Está en la página 1de 4

EL MATRIMONIO Y EL SEXO Texto: Hebreos 13:14 Ni el sexo ni el trabajo comenzaron con el pecado.

La sexualidad, en el estado de inocencia que describe el Génesis, era pura y perfecta; el sexo en sí, en todas sus dimensiones, es santo. Lo que el pecado introdujo fue el desorden (3:13,16), el abuso del sexo, el usar la otra persona en vez de amarla. El sexo debiera ser visto como algo normal y sano dentro del matrimonio. No es algo sucio y mundano. Dios lo creó y es seguro que tenía propósitos buenos y saludables en hacerlo. Este estudio abarcará una investigación de términos y casos bíblicos, unos factores de confusión sobre el sexo con perspectivas antiguas y modernas, elementos esenciales de un criterio cristiano sobre el sexo dentro del matrimonio. I. EL SEXO EN LA BIBLIA

A. APARECE DESDE LA CREACIÓN. 1. Los dos relatos de la creación al inicio del Génesis (1:1-2:4a; 2:4b-25) dan un lugar prominente a la sexualidad. Cuando el relato sacerdotal describe la creación humana a la imagen y semejanza de Dios, agrega que “hombre y mujer los creó” (Génesis 1:27). 2. De eso entendemos que la condición sexuada, tanto de la mujer como del hombre, pertenece a la esencia de la imagen de Dios en el ser humano. 3. En seguida el Creador pronuncia su bendición sobre esa sexualidad y da un mandamiento sexual: “Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla” (1:28). Es obvio en estos textos que la práctica sexual, única manera de procreación humana, pertenece al plan de Dios y su perfecta voluntad para la humanidad. B. UN MANDATO DE DIOS A SU CREACIÓN. 1. No debemos concluir que Adán y Eva eran totalmente inocentes (o ignorantes del sexo) en el huerto de Edén antes de la caída en pecado. 2. Debemos tomar en serio lo que Dios les mandó hacer en Génesis 2:24, 25: “El hombre... se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Aun en el enlace matrimonial, que seguramente

Gálatas 4:13. pero no automáticamente implica el pecado. Efesios 5:31. CONCEPTO. El hebreo entendía bien que el hombre es uno solo. 3). (Véase Salmo16:9. (Génesis 2:18. Sarx puede ser pervertido. que el propósito de Dios es cumplido en esta unión de una sola carne. 6. APLICACIÓN: 1. el sarx es designio de lo que atañe al hombre mientras que está en el cuerpo físico. o sea . En Génesis 2:24 encontramos la palabra basar que significa el cuerpo humano.) 2. C. La “una sola carne” se debe entender como la unión de dos cuerpos y naturalezas de los dos integrantes del matrimonio. 2. UNA SOLA CARNE Hay que entender bien lo que quiere decir “una sola carne”. En el Nuevo Testamento la palabra usada para la carne en esta frase. “una sola carne”.) Aunque sarx es usado para expresar lujuria (deseos de la carne. no solamente un acto físico.involucraba el trato sexual. Concluimos entonces. es sarx. 2. pero que también abarca la totalidad de las dos personalidades. Tiene tal magnitud la unión de “una carne” porque es la expresión física de la entrega de las dos personas. también puede señalar simplemente “el cuerpo”. Filipenses 1:24. o sea su compañera.) B. Sin embargo. A la vez es preciso entender que esta unión incluye no solamente lo físico. Romanos 13:14) y la debilidad y pecaminosidad del hombre ( 1Corintios 3:1. 14. (2 Corintios 12:7. “no se avergonzaban”. Marcos 10:8. Recordemos que la primera función y propósito del matrimonio es el compañerismo. La mujer le fue dada al hombre para que no estuviera solo y para ser ayuda idónea. 1. También puede ser la totalidad de la persona. (Véanse Mateo 19:5.) II. La idea de carne ha sido tradicionalmente interpretada como algo que implica pecado. A. Por consiguiente es una unión tanto síquica y espiritual como física. ES UNA UNION DE LO FISICO Y SÍQUICO 1.

Amnón la engañó con un truco y después la violó a la fuerza. es decir. la relación sexual se vuelve egoísta y frustrante. .que no tiene varias partes que funcionan aparte como lo espiritual y lo físico. Como ella no respondió a sus avances. Y es precisamente la profunda dimensión afectiva de la sexualidad humana. 1) y lo más natural y humano (terrenal. Lo más alto de su persona (soma. con la tierra y con el reino animal pero sobre todo con el sexo opuesto. está violando su destino verdadero. sexo con amor sincero y compromiso mutuo. que debe reconocerse y respetarse. Cuando alguien entra en una unión adúltera. De modo que el acto sexual no puede ser una simple función biológica. se unen con la otra persona en el acto sexual. es el placer mutuo. A. dice el texto. TRES PROPÓSITOS DE LA SEXUALIDAD EN LA BIBLIA.) III. Por eso Pablo enseña en 1 Corintios 6:16: “¿No sabéis que el que se une con una ramera. Cantares). que es glorificar a Dios (1 Corintios 6:20: compare v. Una vez logrado su vil propósito. Según Génesis 2 hemos sido creados para comunidad. que se enamoró locamente de su hermana Tamar (2 Samuel 13). Sin el amor genuino. es la voluntad de Dios y trae bendición y vida. 13. Sexo sin amor termina en desprecio y odio. La “una sola carne” refleja la mezcla de la totalidad de dos personas y sus personalidades. plasmada en una entrega total e incondicional. Aunque los procesos fisiológicos son casi idénticos (aparte de los estros de muchas hembras animales). véase la nota No. hijo de David. Un segundo propósito del sexo. Muy dramático es el relato de Amnón. Muchos pasajes bíblicos insisten en esta realidad. la que marca el carácter interpersonal de nuestra sexualidad como seres humanos. sarx) de su persona. 3. sino que cada faceta de su persona y personalidad afecta a las demás. Génesis 1 distingue la creación de los animales y su reproducción de la creación y la sexualidad humana. sin realizar su verdadero propósito y sentido. es un cuerpo (soma) con ella? Porque dice: Los dos serán una carne” (sarx). B. el sentido existencial y teológico es cualitativamente distinto. El fin primordial de la sexualidad humana es la unión y comunión de dos seres en amor (Génesis 2. “el odio que sintió por ella después de violarla fue mayor que el amor que antes le había tenido” (13:15). Pablo dice que está pecando contra su propio cuerpo (soma) (1 Corintios 6:18).

si el placer que produce fuera contra su propia voluntad. debidamente casado y que produce cada año un niño. es de hecho el menos importante. Un tercer propósito del sexo es. Sin embargo. de anhelos y satisfacciones.En su sabiduría Dios ha asociado dos funciones fisiológicas humanas. el comer y la reproducción. Un matrimonio. la procreación. pero que no se aman ni disfrutan mutuamente del placer sexual. lejos de ser el definitivo “fin natural” que justificara los demás fines. este placer debe disfrutarse en su plenitud. es un matrimonio que no está realizando la voluntad de Dios. con acción de gracias al Creador. obviamente. Dentro del debido compromiso personal. El Creador no hubiera diseñado un sistema tan complejo de estímulos y respuestas. con grandes estímulos sensuales. C. .