Está en la página 1de 34

Tapa del libro editado

Walter A. Moore

CONTINENTALISMO
VERSUS
GLOBALIZACION

SOBERANIA DEMOCRATICA
O
SUMISION GENOCIDA
"La globalización... no es un concepto serio. Nosotros, los americanos, lo inventamos para
disimular nuestra política de penetración económica en otros países”.
John K. Galbraith (1)

PREFACIO

Hay una extraña confluencia entre el pensamiento marxista y el pensamiento liberal, más allá de su
común enfoque economicista de la política.
Ambos grupos de pensadores se solapan en forma indistinguible, en sus versiones "light"
(moderadas), todos hacen una profunda profesión de fe democrática y defensiva de los derechos
humanos. En las versiones "hard" los hiperrevolucionarios trotskistas coinciden en sus propuestas
practicas con las diferentes formas de fascismo o capitalista: no existen diferencias apreciables
entre los métodos de Stalin y Pol Pot con los de Nixon, Margaret Thatcher o Hitler, la única
diferencia apreciable es que unos asesinan a sus propios pueblos y los otros a otros pueblos
indefensos.

Los intelectuales liberales se han especializado en darle un marco teórico a los hechos consumados
del colonialismo o a la explotación de los pueblos, con la finalidad de establecer la doctrina legal
de estas tropelías o justificarlas ante la opinión publica.
Lo intelectuales marxistas por su parte, se han dedicado a elaborar suntuosas, detalladas y en
muchos casos inteligentísimas y eruditas descripciones del comportamiento capitalista, de las
consecuencias sociales, culturales y aun espirituales de estas organizaciones, pero... rara vez
proponen algo, sino que, por el contrario, estas detalladas explicaciones terminan dejando la
impresión que nada puede hacerse para modificar una realidad que avanza en forma indefectible.
No desconfío de la honestidad intelectual de la mayoría de estos ensayistas, pero no puede dejar de
sorprenderme corno esos intentos de profundizar la comprensión de la realidad tienen menor
sagacidad que la opinión de casi cualquier ciudadano al que se le pregunta que piensa sobre lo que
sucede en la política local.
Transcribo literalmente algunas respuestas obtenidas en recientes videoencuestas realizadas en la
ciudad de Buenos Aires.
—"Lo que pasa es que los yanquis se están robando todo lo nuestro, y encina, con esa plata hacen
satélites para espiar todo Io que hacemos"
--comenta un vecino sentado en umbral de su casa.
Un jubilado reflexiona: -— "Estos tipos de los bancos se robaron toda la plata que pagan los
jóvenes para los viejos y ahora quieren matarnos a todos de hambre, porque ya no saben como
seguir explotándonos.”
Solo dos, ejemplos entre centenares de respuestas, la mayor parte de las cuales demuestran una
comprensión profunda de la realidad por parte de personas sencillas.
Esto debe tener una explicación. Como puede ser que personas que tienen menos información, que
solo piensan esporádicamente en la realidad política tengan una percepción mucho mas clara que
especialistas que viven de ello.
Creo que el fracaso para comprender la realidad política y, por ende, cómo puede modificarse, de
estos pensadores europeos, o "a la europea”, es su apego al criterio de verdad propio de esa cultura.
Para ellos es verdadero lo que es congruente con el sistema de pensamiento aceptado por el Mundo
de la cultura. En esta lógica, verdad y razón son sinónimos. Pero la razón nos puede llevar por
caminos muy siniestros, porque cuando se acepta como base un postulado falso, la razón hace
posible aceptar cualquier disparate.

En cambio el pensamiento popular sudamericano, que hoy tiene profundas raíces en la cultura
indígena, afirma que es verdadero aquello que provoca felicidad y falso aquello que genera lo
contrario.
Esto hace fácil para todos ellos entender que "La única verdad es la realidad"

INTRODUCCION: GLOBALIZACION Y CUARTA GUERRA


MUNDIAL

La. Globalización es nada más y nada menos que la toma del poder mundial por parte de las
grandes corporaciones multinacionales conducidas por un Directorio Global, que es la cabeza del
Imperio Global, o Imperio Anglonorteamericano.
Las acciones de estas gigantescas corporaciones son programadas por sus dueños, los accionistas
que manejan los paquetes mayoritarios de las empresas que controlan a una constelación de otras.
Estos personajes están cada vez mas alejados de las sociedades dentro de las cuales alguna vez
nacieron estas empresas, no se sienten emocionalmente comprometidos con ningún lugar ni con
ninguna comunidad, por lo cual pueden explotar a cualquiera en forma inmisericorde.
El proceso llamado Globalización que describe en forma general esta estrategia es objeto de
numerosos análisis economicistas, tanto desde una óptica liberal como desde una visión marxista.
Esta última afirma, con razón, que ya Carlos Marx había previsto que el capitalismo se las
ingeniaría para tomar el control del mundo y exprimiría por igual a todos los proletarios del
planeta.
Otros autores afirman que el ideal burgués de un capitalismo sin obreros que demanden mejoras y
sin estados que cobren impuestos finalmente se ha logrado, y que, al mismo tiempo, es tan grande
el poder de las empresas multinacionales que nada puede oponerse a su desenfrenada búsqueda de
incrementar sus ganancias, o sea que ésta es una situación irreversible, puesto que la alternativa del
"socialismo real" se ha desmoronado junto con el Muro de Berlín.
Las falacias de su " teoría del Derrame" elaborada por los liberales para justificar la brutal
acumulación capitalista argumentando que lo importante era aumentar la creación de riqueza, y que
la "mano invisible del mercado" se ocuparía de distribuirla, ha quedado invalidada por la simple
observación de que mientras crece la riqueza, aumenta la pobreza. Ante este fracaso, sus
incansables escribas proponen la tarea de buscar paliativos a los "efectos no deseados" de la
globalización, prometiendo puestos de trabajo que nadie sabe como generar, eliminar la pobreza sin
especificar de donde provendrán los recursos para ello y otras estupideces semejantes que Ios
medios de comunicación repiten a diario, aunque ya no les creen ni siquiera los mas mediocres
espectadores.
Estas dos visiones, la resignación marxista y el triunfalismo liberal son las dos caras del aspecto
economicista de la Globalización, ambos están de acuerdo en definir que este proceso es
irreversible y que no es posible oponerse a el.
En este trabajo proponemos una visión diferente. Estamos convencidos de que Ios aspectos
económicos de este proceso no son sino las consecuencias de un proyecto político que se basa en
una ideología bien definida y que transcurre de acuerdo a un proyecto estratégico concreto y
meticulosamente estructurado y que, en consecuencia, es perfectamente posible oponerse a este
proceso, para lo cual es necesario disponer de un proyecto estratégico defensivo para nuestras
naciones y nuestros pueblos.
El Imperio Global Ileva a cabo una guerra para dominar a todo el mundo, convirtiéndolo en un
único "tercer mundo", tal es el propósito central de la Globalización.
Este programa estratégico es llevado a cabo por el actualmente hegemónico Imperio
Angloamericano instalado como un imperio mundial que basa su poder en Ios recursos existentes
en Estados Unidos de Norteamérica y en Ios países que componen la Comunidad Británica de
Naciones (Commonwealth), o sea que el Imperio Global es, básicamente, el Imperio Anglosajón.
La Globalización no es otra cosa que un agresivo programa neocolonialista puesto en marcha por
Ios grupos de poder de Estados Unidos después de la caída del Imperio Soviético. Desde el punto
de vista político e ideológico no hay nada nuevo en la Globalización, es solo el nuevo nombre del
colonialismo que vienen practicando Ios grupos de poder europeos desde hace siglos.
Este nuevo programa neocolonialista se caracteriza por ser extraordinariamente sigiloso. Esta
destinado a lograr una manipulación integral de la mayor parte de las sociedades del planeta, con
un propósito definido: conservar un poder que se les haría cada vez mas esquivo si permitieran la
evolución natural de Ios pueblos.
En el contexto de la Nueva Sociedad del Conocimiento, en la cual la planetización de las
comunicaciones imposibilita conservar por mucho tiempo secretos tecnológicos ni organizativos, el
peso demográfico de un Tercer Mundo desarrollado impedirá mantener la hegemonía imperial en
base a un sistema de ideas que solo sirve para justificar su actividad predadora. Los hechos no
pueden ocultar sus verdaderas intenciones y queda cada vez mas claro que la "libertad y la
democracia" que promueven, de libertad y democracia tiene solamente el nombre.
Esta situación de dominio debe ser consolidada rápidamente, porque Ios pueblos del mundo ya han
reconocido esta patraña, como lo prueba la encuesta que la empresa multinacional Gallup realizo
entre Ios meses de agosto y octubre de 1999 y entrevistando a 50.000 personas en mas de 60
países, lo que representa la opinión de 1.200 millones de personas de Europa Occidental y Europa
Oriental, de toda América, África y el Sudeste Asiático.
El estudio, llamado Milenium(2), revela que tanto en Ios países del Primer Mundo como del
Tercero, solo el 10,3% cree que existen gobiernos democráticos, o sea que responden a la voluntad
de la gente. El 89,8% piensa que se trata de gobiernos burocráticos (39,1%), corruptos (40,8%) o
meramente eficientes (9,9%).
Ante esta conciencia de Ios pueblos, el Imperio Global sigue buscando Ios tres objetivos básicos
que todos Ios imperios europeos persiguieron en Ios últimos siglos:
• Disminuir la población de los países dominados para mantener una, relación demográfica
favorable a los países dominantes(3).
• Obtener el control de los recursos naturales para explotarlos para su
beneficio, y
• Organizar todo el sistema productivo de todos los países para que dependan de las empresas
imperiales.
Para conseguir estos objetivos centrales, los grupos de poder dominantes siguen aplicando la
combinación de las Cuatro Guerras: La Guerra Psicológica, que hace cinto siglos se llamo
Evangelización y ahora Libertad
de Prensa, la Guerra Económica, que ayer se llamaba Monopolio Real y ahora se llama Libre
Comercio, la Guerra Política que ayer se manifestaba como Virreinatos y Gobernaciones y hoy
coma el nombre de Democracias Representativas, y finalmente la Guerra Física en sus variantes de
alta y baja intensidad. Estas cuatro formas de guerra están siempre en funcionamiento, con distinta
ferocidad, en la mayor parte de los países del mundo. Siempre existieron confrontaciones
interimperiales y enfrentamientos coloniales. En muchos casos las disputas interimperiales eran
disputas por apoderarse de las colonias de los otros. Eso sucedió también durante la Tercera Guerra
Mundial (Guerra Fría o Confrontación Este-Oeste) y finalmente muchas de las colonias soviéticas
pasaron a manos del Imperio Euronorteamericano que lo enfrentaba.
Estados Unidos tomo las riendas del control mundial convirtiéndose en el brazo armado y el
responsable diplomático del Imperio Global, representado a los intereses entrelazados de todas las
grandes corporaciones mundiales; pero el conductor invisible, el que genera las políticas, refina la
ideología e instala las decisiones estratégicas es el Directorio Global.
En la cúspide política de ese Directorio se encuentra la familia real británica, con numerosos
miembros de la realeza tradicional apoyados por una sólida estructura de manejo colonial muy
avezada en las operaciones de política internacional en todos los rincones del mundo. Este sector
maneja también un vasto dispositivo financiero que convirtió a las bolsas de Londres y de Hong
Kong en las más complejas del mundo, aunque Wall Street y la bolsa de Tokio manejen un mayor
volumen de operaciones.
Sus ahijados norteamericanos integran ese alto nivel con los representantes de sus mayores
multinacionales y emplea a algunos brillantes intelectuales, como Henry Kissinger, nacido en
Austria, educado en Suiza, reclutado por Estados Unidos y galardonado por Inglaterra con el titulo
de Sir.
Los servicios de espionaje anglonorteamericanos tienen un rol central dentro de esta estructura de
poder, para lo cual disponen de un gigantesco sistema de recopilación de información mundial en
todos los sectores (la red Echalón puso en manifiesto su magnitud). Estas organizaciones forman
una trama íntimamente vinculada a los aparatos de coacción política imperial, que combinan las
presiones diplomáticas con la actividad de agentes entrenados para impulsar actividades
subversivas en otros países, tales como golpes de Estado a cargo de militantes, golpes mercado
impulsados por los grupos financieros o golpes institucionales a cargo de políticos o jueces. Todas
acciones destinadas a imponer gobiernos sumisos a sus intereses.
A este núcleo central se agregan eventualmente destacados intelectuales y académicos que
planifican las medidas económicas y el sistema de argumentos para justificarlas. De estos surgió la
nueva teoría política de la Tercera Vía, lograda en Inglaterra. Tres décadas atrás el dudoso
privilegio de inventar teorías para someter al mundo le correspondió a un grupo norteamericano
responsable de lo que se llamó "Monetarismo”, difundido desde la Universidad de Chicago. Antes
de esto, intelectuales como Adam Smith, banqueros y otros destacados empleados de la Compañía
Británica de las Indias Orientales desarrollaron las bases económicas que justificaban el
colonialismo, designadas con el nombre genérico de Economía Política.
En una segunda línea del Directorio Global se encuentran los mandos superiores de las fuerzas
militares más tecnificadas del mundo, los propietarios de los principales medios de comunicación,
las principales instituciones de investigación y desarrollo en todos los campos y una vasta red de
universidades que atrae a las personas más brillantes y capacitadas de la Tierra.
La constelación de países y territorios controlados por Su Majestad Británica gracias al
Commonwealth le brindan todas las posibilidades para cualquier tipo de maniobra financiera,
política, productiva y militar. Hong Kong le sirvió para manejar los recursos secretos de la
jerarquía china, las islas Caimán y Bahamas se encuentran entre los principales centros de lavado
de dinero del mundo occidental, Gibraltar es la puerta que posibilita el acceso a Europa del dinero
negro procedente de los países árabes, Jamaica es uno de los grandes productores de marihuana, las
islas Malvinas son el centro de depredación pesquera del Atlántico Sur, además de integrar la
cadena de bases que requieren las flotas imperiales para llegar a la Antártida y controlar los pasos
interoceánicos del Sur. Canadá, Australia y Nueva Zelanda ponen la carne de cañón necesaria para
cada nueva aventura imperialista, y así Su Graciosa Majestad asigna un rol a cada una de sus
colonias en el marco de un plan estratégico de vasto alcance en el espacio y en el tiempo.
A pesar de su ubicuidad, el Directorio Global dispone de una compleja organización con diferentes
ideologías y estructuras de procedimientos. El sector dominante del Directorio Global esta
integrado por los grupos oligárquicos, de vocación rentística, usuraria y especulativa. Sus
miembros se han dedicado desde tiempos inmemoriales al comercio y a la actividad de
prestamistas, lo que les ha permitido disponer de enormes capitales que aplicaron generalmente a la
tenencia de tierras, explotación de recursos naturales y servicios públicos. Familias tradicionales de
banqueros y especuladores se encuentran férreamente asociados con los dueños de la industria
petrolera y los monopolios cerealeros. Este grupo oligárquico también ha permitido el acceso a los
que manejan las corporaciones de medios de comunicación e industrias culturales y sostiene a
distinguidos propagadores de esta ideología en el ambiente científico y en las academias de
derecho y economía de Inglaterra y Estados Unidos.
Otro grupo, representante de los intereses del capitalismo industrial, también forma parte del
Directorio Global, pero su ideología no es específicamente oligárquica sino mas bien tecnocratica.
Este grupo, también llamado desarrollista, hoy no es el sector ideológicamente dominante, pero
tiene un enorme poder basado en la organización militar-industrial de los norteamericanos y
algunas corporaciones europeas que operan en las industrias electrónicas y de comunicaciones,
empresas metalmecánicas, químicas y de medicamentos, grandes organizaciones comerciales y de
servicios y las industrias de alta tecnología vinculadas a programas estatales de investigación y
desarrollo de los países centrales
A estos dos grupos centrales del Directorio Global, se suman -en un nivel más bajo- los miembros
mafiosos dedicados al tráfico de narcóticos y de armas, las organizaciones informales de espionaje,
grupos mercenarios y parapoliciales y otras actividades delictivas.
El poder del Directorio Global se ha incrementado en las últimas décadas. Crecieron sus
interrelaciones, se han concentrado en grandes corporaciones y articulado sus recursos en los
campos mas diversos, formando una trama cada vez mas apretada de intereses mediante una fiebre
de fusiones empresarias que, finalmente, concentró el poder en los sectores financieros que
controlan el nuevo sistema de "Monopolios o Carteles Integrados". Esta descomunal concentración,
lograda gracias al desmantelamiento del poder de los Estados nacionales que procuraban poner
freno a las actividades monopólicas, supero la última trinchera que defendía a la democracia
económica.
Este Directorio Global, sin rivales de gran porte que enfrentar, tiene ahora un objetivo principal: el
dominio completo del mundo.
1. LA IDEOLOGlA DE LA GLOBALIZAClON

La Globalización no es otra cosa que la nueva forma que ha tornado el Colonialismo por eso es
también un sinónimo de desnacionalización. Sus ideólogos pretenden establecer una Economía
Mundial, una Sociedad Mundial, pero sin un Gobierno Mundial ni un Estado Mundial, solo un
mundo manejado directamente por un Directorio Global autoelegido.
La estrategia globalizadora impulsa el desarrollo de una Economía Virtual, donde las empresas
multinacionales, y sobre todo los intereses financieros escapan a todo control de los Estados, Su
acción se desarrolla en transacciones e litre Bolsas de Valores y Bancos que operan en el mundo
durante las 24 horas diarias, trasladando vía satélite en forma instantánea dinero, valores, divisas,
bonos e inversiones de todo tipo mediante un simple tecleo de computadora. El boom actual del
Comercio Electrónico también elimina las restricciones territoriales para la venta de cualquier tipo
de producto. Los "supermercados virtuales de Internet" y las empresas de correos internacionales
son hoy las nuevas "estrellas" del mundo de los negocios. Se puede comprar algo en Buenos Aires
que se produce en Japón y se vende en Miami, con solo pedirlo mediante un mensaje de correo
electrónico y enviando el dinero por un correo internacional, o pagándolo con una tarjeta de
crédito.
Estas modalidades económicas hacen cada vez más difícil cobrar impuestos, combatir el
contrabando, proteger las fuentes de trabajo, desarrollar las economías nacionales y preservar la
identidad cultural y al mismo tiempo imposibilitan cualquier control eficaz del narcotráfico y el
lavado de dinero. Esta organizaci6n virtual instalada por el neocolonialismo global considera a lo
territorial como a su principal enemigo, pues en el Territorio se encuentran las Naciones, las cuales
son gobernadas por estados que no son totalmente sumisos a sus intereses porque sus necesidades
políticas no son las mismas que las de los empresarios globales. Sin mencionar que los pueblos se
encuentran asentados en territorios y generalmente se defienden cuando quieren despojarlos, y mas
aun si percibe que quieren exterminarlos.
También existe una contradicción entre las dos principales vertientes del capitalismo, pues sus
fuentes de ganancias tienen diferentes orígenes. La vertiente tecnocratica o industrialista crea
riqueza real generando bienes tangibles, su lógica esta centrada en el desarrollo de la producción y
apoya el desarrollo de aquellos servicios y conocimientos que la perfeccionan.

Sus beneficios surgen del gasto de otros, y sus ganancias dependen de la cantidad de consumidores,
y del mayor poder adquisitivo que estos tengan (Henry Ford fue el principal representante de esta
vertiente, y denuncio enérgicamente a los bancos como destructores del capitalismo), en cambio la
lógica intrínseca del sector oligárquico es "vivir de rentas", porque para crear riqueza es necesario
trabajar. Su objetivo es obtener renta de la tierra (sea petróleo, minerales, bosques o cultivos) o bien
renta del capital o sea de la usura, o renta por el mero cambio de manos de las mercancías, o sea
especulación. Estos procesos no crean riqueza, sino que absorbed la generada por el sector
productivo. Pero la tradición aristocrática no se desvaneció en los dos últimos siglos, sino que este
sector oligárquico siguió conservando un gran poder político, obligando al otro grupo a producir
cada vez mas y a buscar una constante disminución de sus costos para obtener igual o menor
ganancia.
La industria aplicó sus conocimientos tecnológicos para eliminar los "costos de mano de obra",
reduciendo la cantidad de empleados, pero con esto elimino también a los consumidores, haciendo
necesarios nuevos esfuerzos para mantener su tasa de acumulación, para lo cual necesitan una
constante expansión de sus empresas. Pero para llevar a cabo estas dos actividades (tecnificar la
producción y agrandar las empresas) requieren una inyección constante de capital, para lo cual
tienen que recurrir al sector financiero, es decir a sus principales competidores, incrementando su
poder. Así se llega a la paradójica situación actual de un "capitalismo de mercado... sin mercado",
que tiene como una salida teórica la concentración de los consumidores en una angosta franja de
altos ingresos, y el exterminio masivo de los que no pueden consumir, o sea el genocidio pasivo
generado a través de la miseria.
La perdida de puestos de trabajo y la disminución de los ingresos consiguiente en los países
centrales ha sido compensada con la expansión mundial de estas empresas, pero la productividad
crece más rápido que las ventas mundiales, y cada empresa opta por disminuir los salarios que paga
a sus propios obreros dada la creciente oferta de desocupados, sin plantearse siquiera la posibilidad
de aumentar sus sueldos a costa de sus ganancias o tomar mas empleados disminuyendo las horas
de trabajo de los que aun tiene.
El sector oligárquico, que actualmente conduce el proceso de globalización, básicamente integrado
por la usura internacional consolidada en los grandes bancos y especuladores con divisas y bonos
estatales, asociados con las empresas petroleras, cerealeras y otras que medran por la explotación
de recursos naturales y servicios públicos, tiene las ideas mas claras: ellos proponen una drástica
disminución de la población mundial como solución al problema del desempleo.
Saben que la única posibilidad para que se integren a un sistema de progreso los países mas pobres
y las masas de población pobre de los piasen centrales, es brindarle un lugar digno en la sociedad.
Pero esta masa de personas educadas y prosperas reclamara una mayor democracia política, lo cual
implicaría un incremento de su poder y de su oposición a las oligarquías dominantes.
Por otra parte, el crecimiento económico de los países del Tercer Mundo requiere del desarrollo de
su aparato productivo, lo cual disminuiría las exportaciones de los países centrales y un mayor de
nivel de empleo obligaría a aumentar los sueldos de hambre pagados actualmente por las
multinacionales. En el campo político, el crecimiento económico genera la aparición de clases
dirigentes que defenderán sus propios intereses, muchas veces contrapuestos a los de vastos
sectores de los países centrales. Por otra parte, una economía prospera puede generar sus propios
recursos monetarios, lo que impide esquilmar a estos países mediante prestamos usurarios, y esta
sola idea escandaliza a los sectores oligárquicos.
Zygmunt Bauen describe estas reacciones en forma simple, precisa y verdadera.
“Los ricos -dice- no necesitan de los pobres ni siquiera para la salvación de sus almas (que, de
todos modos no creen tener y cuyo cuidado no consideran digno de interés), ni para seguir siendo
ricos, ni para hacerse más ricos aún (cosa que, según creen, seria mas fácil si no existiera la
exigencia de repartir parte de sus riquezas con los pobres). Los pobres ya no son los hijos de Dios,
con los que se practica la reparadora beneficencia. No son tampoco la reserva que se debe mantener
para cuando se vuelva a la producción de valor. No son los consumidores a quienes hay que
sondear y convencer para hacerse con las riendas para la recuperación de la economía. Desde
cualquier punto de vista que se los mire, los pobres no tienen ninguna utilidad, los vagabundos no
son mas que la odiosa caricatura de los turistas (y ¿A quién le gusta ver su propia imagen
desfigurada?)"

Dentro de esta lógica, Sir Henry Kissinger, como Secretario de Estado norteamericano, elaboro en
1974 un informe -que tomo estado publico en 1991— titulado Implicaciones del crecimiento de la
población mundial para Ia seguridad de Estados Unidos y sus intereses de ultramar, donde define
como política de Estado de los Estados Unidos impulsar una disminución de la población de los
países "en desarrollo", por su potencial de resistencia a los intereses de ese país, entre los cuales se
define como fundamental la preservación de sus recursos naturales para satisfacer las necesidades
futuras de los países "desarrollados", justificando estas medidas con argumentos neomalthusianos,
tales como que para la seguridad futura de Estados Unidos es necesario instalar una política
efectiva que posibilite la ampliación del Espacio Vital que les resulte necesario, hecho para el cual
Henry Kissinger ha planeado que "el crecimiento de la población pobre es una amenaza para la
seguridad y el buen orden nacional e internacional", y define que deberá solucionarse ese
"problema".
En ese mismo ano, 1974, las Naciones Unidas organizaron en Europa la Conferencia Internacional
sobre Población de Bucarest, donde los expertos de las Naciones Unidas presentaron su Plan de
Acción Mundial sobre Población, que comenzó realizando una investigación de campo en todos los
países del Tercer Mundo para la cual asignaron un fondo de 1,500 millones de dólares.
Los resultados de ese Plan se resumieron ocho años después en un Documento de Naciones Unidas
designado "ST/ESA/SER, R/53", presentado en la Conferencia Internacional de Población
realizada en Nueva Delhi, del 7 al 11 de enero de 1982, titulado: Procedimientos del Grupo de
Expertos en Fertilidad y Familia(4), donde se detalla minuciosamente un enorme repertorio de
procedimientos destinados a disminuir la natalidad de los países del Tercer Mundo, lo que ha
generado resultados verdaderamente espantosos. El Ministro de la Salud en Brasil, Alceni Guerra,
en una revista de EE.UU. -Executive Intelligence Review- afirmo que ese programa aplicado en su
país en hospitales públicos, había provocado la esterilización de alrededor de 25 millones de
mujeres, el 42,5 por ciento de las cuales tenían entre 25 y 34 años, y el 24 por ciento fueron
esterilizadas antes de cumplir los 24 anos. En el Estado de Maranhao, en la pobreza del nordeste de
Brasil, la tasa de esterilización llega al 79,8 por ciento, mientras que en el opulento Río Grande do
Sul es "solo" del 22,6 por ciento. Estos porcentajes contrastan vivamente con los de países
prósperos como Italia (1 por ciento), Gran Bretaña (8 por ciento), Bélgica (5 por ciento), y Japón (2
por ciento).
La tasa de natalidad mundial ha disminuido considerablemente a partir de la implementación de las
políticas definidas en la Conferencia de Bucarest. Entre 1970 y 1975 esta tasa mundial de natalidad
alcanzó el 33 por mil, mientras que en el quinquenio 1980-1985 bajó al 27 por mil, diferencia que
constituye el 17% de disminución del crecimiento de la población mundial entre ambos periodos.
Se estima que en el mismo decenio la tasa bruta de natalidad de los países en desarrollo ha bajado
del 39 a 31 por mil, o sea, un 19 por ciento. Esta baja se ha visto influida notablemente por el
descenso de la rasa de natalidad de China (una reducción del 46 por ciento).
La globalización económica le dará un nuevo impulso a este programa de genocidio pasivo del
Imperio.
Sus conductores buscan la supremacía absoluta de las empresas multinacionales sobre todos los
pueblos y países del mundo, y están operando para lograr la eliminación de toda organización
política democrática, sustituyéndola por parodias partidocraticas. Al mismo tiempo impulsan la
conversión de todas las culturas en engranajes de organizaciones empresarias.
Esto esta generando una pseudocultura, que no tiene sustento en territorio alguno, que no surge de
tradiciones populares de ningún lado, convertida en representaciones abstractas de un
funcionalismo sin alma o un simple instrumento esteticista de los intereses imperiales.
La economía globalizada o mejor el "globalismo", funciona así en un "Espacio Virtual" donde las
transacciones económicas funcionan vía satélite, y en lugares ignotos donde unos pocos deciden el
destino de miles de millones de personas y aun el futuro de la vida en el planeta.
En este espacio mundial virtualizado, no existen estados ni gobiernos que controlen el accionar de
estas empresas, tan omnipresentes como inasibles.
Con la creación de este "espacio económico virtual", las grandes empresa han logrado separar el
lugar de producción, el lugar de inversión, el lugar de ventas, el lugar de declaración de impuestos
y el lugar de residencia. Sus directivos viven donde les resulta mas grato, producen donde disponen
de la mano de obra es mas barata, invierten en los lugares donde las restricciones para mover sus
capitales son mas laxas, venden donde se encuentra los consumidores con mayores ingresos, y
instalan sus sedes oficiales donde las cargas impositivas son menores. El resultado: un incremento
meteórico de los beneficios, cumpliendo la ley capitalista que dice que todo rico, cuando se le
pregunta que quiere, tiene una única respuesta: "Mas".

Efectos políticos, sociales y económicos de la actual revolución


tecnológica

El desarrollo de los medios de comunicación, tal como lo previera el canadiense Marshall


McLuhan por la década del '60, ha establecido una "Aldea Global", donde las comunicaciones
mediante medios electrónicos que utilizan satélites conforman una parte cada vez mas importante
de nuestro entorno vital, tal como sucedió con la electricidad a principios de este siglo.
La incorporación masiva de las computadoras en el campo productiva ha generado una
productividad sin precedentes al sustituir a los hombres en los mecanismos de control de las
maquinas reemplazando crecientemente el trabajo humano mecánico, sea físico o mental.
Pero la aplicación de la tecnología no es ni tan genérica ni tan neutral como ella misma, pues son
hombres con propósitos y ambiciones los que orientan y controlan donde se aplica y quienes se
benefician con esa aplicación. El proceso llamado "Globalización" se refiere a la orientación que le
dan a la utilización de la tecnología los que conducen el Imperio Global.
Si se pusiera en funcionamiento otra orientación en el uso de la tecnología existente, y empleando
un mínimo de recursos financieros, se podría lograr una sociedad en la cual todas las personas
dispondrían de todo lo que necesitan para estar sanos y felices en los términos de sus propias
culturas. Pero nada esta mas lejos de las intenciones del Directorio Global, que así vería afectados
sus planes e intereses, por lo cual distorsiona los procesos evolutivos de la tecnología. Así
encontramos que la evolución de la tecnología puede general dos procesos mundiales muy
diferentes, que podemos designar como Globalización y Universalismo, siendo el primero el
distorsionado por los intereses del Directorio Global y el segundo el que depende de la inercia
"natural" de los procesos tecnológicos, cuyo representante mas espectacular es Internet.
Estos Procesos Universales son los que combinan el potencial de la tecnología con las aspiraciones
humanas de las personas sanas y normales que integran los pueblos de todo el planeta. El deseo de
movilidad es una aspiración humana, pero se contrapone con la necesidad de controlar lo que
sucede en "su lugar", ese sitio donde todos nos sentimos a salvo.
Las comunicaciones instantáneas, que permiten eliminar las distancias, y logran que cualquiera se
comunique con otro, este donde este es una aspiración profunda de la humanidad que la tecnología
logro satisfacer (en casi todas las culturas existe la idea de esta comunicación instantánea y ubicua
que muchos buscaron mediante el desarrollo de capacidades telepáticas).
Esta capacidad de comunicación instantánea puede ser aprovechada de múltiples formas por los
seres humanos, por ejemplo, ahorrando el tiempo, el dinero y la energía que requieren los traslados
cotidianos para ir a trabajar, o bien para permitir que los jóvenes puedan obtener toda la formación
profesional que necesitan sin desarraigarse de sus lugares de origen, por apartados que se
encuentren. Hoy la tecnología permite generar las mas diversas oportunidades laborales en lugares
remotos, eso puede tener importantes consecuencias con respecto a las migraciones de grandes
masas de población, impidiendo el sufrimiento que ocasiona el desarraigo y la violencia xenofobica
que suele provocar la llegada masiva de extraños a un lugar donde los recursos son escasos.
Otro potencial que genera la Nueva Tecnología es la posibilidad de integrar un sistema complejo de
producción en lugares muy distantes entre si. Esto también puede ser utilizado de dos maneras:
permitiendo desarrollos autónomos y autosuficientes en cada microrregión, o movilizando estos
recursos de un lado a otro del planeta -buscando mayor rentabilidad- sin considerar, ni por un
momento, los deterioros sociales, culturales y emocionales que esta movilidad genera.
Al mismo tiempo, esta tendencia a utilizar los recursos tecnológicos para imponer las pautas
políticas, culturales, sociales y económicas de los dueños de los dispositivos tecnológicos esta
generando una nueva "No-Cultura", una anticultura donde todos los lugares son iguales e
impersonales, meramente eficientes, como los aeropuertos, shopping centers, discotecas, locales de
comida-chatarra, hoteles internacionales y otros que se han designado como No-Lugares.
Este proceso de homogeneización cultural destinada a generar mayores beneficios a las
corporaciones multinacionales también se da en el campo de los productos vendidos gracias a
campanas publicitarias multimillonarias. Nadie necesita tomar gaseosas, o al menos gaseosas de
una marca determinada, ni manejar automóviles que destruyen nuestra atmósfera, ni mirar una
infinita cantidad de carteles que solo le son útiles a los que los colocan, pero que afean paisajes,
reclaman la mirada desprevenida de los ciudadanos, e incorporan ruidos completamente
innecesarios en medio de un proceso donde las culturas cambian tan rápido que la gente necesitaría
toda su concentración para comprender que esta sucediendo a su alrededor.
Valgan estos ejemplos para comprender como, al mismo tiempo que la tecnología abre nuevos
horizontes de libertad y felicidad para todos los seres humanos, la acción del Imperio Global los
cierra con sus amenazas de exterminio y creación artificial de escasez.

2. LA EVOLUCION POLITICA CONTINENTAL

El Continentalismo requiere nuevas formas políticas.

La Revolución Norteamericana de 1776 (trece años antes de la Revolución Francesa) estableció la


Democracia Representativa como la organización política que permitía controlar la autonomía de
las nuevas Republicas frente al Imperio Británico, idea que luego se expandió contra el Imperio
Español en el Sur de este continente. Esa organización, sirvió pata dar una intensa participación al
pueblo en todas las decisiones, ya fueran en las políticas del Congreso, ya sean judiciales mediante
la participación como jurados, ya sean económicas mediante las asociaciones civiles.
Pero todas estas intenciones pronto fueron distorsionadas por la influencia de los poderosos y
superadas por el desarrollo tecnológico. La Democracia Representativa se instalo en un momento
en que la única manera que tenia la gente de enterarse de lo que pasaba en un gobierno lejano y
lograr alguna participación en sus decisiones era enviando un delegado, un representante de sus
intereses, generalmente una persona de ese lugar, que convivía con ellos en quien confiaban lo
suficiente como para encargarle la defensa de sus opiniones e intereses ante un poder discante.
Eso sucedía hace dos siglos y era practico entonces, pero la realidad ha probado que la confianza en
los ''representantes" es constantemente defraudada porque estos son vencidos por el elaborado
sistema de corrupción imperante, y también sabemos que cualquier persona, en cualquier lugar del
planeta puede estar informada en forma instantánea sobre los asuntos de su competencia, y opinar y
decidir sobre todos ellos sin otro intermediario que un aparato electrónico. Esto abre nuevas
posibilidades a la organización y la participación política.
Hoy es posible la implementación de una Democracia Participativa, mediante la decisión popular
cotidiana en una Democracia Directa ejercida mediante medios electrónicos. El pueblo puede
defenderse a si mismo, opinar sobre lo que cree mas conveniente para sus intereses y tomar
decisiones sin necesidad de intermediario alguno.
Para esto la capacitación política se convierte en un recurso tan importante como la alfabetización
para vivir en una Democracia Real, una Democracia donde el Pueblo (Demos) tenga el Gobierno
(Cracia). Esa es una condición esencial para la defensa contra el colonialismo representado por el
Imperio Global.
En consecuencia, no puede imaginarse una organización Continentalista realmente Democrática si
no se reestructura todo el sistema organizativo, transformando los procedimientos de
"Representatividad" por procedimientos que permitan la "Participación".
El colonialismo se sustenta en la capacidad que tiene el Imperio para controlar a los que toman las
decisiones gubernamentales, sean estos supuestos "Representantes" o simplemente funcionarios
coloniales instalados directamente en el poder gracias al control que tiene el Directorio Global
sobre los partidos políticos encargados de decidir quienes serán los pseudos "representantes" y los
decisivos funcionarios no electos sino simplemente designados, como ministros, secretarios de
Estado, etc.
El principio antianarquico de hace dos siglos: "El Pueblo no gobierna ni delibera sino a través de
sus representantes", hoy es el que posibilita la instalación del Neocolonialismo. Es relativamente
sencillo sobornar, amenazar, engañar o comprometer a un reducido grupo de representantes, pero es
completamente imposible engañar, sobornar, amenazar o comprometer a todo un pueblo o a una
comunidad completa.
Ya no se trata de tener "Derecho a Votar" sino del "Derecho de Decidir", porque votar una vez cada
cuatro, cinco o seis años ante la aceleración actual de los acontecimientos ya no significa nada.
En la Nueva Sociedad del Conocimiento, el Continentalismo Antiimperialista no puede tener otra
forma política que la Democracia real, la Democracia Participativa, la Democracia Integral, la
Democracia Vital, que denominamos Ecodemocracia.
El prefijo "eco" en la palabra Ecodemocracia, se refiere a esta idea de una democracia vital. Con la
acepción actual del concepto "Eco" se busca sintetizar el nombre de una forma de gobierno que
tenga como objetivo primordial la preservación y expansión de la vida en el sentido mas vasto del
termino pues incluye tanto la expansión de la vida humana en lo que se refiere a su duración en el
tiempo y en la excelencia de vida para todos como la preservación de la vida de los otros seres con
quienes compartirnos el suelo, el agua y el aire de nuestro planeta, manteniendo la integridad del
funcionamiento de toda la biosfera terrestre(5).
La Nueva Democracia será tal en la medida que logre establecer una Sociedad de Amparo para
todos, opuesta a la Sociedad del Desamparo que instala el neoliberalismo. Todas sus instituciones
deben tener al hombre (y a su entorno viviente) como sujeto central, donde la actividad productiva,
la actividad económica y la actividad política son meros instrumentos para aumentar su capacidad
para estar sanos y felices.
El concepto de Ecodemocracia también se refiere a una democracia integral, que abarca las ideas
de totalidad, integridad e integración.
* La democracia totalizadora alude a su capacidad para abarcar todos los aspectos de la sociedad,
no solamente aquellos que supuestamente son "responsabilidad del Gobierno".
* La democracia integral se refiere también al manejo de una cotidianeidad política. Es una
cotidianeidad donde los intereses personales se encuentren conscientemente imbricados con los de
la comunidad, Así, atender los asuntos públicos, no puede ser otra cosa que atender una parte de los
propios asuntos.
Una democracia integral, es una democracia decente, justa y honorable. Es aquella que considera
a sus miembros como una parte irremplazable de su comunidad. Lo que le sucede a un miembro, de
alguna manera afecta a toda la comunidad. Todos deben sentirse co-responsables de lo que les pasa
a sus conciudadanos.
* Una democracia Integra es una organización completamente congruente con las necesidades de
todas las personas que la integran. En otras palabras comunidad democrática integra es "lo mismo"
que las personas que la componen, y todas sus partes funcionan en la misma frecuencia, libre de
dobles mensajes, de hipocresía, y mentiras esquilmadoras.
* Y una democracia integrada es aquella en la cual realmente gobiernan los ciudadanos de manera
directa, a diferencia de la democracia representativa (en la que se supone que gobiernan "a través"
de sus representantes). La democracia directa actual es totalmente factible dadas las capacidades
de movimiento y recepción de la información: cualquier persona, en cualquier momento puede
opinar sobre cualquier asunto que le competa. Cada impuesto, cada servicio, cada acto de gobierno
o administración que modifique lo existente puede ser consultado mediante medios electrónicos y
las decisiones que quedan así registradas tienen que respetar las opiniones de los consultados.
* Para lograr una democracia participativa, es necesario que los intereses personales coincidan con
los de la comunidad. Y para que sea así debemos instalarnos en la realidad de los problemas
comunitarios desde la infancia. De esta manera puede lograrse que cada ciudadano participe en los
asuntos públicos con la misma pasión que siente por su equipo deportivo favorito y el mismo
interés que presta a una empresa de la que es socio.
La condición para que esto suceda es que cada persona asuma una parte real de poder dentro de su
comunidad, y también su correlato de responsabilidad. Esto requiere dividir el poder (ahora
concentrado en los gobiernos nacionales), en pequenas comunidades autónomas. Estas tienen que
ser controladas por ciudadanos entrenados desde la infancia en el manejo de los bienes comunes.
Este entrenamiento en el ejercicio cotidiano del poder de decisión político (o sea en los asuntos que
competen a alguien mas que a uno mismo), pata poder llegar a rodos los ciudadanos, debe
practicarse en el ámbito donde desarrolla su vida, que en una Sociedad de Amparo es su
Comunidad.

Comunidad y EcoDemocracia

Usamos él termino "comunidad" para referirnos a una forma particular de organización humana.
Esta constituida por un grupo de personas que tienen valores comunes, comparten un lugar
geográfico definido y sostienen una organización que opera un conjunto de reglas para cl
funcionamiento del grupo.
Para este grupo es fundamental el sentimiento de pertenencia voluntaria. Una pertenencia elegida
por libre albedrío y no como una fatalidad. El sentimiento de pertenencia voluntaria a una
comunidad puede comprenderse comparándolo con el que muchas personas sienten cuando
adhieren emocionalmente a una empresa o institución. Para los que no han tenido oportunidad de
vivirlo, pues hacerse una idea si se imaginan un sentimiento que es menos intenso que la
pertenencia a una familia y mas intenso que la adhesión a un equipo deportivo, porque se trata de
algo mucho mas fuerte, mas hondo y mas cabal porque los lazos de solidaridad dentro de una
comunidad abarcan intereses complejos e importantes para todos.
Una comunidad realmente Integrada asegura tanto la existencia económica como la existencia
social. Y, si funciona adecuadamente, impulsa a cada uno de sus miembros hacia la autorealización
personal. Atender los asuntos comunes de una comunidad nos lleva hacia una solidaridad
emocional como la que sienten los camaradas durante las luchas armadas, los militantes en la
pugna política o los fieles devotos de una misma religión.
Por ese motivo el contacto personal entre funcionarios y ciudadanos es esencial para el
funcionamiento de la democracia. Así se incrementa la responsabilidad de las personas con poder.
Cuando estas deben tomar decisiones que afectan a la vida de los otros, tienen que tomar en cuenta
la inevitable la relación "cara a cara" que ocurrirá como consecuencia de esas decisiones.

3. LAS UNIONES CONTINENTALES

Ante la evolución de la estructura productiva, aparecen dos horizontes posibles para el futuro
posindustrial:
* 1. El autoritarismo corporativo, que se presenta ahora como la concentración de las decisiones en
un sistema formado por grandes corporaciones conducidas por una elite burocrática, basada en
objetivos puramente económicos.
Esta opción dejaría a toda la sociedad en manos de un pequeño grupo de personas, con destreza
para moverse ante los cambios de humor de los ciudadanos, ahora devenidos en meros
consumidores. La población quedaría sin ningún mecanismo de control político y a merced de un
sistema cada vez mas depurado de manipulación de las ideas, opiniones, deseos y metas de la
gente, cuyo objetivo final es solo agrandar el patrimonio de las corporaciones, con total
indiferencia ante las desventuras sociales, la salud y la felicidad de las personas.
Cuando este control queda en manos de las fuerzas genocidas que actualmente controlan el Imperio
Global, el destino de los pueblos no puede ser otro que su desgracia, cuando no su muerte.
* 2. La profundización de los mecanismos democráticos es otra alternativa. Esto significa que las
personas tomaran en sus manos su futuro. Así, la política ocupara de nuevo el centro de la escena
en la vida social.

Pero esto no es posible con las estructuras políticas tradicionales, ya que estas no tienen el
consenso social, la capacitación, ni la organización necesaria para conseguir y conservar este lugar.
A esto debe agregarse que los procesos de Globalización, con el meteórico crecimiento del poder
del Imperio Angloamericano, han convertido a la mayor parte de las naciones en organizaciones sin
ningún poder efectivo, donde la soberanía política, la independencia económica, la justicia social,
la cultura nacional y la protección ambiental son aspiraciones imposibles... a menos que los países
logren unirse en entidades mayor es, equivalentes a continentes o constituyan macroestados como
China o India.
Tenemos el ejemplo de Europa Continental. Pocos años después de terminada la Segunda Guerra
Mundial, los políticos de Francia y Alemania comprendieron que la alianza ideológica y estratégica
entre Estados Unidos y el Imperio Británico desde el oeste y el poder militar de la Unión Soviética
desde el este, los convertirían en el jamón del sándwich, por lo cual decidieron crear la Comunidad
del Carbón y del Acero, avanzaron hasta constituir un Mercado Común que derivo en la Unión
Europea, con moneda y pasaporte único, un parlamento en el cual se encuentran representados
todos los países y un gobierno que no parece representar a nadie.
El Continentalismo Europeo se consolido hacia lo que constituyo siempre su interés fundamental:
la economía. El objetivo de un mayor confort y una mayor acumulación de riqueza se convirtieron
en el horizonte final de un continente otrora orgulloso, que durante medio milenio intento imponer
su cultura y sus reglas de juego a todos los pueblos del planeta.
Pero esta Unión Económica engendraba a sus propios enemigos. Sin poderse consolidar como un
superestado, sus hijos predilectos, las grandes empresas desvinculadas de sus orígenes nacionales
vieron la oportunidad de eludir sus responsabilidades sociales para incrementar sus ganancias.
Políticamente, las grandes corporaciones multinacionales buscan evitar toda tutela de los Estados
Nacionales y con mas razón están dispuestas a sabotear a un Estado Multinacional, que tendría
mucho mas poder.
Por otra parre, en la mas pura tradición feudal, los políticos de cada país no piensan ceder mas
poder que el imprescindible necesario para mantenerse dentro de un sistema que Ies brinda una
cierta protección de la agresión externa, por lo cual, la idea de un Estado Europeo tampoco cuenta
con el apoyo decidido de la clase política de los países que la integran.
Los pueblos de esta Europa Unida son los convidados de piedra del proceso. Al casi nulo poder que
tenían dentro de sus democracias penetradas por todos los rincones por las estructuras del Imperio
Angloamericano, que Ie impusieron modos de vida ajenos, desbarataron sus sistemas culturales
(por ejemplo, el cine, la televisión y la música europea son insignificantes al lado de los gigantes de
habla inglesa) y los obligan a acompañarlos en aventuras siniestras como las emprendidas contra
Irak y Yugoslavia. Se suma el creciente poder de una burocracia casi secreta instalada en Bruselas,
que concede todo a las multinacionales en desmedro de las condiciones de vida de los pueblos
europeos.
Es así como la Unión Europea, creada en base a parámetros económicos y decisiones políticas de
superestructura tiene una base de sustentación frágil como nuevo superestado. Su existencia se basa
en el voluntarismo al no contar con la decidida adhesión de nadie: ni de las Grandes Corporaciones,
ni de los partidos políticos nacionales, ni de sus pobladores crecientemente desmovilizados y
despojados de toda capacidad de lucha y decisión en los asuntos públicos.
O sea que la Unión Continental, basada en la Unión Económica, en el marco del actual proceso de
“Globalización", no tiene una fortaleza consistente.
Y esta fortaleza se debilitara aun mas con el nuevo embate británico contra el bienestar de los
europeos (y de su propio pueblo) que ataca mediante la nueva versión del neoliberalismo llamada
"Tercera Vía", que tiene entre sus propósitos principales liquidar los sistemas de jubilaciones
estatales para que las multinacionales financieras se apoderen de sus fondos, privatizar los servicios
públicos (que se encarecerán inmediatamente para aumentar los beneficios de las oligarquías
concesionarias), apoderarse de los medios masivos de comunicación y obtener el control del
movimiento financiero y monetario.
Ante estos avances de un Imperio ubicuo, transestatal y suficientemente hábil como para crear
problemas para los cuales parecen ser los únicos que tienen solución, la Unión Europea no tiene
grandes anticuerpos, porque no existe una tradición política solidaria capaz de concitar la unidad de
países que han competido entre si durante milenios y que, solo en el ultimo siglo, se han masacrado
mutuamente dos veces.
Mas allá de las necesidades económicas, son muy pocas las variables que podrían impulsarlos hacia
una unidad: idiomas distintos, tradiciones políticas diferentes, horizontes culturales diversos y
muchas cuentas pendientes a través de la historia, dejan a la economía como único nexo
consistente.
La situación sudamericana es muy distinta. El nexo mas débil entre sus países es el nexo
económico. La tibia unión aduanera con que congelaron al Mercosur ha sentido fundamentalmente
para que las multinacionales racionalizaran su sistema productivo y se apoderaran de las empresas
argentinas y brasileñas, obteniendo fabulosas ganancias al mismo tiempo que sumían a sus pueblos
en la miseria y generaron una desocupación forzosa y al parecer, irremediable.
Este fracaso económico permite aseverar que los puntos fuertes de la Unión Sudamericana son
otros.
Existe una histórica propuesta de unidad que manifestaron todos los próceres que lucharon
duramente para liberar a sus países de los invasores europeos.
No existen grandes deudas históricas pendientes, ni cuestiones de limites importantes, y por sobre
todo este enorme continente tiene solo dos idiomas, ambos del mismo origen y muy similares,
además de culturas muy parecidas que tienen la característica extraordinaria de haberse
amalgamado entre si a lo largo y a lo ancho de todo el continente.
Esta amalgama, que durante medio milenio fusionó culturas y genes indígenas, europeos y
africanos han dado origen a una nueva cultura sudamericana y también a una nueva etnia
sudamericana. Después de medio milenio de mezcla ya no quedan aquí ni indígenas puros, ni
europeos puros, ni africanos puros, todos somos variantes de sudamericanos que tienen partes de
todos ellos, sea en la sangre como en los sistemas de valores, en nuestra manera de apreciar la
realidad y de compartir otras expresiones en las cuales se manifiesta la multifacetica identidad
sudamericana. Nuestros pueblos han probado que pueden integrarse con un mínimo de
conflictividad. En esto los criollos iberoamericanos se diferencian netamente de los americanos de
origen anglosajón, que tomaron la segregación como forma de vida, organizándose para convivir
sin integrarse, porque las reglas sociales y culturales las siguen imponiendo en su totalidad los
miembros de la cultura WASP(6).
Estos factores hacen que en Sudamérica la Unión Económica sea secundaria, porque se puede
lograr la Unión Política, la Unión Cultural y la Unión Social mucho mas fácilmente que la Unión
Económica.
Los países arabes, por su parte, tienen un nexo común mucho mas fuerte que la economía: el Islam,
que para estos pueblos tiene mucha mayor importancia que la Economía. La Ley Moral esta por
encima de cualquier conveniencia económica. Si los pueblos arabes logran superar sus ancestrales
diferencias religiosas, su unión continental puede constituir una verdadera barrera a los avances del
Imperio Global, sobre todo si establecen una alianza con una eventual Unión Sudamericana y con
los mega estados de China y de India.
China con su enorme población, su multimilenaria cultura y su actual proceso de industrialización
constituye un continente en si mismo. Pero su poder, si bien es creciente, no alcanza para competir
de igual a igual con el Imperio Global, porque no tiene los recursos de este en el campo de la
Guerra Psicológica, de la Guerra Política, de la Guerra Económica y de la Guerra Física.
En el peligro de una confrontación nuclear entre India y Pakistán, que acumulan entre ambos una
población de mas de 1.000 millones de habitantes, si bien no se ve la mano del Imperio, podemos
reconocer su estilo de general conflictos para debilitar a sus potenciales adversarios o convertirlos
en posibles presas. Si ambos países fueran capaces de retomar la política de armonía religiosa que
tanto predicara el Mahatma Gandhi, el continente Indico seria otro poderoso candidato, a integrar
una nueva Organización de Continentes Unidos, que sustituya a la Organización de las Naciones
Unidas actual órgano diplomático del Imperio Global, con su siniestro Fondo Monetario
Internacional y su bandera prestada constantemente a las tropas de asalto anglonorteamericanas.
El intento continentalista de la Unión Soviética basado, en la dominación política y militar de sus
países linderos, jamas logro la plena adhesión de los pueblos que los habitan. Además la
organización burocrática de un Estado macrocefalico ha terminado en un estado de descomposición
política, económica y social en la Federación Rusa. La imprevisible evolución de ese régimen hace
imposible imaginar que rumbo puede tomar en un futuro próximo, sobre todo porque el Imperio
Global sigue manteniendo una presión constante para arruinar a ese enorme país.
La maniobra disolvente que hemos podido ver al final del siglo XX en Indonesia, primero con sus
maniobras políticas en Timor Oriental y luego con el inventado enfrentamiento entre cristianos y
musulmanes que convivieron en paz durante siglos, es el programa que esta desarrollando el
Imperio Global para impedir que crezca un proyecto continentalista en el Ecuador Asiático, que
cuenta con la tradición tercermundista heredada de Sukarno. Una organización anticolonialista de
ese país -que tendrá 250 millones de habitantes en el ano 2015- debilitaría la influencia imperial
anglonorteamericana en la región, actualmente asentada en Filipinas y en los grandes países
miembros del Commowealth de la zona: Australia y Nueva Zelanda.
Una dominación prendida con alfileres porque en esa misma zona se encuentra Japón, la segunda
potencia económica del mundo, con un Producto Bruto Interno apenas inferior al de Estados
Unidos, un poderoso país y que ha sido humillado y relegado a un lugar irrelevante en la política
mundial después de la Segunda Guerra Mundial, pero que en la derroca ha demostrado que puede
resistir con eficacia los embates de la Globalización anglosajona, tanto en lo económico como en lo
cultural.
Si todas estas fuerzas ahora dispersas se organizaran, generando una "Ola Continentalista" que se
oponga a la Ola Globalizadora, el Imperio Global se encontraría en dificultades y la humanidad
estaría mas cerca de su liberación de la esclavitud, el miedo y la muerte prematura con que este la
amenaza.
Este panorama, muy diferente del que difunde el aparato de Guerra Psicológica del Imperio, abre
extraordinarias posibilidades de cooperación solidaria, permite imaginar un "Mundo de Amparo",
tanto para la humanidad como para nuestro Planeta Viviente, totalmente opuesto al mundo de
desamparo, codicia y temor a la escasez que intenta instalar el Imperio Global.
Y esto es muy posible, porque la influencia moral del Imperio Global es nula, y mientras la
reacción contra sus iniquidades crece (subterraneamente, pero sin pausa), su poder se mantiene
solamente distribuyendo constantes amenazas y sórdidas prebendas, que pueden disfrutarse, pero
sin enorgullecerse de ellas, porque cada colaborador del Imperio sabe que es un delincuente
publico y un traidor a su patria y a su pueblo.
La humanidad ha pasado una etapa de estupefacción ante el meteórico crecimiento de los nuevos
medios y recursos que ha generado la tecnología, en este periodo inicial. Solamente los miembros
del Imperio comprendían cabalmente que podía hacerse con ellos. Pero esa etapa ya ha concluido.
Ahora, todo el mundo esta asimilando las nuevas tecnologías y encontrando maneras de utilizarlas
para incrementar el progreso de pueblos y naciones aunque el Imperio Global siga incrementando
su poder.

Un Nuevo Gobierno con Nuevos Principios

La Unión Sudamericana puede convertirse fácilmente en un solo país.


Depende, ante todo de que maduren algunas circunstancias históricas y de que en cada uno de los
países aparezcan las personas capaces de conducir al pueblo para que se libren de los oligarcas, los
mediocres y los vendepatrias que tienen actualmente el poder.
La gobernabilidad de la Unión Sudamericana, convertida en un solo superestado es perfectamente
factible, China con 1.200 millones de habitantes tiene un gobierno que funciona, la India también y
tiene 950 millones de habitantes, mientras Sudamérica apenas supera los 300 millones de
habitantes, algo mas que Estados Unidos de Norteamérica.
Por otra parte, comparándola a Sudamérica con otros bloques politico-economicos, Sudamérica es
la quinta potencia económica mundial, después de Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y el
Commonwealth, y el territorio menos densamente poblado de todos ellos.
Esta unión de los países sudamericanos es la única alternativa para oponerse al programa genocida
del imperio, en consecuencia, no puede imaginarse que pueda sostenerse –ni lograrse- si lo único
que se hace es amplificar a todo el Continente los actuales sistemas políticos profundamente
penetrados por los agentes imperiales.
Un sistema político continental solo puede lograrse si consigue una organización capaz de resistir
los embates de los grandes intereses del Imperio Angloamericano, es decir una organización
política completamente diferente de la que instaura tanto el neoliberalismo como la
socialdemocracia, ambos ahora completamente de acuerdo en dejar que sus pueblos se
empobrezcan y mueran de hambre, que sus estados se debiliten cada vez mas mientras las empresas
multinacionales copan todos los principales resortes económicos de sus países y se enriquecen mas
que nunca.
Un gobierno continental no puede reproducir Ios vicios de la actual Democracia Representativa, en
la cual los políticos se representan a ellos mismos, y Ios principales resortes del poder son
desempeñados por funcionarios que nadie eligió.
Un continentalismo basado en el apoyo y el fervor popular para consolidar su unidad debe dar
respuestas generosas a quienes lo consiguieron, es por eso que para instalar un Estado Continental
persistente es necesario restaurar el gobierno del pueblo.
Un gobierno que sea tan eficiente como generoso, capaz de organizar una sociedad que asegure la
supervivencia de todos sus ciudadanos, abra las posibilidades de crecimiento y expresión personal
a todos por igual y garantice que todos y cada uno de sus ciudadanos participen en todas las
decisiones políticas que afecten sus vidas, sus patrimonios o su futuro.
Al mismo tiempo que distribuya el poder hacia abajo, lo cual es imprescindible para mantener una
organización política estable en un territorio tan vasto, con una población de necesidades y
aspiraciones muy heterogéneas.
A diferencia del Continente Europeo -que dispone de toda la infraestructura que necesita, y que
tiene una población estabilizada- Sudamérica se encuentra en una situación en la que todo esta por
hacerse, todo debe construirse o reconstruirse. En este contexto, que exista un solo hombre o mujer
sin trabajo, y que en un continente pletórico de riquezas naturales, humanas y culturales, existan
comunidades enteras en la mas cruel de las pobrezas, solo puede obedecer a una política perversa y
destructiva.
Esto sucede porque la organización económica se sustrae constantemente al control democrático, la
población no puede opinar sobre lo que se hace con los recursos comunes porque Ios grupos
económicos dominantes tienen métodos destinados a mantener una sistemica corrupción en la
estructura gubernamental que maneja los recursos de todo el pueblo.
Por lo tanto es imposible construir una Sociedad Democrática Continental sin disponer de una
organización de la información que asegure la transparencia económica, o sea que todas las
actividades económicas puedan ser escudriñadas por todos aquellos que quieran hacerlo, para
asegurar el principio democrático de que "dentro de la ley; todo, fuera de la ley: nada". La
tecnología existente permite instalar estos sistemas inmediatamente, con solo una decisión política
que integre a una red publica de información todos los recursos de las redes privadas actualmente
existentes.
Este sistema impediría la evasión, pondría en evidencia las maniobras de evasión impositiva,
eliminaría automáticamente el comercio ilegal (en negro) porque su detección sería automática,
obstaculizaría practicas mafiosas tales como el lavado de dinero, el uso del soborno, la
especulación con divisas, el ocultamiento del patrimonio y de sus orígenes.
Por otra parte, el sistema de justicia, se encuentra actualmente en proceso de decadencia acelerada,
tanto por su sumisión a los poderosos (lo que hace de la justicia una burla), como por su morosa
ineficiencia y su capacidad para torcer lo que el buen sentido y la decencia indican. Una Justicia
que es solo un procedimiento y no una manera de mejorar la moral pública y el comportamiento
ético de la sociedad es una justicia degradada y debe ser reformulada de manera que vuelva a
recuperar su sentido originario: reparar las injusticias sin cometer otras mayores, restablecer la
armonía social y restaurar lo que haya sido dañado.
Esta nueva justicia, debería integrar en un nuevo corpus de ideas la practicidad del derecho romano
con la sabiduría de la justicia indígena, que considera verdadero aquello que produce felicidad y
falso aquello que genera acontecimientos infaustos. Esta nueva justicia, puede llamarse Justicia
Reparadora.
Por otra parte, en la nueva Sociedad del Conocimiento tienen mayores posibilidades de éxito social
aquellos que tienen acceso al saber, y una sociedad verdaderamente democrática es aquella que da
la oportunidad de acceder al conocimiento a todos sus miembros, de acuerdo con sus capacidades e
intereses. No alcanza con dar instrucción primaria y secundaria gratuita y obligatoria, es necesario
asegurar que todas las personas tengan acceso a la Educación Permanente, en una garantía
democrática fundamental que podemos llamar Democratización del Saber.
Si se respetan estos principios, irán surgiendo con el desarrollo de Ios acontecimientos Ios nombres
y formatos de las nuevas instituciones, capaces de dar respuestas a estos problemas
multidimensionales.
Los aspectos territoriales de la organización política en un vasto territorio como Sudamérica,
tendrán requerimientos diferentes a medida que se amplía su área de influencia. La célula básica de
organización política, económica y social, no puede ser otra que la Comunidad, donde cada
ciudadano puede encontrar su identidad colectiva y conservar sus raíces. Varias Comunidades
pueden integrarse en Municipios, estos conformar Ciudades, las ciudades integrarse en Comarcas,
estas en Regiones, las Regiones pueden constituir las grandes unidades de la política Continental y
conservar algunas identidades de Ios Países que las contienen. El Gobierno Continental debería ser
elegido en forma directa por todos Ios habitantes del Continente.
Los aspectos funcionales de la organización continental, que compreden la distribución del trabajo,
la producción, el conocimiento y las actividades culturales en general, forman una segunda trama
superpuesta a la trama territorial, en la cual también es necesario asegurar la participación
democrática de todos sus miembros.
Y por ultimo, Ios aspectos políticos, que estructuran el poder de decisión del Estado Continental,
debe ser organizado en base a regiones equivalentes y a movimientos políticos de cada una de ellas,
que representen a Ios distintos intereses y grupos de opinión en base a Ios cuales se deben conducir
las estructuras de Defensa, las organizaciones encargadas del manejo macroeconómico, de los
aspectos que hacen a la Política Exterior Continental, y del desarrollo de la infraestructura para
integrar el Continente.
4. COMPARACION ENTRE LAS PROPUESTAS DEL
CONTINENTALISMO Y LAS DE LA GLOBALIZACION
Lo que sigue es una comparación sistemática entre las propuestas de la ideología de la
Globalización (o sea, el programa del Nuevo Orden Mundial anunciado en su momento por el
Presidente Bush después que EE.UU. asimilo el significado político de la caída del Imperio
Soviético) y un posible Programa para desarrollar un modelo de "Continentalismo Democrático",
como respuesta al neocolonialismo global.

A) Contraste entre las Políticas Internas


Los objetivos del Imperio Global y Ios de la Democracia difieren completamente. Cuando Ios
Estados nacionales son copados por Ios agentes imperiales se impulsan cambios en las
organizaciones y en la legislación para favorecer al capital concentrado.

• Garantías del poder entre los tres Sectores: Estado, empresas y Sociedad Civil:
El manejo por parte del Estado de Ios sistemas de producción y distribución de servicios ha
demostrado que genera burocracia, ineficiencia, y corrupción, pero solamente Ios Estados tienen la
capacidad de financiamiento necesaria para Ios emprendimientos de industrias de base e instalación
de infraestructura. Cuando estas actividades se ceden a empresas extranjeras se cede también la
Soberanía Nacional y, por supuesto, Continental. La solución estriba en entregar el control de Ios
servicios públicos a las comunidades que Ios utilizan.
La Globalización propone: Predominio de las Empresas (especialmente las grandes
multinacionales), desaparición del Estado y sumisión de la Sociedad Civil.
El Continentalismo requiere: predominio de la sociedad civil, inversiones a cargo del Estado y
control férreo de las empresas para impedir la fuga de capitales y la evasión fiscal.

• Garantías establecidas mediante la Ley y el Orden:


El Directorio Global tiene enormes influencias en Ios parlamentos, controla los estrados judiciales
y manipula Ios poderes de Ios Estados para que sus empresas obtengan mayores beneficios.
La Globalización propone: Garantías para los grandes capitales.
EI Continentalismo requiere garantías para la ciudadanía, la imposición del bien común como eje
de toda política y el castigo inmisericorde a los funcionarios corruptos.

• Modalidad de la influencia política:


Las decisiones políticas muy rara vez son hechos químicamente puros, surgidos de la doctrina, de
la conciencia de los Iegisladores o de las necesidades de la Nación. Siempre son el resultado de un
juego de presiones e intereses que operan a lo largo de todo el sistema político, influyendo tanto a
Iegisladores como a miembros del gobierno y del Poder Judicial, en todos los niveles de
organización: municipal, provincial, nacional y en los organismos internacionales.
La Globalización organiza su influencia en base a políticos-comisionistas actuando mediante
lobbies empresarios.
El Continentalismo requiere que las medidas políticas se basen en las propuestas de las
instituciones de la Sociedad Civil, refrendadas mediante permanentes consultas populares.

• Organización de los Servicios Públicos:


Los Servicios Públicos son un bien común de toda la población que los paga y al mismo tiempo un
recurso estratégico de los estados.
La Globalización los organiza para incrementar los beneficios de las empresas multinacionales y
mantener una amenaza estratégica sobre los países invadidos económicamente.
El Continentalismo debe estructurar los servicios públicos para mejorar la calidad de vida de todos
los ciudadanos y asegurar el control de los recursos estratégicos de la Patria Grande Sudamericana.

• Actividad del Estado destinada a generar equidad:


La falta de equidad genera una Sociedad del Odio y la Violencia don-de los excluidos atacan a los
incluidos y los que se encuentran dentro del sistema de mercado que agoniza se defienden de los
que buscan un lugar en una cultura de supervivencia.
La Globalización destruye la equidad social.
El Continentalismo solo puede construirse en una sociedad equitativa.

• Actitud ante la corrupción:


La corrupción es un instrumento político central del Imperio Global, es el recurso utilizado para
que la clase política de un país entregue el patrimonio del Estado a las empresas multinacionales y
desarme todos los mecanismos de control y de protección de los derechos ciudadanos.
El Directorio Global propone solo el castigo a corruptos en desgracia para mantener la ficción de
la "igualdad ante la Ley".
El Continentalismo requiere establecer castigos mas severos para los corruptores que para los
corruptos, eliminando toda posibilidad de reincidencia para ambos.

B) Diferencias en Política Internacional


• Visión política Continental en Sudamérica:
La Globalización trata de imponer la idea de un laxo Bloque Latinoamericano con decenas de
pequeñas naciones y la constitución de la Unión Panamericana con Estados Unidos como factor
determinante.
El Continentalismo considera prioritaria la Unión Sudamericana de sus diez naciones
independientes unidas por fuertes lazos históricos.

• Agrupamientos Económicos Continentales:


La Globalización propone A.L.C.A / NAFTA, convirtiendo a todo el continente en un territorio de
"maquiladoras" para las multinacionales.
El Mercosur debe integrarse con el Pacto Andino para servir a las PyMEs sudamericanas, no a las
multinacionales.

• Objetivos del crecimiento económico:


El Directorio Global organiza el crecimiento económico para maximizar las ganancias de los
sistemas financieros y las multinacionales, destruyendo cualquier emprendimiento que amenace la
superioridad estratégica del Imperio.
El Continentalismo requiere crecimiento económico para incrementar la calidad de vida de sus
pueblos y preservar la soberanía de sus naciones.

• Creación de puestos de trabajo:


La Globalización suprime puestos de trabajo o los hace intercambiables en cualquier país del
mundo para aumentar beneficios.
Una Nación Continental solo se fortalecerá si es capaz de generar trabajo en todas las regiones que
la integran.

C) Política Económica
• Endeudamiento:
Los grupos financieros buscan implantar una Deuda Externa Sistemica que mantengan a los
estados en perpetua sumisión.
Cualquiera de nuestras naciones puede generar recursos propios sin necesitar en absoluto el
financiamiento externo. El endeudamiento externo no es una cuestión económica sino política. Un
Consorcio Sudamericano de Deudores debe concentrar las deudas externas de todos los países,
requerir sus orígenes y establecer una política de eliminación total de las mismas. Una Reserva
Monetaria Sudamericana puede actuar como compensador financiero para todos los países del
continente.

• Resortes principales de la Economía:


La "Apertura Económica" es una estrategia del Directorio Global para que las empresas
multinacionales controlen políticamente a todos los países del mundo.
El Continentalismo requiere que la totalidad de Ios resortes económicos permanezca en manos de
instituciones sudamericanas (comunitarias, estatales y privadas, en ese orden de prioridades).

• Criterio endeudamiento (especialmente Externo):


La Globalización busca un endeudamiento creciente de los pueblos y naciones, en especial las del
Tercer Mundo.
EI Continentalismo será un poder real cuando elimine las deudas externas.

• Divisas de referencia:
La Globalización impone el dólar, que es emitido por una empresa privada, la Reserva Federal de
los Estados Unidos. El dólar estadounidense sobrevaluado al incrementar su emisión anual en mas
del 12% por sobre el crecimiento del PBI de Estados Unidos.
Las Uniones Continentales requieren una moneda propia que funcione en condiciones de igualdad
con las otras divisas y refleje su potencial económico real.

• Intercambio Comercial:
La apertura comercial mundial, promocionada por la OMC como panacea del crecimiento
económico es solo un mito destinado a incrementar las exportaciones de productos con altos
componentes tecnológicos de los países industrializados, tal como puede verificarse en la siguiente
tabla.

Evolución del intercambio comercial mundial comparando porcentajes de las importaciones


mas las exportaciones comparadas con el PBI

PAISES / AÑOS % PBI 1913 % PBI 1993 Diferencia


Japón 31,4 14,4 - 17 %
Holanda 103,6 84,5 - 19,1 %
Reino Unido 44,7 40,5 - 4,2 %
Francia 35,4 32,4 -3%
Alemania 35,1 38,3 + 3,2 %
Estados Unidos 11,2 16,8 + 5,6 %

El Imperio propone la máxima apertura económica y el incremento de la "producción para


exportar".
El crecimiento independiente requiere el desarrollo del mercado interno, sustituyendo en todo lo
posible las importaciones, mientras que se les debe comprar a los que nos compran en forma
equivalente.
• Movimiento de capitales:
Un grupo de aproximadamente cien megaoperadores controla el movimiento especulativo de
divisas, bonos, acciones y otros valores que se mueven en forma instantánea y sin ningún control
por todo el planeta, destruyendo monedas y economías completas debido a la descomunal masa de
aproximadamente 3 billones de delates diarios.
La Globalización mueve los capitales con carácter especulativo, a menos que los países le brinden
garantías que los pongan a salvo de todo riesgo.
El Continentalismo debe instalar mecanismos que impidan este movimiento internacional
incontrolado, estableciendo un férreo control de cambios, gravando impositivamente a los capitales
especulativos, y teniendo una moneda diferente para el mercado interno y otra convertible en
divisas que solo opere en un circuito financiero controlado estrictamente por los estados. Tan solo
se deben admitir inversiones extranjeras "de riesgo", o sea sin ninguna garantía adicional a las que
surgen de cada emprendimiento y unicamente en el caso de que estas inversiones sean útiles para
desarrollar nuevas fuentes creadoras de riqueza, permitiendo exclusivamente la exportación de
beneficios obtenidos localmente hasta completar las inversiones efectivamente realizadas y
mientras el control de las empresas quede en manos de empresarios locales.

• Prestamos al consumo:
Así como las deudas sirven para controlar la conducta internacional de los países, las deudas de las
personas sirven para que las empresas controlen la conducta de la gente porque las deudas
consumen el futuro del deudor y construyen el futuro del acreedor,
La Globalización incrementa constantemente las deudas par consumo.
El Continentalismo Democrático debe fomentar el ahorro y desalentar los créditos para consumir,
para que cada persona y cada institución sea libre para hacer lo que quiera con su futuro.

• Prestamos para la producción:


El Directorio Global encarece el financiamiento de las empresas de los países invadidos para
hacerlas poco rentables. De esta manera disminuye su valor e impulsa a los propietarios a
desprenderse de ellas poco a poco, recibiendo dinero a cambio de partes de su propiedad, hasta
obtener su control.
El Directorio Global solo brinda financiamiento efectivo a las grandes empresas o a las filiales de
las multinacionales y busca dominar o absorber a la competencia local mediante la asfixia
financiera.
El modelo Continentalista debe organizar un sistema financiero destinado fundamentalmente a
generar un desarrollo económico equilibrado y aumentar el bienestar entre la población, prestando
dinero sin interés y eliminando cualquier forma de usura institucionalizada.

• Transparencia económica:
En una situación de total transparencia económica es imposible la corrupción de funcionarios, los
negocios ilícitos, los negociados con el patrimonio publico, la evasión fiscal, el contrabando, las
propiedades ocultas, las sociedades fantasmas y los miles de otros recovecos que usan los
codiciosos para evadir sus obligaciones con el resto de la sociedad.
El Directorio Global requiere un mínimo control para las grandes empresas, que hacen de la
evasión impositiva una practica cotidiana y "el cobro de los impuestos a los locales para pagar la
deuda externa".
Un sistema Democrático no solo requiere el máximo control para las grandes empresas, sino un
sistema impositivo que iguale las posibilidades competitivas de las PyMEs con las grandes, pues
las PyMEs son las mayores generadoras de fuentes de trabajo e impulsoras del crecimiento de las
clases medias.

• Gasto Público:
La siguiente tabla comparativa verifica las afirmaciones de Atilio Borón, en su trabajo
"Pensamiento único y resignación política: los limites de una falsa coartada" donde dice: "Una
rápida inspección de los datos comparativos sobre el gasto publico revela el carácter mitológico de
otra de las supuestas consecuencias de la globalización: Que como consecuencia de esta ultima,
para sobrevivir en el competitivo escenario internacional se habría vuelto necesario “achicar el
Estado y reducir el gasto público."

Gasto Público en Porcentaje del Producto Bruto Interno,


a precios de mercado entre 1970 y 1995

% PBI 1970 % PBI 1980 % PBI 1990 % PBI 1995 Diferencia


1970-1995
Austria 39.2 48.8 49.3 52.7 +13.5
Francia 38.9 46.6 50.5 54.1 +15.2
Alemania 35.8 48.0 45.3 49.1 +13.3
Italia 34.2 41.9 53.2 53.5 +19.3
Japón 19.4 32.6 32.3 34.9 +15.5
Suecia 43.7 61.2 60.7 69.4 +25.7
Reino Unido 37.3 43.2 40.3 42.5 +5.2
EE.UU. 31.6 33.7 36.7 36.1 +4.5

"Entre 1980 y 1996 (época en que se lanzaron los planes de ajuste y austeridad) el gasto publico de
las 14 naciones mas avanzadas de la OCDE subió del 43,3% del PBI al 47,1%.”(7)
La Globalización postula la disminución del Gasto Público porque busca debilitar a los estados
para sustituirlos por el control de empresas sobre cuyas autoridades los pueblos no tienen control
alguno.
El Continentalismo debe incrementar el gasto público hasta la mitad del PBI, destinándolo en su
90% a financiar inversiones creadoras de riqueza a mediano y largo plazo. La otra mitad del PBI
debe estar en manos de los trabajadores.

• Carga Impositiva:
"El FMI calculo que en EE.UU. los impuestos a la renta y a las ganancias representan el 58% y los
impuestos al consumo el 4%. En Argentina es al revés: 18% y 54%. En IVA bruto se recaudan
22.000 millones de pesos, y en Bienes Personales solo 650. No puede ser. Si, como dice el Banco
Mundial, el 10% mas rico tiene el 36% del PBI..."(8)
El Imperio impulsa los impuestos aI consumo en los países vasallos.
Un Estado Continental Democrático debe tener una política de impuestos según la capacidad
contributiva de los ciudadanos y las organizaciones económicas.
D) Desarrollo social
Según los cuadros comparativos del Informe sobre Desarrollo Humano 1998 (9)
"El 20% de los países con mayor ingreso en el mundo, consumen el 86% de los gastos de consumo
privado, mientras que el 20% mas pobre solo accede al 1,3%.
La mayor cantidad de norteamericanos que se declararon felices fue en 1957, aunque desde
entonces el consumo se ha duplicado. Y pese a ese consumo elevado la pobreza y privación en los
países ricos llega hasta el 17% de la población y está creciendo, sobre todo en los Estados
Unidos.(10)

• Políticas distributivas de riqueza:


Según este informe, la concentración de la riqueza mundial ha llegado a extremos increíbles:
"Estimaciones nuevas indican que los 225 habitantes mas ricos del mundo tienen una riqueza
combinada superior a un billón de dólares, igual al ingreso anual de 47% mas pobre de la
población mundial (2.500 millones de habitantes). Los activos de las 84 personas más ricas
superan el PBI de China, que tiene 1200 millones de habitantes. Los países industrializados tienen
147 de las personas más ricas del mundo que juntan 645.000 millones de dólares, y 78 están en los
países subdesarrollados con 370.000 millones. En África hay solo dos superricos, y viven en
Sudáfrica".
La Globalización genera concentración de la riqueza en los sectores mas poderosos, generando
una creciente exclusión y marginación social.
Un Proyecto Continental, para sostener su apoyo popular y eliminar la violencia social, debe
distribuir la riqueza en forma equitativa entre los distintos sectores sociales hasta lograr que el 10%
mas rico de la población no tenga mas de 6 o 7 veces los ingresos y posesiones que el 10% mas
pobre.

• Atención a sectores vulnerables:


El Directorio global se opone en nombre de la economía.
Un gobierno democrático asigna prioridad para los sectores pobres y vulnerables.

• Actitud ante la familia:


El Imperio Global promueve la destrucción progresiva de los lazos familiares para dejar al
individuo inerme.
Una sociedad democrática tiene como base la protección de la familia como pilar de la sociedad.

• Política de construcción de viviendas:


El Imperio solo construye viviendas para beneficiar sus empresas financieras y constructoras.
El desarrollo de una Sociedad Democrática se expresa con: Una familia = una vivienda digna.

• Políticas con la infraestructura de saneamiento:


El Imperio las permite solamente en los casos que genere ingresos a sus empresas.
El Desarrollo Continental Armónico requiere, como política de protección de la salud de la
población, un Programa Permanente para el tratamiento de efluentes líquidos, sólidos y gaseosos.

• Políticas de salud:
Para el neoliberalismo la salud es un negocio mas.
La Democracia Continentalista demanda políticas activas de medicina preventiva y una
modernización de todo el sistema sanitario.

• Políticas con respecto a la infancia:


El Imperio Global, con su objetivo de Iimitar la población, estimula el abandono de la infancia.
Un gobierno democrático hace de la defensa de la infancia la principal preocupación del Estado y
busca la activa participación de la comunidad en defensa de los niños, en especial de aquellos
excluidos.

• Políticas con respecto a la ancianidad:


El neoliberalismo es genocida con los ancianos.
Una Sociedad Democrática protege a sus ancianos

• Políticas de seguridad publica:


El neoliberalismo propone el incremento de represión.
Una Sociedad Democrática elimina exclusión social y el delito y la violencia desaparecen como
patología social, convirtiéndose en patología individual.

E) Política de Defensa
• Encuadre Estratégico:
La Globalización propone una creciente dependencia estratégica del Imperio Global.
El Continentalismo requiere una Estrategia Defensiva Continental, unida a un sistema de alianzas
con países que no integren el núcleo del Imperio Anglonorteamericano.

• Tecnología bélica:
El libro Balance Militar 1994-1995, publicado por el Ministerio de Defensa de España, como
versión en español de Military Balance, editado por el International Institute for Strategic Studios
de Londres, en su pagina 22 expresa:
"Estados Unidos: lucha contra la proliferación:
El Informe 'Revisión a Fondo' señalo como amenaza de primer orden contra los Estados Unidos la
proliferación del armamento de destrucción masiva... Para reducir esta amenaza la política
omnicomprensiva a aplicar se enmarca en dos áreas: prevención y protección.
La prevención, como responsabilidad de un órgano de carácter interestatal, comprende: La
realización de debates y conversaciones con el objeto de llevar al convencimiento de los Estados el
hecho de que el mejor servicio a sus intereses no descansa en la adquisición de armamento de
destrucción masiva; la prohibición a través de la aplicación de controles sobre la exportación, y
de determinadas medidas de restricción del suministro; el control de armas; y la presión
internacional, incluidas la publicidad y el aislamiento, así como las sanciones,
Entre los grupos de actuaciones que se contemplan cabe señalar la desactivación de situaciones
de tensión por medio de medidas de incremento de confianza; la colaboración en las acciones de
seguridad y de destrucción de armamento; la disuasión la acción ofensiva a través de sistemas
capaces de penetrar estructuras subterráneas, o de perseguir lanzadores móviles o de otro tipos; y
por ultimo, acciones defensivas mediante sistemas de alerta, defensa con misiles de teatro y
conjuntos de vacunas y antídotos contra armas químicas y biológicas. "

El Imperio destina ingentes fondos al Desarrollo Bélico mientras se opone a que los países del
Tercer Mundo hagan lo mismo.
El Continentalismo permite crear grandes estructuras de Investigación y Desarrollo Conjunto entre
los países del Continente.

• Capacitación de los efectivos:


El Imperio Global busca que todos los países que no integren la alianza imperial tengan efectivos
poco capacitados.
La defensa Continental requiere un Sistema de Defensa de alta capacidad y eficiencia,
• Integración de Fuerzas:
El Imperio propone maniobras solo con efectivos del Imperio Global y subordinadas a sus
hipótesis de conflicto.
La defensa Continental requiere una Organización Defensiva Continental, que coordine las
actividades entre todas las fuerzas armadas de los países.

• Ideología inculcada a los cuadros de oficiales de las Fuerzas Armadas:


El Imperio impulsa la ideología liberal y la adhesión a valores de las oligarquías locales.
La ideología nacional, identificada con los valores de sus pueblos es la base para la construcción de
una ideología de defensa Continental.

F) Política Ambiental
• Actitud ante la contaminación:
Desde mediados del siglo, la vedette de los recursos naturales fue el petróleo. Las empresas
petroleras han creado el mito de que el modo de vida norteamericano se basa y esta superditado a la
obtención de petróleo barato. Y es así como este país no solo es el mayor contaminador del aire del
planeta (sobre un total mundial de 11.043 millones de toneladas/año de CO2 enviadas a la
atmósfera, 5.469 corresponden a Estados Unidos, que con solo el 4,5% de la población mundial
esta comprometiendo el futuro de todo el planeta) y elude reducir sus emisiones o a aumentar el
precio del petróleo para sus consumidores, sabiendo que el costo disminuye su uso y por ende la
contaminación.
El Director/a Global impulsa actividades perjudiciales para el ambiente (en especial la venta de
automóviles y combustibles derivados del petróleo y la instalación de industrias muy
contaminantes) o bien promueven la preservación de los recursos para apoderarse de ellos en el
futuro.
El cumplimiento de leyes de protección ambiental continental es vital para asegurar la
supervivencia de las futuras generaciones sudamericanas.

• Política energética:
Estados Unidos consume la misma cantidad de energía eléctrica que todos los países en desarrollo
juntos, y más del 26% del total mundial. Como el desarrollo de un país puede medirse por la
cantidad de energía eléctrica que consume (aproximadamente la mitad es consumida por la
industrial, para que los países sudamericanos alcancen un ritmo de desarrollo competitivo con los
países centrales su producción de energía total debería, al menos, cuadriplicarse.
Mediante las "privatizaciones", el Directorio Global tomo el control de los sistemas estratégicos
de generación y distribución de energía eléctrica y, a pesar de su rentabilidad, no financia nuevos
emprendimientos de este tipo en los países del Tercer Mundo.
Mantener el control sobre los sistemas de generación y distribución de la energía eléctrica es
imprescindible para la soberanía política continental.

• Distribución poblacional:
Las políticas destinadas al control político y económico por parte del Imperio requieren la
concentración de la población (y el poder) en unos pocos grandes centres urbanos: las Ciudades
Globales.
El Programa Continentalista requiere la multiplicación de ciudades para ocupar todo el territorio
con población nacional y controlar el equilibrio del desarrollo regional.

• Política forestal:
El Directorio Global degrada los bosques de países industrializados (lluvia ácida y bosques
artificiales de una especie) y depreda los del Tercer Mundo.
Una política continental de mantenimiento del equilibrio ambiental requiere activas políticas de
reforestación para reconstruir bosques naturales con combinaciones de muchas especies locales,
para mantener la biodiversidad.

G) Cultura y Educación
Es difícil definir si la Ética es parte de la Cultura, o la Cultura parte de la Ética de una sociedad.
Pero es indudable que los valores éticos emitidos por la dirigencia y los medios se han degradado
merced a la mercantilización de la cultura que ha devorado los valores en muchos sectores del
hacer humano. Por ejemplo, en campos donde la circulación del saber era lo principal, ahora lo es
el dinero, lo mismo sucede en temas tan diferentes como la salud, el agua potable, las jubilaciones,
y han logrado convertir los bienes sociales como los servicios públicos en explotaciones
mercantiles.

• Actitud moral:
El Imperio propone la degradación de valores y costumbres, para destruir la cohesión social.
La Democracia Continental debe sustentarse en el desarrollo de valores morales, la defensa de la
familia, el honor nacional y las conductas solidarias, defendiendo la libertad plena del espíritu
humano y el respeto por la sabiduría de la Naturaleza.

• Expectativas de la juventud ante el futuro:


El Neoliberalismo hace desaparecer el futuro poniendo toda la atención en algo inmediato. Busca
eliminar así los planes de vida personales, dejando a la deriva a las personas, para manipularlas
de acuerdo a sus intereses.
El Continentalismo Democrático abre un futuro grande, con siglos por delante para los pueblos que
habitan cada continente y un amplio espacio para desarrollar las energías creadoras.

• Desarrollo de valores culturales:


Los valores culturales se forman durante muchas generaciones. Tienen que ver con la historia de
cada región, con la composición étnica de su población, con sus convicciones religiosas, sus
tradiciones familiares y también con la forma de su entorno bioclimático. Este ultimo condiciona la
vida de diferentes maneras: los hábitos alimenticios, subordinados tradicionalmente a los vegetales
y animales que tiene cada región, las substancias que necesita cada metabolismo para adecuarse al
clima del lugar, las posibilidades de almacenamiento de los alimentos, los materiales locales
adecuados para constituir viviendas confortables, todas variables que son muy diferentes en cada
región. Esto es fácil de percibir si contrastamos los estilos de vida de las islas tropicales con las de
las zonas polares. Durante miles de generaciones, el ambiente modelo el color de la piel y de los
ojos, la textura del cabello, la forma del cuerpo, las diferencias más notables entre hombres y
mujeres.
La herencia genética fue estructurada en base a la supervivencia del más apto en un bioclima
determinado, y al mismo tiempo que se modelaban los cuerpos, se conformaban las sociedades. Así
se instalaron las culturas originarias, y a estas culturas adhieren, tarde o temprano todas las
personas que habitan un territorio determinado.
El Imperio busca imponer valores anglosajones, en especial el modo de 'vida norteamericano.
Una política continentalista democrática se basará en el desarrollo de valores y tradiciones de todas
las regiones, naciones y del continente.

• Visión de la Historia Continental:


La cultura imperialista considera La historia solo a partir de la dominación externa e impone esa
falacia.
La Historia real comienza con el nacimiento o la instalación de los pueblos en un territorio, por lo
tanto la historia de América no tienen 500 años, sino miles de años.
• Orientación de la Educación superior:
El establishment forma sus cuadros dentro de la ideología neoliberal y socialdemócrata.
Para desarrollar una Democracia Continental los cuadros deben ser formados en base a una visión
nacional, continentalista y democrática, que tome valores centrales que hacen a la identidad cultural
de cada grupo, de cada nación y del Continente en su conjunto.

• Propiedad de los Medios de Comunicación Social'.


El Imperio se asegura su control mediante empresas de EE. UU. o del Commonwealth, siendo la
televisión el principal media utilizado en la Guerra Psicológica contra nuestros pueblos.
Un Continente independiente debe instalar sus propias redes de medios de comunicación sin
participación extranjera alguna incluyendo agencias noticiosas de alcance global.

• Contenido de los medios de comunicación:


La Globalización propone en sus pantallas violencia, sexualidad no reproductiva y una
problemática social y la historia norteamericana.
El Continentalismo debe tratar temas de nuestra sociedad, defensa del interés regional y continental
y de las culturas nacionales, incluyendo el desarrollo de los idiomas autóctonos.

• Política educativa:
La Globalización impulsa restricciones presupuestarias y el neoliberalismo la formación en
escuelas de elite para capacitar a sus sirvientes locales.
El Continentalismo debe dedicar grandes recursos para la educación masiva, permanente, gratuita y
obligatoria.

• Actitud ante la creatividad.


El Imperio busca la dependencia absoluta de los desarrollos realizados en los países centrales y
constantemente absorbe el talento de los países del Tercer-Mundo dándoles la posibilidad de
ubicarlo en sus sedes.
La Democracia Continental para preservarse requiere un impulso constante de la creatividad local
en todos los campos y brindar las condiciones objetivas para su desarrollo y realización
profesional.
1) Declaraciones del prestigioso economista norteamericano en un a entrevista concedida al diario
italiano Corriere del Sera y reproducida en Brasil por el Folha de São Paulo, el 2 de noviembre de
1997.
2) Publicado en el diario La Nación de Buenos Aires, el 20/12/99, p.2.
3) El caso más terrible es el del Genocidio Americano en el cual los invasores europeos
exterminaron entre el 80% y el 90% de toda la población y mas recientemente el bombardeo de
Dresden a Hiroshima dieron muestras de similar barbarie.
4) El documento se transcribe íntegramente en la obra La Cuarta Guerra Mundial: el Imperio
Global contra el Tercer Mundo, del mismo autor.
5) Se designa como biosfera terrestre al conjunto de los sistemas bioclimáticos que están en el
planeta.
6) WASP: White Anglo Saxon Protestant.
7) The Economist, 1997, p.8.
8) Clarín, suplemento Zona, p. 9, 29 de agosto de 1999.
9) Informe sobre Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, pp. 150-151.
10) Ídem, p2.
BIBLIOGRAFIA
Beck, Ulrich; ¿Qué es la Globalización? Falacias del globalismo, respuestas a la Globalización.
Paidos, Buenos Aires, 1998.
Borón, Atilio; "El pensamiento único' y la resignación política: los limites de una falsa coartada",
en Tiempos Violentos: Neoliberalismo, globalización y desigualdad en América Latina, Flacso-
Eudeba, Buenos Aires, 1999. Brundtland, Gro H. y McNill, Jim; "Nuestro Futuro Común", Informe
de la Comisión Mundial del Medio Ambiente, Nueva York, 1986.
Forrester, Viviane; “El horror económico”, Fondo de Cultura Económica,
Buenos Aires, 1998.
González, Julio; “Los tratados de paz de la Guerra de las Malvinas - (Desocupación y hambre
para los argentinos)”. Plus Ultra, Buenos Aires, 1998.
Kissinger, Henry; "Implicaciones del crecimiento de la población mundial para la seguridad de
Estados Unidos y sus intereses de ultramar". Documento del gobierno de EE.UU., Washington,
1974.
Kissinger, Henry; “Política exterior norteamericana”. Sudamericana, Buenos
Aires, 1987.
LaRouche, Lyndon H. Jr.; “¡Alto al Genocidio del Club de Roma!”. Corregidor, Buenos Aires,
1984.
Ministerio de Defensa de España, "Balance Militar 1994-1995", versión en español de "Military
Balance", International Institute for Strategic Studios, Londres, 1996.
Moore. Walter A.; “EcoDemocracia-El Modelo Post-Capitalista”. EMED, Buenos Aires, 1998.
—La Cuarta Guerra Mundial - El Imperio Global contra el Tercer Mundo,
www.cuartaguerra.com.ar, 1999.
-Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD), Informe de
Desarrollo Humano 1998, publicación de Naciones Unidas, Nueva York, 1999.
ONU-ST/ESA/SER; R53, Procedimientos del grupo de expertos en fertilidad y familia, Naciones
Unidas, Nueva York, 1982.
Prelooker, Mauricio; “La Economía Del Desastre - Como Salir De La Crisis Y
Construir Un País Mejor”. Encuentro de los Argentinos, Buenos Aires, 1996. Scavo, Carlos;
"Políticas monetarias: Auge, esclerosis e implosión", en Tiempos Violentos: Neoliberalismo,
globalización y desigualdad en América Latina, Flacso-Eudeba, Buenos Aires, 1999.