Está en la página 1de 3

NOCIONES FUNDAMENTALES SOBRE

EL METODO DE CASOS

Un caso de Administración y/o sistema logística gerencial tiene como meta


hacer vivir una experiencia. En el contexto de una empresa o de cualquier
organización se plantea un problema. Los ejecutivos de la empresa dieron ya
una solución a este problema o están buscando una, entre varias alternativas.

IMPORTANCIA DE LA ACTITID CRITICA


En el estudio de un caso le da la oportunidad de asumir o evaluar una posición
frente al problema evocado.
¿Cuál es su opinión sobre la situación que está expuesta en el caso?
¿Qué se puede hacer frente a esa situación?
¿Con qué argumentos puede usted justificar su solución?
Se espera de usted un juicio y una toma de posición personales. Esa actitud y
el compromiso que usted asuma, influyen en la manera como resuelva el caso
y le indican lo que no debe hacer.
No lea el caso como un libro que expone un problema y da la solución
adecuada. El problema puede estar mal planteado y la solución, mal
adaptada.
No lea el caso como un tema de redacción. No se trata de crear una prosa
floreciente a partir de las informaciones del caso; los personajes de un caso
no son grandes autores clásicos sino hombres o mujeres de negocios que han
tomado decisiones más o menos estudiadas.

LA DISCUSIÓN DEL CASO


Antes de discutirlo, los participantes estudian y preparan el caso. También es
posible que lean algunas fuentes sobre temas relacionados, a fin de ampliar
sus conocimientos y su compresión de las cuestiones que el caso plantea. Se
les estimula a que conversen sobre el caso informalmente en pequeños grupos
antes de realizar el análisis a fondo. La opinión sostenida por cualquiera de
los participantes puede discrepar mucho de aquella que el caso merece al
grupo en conjunto. En el curso de la discusión a dicho participante se le
ofrece la oportunidad de explicar y defender su propio criterio, y
frecuentemente ocurre que modifica su parecer inicial en razón de las
observaciones presentadas por los demás.
Esta acción recíproca de los puntos de vista encontrados, y las distintas
interpretaciones de la misma serie de circunstancias, pueden proporcional a
cada participante una comprensión más cabal de la compleja naturaleza de
los problemas que surgen en los negocios. En lo que más se hace hincapié es
en llegar a decisión y trazar un rumbo práctico. Además la discusión brinda a
los participantes una oportunidad de adquirir la aptitud para escuchar,
comprender otras maneras de enfocar los problemas, expresar un criterio
propio y pensar de modo lógico.
En segundo término, el sistema de casos ha demostrado que está dotado de la
propiedad singular de ser capaz de desarrollar simultáneamente en el
supervisor la comprensión de los hechos y la aptitud analítica; o, expresado
de otro modo, sus conocimientos y su discernimiento. Amplía los
conocimientos de dos maneras: por medio del caso mismo, y por medio de su
discusión. Debido a que cada caso presenta al alumno una situación distinta.
Con el transcurso del tiempo forzosamente han de aumentar sus
conocimientos de los asuntos comerciales. En lo que se refiere a la discusión
de los casos, cabe considerarlo como el proceso mediante el cual un grupo de
supervisores aúnan las enseñanzas, las experiencias en el manejo de
determinado problema comercial les han impartido. De la discusión cada
alumno deriva no sólo su propia comprensión de las cuestiones que son objeto
de análisis, sino también la comprensión y las experiencias colectivas de los
demás participantes, así como la instrucción que se imparte. Lo que
contribuye al desarrollo de la facultad de discernir obedece a la naturaleza
del sistema de caso que exige un esfuerzo del intelecto. Un prometiente
practicante de dicho sistema ha manifestado que: “probablemente no existe
otro sistema para aprender que exija tanto al estudiante. A éste se le
presentan teorías generales estructuradas de antemano ni principios
infalibles. En lugar de encontrarse bien preparado y bien apertrechado con
respuestas fijas basadas en autoridades indiscutibles, se le hace apreciar más
a fondo sus propias limitaciones y la necesidad de superarlas. En la toma y
daca de la discusión podrá hallar que sus propios conceptos, aptitudes, ideas
preconcebidas e interpretaciones son deficientes o erróneos. Puede sentirse
confundido y hasta frustrado, como frecuentemente en las etapas iniciales de
un programa de casos. Pero, con el decurso del tiempo, a medida que piensa
- - y vuelve a pensar - - por si solo, comienza a adquirir en mayor grado esa
cualidad de robustez y tesón intelectual que no se arredra ante las cosas
complejas e inciertas”.
Por último, la eficacia del sistema de casos es atribuible en que se aproxima a
la experiencia práctica, si bien no llega a sustituirla. Es forzoso reconocer
que no hay procedimiento educativo que pueda reemplazar por completo a la
experiencia. Pero el sistema de casos no deja de poner al alumno en contacto
con una serie de experiencias tomadas de situaciones verídicas en los negocios
y generalmente dicho sistema es considerado como lo que más se aproxima a
la realidad. También puede ser que ofrezca una ventaja sobre ésta. A veces
es posible que la experiencia lleve al error, por no haber interpretado
inteligentemente y con objetividad las situaciones de que uno ha formado
parte. En el sistema de casos, uno tiene que reexaminar las situaciones y la
manera como se las aquilata, por medio de las preguntas que le hacen los
compañeros y el instructor. Esto siquiera, ofrece una garantía de no sacar
consecuencias erróneas de la experiencia.

Si he logrado convencerlo con las anteriores nociones fundamentales del


metodo de casos, le presento una cordial invitación para que en grupos de 6
(seis ) personas resuelvan los dos casos adjuntos.

Agradezco de antemano la confianza y la atención prestada en el desarrollo


del modúlo que estuvo a mi cargo, reitero mi incondicional colaboración y no
dude en contactarme en.:
E- mail gbeltran@udes.edu.co