Está en la página 1de 12

DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA.

IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

TEMA 13. LA LITERATURA DESDE 1975 HASTA LA ÉPOCA ACTUAL:


NARRATIVA, POESÍA Y TEATRO
1. CONTEXTO SOCIAL Y CULTURAL
POLÍTICA
A finales de 1975 muere Franco y se abre en nuestro país un periodo, no
exento de tensiones, que lleva a España a constituirse en un Estado social y
democrático de Derecho bajo la monarquía de Juan Carlos I. En junio de 1977
se celebran las primeras elecciones libres después de muchos años. En
diciembre de 198. Tras un arduo consenso entre las diversas fuerzas políticas
parlamentarias, se proclama nuestra actual Constitución. Todavía en febrero
de 1981 habrá un intento de involución política llevado a cabo por facciones
reaccionarias. Con el tiempo, España logra, sin embargo, asentar una libertad
y una democracia equiparables a las de las modernas naciones democráticas.
España ingresa en la Unión Europea en 1986. Ha habido, asimismo, un proceso
de descentralización del Estado.
ECONOMÍA Y SOCIEDAD
Desde el punto de vista social y económico, los avances han sido importantes.
Si bien los primeros pasos de la democracia se dan en el contexto de una crisis
económica mundial, a lo largo de este periodo democrático se ha elevado
considerablemente nuestro nivel de vida. La enseñanza universal, gratuita y
obligatoria hasta los dieciséis años, el acceso al sistema sanitario o la creación
de infraestructuras son clara muestra de ese avance en todos los órdenes. El
paro, que aún afecta, sin embargo, a un buen número de españoles, sigue
siendo, junto con el terrorismo, el principal problema de nuestra sociedad.
CONTEXTO MUNDIAL
En el mundo, el hecho político más relevante de estos años es la caída del
muro de Berlín en 1989 y el final de la guerra fría tras el derrumbe de los
regímenes comunistas europeos. Se llega incluso a acentuar la idea del fin de
las ideologías y a hablar de pensamiento único. El liberalismo imperante
desde entonces no ha logrado, sin embargo, dar respuesta a todas las
preguntas en un mundo donde gran parte de sus habitantes viven aún en la
pobreza. Conceptos y realidades, como globalización, sociedad del
conocimiento o sociedad de la información tiñen el fin del siglo XX y el
comienzo del XXI, que, entre otras cosas, llega marcado por el auge del
terrorismo internacional. Al hilo de todo ello, en el campo del arte, de la
estética, de la cultura, también de las ideas, la característica es la
disgregación, la ausencia de una orientación firme. El concepto que ha hecho
1
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

fortuna en este tiempo es el equívoco y ambiguo concepto de


«posmodernidad».
Ganada la libertad, nuestra literatura sigue. Sin más, su camino. El mayor
nivel cultural y económico hace que haya aumentado el número de lectores,
pero no por igual en todos los géneros.

LA LITERATURA
La novela se impone como género y multiplica sus tiradas y el número de sus
lectores aumenta. La poesía crece en creadores, pero con tiradas muy
reducidas. El teatro sobrevive, a menudo, gracias a las subvenciones.
Mientras, la libertad sí procura que haya florecido en estos años una literatura
en las distintas lenguas oficiales o constitucionales del Estado.
La posmodernidad
Lee lo que escribe el escritor italiano Umberto Eco: La res puesta posmoderna
a lo moderno consiste en reconocer que, puesto que el pasado no puede
destruirse —su destrucción conduce al silencio—, lo que hay que hacer es
volver a visitarlo; con ironía, sin ingenuidad; y esta definición de
posmodernidad que hace Fran cisco Umbral: el ocaso de las ideologías
estéticas, el fin de las vanguardias, la revocación de las consignas y, en buena
medida, la sustitución de todo esto por el mercado.

2. LA POESÍA
PANORAMA GENERAL
El periodo que media entre los poetas del 70 (Gimiferrer, Carnero, Colinas,
Padrón, Siles...) y el momento actual se caracteriza por una intensa actividad
poética que se refleja en un gran número de publicaciones (libros, poemarios,
revistas, antologías más o menos polémicas) y de poetas. Obviamente, siguen
publicando poetas de otras generaciones, especialmente de los años setenta,
con frecuencia con nuevos rumbos o poéticas distintas a las de sus inicios.
La estética novísima comienza a declinar a partir de 1975. Los autores más
jóvenes se van alejando de sus presupuestos en busca de una lírica diferente:
abandonan el culturalismo, el experimentalismo formal y el esteticismo
formal. No existe una única corriente. Diferencian los críticos varios grupos:
por un lado, la llamada poesía de la experiencia o poesía figurativa, sin

2
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

duda la más seguida, y, por el otro, grupos guiados por una lírica diferente
(Neoimpresionismo, Neosurrealismo, Neopurismo...), aunque ligados a
poetas deI 27 (Luis Cernuda, Federico G. Lorca. Jorge Guillén) o del 50
(Francisco Brines).
LA POESÍA DE LA EXPERIENCIA O POESÍA FIGURATIVA
Alcanza predominio en los años ochenta y cierta influencia en la joven poesía
de los noventa.
CARACTERÍSTICAS:
o Cotidianeidad y verosimilitud. Se tocan temas que afectan al hombre
actual, fundamentalmente urbano, en su vida cotidiana. De ahí, cierto
interés por lo biográfico e intimista. Otro tema importante es el paso
del tiempo.
o Lenguaje coloquial. Se busca la claridad y sobriedad expresiva, la
escritura inteligible y el lenguaje directo que huye del retorcimiento
expresivo, y que usa un léxico común, cotidiano y, a veces, jergal.
o Formas métricas tradicionales. La poesía realista emplea también las
estrofas (romance, soneto…) y los metros tradicionales (endecasílabo,
heptasílabo...)
o El yo poético no es un ser romántico, subjetivo e idealizador, sino un
hombre que se asoma a la poesía para contar sus vivencias.
o Antivanguardismo, anticulturalismo y antiesteticisino. Oposición a los
rasgos y actitudes más relevantes de los novísimos de los años setenta.
o Tradicionalismo hispano. En general, no toman como modelo
corrientes foráneas, sino que buscan inspiración en poetas de la
generación de los 50 (Gil de Biedma, Ángel González...). o anteriores
(Blas de Otero, poetas del grupo del 27...).
o Poetas: Luis García Montero, Miguel d’Ors, Víctor Botas, Jon Juaristi,
Olvido García Valdés, Ana Rosetti, Felipe Benítez Reyes, Carlos
Marzal, Juan Lamillar...

OTRAS CORRIENTES
o Neosurrealismo. El surrealismo de la generación o grupo del 27 (García
Lorca, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre...) constituye el modelo en el
que se inspiran algunos poetas que basan su escritura en la asociación
insólita e irracional, en el lenguaje oscuro que busca comunicarse no
3
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

por la comprensión, sino por lo que puede sugerir. Pertenecen a este


grupo poetas como Blanca Andreu y Amalia Iglesias.
o Neopurismo. Enlaza con la línea poética de Guillén, Valente,
Gamoneda… Se aprecian dos grupos: el objetivismo (control frío de la
emoción, ver so breve y concentrado y conceptismo, que tiene como
figuras representativas a Andrés Sánchez Robayna, Julia Castillo...) y
la poesía del silencio (poesía conceptual, difícil y hermética, que
reduce el lenguaje a lo imprescindible para sugerir y que tiene como
representantes a Álvaro Valverde, Amparo Amorós, Ildefonso
Rodríguez...)
o Poesía trascendente. La poesía, apoyada en el valor simbólico del
lenguaje, debe transportarnos a una segunda realidad, ya sea el
misterio que trasciende a las cosas que nos rodean (José Luis Puerto,
Vicente Valero y otros), ya sea el espíritu o memoria colectiva,
ancestral, mítica de la tradición rural (como Julio Llamazares, Juan
Carlos Mestre) o europea (Julio Martínez Mesanza).
o Poesía clasicista. Algunos poetas como Antonio Carvajal, sin caer en
un esteticismo frío y sin contenidos, persiguen una perfección formal
de tipo clasicista, a veces con influencias barrocas. Adoptan metros y
estrofas clásicas (sonetos, tercetos, liras, estancias...). Otros poetas
son Fernando de Villena, Luis Martínez de Merlo y Francisco Castaño.

Otros poetas
R. Romojaro, F. Bejarano, R. Wolfe, S. López Becerra, J. L. Piquero, J.
L. García Martín, F. Ortiz, J. M. Parreño, E. Sánchez Rosillo, J. Garzón,
J. M. Bonet, J. Lupiáñez, J. Navarro, J. A. Cilleruelo, A. Duque, J. L.
Falcó, J. C. Llop, D. Martínez Torrón, Mª A. Ortega, L. Castro, A.
Trapiello, J. Salvago, A. Linares, J. C. Suñén, etc.
Entre los más jóvenes, podríamos nombrar, por ejemplo, a S. Ugidos,
A. Luque, J. Almuzara o algunos de los últimos «Adonais»: Mª R . Neira,
L. Martínez Falero, L. E. Belmonte, I. Sánchez Carrón, J. Pérez
Azaústre o J. A. Gómez Coronado.

Antologías poéticas
Además de numerosas antologías de carácter regional, algunas más
generales son, por ejemplo: C. G. Moral y R. M. Pe reda (Joven poesía
4
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

española, 1979), J. L. García Martín (Las voces y los ecos, 1980;


Selección nacional, 1995; Treinta años de poesía española, 1996), E. de
Jongh Rossell (Florilegium. Poesía última española, 1982), R.
Buenaventura (Las diosas blancas, 1985), A. Ortega (La prueba del
nueve, 1994), A. Garrido (El hilo de la fábula, 1995; De lo imposible a
lo verdadero. Poesía española 1965-2000), N. Benegas y J. Munárriz
(Ellas tienen la palabra. Dos décadas de poesía española, 1997), B.
Rodríguez Cañada (Milenio. Ultimísima poesía española, 1999), etc.

3. EL TEATRO
PANORAMA GENERAL
Con el fin de la censura, podría pensarse que el teatro iniciaría una etapa de
singular brillantez. Ha sido más bien, sin embargo, un periodo de luces y de
sombras, en el que la escena ha tenido que competir de forma desigual con
otros espectáculos y otras formas de entretenimiento (cine, televisión, etc.)
Durante este tiempo se han creado instituciones como el Centro Dramático
Nacional y otras similares en varias comunidades autónomas. También se ha
llevado a cabo por parte de las diversas administraciones una política de
subvenciones, siempre discutible y discutida, dirigida a menudo más a los
grandes espectáculos que a apoyar a los jóvenes autores y su creación.
Han sido asimismo unos años en los que han abundado los festivales de teatro
(Sitges, Almagro, etc.) y en los que se ha apostado por nuestro teatro clásico,
por Valle-Inclán y Lorca o por algunos autores extranjeros. Se han recuperado,
de igual modo, autores prohibidos, como Alberti, Arrabal o los realistas. A su
vez, pueden estrenar otros, como Nieva, que tenían escritas obras bastantes
años atrás, pero que aún no las habían representado.
Hemos de señalar también la existencia e importancia de diversos grupos que
hacen un teatro, a veces alternativo, basado o no en el texto y en el que a
menudo prima el espectáculo. Algunos de ellos son, por ejemplo: Els Joglars,
Els Comediants, La Fura deis Baus, La Cubana, La Cuadra, Gayo Vallecano,
Guirigay, Margen, Corral de Comedias, Teatro del Sur, Teatro del Norte, La
Tartana, etc.
Hay, sin duda, nuevos autores, con una escena variada (farsa, comedia, teatro
experimental, de denuncia, existencial, etc.), pero han tenido y tienen pocas
posibilidades para poder estrenar. Han sido y son a menudo más conocidos por
sus premios (Lope de Vega, Tirso de Molina, Marqués de Bradomín, etc.) o por
la publicación de sus obras que por haberlas representado.
5
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

De hecho, en este tiempo es importante la edición de textos dramáticos en


diversas revistas o colecciones: «Primer Acto El público’, etc.

ALGUNOS DRAMATURGOS
Continúan Buero Vallejo, Antonio Gala o Jaime Salom, por ejemplo.
También otros autores, como José Sanchis Sinisterra, Domingo Miras (La
Tirana, 1982) o Ana Diosdado (Los ochenta son nuestros, 1988), que habían
empezado a escribir o a estrenar a finales de los sesenta o principio de los
setenta. A mediados de esta década, se dan a conocer dos importantes
dramaturgos: Fermín Cabal (Esta noche, gran velada, 1983) y José Luis
Alonso de Santos (Bajarse al Moro, 1984).
Otros nombres de estos años son: Manuela Reina (El navegante, 1983),
Alfonso Vallejo (A tumba abierta, 1978), Concha Romero (Un olor a ámbar,
1983), Francisco Ors (Contradanza, 1981), Ignacio Amestoy (Ederra, 1981),
Eduardo Ladrón de Guevara (Volviste, Bisonte, 1985), Paloma Pedrero (El
pasamanos, 1995), Luis Araujo (Vanzetti, 1993), Javier Maqua (La soledad
del guardaespaldas, 1986), Eduardo Galán (La amiga del rey, 1996), Miguel
Murillo (Perfume de mimosas, 1990), Juan Mayorga (Más ceniza, 1992), Maxi
Rodríguez ( ¡Oé oé, oé!, 1994), Antonio Onetti (La puñalá, 1992), y un largo
etcétera.
Más información
Algunas novelas de Delibes, como Cinco horas con Mario o Las guerras de
nuestros antepasados, han sido adaptadas a la escena. También novelas de
Javier Torneo, como Amado monstruo. Novelistas como Martín Gaite (A palo
seco, 1987), Vicente Molina Foix (Los abrazos del pulpo, 1979) o Lourdes Ortiz
(El local de Bernardeta A., 1995) se han dedicado también a la escena. En
estos años, estrenan, asimismo, el filósofo Femando Savater (Guerrero en
casa, 1992) y dos autores más conocidos por otras facetas teatrales: Adolfo
Marsillach (Yo me bajo en la próxima..., ¿y usted?, 1981) y Fernando Fernán-
Gómez (Las bicicletas son para el verano, 1982).

4. LA NARRATIVA
PANORAMA GENERAL
El último cuarto del siglo XX ha sido en España un periodo de auge y expansión
de la novela, que se ha impuesto como el género literario preferido por la
sociedad. A ello ha contribuido el decidido apoyo comercial de diversas
6
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

editoriales, que han promocionado obras y autores, hecho grandes tiradas de


novelas y acercado la narrativa al gran público. También ha contribuido, sin
duda, la aparición de unos narradores que, además de su calidad, han sabido
conectar con los lectores.
No hay que olvidar tampoco que en estos años siguen publicando novelistas ya
consagrados y otros que habían empezado su trayectoria en los últimos años
de la dictadura: Terenci Moix, Manuel Vicent, José M Guelbenzu, Francisco
Umbral, Manuel Vázquez Montalbán, José Antonio Gabriel y Galán, Vicente
Molina Foix, Félix de Azúa, José Mª Vaz de Soto o José Jiménez Lozano,
por ejemplo.
Sería difícil trazar líneas generales de la narrativa de este periodo, distinta en
cada autor. Sí cabe decir, no obstante, que, en general, la novela se aleja de
la experimentación, de la complejidad, del hermetismo, también del compro
miso social, y simplifica sus estructuras, sus técnicas, sus procedimientos
narrativos. Los autores quieren sobre todo crear y contar historias, volver al
argumento, incluso a la intriga, acercarse y atraer a los lectores. Y estos no
les han dado la espalda, sino, bien al contrario, han aumentado
considerablemente.
En la narrativa de estos años y en la novela actual, no hay, sin embargo, una
orientación definida. Coexisten diversas formas, tendencias, corrientes, es
tilos y modos narrativos. A menudo, los autores vuelven al intimismo o se
acercan a nuevas formas de realismo, distinto del decimonónico o del
realismo de los años cincuenta, pues ahora, por ejemplo, puede caber
también la fantasía, la subjetividad, etc., en la configuración del relato.
Conviven la novela ambientada en el pasado y la evocación histórica, la visión
del presente, la realidad, la mitificación y el relato fantástico, de aventuras,
policiaco, el humor y la parodia, el erotismo, el sentimentalismo, la
introspección psicológica, el enfoque existencial, el contenido social, etc.

Más Información
Entre la extensa nómina de narradores de estos años, se encuentran también:
J. Madrid, A. Hernández, J.A. Millán, J. García Sánchez, J. Ríos, M. de Lope,
EJ. Satué, F. Savater, M. Sánchez Ostiz, J. P.Aparicio, E. Mendicutti, J. M.
Riera de Leyva, I. Montero, C. Pujol, D. Múgica, E. Vila-Matas, J. Cruz, A.
Gándara, C. Fernández Cubas, J. Martínez Reverte, P García Montalvo, A.
García Morales, J. Cercas y otros muchos.

7
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

El cuento
El cuento o relato breve ha sido y sigue siendo cultivado por muchos
narradores de es tos años: Lourdes Ortiz (Los motivos de Circe, 1988), José
María Mermo (Cuentos del reino secreto, 1982), Soledad Puértolas (La
corriente del golfo, 1993), Javier Torneo (Problemas oculares, 1990), Esther
Tusquets (Siete miradas en un mismo paisaje, 1982), Álvaro Pombo (Relatos
sobre la falta de sustancia, 1977), Julio Llamazares (En mitad de ninguna
parte, 1995), Javier Marías (Mientras ellas duermen, 1990), Juan Manuel de
Prada (El silencio del patinador 1995), etc. Además de las ediciones en libro,
abundan cada vez más los relatos publicados en prensa.

AUTORES
Además de los novelistas que estudiaremos en las páginas siguientes y de los
que hemos mencionado líneas atrás, otros importantes nombres de la
narrativa de estos años son, por ejemplo: Lourdes Ortiz (La fuente de la vida,
1995), José Mª Merino (El centro del aire, 1991), Esther Tusquets (Para no
volver, 1985), Javier Tormeo (Amado monstruo, 1985), Álvaro Pombo (El
héroe de las mansardas de Mansard, 1983), Juan José Millás (Dos mujeres en
Praga, 2001), Jesús Ferrero (Bélver Yin, 1981), Julio Llarnazares (La lluvia
amarilla, 1988), Marina Mayoral (Dar la vida y el alma, 1996), Juan José
Armas Marcelo (Madrid, distrito federal, 1994), Rafael Chirbes (La buena
letra, 1992), Eduardo Alonso (Los jardines de Aranjuez, 1986), Almudena
Grandes (Malena es un nombre de tango, 1994), Lucía Etxebarría (Beatriz y
los cuerpos celestes, 1998), Juan Manuel de Prada (Las máscaras del héroe,
1996), etc.
ALGUNOS NARRADORES
EDUARDO MENDOZA
Con su primera obra, La verdad sobre el caso Savolta (1975), Eduardo
Mendoza (Barcelona, 1943) obtiene un gran éxito. Mendoza utiliza el relato
autobiográfico, los documentos, cartas, recortes de prensa, informes, etc.,
de un proceso judicial y la narración en tercera persona para desarrollar una
historia cargada de interés. Sus dos novelas siguientes, El misterio de la cripta
embrujada (1979) y El laberinto de las aceitunas (1982), son relatos paródicos
y de aventuras en los que sus protagonistas no tienen nombre. En 1986,

8
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

publica su otra gran novela, La ciudad de los prodigios, cuya acción se sitúa
en Barcelona entre las exposiciones universales de 1888 y 1929. Otras obras
son El año del diluvio (1992) o El trayecto de Horacio Dos (2002), de ciencia
ficción.
SOLEDAD PUÉRTOLAS
Soledad Puértolas (Zaragoza, 1947) posee un lenguaje de gran eficacia
narrativa. A través de sus personajes, de sus vidas y de sus historias, de
carácter más objetivo o más intimista, Puértolas suele abordar en sus páginas
la compleja condición del ser humano y de su existencia. Su primera novela,
de intriga, es El bandido doblemente armado (1979). En 1986 publica Burdeos;
cuyo tema es la soledad. La casualidad y el azar parece que gobiernan la vida
de la protagonista de Queda la noche (1989). Una vida inesperada (1997) es
una novela de lenguaje más elaborado, protagonista femenino y tono
subjetivo e intimista.
ANTONIO MUÑOZ MOLINA
Antonio Muñoz Molina (Úbeda, Jaén, 1956) es un narrador de gran éxito, un
autor de estilo cuidado y un buen conocedor de los diversos procedimientos
narrativos. Sus novelas, en las que la intriga adquiere una gran importancia,
están siempre muy bien construidas. En Beatus ille (1986), un estudiante
indaga sobre un supuesto escritor de la generación del 27. El invierno en
Lisboa (1987) y Beltenebros (1989) son dos obras de asunto policiaco y aire de
novela negra. En El jinete polaco (1991), donde el autor recrea el pasado a la
vez que evoca su Úbeda natal, un personaje narra su vida a una mujer. Otras
obras son: Plenilunio (1997), Carlota Fainberg (1999), novela corta y de
misterio, o Sefarad (2001), construida mediante una serie de relatos
entrelazados.
LUIS MATEO DÍEZ
Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942) se inició como poeta en 1972, pero
casi toda su producción es narrativa. Empieza destacando su reflejo de la vida
provinciana en Las estaciones provinciales (1982); sigue con la búsqueda de la
eterna juventud en Lafuente de la edad (1986). Con Las horas completas
(1990) logra una de sus mejores obras, en las que siempre destaca el diálogo,
el humor, la pintura de caracteres y personajes curiosos. En La ruina del cielo
(1999) nos presenta una larga serie de personajes muertos, cuyas vidas
encerradas en los secos parajes de su Celama mítica o páramo leonés son
reconstruidas por el médico del pueblo. Destaca cormo escritor de narraciones

9
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

breves. Forma parte de una excelente generación de escritores leoneses (José


María Merino, Juan Pedro Aparicio, Julio Llamazares, Andrés Trapiello…)

La verdad sobre el caso Savolta


La verdad sobre el caso Savolta se centra en el conocimiento de los hechos
sucedidos en torno al asesinato de Savolta (un industrial catalán fabricante de
armas) ocurrido unos diez años atrás, durante la Primera Guerra Mundial. El
culpable es Lepprince, un joven francés aventurero y arribista que, tras haber
mandado matar a Savolta, se casa con la hija del industrial. Al hilo de los
muchos sucesos de la novela, expuestos en desorden cronológico, el autor
muestra la turbulenta sociedad catalana de aquellos años: la burguesía y el
mundo financiero e industrial, el mundo obrero y los movimientos anarquistas,
etc.

ALGUNOS NARRADORES (II)


JAVIER MARÍAS
Javier Marías (Madrid, 1951) es uno de los novelistas de mayor calidad y
prestigio de nuestra narrativa actual. Su reconocimiento se extiende también
a diversos países europeos. Es un autor de prosa elegante, que sabe manejar
bien el relato y que no elude la digresión y la reflexión. Con solo veinte años,
sorprende con su primera obra, Los dominios del lobo (1971). Al año siguiente
publica Travesía del horizonte, novela de aventuras. Tras títulos como El siglo
(1983), historia de un hombre que nace con el siglo XX, aparece El hombre
sentimental (1986), una obra intimista de amores y desamores que le
consagró ante la crítica, y Todas las almas (1989). En los años noventa publica
Corazón tan blanco (1992), novela muy bien construida que mantiene
expectante al lector, Mañana en la batalla piensa en mí (1994), una de sus
mejores obras cuya intensa narración nace de un hecho inesperado, o Negra
espalda del tiempo (1998). En 2002 escribe Tu rostro mañana (1) Fiebre y
lanza.
ARTURO PÉREZ REVERTE
Antes de dedicarse a la literatura, Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, Murcia,
1951) fue periodista y corresponsal de guerra. El misterio, la intriga y el
suspense, la evocación y la ambientación histórica, la aventura, la
imaginación y la fantasía, la fabulación, el gusto por la trama, por contar
10
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

historias, por la «narratividad>, con forman buena parte de su particular


creación novelesca. Pérez-Reverte es un autor de gran éxito, sobre todo
desde el interés que despertó en 1988 la publicación de La tabla de Flandes,
una obra que, como otras suyas, está bien construida y arrastra al lector.
Entre otras novelas, ha escrito también: El club Dumas (1993), Territorio
comanche (1994), La piel del tambor (1995), la serie de Las aventuras del
capitán Alatriste (1996-98), La carta esférica (2000) o La reina del sur (2002).
Es miembro de la Real Academia Española.

LUIS LANDERO
En su primera obra, Juegos de la edad tardía (1989), Luis Landero
(Alburquerque, Badajoz, 1948) descubre ya a un gran estilista y a un gran
fabulador. A partir de dos personajes mediocres, Landero construye esta
magnífica novela en la que realidad, lirismo y fantasía van de la mano. En
Caballeros de fortuna (1994), el autor entrecruza las vidas de cinco
personajes. El mágico aprendiz (1999) trata sobre un hombre a quien el
destino le cambia su vida, tranquila hasta entonces. El guitarrista (2002),
narrada en primera persona y con eco autobiográfico, comienza: Hace mucho
tiempo (cuando yo ni siquiera sospechaba que algún día llegaría a ser escritor)
fui guitarrista.
ROSA MONTERO
Rosa Montero (Madrid, 1951) es una autora con una gran facilidad para la
narración. Alterna la novela con el periodismo. Ha escrito una docena de
obras. Se dio a conocer en 1979 con Crónica del desamor novela influida sin
duda por su oficio y centrada en una mujer periodista. Sus páginas son un
testimonio de aquella época de la transición democrática. En 1983 publica
una obra descarnada y de acentuado realismo, Te trataré como a una reina.
En Bella y oscura (1993), da cabida a la fantasía. La hija del caníbal (1997),
novela de intriga, nos lleva al misterio de la desaparición de un personaje. Ha
escrito también una serie de novelas infantiles protagonizadas por una niña.
Bárbara.
Más información
Muchos de los autores aludidos en este tema son también asiduos
colaboradores en diversos periódicos y revistas. Algunos han recopilado sus
artículos en libros; por ejemplo, Juan José Millás (Algo te concierne), Javier

11
DEPARTAMENTO DE LENGUA CASTELLANA. IES MIGUEL DE CERVANTES DE FUENTEÁLAMO

SEGUNDO DE BACHILLERATO

Marías (Vida del fantasma) o Antonio Muñoz Molina (La Huerta del Edén).

5. EL ENSAYO
El ensayo ha sido también un género en alza en estos años: Luis Racionero
(Del paro al ocio), Eugenio Trías (Lo bello y lo siniestro), José Luis Abellán (La
industria cultural en España), José Antonio Marina (Elogio y refutación del
ingenio), Gabriel Albiac (La sinagoga vacía), Victoria Camps (Virtudes
públicas), Eugenio Subirats (La cultura como espectáculo), Javier Echevarría
(Cosmopolitas domésticos), etc. También han escrito ensayo autores de otros
géneros, como el poeta y novelista Andrés Trapiello (Los nietos del Cid), los
narradores Alejandro Gándara (Las primeras palabras de la creación), José
Jiménez Lozano (Guía espiritual de Castilla) o Soledad Puértolas (La vida
oculta) y el poeta Jon Juaristi (El bucle melancólico).
Por su parte, Fernando Savater, autor de alguna novela y de alguna pieza
dramática, es sobre todo uno de los mejores ensayistas de estos años con
títulos como Libre mente o El valor de educar.

12

Intereses relacionados