SAN JUDAS TADEO, UNA BIOGRAFÍA POR DEFINIR José Alberto Hernández Ibáñez Como con muchos personajes

de la antigüedad, la figura de san Judas Tadeo se pierde en el mar de las historias. Tratándose de un personaje religioso, este se ha acomodado a cualquier tipo de necesidad devocional, como les ha ocurrido a tantos mártires y santos en el mundo cristiano. En efecto Judas Tadeo es un personaje que requiere de una puntual revisión histórica para redirigir las acciones pastorales en torno al fenómeno popular que se ha prodigado en la América católica. El motivo de la confusión que se genera con el personaje proviene de las intenciones apologéticas que la primitiva propaganda cristiana promovió, agrandando las dimensiones sagradas del sujeto, como ejemplo nos basta recordar la figura de san Policarpo de Esmirna o de Patricio de Irlanda. Sin embargo, Judas Tadeo cae en el rubro de la ficción hagiográfica, tal como lo sucedido con san Cristóbal o san Jorge. El proceso de la religiosidad popular contemporánea ha asimilado, substituido y combinado el perfil sagrado de este santo, apreciado por ser defensor de causas desesperadas, recreándolo con la fenomenología de los objetos de culto que poco concuerda con fundamentos dogmáticos, iconográficos y litúrgicos.

Desde el punto de vista histórico Judas Tadeo aparece con Eusebio de Cesarea en su Historia Eclesiástica (1, XII-XIII), quien lo coloca después entre los apóstoles del Señor. Los Hechos de Tadeo, como se le conoce a esta versión, comienzan con la introducción “se dice” sobre Tadeo1, advirtiendo que es una narración manejada por la Iglesia y validada a mediados del siglo IV. Todos los datos anecdóticos hacen coincidir la aparición de Judas Tadeo contemporáneo a Nuestro Señor y al rey Abgar Ucama Toparca, o Abagar el Negro, rey de Edesa. La noticia del encuentro entre Jesús, Abgar y Tadeo, hacen ver la importancia del origen cristiano de la ciudad de Edesa en los inicios de la misma fe. Ha quedado demostrado que esta es una intención histórica acomodaticia para fines propagandísticos. El primer rey de Edesa convertido al cristianismo fue Abgar IX, quien reinó entre el 179 al 216.2 Junto con esta primera línea histórica está demostrado por los especialistas que se trata del intento doloso de atribuir un origen apostólico a la ciudad de Edesa y para elevarla a categoría de “ciudad sagrada”. Otro hecho significativo es cuando aparece Tadeo ante la enfermedad del rey Abgar de Edesa, enfermo (posiblemente de lepra) y que realiza un acto de fe para conseguir la salud en Israel. Este detalle coincide con la narración de Naaman el Sirio (2 Reyes 5,10-13), y aunque es una comparación muy bien lograda el texto refiere a Tadeo como un predicador inspirado, enviado por el apóstol Tomás; Tadeo impulsado por Dios, para la enseñanza de Cristo. El Tadeo de nuestra descripción pertenecía a los setenta discípulos de Cristo, no al grupo de los doce.
1

Ver la versión de Argimiro Velasco, Eusebio de Cesarea, Historia Eclesiástica, BAC, Madrid 2002, p. 52. nota 182:  2 Ver A. Velasco, en Hist. Eccl., p. 53., n. 186.

1

su perfil apostólico comienza a desarrollar una autonomía potencial. el advenimiento de un apóstol carismático asociado en línea directa con un discípulo del Señor y que transmite una enseñanza en nombre del mismo Cristo. La Doctrina de Addai es todo un programa ideológico teológico en torno a la consolidación del cristianismo en ambientes sirios y mesopotámicos. riqueza que rechaza: “Si hemos abandonado lo nuestro. Juan Marcos.21). Cf. ¿cómo tomaremos lo ajeno?” (H. Felipe. London 1876. Como recompensa a su labor benéfica Abgar entrega a Tadeo oro y plata.E.3 una historia apócrifa de finales del siglo IV que refuerza los intentos por reconstituir el cristianismo de Mesopotamia y Siria. El discípulo (y en sentido amplio “apóstol”) adquiere la personalidad de predicador kerygmático en la región de Edesa. cumple con los requisitos de la predicación fundacional. El texto de La Doctrina de Addai lo conocemos en la versión de G. Otros escritos emergentes en la zona mesopotámica. quien sí pertenecía a los doce.E. y más bien desaparecen sin dejar 3 A este documento se agrega la Liturgia de Addai y Mari. Tadeo será para algunos Taciano el Sirio (discípulo de san Justino. De otros colaboradores del Evangelio como Apolo. Marietti. 24). 1. Otra fuente que nos ilustra la personalidad de Tadeo es La Doctrina del Apóstol Addai. autor del Diatessaron). ambos redactados en siriaco y con dificultades históricas por su transmisión tardía. una moral de mandamientos específicos y una frontal lucha contra el paganismo y contra la idolatría subsistente. detalle que lo hace más atractivo ante el público creyente que desea figuras espirituales definidas. de Esteban antes de su martirio y de muchos otros predicadores en torno a la misión de la primera hora. De cualquier forma.XII. sobre todo en la tradición siriaca como un paradigma kerygmático a partir del V siglo.. sea participado de su autoridad inmediata o del un poder de lo alto. 2 . la actividad misionera de Addeo concluye con la construcción de un templo por orden del rey Abgar y la ulterior organización pastoral. seguramente redactada por “Judas. Phillips. La intensiva catequesis inicial para la conversión de todo el pueblo concuerda en gran medida con los esquemas kerygmáticos de los discursos de Pedro en Pentecostés. Desde la perspectiva misionera. Hamman A. 1994. y en el caso de Tadeo la confusión de nombre y de persona sigue reinante al paso que aparecen otros nuevos testimonios. Este signo manifiesta el estilo más auténtico del cristianismo primitivo de “no tener dos señores” (Mt 5. por otros será nombrado Addeo o Addai.Tadeo es el heraldo que lleva la respuesta de Jesús a Abgar a través de otra carta. La predicación de Addeo (Addai) desarrolló una cristología mesiánica y taumatúrgica. por tanto es merecedor de un ministerio vicario. The Doctrine of Addai. Finalmente. 49 – 50. así como otras leyendas son de vital referencia para reafirmar el carácter apologético de los personajes. Esta es la característica apostólica sobresaliente del apóstol de Edesa. no tenemos descripciones tan detalladas. 1. bajo el pseudónimo del apóstol Tomás. Addeo muere en santa paz. Por ejemplo. Abgar se convierte en seguidor entusiasta de Tadeo y exhorta (obliga con su poder real) a sus súbditos a escuchar la predicación de Tadeo. en esta narración Addeo (Tadeo) organizó la iglesia de Edesa. Addai en DPAC.XII. llamado Tomás” (H.11).

Es por esto que era más eficaz una carta que una imagen. y el Divino rostro o vera icona del Señor. como de hecho se presenta con el mismo Orígenes. Ex ipsis autem Simon in Ægypto. La carta proyectaba el espíritu de su autor. título que se había dado Ignacio de Antioquía a sí mismo en sus cartas hacia el año 110. Thaddaeus in Mesopotamia Evangelium praedicavit. la efigie del autor. tomó pintura y pincel para dibujar su efigie. cum innumeram gentis illius multitudinem Christo subdidissent. martyrium consummarunt. el medallón que porta pegado al pecho es la carta.rastro. Este fenómeno es común en la consideración de autores tan importantes. un caminante que. Este rasgo puede ser visualizado en la figuración que conocemos de Tadeo (Addeo). de la imitatio Christi. entonces. Se intuye. incluso como signo de poder eclesial. 2. del cual hay múltiples copias y apropiaciones. en una cultura de crisis iconoclasta desde la antigüedad judía. ¿Se le debe festejar el 28 de octubre? El Martirologio Romano asienta la celebración de Simón y Tadeo llamado judas. Lo mismo puede decirse del bastón. el mensaje de la salvación llevado por el mensajero. a pesar del mandato de Jesucristo de no llevar bastón durante la misión. 1. no dibujados. El tratamiento de la imagen de Cristo dada en la antigüedad está vinculada a la forma espiritual de una „teología de la imagen‟ que propició otros productos devocionales con incierta comprobación. las imágenes eran más anecdóticas que fotográficas. 4 Este testimonio litúrgico señala el desdoblamiento del apóstol Tadeo. tales como la Sabana santa. de la predicación. quien no distingue dos personajes sino atribuye hasta tres nombres al mismo 4 In Perside natalis beatorum Apostolorum Simonis Chananaei. que el mensajero también adquiere la impronta de quien es el verdadero transmisor. ibi. es decir la imagen de la Palabra. 3 . del envío misionero o del poder taumatúrgico que desempeño. Con Tadeo se pretende afirmar la doctrina de la saecuela Christi. et Thaddaei. Sin embargo. por tanto Tadeo será otro „san Cristóbal‟. porta este instrumento. la cual „se dice‟ proviene también de la ciudad de Edesa . predicador en Mesopotamia en la fecha del 28 de octubre. En la narración de la Doctrina de Addai no se advierte ningún símbolo sobre la flama sobre su cabeza pero ésta puede ser interpretada como una representación del kerigma. además de ser un theophoro o christophoro. así como la luz que lo inspiraba para instruir y organizar a la iglesia de Edesa. un santo simbólico místico. y en ambientes cristianos la epístola trasmite la presencia del apóstol o de quien la escribe. in Persidem simul ingressi. Rasgos icónicos En la Doctrina de Addai se narra que en cuanto Hannan el Tabulario de Abgar vio al al Señor Jesús. es decir los semblantes eran descritos. En la leyenda el enviado (Tadeo) llega a ser más importante que el apóstol que lo envió (Tomás) porque ha adquirido los poderes curativos de Cristo y poco a poco se parece más a Jesucristo. Tadeo sobrevive en la memoria porque es un paradigma apostólico con fines propagandísticos para exaltar una sede cristiana menor. deinde. qui et Judas dicitur.

Ver también Gasca Saló J. 18. Vol II. al otro Tadeo. Mesopotamia. Y aunque tal separación no sea acusada por motivos heréticos. 4. ya que se trata de una formulación litúrgica de carácter apócrifo.) Diccionario enciclopédico de los santos. enviado a Siria. p. 1985. Biografías y conceptos básicos de culto. Persia. 7 Ver ACTA SANCTORUM. por consiguiente no debe entrar a la fiesta litúrgica oficial del 28 de octubre. (ed. es to puede ser diversas versiones biográficas o dos personajes con el mismo nombre en circunstancias semejantes.. Bibloth. Herder. La hagiografía apunta a un personaje llamado Addeo. pag. 13). Buchberger M. 1990. IX. sin lugar a dudas. 13.. Por eso en Occidente se celebraba ya desde el siglo V. motivo por el cual no se había cuestionado la distinción histórica para fines litúrgicos. alter. el apóstol Addeo se eximirá de la comunión universal de la Iglesia en una especie de cisma blando. por tanto no debería ser venerado de modo tan espontáneo por la iglesia latina. 15. tom.6 Es evidente que nuestro Judas Tadeo no es el apóstol de Jesucristo.8 La Divina liturgia de Addai y Mari vino a enrarecer más la probidad ortodoxa del personaje. Hch 1.. Tomo II. 6 Butler. del grupo de los doce. El objeto oficial de la veneración es el símbolo intangible de una santidad que cubre con un manto de sombras la objetividad del sujeto. 8 Ibid. die XVIII octobris.5 Esto es lo que. El apóstol olvidado: San judas Tadeo. Otra noticia en ambiente oriental había distinguido la memoria de Tadeo discípulo de los setenta y dos. del grupo de los doce. La tradición patrística asimila a Tadeo el Apóstol con Tadeo el discípulo por motivos encomiásticos. IV. no del personaje sino de la Tradición apostólica. XXVII Octobris 10. lo que hagiográficamente se llama “dobletes”.. esto denota que la floreciente actividad cristiana de Edesa deseaba esta a la par de los desarrollos eclesiales de otras 5 Origene. la leyenda sostiene a un personaje que no es el pariente del Señor aunque esté en las mismas inmediaciones cronológicas. Prefacio. Judas Tadeo es considerado el autor de este esquema ritual que funcionó para la iglesia nestoriana de siria. ni con el autor de la Epístola canónica de Judas. Lo que actualmente se realiza en la liturgia es una superposición de personaje que se ha convertido en una costumbre arrastrada por una tradición hagiográfica acrítica. p. 218: “con frecuencia se ha confundido a san Judas Tadeo con el san tadeo de la leyenda de Abgar”. 9. Orient. sucede en el tratamiento de la lectura bíblica y en la práctica devocional. Mc 3. 4 . Lc 6. Apostolus ex XII. llamándolo: Tadeo. no tiene nada que ver con el apóstol Simón del Nuevo Testamento (Mt 10. la primera en separarse de la católica romana por todo lo que cultural y teológicamente se fraguaba en el siglo V. Lebbeo y Judas de Santiago.apóstol. Commento alla Lettera ai Romani. Existen muchos casos de santos antiguos que poseen o doble personalidad. mes señalado en la Doctrina de Addai. Algunas obras sobre las vidas de los santos de producción católica reciente desdicen el dato del Martirologio. En consecuencia. ya que también aseguran la confusión de personaje. se lo celebra en Oriente el 28 de octubre. Marietti. Zaragoza. Vida de los santos. como sucede con casi todos los personajes de la antigüedad que cuentan con pocos datos biográficos consistentes. apóstol de Mesopotamia el día 14 de mayo. el 28 de octubre. mientras que en Mesopotamia se le conmemoraba el 26 de mayo 7 . es miembro de los setenta o setenta y dos discípulos. 2006.

tal como lo muestra el Martirologio romano. aunque algunos autores de la tradición patrística no distinguieron a los personajes y los celebraban indistintamente desde el siglo V. la utilización del personaje apostólico manifiesta una notable manipulación de la historia para afirmar la importancia de una pobre localidad. pariente del Señor. Apuntes conclusivos El Judas Tadeo que conocemos es el producto de una confusión onomástica y prosopográfica entre el apóstol Judas.sedes emblemáticas. es el apóstol local de Edesa que se le celebraba el catorce o el veintidós de mayo. Judas Tadeo. exaltando la figura de un discípulo generoso de quien se exagera la apostolicidad religiosa. y el discípulo Tadeo (Addeo para los sirios) del grupo de los setenta y dos discípulos. El culto del apóstol Addeo sostiene a un personaje mantenido por su propia tradición. como una reivindicación política de frente a otras sedes eclesiásticas con fuerte tradición apostólica. El fuerte esoterismo de la personalidad de Tadeo es el ingrediente que nubla toda objetividad. eso es lo conviene a la fe. la moral y el combate al paganismo idolátrico y politeísta. No cabe duda que esta asimilación de personajes ha sido cómoda para la devoción popular y oficial de la iglesia católica. la devoción a san Judas Tadeo ha atraído a muchas personas a lo largo de los siglos. la esperanza que comunica para el beneficio de sus seguidores lo convierte 5 . junto con el paulatino alejamiento del santo con respecto a la comunión universal. el mismo día. así como se le conmemora actualmente. haciendo del santo un objeto religioso eterno y universal. La evangelización de los pueblos produce primicias de santidad que son asumidas como motor de la historia. En el presente perfil. pero con el fin apologético de exaltar la sacralidad de la sede cristiana de Edesa. la tradición del cristianismo de Mesopotamia derivó en una manifestación herética de tipo nestoriana. de hecho el esoterismo ha sido la estrategia espiritual para la captación de los fieles en todas las religiones. acudir a la raíz histórica podría purificar al personaje y regular los efectos religiosos que provoca. de las superposiciones de la leyenda hagiográfica. fundación de comunidades y milagros). Aunque el perfil de la predicación de Tadeo en la leyenda titulada Doctrina de Addai es de características apostólicas (entiéndase ortodoxas) en cuanto a la cristología. adquiriendo una autonomía de rivalidad a través de una nueva expresión de culto. atentando convertirse en hagiografía ficticia en todos sus ángulos. ha sido el producto de las confusiones. y sobre todo de la devoción ingenua. Por esta razón. a diferencia de la celebración occidental que se mantuvo para el apóstol Tadeo (de los Doce) el veintiocho de octubre. no importan ya las exageraciones. Judas Tadeo es el símbolo del “santo nacional” en un territorio que estaba ganando identidad cristiana. miembro de los Doce. La leyenda hagiográfica demuestra a un discípulo que realiza un apostolado con características semejantes a las de Pedro y Pablo en los Hechos (predicación.

Recuperación a la predicación kerygmática: el enviado portador de un mensaje de esperanza. Como en la leyenda de Addai (Tadeo) se pueden recuperar las narraciones cristianas para redireccionar la devoción popular. Recuperación de la capacidad de respuesta de la Iglesia. La catequesis de Tadeo es eficaz porque muestra el poder de Cristo y convierte a los oyentes. Tadeo comprende las necesidades de los pueblos lejanos del mensaje de la salvación y se integra a su vida. 7. creativo. Recuperación oportuna de las tradiciones antes que se hagan cismáticas. a sus costumbres. discípulo apostólico valiente. Tadeo muestra el celo por el verdadero culto a Dios. Tadeo hace suyo el poder sanador espiritual del Mesías y hace creer a los demás que ese poder es un don apostólico y que contribuye a la fe de los que han de creer. Orientaciones teológico pastorales. Tadeo predica la obra salvadora de Jesucristo. sus promesas. 5. 6. Finalmente el signo sanador es sólo el acceso de la obra santificadora de Cristo por su palabra. por tanto lucha contra el paganismo y la idolatría. Recuperación del perfil espiritual del personaje: imitador de Cristo. Tadeo anuncia a Cristo y es enviado a evangelizar un pueblo deseoso de la salud física y espiritual. su poder curativo. atraer a los fieles a través del milagro. 3. invita a los creyentes a una vida moral cristiana. 4. y llenar de contenido 6 . Tadeo entusiasma a sus oyentes con la promesa de Cristo y organiza una iglesia que también se convierte en testimonio para otros. Predica su pasión.en un objeto religioso alternativo. 1. pobre. muerte y resurrección. pero propone valientemente el Evangelio para que ellos se adapten a las exigencias de Cristo. Recuperación del esoterismo cristiano: sanación. 2. salvación eterna. la intención de su leyenda se cumple: en Tadeo se surte el efecto para el que fue creado. pero alejarlos poco a poco de la comunión de la Iglesia que exige pesados dogmas. heréticas o alternativas. A continuación enunciamos algunas propuestas que se rescatan de la hagiografía de Tadeo o Addai (Addeo). Recuperación del sentido misionero y de la misión ‘ad gentes’. En perspectiva de la reconstrucción de la leyenda es necesario replantear los contenidos de una catequesis notable en la narrativa de la Doctrina de Addai para superar el manejo unívoco del personaje como simple sensibilidad religiosa. la redención de los hombres. Recuperación del sentido apostólico.

Con la historia de Addai recuperamos los dichos del apóstol que pueden ser grabados en la memoria de sus devotos para su alimento espiritual y su práctica cristiana. acto que fue el más eficaz acto evangelizador del personaje. tradición. por ingenua o apócrifa que sea. de modo que la verdad cristiana sea digna para ser creída y vivida. 8. 7 . 12. Con la doctrina apostólica de Addai se puede incorporar una predicación kerigmática para ilustrar la celebración del 28 de octubre. evitando así sus malformaciones. Cualquier historia. tiene un alto valor educativo y edificante para la moralidad de los creyentes. Con la leyenda de Addai se advierte que defender.evangélico cualquier iniciativa religiosa que se presenta como emergente. La leyenda de Addai debe ser utilizada sin temor para mostrar que el amor del santo por su Dios le llevó a realizar el verdadero acto de devoción anunciando a sus hermanos el mensaje de la salvación. Recuperación de un hagiografía purificada para que la devoción al santo sea un verdadero acto evangelizador. que más que exaltar al personaje apunta a mostrar el mandato misionero de Cristo. Todo personaje tiene sus hechos y sus dichos. En la antigüedad la nota característica de los santos y maestros fueron sus dichos. Recuperación del sentido apologético de cualquier acción religiosa para exaltar el valor de lo sagrado: Iglesia. Recuperar el sentido litúrgico de la conmemoración del Apóstol Judas Tadeo. personas. Ponerle voz a san Judas Tadeo. 10. 9. exponer y demostrar los principios de la fe otorga un nuevo fulgor al sentimiento religioso. viviendo en coherencia delante de los destinatarios del Evangelio. lugar. La leyenda de Addai es ilustrativa sobre el valor del perfil espiritual de los santos. 11. Recuperación del sentido atractivo de la santidad para inducir a los fieles a la comunión y no a la devoción que separa.