Intervención Jon Aguirre Muy buenas, …bueno, …de repente llego aquí y me dice Chema que lo que se había

preparado para 15 minutos, tengo la mitad de plazo y me pone aquí delante de todos estos “miuras”; haré lo que pueda. Antes de nada, quisiera agradecer a la universidad europea y en especial a Mónica de Blas y a Chema Garcia - Pablos, que me hayan invitado , a Paisaje Transversal, la plataforma a la cual yo pertenezco, y sobre todo, bueno, que hayan ya apostado por segunda vez, con lo cual, al parecer no lo debemos hacer tan mal, y , como tengo poco tiempo tenía una crítica aquí pero me la voy a saltar. Simplemente me gustaría presentar Paisaje Transversal y tratando de explicaros por qué creo que estoy aquí, porque en estos momentos yo creo que tampoco lo sé. Paisaje Transversal somos una plataforma como bien dice aquí, y plataforma de emprendimiento social que trabaja en nuevos modelos de gestión e intervención urbana, …, y precisamente lo que nosotros llevamos trabajando desde nuestros inicios en 2007 es, maneras alternativas de enfrentarse a la docencia de lo urbano ¿no?; surgimos en la Escuela de Arquitectura de Madrid, la universidad politécnica, y… bueno, todo esto surge gracias básicamente a que empezamos a entrar en contacto con temáticas relacionadas con el paisaje y el urbanismo, pues a través de Pepe Fariña, Ramón López de Lucio, que está ahí (que es del cual somos discípulos directos y avezados seguidores), Luis Felipe Alonso Teixidor, Charlie Verdaguer, y bueno, pues empezamos a ver que mas allá de lo que nos están contando en las aulas, hay vida más allá y que el urbanismo realmente es mucho más interesante y estimulante fuera de las aulas y fuera de los programas académicos ¿no?,; en ese sentido lo que nosotros planteamos es en un primer momento un foro de reflexión y de debate sobre temáticas de urbanismo y paisaje y ordenación del territorio. Un poco con la idea que comentaba Ricardo Aroca “el estamento académico reprime la enseñanza”, me parece como muy bien traer esta frase, sobre todo porque la dice él, y porque me parece que ejemplifica muy bien cuando nosotros en 2007 (un compañero y yo, Guillermo no está por aquí), eh…decidimos montar este blog, pues precisamente para dar rienda suelta a nuestras inquietudes, que no tenían cabida en las aulas ¿no?. De ahí, dimos un paso más y empezamos a plantear complementos pedagógicos en forma de talleres de trabajo(hicimos uno en 2008 que se llama “condiciones metropolitanas contemporáneas”, otro en 2009 y otro en 2010, ahí tenéis los carteles) y bueno, tampoco tienen mayor interés, pero si lo que pretendíamos con este tipo de acciones era plantear nuevos foros de reflexión y discusión en los cuales poder traer a otro tipo de gente, a otro tipo de profesionales que reflexionasen sobre el urbanismo, y sobre cómo se construye ciudad hoy en día. A tenor de los resultados obtenidos, pudimos comprobar, cómo este tipo de actividades planteaban a los participantes una visión mucho más estimulante y apegada a la realidad de lo que nos estaban contando en los programas de la escuela de arquitectura. En este sentido, pensamos que ponían en evidencia que tal como se enseña el urbanismo hoy en día en las escuelas, pues dista mucho de estar tratando cuestiones propias de lo que nosotros consideramos como el proyecto de ciudad contemporánea; una percepción que además yo creo que ha sido agravada gracias a nuestra experiencia profesional colaborando en diferentes estudios y ahora cuando hemos iniciado mas nuestra andadura profesional ¿no?. Decía Bruce Springsteen en la canción “No Surrender” que aprendimos más en una grabación de 3 minutos de lo que aprendimos en la escuela, en este sentido nos pasa un poco lo mismo en Paisaje Transversal; yo, y creo que el resto de mis compañeros de Paisaje Transversal, hemos aprendido más de urbanismo fuera de la escuela, que dentro
58 Perspectivas urbanas 5. Docencia de lo urbano 59

de ella, no por nada, sino porque creo que existe una dicotomía, incluso diría entre la

pedagogía urbanística hoy en día, y la realidad urbanística hoy en día ¿no?, o sea la ciudad como objeto de experimentación, de investigación, nos parece posiblemente uno de los campos más estimulantes y más excitantes que existan, sin embargo nos aburrimos en las clases de planeamiento, nos aburrimos en las clases de urbanismo, nos aburrimos en las clases de ordenación territorial, y yo me pregunto, como es esto posible ¿no?, cuando yo me divierto tanto pensando hablando y reflexionando y trabajando sobre la cuidad a través de Paisaje Transversal. Es por ello que bueno, me gustaría (voy muy rápido también, luego mas), promover un estimulo al debate posterior, me gustaría plantear una serie de conceptos que venimos trabajando en Paisaje Transversal, que precisamente son reacción a esas carencias de las cuales he hablado antes, y me gusta plantearlas como enfrentamientos conceptuales; por una parte el primer concepto es lo que nosotros entendemos de lo que se debería hablar en las aulas y en las clases de urbanismo y en la docencia de lo urbano, y por otra parte esta de lo que se habla ¿no?. Entonces, el primer concepto es la “transdisciplinariedad frente a la visión unilateral”. Contradisciplinar ,marca una diferencia frente a interdisciplinar y multidisciplinar, me parece que tiene la transdisciplinariedad tiene que ver con la convergencia de las disciplinas desde la base del proyecto urbano y en todo su desarrollo; sin embargo en las escuelas, e incluso en los estudios de urbanismo, se trabaja más desde una visión absolutamente unilateral y endogámica que en el mejor de los casos, si se habla de multidisciplinariedad, se utiliza como coartada para todas las decisiones arquitectónicas y de diseño urbanístico que se plantean en los proyectos. La siguiente, “participación ciudadana frente al diseño”, creo que la única vez que he oído hablar de participación ciudadana en la escuela, (en la ETSAM), ha sido cuando organizamos el taller de trabajo “procesos de negociación urbana”. En este sentido creemos que el proyecto urbanístico se juzga en las escuelas desde el punto de vista del diseño, no desde el punto de vista de los usuarios, ni de los beneficios que pueda reportar a la comunidad ¿no?, …, nos han enseñado a hacer urbanismo para urbanistas, arquitectura para arquitectos y yo me pregunto, y nos preguntamos, ¿dónde quedan las personas en este proceso? se que suena un poco poético ¿no?, pero pensamos que la participación ciudadana y el diseño colaborativo no interesan a los arquitectos, porque dotar de capacidad de decisión a los ciudadanos, limita la creatividad, o pensamos que puede limitar la creatividad, pero sin embargo no sabemos que existen ejemplos absolutamente magistrales de arquitectura buenísima que han integrado la participación ciudadana en ellas (y la mediateca de Sendai es uno de ellos) y creo que se puede hacer muy buena arquitectura y muy buen urbanismo a través de la participación ciudadana, solo que hay que saber cómo dirigirla y como estructurarla. “Ética versus estética”: el espacio urbano tiene que ser éticamente excelente y estéticamente excelente. Lo ideal sería conjugar ambos factores, pero lamentablemente creo que en la escuela y la profesión tiende a fijarse en lo estéticamente excelente, y sinceramente yo prefiero un espacio público feo pero adaptado a las necesidades de los vecinos, que un espacio bonito pero inhóspito, porque la belleza es algo subjetivo y las relaciones humanas y la apropiación del espacio público no. “Herramientas digitales, versus dibujo”: antes hablabas de las líneas ¿no?, pues yo creo que nos enseñan (o creemos en Paisaje Transversal que nos enseñan) a dibujar planos maravillosos, magníficos planes urbanísticos, pero no nos cuentan cuales son las posibilidades de las herramientas digitales, y cómo ello puede potenciar la participación ciudadana y cómo se pueden aplicar al proceso de construcción de la ciudad. Tampoco se explotan las capacidades de las herramientas digitales en la educación y en la pedagogía, hoy en día, pues el streaming, las redes sociales, etc, permiten unas capacidades y una
60

manera de enseñar y de aplicar una educación expandida que no estaban hasta hace unos años. Entonces creemos que cualquier persona que se quiera dedicar a la pedagogía o a la enseñanza, debe aplicar este tipo de herramientas. En este sentido, creo que en el proyecto urbano es mejor hacer un buen blog en el que se monotorice el proceso de un proyecto urbano, que un buen dibujo de urbanismo. “Emprendurismo, versus encargo”: bueno, todos sabemos que la crisis y el panorama post burbuja inmobiliaria, pues establece que seguramente el encargo urbanístico, el encargo arquitectónico, o incluso las ofertas y los concursos estén destinados a su desaparición. En ese sentido, a los arquitectos no nos queda más remedio que redefinir nuestra profesión y nuestra manera de actuar hacia una estrategia mucho mas emprendedora y mucho mas proactiva. Nosotros por ejemplo en Paisaje Transversal estamos desarrollando un proyecto en Virgen de Begoña de regeneración urbana participativo, absolutamente altruista, en el que hemos ido a la asociación de vecinos a ofrecerles una asesoría técnica. Nos tenemos que construir, o tenemos que aprender a construir nuestros propios proyectos desde la base, nos tenemos que construir nuestro futuro, nos tenemos que construir nuestro propio trabajo, y creo que hay mucha gente que (esto primero no se enseña) no está dispuesta a bajarse a la realidad y meterse en el barro a pelear en el. “ Acción versus análisis”: siempre digo que muchas veces los arquitectos y otras disciplinas pecan de parálisis por el análisis y hoy en día hay que ser capaces de, por una parte no dejar de lado el análisis, pero pasar de manera mucho más directa a la acción. Creemos en las estrategias de bajo coste, en el ensayo de prueba y error, en empezar a actuar. Nos pasamos (el otro día participamos en unas jornadas sobre sostenibilidad en el matadero) y ya lo decíamos, respecto a la sostenibilidad, se habla mucho de la sostenibilidad, pero se hace poca sostenibilidad, y creo que tenemos que ser capaces de tener una actitud mucho más activa y mucho mas propositiva en vez de esperar a que nos lleguen los proyectos

Perspectivas urbanas 5. Docencia de lo urbano 61

caídos del cielo. “Proyecto integral, versus planeamiento urbano”: nosotros en Paisaje Transversal trabajamos o queremos trabajar el planeamiento urbano desde una óptica mucho más amplia que no solo tenga que ver con el plano urbanístico, sino que también tenga que ver con la difusión y la creación de ciudadanía y luego con el proyecto participativo. Trabajábamos con esos tres canales, y creo que el futuro de la ciudad o el futuro de lo urbano o del proyecto urbano pasa por ampliar las miras y aplicar estrategias pues eso, de difusión, de generar ciudadanía a través de esa difusión, de generar identidad y en último caso de impulsar proyectos urbanos participativos. Y nada más, aquí os dejamos esto. Muchas gracias y espero haberme adaptado a los tiempos. Muchas gracias (Aplausos).

Intervención Mario Gaviria Buenas tardes, quiero dar gracias a la Universidad Europea de Madrid por su invitación y especialmente a Chema García - Pablos por haberme animado a venir y estoy contento de haberlo hecho. Tengo una pequeña dificultad, y es que pensaba en una intervención de 20 minutos, que es lo que había calculado, más bien para los alumnos, y veo que está esto lleno de gente interesante y mayor y con mucha experiencia en la sala y también hay una docena de alumnos, o sea que no se que saldrá. Quiero decir que el primer mensaje que yo daría a los alumnos, puesto que había pensado en ellos como el objetivo de la exposición, es que el urbanismo es una cosa muy lenta y muy larga, de la que apenas se ven los efectos, es casi como el espíritu santo, haces cosas y casi nunca las acabas de ver los resultados. Por tanto, os vais a tener que meter en muchos muchos años de hacer y a lo mejor vuestros hijos o vuestros nietos ven los resultados. Es muy difícil cuando se es joven tener sentido de la historia, del tiempo, pero ya os lo advierto que es muy frustrante a veces trabajar en urbanismo, porque no se ven de una manera inmediata los resultados. Quiero decir que, en esta sala estamos reunidos (algunos en recuerdo y otros en presencia) casi un siglo del urbanismo español. Yo aprendí de Rodolfo García - Pablos, tu padre (creo que era Rodolfo ¿verdad?) que trabajaba con Pedro Bidagor , del que aprendí el uso del lápiz gordo, era el año 61. Si, en la sala hay gente que ha hecho la ciudad de Madrid en trozos de muchos aciertos como La Vaguada; están también amigos con los que hemos trabajado como Ramón López Lucio o Carlos Lles, que pasamos unos años grandiosos hablando de la ciudad utópica, está también Piero, un amigo italiano, el último urbanista con el que he trabajado hace 4 o 5 años en Zaragoza, los estudiantes de la nueva generación, y luego están mis nietos, Gabriel, Álvaro, Mario que tendrán 50 años y mi hija y sus amigos italianos que también están, bienvenidos, que tendrán 40 o 50 años en el año 2061, por tanto aquí, vamos a hablar en serio, y cuando hablamos de sostenibilidad, hay que pensar en mis nietos, si habrá gasolineras todavía, si habrá comida o habrá que hace colas o habremos sabido hacer un mundo justo sin guerras y con poco despilfarro energético y buena vida. Yo aprendí el urbanismo por casualidad. Yo me fui a Londres para hacerme director de cine, pero como no tenía dinero me hice sociólogo, luego fui a Francia para estudiar en profundidad la ciencia política, y como no acabe de encontrar a nadie que me explicara eso (yo quería luchar por la democracia en España y esas cosas) pues conocí a Henri Lefebvre y me empezó a envenenar con el urbanismo, después lo trajimos por aquí, aprendimos
62

mucho de él, y Henri Lefebvre nos hizo leer unos cuantos libros que yo sigo recomendando a los alumnos, no sé si leéis todavía, hay que leer mucho aunque tengáis internet; uno era “La ciudad en la historia” de Lewis Mumford, que hay que leerlo (un urbanista no puede ser urbanista sin haberlo leído) y otro “La vida y la muerte de las grandes ciudades americanas” de una mujer extraordinaria, Jane Jacobs, del año 61, que se ha reeditado en España me parece que recientemente y que es un libro maravilloso. Es una mujer que dirigía una revista, yo creo que no era ni arquitecta, pero dirigía una revista de arquitectura, “The Architectural Forum”, me parece que en Nueva York. Su hijo para escaparse de la guerra del Vietnam se tuvo que ir a vivir a Canadá, ella se fue con su hijo y nunca volvió a EEUU, y en su página web hace unos años veíamos que estaba entusiasmada porque había conseguido por fin en Toronto me parece, donde ella vivía, una calle con 4 o 5 bares y 2 o 3 tiendas, lo cual lo consideraba el gran éxito de su vida. Ella decía que una buena ciudad tenía que tener calles con gente que pase por ahí, aceras anchas y ojos sobre las aceras. Yo creo que todavía no se ha mejorado eso, si no hay eso no hay ciudad. En ese aspecto pues, me ha sorprendido que acaba de salir un libro que es muy inferior al de Jane Jacobs y que recomiendo a los alumnos también (bajad ahora y comprarlo) lo tenéis aquí, no conozco al autor, E. Glaeser, 22 euros me parece que es, pero es un imitador de Jane Jacobs 50 años después, Él es un economista (en EEUU en el urbanismo, son muy poderosos los economistas) y se llama “El triunfo de la ciudad”, una apología de la ciudad. Es evidente que Hegel decía que la ciudad es la más bella obra de arte de la humanidad, y yo creo que tenía toda la razón; Marx decía que la ciudad hace más libres a los hombres, a los seres humanos, especialmente a las mujeres, y tenía toda la razón, y que vamos a un mundo que para que pueda sobrevivir tiene que ser un mundo de ciudades. Habrá zonas rurales, habrá gente que le guste en una etapa de su vida vivir en otros sitios, pero el mundo es, o será, urbano y sostenible, o no lo podrá ser. Yo aprendí urbanismo con Fernando Terán y con Bidagor juntándonos los sábados(yo acababa de llegar de Francia, rojo perdido, marxista revolucionario, pero vivía Franco y estaba de ministro me parece que Arrese o poco después de Arrese, pero nadie me preguntó cómo pensaba), me contrataron y como vieron que no sabían muy bien para que servía un sociólogo, me encargaron un folleto de propaganda de un polígono de descongestión industrial en Guadalajara, pero bueno, así empezamos. Aprendí a hacer barrios, aprendí a hacer cosas de ciudades, y empecé una especie de cruzada en la que me derrotó la realidad, contra los barrios de bloques y los barrios dormitorios, contra la ausencia de calles, sobre todo contra la zonificación; yo si introduje algo en España en aquella época fue la critica a la Carta de Atenas, que se la había oído a Lefebvre y yo creo que fue el primero que la hizo, aunque ahora hay un biógrafo de él que dice que hubo un alemán o dos que antes hicieron una crítica a la zonificación, que ha sido un poco uno de los elementos que ha destruido la ciudad. Al cabo de 6, 8 o 10 años, en el año 72 yo ví que era imposible superar el “zonning”. La potencia enorme que tenían las redes arteriales, el automóvil que venía, y ya me pasé a otros temas mas de sostenibilidad, de medio ambiente (hablo de hace 40 años) e incluso de turismo. Me fuí con un equipo muy grande a estudiar las aglomeraciones turísticas porque era donde yo pensaba que se podía hace una cierta experimentación, cosa que no ha sido muy real. Yo quiero decir que, puesto que se trata de reflexionar sobre la enseñanza del urbanismo, la idea que me dice García - Pablos que estáis haciendo en la Universidad Europea de incluir el urbanismo desde primer año me parece excelente, no como una especialidad, sino como una formación íntegra y muy compleja. Yo lo más difícil que he hecho en mi vida ha sido integrar a un gitano (es casi imposible, no quieren porque dicen que no les quieren apoyar, y tienen toda la razón, pero tardé mucho en darme cuenta) y lo segundo es el urbanismo. Para ser un buen urbanista hay que saber de todo como el espíritu santo, y además saber de una cosa que no se va a ver en muchos
Perspectivas urbanas 5. Docencia de lo urbano 63

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful