, separadas por 41 años de
distancia: un colectivo enorme con
múltiples rostros que va tomando
cuerpo por lo que distintas fraccio-
nes van expresando, se conforma un
discurso más o menos homogéneo
al grito de justos reclamos sociales.

15
Encontramos a aquellos que nuestro país, esa es la verdadera re-
no saben a qué van, a los que flexión. Mientras las causas estruc-
nombraría “Rebeldes sin cau- turales no sean resueltas, los pro-
sa” sujetos que en busca de su- blemas superficiales no se podrán
puestos ideales se “unen” para palear simplemente reprimiendo
protestar sin saber contra qué, las protestas, o como se diría de
que no tienen fundamentos para manera políticamente correc-
respaldar su comportamiento. ta, manteniendo el orden social.

De todo un poco, los que actúan Es un movimiento en el que


conscientemente, los que van de pasado y presente, los sobre-
paseo, los que no tienen ni idea a vivientes a la masacre y jóve-
que van, los que sólo ven desde le- nes estudiantes, se apoyan, se
jos, los que van a provocar pleitos, comprenden y se fusionan por
los curiosos, los mandados, quienes conseguir un futuro próspero.
aprovechan para hacer su negocio.
Poco a poco fue llenándose de
Los que no encauzan sus activida- voces con más intención que
des en ninguna protesta pacífica y simplemente el no dejarse de
olvidan que el objetivo de ésta es los granaderos, sino de expre-
el diálogo que haga cumplir sus de- sar un rencor social originado
mandas. Estas son las personas que por las desigualdades, la pobre-
logran para esta marcha el califica- za, la impunidad, la represión…
tivo de subversiva, conflictiva, agre- ¿Algo que ver con la actualidad?
siva, desorganizada… que tan opor-
tunamente es aprovechada por ¡Prefiero morir de pie que vivir de
muchos medios de comunicación. rodillas!
¡Por nuestros compañeros caídos,
Estas manifestaciones sólo ponen toda una vida de lucha!
en evidencia los síntomas de un ¡2 de Octubre no se olvida, es la
malestar profundo que padece lucha combativa!

16
Memoria colectivo en imagenes
Rodríguez Trejo Eduardo

L
os carteles como propagan- morístico e irónico que los caracteriza-
da política-social han tenido ba hacían encolerizar a las autoridades.
grandes momentos, pero fue Antes del 2 de octubre de 1968 Méxi-
a partir de la Guerra Civil Espa- co se convulsionaba por las constantes
ñola que se consolidaron como forma protestas estudiantiles, los carteles
de propaganda de masas, ya que por eran pegados en las noches por estos
su excelente calidad hacían creer que jóvenes que en muchas de las oca-
los bandos contendientes no sólo se siones tenía que correr para nos ser
enfrentaban en las trincheras, sino detenidos, ya que si era el caso termi-
también en los muros de las ciudades naban encerrados con uno que otro
y pueblos. Pero esta manifestación de golpe si bien les iba, en los carteles
arte-protesta quedo mejor plasmado se hacían llamamientos a la protestar
durante el mayo francés donde los jó- contra el gobierno autoritario encabe-
venes hartos de la exclusión social sa- zado por Díaz Ordaz, se abogaba por
lieron a las calles en busca de solucio- la libertad de los presos políticos y la
nes y no meras reformas, y el medio de disolución de los apartaos represivos,
comunicación predilecto fue el cartel. en especial del cuerpo de granaderos.

Álgidos momentos vivieron los carte- El 2 de octubre sobrevino la trage-


les que inundaban las calles de París dia, miles de jóvenes congregados
con diseños abstractos o realistas que en la plaza de las tres culturas fue-
reflejaban la realidad en la cual esta- ron brutalmente masacrados, el Es-
ban inmersos. Pronto éste arte-pro- tado Mexicano avasallaba su futuro.
testa se esparció por todo el mundo,
llegando a los países donde los movi-
mientos sociales y en especial los es-
tudiantiles cobraban fuerza día a día.

De la primavera de Praga al Mayo


Francés, de la lucha por los derechos
civiles en Estado Unidos a la masacre
de estudiantes realizada en México,
los carteles retrataban ese momento
coyuntural en el mundo, reflejaban el
hartazgo de una parte de la población
cansada de ser marginada, avasallada
y sometida a intereses ajenos a ellos.
En México como en París el cartel se
convirtió, junto con la hoja volante, en el
arma de propaganda más eficaz, ya que
se llegaban a sacar más de un millón de
volantes, y los carteles con el toque hu-

17
Gráfica del 68
Navarro Vázquez Mária Fernanda

C
Después del 2 de octubre México pa- ombinando imágenes, sím-
reció levantarse con otros ojos, que al bolos y consignas, los carte-
lanzar la primera mirada no se perci- les o pósters realizados por
bía la diferencia, pero que ya había estudiantes y trabajadores
comenzado el cambio político-social, anónimos en el movimiento estudian-
había comenzado como comenzó en til de 1968,desempeñaban un papel
Francia, en Checoslovaquia, en Esta- fundamental en la transferencia de
dos Unidos o en España; pero aquí información o actividad de denuncia
tuvo un trágico final para los mexi- del contexto social, cultural y políti-
canos, nuevamente la plaza de la co que rodeaba a la generación del
tres culturas se volvía teñir de rojo. rompimiento, logrando contrarrestar
En la memoria colectiva 1968 no sólo los efectos del flujo de información
quedó inmortalizado por las imágenes del monopolio televisivo y el control
donde decenas de jóvenes se encuen- sobre los medios escritos que ejer-
tran semidesnudos frente a la infante- cía el gobierno, los cuales preten-
ría, las fotografías donde se perciben dían desacreditar la lucha estudiantil.
cuerpos inermes y ensangrentados.
1968 quedo inmortalizado por la pre- Un régimen político represivo, la falta
potencia e intolerancia del autorita- del ejercicio de la libertad de expre-
rismo, las generaciones futuras po- sión y la violencia ejercida contra la
drán tener está memoria histórica y población civil en las calles; eran las
cultural que representan los carteles, principales denuncias de los carteles,
donde para ser sinceros no se reflejan los cuales lograron expresiones con-
ideas de un cambio radical en la for- cretas introduciéndose en la cons-
ma de gobierno, sino meras peticio- ciencia colectiva y llegar , incluso, a
nes que cualquier país que se gesta- aquellos que carecían de una forma-
rá de ser democrático debería tener. ción académica cultural y política.

Estas imágenes pasaron a la historia al


igual que la generación y el movimien-
to que les dio vida, actualmente son
representaciones pictóricas emblemá-
ticas del movimiento y los podemos
encontrar en museos, libros o en el in-
ternet, sin embargo no podemos olvi-
dar que estos simbólicas carteles estu-
vieron al servicio del más grande de los
movimientos estudiantiles en México
y que conforman La gráfica del 68.

18
2 de octubre… ¿No se olvida?
Chávez Hernández Nancy Yadira
García Gastaldi María Fernanda
Martínez Díaz Ana Karina

“2 de octubre no se olvida, con- México campeón del mundo, 2 de


cierto de Lupillo Rivera en el Ro- octubre, pero ¿realmente que la
deo Santa Fe”, esta frase es parte fecha fuera la misma es sólo una
de la programación de una esta- coincidencia? Puede ser que así
ción de radio. Y es que conforme sea, pero que buena ayuda para
se acerca esta fecha aparece una quienes no desean que la histo-
serie de eventos que curiosamen- ria se sepa completa, las razones
te desvían nuestra atención de lo por las que se realizaban los movi-
sucedido en Tlatelolco en 1968. mientos de la época, y no sólo en
México sino alrededor del mundo.
Tal como lo señala la agenda set-
ting, todos los medios de comu- Múltiples temas pueden opacar
nicación se enfocan en ciertos esta fecha, creando así una corti-
acontecimientos que dejan de na de humo, como los antes men-
lado otros más importantes, en cionados. Acerca de esto John B.
algunas ocasiones sólo se nombra Thompson señala en su libro Los
el suceso, pero las nuevas genera- media y la modernidad que “Los
ciones en realidad no conocen las escándalos mediáticos, por el con-
verdaderas causas del movimien- trario, se caracterizan por lo que
to, en este caso la Matanza del 68. he llamado la publicidad mediata:
son acontecimientos que se de-
sarrollan, al menos parcialmente,
gracias a las formas de la comuni-
cación mediata y que de este modo
adquieren una notoriedad pública
que es independiente de su capa-
cidad para ser vistos u oídos de
forma directa por una pluralidad
de terceras personas copresentes.”

Así, se observa como los medios


de comunicación pueden hacer
de un evento pequeño algo enor-
me con el fin de atraer la atención
de personas fáciles de persuadir
y lograr poco a poco que olviden
ciertos momentos de su historia.

19
Ya lo decía Joseph Goebbels: “Si no sior manejó información verídi-
puedes negar las malas noticias, ca, mientras que otros medios
inventa otras que las distraigan”. mostraron la verdad que a la cla-
Justificación con la que el gobierno se política le convenía. Informa-
ha actuado durante varios años y ción contenida en Los Medios de
no sólo en nuestro país, también Comunicación masiva en Méxi-
en muchos otros correspondiendo co de Enrique E. Sánchez Ruiz.
a algunas características del neoli-
beralismo imperante en el mundo. Por otro lado hay que tomar en
cuenta que la mayoría de la po-
Si una mentira se repite suficien- blación mexicana está pendiente
temente, acaba por convertirse de lo que sucede a través de la te-
en verdad. Ejemplo claro son las levisión, y si éste medio da la ver-
múltiples versiones que se dieron dad a medias entonces la gente se
en aquel momento cuando se se- crea una idea falsa y peor aún re-
ñalaba a los estudiantes como los cuerda más el concierto de Lupillo
culpables de lo sucedido, ocul- Rivera o el campeonato mundial
tando la violencia aplicada por sub 17 que su propia historia. Un
parte de los soldados del ejército. pueblo que no conoce o recuer-
Hay que recordar que sólo Excél- da su historia ¿Puede avanzar?

20
El estado de terror Luna Ochoa Ricardo Isaac
Vilchis Martínez Elizabeth

L
a tierra y el derecho son dos fac- pio tienen el ideal, pero al final les
tores que a los mexicanos nos ha falta el compromiso, porque cuando
ocasionado graves problemas, por fin deciden organizarse y protes-
pues los perdemos fácilmente. tar, el gobierno los reprime con el uso
Un ejemplo es la pérdida de territorio de la fuerza pública, la cual supues-
en el año de 1848 con el Tratado de tamente está subordinada al pueblo.
Guadalupe Hidalgo, donde México sede
la mitad de su extensión territorial a Es- En México han existido diversos movi-
tados Unidos; otro más actual, es la ex- mientos sociales, desde el llamado a
propiación de tierras a los habitantes de la lucha por la independencia en 1810,
los poblados de Temacapulín, Acasico y hasta pequeñas protestas y marchas
Palmarejo, en el estado de Jalisco, pues que paralizan el tránsito vehicular en
la Conagua quiere construir una presa. la Ciudad de México. Sin embargo,
ninguno congrega año tras año a mi-
Pero sólo hablamos de tierra, ¿y el de- les de personas en el Zócalo del Dis-
recho? Éste es transgredido todo el trito Federal, como la conmemoración
tiempo, hoy en día no podemos salir del movimiento estudiantil de 1968.
sin estar temerosos de ser asaltados,
o peor aún, no tenemos el derecho de A finales de la década de los 50’s di-
alzar la voz, pues inmediatamente so- versos sectores de la sociedad que es-
mos reprimidos. Como en el caso de taban inconformes por las condiciones
Atenco, donde los pobladores se ma- en que laboraban, decidieron levantar-
nifestaron para reclamar, con mache- se en huelga. Sin embargo, el gobierno
te en mano, sus tierras mismas que el de José López Portillo disolvió el movi-
gobierno quería robarles para construir miento por medio del abuso de poder,
un aeropuerto. Como respuesta, el go- provocando que miles de trabajadores
bierno mandó a la Policía Federal Pre- del Estado perdieran sus empleos. Pos-
ventiva (PFP), quienes estupraron a las teriormente, Gustavo Díaz Ordaz, cuyo
mujeres y ejercieron la brutalidad poli- lema era “orden y libertad”, suprimió
ciaca en contra de los campesinos que los derechos de miles de estudiantes.
sólo defendían su patrimonio, su tierra.
Los juegos Olímpicos estaban a la vuelta
Sin tierra no hay derecho y sin derecho de la esquina, el ojo del mundo estaba
no hay libertad, el pueblo precisa justi- centrado en México, una revuelta o una
cia, en vez de eso obtiene represión e manifestación podría provocar que la
impunidad. Nos hemos convertido en máscara creada para atraer capital ex-
una sociedad cada vez más temerosa e tranjero se cayera y mostrara el pésimo
inmersa en el hastío, alienación y falta gobierno de Ordaz; preferible perder mi-
de actitud; provocada, tal vez por el in- les de personas, que millones de pesos.
cremento de la delincuencia organizada, Las ideas revolucionarias socialistas y
la lucha contra el narcotráfico o el abu- de libertad, legado de la revolución cu-
so de poder de los que nos gobiernan. bana, eran una amenaza para un régi-
Es por eso que en México la gente men autoritario y dependiente de un
tiene miedo de manifestarse y se lo sistema capitalista que utilizaba la gue-
deja a unos cuantos, que al princi- rra como estrategia para consolidarse.
21
Nada es más infame que la muerte que no suceda, sino por lo aberrante.
injustificada de miles de jóvenes que Lo peor es que en la realidad, las co-
defendían y reclamaban sus derechos, sas son peores. Lo ocurrido en el 68
que no sólo los beneficiarían a ellos, fue el extremo de la vejación, pues
sino a muchas generaciones futuras. Es en el caso de Morelia los estudiantes
el poder de la organización de un gru- fueron apresados, en el de Tlatelol-
po de individuos inteligentes con ideas co no sólo fueron amordazados, sino
firmes y que buscan un cambio positi- acribillados, humillados, borrados.
vo en el sistema sociopolítico, lo que Es por eso que la población actual se
realmente atemoriza al Estado opresor. rehúsa a manifestarse libremente,
pues ya tenemos el antecedente de
En 1963 la movilización de los estudian- los 60’s. Sólo que ahora los instrumen-
tes de la Universidad Michoacana de tos de represión se han perfecciona-
San Nicolás de Hidalgo, fue el preám- do. Existe algo peor que el Ejército,
bulo y el simulacro perfecto para lo como los grupos paramilitares y los
que sucedería cinco años después. Fue medios de comunicación que man-
el 2 de octubre de 1966 cuando cayó tienen vivo el terror en la población,
Everardo Rodríguez Orbe, el primer y a la misma cada vez más ignorante.
estudiante víctima de la brutalidad.
Cuatro días después, el gobernador No obstante, cada 2 de octubre miles
del Estado de Michoacán de aque- de jóvenes, trabajadores del Estado y
lla época, Agustín Arriaga Rivera, so- familiares de víctimas de la matanza del
licitó al gobierno de Ordaz el apo- 68, realizan marchas dirigiéndose al Zó-
yo del Ejército, mismo que llegó al calo capitalino, algunos en protesta por
instante; el simulacro comenzaría. los problemas sociales, otros en conme-
moración a los desaparecidos y caídos,
El 8 de octubre de 1966, los universita- aunque lamentablemente, otros son
rios nicolaitas se reunieron en la Plaza seudo activistas que manchan un acto
de Armas para denunciar la represión simbólico con vandalismo injustificado.
del gobierno estatal y federal; fue ese Gracias a estos “activistas“ la sociedad
día cuando el Ejército bloqueó las sali- ve este día como la conmemoración del
das y abrió fuego contra los jóvenes que terror, no como el de la libertad y lucha
se encontraban en el lugar; uno de ellos, por el derecho a exigir una mejor edu-
Raúl Galván, gritaba a los manifestantes cación, una mejor calidad de vida, sin
que no corrieran y que ordenadamente miedo a salir de casa, y sin impuestos ab-
entraran a la Universidad, pero los mili- surdos que sólo aumentarán la pobreza.
tares les impidieron el paso, en cambio,
entraron a las instalaciones y confiscaron El movimiento del 68 dejó un legado y
libros que consideraron “subversivos“. es el temor de la sociedad civil a mani-
festarse, reflejado en la falta de interés
Lo que sucedió en Morelia sólo fue una en la gente. Hoy es cuando deberíamos
pequeña muestra de lo que el gobierno replantear ese legado, dejar de ser una
estaba dispuesto a realizar, como cuando sociedad apática y mediocre y luchar
vemos en la televisión un programa que por la libertad y el derecho. ¿Es que
habla sobre la corrupción de los man- acaso necesitamos que nos despojen
datarios y sus nexos con el narcotráfico de nuestro hogar para actuar, tal como
y lo vemos como algo increíble, no por- lo hacen los pueblos marginados?
22
El espíritu del 68 ¿Qué queda de él?
Navarro Vázquez María Fernanda
Monroy Jaime Perla Yoshahandy

E
ran los protagonistas de la ellos los generadores de cambios.
década que se entregaba La irrupción de esta juventud re-
al amor libre, la liberación belde en el esquema social, nace
sexual, el happening, los después del período de bienestar
movimientos pacifistas, las faldas económico, posterior a la segun-
cortas, cabelleras largas, rock, píl- da guerra mundial seguido por el
dora anticonceptiva, feminismo y milagro mexicano, que también
liberación; rechazaban los conven- manejaba un nivel educativo su-
cionalismos, las olimpiadas, el capi- perior a generaciones pasadas,
talismo, a los burgueses, la momiza forjando así consciencias despier-
encorsetada y moralina, la violen- tas y cuestionadas, una crisis de
cia, la ignorancia y la represión. valores tradicionalistas logrando
romper con los esquemas sociales.
Era la década de los sesentas, el
año 68, aquellos que lo encara- Recordemos que la historia no es
ban eran hombres y mujeres que circunstancial y si bien, se les re-
apenas alcanzaban los 25 años de conoce como dirigentes de una
edad, jóvenes entusiastas que pa- lucha estudiantil generada a par-
recían no compartir los valores in- tir del conflicto, o como lo suelen
culcados por sus padres o impues- llamar incidente de fútbol ame-
tos por la sociedad, los cuales, no ricano entre la vocacional 2 y la
obstante su corta edad, fueron los preparatoria Isaac Ochoterena,
generadores de cambios cultura- la juventud se encontraba en un
les de tal magnitud que llegaron a contexto de reclamo además de
cimbrar la historia de México, mo- repudio al poder, provocando que
dificando el rumbo social y políti- su lucha estudiantil se expandie-
co del país con el más grande de ra para representar al pueblo y
los movimientos estudiantiles de levantar la voz afrontando el ré-
nuestra historia. Sin el afán de des- gimen político y la represión del
cartar a aquellos maestros, padres gobierno para con sus habitantes.
de familia, trabajadores e incluso
niños que apoyaron y formaron Buscaban cambios y los genera-
parte del movimiento que llevaría ron, pedían apoyo y el pueblo se
a la funesta noche del 2 de octubre los brindo, levantaron sus voces
en Tlatelolco; son los adolescentes ante una sociedad apaciguada y
que conscientes del papel que des- lograron despertarla de su letargo,
empeñaban en la sociedad mexica- pero intentaron dialogar con el po-
na como estudiantes, se compro- der… y los recibieron con plomo.
metieron apostando por el trabajo
fraterno y en su confianza en ser

23
Su lucha y entrega serán recorda- jóvenes estudiantes del 2009, una
das por siempre, año con año jóve- sombra de lo que sus antepasados
nes de las mismas edades saldrán intentaron trasmitir? ¿Dónde que-
a las calles el 2 de octubre a rendir- do el entusiasmo? ¿Se ha escon-
les tributo a los mártires estudian- dido la inquietud de generar cam-
tiles, pero a 41 años de recordar- bios y la certeza de poder convertir
los, la pregunta más constante es a nuestra sociedad en algo mejor?
¿Dónde quedo el espíritu del 68? La lucha no se olvida, pero el
¿Porqué no se puede mirar en los espíritu ha quedado atrás….

24
25
26
TLATELOLCO