Arquitectura virreinal

Ahora, nuestro compañero y asiduo colaborador, el arquitecto Ernesto Von Roehrich, examina la arquitectura mexicana de la época virreinal. La arquitectura del siglo V! nace del resultado de la "usi#n de dos grupos mesti$os %culturalmente hablando% que permiten un prototipo nuevo de ra$a, como se dice &h'brida(, que resulta de la amalgama de dos grupos raciales, resultando éstos de sus propias "usiones culturales en distintos continentes, épocas y grados de evoluci#n socioculturales y tecnol#gicos. )e crea as' un tercer grupo, doblemente mesti$o, que es el nuestro y que a través del tiempo se ha ido enriqueciendo hasta llegar a lo que somos hoy los mexicanos* una comunidad llena de simbolismos, dualidades y excelencias. Ante el hecho de contar con un pa's como +éxico, hablando dentro de un nivel territorial pleno de antecedentes y testimonios hist#rico,arqueol#gicos, sabemos que antes de la llegada de los españoles, "ruto también de un pro"undo mesti$a-e, tenemos que en América del .orte y /entro 0como +éxico y 1uatemala2 existieron, y a3n existen ra$as y etnias de idioma y dialectos di"erentes, costumbres y dioses, me atrevo a decir, culturalmente distintos, atendiendo a la regi#n geogr4"ica donde vivieron y se desarrollaron estas sociedades primigenias precolombinas. )e sabe que estas sociedades mesoamericanas establecieron intercambios culturales entre ellas, unas en mayor grado que otras, pero conservando sus rasgos caracter'sticos, tan es as' que si el imperio a$teca logr# dominar militarmente a pueblos enteros no lo hi$o desde un punto de vista cultural de manera homogénea. En cada regi#n y a cada ra$a o etnia conquistada les "ue permitido adorar a sus dioses y seguir sus costumbres propias, a cambio de pagar tributos, donaciones en especie y -#venes rehenes utili$ados en los sacri"icios humanos o rituales de sangre en adoraci#n de sus dioses principales* 5uit$ilopochtli y 6e$catlipoca. Ante este mesti$a-e ind'gena se tiene otro* el del conquistador español, de civili$aci#n, en términos generales, no muy destacada, creo yo, si se compara con las clases intelectuales o cultas de su pa's. En siglos anteriores al V!, España "ue, como ya se indic#, el resultado de un gran n3mero de grupos sociales y7o etnias, unos conquistadores y otros inmigrantes, pero el caso es que España "ue, e incluso es, un conglomerado de ra$as en permanente "usi#n mesti$a. /itaré a manera de e-emplo algunas de estas* "enicios, cartagineses, normandos, bretones, godos, visigodos, ostrogodos, romanos, germanos y moros8 todos con una cultura, costumbres y dioses espec'"icos. As' pues, +éxico también "ue un 9aleidoscopio de muchas culturas. )i se e-empli"ica 3nicamente para el Valle del An4huac citaré como e-emplo a algunas de estas* colhua, mexica, totonaca, tolteca, chalcat$inga y otom'8 todas también con su cultura, costumbres y dioses.

.iveles evolutivos
/omparo dos niveles de avance socioculturales distintos, atendiendo a un paralelismo cronol#gico, el de América /entro,.orte 0+éxico y 1uatemala2 y la España de los reyes cat#licos y siglos posteriores con tres siglos de virreinato como e-emplo. /onsiderando que ambas amalgamas conoc'an el cero y la rueda, no llegaron, sin embargo, a un desarrollo tecnol#gico paralelo, es decir, que ante mi muy personal punto de vista, la cultura occidental española acus# notoriamente ser m4s avan$ada, sin de-ar de lado la -usti"icaci#n aqu' en América de que no les "ue indispensable el uso de la rueda, ya que "ue m4s importante el an4lisis y estudio del "irmamento 0cosmos2 y sus m3ltiples dioses, el porqué del clima y naturale$a tan variados y ricos, de sus con-untos urbano, arquitect#nicos, de espacios abiertos y poca importancia arquitect#nica civil de la vivienda y de sus medios de transportaci#n tan espec'"icos. España, sin embargo, era en ese momento una potencia de grandes via-eros, constructores y letrados con una tecnolog'a so"isticada para su tiempo, de barcos, arcabuces, etc. As' que ante este hecho cultural se gesta poco a poco una nueva descendencia, &la mexicana( cuyo binomio acepta como un hecho evidente el brutal rompimiento de una cultura aparentemente est4tica y la construcci#n de una nueva amalgama por dem4s me-orada y trascendente.

6ecnolog'a tra'da de España
En este p4rra"o es necesario ser reiterativo sobre la tecnolog'a tra'da de España, en cuanto a los sistemas de construcci#n se re"iere* espacios cerrados, bas'licas, conventos, espacios administrativos y civiles, mismos que in"luir4n en la arquitectura de +éxico, en especial del siglo V!.

La in"luencia clerical en el nuevo mundo
La importancia del clero a ra'$ de la conquista española es determinante, ya como moderador del conquistador abusivo y esclavi$ante, ya como educador y trasmisor de la religi#n cat#lica y también como arquitecto y gu'a del ind'gena constructor en la reali$aci#n de conventos, bas'licas 0ya mencionadas2, hospitales y edi"icios civiles como los de gobierno, entre otros.

y ubicadas en las cuatro esquinas atriales cuya "unci#n era posar a /risto @es3s con un sacerdote cat#lico al "rente del contingente ind'gena pagano y de aqu' también que se hallan reali$ado dentro de un espacio abierto. Respecto a las capillas de balc#n.:so de espacios arquitect#nicos prehisp4nicos /onsidero. es decir. en lo re"erente a la evangeli$aci#n y educaci#n como en la construcci#n de edi"icios religiosos. . mani"est4ndose en e-emplos tales como la implantaci#n de edi"icios religiosos cat#licos sobre adoratorios ind'genas impactados por campaña de total destrucci#n. es decir. con una tradici#n y "olclor vivos y principalmente conservadores de lo religioso prehisp4nico y. citaré como e-emplos de bi. ya mencionadas con anterioridad. 3nicamente se dieron en el continente americano con la "inalidad de trasmitir el evangelio al ind'gena. apoyo o pie para colocar encima una "igura u otra cosa2 y "uste 0parte de la columna que media entre el capitel y la basa2. . hoy cat#lico. que hubo un brutal rompimiento a través de la imposici#n de una nueva cultura y religi#n sobre otra aparentemente m4s primitiva. grados culturales y educaci#n. con sus aciertos y errores. de una sociedad. que sus viviendas. sin embargo. de una cultura. es decir. en el Estado de +éxico. por lo regular. ante estos hechos. /onclusi#n ?inalmente. por ende. Esta es la visi#n que el +éxico de hoy me da. . cru$ atrial con reminiscencias prehisp4nicas del ind'gena que la esculpi# con motivos en alto relieve muy en lo personal y a la usan$a pagana en la peana 0basa. permanentes y apartados. y la del ex /onvento de 5euxot$ingo en sus dos etapas primigenias de cuyas construcciones no qued# nada 0siglo V!. para cerrar esta panor4mica. sin embargo. término aqu' de"inido con una connotaci#n de duplicidad. quien miraba la "achada basilical y as' también de las capillas abiertas que en sus inicios "ueron utili$adas para o"iciar misas y "omentar el proceso de evangeli$aci#n en lat'n con traducciones al n4huatl. as' pues de sus etnias que por contraste hoy en d'a todav'a persisten. sus vicios y virtudes e inseguridades. la combinaci#n y amalgama de una arquitectura llamada ibérica con otra llamada aut#ctona o del Valle de +éxico de pueblos conquistados. =rdenes mendicantes 5e de recordar que la >rden +endicante de )an Agust'n "ue de gran importancia ante la ?ranciscana y. adem4s. citaré el caso de la cru$ &tequitqui( del atrio del ex /onvento de Acolman.arquitectura. 5abr'a que recordar. luego civili$aci#n y ahora naci#n de ese ayer y del ahora de permanente legado plasmado en su arquitectura 3nica. el ibérico en cambio.e aqu' de las capillas abiertas del ex /onvento de 6lalmanalco. <uebla2 y s' de las capillas posas locali$adas en su atrio. pasando a un segundo nivel su importancia permanente. grupos sociales cerrados.e aqu' que concluya con el término sincretismo tan reiterado a lo largo de estas l'neas y personales impresiones. . como la "alta de identidad 0por dem4s tema aparte28 un pa's de m3ltiples controversias. de aqu' también las capillas posas.e aqu' que a los naturales les "uese muy di"'cil 0al principio2 habituarse a las construcciones cubiertas. lo hi$o en recintos cerrados. esta 3ltima predomin# en el trayecto primario del siglo V!. ind'genas tan evolucionados como a "ines del siglo V. El ind'gena ador# a sus dioses al aire libre dentro de un centro ceremonial o centro c'vico religioso. en no "recuentes ocasiones tuvieron techumbres de materiales regionales que por lo regular eran perecederos. en el Estado de +éxico.