Está en la página 1de 1

Gracias totales, en primer lugar, a quin abri las puertas cuando estas estaban ya cerradas, quin me ha acompaado durante

todos estos aos, Gracias Dios. Gracias a mi madre y mi familia por sus aos de sacrificio para apoyar mi proceso. Gracias a mis abuelos, por la formacin dada, que ha sido fundamento de quien soy. Gracias a todos aquellos amigos, conocidos o compaeros de viaje, que han aportado a mi crecimiento como persona. Gracias especiales a mi amada, Fernanda Snchez, por su apoyo incondicional y fundamental en esta ltima etapa, gracias por creer en m.

Rodolfo Urra.