Está en la página 1de 67

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Documentos Tecnicos de Riesgo de Salud

Documentos Tecnicos de Riesgo de Salud Ambiental Agua y Saneamiento

ING. OSCAR CACERES LOPEZ

CARE - PERU

2002

CARE Perú

ABASTECIMIENTO DE AGUA SEGURA PARA CONSUMO HUMANO Y DISPOSICION SANITARIA DE EXCRETAS EN LAS ZONAS PERIFÉRICAS DE LOS CENTROS URBANOS DEL PAIS

CAPITULOS

CONTENIDO

1.

MARCO CONCEPTUAL

5

2.

EL AGUA SEGURA PARA EL CONSUMO HUMANO

9

2.1

El ciclo hidrológico del agua

9

2.2

Cantidades necesarias de agua para consumo humano

11

2.3

Situación actual del abastecimiento de agua segura para consumo humano en el Perú.

11

2.4

Normas bacteriológicas del agua para consumo humano

13

2.5

Formas de contaminación del agua para consumo humano

15

2.6

La vigilancia sanitaria de la calidad del agua para consumo humano

16

2.7

Las bacterias del grupo coliforme y la toma de muestras de agua para su análisis bacteriológico.

17

2.8

La interpretación de los resultados de los análisis bacteriológicos.

20

2.9

El abastecimiento de agua mediante camiones cisterna y Normas para su control.

21

2.10

Especificaciones técnicas para los surtidores y características sanitarias de los camiones cisterna.

21

2.11

El uso del cloro y de los compuestos clorados para la desinfección del agua.

22

2.12

Formas de desinfección del agua en los surtidores y camiones cisterna

25

2.13

Características sanitarias que deben tener los reservorios domiciliarios de almacenamiento de agua, distribuida por camiones cisterna.

27

2.14

Ejemplos prácticos de desinfección del agua en sus reservorios de almacenamiento.

28

2.15

Formas de determinación del cloro residual en el agua.

29

2.16

La prohibición del uso de envases metálicos y de plástico, para almacenamientos de agua de consumo humano.

30

2.17

Indicadores prácticos de la contaminación del agua de consumo humano.

31

2.19

La captación y uso del agua de lluvia en el abastecimiento de agua.

35

2.20

Formulario de encuesta sanitaria de la situación del abastecimiento de agua de una zona marginal de una ciudad.

37

2.21

Consideraciones finales.

39

3.

LA DISPOSICION SANITARIA DE LAS EXCRETAS

41

3.1

Su situación actual en el Perú.

43

3.2

Métodos para la disposición sanitaria de las excretas en zonas marginales.

45

3.3

El tanque séptico: ventajas y desventajas de su uso.

45

3.4

La letrina sanitaria: consideraciones generales para su uso y ubicación.

47

3.5

Tipos de letrinas sanitarias

52

3.6

La letrina sanitaria tipo “Ica” y sus características

53

3.7

Detalles de la construcción de la letrina sanitaria tipo “Ica”

53

3.8

Tipos de casetas e importancia de su uso

59

3.9

Recomendaciones en el uso de letrinas sanitarias.

61

3.10

Las letrinas sanitarias comunales, ventajas y desventajas de su uso.

61

3.11

La clausura de la letrina sanitaria y el reuso de la loza y el asiento.

62

3.12

Consideraciones finales

63

GLOSARIO DE TERMINOS

65

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

CAPITULO 1

DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO CAPITULO 1 MARCO CONCEPTUAL. La Salud, según

MARCO CONCEPTUAL.

La Salud, según la Organización Mundial de la Salud, es el completo estado de bienestar físico y mental de la persona y no solamente la ausencia de enfermedades.

La Salud Ambiental, llamada también Saneamiento Ambiental, es el conjunto de componentes externos al ser humano, en los que es necesario actuar para garantizar la ausencia de determinados tipos de enfermedades, satisfaciendo a la vez requerimientos de vivienda, ocupación, alimentación y recreación adecuados, lo que en buena cuenta significa la calidad de vida. (1)

Se ha determinado (1) que son 26 las actividades de la Salud Ambiental, siendo las principales:

1.1 El abastecimiento de agua segura para el consumo humano, llamada también el agua potable,

1.2 La disposición sanitaria de las excretas

1.3 La disposición sanitaria de las aguas servidas,

1.4 El control de la contaminación de los cursos de agua

1.5 La disposición sanitaria de los residuos sólidos,

1.6 El control de la contaminación del aire

1.7 El control de roedores e insectos vectores

Este documento, va a tratar de las dos primeras actividades antes señaladas.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Ministerio de Salud - Dirección Técnica de Salud Ambiental - Legislación Sanitaria sobre aspectos de Salud Ambiental. - 1990

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 1

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 1

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 1 6

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 2

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 2 7
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 2 7
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 3

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 3

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 3 8

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

CAPITULO 2

DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO CAPITULO 2 EL AGUA SEGURA PARA EL

EL AGUA SEGURA PARA EL CONSUMO HUMANO

El agua, es un elemento indispensable para la vida, no solamente interviene en todos los ciclos vitales, sino que constituye la parte proporcional mayor de todos los organismos vivos. Esto es, el agua está definitivamente ligada a la vida. Deshidratarse significa morir.

El grado de salubridad de una población y como tal su calidad de vida, se mide fundamentalmente a partir de la cantidad y calidad del agua que se utiliza para el consumo humano y de la manera como sus habitantes efectúan la disposición de sus excretas. Este concepto se aplica tanto para las grandes ciudades, sus zonas marginales, así como también para las localidades rurales.

Según el censo de 1992, la población del Perú en el año 2,000 debía ser de 25’600,000 habitantes, de los cuales, la población urbana sería de 18’600,000 y la rural de 7’000,000 de habitantes, con un índice de crecimiento anual de 1.9 %. Esto último significa que la población peruana crece cada año en 500,000 habitantes, que lógicamente requieren de todos los servicios básicos, entre ellos los del agua para consumo humano y la disposición sanitaria de excretas.

2.1 El ciclo hidrológico del agua

Las aguas de nuestro planeta, que corresponden a los recursos no renovables, ya que es un volumen único, tienen un ciclo permanente y que empieza con la evaporación de las aguas de los océanos y lagos, la circulación del vapor de agua en la atmósfera, hasta formar nubes, continua con la condensación del vapor de éstas en forma de precipitaciones, es decir la lluvia que al caer en las partes altas del planeta, se convierten en hielo y también en aguas superficiales de los ríos, lagos y grandes embalses, los que finalmente cierran el ciclo hidrológico, regresando nuevamente dichas aguas al mar.

Una parte de esta agua superficial, se infiltra en el terreno, formando las aguas subterráneas, las mismas que pueden aflorar en forma de manantiales, galerías filtrantes, o ser extraídas mediante la construcción de pozos. Se dice que toda agua subterránea es de buena calidad, lo cual necesariamente no es cierto ya que dichas aguas pueden contaminarse antes de ser extraídas para su uso.

En este ciclo constante, el agua, por ser el mayor solvente que existe sobre la tierra, en su recorrido recoge una serie de sustancias físicas, químicas, materia orgánica en descomposición, desechos de diversa naturaleza, así como numerosos microorganismos, muchos de ellos nocivos para el hombre.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 4

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N°4

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 4 10

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.2 Cantidades necesarias de agua para

2.2 Cantidades necesarias de agua para consumo humano

Los autores de las publicaciones especializadas, difieren bastante en lo que respecta a las cantidades necesarias de agua para consumo humano en las zonas marginales de las ciudades y también en la zona rural. Lo que ocurre, es que esa cifra varía en función del clima predominante de cada lugar y como tal, depende también de su ubicación geográfica. Varía también según el grado de facilidad de acceso a las fuentes de agua y finalmente también en función del costo de la unidad de volumen de agua que se adquiere, que en el caso de los camiones cisterna es el cilindro, y que equivale a 200 litros.

De alguna manera, en nuestro país, la cantidad necesaria de agua para consumo humano, se puede fijar en 35 litros por persona y por día para las zonas marginales de las ciudades de la costa y selva y 25 litros por persona y por día en las zonas antes mencionadas de las ciudades de la sierra.

En lo que respecta al agua distribuida mediante tuberías, se estima una dotación de 150 a 250 litros por persona y por día, dependiendo ello de las mismas condiciones arriba señaladas.

2.3 Situación actual del abastecimiento de agua segura para consumo humano en el Perú.

El agua segura para el consumo humano, llamada también agua potable, es aquella que llega a los usuarios en buena calidad física, química y bacteriológica, previniendo así las enfermedades de origen hídrico que pueden afectar la salud de las personas.

Con muy raras excepciones, estas características no se dan en forma completa en las zonas marginales de los centros urbanos del país, ya que, la expansión acelerada de las ciudades es tal, que no siempre es posible desarrollar el abastecimiento de agua con la misma celeridad.

Sin duda alguna, el abastecimiento de agua para consumo humano, es el componente de la Salud Ambiental que más atención ha recibido de parte de los dos gobiernos de esta última década, dándosele inclusive la denominación de “Sector de Agua y Saneamiento”. Así, se crearon instituciones como el PRONAP y el FONCODES en el Ministerio de la Presidencia, y la SUNASS y la ODI en el Ministerio de Economía y Finanzas, y recientemente el Vice Ministerio de Saneamiento en el Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción, para impulsar este programa, tanto en el medio urbano como en el rural.

A ellos debe agregarse el Ministerio de Salud y las Municipalidades, pero también, se crearon las CTAR, que entre sus diversas funciones podían ejecutar obras de agua y alcantarillado. Para terminar con esta profusión de entidades que trabajan cada una por su lado, en el año 1994, se creó la figura jurídica de las Entidades Prestadoras de Servicios (EPS), pasando a los Municipios con esa denominación, las empresas encargadas de los servicios de agua potable y alcantarillado en el área urbana, con excepción de SEDAPAL que depende de los Ministerios de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción y del Ministerio de Economía y Finanzas.

En esta última década, en el Sector Agua y Saneamiento, se ha invertido una suma superior a los 1,500 millones de dólares. Sólo el FONCODES ha invertido 187.5 millones de dólares para financiar 11,960 proyectos de agua y saneamiento para el medio rural.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Los resultados obtenidos no

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Los resultados obtenidos no corresponden a la magnitud de lo invertido en lo que se refiere a la calidad de los servicios, por una notoria carencia de inversiones en el mantenimiento y reposición de la infraestructura existente.

A grandes rasgos los indicadores más saltantes señalan que:

a)

El 25% de la población a nivel nacional (6’500,000 personas) carece de los servicios de abastecimiento de agua

b)

En la zona urbana (19’000,000 de habitantes), sólo el 70% cuenta con el servicio de abastecimiento de agua. Esto ha creado en la población restante, la necesidad de acudir a otros tipos de distribución de dicho elemento, entre los cuales el más utilizado es el de camiones cisterna, mediante el cual por lo menos en nuestro país, son más de tres millones de personas las que todavía se abastecen de esa manera, del líquido elemento.

El problema en sí radica en el hecho que, la gran mayoría de los surtidores de agua para estos camiones, luego las condiciones sanitarias de los vehículos, hasta los reservorios domiciliarios donde las personas reciben esa agua, todo ello contribuye a que el agua así conducida y almacenada no tenga características de potabilidad.

Ese hecho se traduce en los altos índices de morbilidad por enfermedades de origen hídrico, sobre todo en la población infantil, que se dan en esas zonas de los centros urbanos. No olvidemos que desde hace muchos años, entre las 10 primeras enfermedades que aquejan a nuestro país, las de origen hídrico ocupan el segundo lugar, luego de las del tipo respiratorio.

b)

La mayoría de los servicios incluido el de Lima, entregan agua de dudosa calidad bacteriológica,

debido a las conexiones cruzadas en las redes de distribución, los frecuentes cortes, la falta de

la

vigilancia sanitaria de la calidad del agua y más aun, el 58.8% de los sistemas a nivel nacional

no cuentan con desinfección.

c)

En la práctica, la municipalización de los servicios urbanos de agua y saneamiento, ha resultado una mala decisión, ya que con muy pocas excepciones, casi todas ellas incluida SEDAPAL, no brindan por ejemplo un servicio continuo, lo que constituye un tremendo factor de riesgo de contaminación bacteriana del agua, por la presión negativa que se genera en las redes de distribución cuando el servicio se encuentra interrumpido, lo que permite el ingreso de aguas contaminadas, muchas veces aguas servidas procedentes de la red de alcantarillas.

En el caso de las EPS, que en la actualidad ya llegan a 45 a nivel nacional, los Alcaldes de

turno, que casi siempre son los Presidentes de Directorio, para satisfacer razones de tipo electoral, disponen la ampliación de las redes de distribución sin ampliar las instalaciones de producción de agua, lo que obliga a efectuar cortes de agua de más de 10 horas diarias en muchos casos, para llenar los reservorios de las poblaciones. Uno de estos casos es el de Huaraz por ejemplo, que tiene una planta de tratamiento de agua construida para una población de 15,000 personas

y que en la actualidad abastece a cerca de 100,000 habitantes.

Así mismo, la situación financiera de las EPS es bastante crítica, dándose el caso por ejemplo de la EPS GRAU, que sirve a las ciudades de Piura, Paita, Sullana y Talara, que ya ha sido declarada en quiebra. Las demás, con muy raras excepciones, presentan una situación casi similar.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO d) En el ámbito rural, (7’000,000

d) En el ámbito rural, (7’000,000 de habitantes) el panorama también es sombrío, porque la cobertura de los servicios, llega solamente al 50% de la población, pero de ellos, la gran mayoría se encuentran inoperantes, porque las denominadas Juntas Administradores no tienen el soporte técnico ni financiero para manejar estos servicios. En otras palabras, el Estado sólo construye, pero luego se desentiende del mantenimiento de los sistemas

2.4 Normas bacteriológicas del agua para consumo humano

Hace 55 años, es decir el 17 de Diciembre de 1946, se expidió en el Perú una Resolución suprema aprobando el “Reglamento de los Requisitos oficiales que deben reunir las aguas de bebida para ser consideradas potables”. El Reglamento antes mencionado, legalmente se encuentra vigente, ya que no ha sido derogado ni sustituido por disposición específica, de manera que están obligados a su cumplimiento todas las entidades que tienen relación con el manejo de este importante tema. (1)

En el año 1972, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo conocer las “Normas internacionales para el agua potable”, traducción del “International Standars for drinking water”, con los que se

introdujeron criterios bacteriológicos de calidad de agua potable según su procedencia, es decir, aguas

distribuidas por tuberías, al inicio y en individuales o de pequeñas colectividades.

la misma red. Así mismo, en sistemas de abastecimiento

El

año 1984, la OMS publicó las “Guías para la calidad del agua potable”, en tres volúmenes separados.

El

tercer volumen titulado “Guías para el control de calidad del agua potable en sistemas que abastecen

a

pequeñas comunidades”, analiza específicamente el problema de las pequeñas localidades,

principalmente las localizadas en las zonas rurales.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 5

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 5

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 5 14

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Las Guías de Calidad de la

Las Guías de Calidad de la OMS, en lo que se refiere a la calidad microbiológica, señalan que para agua no distribuida por tuberías, (caso de las zonas marginales de los centros urbanos), los indicadores en los análisis bacteriológicos deben ser:

• Bacterias coliformes Fecales:

Número/100 ml.

0

• Bacterias Coliformes:

Número/100

ml.

0

En lo que se refiere a la actualización del Reglamento nacional del año 1946, en el año 1997, el Ministerio de Salud, cumpliendo con su función normativa, encargó la preparación de un proyecto de “Reglamento para la Vigilancia y el Control sanitario del agua segura para el consumo humano y la disposición adecuada de las aguas servidas”. Posteriormente a mediados del año 2001 dicho Ministerio publicó en su página web el citado proyecto de Reglamento, con la finalidad de recibir las sugerencias que sobre él se pudieran formular. De esa fecha hasta la actualidad, se desconoce la situación de ese documento.

2.5 Formas de contaminación del agua para consumo humano.

El peligro más frecuente, en lo que al uso del agua potable se refiere, es el de su contaminación, ya sea directa o indirecta, debido a la acción de aguas residuales, de las excretas de personas y animales y de otros tipos de aguas servidas.

La contaminación fecal del agua para el consumo humano, puede incorporar una variedad de diversos organismos patógenos intestinales, que pueden ser: bacterias, virus, protozoos y helmintos, cuya presencia está relacionada con enfermedades y también con portadores de tipo microbiano que pueden existir en ese momento en la comunidad. El típico caso de esta última situación, fue la epidemia del cólera que se produjo en el Perú a inicios del año 1991.

Los microorganismos patógenos intestinales se hallan diseminados a lo largo y ancho del planeta. Aquellos, cuya presencia ha sido detectada en el agua para consumo humano, incluyen entre otros:

salmonellas, shiguellas, Escherichia coli, Vibrio cholerae, Yersinia enterocolítica, Entoameba Histolítica, Giardia y Balantidium coli, y Helicobacter pílori, ésta última cuya presencia en el sistema digestivo, produce úlceras y posteriormente cáncer. (5)

En las aguas distribuidas por camiones cisterna, la contaminación puede deberse a:

a) Que las aguas subterráneas que se extraen, ya se encuentren contaminadas, tal el caso por ejemplo de los pozos de agua ubicados en el ex fundo Bocanegra y desde donde se conducen las aguas a los asentamientos humanos de Ventanilla. La contaminación bacteriana procede del riego de hortalizas de consumo crudo, con aguas servidas sin tratar.

En ese sentido, debe tomarse como norma general cuando se va a captar aguas subterráneas mediante pozos excavados o perforados, que dicha captación se produzca a una profundidad no menor de los 7 metros, aunque el nivel estático se encuentre a menor profundidad, para permitir que una mayor infiltración de las aguas superficiales, elimine la contaminación existente.

b) Los pozos de agua que carecen de la protección sanitaria respectiva, de tal manera que permiten el ingreso de aguas contaminadas que se mezclan con el agua subterránea.

c) Los surtidores que entregan agua de dudosa calidad bacteriológica

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO d) Los camiones cisterna

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

d) Los camiones cisterna que no tienen las debidas características sanitarias para proteger las agua que conducen.

e) Los almacenamientos domiciliarios, ya sea construidos expresamente, o usando para ello cilindros metálicos o de otro tipo de material, si se encuentran desprotegidos, permitirán el ingreso de polvo, contaminando el agua.

2.6 La vigilancia sanitaria de la calidad del agua para consumo humano.

La vigilancia de la calidad del agua de consumo humano, consiste en la evaluación e inspección sanitaria continuas, de su inocuidad y aceptabilidad. Principalmente es una medida sanitaria de fiscalización, cuya finalidad primordial es la de proteger a la población de las enfermedades transmitidas por el agua. Bajo ese punto de vista, la autoridad encargada de ella, tiene que estar especialmente capacitada para ejercer esa vigilancia. (2) (3)

La vigilancia no consiste simplemente en determinar la calidad del agua ni sólo descubrir lo que se encuentra en mal estado, sino consiste también en exigir la aplicación de medidas correctivas y la orientación de acciones e inversiones hacia los aspectos más urgentes.

De acuerdo con lo expresado, la vigilancia del agua de consumo, es una actividad distinta a la de control de calidad, pero compatible y complementaria con ella.

La vigilancia la debería ejercer el Ministerio de Salud, ya que es el que defiende el interés público en el Sector de la Salud y como tal, tiene en definitiva la responsabilidad de velar porque todo el agua de consumo humano de su jurisdicción se encuentre exenta de riesgos sanitarios.

En cambio, el control de calidad, es una actividad de monitoreo rutinario, cuya finalidad es garantizar

la calidad del servicio de abastecimiento en todo el sistema de distribución hasta su entrega al

consumidor, siendo responsable de ello, la entidad abastecedora de agua.

Los elementos básicos del programa de vigilancia, comprenden los exámenes técnico, físico, biológico, químico e institucional del abastecimiento de agua.

El examen técnico, llamado también encuesta sanitaria, consiste en la inspección y la evaluación directas, por personal calificado, de todos los dispositivos, condiciones y prácticas del sistema de abastecimiento de agua, que puedan presentar riesgos para la salud del consumidor.

Los exámenes físico, biológico (generalmente bacteriológico) y químico, comprenden el análisis en laboratorio de muestras tomadas con fines de vigilancia.

El examen institucional, se aplica a los factores de gestión y de funcionamiento que pueden significar

un riesgo para la salud del consumidor, pudiendo llegar inclusive a determinar la incompetencia del

personal que opera los sistemas de abastecimiento.

A pesar de la gran importancia sanitaria que tiene la vigilancia del agua para el consumo humano,

desde hace varios años en nuestro país se ha producido una gran confusión al respecto, ya que la

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO promulgación de diversos dispositivos legales, relacionados

promulgación de diversos dispositivos legales, relacionados con las funciones de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS) y la creación del llamado Sub-Sector de Saneamiento en el Ministerio de la Presidencia (ahora yá en el Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción), han traído como consecuencia un marcado desconcierto, en el que todos quieren ser la autoridad, pero nadie quiere tener la responsabilidad.

En ese estado de cosas, ni en Lima, ni en las demás ciudades de la república y mucho menos en las zonas marginales y rurales, se efectúan programas adecuados y eficientes de vigilancia de la calidad del agua para consumo humano.

Por esa circunstancia es que en el proyecto de “Reglamento para la vigilancia y control sanitario del agua segura para consumo humano y disposición adecuada de aguas servidas” antes mencionado, de acuerdo con las disposiciones vigentes, se señaló específicamente las funciones y responsabilidades de todas y cada una de las instituciones estatales ligadas al manejo del agua para el consumo humano en el país, y como ya se indicó anteriormente, ese proyecto llegó inclusive a publicarse en la página web del Ministerio de Salud, en julio del año 2001.

2.7 Las bacterias del grupo coliforme y la toma de muestras de agua para su análisis bacteriológico.

Desde hace tiempo, se reconoce que los microorganismos del grupo coliforme, son buenos indicadores microbianos de la calidad del agua potable, debido principalmente a que son fáciles de detectar y enumerar en el agua. En general, se caracterizan por fermentar la lactosa en cultivos a 35º ó 37º centígrados, y entre ellos se encuentran la Escherichia Coli, Citrobacter, Enterobacter y Klebsella.

Es preciso tener en cuenta que las bacterias coliformes no provienen sólo de las heces de los animales de sangre caliente, sino también de la vegetación y del suelo. Bajo ciertas circunstancias, dichas bacterias pueden también persistir en nutrientes que provienen de materiales de construcción no metálicos, como la madera.

Debido a que las bacterias del grupo coliforme están presentes en grandes cantidades en los excrementos y pueden detectarse en concentraciones de hasta 1 en 100 ml, ellas constituyen un indicador de gran sensibilidad para comprobar la contaminación fecal.

Existen dos métodos de laboratorio para detectar y enumerar las bacterias coliformes que sirven de indicadores de contaminación en el agua y de la eficiencia de su desinfección: el método de los tubos múltiples, en el cual se agregan determinados volúmenes de agua a correspondientes tubos de ensayo que contienen un medio de cultivo apropiado; y la técnica de la membrana filtrante, donde volúmenes determinados de agua, pasan a través de un filtro de membrana que retiene a las bacterias en su superficie. Ninguna de las dos proporciona resultados estrictamente comparables. Una de las razones es que los recuentos que se practican en los filtros de membrana, no indican la producción de gas que se produce por la fermentación de la lactosa, aunque para propósitos prácticos, la información que proporcionan estos métodos, sí resulta comparable. (4)

El análisis bacteriológico del agua debe llevarse a cabo de preferencia en un laboratorio que cuente por lo menos con las instalaciones básicas, aunque en la actualidad ya existen equipos portátiles para ello. Estas investigaciones de campo, son adecuadas cuando las encuestas y los estudios o inspecciones

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO sobre la calidad del

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

sobre la calidad del agua potable, revelan que existen riesgos de su contaminación. Así, en el caso de abastecimientos sin cloración, normalmente sólo se tendría que medir los coliformes totales expresados en Número Más Probable (NMP); mientras que en el caso de aguas cloradas, se deberá considerar la medición de coliformes totales y coliformes fecales, junto con la determinación del cloro residual.

Es probable que la recolección de una muestra de agua parezca sencilla, pero pueden producirse errores y por lo tanto esta actividad requiere de especial cuidado. A menos que se recolecten muestras válidas, el trabajo cuidadoso que se realice en el análisis posterior, podría resultar un completo desperdicio de tiempo y recursos.

Para los propósitos de este documento, el muestreo de agua puede dividirse en tres tipos básicos:

agua de caño (grifo) en un sistema de distribución o de una bomba de mano fija, agua de un depósito y agua de un pozo excavado (5). Antes de ello es necesario hacer algunas precisiones.

a) Las botellas para tomar las muestras.

Las muestras para analizar el agua deben ser colectadas en botellas que hayan sido limpiadas

y enjuagadas en agua limpia y esterilizadas con los procedimientos usuales. Se pueden usar dos clases de botellas:

• Botellas limpias y esterilizadas y,

• Botellas limpias y esterilizadas que hayan sido tratadas con Tiosulfato de sodio

El agua que contiene cloro residual deberá ser siempre tomado en las botellas de la segunda clase. Todas las demás muestras pueden ser colectadas en botellas esterilizadas, aun cuando no es objetable el uso rutinario de botellas tratadas con Tiosulfato.

b) Manera de tomar las muestras.

Cuando se toma muestras de agua de caño, será necesario primero flamear durante 1 o 2 minutos con un mechero de alcohol, o con la llama de una mota de algodón hidrófilo remojado en alcohol, todas las partes del caño especialmente la boca de la descarga. Luego se dejará correr el agua por un minuto y luego llenar el frasco dejando un pequeño espacio de aire para facilitar la agitación en el momento de efectuarse los análisis. Durante el llenado el frasco se agarra por el cuerpo.

Cuando se toma muestras de agua almacenada, con el brazo y la mano bien lavadas, se introducirá la botella esterilizada boca abajo a una profundidad de 10 cms. o más y se llenará la botella a esa profundidad con un movimiento de ésta hacia delante para evitar que el agua que esté en contacto con la mano ingrese a la botella.

Para tomar muestras de agua de un pozo excavado, si éste no tiene tapa de concreto y no se

halla debidamente protegido para evitar que el agua de lluvia o de derrames superficiales ingrese

a su interior, ya no es necesario tomar muestras, porque definitivamente esa agua estará contaminada bacteriológicamente.

Si el pozo excavado está con la debida protección (se adjunta un gráfico al respecto), la botella esterilizada se introducirá con un pedazo de cuerda atada al cuello de la botella y una piedra de tamaño adecuado al tamaño del frasco, previamente lavada, para que su peso sirva para que la botella se introduzca dentro del agua Se desciende la botella, de ser posible hasta el fondo del

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO pozo y cuando se considere que

pozo y cuando se considere que ya se encuentra llena, se debe desechar una pequeña parte para crear un espacio de aire y luego cerrar con cuidado la botella.

c) Transporte y almacenamiento de las muestras de agua.

Debido a los cambios biológicos que pueden ocurrir en una muestra de agua, todas las muestras deben ser analizadas lo antes posible. En tiempo caluroso, si el período de transporte excede más de una hora, la muestra debe ser puesta en hielo. Las muestras serán almacenadas a temperaturas que oscilen entre los 6º y 10ºC.

En general los cambios que ocurren por un período de almacenamiento de 12 a 18 horas, son ligeros. Las muestras que hayan sido almacenadas por períodos de 24 horas o ligeramente mayor, deben ser juzgadas con mucha cautela.

2.8 La interpretación de los resultados de los análisis bacteriológicos.

El Reglamento Nacional aprobado en el año 1946, actualmente vigente, señala los siguientes criterios para la interpretación de las pruebas bacteriológicas: (1)

a)

Se efectuará sobre la base de la detección de gérmenes del grupo coliforme, como el mejor índice de contaminación fecal de las aguas.

b)

Una sola muestra standard será considerada bacteriológicamente pura, cuando el resultado del análisis, no muestre la presencia de gérmenes del grupo coliforme.

c)

La valorización de la pureza bacteriológica de un suministro de agua potable, se establecerá según el cómputo total de los resultados obtenidos de las muestras standard examinadas durante todo un mes.

d)

Para el cómputo total de las muestras examinadas por mes, se considerará como muestra contaminada, aquella que dé presencia de gérmenes del grupo coliforme en tres o más de sus 5 porciones standard examinadas (NMP 9.1 o más).

d)

Será calificado como bacteriológicamente satisfactorio, el suministro de agua que no llegue a dar más de 5% de muestras contaminadas por mes, o que éstas no se presenten en forma consecutiva. Queda sobreentendido que cuando se encuentre una muestra contaminada debe repetirse el examen de la muestra diariamente hasta que 2 muestras consecutivas sean no contaminadas.

Este Reglamento señala que, en cuanto al número de muestras mensuales en función de la población, para determinar la condición bacteriológica del abastecimiento de agua de una localidad, se debe utilizar la tabla que a continuación se indica:

Población servida

Número mínimo de muestras por mes

2,500 o menos

1

10,000

7

25,000

25

100,000

100

1’000,000

300

2’000,000

390

5’000,000

500

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.9 El abastecimiento de

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

2.9 El abastecimiento de agua mediante camiones cisterna y Normas para su control.

Ya se ha expresado que el crecimiento acelerado de las ciudades, no siempre acompañado de la misma forma con el desarrollo de los servicios normales de abastecimiento de agua, ha traído como consecuencia la necesidad de acudir, desde hace más de 25 años, a otros tipos de distribución del agua, entre los cuales el más utilizado es el de camiones cisterna, Este sistema de distribución de agua de consumo humano, se ha multiplicado de tal manera que prácticamente no hay ciudad de la costa del Perú donde no se encuentre camiones cisterna vendiendo agua en las zonas marginales.

Este trabajo de tipo informal ha dado lugar a que diversas autoridades locales vean en él una fuente de ingreso de recursos. Así por ejemplo, intervienen: la policía, cobrando cupos por dejarlos trabajar con la amenaza de colocar papeletas a los conductores por defectos que según ellos tienen las cisternas. Intervienen también los municipios, solicitando que los vehículos se inscriban, previo pago de una taza por supuesto, con la justificación de que la Ley Orgánica de Municipalidades faculta a estas entidades a intervenir en asuntos de Saneamiento Ambiental. Y finalmente, también intervienen, las autoridades de los organismos desconcentrados de salud, prácticamente con la misma finalidad que las dos anteriores autoridades.

Pero lo que resulta un denominador común en esta situación, es que ninguna de las autoridades antes mencionadas, toman alguna medida para que el agua que conducen estos camiones cisterna tengan condiciones de potabilidad.

Tratando de corregir esta situación el 25 de Abril de 1979, se expidió la Resolución Ministerial Nº 0045- 79-SA/DS aprobando la “Norma Sanitaria para el abastecimiento de agua de bebida a través de camiones cisterna”. (1)

La Norma Sanitaria antes mencionada, contiene los siguientes aspectos

a)

La autoridad encargada de hacer cumplir sus disposiciones, eran las Regiones de Salud, por intermedio de sus Oficinas de Saneamiento Ambiental.

b)

Señalaba las condiciones sanitarias que debían tener los surtidores, diferenciando sus condiciones sanitarias en función de la procedencia del agua, ya sea ésta subterránea o de la red pública.

d)

Especificaba también las características sanitarias que deberían tener los camiones cisterna.

e)

Señalaba asimismo las sanciones para quienes incumplieran sus disposiciones, a ser aplicadas por la autoridad sanitaria.

2.10Especificaciones técnicas para los surtidores y características sanitarias de los camiones cisterna.

En lo que se refiere a los surtidores de agua, la Norma antes mencionada considera las siguientes condiciones sanitarias:

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO a) Si el agua procede de

a) Si el agua procede de la napa subterránea y su captación es mediante un pozo, éste deberá cumplir con los siguientes requisitos:

• Poseer loza circular o cuadrada, de manera que su borde exterior tenga una distancia mínima de 2 metros hasta el eje del pozo, para impedir la filtración del agua al pozo.

• Tener equipo de bombeo que transporte el agua desde el pozo hasta los camiones cisterna.

• Poseer equipo de desinfección mediante la cloración, que garantice en el agua la existencia de 0.2 miligramos de cloro residual por litro.

b) Si el agua subterránea es captada a través de un manantial, éste deberá cumplir con los siguientes requisitos:

• Poseer caja de captación de concreto armado con tapa impermeable.

• Equipo de bombeo que conduzca el agua desde el manantial hasta la cisterna del vehículo.

• Sistema de desinfección mediante la cloración, que garantice en el agua la existencia de 0.2 miligramos de cloro residual por litro.

c) Si el agua procede de la red pública, deberá cumplirse con los siguientes requisitos:

• Instalación especial que haga llegar el agua directamente de la red al camión cisterna. No estará permitido para estos fines, el uso de hidrantes contra incendio ya instalados en la red.

• Si el agua de la red pública no tuviera cloro residual, deberá instalarse un equipo de desinfección que garantice la existencia de 0.2 miligramos de cloro residual por litro.

En cuanto a las condiciones sanitarias de los camiones cisterna, la Norma en referencia considera las siguientes condiciones:

a) La cisterna deberá encontrarse en buenas condiciones, no presentará fugas y poseerá tapa hermética. Interiormente no presentará partes oxidadas si es que el material con el que está construido es metálico.

b) Las mangueras deberán estar colocadas de manera que los 50 centímetros adyacentes a la boca de descarga, cuenten con la debida protección a fin de impedir el contacto con el polvo que pudiera levantar la circulación del vehículo.

c) La cisterna exteriormente deberá ser pintada de color celeste, a fin de identificarla fácilmente de otros vehículos similares que transportan combustibles u otros líquidos, salvo el caso de los vehículos oficiales que deberán mostrar en lugar visible, la frase “Agua potable”.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.11El uso del cloro

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

2.11El uso del cloro y de los compuestos clorados para la desinfección del agua. (2)

El cloro es un gas de color verde, que pesa dos veces y media más que el aire. Se le produce en forma gaseosa por electrólisis de una solución de cloruro de sodio. El cloro líquido es de aspecto aceitoso, color ámbar; se le obtiene en ese estado, comprimiéndolo a 1.74 atmósferas y enfriándolo a –18ºC.

El cloro se utilizó por primera vez en la desinfección diaria permanente de un abastecimiento de agua, en el año 1908, cuando dos científicos americanos, agregaron hipoclorito de calcio en la planta de tratamiento de Jersey City N.J.

El cloro puede usarse directamente en las plantas de tratamiento de agua, en su estado líquido, así como también utilizando algunos de sus derivados, entre los cuales, los más conocidos son el hipoclorito de sodio que se encuentra en solución y el hipoclorito de calcio que se expende en polvo.

Cuando se agrega cloro al agua para su desinfección (eliminar microorganismos patógenos), una parte sirve para satisfacer la denominada demanda de cloro del agua y la otra parte llamada residual que sirve para eliminar a los microorganismos. La siguiente ecuación, da una idea más clara de ello.

Dosificación total de cloro = demanda + residual

La demanda varía según la calidad del agua, mientras que la eliminación de los microorganismos, no produce una disminución sensible de la cantidad de cloro residual, el que además de ejercer su acción bactericida, protege al agua contra posteriores contaminaciones, salvo que el agua o los conductos por donde se le lleve tengan materia orgánica que reacciona con ese residual, dejando al agua sin cloro.

En el uso del cloro para la desinfección del agua intervienen los siguientes factores

a) La naturaleza y concentración de los microorganismos a ser destruidos.

Las bacterias utilizadas como indicadoras de contaminación fecal (grupo coliforme) y las salmonellas, son las que presentan menos resistencia a la acción del cloro, luego continúan los virus, los protozoarios y finalmente los más resistentes, que son los huevos de helmintos. En ese sentido, un residual de 0.2 mg/lt, que es suficiente para eliminar bacterias entéricas, le hace muy poco efecto a los virus de la polio o de la hepatitis que para su eliminación requerirían de un residual de 5 mg/lt. mientras que para eliminar quistes de Entoamebas se requeriría de un residual de 10 mg/lt., cantidad de cloro que se percibiría en el agua por su olor característico, por eso es que la eliminación de esos microorganismos debe hacerse por otros métodos de tratamiento de agua.

Cuando las bacterias, como los estafilococos por ejemplo, forman grupos de células, las que se encuentran en el interior están protegidas de la acción del cloro, pudiendo sobrevivir intactas. Por eso es que la agitación del agua al momento de aplicar el compuesto clorado es muy importante, para que los microorganismos estén uniformemente distribuidos.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

b) La naturaleza y concentración del cloro.

Y SANEAMIENTO b) La naturaleza y concentración del cloro. El cloro y sus compuestos al ser

El cloro y sus compuestos al ser agregados al agua, pueden formar una serie de sustancias, cuya eficiencia desinfectante es bastante diferente. Además, una concentración alta del desinfectante, requerirá de menos tiempo para eliminar todos los microorganismos que una concentración más débil.

c) La naturaleza y condición del agua.

La materia en suspensión puede proteger a los microorganismos existentes en el agua. Así, la materia orgánica reacciona con el cloro o sus compuestos, cambiando incluso su estructura, haciéndolos ineficientes. La acción del desinfectante es fuertemente influenciado por el pH del agua. En general, cuanto más alcalina sea el agua se requerirán mayores dosis para una misma temperatura y tiempo de contacto.

d) La temperatura del agua.

La destrucción de microorganismos mediante la cloración es mucho más rápida con el aumento de la temperatura. Es decir, cuanto más caliente es el agua, más rápida y eficiente será la desinfección.

e) El tiempo de contacto.

La desinfección del agua mediante la cloración, no es un proceso instantáneo. Cuanto mayor es el tiempo de contacto del desinfectante con el agua, más amplia será la oportunidad para la destrucción de los microorganismos., de ahí que se recomienda en general, un tiempo de contacto de 30 minutos antes de usar el agua desinfectada.

Por la serie de factores antes mencionados, la demanda de cloro y el residual que se requiere para la eliminación de los microorganismos, es variable.

Para los efectos prácticos se pueden mencionar las siguientes dosis totales:

Aguas limpias provenientes de cursos superficiales

1.2 a 2

ppm

Aguas de represas o lagunas, sin exceso de algas

1 a 1.5

ppm

Agua filtrada procedente de pozos o manantiales

0.5 a 1

ppm.

Aguas de piscinas de natación

2.5 a 3

ppm

Los compuestos clorados, se identifican por la concentración de cloro libre que tienen, ya sea en miligramos por litro (mgr/lt), llamado también partes por millón (ppm), o en porcentaje (%) de cloro libre. En este último caso 1% equivale a 10,000 mgr/lt o ppm de cloro libre

En nuestro medio, los compuestos clorados de mayor uso son:

El hipoclorito de calcio, cuyo nombre comercial es “HTH”, o “Perclorón”, que viene en polvo o en pastillas, con una concentración de 70 % de cloro libre y que se usa generalmente en la desinfección de piscinas de natación y

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO • El hipoclorito de

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

• El hipoclorito de sodio, que es un líquido de color amarillo y que contiene una concentración de 10% de cloro libre. En este último caso, la venta comercial de este producto se efectúa en concentraciones menores, así por ejemplo el “Clorox” y “Blanquita” que tienen 5.25 % de cloro libre.

Cuando se va a ejecutar trabajos de desinfección de aguas en forma constante, es preferible preparar soluciones de compuestos clorados para ser utilizados en las cantidades y concentraciones deseadas. Así la solución más conveniente en la mayoría de los casos es la de 1 %, que equivale a 10,000 ppm ó 10,000 mgr/lt.

Como estas soluciones cloradas son fuertemente oxidantes, no se les debe guardar en envases

metálicos, sino en envases de vidrio o plástico, de preferencia de color ámbar, porque la acción directa

de la luz, disminuye la concentración de cloro.

Para preparar una solución de determinada concentración de cloro libre, se puede usar la siguiente

fórmula:

Donde:

C x

L

P = ——————-

B x

10

P

= Centímetros cúbicos o gramos del compuesto clorado que se va a usar

C

= Partes por millón o mgr/lt de cloro libre de la solución que se va a preparar

L

= Número de litros de solución clorada que se va a preparar.

B

= Porcentaje de cloro libre (%) del compuesto clorado que se va a usar.

Un ejemplo puede facilitar el uso de esta fórmula sencilla.

Se desea preparar 4 litros de solución clorada que contenga 1,000 ppm de cloro libre, utilizando Clorox, que contiene 5.2 % de cloro libre

Entonces:

P = Incógnita

L =

4

C = 1,000

B = 5.2

Reemplazando estos valores en la fórmula:

1,000 x 4

P

= —————————

 

5.2

x 10

P

= 77

Es decir a 4 litros de agua limpia, se le deberá agregar 77 centímetros cúbicos del producto comercial

llamado Clorox.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.12Formas de desinfección del agua en

2.12Formas de desinfección del agua en los surtidores y camiones cisterna.

Los surtidores de agua, generalmente son manantiales o pozos excavados, los mismos que, tal como señala la Norma sanitaria, deben tener la correspondiente protección sanitaria, que se ha señalado en los gráficos que se adjuntan.

Para la desinfección de cajas de manantiales, se procede de la siguiente manera:

a) Limpiar minuciosamente el fondo, paredes y techo de la caja del manantial, extrayendo todo el material sedimentado.

b) Lavar refregando paredes y fondo, con una solución clorada que contenga 50 ppm de cloro libre, utilizando un cepillo de cerdas. También puede usarse un rociador (bomba de mano que se usa para la fumigación), aplicando la solución clorada en el fondo y las paredes de la caja.

c) Dar un tiempo de contacto de 30 minutos y luego enjuagar con agua limpia.

Para la desinfección de pozos excavados de agua se procede de la siguiente forma:

a) Se calcula el volumen de agua que existe dentro del pozo, para lo cual debe medirse la profundidad del agua mediante una cuerda con un peso en la punta.

b) Se vierte en el interior, una cantidad de solución clorada, que con el volumen de agua del pozo, se obtenga una concentración de 50 ppm.

c) Se agita fuertemente el agua, sacándolo con balde y luego volviéndolo a echar repitiendo esta operación varias veces. Luego dejar así la solución durante 1 hora de tiempo de contacto.

d) Transcurrido el tiempo antes mencionado, se extrae el agua mediante bombeo, hasta obtener una muestra típica, es decir que no se sienta olor a cloro.

Hagamos un ejemplo de ello, aplicando la fórmula anterior, usando un compuesto clorado comercial que tiene 6 % de cloro libre y que el volumen de agua del pozo que deseamos desinfectar, es de 2,000 litros:

P

=

Incógnita

C

= 50

( ppm )

L

= 2,000 litros

B = 6 (%)

Reemplazando en la fórmula:

50 x 2,000 P = ———————— 6 x 10

= 1,666 cc

= 1.67 litros

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Es decir, en un

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Es decir, en un balde con agua se echará 1.67 litros del producto comercial y esa mezcla se verterá al interior del pozo, para agitarlo en la forma señalada anteriormente. Para la desinfección de camiones cisterna, debe procederse de la siguiente manera:

a) Una persona debe introducirse dentro de la cisterna vacía para limpiar todo el interior, extrayendo el material sedimentado

b) Luego lavará toda la superficie interna con una solución de 50 ppm de cloro libre, usando un cepillo o aplicando el compuesto con una bomba de mano, saliendo rápidamente para dar un tiempo de contacto de 1 hora.

c) A continuación se procederá a enjuagar, el interior de la cisterna, cuidando que la última parte del enjuague se realice desde fuera de la cisterna con la finalidad de no contaminarla involuntariamente por la introducción de la persona encargada del enjuague.

Por precaución este tipo de trabajo debe ser ejecutado por dos personas, una de las cuales debe quedar afuera, vigilando al que está dentro de la cisterna.

Para desinfectar el agua que van a llevar los camiones cisterna, la mejor forma de dosar la cantidad de compuesto clorado, es ir vertiéndola a la cisterna, al mismo tiempo que se va llenando el agua, garantizando de esa manera una buena mezcla, salvo el caso de equipos dosadores acoplados al sistema de bombeo del surtidor, o si es agua de la red pública que ya tiene un residual de cloro libre de por lo menos 0.2 mgr/lt. El siguiente ejemplo ilustrará este asunto:

Un fuerte movimiento sísmico, ha dejado dañadas la fuente y la planta de tratamiento de agua de una localidad, habiéndose decidido, distribuir agua a los damnificados, mediante camiones cisterna. Como fuente se ha escogido el pozo profundo de una fábrica que no tiene equipo de cloración y cuyo equipo de bombeo rinde un caudal de 10 litros por segundo.

Se desea diseñar un hipoclorador por goteo, contando para ello con hipoclorito de sodio que tiene 10 % de cloro libre y un equipo descartable de venoclisis (7) que entrega 16 gotas por centímetro cubico, cuando no tiene la aguja colocada.

Hechas las pruebas de demanda de cloro del agua, se ha determinado que ésta es de 0.2 ppm, porque el agua del pozo tiene fierro y manganeso, de manera que el dosaje final, considerando 0.2 ppm de residual de cloro libre será de 0.4 mgr/lt.

Para almacenar el hipoclorito de sodio, se cuenta con botellones de vidrio color ámbar de 4 lts. de capacidad y como dosador usaremos equipos descartables de venoclisis, que son excelentes dosadores.

Aplicando la fórmula

C x L

P = ——————

B x 10

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Donde :

P

= ml. del compuesto clorado

C

= 0.4 mgr/lt

L

=

10 lt/sg

B

= 10 % ( porcentaje de cloro libre )

0.4 x 10 P = —————— = 0.04 ml/sg 10 x 10

libre ) 0.4 x 10 P = —————— = 0.04 ml/sg 10 x 10 Considerando que

Considerando que en los equipos descartables de venoclisis sin aguja:

1 mililitro = 16 gotas

0.04

ml

= 0.64 gotas/sg

0.64

x 60 = 39 gotas por minuto

Es decir, el equipo descartable de venoclisis se regulará para entregar 39 gotas por minuto del hipoclorito de sodio, directamente al chorro de ingreso de agua al camión cisterna, tal como se muestra en el gráfico adjunto.

Figura N° 6

tal como se muestra en el gráfico adjunto. Figura N ° 6 2.13Características sanitarias que deben

2.13Características sanitarias que deben tener los reservorios domiciliarios de almacenamiento de agua, distribuida por camiones cisterna.

Los reservorios de almacenamiento de agua de las zonas periféricas de las ciudades, en la generalidad

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO de los casos, están

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

de los casos, están construidos con ladrillo y tarrajeados interiormente con mezcla de cemento y arena, o a falta de ellos, los habitantes del lugar usan cilindros metálicos o de plástico.

Los reservorios domiciliarios construidos de ladrillo y cemento, tienen varios riesgos para la contaminación del agua que almacenan. De manera que es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones en su construcción y uso.

En primer lugar, las esquinas del interior, es decir las de las paredes y el fondo, deben ser redondeadas para facilitar su limpieza con una escobilla de lavar ropa, ya que en esos sitios se acumulan rápidamente los hongos.

En segundo lugar este tipo de reservorios, deben tener a cierta altura un caño para que las personas no tengan la necesidad de estar abriendo la tapa para sacar el agua con balde, con lo cual, estarían contaminando el agua.

En tercer lugar, los reservorios deben tener una tapa de preferencia de concreto con una tapa de inspección de 0.60 x 0.60 metros, para que permita el ingreso de una persona cuando se limpie el reservorio o cuando se llene el agua traída por los camiones cisterna. Lo más frecuente en esos casos, son las tapas hechas de tiras de madera, las que tienen el gran defecto de permitir el ingreso de polvo o de agua de lluvia que lava la superficie de la tapa y lo deja penetrar al interior.

Una solución provisional en esos casos, sería recubrir exteriormente esas tapas de madera con plástico, para impedir el ingreso de polvo o agua de lluvia, pero cumpliendo con las dos recomendaciones anteriores.

En el caso de los cilindros metálicos y de plástico, debe tenerse el cuidado de conocer el uso anterior que han tenido, ya que no todos los materiales son aptos como para estar en contacto con el agua. No debe olvidarse que el agua es el solvente por excelencia y muy fácilmente incorpora a su composición diversos tipos de sustancias.

Si el agua que reciben estos reservorios no tiene cloro residual, salvo aquellos casos de surtidores de la red pública debidamente comprobados, es necesario que los mismos pobladores aprendan a desinfectar el agua que reciben, mediante el uso de un compuesto clorado que para el caso de los ejemplos que a continuación se van a indicar y por ser el más conocido y de bajo costo, se empleará el producto denominado “Clorox”, que como ya se explicó, tiene 5.25 % de cloro libre.

2.14Ejemplos prácticos de desinfección del agua en sus reservorios de almacenamiento.

En primer lugar debe tenerse en cuenta la capacidad del reservorio, que para el caso de asentamientos humanos en zonas marginales de las ciudades, se expresa en cilindros de agua y no en litros o metros cúbicos como debería ser. Esa unidad de medida, la usa tanto el camionero vendedor del agua, así como el comprador. Es esta última persona la que conoce cuantos cilindros de agua entran a su reservorio, porque con esa unidad, paga su costo.

Lo que debe tenerse en cuenta es que un cilindro es equivalente a 200 litros aproximadamente, con lo que se puede asumir que 5 cilindros son 1 metro cúbico, es decir 1,000 litros. Esa unidad de medida

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO permitirá aplicar la fórmula que anteriormente

permitirá aplicar la fórmula que anteriormente se ha señalado y que en buena cuenta es la forma sencilla de resolver la mayoría de los casos de desinfección de las aguas.

Por ejemplo, una casa de un asentamiento humano, tiene un reservorio de almacenamiento de agua, que tiene una capacidad de 8 cilindros y que el camión cisterna que lo abastece trae el agua de uno de los pozos de Huachipa, donde no se desinfecta el agua. El compuesto clorado comercial que se va a usar, es el “Clorox”, que en su envase indica que tiene 5.25 % de cloro libre, (para los efectos prácticos, 5.2 %). La dosificación final del cloro libre será de 0.4 ppm, ya que esos pozos no están debidamente protegidos. Se requiere saber qué cantidad de Clorox se debe agregar al agua para desinfectarlo.

Aplicando la fórmula:

C x L

P = ——————-

B x 10

Donde:

P = incógnita

C

= 0.4 ppm (mgr/lt)

L

= 8 cilindros x 200 litros = 1,600 litros

B

= 5.2, para los efectos prácticos = 5 mgr/ lt

Reemplazando estos valores:

0.4 x 1,600

P = ————————— = 12.8 = 13 mgr = 13 cc 5 x 10

Es decir, al agua debe echarse 13 centímetros cúbicos de Clorox, que fácilmente se pueden medir con una jeringa descartable. La mejor manera de efectuar esa desinfección es, ir echando el Clorox poco a poco, conforme se va llenando el reservorio, para aprovechar la agitación del agua y así obtener una buena mezcla. En este caso, los 13 centímetros cúbicos se pueden echar en tres partes.

Este ejemplo sirve también para, deducir algunas cifras que son de uso práctico:

Para desinfectar 8 cilindros de agua procedentes de pozos de una misma zona, con una dosificación de 0.4 ppm de cloro libre, se requiere usar 13 cc de Clorox. Entonces, para desinfectar 1 cilindro de agua se requerirá la octava parte, es decir 1.6 centímetros cúbicos del compuesto clorado. Este dato sirve para recomendar a todos los habitantes de una zona, la cantidad de compuesto clorado, que deberían usar, en función de la capacidad en cilindros de sus reservorios. Así:

Número de cilindros

5

10

15

Dosificación de cloro. 8 cc. 16 cc. 24 cc.

Dosificación de cloro. 8 cc. 16 cc. 24 cc.
Dosificación de cloro. 8 cc. 16 cc. 24 cc.
Dosificación de cloro. 8 cc. 16 cc. 24 cc.

En el caso de que el agua provenga de un surtidor que entregue agua de la red pública que no tenga cloro residual libre, la dosificación recomendada en los reservorios domiciliarios sería de 0.2 miligramos por litro de cloro libre, con lo que la dosificación sería la mitad de la antes mencionada.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.15Formas de determinación del

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

2.15Formas de determinación del cloro residual libre.

Existen varios métodos para la determinación del cloro residual, tales como el método de la ortotolidina, utilizando comparadores colorimétricos y pastillas llamadas DPD y el método del almidón yodado.

No obstante, para determinar con rapidez si hay cloro residual en un agua de consumo humano, puede hacerse la siguiente prueba sencilla.

a) Se lava una taza varias veces con el agua que va a probarse.

b) Se llena esta taza con la misma agua, agregando luego tres (3) cristales de yoduro de potasio o 4 ó 5 gotas de yodo agitando suavemente.

c) Se agrega 4 ó 5 gotas de vinagre e igual cantidad de solución de almidón

d) Si aparece una coloración azul-morada en el agua, hay cloro residual. La intensidad del color es proporcional a la cantidad de cloro presente. Si no se presenta la coloración, quiere decir que el agua no tiene cloro residual.

Otro método sencillo que se usa, es el de los comparadores colorimétricos, dentro de los cuales el más sencillo y barato es el que posee DIGESA que se usa con pastillas de DPD. El mismo comparador tiene en la parte posterior la forma de uso, de manera que es fácil de manejar, siendo sus resultados bastante confiables.

2.16Prohibición del uso de los envases metálicos y de plástico para almacenamientos de agua de consumo humano.

Las industrias del país, especialmente las que trabajan con productos químicos, reciben del extranjero estos insumos en cilindros metálicos y también de material plástico, los que, luego de vaciarse son adquiridos por una serie de personas para su comercialización en las zonas periféricas de las ciudades.

La casi totalidad de los envases tienen en la parte exterior, un aviso de los fabricantes de los insumos, de que esos envases no se deben usar para almacenar alimentos ni agua para consumo humano. Pero es precisamente con esa última finalidad que ese tipo de envases, son comercializados a la vista

y paciencia de las autoridades de salud y también las municipales.

Las personas que los adquieren, principalmente por su precio módico, para almacenar el agua que les llevan los camiones cisterna, no toman en cuenta los avisos de peligro estampados en los envases, sobre todo porque están escritos en el idioma inglés y también porque los vendedores los convencen de las ventajas económicas de ese tipo de envases en comparación con el costo de un reservorio construido de ladrillo y cemento.

En este peligroso asunto, existe una responsabilidad compartida entre las autoridades, los industriales

y comerciantes que venden libremente estos envases vacíos, a sabiendas que su uso generalizado va

a ser para el almacenamiento de agua en los Pueblos Jóvenes y finalmente de las propias personas que para ese fin los adquieren.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO El enjuague inicial de este tipo

El enjuague inicial de este tipo de envases, no ayuda en nada, ya que el material con el que están construidos los envases, debe tener componentes tóxicos que el agua almacenada se encargará de disolver. La mayoría de esas sustancias deben ser cancerígenas o inclusive venenos acumulativos en el organismo humano.

Por esa circunstancia, es necesario hacer campañas de concientización en las zonas marginales de las ciudades, para que sus habitantes no usen ese tipo de envases para almacenar el agua de consumo humano y procurar que la legislación sanitaria se ocupe de ese atentado contra la salud de las personas, con fuertes sanciones para los industriales y comerciantes de ese tipo de envases.

2.17Indicadores prácticos de la contaminación del agua de consumo humano.

La contaminación bacteriológica del agua para el consumo humano, puede darse de diversas maneras, pero el hecho concreto es que las excretas humanas y de animales, llegan a dichas aguas, ya sea arrastradas por el viento, o a través de conexiones cruzadas con aguas servidas domiciliarias o llevados por insectos como las moscas y cucarachas.

Si bien es cierto, la determinación en el laboratorio de las bacterias del grupo coliforme, es la forma más segura de identificar los casos de contaminación bacteriológica, debe recordarse que las técnicas de muestreo y los análisis en el laboratorio, tienen un costo que no siempre está al alcance de las instituciones que deberían atender este problema de salud.

Por ello es que muchas veces es conveniente acudir a indicadores prácticos que casi con seguridad estarán dando la certeza de que un agua no es apta para el consumo humano. Algunos de estos indicadores a tenerse en cuenta son:

a) Un pozo excavado sin la debida protección sanitaria, del que se extrae agua con balde y soga, definitivamente estará entregando agua contaminada bacteriológicamente. En ese sentido, es una pérdida de tiempo y dinero estar tomando muestras de esa agua porque la condición física del pozo, no deja la menor posibilidad de que esa agua sea apta para el consumo humano. Si por circunstancias de fuerza mayor, tiene que usarse el agua de ese pozo, deberá hervírsele o desinfectarla con algún compuesto clorado.

b) Un manantial, que no posee una caja de recolección debidamente construida, al que concurren las personas a extraer agua, pero también animales para tomarla, de igual forma, tendrá sus aguas contaminadas bacteriológicamente, con todos los riesgos para la salud de aquellas personas que utilicen sus aguas para consumo.

c) Un pozo perforado, que no posee un brocal de concreto de por lo menos 2 metros de diámetro alrededor de la tubería de salida y con conexiones cercanas al pozo que están dejando escapar el agua, definitivamente estará entregando agua contaminada bacteriológicamente. Ese tipo de agua, ya no es necesario tomarle muestras para su análisis en el laboratorio.

d) Un camión cisterna, en mal estado de conservación, con una manguera rota cuyo extremo no tiene protección alguna contra el polvo que levanta la circulación del vehículo y que no posee tapa en la cisterna, estará conduciendo agua contaminada, no apta para el consumo humano.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO e) Un reservorio domiciliario

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

e) Un reservorio domiciliario de agua, con tapa de madera, del que se extrae el agua directamente con un balde u otro tipo de recipiente, igualmente estará almacenando agua no apta para su consumo. En la misma forma que los casos anteriores, este tipo de agua ya no es necesario muestrearla, para saber que existe dicha contaminación.

Debe tenerse presente, que los microorganismos patógenos cuando están presentes en el agua de consumo humano, pueden causar infecciones, sobre todo en aquellas personas cuyos mecanismos de defensa, se hallan disminuidos. Esto es más probable que suceda en personas de avanzada edad, de muy corta edad, desnutridas, o en pacientes hospitalizados. El agua contaminada que usan estas personas para beber o bañarse, puede producir una serie de infecciones, que afectan desde el sistema digestivo, hasta las membranas mucosas de los ojos, oído, nariz y garganta y también la piel. De manera que el riesgo no se encuentra solamente en el agua para beber.

Figura N° 7

y garganta y también la piel. De manera que el riesgo no se encuentra solamente en

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 8

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 8 33
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 8 33
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.18La protección sanitaria de

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

2.18La protección sanitaria de los pozos de agua para consumo humano.

La gran mayoría de los surtidores de agua para los camiones cisterna que abastecerán a las zonas marginales de las ciudades, son pozos, ya sean excavados o perforados. La diferencia de uno u otro no sólo radica en el diámetro de ellos, (los primeros tienen un mayor diámetro que los segundos, generalmente de 1.20 a 1.40 metros), sino también en la profundidad total. Los primeros son excavados a mano y pueden llegar a 10 o 20 metros de profundidad, mientras que los perforados pueden llegar normalmente a más de 100 metros. Con muy raras excepciones, los primeros, es decir los pozos excavados tienen un caudal menor que los segundos, porque estos últimos llegan a napas más profundas que tienen un rendimiento mayor.

La protección sanitaria de estos pozos, tiene que considerar necesariamente la diferencia de características físicas antes mencionadas.

En el caso de los pozos excavados:

a) La pared interior debe ser de ladrillo y cemento, o de anillos de concreto, hasta una profundidad mínima de 6 metros para evitar que cualquier filtración de agua superficial penetre a través del suelo colindante. Nunca se debe captar aguas subterráneas de profundidades menores a 6 metros, porque el agua superficial procedente de la lluvia o de innundaciones, contaminará la napa.

b) El brocal, es decir el muro exterior del pozo, debe sobresalir por lo menos 40 centímetros del suelo, para evitar que el agua de lluvia o de innundaciones penetre al interior.

c) Debe poseer tapa fija de concreto, con una ventana pequeña de 0.60 x 0.60 metros, tapa especial con cierre tipo sombrero, por donde se pueda ingresar al interior para los casos de limpieza y desinfección.

d) El agua se extraerá mediante un equipo de bombeo y nunca a mano con balde y soga, siendo recomendable que posea su equipo dosador de un compuesto clorado.

En el caso de los pozos perforados:

a) La parte exterior del pozo debe tener una loza de concreto, apoyada en un anillo del mismo material que tenga una profundidad de por lo menos 4 metros. Esta tapa, sólo dejará pasar al tubo de impulsión, en el caso que la bomba sea del tipo sumergible, con un cierre hermético que no permita el ingreso de las aguas que se puedan derramar en el momento de llenar los camiones cisterna.

b) La loza de concreto, deberá tener también 2 orificios de 2 pulgadas de diámetro, por donde puedan pasar dos tubos de plástico de 1.5 pulgadas de diámetro, uno de ellos para que por él pasen los cables eléctricos de la bomba y el segundo para que por él se pueda echar la solución clorada al interior, cuando se efectúe la desinfección del pozo.

c) Como en el caso de los pozos excavados, estos pozos deben tener sus dosadores de algún compuesto clorado, para desinfectar el agua que deben llevar los camiones cisterna.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.19La captación y el uso del

2.19La captación y el uso del agua de lluvia en el abastecimiento de agua.

El agua de lluvia, puede usarse como abastecimiento de agua de consumo humano, en aquellos lugares que carecen de aguas subterráneas, o donde la calidad de éstas es inadecuada para el uso doméstico. El agua de lluvia puede también recogerse para disponer de un suministro de agua blanda, para lavar por ejemplo, es decir en sitios donde el agua disponible es dura, o sea, con gran contenido de minerales. La captación del agua de lluvia, requiere tejados limpios, un alero liso, canaletas de recolección y depósitos de almacenamiento del agua. La naturaleza y el estado de conservación de las superficies colectoras, pueden alterar la calidad de las aguas de lluvia, por lo que es recomendable que esas aguas deben ser tratadas previamente para eliminar el polvo acumulado en los tejados, y luego ser hervido o desinfectado mediante compuestos clorados.

La cantidad de agua de lluvia que puede recogerse en los depósitos de almacenamiento, depende de la precipitación media anual y de la superficie colectora disponible, es decir de los tejados. Teóricamente, cada centímetro de lluvia recogido en una superficie horizontal de 1 m2, proporciona 10 litros de agua Teniendo en cuenta las pérdidas por evaporación, puede estimarse con bastante exactitud, que por cada metro cuadrado de superficie recolectora, llegarán al reservorio 8 litros de agua.

Si por ejemplo, la superficie de un tejado es de 50 m2 y la precipitación media anual es de 75 cm., la cantidad de agua de lluvia que puede recogerse es igual a :

8 x 50 x 75 = 30,000 litros

Las dimensiones de los reservorios de almacenamiento, dependen del volumen de agua que se necesite, de la cantidad y distribución de la lluvia y del tamaño de la superficie colectora. Considerando los años normalmente secos, debe adoptarse una capacidad algo superior a la necesaria en condiciones de pluviosidad normales.

En la figura siguiente se detalla una instalación de tratamiento y almacenamiento de agua de lluvia.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 9

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 9

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 9 36
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 9 36

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 2.20Formulario de encuesta sanitaria, del abastecimiento

2.20Formulario de encuesta sanitaria, del abastecimiento de agua en una zona marginal de una ciudad.

Día Mes Año Agua superficial
Día
Mes
Año
Agua superficial

1. Fecha de inspección:

2. Nombre del encuestador:

3. Nombre de la localidad:

4. Número de usuarios:

• mediante conexiones domiciliarias

• mediante piletas públicas

• mediante camiones cisterna

• otros

• Total

5. Fuente del agua: (marcar con X)

Agua subterránea

Agua de lluvia

6. Recolección y tratamiento del agua: (marcar con X)

• Pozo excavado

• Manantial

• Pozo perforado

• Galería de infiltración

• Captación de aguas superficiales

• Agua de lluvia con tratamiento

• Filtración lenta en arena

• Coagulación y filtración rápida

• Aireación

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 7. Desinfección: • ¿Tiene

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

7. Desinfección:

• ¿Tiene algún método de desinfección?

SI NO SI NO Manantial Red pública SI NO SI NO Regular Malo SI NO
SI
NO
SI
NO
Manantial
Red pública
SI
NO
SI
NO
Regular
Malo
SI
NO

• Si desinfectan el agua, ¿Qué método usan?

8. Reservorios de almacenamiento:

• En cada domicilio

• ¿Cuántos de ladrillo y cemento?

• ¿Cuántos con tapa impermeable?

• ¿Cuántos de cilindros metálicos?

• ¿Cuántos de cilindros de plástico?

• Total

9. Distribución de agua:

• Si la distribución del agua es mediante camiones cisterna, el surtidor es:

Pozo

• Si es pozo o manantial, indicar el nombre del sitio donde se encuentra

• El pozo o manantial está protegido

• ¿El surtidor tiene equipo de cloración?

• La condición sanitaria de los camiones cisterna es:

Bueno

10. Vigilancia sanitaria

• ¿Alguna autoridad vigila la calidad del agua?

• En caso que la respuesta sea afirmativa, indicar el nombre de la entidad

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

• Número de muestras que toman

• Frecuencia del muestreo

• Laboratorio que recibe las muestras

del muestreo • Laboratorio que recibe las muestras 2.21Consideraciones finales. El abastecimiento de agua
del muestreo • Laboratorio que recibe las muestras 2.21Consideraciones finales. El abastecimiento de agua

2.21Consideraciones finales.

El abastecimiento de agua segura para el consumo humano en todo el país en general y en las zonas marginales de las ciudades en particular, se encuentra en crisis desde hace bastante tiempo, y así lo señalan los indicativos que se mencionan en el numeral 3.3 de esta publicación.

De nada valdría tratar de disimular esta cruda realidad, si tan sólo basta hacer una visita a cualquier zona marginal de la capital, para observar en el lugar, la vía crucis de la inmensa cantidad de madres de familia que pugnan por conseguir un poco de agua para satisfacer las necesidades vitales de sus familiares, luchando al mismo tiempo contra roedores e insectos vectores. Todo ello, se traduce en enfermedades, para cuya curación no tienen los recursos económicos necesarios.

El hecho de haberse invertido en la última década, una suma superior a los 1,500 millones de dólares en el llamado Sector del Agua y Saneamiento, no ha significado una mejora sustancial en el problema, debido entre otras cosas, a una notoria carencia de inversiones en el mantenimiento y reposición de la infraestructura existente.

Pero el problema de la salud ambiental en general tiene que ver con otros aspectos, dentro de los cuales, sin un orden de prioridades, se puede citar:

a) La abundancia de entidades estatales ( 13 en su totalidad), que de una u otra forma tienen que ver con estos graves problemas, con funciones que en la mayoría de los casos se sobreponen, prácticamente sin ninguna coordinación entre ellas.

b) La legislación sanitaria vigente, que además de ser abundante, se encuentra dispersa y muchas veces mediatizada en sus mandatos, o en otros casos mutilada como el Código del Medio Ambiente, al que le faltan 25 Artículos, sin que ello parezca preocupar a las autoridades actuales.

c) La falta de una verdadera política estatal en materia de la Salud Ambiental, que no solamente ordene la prioridad de las inversiones, sino también ponga orden en la situación actual.

Finalmente, el Doctor Abel Wolman, Profesor Emérito de Ingeniería Sanitaria de la Universidad John Hopkins de los Estados Unidos y reconocido como uno de los “Padres del Saneamiento”, decía lo siguiente: (8)

“No se puede edificar ninguna obra de salud sobre cimientos sin sanear. Los servicios de asistencia médica y de hospitalización, son asuntos de la mayor importancia, pero no se darán abasto si se edifican sobre las arenas movedizas de un saneamiento deficiente”.

“Las estadísticas son indispensables pero no apelan a la emotividad. Un solo niño enfermo, si su caso

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO nos toca de cerca,

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

nos toca de cerca, nos da una idea más cabal de la tragedia que representa la morbilidad infantil, que 100 páginas de estadísticas al respecto”.

“Se oye decir con frecuencia irritante que la culpa es de la gente, cuando la causa principal del inmovilismo actual, es la falta de motivación de los gobiernos. ¿Creen de verdad los gobernantes en lo que afirman en sus declaraciones grandilocuentes, cuando proclaman la necesidad de la Salud para todos? ¿Porqué no pasan entonces a la acción?.

“Lo que queda por hacer es difícil pero no imposible. No hay que tolerar que millones de personas sigan condenadas por cobardía y apatía, a una muerte prematura. ¡ Hay que apresurarse ¡.

Las palabras del Dr. Wolman, expresadas hace más de 20 años, evidentemente no han perdido actualidad, sobre todo en los países llamados en desarrollo. Lamentablemente este connotado sanitarista, falleció el 22 de Febrero de 1989, después de dedicar más de medio siglo de su existencia a la salud ambiental.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:

1. Cáceres Tori Beatriz. Legislación sanitaria sobre aspectos de Salud Ambiental – Dirección Técnica de Salud Ambiental – Ministerio de Salud - 1990

2. Vigilancia de la calidad del agua potable – Organización Mundial de la Salud – 1977.

3. Cáceres López Oscar - Desinfección del agua – Organización Panamericana de la Salud – Ministerio de Salud – 1990

4. E.G. Wagner y J.N. Lanoix – Abastecimiento de agua en las zonas rurales y en las pequeñas localidades. – Organización Mundial de la Salud. 1961

5. Guías para la calidad del agua potable Vol. 3 Organización Panamericana de la Salud. 1988

6. Edward E. Johnson Inc.– El agua subterránea y los pozos – 1975

7. Cáceres López Oscar – Manual para la desinfección de aguas mediante la cloración – Oficina de Normas Técnicas de Salud – Ministerio de Salud. 1971

8. Revista Salud Mundial, Enero 1977- Organización Mundial de la Salud.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO CAPITULO 3 LA DISPOSICION SANITARIA DE

CAPITULO 3

LA DISPOSICION SANITARIA DE LAS EXCRETAS.

La disposición sanitaria de las excretas es un componente fundamental de la Salud Ambiental. La organización Mundial de la Salud, la incluye como tal, entre las primeras medidas que deben adoptarse para asegurar la higiene del medio en las zonas rurales y en las pequeñas localidades.

Las otras medidas fundamentales son: el abastecimiento de agua segura para el consumo humano y el control de roedores e insectos y otros animales vectores de enfermedades. En grandes regiones del mundo, la disposición sanitaria de las excretas, es considerada uno de los más graves problemas sanitarios.

La falta o la insuficiencia de condiciones higiénicas en la disposición de las excretas humanas, es la causa de la contaminación del suelo y de las aguas. Esas condiciones son propicias para que por ejemplo, ciertas especies de moscas, pongan huevos, se críen, se alimenten en las excretas y transmitan, varias graves enfermedades. Además también atraen a los animales domésticos, roedores

e insectos, que propagan las excretas humanas.

La insuficiencia o carencia de los sistemas de disposición de excretas, está asociada frecuentemente con la falta de un adecuado abastecimiento de agua para consumo humano y con otras acciones de saneamiento, así como también a niveles de pobreza de las zonas marginales de las ciudades y de la población rural.

Ese conjunto de situaciones, que influyen sobre la salud de las personas, hace difícil conocer, cual es

el grado de influencia de cada una de ellas en la transmisión de enfermedades. Sin embargo, es harto

conocido que existe una relación directa entre la disposición sanitaria de las excretas y el estado de salud de la población.

El ser humano, es el reservorio de la mayoría de las enfermedades que pueden incapacitarlo o destruirlo. Los especialistas afirman que para que se transmita una enfermedad, son necesarios los siguientes requisitos:

a) Un agente causal etiológico ;

b) Un reservorio o fuente de infección del agente causal ;

c) Una vía de salida del reservorio ;

d) Un medio de transmisión desde el reservorio al posible nuevo huésped ;

e) Una vía de entrada al nuevo huésped ;

f) Un huésped susceptible.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO La ausencia de una

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

La ausencia de una de una sola de esas seis condiciones, hace imposible la propagación de la enfermedad. Así entonces, la finalidad de la disposición sanitaria de las excretas, es por lo tanto aislar las heces de manera que los agentes infecciosos que contienen no puedan pasar a un nuevo huésped. (1)

Figura N° 10

las heces de manera que los agentes infecciosos que contienen no puedan pasar a un nuevo
las heces de manera que los agentes infecciosos que contienen no puedan pasar a un nuevo

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Los problemas que plantea el escoger

Los problemas que plantea el escoger un tipo de instalación sanitaria para una determinada colectividad marginal o rural, son múltiples y no pueden recibir una respuesta clara y sencilla. Es evidente que, cuando se trata de resolver el problema de la disposición sanitaria de las excretas, debe tenerse en cuenta muchos factores relacionados entre sí y en particular, las condiciones geológicas y climatológicas, el nivel económico, el grado de educación general y sanitaria, la disponibilidad de materiales de construcción y de personal para promover este cambio sustancial que significa el hecho que las personas que estaban acostumbradas a hacer sus necesidades en cualquier lugar más o menos oculto, lo hagan después en un sólo sitio. Evidentemente, el costo del tipo de instalación, es un factor fundamental.

Es relativamente fácil, que un burócrata, desde la comodidad de su oficina, decida sobre el tipo de disposición de excretas de una localidad, por el hecho de haber sido utilizado en otro lugar o país o porque le parece que es más moderno. A este tipo de decisiones hay que atribuir el que haya en tantos lugares de nuestro país, instalaciones abandonadas y sin uso, y que fueron construidas a un alto costo.

3.1 Su situación actual en el Perú.

A grandes rasgos y en términos prácticos, los indicadores más importantes de la situación actual de la disposición de las excretas en el Perú, tienen similitud con los del abastecimiento de agua, con la particularidad de que en el primer caso, esos indicadores, pueden traducirse en toneladas de excretas (aunque ello sea repugnante para muchos), teniendo en cuenta que una persona en promedio, evacua 200 gramos de heces por día. Así entonces:

a) La población del Perú ( 26’000,000 de habitantes ) produce la cantidad de 5’200,000 kilos de excretas diariamente, ( 5,200 toneladas ).

b) El 25 % de la población a nivel nacional ( 6’500,000 habitantes, carecen del servicio de disposición sanitaria de excretas, por carecer también del servicio de abastecimiento de agua. Esto significa que 1,300 toneladas diarias de excretas, se evacuan directamente al suelo.

c) En la zona urbana ( 19’000,000 de habitantes ) sólo el 70 % (13’300,000 ) cuenta con el servicio de desagüe. Teniendo en cuenta que solamente el 5 % de las aguas servidas domésticas del país tienen un adecuado tratamiento antes de su disposición final, esto significa que de las 2,660 toneladas de excretas diarias que producen esas personas, el 95 % es decir 2,527 toneladas se vierten directamente a los cursos de agua del país y también llegan con las aguas servidas, a 4,500 hectáreas de terreno agrícola, donde se siembran hortalizas de consumo crudo.

d) La población de las zonas marginales de las ciudades, produce 1,140 toneladas diarias de excretas, que en su casi totalidad quedan en la superficie del suelo, a merced de insectos y animales, o para que el viento los introduzca en los cursos y reservorios de agua de consumo humano.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 11

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 11

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 11 44

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 3.2 Métodos para la disposición sanitaria

3.2 Métodos para la disposición sanitaria de las excretas en zonas marginales.

La revisión de la literatura especializada (1), (2), revela que en el mundo se utiliza una gran variedad de métodos de disposición de excretas, entre ellos el uso de las letrinas sanitarias. Incluso entre estas últimas, sus características a menudo son muy distintas. Sin embargo, desde un punto de vista puramente técnico, se reconoce que una letrina sanitaria u otro método de manejo adecuado de las excretas, debe reunir los siete requisitos siguientes:

a) La parte superficial del suelo no debe contaminarse.

b) No debe contaminarse las aguas subterráneas que puedan entrar a los manantiales o a los pozos.

c) No debe contaminarse las aguas superficiales.

d) Las excretas no deben ser accesibles a las moscas o a otros animales.

e) No deben manipularse las excretas recientes y si la manipulación es indispensable, ésta debe reducirse al mínimo.

f) Las instalaciones deben estar exentas de olores y de detalles repugnantes.

g) El método utilizado debe ser sencillo y de construcción y funcionamiento poco costoso.

Los dos métodos más conocidos de disposición sanitaria de excretas en las zonas marginales de las ciudades, es el de los tanques sépticos y las letrinas sanitarias.

3.3 El tanque séptico: ventajas y desventajas de su uso.

El tanque séptico es una caja hermética, construida de concreto o de ladrillo, cemento y arena, al que llegan las aguas servidas de una vivienda, local industrial o una pequeña localidad, que cuentan con el servicio de abastecimiento de agua y como tal, tienen servicios higiénicos como inodoros, lavatorios, duchas y lavaderos.

El Tanque séptico es un sedimentador donde quedan retenidas en el fondo la parte sólida sedimentable y también son retenidas las sustancias flotantes como la grasa procedente del lavado de la vajilla de cocina y los que provienen del aseo corporal.(3), (4)

El efluente del tanque séptico, es un líquido con toda su capacidad contaminante, exento de sólidos sedimentables, (entre ellos la excreta humana) y que se infiltra en el terreno mediante zanjas recubiertas de tierra o en pozos de infiltración.

La ventaja del uso de los tanques sépticos, es que, este sistema equivale prácticamente a estar conectado con la red pública de alcantarillado de una localidad, ya que los aparatos sanitarios comúnmente usados son los mismos que los que existen en los predios que cuentan con el servicio de recolección de aguas servidas. En ese sentido, existen muchas urbanizaciones, tanto en Lima como en provincias, que cuentan con el servicio de abastecimiento de agua, pero no así con el de recolección de aguas servidas y como tal, todos los predios tienen sus propios tanques sépticos para disponer sanitariamente sus aguas servidas. Pero este sistema de disposición sanitaria de excretas tiene varias desventajas que es necesario tener en cuenta; así:

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO a) Los sistemas individuales

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

a) Los sistemas individuales de disposición de aguas servidas, pueden ser, a la larga más costosos y plantean más dificultades que el alcantarillado público.

b) Cada cierto tiempo ( no más de una vez al año), es necesario retirar del tanque séptico, el material sedimentado y flotante, para que la unidad mantenga su capacidad de retención. Si las sustancias retenidas pasan a la zona de infiltración, las obstruirán, haciendo que las aguas servidas atoren los aparatos sanitarios. Esta situación, anula completamente el sistema de infiltración, haciéndolo irrecuperable y haciendo necesario construir otro similar.

c) Este trabajo de mantenimiento, tiene que ser efectuado por personal calificado, usando bombas para desagüe, para extraer el lodo sedimentado. Esta tarea de por sí repugnante, lo tienen que efectuar las denominadas Empresas de Saneamiento Ambiental, que cuenten con personal especializado y la debida infraestructura para ejecutarlo. En ese sentido, no todas de estas entidades privadas están, en aptitud de brindar este tipo de servicio. Por supuesto que el costo de la limpieza de los tanques sépticos, es bastante alto.

d) El material retirado, debe ser dispuesto en un relleno sanitario o en el buzón más cercano de un colector importante del sistema público de alcantarillado de la localidad, ya que es altamente contaminado por mantener casi intactos a los microorganismos esporulados y los huevos de helmintos. En consecuencia, el personal operativo que ejecuta la limpieza de tanques sépticos, tiene que estar vacunado contra el tétano.

En los últimos 10 años, el FONCODES ha construido en la zona rural del país, más de 1,000 sistemas de alcantarillado rural en otras tantas comunidades, con tanques sépticos como sistema de tratamiento de las aguas servidas, con capacidades que oscilan entre 20 y 40 metros cúbicos. Sólo en el Departamento de Ancash, se habían construido 88 de estos sistemas.

Lo insólito del caso es que el diseño de estas unidades, consideraba el hecho que la limpieza de estos tanques sépticos, es decir el retiro del material sedimentado, lo tenían que hacer los mismos pobladores, en forma manual, usando balde y soga. A fines del año 2,000 ya eran varios cientos de este tipo de sistema los que habían sido abandonados porque los pobladores de esas pequeñas localidades rurales, se negaban rotundamente a efectuar manualmente ese sucio trabajo. El trabajo que realizaba esa entidad, era simplemente la de construir y luego entregar a la comunidad para que sus pobladores se encarguen del mantenimiento.

Para terminar de agravar esa situación, en esas localidades rurales no existía electricidad, como para pensar en el uso de bombas de desagüe, que como ya se ha expresado, es imprescindible para este tipo de trabajo.

Es evidente que la selección de este tipo de disposición de excretas, fue tomada por uno o varios burócratas, que en la comodidad de sus oficinas pensaron en que era un toque de modernidad para esas localidades rurales, instalarles cientos de tanques sépticos, que paulatinamente se fueron abandonando. Por supuesto que la inversión efectuada, asciende a varios millones de dólares.

Dentro de la legislación sanitaria peruana existe un dispositivo denominado “Reglamento de Normas para el diseño de tanques sépticos, campos de percolación y pozos de absorción”, aprobado mediante un Decreto Supremo del 7 de Enero de 1966. Como su nombre lo señala, este dispositivo, actualmente vigente, contiene las normas a las que se deben sujetar los proyectos para construir estas unidades.

(4)

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 3.4 La letrina sanitaria: consideraciones generales

3.4 La letrina sanitaria: consideraciones generales para su uso y ubicación.

La letrina sanitaria, es una instalación sencilla compuesta por una loza, su asiento y una caseta, instalados encima de un hoyo o pozo excavado a mano. Esa instalación sirve para que las personas hagan en ese lugar sus necesidades fisiológicas, de manera que las excretas así confinadas, no estén expuestas al contacto con insectos, roedores y animales domésticos.

En la zona rural o en las partes marginales de las ciudades, es de vital importancia que los programas de letrinización, deben estar antecedidos por una intensa campaña de educación sanitaria, destinada a modificar ancestrales formas de comportamiento de las personas que hacen sus necesidades fisiológicas en cuclillas y en cualquier lugar escampado y oculto, para que lo hagan en un solo lugar y sentados.

Existen numerosas experiencias de rotundos fracasos en la implantación de programas de letrinización, a los que previamente no se consideró ese componente, en la creencia que la educación sanitaria es un asunto de segunda importancia, sin entender que el éxito de esas campañas, es que las personas estén convencidas de las bondades del sistema y que le den un adecuado uso a las letrinas sanitarias instaladas.

La ubicación de las letrinas sanitarias tiene que tener en cuenta algunas consideraciones, siendo las más importantes las siguientes:

• La letrina debe instalarse en terreno seco y por encima de las innundaciones.

• Los lugares cercanos a las letrinas, de preferencia una distancia de 3 metros alrededor de ellas, deben estar limpios de cualquier tipo de vegetación, escombros y desechos.

• Debe estar cerca de la casa a la que sirve para mantenerla limpia.

• Debe tenerse en cuenta la ubicación de los pozos de agua, tanto de la vivienda como las de los predios vecinos, para evitar la contaminación del agua subterránea.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 12

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 12

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 12 48

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 13

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 13 49
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 13 49
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Aunque la figura que

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Aunque la figura que a continuación se adjuntan, es lo suficientemente explicativa, es del caso hacer algunos alcances de los componentes de una letrina sanitaria:

a) El hoyo o pozo, puede ser de forma redonda, cuadrada o rectangular. Su función consiste en aislar y almacenar las excretas humanas, de manera que los microorganismos nocivos que contienen, no puedan transmitirse a un nuevo huésped. El hoyo suele ser cuadrado o redondo si se destina a una familia y rectangular si es para una letrina pública. Los hoyos cuadrados, que son los que más se usan, son excavados a mano con pico y lampa y sus dimensiones son de 0.90 a 1.10 metros de lado y de 1.60 a 1.80 metros de profundidad.

Normalmente se coloca un brocal en la superficie del hoyo, compuesto de dos o tres hileras de ladrillos con mortero de cemento, aunque ello no es del todo necesario cuando la loza va colocada encima de dos vigas.

b) La loza o piso de la letrina, tiene que ser impermeable y de preferencia construida de concreto armado, para que impida que ingresen al interior roedores o aguas superficiales y que salgan las larvas de anquilostomas. Además, encima de esta unidad va el asiento y por supuesto debe soportar el peso del usuario. Las dimensiones de la loza tienen que ser mayores que las del hoyo para que pueda tener un apoyo seguro.

En las zonas donde abunda la madera, podría construirse la loza de este material, siempre que se tenga sumo cuidado de no dejar grietas, por donde puedan ingresar las moscas o salir larvas de su interior.

c) El asiento o tasa. En muchos lugares, se prefiere la letrina sin asiento, llamada también tipo turco, en el que la persona defeca en cuclillas. En nuestro medio, las experiencias sobre el tema, indican la conveniencia del uso del asiento, ya que ese poblador cuando vaya a la zona urbana, tendrá que usar el inodoro en la posición sentada.

El asiento, de preferencia debe ser de concreto, para que permita su limpieza interior, sobre todo en el caso de criaturas o personas adultas que estando con cuadros de diarrea, la excreta aguada ensucie la parte interior de la tasa. El asiento debe tener tapa para impedir el ingreso de moscas y la salida de mal olor, si este llegara a presentarse.

d) La caseta. En todos los asuntos relacionados con la evacuación de las excretas, los factores humanos son tan importantes como los de orden técnico. La población y principalmente la de las zonas marginales de las ciudades y las zonas rurales, no utilizará una letrina que no permita un aislamiento adecuado y que al mismo tiempo lo proteja contra la intemperie. Estas dos condiciones básicas, son conseguidas mediante el uso de casetas.

En cuanto a la construcción de letrinas sanitarias, es muy útil emplear métodos de fabricación en serie, ya sea que se construyan en pequeño número como en apreciables cantidades. Por ello es conveniente elegir con cuidado los tipos de letrinas, preparar los planos y especificaciones técnicas, no sólo para su instalación en conjunto, sino también para la fabricación de sus diversos componentes. Con este procedimiento, se economiza tiempo y materiales de construcción, se facilita el adiestramiento de los obreros al construir estas instalaciones y la adquisición de los materiales es también más uniforme.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 14

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 14 51
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 14 51
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 3.5 Tipos de letrinas

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

3.5 Tipos de letrinas sanitarias.

Existen varios tipos de letrinas sanitarias, destacando entre ellas las denominadas de pozo seco y las de pozo anegado.

La primera, como su nombre lo indica, se caracteriza porque en el interior del pozo no debe existir humedad, de manera que la transformación de la materia se produce casi en forma aeróbica, es decir en presencia del oxígeno del aire. Los malos olores que pueden producirse, son mínimos.

En este tipo de letrina, no se debe arrojar al interior del hoyo el agua del lavado de la ropa, porque se alteraría el proceso de descomposición de las heces, trayendo como consecuencia la producción de malos olores.

En el país, este es el tipo de letrina que más se usa, tanto en la costa como en la sierra.

La letrina de pozo anegado, es una variante de la “letrina séptica”, que se empezó a usar por primera vez en los Estados Unidos, hace muchos años y que se caracteriza porque el depósito u hoyo es impermeable, con lo cual no pueden contaminarse ni el agua subterránea ni la superficial. Pueden instalarse muy cerca de las viviendas, ya que constituye una instalación permanente, pero tiene que retirarse cada cierto tiempo del interior del depósito, el material acumulado. Como en el caso de los tanques sépticos, ese trabajo sólo se puede realizar mediante equipos de bombeo especiales. Su construcción resulta más cara que la letrina de pozo seco.

Estos dos tipos de letrinas tienen una serie de variantes, que se aplican en determinadas circunstancias, así:

La “letrina de pozo perforado” donde el hoyo es de menor diámetro, pero que llega a mayor profundidad, hasta 6 metros por lo menos. A menudo este tipo de pozo penetra en las aguas subterráneas contaminándolas. Su capacidad es menor que la de pozo seco y como tal su duración también. El derrumbamiento de las paredes del pozo es uno de los riesgos más frecuentes.

La letrina de cubo movible que es una instalación portátil, donde el depósito, que generalmente contiene un producto químico, se retira para ser reemplazado por otro vacío. En nuestro medio existe una empresa que alquila este tipo de letrinas para eventos especiales o campamentos. Por supuesto que el costo de alquiler es alto, ya que el recojo de los cubos llenos y la disposición adecuada de su contenido, son aspectos que se tienen que manejar con sumo cuidado.

La “letrina con pozo de preparación de estiércol”, que es utilizado en aquellos lugares donde conviene preparar sin peligro y en la misma letrina, una mezcla de heces y de otros residuos orgánicos como desperdicios de alimentos, paja, hierba cortada de los jardines, etc. para su uso posterior como un tipo de fertilizante. Para el efecto es necesario contar con 2 o más pozos, de manera que el costo inicial es mayor.

Si este tipo de letrina se construye y maneja defectuosamente, puede acarrear problemas de presencia de moscas y de malos olores, por lo que requiere de ciertos trabajos de mantenimiento.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 3.6 La letrina sanitaria tipo “Ica”

3.6 La letrina sanitaria tipo “Ica” y sus características.

Desde el año 1945, el entonces Servicio Sanitario Departamental de Ica, fue uno de los pioneros en lo que a saneamiento ambiental respecta, dada su particular característica geográfica de no poseer prácticamente aguas superficiales todo el año, con lo que, el uso de los pozos para abastecimiento de agua era obligatorio, inclusive para la misma ciudad, y la disposición sanitaria de excretas en la zona rural, mediante letrinas sanitarias.

Durante el transcurrir de los años, en dicha entidad se hicieron diversos trabajos de investigación para conocer la preferencia del público usuario, ya sea en el uso de letrinas individuales o colectivas, con asiento y sin asiento, llegándose a la conclusión del uso individual por cada vivienda y las colectivas para escuelas, y la selección de la letrinas con asiento, por su semejanza con los inodoros.

En el año 1958, el autor de esta publicación, experimentó con un nuevo tipo de loza de concreto de menor espesor y su correspondiente asiento del mismo material, modificaciones que dieron por resultado el conjunto denominado “Tipo Ica””, con las siguientes características:

a) El conjunto consta de tres partes: losa, asiento y vigas. (5)

b) La losa está dividida en 2 partes, lo que hace más fácil su transporte, especialmente cuando éste debe efectuarse por medio de acémilas.

c) El espesor de la losa es de 2.8 centímetros y un peso de 80 kilos. En esta forma cada media losa con un peso de 40 kilos es más fácil de ser transportado por una persona.

d) Dos vigas de 1.30 m. de largo con una sección de 8 x 7 cms., con un peso de 18 kilos.

e) Asiento de concreto en forma ovoide, de 0.40 m de largo por 0.28 de ancho máximo y 0.25 de altura. Este asiento, tiene ampliado el espacio interior en su parte inferior, modificación introducida para eliminar los casos de asientos de letrinas que se encontraban sucias interiormente con restos de heces, con el consiguiente mal olor.

f) Tapa de madera, asegurada al mismo asiento de concreto, lo que ofrece una mejor apariencia, ya que se asemeja a los inodoros (W.C).

g) Peso total del conjunto, 130 kilos

En lo que respecta a la caseta, la elección de ella quedaba a criterio de cada poblador rural, aunque el material más usado era el de carrizo con tarrajeo de barro y luego yeso.

3.7 Detalles de la construcción de la letrina sanitaria tipo “Ica”.

El Servicio Sanitario Departamental de Ica, tenía una fábrica de letrinas, con personal dedicado exclusivamente a ello, formado por un capataz y tres obreros, los mismos que dos días a la semana se dedicaban a instalar las letrinas solicitadas. Además, contaba con un equipo de herramientas y accesorios, conformado por una mezcladora de cemento de 3 pies cúbicos, moldes de fierro para los

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO asientos, moldes de madera

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

asientos, moldes de madera para la fabricación de las losas y vigas en serie, martillos, pisones, alicates, sierras de hoja y su propio local de fabricación donde se encontraban las pozas de fraguado de las partes de concreto que se habían construido.

De igual manera, se contaba con cartillas impresas para su distribución gratuita al público, en las que se señalaban las principales características de las letrinas sanitarias y las recomendaciones para su uso y conservación. El proceso de construcción consistía en lo siguiente:

a) En la fabricación de las letrinas se usaba concreto reforzado en una proporción 1:2:4( 1 bolsa de cemento, 2 carretillas de arena y 4 carretillas de grava mediana). La cantidad de agua que se agregaba era de 30 litros aproximadamente por bolsa de cemento, disminuyéndola proporcionalmente si la arena y la grava, tenían humedad.

Era de suma importancia esta medida del agua para obtener un concreto con humedad óptima con lo cual se conseguía una alta resistencia del concreto. La forma más sencilla de obtener esta humedad óptima, era agarrar un poco de la mezcla húmeda y apretarla con la palma de la mano, de manera que al abrirla quedara un bollo formado sin haber goteado agua. Si al abrir la mano el bollo de concreto se deshacía, quería decir que le faltaba agua a la mezcla.

b) El refuerzo de fierro que se muestra en las figuras, era alambre de ˘”, haciendo en cada cruce de varillas un amarre con alambre recocido Nº 18, de 25 cm. de largo, dispuesto en doble hilo. Este refuerzo metálico tenía que ir ubicado en la mitad del espesor de la loza, y en la parte inferior de las vigas

c) Los moldes de los asientos eran de planchas de fierro, tal como se observa en la figura, a la que se le untaba en el interior con un poco de aceite quemado de carro, para que luego de haberse secado se facilitara su desencofrado. Lo mismo se hacía con el piso de concreto donde se iban a vaciar las losas, y las vigas y sus correspondientes moldes. Al momento de vaciar el concreto se colocaba también el soporte de fierro de la bisagra de la tapa del asiento.

d) El concreto, tenía que apisonarse cuidadosamente para no dejar bolsas de aire en el interior de las unidades en construcción, puliendo la cara de la loza y la parte superior del asiento con cemento puro.

e) A los 2 días de haberse vaciado los componentes de la letrina se les introducía en unas pozas llenas de agua, para el fraguado correspondiente, durante 8 días, para luego extraerlas y secarlas al sol. Este proceso de fraguado del concreto era de suma importancia ya que con ello se obtenía la máxima resistencia del concreto, tan necesario en una loza tan delgada, como que tenía 2. 8 centímetros de espesor.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 15

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 15 55
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 15 55
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 16

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 16

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 16 56

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 17

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 17 57
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 17 57
DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Las fotografías que se

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Las fotografías que se adjuntan, muestran las características de esta letrina sanitaria y en una de ellas se observa una prueba de resistencia de una media loza que soporta un peso de 200 kilos sin rajarse.

una media loza que soporta un peso de 200 kilos sin rajarse. Letrina Sanitaria Tipo ICA

Letrina Sanitaria Tipo ICA

una media loza que soporta un peso de 200 kilos sin rajarse. Letrina Sanitaria Tipo ICA

Vista de la Loza partida en dos

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Prueba de Resistencia de ˚ Loza
TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Prueba de Resistencia de ˚ Loza

Prueba de Resistencia de ˚ Loza

3.8 Tipos de casetas e importancia de su uso

Para que una caseta sea bien construida y usada, debe reunir algunos requisitos, dentro de los cuales los más importantes son:

a) Tamaño: Las dimensiones de la caseta se ajustarán a las del piso o loza, ya que si excede demasiado a ésta, habría la tentación de defecar en cualquier parte del piso, cuando los alrededores de la taza hayan sido ensuciados por anteriores usuarios. El techo debe tener una altura de 2 a 2.20 metros

b) Ventilación: Entre la parte superior de las paredes y el techo, conviene dejar una abertura de 10 a 15 centímetros, para permitir una ventilación adecuada.

c) Iluminación: El interior de la caseta, debe recibir la luz natural siempre que sea posible. Debe procurarse que se proyecte una sombra lo suficiente grande sobre el asiento, para que en el caso que esté destapado no ingresen las moscas al hoyo.

d) Limpieza: Una caseta sucia y con evidentes signos de deterioro, en muy poco tiempo será abandonada y como tal, dejará de usarse como letrina. Es de suma importancia que la caseta se encuentre limpia constantemente por dentro y por fuera y que no entren animales domésticos. Se recomienda pintar la caseta de color blanco o colores claros.

Los materiales con los que se pueden construir las casetas pueden ser: tablas de madera, rústicas o labradas, planchas de cemento amianto (Eternit), hojas de palmera o paja, quincha de carrizo enlucido con barro, ladrillo con mortero de cemento y arena

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Como quiera que las

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Como quiera que las letrinas sanitarias pueden tener un tiempo de duración entre 2 a 3 años, la elección del tipo de material para la caseta, dependerá también de la posibilidad de trasladarla al nuevo lugar. En ese sentido las planchas de Eternit, serán las que más faciliten ese traslado, pero también son más caras que las demás, con excepción de las de ladrillo, que evidentemente resultan más costosas

Figura N°18

más caras que las demás, con excepción de las de ladrillo, que evidentemente resultan más costosas

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO 3.9 Recomendaciones en el uso de

3.9 Recomendaciones en el uso de las letrinas sanitarias.

a) Los papeles usados luego del empleo de la letrina, deben ser arrojados al interior del asiento. No se debe colocar papeleras o cajas de cartón al costado del asiento para arrojar ahí los papeles usados, porque ello atraerá a las moscas que se posarán en los restos de excretas.

b) La tapa de la taza o asiento, debe mantenerse constantemente cerrado para impedir el ingreso de moscas al interior, las que pondrán sus huevos.

c) Si se notara la presencia de mosquitos o larvas, debe echarse dentro del hoyo, un vaso de kerosene, con lo que se eliminará ese problema.

d) En el interior del hoyo no se debe echar ningún desinfectante ni cal, ya que ello podría alterar la transformación aeróbica de la materia orgánica.

e) Dentro del hoyo no se debe arrojar la basura recolectada ni los restos de comida. Ese lugar es exclusivamente para defecar.

f) Las aguas servidas procedentes del lavado de la vajilla o del baño tampoco deben arrojarse dentro del hoyo de la letrina.

g) Mantener la limpieza de la letrina sanitaria, es de vital importancia para la salud de los usuarios, tanto niños como adultos.

3.10Las letrinas sanitarias comunales; ventajas y desventajas de su uso.

Las letrinas sanitarias comunales son aquellas instalaciones que son usadas por varias familias a la vez o que son instaladas en instituciones públicas como escuelas y colegios.

La ventaja de este tipo de letrinas es que el costo es un poco menor que las construidas individualmente.

La gran desventaja que se ha observado es que nadie quiere hacerse cargo de su mantenimiento y limpieza, por lo que rápidamente se ensucian y son abandonados.

No es el caso de este tipo de letrinas instaladas en las escuelas, donde las asociaciones de padres de familia y los propios profesores deben planificar y luego responsabilizarse de su mantenimiento y limpieza, para lo cual debe haber una intensa campaña de educación sanitaria entre los alumnos, sobre el uso adecuado de esas instalaciones.

El número de letrinas en relación al de alumnos es el siguiente: (6)

Hombres:

1 letrina cada 50 alumnos

Mujeres:

1 letrina cada 30 alumnas.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Se adjunta una figura

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Se adjunta una figura donde se muestra el diseño de una de estas letrinas comunales con urinario, porque la cantidad de orina es mucho mayor que en las letrinas individuales y el grado de humedad que este hecho produce, puede permitir la aparición de malos olores.

Figura N° 19

permitir la aparición de malos olores. Figura N ° 19 3.11La clausura de la letrina sanitaria

3.11La clausura de la letrina sanitaria y el reuso de la loza y el asiento.

Cuando el hoyo de una letrina, muestre una altura del material acumulado a 40 centímetros de la superficie, es tiempo de clausurarla y buscar un nuevo lugar donde colocarla de nuevo.

Para el efecto, se escoge un lugar cercano donde se excavará un hoyo de las mismas características del anterior. Si el material de la caseta lo permite, se desarmará ésta para proceder a su traslado. El hoyo antiguo se recubrirá de tierra procedente de la excavación del nuevo hoyo, apisonándolo ligeramente, hasta el nivel del terreno. En el nuevo hoyo se colocarán las vigas, la loza y el asiento.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

Figura N° 20

DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 20 3.12Consideraciones finales. La disposición sanitaria
DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO Figura N ° 20 3.12Consideraciones finales. La disposición sanitaria

3.12Consideraciones finales.

La disposición sanitaria de las excretas en las zonas marginales del país, es un asunto de la mayor importancia, para la calidad de vida de sus moradores. Ese hecho debe merecer de parte de las autoridades sanitarias, la atención debida si es que se desea bajar los índices de morbilidad de las enfermedades de tipo entérico.

Como se habrá observado, es un tema para Ingenieros sanitarios, Médicos especializados en Salud Pública, Educadores Sanitarios, sociólogos, antropólogos, Inspectores de Saneamiento, con la necesaria colaboración de los usuarios, que no pueden estar esperando que todo se lo dé el gobierno de turno.

Finalmente, de todo lo expresado, se puede deducir con meridiana claridad, que el tema en general es tan vasto e importante que necesariamente debe estar enmarcado dentro de un programa integral de salud ambiental. No puede quedar aislado o fragmentado, sujeto sólo a la buena voluntad de las Autoridades de turno. Para ello, debe contarse con el apoyo de instituciones como Care Perú, cuya acción no sólo es digna de encomio y agradecimiento, sino también compromete mucho más a quienes tienen que cumplir con esta trascendental labor, por estar directamente comprometidos la salud y el bienestar de la población.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS 1. E.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1.

E. G. Wagner y J.N. Lanoix - Evacuación de excretas en las zonas rurales - Organización Mundial de la Salud. 1960

2.

Francisco Unda Opazo - Ingeniería Sanitaria aplicada a Saneamiento Ambiental y Salud Pública.

1967

3.

Manual para el diseño,operación y mantenimiento de tanques sépticos - Traducción del Manual of septic tanks del Us. Department of health Education Traducción del Centro Regional de ayuda técnica.

4.

Reglamento de Normas sanitarias para el diseño de tanques sépticos, campos de percolación y pozos de absorción. Ministerio de Salud - 1966

5

Cáceres López Oscar - Tesis de grado para optar el título de Ingeniero Sanitario. Proyecto de Saneamiento Ambiental rural en el valle de Ica. 1959

6.

Reglamento Nacional de construcciones. 1997

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO GLOSARIO DE TERMINOS (A) • agua

GLOSARIO DE TERMINOS

(A)

agua segura para el consumo humano.- Llamada también agua potable, es aquella que llega

a los usuarios en buena calidad física, química y bacteriológica, previniendo así las enfermedades de origen hídrico que pueden afectar la salud de las personas.

• acuífero.- Una formación geológica que contiene agua. Generalmente restringido a materiales capaces de producir un suministro apreciable de agua.

• agua de lluvia.- Agua superficial proveniente de la condensación de las nubes, y que luego de caer corre sobre una superficie de un área drenaje.

• aguas residuales.- Llamadas también aguas servidas, o desagües. Aguas utilizadas por una comunidad o industria y que contiene materia disuelta y en suspensión.

• aeróbico.- Una condición en la cual existe oxígeno libre.

• anaeróbico.- Una condición en el cual no existe oxígeno libre. Se dice también del requerimiento de ausencia de aire o de oxígeno para la degradación.

• alcantarillado.- Un sistema completo de tuberías, bombas, lagunas, tanques, procesos unitarios

y accesorios para la recolección, transporte, tratamiento y descarga de aguas residuales. Llamado también sistema de alcantarillado.

• alcantarilla.- Tubería que recibe aguas residuales.

• análisis.- El proceso llevado a cabo por un laboratorio en el examen de agua, aguas residuales

o sólidos.

(B)

• bacteria.- Un grupo de organismos microscópicos, esencialmente unicelulares, rígidos, sin clorofila, y distribuidos por todo el planeta. Llevan a cabo una serie de procesos de tratamiento biológico, incluyendo la oxidación biológica, la digestión de lodos, la nitrificación y desnitrificación.

• bomba de desagües.- Una bomba utilizada para elevar las aguas residuales en una alcantarilla

o para extraerla de un tanque séptico o de una cámara de recolección de aguas servidas, con el fin de facilitar su flujo a su limpieza.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO (C) • cloro.- Un

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

(C)

• cloro.- Un elemento normalmente encontrado como un gas de color amarillo verdoso, aproximadamente 2.5 veces más pesado que el aire. Su símbolo químico es Cl, su peso atómico es 35.457 y su peso molecular es 70.914.

• cloración.- La aplicación de cloro o compuestos de cloro al agua o a las aguas residuales, generalmente con el propósito de desinfección, pero frecuentemente para la oxidación química y el control del olor.

• cloro residual.- La cantidad de cloro, en cualquiera de sus formas, que queda en el agua o las aguas residuales durante un período después del tratamiento, asegurando la desinfección.

clorador.- Cualquier dispositivo de dosificación utilizado para añadir cloro al agua o a las aguas residuales.

• coliforme.- Grupo de bacterias, entre ellas la Escherichia coli, que son utilizadas como indicadores de contaminación por materia fecal de origen humano o animal. Desde hace tiempo se les reconoce como buenos indicadores microbianos de la calidad bacteriológica del agua potable.

• conexión cruzada.- (1) Una conexión física a través de la cual podría contaminarse un abastecimiento de agua potable. (2) Una conexión entre un abastecimiento de agua potable supervisado y un abastecimiento no supervisado, cuya potabilidad se desconoce.

(D)

• desagües.- Llamado también aguas negras. Ver aguas residuales

demanda de cloro.- La cantidad de cloro que se consumiría en un período, determinado, por la reacción con sustancias presentes en el agua.

• Desinfección.- La destrucción de bacterias, virus y protozoos patógenos fecales presentes en el agua a utilizarse para el abastecimiento de agua potable o en los efluentes de aguas residuales.

(E)

• efluente.- (1) Un líquido que fluye de un espacio confinad y que es el resultado de un proceso de tratamiento.

• excreta.- Llamada también heces o excremento: materia orgánica que eliminan los animales y el hombre de sus organismos, como desecho de su proceso de alimentación.

DOCUMENTOS TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO

TECNICOS DE RIESGO DE SALUD AMBIENTAL - AGUA Y SANEAMIENTO (M) • muestreo.- Recolección de muestras

(M)

• muestreo.- Recolección de muestras individuales de agua o aguas residuales, para efectuarles un análisis de laboratorio.

(P)

• potable.- Que se puede beber.

• pozo.- Hoyo que se hace en la tierra, ahondándolo generalmente hasta encontrar un manantial de agua.

• pozo excavado.- Es aquel que se construye manualmente con el uso de herramientas de construcción como el pico y la lampa.

• pozo perforado.- Es aquel que se construye con una máquina llamada perforadora y que llega a profundidades mayores que la de los pozos excavados.

• Pozo artesiano.- Es aquel pozo de agua donde el agua sube hasta la superficie, por efecto de la presión a la que están sometidos los acuíferos. Este tipo de pozos, no requieren de equipo de bombeo para extraer el agua.

(S)

• sedimentación.- El proceso de asentamiento y descomposición de la materia suspendida contenida en el agua.

• Sistema de alcantarillado.- Ver alcantarillado.

• Sólidos suspendidos.- Sólidos insolubles que flotan en la superficie o están en suspensión en el agua.

(T)

• tanque séptico.- Un recipiente subterráneo para tratar las aguas residuales de una vivienda o predio, mediante una combinación de sedimentación y digestión anaeróbica.

* Tomado de: Water Pollution Control Federation, et al Glosary – Water and wastewater Control Ingeneering, 1981 y de otros textos.