Está en la página 1de 3

En escuelas, tercer rebrote de AH1N1

Hace unos días la Secretaría de Salud (Ssa) estimaba que en el invierno


habría un millón de mexicanos contagiados y alrededor de 300 decesos. El
inicio del repunte se esperaba para octubre, cuando comienzan los meses
más fríos del año

GUARDIA EN ALTO. Habitantes de la ciudad de


México mantienen la prevención ante anuncio del
rebrote de la epidemia (Foto: Jorge Serratos / EL
UNIVERSAL )

VIERNES 18 DE SEPTIEMBRE DE 2009


POLITICA@ELUNIVERSAL.COM.MX
El país está atravesando por el tercer rebrote de influenza A H1N1, que probablemente
se extenderá toda la época invernal, afirmó el secretario de Salud, José Ángel Córdova.
El funcionario atribuyó el incremento de los casos en la última semana al reinicio de
actividades educativas.
En esta etapa, Córdova previó que la enfermedad contagie a entre un millón y 5 millones
de mexicanos, y se tratará de evitar que no se rebase la cifra de 2 mil defunciones.
Hace unos días la Secretaría de Salud (Ssa) estimaba que en el invierno habría un millón
de mexicanos contagiados y alrededor de 300 decesos. El inicio del repunte se esperaba
para octubre, cuando comienzan los meses más fríos del año.
Ahora las autoridades consideran que el pico más alto de contagios se dará a mediados
de noviembre.
De acuerdo con la Ssa, en un mes Sinaloa pasó de 71 casos a 231; Baja California Sur, de
13 a 79; Tlaxcala de 90 a 257 y Durango de 38 a 81. En dos días se confirmaron en el
país 550 nuevos pacientes con la enfermedad.
En entrevista televisiva, el secretario comentó que el gobierno está luchando por tener
algunos de los primeros lotes de la vacuna a fines de octubre para proteger en principio a
todo el personal médico y militar. Estimó que casi 24 millones de mexicanos serán
inmunizados.
En el Distrito Federal, el secretario de Salud local, Armando Ahued Ortega, dijo que hasta
ahora hay casi 60 pacientes con síntomas similares a los de la influenza A, aunque deben
ser confirmados, precisó.
Dijo que el promedio de casos nuevos en la ciudad de México era entre 10 y 15 pacientes
semanales, pero en la última semana este número se incrementó a 60.
“Lo que hemos anunciado que va a venir, ya está. La influenza está en la ciudad de
México”, expresó el funcionario y atribuyó el aumento de infecciones respiratorias a las
condiciones climatológicas de lluvia y frío.
Descartó que se trate de una situación de alerta como la que se vivió a finales de abril y
principios de mayo, pero subrayó que se trabaja para tomar precauciones.
Señaló que el Sistema de Alerta Sanitaria se mantendrá en color verde, lo que significa
que no hay ninguna restricción a las actividades.
Aseguró que ya se colocaron filtros sanitarios en las escuelas y pidió a la población seguir
las medidas de higiene recomendadas.
El martes pasado el gobierno estadounidense certificó a cuatro laboratorios para que
elaboren la vacuna contra la enfermedad y ayer anunció que su gobierno donará a la
Organización Mundial de la Salud 10% de sus lotes, unos 20 millones de dosis.
La medida forma parte de una decisión adoptada en coordinación con Brasil, Francia,
Italia, Reino Unido, Noruega, Suiza, Australia y Nueva Zelanda, informó la Casa Blanca.

Ante la detección de decenas de contagios de influenza humana, más de 600


mil alumnos de Sinaloa, San Luis Potosí, Colima y Michoacán, fueron afectados
por la suspensión de clases durante esta semana.
Aprovechando las fiestas patrias, autoridades de educación y los estados
suspendieron labores el resto de esta semana.
Al detectar seis nuevos casos de influenza, autoridades de Educación de Sinaloa
fijaron para el lunes el regreso a clases de 427 mil 422 alumnos en 2 mil 141
escuelas de Culiacán, Ahome, El Fuerte y Choix. Asimismo, informaron que en
Mazatlán y Guasave hay suspensión parcial de labores.
Mientras, el Consejo Estatal de Salud de San Luis Potosí suspendió actividades
en todos los niveles en Ciudad Valles, que afecta a 496 planteles, y a
Tamanzuchale, donde pararon 547 escuelas, dejando sin labores a unos 90 mil
educandos.
El dirigente de la sección 26 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la
Educación (SNTE) informó que 30% de casos de influenza en el estado se dan
en ambos municipios.
Cierra universidad de Colima
El secretario de Educación Pública de Colima, Margarito Espinosa, dijo que el
rebrote del mal dejó sin clases a 25 mil 731 estudiantes de las preparatorias y
de la Universidad de Colima.
En Michoacán, la Secretaría de Salud recomendó a directivos de cuatro escuelas
de Lázaro Cárdenas suspender labores; más de 2 mil alumnos de preescolar,
primaria y nivel medio superior se quedaron en casa.
En tanto, la Secretaría de Salud en Baja California Sur informó que ayer
retornaron a sus labores casi 50 mil estudiantes de nivel básico en Los Cabos,
luego de que el viernes pasado, Salud estatal determinara suspenderlas ante la
confirmación de cuatro muertes asociadas a influenza AH1N1. En los días de
suspensión de clases hubo jornadas informativas y limpieza de los centros
educativos.
El secretario de Educación en Guerrero, José Luis González de la Vega, informó
que esas escuelas, dos están en Chilpancingo, una en la montaña y otra más en
la región de la Tierra Caliente.
Piden suspender clases en NL
Líderes de las secciones magisteriales de Nuevo León exigieron la suspensión
de clases en al menos 40 planteles estatales, donde se han detectado 44 niños
contagiados con el virus. La secretaria general de la sección 50, Mirna Saldívar
Paz, y el líder de la sección 21, Juan Antonio Rodríguez, expresaron su
preocupación por el alza de cuadros gripales entre los alumnos de todos los
niveles escolares.
El secretario de Salud en Querétaro, Rafael Ascencio, confirmó que en una
decena de escuelas públicas y privadas se ha detectado influenza A H1N1.
Aun cuando el funcionario descartó cualquier acción que conduzca a la
suspensión de clases, en la práctica, al menos tres escuelas decidieron cancelar
sus actividades académicas.

En 7 días, 60 casos sospechosos en DF


Salud local mantienen en verde su alerta sanitaria

EL UNIVERSAL
VIERNES 18 DE SEPTIEMBRE DE 2009

En la última semana se dispararon nuevos casos de influenza en el Distrito Federal. A


pesar de ello el semáforo de la alerta sanitaria continúa en color verde, sin restricciones
para la gente en ninguna actividad.
El secretario de Salud local, Armando Ahued Ortega, dijo que hasta el momento se tienen
registrados casi 60 pacientes con síntomas compatibles con la influenza AH1N1, aunque
aún deben ser confirmados.
De acuerdo con el secretario de Salud, el promedio de casos nuevos en la ciudad de
México era entre 10 y 15 pacientes semanales. En la última semana, este número
incrementó a 60.
En hospitales del Distrito Federal, la cifra pasó de uno o dos a más de 10 casos
semanales.
El incremento se notó
Los datos de la Secretaría de Salud del Distrito Federal señalan que en la última semana
se tenían 30 posibles infecciones en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias
(INER); 28 más en el Instituto Nacional de Nutrición y 10, aproximadamente, internados
en los hospitales del gobierno del Distrito Federal.
Ahued Ortega alertó que “ya estamos en la segunda oleada” del virus, causada
principalmente por la lluvia y el frío como se había anticipado.
Las condiciones climatológicas aumentaron los casos de infecciones respiratorias agudas.
“Lo que hemos anunciado que va a venir, ya está. La influenza está en la ciudad de
México”, dijo el funcionario.
El secretario descartó que se trate de una situación de alerta como la que se vivió en
abril y mayo, pero subrayó la necesidad de “hay que trabajar para tomar precauciones”.
Actividades sin restricción
Por esta razón, dijo, que el Sistema de Alerta Sanitaria se mantendrá en color verde, lo
que significa que la ciudad está en la normalidad, sin restricción alguna para las
actividades civiles y con los servicios públicos e infraestructura urbana en total
funcionamiento.
Para el cambio de color en el semáforo, debe incrementar el número de casos de
influenza.
Mientras tanto, Armando Ahued aseguró que ya se colocaron los filtros sanitarios en las
escuelas y pidió a la población continuar con las medidas de higiene recomendadas.
Entre dichas acciones preventivas se destacan: lavarse las manos con agua y jabón; usar
pañuelo desechable al toser o estornudar y cubrirse la boca con el antebrazo y tirar los
pañuelos en la basura.
Además se sugiere mantener limpios y ventilados y permitir la entrada de sol en los
hogares y los centros de trabajo.