Está en la página 1de 33

A la sombra del arbol

otro arte
1

palacioquintanar

palacioquintanar
un espacio de innovación y creación para el diseño en Castilla y León, Segovia

Las difusas fronteras entre arte, diseño y artesania
Giovanni Ferraro
Director de Palacioquintanar

2

¿Dónde acaba la artesanía o el diseño y comienza el arte? ¿Quién establece los criterios para clasificar las creaciones? Si una obra es útil, ¿ya no es arte? Y por otro lado, ¿todo lo bello es arte? ¿Es arte un comportamiento humano, un graffiti, una revista? Estas y otras preguntas son las que se plantean al contemplar la exposición “A la sombra del árbol. Otro arte”, una muestra que pretende ser vehículo de debate sobre las difusas fronteras existentes entre el Arte y otras manifestaciones de la creatividad humana. En el Palacio Quintanar el visitante va a encontrar objetos, palabras e imágenes que se escapan de lo que normalmente llamamos arte, pero que tampoco encajan del todo en otras clasificaciones. Entonces, ¿qué son exactamente estas obras? Queremos que los visitantes se hagan estas preguntas con nosotros y que descubran sus propias respuestas. No pretendemos dar nada por sentado. Lejos de sentar cátedra, nuestra intención es que cada cual aporte su punto de vista para abrir una discusión enriquecedora. Desde sus comienzos en 2011, la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ha manifestado su intención de convertir Palacio Quintanar en un centro de referencia en el sector del Diseño y, al mismo tiempo, en un centro abierto al debate y al dilema, que suscite interrogantes pero a la vez facilite el encuentro y el intercambio de opiniones. Porque sólo desde una amplia discrepancia, donde profesionales, creadores, estudiantes, expertos y público en general puedan exponer sus ideas, se podrá llegar a un acuerdo.

3

Tercera edición “A la sombra del árbol”
Este año 2013 el proyecto expositivo organizado por Palacio Quintanar que gira en torno al árbol como símbolo (elemento que cobija, resguarda, da sombra, es naturaleza y al mismo tiempo un claro atributo de la Navidad) alcanza su tercera edición.

En 2011 fue “Un árbol para todos”, exposición en la que más de 50 profesionales del diseño y la fotografía de Castilla y León presentaron maquetas, fotografías, carteles y diseños en los que brillaba la creatividad, audacia, innovación y sostenibilidad. La Navidad sirvió de pretexto para proponer un proyecto común en torno a un símbolo de esas fiestas como es el árbol. Los creadores desarrollaron libremente su imaginación para realizar propuestas variopintas utilizando los materiales más adecuados para su proyecto. El año pasado, 2012, bajo el lema “A la sombra de un árbol” se reunieron en Palacio Quintanar las obras de destacados ilustradores. Muchos de ellos eran Premios Nacionales de Ilustración y compartieron espacio con un selecto grupo de artistas del resto de Europa, América Latina y Asia. En conjunto, la muestra recogió una selección de obras procedentes de 3 continentes, 7 países y 29 artistas. Diversidad de temas, diversidad de técnicas y diversidad geográfica, pero, en cualquier caso, con la calidad siempre como trasfondo común. En la edición de este año, Palacio Quintanar quiere estudiar y analizar la delgada línea que separa la artesanía del arte. Bajo el lema “Otro arte”, la muestra ofrecerá obras que pertenecen a la frontera entre ambos sectores. El visitante se encontrará con objetos textiles, cerámicas, pantallas, palabras, juegos y moda de más de 80 creadores procedentes principalmente de Castilla y León. Un amplio recorrido por creaciones realizadas con todo tipo de materiales y concebidas baja premisas muy dispares que sin duda sorprenderán al público. Durante el 2014, Palacio Quintanar va a centrar su mirada en los artistas, diseñadores y artesanos de Castilla y León con el objetivo de trazar un mapa lo más fiel posible a la realidad creadora de esta comunidad autónoma. Nuestra intención es averiguar qué lugar ocupa actualmente la creación en Castilla y León, cuáles son las principales tendencias que predominan y qué perspectivas de futuro se plantean estos profesionales. La exposición “A la sombra del árbol. Otro arte” es un buen punto de partida para comenzar esta laboriosa tarea que nos hemos marcado para el próximo año.

Otro Arte
Jose María Parreño
Comisario de la exposición

I No sé cuándo surgió la idea. Quizás en una exposición de arte del Japón, donde encontrabas juntas pinturas, espadas y vasijas, todas maravillosas. O hablando con mis estudiantes, mientras uno (el crítico) decía: cómo va a ser una obra de arte dar un paseo, y otra (la inspirada) contestaba: ahora que en todo se busca lo más práctico y lo más rentable, caminar conscientemente y sin propósito es como bailar despacio. Y yo (el provocador) tercié: no sé por qué dicen que es arte, en realidad a esto antes lo llamábamos vida. O fue cuando en un pueblo del sur el dependiente convirtió el trozo de papel en un precioso envoltorio, con una gracia de movimientos y una rapidez que le hicieron decir al cliente: ¡quillo, tú ere unartizta! También jugó su papel el hecho de llevar viviendo en Segovia, en Castilla y León, quince años. El haber trabajado aquí en un museo y en una galería de arte. Y ver con qué mezcla de extrañeza y reverencia miraban los visitantes lo que allí se mostraba. Les gustara o no les gustara, lo que yo percibía era que, hasta cierto punto, aquello no tenía nada que ver con ellos. Les resultaba ajeno. Esto no está mal, formaba parte de plan: ofrecíamos a los espectadores sensaciones que sólo el arte podía darles. Lo que no me gustaba era que algo -que no sabía si estaba en su contenido o en su presentación- les hacía sentirse pequeños e ignorantes. Algo que no permitía el dialogo entre arte y público. Y yo tenía la impresión de que quienes miraban sí que tenían algo que decir, y que ofrecer. Porque no se trataba de un choque entre informados y desinformados, entre perfección y tosquedad, sino entre culturas distintas y distintas sensibilidades. No es de extrañar, de todos modos. El arte moderno surgió en las metrópolis y para un público ciudadano. Lo rural siempre ha sido objeto y no sujeto de sus realizaciones. Sé que todo esto es muy confuso, pero este es el germen de Otro Arte. Por eso, cuando Gianni Ferraro me propuso comisariar una exposición en el Palacio Quintanar sobre el arte en Castilla y León decidí juntar lo que por muy moderno o muy tradicional escapa a lo que el público considera obras de arte, pero puede “llegarle”. Entusiasmarle o provocar al menos un rechazo simétrico: el de los entendidos y el de los desinformados. Para poder escuchar: cómo va a ser arte un vaso de cerámica o una camiseta. Pero también: cómo va a ser arte pintar las fachadas de una casa de vecinos. Asimismo, quería crear las condiciones para enfrentarse a todo ello relajadamente, sin la sensación de entrar en un lugar sagrado. El Palacio, abierto e intrincado, lo favorecía. Pero iba a lograrlo si asumía la presencia de obras tentativas, imperfectas, inacabadas. Como somos quienes las contemplamos.

4

5

De lo que trata esta exposición, en definitiva, no es de poner en cuestión la distinción entre arte y artesanía. Ni de argumentar qué tiene de artístico dormir en un saco en el Museo del Prado. Que cada uno piense lo que quiera al respecto. ¿Y de qué trata entonces? Trata de reunir objetos diversos, y también escritura y actividades varias, todo con un denominador común: que materializan un exceso, un esfuerzo completamente innecesario de atención y cuidado. Que producen en quien los mira sorpresa y curiosidad. Que buscan la belleza o lo informe, pero con idénticos empeño y precisión. Que son generosos con el tiempo empleado. Que animan a hacer algo también a quien los ve. Para acabar, me gustaría señalar que el arte, el máximo exponente del espíritu humano o como queramos llamarlo, es extraordinario en sí mismo, sí, pero mucho más frecuente de lo que pensamos. Está por todas partes. Pertenece a todos. Es raro que haya personas capaces de producir continuamente obras de arte, pero no lo es que cualquiera de nosotros haga alguna en alguna ocasión. Y desde luego, no siempre se hallan en el circuito artístico. Es bien sabido que se encuentra más poesía en las pintadas callejeras, hechas por no se sabe quién, que en los himnos nacionales, escritos por autores consagrados. Quizás si dejáramos de lado la célebre palabrita, arte, todo sería más sencillo. Yo no me atreví a tanto, pero por eso al menos titulé esta exposición Otro Arte.

tenía sentido restringir la maravillosa fuerza de la creatividad humana a un determinado campo de actividad, un campo además ajeno a lo común y lo cotidiano. El caso es que ha sido la primera de esas dos tendencias la que finalmente ha definido lo artístico. Y sin embargo, a comienzos del siglo XXI, es momento de revisar estos puntos de vista. Sí, porque la posibilidad de un arte autónomo, sólo atento a sí mismo, relevante por esa distancia de lo real, ha resultado falsa. Cuanto más ensimismada está una obra de arte, más atractiva resulta como rareza en un escaparate colmado de productos vulgares. Por eso el arte está finalmente inmerso en la lógica del comercio y regido por las mismas leyes que cualquier objeto de consumo. Sus transgresiones aparecen como un recurso más de marketing y sus experimentos se miran como la nueva moda de la temporada. Es por esta razón por la que muchos artistas han dejado de crear obras de arte reconocibles como tales. Y han emprendido la ejecución de objetos y comportamientos indistinguibles de los que encontramos en otros ámbitos de la vida. Todo espectador avisado debería saber que el arte que se hace hoy en día poco o nada tiene que ver con el tradicional, pues no está dirigido a complacer la vista, sino a excitar la curiosidad, ampliar el conocimiento o estimular la inteligencia. Si entramos en una exposición y no entendemos lo que vemos, no es “fallo nuestro”. Que dudemos y que nos preguntemos está en la intención del mismo creador. De esto va el arte que llaman postmoderno, ya se ve que bien distinto del arte moderno, ese al que llamábamos “normal”.

6

7

II Cuando pensamos en obras de arte pensamos en cuadros o esculturas. Bellas, de materiales nobles y cuya razón de ser es proporcionar placer a quien las contempla. A poco que no reúnan estas condiciones levantan sospechas: si tienen mensaje es propaganda, si sirven para algo es diseño, si son fácil de hacer o son raras o son una vulgaridad, entonces es que el artista nos está tomando el pelo. El arte con el que nos sentimos cómodos, ése al que estamos habituados, parece que está delimitado por dos negaciones. Una: “esto NO es arte: es política o gimnasia o lo podría hacer un niño”. Y otra: “esto NO es arte: es artesanía o diseño”. Como decía, entre ambas está lo que SÍ es arte, el arte “normal”. La idea que tenemos de qué es arte no es una idea natural. Quiero decir con esto que no es algo dado de forma universal, permanente y espontánea. Por el contrario, ha sufrido cambios a lo largo de los siglos y los seguirá sufriendo. Y aunque está cambiando ahora mismo, nosotros seguimos aferrados a la noción dominante de las que circularon a lo largo del siglo XX. Sí, porque en este periodo se plantearon dos tendencias contrapuestas. La que entendía el arte como algo separado de la vida, como algo distinto. Que encontraba su sentido precisamente en esa diferencia, desde donde podía ofrecer una alternativa a los usos y propósitos del resto de las producciones humanas. No participaba de las normas generales y se le permitía, por ejemplo, una libertad de expresión ausente de otras actividades. Tenía también la particularidad de carecer de utilidad práctica: una obra de arte moderna no podía ser la ilustración de una página de la Biblia o la conmemoración de un triunfo militar. La otra tendencia, por su parte, proponía lo contrario: el arte no puede ser algo distinto de la vida. Tenía que ser parte de ella, infundirle sus modos de actuar y sus planteamientos. De este modo podría llevarse a cabo una transformación de la vida con las estrategias del arte. Porque no

III Como decía al principio, se piensa que el arte acaba donde empieza la artesanía. Pero esta frontera también es borrosa. Ya lo dice Félix de Azúa: “Artesanía es el nombre antiguo del arte”. Actualmente se piensa que en la artesanía predomina la técnica, mientras que el arte introduce valores estéticos. El arte inventa formas y la artesanía repite formas heredadas; uno busca goce y la otra utilidad. La artesanía produce objetos funcionales, similares cuando no idénticos entre sí, y con materiales vulgares (y todo esto vale para el diseño). Sin embargo, a poco que lo pensemos nos daremos cuenta de lo relativo de estas diferencias. ¿Los platos de Picasso o las vasijas de Barceló no son arte? Están hechos de cerámica, pero son tan obra de arte como si fueran de bronce. ¿Las Constelaciones de Miró, cuadros tan similares entre sí, serán artesanía? ¿Y Fuente, de Duchamp, que es un urinario de pared (aunque tumbado), como hay miles fabricados en serie? Pues resulta que estas obras tienen un lugar destacado en los manuales de arte del siglo XX. Eso por no hablar de los centenares de Spot Paintings, cuadros cubiertos de simples puntos de color, del británico Damien Hirst, uno de los artistas de mayor proyección en las últimas décadas. Finalmente, en lo que se refiere a la utilidad, la cosa se complica. Porque está bien claro que un cuadro sólo sirve para mirarlo, pero hay muchas fotografías que nos informan y a la vez son bellas (aparecieron en un periódico y han acabado en una galería). Los estudiosos del tema nos dicen que todo depende de la intención: si aquello se hizo con propósito artístico, aquello es arte. Es un criterio tan autoritario que, la verdad, resulta antipático. Tal capacidad de autodefinirse pertenece a ese tiempo en que el arte vivía en un mundo diferente del resto. Pero volviendo al asunto de la utilidad, veamos cómo lo plantea Eyal Burstein, un diseñador que vive en Berlín. Su proyecto Taxing Art (Arte Impositivo) juega con el

régimen fiscal alemán, que aplica al arte el 7% y el 19% al diseño (sí, sí, lo que has leído). Allí la ley atribuye al diseño funcionalidad, y al arte no. Burstein ha fabricado una serie de sillas. La verde permite sentarse perfectamente, la roja es una escultura parecido a una silla y la azul es una silla, pero incómoda. Esto obliga a que las diferentes sillas de la serie se graven de forma diferente. Y es que, como dice Burstein “¿Qué pasa si algo es funcional pero incómodo? ¿Es arte el mal diseño?”. Los ejemplos podrían multiplicarse y lo que revelan es una visión anticuada de lo artístico: no tiene sentido que un requisito del arte sea su inutilidad. Porque nos llevaría a absurdos tales como negar la categoría de obra de arte a (precisamente) la bella Silla roja y azul que Gerrit Rietveld concibió en 1917 y concedérsela al cuadro más horroroso. Bien es verdad que vivimos en otro absurdo: aceptamos con normalidad que sea una obra de arte el perro tapizado de flores de la entrada del Guggenheim, de Jeff Koons (artista) pero de ningún modo los bastones tallados de Ramón Santos Durán (jubilado de la Seat) que pueden verse en esta exposición.
8

IV Cada una de las obras aquí selecionadas fue para mí, cuando la conocí, y lo será para el espectador, motivo de asombro y alegría. No voy a intentar establecer rasgos comunes, pero me gustaría comentar ciertas particularidades y recorrer juntos la exposición. En cuanto a los materiales: muchos de ellos fueron desterrados hace tiempo del arte con mayúsculas. Por ejemplo, el tejido. Aquí hay varios ejemplos de su uso, ya sean los enigmáticos bordados de Aurora Sacristán, el sutilísimo de Aurora Rodríguez o el bajorrelieve de tela de Reme Remedios. Estupendas son las camisetas de Bulgarcita, cada una con su propio cuento entre pecho y espalda. También cuenta un cuento la colcha de Las costureritas. Los sombreros de Pablo y Mayaya son auténticas esculturas portátiles. Y es un atrevimiento convertir en pendones que adornan la fachada del Palacio las telas estampadas de Fernando Guijar. Tampoco la cerámica tiene fácil acceso al mundo del arte en Occidente. Sin embargo, los vasos monumentales de Juan Antonio Sarmiento, los escombros rutilantes de Queipo, los cuencos matissianos de Félix Sanz, los inquietantes floreros de Carmen González y el gran friso suspendido de María Oriza creo que podrían entrar en él por derecho propio. La madera ocupa un lugar privilegiado en las artesanías tradicionales, pero también en el arte. Digamos que es un testimonio vigente del tiempo en que unas y otra eran lo mismo. Aun así, aquí podemos encontrarla combinada con un material tan difícil como es el espejo, en los creados por Luis Rodríguez. En el caso de las sillas de Humberto Abad y de Clara Calvo, comprobamos que la madera soporta infinitas reencarnaciones. En el extremo opuesto se encuentran las obras de Claudia Schaefer y de Ito Illo, en que hojas y troncos son apenas manipulados, permitiendo que revelen su propio potencial expresivo. Matías Jiménez y Lorenzo Garrido, este con una motosierra como gubia, trabajan la madera con una habilidad orientada a la mímesis, tan rotunda e ingenua como se ha venido haciendo durante muchos siglos. Esa mirada al pasado se plasma en las cestas de costillas de castaño de Práxedes Salgado, eminentemente útiles, pero de una perfección y sutileza, amén del toque ornamental, que asociamos con lo artístico. Es lo que saca también del mero terreno de los juegos de mesa o de los enseres domésticos las creaciones de Pico Pao (minúsculas construcciones de escaleras o taburetes) y las lámparas de Ana Ruiz, tan originales por su forma como por la luz que emanan.

Por su accesibilidad a toda clase de usuarios y por la dificultad de definir exactamente su estatuto, fotografías y videos resultan apropiados para esta exposición. A eso se añade en el caso del video la anomalía de su visionado. La imagen en movimiento nos exige un tiempo que rompe con el ritmo de la visita. Pero todas esas rupturas traslucen también una ruptura en cuanto a su mismo sentido. Porque en ocasiones documentan actividades (hay obras de arte pero ¿actos de arte?), como es el caso del emocionante video de Boamistura en Panamá, o el lírico trabajo de Bambara Zinema. El video de Hugo Alonso es, en realidad, un trabajo escultórico, el de Diaz Lasangre un grafismo que conecta la pantalla con la pintura paleolítica, y el de Espacio Cuántico es un ejercicio de dar vida a los objetos que acaba por producir una especie de Frankenstein humorístico. En cuanto a las fotografías, las de Encarna Mozas exploran la percepción del espectador, mostrando imágenes que convocan su tacto y su olfato. Las fotografías de Robés están más cerca de lo puramente pictórico, en un límite visual de extraordinario despojamiento. Y las de Alfredo Moreno juegan eficazmente con la idea de redundancia. A través de la fotografía conocemos las obras de Rufo Criado y Eugenio Ampudia, pero esas no son “sus obras”. La del primero es la aplicación de su lenguaje pictórico característico a un viejo depósito de agua, de este modo convertido en escultura. La del segundo es una brutal reflexión sobre la condición humana (la muerte, el sueño) y los protocolos de comportamiento ante la obra de arte. Me siento especialmente satisfecho de haber encontrado un grupo de obras que no sabría cómo clasificar y casi ni cómo nombrar, aunque verdaderamente esto es lo que pasa con muchas de las ya comentadas. Pienso ahora en los animalillos de José María Yagüe, un universo maravilloso por su delicadeza y fantasía. Pero también en las lápidas de Núñez Gasco, cada una de ellas una obra que conmemora la no realización de una obra. O la escultura y su sombra de Sae Aparicio, la primera aniquilada y la segunda viva. O también en esa otra sombra de Juan José Albares, trepando por la fachada del patio. O la pieza de Jonathan Notario, entre la utopía social y los inventos del tebeo. Y finalmente, las extraordinarias (¿qué? ¿frágiles esculturas?) piezas de César Omar. Es interesante comprobar cómo lo que de entrada podemos considerar escultura o pintura deja de serlo con tanta claridad cuando vemos su composición y materiales (algo que puede generalizarse en esta exposición). Es el caso de la “escultura” de Félix Orcajo, con su monumentalidad informe, o de las neoprimitivas de Covatelo (Lorenzo Coullaut-Valera), hechas de huesos y hierro viejo. El material reciclado que utiliza Álvarez Rentero condiciona por completo su pintura y su escultura, llevándolas más allá de lo estético. Dando un paso más en la indeterminación y el carácter anómalo de lo expuesto, nos acercamos al art brut, al arte naif, al realizado en definitiva por extranjeros del territorio artístico (y lo repito por última vez: podríamos decirlo de muchos de los autores expuestos). Es el caso de los maravillosos dibujos mínimos de José Luis Puerto, los alucinantes e inspirados cuadernos de Dionisio López Vicente, las bellas abstracciones de Fernando Zamora. Quizás provoque extrañeza en el visitante la presencia de textos y de ediciones seriadas. Pero la poesía visual tiene un componente plástico que la saca del terreno de la literatura. Aquí sale incluso del papel, como es el caso del magnífico poema transitable de Eduardo Scala. También excede lo meramente legible la potente secuencia de signos de Miguel Ángel Martín. Es una escritura que se puede mirar además de leer, como los sutiles y bienhumorados poemas de Eduardo Fraile y de

9

Julián Alonso. O los collages de imagen y texto de los Espantapájaros de Tomas Salvador. Ediciones El Gato Gris, la revista La Mas Bella, Producciones Efímeras y la colección El regalo de tu nombre, comparten el hecho de no producir obras únicas y sin embargo ser únicas como proyectos, por su originalidad y radicalidad. También es una colección de cuadernos, en este caso realizados por el público convocado al efecto, la obra que presentan Los Navegantes del Palomar. Si hay una propuesta del arte contemporáneo de definición incierta es la instalación. Aunque en origen no fue más que escultura expandida, el espacio donde se instala se convierte en parte de ella misma o en su inspiración. Por otro lado, su diversidad de materiales y el mestizaje de los mismos han producido infinidad de variantes. No sé si considerar instalación o al menos escultura instalada, el esgrafiado portátil que proyecta la celosía de mimbre tejido de Carlos Fontanales, suspendida en el patio trasero. También allí encon10 tramos la irónica pieza de Carlos de Gredos, una escultura “plantada” que es también un texto. El muro de paja y la intervención en los cristales de Borondo, en su simplicidad, constituyen una instalación ortodoxa y ciertamente impactante. Para terminar, dos obras que siendo las más cercanas a la escultura tradicional al mismo tiempo la desbordan: el pavimento de cantos rodados de Julián Valle, entre el emborrillado tradicional y la vanguardia minimalista. Y, muy diferente, las piezas de David del Bosque, que en su reflejo incorporan o perforan el espacio circundante. Como ya dije, Otro Arte recoge también actividades. Y no me refiero sólo a la performance de Nieves Correa y Abel Loureda o al teatro musical de El Naan. Hay en la región una serie de iniciativas y proyectos, a caballo entre la plástica social y el utopismo, que desempeñan un papel fundamental en el estímulo de la actividad artística. Me parecen extraordinariamente importantes y en más de un sentido prefiguran esta exposición. A ellos se dedicará una jornada de presentaciones. Simplemente enumerados, son estos: Cementerio de Arte de Morille, Kukuproject, Asociación Imágenes y Palabras, La cabra se echa al monte, Fundación Cerezales, WAM (World Agriculture Museum), Toda práctica es local, Origeniales, I Congreso de Nubes, La Voz de mi Madre y Arte Otro. La exposición, como dije, se ciñe al ámbito de Castilla y León y no pretende ser completa, ni siquiera antológica. Es el resultado de una exploración en busca de muestras de talento creador. No habría sido posible sin la sabia y generosa ayuda de una docena de personas repartidas por toda la Comunidad que, conocedoras directos de creadores que no figuran en ningún mapa, han compartido desinteresadamente sus conocimientos. Verdadero Colegio de Comisarios, son en buena medida coautores de esta selección. No quiero terminar estas líneas sin expresarles mi agradecimiento.

11

OBRAS AUTORES

12

OBJETOS Tejidos Cerámica Maderas Obras Enseres PALABRAS IMÁGENES ESPACIOS Ocupaciones

15 15 21 25 31 37 41 47 53 53

13

Fernando Guijar

OBJETOS Tejidos

14

15

Reme Remedios

Bulgarcita
16 17

Aurora Rodríguez

Pablo y Mayaya

18

19

Aurora Sacristán

Las Costureritas

Maria Oriza

OBJETOS Cerámica

20

21

Carmen González

José Antonio Sarmiento

22

23

Gerardo Queipo

Felix Sanz

OBJETOS Maderas

24

25

Matias Jímenez

Claudia Schaefer

Luis Rodríguez

26

27

Práxedes Salgado

Humberto Abad

28

29

Ito Illo

Ramón Sánchez Durán

Lorenzo Garrido

OBJETOS Obras

30

31

Felix Orcajo

José María Yagüe

Saelia Aparicio

Covatelo

32

33

Javier Nuñez Gasco

David del Bosque

Fernando Zamora

Jonathan Notario Miguel Angel Martín

34

35

Julio Álvarez Rentero

Dionisio Lopez Vicente

OBJETOS Enseres

36

37

Pico Pao

Ana Ruiz de la Prada

Clara Calvo

38

39

Fernando Fuentes

Pico Pao

Eduardo Scala

PALABRAS

40

41

Ediciones El Gato Gris

Julián Alonso

42

43

Revista La Más Bella

Eduardo Fraile

Los Navegante del Palomar

Cesar Omar
44 45

Alejandro Martínez Parra José Luis Puerto

Tomás Salvador

IMÁGENES

46

47

Encarna Mozas

Alfredo Moreno

Encarna Mozas
48 49

J. Antonio Robés

Rufo Criado

Eugenio Ampudia

Bambara Zinema

Espacio Cuantico
50 51

Hugo Alonso

Diez Lasangre

Boa Mistura

Juan José Albares

ESPACIOS Ocupaciones

52

53

Carlos Fontanales

Carlos de Gredos

54

55

Julián Valle

56

57

Borondo

AbelLouredaÁfricaBayónAcebesAlejandroMartínezParraAlfredoMorenoAnaRuizdelaPradaAsuncionMolinosGordoAuroraRodriguezGarcíaAuroraSacristánBambaraZinemaBoaMisturaCarlosdeGredosCarlosFontanalesCarlosT. MoriCarmenGonzálezCésarOmarGarcíaClaraCalvoSalvadorClaudia SchaeferCovateloDaviddelBosqueEduardoFraileEduardoScalaElNaanEncarnaMozasEspacioCuánticoEugenioAmpudiaFélixOrcajoMarotoFélixSanzFernandoFuentesSantamartaFernandoGuijarFernando ZamoraGerardoQueipoGonzaloMorenoBorondoHugoAlonsoHumbertoAbadItoIlloJavierNuñezGascoJonathanNotarioJoséAntonioSarmientodelaPuenteJoséLuisPuertoJoséMaríaYagüeJoséAntonioRobésJuanJoséAlbaresJosé NoriegaJuliánAlonsoAlonsoJuliánValleJulioÁlvarezRenteroLasCostureritasLorenzoGarridoLópezLosNavegantesdelPalomarLuisRodríguezMartínezMaríaOrizaMatíasJiménezMiguelÁngelMartínMiguelDíezLasangreNievesCorreaPabloyMayayaPicoPaoPráxedesSalgadoRamónSantosDuránRemeRemediossRevistaLaMásBellaRufoCriadoSaeliaAparicioTorinosTomásSalvadorGonzález
58

PARTICIPANTES

OBJETOS TEJIDOS África Bayón Acebes (Bulgarcita) 1970 Vive en Valladolid • Costurera Aurora Rodriguez García Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), 1942 Vive en Palencia • Profesora de educación infantil Aurora Sacristán Madrid, 1972 Vive en Salamanca • Diseño gráfico/maquetación/web Fernando Guijar Medina del Campo (Valladolid) Vive en Madrid • Artista-Diseñador-Consultor acústico www.shop.fernandoguijar.com Las costureritas Segovia, 2004 Pablo y Mayaya Pablo Merino y Mayaya Cebrián Nacimiento de la firma: 1991 Sede en Valladolid • Sombrereros www.pabloymayaya.com Reme Remedios 1972 Vive en Corullón (León) • Artista, terapeuta y directora de http://dosmilvacasarte.blogspot.com.es/

OBJETOS CERÁMICA Carmen González Salamanca, 1973 Vive en Oviedo • Profesora. Facultad de BBAA de la Universidad de Salamanca www.adacyl.org/category/carmen-gonzalez Félix Sanz Valladolid, 1962 Vive en Tudela de Duero (Valladolid) • Ceramista, Director del Centro Regional de Artesanía de Castilla y León Gerardo Queipo Ponferrada, 1955 Vive San Lorenzo (León) • Ceramista y Autor José Antonio Sarmiento de la Puente León,1956 Vive en San Cibrián de Ardón (León) y Gotemburgo, Suecia • Cerámica, Pintura www.joseantonio-sarmiento.com María Oriza 1964 Madrid • Escultora www.galeriaastarte.com

59

Gracias por su ayuda, información e inspiración a: Julián Alonso, Víctor del Río, Tomás Sánchez Santiago, José Luis Puerto, Juan Carlos Mestre, Araceli Corbo, J.A. Gómez Municio, Rodrigo González Martín, Emilio Navarro, Rufo Criado, José Noriega, Jesús Mazariegos, Eduardo Fraile, Claudia Schaefer, Carlos T. Mori, Antonio Ruiz y Gonzalo Blanco. Fotógrafo: Javier Salcedo Rico Y gracias a todos los participantes por su confianza

OBJETOS MADERAS Claudia Schaefer Madrid, 1949 Vive en La Granja (Segovia) • Aprendiz claudiaschaefer@claudiaschaefer.es Humberto Abad Quintanar de la Sierra (Burgos), 1958 Vive en Burgos • Escultor Ito Illo Vertiente norte de la sierra del Guadarrama, 1953 Vive en San Cristobal de Segovia • Trabajador de la madera. lagrietaesbella.com Lorenzo Garrido López Zamora, 1969 Vive en Sanzoles (Zamora) • Tallista Luis Rodríguez Martínez Palencia, 1942 Vive en Palencia • Pintor y artista de la madera. Matías Jiménez Burgohondo (Ávila), 1939 Vive en Burgohondo • Labores del campo Práxedes Salgado Madroñal (Salamanca, 1929) • Cestero Ramón Santos Durán La Fregeneda (Salamanca), 1932 Vive en Barcelona • Jubilado (Obrero en Seat)

OBJETOS OBRAS Covatelo (Lorenzo Coullaut-Valera) Madrid, 1944 – La Granja, 2002 David del Bosque Valladolid, 1976 Vive en Medina del Campo • Artista-Docente www.daviddelbosque.com Dionisio López Vicente Villora de Órbigo (León),1924 - 2013 • Obrero en una azucarera Félix Orcajo Maroto Burgos, 1966 Vive en Madrid • Mantenimiento en edificios y jardines. Fernando Zamora Palencia, 1939 Vive en Palencia • Artista Javier Núñez Gasco Salamanca, 1971 Vive en Madrid • Artista plástico www.nunezgasco.com Jonathan Notario Leon, 1981 Vive en Madrid • Artista plástico, ilustrador www.jonathannotario.es José María Yagüe Cuéllar, 1973 Vive en Iscar (Valladolid) • Artista Julio Álvarez Rentero Madrid, 1959. Vive Segovia • Pedagogo Miguel Ángel Martín Plasencia, 1967 Vive en Segovia • Artista y creador web www.mmmiguel.net

Saelia Aparicio Torinos Avila, 1982 Vive en Londres, • Master de escultura en el Royal College of Art de Londres.

Eduardo Scala Madrid,1945 Vive en Ávila • Creación José Luis Puerto La Alberca (Salamanca), 1953. Vive en León • Profesor de Lengua y Literatura. Escritor, etnógrafo. José Noriega (El Gato Gris Ediciones) Valladolid, 1948 Vive en Velliza (Valladolid) • Artista plástico y editor www.elgatogris.com Julián Alonso Alonso Palencia, 1955 Vive en Palencia • Funcionario Los Navegantes del Palomar Rafael Torres (Salamanca, 1945) & Mercedes Gutiérrez (Tabanera de Cerrato, Palencia, 1960) Sede: Villanueva de las Carretas (Burgos) • Artistas Plásticos http://www.quadraquinta.org/losnavegantesdelpalomar/mainframe.html http://www.diputaciondevalladolid.es/arte_valladolid/1/352/artista.shtml Revista La Más Bella Pepe Murciego (Madrid, 1967) y Diego Ortiz (Madrid, 1968) Arganda del Rey (Madrid), 1993 Sede en Madrid • Proyectos de acción y experimentación editorial http://www.lamasbella.es/que-es-la-mas-bella/ Tomás Salvador González Zamora,1952 Vive en Arenas de San Pedro (Ávila) • Profesor jubilado

OBJETOS ENSERES Ana Ruiz de la Prada San Sebastián (Guipuzcoa), 1963 Vive en La Losa (Segovia) • Carpintera Clara Calvo Salvador Valladolid,1975 Vive en Barcelona • Muebles y objetos de decoración a partir de materiales recuperados. www.1unik.net http://1unik.blogspot.com.es http://www.facebook.com/1Unik Fernando Fuentes Santamarta. Medina de Rioseco (Valladolid), 1965 Vive en Valladolid • “Sus labores” Pico Pao Lubian (Zamora), 1979 Lo integran Javier Bermejo y familia. • Diseño y producción de juegos (con y sin reglas)

60

61

PALABRAS Alejandro Martínez Parra Valladolid, 1959 Vive en Valladolid • Dirección de arte. Diseño y comunicación. http://www.elregalodetunombre.es César Omar García Cacabelos (León),1966 • Explorador vocacional. http://cesaromarviajero.blogspot.com.es Eduardo Fraile Madrid, 1961 Vive en Valladolid • Poeta y editor.

IMÁGENES Alfredo Moreno 1973 Vive en Santo Tomé del Puerto (Segovia) y Madrid • Documentalista / Fotógrafo / Historiador www.alfredomoreno.net Bambara Zinema y Laboratorio Bambara Isabel Medarde, (León, 1974) • Productora y Realizadora Audiovisual Sergio González, (León, 1979) • Ingeniero Informático. Boa Mistura Colectivo artístico nacido en 2001 Sus integrantes entre 1983 y 1977 Sede en Madrid • Artistas Urbanos www.boamistura.com Gonzalo Moreno Borondo Segovia,1989 Varias residencias • Artista plástico Encarna Mozas El Burgo de Osma (Soria), 1969 Vive en El Burgo de Osma • Fotógrafa www.encarnamozas.com Espacio Cuántico Beatriz Lozano Bárez (Salamanca, 1986) Juan Belmonte (Buenos Aires, 1983) Viven en Barcelona • Diseñadora / Ilustradora, • Músico / Realizador audiovisual http://vimeo.com/espaciocuantico Eugenio Ampudia Melgar (Valladolid), 1958 Vive en Madrid • Artista www.eugenioampudia.net Hugo Alonso Soria, 1981 Vive en Soria • Artista www.hugoalonso.info

José Antonio Robés Villafranca del Bierzo (Leon), 1964 Vive en Villafranca • Fotógrafo www.robesfotografo.com Miguel Díez Lasangre Valladolid, 1968 Vive en Tordesillas, Valladolid • Realizador de cine de animación, dibujante e ilustrador. http://lasangre.net/acerca-de-mi/ Rufo Criado Aranda de Duero, 1952 Vive en Aranda de Duero • Artista-Pintor www.rufocriado.com

ESPACIOS LUGARES Cementerio de Arte Morille (Salamanca), 2005 www.morille.es/cementerioarte.htm Territorio Artlanza (Pueblo hecho a mano) Quintanilla del Agua (Burgos), 2007 felixyoarte.blogspot.com.es/p/el-pueblo.html Museo de tractores Valverde del Majano (Segovia), 2011 www.museotractores.com/index. php?seccion=tractores_clasicos Fundación Cerezales Antonino y Cinia Cerezales del Condado (León), 2008 • Desarrollo del territorio y transferencia de conocimiento http://www.fundacioncerezalesantoninoycinia. org/informacion/fundaci%C3%B3n-cerezalesantonino-y-cinia KUKUPROJECT ku(nst) & ku(ltur) projekt Andrea Milde y Juanjo Sánchez Aguilar de Campoo (Palencia) , 2012 • Arte y cultura en la naturaleza http://kukuprojekt.wordpress.com/que-was-what/ La cabra se echa al monte Monzón de Campos (Palencia) Javier Ayarza y Mari Ángeles Antón http://www.lacabraseechaalmonte.com/ La Voz de mi Madre Carlos T. Mori Valladolid, 1970 Vive en Salamanca. • Artista, diseñador e investigador cultural. www.tmori.wordpress.com Origeniales Javier Pérez de Andrés RTVCyL, 2012-2013 http://www.rtvcyl.es/Ficha/C2050725-927433CD-8A9DFC561861DEBE/origeniales/castilla/ leon Toda práctica es local MUSAC (León), 2010 Víctor del Río Centros de Producción en Contextos Locales (IV Jornadas de Estudios del Arte Contemporáneo de CyL.) http://www.todapracticaeslocal.com/ WAM (World Agriculture Museum) Asuncion Molinos Gordo Aranda de Duero (Burgos), 1979 Vive entre El Cairo (Egipto), Muscat (Oman) y Guzmán (Burgos) • Artista www.asuncionmolinos.com www.worldagriculturemuseum.blogspot.com

PERSONAS Abel Loureda Caborana (Asturias), 1973 Vive en Torrecaballeros (Segovia) • Performer El Naan Colectivo de creadores, 2009 Sede: Tabanera de Cerrato (Palencia). • Música y video-arte Nieves Correa Madrid, 1960 Vive en Torrecaballeros (Segovia) • Performer

ESPACIOS OCUPACIONES Carlos de Gredos Hoyocasero (Ávila), 1958 Vive en Hoyocasero • Poeta y artista plástico Carlos Fontanales Madrid, 1960 Vive en Caballar (Segovia) • Cestero, investigador y enseñante de cestería Juan José Albares Viñales de Bembibre (León), 1970 Vive en Ponferrada • Profesor Julián Valle Aranda de Duero, 1963 Vive en Campillo de Aranda (Burgos) • Artista, pintor de paisajes http://julianvalle.com

62

63

PROYECTOS Arte… Otro Rodrigo González Martín Segovia, 2010 Asociación Imágenes y Palabras La Aldea del Portillo del Busto (Burgos), 2000 Dorien Jongsma www.imagenesypalabras.com/ I Congreso de las Nubes Sarria (Lugo), 2012 Fernando Fuentes http://www.granxadebarreiros.com/es/cursos/ 28-i-congreso-internacional-de-observadoresde-nubes.html

palacioquintanar
San Agustín, s/n 40001 Segovia
64

info@palacioquintanar.com www.palacioquintanar.com

COLABORAN